You are on page 1of 6

Para que entendiramos bien el perdn de Dios, Jess contaba a sus amigos la parbola del hijo prdigo

Un hombre tena dos hijos; el pequeo le dijo un da: padre, dame mi parte de la herencia. Y se fue.

Emigr a un pas lejano, y all gast toda su fortuna viviendo de mala manera.

Cuando lo gast todo, no tuvo ms remedio que ponerse a cuidar cerdos. Entonces se acord de su padre y decidi: volver a casa de mi padre

Y volvi arrepentido

Su padre le vio regresar y le abraz y le llen de besos. l le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.

Y el padre celebr una fiesta

FIN
Trabajo original de BIBLIOTECA ALMUD Seccin Infantil
Modificado por Departamento de Religin

ERAIN Ikastetxea
Con autorizacin de www. almudi.org