Вы находитесь на странице: 1из 25

"Y se dijeron los unos a los otros: Venid, hagamos kdrillos 1' coztímoslos al fuego. Y se sirvieron de ladrillos en lugar de

piedras y de bitumen como argamasa.

Después dijeron: Vamos a edificar una ciudad y una torre cuvo

cúspide llegue hasta el cielo, y hagamos célebre nuesto nombre antes de esparcirnos por toda la tierra".

2.1 Alcance

Génesis, Cap. XI, vers. 3 y 4

El propósito de este capítulo es explicar las características estructurales de los mate-

riales comunes en las edificaciones históricas. La presentación se centrará en los elementos de mampostería de piedra o de ladrillo, y se tratarán de manera más

somera la madera y algunos metales. Aun con esas limitaciones, la variedad de las modalidades constructivas que se han empleado a lo largo de los siglos es extraor-

dinariamente amplia. Particular precaución debe tenerse con los valores de las

propiedades mecánicas que se consignan en las secciones siguientes y con los que se encuentran, en general, en la literatura sobre el tema. Estos deben tomarse sola-

mente como indicativos, ya que la dispersión de propiedades es muy elevada y

depende fuertemente de las materias primas empleadas, de los métodos de cons- trucción y de las condiciones ambientales, así como de las modificaciones que han tenido los materiales con el tiempo. Sólo mediante la determinación en sitio, sobre

o

o § o

tc

¡-1

'',.1il

:i9lllj:;r;j4

Paredes incaicas de grandes bloques

Los incas llevaron al máximo grado de refinamiento la construcción de elementos de bloques de mampostería unidos en seco. Cada uno de los grandes bloques tiene forma diferente e irregular, pero sus caras están labradas cuidadosamente para coincidir perfectamente con las de los bloques adyacentes. Los bloques llegan

a pesar varias toneladas.

U)

(I)

6 \

#, C)

=

L

F' cr) G)

=

a

(I)

G

I- tL

(I)

#,

20 INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

El monolito es un elemento de un

solo bloque de piedra sin uniones.

En la columna de bloques, las gran-

des piedras están sobrepuestas en

seco (a hueso), o con una delgada

capa de mortero para absorber las

inegularidades de la superficie de

contacto y para nivelar. Los bloques

no son necesariamente prismas

sólidos; pueden tener muescas para

grapas o grandes aberturas internas para aligerar o para paso. La colum-

na de sillares tiene delgadas juntas

horizontales y verticales de mortero.

La parte interior de estos elemenlos

suele ser resuelta con material de

menor calidad.

a) Monolito

b) De bloques

lnter¡or

Escalera

Anillo

externo

d) Bloque de piedra de la columna Antonina, Roma

c) De sillares

Aparejo de sillares de una columna de la Catedral de la ciudad de México

la estructura misma o sobre otras de épocas y características constructivas semejantes,

es posible obtener valores razonablemente confiables de las propiedades de los

materiales. Al describir las propiedades y el comportamiento estructural, se comentará también

sobre el deterioro que estos sufren por la acción del tiempo, y sobre los principales modos de falla.

2.2 Piedra

La piedra natural es el componente más común paralamampostería de los edificios históricos, y constituye además un material estructural por sí solo para la construcción de elementos monolíticos. o formados por bloques o sillares sobrepuestos. El tipo de piedra en los elementos estructurales de los edificios se ha escogido con base en dos propiedades contrastantes: la durabilidad y la facilidad de ser traba-

jada para darle la forma deseada. La durabilidad ha sido más importante que la

resistencia; aunque las dos propiedades van aparejadas y están relacionadas con la densidad del material, la resistencia no fue generalmente un factor crítico para la

elección de la piedra, como resultó la capacidad de resistir los efectos del

intemperismo, especialmente los ciclos de hielo y deshielo.

Lasrocas ígneas, formadas por la consolidación del magma fundido, son las más duras y, por tanto, las más difíciles de trabajar, de modo que su uso fue restringido a los grandes bloques y a las formas simples. El granito y el basalto son los más representativos de estos materiales.

