Вы находитесь на странице: 1из 6

PROCEDIMIENTO EJECUTIVO

Puede comenzar Por demanda Ejecutiva o por Gestión


Preparatoria.

GESTION PREPARATORIA

INSTRUMENTOS PRIVADOS PROPIAMENTE TALES Se pide al


tribunal que se cite a la persona que aparece suscribiendo el documento y va a
acompañar el documento en cuestión.

EL TRIBUNAL VA A PROVEER LA SOLICITUD CITANDO A LA PERSONA A


OBJETO QUE RECONOZCA LA FIRMA, PARA UNA AUDIENCIA PARA EL
TERCER O QUINTO DIA. (Esta resolución se notifica personalmente). Ver apunte
actuaciones en dicha audiencia.

INSTRUMENTOS PRIVADOS MERCANTILES------------- Se pide al tribunal la


notificación judicial del protesto.

EL TRIBUNAL VA A DICTAR UNA RESOLUCION QUE CONSISTIRA EN


ORDENAR LA NOTIFICAR EL PROTESTO DEL DOCUMENTO “NOTIFIQUESE”.

Iniciación del procedimiento ejecutivo (requisitos):

• Que la obligación conste en un título ejecutivo.


• Que sea líquida.
• Que sea actualmente exigible.
• Que la acción no se encuentre prescrita.

PRESENTACION DE LA DEMANDA EJECUTIVA.


RESOLUCION DEL TRIBUNAL ------ “DESPÁCHESE MANDAMIENTO DE
EJECUCION Y EMBARGO.”

REQUERIMIENTO DE PAGO Y NOTIFICACION CUADERNO DE


APREMIO
DE LA DEMANDA EJECUTIVA. (DEPENDE DE LA
MANERA EN QUE SE INICIO EL JUICIO EJECUTIVO).
EMBARGO

OPOSICION (4 días;8 días; 8+x) B. MUEBLES B. INMUEBLES


Excepciones del 464.
Requisitos del 465.

TRASLADO AL EJECUTANTE (4 días)

RESPONDE

EL TRIBUNAL DEBE REVISAR LA ADMMISIBILIDAD


DE LAS EXCEPCIONES PRESENTADAS POR EL EJECUTADO.

SI DECLARA ADMISIBLE LA EXCEPCION DEBE DECIDIR SI


RECIBE LA CAUSA A PRUEBA O NO.

TERMINO PROBATORIO (10días) SI NO ES ADMISIBLE


SENTENCIA DEFINITIVA

PERIODO DE OBSERVACION A LA PRUEBA (6 días)

