Вы находитесь на странице: 1из 10

El tema a desarrollar aquí será la Escuela de Bauhaus, su evolución del paso del

Introduccion
expresionismo al racionalismo.
La creación de la escuela fue en el año 1919, luego de la primera guerra mundial,
en la república de Weimar, Alemania; fundada por Walter Gropius, con el motivo
de crear una unificación entre una academia y una escuela de artes aplicadas.
Contrariamente la Bauhaus era netamente antiacedemica en su planteamiento.
Tenía una tendencia muy acentuada en los aspectos prácticos y manuales de la
actividad artística.
En el manifiesto creado en 1919 por Gropius se destacan dos elementos: exige la
unidad de todas las artes figurativas bajo la primacía de la arquitectura y estable-
ciendo la necesidad de que el artista vuelva a familiarizarse con estas actividades
artesanales.
La escuela posee dos tendencias marcadas: el expresionismo y el racionalismo.
La primera etapa se da desde sus comienzo hasta 1923 aproximadamente. Aquí
en adelante, se daría el paso del expresionismo al racionalismo.
Contexto historico

El período histórico en el que está situado el nacimiento y


desarrollo de la escuela Bauhaus, es el llamado período de
entre-guerras.
La primera guerra mundial (protagonizada principalmente por
las naciones denominadas ‘aliadas’ entre las que se encon-
traban Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia y Estados Unidos
que lucharon contra los llamados Imperios Centrales, integra-
da por Alemania, Austria-Hungría, el Imperio Otomano y Bul-
garia) dejó en estas naciones situaciones particulares en to-
dos los planos. Sin embargo nos abocaremos principalmente
a Alemania y a la revolución rusa que nos servirán de marco
contextual. En Alemania, el cierre de industrias, los despidos,
la inflación, la devaluación de la moneda, la hambruna, los
conflictos sociales por el empobrecimiento, fueron algunos de
los fenómenos del nuevo escenario de este imperio devenido
en república. Esa crisis produjo el fortalecimiento de las fuer-
zas políticas del militarismo y la extrema derecha. A su vez,
contrariamente, produjo el afianzamiento de sectores popula-
res socialistas que pujaban por una mejora en las condiciones
de vida a través de un cambio radical en la política. Esto era
una clara repercusión que se expandía por Europa a partir de
la revolución rusa.
Este acontecimiento, se desató luego de la caída del Zar (que
no soportó el peso de los conflictos sociales producidos por
sus políticas absolutistas y represivas, y una situación de em-
pobrecimiento general agravado por la guerra). Se daba a su
vez fortalecimiento del movimiento bolchevique (liderado por
Lenin) que finalmente el 17 de Octubre de 1917 tras un en-
frentamiento armado, implantó un gobierno socialista.
Así, Alemania vio en su escenario político una acentuación
del enfrentamiento entre las fuerzas de derecha nacional-
socialistas (que lograban cada vez más aceptación de cier-
tas clases que pretendían detener la agitación social) y las
fuerzas socialistas y comunistas.
En este contexto social es que nace la escuela de la Bau-
haus con un marcado interés por mejorar las condiciones de
las clases más afectadas. Su objetivo era llevar a la indus-
trialización, objetos de consumo masivo de bajo costo. Este
aspecto ideológico de la escuela, produciría en su trayecto-
ria (de 1919 a 1931) distintos conflictos con el gobierno na-
cional-socialistas que se afianzaba definitivamente en todos
los estados paulatinamente. La persecución llevaría a cam-
bios geográficos de la escuela y finalmente a la disolución
definitiva en el año 1931.
Protagonistas