Las rocas sedimentarias, producidas por la descomposición y sucesiva

reconsolidación de las ígneas, son mucho más trabajables y han tenido mayor y más amplia utilización en la construcción, por la facilidad de cortarlas y labrarlas en las

formas deseadas. Las areniscas y las calizas son las más comunes entre las rocas de

este tipo; por haber sido depositadas en capas sucesivas, son más débiles en la dirección perpendicular a la del lecho de depósito. Los canteros han aprovechado esa dirección para cortarlas más fácilmente, y la otra para que sea la que reciba las cargas más elevadas en el elemento estructural.

Grupo

B

U

D

E

MATERIALES ESTBUCTURALES

iertas rocas (según Norma DIN 1053)

Tipo de tocas

Resist. mín.

a compre^sión

(k$cm')

Caliza, travertino, tobas volcánicas

Areniscas blandas y calizas arcillosas

Calizas compactas, dolomitas, mármol, basalto

Areniscas cuarz0sas (con cemento siliceo)

Granito, sienita, diorita, pórfido, diabasa, basalto (rocas ígneas en general)

200

300

500

800

1 200

Esfuerzo uniforme de comPresión

_r i*

a) Sin fr¡cción en las caras extremas

Placa de la máquina

de pruebas

Esfuerzo uniforme de,compresión

iA"ortrri"nto-- +++++++++++++

vertical

t

Falla por

- agrietamiento

longitudinal

++

++

Fricc¡ón por el

contacto con Ia placa

Falla por

agrietamiento

diagonal

ttttttt'fttt

b) Con fricción en los extremos

Lasrocas metamórficds derivan de las anteriores por transformaciones químicas o por calor o presión. De ellas, los mármoles son los que han tenido mayor empleo

lu.onrt*cción de los grandes monumentos. Sus propiedades son similares a las

que tienen las más duras entre las rocas sedimentarias.

"r

La resistencia a compresión de las piedras en la construcción varía entre 100 y

1000 kg/cm2. Sólo las tobas, derivadas de depósitos de material volcánico, llegan a

tener r;istencias inferiores. La resistencia a tensión es del orden de una décima de la de compresión, y el módulo de elasticidad cercano a 1000 veces la resistencia a compresión.

valores mencionados coffesponden a propiedades obtenidas en probetas cú-

bicas o cilíndricas, con relación de altura a base de entre uno y dos. Los esfuerzos

Lós

resigtentes

que se pueden alcanzaf en los elementos estructurales son significativa-

mente

falla de estos materiales cuando están sujetos a esfuerzos de compresión axial' Cuando se somete una probeta de piedra a una carga creciente de compresión en

una máquina de ensaye, se registra un acortamiento progresivo. Aparejada al

acortamiento longitudinal, va una expansión transversal, por el llamado efecto de poisson.Por la baja resistencia a tensión de estos materiales, desde niveles relativa- mente bajos de esfuerzo de compresión (entre 30 y 50 7o dela resistencia), se co-

mienzaa presentar un microagrietamiento transversal que se propaga a medida que aumentan los esfuerzos, hasta producir la separación de una Serie de pequeñas co-

menores. Para entender las diferencias conviene explicar el mecanismo de

21

trfiododc,fáIIá.,r,,,r

de,un máteiiál:,::,

pÉtr§ü],§omátidó

acomplBsiúnrr.",

Al ser sometida a una Presión uni- forme en dirección longitudinal, la

probeta experimenta un acortamien-

to proporcional al esfuerzo al que

está sometido el material. El acorta-

miento va acompañado de una expansión en dirección transversal.

Si los extremos de la Probeta Pue-

den deslizarse libremente sobre las placas de la máquina de ensaYe con

las que están en contacto, la exPan-

sión transversal produce esfuerzos internos de tensión transversal.

