Вы находитесь на странице: 1из 2

Carta sobre el matrimonio

Tertuliano (ao 202 d.c)

Cun bello, entonces, el matrimonio de dos cristianos, dos que son uno en la esperanza, uno en el deseo, uno en la forma de vivir que siguen, uno en la religin que practican. Son como hermanos, ambos siervos del mismo Amo. ada los divide, ni en la carne ni en el !sp"ritu. !llos son en realidad, dos en una carne# $ donde no ha$ sino una carne, tampoco ha$ sino un esp"ritu. %ran &untos, adoran &untos, a$unan &untos, se ense'an el uno al otro, se animan el uno al otro, se fortalecen el uno al otro. Codo con codo afrontan las dificultades $ las persecuciones, comparten sus consolaciones. o tienen secretos el uno con el otro, nunca reh($e el uno la compa'"a del otro# nunca el uno le trae pesar al corazn del otro.) Salmos e himnos se cantan el uno al otro. %$endo $ viendo esto, Cristo se goza. A los tales *l les da su paz. +onde ha$ dos &untos, all" tambi,n est *l presente, $ donde *l est, el mal no est.