Вы находитесь на странице: 1из 38

CAPITULO 5

BIODIESEL A PARTIR DEL ETANOL


* BIODIESEL A PARTIR DEL ETANOL

* ETANOL ANHIDRO (SIN AGUA)


Biodiésel a partir del etanol - Etilésteres
1. Primero adquiere mucha experiencia con el metanol antes de intentarlo con el etanol.
Aprende a hacer bien las valoraciones; determinar la acidez es importante cuando se usa
etanol.

2. Procura usar KOH (hidróxido de potasio) en vez de NaOH (hidróxido de sodio). El


NaOH funciona, pero se disuelve MUY LENTAMENTE en el etanol. Hace falta más
KOH (10 gr de KOH por litro de aceite nuevo) que cuando se usa NaOH (7 gr de NaOH
por litro de aceite nuevo). Más del indicado por la valoración.

3. El etanol tiene que estar EXTREMADAMENTE seco. Graduación 199 o mayor.


Etanol puro. Más de un 0,5% de agua en el etanol impide que se produzca la reacción.
Los denaturantes como metanol, alcohol isopropílico, MIBK, etc., no dan ningún
problema. Un Etanol tan seco es difícil de encontrar a buen precio, especialmente en
EE.UU. Si intentas destilarlo tú mismo necesitarás un tamiz molecular, cal viva o algo
así para hacer un secado químico. La destilación deja en el alcohol como mínimo un 5%
de agua, que es demasiada. (Mira más abajo: etanol anhidro)

4. Si te interesa el etanol por motivos medioambientales, se prudente. Los alcoholes


desnaturalizados que usan los pintores, o en otras aplicaciones industriales, proceden a
veces del petróleo. De hecho, es más barato producir alcohol anhidro (sin agua) a partir
del petróleo (que no tiene agua) que destilando materias vegetales (que sí la tienen). La
única manera de conocer el origen del alcohol es preguntar al fabricante. Si es
"sintético" procede del petróleo, y si es "fermentado" procede de las plantas. Un tipo de
etanol anhidro desnaturalizado que casi siempre procede de la fermentación es el "fuel-
grade", con una graduación de 199º y desnaturalizado con gasolina. Es lo que se mezcla
con gasolina para formar gasohol.

5. El aceite también tiene que estar EXTREMADAMENTE seco. Caliéntalo hasta


120ºC (248ºF) y mantén esa temperatura. Sabrás que se ha evaporado toda el agua si al
apagar la llama, el burbujeo para casi al instante. Si el burbujeo se mantiene después de
apagar es porque todavía queda agua y tienes que seguir calentando. También puedes
echar en el aceite gel de sílice para que absorba el agua que quede y dejar que repose 12
horas. En el fondo queda el gel con la humedad y encima el aceite seco, pero a veces
esto no es suficiente. Recuerda: con más del 0,5% de agua puede que no se produzca la
reacción.

6. El aceite debe tener pocos Ácidos Grasos Libres (AGL). Debes comprobar la acidez
de cada partida de aceite para asegurarte de que no contiene demasiados AGL. Si la
valoración da más de 2 ml (usando solución de NaOH al 0,1%) puede que los AGL
reaccionen con la glicerina. Si da menos de 1 ml todo saldrá bien. La mayoría de los
aceites usados son demasiado ácidos y hay que desacidificarlos con NaOH, o
mezclarlos con aceite nuevo y limpio para neutralizar los AGL.

7. Para que reaccione todo el aceite hace falta una cantidad mayor de etanol que si se
utilizara metanol. Para la mayoría de los aceites es suficiente con usar entre 275 ml y
300 ml por litro de aceite. El aceite de coco necesita más, puede que 350 ml.
Teóricamente hay que usar 180 ml de etanol por litro de aceite, el resto es un exceso
necesario para que la reacción se desarrolle correctamente.

8. Incluso siguiendo todos los consejos anteriores, que la glicerina se separe del
biodiésel es cuestión de suerte y rezo fervoroso. A veces la separación ocurre igual que
con el metanol. Otras veces no se separan hasta tres o cuatro horas después, o puede que
tarden toda la noche. Hay veces que no se separan NUNCA. Si no se separa de la
glicerina, no es biodiésel. He oído hablar de personas que no esperan a que se produzca
la separación. Echan la mezcla en el depósito directamente, o hacen una especie de
lavado con agua, y piensan que es buen biodiésel. Puede que arda, pero no es biodiésel.
Tiene que separarse de la glicerina.

9. Si no se separan, puedes añadir metóxido. Para asegurarte de que se produzca la


separación puedes poner un poco de metanol con el etanol desde el principio. Por
ejemplo, puedes probar usando una mezcla de entre cinco y siete partes de etanol y una
de metanol. Espera durante unas horas a que la glicerina y el biodiésel se separen, si no
lo hacen, mezcla metóxido directamente en el recipiente, usando suficiente metanol para
que la proporción etanol / metanol sea 3/1, y 2 gr de KOH por litro de aceite. La
separación suele comenzar una hora después. Los aceites limpios, sin usar, deberían
reaccionar con el etanol al primer intento. Si vas a usar una mezcla de etanol y metanol,
necesitarás 275 ml por litro de aceite.

10. Si todavía no te has asustado, ¡Buena suerte!

Etanol anhidro (sin agua)

Para producir etilésteres el etanol debe ser anhidro, más del 99% de etanol (menos de
1% de agua). Con la destilación ordinaria sólo se consigue una pureza del 96,6%, el
resto es agua, que interfiere en la reacción de transesterificación. El alcohol procedente
de la destilación casera suele tener una graduación de 170º-190º (pureza de 85%-95%).

ES CASI IMPOSIBLE, NO RECOMENDABLE


CAPITULO 6
PREGUNTAS Y RESPUESTAS
* MÁS SOBRE LA LEJÍA

* ¿CUÁNTA LEJÍA ES NECESARIA?

* VALORACIÓN SENCILLA

* VALORACIÓN MEJORADA

* MEDIDAS EXACTAS

* MEDIDORES DE PH

* FENOLFTALEÍNA

* COMPARACIÓN ENTRE LA FENOLFTALEÍNA Y EL MEDIDOR


ELECTRÓNICO

* CANTIDADES GRANDES DE AGL

* DESACIDIFICAR EL ACEITE USADO

* CÓMO EVITAR LA VALORACIÓN

* LA CANTIDAD BÁSICA DE LEJÍA ¿3,5 GRAMOS?

* PREPARACIÓN DEL METÓXIDO

* SOLUCIÓN MADRE DE METÓXIDO

* LA VALORACIÓN DEL POBRE

* ¿CUÁNTA GLICERINA? ¿POR QUÉ NO ESTÁ SÓLIDA?

* ¿CUÁNTA GLICERINA?

* ¿POR QUÉ NO ESTÁ SÓLIDA?

* MEZCLAS EN BOTES DE PLÁSTICO PET

* COMPROBACIÓN DE LA VISCOSIDAD

* DESCRIPCIÓN DEL PROCESO


* ¿QUÉ SON LOS ÁCIDOS GRASOS LIBRES(AGL)?

* ¿POR QUÉ MÉTODO DEBO EMPEZAR?

* ¿POR QUÉ NO PUEDO EMPEZAR CON EL MÉTODO ÁCIDO-BASE?

* BIODIESEL EN MOTORES DE GASOLINA

* BIODIESEL EN MOTORES DE GASOLINA DE DOS TIEMPOS

* BIODIESEL EN MOTORES DE GASOLINA DE CUATRO TIEMPOS

* OTROS USOS

* TRATAMIENTO DE LA MADERA

* ADITIVO LUBRICANTE

* FAROLES Y COCINAS

* MEJOR QUE EL DETERGENTE

* IDENTIFICACIÓN DE LOS PLÁSTICOS

* FILTROS

* ENCENDIDO

* CAUCHO

* CALIDAD

* POR QUÉ LA CALIDAD ES IMPORTANTE

* PRUEBAS DE CALIDAD

* UNA PREGUNTA FRECUENTE

* RECUPERAR EL EXCESO DE METANOL


Más sobre la lejía
El catalizador usado en la transesterificación de aceites vegetales y de grasas animales
es la lejía; puede ser hidróxido de sodio (NaOH, sosa caústica) o hidróxido de potasio
(KOH).

La lejía es higroscópica, es decir, absorbe la humedad de la atmósfera. Por eso debes


asegurarte de que la lejía que compras es reciente (que no haya estado almacenada
mucho tiempo) y de cerrar el bote herméticamente.

Cuando la peses, no la dejes expuesta al aire demasiado tiempo. En los días húmedos
nosotros la pesamos protegida por bolsas de plástico, una en cada plato de la balanza
para compensar el peso extra de la bolsa. Cierra el bote y la bolsa justo después de pesar
la cantidad que necesitas y mézclala con el metanol lo antes posible.

La lejía también absorbe de la atmósfera el dióxido de carbono (CO2) volviéndose


carbonatada si no se almacena adecuadamente. La lejía carbonatada es blanca, mientras
que la lejía pura y bien conservada es translúcida. La lejía carbonatada también se puede
usar, pero hace falta más cantidad (aproximadamente un 25% más).

El hidróxido de sodio (NaOH) es más fácil de obtener y más barato que el hidróxido de
potasio (KOH). Hay tres tipos: las escamas y las perlas de 5mm (medias perlas) son 96-
97% de NaOH, las perlas pequeñas (1-2 mm) son 99% o más de NaOH, pero son más
caras. Todas sirven..

El KOH no es tan fuerte como el NaOH -- hace falta 1,4 veces más cantidad de KOH
que de NaOH (exactamente 1,4025). La valoración se hace igual, pero usando solución
de KOH en vez de NaOH, y usando 1 gramo de KOH por cada mililitro de solución al
0,1%. La cantidad básica de 3,5 gramos de NaOH por litro de aceite debe ser sustituida
por 3,5 x 1,4 = 4,9 gramos de KOH por litro de aceite. Por ejemplo, si el resultado de la
valoración es de 5 ml, usa 5 + 4,9 = 9,9 gr/l.

Otra complicación: comprueba la pureza del KOH, pues no suele ser tan puro como el
NaOH. La pureza de las escamas de KOH es normalmente del 92%, a veces menos.
Fíjate en la etiqueta. Nosotros usamos medias perlas con una pureza del 85%. Ajusta la
cantidad básica según la pureza: los 4,9 grs deben convertirse en 5,8 grs (5,775) si la
pureza es del 85%, ó 5,33 grs si es del 92%.

El NaOH forma a veces forma una masa pastosa, pero el KOH se disuelve mucho mejor
en el metanol.

¿Cuánta lejía es necesaria?


Hacen falta 3,5 gr de NaOH por litro de aceite para catalizar la transesterificación (para
el aceite nuevo, sin cocinar).

El aceite usado necesita más lejía que el nuevo, para neutralizar los Ácidos Grasos
Libres (AGL) que se forman al cocinarlo, que pueden ralentizar o impedir la
transesterificación.

Hay que hacer una valoración para determinar la cantidad de AGL que contiene el
aceite y la cantidad de lejía necesaria. La valoración mide el pH del aceite, el nivel
ácido-base (pH7 es neutro, valores menores de pH7 indican acidez y valores mayores
indican basicidad, alcalinidad). A partir de la valoración se puede calcular cuánta lejía
de más es necesaria para neutralizar los Ácidos Grasos Libres.

