Вы находитесь на странице: 1из 148

ECONOMÍA POSITIVA Y NORMATIVA

La Economía positiva se define como la ciencia que busca explicaciones objetivas del funcionamiento de los fenómenos económicos; se ocupa "de lo que es o podría ser". Trata de establecer proposiciones del tipo "si se dan tales circunstancias, entonces tendrán lugar tales acontecimientos".

La Economía normativa ofrece prescripciones para la acción basadas en juicios de valor personales y subjetivos; se ocupa "de lo que debería ser". Responde a unos criterios éticos, ideológicos o políticos sobre lo que se considera deseable o indeseable.

Teoría económica y política económica.

El principal objetivo de la ciencia económica es comprender cómo funcionan las economías de los distintos países. Esta comprensión exige contar con teorías que expliquen el funcionamiento de los fenómenos económicos, y para ello hay que recurrir a la abstracción.

Una teoría es una explicación del mecanismo que subyace en los fenómenos observados.

Las teorías pretenden explicar el por qué de ciertos acontecimientos o justificar la relación entre dos o más cosas. La teoría económica provee una estructura lógica para organizar y analizar datos económicos.

Las teorías facilitan la predicción de las consecuencias de algunos acontecimientos.

Es, precisamente, la preocupación por la política lo que hace que la teoría tan necesaria e importante.

Si no hubiese posibilidad de influir sobre la actividad económica a través de políticas económicas, con el objeto de cambiar ciertos sucesos que consideramos desfavorables, la Economía sería una disciplina meramente descriptiva e histórica.

La unidad de consumo

La familia es considerada la unidad de consumo, base de la demanda de bienes y servicios en el mercado.

Las funciones de las familias consisten en consumir bienes y servicios y en ofrecer sus recursos (trabajo y capital) a las empresas. Suponemos que las familias pretenden maximizar la satisfacción que obtienen en el consumo, y esto lo hacen limitadas por el presupuesto de que disponen.

Los ingresos de las familias pueden tener dos destinos: el consumo y el ahorro. El consumo consiste en la adquisición de bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades. La parte del ingreso que no se consume, es destinado al ahorro.

Decisiones del consumidor:

Al realizar el consumo, las familias se encuentran ante dos problemas:

los bienes a adquirir son escasos (en términos económicos)

el ingreso es limitado.

Por lo tanto, debe adecuar la adquisición de bienes y servicios a las posibilidades que le brinda su ingreso. Ante esto, el consumidor debe tomar una decisión acerca de las necesidades por satisfacer y los bienes a utilizar para tal efecto.

Al tomar esta decisión establece un orden de prioridades en el consumo que realizará.

Las decisiones del consumidor están relacionadas con los siguientes factores:

ingresos del consumidor

precio de los bienes

grado de utilidad de esos bienes en la satisfacción de las necesidades.

estructura de las necesidades

Teniendo en cuenta estos factores, el consumidor calcula las distintas combinaciones de los bienes a adquirir, buscando la mayor satisfacción de sus necesidades.

Plan económico de la unidad de consumo:

Es el conjunto de decisiones que un individuo toma acerca de la cantidad y calidad de bienes y servicios que adquirirá con un monto determinado de dinero en un período concreto.

El poder adquisitivo de la unidad de consumo está determinado por:

El ingreso esperado (retribución que percibe como factor de la producción).

Existencias de dinero + ventas de activos.

Créditos (préstamos para consumo, que constituyen un incremento de la capacidad de compra presente, pero que constituirán una restricción para el poder adquisitivo futuro).

Situaciones que pueden plantearse:

Consumo planeado menor que el ingreso (ahorro positivo)

 

c

< Y

s

> 0

Consumo planeado igual al ingreso (no hay ahorro)

 

c

= Y

s

= 0

Consumo

planeado

mayor

que

el

ingreso

(ahorro

negativo

o

 

> Y

 

< 0

desahorro)

c

s

s

c

Y

Donde:

= ahorro

= consumo

= ingreso

Si el plan de consumo es prioridad para el individuo, entonces el plan de ahorro es "residual". Para otras personas, el plan de ahorro es lo primordial, en este caso el plan de consumo es residual.

Las curvas de indiferencia:

Es posible establecer para cada individuo una función geométrica que, para un nivel de consumo determinado, una todos los puntos que representen combinaciones de cantidades de dos bienes que le brindan igual satisfacción. Esta función geométrica se denomina "curva de indiferencia" porque, dado un cierto nivel de consumo, al individuo le resulta indiferente ubicarse en cualquiera de los puntos.

Cuanto más alejado esté el punto del origen, mayor será el grado de utilidad que la combinación de cantidades brinda al individuo.

Dado que hay infinidad de niveles de consumo posibles, existen infinidad de curvas de indiferencia que los representen. El ascenso a un nivel de consumo superior, es decir, a una curva de indiferencia más alejada del origen, depende del incremento de su poder adquisitivo y/o de su actitud respecto de cómo repartirá su ingreso entre consumo y ahorro.

La infinidad de curvas de indiferencia integran el "mapa de indiferencia" del consumidor.

Propiedades de las curvas de indiferencia:

Cada curva de indiferencia une los puntos de igual utilidad para el sujeto.

Cada una de las curvas de indiferencia representa un nivel de consumo distinto, con diferentes grados de utilidad y satisfacción.

Reglas:

Son convexas hacia los ejes.

No pueden cortarse entre sí.

El carácter de convexidad al origen indica condición de función decreciente, que se basa en las leyes de utilidad decreciente y tasa marginal de sustitución.

Utilidad decreciente:

La utilidad que un individuo le atribuye a las sucesivas unidades iguales de un bien disminuye a media que aumenta la cantidad de unidades en su provisión.

Tasa marginal de sustitución:

Es la relación de cambio de dos bienes. Es decir, cuánto de un bien se está dispuesto a sacrificar para obtener otro. En la medida que vaya disminuyendo la provisión del primero de los bienes y aumentando la del segundo, el sujeto se inclinará a entregar cada vez menos unidades del primero para obtener unidades adicionales del segundo. O sea, la tasa marginal de sustitución también es decreciente.

TRANSFERENCIAS E IMPUESTOS: EFECTOS

Las transferencias.

Dentro del rubro general de gastos públicos, existen dos categorías bien definidas: compras de bienes y servicios y transferencias del sector público a los particulares. Cuando el sector público realiza una compra de bienes y servicios, hace una demanda directa sobre la capacidad productiva de la nación.

Las transferencias son pagos por los cuales los que reciben no dan en contraprestación ningún bien o servicio. Ejemplos típicos son los gastos de seguridad social, los subsidios de vejez y desempleo, o las ayudas familiares según el número de hijos. Los pagos de transferencias no representan una demanda directa por parte del sector público sobre la capacidad productiva de la nación. Debe señalarse, sin embargo, que este tipo de transferencias afecta a los patrones de consumo, pues cuando el sector público recoge las contribuciones a la seguridad social de los empresarios y los trabajadores y paga pensiones a los jubilados y subsidios a los desocupados, estos últimos verán incrementar sus ingresos netos, mientras que los trabajadores dispondrán de menos ingresos para gastar, lo que condicionará el consumo de unos y otros.

Los impuestos.

El sector público, para financiar sus gastos, se ve obligado a establecer impuestos. Aunque el objetivo primordial de los impuestos es el de cubrir los gastos públicos, también se pueden utilizar para otros propósitos, como desalentar la producción de determinados bienes, o para modificar la distribución de la renta.

Los principios y objetivos básicos de un sistema impositivo son:

Equidad: se pretende que los impuestos sean justos y que generen un reparto aceptable de la carga. Algunos sostienen que a los individuos se los debería gravar de acuerdo con las ventajas o beneficios que cada uno pueda recibir de la actividad del estado. Para otros, a la población se la debería gravar de forma que se lograse un reparto aceptable de los sacrificios.

Neutralidad: se toma como punto de partida el buen funcionamiento de un sistema de libre mercado, y de ello se infiere que el sistema de impuestos debe establecerse de forma tal que perturbe lo menos posible las fuerzas del mercado.

Simplicidad: su aplicación práctica no debería plantear excesivas dificultades y los objetivos recaudatorios se podrían alcanzar.

La incidencia de un impuesto.

Supongamos que un productor debe pagar en concepto de impuesto una cantidad de dinero, por unidad de producto vendida. Esto significa que para poder vender una unidad determinada, el productor no se conformará con el mismo precio que anteriormente obtenía, de forma que su función de oferta se desplazará hacia arriba indicando que el precio que obtiene por cada unidad es el que le permite cubrir el impuesto. El desplazamiento de la curva de oferta tendrá exactamente la cuantía del impuesto. Según que la demanda sea más o menos rígida, el consumidor pagará una mayor o menor parte del impuesto. En cualquier caso, el efecto del impuesto ha sido disminuir la cantidad total producida.

MERCADOS

Oferta y demanda

DEMANDA: es la cantidad de unidades de un bien o servicio que los consumidores desean adquirir en un determinado momento.

OFERTA: es la cantidad de unidades de un bien o servicio que los productores están dispuestos a fabricar y vender en un determinado momento.

MERCADO: es el ámbito donde se realizan las actividades por medio de las cuales se ponen en contacto la oferta y la demanda. En él se realiza la lucha entre dos fuerzas contrarias (la oferta y la demanda) a fin de conseguir el precio más conveniente para cada una de ellas.

Clasificación de los mercados

Mercado es el ámbito donde se ponen en contacto los compradores y vendedores de un determinado bien.

Según los bienes negociados en él:

Mercado real:

Bienes de consumo.

Medios de producción.

Mercado financiero:

De dinero: permite cubrir las necesidades financieras de las empresas a corto plazo.

De capitales: atiende las necesidades de las empresas de equipamiento e inversión a largo plazo.

De títulos: los títulos son documentos representativos de partes de capital de una empresa (acciones) o de un préstamo privado (debentures) o público (bonos).

Según la localización del mercado:

Interno:

Local

Provincial

Regional (dentro del país)

Nacional (abarca varias regiones de un país)

Externo:

Nacionales (distintos países de igual producción)

De integración regional (varios países)

Internacional (todos los países).

Según el tiempo en que se realizan las operaciones:

Según la periodicidad:

Continuo

Discontinuo

Según el plazo:

Presente (bienes ya terminados y valores presentes).

A término (bienes no producidos: cosechas no levantadas o el valor de la moneda extranjera a cierta fecha posterior).

Según la forma de organización:

De acuerdo con normas legales

Mercado paralelo o en negro

Estructura de los mercados

Para analizar la estructura de los mercados se considera:

La cantidad de compradores y vendedores.

Los bienes que se negocian en el mercado, que pueden ser: homogéneos (los productos son sustituibles entre sí y la demanda no hará distinciones entre los vendedores) o heterogéneo (el producto es diferenciado, no es sustituible por otro). Aunque muchas veces la diferenciación de los productos está en la mente del comprador a raíz de campañas publicitarias.

Principales estructuras tomando en cuenta el vendedor:

Monopolio: existe un solo vendedor del producto.

Oligopolio: hay pocos vendedores que ofrecen grandes cantidades del producto.

Competencia monopolística:

Hay muchos vendedores de productos diferenciados.

El mercado está compuesto por oferentes que forman una mayoría poderosa y otros que forman una minoría que no tiene mucho peso en él. En ambos casos el producto es homogéneo o ligeramente diferenciado.

Competencia perfecta: hay muchos vendedores de un producto homogéneo.

Principales estructuras tomando en cuenta el comprador:

Monopsonio: hay un solo comprador del producto.

Oligopsonio: hay pocos compradores que demandan grandes cantidades.

Competencia monopsonista: el mercado está compuesto por compradores mayoritarios de gran importancia en él, y otros minoritarios que no tienen peso alguno.

Competencia perfecta: existen muchos compradores que demandan cantidades pequeñas.

La estructura del mercado tiene vital importancia en la determinación de los precios.

LA FUNCIÓN DE PRODUCCIÓN

La tecnología y la empresa.

En la mayoría de los procesos productivos se utilizan todos los factores de producción, si bien la proporción en que intervienen puede variar de forma bastante apreciable, siempre dentro de las posibilidades que ofrezca la tecnología disponible.

Por tecnología se entiende el estado de los conocimientos técnicos de la sociedad en un momento determinado. En el caso de la empresa, la tecnología se representa por la función de producción.

La función de producción de una empresa muestra la cantidad máxima de producto que se puede obtener con una cantidad dada de factores productivos.

Hay miles de funciones de producción diferentes, al menos una por cada empresa y producto, ya que éstas representan combinaciones de factores (maquinaria, trabajo, etc.). Los distintos valores indicativos de las cantidades de factores empleadas y de productos obtenidos reflejan la tecnología disponible y definen la función de producción. Las empresas que opten por las mejores combinaciones de factores obtendrán los mejores resultados.

La función de producción recoge el hecho de que los responsables técnicos de las empresas tratan de alcanzar la cantidad máxima posible de producto final, con una cantidad dada de factores. Si se produce un avance en los conocimientos técnicos se obtendrá una mayor cantidad de producto con la misma cantidad de factores, de forma que la función de producción cambiará.

La producción y el corto plazo.

Muchos de los factores que se emplean en la producción de un bien son bienes de capital, tales como maquinarias y edificios. Si quisiéramos aumentar la producción rápidamente, algunos de estos factores no podrían incrementarse en el corto plazo es decir, permanecerían fijos y sólo sería posible aumentar la producción con mayores cantidades de factores, como el trabajo, cuya adquisición en mayores cantidades sí resulta factible en un breve período de tiempo.

El corto plazo es un período de tiempo a lo largo del cual no pueden variar algunos de los factores que se denominan fijos. La empresa sí puede ajustar los factores variables, incluso a corto plazo.

El producto total es la cantidad de producción que se obtiene para diferentes niveles de trabajo.

El producto medio o productividad es el cociente entre el nivel total de producción y la cantidad de un factor utilizada, e indica el nivel de producción que obtiene la empresa por unidad de factor empleada.

El producto medio o productividad se utiliza frecuentemente como una medida de la eficiencia con la que se lleva

a cabo la producción.

Rendimientos crecientes y decrecientes.

La evolución de la productividad media se caracteriza porque inicialmente aumenta, alcanza un máximo y posteriormente disminuye. Durante la primera fase decimos que hay rendimientos crecientes y, cuando disminuye, los rendimientos son decrecientes.

Es decir, cuando sólo puede variar un único factor y los demás permanecen fijos o constantes, acabarán apareciendo rendimientos decrecientes.

La producción y el largo plazo.

Si el producto que lanza una empresa al mercado experimenta una demanda creciente, ésta deseará expandir la

producción. De forma inmediata la empresa puede hacer que la mano de obra existente trabaje horas extraordinarias y también puede incrementar el número de empleados contratados. En un plazo de tiempo algo mayor, y si continúa la presión por parte del mercado, la empresa empezará a introducir nueva maquinaria y, a más largo plazo aún, puede incluso construir una nueva fábrica.

A largo plazo, la empresas tienen la posibilidad de alterar la cantidad de cualquiera de los factores que emplean

en la producción. Precisamente, en economía, la distinción entre corto y largo plazo se establece únicamente

atendiendo a la existencia o no de factores fijos.

Las propiedades técnicas de la producción a largo plazo se establecen en torno al concepto de rendimientos de escala (escala significa el tamaño de la empresa medida por su producción), y éste se aplica sólo al caso en que todos los factores varíen simultáneamente en la misma proporción.

Existen rendimientos o economías de escala crecientes cuando al variar la cantidad utilizada de todos los factores, en una determinada proporción, la cantidad obtenida el producto varía en una proporción mayor. Existen rendimientos constantes de escala cuando la cantidad utilizada de todos los factores y la cantidad obtenida de producto varía en la misma proporción. Existen rendimientos de escala decrecientes cuando al variar la cantidad utilizada de todos los factores en una proporción determinada, la cantidad obtenida de producto varía en una proporción menor.

Eficiencia técnica y eficiencia económica.

El concepto de eficiencia en economía se asocia con el hecho de emplear la menor cantidad posible de recursos para obtener una determinada cantidad de producto.

Eficiencia técnica.

