Вы находитесь на странице: 1из 23

"Ars sine scientia nihil est" *

Jean Mignot,1399

4.1 Alcance y limitaciones

:n el capítulo inicial se mencionaron las reservas que existen en el medio de la

:.-,nservación de los edificios históricos, sobre la utilización de los métodos de análisis

-\tructural y sobre la validez de sus resultados. En el medio domina la preferencia

:,--,r lo intuitivo y 1o cualitativo; sin embargo, es importante el respaldo que pueden

:¡r a la intuición y a la experiencia, los resultados del análisis de modelos

:3presentativos de la estructura en cuestión, así como los derivados de mediciones

t- ;rperimentales. En las últimas décadas ha habido un avance importante en los métodos experi- :tentales y analíticos para el estudio estructural de los edificios históricos; además

.3 cuenta con hemamientas analíticas muy poderosas que permiten resolver con un ::abajo computacional razonable, las estructuras más complejas. El punto débil de

r- -; aplicación de estos procedimientos 1o constituye la determinación de los modelos

. de los parámetros estructurales que definen su respuesta, ya que los defectos .eñalados con frecuencia en los resultados de análisis estructurales, se refieren

::incipalmente a casos en los que un especialista en análisis numérico se enfrentó al ::oblema sin el debido conocimiento del comportamiento de los materiales, de los ::ocesos constructivos y de 1a historia del monumento, lo cual le llevó a resolver un :-odelo analítico poco representativo de la estructura real.

El propósito de este capítulo es describir los procedimientos de análisis disponi-

1¿ ;

1e

t1>

a:

]S

ES

:-es. destacando ventajas y limitaciones. En términos generales, resulta convenien-

a>

.= recurrir a una combinación de varios métodos de análisis, no tanto para fines de

OS

- -,mprobación de resultados, como para aprovechar las ventajas de cada uno para el -.¡udio de aspectos específicos, o para mejor definir el modelo que se requiere para

en

. aplicación de un análisis más refinado.

de

La preparación de un modelo analítico representativo enfrenta serias dificultades,

SE

-_le comienzan desde la identificación de la estructura misma y de su geometría.

-9 -9

G C

(I)

o

)r- \luchos de los que se dedican a tales tareas están acostumbrados a modelar edificios

OS

:-odernos formados por columnas, vigas, muros y losas, los cuales son

ú- ::ométricamente muy simples; 7a tarea es mucho más difícil cuando se debe

:ipresentar la geometría espacial de la mayoría de los edificios históricos !, sobre

: ¡do. identificar qué elementos son parte de la estructura resistente y cuáles son .-mplemente decorativos o cumplen otros propósitos constructivos.

r¿r.

)a-

OS

IAS

i Lt traducción literal es "El arte no es nada sin la ciencia". Sin embargo, estafrase, expresada por '. arcluitecto .francés llamado a opinar sobre una disputa que había acerca de la solución que debía -.-;rse a la estrucfura de cubierfa de la Catedral de Milán, debe interpretarse más en el sentido de .t ¡tráctica no es suficiente si no se conocen las reglas teóricas del oficio"

c,.r)

o

i()i

o

#,

.q)

70 INGENIERIA ESTRUCTUFIAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Cimientos

de edificios

de mampostería

Las pesadas cargas de los edificios históricos de mampostería implican

la transmisión de fuerzas importan-

tes al suelo de cimentación. Cuando

el suelo no tiene buena capacidad

de carga. es necesario ampliar el

área de apoyo de columnas y muros mediante zapatas del mismo male- rial. En suelos particularmente

deformables, como las arcillas del

valle de México, se recurría a pilo- tes cortos (estacones) de madera

para dar mayor soporte al edificio.

