Вы находитесь на странице: 1из 6
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA
SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA

SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN

TRANSITORIA Y UNA COMPARACIÓN DE TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA DE SILICIO

DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA DE SILICIO (SASD) CONTRA VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOV)

SOBRETENSIÓN TRANSITORIA Y TECNOLOGÍAS DE SUPRESIÓN DE TRANSITORIOS: UNA COMPARACIÓN DE MANZANAS Y PERAS

VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOV) CONTRA DISEÑOS CON DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA DE SILICIO (SASD)

La única función de un supresor de transitorios de buena calidad es proteger el equipo electrónico sensible contra sobretensiones transitorias que están presentes en los circuitos de potencia de CA. No importa si dichas sobretensiones sean generadas por la actividad atmosférica o si sean inducidas sobre las líneas de potencia de CA por la conmutación de red de la central eléctrica, las acciones de corrección del factor de potencia, los ciclos de potencia de cargas inductivas, o por otras fuentes. Debe limitar las sobretensiones transitorias a valores que no sobrepasen los picos de la onda senoidal de CA por más del 30% cuando absorba inicialmente cantidades intensas de energía transitoria. El supresor debe responder inmediatamente a los transitorios antes de que los impulsos lleguen a sus valores de voltaje más elevados. También, sus características de desempeño no deben desviarse o degradarse con el uso o a través del tiempo a medida que suprima niveles muy altos de energía transitoria.

Las sobretensiones transitorias son estandarizadas por diferentes formas de onda. La industria de supresión de transitorios ha adoptado el documento IEEE C62.41-1991 de la Sociedad de Ingeniería de Potencia del IEEE, con el título IEEE RECOMMENDED PRACTICE ON SURGE VOLTAGES IN LOW-VOLTAGE AC POWER CIRCUITS, como la norma para someter a pruebas a los supresores de transitorios. Esta guía sugiere varias formas de onda de voltaje y corriente que se pueden utilizar para someter a pruebas a los dispositivos de supresión. La forma de onda del IEEE utilizada con más frecuencia es la Onda Combinada. La onda combinada está caracterizada por formas de onda de corriente (8/20 s) y voltaje (1.2/50 s) de corta duración y alta frecuencia que típicamente son utilizadas para simular la actividad transitoria inducida por descargas atmosféricas. Los impulsos de prueba de corriente y voltaje de mayor duración, energía, y menor frecuencia (10/1000 s), también detallados dentro de la misma documentación del IEEE, son recomendados para simular la actividad transitoria distinta a los rayos. Los supresores de transitorios de buena calidad, sin importar su tecnología de supresión, deberían estar sometidos a prueba tanto con las formas de onda de corta duración como con las de larga duración. La onda combinada consiste en dos formas de onda de muy corta duración. Estos son impulsos de voltaje en circuito abierto (1.2/ 50 s) y corriente de cortocircuito (8/20 s). Los niveles reales de voltaje y corriente son seleccionados en referencia a la ubicación dentro del sistema de distribución eléctrica donde el supresor de sobretensión va a ser utilizado. Las ondas combinadas se muestran abajo.

Cuando se utilizan dichas formas de onda para someter a pruebas a los supresores de transitorios, un supresor se conecta a un circuito abierto. Luego se somete a un impulso de sobrevoltaje que sube al 90% de su amplitud pico en 1.2 microsegundos. El voltaje baja al 50% de dicho valor después de 50 microsegundos. Un impulso de corriente que llega a su valor máximo en 8 microsegundos y baja al 50% en 20 microsegundos, es pasado a un cortocircuito donde el supresor está conectado.

La onda combinada proporciona un punto de partida para analizar las características de desempeño de un supresor, incluyendo los

puntos de fijación iniciales, o

Niveles de Voltaje de

Protección (VPL), y las capacidades de disipación de potencia.

(VPL), y las capacidades de disipación de potencia. Desgraciadamente, los impulsos de prueba de corta duración
(VPL), y las capacidades de disipación de potencia. Desgraciadamente, los impulsos de prueba de corta duración

Desgraciadamente, los impulsos de prueba de corta duración no aportan lo

suficiente para darle al usuario del supresor una idea clara de como va a funcionar cuando tenga que suprimir actividades transitorias en campo (o sea fuera del laboratorio) que fatigan más al supresor y que no son causadas por rayos. Son estos impulsos que los supresores de transitorios tienen que suprimir con más frecuencia en los ambientes reales de los usuarios. Dicha actividad transitoria típicamente está caracterizada por formas de onda de frecuencia más baja (hasta 1 kHz) de 10/1000 s. Estas son las sobretensiones transitorias generadas dentro de los edificios debido a la conmutación de red de la central eléctrica, los ciclos de potencia de cargas inductivas, etc. Las formas de onda de laboratorio utilizadas para simular esta actividad transitoria se muestran a continuación.

