Вы находитесь на странице: 1из 9

Escuela de Graduados en Educación – Tecnológico de Monterrey

Módulo 6

Saber, hacer y relacionarse: la congruencia de la práctica del educador

Equipo 06

Julio Eloy Campos Márquez A01004873


Alfonso Colín Gómez A01004733
Concepción Cruz Agustín A01002215
María Elena Martínez Tapia A01003551
Olave Evelyn Varón Mondragón A01004510

Curso: Filosofía y ciencias de la educación en la práctica educativa


Titular: Dr. Eduardo Flores Kastanis
Asesor: Mtra. Lilia Margarita Ortega Fierro

24 de Abril de 2010

Resumen
¿Qué es una persona educada? Las posiciones vistas desde
los cuatro límites culturales del conocimiento nos
demuestran que no hay una sola “respuesta correcta” a esta
pregunta y que cada posición dentro de dichos límites ha
sido válida desde las percepciones de cada persona y desde
cada tipo de realidad social, de tal forma que los elementos
de diversas corrientes siguen prevaleciendo en las prácticas
cotidianas y educativas. Desde el ámbito de la práctica
educativa, personajes importantes han sobresalido al aportar
y aclarar aspectos sobre educación y sobre lo que puede
significar que una persona sea educada, tal es el caso del
personaje que se aborda en el presente trabajo Benjamín
Bloom, dentro de su posición como psicólogo e
investigador hizo aportes significativos al área de la
educación, desde los teoremas: Aprendizaje de la maestría,
Modelo del desarrollo del talento y la Clasificación de la
taxonomía de objetivos educativos en el dominio
cognoscitivo. Proposiciones que llevaban implícitas una
carga de consideraciones epistemológicas, éticas y políticas
que permitieron entender que el fin de la educación no debía
centrarse en la velocidad de la adquisición del aprendizaje,
1
sino en la valoración misma de lo que se estaba entendiendo
como aprendizaje y sus fines u objetivos, además tenía que
volverse a la participación de la sociedad, escuela y familia
en la consecución de los objetivos o fines educativos, es
decir, en la formación misma de los individuos.

Introducción

El presente trabajo aborda los principales aspectos epistemológicos, éticos y políticos del

trabajo realizado por el psicólogo y educador norteamericano Benjamín Bloom, la investigación

va dirigida dirigidas a responder de manera implícita o explícita la cuestión: ¿Quién es una

persona educada? para tal fin el presente documento se compone de los apartados: Biografía, en

la que se incluye una breve reseña de su vida; Obras completas, donde se incluye el resumen de

cinco de sus principales obras; ¿Quién es una persona educada?, en la que se intenta resumir la

idea generada a través de sus teorías; también se incluyen los apartados de aspectos

epistemológicos, éticos y políticos a fin de esclarecer las ideas del autor y por ultimo Aplicación

a la práctica de la educación, donde se concluye con los principales aportes de sus propuestas en

el ámbito educativo.

Biografía

Benjamín Bloom, psicólogo y educador norteamericano, nació el 21 de febrero de 1913

en Lansford, Pensilvania y falleció el 13 de septiembre de 1999. Titular de una licenciatura y una

maestría por la Universidad del Estado de Pensilvania (1935) se doctoró en Educación en la

Universidad de Chicago en 1942. De 1940 a 1943, formó parte de la plantilla de la Junta de

Exámenes de la Universidad de Chicago, donde fue examinador de la universidad hasta 1959.

Fue nombrado profesor en el Departamento de Educación de la Universidad de Chicago en 1944.

En 1970, obtuvo el nombramiento de Catedrático Charles H. Swift. Fue asesor en materia de

educación de los gobiernos de Israel, India y de otros países. (Eisner, 2000).


2
Obras completas

Taxonomy of educational objectives: Handbook y II, The cognitive domain [Taxonomía

de los objetivos educativos: Tomo I y II, El dominio cognitivo] (1956) abordó la manera de

clasificar las metas del sistema de educación y así apoyar a los maestros, administradores,

especialistas e investigadores acerca del currículo y la evaluación, ya que se ha observado que las

categorías son útiles para analizar el proceso educativo y su funcionamiento, otras instituciones

lo han utilizado para evaluar el trabajo docente y los tipos de aprendizaje en clase. La Taxonomía

da las pautas para poder definir qué queremos que los alumnos alcancen como fruto de la

actividad que van a realizar y de los contenidos que van a trabajar.