Tablones

3.10 Elementos de cimentación

La necesidad de transmitir las cargas de los elementos de soporte de la estructura a un suelo con una resistencia menor que la del material de dichos elementos de apo- yo, da lugar a la necesidad de una "subestructltra", o sea una estructura de transi- ción entre el suelo y la superestructura. Para muchas de las grandes construcciones antiguas se buscó un sitio donde la roca sólida aflorase, para así desplantar directa- mente los elementos estructurales (muros y columnas) de mampostería sobre la roca, sin necesidad de una cimentación propiamente dicha. El siguiente paso fue el engrosamiento de dichos elementos de soporte para for- maf zapatas aisladas o corridas, de espesor sólo un poco mayor que el de los ele- mentos estructurales. Esta fue la solución fípica para la cimentación de edificios

sobre suelos de buena calidad. No son raros los casos de edificios antiguos que han experimentado problemas

estructurales debido a hundimientos diferenciales de los puntos de apoyo de sus

elementos de soporte; esto, aun en casos en que el suelo de apoyo era de razonable

capacidad de carga. En estos suelos pueden presentarse hundimientos por la presencia

de estratos inferiores más deformables o por las modificaciones en las propiedades

de los suelos, debidas sobre todo a cambios importantes en los niveles de aguas

freáticas. Los daños en estas situaciones pueden aparecer inclusive muchos siglos

después de la construcción del edificio. Se encuentran tipos de cimentación especiales cuando los edificios se ubican en

sitios de suelos muy deformables o, en caso extremo, pantanosos. Situaciones de este tipo se dan, por ejemplo, en la ciudad de México y en Venecia. En esos casos se

recuría al empleo de una plataforma de mamposteríapata lograr la máxima super-

ficie de contacto con el suelo y, en muchas ocasiones, al hincado de pilotes cortos formados por troncos de madera de 20 o 30 cm de diámetro. Estos pilotes transmi- ten la carga al suelo por fricción en su superficie de contacto.

El funcionamiento estructural de estos elementos de cimentación no presenta ca-

racterísticas particulares, diferentes de las de 1os elementos de la superestructura.

Los daños en la cimentación se deben principalmente a efectos de hundimientos

diferenciales o a deterioro por la humedad. El tratamiento de los problemas

geotécnicos de las cimentaciones queda fuera del alcance de esta obra.

,:

.i

"Ars sine scientia nihil est"*

Jean Mignot, L399

4.1 Alcance y limitaciones

En el capítulo inicial se mencionaron las reservas que existen en el medio de la

;onservación de los edificios históricos, sobre la utilización de los métodos de análisis estructural y sobre la validez de sus resultados. En el medio domina la preferencia

:or lo intuitivo y 1o cualitativo; sin embargo, es importante el respaldo que pueden dar a la intuición y a la experiencia, los resultados del análisis de modelos

:epresentativos de la estructura en cuestión, así como los derivados de mediciones

:rperimentales. En las últimas décadas ha habido un avance importante en los métodos experi- :lentales y analíticos para el estudio estructural de los edificios históricos; además

>e cuenta con herramientas analíticas muy poderosas que permiten resolver con un ::ubajo computacional razonable, las estructuras más complejas. El punto débil de

,.r aplicación

'. de los parámetros estructurales que definen su respuesta, ya que los defectos .:ñalados con frecuencia en los resultados de análisis estructurales, se refieren

:nncipalmente a casos en los que un especialista en análisis numérico se enfrentó al

::oblema sin el debido conocimiento del comportamiento de los materiales, de los

t:ocesos constructivos y de la historia del monumento, lo cual le llevó a resolver un :rrrdelo analítico poco representativo de la estructura real.

El propósito de este capítulo es describir los procedimientos de análisis disponi-

de estos procedimientos 1o constituye la determinación de los modelos

:l:s. destacando ventajas y limitaciones. En términos generales, resulta convenien-

.= recurrir a una combinación de varios métodos de análisis, no tanto para fines de

: -'mprobación de resultados, como para aprovechar las ventajas de cada uno para el ::rudio de aspectos específicos, o para mejor definir el modelo que se requiere para , :plicación de un análisis más refinado. La preparación de un modelo analítico representativo enfrenta serias dificultades, : -: comienzan desde la identificación de la estructura misma y de su geometría. '.l rchos de los que se dedican a tales tareas están acostumbrados a modelar edificios

- -,dernos formados por columnas, vigas, muros y losas, los cuales son

:--rmétricamente muy simples; la tarea es mucho más difícil cuando se debe

-::resentar la geometría espacial de la mayoría de los edificios históricos y, sobre

:.r. identificar qué elementos son parte de la estructura resistente y cuáles son :-rplemente decorativos o cumplen otros propósitos constructivos.

