Вы находитесь на странице: 1из 177

EL MERCADO DE VALORES BOLIVIANO

GENERALIDADES.-

MERCADO DE VALORES

Con objeto de comprender el rol que implica este contexto, debemos considerar que, en la estructura del mercado financiero, existen dos grandes arcas: una relacionada fundamentalmente con la banca e instituciones financieras similares, donde se trabaja generalmente con captaciones a corto plazo y otra relacionada con el mercado de valores que, si bien incluye a la banca, es la que se opera con horizontes a largo plazo y se desarrolla en un mercado primario, secundario y de títulos - valores.

En este mercado de valores es donde se generan los recursos, para financiar proyectos de gran envergadura, tanto con personas como con empresas.

En este ámbito se canalizan ahorros de primera emisión a largo plazo y, por lo tanto de mayor, rendimiento.

Así, este mercado incluye los instrumentos denominados títulos - valores como: acciones, bonos o debentures, letras de cambio, pagarés, etc., emitidos por sociedades anónimas, sociedades anónimas de economía mixta, sociedades en comandita por acciones, el Estado, entidades y empresas del Estado

¿QUE ES UN MERCADO?.-

Conforme con el diccionario de la lengua española: "Mercado es un sitio público destinado permanentemente o en días señalados, para vender, comprar o permutar géneros y mercaderías".

Los elementos del mercado consecuentemente son:

1.- Sitio o lugar público,

2.- Habilitado en forma permanente o sólo en ciertos días que son conocidos y

3.- Lugar donde se realizan ciertas operaciones como las de compra, venta o permuta de ciertos géneros o mercaderías.

Tomando en consideración estos tres elementos, todas las negociaciones propias de un mercado se efectúan mediante la celebración de contratos bilaterales, como la compra - venta o permuta y por su naturaleza es primordial que al mercado concurran oferentes y demandantes.

Esta denominación se atribuye precisamente por la función económica que unos y otros cumplen, así unos ofrecen ciertos bienes (oferentes que terminan siendo vendedores) y otros que piden o demandan ciertos bienes (demandantes que terminan siendo compradores).

El Art. 739º del Código de Comercio, "derogado" por la Ley del Mercado de Valores, decía: "En el mercado de valores se ofrecen y demandan títulos - valores, ya sean privados, como acciones bonos y obligaciones de sociedades anónimas y de economía mixta, as' como títulos emitidos por el Estado, entidades y empresas del Estado

CONCEPTO.-

El mercado de valores es una institución donde se negocian títulos - valores que van desde la emisión del título - valor, su primera colocación y sucesivas transferencias, hasta su extinción circulatoria por cualquier causa.

Constituye un proceso de crecimiento sostenido de la política económica, lo que proporciona el ambiente adecuado para la formación y desarrollo de un mercado de valores expedito, competitivo y transparente.

MERCADO FINANCIERO.-

Es el que sirve al proceso de formación de capitales, con intervención de intermediarios bancarios, mediante transacciones sobre activos financieros, incluyendo el dinero, al que se considera como un tipo especial del activo financiero. El sistema financiero canaliza recursos a través de instituciones financieras, bancarias y no bancarias (financieras, empresas de seguros, reaseguros y capitalización, cajas de ahorro y préstamo para vivienda, cooperativas de ahorro y crédito); que movilizan recursos de corto mediano y largo plazo. Estas instituciones han operado tradicionalmente con niveles de riesgo mínimo y con rentabilidades fijas, y han evolucionado diversificando sus operaciones sobre la base de un nuevo concepto que es el de la banca múltiple.

MERCADOS PRIMARIOS.-

Es el conjunto de operaciones donde se colocan títulos - valores a largo plazo o acciones de empresas a los inversionistas directamente, mercado de primera mano, o también a través de intermediarios por lo general financieros en forma indirecta.

De otro modo, podemos decir que el mercado primario corresponde a la emisión y primera venta de un instrumento financiero en el mercado de capitales o valores, cuya función es vender títulos - valores provenientes de nuevas emisiones.

De conformidad con esta posición podríamos ejemplificar como mercado primario es el que se forma entre la sociedad anónima emisora de títulos - valores o acciones y sus actuales

accionistas, a los que la ley les reconoce su derecho preferente para optar a la suscripción de esas mismas acciones. El mercado de valores primario esta representado por los procesos de Oferta Pública de valores de las empresas, así como emisión de obligaciones. Ello permite recoger recursos frescos para la constitución del capital de las sociedades y/o para la ampliación del mismo.

El Art. 4º de la Ley del Mercado de Valores, determina: "Se entiende por mercado primario aquel en el que los Valores de oferta pública con lo que participa el Estado, las sociedades de derecho privado y demás personas jurídicas como emisores, ya sea directamente o a través de intermediarios autorizados en la venta de los mismos al público, son por primera vez colocados".

MERCADOS SECUNDARIOS.-

El Mercado de Valores Secundario permite la transferencia de los títulos - valores que fueron colocados a través del Mercado Primario.

Esta representado por el mercado bursátil propiamente dicho y por el mercado extrabursatil Consideramos que es el conjunto de operaciones transferidas por los intermediarios o realizados en bolsa que representan las transacciones de propiedad de acciones, bonos u obligaciones y otros títulos - valores ya colocados en el mercado primario. El mercado secundario es la función más importante de las bolsas o mercados de valores y es la que las caracteriza. De su grado de perfeccionamiento dependerá la eficiencia para la captación de recursos en todo el sistema, ya que no se concibe la existencia de un mercado de valores de importancia sin la presencia de un completo mercado secundario.

Estudiosos de la materia consideran que no tendría importancia la cantidad de sociedades que cotizan en una bolsa o mercado de valores, sino la calidad de las mismas en cuanto al número de acciones puestos en circulación.

El vocabulario bursátil de la Federación Iberoamericana de Bolsas de Valores (FIABV), indica que: "El mercado donde se transfieren recursos y títulos entre inversores e instituciones, siempre unidades superavitarias y que este mercado proporciona liquidez a los títulos y permite que los inversores reviertan sus decisiones de compra o venta, transfiriendo entre si los títulos anteriormente adquiridos en el mercado primario".

Como conclusión, indicamos que el desarrollo del mercado de valores conduce a una mayor captación de ahorro, a la más eficiente utilización del mismo, a mejorar la distribución de los ingresos, al logro de una estructura adecuada de precios, a elevar en forma sostenida la tasa de desarrollo de la economía y la reducción del empleo.

El Art. 5º de la Ley del Mercado de Valores, indica: "Comprende todas las transacciones, operaciones y negociaciones que se realicen con Valores de oferta pública, emitidos y colocados previamente a través de los intermediarios autorizados".

MERCADOS BURSATILES.-

El mercado bursátil es una institución de valores organizado y que los títulos - valores solo pueden ser negociados en rueda de bolsa.

Al mercado bursátil se lo considera, pues, la expresión organizada del mercado de valores y su función es la de dotar de liquidez mediante los mecanismos que canalizan la oferta y la demanda.

Con buen criterio, el Lic. Fernando Campero Paz, en su libro "El Mercado de Capitales en Bolivia", demuestra cuan determinante es el comportamiento de nuestro mercado y efectúa el siguiente análisis:

"La característica del mercado bursátil, esté dada como lo vimos antes, por la inexistencia de emisión de acciones, se emiten y transan sólo papeles de corto y mediano plazo y los volúmenes relativos son pequeños.

Entre las causas que no permiten un desarrollo cuantitativo y cualitativo del mercado bursátil podemos citar:

La política económica que si bien permitió la estabilidad y la instauración del modelo, tiene aspectos que retrasan este desarrollo. Las tasas de interés generales de la economía aún estén muy altas que encarecen las posibilidades de in versión. El costo de los productos energéticos por encima de los precios internacionales que encarece el producto final, haciendo los bienes poco competitivos, además del retraso cambiario respecto a la inflación.

En excesivo control de medios de pagos que no permite un crecimiento dinámico de la demanda agregada.

La tributación que afecta el desarrollo de las inversiones, en especial el Impuesto la Renta Presunta de las Empresas, al tener como base imponible el Patrimonio le las empresas.

La competencia bancaria que desde dentro y fuera del mercado compite y desincentiva la utilización del mercado bursátil como fuente de financiamiento.

La corrupción del Poder Judicial que no da confianza en el cumplimiento de as reglas de juego establecidas, tanto legales como estatutarias y reglamentarias.

El temor de los detentadores de la propiedad de las empresas a perder el control le las mismas, al permitir menores porcentajes de la propiedad accionaria y la transparencia de los resultados contables.

Como resultado del anterior punto l~ estructura accionaria de las empresas, donde tan solo un 5% de Sociedades Anónimas, un 85% son Sociedades de Responsabilidad Limitada y un 10% son Unipersonales (datos del Instituto Nacional de Estadística)

Se tiene las rentabilidades relativas que no permiten una dinámica continua de inversión, puesto que las tasas de interés bancarias pasivas y activas son excesivamente altas.

Este conjunto de elementos hicieron que las inversiones en general y aquellas que pasaron por el mercado bursátil, sean reducidas"

Finaliza indicando que el "Mercado Bursátil tiene un desarrollo reciente y un carácter incipiente dentro del Mercado de Capitales como un conjunto", criterio manifestado a lo largo del presente trabajo, ya que a partir del mes de noviembre del año 1989, fecha del inicio de actividades en 1 el mercado bursátil en nuestro país, si bien existe desarrollo de nuestro mercado de valores, el mismo es lento debido a muchos factores que tienen relación con la política económica.

MERCADO EXTRABURSATIL.-

El mercado extrabursátil es el segmento del mercado de valores en el que se negocian títulos - valores no admitido a la negociación bursátil, esto es en la rueda de la bolsa.

El mercado extrabursatil lo constituyen aquellas operaciones de compra venta de títulos valores que se efectúan fuera del ámbito de las normas que rigen para el mercado bursátil.

Sin embargo, dentro del ámbito del mercado extrabursatil se encuentra la Mesa de Negociación importante mecanismo organizado por la Bolsa y que permite la transacción de diversos, títulos valores en condiciones de seguridad, transparencia y eficiencia propias del mercado bursátil.

El Art. 3º de la Ley del Mercado de Valores, indica: " Se entenderá como mercado bursátil, el encuentro de la oferta y la demanda de los Valores inscritos en el Registro del Mercado de Valores y en las bolsas de valores, realizadas en estas por intermediarios autorizados.

Se entenderá como mercado extrabursátil el que se realiza fuera de las bolsas, con la participación de intermediarios autorizados, con Valores inscritos en el Registro del Mercado de Valores; Unicamente los Valores autorizados por la Superintendencia de Valores podrán ser negociados en el mercado extrabursátil.

Son intermediarios autorizados únicamente las agencias de bolsa, que podrán actuar por cuenta propia o de terceros en dichos mercados"

Encontramos una contradicción en la presente disposición legal, ya que los títulos - valores para ser negociados en el mercado extrabursátil y fuera de la bolsa, no requieren autorización alguna de la Superintendencia de Valores.

MESA DE NEGOCIACION.-

La modernización de los mercados financieros y de valores ha traído consigo innovaciones y cambios a favor de los distintos agentes económicos y de valores, tanto de aquellos que disponen de fondos como de aquellos que los requieren.

La Comisión Nacional de Valores autorizó funcionamiento de la Mesa de Negociación mediante Circular CNV-RD-31/92 en 21 de octubre de 1992 para que se opere con letras de cambio; ampliada posteriormente a pagarés y facturas cambiaras, todo con la finalidad de crear un mecanismo idóneo para que produzca la concurrencia de oferentes y demandantes de títulos - valores no inscritos ni registrados en la Superintendencia de Valores. La Mesa de Negociación se ha implementado y perfeccionado creando un mercado de corto plazo, permitiendo que dichos agentes económicos puedan lograr sus objetivos de rentabilidad, liquidez y seguridad.

La Mesa de Negociación es un mercado organizado, funciona en las bolsas de valores, y de acuerdo con dispositivos legales que la regulan, permite la negociación de diversos instrumentos con que habitualmente se opera en el mercado extrabursátil.

Uno de los propósitos principales de este mecanismo es dotar, a un segmento de dicho mercado extrabursátil, de las ventajas propias de un mercado organizado como el bursátil, en especial, en lo que se refiere a formación de precios y tasas en condiciones de transparencia, liquidez y seguridad.

La Mesa de Negociación, en consecuencia, constituye una institución, autorizada por el ente regulador del mercado de valores, con objeto de que diariamente oferentes y demandantes se reúnan en la bolsa con el fin de realizar operaciones de compra y venta de títulos - valores mencionados anteriormente, los mismos que no están registrados en la bolsa, ni inscritos y autorizados por la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros.

Conforme a los reglamentos internos de las bolsas de valores, en ellas se hallan determinados las funciones que deben cumplir los emisores y los agentes intermediarios de títulos - valores.

OPERACIONES CON INSTRUMENTOS DE CORTO PLAZO.-

Los títulos - valores mas negociados en este mercado, son los denominados instrumentos de corto plazo, entre los que se destacan las Letras de Cambio bajo distintas modalidades implementadas.

Estas transacciones permiten, de una parte, a diversas empresas contar con una eficiente alternativa de financiamiento inmediato, en donde pueden "descontar" Letras de tasas de mercado, recibiendo los fondos, de acuerdo alas condiciones pactadas, inclusive el mismo días.

De otra parte, a los aplicadores de fondos, les permite obtener rendimientos atractivos para sus recursos bajo condiciones adecuadas de seguridad; brindando el Mercado de Valores de esta manera, apoyo y complemento a la actividad que desempeñan las instituciones del

sistema financiero.

No obstante la naturaleza de riesgo que es inherente a este tipo de operaciones gracias a la transparencia bajo la que opera este, la reglamentación bursátil y la participación de los intermediarios bursátiles en su labor de especialistas, se ha logrado contar con un mercado tecnificado, seguro y eficiente.

En el Brasil existe lo que denominan el Mercado de Balcón, que es similar a la Mesa de Negociación; ya que en dicho mercado se venden y compran títulos - valores que no se hallan registrados en bolsa.

MERCADOS FORMALES E INFORMALES.-

Según el tratadista Eduardo Trueco, la definición sobre mercados "formales" permite determinar que lo "formal" dice tener relación con los siguientes elementos:

1.- Existencia de un conjunto de instituciones y, eventualmente, de intermediarios,

2.- Existencia de amplia información al público, sobre todo respecto de los precios en que se transan los títulos valores, y

3.- Un sistema normativo por el cual se rige ese mercado y, normalmente, un sistema de fiscalización previsto en la Ley u otras normas. El sistema normativo incluye determinados principios conforme a los cuales se organiza el funcionamiento del mercado.

En consecuencia, se considera mercado "informal" cuando los títulos valores son ofrecidos por emisores que no procedieron a la inscripción de sus títulos valores en el Registro del Mercado de Valores y efectuar transacciones sin previo control y sin demostrar transparencia en sus operaciones.

OBJETIVOS DEL DESARROLLO DEL MERCADO.-

Una condición fundamental para lograr un alto desarrollo económico es la creación de un mercado de valores libre, competitivo y transparente y no discriminatorio, que asegure un adecuado flujo de fondos entre los ahorrantes e inversionistas y que promueva la asignación de los recursos financieros hacia aquellos proyectos más productivos.

Debe establecerse un adecuado marco jurídico e institucional que contenga la normativa básica que operativice el mercado, dentro de un marco de equidad, en el cual el ahorrante sienta protegidos sus derechos fundamentales, sin que esto signifique establecer un excesivo control sobre el mercado. En consecuencia, se debe tener para ese efecto una legislación que imparta reglas claras y estables que promuevan la iniciativa privada, sin que las mismas sean contradictorias ni confusas en su aplicación.

Las personas son esencialmente racionales y conservadoras y no quieren compartir riesgos

de ninguna naturaleza; por consiguiente, la concurrencia de los ahorrantes al mercado de valores no es cosa que suceda espontáneamente, sino que deben ofrecer buenas razones a todos quienes participen, para que el ahorro fluya libre y eficientemente.

Para el cumplimiento de estos objetivos existen elementos básicos que constituyen los puntos de apoyo del mercado de valores. Sus funciones podemos resumirlas de la siguiente manera:

Los iniciadores de una transacción (emisores), los receptores de la transacción (ahorrantes e inversionistas), son los que sirven de "puente" entre iniciadores y receptores poniéndoles en contacto y asegurando condiciones de liquidez para los instrumentos transados(intermediarios),la materia u objeto de la transacción(títulos - valores) y, por último, aunque quizás los más importante, el medio que facilita y hace posible latransacción, es decir la información.

LEY DEL MERCADO DE VALORES

ANTECEDENTES.-

El mercado de valores en nuestro país es de reciente creación, es un mercado emergente y poco desarrollado, tuvo su inicio con la constitución de la Bolsa Boliviana de Valores S.A., cuya fecha data del 19 de abril de 1979.

Por razones obvias no se dio inicio al desarrollo del mercado, debido a muchos factores negativos, especialmente por la situación económica del país, empero se pensó en consolidar un mercado de valores fuerte, competitivo y transparente, con la cooperación de instituciones del exterior.

El Código de Comercio vigente a partir del primero de enero de 1978, en el Libro Segundo, Título III, Arts. 739º al 785º, se refería al mercado de valores, bolsas y otros intermediarios, disposiciones legales de cumplimiento obligatorio, aplicados preferentemente antes que otras disposiciones legales.

Posteriormente se dictó el D.L. Nº 16996 de 2 de agosto de 1979, que constituía la Ley Orgánica de la Comisión Nacional de Valores, instrumento jurídico que sirvió de fundamento para la aplicabilidad de regulación, supervisión y fiscalización del mercado de valores.

Razones de índole institucional y buscando desarrollar un mercado de valores con mayor dinamicidad, se solicitó a las autoridades gubernamentales se dicte una Ley del Mercado de Valores.