Johannes Itten, nació en 1888, en Südernlinden y falleció en


1967 en Zurich. Estudió matemáticas y ciencias naturales en
la universidad, y luego optó por la pintura. En 1913 abre en
Viena la escuela privada “Ittenschule”. En 1919 fue llamado
a la Bauhaus.
Este es el personaje central de los primeros años de vida
de la institución. Era el encargado del curso preparativo
(Vorkus) que estaba dictado en el primer semestre, y donde
se sentaban las bases teóricas, prácticas, pedagógicas y
objetivos de la escuela. Es por esto que se le otorga tanta
Johannes Itten importancia al curso al momento de estudiar y comprender
cada una de las etapas de la escuela..
El principio pedagógico de Itten se basaba en “intuición y
método” y también “capacidad de vivencia subjetiva y capa-
cidad de reconocimiento objetivo”. Sus clases estaban es-
tructuradas en torno a tres puntos centrales: los bocetos de
la naturaleza y la materia, análisis de viejos maestros y clase
de desnudo. Básicamente los alumnos experimentaban con
el material aprendiendo sus propiedades específicas, desa-
rrollando percepción intuitiva para posibles aplicaciones en
la creación. Paralelamente a esta formación subjetiva corría
el aprendizaje de contraste, forma y color, donde desarrolla-
ban las leyes de estas y de la composición.
Su carácter pedagógico místico y esotérico que apuntaba a
despertar y estimular la individualidad expresiva y espiritual,
sus ciertas ideas románticas, la orientación a la represen-
tación de formas orgánicas y su acotado sentido practico,
imprimieron a esta etapa de la escuela un fuerte carácter
expresionista.
László Moholy - Nagy
László Moholy - Nagy, nació en 1895 en Backsborsod (Hungría) y Josef Albers
y falleció en 1946 en Chicago. Comenzó a pintar por iniciativa
propia, bajo la impresión suscitada en él por los expresionistas
alemanes y la vanguardia rusa. En 1923 expone en “Sturm”.
Ese mismo año, es llamado a la Bauhaus.
Junto a él es incorporado Joseff Albers (aunque extra
oficialmente, hasta el comienzo del período Dessau). Este
nació en 1888 en Bottrop (Westfalia). Estudió en el real
intituto de arte de Berlin (1913-1915). Luego estudió en la
escuela de artes aplicadas de Essen (1916-1919), y continuó
sus estudios (1920-1923) en la Bauhaus de Weimar.
El “vorkus”, quedó entonces en manos de estos y se extendió
a un año, en el cual el primer semestre estaba dictado por
Albers, mientras que el segundo era dictado por Nagy.
El primero, retomó como había de suponerse, elementos del
curso de Itten (sobre todo el estudio y experimentación de
materiales). El objetivo primordial de su clase era utilizar el
material con creatividad y economía. Se les transmitía las
características esenciales de cada material y rudimentos de
la construcción.
Por su parte, Moholy - Nagy apuntaba sus clases de ejercicios
a la relación forma – espacio. Ponía especial énfasis en
la cuestión del equilibrio, como por ejemplo “ejercicios de
equilibrio” y estudios sobre “esculturas flotantes” (estructuras
equilibradas en un solo punto). También daba importancia a
“estudios de volumen y espacio”.
Moholy no tardó mucho en introducir la más moderna
maquinaria de impresión y nociones revolucionarias como
“fototipografía” (integración objetiva de la palabra a la imagen
para comunicar un mensaje), “fotoplástica”, “movimiento
cinético”, “fotomontaje”, “transparencia”, etc. que dieron gran
aporte a la gráfica de la Bauhaus. Además promocionaba el
análisis detallado de las máquinas. Albers a su vez, también
impulsaba el conocimiento técnico a partir de visitas a talleres
de artesanos, fábricas y aprendizaje de herramientas sencillas.
Estos conocimientos favorecían el diseño proyectual, a partir
de conocer las posibilidades que ofrecían las herramientas de
producción y los diferentes materiales.

Estilo Expresionista:
Introducción El expresionismo surge en Alemania en la primera década
del siglo XX, como oposición al positivismo materialista im-
perante en la época, en un intento de ofrecer una nueva vi-
sión de la sociedad basada en la filosofía nietzschena (llena
de nihilismo) y la renovación del arte basada en la búsqueda
subjetiva de lo esencial, atendiendo exclusivamente al senti-
miento vital y sin someterse a ninguna regla.