Aunque el estado de la tecnología es un dato para el empresario, éste tratará, sin embargo, de actuar racionalmente a la hora de escoger la combinación de factores que le permita obtener la cantidad de producto que él desee. El conocimiento de la tecnología es un primer paso de esta elección, pues la empresa buscará la eficiencia técnica y desechará aquellas combinaciones de factores que, para obtener una cantidad de producto determinada, exijan el empleo de mayores cantidades de dichos factores.

Un método de producción es técnicamente eficiente si la producción que se obtiene es la máxima posible con las cantidades de factores especificadas.

Eficiencia económica.

La técnica o método de producción eficiente económicamente es aquel que sea más barato para un conjunto de precios de los factores.

La sustitución en el empleo de unos factores por otros.

Si se produce un cambio en los precios de los factores productivos, la empresa procurará sustituir el factor que se ha encarecido por el factor que se ha abaratado. La elección entre procesos o técnicas productivas y, en consecuencia, la sustitución de unos factores por otros depende de los precios o costos relativos de los factores productivos.

Cualquiera que sea el nivel de producción que se desee obtener la elección racional del método más eficiente implica que éste sea técnica y económicamente eficiente. La eficiencia técnica se refiere al uso adecuado de los factores desde un punto de vista físico. La eficiencia económica determina cómo se combinan los factores productivos con referencia a los precios de los factores. El método económicamente más eficiente será el que cueste menos. Desde esta perspectiva, la eficiencia técnica se supone dada y se pretende determinar la combinación óptima de factores siguiendo las reglas de la eficiencia económica. Las empresas que actúen más eficientemente serán las que resulten más competitivas.

PRODUCCIÓN Y PRODUCTO

Producción bruta y producto.

La PRODUCCIÓN BRUTA en un período dado de tiempo está constituida por la suma de las producciones de todas las actividades económicas de una nación, medidas en valores monetarios.

El PRODUCTO está integrado exclusivamente por la adición de las producciones de los bienes y servicios finales.

La producción bruta es un concepto que incluye el concepto de producto. En el primer caso, se suman varias veces las mismas cosas. En el cálculo del producto, cada bien participa una sola vez: en el momento en que se incorpora al proceso productivo:

PRODUCCIÓN BRUTA - INSUMOS = PRODUCTO

Si al valor total de lo producido en todos los niveles del proceso productivo, le sustraemos el valor de los bienes y servicios intermedios (insumos), obtendremos un valor neto, libre de duplicaciones, al que denominamos Producto.

El proceso está constituido por la suma de los valores agregados que se incorporan al proceso productivo:

PRODUCTO = VALOR AGREGADO

Producto bruto interno y producto neto interno.

Producto bruto interno

-

Asignaciones para el consumo del capital fijo

Producto

= neto

interno

Asignaciones para el consumo del capital fijo: significa el desgaste sufrido por los bienes de capital durante el lapso en el que se computa el producto interno. Constituye la porción del producto necesaria para sustituir el capital fijo erosionado en la producción de ese período.

Producto bruto interno a costo de factores y a precios de mercado.

1. A costo de factores: (determinación a través del valor agregado). El monto del valor que cada sector agrega al producto interno es igual a su contrapartida, o sea, las retribuciones a los factores de la producción que participaron en su creación.

Salarios + rentas + intereses + beneficios = Producto bruto interno

2. A precios de mercado: se considera, además del proceso de agregación, los impuestos indirectos y los subsidios públicos. Los primeros son los tributos que gravan el proceso productivo y la comercialización de los bienes y servicios. Los segundos son donaciones que el sector público otorga a ciertos sectores con el objeto de promocionarlos o considerarlos de interés nacional.

Producto

interno

factores

a

bruto

costo

de +

Impuestos

indirectos

-

subsidios

Producto interno y producto nacional.

=

Producto bruto interno a precios de mercado

Para la determinación del producto nacional, se requiere que al total del producto interno se le sumen los ingresos que el país ganó a través de los factores propios en el extranjero y se le resten los egresos en conceptos de pagos a factores del exterior actuantes en el territorio interno:

Producto

interno

+

Ingresos

de

los

factores

nacionales

 
 

-

obtenidos

en

el

exterior

Ingresos

factores extranjeros = actuantes en el país

de

los

Producto nacional

Normalmente, estos movimientos inversos se computan como una única corriente neta que resulta de la diferencia entre ambas:

Producto interno

+

Ingresos netos de factores de la producción recibidos del resto del mundo

= Producto nacional

El producto nacional mide la producción realizada por los factores de producción nacionales, mientras que el producto interno mide la producción de los residentes en el país, sin importar su nacionalidad.

ELASTICIDAD

Microeconomía y economía de mercado: El objetivo básico de la microeconomía es la determinación de los

precios relativos de las mercancías y factores que se forman en el mercado. Se ocupa de los problemas relativos

a las unidades primarias de decisión utilizando el esquema de análisis basado en la oferta y la demanda.

Supuestos de la microeconomía:

1. La unidades individuales de decisión buscan obtener la máxima satisfacción.

2. Las decisiones efectuadas por los agentes económicos se pueden predecir simplemente conociendo sus preferencias y restricciones y los rasgos relevantes de las alternativas que se les plantean.

La teoría microeconómica cumple la importante función de ofrecer una explicación del proceso por el que se resuelven las disputas derivadas de intereses opuestos. En el centro de la estructura institucional para la puesta en práctica del interés individual y la resolución de conflictos está el mercado, entendiendo por tal el lugar en el que se lleva a cabo el intercambio y donde se difunde información sobre los precios relativos.

El precio relativo de un bien o servicio A en relación con el de otro bien o servicio B es igual al cociente entre el precio de A y el precio de B.

El conjunto de mercados donde se enfrentan la oferta y la demanda en un sistema de economía libre cumple la doble función de generar consistencia interna para el conjunto de intereses opuestos, a la vez que motiva a los individuos en sus actividades económicas.

La complejidad de este enfoque globalizador aconseja limitar el estudio a ciertas parcelas suponiendo como constantes los valores de las demás variables, es decir, analizar el problema desde la óptica del equilibrio parcial.

El análisis de equilibrio parcial consiste en el análisis de un mercado concreto o un conjunto de mercados ignorando las interrelaciones con los demás.

1. Elasticidad precio.

Una información que tiene el interés para la empresa se refiere a cómo se verá afectado el ingreso total, que la empresa obtiene como consecuencia del cambio en el precio.

Ingreso total = precio x cantidad demandada

El sentido del cambio del ingreso total cuando varía el precio depende de la "sensibilidad" de la cantidad demandada. Esto se expresa mediante el concepto de elasticidad de la demanda.

La elasticidad precio de la demanda mide el grado en que la cantidad demandada responde a las variaciones del precio de mercado.

El coeficiente de elasticidad precio de la demanda es la razón entre la variación porcentual de la cantidad demandada de un bien y la variación de su precio en 1%, manteniéndose constantes los demás factores que afectan a la cantidad demandada.

E p = Variación porcentual de la cantidad demandada Variación porcentual del precio

Una elasticidad alta indica un elevado grado de respuesta de la cantidad demandada a la variación del precio, y una elasticidad baja indica una escasa sensibilidad a las variaciones del precio.

Demanda elástica: si E p >1

Demanda inelástica: si E p <1

Elasticidad unitaria: si E p =1

Uno de los determinantes de la elasticidad precio de la demanda es la facilidad de sustitución del bien en cuestión. En general, aquellos bienes cuya sustitución es más difícil son los que arrojan valores menores de elasticidad precio.

El cálculo de la elasticidad: Para calcular numéricamente la elasticidad precio de la demanda, representamos el cambio porcentual en la cantidad demandada (cambio en Q) por s Q/Q. Hacemos lo mismo con el precio: el cambio porcentual es s P/P.

E p = s Q/Q s P/P

Dado que la curva de la demanda tiene una inclinación negativa, las variaciones de P y Q son en sentido contrario, por lo que cociente de incrementos, tendrá signo negativo. Para poder trabajar con signos positivos, el valor de la elasticidad se multiplica por -1. Además las variaciones están expresadas en tantos por ciento, por lo que la unidad con la que midamos el bien no influye la elasticidad.

La elasticidad precio de una curva de demanda y su pendiente. Analíticamente, la elasticidad de la demanda es igual a la pendiente de la función en un punto, sQ/sP, multiplicada por el cociente P/Q.

E p = (sQ/sP) . (P/Q)

En el caso de que la función de demanda sea una línea recta, tendremos que sQ/sP será constante, por lo que los valores que tome la elasticidad dependerán del cociente P/Q.

La elasticidad de la demanda a lo largo de una curva de demanda lineal es elevada cuando los precios son altos, y baja cuando los precios son bajos.

Formas irregulares de demanda.

1. Demanda creciente.

A pesar del aumento del precio de un bien, la demanda se mantiene o aumenta. Tal reacción puede tener los siguientes motivos:

Tratarse de productos de primera necesidad. Esta situación se presenta en los sectores que tienen escasos recursos: ante un aumento del precio de la leche o el pan, mantendrá su demanda porque ésta es inelástica. Puede ocurrir que aumente la demanda de estos bienes porque ya no pueden comprar otros cuyo precio ha aumentado también.

Productos que otorgan prestigio a sus compradores. Esta situación se presenta en sectores que tienen mayores recursos.

2. Demanda rígida.

Cualquiera sea el precio de un bien, éste es demandado por los consumidores que harán toda clase de sacrificios para obtenerlo. Esta situación se presenta en casos muy especiales: guerra, terremotos, inundaciones, etc. La demanda de medicamentos es otro ejemplo.

3. Demanda infinitamente elástica.

Dado un precio determinado de un bien, la cantidad demandada de ese bien, es ilimitada.

La elasticidad precio de una curva de demanda. En el caso de una función de demanda lineal, la elasticidad en un punto viene dada por la razón entre el segmento que está debajo del punto y el segmento encima del punto.

Podemos calcular la elasticidad precio de una curva de demanda en cualquiera de sus puntos trazando una línea tangente a la curva en el punto en cuestión y calculando la elasticidad en ese punto aplicando la regla de los segmentos.

De forma genérica, la elasticidad de una función en un punto es la elasticidad de la recta tangente a la función en ese punto, y equivale a la razón entre la distancia, sobre la recta, desde el punto al eje de las abscisas, y la distancia, sobre la recta, desde el punto al eje de las ordenadas.

Elasticidad arco de la demanda. La definición de elasticidad sólo es correcta cuando mide las consecuencias de cambios muy pequeños en los precios. Para paliar esta indeterminación, es decir que la elasticidad sea distinta

según desde que punto comenzamos a medirla, se puede calcular una elasticidad promedio para el arco comprendido entre dichos puntos:

E p = (sQ/sP) . P1 + P2 Q1 + Q2

Factores condicionantes de la elasticidad precio de la demanda:

Naturaleza de la necesidades que satisface el bien.

Disponibilidad de bienes que pueden sustituir al bien en cuestión.

Proporción de renta gastada en el bien. Los bienes que tienen una importancia considerable en el presupuesto de gastos tienden a tener una demanda más elástica que los bienes que cuentan con una participación reducida.

Período de tiempo considerado. Cuanto mayor es el período de tiempo, más elástica será la demanda para la mayoría de los bienes (la adaptación de la conducta de los compradores a los cambios en los precios requiere tiempo). Otra razón radica en la dificultad de realizar cambios tecnológicos inmediatos, que permitan sustituir en el consumo, unos bienes por otros.

2. Elasticidad ingreso.

Por lo general, la demanda de un bien aumentará cuando aumente la renta. Cuando aumenta la renta, algunos bienes se llevan una mayor proporción del presupuesto de los consumidores y otros una menor.

La participación en el gasto de un bien se define como la proporción de la renta de las economías domésticas gastada en una determinada mercancía.

La respuesta de la demanda a los cambios de la renta se mide por la elasticidad renta de la demanda, que se define como el cambio porcentual de la cantidad demandada dividido entre el cambio porcentual de la renta:

E r = variación porcentual de la cantidad demandada variación porcentual de la renta

La demanda de un bien normal aumenta con la renta y la de un bien inferior aumenta cuando disminuye la renta.

Un bien normal es aquel cuya elasticidad renta de la demanda es positiva. Un bien inferior es aquel cuya elasticidad renta de la demanda es negativa.

Un bien de lujo tiene la elasticidad renta de la demanda mayor que 1. Un bien necesario, o no de lujo, tiene una elasticidad renta de la demanda menor que 1.

La participación de los bienes de lujo en el gasto de los consumidores aumenta con la renta. Por el contrario, la participación de los bienes de primera necesidad, disminuye con la renta.

Teniendo en cuenta que la cantidad demandada de los bienes de lujo aumenta proporcionalmente más que la renta, a medida que ésta se incrementa, la participación de estos bienes en el presupuesto del consumidor, también lo hará.

Por el contrario, la cantidad demandada de bienes que no son de lujo aumenta menos que proporcionalmente que la renta y, por tanto, cuando se produzca un aumento de la renta, disminuirá su participación en el presupuesto de los consumidores.

Elasticidad cruzada.

La cantidad demandada de un bien no sólo muestra sensibilidad ante los cambios en los precios del propio bien, sino también ante las alteraciones en los precios de ciertos productos que están estrechamente relacionados con él (bienes complementarios y sustitutivos).

Una medida de la sensibilidad de la cantidad demandada de un bien ante las variaciones en los precios de los bienes relacionados con él es la elasticidad cruzada de la demanda:

Elasticidad cruzada del bien i con respecto al bien j = variación % de la cantidad demanda del bien i variación % del precio del bien j

Elasticidad cruzada del bien i con respecto al bien j = (sQ/Q i ) / (sP/P j )

Mide la influencia de una variación del precio de un bien en la cantidad demandada de otro.

La elasticidad cruzada de la demanda puede ser positiva o negativa. Será positiva si la cantidad demandada del bien i aumenta cuando se incrementa el precio del bien j (bienes sustitutivos).

La elasticidad cruzada de la demanda será negativa cuando el aumento del precio del bien j provoque una reducción en la cantidad demandada del bien i (bienes complementarios).

La elasticidad de la demanda y el ingreso total.

Para que el aumento de la cantidad demandada compense el efecto de la reducción del precio sobre el ingreso total, la cantidad demandada debe ser suficientemente sensible al precio, es decir, la elasticidad de la demanda debe ser mayor que la unidad. En caso contrario, cuando la elasticidad de la demanda es menor que la unidad, el aumento de la cantidad demandada no compensa la reducción del precio y el ingreso se reducirá. Cuando la elasticidad de la demanda es unitario, el ingreso total no varía si se reduce el precio.

El ingreso total de los vendedores, o lo que es lo mismo, el gasto total de los consumidores se maximiza en el punto en que la demanda tiene elasticidad unitaria.

La elasticidad de la oferta.

La elasticidad precio de la oferta nos dice cómo responden los mercados a los cambios de la renta o de cualquier factor que desplace la curva de demanda.

La elasticidad precio de la oferta es la variación porcentual experimentada por la cantidad ofrecida de un bien cuando varía su precio en 1%, manteniéndose constantes los demás factores que afectan a la cantidad ofrecida.

Dado que la curva de oferta tiene pendiente positiva, la elasticidad de la oferta siempre es positiva, y se calcula:

Elasticidad de la oferta = variación % de la cantidad ofrecida variación % del precio

La elasticidad de la oferta y la respuesta del mercado.

Dado que la elasticidad de la oferta mide cómo responden los mercados a los cambios de la economía, cuanto más elástica sea la oferta, más fácil resultará a los vendedores incrementar la producción ante el aumento del precio. La elasticidad de la oferta es cero cuando la curva de la oferta es vertical. Por otro lado, la elasticidad de la oferta es infinita cuando la curva de la oferta es horizontal.

La elasticidad de la oferta depende de la capacidad de reacción de los productores ante alteraciones en los precios. Esta capacidad vendrá condicionada por las características del proceso productivo en cuestión y por la necesidad o no de emplear factores específicos para la producción del bien y del plazo de tiempo considerado.

Este último factor condiciona de forma determinante la elasticidad de la oferta. Si la demanda de un bien aumenta, en el muy corto plazo la oferta será totalmente rígida o inelástica, pues la producción exige un tiempo y las existencias normales disponibles se agotarán rápidamente. Por ello, el desplazamiento de la demanda se traducirá completamente en aumento del precio.

