You are on page 1of 1

Historia de la Difteria

A lo largo de la historia, la difteria, que produce brotes devastadores, ha sido una


de las enfermedades infantiles ms temidas. Durante la gran epidemia de difteria
que tuvo lugar en Europa y Estados Unidos en la dcada de 1880, se alcanzaron
tazas de letalidad de hasta el 50%, en algunas zonas.
Probablemente el conocimiento de la difteria viene de antiguo. Hipcrates
describi una enfermedad tonsilar peligrosa y Areteo de Capadocia habl de una
enfermedad ulcerosa de las amgdalas, de carcter necrtico, que podan
condicionar asfixia y muerte sobre todo en los nios, que podra corresponder a lo
que hoy denominamos difteria.
En el siglo XVII autores italianos y espaoles describieron un cuadro superponible
a la difteria. En Espaa esta enfermedad fue denominada garrotillo porque la
muerte de estos pacientes por asfixia recordaba a la de los ajusticiados mediante
garrote.
Fue Brettoneau quien dio nombre a la enfermedad (difte=membrana) y el que
sugiri que la difteria estaba causada por un germen y que se transmita de
persona a persona. Poco despus Trousseau seal el dao miocrdico y renal en
los casos graves.
En 1880 Klebs describi el agente etiolgico en tinciones procedentes de las
membranas diftricas. Loeffler, en 1884 consigui cultivar el germen as como su
crecimiento en medios de cultivo por lo que inicialmente fue conocido como bacilo
de Klebs-Leffler y posteriormente Lehmanny Newman lo denominaron
Corynebacterium diphteriae.
En 1885 Roux y Yersin purificaron la toxina que produce la enfermedad. Poco
despus Behring y Kitasato describieron la antitoxina. En 1913 Schick describi el
test cutneo para demostrar la susceptibilidad del individuo a la difteria
trasinmunizar a animales.
En 1923 Ramn inicia la profilaxis de la difteria con la antoxina. A partir de la
utilizacin de la antitoxina diftrica cambi radicalmente el pronstico de esta
grave enfermedad y posteriormente la aplicacin universal de la vacuna ha hecho
que la difteria seauna enfermedad erradicada de los pases desarrollados.
En 1981 Molstad y col demostraron experimentalmente que la L-carnitina protege
contra los efectos de la toxina sobre el miocardio y en 1984 Ramos y cols
comprueban su eficaciaaplicndola en nios con difteria.