Características conceptuales Este movimiento muestra grandes coincidencias conceptua-


les con la primera Bauhaus. Las características principales,
en el plano de las ideas, son las siguientes:
La pintura es concebida como una manifestación directa,
espontánea y libre de convenciones de la subjetividad del
artista basada en una necesidad interior (de carácter instinti-
vo y de carácter espiritual), de expresar sus sentimientos in-
ternos. La obra nace a través de un impulso interior y posee
un fuerte sentimiento vital de depuración de lo objetivo (por
este camino Kandinsky llegará a la abstracción total). Lo que
ésta expresa es, simbólicamente, estados de ánimo buscan-
do transmitir siempre el ritmo de sus sentimientos.
Lo que en la Bauhaus expresionista se buscaba era el
aprendizaje mediante la búsqueda interior de la persona,
para lograr encontrar su propio ritmo y desarrollo de una
personalidad armónica. De esta manera buscaba por medio
de tareas cambiantes, descubrir y promocionar el talento in-
dividual (lo “impresivo”, “expresivo”, “constructivo”).
A diferencia del expresionismo puro (si bien observamos
grandes coincidencias) el objetivo de la escuela dista mu-
cho de este movimiento artístico, para el cual el arte es un
medio de expresión para transmitir su descontento con la
sociedad, sin proponer un cambio en la misma. La primera
Bauhaus buscaba una unidad innovadora entre artistas y ar-
tesanos, bajo el lema “Arte y Artesanía: una nueva unidad”,
para construir el futuro, con un deseo utópico de crear una
sociedad material y espiritualmente nueva.

Características formales Si bien, en esta primera etapa, no hay gran producción grá-
fica, si la hay en otras ramas, principalmente en el diseño de
objetos, pintura, escultura, etc. A través del análisis de estos y
del escaso material en materia gráfica, podemos obesrvar las
siguientes características formales: se buscaban creaciones
con composiciones rítmicas y armónicas. Eran de gran impor-
tancia las cuatro diferentes direcciones espaciales: horizonal,
vertical, diagonal y circular. Así pues, estas estaban repre-
sentadas por las tres formas primarias: cuadrado (horizontal
y vertical), triángulo (diagonal) y círculo (circular). “...Es nece-
sario un buen sentido de la forma para ordenar las diversas
fuerzas formales en un conjunto armónico”.
Los puntos que consideramos más importantes para descri-
bir el estilo y su representación gráfica son los siguientes:
- Búsqueda de esquematización o reducción de las formas a
lo esencial, llegando a veces a la abstracción.
- Desproporción y distorción de las formas.
- Acentuación de la fuerza expresiva de las imágenes me-
diante el empleo de formas simples y de carácter plano, o
con escaso uso del efecto del volúmen.
- Uso de recursos tales como: líneas (suaves o violentas,
dependiendo de lo que se busque transmitir), punto, textura,
formas angulosas (reemplazando lo que antes eran guardas y
ornamentos), línea y trazo grotesco, uso tipográfico: de manera
grotesca, fuerte, en ocasiones desprolijo y hasta ilegible.
- Uso de colores primarios más el blanco y el negro (principal-
mente), utilizandolos de manera intesa y en alto contraste.
- Frecuente presencia de texturas.
- Aglomeración de formas y figuras (y tipografía en los casos
en que se utilice).
Dentro de las características tecnológicas se observa las
siguientes técnicas de producción y reproducción:
Para la reproducción de piezas gráficas tales como, afiches,
portadas, obras gráficas, folletos, invitaciones, etc., se utiliza-
ban mayormente las técnicas de litografía, xilografía, agua-
fuerte, tipografico. Para la producción de otras piezas,como
por ejemplo carteles, afiches, murales, se utilizaban técnicas
más artesanales, tales como el collage, tallado, tinta china,
oleo, pulverización, acuarela, grabado, etc.
En cuanto a los soportes utilizados para la producción de
piezas gráficas podemos destacar el papel, principalmente, el
pergamino que era utilizado para las cubiertas de libros produ-
cidos en el taller de encuadernación, lienzo, madera, etc.
La escuela de Bauhaus no poseía un repertorio homogéneo,
pues no era un movimiento artístico. Su repertorio dependía
de la pieza y la función de la misma. Sin embargo en los
años expresionistas, se puede apreciar una fuerte tenden-
cia a la representación de formas y ritmos orgánicos de la
naturaleza (el estudio de la misma era uno de los puntos
centrales en el curso preparatorio).
La experimentación con materiales era igualmente muy im-
portante en el “vorkus” (si bien no es específicamente con-
cerniente al plano de la gráfica). El juego con los materiales
más variados como papel, yeso, madera, vidrio, tejidos de
mimbre e incluso ladrillos de carbón prensado, podía ayudar
a descubrir y a experimentar sus propiedades específicas.
La yuxtaposición, plegado, tallado y composición con los
mismos manifestaban las facultades creativas de cada es-
Estilo Racionalista tudiante.

