Вы находитесь на странице: 1из 2

Obra de teatro: El amor y la locura.

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres, la LOCURA, como siem re tan loca, les ro uso: ! "#amos a $ugar a las escondidas% La ALE&R'A dio tantos saltos que termin( or convencer a la )U)A, e incluso a la A*A+'A, a la que nunca le interesaba nada. *ero no todos quisieron artici ar, la #ER)A) re,iri( no esconderse. "*ara qu-%, si al ,inal siem re la hallaban. ! La LOCURA comenz( a contar. Uno, dos, tres.... La rimera en esconderse ,ue la *ERE/A, que como siem re se de$( caer tras la rimera iedra del camino. La 0E subi( al cielo y el +R1U20O, que subi( a la co a del 3rbol m3s alto. La &E2ERO41)A) casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le arec5a maravilloso ara alguno de sus amigos, "si me escondo en un lago cristalino%, me$or no, ues ese lugar es 1deal ara la 6ELLE/A, y si mi escondo en una r3,aga de viento... mmmm, me$or noooo ues es magn5,ico ara la L16ER+A), de tanto dar vueltas termin( or ocultarse en un rayito de sol. El E&O'47O, en cambio encontr( un sitio muy bueno desde el c(modo... ero s(lo ara -l. rinci io, ventilado,

La *A4182 se escondi( entre las ,lores, les encantaba su delicioso aroma. Al OL#1)O, se le olvid( esconderse... ero eso no es lo im ortante. Cuando la LOCURA ya estaba en el 99, el A7OR a:n no hab5a encontrado sitio ara esconderse, ues todos se encontraban ocu ados... hasta que divis( un rosal y, enternecido, decidi( esconderse entre sus rosas. ! ;<<= cont( la LOCURA y comenz( a buscar. La rimera en a arecer ,ue el olvido, ues no se hab5a escondido A la *A4182 la encontr( r3 idamente, ues no de$aba de mover las ,lores ara olerlas. Al E&O'47O no tuvo ni que buscarlo. >l solito sali( dis arado de su escondite que hab5a resultado ser un nido de avis as. La generosidad vio tan cansada a la locura, que se ba$( del rayito de sol y ,ue donde la locura.

As5 ,ue encontrando a todos, ero s(lo el A7OR no a arec5a or ning:n sitio. La LOCURA busc( detr3s de cada 3rbol, ba$o cada arroyuelo del laneta, en la cima de las monta?as y cuando estaba or darse or vencida divis( un rosal y las rosas... Comenz( a mover las ramas, cuando de ronto un doloroso grito se escuch(. Las es inas hab5an herido en los o$os al A7OR@ la LOCURA no sab5a qu- hacer ara discul arse, llor(, rog(, im lor(, idi( erd(n y hasta rometi( ser su gu5a lazarillo. )esde entonces, desde que or rimera vez se $ug( a las escondidas en la +ierra: AAA EL A7OR E4 C1E&O B LA LOCURA 41E7*RE LO ACO7*ACADDD