Luego de la presentación de muchos anteproyectos, en fecha 31 de marzo de año en curso,

se promulgó dicha Ley, "derogando" lo instituido en el Código Comercio y "abrogando" la Ley Orgánica de la Comisión.

Es necesario recalcar que nuestro país viene efectuando una profunda reestructuración jurídica, efectuando modificaciones y cambios de muchas instituciones legales y, al presente, en lo concerniente al mercado de valores y con el fin de buscar un mayor desarrollo del mismo, luego de haber realizado varios anteproyectos; finalmente se hizo realidad al dictarse la Ley que se analiza que, a criterio nuestro tiene muchas deficiencias, errores y falta de concordancia con el Código de Comercio y otras disposiciones legales afines; empero mediante esta Ley se han creado muchas instituciones que tienen relación directa con el mercado de valores, por ejemplo las calificadoras de riesgo, la titularización, los fondo comunes de valores, etc. instituciones que servirán en definitiva buscar un mayor desarrollo de nuestro mercado.

Al presente efectuamos un profundo análisis de todas las disposiciones inmersas en la Ley del Mercado de Valores, sobre muchos aspectos legales que naturalmente pueden ser enmendados en el futuro, porque la materia bursátil es dinámica y, en consecuencia las disposiciones legales deben estar en constante cambio, que se adecuan a la realidad en la que vivimos con el fin de garantizar la inversión de capitales en nuestro país

OBJETO, DISPOSICIONES PRELIMINARES Y AMBITO DE APLICACION.-

El Art. 1º de la Ley del Mercado de Valores refiriéndose al objeto y ámbito de aplicación determina: "La presente Ley y sus reglamentos tiene por objeto regular y promover un Mercado de Valores, organizado, integrado, eficaz y transparente.

El ámbito de aplicación de la Ley y sus reglamentos, contempla el Mercado de Valores bursátil y extra bursátil, norma la oferta pública y la intermediación de títulos - valores, bolsas de valores, las agencias de bolsa, los administradores de fondos y los fondos de inversión, las sociedades de titularización y la titularización, las calificadoras de riesgo, los emisores, las entidades de depósito de valores, así como las demás actividades y personas naturales o jurídicas que actúen en el mercado de valores de la República de Bolivia.

La presente Ley también norma el funcionamiento y atribuciones de la Superintendencia de Valores, encargada de la fiscalización, control y regulación del mercado de valores".

El Art. 2º de la Ley determina que: "A los fines de la presente Ley y sus reglamentos, la expresión "Valor" comprenderá su acepción documentaría, así como su representación en anotación en cuenta. Se entiende por Valor: Los Títulos - Valores normados por el Código de Comercio.

Los Valores emitidos por el Estado boliviano y sus entidades. Aquellos instrumentos de transacción en el mercado de valores que cumplan con las siguientes condiciones:

i) Que sean creados y emitidos de conformidad al reglamento específico.

ii) Que identifiquen al beneficiario de los recursos obtenidos por la emisión.

iii) Que su oferta pública sea autorizada por el Superintendente de Valores, y

iv) Que representen la existencia de una obligación efectiva asumida por el emisor.

Los Valores especificados tienen fuerza ejecutiva, sea que se encuentren expresados en documentos necesarios para legitimar el ejercicio de sus derechos literales y autónomos o mediante anotaciones en cuenta. Los Valores son libremente transferibles de acuerdo con lo establecido en la presente Ley. Es nula toda limitación a su circulación".

Al respecto, podemos indicar que la última parte del artículo de referencia, va contra lo determinado en el Art. 2530 del Código de Comercio que dice (Transmisión de acciones) Será libre la transmisión de acciones; empero, la escritura social puede imponer condiciones a la transmisión de acciones nominativas, que en ningún caso, signifiquen una limitación, debiendo dichas condiciones constar en el Titulo". El Dr. Carlos Morales Guillén en su tratado de "Código de Comercio: Concordado y Anotado", al respecto indica: "Los Arts. 252º, 253º y 254º, regulan el fenómeno de la circulación de las acciones que Messineo lo explica como el desplazamiento de éstas de un patrimonio a otro. La fácil negociabilidad y transferibilidad de la acción se explica, porque ella, en cuanto título o cosa corporal, represente tanto la medida de la participación del socio que es la característica distintiva de la sociedad anónima, comparada con las sociedades cuyo capital no está subdividido en acciones.

Las acciones se transmiten con entera libertad. El titular de la nominativa, pueden endosarlas y las que son al portador entregarlas materialmente, sin que la ley le oponga ninguna clase de limitaciones. Hay transmisión en cualquier negocio que traslade el dominio de los títulos representativos de las acciones o que pueda tener, como consecuencia directa de ese traslado: venta, permuta, donación, división y partición, fideicomiso, etc., porque la acción es un bien y su negociabilidad y transmisibilidad es condición inherente a la cualidad de propietario de su titular.

Sin embargo, hay algunas restricciones legales, particularmente en ciertas situaciones especiales que menciona la propia ley. Por ejemplo, en algunos países, cuando las acciones no están totalmente liberadas (totalmente Pagada la suscripción), se exige para la transmisión el consentimiento de los administradores.

En el régimen del Código, un efecto similar puede encontrarse en el art. 242º, que prohibe la emisión de las acciones al portador hasta que no estén totalmente liberadas, o sea, pagadas en su integridad, lo que por consecuencia obsta su circulación o libre disponibilidad. Por eso mismo los certificados al portador son nulos (art. 239º).

Las acciones depositadas como garantía de la gestión de los directores, cuando exige este depósito la ley (Art. 312º) o los estatutos, son inalienables mientras la caución no ha sido cancelada.

La transmisión de las acciones nominativas requiere, para su perfeccionamiento, la

inscripción en el registro de acciones (Arts. 250º, 4º) y 254º). La transmisión de las acciones no liberadas, sólo rige respecto de las nominativas, por lo cual únicamente a ellas son aplicables las previsiones del artículo 252º, sobre la responsabilidad solidaria del cedente respecto de los pagos pendientes a cargo del cesionario o sobre el derecho de condominio atribuido al cedente por los pagos que hayan hecho en defecto del cesionario. También es una limitación legal a la libre transmisibilidad de las acciones, la prohibición de adquirir por la sociedad anónima las propias acciones (art. 257º).

Como en el derecho comparado, el artículo 253º admite el principio generalmente reconocido de que los estatutos pueden condicionar la transmisibilidad de las acciones, pero que en ningún caso pueden prohibir o restringir de modo absoluto la libertad de transmisión, extremo inadmisible por contrario a la concepción universal de las sociedades por acciones y a la naturaleza jurídica de las acciones (Cañizares). Las condiciones estatutarias, en su caso, deben consignarse en el contenido de los títulos, como requisitos funcionales (v. la anot. al art. 247º).

Para las acciones al portador, rige la regla de la simple tradición, porque el título es bien mueble corporal, al que se aplica el principio del derecho común: en materia de muebles, la posesión vale por título (Art. 100º, c. c.)

Las nominativas se transmiten mediante endoso, arreglada a las estipulaciones estatutarias o, en su caso, a las disposiciones del art. 522º".

En el Código de Comercio considera la libre transmisión de acciones de una sociedad y la Ley del Mercado de Valores, en la última parte del artículo analiza y dice: "Es nula toda limitación a su circulación".

La Ley Especial es de aplicación preferente frente a la Ley General, conforme manda la Ley de Organización Judicial, si bien es cierto lo indicado, empero la Ley del Mercado de Valores no es independiente en su aplicación, porque que tiene necesariamente que recurrir a las normas sustantivas del Código de Comercio; en consecuencia, a tiempo de elaborarse la presente Ley, no se ha tenido el cuidado de coordinar con las normas sustantivas vigentes, ya que ésta aclaración sirve no sólo para lo indicado anteriormente, sino también para muchas disposiciones mencionadas en la Ley del Mercado de Valores y observado a tiempo de efectuar el análisis de las mismas,

ANALISIS JURIDICO DE TITULO Y DE VALOR.-

Encontramos un contrasentido al haber cambiado el legislador la nominación de Título - Valor, con Valor, porque existe a la fecha dualidad de aplicación de la misma; por una parte, lo manifestado en el Código de Comercio y otras disposiciones legales y, por otra parte, lo mencionado, en la Ley del Mercado de Valores. Si se efectúa un análisis doctrinario, veremos que Título como Valor, tiene varias acepciones, a saber:

Un Titulo constituye el documento que acredita el derecho propietario de un inmueble, ya

que una vez que se protocoliza la minuta de transferencia y se cumplan con las disposiciones de las normas jurídicas, el Notario de Fe Pública extiende el testimonio respectivo y este instrumento legal es conocido con el nombre de Título, para luego registrarse en la oficina del Juez del Registro de Derechos Reales.

Un Título, de igual manera, comprende el documento expedido por las Universidades del país, ya que cuando un estudiante culmina con sus estudios universitarios y cumple con los requisitos exigidos en su programación, la Universidad mediante su Rector o Director Académico, extiende el Titulo en Provisión Nacional.

Un Titulo también constituye una de las partes en que se divide una Ley, pues tanto en al Constitución Política del Estado como en los diversos Códigos que se refieren a diversas materias, esos títulos se hallan divididos en Capítulos, Secciones, Artículos, numerales, literales e incisos.

Un Título comprende también en dignidad adquirida o heredada que confiere un derecho con honor: por Ej. El Titulo de Duque, persona que goza de dicha dignidad

En consecuencia sin tratar de abarcar otros aspectos que se refieren, a la denominación de títulos, consideramos que esta palabra tiene diversas acepciones jurídicas.

En cuanto al vocablo Valor el Lic. José Saenz Viesca, de nacionalidad mexicana, especialista en materia bursátil, dice "el concepto de valor ha llegado a tener varios significados, no pudiendo abarcarse todo en una sola definición", indicando que una de las definiciones generalmente mas aceptadas en la bibliografía de las ciencias sociales, considera a los valores como concepciones de lo deseable que influyen en el comportamiento selectivo.

El Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española dice: "Que valor se identifica con el grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite; afirmando, también que es la claridad de las cosas cuya virtud se da por poseerlos, cierta suma de dinero algo equivalente. Es, además un adjetivo (lo que tiene valor) y un sustantivo (el valor, los valores)".

Analizando ese concepto desde otros ángulos, se puede expresar que “Valor" ha sido empleado con varios significados tanto en la filosofía general, en la filosofía del derecho, en la economía, en matemáticas y en el derecho mercantil, entre otras áreas.

1.- Concepción Filosófica.-

Desde este punto de vista filosófico y según los tratadistas Max Scheler y Nicolás Hartman, se imprime un importante impulso al estudio de la Axiología, rama ésta de la filosofía cuyo estudio se dirige, precisamente a los valores; a diferencia de la Ontología que se encarga de analizar el mundo de los seres y de lo real (lo distinto a, lo abstracto).

Cabe entonces puntualizar que desde el concepto filosófico más general, los valores: 1) tienen objetividad individual, 2) son positivos o negativos, tienen una jerarquía, y 3) poseen un contenido peculiar privativo.

Los valores positivos constituirán un fin ideal por alcanzar por parte del mundo de lo real, de los seres; así como un objetivo hacia donde habrá de orientarse la conducta del hombre.

2.- Concepción desde el punto de la Filosofía del Derecho.-

Dentro, del contexto general de los valores por alcanzar por el hombre, están aquellos cuya realización permitirá que él, como integrante de una sociedad, pueda alcanzar su realización individual y social actuando en armonía con los valores que inspiran la esencia de dicha sociedad.

Los valores jurídicos, si bien son solamente directrices generales o principios abstractos que no proporcionan en sí un sistema jurídico de regulación social constituyen principios racionales de valor inmutable para toda conducta.

Para que tales valores den lugar al nacimiento de normas concretas, es preciso referirlos previamente a las realidades específicas que se pretenda regir. Los valores jurídicos tienen una existencia en sí y por sí, independientemente de su realización y conocimiento, valores específicos de cuyo estudio se encarga la filosofía del derecho y son: a) la seguridad jurídica; b) el bien común; y c) la justicia.

3.- Concepción de valor desde el enfoque de la Economía.-

Desde este punto de vista, el concepto de valor se identifica con el valor de cambio o dicho de otra manera, se equipara al precio de una cosa, pues, el precio es el valor expresado en términos de dinero. Producto de bienes, cargos o actividades, equivalente de una moneda, sobre todo en relación con otro con un común patrón. Adam Shmith dice que la utilidad económico de un objeto reside en el impulso que guía al comprador al hacer su adquisición.

Para los tratadistas Condillac y Say, citados por Saenz Viesca: "determinan que el valor de las cosas se encontraba íntimamente ligado a dos conceptos: el de la utilidad, o sea la importancia que un individuo le da a una bien como capaz de satisfacer una necesidad, y el de la escasez de dicho bien. Por lo tanto, el valor de las cosas radicará, única y exclusivamente, en la subjetividad de los individuos y en ningún caso el valor de dichas cosas será intrínseco a ellas” Considera el autor que esta corriente de pensamiento es la que con mayor claridad conceptualiza el valor desde el punto de vista económico, por lo que no consideramos necesario abundar mas sobre el particular.

4.- Concepto de valor en Matemáticas.-

En matemáticas valor es la expresión algebraica que representa el estado de una variable (encontrar el valor de una o varias cosas desconocidas)

5.- Concepto de valor en Derecho Mercantil o Comercial.-

Al hablar de valor en Derecho Mercantil, siempre estaremos sobreentendiendo y aceptando la existencia de documentos (papeles - valores) que son portadores de valor, o sea que no tienen valor "per se", pero que son representativos de él. Tiene incorporados derechos de índole económica; aunque eventualmente, pueden ser también de índole corporativo y participativo. Se trata en esencia, de cosas mercantiles aptas para ser objeto de todos los negocios jurídicos que recaen normalmente sobre la totalidad de los bienes "in comerciúm".

Sin embargo, el uso del concepto valor, para hablar del documento al que se incorpora un derecho, no ha sido empleado, en forma amplia y genérica por los tratadistas; sino que ese vocablo se ha utilizado, para referirse casi en forma exclusiva a los documentos de negociabilidad bursátil. Los diversos autores han empleado en su lugar los términos título - valor y título de crédito, conocida la denominación en casi la totalidad de los países y de ésta forma, la Legislación Comparada, da la razón para la denominación de los documentos mercantiles como títulos - valores.

TITULO - VALOR.-

Dejamos constancia de que los documentos a los que nos hemos referido con la denominación de "Valores", también han sido denominados como títulos - valores en la, doctrina y en la legislación comercial.

Estimamos que la intención que alguna vez se tuvo para emplear la palabra "titulo" junto con la de "valor", fue tratar de darle firmeza a la idea de que el documento al que nos hemos venido identificando como "valor", además de ser representativo de ciertos derechos, ha de acreditar al "titular" del mismo.

Como vemos, el concepto de titulo - valor es universal y se refiere a las acciones, bonos u obligaciones, títulos de crédito o inversión que se emiten en serie o en masa.

De conformidad con nuestras disposiciones legales, sólo se requieren dos elementos para constituir un valor: a) Que este un título, y b) que ese título sea transferible.

De lo expuesto anteriormente, deducimos que la expresión "titulo", es sinónimo de documento y casi un isónimo.

Por las acotaciones mencionadas anteriormente, en nuestra legislación positiva se ha venido empleando siempre la designación genérica de título - valor" que, conforme indica el Art. 491º del Código de Comercio: "Título - valor es el documento necesario para legitimar el ejercicio del derecho literal y autónomo consignado en el mismo.

Pueden ser de contenido crediticio, de participación o representativos de mercaderías".

No encontramos fundamento legal para que se haya cambiado la terminología de titulo - valor, con el de Valor en la Ley del Mercado de Valores, ya que tampoco se menciona suscintamente en la exposición de motivos de la Ley.

OFERTA PUBLICA.-

El Art. 6º de la Ley del Mercado de Valores da un concepto de lo que se entiende por oferta pública e indica: "A los fines de la presente Ley, se considera oferta pública de Valores a toda invitación propuesta dirigida al público en general o a sectores específicos, realizada a través de cualquier medio de comunicación o difusión, ya sea personalmente o a través de intermediarios autorizados, con el propósito de lograr la realización de cualquier negocio jurídico con Valores en el mercado de valores

El Art. 740º del Código de Comercio indica: "(Oferta Pública) Se considera oferta pública de títulos valores toda invitación o propuesta realizada al público en general o a sectores determinados, a través de cualquier medio de publicidad o difusión, tales como ofrecimientos personales, avisos periodísticos, programas o propaganda radial, de televisión, cine, afiches, carteles, circulares, folletos y otras comunicaciones impresas tendentes a lograr la negociación o la realización de cualquier acto jurídico con títulos - valores" "La oferta de Valores realizada por una agencia de bolsa, será siempre considerada como oferta pública".

"Mediante resolución especifica, la Superintendencia de Valores identificará las bolsas de valores en el extranjero a fin de que los instrumentos cotizados en ellas, puedan ser objeto de oferta pública en el mercado de valores boliviano, cumpliendo únicamente los requisitos de registro e información previstos en la presente Ley.

En caso de duda, la Superintendencia de Valores podrá declarar sujeta a las disposiciones de la presente Ley si ciertos ofrecimientos de Valores constituyen ofertas públicas".

Por exclusión, lo contrario será oferta privada, o sea, la que se efectúa directamente por el tenedor de un titulo - valor a una persona determinada, sin la participación de un agente de bolsa ni la utilización de cualquier medio de publicación, difusión o publicidad.

La oferta pública de títulos - valores como indico anteriormente, se encuentra conceptualizada en el Art. 740º del Código de Comercio. Empero, dicho concepto no se halla alejado de las normas inmersas en las legislaciones de otros países, ya que palabra más o palabra menos, el concepto de oferta pública es bastante clara en su acepción doctrinaria y positiva.