En su obra Problem-solving processes of college students [Procesos de solución de

problemas en estudiantes universitarios], en colaboración con Broder (1958), demuestra su

interés en el pensamiento y su desarrollo. Su trabajo sobre el estudio de los procesos mentales de

los estudiantes universitarios, fue una iniciativa innovadora e importante para determinar lo que

ocurría en las cabezas de los estudiantes a través de un proceso de estimulación de la memoria y

de técnicas de pensamiento en voz alta. Pretendía develar era en qué pensaban los estudiantes

mientras enseñaban los profesores. La utilización de protocolos de pensamiento en voz alta

proporcionó una base importante para comprender mejor qué sucedía en la caja negra.

En su libro (1985) Developing talent in young people [El desarrollo del talento en los

jóvenes], demostró que adultos famosos en todo el mundo habían logrado resultados destacados,

por ejemplo: campeones de tenis, matemáticos, científicos, escritores galardonados con premios,

raramente habían sido considerados niños prodigio. Descubrió que lo importante era la atención

y el apoyo que esas personas habían recibido de sus padres en sus hogares..

3
En su obra 1980. All our children learning: a primer for parents, teachers, and other

educators [Todos nuestros niños aprenden: manual para padres, profesores y otros educadores],

señala que la enseñanza en las escuelas está enfocada en los “procesos mentales de bajo nivel” es

decir repetición maquinal de reglas gramaticales, tablas de multiplicación, nombres y fechas

históricos. La mayoría de los profesores gastan muy poco tiempo en los “procesos mentales de

alto nivel” como la solución de problemas, análisis, interpretación, y que conociendo qué

significa una idea o un principio y cómo se le puede aplicar aprenden más y conocen mejor.

En La Inocencia en Educación: La educación a través de 25 años de Investigación

plantea su punto de vista acerca de la visión contemporánea a la cual se enfrenta la educación,

atreviéndose a declarar la actitud con la que diversos autores se han manifestado con respecto a

este tema: “los educadores hemos pecado de inocentes al no ser capaces de poner en orden

nuestra propia casa” dice Bloom. No admite la inocencia en la educación, es decir, la pasividad

que tienen ciertos actores de este sistema en tratar de resolver las problemáticas que surgen. Por

ello nos invita a ser menos inocentes e intervenir en el proceso educativo estableciendo

“relaciones causales”, es decir, “vinculando un conjunto de hechos con otros relativamente

remotos, de resultados o consecuencias”, además analiza los diversos aspectos en los que se

desafía nuestra inocencia: diferencias individuales en el aprendizaje, el rendimiento escolar y su

efecto en la personalidad, profesor versus enseñanza, qué es aprendible, curriculum latente y

curriculum manifiesto, el rol de los test, la educación como parte integral del sistema social y la

escuela-hogar, la escuela y el grupo de amigos, el sistema educacional y el sistema económico.

En 1993 en la obra The home environment and social learning [El entorno del hogar y el

aprendizaje social], precisó los cambios que han ocurrido en la sociedad, las implicaciones de

estos cambios para la familia y su relación con la escuela. Intentó identificar las características de

4
los hogares que permiten un aprendizaje satisfactorio en la escuela, indicando que la situación

familiar está estrechamente relacionada con los logros académicos del alumno, los factores

implicados con el aprendizaje: el nivel socioeconómico, las relaciones familiares.

¿Qué es una persona educada?

Es aquella que posee una serie de destrezas y habilidades como: conocimiento, memoria,

comprensión, aplicación, análisis, síntesis y evaluación o juicio crítico, que se desarrollan dentro

del proceso enseñanza aprendizaje, y corresponden al nivel de abstracción.