.:rdtlucción líteral es "El arte no es nada sinla ciencia". Sin embargo, estafrase, expresada por

- -.,quitecto .francés llamado a opinar sobre uno disputa que había acerca de la solución que debía

, --,. a la estructura de cubierta de la Catedral de Milán, debe interpretarse más en el sentido de ,',¿ícficct no es suficienle si no se conocen las reglas teóricas del oficio"

c.r)

--o

G C

(I)

c

a

o

E o

b,

.G)

72 INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Las condiciones de continuidad entre 1os distintos elementos son también difí: -

les de establecer. En la construcción moderna se acostumbra tratar con estructur-

cuyos

ellos,

elementos están conectados de manera de evitar movimientos relativos en:- - para así lograr una perfecta continuidad. En los edificios históricos los e-.-

*.ntoi suelen estar simplemente sobrepuestos, y existe la posibilidad de rotacior-=

relativas en las zonas de contacto.

El aspecto principal que limita el empleo

de las heramientas comunes de análi.-,

tensión de los materiales empleados, lo que *

es la baja resistencia a esfuerzos de

lugar a agrietamientos

y separación entre elementos. Esta particularidad no su¡ :

determinar las condiciones de esfuerzos ante las cargas ordinan '

ser relevante para

debidas al propio peso de la construcción, ya que tales estructuras están concebic-

para trabajar esencialmente ante esfuerzos de compresión. Sin embargo, para -- condiciones cercanas a la falla cuando se presentan fenómenos de

agrietamiento

igual que

y la falta de continuidad entre los elementos se vuelven críticos. -

para los efectos de solicitaciones como cambios de temperatu:-

hundimientos diferenciales y sismos.

4.2 Métodos basados en el equilibrio de fuerzas

Como se ha mencionado, las primeras guías para determinar la seguridad de '-

estructuras consistieron en reglas geométricas

guardarse

paso

entre las dimensiones de los

que definían las relaciones que deb---

principales elementos estflrcturales. El prir.-

hacia la cuantificación de las cargas y sus efectos se dio a mediados del si-

kVUI, con la aparición de métodos pafa determinar las trayectorias que siguen

fuerzas internas que se generan para que las cargas que actúan sobre la estfuctur; ':

puedan transmitir hacia sus apoyos y, finalmente, hacia su cimentación y al subsue . La parte más simple del proceso anterior es lo que se denomina baiada de ca4 que implica la cuantificación de los pesos de los diferentes componentes de la c<

lrucción y Ia identificación de las partes de la estructura sobre las que estos

u:i.e.s\§s\t stc.\e\ct¿.tsrr.\t qrre, a\gurro: e\tr§e\\ss üe\a' es\tuc\ura' se t§§\ :'-

<*§§\\*

¡r'cr-edirmeniocoT,\\s\E§\\--\§§t»ffi

q

Ia estruciura, Ia posición de la lÍnea de presiones en un núrnero para que la estructura se vuelva estáticamente determinacla, se

- -,-,.r:

bq-ectoria completa de la línea de presiones. La solución se

ie con procedimientos de estática gráfica (Schreyer, 1953), como

por Méry, con base en los planteamientos inicialmente fbrmulados

-.,ulomb. En este proceso se determinan las secciones en que se presentan las

J ;rcentricidades máximas entre la línea de presión y el eje del elemento. En estos

,a

r,i .

rs-

rl.