Sin embargo, hay que efectuar algunas consideraciones necesarias al referirse a la oferta pública de títulos - valores, puesto que en el ámbito de aplicación de la Ley, no debe agotarse en autorizar y controlar la emisión y colocación de títulos - valores y otros instrumentos financieros en el mercado primario.

Por el contrario, debe ser objeto de control directo la oferta pública que se realiza en el mercado secundario, a través de las bolsas o mercados de valores, o fuera de ellos, tratándose de operaciones extrabursátiles, todo mediante la actividad que despliegan los agentes intermediarios.

Sabemos que toda actividad que se lleva a efecto en las bolsas o mercados de valores, configura una oferta pública permanente en razón de la concentración de operaciones, intermediarios y la concentración de inversionistas que acuden a través de los agentes de bolsa.

Lo manifestado anteriormente guarda relación con la oferta pública de títulos - valores que efectúan las sociedades anónimas de capital abierto, legislado en la mayoría de los países, incorporando al régimen de la oferta pública a las sociedades anónimos que cuenten con un capital social mínimo establecido por el organismo o ente fiscalizador del mercado de valores por la vía reglamentaria y de igual forma el número mínimo de accionistas.

Las sociedades cerradas en las que uno o más accionistas minoritarios, sea porque han perdido el interés societario, sea por razones económicas o por otras circunstancias, quieren decididamente dejar la sociedad, pero también desean recuperar su inversión. La definición estricta, sumado a los lógicos requerimientos legales, impide efectuar una oferta pública de venta, porque la sociedad no ha solicitado la autorización de oferta pública ni les interesa solicitarla a quienes tienen el control de la sociedad.

Con seguridad, tampoco las puedan vender mediante negociaciones privadas, porque por las mismas razones, difícilmente alguien quiera entrar en la misma situación que ellos pugnan por salir. En el mejor de los casos, tendrán que aceptar el precio que les ofrezca el grupo que mantiene el control de la sociedad.

Para evitar estos y otros problemas, el mercado de valores constituye la solución y la razón fundamental para efectuar una oferta pública de títulos - valores, es efectuar la inscripción de la sociedad en el Registro del Mercado de Valores y de esta manera pueden vender sus acciones en el mercado secundario.

Finalmente y englobando los conceptos y definiciones, podemos mencionar que la oferta pública de títulos - valores es la invitación que ofrece al público en general o a sectores o grupos específicos del mismo, para realizar cualquier acto jurídico, remunerado o gratuito, con títulos - valores; incluyendo el cobro de dividendos o de revalúos en acciones, en el caso de las sociedades abiertas, mediante la utilización de cualquier medio de publicidad, difusión, correspondencia, ofrecimientos personales o a través de personas que en calidad de comisionistas o intermediarios procuren clientes para dichos títulos - valores.

EXENCIONES A LOS REQUISITOS DE OFERTA PUBLICA.-

El Art. 7º de la Ley del Mercado de Valores, indica: "Quedan exceptuadas de la autorización de oferta pública, las emisiones de Valores del Tesoro General de la Nación

(T.G.N.) y el Banco Central de Bolivia (B.C.B.), siendo suficiente sus propias normas legales, que respalden su emisión y oferta pública, debiendo remitir a la Superintendencia de Valores los antecedentes y respaldo legal para efecto de inscripción en el Registro del Mercado de Valores".

"Sin perjuicio de lo anotado, de acuerdo a reglamento, la Superintendencia de Valores, podrá eximir a ciertas ofertas públicas de alguno de los requisitos establecidos por Ley".

La presente disposición guarda estrecha relación y concordancia con lo establecido por el

Art. 785º del Código de Comercio; empero en dicha disposición se exigía "

presentación de los estudios pertinentes que aseguren el servicio normal de estas obligaciones y su redención oportuna".

la

Los bonos del Tesoro General de la Nación, son títulos - valores emitidos en moneda nacional y extranjera para el pago de obligaciones de deuda interna, que son producto de la contratación de bienes o servicios o la expropiación de bienes muebles, que no pudieron ser pagadas oportunamente, pese a haber sido presupuestadas, y/o cubrir necesidades de financiamiento que las operaciones del Tesoro General de la Nación, demanden.

A diferencia de los otros bonos, no necesitan autorización de oferta pública de la

Superintendencia de Pensiones Valores y Seguros, siendo suficientes sus propias normas legales las cuales se rigen por el D.S. Nº.-. 23720 de 30 de enero de 1994 y su Reglamento aprobado por Resolución Secretarial Nº.- 440/97 de dos de julio de 1997. Datos de la Dra. Teresa Patricia Lamadrid Aguilar.

RIESGOS DE LA EMISION Y COLOCACION.-

El Art. 8º de la Ley a la que nos referimos, indica: " La autorización de la Superintendencia

de Valores, no implica calificación sobre la bondad de la emisión, la solvencia del emisor o

del intermediario

Las Superintendencia de Valores deberá exigir que los riesgos y características de cada

emisión queden suficientemente explícitos en el prospecto de emisión, en la publicidad que

se realice y, en su caso, en el Valor pertinente.

La Superintendencia de Valores podrá incluir en el prospecto y demás documentos, todas las advertencias que considere razonables y oportunas para la seguridad de los inversionistas y la transparencia del mercado"

Esta disposición se halla conforme en relación con todos los mercados de valores, ya que en

la emisión de títulos - valores, el órgano rector del mercado de valores no puede

responsabilizarse de la bondad de documento inscrito y autorizado.

SUSPENSION Y CANCELACION DE LA OFERTA PUBLICA.-

Conforme al Art. 9º de la Ley analiza: "La Superintendencia de Valores podrá suspender o cancelar una oferta pública cuando se haya procedido fraudulentamente, o cuando la información relativa al emisor del Valor es insuficiente y no refleja la real y actual situación económica, financiera o legal del mismo, o cuando incumpla con lo establecido en la presente Ley y sus reglamentos"

Esta disposición se halla redactada en virtud a las facultades que tienen los entes reguladores del mercado de valores, facultad legal que necesariamente debe tener el Superintendente de Valores para controlar, supervisar y fiscalizar un mercado de valores debidamente organizado.

EMISORES.-

Según del Diccionario de Derecho Usual de G. Cabanellas la emisión constituye el conjunto de títulos o valores, de carácter publico, bancario o mercantil, puesto en circulación en cada oportunidad y que suele llamarse serie. La emisión puedo ser a la par, cuando las acciones, obligaciones u otros títulos corresponden a las cantidades realmente recibidas; sobre la par o bajo la par, cuando la cantidad percibida por quien emite es superior o inferior, respectivamente a la expresada de manera nominal en el titulo que se entrega a quien desembolsa la suma de dinero al accionistas o suscriptor. El Art. l0º sin dar un concepto de emisor, indica:

"Las sociedades por acciones, las entidades del Estado, a excepción del Tesoro General de la Nación y el Banco Central de Bolivia (reiterativo del Art.7 de la Ley) podrán hacer oferta pública de sus Valores siempre y cuando cumplan todos los requisitos señalados en la presente Ley y sus reglamentos.

Las sociedades por acciones que cuentan con veinticinco (25) o más accionistas se encuentran obligadas a inscribir sus acciones en el Registro del Mercado de Valores y podrán hacer oferta pública de las mismas.

Otras personas jurídicas podrán emitir Valores, a través de mecanismos dispuestos en esta Ley y sus reglamentos, previa autorización de la Superintendencia de Valores".

LAS SOCIEDADES ABIERTAS Y EL MERCADO SECUNDARIO.-

Las sociedades anónimas abiertas, no se hallan regulados en nuestro país como tales, empero el Art. l0º de la Ley del Mercado de Valores, determina que: "La sociedades que cuenten con 25 o más accionistas, se encuentran obligadas a inscribí sus acciones en el Registro del Mercado de Valores y podrán hacer oferta público de las mismas.

Otras personas jurídicas podrán emitir Valores, a través de mecanismo dispuestos en esta Ley y sus reglamentos, previa autorización de la Superintendencia de Valores”.

Dicha disposición legal no define lo que se entiende por sociedad abierta; en consecuencia, con objeto de clarificar esta institución, indicamos que se denominan sociedades abiertas, a aquellas que por decisión de la junta o asamblea de accionistas, han solicitado su ingreso a dicho régimen; con el fin de efectuar oferta pública de sus títulos - valores, procediendo en consecuencia a la inscripción respectiva de las acciones en el registro correspondiente que para el efecto lleva la Superintendencia de Valores u organismo similar competente, todo con objeto de efectuar un aumento de capital por realizar con la emisión de nuevas acciones ofrecidas por suscripción pública.

La disposición mencionada en cierta forma se refiere a las sociedades anónimas abiertas y, con el fin de tener un criterio más amplio al respecto, transcribimos lo escrito por los encargados de efectuar la "Normativa Uniforme Sobre Oferta Pública de Títulos - Valores" del Instituto Interamericano de Mercados de Capitales.

"La sociedad anónima abierta ha sido reconocida por la doctrina y algunas legislaciones (como la Ley chilena Nº.- 18.046, (El Art. 1 de la Ley Nº.- 18.045 en el segundo parágrafo, indica: "Asimismo, esta ley norma el mercado de las acciones de las sociedades anónimas y sociedades en comandita en las que a lo menos, el 10% de su capital suscrito pertenece a un mínimo de 100 accionistas, o que tienen 500 accionistas o más") la Ley brasileña de sociedades por acciones Nº 6.404 de 1976, la Ley argentina Nº.- 19.550 y el régimen de las S.A.I.C.A.S. venezolanas) como un subtipo societario que, por presentar características diferenciales, es normado por las reglas generales aplicables a la sociedad anónima, y las particulares específicas que se aplican al subtipo".

El dato esencial diferenciante está dado por el llamado el ahorro público indeterminado para la colocación de títulos - valores emitidos en masa por la sociedad, o por la dispersión de dicho títulos, ya logrados entre muchas personas, pertenecientes a grupos determinados del público.

La oferta pública y negociación continua de sus títulos - valores, con el consecuente cambio del titular de los mismos, en forma permanente, imprime a la sociedad abierta una fisonomía específica, que no resulta absolutamente compatible con la relevancia que la sociedad anónima cerrada otorga a la persona de sus socios.

La protección que se debe brindar al inversionista, es asegurar la existencia de un mercado secundario de valores que cumpla acabadamente su función básica de proporcionar profundidad y liquidez a fin de que el público inversor pueda realizar su inversión en cualquier momento y sin que ello implique una merma en el precio de sus títulos - valores. Desde luego, la existencia de un mercado secundario de valores en estas condiciones asume las características de un requisito absolutamente indispensable, ya que pocos son los dispuestos a adquirir tales instrumentos si no se les asegura previamente liquidez, a precios convenientes, ante la eventual necesidad de recuperar los dineros aportados. Esta liquidez sólo la pueda asegurar un mercado secundario eficiente donde concurran libremente vendedores y compradores y en el que los precios establecidos correspondan a un justo equilibrio entre oferta y demanda.

Ser mercado secundario es la función más importante de las bolsas o mercados de valores y

la que las caracteriza. De su grado de perfeccionamiento dependerá la eficiencia para la captación de recursos en todo el sistema, ya que no se concibe la existencia de un mercado de capitales de importancia sin la presencia de un mercado secundario. Esto no es lo que ocurre en la generalidad de los mercados secundarios latinoamericanos, en los que actúan sociedades que permanecen cerradas y con escasa difusión de sus títulos en el público.

No tiene ningún sentido y resulta pernicioso permitir el ingreso de sociedades cerradas, que permanezcan en esa condición. No tiene importancia la cantidad de sociedades que cotiza en una bolsa o mercado de valores, sino la calidad de las mismas en cuanto al número de acciones puesto en circulación".

IMPORTANCIA.-

Los emisores juegan un papel importante dentro del desarrollo del mercado de valores, en razón de que la captación de ahorros del público no es una función que sólo puedan cumplir las instituciones bancarias, sino también las empresas y el propio Estado al concurrir a esta fuente de financiamiento en forma directa, evitando el costo de la intermediación bancaria de por sí elevado.

Todo proyecto productivo real, sea público o privado, siempre es potencialmente aceptable

y debe financiarse por la vía de la emisión de títulos - valores.

Los emisores que pretenden captar recursos del público, deben otorgar ventajas económicas en relación con otras alternativas de financiamiento, determinando cierta flexibilidad para poder efectuar las operaciones bursátiles en forma ágil y oportuna.

Para tal efecto deben existir necesariamente mecanismos legales e institucionales

adecuados para que los emisores puedan desarrollar sus emisiones sin mayores dificultades, restricciones, impedimentos, privilegios o discriminaciones y el marco legal debe garantizar que la emisión de los instrumentos financieros se efectúen en condiciones competitivas y equitativas, especialmente respecto de las actividades similares emprendidas por el Estado

y sus empresas.

Los emisores deben actuar con entera transparencia, proporcionando toda la información necesaria para que los inversionistas adopten las decisiones en forma más racional posible y quienes contravengan a estos principios que deber ser objeto por parte de la autoridad competente, a sanciones severas determinando las responsabilidades por perjuicios que pudieran causar a sus afectados, sin que esto signifique la imposición de un excesivo control a priori que podría en práctica dificultar la emisión de títulos - valores.

Finalmente, el Fondo Latinoamericano de Reserva (FLAR), con sede en Santa Fe de Bogotá Colombia, institución que norma los mercados de Valores del Grupo Andino conformado por Bolivia, Perú, Venezuela, Colombia y Ecuador recomienda que la nominación, emisión de títulos - valores, normativa que riger los mercados de valores, en lo posible sea uniforme y no dé lugar a interpretaciones erróneas que pongan en duda o

peligro la oferta pública de títulos - valores efectuadas en las bolsas de valores.

SUPERINTENDENCIA DE VALORES

IMPORTANCIA.-

Dada la complejidad del mercado de valores y en general de las operaciones bursátiles, la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros se constituye en el órgano rector encargado de regular, controlar y fiscalizar el mercado de valores.

En todos los países donde existen bolsas de valores, existen también instituciones encargadas de regular su funcionamiento, buscando que el mismo sea expeditivo, competitivo y transparente.

La Superintendencia en lo institucional depende del Ministerio de Economía quien a su vez vela por el buen funcionamiento de la institución de acuerdo con sus propias características

y las facultades específicas que le otorga la Ley, tiene la misión de inspección, vigilancia e inclusive promoción del mercado de valores.

La Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, por las funciones especificas que desempeña, ha sido dotada de amplias facultades y atribuciones, pudiendo clasificarse en los siguientes rubros:

1.- Facultad de inspección y vigilancia.-

Por tratarse de un órgano regulador, en sentido amplio puede afirmarse que todas las facultades de la Superintendencia están encaminadas a procurar la inspección y vigilancia del mercado.

Al referirme a estas facultades, desarrolla áreas de inspección propiamente tal; efectúa las facultades de intervenir administrativamente a las empresas que participan en el mercado de valores; efectúa investigaciones sobre posibles irregularidades que vienen cometiendo dentro de la función bursátil y efectúa el análisis de información de carácter económico - financiero y legal. (numerales 7 y 17 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores).

2.- Facultades de aprobación y de autorización.-

Dentro de estas facultades, la Superintendencia, ejercita un control efectivo sobre emisores

e intermediarios y puede influir en las variables que rigen el comportamiento del mercado. (numerales 10,12,13,15,16 y 20 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores).

3.- Facultades de opinión y consultoría.-

Siendo la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros un organismo estatal especializado en materia bursátil, la Ley le confiere la facultad de ser órgano de asesoramiento del Gobierno Nacional y de cualquier organismo descentralizado y autónomo.

La Superintendencia brinda asesoría y resuelve consultas a entidades del sector privado y público, asesorando a empresas y sociedades que tengan el propósito de emitir títulos - valores de oferta pública en el cumplimiento de los requerimientos técnicos necesarios en lo relativo a la captación y canalización del ahorro público a través de la inversión de títulos - valores.( numerales 5 y 8 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores).

4.- Pacultades cuasi - legislativas.-

Las facultades de la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, en lo posible se ejercen mediante disposiciones, resoluciones y criterios de aplicación general con ello, se reconoce que la dinámica del mercado de valores actúa en relación directa con el tipo de complejidad de las operaciones que les son propias, las cuales demandan soluciones que, III dm6rito de la seguridad jurídica, se manifiestan con mayor magnitud.

La imposibilidad de que siguiendo los canales tradicionales se produzcan dichas soluciones rápidas y acertadas hacen que la Superintendencia tenga que dictar resoluciones de carácter urgente e inmediato con el fin de regular el mercado de valores (numerales 2,9,16 y 25 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores).

5.- Facultad cuasi – judiciales.-

La Superpotencia de Valores procede en muchos casos a instaurar sumarios administrativos contra agentes de bolsa, bolsas de valores , operadores de rueda y otras personas que intervienen en el mercado de valores, teniendo facultades expresas de dictar resoluciones disciplinarias, aplicar multas y, en su caso, suspender la actuación de los agentes autorizados por la Superintendencia, interveniendo a las agencias de bolsa, bolsas de valores cuando de conformidad a las inspecciones realizadas, se demuestre la existencia de ciertas irregularidades y anomalías o quiebra de las instituciones que se hallan inscritas y autorizadas en el Registro del Mercado de valores.

Son labores cuasi – judiciales, porque conocen directamente de este tipo de actuaciones administrativas antes que recurran ante los tribunales ordinarios, sean civiles o penales en su caso (numerales 6,7,11,12,17,22, y 24 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores)

6.- facultades de sanción.-

Como consecuencia de lo manifestado anteriormente, la Superintendencia está facultada para la aplicación de sanciones que pueda decidir y ejecutarlas regularmente.

Estas circunstancias se pueden apreciar al estudiar las sanciones que conforme a Ley son factibles de imponer a quienes no satisfacen o hacen caso omiso a ordenes impartidas por la Superintendencia.

