Вы находитесь на странице: 1из 3

LOS HIJOS DE JACOB (GÉNESIS 29:31-30:24; 35:16-26)

La historia bíblica del Génesis nos cuenta que Jacob fue enviado por sus padres a la casa
del hermano de su madre Rebeca, esto es, su tío Labán, y allí conoce a quienes fueron
luego sus esposas, Lea y Raquel, hijas de Labán.

De estas mujeres, Lea, y su sierva Zilpa, y de Raquel y su sierva Bilha, Jacob engendró
por lo menos 13 hijos que registra la Escritura:
6 hijos varones y una hija, con su mujer Lea:
Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón; y la hija Dina.
2 hijos con la sierva de Lea, con Zilpa:
Gad y Aser
2 hijos con la sierva de Raquel, con Bilha:
Dan y Neptalí
2 hijos con su mujer Raquel:
José y Benjamín.

Dios cambió el nombre de Jacob (el suplantador) a Israel (“el que lucha con Dios” o
“Gobernado por Dios”) (Gn.32:28). De manera que estos doce hijos varones de Jacob
dieron lugar a las llamadas “doce tribus de Israel”, porque de cada hijo de Jacob o Israel
se forma una tribu. Sin embargo debemos recordar que en el caso de José su nombre no
figura como una tribu, sino que de sus dos hijos, Manasés y Efraín, formaron dos medias
tribus que juntas representan la casa de José. La razón de estas dos medias tribus es que
Jacob amaba tanto a José, y sufrió tanto al creer que había muerto cuando fue vendido
por sus hermanos, que cuando volvió a encontrarse con él, al cabo de sus últimos años
con José en Egipto en la casa de faraón, adoptó como hijos suyos a sus nietos Manasés y
a Efraín (Gn.48:5).
VERSO DE MEMORIA:"He aquí, herencia del Señor son los hijos." Salmos 127:3
"Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos." Salmos 127:5
1."Ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido." Génesis 29:32
RUBEN
2. "Por cuanto oyó Jehová que yo era menospreciada, me ha dado también éste." Génesis
29:33 SIMEON
3. "Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos."
Génesis 29:34 LEVI
4. "Esta vez alabaré a Jehová." Génesis 29:35 JUDA
5. "Me juzgó Dios, y también oyó mi voz, y me dio un hijo." Génesis 30:6 DAN
6. "Con luchas de Dios he contendido con mi hermana, y he vencido." Génesis 30:8
NEFTALI
7. "Cuan afortunada." Génesis 30:11 GAD
8. "Para dicha mía; porque las mujeres me dirán dichosa." Génesis 30:13 ASER
9. "Dios me ha dado mi recompensa, por cuanto di mi sierva a mi marido." Génesis 30:18
ISACAR
10. "Dios me ha dado una buena dote; ahora morará conmigo mi marido, porque le he
dado a luz seis hijos." Génesis 30:20 ZABULON
11. "Añádeme el Señor otro hijo." Génesis 30:24 JOSE
12. Llamó su nombre "Benoni." Génesis 35:18 BENJAMIN
I- La Biografia de Isaac.
Como vimos en la sección anterior Isaac es el hijo de la promesa que Dios hizo a
Abraham. Isaac nació probablemente en Beerseba (Gn.21:14,31) cuando Abraham tenía
100 años y Sara tenía algo más de 90 años (Gn.17:17; 21:5), habiendo antes sido estéril
(Gn.11:30; 16:2).
Cuando Dios le hizo a Abraham la promesa de que Sara tendría un hijo suyo, Abraham se
rió incapaz de creerlo (Gn. 17:17-19). Más tarde, al oír la misma promesa dada por un
extraño que se había detenido en su casa, Sara también se rió de incredulidad (Gn.18:9-
15). Después del nacimiento del niño, Sara reconoció gozosa que Dios le había dado
motivos para reír, pero con risa de alegría (Gn.21:6). Como recuerdo de estos
acontecimientos, Abraham lo llamó Isaac, nombre que significa “risa” o “él ríe”
(Gn.21:3).

Isaac pasó la mayor parte de su vida en el sur de Canaán, en las cercanías de Gerar,
Rehobot y Beerseba. Su vida parece ser “solo un eco de la de su padre”. Con la excepción
del capítulo 26, Isaac siempre ocupa un lugar secundario en el relato del Génesis,
opacado por los relatos de su padre Abraham o de su hijo Jacob. Sin embargo cumplió el
propósito de Dios para su vida siendo guardián de las promesas de Dios y
transmitiéndolas a Jacob.
A. Características de la personalidad de Isaac.

Génesis destaca ciertos rasgos de la personalidad de Isaac como un hombre meditabundo,


conciliador, sosegado y pasivo y que sufrió mucho la muerte de su madre. También
destaca que cometió los mismos errores de su padre como hacer pasar a su esposa Rebeca
como su hermana (Gn.26:7).Pero podemos destacar dos virtudes piadosas dignas de
imitar en Isaac, su obediencia y su fe.

1. Hombre de Obediencia.

a) Gn.22:5-12. Flavio Josefo dice que Isaac tendría unos 25 años cuando Abraham iba a
sacrificarlo en holocausto. Por más joven que fuera lo cierto es que Isaac sería un
muchacho más ágil y fuerte que Abraham que era un anciano de más de 100 años. Es
notable la obediencia de este joven que permitió que su padre lo atara en el altar sobre la
leña para degollarlo (Gn.22:9).

b) Gn.24:1-4, 61-67. Uno de los eventos más hermosos narrados en la Escrituras es


Génesis 24, cuando Abraham envió a su siervo a buscar esposa para su hijo Isaac.
Aunque en el oriente era costumbre que los padres buscaran esposa para sus hijos, no
dejamos de ver la obediencia de un hombre de unos 40 años de edad que confiaba en el
juicio de su padre y la providencia de Dios para tomar como esposa a la persona que le
trajeron por mujer, a Rebeca.

2. Hombre de Fe.

a) Su fe ante las pruebas. Gn.26. Génesis 26 es uno de los pocos capítulos que se
concentra en una época de la vida de Isaac, ya que casi siempre se le menciona en
relación a su padre Abraham o a su hijo Jacob. En este pasaje notamos tres tentaciones a
las cuales Isaac tuvo que hacer frente:
· Tentado a abandonar la tierra prometida en un período de hambre (Gn.26:1-6)
· Tentado a simular que Rebeca no era su esposa en un momento de peligro (Gn.26:7-
11)
· Tentado a reaccionar violentamente a la provocación de los filisteos (Gn.26:12-33)
b) “La bendición de Isaac a sus hijos respecto a cosas venideras”. Gn.27:27-29, 39-
40; 28:3-4. Comp. He.11:20. El autor de la carta a los Hebreos en el NT dice que “por la
fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras”.

Isaac era un hombre de fe. El sabía que en algún momento iba a morir porque era ya
viejo, y por eso quería bendecir a su hijo primogénito Esaú. Cuando Jacob se hizo pasar
por Esaú, Isaac lo bendijo para que Dios le prospere y para que naciones se inclinen a él.
Luego de darse cuenta de que fue engañado, bendice con una bendición menor a Esaú.

Es interesante que cuando Isaac y Rebeca deciden enviar a Jacob donde su tío Labán,
Isaac lo llama para bendecirlo. Dice Gn.28:1 “Entonces Isaac llamó a Jacob y lo bendijo,
y le mandó diciendo: No tomes mujer de las hijas de Canaán.” Y luego confirmó la
bendición (Gn.28:3-4).