La naturaleza física del sistema de distribución eléctrica limita que tan lejos los rayos inducidos u otras sobretensiones transitorias de corta duración puedan viajar a través del circuito eléctrico. Se requieren voltajes transitorios de extremadamente alto valor para conducir la sobrecorriente de alta energía hacia el interior de un edificio. Los voltajes transitorios están limitados (típicamente a 6000 voltios) en la base del medidor, lo

que evita que dichas corrientes se propaguen tanto, hacia el interior del edificio. Sin embargo, la mayoría de los transitorios surgen de fuentes distintas a los rayos y es mucho más probable que viajen distancias más largas a través del sistema de potencia de CA. Estas sobretensiones transitorias son más dañinas a las cargas eléctricas porque no son atenuadas a través de las distancias más cortas en comparación con los impulsos inducidos por rayos.

cortas en comparación con los impulsos inducidos por rayos. Aunque es muy importante que un supresor

Aunque es muy importante que un supresor de transitorios sea capaz de suprimir impulsos simulados en laboratorio y/o generados por la actividad atmosférica, es igual de importante o hasta más importante que el supresor tenga un buen funcionamiento cuando suprima transitorios de larga duración. Los supresores destinados a proteger en los tableros secundarios o en las tomas eléctricas tendrán que suprimir la actividad

transitoria de larga duración con más frecuencia que la actividad inducida por rayos. El supresor debe mantener sus funciones de supresión y disipar la energía contenida dentro de las formas de onda transitorias de mucho mayor duración. Un supresor de buena calidad debe ser diseñado para tener un buen desempeño sin importar que suprima transitorios de corta o de larga duración. Los supresores de transitorios se deben someter a pruebas con las formas de onda de laboratorio tanto de larga como de

corta duración para confirmar estos requerimientos de supresión.

Los supresores de transitorios hechos por diferentes fabricantes utilizan varias tecnologías de supresión incluyendo selenio, tubos de gas, varistores de óxido de metal (MOVs), diodos supresores de avalancha de silicio (SASDs), o combinaciones de estos como sus componentes de supresión. Sin embargo, la mayoría de los supresores utilizan o MOVs o SASDs, o una combinación de los dos. Por consiguiente, es muy importante hablar de las ventajas y desventajas de las dos tecnologías de supresión más comunes.

de las dos tecnologías de supresión más comunes. VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOVs) Los MOVs
de las dos tecnologías de supresión más comunes. VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOVs) Los MOVs
de las dos tecnologías de supresión más comunes. VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOVs) Los MOVs

VARISTORES DE ÓXIDO DE METAL (MOVs)

Los MOVs son resistores variables no lineales con propiedades de semiconductores. Típicamente son construidos con fragmentos de óxido de zinc que producen características resistivas no lineales. Las partículas de óxido de metal resultantes se comprimen bajo presión muy alta para formar discos de varios tamaños. Los terminales eléctricos son unidos a los discos y el componente terminado está cubierto con un material aislante. La característica de limitación de voltaje de los MOVs tiene que ver con la suposición de que a medida que el varistor conduce corriente transitoria, su resistencia interna incrementa o disminuye inversamente y proporcionalmente para mantener una caída constante de voltaje a través del MOV. Desgraciadamente, sus características resistivas no lineales excluyen cambios simétricos de resistencia en relación con desviaciones de la corriente suministrada. Como resultado, la caída de voltaje a través del MOV incrementa dramáticamente a medida que el varistor conduce valores mayores de corriente.

2

Originalmente los MOVs fueron diseñados para proteger los devanados de motores eléctricos, y para proteger contra la ruptura de aislamiento del alambrado. Hay dos ventajas asociadas con los MOVs en relación con los supresores de transitorios. Son económicos y disipan valores razonablemente altos de corriente transitoria.