En consecuencia, la tarea que cumple la Superintendencia en la aplicación de tales sanciones, podrían agrupares, en sanciones impuestas directamente por la Superintendencia, con cancelación y suspensión en el Registro del Mercado de Valores, cancelar la autorización concedida a los agentes de bolsa y suspender la cotización bursátil de ciertos títulos - valores que podrían poner en peligro al mercado de valores.

Asimismo, podría imponerse multas a quienes cometen irregularidades en el ejercicio de sus funciones y para los cuales, fueron autorizados y, en caso de cometer delitos especiales, comunicar inmediatamente a conocimiento del Ministerio Público para imponer la sanción penal correspondiente. (numerales 6,17 y 26 del Art. 15º de la Ley del Mercado de Valores).

FUNCIONES Y ATRIBUCIONES DE LA SUPERINTENDENCIA DE VALORES.-

Seria reiterativo el referirme a los 29 numerales del Art. 15º de al Ley del Mercado de Valores, ya que ah' se halla indicada todas las funciones y atribuciones que ejerce por Ley

el organismo rector del mercado de valores.

A tiempo de mencionar las facultades de la Superintendencia de Pensiones, Valores y

Seguros, hemos indicado enunciativamente los numerales correspondientes a cada una de dichas facultades y atribtici6nes y si por alguna circunstancia se ha dejado de mencionar

algunos de ellos, debemos remitirnos a dicha norma legal para su mejor comprensión y aplicación en su caso.

Sin embargo, necesario es referirnos a algunas facultades de dicha disposición legal y es as' como el numeral 1 indica: "Cumplir y hacer cumplir la presente Ley y sus reglamentos, asegurando la correcta aplicación de sus principios, políticas y objetivos”.

Esta facultad contradice con lo indicado en el Art.32º de la Ley, pues, dicha disposición legal dice: "Las bolsas de Valores tendrán la obligación de supervisar y controlar el cumplimiento de la presente Ley…" ¿ Quien hará cumplir la presente Ley?.

El numeral 11, del Art. 14º, toda vez que ambas disposiciones se refieren al mismo objeto, o sea, a suspender y cancelar el registro por el incumplimiento de la presente Ley.

De igual forma el numeral 12 del mismo articulo, es repetitivo del numeral 9, referido a la suspensión y cancelación de la oferta pública de títulos - valores.

El numeral 13 del artículo 15º que se analiza, merece un comentario especial, ya que la Ley otorga facultades al Superintendente de Valores para que: "Autorice la emisión de nuevos Valores".

¿ Bajo qué modalidad podrá el Superintendente crear títulos – valores? ¿ Será con una Resolución Administrativa?, ¿ Será legal este hecho o existirá contravención a otras disposiciones legales?.

El numeral 14 menciona: "Autorizar la inscripción en el Registro del Mercado de Valores de los Valores de oferta pública, intermediarios y demás participantes del Mercado de Valores", constituye una repetición del Art. 11º de la Ley; por esto resulta intrascendente.

El numeral. 17 constituye una repetición del numeral 2 del artículo que se analiza.

El numeral 20 concuerda con el numeral 16, será el Reglamento el que aclare dicha situación.

El numeral 21 indica: "Conocer y resolver los recursos que le sean interpuestos". A tiempo de efectuar el análisis de la presente Ley, obviaron indicar el recurso correspondiente, pues si se da lectura al Art. 114, no se halla indicado curso alguno, supongo será el de "revocatoria".

Finalmente, el numeral 27 indica: "Llevar el Registro del Mercado de Valores" siendo reiterativo de lo indicado en el Art. 11º de la presente Ley.

SUPERINTENDENTE DE VALORES.-

Según el Art. 16 de la Ley del Mercado de Valores, "La Superintendencia de abres estará dirigida por el Superintendente de Valores, que es la máxima autoridad ejecutiva de la misma, designado por el Presidente de la República, de terna propuesta por la Cámara de Senadores, de acuerdo con lo señalado en la Ley 1600 de 28 de octubre de 1994 y en la Ley 1732 de 29 de noviembre de 1996. El Superintendente de Valores debe tener nacionalidad boliviana, poseer título universitario en provisión nacional y tener por lo menos diez (10) años de experiencia profesional, de los cuales debe acreditar al menos cinco (5) años de experiencia profesional en el ámbito financiero"

Esta disposición legal es de cumplimiento obligatorio y cualquier Superintendente que actúe como tal sin tener el título universitario en provisión nacional, de hecho quedan anulados todos sus actos, perjudicando de esta manera mercado de valores.

REGISTRO DEL MERCADO DE VALORES.-

En mérito a lo determinado en al Ley del Mercado de Valores, se ha creado el Registro del Mercado de Valores, dependiente de la Superintendencia de Valores, con el objeto de inscribir los Valores de oferta pública, los intermediarios y demás participantes del mercado para proporcionar información de libre consulta y certificación al público en general.

De conformidad con el Art. 11º de la Ley del Mercado de Valores. "El registro inscribirá la información pública respecto a:

1.- Los Valores que sean de oferta pública y sus emisores.

2.- Las bolsas de valores y sus reglamentos.

3.- Las agencias de bolsa.

4.- Los operadores de las agencias de bolsa.

5.- Las entidades de depósito de valores.

6.- Los fondos de inversión y sus reglamentos.

7.- Las sociedades administradoras de fondos de inversión.

8.- Las sociedades de titularización.

9.- Los Valores emitidos producto del proceso de titularización.

10.- Las entidades calificadoras de riesgo.

11.- Las empresas de auditoría externa que participen en el Mercado de Valores, y

12.- Otras personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, nacionales o extranjeras y otras actividades o Valores determinados mediante reglamento.

Las personas comprendidas en el párrafo anterior se encuentran obligadas a proporcionar al Registro la información que éste le requiera.

Aquellas personas que posean el diez (10 %) por ciento o más del total de las acciones de un emisor deberán inscribirse en el Registro.

Mediante Reglamento se establecerán los requisitos de inscripción, su procedimiento y la periodicidad con la que debe presentarse la información".

RESPONSABILIDAD.-

El Art. 12º de la Ley del Mercado de Valores, indica: La inscripción en el Registro no implica calificación ni responsabilidad alguna por parte de la Superintendencia de Valores respecto de la solvencia de las personas naturales o jurídicas inscritas, ni del precio, la bondad o negociabilidad del Valor o de la entidad inscrita, en su caso. La información presentada al Registro es de exclusiva responsabilidad de quien la presenta y registre, así como su difusión y publicidad por cualquier medio.

La inscripción obliga a los registrados a difundir la información de acuerdo a lo establecido en la presente Ley y su reglamento".

INSCRIPCION DE VALORES DEL TESORO GENERAL DE LA NACION Y EL BANCO CENTRAL DE BOLIVIA.-

El Art. 13º de la Ley es reiterativo del Art. 7º, en razón de que el fundamento es el mismo, ya que para autorizar emisión alguna de parte de estas instituciones suficiente es la norma legal que autorice una emisión donde naturalmente estará la descripción de las características esenciales de dichos Valores.

SUSPENSION Y CANCELACION DEL REGISTRO.-

La Superintendencia de Valores podrá suspender o cancelar cualquier registro ante el incumplimiento o infracción de la presente Ley y sus reglamentos.

Esta norma legal concuerda con lo dispuesto en el Art. 9º de la Ley del Mercado de Valores.

SUPERINTENDENCIA DE PENSIONES VALORES Y SEGUROS.-

Se crea la Superintendencia de Pensiones Valores y Seguros (SPVS), fusionando la Superintendencia de Pensiones creada mediante Ley de Pensiones, La Superintendencia de Valores creada mediante la misma ley y la Superintendencia de Seguros creado por Decreto Ley Nº.- 15516 de 2 de junio de 1978, como órgano autárquico y personería jurídica de derecho público, con autonomía de gestión técnica y administrativa y jurisdicción nacional, bajo la función del Ministerio de Hacienda. La Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros estar dirigida por un Superintendente quien designa un Intendente de Valores, un Intendente de Pensiones, y un Intendente de Seguros.

Según criterio de la Dra. Coty Krsul "la tendencia moderna legislativa esta dirigida a establecer leyes marco donde se fijen adecuadamente los limites para luego dejar a futura reglamentación la concreción de la ley (dando lugar a la adecuada adaptabilidad de la norma al dinamismo del mercado).

Sin embargo, muchas leyes en vigencia son ambiguas, sin un horizonte determinado y hacen referencia excesiva a una futura y amplia reglamentación que transciende o establece

los limites de la ley.

La ley se convierte en un pretexto para reglamentar. Uno de los ejemplos mas claros es al Ley del Mercado de Valores que no traduce una política sobre el mercado que regula, creando ciertas figuras nuevas y necesarias, pero sin una política legislativa definida".

No existe un sistema técnico jurídico para verificar la existencia de derogaciones y se observa que se derogan normas que recién han sido aprobadas. Un ejemplo son disposiciones de la Ley del Mercado de Valores aprobada en marzo de 1998 que han sido derogadas en junio el mismo a–o por la Ley de Propiedad y Crédito Popular. El resultado final es ambigüedad e inseguridad jurídica en el sector"

IMPORTANCIA.-

AGENTES DE BOLSA

Los agentes de bolsa o intermediarios de la oferta pública de títulos valores constituyen los elementos más importantes de la actividad bursátil, ya que por su condición de accionistas de las bolsas de valores donde operan, les permite impulsar el desarrollo del mercado de valores.

En la mayoría de los países, los agentes de bolsa se hallan a la fecha constituidas como sociedades anónimas, sujetándose a las disposiciones inmersas en los Códigos de Comercio y en las Leyes de Sociedades Comerciales, pues, se consideran responsables de todas las operaciones bursátiles donde participan.

Los agentes de bolsa son personas que realizan operaciones de corretaje de títulos - valores, recibiendo la correspondiente licencia o autorización del órgano fiscalizador del mercado de valores. En el mercado de valores, los intermediarios o agentes de bolsa cumplen la función entre los inversionistas (personas que en un momento determinado disponen de fondos y los ofrecen a cambio de un título) y las empresas (que requieren de esos fondos y que, para captarlos, han emitido valores y han hecho oferta pública de los mismos).

A los agentes de bolsa se los considera como depositarios de la fe pública, parangonando su función con la de los Notarios y el Juez Registrador de Derechos Reales, pues, ante los agentes de bolsa acuden los inversionistas con la confianza de encontrar consejo objetivo y servicio honesto, competitivo y transparente y, por ello, la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, emite normas específicas para quienes quieren actuar como intermediarios o agentes de bolsa.

Los agentes de bolsa desempeñan una labor relevante en el mercado de valores, ya que constituye una profesión de tipo comercial, cuyo interés legítimo se halla plasmado en el interés público, pues al ser accionistas de las bolsas de valores y una vez que se haya obtenido la autorización para el funcionamiento de un agente de bolsa, éste tiene el

privilegio de negociar en las ruedas de las bolsas de valores, efectuando transacciones en las cuales necesariamente se halla involucrado el ahorro, la inversión y la compra venta de títulos - valores.

Por su importancia, el agente de bolsa debe poseer un comportamiento leal, honrado y ante todo transparente, con cualidades morales, capaz de deponer intereses personales ante el interés del cliente, ofreciendo una conducta intachable para garantizar las transacciones o contrataciones de carácter bursátil en las que interviene, procediendo con toda idoneidad y lealtad con otros agentes de bolsa.

CONCEPTO.-

Podemos indicar que el agente de bolsa es el intermediario de títulos - valores que se dedica habitualmente a la compra y venta de éstos, siendo necesariamente persona jurídica.

La legislación peruana, dice: "La persona natural o jurídica que se dedica con carácter permanente a intervenir como intermediario en la compra y venta de valores que se transan en las bolsas de valores". La legislación chilena indica: "Son intermediarios de valores las personas naturales o jurídicas que se dedican a las operaciones de corretaje de valores.

Los intermediarios que actúan como miembros de una bolsa de valores, se denominan corredores de bolsa y aquellos que operan fuera de la bolsa, agentes de valores.

Sin perjuicio de lo establecido en leyes especiales, ninguna persona podrá actuar como corredor de bolsa o agentes de valores sin que previamente se haya inscrito en los registros que para el efecto llevara la Superintendencia". Estos intermediarios bursátiles tienen por objeto principal acercar a las partes, sean comitentes, vendedores o compradores que en última instancia, perfeccionan el negocio jurídico, actuando en nombre propio, pero por cuenta ajena.

DIFERENCIA CON LOS CORREDORES DE COMERCIO.-

Muchos confunden las actividades y funciones de los agentes de bolsa con los corredores de comercio y para deslindar las funciones de cada uno de ellos, al presente necesario es referirnos al Corredor de Comercio, instituido en el Código de Comercio, Art. 96º y siguientes, ya que como auxiliar del comercio o del comerciante, cumple funciones de cooperación al comerciante principal.

Dicha disposición legal da el concepto del corredor de comercio, indicando, que: "El corredor es la persona natural o jurídica establecida por cuenta propia que media entre la oferta y la demanda para obtener el acercamiento de ambas, para la concreción directa del contrato por los interesados, sin tener relación de dependencia o de representación con las partes".

El corredor de comercio no tiene ninguna relación de dependencia con ninguna de las

partes, no este subordinado a ninguna de ellas, puede dejar de cumplir su función de mediación en cualquier momento, es interés propio del corredor, pues, el corredor de comercio no asume nunca la representación de ninguna de las partes contratantes, ya que cuando se le encarga una operación comercial, por ejemplo; éste no se halla autorizado a efectuar pagos ni recibir dineros, ni para cumplir o exigir el cumplimiento de cualquier obligación de las partes contratantes.

Su función concluye cuando ha hecho intervenir a las partes que tienen interés en la concreción de un negocio comercial y, por este hecho, tiene el derecho de efectuar el cobro de su comisión, ya sea el convenido con anterioridad o, en su caso el establecido en la plaza comercial donde actúa.

El Servicio Nacional de Comercio (SENAREC), es la institución legal que autoriza el funcionamiento de este auxiliar del comercio o del comerciante y es completamente diferente a las funciones que desempeña el agente de bolsa, conforme se ha indicado anteriormente.

La legislación venezolana, al referirse a los corredores de comercio, menciona que son los intermediarios o mediadores, a los cuales llama en forma genérica corredores, como "agentes de comercio que dispensan su mediación a los comerciantes para facilitarles la conclusión de sus contratos".

Es discutible esta posición, en razón de que los corredores de comercio, no solo participan en la negociación entre comerciantes, sino entre éstos y aquéllos que no ejercen el comercio en forma constante o también entre personas particulares no comerciantes.

Por su naturaleza jurídica, la figura del corredor de comercio en general, se aproxima a figuras afines y diferencia de ellas, especialmente con la comisión mercantil y las funciones que desempeñan los agentes de bolsa.

En efecto, si bien todas tienen un rasgo en común, la gestión de intereses ajenos en forma profesional, se distinguen por múltiples razones, resumidas así por Broseta Post, citado por Alfredo Morles Hernández en su libro "La Bolsa, Los Corredores y los Contratos Bursátiles" y manifiesta:

Por razón de la función o naturaleza de la actividad: El comisionista contrata o estípula por cuenta del comitente; el agente contrata por su representado o aproxima clientes a éste; el corredor busca clientes, pero no contrata con ellos.

Por razón de la estabilidad o permanencia de la relación contractual: El agente de bolsa esta vinculado a la otra parte por una relación estable y prolongada; el comisionista y el corredor de comercio reciben un encargo aislado, singular o individual;

Por razón de la exclusividad de la función o actividad: El agente opera normalmente en un área exclusiva; el comisionista y el corredor no soportan actuar con exclusividad para ningún cliente;

Por razón de la revocabilidad del encargo: La comisión y el corretaje son libremente revocables; lo contrario ocurre con los agentes de bolsa".

De esta forma quedan aclarados las funciones específicas que realizan tanto los corredores de comercio como los agentes de bolsa, ya que si bien aparentemente podrían tener alguna similitud en las funciones que des desempeñan, cada una de éstas instituciones difieren en la labor que realizan.

OBJETO, ORGANIZACON Y DENOMINACION.-

La Ley del Mercado de Valores no da un concepto de lo que es un agente de bolsa, al contrario tampoco se refiere a él, sino que determina el funcionamiento de "las agencias de bolsa", o sea, a las oficinas donde naturalmente actúa el agente de bolsa, persona jurídica que intermedia entre la oferta y la demanda de títulos - valores.

Sin embargo, tenemos que comprender que el legislador seguramente al referirse a las agencias de bolsa, no hace otra cosa que indicar los requisitos, funciones y facultades que tienen quienes se dedican a intermediar títulos valores, de ah' es que tenemos que adecuar nuestra posición al tratamiento dado por el legislador, no sin antes efectuar algunas consideraciones y críticas en varias de las disposiciones referentes al caso que nos ocupa.

En la exposición de motivos presentado a la Comisión de Hacienda del Anteproyecto de la Ley del Mercado de Valores, se hace mención a "Los Agentes de Bolsa", que es lo correcto; ignorando el motivo por el cual el pleno de la Cámara de Diputados no consideró este aspecto a tiempo de deliberar y aprobar dicha Ley, será talvez porque es materia técnica y los Honorables representantes de la patria no le dieron la importancia necesaria.

El Art. 1º de la Ley de Bancos y Entidades Financieras de 14 de abril de 1993, define lo que se entiende por Agencia, y dice: "Oficina urbana o provincial autorizada para realizar intermediación financiera y que funcionalmente depende de una sucursal o directamente de su oficina central"

El Art. 17º de la Ley del Mercado de Valores, refiriéndose a su objeto, indica: “ Las agencias de bolsa tienen el único y exclusivo objeto social de realizar actividades de intermediación de Valores, cumplir cualquier otro acto relacionado a la transferencia de los mismos y desarrollar actividades permitidas por la presente Ley".

