Вы находитесь на странице: 1из 1

(COLOR) - Pub: EDUCACION Doc: 00895D Red: 60% Ed: Primera EDICION Cb: 00 Enviado por:

Dia: 16/02/2008 - Hora: 00:53

8 CLARIN GUIA DE LA ENSEÑANZA DOMINGO 17 DE FEBRERO DE 2008

PROGRAMA RECREO DE EDUCACION ESPECIAL DEL MINISTERIO DE EDUCACION PORTEÑO

Un día con los chicos que aprenden “Aprenden


como cualquier
alumno”
el mundo que nunca podrán ver Lucas, Alan y Abril ejemplifi-
can el espíritu integrador de
Durante el ciclo lectivo, la Escuela “Santa Cecilia” funciona como una primaria para la colonia. Lucas (4) es el her-
chicos ciegos de 4 a 15 años. En verano e invierno abre como colonia gratuita. mano menor de Matías (6) y
de Hernán (10). A diferencia
LUCIANO THIEBERGER
de sus hermanos, ve perfec-
tamente; una situación pare-
Rubén Arribas cida a la de Pilar (6) y Alan
ESPECIAL PARA CLARIN
(6) con sus respectivos melli-
zos, Abril y Patri. Según Pa-

S.
i venís a la colonia, po-
nete repelente. Si venís blo Pereyra, “en la colonia, la-
a la colonia, metete en buramos que los chicos que
la pileta. Si venís a la pileta, mo- están cerca de los pibes con
jate la panza... discapacidad vengan y jue-
– No, no –corrige Franco–. La guen con sus hermanos, pri-
última no es así. mos, etc.; para que los en-
Franco está sentado en una tiendan mejor”. Y Lucas,
típica silla de jardín de infantes, Alan y Pilar tan contentos:
de esas que apenas levantan un acá hay toboganes, trepadora,
FILA INDIA AL juegos, excursiones a la pile-
palmo y medio del suelo. Con su JUEGO. EN LA
manita izquierda de niño de diez ta... Con un adulto cada tres
ESCUELA PORTEÑA chicos, ver o no ver deja de
años, agarra confiado la mano “SANTA CECILIA”,
derecha del adulto que le habla. ser un criterio para dividir las
UNOS 30 CHICOS actividades. “Ellos se dan los
Al lado suyo, una profesora lo es- APRENDIERON Y
pera para ir a desayunar. Aun- mismos golpes que cual-
JUGARON EN quier otro a su edad. Apren-
que él desconoce cómo es el VACACIONES DE
mundo visible, en estas condicio- den como todos: reparando
10 A 16. TAMBIEN en el error y reforzando el
nes se siente seguro; o al menos HUBO BUENOS
eso da a entender su cara de bo- acierto”, aclara Pereyra.
CHAPUZONES EN
nachón. LA PILETA.
–¿Y cómo es?
Le resulta extraña la voz: es la hacia donde escucha la voz. nes que deberá ordenar sin la familias con dificultades
primera vez que la oye en la es- Todo el año – Hablás raro... ¿De dónde sos? ayuda de la vista. Para que la ta- económicas... Por suerte, gracias
cuela Santa Cecilia, donde fun- Franco podría pasarse la maña- rea le sea menos ardua, él y sus a la contención que reciben, con-
ciona la colonia de verano a la La escuela Santa Cecilia está na así, aprendiendo sobre ese compañeros cuentan con cinco servan el sentido del humor y la
que asiste junto con 30 chicos en Senillosa 650. Durante el mundo que no puede ver pero sí profesores y seis auxiliares do- vivacidad propios de la infancia.
más. Hasta hace un momento ciclo lectivo funciona como sentir. La profesora, que lo cono- centes que están pendientes de – ¿Vos sos el periodista, no?
estuvo cantando con ellos. una primaria para chicos cie- ce, lo apura para que vaya a desa- ellos desde las 10 a las 16. Hola, me llamo Bárbara, tengo 8
– ¿Quién sos? —pregunta. gos de 4 a 15 años. En vaca- yunar: un micro los espera para Según Pablo Pereyra –coordi- años, sé bailar y cantar. Quiero
En la continua oscuridad que le ciones de invierno y verano, llevarlos a la pileta del Club Co- nador de esta colonia del Gobier- salir en el diario: me hace mucha
suministran sus ojos, escuchar abre como colonia gratuita municaciones, y antes debe co- no de la Ciudad–, la mayoría de ilusión. Hicimos un espectáculo
un nombre y una profesión le sa- bajo el programa Recreo de mer algo. Entonces desvela el estos chicos no ven porque, o con mis compañeros, y vine a
be a poco; así que, confianzudo, Educación Especial. De lu- error del periodista: bien se lo impide un tumor en el verte por si lo podés contar.
palpa con la mano que tiene libre nes a viernes, de 10 a 16. La – No es ‘panza’. La última es quiasma óptico, o bien nacieron El espectáculo al que se refiere
el lóbulo de la oreja y la cara que inscripción está abierta todo “mojate las patas”. sin glándula de crecimiento o Bárbara es la canción de bienveni-
pertenecen a esa voz. “Tenés bar- el año. Teléfono: 4922-0459. Luego, le da la mano a la do- con problemas en el nervio de la da. Hoy ella fue la maestra de cere-
ba”, comenta. Con ternura desli- cente, camina y sube la rampa visión debido a que las madres, monias, y disfrutó mucho presen-
za los dedos hacia arriba y hace que separa el patio de juegos del por ejemplo, se drogaron durante tando con el micrófono a todos los
que el adulto incline la cabeza pa- – ¿Qué tenés acá? pasillo por donde se va al come- el embarazo. Y, como las desgra- chicos, quienes cantaban aquello
ra que él pueda explorarla. Ríe: – Anteojos. dor. Además de leche y alfajores, cias nunca vienen solas, a los po- de “Si venís a la colonia...”. Mien-
“Sos pelado”. Por último, regresa Asiente: el dato concuerda con allá lo esperan otros ruidos, pie- bres no les falta de nada: uno tie- tras el periodista le promete que lo
hacia la barba y la oreja, donde se la sensación táctil. Alza la cabeza les, voces, texturas..., es decir, un ne retraso madurativo, al otro lo contará, ella agarra una de las ma-
detiene porque nota algo duro. y dirige sus ojitos entrecerrados nuevo bombardeo de sensacio- abandonaron, varios vienen de nos de esa voz que oye por primera
vez, y con la manita que le queda
libre le palpa la pierna, le explora el
brazo, le toca la ropa... Como Fran-
co, antes de ir a la pileta a mojarse
las patas, quiere llevarse entre el
tacto y el oído todo eso que no ve ■