Si la demanda sigue presionando los precios al alza, la oferta empezará a reaccionar y se incrementará la cantidad ofrecida. Así, a medio plazo, la oferta se hará más elástica, por lo que los efectos de un desplazamiento de la demanda será: aumento del precio y de la cantidad producida.

Si la demanda se mantiene, ésta no será la situación definitiva, pues se requiere de más tiempo para que se den todos los ajustes necesarios en respuesta a la elevación del precio. A largo plazo, la oferta puede hacerse completamente elástica, pues es posible disponer de todos los factores necesarios para producir más. El efecto del desplazamiento sería un ligero aumento del precio y un incremento significativo de la cantidad ofrecida en el mercado.

ESTRUCTURAS DE MERCADOS

Los mercados y la competencia.

La competencia es una forma de organizar lo mercados que permite determinar los precios y las cantidades de equilibrio.

El criterio más frecuentemente utilizado para clasificar los distintos tipos de mercados es el que se refiere al número de participantes en él. La competencia que se produzca entre un gran número de vendedores (competencia perfecta) será distinta de la que se genera en un mercado donde concurran un número reducido de vendedores (oligopolio). Como caso extremo, donde la competencia es inexistente, se destaca aquel en el que el mercado es controlado por un sólo productor (monopolio). En cualquiera de estas situaciones cabe que los productores compartan el mercado con gran cantidad de compradores, con pocos o con uno solo.

Los mercados de competencia imperfecta son aquellos en los que productor y productores son los suficientemente grandes como para tener un efecto noble sobre el precio.

La diferencia fundamental con los mercados de competencia perfecta reside en la capacidad que tienen las empresas oferentes de controlar en precio. En estos mercados, el precio no se acepta como un dato ajeno, sino que los oferentes intervienen activamente en su determinación.

En general, puede afirmarse que cuanto más elevado resulte el número de participantes, más competitivo será el mercado.

La competencia perfecta.

La competencia perfecta es una representación idealizada de los mercados de bienes y de servicios en la que la interacción recíproca de la oferta y la demanda determina el precio.

Un mercado de competencia perfecta es aquel en el que existe muchos compradores y muchos vendedores, de forma que ningún comprador o vendedor individual ejerce influencia decisiva sobre el precio.

Para que esto ocurra, debe cumplirse:

Existencia de un elevado número de oferentes y demandantes. La decisión individual de cada uno de ellos ejercerá escasa influencia sobre el mercado global.

Homogeneidad del producto. No existen diferencias entre los productos que venden los oferentes.

Transparencia del mercado. Todo los participantes tienen pleno conocimiento de las condiciones generales en que opera el mercado.

Libertad de entrada y salida de empresas. Todas las empresas, cuando lo deseen, podrán entrar y salir del mercado.

La esencia de la competencia perfecta no está referida tanto a la rivalidad como a la dispersión de la capacidad de control que los agentes económicos pueden ejercer sobre la marca del mercado.

El funcionamiento de los mercados en competencia perfecta

La oferta y la demanda del producto determina un precio de equilibrio, y a dicho precio la empresas deciden libremente que cantidad producir.

Por consiguiente, el mercado determina el precio y cada empresa acepta este precio como un dato fijo sobre el que no puede influir.

A partir del precio de equilibrio cada empresa individual producirá la cantidad que le indique su curva de oferta

para ese precio concreto. La curva de oferta de cada empresa está condicionada por su costo de producción.

Los beneficios y la competencia perfecta.

Al precio que se determine en el equilibrio de un mercado competitivo las empresas no tendrán, en general, los mismos beneficios. Esto se deberá a que, si bien suponemos que todas las empresas conocen la misma tecnología a corto plazo, las instalaciones fijas de cada empresa serán diferentes, de forma que los costos y beneficios serán distintos.

Aunque esta situación puede existir en el corto plazo (mientras no sea posible alterar el tamaño de la empresa), no se mantendrá en cuanto las organizaciones logren readaptar sus procesos productivos. Además, los beneficios que obtengan las empresas más eficientes, serán tenidos en cuenta por las compañías de otros mercados o sectores. De nuevo. en el corto plazo, éstas no podrán abandonar el sector en el que se encuentran, pero tan pronto como puedan liquidar sus instalaciones, lo harán.

Así, en un mercado de competencia perfecta hay una tendencia a que se minimicen los costos y se equiparen los beneficios.

La competencia perfecta y la eficiencia económica.

En los mercados de competencia perfecta, las empresas que pretenden obtener mayores beneficios deben recurrir al máximo aprovechamiento de la tecnología. Por lo tanto, la búsqueda de mayores beneficios va asociada a la combinación más eficiente y rentable de los factores productivos y a la modernización de la tecnología.

El monopolio.

No es frecuente que se de la competencia perfecta, pues existen fuertes incentivos para intentar quebrarla, ya que si la empresa tiene control sobre los precios, podrá utilizar la capacidad de influir sobre los mismos para mejorar su posición individual.

El monopolio es aquel mercado en el que existe un solo oferente que tiene plena capacidad para determinar el precio.

El empresario competitivo toma el precio como un dato y adapta su comportamiento a las condiciones del mercado. El empresario monopolista, en cambio, desempeña un papel determinante en el proceso de fijación del precio del mercado. Ello se debe a que la curva de demanda del monopolista es la curva de demanda del mercado. Esta recoge los deseos de compra de los consumidores a los distintos niveles de precios y, al tener inclinación negativa, refleja el hecho de que la cantidad que el mercado está dispuesto a absorber aumenta al disminuir el precio. Por ello, el monopolista es consciente de que si desea colocar un determinado volumen de producción sólo lo logrará a un cierto precio y, si desea aumentar el volumen, deberá disminuir el precio de venta.

Causas que explican la aparición del monopolio.

El control exclusivo de un factor productivo por una empresa o el dominio de las fuentes más importantes de las materias primas indispensables para la producción de un determinado bien.

La concesión de una patente también genera una situación monopólica, de carácter temporal.

El control estatal de oferta de determinados servicios origina monopolios estatales. Estos servicios frecuentemente se prestan por medio de empresas concesionarias.

La existencia de un tamaño de mercado y una estructura de costos de la industria especiales pueden dar lugar a un monopolio natural.

Un monopolio natural es aquella empresa cuyo costo medio por unidad de producción disminuye acusadamente en toda la gama de producción, de forma que una única empresa puede ofrecer la producción de la industria más eficientemente que muchas empresas.

Análisis comparativo del monopolio y la competencia perfecta.

Cuando una industria se monopoliza, el precio de venta será mayor que el que el mercado fijaría libremente en competencia perfecta, y el nivel de producción inferior. Por lo tanto, la empresa monopólica obtendrá, en general, mayores beneficios, y los consumidores se verán perjudicados al pagar un precio superior al ver reducida la cantidad ofertada del bien.

La regulación del monopolio: alternativas.

Las leyes de lucha contra el monopolio tienen por objeto dividir al monopolista en dos o más empresas, o bien tratar de impedir que se llegue a formar el monopolio. Este tipo de leyes pretenden proteger a los consumidores y a las empresas competidoras. En otras ocasiones, se acepta la existencia del monopolio y el papel del gobierno es regularlo, y las posibilidades son:

Que el monopolio funcione libremente permitiéndole que obtenga beneficios extraordinarios y establecer, por parte del gobierno, un impuesto sobre el monopolista a fin de reducir esos beneficios extras y devolver a los consumidores, en forma de transferencias, el exceso del precio que pagaron.

Obligar al monopolista a fijar un precio que elimine los beneficios extras.

Establecer un precio que sitúe a la empresa monopólica en una posición donde su volumen de producción fuera equivalente al de competencia perfecta. Sin embargo, la aplicación de esta política es dificultosa, sobre todo si se trata de un monopolio natural.

Los mercados oligopólicos.

El oligopolio es una forma de organizar los mercados que se sitúa entre la competencia perfecta y el monopolio.

Un mercado oligopólico es aquel en el que existe un número reducido de vendedores, frente a una gran cantidad de compradores, de forma que los vendedores pueden ejercer algún tipo de control sobre el precio.

Una de las características es la interdependencia mutua. Dado que las empresas tratan de determinar sus precios en las estimaciones de sus funciones de demanda, teniendo en cuenta las reacciones de sus rivales, lo normal es una elevada dosis de incertidumbre. Caben diversas posibilidades:

Tratar de "adivinar" las reacciones de los competidores.

Ponerse de acuerdo en los precios y competir sólo a base de publicidad.

Formar un cártel (cooperar y repartirse el mercado).

El establecimiento de acuerdos entre empresas oligopólicas.

El oligopolio moderno se caracteriza por cierta rigidez en los precios, que facilita la elaboración de pactos.

Una posibilidad consiste en que las diversas empresas que forman el mercado, aunque mantengan separadas sus propias identidades corporativas, se reúnan formando un cártel, que es una agrupación de empresas que trata de limitar las fuerzas de la competencia para acordar los precios en común y/o alcanzar una maximización conjunta de los beneficios.

LA EFICIENCIA ECONÓMICA

La eficiencia técnica.

El conocimiento de la tecnología es el primer paso para escoger la combinación de factores que permita obtener la cantidad de producto que el empresario desee. La empresa buscará la eficiencia técnica y desechará aquellas combinaciones de factores que, para obtener una cantidad de producto determinada, exijan el empleo de mayores cantidades de dichos factores.

Un método de producción es técnicamente eficiente si la producción que se obtiene es la máxima posible con las cantidades de factores especificadas.

La eficiencia económica.

Desde un punto de vista de eficiencia económica, la técnica o método de producción elegido será aquel que sea más barato para un conjunto de precios de los factores.

La sustitución en el empleo de unos factores por otros.

La elección entre procesos o técnicas productivas y, en consecuencia, la sustitución de unos factores por otros, depende de los precios o costos relativos de los factores productivos.

El método de producción económicamente eficiente minimiza el costo de oportunidad de los factores utilizados para obtener un nivel de producción dado.

Cualquiera que sea el nivel de producción que se desee obtener, la elección racional del método más eficiente implica que éste sea técnica y económicamente eficiente. La eficiencia técnica se refiere al uso adecuado de los factores desde un punto de vista físico.

MACROECONOMÍA

La macroeconomía busca la imagen que muestre el funcionamiento de la economía en su conjunto. Su propósito es obtener una visión simplificada del funcionamiento de la economía, pero que al mismo tiempo permita conocer y actuar sobre el nivel de la actividad económica de un país determinado o de un conjunto de países.

Cuando el objeto de análisis se ubica en el nivel de las unidades económicas (empresas, familias, mercado de un bien específico), el tema se encuadra dentro de la óptica microeconómica.

Cuando se trata de agregados, o sea, cuerpos compuestos (un sector productivo, una región geográfica, la economía de un país, etc.) el tema se enfoca desde el punto de vista macroeconómico.

Mientras en el campo de la microeconomía se trabaja con elementos relativamente homogéneos, en el ámbito de la macroeconomía coexisten partes homogéneas y heterogéneas, producto de la sumatoria de diversas unidades que observa ciertos elementos comunes.

La macroeconomía suministra un contexto de referencia a la microeconomía. Ejemplo: para establecer la política salarial de una empresa metalúrgica, deberá tenerse en cuenta la estructura de ingresos del factor trabajo en ese sector; el estudio del costo de combustibles de una empresa no puede desligarse de la estructura energética de la región donde se encuentra.

Agregación.

AGREGADO es la formación de un cuerpo complejo constituido por varios elementos que tienen en común ciertas cualidades.

Ejemplo: suma de salarios pagados en un año en una provincia, el producto agrícola de un país en un cierto lapso, etc. O puede tratarse de variables más totalizadoras, como el consumo, la inversión y el producto bruto interno de una nación.

Problemas de la agregación.

1. Existencia de distintos niveles de agrupamiento. Es necesario diferencia los distintos niveles de agregación con los que se trabaja: no es lo mismo analizar el comportamiento del consumo global de un país ante cierta medida de política económica, que considerar la respuesta del consumo de los asalariados de esa misma nación ante idéntica medida.

2. Necesidad de emplear un patrón de medidas que permita sumar elementos heterogéneos. El dinero constituye el patrón de medidas, que indicará los valores monetarios de distintas cantidades de bienes y servicios.

3. Peligro de incurrir en duplicaciones. Surge la necesidad de sumar exclusivamente las porciones de valor que se van agregando en cada etapa del proceso hasta la conformación de los bienes finales.

La política macroeconómica.

Está integrada por el conjunto de medidas gubernamentales destinadas a influir sobre la marcha de la economía en su conjunto.

Los objetivos últimos de la política macroeconómica suelen ser:

La inflación.

El desempleo

El crecimiento.

Junto a estos tres grandes objetivos, las autoridades administrativas también prestan especial atención al presupuesto público (déficit presupuestario) y a las cuentas con el sector exterior (balanza de pagos).

EL COMERCIO INTERNACIONAL

Las razones económicas del comercio internacional.

Las ventajas comparativas.

Factores explicativos del comercio internacional.

Los países participan en el comercio internacional porque les resulta provechoso, y ello puede deberse a varias razones:

Diversidad en las condiciones de producción entre las distintas regiones y áreas. Las diferencias en las condiciones de producción en cuanto a clima, dotación de recursos naturales, de capital físico y humano y tecnología son muy acusadas. En estas circunstancias, el comercio es el resultado lógico de la diversidad en las posibilidades de producción de los distintos países.

Diferencias en los gustos y en los patrones de consumo de los individuos. Aunque las condiciones de producción entre los países fuesen similares, existen diferencias en los gustos de los consumidores que pueden justificar la aparición del comercio internacional.

Existencia de economías de escala. En determinadas actividades manufacturadas existen economías de escala, esto es, los costos medios decrecen conforme aumenta la producción. En estas industrias, el comercio internacional aparece como una vía para permitir la producción en masa y, de esta forma, lograr apreciables reducciones en los costos. La especialización hace posible la aparición de las economías de escala y el comercio internacional se presenta como el instrumento idóneo para resolver el problema de los excedentes de cada país.

El principio de las ventajas comparativas.

Además de estas razones, hay un principio que subyace en todo tipo de comercio, y es el de las ventajas comparativas. Según este principio, los países tienden a especializarse en la producción y exportación de aquellas mercancías en las que poseen mayores ventajas comparativas frente a otros países. El resultado de esta especialización es que la producción mundial, y en consecuencia su capacidad para satisfacer los deseos de los consumidores, será mayor que si cada país intentase ser lo más autosuficiente posible.

Ventaja absoluta.

Un país posee ventaja absoluta sobre otros países en la producción de un bien cuando puede producir más cantidad de dicho bien con los mismos recursos que sus vecinos.

Las ganancias derivadas del comercio internacional.

Cuando cada país se especializa en la producción de aquellos bienes en los que se tienen ventajas comparativas, todos se ven beneficiados. Los trabajadores de los dos países obtienen una mayor cantidad de bienes empleando el mismo número de horas de trabajo que cuando no se abren al comercio.

LOS ARANCELES

Desde el punto de vista de su eficacia económica, no hay dudas sobre las ventajas de comercio exterior no intervenido, es decir, del librecambio. Pero existen una serie de hechos que aconsejan o justifican, según los casos, cierto grado de intervencionismo o proteccionismo.

Un régimen comercial internacional de perfecto librecambio, es decir, una situación en la que exista libre circulación de bienes y servicios entre países sin ningún tipo de trabas, no se ha dado nunca en la historia económica. Ha habido momentos de mayor o menor grado de liberalización en las relaciones económicas internacionales, pero siempre han existido algunas dificultades impuestas por los países en contra de la libre circulación de mercancías. Este tipo de disposiciones se denominan medidas proteccionistas.

En ocasiones, lo que se pretende es proteger a una industria que se considera estratégica para la seguridad nacional. Otras veces se adoptan estas disposiciones para fomentar la industrialización mediante un proceso de sustitución de importaciones por productos fabricados en el propio país. Otro argumento utilizado es el de hacer posible el desarrollo de "industrias nacientes", esto es, industrias que no podrían competir con las de otros países que se han desarrollado con anterioridad.

La política comercial influye sobre el comercio internacional mediante aranceles, contingentes a la importación, barreras no arancelarias y subvenciones a las exportaciones.

De las medidas que integran la política comercial, las más difundidas son los aranceles. Un arancel es un impuesto" que el gobierno exige a los productos extranjeros con el objeto de elevar su precio de venta en el mercado interno, y así proteger los productos nacionales para que no sufran la competencia de bienes más baratos.