En cuanto a la organización: " Las agencias de bolsa deben constituirse como sociedades anónimas por acto único e incluir en su denominación la expresión "Agencia de Bolsa", cuyo uso exclusivo queda reservado para las sociedades autorizadas de conformidad a la presente Ley. Sus acciones serán nominativas

Se ha omitido cumplir con lo que determina el Art. 218º del Código de Comercio, ya que si se constituyen como sociedades anónimas, necesariamente deben incluir a la denominación, las palabras Sociedad Anónima o su abreviatura S.A.

En cuanto a las acciones, éstas deberán ser ordinarias y dentro de las mismas recién las nominativas.

A continuación dicho Artículo dice: " Las agencias de bolsa no podrán efectuar ninguna

clase de operación mientras no se encuentren legalmente constituidas, autorizadas por la Superintendencia de Valores y sean socios de una bolsa de valores".

Al referirse a las agencias, la Ley emplea esta acepción en forma genérica, ya que como se indica anteriormente, agencia es una oficina, y quien dirige la misma, es la persona autorizada, en el caso presente el agente de bolsa.

REQUISITOS.-

Dentro de los requisitos que deben cumplir las agencias de bolsa y obtener autorización de funcionamiento y su respectiva inscripción en el Registro del Mercado de Valores, deben cumplir con lo determinando en el Art. 18º, a saber:

a).- Haber sido constituido como sociedad anónima.

b).- Tener un capital pagado igual o mayor al mínimo establecido por un reglamento, en función al tipo de operaciones que realice.

c).- Ser accionista de una bolsa de valores en Bolivia.

d).- Contar con oficinas e instalaciones adecuadas para desarrollar Sus actividades.

f).- Sus accionistas, representantes, directores, síndicos o funcionarios, no deberán estar impedidos y/o prohibidos para ejercer el comercio de conformidad al Código de Comercio,

ni estar inhabilitados para actuar en el mercado de valores.

g).- Constituir garantías que la presente Ley establezca, (En la Ley no se indican las garantías, las mismas se hallan en el estatuto o en el reglamento de las bolsas de valores) para permitir la operación de las agencias de bolsa, y

b).- Los demás requisitos que se establezcan mediante reglamento. En realidad no he hecho mencionado a lo indicado en el inciso e) del artículo en cuestión, porque considero que para proceder al funcionamiento y registro de una agencia de bolsa, esta disposición esta demás; toda vez que se refiere ha otro aspecto, es decir; que con anterioridad haya sido agencia de bolsa o pudiera haber sido suspendida por alguna causal establecida en la presente Ley o en sus reglamentos.

OPERACIONES Y ACTIVIDADES.-

Dentro de las operaciones y actividades bursátiles que deben realizar los agentes de bolsa están las mencionadas en el Art. 19º de la Ley del Mercado de Valores. Sin embargo, puntualizamos lo referente al inciso b) de dicha disposición legal, toda vez que se le otorga "Operar por cuenta propia bajo reglamentación especial"

Esta autorización concedida a los agentes de bolsa considero muy peligrosa, ya que un agente de bolsa podría actuar en forma arbitraria y eludir el cumplimiento de sus obligaciones, con grave perjuicio para los inversionistas, aunque se trate de justificar que se halla supervisado y fiscalizado por la autoridad competente. En otros países esta autorización es muy limitada y, por esta circunstancia, el Art. 765º del Código de Comercio, lamentablemente "derogado" por la Ley que se analiza, indicaba: ."…Cuando se trate de sociedades anónimas, sus acciones serán nominativas y no endosables. Los agentes de bolsa no pueden operar por cuenta propia".

En Venezuela, dentro de las "Normas" reglamenta as del Art. 86º de la Ley del Mercado de Capitales permiten a los corredores (agentes de bolsa):

Efectuar operaciones por cuenta propia únicamente después que hayan cumplido en su totalidad las órdenes de sus clientes que versen sobre la misma especie de títulos;

Comprar para su cartera propia, en caso de operación cruzada, a un precio no inferior al registrado en la última operación;

Vender de su cartera propia, en caso de operación cruzada, a un precio no superior al registrado en la última operación.

Los corredores no pueden (Artículo 7º) realizar operaciones por cuenta propia en forma de operación cruzada con clientes cuya cartera administren discrecionalmente, salvo autorización escrita especial para cada operación”.

La legislación chilena al respecto, indica: "Sin perjuicio de las demás obligaciones establecidas en esta ley, cada vez que un intermediario opere por cuenta propia, deberá informar esta circunstancia a la o las personas que concurran a la negociación y no podrá adquirir los valores que se le ordeno enajenar ni enajenar de los suyos a quien le ordeno adquirir, sin autorización expresa del cliente".

Consideramos igualmente que existe contradicción entre la actividad indicada en el inciso d) al mencionar "Prestar servicios de asesoría financiera" con lo dispuesto en el Art. 23º inciso b) de la Ley, pues, dentro de las prohibiciones precisamente están que las agencias de bolsa se hallan prohibidas de efectuar "operaciones de intermediación financiera".

Al autorizar a los agentes de bolsa realizar inversión de acciones en otras sociedades que les presten servicios necesarios o complementarios, consideramos muy peligroso, ya que por una u otra circunstancia, podría existir pérdida de capital de la empresa donde una agencia de bolsa haya invertido, con graves consecuencias de carácter económico y llegar en su caso a la quiebra.

CONTRATOS, CUENTAS BURSATILES Y TRANSFERENCIAS DE CUENTAS.-

Las normas emitidas por la Superintendencia de Valores como reglamentación de las actividades que deben cumplir los agentes de bolsa, determinan que, para realizar contratos bursátiles con los clientes, los agentes de bolsa deben especificar la naturaleza del mismo, la identificación de las personas con quienes efectúan un contrato el tipo y la naturaleza de la prestación del servicio, debiendo la Superintendencia de Valores establecer el contenido mínimo obligatorio de los mismos.

Una vez que el agente de bolsa haya suscrito el contrato correspondiente procederá a la apertura de una cuenta debidamente individualizada donde registrará todas las operaciones que la agencia de bolsa haya efectuado por orden y a favor del comitente o inversionista.

Estas cuentas bursátiles tienen como único objeto, el de registrar todas las operaciones efectuadas en el mercado de valores, pudiendo ser las mismas objeto de retención judicial en los momentos demandados y por obligaciones adquiridas por parte de los agentes de bolsa.

Esta norma legal determina asimismo que los clientes que as' lo deseen previa notificación por escrito, podrán transferir sus cuentas de una agencia a otra, no pudiendo la agencia de origen oponerse a la transferencia, salvo que al momento de tomar conocimiento de la decisión de su comitente, existan operaciones pendientes o mandato judicial emitido por autoridad competente.

GARANTIAS.-

Es obvio que, para el desempeño de sus funciones, los agentes de bolsa deben otorgar garantías en favor de la Superintendencia de Valores existiendo caso reglamentos que ameritan las, para el exigencias. Aquí es donde llama la atención en lo referente a la redacción de la Ley y la profundidad de la misma ya que el Art. 21º en su segundo parágrafo indica: "En su caso el ente fiscalizador, de acuerdo a reglamento, podrá exigir mayores garantías individualmente a las agencias de bolsa de acuerdo a las características de sus operaciones, de los endeudamientos u otras circunstancias que pueden afectar la solvencia económica o financiera de los AGENTES DE BOLSA".

En este Artículo consideramos que tienen toda la razón, ya que la correcta denominación es la de agente de bolsa y no de agencia de bolsa, pues, quien actúa directamente o mediante los operadores de rueda, son los agentes de bolsa y no las agencias de bolsa.

Las garantías que deben otorgar los agentes de bolsa se hallan claramente determinados en esta disposición legal y también en el reglamento de las bolsas, pues, interesa precisamente a las bolsas que al final de cuentas son quienes garantizan las obligaciones no cumplidas por parte de los agentes de bolsa.

Al indicar la disposición legal que se analiza las "agencias de bolsa deberán designar a la bolsa de valores respectiva o a un banco como representantes de los acreedores

beneficiarios de la garantía, en la forma que determine el ente fiscalizador, considero que se da mucha importancia a los bancos comerciales, ya que sus atribuciones y facultades se hallan determinadas en a Ley General de Bancos y Entidades Financieras, teniendo un fiscalizador independiente cual es el Superintendente de dicha institución y en cuanto a las operaciones y servicios bancarios también están facultados a realizar conforme a las disposiciones del Código de Comercio”.

OBLIGACIONES.-

Es natural que los agentes de bolsa tienen obligaciones que cumplir conforme dispone la Ley del Mercado de Valores, el estatuto y el reglamento de las bolsas de valores.

Al respecto, el Art. 22º de la Ley del Mercado de Valores, determina la forma de llevar los libros comerciales o mercantiles, porque el agente de bolsa es considerado comerciante, debiendo mantener en forma permanente su patrimonio por lo menos igual al capital mínimo requerido por la Superintendencia de Valores y por las respectivas bolsas de valores donde presta sus servicios.

Debe cumplir con las operaciones encomendadas, pagando el precio de la compra y/o entregando los Valores vendidos, sin poder oponer excepción alguna, manteniendo márgenes de liquidez y solvencia financiera de acuerdo con sus actividades y operaciones permitidas por Ley. Deberá informar a la Superintendencia de Valores de todas sus actividades, sus estados financieros, las operaciones que realice y cualquier cambio en su composición accionaria, máxime si se le ha autorizado mediante reglamentación especial a operar por cuenta propia, conforme determina el inciso b) del Art. 19º de la presente Ley.

En cuanto a lo estipulado en el inciso h) del Art. 22º que se analiza, existe contradicción y no hay la claridad requerida en dicha norma, pues, se exige que las agencias de bolsa tengan la obligación de informar a sus clientes individualmente y por escrito, respecto al "estado de su cuenta por lo menos una vez al mes y una vez al año", al momento de efectuar el cierre de sugestión…." consideramos que hay necesidad de aclarar este punto, porque podría acarrear falsas interpretaciones, aspecto que debe efectuarse en el reglamento por dictarse para que los agentes de bolsa efectúan su actividad de intermediación con títulos - valores.

PROHIBICIONES.-

En cuanto a las prohibiciones establecidas en el Art. 23º de la Ley del Mercado de Valores, es completamente clara la enumeración, con la salvedad de que el agente de bolsa no debe utilizar los excedentes de una cuenta bursátil en transacciones propias o en beneficio de terceros. Este aspecto hay necesidad de probar para poder imponerle una sanción.

OPERADORES DE BOLSA.-

Considero que los agentes de bolsa pueden actuar o participar en forma directa en, operaciones bursátiles en las ruedas de las bolsas y si acaso no quisieran hacerlo, pueden requerir de los servicios de terceras personas, en este caso el de los operadores de rueda, quienes estarán previamente autorizados por la Superintendencia de Valores. Los operadores de rueda son los directamente responsables solidarios con las agencias de bolsa, pues los representantes legales y operadores de bolsa de una agencia, no podrán serlo simultáneamente de otras.

Las agencias de bolsa -dice el Art. 24º de la Ley- deberán mantener contacto con los inversionistas y el público en general, a través de los operadores u otros funcionarios autorizados por la Superintendencia de Valores.

Al respecto consideramos que los agentes de bolsa son los directamente responsables de mantener relación directa con los inversionistas, pudiendo utilizar, por ejemplo, a otros funcionarios de la agencia de bolsa denominados asesores de inversión, quienes se encuentran munidos de facultades por conocer el movimiento del mercado de valores.

NORMAS DE CONDUCTA Y RESPONSABILIDAD DE LAS AGENCIAS DE

BOLSA.-

El Art. 25º se refiere a la conducta que deben mantener los agentes de bolsa en el desempeño de sus funciones.

Empero, este articulo determina claramente que, "Cuando operen por cuenta propia las agencias de bolsa están obligadas a informar dicha circunstancia a las personas que concurran en la operación y no podrán adquirir los Valores que se les ordenó vender, ni vender los suyos a quien les ordenó comprar.

Sin perjuicio de lo anterior, los agentes de bolsa podrán comprar los mismos Valores que se les ordenó comprar, cuando la orden de compra por parte de su cliente haya sido totalmente satisfecha o desistida con anterioridad.

Es una disposición que amerita un control estricto por parte de la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, ya que de existir incumplimiento de esta norma, podría ocasionar perjuicios graves para los inversionistas que utilizan los servicios de éstas agencias de bolsa.

Los agentes de bolsa, al igual que en otras legislaciones, son los responsables de la identidad y capacidad de las personas que contratan por su intermedio de la autenticidad e integridad de los Valores que negocian, de la inscripción de su último titular en los registros del emisor, cuando corresponda, de la autenticidad del último endoso, cuando proceda y del registro en cuenta en la entidad de depósito para evitar supuestos falsos en desmedro de las transacciones que efectúen.

Los estados de cuenta y los comprobantes emitidos por las agencias de bolsa que acrediten liquidación final de una operación celebrada entre éstas o con sus clientes, harán fe entre las partes concurrentes y ante terceros.

QUIEBRA.-

En los casos de quiebra, los agentes de bolsa, por considerarse comerciantes, deben supeditarse a las disposiciones inmersas en el Código de Comercio, empero tanto el dinero que posean en su poder de inversionistas y los Valores de sus clientes, al ser extra concúrsales, no formarán parte del patrimonio de las agencias de bolsa y en ningún caso podrán ser utilizados para satisfacer obligaciones de la agencia de bolsa ante sus acreedores.

DISOLUCION Y LIQUIDACION.-

El Art. 27º de la. Ley del Mercado de Valores, dice: "La Superintendencia de Valores dispondrá la disolución y liquidación de las agencias de bolsa correspondiendo disponer la quiebra al Juez llamado por Ley, de acuerdo a lo establecido por el Código de Comercio".

Consideramos que la disposición legal no está clara, no está indicada causal alguna para este hecho y el Superintendente de Pensiones, Valores y Seguros no puede de mutuo propio, disponer la disolución y liquidación de una agencia de bolsa, ya que siendo las mismas sociedades anónimas, serán los miembros del Directorio de la sociedad, Gerentes, órganos de fiscalización, etc. previo conocimiento de los socios quienes tengan que tomar alguna decisión en favor o en contra de dicha sociedad y, el Superintendente de Valores, considero no tiene atribución para ordenar la disolución y liquidación de una agencia de bolsa, salvo que se hallen expresamente determinados en la ley los motivos o causas para dicho acto jurídico. A lo sumo, el Superintendente podrá ordenar la cancelación de la autorización concedida a la agencia de bolsa.

CONCLUSIONES.-

En conclusión, con referencia al agente de bolsa, podríamos manifestar que la mediación que realiza el agente de bolsa, es considerada una relación contractual o sea el libre acuerdo de voluntades, donde el consentimiento de las partes es libremente expresado, constituyendo una operación de carácter público efectuada en las ruedas de las bolsas de valores.

El Agente de bolsa es considerado comerciante y por tanto debe cumplir con las disposiciones de 1 a Ley del Mercado de Valores y del Código de Comercio, particularmente con el llevo de los Libros de Contabilidad, para conocer la situación económica de los mismos.

La doctrina del a Legislación Comparada, difiere en cuanto a la naturaleza jurídica de las órdenes impartidas por las bolsas de valores, o sea, referente a la relación entre el cliente y el agente de bolsa. Parece razonable afirmar que la ordenes de bolsa aparentemente se rigen por las disposiciones del Código de Comercio sobre el contrato de Comisión Mercantil o Comercial.

La función que realiza el agente de bolsa se relaciona directamente al Contrato de Comisión Mercantil y, analizando lo indicado en el Código de Comercio, a partir del Art. 1260º y siguientes se determina que: "La comisión es un mandato sin representación, por el cual el comisionista contrata con los terceros a su propio nombre, pero por cuenta de su comitente, la ejecución de un acto negocio mercantil".

Si se analiza las funciones del agente de bolsa, éstas no pueden estar en contradicción con las normas de la Comisión Mercantil, ya que guarda estrecha relación, como también guarda relación con el mandato comercial.

El comisionista ejerce actos de comercio en su propio nombre, pero por cuenta de un comitente; el agente de bolsa al contratar con su cliente, hace lo mismo. Existe estrecha similitud con las funciones que realiza el comisionista y el agente de bolsa. Lo fundamental es saber distinguirlas, para evitar conflicto de intereses entre unas y otras, ya que si la comisión es considerada un acto mercantil, también las operaciones de bolsa que efectúan los agentes de bolsa, son consideradas actos comerciales.

NOCION GENERICA.-

OPERACIONES EN BOLSA

Las operaciones de bolsa deben ser concertadas para ser cumplidas y las partes contratantes no puedan dejar de ejecutarlas alegando cualquier impedimento. Las operaciones de bolsa son complejas en su aplicación, constituyen la expresión más acabada de la bolsa como mercado, ya que en ellas los inversionistas representados por los agentes de bolsa efectúan la concertación de la oferta y demanda de títulos - valores, comprando o vendiendo de acuerdo con las órdenes recibidas por parte de dichos inversionistas, operaciones que se efectúan con toda transparencia y en presencia de las autoridades de las bolsas de valores.

Las operaciones de bolsa son consideradas típicamente actos jurídicos por cuanto crean, regulan, modifican y extinguen toda clase de relaciones jurídicas entre las partes que intervienen, ya que son actos considerados dentro de nuestra legislación como actos bilaterales, porque intervienen dos o más personas; y consensuales, porque existe el consentimiento de las partes que declaran su voluntad. Son considerados actos netamente patrimoniales y, como consecuencia, son actos onerosos, ya que al decir de muchos autores, las operaciones de bolsa con consideradas "especulaciones bursátiles", porque al efectuar dichas operaciones, generan prestaciones de carácter reciproco, siendo el objeto principal la compra - venta de títulos - valores autorizados y admitidos por las bolsas donde se efectúan

dichas operaciones.

