Наслаждайтесь миллионами электронных книг, аудиокниг, журналов и других видов контента

Только $11.99 в месяц после пробной версии. Можно отменить в любое время.

Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud

Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud

Читать отрывок

Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud

Длина:
158 страниц
2 часа
Издатель:
Издано:
19 июл. 2022 г.
ISBN:
9798201536701
Формат:
Книга

Описание

¿Quiere protegerse mediante una nutrición adecuada? ¿Reducir la susceptibilidad a las infecciones? ¿Reforzar el sistema inmunitario? ¿Combatir la progresión de las enfermedades crónicas?

Si es así, ¡este es el libro adecuado para usted!

Este volumen arroja luz sobre los síntomas, los diagnósticos, las terapias, los tratamientos y ofrece un plan de alimentación para su salud física y mental.

No hay que alarmarse, la inflamación se puede combatir de forma sencilla.... Sólo hay que seguir un plan de nutrición adecuado, porque todo empieza con lo que comemos.

En el libro se expone un plan alimentario de 14 días sobre la dieta antiinflamatoria, en el que se especifica cómo promover el bienestar diario y cómo detener el estado inflamatorio al tiempo que se garantizan enormes beneficios para el sistema inmunitario.

La Dieta Antiinflamatoria es la guía perfecta para empezar a cuidar tu cuerpo mientras pierdes peso, el Dr. Murilo Castro Alves, pone las cosas en su sitio ofreciendo una guía completa, paso a paso, con recetas rápidas y prácticas para conseguir una salud de por vida.

Издатель:
Издано:
19 июл. 2022 г.
ISBN:
9798201536701
Формат:
Книга

Об авторе


Связано с Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud

Похожие Книги

Похожие статьи

Предварительный просмотр книги

Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud - MURILO CASTRO ALVES

Comprender cómo reacciona el sistema inmunitario

El sistema inmunológico es una asociación compleja de órganos, tejidos y células que trabajan juntos para proteger el cuerpo. La inflamación es parte de la respuesta de su cuerpo cuando siente que está en peligro de sufrir más infecciones o lesiones.

Hay tres tipos de inmunidad:

Inmunidad pasiva: la inmunidad pasiva es una inmunidad temporal que proviene de otro organismo, por ejemplo, de la madre a través de la placenta o la leche materna. La inmunidad pasiva generalmente desaparece de 6 a 12 meses después del nacimiento.

Innata: La inmunidad innata es la inmunidad con la que naces. La inmunidad innata incluye barreras que evitan que los invasores entren en su cuerpo, así como respuestas inflamatorias: tos, producción de lágrimas, sudor, exceso de mucosidad y ácido estomacal, hinchazón, etc.

Adquirida: la inmunidad adquirida se desarrolla en presencia de ciertos antígenos. Se desarrolla a medida que su cuerpo construye defensas contra invasores específicos, como los virus que causan la varicela y el resfriado común.

En esta sección, analizamos la inmunidad innata y la inmunidad adquirida, los dos sistemas inmunitarios que persisten hasta la edad adulta. Discutiremos la inflamación como parte del sistema inmunitario innato y las defensas específicas del invasor como parte del sistema inmunitario adquirido.

Inmunidad innata: proporcionar protección general a través de la inflamación

La inflamación es parte de la respuesta innata de su cuerpo a los invasores. La respuesta inflamatoria se hace cargo cuando bacterias, virus, toxinas u otros elementos dañinos ingresan a los tejidos y los dañan. Estas células dañadas liberan sustancias químicas llamadas prostaglandinas e histaminas, que provocan la fuga de líquido de los vasos sanguíneos a los tejidos y crean inflamación.

La inflamación resultante, caracterizada por enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor, actúa como una barrera física contra la propagación de la infección (en caso de enfermedad) o una nueva lesión (que retrasaría el proceso de curación). Los factores químicos liberados durante la inflamación inhiben o sensibilizan las señales de dolor, creando un entorno más propicio para la curación.