La lejía extra convierte los AGL en jabón, que se hunde hasta el fondo junto con la
glicerina.

Si sobra lejía se formará más jabón, y menos biodiesel, y este será más alcalino y difícil
de lavar. Puede que ni siquiera se produzca la reacción. Si falta lejía una parte del aceite
quedará sin reaccionar.

Valoración sencilla
Lo mejor es usar un medidor de pH electrónico, pero también puedes usar papel
tornasol o solución de fenolftaleína.

Disuelve 1 gr de lejía en un litro de agua destilada o desionizada (disolución de lejía al


0,1%).

En un vaso de precipitado pequeño, disuelve 1 ml de aceite usado (primero quítale el


agua calentándolo) en 10 ml de alcohol isopropílico puro. Calienta el vaso de
precipitado al baño María, pero sólo un poco, y revuelve hasta que el aceite se haya
disuelto totalmente en el alcohol. Añade dos gotas de solución de fenolftaleína.

Utiliza una jeringa graduada para añadir solución de lejía al 0,1% gota a gota en la
disolución de aceite-alcohol-fenolftaleína, revolviendo todo el tiempo, hasta que la
mezcla se vuelva rosa (magenta) y mantenga ese color durante 10 segundos.

Suma 3,5 al número de ml de disolución al 0,1% que hayas usado. El resultado de esa
suma es el número de gramos de lejía que tienes que usar por cada litro de aceite.

Con el medidor electrónico y con el papel tornasol el procedimiento es idéntico, pero


sin fenolftaleína. Añade la solución de lejía al 0.1% gota a gota hasta que el pH llegue a
8,5.

Valoración mejorada
Para medir exactamente 1 gr de NaOH hace falta una balanza muy precisa. Es mucho
más fácil medir 5 gr que 1 gr; disuelve 5 gr de NaOH en 500 ml de agua destilada o
desionizada.

Cuando vayas a hacer la valoración mide 5 ml de la disolución anterior y mézclala con


otros 45 ml de agua destilada o desionizada. Con esto consigues una solución de lejía al
0,1%.
Tampoco es fácil medir exactamente 1 ml de aceite. En vez de 1 ml de aceite y 10 ml de
alcohol isopropílico, disuelve 4 ml de aceite en 40 ml de alcohol en un vaso de
precipitado.

Calienta la mezcla al baño maría (pero no demasiado), y revuelve hasta que el aceite se
disuelva totalmente.

El resto se hace igual. Añade gotas de solución al 0,1% hasta que el pH sea 8,5. Cuenta
el número de ml y divídelo entre cuatro. De esta forma la medida es mucho más exacta.

Para ahorrar alcohol isopropílico pon 2 ml de aceite en 20 ml de isopropílico y divide


los resultados entre dos (dos veces más exacto).

Medidas exactas
Las balanzas realmente precisas son caras, a no ser que encuentres una de segunda
mano en buenas condiciones. Aun así debes comprobar su precisión.

Una buena forma de hacerlo es usar monedas nuevas. Averigua cuál es el peso exacto
(en gramos) de las monedas de tu país. Si consigues un juego completo de monedas
nuevas puedes comprobar la precisión de tu balanza para un amplio rango de pesos.

Si tienes una balanza de dos platos, necesitarás dos juegos de monedas para poner
monedas del mismo tipo (mismo peso) en los dos platos y así comprobar que está bien
ajustada. Con este método se puede conseguir una precisión de una décima de gramo, si
la balanza es buena.

Si tienes algo que mida mililitros con mucha exactitud utiliza esa medida para
comprobar la exactitud de tus frascos, jeringas, pipetas, y cualquier otro utensilio que
mida mililitros. Si no, compara entre sí las medidas para comprobar que todos los
instrumentos coinciden. La jeringa o pipeta que uses para medir la solución de lejía al
0,1% en la valoración debe tener una precisión de 0,1 ml.

Medidores de pH
Se dice que los medidores de pH electrónicos no son fiables para hacer valoraciones, ni
para medir el pH del biodiésel porque el biodiésel no es una disolución acuosa. Eso no
es totalmente cierto; el biodiésel es higroscópico y siempre contiene alrededor de 1.200
ppm de agua absorbida de la atmósfera (o de algún otro sitio). Y los equipos de
laboratorio estándar para valoraciones utilizan medidores electrónicos.

Tenemos tres medidores electrónicos, uno de ellos bastante caro, e hicimos algunas
comparaciones con fenolftaleína y con varias tiras de comprobación. Empleamos aceites
usados de diversos orígenes, y aceite nuevo como referencia. Preparamos varios lotes de
prueba para comprobar los distintos métodos. Los tres medidores electrónicos
coincidían siempre y daban buenos resultados. Los resultados de la fenolftaleína fueron
algo distintos pero aun así, bastante exactos. Las tiras de comprobación dieron malos
resultados, no se pueden comparar con la exactitud de la fenolftaleína y los medidores
electrónicos.
El aceite de buena calidad que no está demasiado usado ni sobre calentado no requiere
una valoración muy exacta, pero si el aceite está muy usado (contiene muchos AGL), la
exactitud es más importante. Cuantos más AGL contenga más exacta debe ser la
medida. También harán falta más reactivos, pero la cantidad de biodiésel obtenida será
menor.

Fenolftaleína
La fenolftaleína suele confundirse con el rojo de fenol que se añade al agua de las
piscinas. Son dos productos distintos, y el rojo de fenol no sirve para valorar aceites
usados porque su rango de medida no es lo bastante amplio. Cambia desde el amarillo,
con pH 6,8, hasta el rojo, con pH 8,2, pasando por el naranja. En la valoración el rango
debe llegar hasta 8,5.

La fenolftaleína es incolora hasta pH 8,3, entonces se vuelve rosa(magenta), y roja


cuando el pH alcanza 10,4. Si se mantiene rosa durante más de 10 segundos el pH es de
8,5.

Con aceites de buena calidad y pocos AGL puedes usar rojo de fenol en la valoración,
pero con aceites muy ácidos no es lo bastante preciso. Es mejor utilizar solución de
fenolftaleína al 1%.

Comparación entre la fenolftaleína y el medidor


electrónico
¿Cuál es mejor? Hay muchos argumentos al respecto.

Jim MacArthur, que enseña química en Three Rivers Community College en Poplar
Bluff, MO:

“Puedo hacer algunas aclaraciones desde un punto de vista químico sobre el uso
de la fenolftaleína y los medidores digitales en la valoración

“Cuanto más débil es un ácido, más cuidado hay que poner en la elección del
indicador químico (como la fenolftaleína), ya que el cambio de pH es mucho
más lento que en la valoración de un ácido fuerte. La fenolftaleína es el
indicador más usado para valoraciones de ácidos fuertes porque su cambio de
color es fácil de reconocer. Afortunadamente parece que su rango de cambio de
color coincide con el punto de equivalencia de los AGL (Ácidos Grasos Libres).

“La dificultad consiste en saber cual será el punto de equivalencia. Depende del
tipo de aceite y del grado de hidrogenación. No creo que cambie mucho, pero
cambia. Para medir un pH alrededor de 8 ó 9, la fenolftaleína sirve igual de bien
que el medidor electrónico, no obstante, es mejor el medidor electrónico.
“Por varios motivos la fenolftaleína puede que no funcione tan bien como un
medidor electrónico en algunos casos, pero en otros sí. Es algo que debe elegir
cada uno." -- Jim MacArthur, junio de 2005

Cantidades grandes de AGL


La mayoría de las veces la valoración del aceite da 3-4 ml, pero algunos aceites son
mucho más ácidos. Hemos visto valores horribles de 9,6 ml. "Horribles" porque los
AGL no son buenos para ti; es muy mala idea ir a comer a un restaurante que reutiliza el
aceite hasta dejarlo en tan mal estado. Otro productor de biodiésel nos habló de un
aceite que daba en la valoración 16 ml (una cosa negra y espesa).

Conseguimos hacer biodiésel a partir de aquel aceite de 9,6 ml. No es fácil procesar un
aceite como ese con el método alcalino de una sola etapa. La mitad de las veces se
consigue sólo un 50% de biodiésel (puede que no de muy buena calidad), y el resto de
las veces una pasta inservible. Puedes obtener buenos resultados si lo haces todo muy
bien.

Antes de empezar el aceite debe estar muy seco. En aceites muy ácidos incluso una
cantidad de agua muy pequeña puede ser muy perjudicial porque hay mucha más lejía
con la que puede reaccionar, y la misma reacción produce más agua.

Lo mejor es usar el método ácido-base de dos etapas o método infalible, que neutraliza
los AGL y tiene un buen rendimiento usando cantidades pequeñas de reactivos. Además
el producto final es fácil de lavar.

También puedes desacidificar el aceite.

Desacidificar el aceite usado


En el tratamiento comercial del aceite se utiliza NaOH para neutralizar los Ácidos
Grasos Libres (AGL) y convertirlos en jabón (reacción de saponificación). Luego se
separan el jabón y el aceite en una centrifugadora, pero hay otro método más sencillo
que no necesita centrifugado.

Usa la cantidad de NaOH que indique la valoración -- por ejemplo, 9,6 gr por litro de
aceite para nuestro aceite de 9,6 ml (mira más arriba). Mezcla el NaOH con 40 ml de
agua por litro de aceite. Al mezclarlos la mezcla se calienta. Utiliza un recipiente de
acero inoxidable, haz la mezcla al aire libre (removiendo)¡ten cuidado! Es un líquido
muy corrosivo, toma todas las precauciones, ten cerca un grifo.

Cuando el NaOH se haya disuelto totalmente mezcla esta disolución con el aceite (a
temperatura normal) y agita con cuidado hasta que estén perfectamente mezclados.
Hazlo todo despacio y con precaución.

Deja que repose toda la noche para que el agua y el jabón se hundan hasta el fondo.

Filtra el aceite para quitar el jabón. No hace falta filtrarlo muy bien, servirá una malla
fina de acero (como un colador para café). Hazlo con cuidado.
Ahora procesa el aceite usado como si fuera aceite nuevo, con 3,5 gr de NaOH por litro
de aceite, pero con 25% de metanol, a 55ºC (130ºF), revolviendo bien.

En nuestras pruebas conseguimos un buen producto, la producción fue del 80%. Con un
aceite tan ácido como este es mucho más fácil rebajar la acidez que tratar de hacer el
biodiésel directamente, y con este aceite es mejor no tener que usar ese metóxido tan
corrosivo que hace falta en el método directo. 13,1 gr de lejía por litro de aceite, o más
bien 13,6 gr (necesita un pequeño exceso de lejía).

Con aceites muy ácidos es mejor utilizar esta alternativa que utilizar directamente el
método alcalino de una etapa. La producción no es tan buena como con el método
ácido-base, se necesita más catalizador y se forman más subproductos, pero es un
método rápido y sencillo.

También es conveniente que rebajes la acidez si estás haciendo etilésteres (usando


etanol en vez de metanol) porque el proceso de los etilésteres no funciona bien si el
resultado de la valoración es de 2 ml o más.