SENTENCIA CONDENATORIA O ABSOLUTORIA


PROCEDIMIENTO SUMARIO
PROCEDIMIENTO EJECUTIVO

El juicio ejecutivo puede comenzar ya sea por demanda ejecutiva, ya sea por una acción
preparatoria de la vía ejecutiva. Ello dependiendo si el título que se posee es o no título
ejecutivo perfecto.
Si el título ejecutivo que se tiene es imperfecto y se trata de instrumentos privados
propiamente tales, van a requerir de una acción preparatoria de la vía ejecutiva tendiente
a perfeccionar o a completar el título.
El solicitante va a pedir al tribunal que cite a la persona que aparece suscribiendo el
documento y va a acompañar el documento en cuestión. El tribunal va a proveer esta
solicitud citando a la persona a objeto que reconozca la firma, para una audiencia que
fija el juez para el 3°o 5° día. Esta resolución se notifica personalmente al citado ya que
es la primera gestión judicial.
Actitudes del citado:
 No comparecer.
 Comparecer.
Compareciendo puede: Dar respuestas evasivas y con ello el solicitante va a pedir al
tribunal que se tenga por reconocida la firma sin más trámite; Negarse a declarar; Negar
la firma y con ello termina ipso facto la gestión preparatoria y no hay más trámites
procesales; Reconocer firma y con ello queda preparada la ejecución y el título es
perfecto.
La fecha y hora de la audiencia es indicada por el juez, es un plazo judicial por lo que el
citado podría pedir prórroga del plazo, cumpliendo con los requisitos establecidos en el
artículo 67 del CPC.
Este plazo es establecido en beneficio del citado por lo que podría comparecer antes de
la referida audiencia, la cual solo tiene por objeto que reconozca la firma.
La comparecencia del citado puede ser por escrito, pero en la práctica así no ocurre,
pues resulta más conveniente hacerlo en forma personal(a dicha audiencia tampoco se
puede designar un mandatario).
Si la persona no comparece debe dejarse constancia en el expediente de que el citado no
compareció a la audiencia. El solicitante deberá pedirle al tribunal que se tenga por
reconocida la firma en rebeldía del citado y el tribunal va a dictar una resolución en que
se tenga por reconocida la firma en rebeldía del citado. Si no se pide al tribunal que
declare la rebeldía del citado este podría comparecer con posterioridad, ya que plazo
judicial no es un plazo de carácter fatal como es el plazo que fija el legislador.
Si se trata de un instrumento privado mercantil que no es título ejecutivo perfecto, debe
realizarse la gestión preparatoria de la vía ejecutiva que va a consistir en la notificación
judicial del protesto. Protesto que para el caso de la letra de cambio y del pagaré lo ha
efectuado un Notario, y en el caso del cheque lo ha efectuado un Banco.
Por tanto, además de la solicitud debe acompañarse un documento mercantil y el
tribunal va a dictar una resolución que consistirá en ordenar notificar el protesto del
documento “notifíquese”. Esta resolución también se notifica en forma personal al
aceptante o girador. Notificado judicialmente el girador puede pagar el documento y con
ello se cumple el objetivo judicial, por lo que no hay más trámites que llevar a cabo.
Puede no hacer nada, con lo que queda preparada la vía ejecutiva sin más trámites
procesales. O puede tachar de falsa la firma, actitud que debe realizar por escrito y se
tramita en forma incidental, correspondiéndole al demandante probar la autenticidad de
la firma. Si logra probar la autenticidad de la firma, el que ha procedido a tachar de falsa
la firma queda expuesto a las penas configuradas para el delito de estafa, salvo que
alegue justa causa de error o que el documento en que estampó la firma era falso.
Para que el acreedor pueda recurrir al procedimiento ejecutivo se requiere
copulativamente que la acción ejecutiva cumpla con los siguientes requisitos:
 Que la obligación conste en un título ejecutivo (434 CPC).
 Que sea líquida.
 Que sea actualmente exigible.
 Que la acción no se encuentre prescrita.
Cumpliéndose con estos requisitos se presenta la demanda ejecutiva y el tribunal dicta
la resolución que es “ despáchese mandamiento de ejecución y embargo”, y nace el
juicio ejecutivo que está estructurado básicamente por dos cuadernos: Principal y de
Apremio. En el principal se va a tramitar el juicio ejecutivo propiamente tal y en el
cuaderno de apremio se va a llevar a efecto todas las actuaciones, diligencias o trámites
que sean necesarios para obtener por medios coercitivos que el deudor cumpla con su
obligación.
El mandamiento de ejecución y embargo es una orden escrita emanada del tribunal en
orden a requerir de pago al deudor y embargar bienes suficientes si no paga en el acto
de requerimiento cuyos bienes quedan en custodia de un depositario provisional.
El mandamiento de ejecución tiene menciones esenciales que son la orden de requerir
de pago al deudor, la de embargarle bienes suficientes si no paga en el acto de
