Вы находитесь на странице: 1из 1

Instituto Tecnológico de San Luis Potosí

Departamento de Eléctrica, Electrónica y Mecatrónica


Materia: Administración de proyectos
Carrera: Ingeniería Mecatrónica
Unidad 2
Tema: El proceso de asimilación y uso de tecnología
Bibliografía:
http://www.mailxmail.com/curso-proceso-asimilacion-tecnologia/asimilacion-tecnologia-
importancia-proceso-difusion
Burés M., Candanosa, A. & Salazar; Administración de la Tecnología, ITESM, México
1995.
Alumno: José Eduardo Gutiérrez Herrera
Fecha: 07 de septiembre de 2009

El proceso de asimilación y uso de tecnología

En la actualidad existe una creciente tendencia a la mejora acelerada de la tecnología, las


grandes empresas de hoy en día se distinguen por manejar la tecnología en su beneficio
para mejorar operaciones en rapidez, eficiencia, bajo costo, y muchos otros beneficios. Es
básico entonces que las organizaciones sepan responder rápidamente a esta tendencia y
utilicen la tecnología en su propio beneficio, y dependiendo lo menos posible de agentes
externos.

La importancia del concepto de "asimilar" una tecnología, en lugar de sólo adquirirla radica
en el hecho de que la organización debe contar con la capacidad de controlar su propia
tecnología para mejorarla continuamente.

La asimilación de la tecnología se define como "el proceso de aprendizaje y de


aprovechamiento racional del recurso tecnológico con el que se cuenta".

La asimilación de la tecnología consiste en que una organización adquiera tecnología o


conocimiento, comprendiendo completamente como es que este funciona y se compone,
comprometiéndola entonces a la mejora, o mejor aún, al desarrollo de tecnología propia en
el futuro.

El asimilar tecnología en una organización ofrece grandes ventajas, que aumentan su


competitividad y la ayudan a destacar en su mercado. Por el contrario el no asimilar la
tecnología la obliga a depender de otros proveedores externos a ella, y posiblemente, a
perder desarrollos o beneficios potenciales importantes a corto y largo plazo.

Es importante entonces que las organizaciones presten atención a la manera en que


adquieren su tecnología, para que en lo que más les sea posible, puedan asimilarla para así
mejorar su competitividad; o sea, invertir sus recursos eficientemente para generar más
ganancias.