Un arancel tiende a elevar el precio, a reducir las cantidades consumidas e importadas y a incrementar la producción nacional.

Los ingresos arancelarios suponen una transferencia al Estado por parte de los consumidores, ya que éstos no reciben nada a cambio de aquél, pero no representan un costo para la sociedad, ya que el Estado los utiliza en su presupuesto de gastos.

Otra parte de los pagos que realizan los consumidores se canaliza hacia las empresas nacionales productoras de los bienes arancelados en forma de mayores beneficios. Las empresas nacionales venden ahora su producción a un precio mayor y se embolsan la diferencia entre el nuevo precio vigente en el mercado y el costo marginal.

Por otro lado, al introducirse el arancel y al incrementarse el precio en el mercado nacional, ciertas empresas que antes no producían porque tenían costos marginales superiores al precio de venta, ahora se incorporan al mercado. La entrada en producción de estas empresas con costos marginales elevados supone una ineficiencia, o sea un costo para la sociedad provocado por el arancel. Los consumidores y la sociedad en general soportan un despilfarro cuando se establece un arancel, ya que los recursos derivados hacia la industria protegida por los aranceles se podrían utilizar eficientemente en otros sectores.

Además, los consumidores incurren en otro costo representando por la pérdida de excedente, originado por la disminución del consumo.

En definitiva, los aranceles originan ineficiencia económica, pues la pérdida ocasionada a los consumidores excede la suma de los ingresos arancelarios que obtiene el Estado y los beneficios extra que reciben los productores nacionales.

El establecimiento de un arancel, en resumen, tiene cuatro efectos fundamentales:

Anima a determinadas empresas ineficientes a producir.

Induce a los consumidores a reducir sus compras del bien sobre el que se impone el arancel por debajo del nivel eficiente.

Eleva los ingresos del Estado

Permite que la producción nacional aumente.

Argumentos a favor y en contra del establecimiento de aranceles.

Defensa de la industria nacional. Quienes defienden este argumento, sostienen que evitar el despilfarro no es el único objetivo de una sociedad. El arancel, al proteger la industria nacional, fomenta la creación de empleo.

Para compensar que la mano de obra de otros países es más barata. Se puede formular dos objeciones a este razonamiento. En primer lugar, es probable que los trabajadores extranjeros sean menos productivos. En segundo lugar, debe recordarse que uno de los factores que explica el comercio internacional es la existencia de diferencias internacionales en las dotaciones de factores. El comercio aparece como una vía para explotar las peculiares condiciones de producción de cada país y para aprovechar las ventajas comparativas, exportando aquellos productos que podemos elaborar a un costo relativamente menor e importando los productos en los que otros países tienen ventajas comparativas.

Defensa ante las subvenciones de otros países. La validez de esta argumentación depende de si la subvención se establece con carácter temporal o permanente. Si es permanente, se justifica el establecimiento de aranceles, si no lo es, serán los productores nacionales los que se verán afectados por la medida. Esto se debe a que, inicialmente, ante la entrada de productos extranjeros baratos, los productores nacionales tendrán que reducir la actividad y posteriormente, cuando desaparezca la subvención, deberán aumentarla.

LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO

La riqueza de un país es el conjunto de activos físicos, propiedad de las economías domésticas. El ingreso de un país en un período determinado es el producto de la utilización de recursos productivos durante ese período.

El ingreso nacional que se genera en un país se distribuye a través de los mercados de factores entre los individuos y familias que lo integran. La distribución resultante será más o menos igualitaria, cuál sea el sistema de precios o retribuciones vigente.

La distribución funcional del ingreso se refiere al reparto del mismo entre los factores de la producción, fundamentalmente el trabajo y el capital.

La política distributiva y sus instrumentos.

Es frecuente que el Estado intervenga tratando de lograr que las diferencias de ingreso no sean muy acusadas. La política distributiva comprende un conjunto de medidas cuyo objetivo principal es modificar la distribución del ingreso entre los individuos o grupos sociales.

Los instrumentos que dispone la política de distribución son:

el sistema impositivo.

los gastos de transferencias (seguro de desempleo, jubilaciones y pensiones). Las transferencias son los pagos que se realizan sin la provisión correspondiente a bienes y servicios por parte del receptor.

medidas que implican intervención directa entre el mecanismo de mercado (salarios mínimos, limitación de dividendos y alquileres, controles sobre precios de artículos de primera necesidad, congelación de salarios).

La intervención del estado y sus objetivos.

Las funciones principales del sector público son:

fiscal (impuestos)

reguladora (leyes y disposiciones que afectan a la actividad económica)

proveedora de bienes y servicios (mediante las empresas públicas)

redistributiva (tratando de modificar la distribución de la renta entre personas o regiones)

estabilizadora (control de los grandes agregados económicos)

Por otro lado, son objetivos del sector público:

mayor nivel de empleo posible

estabilidad en los precios

crecimiento económico

Los responsables de la política económica pueden manipular la demanda agregada mediante alteraciones en el gasto público y en los impuestos. La política será fiscal expansiva si se aumenta en el gasto público o si se reducen los impuestos. será política fiscal contractiva si disminuyen los gastos o se aumentan los impuestos. La política fiscal se concreta en el presupuesto del sector público, que se la diferencia entre los ingresos y los gastos públicos. el presupuesto es un compromiso del sector público sobre el uso y fuentes de fondos para financiar sus actividades.

Para solventar los déficits del presupuesto público, se recurre generalmente a tres procedimientos:

impuestos

creación de dinero

emisión de deuda pública

La política fiscal no sólo se lleva a cabo mediante acciones discrecionales (medidas explícitas) sino que también hay una serie de mecanismos que actúan en forma automática, contribuyendo a estabilizar la actividad económica. Los impuestos (dado a que suelen ser naturaleza proporcional o progresiva) son el ejemplo más representativo de estabilizado automático, ya que al alterarse el ingreso varía la cantidad recaudada de forma automática. El seguro de desempleo también actúa como estabilizador automático, puesto que aumenta en las depresiones y se reduce en las fases de recuperación.

A pesar de la existencia de estabilizadores automáticos las fluctuaciones persisten, por lo que cabe pensar en recurrir a la intervención del sector público. Las políticas puestas en práctica más comunes son:

programas de obras públicas y otros gastos.

proyectos públicos de empleo

programas de transferencias

alteración de las tasas impositivas.

La política tributaria es la forma en como se distribuye el total recaudado entre los distintos tipos de impuestos.

La presión fiscal es la proporción del PBI que fue apropiado por el gobierno en concepto de impuestos y otros recursos tributarios.

DINERO

"Dinero es cualquier cosa que los miembros de una comunidad estén dispuestos a aceptar como pago de bienes y deudas".

Funciones elementales del dinero.

La función elemental del dinero es la de intermediación en el proceso de cambio. El hecho de que los bienes tengan un precio proviene de los valores relativos de unos bienes con respecto a otros.

La causa de estas relaciones se origina en la comparación del valor de los bienes y en las contingencias del mercado. La fuente de esos valores puede ser el trabajo incorporado en esos bienes o la utilidad que le atribuyen los individuos, según nos orientemos a una teoría objetiva o subjetiva del valor.

Las funciones que cumple el dinero son:

1. Facilitar el intercambio de mercaderías. Por tratarse de un bien convencional de aceptación general y garantizado por el estado.

2. Actuar como unidad de cuenta. Es decir, expresar en determinadas unidades los valores que ya poseen las cosas. En este caso, de denomina función numeraria.

3. Patrón monetario. Regulación de la cantidad de dinero en circulación en una economía, a través de una paridad fija con otro elemento central que lo respalda, que puede ser un metal precioso o una divisa fuerte de aceptación generalizada a nivel internacional para todo tipo de transacciones comerciales.

En la República Argentina, el banco Central está obligado a mantener en todo momento un nivel de reservas de libre disponibilidad en oro y divisas extranjeras equivalente al 100% de la base monetaria (total de dinero nacional en circulación). Pueden formar parte de las reservas determinados títulos nacionales o extranjeros, pagaderos en oro, en dólares u otras divisas, a condición de que su valor se compute de acuerdo con la cotización del mercado.

La diferencia básica entre los distintos sistemas de moneda no convertible (mayoritarios en el mundo) y los de patrón monetario con paridad fija convertible, consiste en que en los primeros la autoridad monetaria decide el monto de la oferta de dinero de acuerdo a pautas de política económica y financiera, mientras que en los segundos la cuantía de la oferta monetaria está determinada por el funcionamiento del sector externo de la economía.

4. Reserva de valor. En una hipotética economía de trueque, las personas cambian mercancías por otras. Al pasar a una economía monetaria, estas transacciones se desglosan en dos partes: por un lado, los individuos efectúan operaciones de venta (cambian bienes y servicios por dinero), por otro lado, efectúan operaciones de compra (dinero por mercancía). Esto implica una desagregación del cambio no sólo material, sino también temporal. Es decir, el individuo que ha obtenido dinero, posee un poder adquisitivo que podrá materializar en el momento que estime oportuno.

5. Medio de transferencia del poder adquisitivo. Cuando una persona otorga un crédito a otra, le está transfiriendo capacidad de compra por un tiempo determinado. Para el prestamista, la operación le brinda una reserva de valor por el monto acordado, y para el prestatario representa una transferencia de poder de compra.

7. Instrumento de política económica. Las autoridades monetarias pueden influir en la economía regulando la cantidad de circulante, los créditos bancarios, etc.; de esta manera, se influye en la estructura productiva, en las inversiones, en el poder adquisitivo de la población.

Tipos de dinero.

Dinero mercancía: consiste en la utilización de una mercancía (oro, sal cueros) como medio para el intercambio de bienes. La mercancía elegida debe ser: duradera, transportable, divisible, homogénea, de oferta limitada.

Dinero signo: billetes o monedas cuyo valor extrínseco, como medio de pago, es superior al valor intrínseco. El dinero signo es aceptado como medio de pago por imperio de la ley que determina su circulación (curso legal). El dinero signo descansa en la confianza que el público tiene en que puede utilizarse como medio de pago generalmente aceptado.

Dinero giral: representado por los depósitos bancarios.

Clases de moneda.

(o de dinero signo)

Según el material constitutivo.

Moneda metálica o moneda tipo. Está acuñada en material precioso. Su valor extrínseco es prácticamente igual a su valor intrínseco. Se usan para atesoramiento (ej.: mejicano oro, libra inglesa).

De vellón o subsidiaria. Está constituida por aleaciones de metales no preciosos. Su valor extrínseco es superior a su valor como metal.

Billetes de papel. En lugar de utilizar metales, se utiliza papel. Hay dos clases: moneda de papel y papel moneda.

Según su convertibilidad:

Una moneda o billete es convertible cuando se los puede cambiar por la moneda tipo, en cualquier momento.

Moneda de papel: es convertible.

Papel moneda: no es convertible.

Según la razón de su existencia.

Moneda real o de circulación. Billetes y monedas que circulan dentro del país y que son utilizados en las transacciones.

Moneda ideal o de cuenta. Es una moneda inexistente, pero que se utiliza como medida de valor en ciertas circunstancias. (ej.: "galeno" para los médicos, "caduceo" para los profesionales en ciencias económicas).

Sistemas monetarios.

Un sistema monetario es un conjunto de disposiciones que reglamentan la circulación de la moneda de un país.

Tradicionalmente, los países eligieron el oro y la plata como la base de un sistema monetario mono metalista. Cuando adoptaron ambos metales a la vez, se trataba de un sistema bi metalista.

Ley de Gresham.

(Thomas Grsham asesor de la Reina Isabel)

"La mala moneda desplaza de circulación a la buena moneda".

En épocas de inflación, la gente trata de desprenderse inmediatamente del dinero que se desvaloriza y de retener aquellos bienes que conservan su valor.

LA DEMANDA DE CONSUMO

(en una economía cerrada sin sector público)

Al analizar el producto nacional por el lado del gasto se distinguen cuatro componentes: gastos de consumo privado, gastos de inversión, gastos de bienes y servicios efectuados por el sector público, y exportaciones netas.

La demanda de consumo.

Las economías domésticas compran bienes y servicios, y esto lo hacen en función de la renta disponible. La parte de la renta que no se consume se destina al ahorro.

La demanda de consumo depende, en gran parte, de la renta de las economías domésticas. Las familias dividen su ingreso entre ahorro y consumo según patrones bastante estables a lo largo del tiempo, por tanto, la relación entre consumo y renta es también estable.

La función de consumo.

La función de consumo especifica el nivel de gasto de consumo planeado o deseado (C) correspondiente a cada nivel de renta personal disponible (Y):

C = f(Y)

Dada una función de consumo estable, el nivel de consumo se puede explicar, en forma determinada y previsible, por el nivel de la renta.

Respecto a la función de consumo, Keynes supuso que el consumo aumenta cuando se incrementa la renta, pero en una proporción menor a como lo hace ésta. Este comportamiento se debe a que conforme se incrementa la renta, los individuos destinan una mayor porción de ésta al ahorro.

La propensión marginal a consumir.

La relación entre la variación en el consumo y la variación de la renta, expresada mediante la propensión marginal a consumir (PMC), determina cómo varía el consumo cuando la renta aumenta o disminuye ligeramente.

La propensión marginal a consumir es la proporción de un peso en que aumenta el consumo cuando aumenta la renta en un peso.

PMC = variación de la cantidad consumida / variación de la renta

Una de las hipótesis keynesianas básicas sostiene que la PMC es siempre positiva y menor que la unidad.

La propensión media a consumir.

La propensión media a consumir (PMeC) se define para cada nivel determinado de la renta como la relación entre el consumo total y la renta total:

PMeC = cantidad consumida / renta total

PMeC = C / Y

Keynes sostenía que era decreciente, de forma que, como porcentaje de la renta, la cantidad dedicada al consumo disminuye al aumentar la renta.

La decisión de ahorrar a nivel agregado.

La función de consumo, al mostrar el nivel de consumo para cada posible nivel de renta, indica de forma simultánea el nivel de ahorro. Por tanto, podríamos formar otra relacionando el ahorro y la renta, con lo que obtendríamos una función de ahorro. Podemos suponer que las economías domésticas realizan la elección entre consumo y ahorro en función de cuál sea su nivel de renta, de forma que cada individuo dispondrá de una función de consumo y otra de ahorro.

También podremos considerar la existencia de una función de ahorro agregada, para toda la sociedad.

Los valores de ahorro correspondientes a los distintos niveles de renta se calculan teniendo en cuenta que la suma del consumo y el ahorro es igual a la renta.

Renta = Consumo + Ahorro

Ahorro = Renta - Consumo

Las familias de bajos ingresos, aunque tienen una capacidad de consumo limitada, aún así suelen gastar más de lo que reciben, por lo que se ven obligadas a endeudarse o a gastar de sus ahorros. Por otro lado, los grupos sociales con ingresos más elevados no suelen consumir la totalidad de la renta que reciben, por lo que dedican una parte de ella al ahorro.

La propensión marginal y media a ahorrar.

La propensión marginal al ahorro (PMS) es la proporción que se ahorra de un peso adicional de renta.

PMS = variación de la cantidad ahorrada / variación de la renta

La suma de la PMC y la PMS es la unidad, ya que la renta se consume o se ahorra.

La propensión media al ahorro (PMeS) se define como el resultado de dividir el ahorro total entre la renta total, para un nivel de renta cualquiera.

PMeS = S / Y

COMERCIO EXTERIOR

Conceptualización del comercio exterior.

Hasta no hace mucho tiempo, el comercio exterior era patrimonio exclusivo de algunos países altamente industrializados, con una situación geográfica privilegiada y relaciones diplomáticas extensas.

En la actualidad, el comercio exterior ha pasado a ser un problema de dirección empresarial, una técnica esencial de gestión, o un imperativo nacional.

Esto se debe a tres razones fundamentales:

1.

Es un problema empresarial, ya que se trata de obtener el máximo rendimiento de los modernos medios de producción.

2.

Por exigencias del mercado. Esta actividad resulta tan necesaria para la prosperidad del estado como para la prosperidad de las empresas. Permite al estado, además, controlar los remanentes ociosos de producción.

3.

Por exigencias de información. La tecnología de un país que no se proyecta al exterior, se estanca. El comercio exterior abre un extenso campo de conocimientos y avance tecnológico.

