Вы находитесь на странице: 1из 1

Citas Texto Pasajes Crdoba-Berln, 1915.

Apuntes sobre la vida de los estudiantes y el estudio como forma de vida de Diego Tatin.

1.- En La vida de los estudiantes, Benjamin comienza por una acerba critica a la consideracin de la ciencia como una cuestin puramente profesional, ligada a la obtencin de habilitaciones y ttulos, tal y como segn l, era considerada por la mayora de los estudiantes, a quienes trata como miembros de una comunidad inescrupulosa e interesada, en la que el espritu creador degenera en espritu de funcionario, lo cual se expresa en el hecho de que no se encuentra en los estudiantes libres ninguna voluntad progresista frente al poder reaccionario de las instituciones universitarias, y si un rechazo de lo imprevisible, considerado el espritu mismo de la vida estudiantil donde lo central, como lo ser asimismo para Deodoro Roca *la vida se detiene en los umbrales de la biblioteca+, es la palabra vida. Es posible aprehender aqu, ntido, el rastro schopenhaueriano: no conduce a nada bueno considerar morada de la ciencia aquellas instituciones donde suelen adquirirse como medios de vida y de profesin cosas como ttulos, habilitaciones, etc la tarea: fundar una comunidad de hombres con conocimientos en lugar de una corporacin de funcionarios y licenciados. 2.- Entre un ensayo y otro entre La vida de los estudiantes y Franz Kafka (ambos de Benjamin) - han pasado casi veinte aos y la universidad ha quedado definitivamente en el pasado, pero se trata siempre de aprehender el secreto de una forma de vida donde se anega todo trabajo productivo (en el sentido marxiano, es decir como subordinado a la plusvala capitalista), y donde la lgica social de la produccin de mercancas y reproduccin de la vida se interrumpe, pues la consagrada al estudio es una existencia que no prepara para la familia ni para el ejercicio de ninguna profesin(). La cabalgata del estudio en medio de y contra la tempestad del olvido que es la misma devastadora tempestad del progreso que arrastra hacia el futuro y deja tras de s las ruinas de lo que ha sido antes la mirada impotente del ngel de la historia- condena a la responsabilidad improductiva de la vigilia y el insomnio.