Вы находитесь на странице: 1из 3

Cuál es la fe verdadera.

Entre las grandes interrogantes que existen en el ser humano una


de ellas es saber cuál es, y como es la fe verdadera, asociándose
esta pregunta de una manera natural con la búsqueda de la
certidumbre acerca del conocimiento de Dios. En primer lugar
debemos reconocer que la Biblia es el instrumento que Dios ha
dado al hombre para revelarse y manifestar sus propósitos y Su
voluntad a la humanidad. Dios usa palabras y trasmite conceptos
que están conectados a un plan concebido en la eternidad y que se
están ejecutando hasta este momento, avanzando hasta la total y
completa realización del gran plan en la eternidad. Como
corresponde a Su Gloria nos ha dado Su Testimonio a través de la
Biblia, el hombre es el que falla al cambiar de todas las formas
posibles los conceptos y el sentido de la Palabra de Dios.
Rom.3:14--…Antes bien, sea Dios veraz y todo hombre
mentiroso..---- ¿Por qué se da esta situación tan difícil de parte del
hombre en cuanto a la Biblia?, provocando en el mundo la
confusión en cuanto al conocimiento de la fe verdadera. La
respuesta la tenemos en la Biblia, en Juan 3:1-6----Había un
hombre de los fariseos, llamado Nicodemo, prominente entre los
judíos. Este vino a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has
venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las
señales que tú haces si Dios no está con él. Respondió Jesús y le
dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no
puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo*: ¿Cómo puede un
hombre nacer siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda
vez en el vientre de su madre y nacer? Jesús respondió: En
verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu
no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la
carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.
Entre las palabras de Nicodemo y Jesucristo se manifiestan dos
cosas, Nicodemo manifiesta lo que vamos a llamar la fe ´´natural´´
que viene de los que son ´´nacidos de la carne´´ su fe es producto
de razonamientos e imaginaciones…´´sabemos que has
venido…..como maestro´´ 1Co 2:14 Pero el hombre natural no
acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son
necedad; y no las puede entender, porque se disciernen
espiritualmente. Nicodemo como un fariseo principal entre los judíos
en ´´´su fe natural´´ solo concebía a Jesús como un ´´maestro,´´
alterando el concepto de que Jesús era ¡EL MESIAS! profetizado
en la Biblia. Por medio de este ejemplo podemos aprender como
´´la fe´´ del hombre natural (lo que es nacido de la carne) nunca
podrá conocer la fe verdadera. Ahora analicemos las palabras de
Jesús. Vea las palabras y los conceptos que usa para poner en
contacto a Nicodemo con la fe verdadera:…´´el que no nace de
nuevo, no puede ver el reino de Dios´´… aquí tenemos la principal
característica de la fe verdadera, es una fe SOBRENATURAL,
Nicodemo lo manifestó al decir: ¿Cómo puede un hombre nacer
siendo ya viejo? Y agrega grandemente impresionado: ¿Acaso
puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y
nacer? Así es la verdadera fe no se puede entender por medio de
los sentidos del que ha ´´nacido en la carne, porque carne es.´´
Considere con atención que El Señor lo que hizo fue darle palabras
conforme a lo que ya se había determinado en el plan eterno de
la redención. Siendo esto así podemos establecer esta premisa: la
fe verdadera que revela la Biblia ES SOBRENATURAL; registra la
historia sobrenatural de la salvación, realizada a través de un
sobrenatural plan eterno, en donde Un Redentor sobrenaturalmente
muere y resucita por pecadores arrepentidos que conoció antes de
la fundación del mundo, los cuales son sobrenaturalmente
alumbrados e instruidos para ser introducidos en un reino glorioso
que sobrenaturalmente se establecerá en este mundo. La
conclusión acerca de la confusión en cuanto a la fe verdadera El
Señor la decreta diciendo: Lo que es nacido de la carne, carne
es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. El hombre natural
nunca podrá comprender lo sobrenatural que pertenece al ámbito
de Dios, porque ´´ carne es´´ pero lo que es nacido del Espíritu,
espíritu es. 1Co 2:12-13---- Y nosotros no hemos recibido el
espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que
sepamos lo que Dios nos ha concedido. De estas cosas
hablamos, no con palabras enseñadas por la sabiduría
humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo
espiritual a lo espiritual. Amén. ¡MARANATHA!