Вы находитесь на странице: 1из 5

Prólogo

Método onomatopéyico de la
enseñanza de la lectura

En tus manos dejo este sencillo


y ameno método onomatopéyico
de la enseñanza de la lectura.
Mediante esta cartilla, no pretendo
otra cosa sino ayudarte y darte al
mismo tiempo unas sencillas
pautas metodológicas adquiridas a
través de muchos años dedicados
a la enseñanza de la lectura. Este
método, por supuesto, ni es el
mejor ni será seguramente el peor.
Simplemente es un método más
de lectura. A lo largo de los años
las profesoras y profesores hemos
conocido muchos sistemas de
enseñanza. Yo me atrevería a
decir que no existen métodos
malos pero sí afirmaría que el
éxito de un método depende de la
forma como se imparta. El factor
primordial para mí, es sin duda, la
motivación del alumno y a
continuación entrarían a formar
parte en este juego una serie de
cualidades con las que se tiene
que desenvolver el profesor. Estas
cualidades podrían ser por
ejemplo: habilidad, creatividad,
mucha imaginación, paciencia,
ilusión, constancia... A mi, este
sistema metodológico me ha
resultado muy interesante, ameno,
gratificante y de rápidos
resultados hasta tal punto que,
todos mis alumnos y alumnas han
aprendido a leer en un breve
periodo de tiempo. Es verdad que
hoy día nuestros alumn@s están
“enganchados” a la nueva
herramienta de trabajo como es el
ordenador pero no debemos
olvidar que los niñ@s están en una
edad en la que las actividades
corporales les encanta y por lo
tanto, este método, basado en la
onomatopeya, hace que el alumno
no sea sujeto pasivo de la
pantalla.

Estoy convencido de que lo


primordial de este sistema se basa
en que los signos impresos (letras)
son captados por el cerebro del
niñ@ a través de tres conductos
distintos a diferencia de otros
métodos que generalmente
emplean únicamente dos vías de
información, la vista y el oído. Con
la metodología que yo presento se
trabaja también un tercer canal: la
onomatopeya que sirve de
refuerzo a los otros dos conductos:
vista y oído. Es muy importante
que tanto profesores como
alumnos simultaneen estos tres
aspectos en cada sesión de
trabajo:
Vista: (ven la imagen de cada
letra).
Oído: (escuchan el fonema de
la letra que se les presenta).
Mímica: (gesticulan mediante
la mímica la letra que están
viendo).

Y sin más preámbulos voy a


intentar exponer con la mayor
claridad y brevedad posible
mediante una sencilla explicación
cómo actúo yo en clase con mis
alumnos.

Si con esta breve presentación


del método expuesto he logrado
ayudarte, me sentiría muy
satisfecho. Ánimo y adelante.

Recibe un cordial abrazo de tu


amigo
Patxi Bergera Ongay
paberg@orange.es