El proceso de enseñanza-aprendizaje es una actividad compleja en el que el profesor debe

cumplir con ciertos objetivos que lleven al alumno a un entendimiento de la realidad. Sin

embargo, según Jara, et al. (2009) eso es solo una parte de dicho proceso, ya que existen los

contenidos transversales, que representan la parte valorica de la enseñanza. La manera de

enseñarlos, depende de la labor de cada docente que ocurre en los estadios mentales.

Consideraciones epistemológicas.

En su obra Inocencia en educación (citado por Jara y et al., 2009), menciona que existen

2 tipos de curriculums, el manifiesto y el latente. El primero representa los aspectos

disciplinarios que deben de aprenderse y las conductas que los alumnos pueden desarrollar al

entrar en contacto con esos contenidos, es decir, el profesor debe impartir los contenidos (de

índole científico y humanista) que se manejan dentro del plan de estudios, con la finalidad de

cumplir lo que se exige dentro del sistema educativo.

Por otro lado, existe (citado por Jara et al, 2009) el curriculum latente, que consiste en el

desarrollo de algunas destrezas, actitudes y valores necesarios para lograr y conservar un empleo,

el manifiesto de un sistema de status social determinado dentro del contexto global de la

sociedad y muchos de los atributos necesarios para el mantenimiento de la estabilidad política.

5
Aludiendo a la taxonomía por objetivos, surgió por la necesidad de seguir una misma

línea que favorecería el intercambio de materiales de exámenes, además de ampliar el

conocimiento entre los instrumentos y la educación, por lo que se procedió a desarrollar un

sistema de clasificación como una base para estructurar los currículos y exámenes. Uno de los

principales problemas consistió en decidir si se podía clasificar los objetivos educacionales, al

ser diferentes que en las ciencias exactas, sin embargo, se justificó al ser escritos en términos de

conductas observables. Otro de los problemas fue la posibilidad de que se limitara la capacidad

creativa en la conformación de los currículos. Para evitar la fragmentación de los propósitos

educacionales se busco estructurarla a nivel de generalización. Se sugirió un sistema

educacional- lógico- psicológico de clasificación: las categorías y subcategorias.

Incluye objetivos referentes a la memoria y desarrollo de habilidades y capacidades

técnicas de orden intelectual. El área de lo afectivo incluye objetivos que describen cambios en

los intereses, actitudes y valores, apreciaciones y una adaptación adecuada, esta área representa

una confusión para los docentes ya que no tienen muy claro cuales son las experiencias de

aprendizaje necesarias para alcanzar. El área psicomotora, manipulativa o de habilidades

motoras.

Consideraciones éticas.

¿Cómo se puede aprender y enseñar lo bueno y lo malo?, Blomm rescata esta interrogante

priorizando y considerando el aprendizaje de actitudes, valores y apreciaciones dentro de sus

diferentes obras y teorías, un ejemplo es que dentro de su Taxonomía el criterio que sirve de base

para la discriminación de las categorías de los objetivos en el campo afectivo es el grado de

interiorización que una actitud, valor o apreciación revela en la conducta de un mismo individuo.

Los objetivos del campo afectivo se manifiestan a través de la recepción, la respuesta, la

6
valorización, la organización y la caracterización con un valor o un complejo de valores. En esta

consideración al situarse frente al aprendizaje se debe preguntar: ¿Qué es lo que quiero,

realmente? en términos positivos, ¿Qué veré y oiré cuando haya logrado el objetivo?, ¿Puede ser

iniciado y mantenido bajo mi responsabilidad?, ¿Cómo el objetivo escogido afectará mis

actividades y las actividades de otros? ¿Qué ganaré o perderé? ¿Qué ganarán o perderán otros?

Las anteriores interrogantes sopesan las consecuencias de los aprendizajes en la vida y por tanto

incluyen una carga ética en la que se considera en tu vida y en tus relaciones los demás. Es decir,

el aprendizaje será funcional siempre que a la par de considerar el bien propio, lo sea también

para el mayor número de personas.

Consideraciones políticas.