Estos esfuerzos son constantes en

toda la sección y en toda la altura de la probeta. Los esfuerzos de

tensión transversal dan lugar a un

microagrietamiento que primero es

irregular y después se alinea en

grietas verticales que seParan la

probeta en una serie de elementos paralelos que fallan por inestabili-

dad o por aplastamiento. Si, como es usual en las Pruebas estándar, la

fricción en las placas de la máquina

de ensaye impide la exPansión de los extremos de la probeta, la defor-

mación y el microagrietamiento son

mayores en el centro que en los

extremos, y la falla se Presenta en la parte central con una configura-

ción tronco-cónica característica. La

resistencia en el segundo caso es

aproximadamente 20% suPerior que en el primero. El incremento es

ficticio, ya que la restriccióri a la

deformación que la Produce no se da, generalmente, en los elementos

estructurales de los edificios.

22

INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Dáño§'pór, coheéntr ón,,dé,'é§fueraü§, éil.,|á c ar a

Un ejemplo claro de los éfecto§ la.falto de unifor-

midad en la distribución de esfuezos en las caras de contacto ántre sil[ares de piedrá,es la igle§iade §án',

ta Genovwa; ahore el,Pantheon:de Farís: Esta igle-

sia se cornenzó a con§ttu¡r en 1770; ,La piÉdrarde al., gunos rnuros y, soire todo, de los cuatro grende§,ipír,'

lares centráles rfue trábajada con

manera de dejar lb§. 1 0: ori exteÍioié§,Fsdeclamente lisos'y salienlés eon,respeoto át interlorl para formar

iuntas hor[zontales de,mor{éro; de 3 mm"dé espeso,r,

en ei perímetroréxterior. En el interiol de la',sesién',

habla uná capa de mortero de varios centfrnetros de

espesor. Este mortero se fue eonttáyendo y defor-

§umor:,q*idado,,dt

i

mando porftuio Ptástico,. ,

'

i' "r ':

Ronde [et :estüvo, á cárso de lás etapa§ fiñalssi la

construccién ytuvo gu€,enfrañhr lo§ problemas y las

polémicas derjvados de alguno§,daños 1¡,mal com- portamiento q,uei preeentaba la,estruetura. Pars el,

diagnóstieo de Iae cáüsas de los dañ6s 14 para el es-

tudio de las medidas, corectivae,, Rondelet empleól métodos cuantitativos de la mecán!Éa .de'materiales basados, probablemente por primera vez, en deter-

minaeiones en laboratorio de Ia resi$eneiá de la pie-

dra empleada en las columnas y muros. Rondelet calculé que b carga,gobre losr'pi¡arearera de 3500 t,

que distribuida sobre los112.6 m*de geeei6n produce un esfuerzo medio de,cornpresióñ 1S l(glem?,,muy,

a

6 q

§

sE

*ۤ

8E; q

o E.Q

t

o.>

E

6S

oY

¡§€

§Q;,

.Q

áceptable,para

§e

la

,1 0, cm de,

la cantera; EI área delanillo exterior

espCIsof ee bélo de,2,3 m?,.de, rtodÓ que

carga acabó gravitando casitotalmente sobre esa

pane,de,,lá coJúmna, y e! e§fúé,rzQ aum,entó a cerca, de 150 kg/cm2.

, La, ccncentracién de: esfuerzos, en, [á, frania exterior

. ptt¡dujq deepost! ltaduras trian gulgres, á§í eom o g ri e-

rtes,verlicalee irnd ¡eativás,

dé, r ta Eltá eipansión late

ral.

El dañoide,este,tlpo,no afecla la segúridad de una

columna, de e*te rlf,rRaño, ya que al irse aplastando la

f ráilja áxi¿ riot lal carge $e va, lransrnitiendo p ro g res i - vámenté haeia el'interior,de la seccién, quertiene

lampiia Éapaiidad para resistitla. , , ,, , ,Elefectosstét¡oo), §ioológico do un dáñoasí,en,fos elsrnento§ estructurales principales dél edifició, fue r-p¿ts .de lo q,ue el olgullo de,Rondel€t podla aceptar;

'e*,17?9, diÉpuso q,ue-se,realizara ün grse§o corte en

PqAs les júntas oderiores, pa¡a tibe¡arlas de oarga y

,forzár'a que lá páne interlor,deila co[umna'cotábora'

ra a la resistencia.