Comercio exterior: es el acto de comercio celebrado entre residentes de un país (exportador) con los de otro estado extranjero (importador), revestido de los recaudos y solemnidades administrativas, bancarias y fiscales que ambas legislaciones exigen respecto de la materia.

En el caso particular de nuestro país, a este acto de comercio le caben las prescripciones del art. 8 del Código de Comercio.

Comercio internacional: designa un conjunto de movimientos comerciales y financieros, que desarrollan los estados y particulares, o los estados entre sí, a nivel mundial.

Diferencia entre comercio exterior y comercio internacional.

Hablar de comercio exterior es como referirnos a un sector de la actividad económica de un país, que plantea problemas originales y exige disposiciones especiales.

La noción de comercio exterior no puede ser un término que se emplea aisladamente, sino que debe ir unido al nombre del país al que se aplica. De donde sería impropio utilizar el vocablo "internacional" para lo que en realidad corresponde a una parte nacional. Podemos decir que el comercio internacional es el continente y el comercio exterior, es el contenido.

El comercio exterior de un país es el conjunto de actos de tal índole, realizados por sus residentes nacionales, conforme a prescripciones legales y actuando como sujetos del derecho internacional privado, mientras que esos mismos actos cuando son realizados por los estados, actuando como sujetos del derecho internacional público, configuran el comercio internacional.

La teoría del comercio exterior.

El comercio exterior es la disciplina científica, parte de las ciencias económicas, que estudia las relaciones económicas y comerciales que mantienen los ciudadanos de un país con los de otros países, a los que genéricamente se denomina extranjeros.

El comercio exterior comprende no solamente este tipo de relaciones entre los particulares, sino también entre éstos y el estado.

Esta teoría se fundamente en tres principios:

Explicar qué fuerzas determinan el movimiento de las mercaderías que son objeto del comercio exterior.

Averiguar qué factores intervienen para llegar a una situación de equilibrio en la fijación de las relaciones de intercambio entre dichas mercaderías.

Exponer de qué manera, y suponiendo que tal equilibrio se rompa, se puede alcanzar una nueva situación de equilibrio.

La esencia y origen del comercio exterior se encuentran en los distintos precios que alcanzan las mercaderías en los diversos países del mundo.

La diferencia de precios en los distintos países puede obedecer a:

Los recursos provenientes de la tierra, mano de obra, capital, etc. de un país cualquiera están mejor dotados para una producción que para otra.

1. Más alto o más bajo desarrollo alcanzado por el país.

La hipótesis anterior parte del supuesto de que las diversas mercaderías en todos los países presentan las mismas calidades y tecnologías.

Otros factores que juegan en las diferencias de precios internacionales son: plazo de entrega, medios de pago, fletes, tipos de seguros, proximidad de los puertos de embarque, obtención de bodegas, etc.

El comercio exterior exige el conocimiento y cumplimiento de normas y solemnidades que le son propias, como condición previa para encarar el desarrollo de esta actividad.

Balanza de pagos.

El instrumento contable capaz de permitir el seguimiento de las relaciones de una economía determinada con el resto del mundo es la balanza de pagos, por lo que podemos definirla como:

Documento contable que registra sistemáticamente el conjunto de transacciones económicas de un país con el resto del mundo durante un período determinado de tiempo, generalmente un año.

La balanza de pagos suministra información detallada acerca de las transacciones económicas con el exterior, ya sean transacciones de bienes y servicios o transacciones financieras.

Sus principales componentes son:

La cuenta corriente. Las transacciones por cuenta corriente son las compras y ventas de bienes y servicios, así como las transferencias unilaterales corrientes. En la balanza por cuenta corriente aparecen recogidas todas aquellas transacciones que dan lugar a una generación de renta en nuestro país (las exportaciones) o en el exterior (las importaciones y aquellas transacciones que sin generar rentas dan lugar a una mayor o menor disponibilidad de renta para el gasto, esto es, las transferencias corrientes.

La balanza por cuenta corriente está integrada por:

La balanza comercial o de mercancías: recoge los ingresos y pagos generados por los movimientos de mercancías. Son ingresos las exportaciones de bienes intermedios y finales, mientras que son pagos las importaciones de dichos bienes.

La balanza de servicios: registra los flujos monetarios debidos a servicios realizados por el país al resto del mundo o del resto del mundo al país considerado. Está muy ligada a la evolución del turismo, a las necesidades de importación, a las posibilidades de exportación de tecnología y a los rendimientos de las inversiones en el exterior o del resto del mundo en el país.

El importe consignado en el débito de estos rubros significa entrada de mercancías (importaciones) y entrada (o compra) de servicios a no residentes. El crédito significa salida de mercancías (exportaciones) y salida (o venta) de servicios a los no residentes.

La balanza de transferencias: recoge los ingresos y pagos que se realizan sin contrapartidas. En ellas, tienen lugar entregas a título gratuito o sin contrapartida, y exigen una contabilización especial. Las remesas remitidas por los ciudadanos de un país que trabajan en otros países y las donaciones gubernamentales son las partidas más representativas. El débito significa salida de transferencias y el crédito su entrada.

La cuenta corriente mide el valor de los ingresos netos de un país derivados de las transacciones internacionales de bienes y servicios, con y sin contrapartida. Su saldo refleja los desequilibrios existentes entre el valor de los bienes y servicios adquiridos del resto del mundo (importaciones) y los vendidos al exterior (exportaciones), más (o menos) las transferencias netas.

El saldo de la balanza por cuenta corriente debe ser igual, pero de signo contrario, al saldo de la balanza por cuenta de capital.

Un déficit por cuenta corriente se financia vendiendo activos a extranjeros, endeudándose, o perdiendo reservas de divisas. Para eliminar un déficit por cuenta corriente, un país debe reducir su gasto en el extranjero o aumentar los ingresos procedentes de la venta de bienes y servicios en el extranjero.

1. La cuenta de capital. Recoge todos los movimientos de capital públicos o privados reflejados en la balanza de pagos, ya sean movimientos a largo plazo, a corto plazo, o variaciones de reservas de divisas. Incluye las subbalanzas siguientes:

Capital privado a largo plazo.

Transacciones financieras del gobierno.

Capital a corto plazo, público y privado.

Variaciones de las reservas de oro y divisas. Las reservas son posesiones que tiene un país de divisas y otros activos que pueden utilizarse para satisfacer las demandas de divisas, y que sitúan al país como acreedor frente al exterior, ya que éstas representan activos frente al resto del mundo.

La balanza de capital a largo plazo recoge las inversiones, créditos y préstamos, tanto públicos como privados, realizados por los extranjeros en el país (ingresos) o por los nacionales en el exterior (pagos) con plazo superior a un año.

La suma de las balanzas de cuenta corriente, de capital a largo plazo y las transacciones financieras del gobierno integran la balanza básica. El saldo de la balanza básica frecuentemente se utiliza como representativo de la balanza de pagos.

De las partidas que integran la balanza de capital, cabe diferenciar las inversiones productivas y las inversiones especulativas. Las inversiones productivas se incluyen en la balanza de capital a largo plazo, ya que implican compras de empresas, de acciones, etc. Los movimientos especulativos de capital tienen por objeto aprovechar situaciones transitorias de los mercados financieros, y tienen una gran volatilidad. Por ello, estas inversiones se recogen en la balanza de capital a corto plazo. Los rendimientos de ambos tipos de inversiones se incluyen en la balanza de servicios.

La cuenta de capital de un país registra un superávit cuando éste obtiene más ingresos por la venta de activos al resto del mundo de los que se gasta comprando activos en el exterior. En este caso, hay una entrada neta de capital.

La cuenta capital representa la variación en los activos y pasivos externos que se produjo durante el período considerado, como consecuencia de las transacciones en mercancías y servicios y las transferencias unilaterales. Por esta razón, el saldo de este rubro es igual a la suma algebraica de los rubros anteriores. El débito de la cuenta representa la entrada de divisas, o bien una baja del endeudamiento con los no residentes. El crédito, la salida de divisas, o bien el aumento del endeudamiento con los no residentes.

Balanza de pagos:

Conceptos

Ingresos

Egresos

Saldo

netos

netos

Cuenta corriente

     

Mercancías

     

- Exportaciones

     

- Importaciones

     

Servicios

     

- Exportaciones de servicios reales

     

- Importaciones de servicios reales

     

Renta de la inversión

     

- Intereses ganados

     

- Intereses pagados

     

- Utilidades y dividendos

     

Transferencias corrientes

     

Cuenta capital y financiera

     

I. Sector bancario

     

-

BCRA

     

-

Otras entidades financieras

II. Sector público no financiero

- Gobierno nacional

 

- Gobiernos locales

- Empresas y otros

III. Sector privado no financiero

IV. Otros movimientos de capital

Variaciones

de

reservas

internacionales

Esquema de la balanza de pagos:

I - Balanza comercial

 
 

Exportaciones de mercancías

 
 

Importaciones de mercancías

 

II

- Balanza de servicios

 
 

Transporte y seguros

 
 

Turismo y viajes

 
 

Rendimiento de inversiones públicas y privadas

 

Asistencia técnica, patentes y royalties

 

Otros

servicios

privados

y

 

públicos

III - Balanza de transferencias

 
 

Privadas

 
 

Públicas

 

IV - Balanza por cuenta corriente (I +

II

+ III)

V

- Capital privado a largo plazo

 
 

Inversiones públicas

 
 

Créditos y préstamos públicos

VI

- Transacciones financieras del

gobierno

 
 

Inversiones públicas

 

Créditos y préstamos públicos

VII

- Balanza básica (IV + V + VI)

VIII - Capital privado a corto plazo

 

Público

 

Privado

IX - Variación de las reservas de oro y divisas

Cuenta de liquidaciones oficiales. Mide el cambio en los pasivos líquidos y no líquidos de un país, frente a las entidades oficiales extranjeras, así como el cambio de un país durante el período que se considera el balance.

Las reservas internacionales oficiales de un país están constituidas por su oro, divisas convertibles, derechos especiales de giro (DEG) y la posición neta del país en el FMI.

El pasivo en aumento de un país frente a las entidades oficiales extranjeras y una disminución de las reservas internacionales, son créditos (+), mientras que la situación inversa, constituye débitos (-).

La contabilidad de partida doble.

Cada transacción económica internacional se incorpora como débito o crédito a la balanza de pagos del país, pero cada vez que una transacción (débito o crédito) es incorporada, también genera una contrapartida en alguna de las cuentas analizadas, por la misma cantidad. A este movimiento se lo denomina técnicamente contabilidad de partida doble del balance de pagos.

Balanza comercial.

Es el conjunto de transacciones comerciales realizadas por un país con otro u otros del exterior, en un período determinado. Tales transacciones están referidas a la compra y venta de mercaderías, es decir a las importaciones y exportaciones realizadas por el país.

Su saldo será equilibrado o nivelado, cuando M = X. Cuando sucede lo contrario, tendremos superávit o déficit.

Ubicación del sector externo.

La migración internacional de los factores de la producción, el volumen y composición del comercio exterior de los distintos países, las relaciones reales de intercambio y el sistema de pagos internacionales, desempeñan roles vitales en el desarrollo intensivo y extensivo de las naciones.

El sector de exportación puede considerarse como un sector clave del desarrollo, esto se fundamenta en:

Amplía el mercado de bienes.

2.

Las exportaciones generan demanda efectiva externa, que se traduce en un incremento de la demanda interior de un país.

La magnitud de la influencia del sector externo varía conforme a los países, originando en muchos casos que sus industrias adquieran relevancia a la luz de los mercados exteriores.

A menos que no se incremente el gasto público, el nivel de consumo, o la inversión interna, una reducción de las exportaciones provocará un retardo en el ritmo de desarrollo intensivo de la economía de un país. Esto debe ser evitado mediante la implementación de políticas adecuadas, que permitan la expansión del sector y el mantenimiento de una posición competitiva en los mercados internacionales.

Argentina en el comercio internacional.

El comportamiento de nuestro sector externo durante la década de los 80 respondía más bien a un esquema de complementariedad del mercado interno, que a una verdadera estrategia de ingreso a los mercados internacionales.

Estos años se caracterizaron por la caída de los precios de los productos agropecuarios en los mercados internacionales, con el conocido deterioro de los términos de intercambio.

La tendencia negativa subsiguientes.

que venía observándose

se

revirtió a

partir

de 1991, continuando

en

los

años

Uno de los motivos lo constituyó la implementación de cambios estructurales en nuestro comercio exterior: el lanzamiento de la Ley de Reforma de Estado en 1989 persiguió una reducción del déficit público, instrumentando un plan integral de privatizaciones y una reforma sustancial de la administración nacional. Asimismo, la desregulación alcanzó al comercio interior, los servicios profesionales, seguros, comercio exterior, inversiones nacionales y extranjeras y transacciones en los mercados financieros y de capitales.

Por su parte, la Ley de Convertibilidad de 1992 orientó el curso de la macroeconomía al disponer un reordenamiento integral de las finanzas nacionales y recuperar la solvencia fiscal y monetaria.

A comienzos de los años 80, Argentina exportaba el 11,1% de su PBI. Luego, mediante programas de promoción de exportaciones, se incrementaron a un 21% del PBI.

En este contexto, desde 1991 en adelante, se viene observando un sostenido crecimiento de las exportaciones argentinas, con un marcado dinamismo de las manufacturas de carácter industrial.

Las manufacturas de origen industrial (MOI) se presentan como el elemento más dinámico de las exportaciones. Entre los principales sectores que integran el rubro se encuentran los metales comunes y sus manufacturas, los materiales de transporte y las maquinarias, aparatos y material eléctrico.

La mayor concentración de las exportaciones se da en la región pampeana, representando el 75% del total de las exportaciones nacionales. En términos de participación regional, le siguen la Patagonia, el NOA, Cuyo y el NEA.

Se observa un marcado incremento de las exportaciones, acompañado por un muy importante aumento en el nivel de importaciones.

En lo referente a la composición por rubros del aumento de las exportaciones en 1995, el 67% está constituido por productos primarios, alimentos y combustibles y el 33% restante por manufacturas industriales, en especial siderurgia, químicos y textiles. Los productos primarios en general (cereales, fibras de algodón y pescados) y las manufacturas de origen agropecuario (frutas secas, productos lácteos, grasas y aceites) registraron la tendencia ascendente más significativa, en especial en lo referido a los países del MERCOSUR.

Comportamiento del comercio exterior en la provincia de Córdoba.

Desde 1622, y por Real Cédula del Virreynato del Perú, se instaura en la provincia (en Puerto Punilla, a 6 km. de Carlos Paz) un resguardo aduanero, que tenía por finalidad controlar en el Camino Real el tráfico de mercaderías provenientes del Alto Perú, pero por sobre todo, evitar el "extra perlo" (contrabando) de indios y negros.

Este resguardo fue levantado por las autoridades en 1695, trasladándose a san salvador de Jujuy, convirtiéndose con el tiempo en lo que hoy es la Aduana.

En 1941 (durante la presidencia de Ramón S. Castillo), Córdoba vuelve a contar con una Receptoría de Rentas Aduaneras, hasta que en 1964 durante el gobierno de Arturo Illia, fue convertida en Aduana Mayor de Depósito (3ª categoría).

A partir de entonces, autoridades provinciales y el comercio y la industria de Córdoba, así como bancos y otras entidades, consideraron la necesidad de agruparse en una asociación que defendiera sus intereses. Así nació el 16/10/64 la Cámara de Comercio Exterior del Centro de la República.

Paralelamente, el gobierno de la provincia incorporó a su estructura administrativa, la Dirección de Comercio Exterior de la Provincia, la que posteriormente concretó lo que hoy es FECOR, con participación y dirección estatal.

La localización central de la provincia brinda a Córdoba una posición muy favorable para el desarrollo del comercio internacional. Sus posibilidades de comunicación con diversos puertos le permiten acceder fácilmente tanto al Océano Atlántico como al Pacífico, conectándose así con rutas internacionales de comercialización.

Durante el período 1980 - 1990, y mientras las exportaciones nacionales crecían a una tasa promedio anual del 3,3%, las exportaciones cordobesas lo hicieron a una tasa promedio del 5,3% anual.

En términos generales, los productos que ingresaron a Córdoba en 1995 provenientes del exterior tuvieron su origen, principalmente, en países europeos: Francia 35%, Italia 16%, Alemania 8% y Bélgica 4%.