Los supresores seleccionados para proteger en puntos específicos a través del sistema de distribución eléctrica deben ser calibrados según su ubicación física. Se deben utilizar productos de disipación de mayor energía en los puntos principales de distribución en comparación con los tableros secundarios o en las tomas eléctricas. Aun así, los supresores destinados a proteger desde un tablero principal de “exposición baja” o un tablero secundario dentro de cualquier instalación rara vez requieren ser diseñados para suprimir más de 3000 amperios de corriente transitoria. Esto es debido a que los huecos en la base del medidor están diseñados para limitar el voltaje requerido para conducir las corrientes externas que exceden estos niveles hacia el interior del sistema de distribución eléctrica de la instalación. La gráfica muestra que se requieren voltajes de alto nivel, sobrepasando los 6000 voltios, para impulsar la sobrecorriente que excede 5000 amperios, más de 10 metros hacia el sistema de distribución eléctrica (según IEEE C62.41-1991).

Numerosas desventajas empiezan a ser evidentes cuando los supresores hechos con MOVs se utilizan para proteger la circuitería electrónica sensible.

1) El supresor fabricado con MOVs no puede mantener un nivel de voltaje de protección (VPL) estable a medida que

conduce valores mayores de corriente. No puede cumplir con el requisito de limitar las sobretensiones transitorias a valores que no sobrepasen los picos de la onda senoidal por

valores que no sobrepasen los picos de la onda senoidal por más del 30% a medida

más del 30% a medida que el dispositivo conduce niveles mayores de corriente transitoria. La gráfica al lado demuestra dicha deficiencia.

Note que la curva que representa la acción de recorte del MOV se desestabiliza a medida que conduce corriente transitoria de mayor duración. Para propósitos de comparación, note también que un supresor fabricado con SASDs no sufre de las mismas desventajas, como demuestra la curva que representa la supresión del SASD de la actividad transitoria de alta corriente.

Algunos productos de supresión hechos con MOVs afirman capacidades muy altas de sobrecorriente, hasta 300,000 amperios, sin mencionar el nivel de voltaje de protección. Estas cifras parecen ser muy impresionantes. Sin embargo, un análisis más a fondo revela que esta práctica es engañosa en el mejor de los casos, y con frecuencia sin sentido. El MOV individual frecuentemente se evalúa con clasificaciones razonablemente altas de “sobrecorriente pico”. Si un producto utiliza múltiples MOVs de 20mm conectados en paralelo como se muestra abajo, con frecuencia los fabricantes simplemente suman las clasificaciones de corriente de los componentes de MOVs individuales para afirmar capacidades totales e

impresionantes de supresión. Es como decir que las llantas de su carro viajarán 200,000 millas porque cada llanta es de 50,000 millas radiales. Simplemente no es verdad ya que llega a ser imposible coordinar la conducción simultánea de múltiples MOVs debido a la variación de tolerancias de los componentes y ciclos de degradación.

Aún cuando el supresor esté construido con MOVs de 32mm ó 40mm capaces de suprimir valores mucho mayores de corriente, sigue siendo difícil determinar los verdaderos niveles de

voltaje de protección al máximo valor nominal de corriente. Es muy probable que el VPL sea de un valor tan alto que el supresor no pueda realizar su función de proteger el equipo electrónico.

realizar su función de proteger el equipo electrónico. 2) Los varistores de óxido de metal se
realizar su función de proteger el equipo electrónico. 2) Los varistores de óxido de metal se

2) Los varistores de óxido de metal se degradan con el uso. Las trayectorias de conducción de corriente del MOV son a través de partículas de óxido de zinc. Dichas partículas se debilitan a medida que sus características resistivas cambian después de conducir corriente. El ciclo de degradación llega a ser más profundo a medida que el MOV conduce con más frecuencia y a

3

medida que conduce valores mayores de corriente. Aunque los MOVs más grandes son más robustos,

medida que conduce valores mayores de corriente. Aunque los MOVs más grandes son más robustos, continúan siendo afectados por los mismos problemas.

El diagrama al lado compara la vida esperada de un MOV de 20mm con uno de 32mm después de un solo impulso.

Note que aunque el MOV de 20mm puede aguantar mil impulsos de corriente de 500

amperios (8/20 s), se autosacrifica

suprimir solo un impulso de sobrecorriente

de

de sobrecorriente disminuye

al

6,500 amperios (8/20 s). Su capacidad

importantemente a medida que se somete a los impulsos de corriente transitoria más comunes, los de duración más larga 10/1000 s. En esta situación se puede esperar que el MOV de 20mm falle al ser sometido a solamente mil impulsos de corriente de 40 amperios (10/1000 s) y cuando tiene que suprimir un solo impulso de sobrecorriente

de 200 amperios (10/1000 s).