Como con todos los procesos nuevos, empieza con una prueba pequeña, por ejemplo de
un litro de aceite. Ten cuidado al hacer la mezcla; si agitas demasiado no se producirá la
separación. Si agitas demasiado y no se separa prueba calentando la mezcla y ten más
cuidado la próxima vez.

El residuo que queda después de desacidificar se llama "soapstock". Una vez terminado
el proceso puedes mezclar el soapstock con la glicerina para separar la glicerina de los
AGL.

Cómo evitar la valoración


Hay tres formas de evitar la valoración:

1. Usar el método base-base en dos etapas;


2. Usar el método ácido-base en dos etapas, o método "infalible" ;
3. Hacer una serie de pruebas aumentando la cantidad de lejía cada vez y
comparar los resultados. Puedes empezar con 6 gr de lejía por litro (3,5 gr para
la transesterificación y 2,5 gr para neutralizar los AGL). Si el resultado es
perfecto, ya sabes cuanta lejía tienes que usar. Si no, haz más pruebas, con 5 gr,
y luego con 7 gr; si es mejor, por ejemplo, con 7 gr, prueba con 6,5 y con 7,5 gr,
y continúa haciendo pruebas hasta que el resultado sea satisfactorio. Consulta
más abajo: Solución madre de metóxido.

El resultado es satisfactorio si se produce una separación limpia, quedando arriba un


biodiésel claro y sin demasiado jabón y en el fondo los subproductos, con un buen
porcentaje de producción y, lo más importante, que se pueda lavar bien sin formar
espuma.

Hay una corriente de opinión que mantiene que la valoración no es necesaria, que basta
con usar 6,25 gr por litro. ¡No les hagas caso! Puede que lo hayan hecho siempre así y
que hayan recorrido ya 20.000 millas sin problemas, pero 20.000 millas no son nada en
la vida de un motor diesel. Los aceites cambian mucho de un sitio a otro. Puede que esa
fabulosa "fuente estable de suministro" no sea tan estable, a no ser que sea una factoría
de procesado de alimentos con un método de trabajo estándar, es decir, un restaurante
donde se cocinan exactamente el mismo número de comidas idénticas exactamente de la
misma manera todos los días. En ese caso es una fuente estable.

A veces, los que prefieren no hacer valoraciones argumentan que los métodos de dos
etapas de Aleks Kac no necesitan la valoración, ya que se basan en una cantidad media
de 6,25 gr de lejía por litro de aceite. Pero los procesos de dos etapas funcionan de otra
manera, no se puede aplicar esa cantidad media al proceso de una sola etapa. De hecho
incluso con los procesos de dos etapas es preferible hacer la valoración, aunque sólo sea
para saber cómo es el aceite que se está utilizando.

También argumentan que el método base-base dice normalmente hacen falta entre seis y
siete gramos de lejía, pero Mike también dice que la valoración es el paso "más crítico"
del proceso: "Haz tu valoración tan exacta como puedas." y: "Es buena idea hacer la
valoración varias veces para comprobar que el resultado es correcto."

La cantidad básica de lejía ¿3,5 gramos?


Esa es la cantidad de lejía (NaOH, hidróxido de sodio) necesaria para la
transesterificación de 1 litro de aceite nuevo, sin usar. Para los aceites usados la
valoración determina la cantidad de lejía necesaria para neutralizar los ácidos grasos
libres (AGL), y esa cantidad se suma a la cantidad básica de 3,5 gr por litro.

3,5 gr es una medida empírica, una media. Hay diferencias entre unos aceites y otros
(oliva, maíz, girasol), incluso dentro del mismo tipo puede haber diferencias según
dónde y cómo se haya cultivado. Otras personas usan 3,1 gr, 3,4 gr y hasta 5 gr.

Según las experiencias, para la mayoría de los aceites nuevos y los que están poco
usados, es decir, poco ácidos (resultado de la valoración menor de 2-3 ml), es suficiente
con 3,5 gr. Con los aceites más usados, que son más ácidos, usa más lejía; 4,5 gr en vez
de 3,5 gr. Haz pruebas para ver cuál es la cantidad más adecuada.

Cada tipo de aceite necesita una cantidad distinta de metanol. Consulta ¿Cuánto
metanol? para ver los aceites y grasas que necesitan más metanol (coco, almendra de
palma, sebo, manteca, mantequilla) Con estos aceites hay que usar más lejía de lo
normal, más de 4,5 gr, aunque estén sin usar, y especialmente cuando ya estén usados.
Para averiguar la cantidad exacta debes hacer lotes de prueba

Preparación del metóxido


Metóxido, el método sencillo. Puedes usar el método sencillo con garrafas de HDPE de
cuatro galones o recipientes similares con tapón de rosca. Primero mete el metanol y
luego añade la lejía gradualmente. Revuelve con un palo moviéndolo de lado a lado, sin
sacudir de arriba abajo.
Si revuelves mucho y frecuentemente, puede que la mezcla esté lista mucho antes de 24
horas. Pero no la uses hasta que se haya disuelto TODA la lejía. Si el recipiente es
translúcido podrás ver la lejía que quede en el fondo sin disolver.

Nosotros hacemos la mezcla en una garrafa de HDPE. Usamos una bomba de acuario
para transvasar el metóxido al reactor a través de un tubo de plástico transparente, sin
fugas de gases. Limpio, seguro y sencillo. De la misma manera introducimos el metanol
en la garrafa.

Solución madre de metóxido


Es útil tener una solución madre de metóxido para hacer lotes de prueba, usando una
cantidad distinta de lejía en cada prueba. En vez de medir pequeñas cantidades de lejía,
prepara una solución madre de metóxido con un litro de metanol y cincuenta gramos de
lejía. Después puedes diluir la cantidad de metóxido que necesites para cada prueba. Si
estás haciendo pruebas de medio litro con el 20% de metanol, debes medir de la
siguiente manera:

Si el resultado de la valoración fue, por ejemplo, de 3 ml, necesitarás 3 + 3,5 gr de lejía


(la cantidad básica) para la reacción; eso son 6,5 gr por litro de aceite. Para medio litro
de aceite sería necesario 3,25 gr de lejía y 100 ml de metanol al 20%.

Es fácil calcular que 65 ml de solución madre contienen 3,25 gr de lejía. Mide 65 ml de


metóxido y mézclalos con 35 ml de metanol puro para conseguir 100 ml (20%).

Para una prueba de 6 gr/l de aceite hacen falta 60 ml de solución madre, mézclalos con
40 ml de metanol puro para hacer 100 ml. Para una prueba de 7 gr/l mide 70 ml y
mézclalos con 30 ml de metanol puro. Se hace igual para todas las cantidades restantes.

¿Te has perdido? Para una prueba de medio litro de aceite y 6,5 gr de lejía por litro,
divide 6,5/2 = 3,25 gramos. La solución madre es un litro de metanol con 50 gr de lejía.
Para calcular la cantidad de metóxido que necesitas multiplica 1.000 ml (un litro) por
3,25 y divide entre 50. El resultado es 65 ml. Para tener 20% de metanol calcula el 20%
de 500 ml (medio litro), que es 100 ml. 100 ml-65 ml = 35 ml, tienes que añadir 35 ml
de metanol puro a los 65 ml de solución madre para conseguir 100 ml que contengan
3,25 gr de lejía, que equivalen a 6,25 gr por litro de aceite, con 20% de metanol.

Una vez preparado, el metóxido no dura eternamente, pero se conserva bien varias
semanas. No hagas demasiado de una vez. Un litro es suficiente para una docena de
pruebas. Si sospechas que se ha estropeado no lo uses y haz más. Cuando vuelvas a
hacer metóxido pon lo que quede del metóxido viejo. (Gracias a Todd Swearingen de
Appal Energy.)

La valoración del pobre


Este método consiste en colocar hasta media docena de frascos de 1/2 litro, todos del
mismo tipo, poner 200 mililitros de aceite en cada uno, agregar metóxido de diferentes
concentraciones a cada uno y observar las reacciones.
La manera más sencilla de alterar las concentraciones es preparar una solución madre de
metóxido. Mezcla bien una solución madre de 20 gramos de NaOH con 400 ml de
metanol. Como el volumen de aceite de 200 ml es 1/5 de un litro, hay que reducir
proporcionalmente el volumen usual de metanol del 20%, a 40 ml. Sin embargo, es
preferible reducirlo a sólo 50 ml para asegurar que no falte alcohol.

Por ejemplo, para ver qué harán 6,5 gramos de NaOH por litro de aceite al resultado de
la reacción, hacen falta 1,3 gramos de NaOH para una cantidad de 200 ml (6,5 dividido
por 5 = 1,3). La solución madre es de 20 gramos de NaOH por cada 400 ml de metanol:
es fácil calcular que 26 ml de la solución madre de metóxido contendrán 1,3 gramos de
NaOH (400 x 1,3 / 20 = 26). Combina 26 ml de la solución madre de metóxido con 24
ml de metanol puro (= 50 ml). Con muestras de 1/5 de litro, esa cantidad es exactamente
lo que queremos, la misma proporción como 6,5 gramos de NaOH para un litro de
aceite.

Numera los seis frascos idénticos del 1 al 6. Para este ejemplo, contendrán el
equivalente de 5 gr, 5,5 gr, 6,0 gr, 6,5 gr, 7 gr y 7,5 gr de NaOH puro por litro de aceite
procesado.

Tendrás 1/5 parte de un litro de aceite/grasa en cada frasco (200 ml), con 50 ml de
metanol, sin embargo, cada frasco tendrá una concentración diferente de lejía, en un
rango desde 5 a 7 gramos. Calcula las proporciones de metanol puro y de las soluciones
madre de metóxido para cada una de las muestras como en el párrafo anterior.

Añade las siguientes cantidades a cada muestra:

1) 20 ml de solución madre + 30 ml de metanol puro (5,0 gr/lde aceite)


2) 22 ml de solución madre + 28 ml de metanol puro (5,5 gr/litro de aceite)
3) 24 ml de solución madre + 26 ml de metanol puro (6,0 gr/litro de aceite)
4) 26 ml de solución madre + 24 ml de metanol puro (6,5 gr/litro de aceite)
5) 28 ml de solución madre + 22 ml de metanol puro (7,0 gr/litro de aceite)
6) 30 ml de solución madre + 20 ml de metanol puro (7,5 gr/litro de aceite)

Cuando todas las muestras de metóxido estén preparadas, mézclalas con el aceite en sus
respectivos frascos numerados, cierra bien todas las tapas y agita vigorosamente el
contenido de cada frasco 50 veces. Repite la agitación varias veces durante un período
de 10 minutos.

Deja reposar las muestras. Es mucho mejor que durante el reposo estén en un baño de
agua poco profundo a 49ºC (120º F).

Fíjate. La razón para usar frascos exactamente iguales es que así pueden compararse
mejor, y las conclusiones son más exactas. Si es posible, pasa el contenido de los
frascos a cilindros graduados de 250-500 ml, para una comparación más precisa. La
cantidad apropiada de lejía puede estimarse razonablemente según el volumen de la
capa de glicerina que se forma en cada muestra.