'iuñais¡tuacién sernejantése apreciaen un buen nú:

.méio d§ cslumnás de cantera,,,pgr ejemplo, en l,as de

U Oaródraf Metropoiitána de la cit¡dad c¿ México y

en la Cátertrál'do,Favía;,en kálta. En ningún caso, sín ernbargo, §e,han aooptado aceione§ coffectiva§ corno

la realüada por Rondelet.

lumnas individuales, cuya capacidad de carga está limitada por su pandeo. Se llegan

a apreciar grietas verticales en la probeta antes del colapso. La fricción entre las placas de la máquina de prueba y la probeta juega un papel importante, ya que restringe la expansión transversal y limita el microagrietamiento, y por tanto aumenta la resistencia aparente. Este efecto no existe en un elemento estructural, por 1o que la resistencia que éste alcanza es inferior a la de la probeta (entre 10 y 20Vo, según el tipo de piedra y las características de la probeta).

\t

o

§)

o

o

s

()

o

B

§ o

tU

ci
E

F

!

§ t

E

t §

q
o

a

MATERIALES ESTBUCTURALES

23

Construcciones de tierra apisonada

en Paquimé,

Chihuahua, México

En el norte de México y suroeste de

los Estados Unidos de América se

establecieron grupos humanos

importantes, los cuales

construyeron núcleos de

edif icaciones entrelazadas. Para

protegerse de las altas

temperaturas de la región,

emplearon gruesos muros de tierra

apisonada. Particularmente

elaboradas son las construcciones

de los indios Pueblo en Chihuahua y

Nuevo México. A pesar de que las

edif icaciones f ueron abandonadas

hace siglos, Ias paredes de tierra

han permanecido en relativamente

buenas condiciones, debido a la muy escasa precipitación pluvial

de la región.

Construcción de adobe

En Méxlco, y en muchos otros

países de América Latina, la cons-

trucción de adobe era muy común

desde las épocas precoloniales; aun

durante la colonia muchos edificios

importantes se siguieron constru-

yendo de adobe; la mayoría ha sido

destruida por el intemperismo y por

los sismos. En ocasiones las pare-

des de adobe han sido sustituidas

por otras de piedra o de ladrillo. Un

buen número de templos con pare-

des de adobe que han sido adecua- damente protegidas y con buen

mantenimiento, subsiste hasta la

fecha. Se ilustra un templo con

paredes de adobe y techo de es-

tructura de madera, dañado por el

sismo de 1976, en Guatemala.

24 INGENIERIA ESTRUCTURAL

DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Existe además un efecto de

tamaño, que hace que a medida

mensiones del elemento, disminuy"

dan lugar a puntos débiles desde áonde

de la falla' A medida que crece el tamaño del

que crecen ras

di_

,u."rirt"rcia. Las imp".r"c"iones der material

inicia el agrietamiento transversal causante

eleniento,

aumenta la probabilidad de

imperfecciones y, por tanto, estadísticamente, la resistencia

depende del

orden de ljVo. El efecto más significativo es el de las

o sillar con los adyacentes, o de un monorito con

lugar a importantes concentraciones de esfuerzos

si son pequeños y aisrados, se aprastan cuando ras

"n

una redistribución de esfuerzos que leva a las protuberancias son de mayor tamaño, son

y llegan a

Los sillares "a

es menor. El efecto

tipo de piedra, y en las rocas metamórficas se tienen reducciones del

imperfecciones del contacto de un bloque

su base. Estas imperfecciones dan ro, prnto, salientes, los cuales

cargas son elevadas y se produce

"";;i;;"

están en conracto.

muy risas y regulares

propicia

una condición más uniforme. cuando

de transmitir cargas mayores

capaces

producir el agrietamiento vertical del bloque

hueso" debel ser trabajados para dejar superñcies

y evitar dichas

la reducción de las

concentraciones; el uso de una capa dJmortero en la junta,

concentraciones de esfuerzos, u¿"ma, J" permitir niverar los

lejor trabajados se ha llegado u

una dergada

para faciiitar su correcto posicionamiento.

