Вы находитесь на странице: 1из 2

Se denomina Guerra Civil Española a la guerra civil que tuvo lugar en España entre el

pronunciamiento del 17 y 18 de julio de 1936 y el último parte de guerra firmado por


Francisco Franco el 1 de abril de 1939.

Suele dársele también el nombre de guerra de España, que comparte con otras guerras
civiles del siglo XIX (las guerras carlistas).

Los bandos en contienda se denominaron a sí mismos bando nacional (el vencedor,


organizado en torno a los militares sublevados) y bando republicano (el perdedor, que
se fue constituyendo en torno al gobierno de la Segunda República Española, ejercido
por el Frente Popular desde las elecciones de febrero de 1936); mientras que recibían de
su contrario los adjetivos de fascista y rojo, respectivamente. En líneas generales, se
identificaban respectivamente con la derecha política y la izquierda política, las clases
altas (que en zonas de pequeña propiedad agrícola -Galicia, Castilla la Vieja, Navarra-
contaban con apoyos más amplios) y el movimiento obrero (muy dividido, que
protagonizó durante la guerra una frustrada Revolución española y violentos
enfrentamientos internos), la iglesia católica y el anticlericalismo (con significativas
excepciones, como el nacionalismo vasco), y con distintas ideas de España y opciones
de organización territorial, de forma de Estado o de su misma existencia.

El contexto internacional pasaba por los momentos críticos anteriores a la Segunda


Guerra Mundial. Mientras que las democracias liberales (Inglaterra y Francia)
procuraron el mantenimiento de una política de no intervención, cada uno de los bandos
fue claramente apoyado por las potencias identificadas con el fascismo (la Alemania de
Hitler y la Italia de Mussolini) y el comunismo (la Unión Soviética de Stalin).

Las consecuencias de la Guerra civil han marcado en gran medida la historia posterior
de España, por lo excepcionalmente dramáticas y duraderas: tanto las demográficas
(aumento de la mortalidad y descenso de la natalidad que marcaron la pirámide de
población durante generaciones) como las materiales (destrucción de las ciudades, la
estructura económica, el patrimonio artístico), intelectuales (fin de la denominada Edad
de Plata de las letras y ciencias españolas) y políticas (la represión en la retaguardia de
ambas zonas -mantenida por los vencedores con mayor o menor intensidad durante todo
el franquismo- y el exilio de los perdedores), y que se perpetuaron mucho más allá de la
prolongada posguerra, incluyendo la excepcionalidad geopolítica del mantenimiento del
régimen de Franco hasta 1975.

Оценить