El MOV de 32mm es un poco más robusto pero no mucho. Puede manejar un impulso de 20,000 amperios y hasta mil pulsos de 900 amperios (8/20 s) pero solo un impulso de corriente de 450 amperios con la 10/1000 s. Cuando el MOV de 32mm tiene que suprimir mil impulsos de sobrecorriente de 10/1000 s, su capacidad máxima de sobrecorriente baja a un valor de apenas 50 amperios, y en este punto falla.

Las partículas de óxido de zinc o se fusionarán, formando áreas de superficie cada vez más amplias (pools), similar a lo que ocurre cuando los MOVs entran en modo de falla de fuga térmica, o incrementarán su resistencia (quemándose) hasta que la conducción de corriente ya no se puede lograr. A la larga, el MOV pondrá en cortocircuito al circuito de potencia protegido, o más probable, cortará totalmente la conducción de corriente. Los ciclos típicos de degradación del MOV empiezan cuando el componente deja de conducir corriente en su punto original de recorte, resultando en niveles más altos de voltaje de protección (VPL). Los VPLs continúan incrementando a medida que los MOVs siguen degradándose. Con el tiempo, los valores de voltaje requeridos para activar el MOV llegarán a niveles tan extremos que lo vuelve inútil. En otras palabras, a medida que el MOV se deteriora al final dejará de funcionar. En algunos casos, el MOV ya no funciona como varistor sino como resistor. Dicho resistor puede calentarse a medida que conduce corriente y así presentar un riesgo de incendio. En cualquier caso, no se proporciona protección alguna contra transitorios para las cargas electrónicas críticas en el circuito de potencia afectado. La mayoría de los fabricantes de los componentes de MOVs (no los supresores en si) les avisan a los usuarios que se considera que el componente ha fallado después de que su VPL inicial haya tenido un cambio de +/- 10% de su valor original.

3) Los varistores están sujetos a condiciones de “fuga térmica” cuando sus puntos iniciales de fijación o VPLs se establecen demasiado cerca al voltaje nominal de la línea de CA. En estas situaciones conducen corriente inapropiadamente. Los MOVs conducen pequeñas cantidades de corriente eléctrica cuando están instalados a través de una fuente de potencia de CA. Conducen más corriente cuando el VPL está configurado más cerca al valor de voltaje pico de la onda senoidal de CA. A medida que continúa la conducción, la temperatura interna del MOV se eleva y conduce valores de corriente aún más altos. A través del tiempo, este proceso continúa hasta ponerlo en “cortocircuito”. Esto sobrecarga a los circuitos eléctricos, causando que los interruptores automáticos se abran, y puede disparar a los interruptores accionados por pérdida de conexión a tierra. Se han documentado incendios causados por los supresores hechos con MOVs por razones de trastornos de fuga térmica. Para evitar estos modos de falla catastróficos, el VPL inicial de los productos de supresión fabricados con MOVs y diseñados apropiadamente, por lo general se configuran con valores más altos, así eliminando la habilidad del dispositivo de proporcionar protección adecuada contra transitorios.

Se continua al dorso…

4

DIODOS SUPRESORES DE AVALANCHA DE SILICIO (SASD)

Los Diodos Supresores de Avalancha de Silicio (SASD) son verdaderos semiconductores de estado sólido, al igual que los componentes de la circuitería sofisticada del equipo electrónico moderno. Los SASDs tienen como propósito proteger dichos

dispositivos. Los supresores de transitorios fabricados con SASDs no están afectados por limitaciones de voltaje de protección

ni problemas de fuga térmica. Las ventajas asociadas con la utilización de SASDs en los dispositivos de supresión en comparación con otras tecnologías de supresión son numerosas.

Los SASDs responden rápidamente a las sobretensiones transitorias. En otras palabras, se activan más rápido que los MOVs. Las sobretensiones transitorias están caracterizadas por su tiempo de subida muy rápido. Un supresor de calidad debe responder lo suficientemente rápido como para evitar que las sobretensiones transitorias lleguen a un posible voltaje lo suficientemente alto como para degradar a los componentes electrónicos, interrumpir la operación del equipo, o dañar a las cargas críticas. Los SASDs responderán, en teoría, a la actividad transitoria en picosegundos (un trillonésimo de un segundo). Sin embargo, no hay ninguna manera física de medir estos tiempos de respuesta, y llegarán a niveles de nanosegundos (un billonésimo de un segundo) por la inductancia introducida en el circuito de supresión con los terminales de los componentes, empalmes de soldadura, etc. Tomando en cuenta estas consideraciones, se puede esperar razonablemente que un supresor de transitorios fabricado con SASDs mostrará un tiempo de respuesta “dentro del circuito” de 5 nanosegundos o menos. En comparación, los dispositivos de MOVs también son relativamente rápidos al responder a las sobretensiones transitorias, pero en realidad su tiempo de respuesta “dentro del circuito” baja a los niveles de 35 a 50 nanosegundos.

