Вы находитесь на странице: 1из 2

El Traje del Emperador - Hans Christian Andersen

Hubo una vez un emperador que era muy presumido, slo pensaba en
comprarse trajes. Tena un grupo muy numeroso de sastres que
constantemente le hacan nuevas ropas, porque deseaba ser el
emperador mejor vestido de todos los reinos del mundo.
Cierto da llegaron al palacio imperial dos pcaros muchachos, pidiendo
ser recibidos por su majestad. Decan que eran unos afamados
diseadores que venan de lejanas tierras. El emperador, al conocer la
noticia, los hizo pasar inmediatamente.
- Majestad, hemos trado una tela que es una maravilla -dijo uno de los
pcaros.
- No la pueden ver los ignorantes, pero a los inteligentes les gusta
mucho -dijo el otro.
El emperador se entusiasm con lo que decan y pidi a los falsos
sastres que le comenzaran inmediatamente un vestido con aquella tela,
que enseara a todo el mundo.
Los pcaros pidieron para los gastos grandes sumas de dinero y joyas
valiossimas. Hacan creer que cortaban y cosan el vestido, cuando, en
realidad, no cosan nada. Y aquellos que lo vean, para que no les
llamaran ignorantes, decan que el traje lo estaban haciendo muy bien.
Lleg el da en que el emperador fue a probarse el famoso traje.
Cuando se lo presentaron qued sorprendido. l no vea el traje, pero
tena tanto miedo de quedar como un tonto ridculo que no dijo nada.
Se prob el pantaln, la camisa y luego la capa. Les pregunt a todos
en su corte si les gustaba y a todos les encant.
Decidi mostrarle su ropa a todo el pueblo en un desfile. Entonces
apareci el emperador. Imaginen! Iba caminando en calzones por las
calles!
Un gran silencio se hizo en la calle, pero nadie dijo nada para que no se
le llamara ignorante. De pronto, un nio dijo:
- Miren, el emperador va desnudo!
Ante esto, todo el mundo se anim a decir la verdad y el emperador
sinti mucha vergenza. Fue un da triste para l, pero aprendi una

gran leccin: LO IMPORTANTE EN ESTA ES SER SINCERO, DECIR


SIEMPRE LA VERDAD.
FIN