"ilpt.*

desfavorabre se tiere craráá, po, apariencia, se

rograr un

exterior. de los bloques o sillares, para

interior se deja -a. i.r"grt* y se coloca una

y lograr el contact en toda el ¡área del

mayor

entre ras piedras que a través

la periferia de las

sillares. Aun en ros sillares

capa de mortero de yeso o cal

una situación particularmente

trabaja cuidadosamente una franja

contacto perfecto. por el contrario, el

capa gruesa de mortero para llenar el hueco

sllar. Debido a que ra ngidez del contacto es

del mortero, se

producen altas concentraciones de esfuerzos en

secciones, con el

consiguiente debilitamiento del elemento y agietamiento vertical

en la superficie exterior.

efecto semejante es originado

sillares. .-{Jn

produce

por er uso de

cuñas de piedra para niverar los

.,uyoi

que la der mortero y

La ngidez de estas cuñas o lajas es mucho

concentraciones de esfuerzos ácompañadas ae ápusiamiento rocar de ra

de agrietamiento vertical der sinar.

mencionados hace que ra resistencia en

de

piedra, sea muy infeior a la que se deduce der ensaye de

compresión

piedra y, posiblemente,

La suma de los efectos una columna de bloques de

una probeta en laboratorio.

2.3 Barro

El barro se comenzó a usar en las

construcciones, en la modalidad de tierra apiso-

como recubrimiento o relleno de

central como bajareque). su y "r ugri.tumiento a causa de

"ont

I"cián; et recubrimien_

este tipo

argunos

nada (llamada tapial en algunas regiones), o

entramados de madera o caña (conocido en América

principal debilidad es ra_

la contracción por secado

degradación por ra intemperi" La adición de paja reau"" la

y

to con algún mortero pulido protege de la üuvia. Pocas

sobreviven el paso der tiempo,

construcciones de

roto en zonas muy áridas. Al respecto,

templos de Irak cuentan con más

de 2000 años. ún caso más cercano son ras

y suroeste de

los Estados unidos que se han

construcciones der norte de México

mantenido en buenas condiciones haita nuestros días.

Para reducir los problemas de contracción, la

de tierra apisonada

evolücionó hacia la preparación de piezas de un tamaño manejabre que pudieran ser

construcción

MATERIALES ESTRUCTURALES

25

al sol, y así completar su contracción por secado antes de ser

c;¡¡entos constructivos definitivos. Los bloques o ladrillos de

d se conocen como adobes y se emplean principalmente en la rrnid.os con un mortero del mismo lodo. La construcción de

h sca de 3000 años, y todavía se emplea en zonas rurales de

tde<arrollo. La protección de 1a intemperie por medio de aleros en úcidos y otras precauciones, ha permitido la sobrevivencia de diversos siglos, aunque muchas de estas construcciones han

¡rcr *iAOo de buena parte de los materiales originales, a medida que

mecánicas de la tierra, apisonada o en adobe, tienen grandes las características del suelo con que se fabrican y el cuidado en su

de paja, estiércol y algún otro material orgánico aglutinante disminuir la contracción del material y aumental su lesrstencla

f.t¡.i0,

La resistencia a compresión puede variar entre 5 y 20 kglcmz, y \a Eión entre 0.25 Y 1 kg/cm'z. ias notablemente bajas, no suelen ser críticas para la capacidad

h consfucciones, tanto como lo son el problema de la degradación

y la ¡lificultad de conectar las paredes de estos materiales entre y con

sstancial en la construcción de barro se dio con la aparición de los

de la cocción de piezas similares a los adobes, a una temperatura

fmfC, con lo cual se logra una mejor estabilidad dimensional y,

.n

I

myor

resistencia al intemperismo. Estas piezas, unidas con gruesas permitieron la construcción no sólo de paredes, sino también de Su empleo estructural tuvo el mayor desarrollo en los inicios del

-t*,

rEtano; también se empleó en construcciones prehispánicas y dio lugar a

en la época de la colonia, en América Latina' propiedades del ladrillo cocido vatíanfuertemente según eltipo

se emplea, el procedimiento de fabricación y la temperatura de cocciÓn.