.5W

2.6 W

MÉTODOS DE ANÁLISIS

2.6 W

1.5

> hasta llegar al suelo. Este proceso resulta normalmente sencillo en los edifi-

- . ristóricos, en Io que se refiere a las fuerzas verticales. ya que es posible definir

- -:irrente cómo unos elementos se apoyan libremente sobre otros; existen, ade- --r. :imetrías que f'acilitan determinar qLré porción de la carga de un elemento gra-

, :rrbre otro. J.e'ulta sencillo determinar la trayectoria de fuerzas cuando la estructura se puede -:t:3Sertor con un modelo isostático, o sea uno en el que las condiciones de equilibrio : suticientes para definir totalmente la manera en que las fuerzas son resistidas - :1¿ estructura. Estos modelos son aplicables, además de en aqr-rellos casos en los - -: los elementos se encuentran simplemente apoyados Llnos sobre otros. en otros ---. aunque estrictamente no son isostáticos. pueden simplificarse como tales. Ese

.i caso de las armaduras de techo. en las que hay una conexión rígida entre los

:.

: :nentos que constituyen el arreglo triangulari sin embargo, el empotramiento que -= da en las conexiones produce momentos flexionantes pequeños, comparados con ¡ el'ectos de las fuerzas axiales actuantes, de modo que es admisible despreciarlos :::l determinar el flujo de fuerzas y considerar que las piezas están articr,rladas en

- -> extremos. \lás complejo resulta determinar los empujes horizontales que se generan cuando

,\ elementos de cubierta no son planos. EI coceo que se produce, no se puede ::antificar simplemente con consideraciones de equilibrio de fuerzas, sino que

::quiere calcular la trayectoria de estas fuerzas dentro del elemento. lo cual depende,

,Jemás de las condiciones de equilibrio, de las de continuidad (o de compatibilidad

:: defbrmaciones) en los extremos del elemento y de las características de rigidez

:¡1 material que compone la estructura. En términos de ingeniería estructural, se

::ata de sistemas hiperestáticos cuya solución requiere plantear condiciones

,dicionales a las de la estática, o sea a las de equilibrio; tales condiciones se refieren

. la compatibilidad de las deformaciones. Los métodos de análisis para estas estructuras se basaban desde el siglo XVIII en .e aplicación únicamente de las condiciones de equilibrio, pero imponiendo ciertas restricciones a las trayectorias de las fuerzas, de manera que el problema se volvía :státicamente determinado. El procedimiento consiste en el trazo delalínea de pre-

siones, que define el punto de cada sección en que se ubica la resultante de los

:sfuerzos internos. Si se fija, con base en el conocimiento a priori de las condiciones

de esfuerzos en la estructura, la posición de la línea de presiones en un número

suficiente de puntos para que la estructura se vuelva estáticamente determinada, se

puede encontrar la trayectoria completa de la línea de presiones. La solución se

obtiene generalmente con procedimientos de estática gráfica (Schreyer, 1953), como

el desarrollado por Méry, con base en los planteamientos inicialmente fbrmulados

por Coulomb. En este proceso se determinan las secciones en que se presentan las excentricidades máximas entre la línea de presión y el eje del elemento. En estos

73

Trayectoria de cargas en una armadura

La trayecloria de las fuerzas internas se puede calcular de manera más directa cuando los elementos eslructurales tienen un arreglo lriangular y eslán sometidos

esencialmente a cargas a lo largo de sus ejes, En las armaduras, las conexiones de sus barras son

usualmente rígidas, por lo que restringen el giro en sus extremos e introducen en ellas momentos flexionantes; sin embargo, por la esbeltez de las barras, el efeclo de los momentos es pequeño comparado con el de las cargas axiales y puede despreciarse. Al considerar que hay articulaciones

en las conexiones entre las barras, Ias armaduras simples pueden resolverse con base en las condiciones de equilibrio, únicamente.