En lo referido a los principales rubros que integran las exportaciones, tenemos:

Maquinarias y artefactos eléctricos

Automóviles

Maquinarias y artefactos mecánicos

Hierro y acero

Plásticos

Óptica y fotografía

En lo relativo a la estructura exportadora de la provincia, el comportamiento de sus exportaciones respondía tradicionalmente a las características que se presentaban a nivel nacional. En los últimos años, la provincia ha adquirido un dinamismo muy particular, incrementando notoriamente los volúmenes exportados y diversificando los productos y destinos de exportación.

En materia institucional, en los últimos diez años, se han realizado más de 200 misiones comerciales con vistas a promover la producción local y contactar empresas provinciales con potenciales compradores externos. Los objetivos planteados, además de los mercados tradicionales latinoamericanos y europeos fueron Sudáfrica, los Estados Unidos, el sudeste asiático, Australia y Nueva Zelandia.

El Ministerio de la Producción y Trabajo, a través de la Secretaría de Industria y la Subsecretaría de Comercio Exterior, brinda estadísticas, información varia y asesoramiento integral en aspectos comerciales, arancelarios y legales a empresarios interesados en colocar sus productos en el exterior.

Por su parte, los "Córdoba Trade Center", centros comerciales de Córdoba localizados en Madrid, San Pablo, Nueva York y Santiago de Chile, buscan permanentemente nuevas alternativas de exportación para la provincia.

Córdoba ha firmado una serie de Convenios de Cooperación con el MERCOSUR con el objetivo de lograr el desarrollo económico y social de sus miembros, la evaluación de proyectos conjuntos y la intensificación de las relaciones comerciales y de intercambio.

Evolución de las exportaciones de la provincia de Córdoba.

El crecimiento más significativo se ha producido en la industria automotriz - autopartista, mientras que otros rubros como los productos químicos y las carnes registraron un descenso en su participación en las exportaciones

totales. Para el año 1995, los principales rubros exportados lo constituían los oleaginosos (29,7%), los derivados de la industria alimenticia (21,5%) y los vehículos partes (16%).

Los principales destinos para los productos industriales han sido el conjunto de los países de América Latina (los integrantes del Mercosur, ALADI, y otros) y los países europeos. En especial, el comercio intra Mercosur ha dado una nueva dimensión a las posibilidades de la provincia.

Tras haber iniciado un proceso de inversiones, centrado en la reducción de costos y la mejora continua de la

calidad, los empresarios locales comienzan a definir sus ventajas comparativas, lanzando sus productos inclusive

a mercados no tradicionales y con pautas de comercialización claramente definidas.

ACUERDOS INTERNACIONALES

Reseña de los principales acuerdos internacionales.

El fundamento del comercio se encuentra en la desigualdad con que están distribuidos los recursos naturales, en

la desigual capacidad de explotación de los bienes y en la voluntad de cambio.

En todas las épocas, los riesgos inherentes al cambio han estimulado la organización de instituciones y convenios que, dotados de medios físicos y jurídicos apropiados, garanticen el respeto y el orden.

Sin embargo, las relaciones comerciales entre las diferentes naciones está en función directa de la balanza de pagos de cada estado, por lo que una economía floreciente tendrá como efecto inmediato conceder mayores facilidades al comercio internacional, eliminando restricciones.

Las relaciones comerciales, dan lugar a acuerdos comerciales. Las relaciones financieras, dan lugar a acuerdos financieros.

Acuerdo comercial: acuerdo bilateral o multilateral entre estados, cuyo objeto es armonizar los intereses respectivos de los nacionales de las partes contratantes y aumentar los intercambios comerciales.

Existen dos tipos de acuerdos comerciales:

Cooperación internacional: es un sistema mediante el cual se asocian varios estados con el fin de alcanzar determinados objetivos comunes que responden a sus intereses solidarios, sin que la acción emprendida, ni las medidas adoptadas para alcanzarlos, afecten esencialmente a sus jurisdicciones o a sus prerrogativas de estado soberano.

Integración internacional: es un sistema por el que se unen varios estados, aceptando no hacer valer unilateralmente sus jurisdicciones y delegando su ejercicio en una autoridad supranacional, en la que se opera la fusión de sus intereses, y a cuyas decisiones aceptan someterse mediante el control y los procedimientos adecuados, para todo aquello que se refiera al sector de actividad encomendado a la alta autoridad.

Banco Internacional para la Reconstrucción y Desarrollo (BIRD).

La Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, celebrada en 1944, en Bretton Woods, da origen al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Internacional para la Reconstrucción y Desarrollo (BIRD), conocido también como Banco Mundial.

El convenio constitutivo entró en vigor en 1945, y sus actividades se iniciaron en 1946, con la premisa de suministrar el capital necesario para ayudar a las distintas economías a superar los efectos de la guerra mundial, así como estimular el desarrollo de la producción y recursos en los países subdesarrollados.

Con sede en Washington, sus principales objetivos son:

Otorgar créditos a los gobiernos de los países miembros para el financiamiento de proyectos económicos prioritarios, con la garantía o respaldo de su Banco central o del gobierno mismo.

1.

Prestar todo tipo de apoyo técnico multilateral y asesoramiento a los países solicitantes, tanto dentro como fuera del marco de sus operaciones financieras.

Su capital constitutivo está formado por suscripciones que realizan los países miembros, pero no se desembolsan en su totalidad, sino que se aporta un 2% en oro o dólares y el resto, hasta un 20%, en moneda del propio país, mientras que el 80% restante constituye un fondo de garantía destinado a respaldar emisiones de bonos en los mercados de capitales y son exigibles en caso de que el Banco tuviese que hacer frente a obligaciones.

El BIRD cuenta con sus propias reservas, provenientes de los intereses percibidos por préstamos y rendimientos de las inversiones realizadas. Otra de sus fuentes de recursos la constituye el acceso a los mercados internacionales de capital, mediante la colocación de emisiones, cuyo vencimiento varía entre 3 y 12 años.

Para proporcionar asistencia al sector privado se crean dos instituciones, que conforman el Grupo del Banco Mundial:

Corporación Financiera Internacional (CFI): creada en 1956, se dedica a la financiación de empresas privadas de países en desarrollo, sin exigir garantías por parte de los gobiernos.

1. Asociación Internacional de Fomento (AIF): creada en 1960, pretende facilitar créditos a aquellos países que, debido a la situación de su balanza de pagos lo requieran, brindando condiciones más favorables que las otorgadas por el BIRD.

Los créditos otorgados por el BIRD son instrumentados, en la mayoría de los casos, a largo plazo (20 años) y se dirigen a la financiación de inversiones en los sectores de industrias básicas, sector agrario, bancos de desarrollo industrial, sistemas de transporte, urbanismo, energía, telecomunicaciones, etc.

Sin embargo, su labor ha sido considerada como poco satisfactoria debido a su capacidad financiera insuficiente.

La marcada influencia estadounidense de su gestión, su operatoria demasiado conservadora, los tipos de interés próximos a los del mercado y sus recursos muy limitados son algunos de los aspectos más criticados en la operatoria del BIRD.

El primer préstamo recibido por la Argentina del BIRD fue en 1961.

Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fue creado en 1959, iniciando sus actividades en 1960. Su sede central se encuentra en Washington y su principal objetivo es el de colaborar con el proceso de desarrollo económico individual y colectivo de los países miembros.

Su actuación específica consiste en promover la inversión de capitales públicos y privados para fines de desarrollo, así como brindar apoyo y orientación en la preparación de las políticas de desarrollo de los países miembros.

Está integrado por todos los países miembros de la Organización de Estados Americanos.

El Banco cuenta con sus propios recursos provenientes del capital suscripto en el Convenio de Constitución. Cuenta también con un Fondo para Operaciones Especiales. Por otra parte, el Social Progress Trust Fund es destinado a la asistencia técnica de países para la realización de mejoras estructurales.

Además. El BID acude a los mercados financieros internacionales, emitiendo bonos, vendiendo participaciones en los préstamos otorgados, etc.

En casos excepcionales, el banco puede recurrir a recursos confiados por países no miembros como los Países Bajos, Suecia, etc.

GATT (General Agreement of Tariff and Trade). (Acuerdo sobre tarifas y comercio internacional).

Firmado en Ginebra en 1947, por 23 países cuyas transacciones representaban el 70% de los intercambios más importantes. Su representante es la CCI (Cámara de Comercio Internacional) cuya sede está en París.

Es una institución a través de la cual se negocia la reducción de las barreras que entorpecen el desarrollo del comercio internacional y que actúa de árbitro de los conflictos que sobre asuntos comerciales puedan surgir entre sus partes contratantes.

El GATT, fundado en un simple contrato internacional multilateral, se puede comparar a un organismo de cooperación. Tiene una secretaría ejecutiva con sede en Ginebra.

Objetivos y principios.

Libertad de comercio:

Prohibición de las restricciones cuantitativas. La protección de la industria nacional únicamente puede llevarse a cabo mediante los derechos arancelarios, condenando por lo tanto toda restricción de carácter cuantitativo al comercio. Sin embargo, este principio está acompañado de una serie de excepciones con el fin de estabilizar los mercados agrícolas, proteger el equilibrio de la balanza de pagos y favorecer el desarrollo económico. Esto se implementa para los productos industriales, lo que indica que los no industriales pueden estar sujetos a regulaciones mucho más estrictas.

Regulación del comercio de estado. Ante la existencia de monopolios de compra o de venta en el comercio exterior que hayan sido originados por concesiones efectuadas por el estado a favor de empresas públicas o privadas, es atentatorio contra la libertad de comercio y tendrá efectos negativos contra las rebajas arancelarias que se logren. La empresa o empresas que realicen la compra o venta con el exterior, deberán ajustar su política con respecto al principio de no discriminación.

Dumping. Ocurre el dumping cuando el precio de exportación de un producto es inferior al del mercado interno. No siempre es posible determinar el precio de este mercado, por lo que se considera que existe dumping cuando:

a. El precio de exportación sea inferior al precio comprable más alto de un producto similar que debe ser exportado a un tercer país.

b. El precio de exportación sea inferior al costo de producción más un suplemento razonable en concepto de utilidad.

El acuerdo establece que el país perjudicado establezca un derecho anti dumping de una cuantía no superior a la diferencia entre el precio de exportación y el precio considerado normal.

Subvenciones. El acuerdo no establece una prohibición absoluta de aplicación de subvenciones, sólo dispone que para los productos que no sean primarios se dejarán de conceder subvenciones a la exportación, cualquiera que sea su naturaleza.

Principio de igualdad de trato. Su aplicación práctica implica:

Las mercaderías no pueden ser objeto de discriminación por su procedencia.

Las legislaciones en materia comercial no podrán ser aplicadas de modo que supongan una protección al comercio exterior.

A todos los países se les exige la aplicación de las medidas de máxima reciprocidad en el intercambio de ventajas en las negociaciones.

Cláusula de la "nación más favorecida". Es el principio fundamental. Indica que todas las ventajas, favores y privilegios concedidos por una parte contratante a un producto originario, se harán inmediata e incondicionalmente extensivas a cualquier producto similar originario o destinado de o a los territorios de las demás partes contratantes. No sólo se refiere a los derechos arancelarios, sino a "cualquier favor, ventaja, privilegio e inmunidad".

Conceptualización de los distintos sistemas de integración económica.

La integración económica es una institución jurídica - económica que comprende un proceso político de aparición y evolución reciente. Surgió después de la segunda guerra mundial, y se desenvolvió a partir de la quinta década de este siglo, como proceso originariamente europeo.

Presupone la existencia de espacios económicos pertenecientes a dos o más estados soberanos dispuestos a la cooperación recíproca con el objeto de ampliar sus intercambios comerciales y estimular su desarrollo económico, mediante instituciones jurídicas y económicas comunes.

La integración económica se refiere a los factores que determinan los procesos económicos de los países participantes, relativos a los aspectos comerciales, monetarios, fiscales, industriales, agropecuarios, aduaneros, crediticios, de programación, de coyuntura y otros.

Los espacios económicos pueden ser homogéneos, cuando cada una de sus partes registra caracteres muy semejantes a los de los demás, o polarizados, en los que las partes dependen de un polo o centro que concentra las actividades secundarias y terciarias y produce la mayor parte del valor agregado.

En base a la noción de los espacios económicos, la integración económica encaminada a coordinar el desarrollo de dos o más espacios soberanos, se produce, gradualmente y de hecho, un grado creciente de unificación económica.

La integración propiamente dicha es el "status jurídico" en el cual los estados entregan algunas de sus prerrogativas soberanas, con el fin de constituir un área dentro de la cual circulen libremente y reciban el mismo trato, las personas, los bienes, los servicios y los capitales mediante la armonización de las políticas correspondientes y bajo una égida supranacional.

En esencia, consisten en la eliminación de barreras económicas y la armonización de políticas nacionales.

El fundamento de todos los procesos de integración, particularmente en América Latina, es la búsqueda de mercados más amplios para sus industrias.

Preferencias comerciales.

Las preferencias comerciales consisten en ventajas, privilegios o tratamientos favorables que dos o más estados se acuerdan exclusivamente entre sí, sin extenderlos

COMERCIO EXTERIOR - REGLAMENTACIÓN ARGENTINA

Decreto 479/91.

Constituye el Ministerio de Economía con 7 subsecretarías, una relacionada con comercio exterior, denominada Subsecretaría de Industria y Comercio.

Decreto 1691/91.

Eleva al nivel de secretaría la Subsecretaría de Industria y Comercio, pasando a denominarse Secretaría de Industria y Comercio.

Decreto 2284/91.

Decreto de desregulación de C.E.A.

Las múltiples medidas contenidas en él se apoyaron en los objetivos de propulsar el desarrollo económico en forma integral, descomprimir los distintos mercados, simplificar el sistema tributario, facilitar el comercio interior y exterior.

Uno de los mayores méritos de este decreto es el de haber reconocido el mal funcionamiento del sector externo, así como la necesidad de una urgente reestructuración, la flexibilización de las condiciones para comerciar con el mercado mundial, pretendiéndose dotar a nuestro país de mayor competitividad.

Considerandos:

La complejidad del sistema tributario, el contralor al que estaban sometidos los mercados y la permanencia de restricciones en distintos órdenes, contribuían a acentuar la pesada carga que mantenían los productores, el sector exportador y los consumidores en general.

La existencia de trabas al comercio exterior entorpecía los caminos de la integración.

La necesidad de la adopción de normas tendientes a la simplificación de procedimientos de control y la necesidad de llevar a cabo profundas transformaciones económicas.

La inhibición de los sobre costos que estaban retrasando el desarrollo integral y la consolidación del camino deflacionario que se inició con la convertibilidad.

El decreto tiende a erradicar las prácticas corruptas en la Administración nacional y eliminar las intervenciones ineficientes.

También fueron móviles de esta reglamentación la urgente necesidad de limitar los tiempos de espera en los ingresos a plaza de las mercaderías, a tal fin se tendió a eliminar la obligatoriedad del depósito de la mercancía en el puerto. Los efectos fueron una disminución de los costos financieros que se registraban tras el estacionamiento de los bienes en depósito, además de la eliminación de los riesgos como deterioros, robos reiterados por falta de vigilancia, etc.

La simplificación administrativa se basó en:

La unificación de la percepción de tributos en las operaciones comerciales.

1. La simplificación de los requisitos para acceder al registro de import - exportadores, con lo que se facilita y promueve el acercamiento de nuevos sectores de la actividad económica al circuito de transacciones internacionales.

El programa de desregulación necesitaba un plan macroeconómico tendiente a una leve mejoría del tipo de cambio real, por lo que la "flexibilización laboral" y la reducción de los márgenes que venían observándose en las operaciones del mercado de capitales, contribuían a la reafirmación del plan.

Ley Nº 24190 - modificación.