; de producción artesanal empleadas en los edificios históricos, pueden

aticaciones

á*t

,las

resistencias a la compresión desde 20 hasta 150 kg/cm2'

mecánicas de las piezas para mampostería son fuertemente

trabajo en conjunto con el mortero, por 1o que es más apropiado

¡ropiedades

ln* por su

al tratar a la mampostería como material compuesto.

2.4 Morteros

de un material en estado plástico para rellenar huecos entre piedras y

I

)

S

S

0

cierta adherencia y continuidad entre ellas, dio lugar al empleo

El más elemental de los materiales para ese propósito fue el barro,

¡roporcionar

i m,orteros.

r principal debilidad es la degradación ante la intemperie. En Mesopotamia se

Ercer milenio a.C., el asfalto como estabilizadot del barro, o lodo para

do¿"

Lai-*

"f

y

rellenos. Posteriormente,elmortero

de caly arenapermitió laconstruc-

f,|ñd"

"I"-"ntos más resistentes y más durables, por su mayor capacidad cementante

mamposterías de los edificios antiguos están generalmente unidas con

¡tuabiüdad.

-

f

r*

rfteros de ial y arerra,lo que les confiere ciertas propiedades particulares 'Lacal

resistencia pol un proceso de carbonatación que se da por el contacto con

Este proceso o"ro" l'.ntamente y progresa de las caras exteriores hacia el

a

dquiere

r Gl aife.

INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

aJs ia congelación det agua absorbida, lo que da

u='z una expansión que produce mayores fisuras

=

-a:erial. En zonas de clima cálido húmedo elfac-

cr:¡iico es la continua absorción y evaporación

a --¡edad, que deja depositados en el interior del

-¿:=-ar cristales de distintos compuestos que ata-

de

=

=- !

:

¡ímicamente

la piedra y el mortero.

si'oceso anterior se debe más al rocío que al

:;-a de lluvia, ya que el primero penetra más

:r:Lndamente en el material. Tanto ta lluvia como la -r-recad atmosférica contienen ácidos que reaccio-

-a- :uímicamente con los materiales pétreos y los

El ácido carbónico y elsulfúrico son los más

--=-.o:a.

ntrr-antes, sobre todo el segundo, que ataca los

y silicatos de los materiales y los trans-

==.:ratos

-r-a

en sulfato de calcio.

=q atrnósferas contaminadas por la combustión en -ctores y quemadores contienen mayores propor-

c-<

lcrÉi

de estos ácidos agresivos y aceleran el pro-

s de deterioro. Por otra parte, las partículas sus-

:,="r,J das que abundan en las atmósferas contamina-

--4 se ciepositan sobre los materiales pétreos, principal-

-Er--e por el rocío y por la llamada lluvia ácida,

¡:r-ando costras negras que se adhieren a la super-

y van

Íce

¡" favorecen el ataque químico abajo de ellas.

= agua puede penetrar en los materiales en canti- =f,s muy elevadas cuando se absorbe por capilari-

MATERIALES ESTRUCTURALES

dad del subsuelo, y se evapora por las superficies laterales del elemento constructivo. En las zonas de evaporacién quedan depositados los cristales que

producen el deterioro.

Todavía mayor es el deterioro que se puede pro- ducir por Ia filtración del agua de lluvia debido a la falta de impermeabilidad de las construcciones. En

este caso, más que el ataque químico, resulta crítico el efecto mecánico de lavado del material y el efecto

biológico de la formación de musgo y hasta el creci-

miento de plantas cuyas raíces rompen el material.

Las acciones de remedio ante estos fenómenos

de deterioro se enfocan a la protección contra la pene- tración de los agentes agresivos. Las medidas arqui- tectónicas que permiten reducir la exposición del ele-

mento constructivo a la humedad atmosféricay ala penetración directa del agua, son las más efectivas. El seltado de fisuras y el recubrimiento con materia- les impermeables soñ medidas muy convenientes si

se pueden realizar sin afectar la autenticidad del mo- numento.