74 INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

puntos, se propone que la línea de presiones pase por el límite del tercio medio de l" sección, de manera que toda la sección quede sujeta a esfuerzos de compresión

Con esas hipótesis, se traza la trayectoria de la línea de presiones con base en la:

condiciones de equilibrio; si la línea de presiones queda incluida en el tercio medic

para todas 1as secciones del elemento, se garantiza que no se presenten esfuerzos

tensión. y si además los esfuerzos de compresión se mantienen dentro de límite.

admisibles, se garantiza que la estructur¿I es segura. Por ejemplo, para Lln arco semicircular sujeto a su peso propio, se aprovechan 1a.

condiciones de simetría y el conocimiento de que 1as excentricidades máximas se

presentan en la clave por el intradós, y en los arranques por el extradós, para ubicai

los tres puntos de 1a línea de presiones, con el cual el problema se vuelve estáticamente

determinado. La aplicación clel método se limita a estructuras planas, por lo que el edificic tridimensional se modela como una serie de sistemas planos independientes. Estt'

frecuentemente introduce errores significativos, al ignorar la interacción entre 1o:

elementos planos, por las condiciones de continuidad en la dirección ortogonal a ie

Determinación de la línea de presiones mediante estática gráfica

El procedimiento resulta sencillo para el caso de

arcos, y es manejable para estructuras en que se puede tener una estimación previa de la trayectoria que siguen las cargas y se puede ubicar la posición

de las secciones crílicas. El análisis de un arco rebajado se presta a una explicación breve del

procedimiento; se procede con los pasos siguientes:

a) Se dibuja a escala el arco y su espesor. b) Se divide el arco en cierto número de sectores, o dovelas, y se calcula la carga que corresponde a

cada dovela, determinando elvolumen de material

ubicado en el tramo en cuestión. La carga, F, así

detei-minada, se ubica en elcentro geométrico de

la dovela. Si el arco es simétrico en geometría,

distribución de cargas y condiciones de apoyo, se

puede trabajar con la mitad del arco.

c) Se trazan a escala las fuerzas F, correspondientes a cada dovela, formando un polígono de fuerzas;

en este caso todas las fuerzas están alineadas

sobre una vertical. La longitud de la recta obtenida será iguala la resultante de fuerzas aplicadas. Para

determinar la posición de la resultante se elige un

origen arbitrario, O, a la izquierda de la recta y se

une éste con los extremos de cada segmento corres- pondiente a las fuerzas F. Con paralelas a las rectas así obtenidas (1 a 5) se traza un polígono funicu'

Ia¿ partiendo de un apoyo hasta llegar al otro apo-

yo (en este caso el centro del claro). La intersec- ción de las líneas extremas (1 y 5 en este caso),

define el punto de aplicación de la resultante.

d) Se supone que las secciones críticas son los arran- ques del arco y su clave, y que la línea de presiones

pasará por el extremo del tercio medio de cada

sección crítica. Para el arranque del arco, la

posición es tal que causa tensión en el extradós, y

para la clave en el intradós.

e) Por la posición supuesta de la línea de presión en

la clave (B), se traza una horizontal hasta cruzar

con la línea de acción de la resultante (C); se une

este punto con la posiciÓn supuesta para la línea

de presiones en el arranque (A). La rectaAC define la línea de acción de la reacción en el apoyo.

f) Se define un nuevo origen, O', a la izquierda del

funicular inicial, trazando del extremo superior del

funicular una horizontaly del inferior una paralela

a la linea de acción de Ia reacción. Se liga O' con los puntos que limitan cada uno de los segmentos

del funicular (1 a 5), y se obtienen las líneas de

acción de las fuerzas internas para cada dovela.

g) Se trazan paralelas a cada línea de acción, par-

tiendo de uno de los puntos prefijados hasta llegar

al otro; el polígono así determinado, indica la

trayectoria de la línea de presiones.

h) Si en cada sección la línea de presiones pasa den- tro del tercio medio, no habrá tensiones en todo el desarrollo del arco, y los esfuerzos de compresión se pueden determinar directamente.

MÉTODOS DE ANÁLISIS

75

:-::3. Un caso simple de esta situación se da al resolver una cúpula esférica

una serie de arcos, o gajos, que se analizan en forma separada.