La modificación e la ley de Ministerios agrega a la denominación del ex Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la de "comercio internacional", pasando a denominarse Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

El artículo 2 de la Ley expresa:

"Compete al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, asistir al Presidente de la Nación en todo lo inherente a las relaciones exteriores de la Nación con los gobiernos extranjeros, la Santa Sede y las entidades internacionales en los campos político, económico, comercial, cultural y consular. Le compete en particular:

en lo concerniente a la ejecución de la política económica y comercial en el exterior, en el área de su

competencia, incluyendo la promoción comercial y las negociaciones internacionales de naturaleza económica y

comercial.

entender

entender en lo concerniente al servicio económico y comercial exterior.

entender en las relaciones con los organismos económicos y comerciales internacionales.

entender en la promoción, organización y participación en exposiciones, ferias, concursos, muestras y misiones de carácter económico, oficiales y privadas en el exterior, atendiendo a las orientaciones de política económica global y sectorial que propongan las áreas pertinentes del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos."

Esto afecta la operatividad del Comercio Exterior, pues las diligencias a efectuar por los interesados del sector deben realizarse ante ambos ministerios (Economía Relaciones Exteriores).

ORGANISMOS NACIONALES QUE INTERVIENEN.

Oficiales.

Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación.

Consejo Nacional de Comercio Exterior.

Secretaría de Comercio e Inversiones.

Secretaría de Hacienda.

Administración Nacional de Aduanas.

Comando en Jefe de Aeronáutica (Aeropuertos Internacionales).

L.A.D.E. ( Depósitos Fiscales en Aeropuertos) (en disolución).

EDCADASA (Depósitos Fiscales).

Dirección General Impositiva (IVA, ganancias, impuestos internos).

Dirección Nacional de Transportes (terrestre y marítimo).

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto - subsecretaría de Negociaciones Económicas Internacionales.

Banco Central de la República Argentina y todos los bancos oficiales y privados del sistema, autorizados para operar en cambios.

Privados.

Cámara de Comercio Exterior.

Cámara de Importadores y Exportadores.

Cámara de Agentes de marketing.

Cámara de Agentes Aseguradores.

Compañías Aseguradoras.

Bancos (autorizados a operar en cambios).

Instituciones para estudios especializados.

Asesorías de Comercio Exterior.

Despachantes de Aduana.

Organismos internacionales.

GATT.

Fondo Monetario Internacional.

Banco Mundial.

EXIMBANK.

FAO.

AID.

OMC.

Créditos para fomento.

En materia de comercio exterior, existen dos clases de créditos de fomento: para importaciones y para exportaciones.

Los créditos para fomento de importaciones pueden ser otorgados por los organismos financieros internacionales (BIRD, EXIMBANK, AID, FMI) y/o por el propio gobierno del país que fomenta la importación. El otorgamiento de este tipo de créditos se realiza cuando se desea fomentar el desarrollo y/o explotación de un determinado sector de productividad, o cuando se quieren renovar, mantener o tecnificar determinadas líneas de producción.

El estado dicta una norma en ese sentido y promueve el re-equipamiento o declara la zona preferencial que pretende beneficiar. Los importadores de ese país, por medio de sus agencias en el exterior, a la par que auscultan los precios internacionales de las maquinarias, buscan los proveedores y éstos, a través de sus bancos,

el financiamiento de tales ventas (exportaciones). Las empresas compradoras son calificadas por los financistas y se les otorga el crédito a sus proveedores. Estos créditos pueden ser con o sin prenda, pero siempre son sometidos a los acuerdos bilaterales con nuestro banco central. Generalmente, su tasa anual de interés es entre el 6 y 9%.

Los créditos nacionales para fomentar el re-equipamiento de líneas de producción o la radicación de capitales en nuestro país, obedecen a determinadas políticas de fomento de sectores a los cuales se pretende desarrollar.

Pueden consistir en:

a. Importación de determinados bienes con reducción de derechos y demás tributos aduaneros. Están sujetos a las disposiciones del C.A. sobre comprobación de destino.

b. Exención de impuestos fiscales provinciales y nacionales, por un determinado período - generalmente 10 años.

c. Reducción impositiva en el balance general de la empresa, durante un determinado número de períodos fiscales y con alícuotas también prefijadas.

d. Apoyo financiero del sector bancario - oficial y privado - a tasas preferenciales, según disposiciones del BCRA.

Para la obtención de franquicias y encuadre en este tipo de promoción, hay que realizar los trámites pertinentes ante la Secretaría de estado de Comercio e Inversiones de la Nación.

Los créditos de fomento pueden ser extensivos al área de las exportaciones del estado, con determinados productos y/o líneas de productos.

Fundación EXPORT.AR.

Fue inaugurada el 7 de octubre de 1993 por iniciativa del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. Los objetivos generales son:

El estudio y la investigación de temas relacionados con el comercio exterior y el desarrollo de acciones tendientes a la promoción de las exportaciones argentinas, esencialmente de la pequeña y median empresa.

El suministro de apoyo técnico a todas las disciplinas y actividades que concurren al sistema comercial exterior y a la oferta de productos argentinos. La Fundación pretende constituirse en un elemento útil para el crecimiento del comercio internacional.

La Fundación EXPORT.AR es un organismo integrado por el gobierno nacional, empresas privadas y entidades empresarias.

Decreto 766/94.

Comisión Nacional de Comercio Exterior.

Este decreto crea la Comisión Nacional de Comercio Exterior, que tiene como objetivos:

Asegurar que los productores nacionales no sufran el daño material que las importaciones en condiciones de competencia desleal.

La adopción de medidas de salvaguardia a la producción nacional.

Evitar las prácticas de competencia desleal y el daño inferido a la producción nacional

El decreto fundamenta la necesidad de crear esta comisión nacional para que se ocupe de analizar el daño material a la producción nacional, siguiendo la mejor experiencia internacional en la materia, y mantener en el ámbito de la Subsecretaría de Comercio Exterior las investigaciones referidas al margen de dumping y a la tasa de subsidios.

La comisión actuará en carácter de asesor de la Secretaría de Comercio e Inversiones del M.E.O.S.P. sus funciones son:

a. Organismo descentralizado del ámbito de la Secretaría de Comercio e Inversiones del M.E.O.S.P.

b. Con plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado.

c. Conducir las investigaciones y análisis del daño a la producción nacional como consecuencia de importaciones realizadas en condiciones de competencia desleal.

d. Analizar a pedido de la Secretaría de Comercio e Inversiones la evaluación del daño a la producción nacional, para instrumentar medidas de política comercial externa.

e. Proponer las medidas necesarias, provisionales o definitivas, para paliar el daño, de acuerdo a los incisos anteriores.

f. Realizar el seguimiento permanente de las tendencias del comercio internacional.

g. Aplicar las disposiciones contenidas en Tratados internacionales, en cuestiones referidas a sus funciones.

Banco de Inversión y Comercio Exterior.

El Poder Ejecutivo Nacional dispuso la creación del Banco de Inversión y Comercio Exterior, bajo la forma de sociedad anónima, lo que se concretó el 13/01/92.

Los accionistas en ese momento fueron: M.E.O.S.P., Banco de la Nación Argentina, Banco Hipotecario Nacional.

El BCRA lo autorizó en calidad de banco comercial en categoría C, y fue designado por el Poder Ejecutivo para actuar como agente financiero, en relación a las líneas de crédito de España e Italia, que manejaba el Banco Nacional de Desarrollo, en proceso de liquidación.

En cuanto a la operatoria del BICE, será un banco de segundo piso, es decir, no atenderá a los import - exportadores, sino que sus clientes serán otros bancos autorizados en categoría C (autorizados para operar en cambios), los que gestionarán ante el BICE el otorgamiento de créditos para sus clientes, que deben reunir las condiciones que el BICE estipule.

FUSIÓN ANA - DGI.

Causas.

Se intentó dar cobertura legal a los malos manejos jurídico - administrativos producidos.

LA ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS.

El Decreto 1156/96 en su art. 1 dispone la fusión de la ANA y la DGI, mediante la cual se constituye la Administración Federal de Ingresos Públicos. Organismo que funcionará como ente autárquico en el ámbito del Ministerio de Economía, asumiendo las competencias, facultades, derechos y obligaciones de las entidades que se fusionan.

El art. 2 dispone la intervención de la ANA.

Motivos técnico - jurídicos - administrativos de su creación.

1. Las ventajas obtenidas en el ámbito internacional por diversos países (pertenecientes al tercer mundo).

2. La recaudación de la seguridad social está a cargo de la DGI.

3. La ANA es agente recaudador de tasas y tributos, función que debe realizar la DGI. pero la aduana es agente receptor por cuenta de la DGI, lo que posibilita la dinámica del comercio exterior y no aumenta la carga burocrática del estado.

4. esta fusión origina un cambio fundamental en nuestra legislación fiscal.

5. Era necesaria primero una actualización laboral.

6. No se han cumplido los procedimientos constitucionales (se modifican leyes nacionales mediante decreto).

Leyes 11683, 12927 y 22415.

Ley 12927.

En 1933, el Congreso dicta la ley 11683, llamada de "procedimiento fiscal", que encuadra la percepción por parte del estado, de las rentas producidas por hechos económicos, comerciales y financieros, de distintos sujetos pasibles de los diversos impuestos existentes y/o a crearse.

Los organismos recaudadores resultaron ser poco eficientes, lo que impulsó la creación de nuevos entes encargados de su fiscalización y percepción.

Así es como el estado impulsó la legislación tendiente a fusionar distintas dependencias administrativas en organismos centralizados.

De esta opción, nace la ley 12927 (1947) que crea la Dirección General Impositiva, agrupando a las antiguas Dirección General de Impuesto a los Réditos y la Administración General de Impuestos Internos. La DGI, dependiente de la Secretaría de Hacienda, actúa como entidad autárquica del estado.

Según el artículo 2 de la ley 12927, la DGI tiene a su cargo la aplicación, percepción fiscalización de los tributos. El Poder Ejecutivo tiene facultades para incorporar a la DGI la aplicación, percepción y fiscalización de gravámenes a cargo de otras dependencias.

El Derecho tributario Administrativo es el conjunto de actividades realizadas por el Ente Fiscal para tutelar el crédito naciente por la realización del hecho imponible tipificado. En nuestro país, la actividad recaudadora se encuentra estrictamente a cargo de la DGI y la ANA.

Ley 22415.

La Aduana en el siglo XX es una institución de servicios que tiene - en todo el mundo - el contralor fiscal de las operaciones comerciales internacionales de un país. Es decir, cumplimenta y cierra el circuito de la comercialización externa del mismo.

Los objetivos de la ANA son:

1. Encargada de la aplicación de la legislación relacionada con importación y exportación de mercaderías.

2. Ejercerá sus funciones conforme al régimen jurídico que la regule y tiene a su cargo la Superintendencia General de la Aduana Central y todas las dependencias que la integran.

3. Ejercer funciones de percepción y fiscalización de rentas públicas producidas por derechos y demás tributos con que se hallaren gravadas las operaciones de importación y exportación y las del control de tráfico internacional de mercaderías.

4. Su accionar es la prestación de un "servicio fiscal" de contralor y prevención de delitos derivados de las transacciones comerciales internacionales en que interviene el país.

5. Poder de policía interior y exterior, en especial con relación al contrabando.

6. Reglamentar servicios de recaudación de tributos a su cargo.

Ley 11683 (Procedimiento Fiscal).

Sirvió de base a la ley 12927, y abrió la puerta a la primera fusión (Dirección General de Réditos y Administración General de Impuestos Internos) y generó las que luego realizaron con otras reparticiones en este orden fiscal, incluyendo la de ANA - DGI.

Esta ley fue sancionada en momentos en que las naciones avanzadas inspiraban la tendencia de la "mayor absorción" de facultades por sus direcciones generales impositivas.

La fusión.

Dispuesta por el decreto 1156/96, aprobado por dictamen de la Comisión Mixta de la Reforma del Estado, proceso que terminará según el decreto 618/97 cuando se publique en el Boletín Oficial la norma respectiva que establezca el ordenamiento de las competencias, facultades, derechos y obligaciones de la AFIP.

Por este decreto, se procede recién a disolver la ANA y DGI, que son reemplazadas por la AFIP.

El artículo 3 dispone que la AFIP será el ente de ejecución de la política tributaria y aduanera de la nación, aplicando las correspondientes normas legales que eran propias de los organismos fusionados, así como de otras reparticiones que en lo sucesivo le sean conferidos por otras incorporaciones.

RÉGIMEN ADUANERO ARGENTINO

Código aduanero argentino.

La ley 22.415 ha ordenado y sistematizado la legislación existente, regulando todas las instancias que entienden en las distintas faces del comercio exterior argentino.

El cuerpo legal consta de:

Título preliminar - disposiciones generales: compuesto por tres capítulos. En los artículos 1 a 8 se define el ámbito de jurisdicción y aplicación del código aduanero. Los artículos 9 a 16 definen la importación y exportación, como también el concepto de mercaderías y el tratamiento arancelario y aduanero a que deben someterse.

Sección I - Sujetos - Título I - Servicio aduanero: los artículos 17 a 22 determinan la organización de la ANA, expresando que es el organismo administrativo encargado de la aplicación de la legislación relativa a la importación y exportación de mercadería. sus funciones y facultades están expresadas en los artículos 23 a 28, mientras que los artículos 29 a 35 se refieren al servicio aduanero y sus deberes y obligaciones.

Título II - Auxiliares del comercio y del servicio aduanero.

Capítulo I: los artículos 36 a 56 se refieren a los despachantes de aduana.

Capítulo II: artículos 57 a 74, tratan sobre los agentes de transporte aduanero.

Capítulo III: en los artículos 75 a 94 trata sobre los apoderados generales y dependientes de los auxiliares de comercio y del sistema aduanero.

Título III: en los artículos 91 a 108 legisla sobre importadores y exportadores.

Territorio aduanero argentino.

El artículo 2 del Código aduanero argentino define al territorio aduanero como la parte del ámbito terrestre, acuático y aéreo sometido a la soberanía de la Nación Argentina y donde se aplica un mismo sistema arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las importaciones y exportaciones.

El territorio aduanero general es aquél en el cual es aplicable el sistema general arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las importaciones y exportaciones. El territorio aduanero especial es aquél en el que se aplica un sistema especial arancelario y de prohibiciones de carácter económico a las importaciones y exportaciones.

No constituyen territorio aduanero general ni especial:

El mar territorial argentino y los ríos internacionales.

Las áreas francas.

Los exclaves.

Los espacios aéreos.

El lecho y subsuelo submarinos nacionales.

Se denomina enclave al ámbito sometido a la soberanía de otro estado, en el que, en virtud de un convenio internacional, se permite la aplicación de la legislación aduanera nacional.

Exclave es el ámbito sometido a la soberanía de la Nación Argentina, en el que, en virtud de un convenio internacional, se permite la aplicación de la legislación aduanera de otro estado.

Se entiende por zona primaria aduanera a la parte del territorio aduanero habilitado para la ejecución de operaciones aduaneras o afectadas al control de las mismas, rigiendo normas especiales para la circulación de personas y el movimiento y disposición de la mercadería.

La zona primaria aduanera está comprendida por:

1. Los locales, instalaciones, depósitos, plazoletas y demás lugares en donde se realizaren operaciones aduaneras o se ejerciere el control aduanero.

2. Los puertos, muelles, atracaderos, aeropuertos y pasos fronterizos.

3. Los espejos de agua en las radas y puertos adyacentes a los espacios enumerados anteriormente.

4. Los demás lugares en que se cumpliere una función similar a las mencionadas en los incisos anteriores que determine la reglamentación.

5. Los espacios aéreos correspondientes a los lugares mencionados precedentemente.

La zona aduanera secundaria es la constituida por el territorio aduanero, excluida la zona aduanera primaria.

PERSONAS QUE INTERVIENEN EN LA OPERATORIA DEL DECOMERCIO EXTERIOR.

1. Importadores.

Personas que en su nombre importan mercaderías, ya sea que las trajeren consigo o que un tercero lo haga para ellos.

2. Exportadores.

Personas que en su nombre exportan mercaderías, ya sea que la llevaren consigo o que un tercero llevare la que ellos hubieren expedido.

El concepto de personas debe ser entendido tanto en relación a las personas físicas como a las jurídicas.

3. Despachantes de aduana.

En 1912, el presidente Julio Argentino Roca reconoce por primera vez en un decreto la existencia e importancia de este profesional. En los primeros tiempos, su actividad fue tratada atendiendo al tipo de tareas que podía realizar un gestor. Con el correr de los años, la ANA, organismo ante quien este profesional debía actuar, así como el Centro de Despachantes de Aduana de la República Argentina, entidad que los nuclea, fueron extremando los requisitos.