Introducción A principios del siglo XX se originó una corriente que recha-


zaba el ornamento, y aprovechaba los descubrimientos de la
llamada Segunda Revolución Industrial.

Caracteristicas conceptuales Para los racionalistas, la forma debe seguir a la función, y debe
concebir un planeamiento que haga al objeto reproducible
mediante métodos industriales. Es la función la que determi-
na la composición de la pieza u obra. La economía es uno de
los más elevados principios (aquí hacía incapié Joseff Albers,
en curso preparatorio de la Bauhaus). También era de gran
importancia la frase “más es menos”: a menudo se consigue
más con el menor esfuerzo y el menor gasto, éste debía ser un
objetivo principal a la hora de la creación. Se debía motivar a
pensar constructivamente y creativamente. La belleza nace de
la buena utilización de los conceptos anteriormente citados.
El racionalismo es toda una nueva concepción de la ciudad
como centro urbano, mercado y lugar de habitación. La obej-
tividad técnica, el conocimiento de las herramientas y medios
de producción industriales favorecerían el diseño proyectual en
pos de mejorar la sociedad y su entorno.

Caracteristicas formales Compositivamente la Bauhaus racionalista ponía enfasis en el


equilibrio en las relaciones: forma - espacio y volúmen - espa-
cio. Con frecuencia se buscaba la confección de estructuras y
composiciones simples y equilibradas (sólidas, en este senti-
do), mediante la aplicación de una geometría estricta (no tan
estricta como la planteada por el constructivismo de De Stijl).
Las tres formas fundamentales seguirían siendo basicamente
el cuadrado, triángulo y círculo, pero su utilización respetaría la
pureza de sus formas.
Comienza a verse también con frecuencia trabajos con mayor
aplicación de volúmen y perspectivas (tres dimensiones). Se
observan también composiciones que sugieren movimiento
(“movimiento cinético”, nueva noción en las composiciones y
producciones de la bauhaus).
Las características estéticas principales son:
- Desornamentación decorativa total. Utilización de geometría
perfecta.
- Utilización de colores puros (con frecuencia los primarios,
mas el blanco y el negro, y sus conbinaciones). El color tiene
también, como las formas, una función importante para lograr
el equilibrio (tono, contraste, etc.).
- Mayor uso tipográfico y relación texto - imágen (“fototipogra-
fía”, concepto introducido por Nagy). Predominio de tipografías
compactas de buen cuerpo, basadas en formas geométricas
(implementación de las generadas en la escuela).
- Direccionalidades horizontales, verticales y diagonales claras
(en formas, imágen y texto), pero compensando tensiones con
los elementos para no obtener un desequilibrio visual.
- Uso de imágenes fotográficas, formas figurativas y no figu-
rativas, tipografía (en muchos casos combinando todos los
recursos) y mayor aprovechamiento racional de los espacios
vacíos. Los elementos muestran una clara jerarquización (con
respecto al punto anterior y este, las leyes de gestalt se tornan
importantes para la configuración).
- La línea, no presenta prácticamente modulación.
En cuanto a las técnicas de producción y reproducción gráfi-
ca, siendo aquí mucho mayor el crecimiento de la bauhaus en
este plano (gracias principalmente a los aportes en la impren-
ta de Moholy-Nagy y a la mayor dedicación en esta actividad
en la etapa en cuestión), encontramos las ya nombradas en
la etapa anterior como la litografía, xilografía, aguafuerte y ti-
pográfica (para reproducción). En esta etapa hay un gran de-
sarrollo en el área de la publicidad, trabajos externos, diseño
de stands, producción de carteles y diseño de publicaciones
de la institución y de piezas institucionales que darían más
proyección externa (en la sociedad) a la misma.
Las técnicas de producción se ven revolucionadas a partir
de la introducción de métodos como la fotografía, tecnicas
provenientes del cine como el montaje (concepto nuevo de
“fotograma”), fotomontaje, trucos fotográficos y “fotoplástica”
(experimentación con luces y sombras sobre una hoja de
papel fotosensible). No obstante las técnicas de producción
artesanales ya nombradas (acuarela, grabado, collage, etc.)
se seguirán utilizando. La combinación de varias técnicas
daban por resultado piezas completas, complejas y de muy
buena resolución.
En relación a los soportes, a los anteriores se agregan
soportes de mayor calidad de producción industrial (con brillo,
transparentes, opacos, pelicula y material fotosensible).
Los materiales a los que se recurrían para la construcción de
objetos eran los más modernos (y algunos tradicionales como
la madera): plexiglás, acero cromado, aluminio, concreto y
vidrio principalmente, y materiales más maleables (pero para
la confección y experimentación en el vorkurs) como papel,
papel de estaño, cinta de hojalata, tejido metálico, cartón
ondulado, etc..