- :-.

üg

ralidez de estos métodos ha sido estudiada por Heyman (1995), utilizando

-;

onceptos de 1o que se llama análisis allfinite, o plástico. El razonamiento es del

tipo siguiente: es un hecho que las soluciones así encontradas no son necesariamente

Lr-\

las verdaderas, porque Lo garalfizan que se respeten las condiciones de

las

compatibilidad de deformaciones ni las de continuidad en los apoyos; sin embargo, si la trayectoria de fuerzas encontrada (línea de presiones) cumple con el equilibrio,

SC

y no se violan condiciones de resistencia del material, esto es suficiente garantía de

lar

que la estructura es estable ante esa condición de carga, ya que su capacidad real de

nte

carga es mayor que la que resulta del análisis.

La aseveración anterior se basa en el llamado teorema del límite inferior del

cio

sto

los

ila

;

I

¡

I

I

l

t

f

rl

rl

1

S

c

IT

a

t-

)l

n

análisis estructural, mediante el que se demuestra que si se determina una condición para la cual un conjunto de fuerzas internas está en equilibrio con las fuerzas exter- nas, cargas y reacciones, y además que en ningún punto de la estructura se violan los límites de resistencia del material, puede afirmatse que la estruct\§a es seg\Ira.

a) Arco y cargas exteriores

Cálculo de la línea de presiones por estática gráfica

tr

\,

F1

F2

F3

o F4

\/

.A

76 INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Línea de presiones en un arco rebajado

Las cargas verticales producidas por el peso propio del arco

producen esfuerzos en sus secciones. La posición de la

resultante de los esfuerzos internos

de compresión en cada sección define la linea de presiones. Debe

haber equilibrio en las cargas

aplicadas y las reacciones en los extremos del arco, asícomo entre la

resultante de esfuerzos internos en

cada sección y las cargas externas.

Estas condiciones de equilibrio son

necesarias, pero no suficientes, para definir la línea de presiones. La

distancia entre la lÍnea de presiones

y el eje del arco corresponde a Ia

excentricidad de Ia resultante, y define la magnitud de los momentos

flexionantes inducidos en cada

sección.

Trayectoria de cargas

en estructuras

abovedadas

Las eslructuras abovedadas son

hiperestáticas, y la determinación de la línea de presiones no puede

hacerse en forma exacta a partir

únicamenle de las condiciones de

equilibrio. Una apreciación cualitativa de la trayectoria de las

fuerzas sirve de base para el trazo detallado de la lÍnea de presiones.

La figura muestra tres casos típicos

de las eslructuras de las iglesias medievales: cuando la altura de la

nave es moderada, el empuje de la

bóveda puede ser absorbido por un contrafuerte robusto (caso a); para

bóvedas de gran altura, se lleva

primero el coceo a un nivel más bajo mediante un arbotante, para no

dar lugar a un tamaño exagerado de contrafuerte (caso b); para grandes

alturas se hacen necesarios dos

niveles de arbotantes (caso c). En

los tres casos, la trayectoria de las

fuerzas sigue el mismo esquema, para lograr que el peso de los

elementos verticales equilibre el

momento de volteo inducido por el

coceo de la bóveda.

Heyman da más argumentos en favor de una solución que ignore las condiciones

de compatibilidad; afirma que en estructuras de mampostería,la solución "exacta"

no existe o es irrelevante. Las propiedades de rigidez del material y las condiciones

de continuidad en los apoyos, además de ser difíciles de determinar, varían en el tiempo por diferentes factores. Los morteros están sujetos a flujo plástico, y las

deformaciones por este fenómeno modifican la rigidez relativa de diferentes

secciones de la estructura; los apoyos se encuentran sujetos a movimientos por

asentamientos de la cimentación, y toda la estructura sufre deformaciones debidas a cambios de temperatura; todo esto, además de hacer variar las propiedades con el