Elige la muestra en la que se haya formado m‡s glicerina. Para ajustar la cantidad
exacta de NaOH haz otras dos pruebas, una con 0,25 gr más que la muestra elegida, y
otra con 0,25 gr menos. Digamos que fue con la muestra de 5,5 gramos, haz tres
pruebas más; para 5,25 gr, 5,50 gr y 5,75 gr. ( Gracias a Todd Swearingen, de Appal
Energy)
¿Cuánta glicerina? ¿Por qué no está
sólida?
Los principiantes que hacen biodiésel por primera vez en ocasiones
creen que lo han hecho mal porque la glicerina no está sólida.

"Durante el fin de semana hice biodiésel por primera vez, a partir de


aceite usado. Quedó una capa de glicerina en el fondo del recipiente, Hecho hace 20
pero no se ha endurecido, todavía es líquida a temperatura ambiente minutos, todavía se
está separando.
(24 horas después). ¿Ha salido algo mal?"

"La glicerina que obtuve con mi primera prueba es más líquida que la melaza a
temperatura ambiente. ¿Por qué es tan líquida? La información de que dispongo
sugiere que debería estar sólida, o casi sólida, a temperatura ambiente."

Otros piensan que "no salió" porque no consiguieron "suficiente" glicerina:

"Hice una primera prueba con tres litros de aceite usado y 600 ml de metanol, y
sólo quedaron 350 ml de glicerina. No sé qué pensar, pero un 10% del total no
me parece suficiente."

"Anoche hice biodiesel. La valoración dio 2 ml, así que mezclé 5,5 gr de lejía
con 200 ml de metanol. Después calenté un litro de aceite y lo mezclé con el
metóxido durante 15 ó 20 minutos. Enseguida empezó a separarse el biodiesel, y
al cabo de 15 minutos la parte más cercana a la superficie estaba bastante clara.
Por la mañana sólo había en el fondo 125 ml de glicerina. ¿No debería haber al
menos 200 ml? Había dos capas, la superior (biodiesel), turbia y de color claro,
y la inferior (glicerina), de color oscuro. ¿Dónde están los 75 ml de glicerina que
faltan?"

En los cuatro casos anteriores todo salió bien.

No hay una cantidad fija de glicerina, y ninguna norma dice que tenga que estar sólida a
temperatura ambiente.

Lo más importante en los cuatro casos es que hubo una buena división. La glicerina se
hundió hasta el fondo y el resto, si siguieron las instrucciones rigurosamente, era buen
biodiesel. Después del reposo y el lavado, ya se puede usar. Todo está bien, preocupaos
por cosas más importantes.

¿Cuánta glicerina?

Por regla general se forman 79 ml de glicerina por cada litro de aceite usado (7,9%). La
glicerina pura no es sólida a temperatura ambiente, pero la "capa de glicerina" no es
sólo glicerina, es una mezcla de glicerina, jabones, metanol sobrante y catalizador
(lejía).
La cantidad varía según el aceite (cuanto más usado, más impurezas), el proceso (menos
con el método ácido-base de dos etapas) y la cantidad de metanol sobrante (la mayor
parte se hunde hasta el fondo).

¿Por qué no está sólida?

La capa de glicerina queda sólida por los jabones que están mezclados con ella. Los
jabones que se forman a partir de grasas saturadas son más espesos que los que
proceden de grasas insaturadas, por eso la solidificación de esta capa depende del tipo
de aceite. Consulta ¿Cuánto metanol? para ver la composición de los distintos aceites.

Lo más importante es la cantidad de jabón; cuanto más jabón, más probabilidades de


que la mezcla quede sólida, sin importar el tipo de aceite.

Otros factores:

• El exceso de metanol hace que la capa de glicerina sea más delgada


• el exceso de lejía produce un exceso de jabón
• Cuando se usa hidróxido de potasio (KOH) la capa de glicerina es un poco más
delgada que cuando se usa hidróxido de sodio (NaOH)

Mezclas en botes de plástico PET


No es un buen método para hacer biodiésel. Es útil para demostraciones, aunque hace
que el proceso parezca más simple de lo que es en realidad.

Los botes de plástico PET son botes transparentes para bebidas, normalmente de 1/2, 1
ó 2 litros. PET quiere decir PoliEtileno Tereftalato.

Así es como se hace: calienta el aceite, mételo en la botella con un embudo, añade el
metóxido de sodio (preparado previamente), enrosca el tapón y agita el bote
vigorosamente 40 veces. Después de una hora de reposo estará listo.

Puede que salga o puede que no. Con este método rudimentario el éxito es cuestión de
suerte.

Este otro método es mejor: calienta el aceite hasta 55º C (131º F). Introdúcelo en el
bote, añade el metóxido y pon la tapa. Agita 40 veces o más y déjalo en un baño de agua
a 55º C durante dos horas agitando cada cinco minutos. La temperatura debe ser
constante todo el tiempo. Así es más probable que salga bien.

O mejor construye un mini-reactor para pruebas.

Utiliza aceite nuevo, y haz una prueba en privado antes de arriesgarte a hacerlo en
público. En una demostración no importa si la reacción no se completa y quedan restos.
El objetivo es que el biodiesel y la glicerina se separen claramente para demostrar que la
reacción se produce. Con este método solamente demuestras que el proceso funciona,
NO produces combustible.

Comprobación de la viscosidad
La viscosidad es un indicador comparativo muy útil para comprobar la calidad del
biodiésel, pero sólo sirve para comparar unos lotes con otros y saber cual es mejor y
cual es peor. Incluso en los laboratorios y en la industria la viscosidad por sí sola no
dice si la reacción se ha completado antes de alcanzar el equilibrio, es decir, que no
quedan en el combustible cantidades perjudiciales de substancias que no han
reaccionado. La viscosidad de los monoglicéridos y los diglicéridos es muy similar a la
del biodiesel, y quedan disueltos en él si la reacción no se completa. Las
concentraciones máximas permitidas son pequeñas: menos de 1% para los diglicéridos y
menos de 0,4% para los monoglicéridos. Las pruebas de viscosidad tienen una precisión
del 5%, que no es suficiente. Lo mismo ocurre con la densidad (medición de la
gravedad específica). Ni siquiera las dos pruebas juntas (viscosidad y densidad) pueden
indicar si la reacción se ha completado. El único método que permite saberlo es la
cromatografía gaseosa, que no está al alcance de cualquiera. El mejor indicador de que
se ha completado la reacción es el lavado. El producto final debe ser cristalino y fácil de
lavar.

Sin embargo la viscosidad es un indicador útil, especialmente para los lotes de prueba.
Puedes comprobar la viscosidad con una pipeta de 100 ml y un cronómetro; mide el
tiempo exacto que tardan 100 ml de tu biodiesel en salir de la pipeta. También puedes
utilizar un medidor de viscosidad. Si queda metanol en el combustible las medidas no
son correctas, por eso es imprescindible lavarlo antes de medir. Comprueba la
viscosidad del diesel ordinario para compararla con la del biodiesel. Recuerda que la
viscosidad depende de la temperatura; mídela varias veces a distintas temperaturas.

Aleks Kac dio este consejo a alguien que intentaba hacer funcionar la caldera de su casa
con biodiesel:

La viscosidad cinemática se mide en "Stokes". No puedes medirla en casa sin un


viscosímetro. Hay un método comparativo, sin embargo. Elige un líquido de
viscosidad conocida (combustible para calefacción, por ejemplo. Averigua su
viscosidad en un manual de ingeniería). Pon un volumen conocido dentro de una
botella de plástico con una pajita de beber pegada a la tapa, atravesándola (la
pajita debe salir de la tapa hacia fuera). Voltea la botella y cronometra el tiempo
que tarda el líquido en llegar al extremo de la pajita. Haz lo mismo con tu
biodiesel (con el mismo volumen que antes) y compara los resultados. Cuanto
más estrecha es la pajita más exactas son las medidas. Si tu muestra de biodiesel
tarda en caer 1,5 veces más que la muestra de control (el combustible para
calefacción), eso quiere decir que la viscosidad de tu muestra es
aproximadamente 0,6 veces mayor que la viscosidad de la muestra de control. --
Aleks Kac, 6 de noviembre de 2001

Mide la gravedad específica pesando un determinado volumen de combustible.


Recuerda que el volumen también depende de la temperatura. Un litro debería pesar
alrededor de 880 gr a 15,5ºC.
Descripción del proceso
¿Qué significan "compleción" y "equilibrio"?

Los aceites vegetales y las grasas animales son triglicéridos (TGs), compuestos por tres
cadenas de ácidos grasos unidas a una molécula de glicerina (mira el diagrama de la
sección siguiente).

Los triglicéridos son ésteres. Los ésteres son ácidos (los ácidos grasos) unidos a un
alcohol (la glicerina, que es un alcohol pesado).

El proceso de transesterificación convierte los ésteres triglicéridos en ésteres alcalinos


(biodiesel) mediante un catalizador (la lejía) y un alcohol (normalmente metanol, que da
metilésteres).

En la transesterificación la molécula de triglicérido se divide en tres moléculas de


metiléster y una de glicerina. La lejía rompe los enlaces que unen a los ácidos grasos
con la glicerina, la glicerina se hunde hasta el fondo del recipiente y las cadenas de
ácidos grasos se unen al metanol.

En esta reacción hay tres partes. Primero una cadena de ácido graso se separa del
triglicérido y se une al metanol formando una molécula de metiléster; queda un
diglicérido (dos cadenas unidas a la glicerina). Luego se separa de la glicerina otra
cadena de ácido graso, que se une al metanol formando la segunda molécula de
metiléster, dejando un monoglicérido. Finalmente el monoglicérido se convierte en
metiléster por sustitución de la glicerina por metanol. Cuando termina esta última etapa
se produce la compleción, es decir, se completa la reacción (conpleción = fin de la
reacción).

El problema es que pueden acabarse los reactivos antes de que se complete la reacción,
o puede que la temperatura, la agitación o el tiempo de espera no sean los adecuados.

El resultado es que quedan en el biodiesel restos sin convertir o parcialmente


convertidos. Entonces, ¿qué pasa si no se ha completado la reacción? El aceite vegetal
es un buen combustible de todas formas, el problema no es el aceite que no ha
reaccionado si no las moléculas que han reaccionado a medias dejando diglicéridos y
monoglicéridos, que no son buenos para el motor. Los diglicéridos no arden bien y
dejan restos requemados que atascan los conductos y los monoglicéridos producen
corrosión y otros problemas.

"Parece que para un funcionamiento óptimo del motor es necesario mantener las
cantidades de glicerina, mono- y diglicéridos por debajo de 0,1%." (Conferencia
internacional sobre la estandarización y el análisis del biodiesel, sesión 2, "interacción
entre el motor y el combustible", Viena, 6-7 de noviembre de 1995) -- From "Analytical
Methodologies for the Determination of Biodiesel Ester Purity -- Determination of Total
Methyl Esters", NBB Contract #:520320-l, Richard W. Heiden, Ph.D., R. W. Heiden
Associates, 27 de febrero de 1996

Por eso es importante hacer bien el biodiesel, y si vas a hacerlo mal es mejor que NO
LO HAGAS y utilices el aceite como combustible directamente (que también tiene sus
inconvenientes).