Durante el periodo de post-guerra estaban en decadencia Relacion de la Bauhaus


los movimientos del “Art Noveau” y el “Protorracionalismo”. El con las artes, arquitec-
abstraccionismo, cubismo y neoplasticismo (que compartían tura y diseno industrial
ciertas características como una configuración desnuda, sin contemporaneos.
ornamentos, asimétrica y artificial y en ciertos casos volumé-
trica), crecían entre los movimientos vanguardistas artísticos
e influyeron particularmente en el “racionalismo”, tanto en la
arquitectura, como en el diseño industrial y gráfico.
Hay un profundo alejamiento de la naturaleza, un distancia-
miento de las leyes de la simetría y de las composiciones
cerradas. La funcionalidad de los espacios es igualmente im-
portante en el exterior e interior de los mismos y a la hora del
diseño del mobiliario, que no sólo persigue la funcionalidad
del mueble en sí, sino que también es pensado integralmente
en base al lugar en que será aplicado. Los colores utilizados
en las fachadas son, casi, sólo los neutrales como el beige,
gris y blanco. Van a influir notablemente en los nuevos edifi-
cios públicos, debido a factores económicos, de funcionalidad
y comodidad para los ciudadanos. De ahora en adelante la
mayoría de las viviendas iban a tener techos planos y ausen-
cia total y drástica de cornisas y otros artificios. Según los
racionalistas, la estandarización es una necesidad económica
y social, y la armonía es una consecuencia de estas. El están-
dar supone eficacia, precisión, orden y belleza.
Hay aportaciones individuales como la de Wright en EEUU,
Alvar Alto en escandinavia, Le Corbusier, Malevich; o colec-
tivas como el caso de la producción holandesa, De Stijl y el
constructivismo ruso en gral.
Dos ejemplos famosos de arquitectura y diseño industrial en
la Bauhaus racionalista son el edificio de la escuela en Dess-
au de Gropius y la silla de tubos metálicos de Breuer.
En cuanto al diseño de objetos de la época expresionista de
la Bauhaus (pues no hay producción arquitectónica práctica-
mente), fue muy escaso en cuanto producción real llevada a
cabo. Sin embargo, se advierte una tendencia al medievalis-
mo, romanticismo y la artesanía.
Analisis de piezas graficas: Primer sello de la Bauhaus (1919), atribuído a Johannes Auer-
Logos bach.
El estilo y el conjunto de imágenes de este sello expresan las
afinidades medievales y artesanales de la primera Bauhaus.
Este diseño proviene de un curso de estudiantes de diseño.
El logo, es una ilustración en formato circular enmarcado en
la tipografía, donde dentro podemos encontrar direcciones
diagonales y horizontales marcadas por las formas que par-
ten generalmente de su centro irradiandose hacia afuera. Las
líneas son gestuales contínuas de trazo modulado expresivo.
No contiene fondo por ser un sello y es acromático (negro).
La imagen está compuesta casi en su totalidad por líneas. Se
observa una aglomeración de las líneas, formas y tipografía.
El centro es el hombre. La imagen es bidimensional. Su com-
posición es dinámica. La tipografía es gestual, trazo mano
alzada y en mayúsculas.
Su uso es variado en cuanto a soportes y utilización, pues es
de carácter institucional (sello).