Las operaciones de bolsa constituyen necesariamente actos de comercio, recalcando en principio que, la comisión me1cantil constituye el antecedente de las operaciones bursátiles, emergiendo naturalmente como acto de comercio, generando un contrato de naturaleza comercial o de naturaleza bursátil.

El Código de Comercio al referirse a los actos de comercio, en el Art. 6º, inciso 5) indica:

"La compra o permuta de títulos - valores públicos o privados, con el ánimo de negociarlos, y el giro, otorgamiento, aceptación o negociación de los mismos

El inciso 6) dice: "Las operaciones de bolsa, de rematadores, el corretaje, las comisiones y la representación o agencias de firmas nacionales o extranjeras

Las bolsas de valores en sus reglamentos estipulan normas especificas para este tipo de operaciones, las mismas que tienen toda la validez del caso, por merecer la aprobación de la autoridad reguladora del mercado de valores.

CONCEPTO.-

Hemos indicado que las operaciones de bolsa son complejas en su aplicación y que tienen en su contenido relaciones jurídicas que deben ser cumplidas conforme con los mecanismos mencionados en los reglamentos de las bolsas de valores.

Podemos conceptualizar esta institución, mencionado que las operaciones bursátiles constituyen el acuerdo entre dos o más partes para la concertación de un negocio bursátil comprando o vendiendo títulos valores; creando regulando y extinguiendo derechos sobre el objeto del contrato.

Para Alfredo Morles Hernández, tratadista venezolano, la operación bursátil consistente en:

"La actividad compleja (formada por numerosos negocios jurídicos relacionados entre sí) a través de la cual un sujeto se propone lograr un fin (generalmente la especulación)".

Debemos hacer notar que para efectuar operaciones en bolsa, no es necesario de actos solemnes, sino que basta el cumplimiento de las formas establecidas para cada clase de operación formulado por las partes que intervienen en el mismo, dando naturalmente la publicidad de las operaciones y contribuir por este medio a la formación objetiva de los precios.

En la terminología bursátil utilizada en diferentes países corno "operaciones de bolsa" es un vocablo no comprometido jurídicamente

Según el criterio del Dr. Fernando Vidal Ramírez, de nacionalidad peruana; en su libro "La Bolsa de Valores: Un Ensayo de Derecho Bursátil", menciona: "En estos actos jurídicos que son las operaciones de bolsa, la autonomía de la voluntad está sumamente limitada, ya

que por que ésta queda expresada en la comisión o encargo al intermediario bursátil, que se traduce en las órdenes, y porque el intermediario bursátil o su operador no pueden actuar de manera distinta en la ejecución de la orden, que no sean las permitidas por los reglamentos de las bolsas".

CARACTERISTICAS.-

"Una operación de bolsa se caracteriza principalmente, al decir de Samuel Linares Bretón; tratadista argentino, por tratarse de una negociación sobre bienes in genere que recién se individualizan en el momento de la ejecución del contrato".

Como bien indicamos anteriormente, las operaciones de bolsa son bastante complejas en su aplicación, ya que en principio para su concertación precisa de un intermediario debidamente autorizado, en el que los objetos son los títulos - valores que se ofrecen in genere y que deben realizarse conforme con las normas que las rigen y con las prácticas bursátiles.

Según Vidal Ramírez, "Se trata de actos jurídicos complejos porque cada operación comprende una sucesión de faces precedidas por las órdenes de los comitentes que van, desde la propuesta y la concertación de la operación, hasta su liquidación, todas de ellas de conformidad con las normas y prácticas que permiten funcionar los mecanismos de negociación establecidos por la bolsa, razón por la cual es imprescindible la participación de intermediarios bursátiles".

Consideramos que la característica especial está en que los títulos - valores por negociarse en el recinto de la bolsa, deben estar aprobadas tanto por la Intendencia de Valores como por la propia bolsa de valores donde se va a efectuar la transacción.

NATURALEZA JURIDICA.-

Entendemos que las operaciones de bolsa por su complejidad necesariamente tienen su naturaleza jurídica por la relación que existe entre los comitentes que dan la orden y los intermediarios bursátiles o sea los agentes de bolsa y la relación existente entre éstos, ya que al efectuar la concertación de una operación de compra o venta de títulos valores, en principio queda comprendida dentro del ámbito del contrato de Comisión Mercantil,

La doctrina en forma uniforme ve en las operaciones de bolsa contratos típicos de compra y venta de títulos - valores.

El profesor Garríguez indica que: "En la bolsa se compran y venden títulos - valores y la compra venta es el negocio de realización de la comisión bursátil, aunque admite que no hay un concepto unitario desde que pueden imponerse determinadas modalidades de perfección o ejecución".

Para Rodríguez Sastre, citado por Vidal Ramírez; "las operaciones de bolsa son las regidas por el Derecho Bursátil, siendo la compra - venta la operación genuina o típica".

En consecuencia, debemos reconocer que las operaciones bursátiles por su peculiaridad y porque las mismas se realizan con el consentimiento de las partes contratantes, existen la voluntad contractual de ambas partes, para que las mismas se cumplan y se efectúen conforme con las normas indicadas en los reglamentos de las bolsas de valores. Dichas operaciones bursátiles, están necesariamente sujetas a disposiciones legales que le otorgan su propia naturaleza jurídica.

COSAS ADMITIDAS EN LA NEGOCIACION BURSATIL.-

Dentro del Derecho Bursátil no todas las cosas que se encuentran dentro del comercio pueden ser objeto de operaciones en bolsa.

Sólo los títulos - valores que se hallan inscritos en las bolsas y que tienen cotización, pueden ser objeto de negociaciones y transacciones en las bolsas de valores. De ahí es que las bolsas de valores, en sus estatutos y particularmente en sus reglamentos, deben especificar la clase de bienes que sus miembros pueden negociar en las ruedas de dichas instituciones.

Conforme a nuestra economía legal, los títulos - valores con considerados bienes mercantiles, as' lo determina en forma clara el Art. 11º inciso 4) del Código de Comercio y, por esta circunstancia, los mercados de valores dedican con exclusividad a los títulos - valores para ser admitidos en bolsa conforme hayan sido autorizadas.

No basta que un documento mercantil revista la calidad de título valor para que pueda ser negociado en el mercado de valores, sino que requiere fundamentalmente que tenga cotización legal y haya sido autorizada por las bolsas de valores y también por los órganos de regulación y fiscalización del mercado de valores.

En los reglamentos de las bolsas se determinan que títulos - valores pueden ser negociados en las ruedas, la forma de operar por parte de los intermediarios y la admisibilidad de los mismos, pero es necesario recalcar que sólo los títulos - valores autorizados son objeto de negociaciones bursátiles.

CONSENTIMIENTO.-

En los contratos bursátiles efectuados en la rueda de bolsa, como consecuencia de la compra venta de títulos valores, existe el consentimiento de las partes contratantes expresada en forma libre y espontánea, sin que exista presión alguna, ya que el consentimiento es un requisito fundamental de los contratos, porque los agentes de bolsa se ponen de acuerdo sobre las condiciones de la transferencia de títulos valores y pactan de

mutuo acuerdo, cuando uno propone y otro acepta.

El consentimiento es dado en operaciones bursátiles de viva voz, en las ruedas de bolsa; consecuentemente, no puede existir desacuerdo entre las partes que intervienen.

Puede ser total el consentimiento, o sea, por la totalidad de la adquisición o entrega de los títulos - valores que se compra o vende o puede ser parcial; esto es sólo por una cantidad debidamente especificada; empero siempre existirá el consentimiento mutuo entre las partes contratantes, pues, el objeto de este contrato precisamente son los títulos - valores que compran o venden y el precio establecido entre ambas partes.

LAS PROPUESTAS.-

En las operaciones bursátiles, por su complejidad, merecen un tratamiento especial, ya que para que exista acuerdo de voluntades en vender o en comprar títulos - valores, debe necesariamente existir previamente propuestas que se consideren previas a la concertación de dichas operaciones y son planteadas por los agentes de bolsa en el recinto de la rueda de las bolsas de valores.

La propuesta de comprar o vender títulos - valores va dirigida a todos los intermediarios presentes en el recinto de la bolsa y, una vez aceptada por uno de ellos, ésta debe ser cumplida por tratarse de un acuerdo entre dos partes; en consecuencia, el contrato es considerado bilateral, debiendo cumplir las partes todas las condiciones necesarias del contrato.

CLASES.-

Existe varias clases de operaciones bursátiles, de acuerdo con lo estipulado en los reglamentos de las bolsas que difieren mayormente en cuanto a su forma y no en cuanto al fondo de estas operaciones. Así por ejemplo, el Reglamento de la Bolsa de Valores de México D.F., se refiere en cuanto a su forma de liquidación: Al Contado, y A Plazos y, en cuanto a su forma de concertación: En Firme, De Viva Voz, De Cruce y de Cama, cada una de ellas con sus características propias.

El Reglamento de la Bolsa Boliviana de Valores S.A., al referirse a las Operaciones en General, a instituido en el Capitulo III Arts. 50 y siguientes, los tipos de operaciones bursátiles efectuados tanto en la rueda de bolsa como en la Mesa de Negociación. El lector puede remitirse al Reglamento mencionado si desea profundizar sus conocimientos en las diversas clases de operaciones bursátiles; empero, sólo varía en la forma, ya que en el fondo las mismas están inmersas dentro de las características propias de esta institución bursátil, en los reglamentos de las bolsas de los diversos países.

LA OPERACION DE REPORTO.-

El Art. 1º de la Ley de Bancos y Entidades Financieras, Ley Nº. 1488 de 14 de abril de 1993, define al Reporto, indicando: " Operación realizada por una entidad financiera autorizada que para el caso se denomina reportador, consistente en la compra de títulos - valores a un determinado precio de otra persona llamada reportado, bajo el compromiso de revender al reportado dichos títulos - valores u otros de la misma especie, en un plazo convenido contra el reembolso del precio original, más un premio que beneficia al reportador".

La operación de reporto es considerado por los estudiosos de la materia como una operación especulativa, por tratarse de una operación doble, ya que supone una compra o venta que acarrea otra venta o compra, ambas enlazadas para una sola y única operación entre las mismas partes contratantes.

"La Bolsa de Valores de Lima, efectúa un análisis al respecto, indicando en la Operaciones de Reporte, es importante recordar que la operación al contado resulta de la aceptación de una propuesta pactada para ser liquidada en un plazo inmediato, no mayor de 48 horas para la compra y 72 horas para la venta. La operación a plazo fijo, se concerta a un precio determinado para ser liquidada en una fecha futura y cierta ( 30,60 o más días)

La operación de reporte involucra dos operaciones simultaneas. La primera es una operación al contado o a plazo fijo, y la segunda es una operación inversa mediante el cual los intervinientes se comprometen a revender o recomprar los mismos valores a un plazo determinado y a un precio previamente pactado. Ambas operaciones se instrumentan a la vez en un mismo documento. Este tipo de operación pretende facilitar la, obtención de recursos por un plazo determinado, al cabo del cual se reembolsa el importe, considerando además un rendimiento pre - establecido.

EL MARGEN DE GARANTIA EN LA OPERACION DE REPORTE.-

Dado que la operación plazo que íntegra la operación de reporte involucra un riesgo de incumplimiento por parte del reportado, en pagar la operación a plazo y del reportante en entregar los valores comprados, se ha previsto la obligación de depositar garantías ante la Bolsa de Valores que se denominan Margen de Garantía.

El margen de garantía que debe mantener el reportante lo constituye el deposito del 100% de los valores transados, eliminando el riesgo de incumplimiento en la venta a plazo. Por otro lado, el Margen de garantí que ha de depositar el reportado lo constituye la diferencia entre el precio de la operación a plazo y el precio de la operación al contado. Este Margen puede ser cubierto en dinero o en valores aceptados por la Bolsa de Valores de Lima.

Cuando se realiza una operación de reporte, ésta registra en la Caja de valores de la Bolsa, simultáneamente con la entrega de los valores sujeto de la operación, considerandos la afectación de los mismos para la cobertura del Margen de Garantía.

La Bolsa a través del servicio de Caja de Valores, informa a la sociedad emisora la transferencia indicando el nombre del nuevo titular de las acciones. Al vencimiento de la

operación, se modifica el registro, comunicándose a la empresa, una vez efectuada la liquidación, nuevamente el nombre del titular que recibirá los valores(regresan al reportado) Cuando el lapso de vigencia de la operación de reporte, la empresa reparte beneficios, sea dividendos en efectivo o acciones liberadas, se registran en Caja de Valores, efectuándolos como parte del Margen de Garantía. Estos beneficios son siempre del reportado". La operación de reporto estatuido en el Reglamento de la Bolsa Boliviana de Valores S.A., no se halla registrada en el Código de Comercio; por consiguiente, es; una operación típicamente bursátil, aplicada solamente en operaciones de bolsa, es considerado un contrato imnominado. La Circular Nº. CNV-I-041/91 emitida por la Comisión Nacional de Valores conceptualiza el Reporto, indicando: " Se denomina operación de reporto a aquella que se realiza entre dos personas naturales o jurídicas autorizadas para tal efecto por la Comisión, en la que el vendedor de CDs., denominado "reportado" vende CDs. al comprador, denominado "reportador", y al mismo tiempo pacta recomprarlos en una fecha predeterminada, acordando para ello un precio y una tasa de premio". Se hace constar expresamente que el contrato de reporto sólo puede efectuarse en la rueda de bolsa y no así en la Mesa de Negociación.

LAS OPERACIONES EN MESA DE NEGOCIACION.-

Las Operaciones en Mesa de Negociación son consecuencia de la concertación entre los agentes de bolsa.

El Reglamento de la Bolsa Boliviana de Valores S.A., se refiere a las operaciones en Mesa de Negociación, determinando que la Superintendencia de Valores ha establecido que los títulos valores objeto de transacción constituyen la letra de cambio, el pagaré y la factura cambiaría.

Determina que "Los agentes interesados en operar en la Mesa de Negociación deberán enviar a la bolsa una carta expresando su deseo de participar, la completa aceptación de los reglamentos y su disposición a cancelar la cuota fija mensual establecida en el tarifario de la bolsa. El agente junto con la solicitud deberá adjuntar la primera cuota fija".

El Reglamento fija el horario correspondiente para realizar las operaciones respectivas, todo bajo la dirección y control del Director de Mesa, los operadores autorizados y las modalidades establecidas en el Reglamento, puntualizando que no se pueden efectuar operaciones de reporto, como indicamos anteriormente.

Asimismo, indica el Reglamento la constancia de las operaciones, las funciones y atribuciones del Director de Mesa y del Comité de aprobación, todo indicado en los Arts. 104º al 113º del Reglamento respectivo.

REGISTRO DE LAS OPERACIONES.-

Todas las operaciones de bolsa que son el resultado de la concertación de las propuestas y sus respectivas aceptaciones, deben ser registradas conforme con las disposiciones reglamentarias de las bolsas de valores tanto de las operaciones efectuadas en las ruedas de las bolsas como en la Mesa de Negociación.

Al decir del Dr. Vidal Ramírez, “El reglamento de las bolsas indica que el registro deben constar con sistemas apropiados que permitan a los agentes de bolsa, operadores de rueda u otros intermediarios de títulos - valores como también al público en general, un adecuado nivel de información. Mediante estos sistemas deben anotarse necesariamente los precios propuestos de compra y venta, así como las cotizaciones vigentes a la fecha de operación, debiendo modificarse los precios cuando se efectúe una nueva cotización propuesta por precio mayor, si es de compra, o por precio menor, si es de venta.

Las propuestas cruzadas y las propuesta a firme en orden de presentación y las operaciones realizadas en orden cronológico luego de ser refrendadas por el Director de Rueda, indicando el tipo de información efectuada, nombre del valor, cantidad y precio.

Los carteles o pizarras indicadores deberán contener información económica y bursátil que resulte de interés y utilidad para el público inversionista y los intermediarios".

Todas las operaciones de bolsa deben ser dadas a publicidad mediante el boletín de la bolsa que debe editarse en forma diaria, semanal y mensual, dejando constancia de todo lo que ocurre a tiempo de que se realizan las operaciones bursátiles, las propuestas, las operaciones concertadas, agentes de bolsa que intervienen, etc.

LA LIQUIDACION DE LAS OPERACIONES.-

Por su importancia, la liquidación de las operaciones es la etapa final en la que los agentes de bolsa o intermediarios de títulos - valores ejecutan las prestaciones reciprocas generadas en la concertación o acuerdo bilateral, pues, no obstante haberse pactada una operación in genere, se torna por la liquidación en operación in especie, esto es, se individualizan los títulos valores que han sido objeto de la transacción.

Al decir de la Federación Iberoamericana de Bolsas de Valores (FIABV) “la liquidación consiste en la entrega de títulos por el vendedor y en la de dinero por el comprador".

Para Vidal Ramírez, a quien se sigue en este apartado, “La liquidación de las operaciones de rueda se realiza por el servicio especial que presta la bolsa de valores y que se denomina Caja de Liquidaciones. La liquidación consiste en la entrega y recibo de los títulos y del importe del precio respecto de las operaciones concertadas, sin que el procedimiento seguido en la Caja de Liquidaciones libere a los intermediarios bursátiles y a sus comitentes de sus responsabilidades por la falta de cumplimiento, ya que la bolsa no incurre en otra responsabilidad que la derivada del funcionamiento del servicio".

Los plazos máximos para la liquidación están previstos en los reglamentos de las bolsas y

son establecidos por los directores de dichas instituciones mediante sistemas computarizados que permiten una mayor eficiencia en el servicio.