En realidad el proceso nunca se completa al 100% porque antes de completarse alcanza


el equilibrio; siempre queda cierta cantidad de glicéridos sin reaccionar. Los distintos
estándares nacionales para el biodiesel estipulan las cantidades máximas de glicéridos
permitidas: algunos estándares dicen que la cantidad de diglicéridos debe ser inferior a
0,4% en masa, otros que esa cantidad debe ser inferior a 0,1%. La cantidad de
monoglicéridos debe ser inferior a 0,8% en masa.

Al principio la reacción es muy rápida, por eso algunos creen que basta con revolver un
poco y queda listo. Se equivocan. Primero la mitad de los triglicéridos se convierte en
diglicéridos (luego en monoglicéridos y finalmente en biodiesel), luego se convierte la
mitad de lo que queda, y luego otra vez la mitad de lo que queda hasta que queda una
cantidad ínfima. La velocidad de la reacción disminuye progresivamente y nunca se
completa del todo. Al final la cantidad de glicéridos es insignificante y cumple con los
límites fijados por los estándares de calidad.

Puedes producir biodiesel de muy buena calidad si lo preparas con cuidado y atención.
El biodiesel producido por personas sin preparación ni equipos especiales, usando los
métodos que se describen aquí, es tan bueno como el biodiesel comercial que venden las
empresas. Los mecánicos profesionales se sorprenden del buen estado de los motores
que usan biodiesel. Tú también puedes hacerlo.

Mensaje de un comerciante de biodiesel de EE.UU.:

"Actualmente comercio con biodiésel producido industrialmente en Atlanta, GA.


En los dos últimos años he comprobado que la calidad de ese combustible varía
mucho. Es gracioso que uno de los principales argumentos de la industria contra
el biodiesel casero sea su supuesta mala calidad. Hasta ahora, el biodiesel que yo
produzco, y el de otros productores caseros, siempre ha sido mucho mejor que el
"combustible" producido industrialmente con el que comercio. Los particulares
que producen a pequeña escala se preocupan de hacerlo bien, le dedican tiempo
y tienen mucha destreza... después de todo, la mayoría lo usa en sus propios
coches, en vez de venderlo."

Los principiantes deben empezar con buenos hábitos: sigue las instrucciones
cuidadosamente, sé meticuloso con la valoración, asegúrate de que tus medidas sean
muy exactas, aprende tanto como puedas. Pronto tendrás experiencia, y entonces,
cuando conozcas bien todos los aspectos del proceso, podrás decidir qué es lo mejor en
tu situación, dependiendo de tu presupuesto y del origen de tu aceite. Después podrás
tomar atajos bien calculados basándote en tu propia experiencia.

NOTA: Es un error frecuente pensar que la viscosidad del biodiesel es menor que la del
aceite porque la transesterificación acorta las cadenas de ácidos grasos.

Eso no es cierto. La molécula de biodiesel es más pequeña y más simple. La


transesterificación convierte una molécula de aceite de tres cadenas en tres moléculas de
biodiesel de una cadena, pero la longitud de las cadenas no varía. Los ácidos grasos que
forman el biodiesel son los mismos que forman el aceite del que procede y no son
modificados por la transesterificación.

¿Qué son los Ácidos grasos libres(AGL)?

Molécula de aceite -- gráfico de Jeff Welter

Las grasas y aceites (de las que procede el biodiesel), sean de origen animal o de origen
vegetal, son triglicéridos compuestos por tres cadenas de ácidos grasos unidas a una
molécula de glicerina.

Los Ácidos Grasos Libres (AGL) son ácidos grasos que formaban parte de los
triglicéridos, y se han desprendido dejando diglicéridos, monoglicéridos y glicerina.
Esto ocurre por el calor, por el agua que contienen los alimentos que se fríen en el
aceite, o por oxidación. Cuanto más se caliente el aceite y más tiempo se mantenga la
temperatura, más cadenas de ácidos grasos se liberarán.

La glicerina es un alcohol (glicerol); si tiene alguna cadena de ácido graso unida a ella
forma un éster. La transesterificación es la transformación de un éster en otro
sustituyendo el alcohol. En el biodiésel la glicerina es sustituida por metanol o por
etanol.

La esterificación es la transformación en éster de una sustancia que no lo es. Los AGL


no son ésteres, pero se convierten en ésteres por esterificación ácida en la primera etapa
del proceso ácido-base de dos etapas. Esa reacción no se produce en la
transesterificación alcalina de una etapa (que es el método más utilizado). En este
segundo método hay que neutralizar los AGL para evitar que el biodiésel sea ácido y de
mala calidad.

En la transesterificación hay que usar un exceso de lejía para convertir los AGL en
jabones, que se hunden hasta la capa de subproductos. Esa capa, que suele llamarse
"capa de glicerina", a veces tiene más jabón que glicerina.

En la transesterificación la cantidad básica de lejía actúa como catalizador. La lejía


rompe los enlaces de los ésteres y el alcohol se hunde hasta el fondo, quedando una
cadena de ácido graso. El metanol y el etanol se unen a la cadena con más facilidad que
la glicerina y eso evita que la glicerina vuelva a unirse a la cadena. El resultado es que
se forma un nuevo éster donde el metanol (o el etanol) sustituye a la glicerina.

Por eso es importante usar la menor cantidad posible de lejía. La lejía sigue rompiendo
los enlaces de los ésteres, incluso los del biodiésel. Si sobra mucha lejía rompe los
enlaces del biodiésel. Algunos de esos enlaces se unen a la lejía y forman jabón, pero
otros se unen a una molécula de agua y forman nuevos AGL que quedan disueltos en el
biodiesel. Esa formación excesiva de AGL se llama "acid number" en el ASTM de
EE.UU. y en otros estándares nacionales de calidad.

Es inevitable que se formen algunos AGL; si sobra lejía se forman muchos más de lo
normal.

¿Por qué método debo empezar?


Hay tres formas de producir biodiesel:

Método base-base

Método base-base mejorado

Método ácido-base o método infalible

¿Cuál es la diferencia?

El método base-base de una sola etapa es el mejor para empezar. Los procesos en dos
etapas son complicados, no para principiantes; primero aprende bien lo más básico. El
método alcalino de una sola etapa es el original, y todavía el más empleado. Es el más
simple, especialmente para aceites nuevos que no necesitan valoración.

Muchos principiantes quieren intentarlo con aceites usados, pero no se atreven porque la
valoración les parece demasiado difícil. En realidad es bastante sencilla, basta con
seguir las instrucciones. Sin embargo, con el método de una sola etapa cuanto más ácido
sea el aceite más impredecible será el resultado y menor será la producción de biodiésel.

El método base-base mejorado no requiere valoración y da buenos resultados incluso


con aceites muy ácidos. Es el más adecuado para las grasas animales.

Cada día se utiliza más el método ácido-base de dos etapas, especialmente con aceites
muy ácidos. Estos son algunos de los motivos:

• Necesita menos catalizador.


• Se forma menos jabón.
• Aumenta la cantidad de biodiesel porque se forma menos jabón.
• Se forma menos emulsión durante el lavado.
• Se pierde menos combustible en el lavado porque se forma menos emulsión.
• Como hay menos jabón hace falta menos agua para el lavado.
• En el lavado hace falta menos ácido para neutralizar la lejía.
• Cuando se recupera la glicerina hace falta menos ácido para neutralizar la lejía.
• El producto final es de muy buena calidad.

Inconvenientes:

• Hace falta un poco más de tiempo.

Incluso con aceites muy ácidos la producción puede llegar al 100% en volumen, o más
(la densidad del biodiesel es menor que la del aceite).

Funciona igual de bien con aceite nuevo. Mucha gente que prueba este método con
aceites muy ácidos decide luego usarlo con todos los demás aceites.

Este es un consejo de Aleks Kac para usar el método ácido-base: "Sigue las
instrucciones al pie de la letra. Han sido necesarios dos años de pruebas y errores para
desarrollar este método. No lo cambies, no modifiques ni quites nada. Funciona con
todos los aceites vegetales, aunque estén muy usados. Las grasas sólidas no deben llegar
al 50% por la baja temperatura en la etapa ácida. Mejor que el contenido de grasas
animales sea menor del 25% para el cerdo y el pollo y menor del 10% para la ternera.
Estas grasas se procesan mejor con el método base-base de dos etapas."

Con todo, si tu aceite está en buenas condiciones y la valoración da 3 ml o menos


puedes conseguir buenos resultados con el método de una sola etapa.

¿Por qué no puedo empezar con el método ácido-base?


Así comienza la página Proceso ácido-base : "NOTA: Los procesos en dos etapas son
complicados, no para principiantes; primero aprende bien lo más básico. Debes
comenzar con el método alcalino de una sola etapa. Empieza aquí."

Algunos principiantes no hacen caso e intentan el método ácido-base. A veces tampoco


hacen caso del consejo de la sección que trata sobre los lotes de prueba: "Cuando
intentes un nuevo método empieza con pequeñas pruebas de un litro o menos para
familiarizarte con el proceso antes de intentarlo con cantidades mayores."

Con demasiada frecuencia el desmoralizador resultado es de cuarenta galones de pasta


inservible. "¡No funciona!", se quejan. Sí funciona si sigues los consejos de aquellos
que lo han hecho antes que tú."HAZ LO QUE TE DICEN Y TENDRÁS ÉXITO",

"No parece difícil en absoluto, de hecho parece más fácil porque no es necesario
comprobar la acidez. ¿Qué me estoy perdiendo?"

Pierdes mucho. Primero, nosotros pensamos que merece la pena hacer la valoración
aunque no sea imprescindible. Cuanta más información tengas, mejor.
Evitar el aprendizaje de cómo se hace la valoración es un motivo MUY MALO para
elegir el método ácido-base. La valoración es una técnica básica para la producción de
biodiesel. En realidad es bastante fácil:

Segundo, el problema no es si los principiantes pueden hacerlo o no, algunos lo


consiguen, pero es una pena porque no lo hacen tan bien como lo harían si hubieran
aprendido desde el principio. El método ácido-base es muy flexible, la gente lo modifica
y lo adapta a sus necesidades y preferencias, pero para hacerlo hay que tener un
conocimiento profundo del proceso en su conjunto, no sólo de este método.

Otro principiante dijo que sabía mucho de química y podía saltarse las primeras
explicaciones sencillas, pero... "Bueno, mi primera prueba está hecha, aunque el
resultado no es muy bueno".

De repente se vio sumergido en un océano de variables, y no pudo saber qué hacía mal
hasta que comprendió los detalles del proceso.

Una respuesta:

"Te voy a explicar por qué no debes empezar por aquí. Si tuvieras más
experiencia sabrías cómo aplicar las instrucciones de producción a gran escala a
la escala reducida de tus experimentos. Puede que todo se haga igual o puede
que no. Yo no sé a qué velocidad gira tu mezclador ni si mezcla bien los
ingredientes del biodiesel, pero tú tampoco lo sabes y por eso tienes problemas.
Comenzando con el método alcalino de una etapa y aceite nuevo hay menos
variables y el aprendizaje es una sucesión lógica. Ahora te enfrentas a un
número excesivo de variables sin la experiencia necesaria para manejarlas todas.
Es muy fácil que te equivoques porque no puedes comparar tus resultados con
ninguna experiencia anterior."