Un supresor de transitorios debe ser diseñado para suprimir tan cerca como sea posible al valor de voltaje pico de la onda senoidal de CA, aún cuando disipa niveles extremadamente altos de energía transitoria. Aquí se ve una de las desventajas asociadas con los productos de supresión fabricados con SASDs. Los diodos individualmente no pueden disipar mucha energía. Un supresor de SASD diseñado correctamente tiene que incorporar muchos diodos para realizar sus funciones de supresión sin que se autosacrifique en el proceso. El supresor que resulta llega a ser físicamente de tamaño mayor y por lo general es más costoso que el supresor hecho con MOVs. La coordinación de la conducción simultánea de los circuitos de SASDs no está sujeta a las mismas dificultades que son presentes en los diseños de MOVs. Las líneas de productos de supresión fabricadas con SASDs no tienen ninguna dificultad en mantener un nivel de voltaje de protección estable en cualquier ubicación a través del sistema de potencia de CA mientras conducen valores máximos de corriente.

También es importante señalar que los fabricantes de supresores sin diodos por lo general limitan las pruebas de sus productos

a impulsos de corriente de corta duración, 8/20 s, utilizados para simular aquellos impulsos generados por rayos. Con

frecuencia no someten sus dispositivos a pruebas con impulsos de onda larga, 10/1000 s, los cuales el supresor tendrá que suprimir día con día fuera del laboratorio. Una razón para evadir los impulsos de prueba de alta energía es que pueden dañar a los productos de supresión sin diodos, antes de haber llegado a los consumidores que los compran.

Los productos fabricados con SASDs no se degradan con el uso ni a través del tiempo. Mientras no se excedan sus capacidades de disipación de energía, funcionarán para siempre. Los supresores de SASD de calidad no deben ser diseñados para autosacrificarse durante un evento típico de sobretensión transitoria. Un supresor de transitorios de buena calidad hecho con SASDs debe incorporar suficientes diodos como para manejar las corrientes transitorias a las cuales estará sometido bajo condiciones transitorias tanto normales como extremas.

Algunos fabricantes de supresores producen dispositivos que utilizan tanto SASDs como MOVs en sus diseños híbridos. Esto es un intento de aprovechar las ventajas de las características de desempeño positivas, y eliminar las desventajas negativas asociadas con las tecnologías individuales de supresión. Por ejemplo, los circuitos de SASDs pueden ser utilizados para aprovechar los tiempos de respuesta superiores y nivel de voltaje de protección estable, y las etapas de MOVs se incluyen para manejar los requerimientos de disipación de alta energía. Estos diseños por lo general utilizan menos SASDs en comparación con productos totalmente de SASDs. Este parámetro de diseño frecuentemente se realiza para el propósito de sacar mayor rendimiento económico relativo al diseño con puros SASDs. Sin embargo, debido a las características operacionales tan distintas de las dos tecnologías disimilares, estos parámetros de desempeño de diseños híbridos no cumplen con sus objetivos deseados. Las etapas de los MOVs no pueden ser coordinadas para conducir confiablemente en conjunto con las etapas de los SASDs. Las mismas razones mencionadas en referencia a la coordinación simultánea de conducción entre los componentes individuales de MOVs explican por que. Con frecuencia, resulta una falla prematura del supresor de las etapas de SASDs porque simplemente no incorporan suficientes diodos para disipar niveles adecuados de energía transitoria. Las etapas de los MOVs continúan funcionando pero siguen siendo afectadas por las mismas deficiencias de los productos con puros MOVs. Los supresores de transitorios diseñados correctamente utilizando 100% SASDs como su única tecnología de supresión, evitan la necesidad de diseños híbridos.

IN-031201-35-5 Rev A

UNA COMPAÑÍA DE SMITHS GROUP 10701 AIRPORT DRIVE • HAYDEN, IDAHO 83835 208.772.8515 • 208.762.6066 • FAX 208.762.6117 sales@transtector.com • www.transtector.com

5