You are on page 1of 15
FASL AL-MAQAL! ‘I Libro del discurso decisive, donde se establece la conexién entre la Ley religiosa y la filosofia’ Tan el nombre de Dios, Clemente y Misericordiogo La bendicién y la paz de Dios sobre Muhammad y su familia EI muy ilustre, incomparable y sapientisimo alfagui, el muy grande, eminente y ecuinime cadi Aba I-Walid Muhammad b. Ahmad b, Muhammad b. Ahmad b. Rushd, que en glotia esté y Dios se haya apiadado de él, ha dicho: ‘Que Dios sea loado con todas sus alabanzas y que su bendicién sea sobre su siervo Muhammad, el puro, el elegido y enviado fin de este discurso es examinar, desde el punio de vista studio propio de la Ley’, si el estudio de la filosofia’ y de las ic al-magal, with its Appendix (Damima) ani cai, Are Te } Tos enire la filosofia dentro del Ja metodologia juridica 76 Averroes ciencias de la légica esti permitido por la Ley religiosa 0 prohibido, o mandado como recomendacién 0 como obligatorio. ‘Decimos entonces: 1 {OBLIGACION DE ESTUDIAR LA FILOSOFIA] Si la tarea de Ia filosoffa no es mas que el estudio y la consideracién de los seres, en tanto que son pruebas de su Autor, es decir, en tanto que han sido hechos -pues los seres slo ‘muestran al autor por el con de su fibrica y /6/ cuanto ‘iis perfecto sea el conocimi fbrica, tanto mas perfecto sera el conocimiento del la Ley religiosa invita y cexhorta a la consideracidn de los seres, esta claro entonces que Io designado por este nombre® es obligatorio o esté recomendado por la Ley religiosa. Que la Ley exhorta a considerar los seres y a buscar su conocimiento por medio del intelecto, es evidente en més de una aleya del Libro de Dios, loado y ensalzado sea, como cuando dice: conocimiento, vosotros los que estéis dotados de *. Este es un texto sobre la necesidad de usar cl to intelectual, o el intelectual y el juridico a la vez. Iisimo dice: «No han reflexionado sobre el Sobre filosofia yreligién 7 i ciclos y de la tierra», hasta el final de la aleya. Y dice Puesto que esti establecido que la Ley exige el estudio y la consideracién de los seres por medio del intelecto, y puesto que esta consideracién no es otra cosa que inferir 'y deducir lo desconocido a partir de lo conocido -y esto es el silogismo o lo que se obtiene por medio del silogismo-, entonces debemos estudiar Jos seres por medio ygismo racional. Es evidente que esta divina nos exhortae induce es la mas perfecta de las clases del estudio, [realizada] por medio de la mas perfecta de las clases del silogismo, cl que se llama demostraci6 Puesto que la Ley induce al conocimiento de Di de los restantes seres /7/ por medio de la demostraci es preferible ¢ incluso necesario, a quien quiera conocer Altisimo y a los restantes seres por medio de la demostracién, previamente las clases de la demostracién y sus condiciones, en.qut se difeenia of slogimo-demostativo del como el alfaqui infiere de! mandato de profundizar en legales 1a obligacién de conocer las clases de icos, cuales son verdaderos silogismos y cuales necesidad del estudio de la 16gica com ciencia instrumental, ® Averroes no, asi también el que conoce!? debe nevesariamente inferir del mandato de estudiar los seres la obligacién de conocer el silogismo racional y sus clases. Y atin él de una manera mis propia, porque si de lo que el Altisimo ha dicho, Conocimiento, vosotros los que estdis dotados de alfaqui infiere la obligacién de conocer el silogismo mayor razén el que’ conoce a Dios ha de infest de eso la obligacién de conocer el silogismo racional. ) Nadie puede decir que esta clase de estudio, [basado] en el silogismo racional /8/ sea una innovacién herética", puesto que no existia al comienzo [del Islam]; ciertamente, también el estudio [basado] en el silogismo juridico y sus clases fue algo que aparecié. después del comienzo y no se le considera innovacion herética. Debemos, por tanto, creer lo mismo respecto del silogismo racional. Esto tiene uma causa que no es éste el lugar de mencionar. Antes al contrario, la mayoria de los versados en esta religién han corroborado el silogismo racional, con la excepcién de un pequetio ‘grupo de hashwiyya"*, que pueden ser refutados con los propios textos [cordnicos}. Puesto que se ha establecido que, segiin la Ley, es obligatorio estudiar el silogismo racional y sus clases, tal como es obligatorio estudiar el silogismo juridico, esta claro entonces que, si nadie antes de nosotros hubiera examinado el silogismo racional y sus clases, estarfamos obligados a comenzar a examinarlo, y que los que vengan después encontrarin ayuda en los anteriores, de ‘manera que se perfeccione el conocimiento. Pues es cosa dificil, 0 incluso imposible, que un solo hombre, por s{ mismo y desde’el Al anf, término pertneciente a la tadiciin mistca, Aqui se refire no al telog cols sno a ida ies oeup del conocment de Dos y de one, 39,2. Aleya cada antrionment Sobre filosofia y religion 9 inicio, esté informado de todo lo que se necesita para eso, de la misma manera que es dificil que uno solo descubra todo lo que es necesario para conocer las clases del silogismo juridico; por el contrario, el conocimiento del silogismo racional requiere mas que esto, FSi otros han examinado esto, esti claro entonces que debemos servimos en. nuestro estudio de lo que han dicho acerca de esto quienes nos han precedido, tanto si estos otros /9/ pertenecen a nuestra religién como si no'*, Respecto del instrumento con el que se realiza correctamente el sacrificio ritual, para que sea correcto el sactificio no se tiene en cuenta si ese instrumento pertenece a quien comparte nuestra religis puesto que todo lo que es necesario estudiar sobre los silogismos Tacionales ya lo estudiaron los antiguos de manera perfecta, entonces debemos poner nuestras manos en sus libros para estudiar cuanto dijeron sobre eso. Si lo consideramos acertado, 1o aceptaremos, si en ello hay algo que no es acertado, lo advertiremos, Cuando hayamos acabado este género de estudio y dispongamos de los instrumentos mediante los que podamos considerar los seres y mostrar la fabrica que hay en ellos -pues quien no conoce Ia Tbrica no conoce lo fabricado y quien no conoce lo fabricado no conoce al artista-, entonces debemos ‘emprender el examen de los seres, segtin el orden y el método que hhayamos adquirido en el arte del conocimiento de los silogismos demostrativos. Esti claro también que sélo obtendremos completamente este objetivo estudiando de manera sucesiva los seres, uno tras otro, y que quien viene después ha de recurtir al anterior, tal como sucede co las maemftioa Supongamos que abort no exsen la geometria ni la astronomia, y que un hombre por si sol Eonooer las dimensiones ¥ figuras de los cucrpos cles’) las necesidad de apoyarse en el trabajo intelectual de endo a éstos su aportacion a la verdad. Cf. ARISTOTELES: Metajisica, 1