Recapacitó y comenzó desde el principio, procesando un litro de aceite nuevo con el


método alcalino de una etapa. "Aunque me lo han estado diciendo de distintas maneras,
no lo he comprendido hasta ahora. Sólo entendía que hay que comenzar aprendiendo el
proceso de una etapa antes de intentar el proceso de dos etapas. Eso es aprender a hacer
algo de una manera y luego hacerlo de otra forma totalmente distinta, no tiene sentido."

"... ¿Qué me estoy perdiendo?"

Una respuesta:

"Si todo sale bien, nada. El problema llega cuando algo falla y no tienes NI
IDEA de lo que está ocurriendo porque no conoces las posibles variaciones del
proceso o ni siquiera el proceso elemental.

"...¿Qué es esa cosa blanca? ... No parece que esté ocurriendo nada ... hay una
capa extraña, me pregunto si será biodiesel... etc"

Otra respuesta:
"Puedo opinar sobre esto desde la perspectiva del principiante. El método
alcalino de una etapa(base-base) con aceite nuevo tiene un gran valor didáctico.
Te da una idea de cómo debe ser el resultado final, y esta prueba ayuda a
comprobar la calidad del proceso. Todavía estoy jugando con las variables
(tiempo de proceso, % lejía, % metanol, etc.) con aceite nuevo antes de probar
con el aceite usado.

La calidad del proceso es muy importante, y parece que lo mejor es aprender


paso por paso. Yo también planeo utilizar el método ácido-base en dos etapas
con aceites usados, pero tengo mucho que aprender antes de conseguirlo. Creo
que lo que intentan decirnos es que solucionar los problemas que puedan surgir
en un proceso más complejo es extremadamente difícil (y puede que frustrante)
si no se han aprendido bien los conocimientos básicos. ¡Buena suerte con tus
experimentos!"

El desenlace:

"Después de leer los enlaces de los grupos de discusión que me enviaste he


comprendido que lo más importante es conocer a fondo el proceso alcalino de
una etapa empezando con aceite nuevo, probar después con el aceite usado e ir
aumentando la escala hasta llegar a una producción completa. Sólo entonces
podré cambiar al método en dos etapas, sabiendo que el resultado será un
biodiesel lo bastante limpio y puro para funcionar en mi coche."

¡Correcto!

Después de todo, eres tú y tu cocina contra Repsol, y la cocina gana ¡tu combustible es
el mejor! ¿Para qué buscar atajos? Hazlo bien desde el principio.

Biodiesel en motores de gasolina


El biodiesel sirve como aditivo en motores de gasolina. Ha dado buenos resultados, pero
aún es experimental, sin garantías.

Biodiesel en motores de gasolina de dos tiempos: Mucha gente ha usado el


biodiesel como sustituto del aceite lubricante en motores de gasolina de dos tiempos.
Martin R., de Australia, lo usa en su sierra mecánica en una proporción de 1 parte de
biodiesel por 20 partes de gasolina. "Funciona perfectamente", dice. "Durante 2,5 horas
seguidas de uso la sierra no me dio ningún problema, quedé impresionado."

Franklin Del Rosario, de Manila (Filipinas), produce biodiesel para su moto:

"En Filipinas el biodiesel se empleó para lubricar motores de gasolina por


primera vez cuando alguien le añadió un espesante y lo vendió como sustituto
del aceite para taxis de tres ruedas en las afueras de Manila.

"El biodiesel, puro o mezclado con aceite como aditivo, funciona mejor que el
aceite lubricante mineral, según los conductores que lo han probado. Ahora sus
motores funcionan con más suavidad y menos ruido que antes, el bloque del
motor no se calienta, mejora el rendimiento, ya no se carbonizan los cilindros,
no gotea aceite del tubo de escape y no sale humo.

"Utilizo biodiesel B100 como lubricante para mi Yamaha de dos tiempos y 125
cc de 1983 en vez del aceite Shell 2T que usaba antes. Mezclo biodiesel con
gasolina en una proporción de 1:20. Cambié los tubos de caucho, la junta del
carburador etc., lavé el depósito de combustible y cambié las bujías. Ahora el
sonido del motor es suave y sale menos humo.

"La Yamaha estaba jubilada porque con el aceite mineral producía mucho humo.
Con biodiesel como lubricante funciona mejor y hecha menos humo. La llevé al
centro de análisis de emisiones y superó la prueba con mejores resultados que
una moto nueva usando aceite mineral.

Estos fueron los resultados:

Emisiones de la moto

CO2 -- 2,90 %

CO -- 3,39 %

HC -- 5396 ppm

O2 -- 13,29 %

AFVR -- 20,95

LAMBDA -- 1,44

Límites fijados por el estándar

CO2 -- 20,00 %

CO -- 6,00 %

HC -- 10.000 ppm

LAMBDA -- 1,00 +/- 0,99

Resultado: aprobado

"La propiedad principal del aceite lubricante no es la viscosidad, sino que se


mezcla bien con gasolina manteniendo su lubricidad (forma una capa de aceite
sobre el metal) para reducir el desgaste de las piezas del motor. El biodiesel
tiene bastante lubricidad para cumplir esa función, y puede mejorarse añadiendo
aceites aditivos compatibles para aumentar la resistencia de la capa de biodiesel.

"El biodiesel arde en presencia de un 11% en masa de oxígeno. Esta propiedad


ayuda a que la gasolina arda mejor, se reducen las emisiones y desaparecen el
mal olor y los restos de aceite." -- Franklin Del Rosario, enero del 2004

Biodiesel en motores de gasolina de cuatro tiempos: Gregg Davidson


escribió:

"En junio de este año planteé una pregunta sobre "biodiesel en motores de
gasolina". Me respondió JC, de Taipei. Me informó de que él había mezclado
biodiesel con gasolina para su coche sin usar más que un 15% de biodiesel. He
tenido éxito siguiendo su consejo; ningún problema en el motor. Lo he probado
en tres vehículos; uno de ellos es una furgoneta Chrysler Town & Country mini
van con un motor 3,3 L V-6, los otros dos son Jeep Grand Cherokees con
motores 4,0 L I-6. Aunque la furgoneta puede funcionar con E-85, no hago
mezclas con etanol porque el E-85 no está disponible en el Estado de Georgia."
-- Gregg Davidson, octubre de 2004

Franklin Del Rosario escribió:

"Me complace informar a nuestro grupo sobre el uso de mezclas de biodiesel y


gasolina en motores de gasolina de cuatro tiempos. La empresa para la que
trabajo tiene una flota de coches, la mayoría de ellos japoneses (Nissan, Toyota
y Honda). Convencí a uno de los conductores para que mezclara 200-300 ml de
biodiesel con 50 litros de gasolina.

"Elegimos un Nissan Cefiro que producía un olor nauseabundo e irritaba los ojos
y la nariz al arrancarlo y al pararlo. Eché 200 ml de biodiesel en el depósito y
arranqué. Después de unos minutos el olor del humo empezó a desaparecer, y al
final del día ya no olía nada y el motor sonaba mucho mejor porque el biodiesel
lo estaba lubricando. Otros conductores probaron en coches de Honda. Los
resultados inmediatos fueron la desaparición de los olores y la aparición de
marcas visibles de condensación de agua en los tubos de escape, como si los
coches fueran nuevos.

"Utilicé biodiesel como aditivo anti-desgaste en el motor de gasolina de cuatro


tiempos de una moto y el resultado fue el mismo.

"Un amigo mío tiene un Toyota de gasolina. Tenía que renovar el permiso de
circulación del coche, y era un problema porque salía mucho humo; uno de los
requisitos para la renovación es medir las emisiones contaminantes. En Filipinas
los coches tienen que pasar las pruebas de emisiones establecidas por el
gobierno. Le animé a que probara el biodiesel como aditivo. Siguió mi consejo y
luego llevó el coche al centro de pruebas; obtuvo un buen resultado.

Estándar de emisiones
CO % (V) -- 3.5

HC (ppm) – 600

Emisiones del coche

CO % -- 1.25

HC (ppm) – 278

Resultado: aprobado

"El empleo de biodiesel como aditivo en motores de gasolina es muy


prometedor." -- Franklin Del Rosario, enero de 2004

Otros usos
Tratamiento de la madera. El biodiesel es un producto muy útil. "Quemarlo es una
locura" Dijo una vez Mike Pelly medio en broma. Es carpintero y acaba de reformar su
casa con interiores de madera. Él y su esposa trataron la madera con biodiesel, incluso
los suelos. El olor desapareció pronto (de todas formas no es un olor desagradable), y
los resultados fueron buenos. Nosotros también lo hemos probado.

Es un buen lubricante, mejor que los lubricantes domésticos, no


es desagradable ni tóxico. Si un niño traga un poco por accidente
no le ocurre nada grave. Es perfecto para los jardineros,
especialmente para la jardinería ecológica. No hay nada mejor
para engrasar las herramientas y mantenerlas limpias y sin
herrumbre, y no es tóxico. Lo mismo puede decirse para las
herramientas de taller. Es magnífico si vives en una antigua
granja japonesa con puertas correderas.

Aditivo lubricante para el diesel con poco azufre. En los


motores diesel el combustible lubrica las piezas. Los motores
diesel actuales duran menos que los antiguos por la falta de lubricidad del diesel con
poco azufre (500 ppm), y el nuevo ULSD (ultra-low-sulphur fuel)(15 ppm), pero el
biodiesel resuelve este problema. Un 1% de biodiesel mejora la lubricidad un 65%. Las
investigaciones sugieren que un 0,4% ó 0,5% de biodiesel en el diesel mineral es
suficiente. En Francia es obligatorio que todo el combustible diesel contenga entre 3% y
5% de biodiesel; otros países están aplicando medidas similares.

Faroles y cocinas: El biodiesel no sube bien por las mechas, como el queroseno o el
aceite de quemar, por eso no funciona en muchas de las lámparas y cocinas con mecha.
Sin embargo, las pruebas han demostrado que sube por la mecha siete centímetros, pero
no más, y que la mecha debe ser fina (1 cm) y con las hebras no muy apretadas; las
mechas comerciales con un trenzado muy apretado no funcionan bien. Puede que el
biodiesel no funcione en todos los hornos y cocinas, pero en algunos modelos sí, y otros
pueden ser adaptados.

Mejor que el detergente


"Hace un tiempo, mientras hacía la colada, encontré la ropa cubierta de manchas de
todos los colores. Dentro de la lavadora había una caja de ceras de colores que se
desintegraron. Intenté solucionar el problema frotando mucho con detergente líquido,
pero las manchas no salían. Luego empapé una prenda con biodiesel y todas las
manchas salieron en unos segundos casi sin frotar.¡Pude limpiar toda la ropa sin
esfuerzo!

"Eché biodiesel sobre las demás prendas y froté con un cepillo de dientes. Los pegotes
se desprendieron enseguida y tras un segundo lavado con detergente normal las
manchas habían desaparecido.

"Tenía una camisa con una mancha de tinta en el bolsillo. Eché un poco de biodiesel,
froté con un cepillo de dientes, la metí en la lavadora, y la mancha desapareció.

Identificación de los plásticos


¿Qué es el "HDPE" que forma los envases para productos químicos? ¿Cómo
identificarlo? ¿Qué productos químicos resiste cada tipo de plástico?