Segundo de la Bauhaus (1922), de Oscar Schelemmer. La


comparación de los dos sellos demuestra cómo los diseños
pueden expresar ideas, ya que el último sello se relacuiona
con el estilo geométrico y los conceptos de diseño para la
producción en masa, que estaban surgiendo en la Bauhaus
en esos momentos.
Su técnica es de ilustración y composición tipográfica. Su
formato es circular con una estructura de lineas circulares y
verticales. Su composición es dinámica pero equilibrada. No
posee fondo por el mismo motivo que el anterior sello. El espa-
cio es volumétrico en la zona de la cara, dando esa sensación
por medio del grosor de la línea. Predominan las líneas, que
no poseen modulación siendo dura, contínua y homogénea.
Es acromático cuando es utilizado como sello, pero también
puede verse en diversas aplicaciones con diferentes cambios
uniformes de color. La tipografía está conformada por líneas
finas (light), en mayúsculas. Puede encontrarse en soportes
variados tales como afiches, invitaciones, libros, revistas, ar-
quigrafía, etc. siendo su función de carácter institucional.
Analisis de obra:
racionalista

Este es un cartel para la exposición de la Bauhaus (1923), de


Joost Shmidt. En el diseño de este cartel, hecho por el estu-
diante, para la famosa exposición, son evocados el construc-
tivismo y un sentimiento de formas mecánicas (“estética de
la máquina). Dentro del diseño del mismo puede observarse,
la inclusión de una parte del último sello. Las tipografías son
diseñadas y aplicadas siguiendo las líneas de tensión de la
figura. Éste fue realizado en tinta china en un formato de 56,5
cm por 43 cm.
Análisis formal: Su técnica es de una ilustración y composi-
ción tipográfica. Su estilo es racionalista y constructivista. Su
estructura principal es en cruz y marca direcciones diagona-
les fuertes y direcciones circulares. Su composición es diná-
mica. En la relación figura fondo, existe una predominancia
de la figura, y su fondo es plano. El color y la forma presentan
una jerarquía importante. La jerarquización de la información
es marcada. Maneja un espacio bidimensional. Su lenguaje
muestra gran porcentaje de planos plenos y escasa utiliza-
ción de línea, las cuales son homogéneas y contínuas. La
composición de los elementos, muestra una cierta textura en
la relación texto - imágen.
El cartel está reproducido con los colores negro y rojo satu-
rados, sobre un soporte amarillento. Se pueden distinguir dos
familias tipográficas con variables de color, utilización de ver-
salitas (sus rasgos principales muestran una predominancia
de tipografías bold con pequeños serif light).
Su función es publicitar la semana de exposición de la escuela.
Este cartel fué elegido debido a que marca un cambio de una
etapa a otra.
Historia del diseño 1
Tema: Del expresionismo al raciona-
lismo: Evolución de la gráfica en la
Bauhaus.
Barrera, Lisandro
Camperi, Eliana
Manqueo, Paola