Bloom creía que no sólo el entorno era importante, sino también que era posible

organizar sistemáticamente las formas en las que podía fomentarse el aprendizaje. Por influencia

de Ralph Tyler pensaba que lo importante en la enseñanza no era comparar a los alumnos, sino

ayudarles a lograr los objetivos establecidos en el programa de estudios. Desde el punto de vista

pedagógico, no tenía ningún sentido esperar que todos los estudiantes emplearan el mismo

tiempo para alcanzar los mismos objetivos. Existían diferencias individuales entre los

estudiantes, y lo importante era tener en cuenta esas diferencias para fomentar el aprendizaje.

Reconocía que no existen rasgos humanos que estén distribuidos dicotómicamente. Las

capacidades dependen de los tipos de interacciones que los individuos hayan tenido con su

entorno, y contar con entornos adecuados es vital para el desarrollo de las potencialidades.

(Eisner, 2000)

7
Aportación a la práctica de la educación en América Latina

La contribución de Bloom a la educación va más allá de la taxonomía. Estaba interesado

fundamentalmente en el pensamiento y su desarrollo. Su trabajo sobre el estudio de los procesos

mentales de los estudiantes universitarios fue otra iniciativa innovadora e importante para

determinar lo que ocurría en las cabezas de los estudiantes a través de un proceso de

estimulación de la memoria y de técnicas de pensamiento en voz alta. Otra de sus aportaciones a

la educación es su estudio de la estabilidad y el cambio en las características humanas.

Básicamente, su mensaje al mundo de la educación es que se centre en la consecución de

los objetivos de aprendizaje. (Eisner, 2000)

Conclusión

Una de las consideraciones de Bloom fue que no sólo el entorno era importante, sino

también la organización sistemática de las formas en las que podía fomentarse el aprendizaje.

Señaló que la comparación de estudiantes no era importante, ya que entre ellos existen

diferencias individuales que fomentan el aprendizaje. Su mayor aportación en América Latina

fue la de los procesos mentales de los estudiantes universitarios a través de un proceso de

estimulación de la memoria y técnicas de pensamiento en voz alta. Los principales fenómenos de

interés de los educadores, son los cambios producidos por las experiencias educativas, mismos

que son representados por el objetivo de una unidad educacional o por la descripción de los

comportamientos estudiantiles considerados como pertinentes. Bloom respeta los métodos de

enseñanza, la relación con los alumnos y las distintas clases de material que se utiliza. Además

evita la imparcialidad y favorece un criterio viable. Las descripciones de objetivos educacionales

como comportamientos propuestos a los estudiantes que deben ser cubiertos en un periodo de la

educación, nos llevan a un proceso de cambio.

8
Referencias

Bloom, B. (1980). All our children learning: a primer for parents, teachers, and other educators
[Todos nuestros niños aprenden: manual para padres, profesores y otros educadores].
Nueva York, McGraw-Hill.

Bloom, B., et al. (1985). Developing talent in young people [El desarrollo del talento en los
jóvenes]. Nueva York, Ballantine.

Bloom, B y Broder, L. (1958). Problem-solving processes of college students [Procesos de


resolución de problemas de estudiantes universitarios]. Chicago, Illinois, University of
Chicago Press

Bloom, B., et al. (1956) Taxonomy of educational objectives: Handbook I, The cognitive domain
[Taxonomía de los objetivos educativos: Tomo I, El dominio cognitivo]. Nueva York,
David McKay & Co.

Bloom, B, et al (1993) The home environment and social learning [El entorno del hogar y el
aprendizaje social]. San Francisco, California, Jossey-Bass.

Bloom, B. (1973) La Inocencia en Educación: La educación a través de 25 años de


Investigación. Traductor y editor pedagógico de Mario Leyton Soto. Ministerio de
Educación, Santiago. (CPEIP).

Eisner, E. W. (2000). Benjamin Bloom. Perspectivas: revista trimestral de educación, XXX (3)
septiembre, pp. 423-432.

Jara, A., et al (2009). Monografía Competencias que debe desarrollar el profesor. Universidad
de Playa Ancha. Facultad de humanidades. Recuperado Abril, 14, 2010 de
http://www.scribd.com/doc/17154050/Monografia-Geanella-Villablanca