Identificación de los tipos de plásticos y sus propiedades


http://www.aniq.org.mx/cipres/clasificacion.asp
Filtros
El diesel mineral es un producto sucio. Además del humo, el mismo combustible deja
manchas pegajosas por donde pasa. El biodiesel no ensucia, y mejor aún, sirve como
limpiador; limpia muy bien los restos de diesel mineral del depósito y el sistema de
distribución. Cuando sustituyas el diesel mineral por biodiesel, al principio inspecciona
con frecuencia los filtros del combustible, y cámbialos cuando sea necesario. En las
primeras semanas la vigilancia de los filtros debe ser constante para evitar que se
obturen.

Cuando un coche ha estado parado mucho tiempo (con diesel mineral dentro), puede
que aparezca agua en el depósito y lo oxide (el agua es un problema frecuente del diesel
mineral). Si luego se llena el depósito de biodiesel, desprenderá las partículas de óxido,
que podrían atascar los filtros. Lo peor que puede ocurrir es que el motor se pare por
falta de combustible. No es lo normal, pero a veces ocurre.

Encendido
Opcional: retarda el tiempo de inyección 2 ó 3 grados para compensar que el biodiesel
tiene mayor número de cetanos. El motor pierde un poco de la potencia extra del
biodiesel, pero es más silencioso y se calienta menos, reduciendo las emisiones de
óxidos de nitrógeno.

Caucho
Con el tiempo el biodiesel puede corroer las piezas de caucho del sistema de
combustible, especialmente el biodiesel puro (100%, B100). Los coches más modernos
(desde mediados de los noventa) son de materiales resistentes, y algunos motores
antiguos también funcionan con biodiesel sin problemas. Si es necesario pregunta al
fabricante de tu coche. El mejor material es el vitón. En realidad estos problemas son
raros. Empieza a usar biodiesel y espera a ver qué ocurre. Si surge algún problema
estarás prevenido y podrás solucionarlo fácilmente.

El productor comercial Camillo Holecek, de Biodiesel Raffinerie GmbH, Austria


(http://www.energea.at/en_info.html) opina lo siguiente:

"Como productor comercial suelo decir a mis clientes: cualquier coche


producido en Europa después de 1996 puede consumir biodiesel sin problemas,
ya que en Francia y en otros países todo el diesel que se vende contiene un 5%
de biodiesel, y en la República Checa se vende un combustible con 30% de
biodiesel, y ningún fabricante de coches quiere tener la mala fama de que su
coche es malo y no funciona.

"Por cierto, Nissan Austria acaba de aprobar el uso de biodiesel puro (100%) en
su modelo Primera.
"A algunos camiones un poco antiguos se les han resquebrajado las juntas
originales de la bomba de inyección, meses después de que se hincharan por el
ataque del biodiesel."

Terry de Winne (Biocombustibles para un transporte sostenible --


http://www.biofuels.fsnet.co.uk/) añade:

"El 'ultra low sulphur diesel' (ULSD), diesel con muy poco azufre, tiene dos
defectos: la falta de lubricidad (por falta de azufre) y su capacidad de vulcanizar
el caucho. Cuando se implantó en Europa entre 1993 y 1995, los fabricantes
cambiaron todas las piezas de caucho por Vitón o plásticos similares.

"Al principio el ULSD provocaba problemas en los inyectores, pero luego las
petroleras añadieron aditivos lubricantes para compensar la falta de lubricidad.

"En Francia las tres petroleras más importantes añaden un 5% de biodiesel a


todo el ULSD que venden. Shell Internacional sólo añade un 2%, pero incluso
esa pequeña cantidad es suficiente para compensar la falta de azufre. El
biodiesel también oxigena el combustible y reduce mucho las emisiones,
especialmente las de monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno.

"Por lo tanto todos los vehículos europeos son compatibles con el biodiesel,
aunque no todos los fabricantes lo reconocen.

"El biodiesel, que es una sustancia orgánica, es absorbido por el caucho natural.
Tras un mes de exposición al biodiesel, el caucho se hincha y se pudre. Una
pequeña cantidad de biodiesel como aditivo en el diesel mineral también pudre
el caucho. Llenar el depósito con biodiesel un par de veces para probarlo no es
peligroso para el coche si luego se vuelve al diesel mineral.

"Esto es importante en generadores eléctricos, que suelen estar diseñados para


diesel con mucho azufre y probablemente tengan tubos de caucho."

En realidad ocurre pocas veces. Los vehículos fabricados a partir de los años 80 no
suelen tener problemas, ni si quiera con el biodiesel puro. Algunos Volkswagen de esos
años sufren fugas en los tubos del combustible, pero es fácil sustituirlos.

Otras preguntas:

"Tengo un Toyota Corolla 2.0D (1993), me han dicho que las bombas de
combustible de los vehículos antiguos no son compatibles con el biodiesel. Las
juntas de caucho de la bomba de combustible se estropean y no se pueden
reemplazar. Una bomba de combustible es muy cara (cientos de euros). ¿Puede
decirme alguien si eso es cierto?"

Segunda pregunta:

"Llevo semanas intentando averiguar qué debo modificar en mi furgoneta


Datsun antes de usar biodiesel puro. Es de 1981, y aunque funciona bien con un
20% de biodiesel, creo que tendré que cambiar los conductos del combustible
para usar biodiesel 100%.

"Es el único vehículo que tengo y me cuesta desmontar las piezas de caucho en
el aparcamiento de la tienda de repuestos.

"¿Sabe alguien cómo modificar este modelo? ¿Qué piezas hacen falta?
¿Necesito una bomba nueva? ¿Tiene dentro juntas de caucho?"

La respuesta:

"Si tu biodiesel está bien hecho y bien lavado no hay motivo para que dañe la
bomba, aunque sea antigua. Los fabricantes de coches dicen lo contrario para no
hacerse responsables si algo falla, y las petroleras quieren que sigas comprando
sus productos. No hace falta modificarla." -- Malcolm Maclure, junio de 2005.

De todas formas el diesel mineral es agresivo y corroe a algunos tipos de caucho y de


plástico. Tenemos varios bidones de plástico de doce litros que hemos usado durante
años para guardar biodiesel, metanol, metóxido, y los subproductos de la reacción, y
nunca dieron problemas hasta que metimos diesel mineral dentro de uno. Al cabo de un
rato tenía un agujero enorme. El sistema de combustible está hecho para resistir.

Calidad
• Las características del biodiesel varían ligeramente según el aceite del que
proceda. Por ejemplo, algunas variantes del biodiesel son adecuadas para climas
fríos. Si se hace con etanol (etilésteres) el resultado es un poco distinto que si se
hace con metanol (metilésteres). Pero siempre es un combustible excelente,
incluso si se hace a partir de aceites cocinados y gastados -- siempre que esté
bien hecho, claro.

Jack Kenworthy, de la isla-escuela Cape Eleuthera, en las Bahamas, era un novato.


Aprendió desde cero, nueve meses después mandó esto:

"Acabo de recibir los resultados de las pruebas ASTM (el estándar de EE.UU.
para el biodiesel: ASTM D-6751) y mi biodiesel ha conseguido buenos
resultados. Yo soy otro ejemplo de un productor casero que en un lugar remoto
ha conseguido biodiesel de gran calidad. Muchas gracias -- Jack"

Jack emplea el método alcalino de una etapa en lotes de 560 litros, en total 1.120 litros a
la semana. Su materia prima es el aceite usado en las cocinas de los cruceros que pasan
por la isla una vez por semana.

Los Estándares y el Productor Casero -- "Casi todos los requisitos del ASTM D-
6751 pueden cumplirse simplemente con lavar bien el producto," dice Todd
Swearingen de Appal Energy.

Aleks Kac, que produce biodiesel con el método "infalible" (método ACIDO-BASE
en dos etapas), ha superado el estándar alemán DIN 51606 y el austriaco ONORM, con
muestras tomadas de su producción normal, sin ninguna preparación especial.
Un mensaje de Martin Steele, de Manchester, UK -- Martin llevó su Volvo 940 de
1989 (motor VW 2.5 IDI) a que lo revisara un profesional después de haber recorrido
30.000 millas con su biodiesel casero.

"Me preocupaba el estado del motor, pero me llevé una sorpresa: estaba muy
limpio, apenas había restos de carbón en los cilindros.

"Las aberturas de entrada y salida estaban limpias, las válvulas no tenían marcas
de quemaduras ni de desgaste, los inyectores sonaban bien y estaban limpios.
Alrededor del extremo de los inyectores había aceite, no el carbón que suele
formarse.

"El sistema de combustible estaba limpísimo. El motor tenía algunas marcas de


desgaste, pero nada que estuviera causado por un mal combustible o una
combustión deficiente.

"Esto demuestra que el biodiesel casero bien hecho es mucho mejor que el diesel
mineral y el biodiesel comercial."

El especialista dijo que nunca había visto tan limpio un motor de esa edad.

De hecho puede que llegues a producir mejor combustible que el que venden las
grandes petroleras, aunque las empresas se esfuerzan en decir lo contrario.

El 7 de noviembre de 2002 Graham Noyes, de World Energy, un proveedor al por


mayor de biodiesel en EE.UU. escribió esto:

"El mayor temor de la industria del biodiesel es que los productores caseros
destruyan el mercado. Los productores caseros dan problemas en muchos sitios
y es difícil arreglar lo que ellos estropean. Hay una región del país donde
muchos de ellos vendían al público, y ha hecho falta mucho tiempo para que la
gente de aquella zona vuelva a confiar en el biodiesel."

Aunque los productores caseros le preguntaban mucho, era incapaz de dar detalles sobre
la supuesta catástrofe y tres semanas después tubo que rectificar:

"Ahora entiendo mucho mejor el esfuerzo de los productores caseros para que su
combustible sea de excelente calidad. La próxima vez que opine sobre algo daré
más detalles, y tendré más cuidado cuando de mi opinión. No tengo pruebas de
que el biodiesel casero sea malo, aunque me preocupa su calidad."

Es una mentira inventada por la industria. Graham se ganó el respeto de los productores
caseros admitiendo su error y ahora se esfuerza por que desaparezca esa mentira.

En mayo de 2003 World Energy retiró del mercado una partida de biodiesel en la costa
oeste de EE.UU. porque no cumplía las normas de calidad; tenía mucha glicerina por un
mal lavado. La empresa sustituyó el combustible defectuoso por otro de buena calidad y
pagó las reparaciones de los daños. Poco después otra empresa tubo que retirar muchos
miles de galones en la zona de San Francisco porque era un combustible de muy mala
calidad (estaba sin lavar). Afortunadamente no llegó a los consumidores.

Maria Alovert produce biodiesel en Berkeley.

"¿Qué es eso de que el biodiesel casero es malo y que el biodiesel industrial es el


único que puede cumplir los estándares?

"Los lunes por la noche hacemos demostraciones de pruebas de calidad con una
muestra de biodiesel comercial, una muestra del producido con el método ácido-
base, y varias muestras de distintas calidades, para compararlas entre sí.

"En teoría son de buena calidad el biodiesel comercial y el biodiesel casero


hecho con el método ácido-base, pero resulta que el comercial es de muy mala
calidad.

"Productores caseros probando la calidad del combustible comercial para saber


si es seguro, si es necesario reprocesarlo. Es gracioso después de todo lo que se
ha dicho sobre la 'mala calidad' del biodiesel casero."

