You are on page 1of 1

Un ropero, un espejo, una silla, ninguna estrella, mi cuarto, una ventana, la noche como siempre, y yo sin hambre, con

un chicle y un sueo, una esperanza. Hay muchos hombres fuera, en todas partes, y ms all la niebla, la maana. Hay rboles helados, tierra seca, peces fijos idnticos al agua, nidos durmiendo bajo tibias palomas. Aqu, no hay mujer. Me falta. Mi corazn desde hace das quiere hincarse bajo alguna caricia, una palabra. Es spera la noche. Contra muros, la sombra