Revista Trama

René Bravo Espinoza Un referente de la Arquitectura en Ecuador

René Bravo Espinoza1 nació en Quito2 , aunque desde su juventud vivió en Guayaquil, donde se graduó de arquitecto. Destacó como estudiante y obtuvo por su tesis el máximo premio que otorga la Universidad de Guayaquil3 .

Desenvolvió su práctica profesional en la ciudad portuaria en un período de enorme trascendencia para la inserción y el desarrollo de la arquitectura moderna en Ecuador. La década de los años 50 fue la culminación del proceso de su introducción, comenzado dos décadas antes por los pioneros. Unos fueron profesionales extranjeros4 , algunas de sus obras se encuentran como íconos en varias ciudades del Ecuador. Otros, fueron ecuatorianos graduados en el exterior y en el país5 . Realizaron diseños que difundieron la nueva arquitectura y contribuyeron al reconocimiento del rol del arquitecto en el medio en relación a la hegemonía que hasta entonces tenían los ingenieros y en respuesta a una vida urbana en crecimiento constante. Fue tan importante la cantidad y calidad de obras que su presencia fue gravitante en la imagen urbana, produciéndose la difusión, aceptación y popularización de los modelos de la arquitectura moderna. En los 60 y 70, a las puertas del impacto de la explotación petrolera en la expansión de las ciudades y desarrollo de la arquitectura en el país6 , junto a la persistencia del modelo moderno se desarrollaron búsquedas de una mayor adaptación a las condiciones del medio en sus diferentes regiones, proceso en el que destacó René Bravo Espinoza.

El reconocimiento institucional y social de su participación, a la luz de la conmoción por su fallecimiento (2010), se evidenció en la exposición sobre su obra que él había planeado y no pudo concluir7 , abierta al público siete meses después, reúne dieciséis proyectos arquitectónicos y doce pinturas, además de la muestra de trabajos de sus estudiantes. En 2016, fue expuesta con el afán de rescatar los elementos arquitectónicos de su obra que conservan vigencia actual8 . Como tributo póstumo, el edificio de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil lleva el nombre de René Bravo Espinoza9 por “su valiosísima trayectoria académica y profesional”10 .

Guayaquil, arquitectos y arquitectura moderna

La estabilidad política, el auge económico, el crecimiento de las ciudades, de las empresas privadas y las instituciones del Estado , el incremento de equipamiento público y de viviendas, demandaron mayor participación profesional. En Quito y Guayaquil, principalmente, se produjeron obras relevantes que mostraron nuevos caminos, sus autores fueron maestros de las respectivas escuelas de arquitectura y formaron a las primeras promociones de arquitectos imbuidos de los

Вы читаете отрывок, зарегистрируйтесь, чтобы читать полное издание.