Aleks Kac:

"Por curiosidad hice una prueba de calidad a una muestra de biodiesel comercial
de Austria (un poco de agua mezclada con el combustible para observar la
separación -- mira más abajo). Pésimo resultado: se formó una gruesa capa de
espuma blanca entre la capa de agua y la de biodiesel. Al cabo de dos semanas el
espesor de la espuma se redujo 1/4, pero no desapareció, y el combustible aún
estaba turbio. Conclusión: el biodiesel comercial no está lavado con agua. En
mi opinión sólo le destilan el metanol y lo pasan sobre una cama ácida para
neutralizar la lejía."

Rob Del Bueno, de Vegenergy http://www.vegenergy.com/ revende biodiesel


producido industrialmente en Atlanta, Georgia. Esto es lo que opina:

"En los dos últimos años he encontrado grandes variaciones en la calidad de ese
combustible. Uno de los argumentos principales de la industria contra el
biodiesel casero es la calidad, pero hasta hoy todo el combustible casero que he
visto siempre ha sido mejor que el 'combustible' con el que comercio. Los
particulares que producen a pequeña escala parece que se preocupan de verdad,
le dedican tiempo, saben como hacerlo bien... después de todo, la mayoría de
ellos lo usan en sus propios coches, no lo venden."

Tú también puedes hacerlo.

Por qué la calidad es importante


Alguien había hecho un poco de biodiesel agitando los ingredientes dentro de un bote y
lo había puesto directamente en el coche: "... ¡He recorrido docenas de millas sin ningún
problema!", presumía.
A diferencia de los motores de gasolina, los motores diesel pueden funcionar con
combustible de mala calidad durante un tiempo: funcionan con aceite de motor gastado,
con queroseno y hasta con gasolina, también con biodiesel pésimo. Pero los motores
diesel y sus sistemas de combustible deben soportar 250.000 millas o más; es normal
que lleguen a recorrer medio millón de millas. Docenas de millas, 10.000 millas, o
20.000, no son muchas. Un buen experimento podría ser un recorrido de 250.000 millas
con biodiesel sin lavar, con todos sus contaminantes: jabón, metanol, lejía, glicerina;
con inspecciones periódicas del motor para controlar el desgaste. No hay estudios
científicos de ese tipo, pero no son necesarios porque ya se conocen los daños que
causan las impurezas.

Pruebas de calidad
Esta es la mejor prueba de calidad: mezcla en un bote 150 ml biodiesel sin lavar
(separado de la glicerina, después de doce horas de reposo) con 150 ml de agua. Pon la
tapa y agita vigorosamente durante diez segundos. Deja que repose. En media hora, o
menos, debe quedar encima el biodiesel cristalino, y debajo agua lechosa. Si el
combustible es de buena calidad la separación es rápida y todas las impurezas quedan en
el agua. Si supera esta prueba puedes lavarlo y usarlo con toda tranquilidad.

Pero si no se separa y forma una emulsión (con el aspecto de la mayonesa), o se separa


muy despacio, con una fina capa blanca entre la capa de biodiesel y la de agua, no es
combustible de buena calidad. Puede que pusieras demasiada lejía, que forma jabón
(haz mejor la valoración), o puede que no se completara la reacción y quedaran
monoglicéridos y diglicéridos (pon más metanol, agita mejor, deja que reaccione
durante más tiempo, controla mejor la temperatura), o puede que ocurrieran las dos
cosas.

Es muy difícil lavar el combustible de mala calidad. Por mucho que se lave seguirá
siendo mal combustible mezclado con contaminantes perjudiciales para el motor.

Entre el agua y el biodiesel suele quedar una emulsión del grosor de una hoja de papel.
Si esa capa intermedia es más gruesa, el lote debe ser reprocesado como si fuera aceite
nuevo. Pon 3,5 gr de lejía y 100 ml de metanol por cada litro de aceite.

Es recomendable repetir la prueba después de lavarlo para comprobar que ha quedado


bien limpio. Debe separarse limpiamente del agua después de unos minutos.

¿Qué puedes hacer si tu combustible no supera la prueba del lavado?

Una pregunta frecuente: "Cuando intento lavar el biodiesel con agua del grifo se
forma una emulsión blanca. Después de esperar mucho tiempo no se produce la
separación, no ocurre nada. ¿Qué ocurre? ¿Qué hago mal? ¿Se puede hacer biodiesel
con este tipo de aceite?"

Respuesta: Sigue intentándolo, haz más pruebas. La práctica lleva a la perfección.


Hace falta perseverancia. Al principio no conseguía la separación, se formaba
una pasta espesa. Con el tiempo lo conseguí, pero quedaba una emulsión.

Finalmente conseguí que el agua y el biodiesel se separaran casi


instantáneamente quedando el agua blanca como la leche.

He cometido muchos errores. No le dejaba tiempo al medidor de pH para que


diera la medida correcta, así siempre me equivocaba con la cantidad de lejía.
Tardé mucho en corregir mi error.

Los medidores de pH se descalibran. Los más caros tienen botones de


calibración para compensar. Compra disoluciones de calibración y ajusta el
medidor de vez en cuando para que la medida sea correcta.

Otro problema era la balanza. Compré una balanza de cocina barata. Medía en
gramos y tenía una ruedita para ponerla a cero. Pensé que medía bien, ¡Pero
estaba muy equivocado! La sustituí por una balanza electrónica, con rango de
cero a 400 gr, con incrementos de 0,01 gr. Venía con un peso para comprobar la
exactitud. Comparando la nueva balanza con la vieja descubrí que lo que yo
creía que era 1,75 gr eran en realidad 15,5 gr.

Si no lo intentas no lo consigues.

Algunas pruebas de calidad caseras ofrecidas por Todd Swearingen de Appal


Energy:

"Reprocesa un litro del biodiesel terminado como si fuera aceite nuevo. Si


aparece más glicerina sabrás que la primera vez no se completó la reacción. No
es buen combustible.

"Fíjate en el agua del lavado. La del segundo lavado debe quedar casi limpia; la
del tercer lavado debe quedar casi cristalina.

"Después de 24 horas de reposo tras el tercer lavado, el combustible debe estar


transparente cuando se pone a la luz en un recipiente de cristal. Si está un poco
turbio hay que calentarlo hasta 32º C (90º F) para que se clarifique.

"Si se clarifica con un poco de calor ponlo en el coche y ve a visitar a tus padres
el fin de semana.

"Si supera estas pruebas probablemente tu combustible sea mejor que el


biodiesel comercial producido en un reactor continuo."

Más pruebas de calidad, esta vez de Aleks Kac:

"Los motores diesel necesitan combustible de buena calidad. No puedes llenar el


depósito con biodiesel de mala calidad y esperar que el coche siga funcionando
sin problemas. Tienes tres enemigos muy peligrosos: la glicerina, el aceite
parcialmente convertido, y la lejía. La glicerina, los monoglicéridos y los
diglicéridos (procedentes de aceite parcialmente convertido) forman una goma
pegajosa en los inyectores y las válvulas, y la lejía puede dañar la bomba de
inyección. El secreto de un buen combustible es una buena preparación. Debes
usar productos puros en las cantidades exactas para asegurarte de que se
complete la reacción. Un buen lavado quita los restos de glicerina y neutraliza la
lejía.

"También hay kits para comprobar la calidad. Me han hablado de un kit usado
en la industria del motor para detectar la presencia de glicol en el aceite de
motor. También debería detectar la glicerina.

"Lo mejor para detectar la glicerina es el test que detecta glicol de etileno
en el aceite de motor. Este test se vuelve de color púrpura si no hay
glicerol. Analiza el biodiesel como si fuera aceite de motor. Lo usan los
comerciantes de coches de segunda mano para saber si hay fugas de
aceite en el sistema de refrigeración. El Glicol y el glicerol (glicerina)
dan el mismo resultado."

"La cromatografía en papel y la cromatografía en capa fina informan de la razón


de conversión. Valorando pueden detectarse restos de lejía.

"Cuanto más amarillo sea el biodiesel mejor. Puede tomarse como referencia el
color del aceite de girasol al trasluz (con luz del sol). Su color no debe cambiar a
naranja con la luz de una bombilla de incandescencia.

o Biodiesel bueno: amarillo pálido como el aceite de girasol, sin cambio


de color con luz artificial;
o Biodiesel aceptable: amarillo pálido como el aceite de girasol con luz
blanca, y anaranjado luz artificial;
o Biodiesel más oscuro es porque tiene mucha glicerina formando mono-
y diglicéridos. Eso no es bueno para los motores. Si te ocurre esto y
sabes que usaste las cantidades correctas, prueba a poner una pizca más
de alcohol la próxima vez; puede que lo pierdas por evaporación."

Recuperar el exceso de metanol


Dependiendo del tipo de aceite, hacen falta entre 110 y 160 mililitros de metanol por
litro de aceite para formar el metiléster. Pero hay que usar más metanol del
imprescindible para que la reacción se complete. La cantidad total suele ser del 20% (o
más) del volumen de aceite, es decir, a partir de 200 ml de metanol por litro de aceite.

Mucho del metanol sobrante puede recuperarse después de la reacción para reutilizarlo,
simplemente calentándolo en un recipiente cerrado con salida a un condensador.

El metanol hierve a 64,7º C (148,5º F), aunque empieza a evaporarse antes de llegar a la
ebullición.
A diferencia del etanol, el metanol no forma un azeotropo con el agua, y puede
obtenerse un metanol relativamente puro, lo suficiente para volver a usarlo.

Puede recuperarse de al final del proceso, o también de la capa de subproductos, ya que


el 70% del metanol sobrante acaba en esa capa y es mejor calentar sólo los
subproductos que calentarlo todo (subproductos y biodiésel).

Parece mejor recuperar el metanol al final del proceso porque ya está caliente y además
se recupera también el que queda en el biodiésel, no sólo el de los subproductos. Pero
puede invertirse la reacción y convertir el biodiésel en glicéridos. El profesor Michael
Allen dice:

"No es conveniente sacar el metanol sobrante cuando acaba el proceso porque así se
invierte la reacción. Sin el metanol sobrante, la glicerina y el biodiésel reaccionan para
recuperar el equilibrio. Ese exceso de metanol tiene una función importante porque
mantiene el equilibrio sin que reaccionen la glicerina y el biodiésel. Una vez separados
estos, ya no se produce la reacción y puede recuperarse el metanol."

Hay gente que separa el metanol cuando todavía están mezclados el biodiésel y la
glicerina(normalmente crean un vacío dentro del reactor para que se condense a menor
temperatura). Nosotros preferimos no arriesgarnos a que la reacción quede incompleta.
Es mejor recuperarlo por separado del biodiésel (antes de lavarlo) y de la capa de
glicerina.

Para la glicerina: calienta hasta 65-70º C (149-158º F); según disminuya la cantidad de
metanol, aumentará el punto de ebullición y tendrás que aumentar la temperatura para
que el metanol siga evaporándose, puede que hasta 100º C (212º F) o más. A esa
temperatura la glicerina empieza a burbujear y ya no debes calentar más, pero para
entonces se habrá evaporado casi todo el metanol.

Похожие интересы