Mientras tanto, el sistema inmunitario, al percibir el peligro, envía refuerzos. Varias partes del sistema inmunitario responden dirigiendo el tráfico, aislando y matando a los invasores y destruyendo y eliminando las células infectadas. Las células se comunican entre sí a través de varias señales químicas, incluidas las citocinas, la proteína C reactiva, las proteínas de fase aguda, las prostaglandinas, etc. Comprender esta respuesta es útil para los médicos porque los marcadores inflamatorios indican dónde está el problema y qué tan grave es. Los investigadores están investigando el proceso para descubrir qué desencadena la inflamación y encontrar formas de controlarla, como a través de la dieta, cuando las cosas van mal.

––––––––

Inmunidad ganada: Ataca a invasores específicos en encuentros anteriores.

El sistema inmunitario adquirido o adaptativo es lo que usted desarrolla en función de lo que hace, a dónde va y a lo que está expuesto. Cuantos más gérmenes y virus entre en contacto, más complejo y potencialmente más protegido se vuelve el sistema inmunológico adquirido.

A través de un proceso llamado respuesta inmunitaria, el sistema inmunitario utiliza su red (células, tejidos y órganos) para combatir enfermedades e infecciones. Los leucocitos, o glóbulos blancos, buscan y destruyen organismos y sustancias infecciosas. Hay dos tipos de leucocitos:

Los fagocitos, que son los leucocitos hambrientos que se comen a los invasores.

Linfocitos, que ayudan al cuerpo a identificar y reconocer a los atacantes para que sepa qué esperar a continuación.

Esto es lo que sucede: cuando su cuerpo detecta antígenos (sustancias extrañas), un grupo de células se unen y forman una especie de ejército celular para atacar al invasor. Algunas de estas células producen anticuerpos que pueden unirse a antígenos específicos. Los anticuerpos actúan como una etiqueta, identificando al invasor como enemigo y apuntando a la destrucción.

Algunos de los anticuerpos continúan viviendo en su cuerpo para que puedan atacar de inmediato si se detecta el mismo antígeno. La próxima vez que los anticuerpos se encuentran con este antígeno, bloquean y desencadenan una respuesta inflamatoria.

Ver dónde duele la inflamación

Cuando la inflamación funciona bien, ataca al irritante: el virus, las bacterias dañinas o las células dañadas. A veces, sin embargo, el cuerpo lo lleva a un nivel superior y lanza una ofensiva sobre el tejido normal y sano. Por ejemplo, si tiene artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune, verá enrojecimiento e hinchazón de las articulaciones, junto con dolor y rigidez en las articulaciones. Esta reacción es una señal de que su cuerpo está tratando de atacar los tejidos de sus articulaciones, que erróneamente percibe como hostiles.

Imagina que tu casa está infestada de mosquitos. Consiga repelente de mosquitos, encienda una vela de limoncillo y tenga a mano un periódico enrollado. Estás tratando con lo irritante y sólo con lo irritante. Ahora, supongamos que fuimos un poco demasiado lejos. En lugar de un periódico enrollado, tomas un bate de béisbol y tratas de matar ese mosquito en la pared. El problema es que el mosquito no era un mosquito en absoluto; era solo una sombra, y ahora tienes un agujero en la pared. Asimismo, el sistema inmunológico puede reaccionar de forma exagerada a las amenazas percibidas y dañar el cuerpo.

La forma en que su cuerpo responde a la inflamación depende en parte de su genética y factores ambientales. La mayoría de las personas sanas reaccionan de la misma manera ante un corte o un hematoma, pero la forma en que el sistema inmunitario reacciona ante un virus, bacteria o alimento diferente puede variar de una persona a otra. Las diferencias en la respuesta de su sistema inmunológico dependen de:

tús genes

Factores que afectan la expresión de sus genes, llamados epigenética

Su salud general, física y emocional

La salud de los órganos clave de la función inmunológica, como el tracto gastrointestinal.

Tu estado nutricional en vitaminas y minerales

Las influencias de la dieta en la salud, incluidos los nutrientes y las toxinas en los alimentos.

Toxinas ambientales, como pesticidas.

Desequilibrio de insulina y azúcar en la sangre

Factores de estrés (el estrés debilita el sistema inmunológico).

Uno de los principales factores detrás de las diferentes formas en que las personas se ven afectadas por la inflamación es un desequilibrio en sus sistemas inmunológicos adquiridos. En un sistema inmunitario saludable, las células T auxiliares (aquellas que participan en la respuesta inmunitaria y el ataque) están en equilibrio: una célula ataca a los parásitos transmitidos por la sangre y la otra ataca a los invasores, como las bacterias. Cuando el sistema inmunitario está sobreestimulado, las células auxiliares entran en un desequilibrio autosuficiente, lo que hace que las células auxiliares ataquen el cuerpo. Mientras la causa de la inflamación siga presente, el desequilibrio permanece.