tiempo, produce agrietamientos que alteran significativamente las condiciones de

Columna---

Nave

central

I

ir Arbotante

'\\

I

I

rigidez. De esta manera, la línea de presiones "real" varía en el tiempo y no puede pensarse en una solución única, basta con encontrar una solución que cumpla con la seguridad y que sea más conservadora que la real. La aplicación de la estática gráfrca a la solución de estructuras geométricamente complejas dista de ser trivial; se necesita una clara intuición acerca de la trayectoria de la línea de presiones y de la ubicación de las secciones críticas donde fijar las condiciones de esfuerzo máximo. Si no se eligen de manera adecuada estos puntos,

al aplicar el procedimiento se encuentra que la línea de presiones queda fuera del

tercio medio o inclusive del espesor total de la sección, con lo cual se viola la

condición de límite de resistencia del material; por tanto, la solución es inválida.

Los cambios en la posición de las secciones críticas para las sucesivas iteraciones

MÉToDOS DE ANÁLISIS

77

:=6?iqaq47.-f, Pr; '-

¡agugttotoi

i*t-I

tt

tq@*

(4>

pru e5 4l

De una manera compacta, López Carmona realizó, sobre un corte a escala de la techumbre de la Catedral, los trazos y cálculos necesarios para determinar la línea de presiones, las fuerzas internas y los esfuerzos en el material (tomado de López Carmona, 1990).

a

requieren también de práctica e intuición; de lo contrario, no se converge hacia una línea de presiones admisible. Apesar de 1o anterior, estos métodos permiten visualizar en una forma muy directa y objetiva el funcionamiento de una estructura, y apreciar si el flujo de cargas se

a

efectúa de una manera eficiente, e identificar cuáles son las partes críticas que pue- den ameritar una revisión más detallada y, posiblemente, una acción correctiva. Heyman propone el empleo de métodos basados en el equilibrio para el cálculo

tS

de la carga de ruptura de las estructuras de mampostería, mediante la determinación

S.

de la línea de presiones que colresponde a la formación de un mecanismo de colapso;

:1

para ello, en una estructura hiperestática, como un arco, una bóveda o una cúpula,

Ia

debe formarse cierto número dearticulaci.ones plásticas obisagras phísticas,enlas

a.

que la línea de presiones pasa por un extremo de la sección; por tanto, la casi totali- dad de ella se encuentra sometida a tensión. De esta manera, en dichas secciones se

78 INGENIERIA ESTRUCTURAL DE LOS EDIFICIOS HISTORICOS

Mecanismos de articulaciones plásticas en arcos

Los croquis indican la trayectoria de la línea de presiones y la posición

de las articulaciones plásticas de un

arco (o una bóveda cilíndrica), para

distintas condiciones de carga. Ante

carga vertical uniforme, la bóveda

forma primero tres articulaciones

plásticas (b), con las cuales se

vuelve estáticamente determinada;

al aumentar más la carga,

idealmente se forman otras dos

articulaciones en los lomos (c). En

realidad, una mínima asimetría de la carga o de la geomelría provoca

que se forme primero una de las

dos articulaciones en los lomos (d),

con lo que se tiene un mecanismo y

ocurre el colapso. Si los apoyos,

como es común, ceden hacia

afuera, el mecanismo es como el

mostrado en (e); si los apoyos

empujan hacia adentro se forma el

mecanismo (f).

Esquema de modelo

para solución con

elementos finitos

Se ilustra Ia manera en que una

estructura se divide en partes

elementales (elementos finitos) para

las cuales se conoce Ia solución

ante cargas aplicadas en sus

esquinas (nodos), Se plantean las

ecuaciones de compatibilidad de

esfuerzos y deformaciones en los

nodos comunes a varios elementos,

y se resuelve el sistema de

ecuaciones simultáneas que resulta.

El número de elementos finitos

necesario depende de la

complejidad de la geometría y del

sistema de cargas y de la precisión

con que se quieran determinar los

esfuerzos a nivel local. El tipo de

elemento finito que conviene utilizar

en cada caso depende principalmente de la geometría de