Вы находитесь на странице: 1из 1

Hoy llueve y el aire trae aroma de libros que recuerdo de la escuela primaria: El niño que enloqueció de amor, Corazón, El Principito…y en las hojas de los árboles, prendidas las lágrimas de El príncipe feliz. Han pasado ya más que varios años y el estetoscopio colgado a mi bata de médico me ata al escritorio, mientras sin éxito intento con - centrarme en escribir la receta del paciente. En la puerta de mi ofici - na dice “Medicina General”; quizás Nicanor Parra, uno de mis poe- tas favoritos, en uno de mis sueños, tomaría una pluma de colores y lo reemplazaría por “Se hacen poemas y anti-recetas”. La ciudad de Valparaíso, donde nací, que observada de noche y des - de el mar es un anfiteatro natural, debe tener algo que ver con mi necesidad de escribir, disfrazarme y pintar.

Oscar Undurraga Peralta (Valparaíso, Chile).

44

Poemas de Cinco países