requerimiento y la designación de un depositario provisional bajo cuya custodia van a
quedar los bienes. Y también tiene menciones accidentales que señala sobre qué bienes
va a recaer el embargo y el auxilio de la fuerza pública, si hay justo temor que el
mandamiento va a ser desobedecido.
Despachado el mandamiento de ejecución y embargo que al efecto dicta el tribunal debe
procederse a requerir de pago al deudor y a notificarlo de la demanda ejecutiva, estos
dos actos procesales, por regla general, deben realizarse en forma simultánea.
En la práctica para saber cómo se notifica la demanda ejecutiva y el requerimiento de
pago hay que distinguir la forma en que se ha iniciado el juicio ejecutivo.
Si el juicio se ha iniciado por la demanda ejecutiva, el requerimiento de pago y la
demanda ejecutiva, por ser la primera gestión judicial se notifica personalmente, pero si
se emplea la notificación personal subsidiaria, conjuntamente con entregar las copias a
que se refiere el artículo 44°, el ministro de fe practicante de la diligencia debe señalar
día, hora, lugar para efectos de practicar el requerimiento. En consecuencia, la demanda
ejecutiva y el requerimiento de pago se llevan a efecto en actos separados.
Si el juicio se inicia por gestión preparatoria de la vía ejecutiva, el requerimiento y la
demanda debieran notificarse por cédula, incluso se puede notificar por el estado diario,
designar domicilio dentro de los límites suburbanos en que funciona el tribunal.
En el juicio ejecutivo el deudor no se encuentra emplazado legalmente a contar de
la notificación de la demanda ejecutiva, sino que a contar del día del requerimiento
de pago.
Al efecto el deudor puede:
 Pagar. Con lo que termina el proceso.
 Tomar una actitud de inacción: No hacer nada dentro del plazo legal en cuyo caso
basta el mandamiento de ejecución y embargo para perseguir la realización de los
bienes embargados de conformidad con el procedimiento de apremio, por lo que se
omite la sentencia, y el mandamiento de ejecución y embargo va a hacer las veces
de sentencia.
 Oponerse: Para que sea admitida a tramitación su oposición, debe cumplir con un
conjunto de exigencias legales:
1. Lo debe hacer dentro del plazo legal fijado por la ley(desde el día del requerimiento
de pago). Si el deudor es requerido de pago en el lugar de asiento del tribunal va a
tener un término de cuatro días para oponerse. Si el deudor es requerido dentro del
territorio en que funciona el tribunal, pero fuera del lugar de asiento del tribunal va a
tener un plazo de ocho días. Si el deudor es requerido de pago en otro territorio por
vía de exhorto, puede presentar su oposición ante el tribunal exhortante o ante el
tribunal exhortado:
Ante el tribunal exhortado va a tener los mismos plazos anteriores.
Ante el tribunal exhortante va a ser de ocho días más el aumento que corresponde según
la tabla de emplazamiento para contestar la demanda.
2. Debe estar fundado necesariamente en alguna de las excepciones taxativamente
enumeradas en e artículo 464.
3. El escrito de oposición debe reunir los requisitos que copulativamente señala el 465.
Presentado el escrito de oposición por el ejecutado el tribunal debe limitarse a darle
traslado al ejecutante por cuatro días para que el ejecutante responda a las excepciones
opuestas por el ejecutado. Expirado este plazo, con o sin respuesta del ejecutante (el
escrito se llama “responde”), el tribunal tiene que estudiar la admisibilidad o
inadmisibilidad de las excepciones, es decir, si éstas han o no cumplido con las
exigencias que la ley procesal establece para poder oponerse en el juicio ejecutivo.
Que una excepción se declare admisible significa que va a ser sometida a tramitación,
no significa que por el hecho de que se declare admisible vaya a ser acogida o esté
aceptada la excepción.
Si el tribunal declara admisible la excepción, en esta misma resolución debe decidir si la
recibe a prueba o no. En la mayoría de los casos se recibe a prueba la excepción y la
prueba recae sobre los hechos que configuran y fundamentan la excepción.
En el juicio ejecutivo, de acuerdo al 469, la prueba se rinde de la misma manera que en
el juicio ordinario.
Diferencias:
Término probatorio: 10 días.
En el juicio ejecutivo puede solicitarse aumento extraordinario para rendir prueba en el
mismo lugar en que se sigue el juicio.
En el juicio ejecutivo el aumento extraordinario tiene que ser solicitado por el acreedor
o ejecutante y dura diez días más, pero las partes de común acuerdo pueden establecer el
término probatorio extraordinario que estimen pertinentes.
Si el tribunal estima que la excepción es inadmisible debe pronunciar sentencia
definitiva.
Vencido el término probatorio viene el período de observación a la prueba, que en el
juicio ejecutivo es de seis días.
Vencido este período de observación a la prueba se citan las partes a oír sentencia
definitiva que puede ser absolutoria o condenatoria, la que a su vez puede ser de pago o
de remate.