LAS BOLSAS DE VALORES (PRIMERA PARTE).-

ANTECEDENTES HISTORICOS.-

En nuestro libro " Bolsa de Valores: Un Enfoque Jurídico", mencionamos el origen histórico de las Bolsas de Valores, al que creemos deben remitirse 105 que tienen interés directo en el conocimiento de esta institución, indicando, sin embargo, algunos aspectos que considero interesantes al mencionar que estos centros de intercambio de mercaderías productos y valores en general tuvieron su origen por el año 1369 en la ciudad Flamenca de Brujas (Bélgica), donde los comerciantes se reunían para realizar transacciones frente a la casa de una persona llamada Chevalier van der Burse y en el frontis de la casa estaban esculpidas tres bolsas, por lo que entre los habitantes de la región se popularizó la expresión de ir a las "bolsas", pero no como indicativo del lugar, sino del tipo de reuniones que allí se celebraban, es decir, la compra - venta de mercancías.

CREACION DE LAS BOLSAS DE VALORES EN BOLIVIA En nuestro país, la Bolsa Boliviana de Valores S.A., se constituyó el 19 de abril de 1979, habiendo merecido aprobación por parte de la Comisión Nacional de Valores, mediante Resolución de Directorio Nº.- 001/82 de 29 de julio de 1982.

Mediante Resolución de Directorio Nº.- 02/87 de 31 de marzo de 1987, se aprueba el Reglamento de dicha institución.

Luego de haber transcurrido muchos años, la Comisión Nacional de Valores, conjuntamente personeros de la Bolsa Boliviana de Valores S.A. y miembros de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, inauguran dicha institución el 20 de octubre de 1989, como un justo homenaje a la fundación de Nuestra Señora de La Paz, aunque las operaciones recién comenzaron el 16 de noviembre de dicho año.

La Bolsa de Valores de Santa Cruz de la Sierra S.A. se constituye el 16 de junio de 1989, habiendo sido aprobado tanto el Estatuto como el Reglamento de dicha institución, mediante Resolución de Directorio de la Comisión Nacional de Valores y se autoriza el inicio de sus funciones a partir del día 5 de diciembre de 1990.

Actualmente, la Bolsa Boliviana de Valores S.A. se halla en funcionamiento, mientras que la Bolsa de Valores de Santa Cruz de la Sierra S.A. se halla en receso por falta de agentes de bolsa.

CONCEPTO DE BOLSAS.-

Existen varios conceptos sobre bolsa de valores y para una comprensión de carácter didáctico, señalamos algunas:

“La Bolsa es un espacio físico, donde compradores y vendedores se reúnen para efectuar transacciones de títulos valores, quienes mediante mecanismos de subasta pública, acuerdan los precios y productos que serán transferidos entre las partes interesadas”.

"La bolsa de valores es un lugar donde se realizan la transferencia de recursos monetarios (activos financieros) entre sectores de la economía que tienen excedentes para invertir y los que por el contrarío, los necesitan para desarrollar sus actividades productivas"

La Ley Nº. 18.045 de Chile respecto a las bolsas, dice: "Son entidades que tienen por objeto proveer a sus miembros la implementación necesaria para que puedan realizar eficazmente, en el lugar que les proporcione, las transacciones de valores mediante mecanismos continuos de subasta pública y para que puedan efectuar las demás actividades de intermediación de valores que procedan en conformidad a la Ley”.

La Ley del Mercado de Valores de México D.F, dispone que “Las bolsas de valores tienen por objeto facilitar las transacciones con valores y procurar el desarrollo del mercado respectivo, a través de las actividades siguientes:

I.- Establecer locales, instalaciones y mecanismos, que faciliten las relaciones y operaciones entre la oferta y la demanda de valores.

II.- Proporcionar y mantener a disposición del público información sobre los valores

inscritos en bolsa, sus emisores y las operaciones que en ella se realicen.

III.- Hacer publicaciones sobre las materias señaladas en el inciso inmediatamente anterior.

IV- Velar por el estricto apego de las actividades de sus socios a las disposiciones que sean aplicables.

V.-

Certificar las cotizaciones en bolsa.

VI.

Realizar aquellas otras actividades análogas o complementarias de las anteriores, que

autorice la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, oyendo a la Comisión Nacional de

Valores".

En el Anteproyecto de Normativa Uniforme de Oferta Pública de Títulos Valores preparado por el Instituto para la Integración de América Latina (INTAL) y el Instituto Interamericano de Mercados de Capitales (IIMC), presentado a consideración de las Bolsas afiliadas a la Federación Iberoamericana de Bolsas de Valores (FIABV) se establece que:

"Las bolsas o mercados de valores son instituciones públicas no estatales, que prestan un servicio público cuyo objeto es el ejercicio de las funciones que esta Ley les asigna, y no pueden tener una finalidad de lucro".

Eduardo Trucco, autor chileno efectúa un comentario al respecto, indicando que lo más

rescatable en este caso es el énfasis que se pone en la función de servicio público. Muchas veces cuando las bolsas están organizadas como sociedades anónimas, se tiene presente casi exclusivamente el interés de los accionistas, olvidándose que la bolsa es un mercado secundario de valores, organizado y regulado para beneficio de los inversionistas.

El Instituto Internacional de Mercados de Capitales, en la Normativa Uniforme sobre Oferta Pública de Títulos - Valores, refiriéndose a las bolsas o mercado de valores, indica que "son instituciones públicas para - estatales, que prestan un servicio público cuyo objeto es el ejercicio de las funciones que esta Ley les así y no pueden tener una finalidad de lucro.

Deberán tener personería jurídica pudiendo adoptar la forma de sociedad anónima, con acciones nominativas no endosables y se regirán por la presente Ley, por sus estatutos y reglamentos aprobados por la Comisión Nacional de Valores u organismo similar y, subsidiariamente, en tanto sea compatible con su naturaleza de institución de servicio público, por el régimen legal dispuesto para las sociedades anónimas u otras disposiciones legales pertinentes. No pueden usar la denominación "Bolsa de Valores", "Mercados de Valores" u otra similar, ni desarrollar actividades propias de tales instituciones, las entidades que no hayan sido autorizadas de acuerdo con la presente ley".

Las bolsas de valores constituyen mercados secundarios de valores, es decir, lugar de intercambio o centro de transacciones de valores que han sido colocados en el público. Es un mercado en el que existe cierto grado de especulación que garantiza el inversionista (adquirente de un título - valor) una medida de liquidez.

Eduardo Trueco, en su libro "Las Bolsas de Valores y su Reglamentación”, dice: "Es importante que se destaque lo siguiente: Las bolsas actúan como un mercado "centralizador, que concentra dentro de una determinada área geográfica el máximo de operaciones", si as' no fuera "las negociaciones se fraccionarían en mercados pequeños e innumerables, caso de que, se algún modo llegasen a tener realidad. Estos mercados íntimos podrían llegar incluso a estar relacionados a través de ciertos intermediarios y de los medios de comunicación; pero serian absolutamente inadecuados para asegurar la continuidad de las negociaciones, necesaria para garantizar condiciones satisfactorias. La dificultad de hallar ofertas y demandas de contrapartida no sólo retrasaría la conclusión de las operaciones de los cambios (precios) en cada mercado particular y a notables diferencias entre los diferentes mercados".

Sin duda que al referimos a las bolsas o mercados de valores como también se los denomina, encontramos siempre controversias en cuanto al concepto, a la forma y características con que se contempla, ya que se trata del aspecto principal y en el que existen mayores criterios y opiniones y ante todo divergencias en las legislaciones de los diversos países de Latino - América.

SISTEMAS DE ORGANIZACION DE LAS BOLSAS.-

Al referirnos a los sistemas de organización y funcionamiento de las bolsas, varían desde aquellos que reconocen a las bolsas como entidades totalmente privadas, sin injerencia alguna de parte del Estado u organismo especial con amplias facultades de autorregulación, otras que determinan a las bolsas como instituciones estatales, con funcionarios designados por el Estado y sujetos a disposiciones legales que expiden las autoridades estatales que dicen relación con actividades de la bolsa y otras que son de carácter mixto, o sea, que en su constitución y funcionamiento son enteramente privadas, pero que se hallan supeditadas a organismos estatales de control, supervisión y fiscalización.

En la Legislación Comparada, al decir de Linares Bretón en su libro "Operaciones de Bolsa", "encontramos tres grandes sistemas de constitución y funcionamiento de las bolsas:

el de la libertad, el de la oficialización y el mixto o ecléctico. El criterio predominante para esta clasificación es el de la mayor, menor o ninguna Injerencia que el Estado puede tener, tanto en la constitución como en el funcionamiento de las bolsas".

En Inglaterra tienen el Sistema de Libertad, es una sociedad anónima que se rige por sus propios estatutos y autoridades sociales, sin que el Estado tenga sobre ella ninguna intervención.

Puerto Rico está alineado en el sistema de la libertad, vale decir que no se requiere ninguna intervención previa o aposteriori del Estado. Francia e Italia han adoptado el Sistema Oficial, puesto que las bolsas son creadas por el Estado como instituciones oficiales, si bien con cierta autonomía y los agentes que actúan en ella son oficiales públicos designados por sus respectivos gobiernos.

En la Argentina como en Bolivia, existe el régimen bursátil Mixto o Ecléctico, ya que las bolsas necesitan para comenzar a funcionar que sean autorizadas por el Poder Ejecutivo y son fiscalizadas en su funcionamiento por una entidad autárquica descentralizada y con autonomía funcional propia, denominada Comisión Nacional de Valores, ahora en Bolivia denominada Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros.

México D.F. y Chile tienen iguales características que los anteriores, funcionan como instituciones privadas, o sea, sociedades anónimas, pero se hallan reguladas, supervisadas y fiscalizadas por el ente regulador de los mercados de valores dependientes del Estado.

CARACTERISTICAS ESPECIALES.-

La constitución de las bolsas de valores, como sociedades anónimas, tienen características especiales que las diferencian de las sociedades anónimas corrientes: Se indican, entre otras, algunas de ellas, a saber:

1.- Las bolsas de valores, son de servicio público, o sea que no benefician solamente a los socios, sino también a cualquier ahorrista - inversionista, sea particular o entidad pública del Estado, ya que en la rueda de bolsa se efectúan las transacciones entre vendedores y compradores de títulos - valores, representados naturalmente por los agentes de bolsa, ya que el objeto de las bolsas es el de proveer el espacio físico y garantizar las operaciones que

se efectúan en su recinto.

2.- La constitución de las bolsas de valores son suigéneris por excelencia, ya que la composición accionaria es diferente a las otras sociedades anónimas privadas, pues todo accionista solo tiene derecho a un mismo número de acciones y, consecuentemente, constituye la verdadera democratización del capital aportado, no existen mayorías ni minorías, todos tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones

3.- Para el funcionamiento de las bolsas de valores debe solicitarse autorización a la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, luego proceder con la inscripción en el Servicio Nacional del Registro de Comercio y de esta manera obtener la personalidad jurídica, conforme determina el Art. 1330 del Código de Comercio.

4.- Las bolsas de valores son reguladas, controladas, supervisadas y fiscalizadas por el ente regulador del mercado de valores, ya que cualquier actuación en el mercado de valores, deben hacer conocer a dicho organismo administrativo.

5.- Estas instituciones para su legal funcionamiento y autorización por parte de la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, deben previamente pedir aprobación de sus Estatutos y Reglamentos, aspecto que la diferencia de los otros tipos de sociedades anónimas. Estas sociedades deben proceder a informar de todas las operaciones que se efectúan en su recinto, informes adecuados a regulaciones especiales emanadas de la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros.

6.- Las bolsas de valores deben mantener en su patrimonio neto igual o superior a lo establecido por la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros, ya que de existir reducción de su capital podrían ir al aumento del mismo, a la disolución o liquidación de dichas instituciones.

7.- Las bolsas de valores por su naturaleza de sus funciones no pueden ser emisores de bonos u obligaciones, hecho que las diferencia de las sociedades anónimas corrientes.

8.- Tampoco las bolsas de valores pueden constituirse en intermediarios de las operaciones realizadas por los agentes de bolsa u operadores de rueda, en razón de que son las bolsas de valores quienes garantizan las operaciones realizadas en las ruedas de bolsa.

LA FUNCION ECONOMICA DE LAS BOLSAS.-

Los Arts. 141º al 145º de la Constitución Política del Estado se refieren a la Política Económica del Estado, dando la concepción de desarrollar una "economía social de mercado", comprendiendo la función de la bolsa, dentro de ella, constituyendo la función económica de la bolsa, el de fomentar y alentar las diversas transacciones para robustecer y dotar de liquidez al mercado secundario y coadyuvar un mayor desarrollo del mercado primario, debiendo canalizarse el ahorro interno hacia inversiones productivas, dotando al inversionista de condiciones de liquidez y rentabilidad.

La bolsa sirve de fuente alternativa de financiamiento empresarial y aún el Estado y entidades del Estado mediante emisiones de títulos - valores destinados al público inversionista promueven la distribución de recursos financieros a las empresas de los diversos sectores productivos.

La bolsa como mercado organizado debe estimular la inversión por la seguridad con que reviste las transacciones y la fluidez con que dota a la circulación de los títulos valores.

Por su función económica, la bolsa debe ser también un instrumento de la política económica y son reconocidas, por la canalización del ahorro público y óptima asignación de los recursos provenientes de los inversionistas.

Teóricamente, a través de las bolsas, debe lograrse la óptima asignación de los recursos, quienes tienen fondos disponibles, sólo los entregan a cambio de títulos - valores, sobre la base de un juicio positivo de valor sobre las expectativas, en comparación con otras alternativas.

Las bolsas de valores suministran información financiera sobre las empresas, fijan el valor de las acciones y asignan un precio al dinero por medio de la cotización de los valores de renta fija (bonos o debentures).

También se reconoce a las bolsas de valores como función económica, la de proveer liquidez a las inversiones en títulos - valores. En la liquidez puede influir la intervención del Banco Central, como moderador de la circulación monetaria, como regulador del precio de los títulos valores de deuda pública o como controlador de las tasas de interés.

Como es de conocimiento, la función primordial que cumplen las bolsas y, en general el mercado de valores, es canalizar el ahorro procedente de personas particulares e instituciones de ahorro, hacia las entidades públicas y privadas que solicitan mediante la emisión de títulos valores.

Cumplen de esta manera las bolsas de valores una función económica fundamental por tratarse de inversiones reales, facilitando y eliminando los obstáculos que interfieren en el flujo de fondos hacia las entidades antes indicadas y proporcionando naturalmente la información necesaria.

LA FUNCION SOCIAL DE LAS BOLSAS.-

En cuanto a la función social de las bolsas, no pudiendo tener una función diferente a la económica; mantiene una íntima relación que debe complementarse, pues, la emisión y difusión de acciones de capital es la función más importante de las bolsas, a través de las operaciones bursátiles debe promoverse una mayor participación del capital de las empresas, por ejemplo, la emisión de Bonos de Participación, cuando éstas se hallen estipuladas en la escritura social o los estatutos de una sociedad anónima, expedidos a favor

de los trabajadores debiendo los mismos tener derecho en la participación de las utilidades del ejercicio, siendo los mismos generalmente intransferibles, caducando con la extinción de la relación laboral por cualquier causa, pudiendo crearse consecuentemente, acciones laborales y de esta manera incentivar la difusión de los mismos

A la bolsa le corresponde primigeniamente la tarea social de contribuir a la defensa del

ahorro público que, por ser menor, se ha hecho más valioso, constituyéndose la bolsa en un instrumento importante en el proceso de difusión de la propiedad accionaria, lo que se ha llamado en diversas ocasiones "la democratización del capital social", debiendo lograrse la misma por medio del fortalecimiento de un ambiente de estabilidad, libertad económica, sin que existan temores de inflación de dinero.

La bolsa tiene la obligación de cumplir una función pedagógica, dirigida al público, a los empresarios y a las autoridades, para que se aprecie la dimensión de la importancia de la función de la bolsa que cumple en el proceso económico y social, debiendo organizar cursos, seminarios, conferencias, foros, etc. entrenando recursos humanos que optimicen la eficiencia de la actividad bursátil y de los servicios vinculados a ésta. La labor de educación y promoción también es responsabilidad de las bolsas creando intereses en las empresas, compañías e industrias, desarrollando tareas encaminadas a familiarizar al público en general con la actividad bursátil.

Así, las bolsas con la información que posean dan a conocer el momento por el que atraviesan las empresas y, de este modo, fiscaliza su actuación forzando al empresario a adoptar los procedimientos más eficaces para obtener diversos bienes y ofreciéndoles un medio financiero para ampliar sus actividades.

La institución bursátil cumple una función eminentemente social, mediante la división y difusión del derecho de propiedad, creando nuevos poseedores de títulos valores.

El mercado de valores permite la afluencia de un mayor número de inversionistas,

contribuyendo a robustecer la estabilidad social al aumentar el natural sentido de responsabilidad que conlleva el adquirir la propiedad de un bien.

LA BOLSA DE VALORES Y EL MERCADO FINANCIERO.-

La bolsa de valores se sitúa dentro del sistema de intermediación financiera que se halla compuesto por el Sistema Financiero Indirecto o y el Mercado de Valores o de Financiamiento Directo.

El sistema financiero nacional o de financiamiento indirecto, canaliza recursos a través de instituciones financieras, bancarias y no bancarias (financieras, empresas de seguros, reaseguros, cajas de ahorro y préstamo para vivienda, cooperativas de ahorro y crédito), que movilizan recursos de corto plazo.

Estas instituciones han operado tradicionalmente con niveles de riesgo mínimo y con rentabilidad fija, y han evolucionado diversificando sus operaciones sobre la base de un

nuevo concepto que es el de la banca múltiple.

El mercado de valores o de financiamiento directo canaliza los recursos superavitarios hacia los entes deficitarios, a través de la emisión de títulos - valores, a mediano y largo plazo.

Ello se sustenta en la existencia de un mercado primario (o de primeras emisiones) y de un mercado secundario (o de títulos - valores previamente colocados).

El mercado de valores primario está representado por los procesos de oferta pública de valores de las empresas, as' como emisión de obligaciones.