La inflamación también puede durar demasiado tiempo. Los sistemas inmunológicos innato y adquirido se comunican entre sí a través de sensores y señales, que le indican al cuerpo cuándo liberar ciertos químicos y proteínas para activar la protección contra la inflamación. Estas señales también deberían decirle a la inflamación cuándo detenerse. Este no es siempre el caso. Algunas personas tienen altos niveles de proteína C reactiva, un marcador de inflamación que deja el cuerpo en modo defensivo, siempre listo para atacar. Cuando esto sucede, su cuerpo comienza una espiral descendente constante que conduce a la enfermedad.

Comer alimentos ricos en antioxidantes y fitoquímicos antiinflamatorios ayuda a limpiar el daño de los radicales libres asociado con la batalla del sistema inmunológico. Estos antioxidantes también ayudan a su cuerpo a desintoxicarse y están asociados con una mejor salud y una vida más larga.

La inflamación también causa estrés oxidativo y daño a las mitocondrias. Las mitocondrias son el centro neurálgico de las células de una persona que son necesarias para la energía y el funcionamiento óptimo del sistema.

Además del daño de los radicales libres, la inflamación puede causar productos finales de glicación avanzada (AGE) y cristales de ácido úrico, así como la oxidación del colesterol malo y otros efectos que, si no se controlan, pueden provocar enfermedades crónicas.

Diferenciación entre inflamación aguda y crónica.

La inflamación puede ser aguda o crónica. La mayor diferencia entre los dos es el tiempo:

Aguda: la inflamación aguda ocurre casi inmediatamente después del daño tisular y dura poco tiempo, de segundos a días. Esto es lo que causa moretones e hinchazón cuando se cae o se tuerce.

Crónica: aunque generalmente es menos dolorosa que la inflamación aguda, la inflamación crónica dura mucho más, a veces durante varios meses. La inflamación crónica puede ser causada por factores físicos (virus, bacterias, desequilibrios de azúcar en la sangre, calor o frío extremo, toxinas) o emocionales (estrés diario crónico). Con el tiempo, la inflamación crónica puede contribuir a la enfermedad crónica al desestabilizar el sistema inmunológico del cuerpo y crear mucha más inflamación en el proceso.

Algunos investigadores clasifican la inflamación como de alto o bajo grado, según la gravedad de la inflamación y los niveles de marcadores inflamatorios como la proteína C reactiva de alta sensibilidad (hs-CRP), fibrinógeno, globulinas (como IgG e IgA ) y citocinas proinflamatorias. La inflamación de bajo grado a menudo conduce a enfermedades crónicas, como aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), diabetes, cáncer, artritis, esclerosis múltiple, síndrome del intestino irritable, presión arterial alta y lupus.

Otras enfermedades asociadas con la inflamación a largo plazo incluyen alergias, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD), enfermedad renal, trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer, deterioro cognitivo y enfermedades mentales como la depresión y post-trastorno de estrés traumático (PTSD). Muchos de los factores que conducen a una inflamación de bajo grado están relacionados con el estilo de vida: fumar, estrés, obesidad, inactividad y dieta. La dieta es una forma poderosa y deliciosa de reducir el riesgo de que la inflamación cause estragos en su cuerpo.

La inflamación de bajo grado a menudo pasa desapercibida, pero estos son los síntomas más comunes:

Fatiga crónica y dificultad para dormir.

Fiebre baja crónica y síntomas similares a los de la gripe.

Depresión, ansiedad, trastornos del estado de ánimo y problemas de memoria

Ojos y piel secos

Вы достигли конца предварительного просмотра. , чтобы узнать больше!
Страница 1 из 1

Обзоры

Что люди думают о Dieta Antiinflamatoria - Dieta Antiinflamatoria para Combatir la Inflamación y Fortalecer el Sistema Inmunológico. Una Dieta Completa de 14 Días para tu Salud

0
0 оценки / 0 Обзоры
Ваше мнение?
Рейтинг: 0 из 5 звезд

Отзывы читателей