You are on page 1of 1

Dios mo!, dice Jaime.

Tengo que ser pap o marido, o trabajar en la fbrica como otro


cualquiera, o andar, como cualquiera, de peatn.

Eso es!, dice Jaime. No soy un poeta: soy un peatn.