Ello permite recoger recursos frescos para la constitución del capital de las sociedades y/ o para la ampliación del mismo.

El mercado de valores secundario permite la transferencia de los títulos - valores que fueron colocados a través del mercado primario, está representado por el mercado bursátil propiamente dicho y por el mercado extrabursatil.

En el mercado bursátil se realizan operaciones de compra - venta de títulos - valores ya emitidos, bajo normas especiales que promueven el desarrollo de un mercado libre y organizado, donde predominan las fuerzas de la oferta y de la demanda, as' como la existencia de amplia información, bajo el principio de máxima transparencia. La entidad que acoge y centraliza las operaciones de este mercado es la bolsa de valores. EI mercado extrabursátil los constituyen aquellas operaciones de compra y venta de títulos - valores que se efectúan fuera del ámbito de las normas que rigen para el mercado bursátil. Sin embargo, dentro del ámbito del mercado extrabursátil se encuentra la Mesa de Negociación, importante mecanismo organizado para la bolsa y autorizado por la ex - Comisión Nacional de valores que permite la transacción de diversos títulos - valores en condiciones de seguridad, transparencia y eficiencia, propias del mercado bursátil, demanda, así como la existencia de amplia información, bajo el principio de máxima transparencia. La entidad que acoge y centraliza las operaciones de este mercado es la bolsa de valores. EI mercado extrabursátil los constituyen aquellas operaciones de compra y venta de títulos - valores que se efectúan fuera del ámbito de las normas que rigen para el mercado bursátil. Sin embargo, dentro del ámbito del mercado extrabursátil se encuentra la Mesa de Negociación, importante mecanismo organizado para la bolsa y autorizado por la ex - Comisión Nacional de Valores que permite la transacción de diversos títulos - valores en condiciones de seguridad, transparencia y eficiencia, propias del mercado bursátil.

LA INTEGRACION DE LAS BOLSAS DE VALORES EN EL GRUPO ANDINO (SEGUNDA PARTE)

INTRODUCCION.-

El tema que ponernos a consideración del amable lector, tiene su origen en la experiencia adquirida y la opinión de los estudiosos de la materia, habiendo el Dr. Julio César de la Rocha Catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad de Lima - Perú, culminado con el trabajo de por si interesante que sirve como antecedente para que el Grupo Andino en particular, proceda a la integración de las bolsas o mercados de valores cuyos beneficios serán a mediano y largo plazo.

En el Plan de Reorientación de la Junta del Acuerdo de Cartagena (JUNAC) transformada posteriormente en la Comunidad Andina, acordado en Lima en el mes de junio de 1985. se estableció una serie de acciones destancándose el establecimiento de bases mínimas para lograr integrar los mercados de capitales existentes, la creación de bolsas de valores en aquellos países o áreas geográficas donde actualmente no existen, la promoción de un mayor intercambio de experiencias y la aproximación gradual de las normas y procedimientos de los mercados secundarios de la subregión.

El fortalecimiento de los mercados de valores deberá estar dirigido hacia una aproximación cada vez mayor de las políticas económicas y financieras de los países miembros. La concertación se puede lograr en este aspecto, le debe dar un impulso decisivo al proceso de integración de los mercados de valores.

La internacionalización de la economía se ha convertido en la tendencia predominante en la actualidad. Se nota, pues, un verdadero afán integracionista por todo el orbe, así como de relacionar los mercados de capitales de los diversos países o de los diversos bloques económicos estratégicos a nivel mundial.

Se puede afirmar que hasta ahora, América Latina se ha enfatizado en las zonas de libre comercio y que muy poco se ha avanzado en la armonización de políticas y la creación de mecanismos relacionados con la libre circulación de los capitales; aspecto muy importante para lograr la unidad económica.

El presente análisis, de por sí interesante, se basa en la experiencia y en el conocimiento de la materia.

DEFINICION DE INTEGRACION.-

En términos generales, la integración supone la unión de las partes en un todo. De esto podría deducirse que la" integración económica" no es otra cosa que la agregación de unidades económicas nacionales en un ente supranacional. Pero esta definición no expresa la verdadera connotación del término, pues lo que comúnmente se conoce como "integración económica" está asociada, además, a aspectos socia les, políticos e inclusive culturales.

Para Bela Balassa en su libro "Teoría de la Integración Económica", define:" La integración como un proceso y como una situación de hecho. Como proceso, comprende medidas encaminadas a suprimir la discriminación entre unidades económicas pertenecientes a distintos estados; y como situación de hecho, equivale a la ausencia de formas de

discriminación entre economías nacionales".

Para el Banco Interamericano de Desarrollo, "La integración propiamente dicha, es el status jurídico en el cual los estados entregan algunas de sus prerrogativas soberanas, con el fin de constituir un área dentro de la cual circulen libremente y reciban el mismo trato, las personas, los bienes, los servicios y los capitales; mediante la armonización de las políticas correspondientes y bajo una protección supranacional".

La integración económica por tanto, a decir de José Luis Llosa Gálvez, "simula un libre comercio hacia adentro y un proteccionismo hacia fuera".

CARACTERISTICAS DE LOS VALORES NEGOCIABLES EN BOLSA:

ACCIONES Y BONOS.-

De una manera general, podemos indicar que lo que se negocia más en las bolsas de valores son las acciones y los bonos o debentures, ya que las empresas necesitan financiamiento, ya sea para capital de trabajo o para nuevas inversiones. El primero constituye un carácter coyuntural y puede ser financiado a través de la banca, a corto plazo; en cambio, las inversiones con de carácter estructural y son financiados fundamentalmente en el mercado de valores.

No todas las operaciones del mercado de valores se dirigen directamente hacia la inversión, los fondos para ella provienen de las transacciones del mercado primario, el mismo que depende a la vez de la liquidez y costos del mercado secundario; es decir, existe una interconexión directa entre ambos mercados, lo cual facilita a los agentes económicos que adquieren las nuevas emisiones poseer un mercado ágil y oportuno para disponer de sus activos ante una eminente falta de liquidez. Cuando hablamos de capital de riesgo nos estamos refiriendo al mercado de acciones, las cuales son participaciones patrimoniales de las empresas de quienes adquieren las nuevas emisiones. Asimismo, cuando hablamos e intercambiar fondos presentes por otros en el futuro, donde las fechas están determinadas con anticipación, nos estamos refiriendo al mercado de bonos o mercado de valores de renta fija.

La demanda de los activos financieros dependerá de ciertos factores o características que estimulan su obtención. Se pueden mencionar hasta cinco características básicas que tipifican a las acciones y bonos, y los demás activos financieros con los que tienen que competirlos primeros:

- Liquidez.- Es la facilidad de negociación.

- Madurez.- Es el periodo de vigencia del activo financiero.

- Riesgo.- Es la incertidumbre sobre el futuro valor de los activos financieros.

- Rendimiento o rentabilidad.- Es la corriente futura de ingresos que generan los activos

financieros.

- Retribución.- Cuando se introduce el efecto del valor de mercado, surge la retribución como característica esencial del activo, porque los valores de compra difieren de 4os valores de venta (ganancias o pérdidas).

- Cada una de estas características se presenta en mayor o menor grado en cada tipo o clase de activo, de acuerdo con su naturaleza.

LAS BOLSAS DE VALORES EN LOS PAISES DEL GRUPO ANDINO:

CREACION DE LA BOLSA SUPRANACIONAL ANDINA (BSA)

A NIVEL GENERAL.-

a) Utilización optima de los recursos financieros globales

La creación de la Bolsa Supranacional Andina ayudará a aprovechar de mejor manera, los recursos financieros que se generen dentro del área integrada, como aquellos excedentes que pueden producirse en otras áreas. No se debe descartar la posibilidad de repatriar capitales fugados al exterior.

b) Utilización adecuada de los excedentes financieros nacionales

La Bolsa Supranacional Andina incentivara la canalización de fondos hacia la financiación de: algunos proyectos empresariales nacionales, que por su envergadura e importancia no pueden captar los ahorros suficientes dentro del país miembro. A su vez este hecho aumentara las posibilidades para la innovación y la competitividad de las empresas, su crecimiento y modernización y la subsiguiente generación de empleo

c) Mejoramiento de las relaciones interbolsas

El funcionamiento de la Bolsa Supranacional Andina implica unas relaciones mucho más estrechas entre los mercados de valores de cada país que en el plano práctico, significa uniformizar normas mínimas de actividad armonizar la técnica bursátil en su mas variados aspectos esto es en cuanto a la información de sociedad es e inversionistas, modalidades de contratación, intermediación, información que constituye la esencia para el funcionamiento de la Bolsa Supranacional Andina

A NIVEL NACIONAL.-

a) Fomento del desarrollo de los mercados de valores locales

Existe la necesidad de potenciar los mercados de valores de cada país miembro, como

consecuencia de la necesidad de ofrecer el mayor número de activos financieros, debido al incentivo que representa el acceso de nuevos valores a la cotización bursátil.

b) Estabilidad financiera

La integración de los mercados bursátiles andinos deberá ayudar en gran medida a estabilizar los mercados financieros nacionales debido al incremento de su liquidez. Igualmente, dada la competencia entre los mercados, se creara una mecánica beneficiosa para el proceso ahorro - inversión de la región.

c) Mayor divulgación del mercado de valores

La popularización de la actividad bursátil por parte de los inversionistas de cada país miembro producirá el fortalecimiento de los mercados de valores nacionales.

d) Perfeccionamiento de los niveles de información empresarial

La posibilidad para las empresas nacionales de que sus títulos - valores puedan entrar a formar parte de la cartera de valores del área integrada, impulsará a aquellas a clarificar sus datos e informaciones y a mantener una adecuada y veraz política de transparencia informativa que redundará en beneficio de sus posibilidades de financiación.

A NIVEL INDIVIDUAL.-

a) Diversificación de la inversión bursátil y de los instrumentos bursátiles

Muchos de los potenciales inversionistas no se deciden a realizar una operación debido al riesgo que significa la poca posibilidad para la diversificación de sus carteras en forma eficiente; así también, por la escasa variedad de los activos financieros o títulos - valores bursátiles.

b) Disminución del riesgo de inversión

Debido a la participación de la Bolsa Supranacional Andina, existe la posibilidad de alcanzar mayores tasas de rentabilidad que en forma aislada, as' como un mayor grado de liquidez de los títulos - valores; lo cual implica menor riesgo ante los procesos inflacionarios y devaluatorios, característico en nuestros países especialmente en la última década.

c) Estimulo a mejorar el conocimiento de la actividad bursátil

Debido a las ventajas o mayores posibilidades actuando dentro de la Bolsa Supranacional Andina que, dentro del ámbito nacional solamente, los inversionistas propenderán a un conocimiento más profundo de esta actividad, lo quem implica una superación constante de los profesionales en el campo del mercado de valores, finanzas de empresas y finanzas

internacionales.

A NIVEL ESPECIFICO DE LA BOSA SUPRANACIONAL ANDINA.-

a) La creación y funcionamiento de la Bolsa Supranacional Andina estimulará sobremanera

la propia unión interna del Pacto Andino, favorecida por la empresa común y por las mismas ventajas que trae consigo esta agrupación.

b) Potenciará una efectiva proyección internacional del pacto Andino.

c) Fomentará la creación de un verdadero laboratorio de análisis para las estructuras

profesionales de los miembros de la Bolsa Supranacional Andina. Asimismo, dentro del mismo ámbito, creará una escuela para el estudio y aprendizaje de la técnica de inversión internacional y, principalmente, de lo que puede producirse en los mercados de capital del área integrada.

d) Conllevará a la constitución de firmas de agentes o corredores de carácter internacional o

a la adecuación de las ya existentes.

CONDICIONES NECESARIAS PARA LA CREACION Y FUNCIONAMIENTO DE LA BOLSA SUPRANACIONAL ANDINA.-

Para posibilitar el óptimo funcionamiento de la Bolsa Supranacional Andina creemos que la condición necesaria es "armonizar las políticas económicas". Los mecanismos de armonización de las políticas económicas son aquellos destinados a proveer un marco adecuado para el funcionamiento de los demás mecanismos de integración financiera (vigentes y los demás que se puedan crear, como la Bolsa Supranacional Andina), y facilitar el logro de los objetivos a los que están destinados. Comprende la coordinación en el área fiscal, monetaria - crediticia, cambiaría y de política arancelaria, aduanera, de transportes y comunicaciones, entre las más importantes. Dentro de Proceso de Integración Andina, la armonización de políticas económicas hasta ahora han sido desalentadoras o no se llevaron a cabo.

Lo que nos interesa, para fines de estudio, son los mecanismos de armonización, de políticas en el campo de la integración financiera andina existentes. Teniendo en cuenta dichos instrumentos, y a la vez reactivándolos; debemos buscar otros nuevos como complemento a ellos, porque sólo de esta manera podemos viabilizar el funcionamiento de la Bolsa Supranacional Andina.

INTEGRACION DE LOS MERCADOS DE VALORES: LA DECISION DE INVERTIR EN TITULOS VALORES.-

El negocio en títulos - valores (especialmente en acciones) y la especulación bursátil son apasionantes, vinculan al participante a todo un mundo de información muy atractiva, es

una actividad que premia en forma particular y en última instancia la imaginación y la fantasía; pero al final lo único importante en este caso, como en todos los negocios, es el resultado que se obtiene, el éxito en nuestra conjetura.

Existe pues, magníficos y pésimos negocios por hacer en materia de títulos - valores y que siempre desearíamos conocer la fórmula que nos permitiera decidir "sin dudas"; sólo hay un problema, que tal fórmula no existe. Pero hay ciertos métodos que nos y van a permitir disminuir el riesgo, haciendo que nuestras - decisiones de inversión sean las más acertadas posibles.

El participante en el mercado de valores debe ser por excelencia un especulador, en otras palabras, un cazador de oportunidades que se dedica a estudiar el mercado para tomar las decisiones que más lo favorecen. Es alguien que ha tomado las alternativas de negocios que considera más atractivas que ha determinado su perfil de inversionista si es de alto riesgo o no, si trabajara a mediano o corto plazo, etc. 'y con esta base se dedica a participar en el mercado.

Debe tener claro este inversionista que "una buena inversión es una buena especulación y si no es especulación, no es ni siquiera una inversión segura". Se trata de buscar, como en el juego de póker, las mayores utilidades cuando nos llega una buena mano y minimizar en lo posible las pérdidas cuando tenemos malas cartas.

Inclusive el mercado de valores (especialmente la bolsa de valores) en cierta forma está diseñada para que los especuladores se conviertan paradójicamente, en el más sano participante en el mercado. Ellos, al contar con su excelente información y participar en el mercado a la vista de todo el mundo, se encargan de uniformar al grueso de los participantes sobre las posibles oportunidades que se presentan y en qué medida se está usando de ellas.

En definitiva, todo este esquema resulta en un magnifico mecanismo de formación de precios y de ajuste de los mismos con base en las posibilidades que se le perciben a cada uno de los títulos - valores

Las indicaciones técnicas para invertir en títulos - valores, en todas las bolsas del mundo y, como parte de la justificación para la existencia de este mecanismo de negociación, se suministra una gran cantidad de información financiera y estadísticas sobre los papeles que se mueven en el mercado. Es indispensable que cualquier inversionista de bolsa este dispuesto a conocer esta información en la medida en que lo considere relevante y que este' dispuesto a analizar la evolución de las variables y a mantenerse actualizado sobre todos aquellos hechos que puedan afectar el futuro del título - valor.

El mercado básicamente accionario es un mercado de riesgo y en Žl se debe invertir con la clara conciencia de este hecho.

Las decisiones del mercado de valores (básicamente las bolsas de valores) tienen, en resumen, una buena medida de soporte en el conocimiento y en el estudio de la información, pero tienen también un soporte no menor en la intuición, en el corazón;

ninguna de las dos áreas se puede despreciar.

CONCLUSIONES.-

Siguiendo el criterio de Julio César de la Rocha Corso, la integración económica de los países en desarrollo tiene una serie de efectos positivos para los países miembros, cualitativamente distintos de las consideraciones ortodoxas y alternativas de libre comercio.

1.- Los cambios que se registran en las corrientes de comercio recíproco afectan en el corto plazo, el aprovechamiento de la capacidad instalada y el nivel de empleo. En un plazo mayor, modifican la especialización entre las empresas y al interior de cada una de ellas, la utilización de los recursos nacionales, el aprovechamiento de las economías de escala, el grado de competencia en los mercados que se integran y las oportunidades de inversión y el nivel de ahorro, significando, esto además, el ahorro de divisas, inversiones inducidas y cambios estructurales en general.

2.- En los países en desarrollo han predominado la autofinanciación y en el énfasis en la intermediación financiera canalizada a través de las instituciones financias o bancarias, lo cual podría asociarse con la alta concentración del ingreso que ha sido característico en estos países.

Los grandes proyectos de desarrollo han tenido que depender fundamentalmente de los recursos provenientes del exterior y de los fondos del Estado canalizados a través de la banca de fomento o de desarrollo.

Existe una mayor cantidad de títulos de renta fija, en comparación con el relativo rezago en el desarrollo de los mercados de oferta pública transaccional.

El escaso desarrollo del mercado transaccional, dificulta la realización de operaciones de mercado abierto con fines de política monetaria y representa un obstáculo importante para una adecuada movilidad de los recursos financieros.

3.- Existe una estrecha relación entre el mercado secundario de valores y la posibilidad de emitir nuevos títulos. Es la existencia de un mercado organizado como la bolsa de valores lo que dispone al público inversionista a s nuevos valores. Al inversionista le preocupa la liquidez de su inversión, la facilidad de poder negociar en cualquier momento sus títulos - valores a precios reales y justos dentro de la múltiple demanda que se presente, si que es muy difícil de alcanzar en títulos - valores que no se cotizan en que no tienen mercado.

4.- En consecuencia, las bolsas de valores cumplen una importante función social, mediante la división y difusión de la