Se han desarrollado materiales sintéticos y técni-

cas para la protección de los materiales pétreos con-

tra el deterioro; su uso está sujeto todavía a mucha

polémica y su evaluación está fuera de los alcances de esta obra.

§

o a o

28 ,NGEN'EB'A ESTBUCTUBAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

interior del elemento estructural. De hecho, se requieren varios años para que un

mortero de cal, en el interior de un elemento masivo, fragüe totalmente. Esta situación

confiere a los elementos estructurales cierta capacidad de deformarse y adaptarse a

cambios de forma, como los debidos a hundimienfos de su cimentación.

Los mortercs de cal y arena alcanzan típtcamente resisfencias en comprcsión de

entre 5 y 20 kg/cm2. Aunque mucho más durables que los mortefos de barto, son también afectados por el intemperismo, debido a que su relativa porosidad permite

la penetración de humedad, con sales que afacar. el cementante. Al inicio de nuestra era, los romanos lograron un avance significativo al agregar puzolana al mortero de cal. Esta es un material fino de origen volcánico que reacciona directamente con la cal, produciendo su carbonatación sin necesidad de exposición al aire; da lugar a un endurecimiento mucho más rápido y a un importante aumento

de resistencia e impermeabilidad y, por consiguiente, de durabilidad. Esto facilitó

el desarrollo del primer "c oncreto",con el que Se construyeron grandes obras: puentes,

canales, acueductos y bóvedas de grandes claros.

En distintas épocas y culturas se emplearon diferentes aditivos para mejorar las propiedades de los morteros con el fin de incrementar su resistencia, durabilidad,

Tabla2.2 Propiedades de algunos morteros extraídos de monumentos de la región de los Balcanes (de Penelis, 1996).

Rotonda de Tesalónica Rotonda de Tesalónica Hagia Sophia Bey Hamani Minarete de la Rotonda

23

37

45

12

12

1:3

2:5

1:2.5

1:2.5

impermeabilidad y sobre todo adherencia con las piedras y ladrillos. Muchos de

estos "mofteros mejorados" resultaban muy costosos y eran empleados sólo para monumentos muy importantes. Fue común la adición de polvo de ladrillo y de arena pumítica con propiedades puzolánicas. Otros aditivos de tipo orgánico se empleaban para mejorar la adherencia; su efectividad a largo plazo es dudosa, ya que los aditivos

orgánicos

La introducción del cemento Portland data de fines del siglo XIX, de ahí que su presencia en los edificios antiguos es producto comúnmente de reparaciones o

modificaciones recientes. El mortero de cemento, además de alcanzat resistencias

se degradan con el tiempo.

muy superiores a las del mortero de cal (50-200 kg/cm2),

tiene un endurecimiento

muy rápido y mucho mayor módulo de elasticidad, lo que imparte mayor tigidez t

la obra de mamposterí a,razónpor la cual debe tenerse cuidado al reparar localmente

con morteros de cemento, elementos de mampostería construidos con morteros de cal. Esto introduce zonas más rígidas donde se tienden a producir concentraciones

de esfuerzos.

Los morteros, como los concretos, los ladrillos y las piedras, tienen buena

capacidad para absorber esfuerzos de compresión, pero su resistencia en tensión es

muy baja, típicamente de un décimo de la de compresión'

2.5 Nlamposteria

MATERIALES ESTRUCTURALES

t-¡ crd¡inación de piedras (o ladrillos) con el mortero, da lugar a la mampostería,

a

ta qne

el mortero cumple

múltiples funciones, como llenar 1os huecos entre las

transslsión

de cangas etr e\ e\esrerrto

3-:tu:- prsaricia¡ ssa

me\sr ¡y sás unrtorme

29

o:nmsuctivo y permitir el posicionamiento deseado de las piedras.

La gran variedad de modalidades constructivas que se encuentran en la

rarrTo¡s¡gría de los edificios