CUADERNO DE APREMIO
Cuaderno inherente a todo juicio ejecutivo que comienza con el mandamiento de
ejecución y embargo.
La primera actuación tendiente a aplicar medidas coercitivas en contra del ejecutado
para que éste cumpla con su obligación es el embargo, mirado como una medida de
seguridad tendiente a garantizar un crédito que tiene el acreedor para proceder a su
posterior enajenación y con lo producido hacerse pago.
Personas que señalan sobre qué bienes debe recaer el embargo.
Acreedor: Tiene dos oportunidades para hacerlo. En la demanda ejecutiva, quedando
concretado en el mandamiento, o concurrir al embargo y en esa oportunidad indicar al
ministro de fe sobre qué bienes desea que se trabe el embargo.
Deudor: Quien al momento de efectuarse el embargo le indica al ministro de fe sobre
qué bienes desea se trabe el embargo.
Si la designación no ha sido hecha por el acreedor o por el deudor, es el ministro de fe
quien procede a embargar bienes. Para ello debe seguir un orden: debe embargar dinero
el que se deposita en un banco, en una caja nacional de ahorro, en la cuenta corriente del
tribunal y la copia del certificado debe agregarse al proceso. Bienes muebles, respecto
de los cuales debe realizarse una entrega simbólica al depositario provisional que
normalmente es el propio deudor. En este caso el ministro de fe debe levantar un acta de
la diligencia señalando el lugar y hora en que se procedió a la traba del embargo,
conteniendo una expresión individual y detallada de los bienes muebles embargados.
Bienes raíces respecto de los cuales es necesario que el embargo se inscriba en el
registro conservatorio donde están situados dichos inmuebles, para tales efectos el
ministro de fe debe requerir al conservador de bienes raíces para practicar la diligencia
en un plazo no superior a las 24 horas. Salarios y Pensiones.
Tanto el acreedor como el deudor tiene las facultades de solicitar ya sea un aumento o
ampliación de los bienes embargados o una reducción de los bienes que se han
embargado si se ha hecho un embargo superior en proporción a la deuda.
Los bienes que se embarguen tienen que estar en proporción al monto de la deuda, por
lo tanto si se embargan menos bienes de aquellos que sean proporcionales a la deuda, el
acreedor tiene derecho a pedir la ampliación del embargo. Este derecho que surge en
beneficio del acreedor emana de dos situaciones, cuando sean embargados bienes de
difícil realización y cuando se introduzca respecto de los bienes embargados cualquier
clase de tercería.
La ampliación se puede solicitar en cualquier estado del juicio aun cuando se haya
dictado sentencia definitiva.
Efectos del Embargo: Los bienes pasan a constituir objeto ilícito, salen del comercio y
pasan a ser administrados por el depositario que puede ser el mismo deudor u otra
persona. Retomando el aspecto de que en el juicio ejecutivo existen dos cuadernos
(principal y de apremio) hay que tener presente de que se tramitan separadamente, de tal
manera que si en el cuaderno principal se oponen excepciones, se suspende la
tramitación del cuaderno de apremio hasta la traba del embargo.
Una vez notificada la sentencia de remate se reactiva la tramitación del cuaderno de
apremio y este puede continuar con los trámites procesales que le siguen.
El otro trámite procesal será la designación del martillero y el retiro de especies. Se
retiran las especies y se ponen a disposición del martillero designado por el tribunal. El
martillero propone al tribunal día y hora para los efectos de proceder a la enajenación de
los bienes embargados. Una vez aprobada o aceptada por el tribunal la fecha propuesta
se hace publicación en el diario a lo menos dos veces y se procede a la venta de los
bienes sin previa tasación, por lo tanto los bienes se venden al mejor postor.