El 26/08/46 se sanciona la ley 13.000, que reglamenta esta profesión. Esta ley exceptúa de exámenes y dispone la inscripción que soliciten, de los profesionales en ciencias económicas y jurídicas.

Posteriormente, la ley 17.325 (1967) deroga la anterior norma y se encuadra a los despachantes de aduana como agentes auxiliares del comercio.

El despachante de aduana es el nexo obligado entre el comercio importador - exportador y el estado.

Son agentes auxiliares del comercio sujetos a las normas pertinentes de la legislación mercantil y del servicio aduanero, que colaboran con la regular y correcta percepción de los tributos aduaneros, facilitando la actividad del servicio aduanero.

Su declaración comprometida, tanto en materia de importación como de exportación, causa efectos de inalterabilidad, en cuanto al valor, cantidad y calidad de los efectos declarados.

Son despachantes de aduana las personas de existencia visible, que en las condiciones previstas en este código, realizan en nombre de otros ante el servicio aduanero, trámites y diligencias relativas a la importación, exportación y demás operaciones aduaneras (art. 36.1 del Código Aduanero).

La convención de Kioto define al despachante de aduana como "todo tercero" cuya actividad consiste en ocuparse de desaduanamiento de las mercaderías de importación o exportación.

No corresponde al despachante establecer el precio de importación ni las circunstancias comerciales, financieras o de otra índole de la operación, por no haber tenido participación alguna en las negociaciones realizadas entre el comprador y el vendedor.

En materia infraccional aduanera, la jurisprudencia sostiene la falta de responsabilidad del despachante, cuando ha cumplido con las obligaciones a su cargo y no se apartó de las instrucciones impartidas por el exportador o importador.

El código aduanero afirma, en la exposición de motivos, que la responsabilidad infraccional se basa en los

deberes impuestos por el ordenamiento aduanero: " cumple deberá responder por tal incumplimiento".

quien los cumple no podrá ser sancionado, quien no los

La misma norma declara al despachante de aduana auxiliar del comercio y del servicio aduanero.

El despachante de aduana es el nexo entre el importador - exportador con el servicio aduanero y es responsable ante el mismo de cualquier error o falsa manifestación que produzca en la Declaración Comprometida de las operaciones que ante él oficializa.

Son requisitos para inscribirse en el Registro de Despachantes de Aduana:

Ser mayor de edad, tener capacidad para ejercer por sí mismo el comercio y estar inscripto como comerciante en el Registro Público de Comercio.

Haber aprobado estudios secundarios completos y acreditar conocimientos específicos en materia aduanera en los exámenes teóricos y prácticos que se establecieren a tal fin.

Acreditar domicilio real.

Constituir domicilio en el radio urbano de la aduana en la que hubiere de ejercer su actividad.

Acreditar la solvencia necesaria y otorgar a favor de la ANA una garantía en seguridad del fiel cumplimiento de sus obligaciones.

No estar comprendido en alguno de los siguientes supuestos:

Haber sido condenado por algún delito aduanero o por la infracción de contrabando menor.

Haber sido socio ilimitadamente responsable, director o administrador de cualquier sociedad o asociación, cuando la sociedad o asociación de que se trate hubiera sido condenada por cualquiera de los ilícitos mencionados en el inciso anterior. Cuando hubiera sido sancionada por la infracción de contrabando menor, la inhabilidad se extenderá por cinco años desde que la condena hubiera quedado firme. Se exceptúa de la inhabilitación a quienes probaren haber sido ajenos al acto o haberse opuesto a su realización.

Haber sido condenado por delito reprimido con pena privativa de la libertad, exceptuándose los delitos contra las personas, el honor, la honestidad y el estado civil, cuando la sentencia hubiera concedido el beneficio de la ejecución condicional de la pena.

Estar procesado judicialmente o sumariado en jurisdicción aduanera por cualquiera de los ilícitos mencionados en los incisos anteriores, mientras no fuere sobreseído provisional o definitivamente o absuelto por sentencia o resolución firme.

Haber sido condenado con pena accesoria de inhabilitación para ejercer cargos públicos, hasta que se produjere su rehabilitación.

Haber sido sancionado con la eliminación de cualquiera de los demás registros previstos en el artículo 23 inciso t), hasta que se hallare en condiciones de inscribirse.

Se fallido o concursado civil, hasta dos años después de su rehabilitación.

Encontrarse en concurso preventivo o resolutorio, hasta que hubiere obtenido carta de pago o acreditare el cumplimiento total del acuerdo respectivo.

Estar inhibido judicialmente para administrar o disponer de sus bienes, mientras esta situación subsistiere.

Ser deudor de obligación tributaria aduanera exigible o de obligación emergente de pena patrimonial aduanera firme, o ser socio ilimitadamente responsable, director o administrador de cualquier sociedad o asociación, cuando la sociedad o asociación de que se trate fuere deudora de alguna de las obligaciones mencionadas. Estas inhabilidades subsistirán hasta la extinción de la obligación.

Ser o haber sido agente aduanero, hasta después de un año de haber cesado como tal.

Haber sido exonerado como agente de la administración pública nacional, provincial o municipal, hasta que se produjere su rehabilitación.

Agente de transporte aduanero.

El código aduanero se refiere a los agentes de transporte marítimos, aéreos y terrestres.

Se los define como aquellas personas de existencia visible o ideal que actúan en nombre de los empresarios de transporte asumiendo las gestiones realizadas con la presentación del medio transportador y de sus cargas ante el servicio de aduana.

Además de ser auxiliares del comercio, son auxiliares del servicio aduanero.

Los otros sujetos que por su actividad profesional, técnica o comercial, no resultan indiferentes al servicio aduanero son: proveedores de a bordo, técnicos de reparaciones, lavadores y demás personas de existencia física o ideal que cumplieren actividades en la zona primaria aduanera, correspondiendo a la aduna supervisar la actividad de todas estas personas.

1. Administración pública.

Es decir, las reparticiones nacionales que intervienen en la operatoria de comercio exterior, a saber: el Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación, del que dependen la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Industria, la Secretaría de Comercio e Inversiones (de la que depende la Comisión Nacional de Comercio Exterior). En forma indirecta, intervienen: el BCRA, el BICE y demás reparticiones del área.

El Ministerio de Economía es el encargado de fijar y hacer cumplir por medio de los organismos correspondientes la política económica que el poder ejecutivo implemente respecto del sector externo (aranceles, modificaciones de los mismos, prohibiciones, exenciones arancelarias, política de ajuste, etc.). La Secretaría de Industria es la autoridad de aplicación de las normas que el Ministerio de Economía dicta.

2. Dirección General de Aduanas.

Aplicará la legislación a la importación y exportación de mercaderías, teniendo a su cargo la superintendencia general y dirección de aduanas y demás reparticiones que la integran.

Constituyen aduanas las distintas oficinas que, dentro de la competencia que se les hubiere asignado, ejercen las funciones a las que se refiere al artículo 17 (aplicar la legislación referida a importación y exportación), en especial las de percepción y fiscalización de las rentas públicas producidas por los derechos y demás tributos con que las operaciones de importación y exportación se hallaren gravadas y las de control de tráfico internacional de mercaderías.

El código aduanero establece la posibilidad de traslado del asiento geográfico de las aduanas por parte del poder ejecutivo, cuando fuese conveniente por razones de control o de racionalización o eficiencia de la administración aduanera. Con la reserva expresa de que aquellas aduanas a las que se refiere el

artículo 67 inc. 9 de la Constitución Nacional (las aduanas exteriores, que existían en cada provincia, al

éstas sólo podrán ser trasladadas dentro del territorio de la respectiva

tiempo de su incorporación provincia.

),

La ANA está facultada para fijar o modificar la competencia de las aduanas, determinar las operaciones a cumplirse ante las mismas, asignándoles el carácter de permanentes o transitorias, teniendo en consideración razones de mejor control, racionalización del servicio o del tráfico internacional.

En cuanto a sus funciones administrativas, dependía del Ministerio de Economía; en la faz de seguridad, lo hace de la Prefectura Nacional Marítima (Capitanía de Puertos).

Tenía a su cargo el contralor de la entrada y salida de medios de transportes marítimos y fluviales internacionales, así como administrar las plazoletas y depósitos fiscales, dados en concesión privada.

Fijaba las tarifas del manejo de las operaciones de carga, descarga y almacenamiento de mercaderías.

Esta dependencia fue disuelta en 1992.

4. Banco Central de la República Argentina.

Es el que autoriza a los bancos del sistema para operar en cambios.

Dirige y aplica la política monetaria del país, conforme a los lineamientos impuestos desde el poder ejecutivo.

Es la máxima autoridad de aplicación en cuanto a la comercialización de divisas.

5. Bancos autorizados a operar en cambios.

Cualquier banco comercial que desee efectuar operaciones de negociación de divisas puede hacerlo. Es necesario, para ello, obtener la autorización del BCRA. La autorización será otorgada siguiendo une escalonamiento, iniciándose por la categoría A, hasta llegar a la C, con lo que quedará habilitado para realizar cualquier tipo de operación.

En el caso de los bancos cuya central obtuvo autorización, ésta no podrá hacerla extensiva a sus sucursales, sino que cada una de ellas deberá cumplir cada etapa individualmente para lograr la habilitación.

6. Corredores de cambio.

Personas físicas, a las cuales y previo un examen de competencia, el BCRA les otorga la autorización para realizar determinados tipos de negociaciones de divisas.

7. Empresas transportadoras de carga.

Las empresas de transporte de cargas internacionales son auxiliares del servicio aduanero y deben cumplimentar las prescripciones que se refieren a su vinculación con la ANA. Con respecto a la matrícula internacional, ésta les será otorgada como respaldo a la operatoria del sector externo.

8. La administración Federal de Ingresos Públicos.

Los considerandos del decreto 1156/96 que dispone la fusión de la Administración Nacional de Aduanas con la Dirección General Impositiva, exponen que, atento el carácter recaudatorio de las funciones que ambos organismos poseen, se aconseja la conveniencia de unificarlas dentro de un contexto de mayor control y racionalización de los costos a cargo del estado.

NECESIDAD DE IMPORTAR O EXPORTAR.

Operatoria a seguir.

1. Inscripción de la persona (ideal o visible) en el Registro de Importadores y Exportadores de la Nación.

2. Inscripción en al AFIP (Ganancias, IVA, con sus DDJJ al día).

3. Estar inscriptos y no adeudar suma alguna a los organismos de recaudación previsional.

RÉGIMEN PENAL ADUANERO.

Delitos aduaneros.

Art. 863: será reprimido con prisión de seis a ocho años, el que por cualquier acto u omisión impidiere o dificultare, mediante ardid o engaño, el adecuado ejercicio de las funciones que las leyes acuerdan al servicio aduanero para el control sobre las importaciones y las exportaciones.

Art. 864: será reprimido con prisión de seis meses a ocho años el que:

a. Importare o exportare mercadería en horas o por lugares no habilitados al efecto, la desviare de las rutas señaladas para la importación o la exportación o de cualquier modo la sustrajere al control que corresponde ejercer al servicio aduanero sobre tales actos.

b. Realizare cualquier acción u omisión que impidiere o dificultare el control del servicio aduanero con el propósito de someter a la mercadería a un tratamiento aduanero o fiscal distinto al que le correspondiere, a los fines de su importación o exportación.

c. Presentare ante el servicio aduanero una autorización especial, una licencia arancelaria o una certificación expedida contraviniendo las disposiciones legales específicas que regularen su otorgamiento, destinada a obtener, respecto de la mercadería que se importare o exportare, un tratamiento aduanero o fiscal más favorable que el que correspondiere.

d. Ocultare, disimulare, sustituyere o desviare, total o parcialmente, mercadería sometida o que debiere someterse a control aduanero, con motivo de su importación o exportación.

e. Simulare ante el servicio aduanero, total o parcialmente, una operación o una destinación aduanera de importación o de exportación, con la finalidad de obtener un beneficio económico.

Art. 865: se impondrá prisión de dos a diez años, en cualquiera de los supuestos previstos en los artículos 863 y 864, cuando:

Intervinieren en el hecho tres o más personas en calidad de autor, instigador o cómplice.

a. Interviniere en el hecho en calidad de autor, instigador o cómplice un funcionario o empleado público en ejercicio o en ocasión de sus funciones o con abuso de su cargo.

b. Interviniere en el hecho, en calidad de autor, instigador o cómplice, un funcionario o empleado del servicio aduanero o un integrante de las fuerzas de seguridad a las que este código les confiere la función de autoridad de prevención de los delitos aduaneros.

c. Se cometiere mediante violencia física o moral en las personas, fuerza sobre las cosas o la comisión de otro delito o su tentativa.

d. Se realizare empleando un medio de transporte aéreo, que se apartare de las rutas autorizadas o aterrizare en lugares clandestinos o no habilitados por el servicio aduanero para el tráfico de mercadería.

e. Se cometiere mediante la presentación ante el servicio aduanero de documentos adulterados o falsos, necesarios para cumplimentar la operación aduanera.

f. Se tratare de elementos nucleares, explosivos, agresivos, químicos o materiales afines, armas, municiones o materiales que fueren considerados de guerra o sustancias o elementos que por su naturaleza, cantidad o características pudieran afectar la seguridad común. La pena por los hechos contemplados en este inciso se aplicará siempre que por leyes especiales no correspondiere una mayor.

g. Se tratare de mercadería cuya importación o exportación estuviere sujeta a una prohibición absoluta.

Art. 866: se impondrá prisión de dos a diez años en cualquiera de los supuestos previstos en los artículos 863 y 864 cuando se tratare de sustancias o elementos que por su naturaleza, cantidad o características pudieren afectar la salud pública. En los casos en que se tratare de estupefacientes, en cualquier etapa de su elaboración, la pena será de tres a doce años de prisión.

Art. 867: en los supuestos previstos en los artículos 865 y 866, no serán de aplicación la eximición de prisión, la excarcelación o la condena de ejecución condicional.

Actos culposos que posibilitan el contrabando y uso indebido de documentos.

Para caracterizar la culpa, debemos hablar de negligencia e inobservancia de las disposiciones legales específicas.

El grado de culpabilidad se traduce en que la negligencia sea "manifiesta" y de que la inobservancia de las disposiciones específicas sea "grave".

Será reprimido con multa el funcionario o empleado aduanero que ejerciera indebidamente sus funciones fiscales o de control.

Será reprimido con multa, el sujeto activo que, por su calidad, oficio o actividad, incurriere en irregularidad o falsedad de los documentos que presenta.

Tentativa de contrabando.

Art. 871: incurre en tentativa de contrabando el que, con el fin de cometer el delito de contrabando, comienza su ejecución, pero no lo consuma por circunstancias ajenas a su voluntad.

Art. 872: la tentativa de contrabando será reprimida con las mismas penas que corresponden al delito consumado.

Art. 873: se considera supuesto especial de tentativa de contrabando la introducción a recintos sometidos a control aduanero de bultos que, individualmente o integrando una partida, contuviesen en su interior otro u otros bultos con marcas, números o signos de identificación iguales o idóneos para producir confusión con los que ostentare el envase exterior u otro envase comprendidos en la misma partida. El responsable será reprimido con la pena que correspondiere al supuesto de contrabando que se configure.

Encubrimiento de contrabando.

Art. 874:

1. Incurre en encubrimiento de contrabando el que, sin promesa anterior al delito de contrabando, después de su ejecución:

a. Ayudare a alguien a eludir las investigaciones que por contrabando efectúa la autoridad o a sustraerse a la acción de la misma.

b. Omitiere denunciar el hecho estando obligado a hacerlo.

c. Procurare o ayudare a alguien a procurar la desaparición, ocultamiento o alteración de los rastros, pruebas o instrumentos del contrabando.

d. Adquiriere, recibiere o interviniere de algún modo en la adquisición o recepción de cualquier mercadería que de acuerdo a las circunstancias debía presumir proveniente de contrabando.

1. El encubrimiento de contrabando será reprimido con prisión de seis meses a tres años, sin perjuicio de aplicarse las demás sanciones contempladas en el artículo 876.

2. La pena privativa de la libertad prevista en el apartado 2 de este artículo se elevará en un tercio cuando:

a. El encubridor fuera un funcionario o empleado público o integrante de las fuerzas armadas o de seguridad.

b. Los actos mencionados en el inciso d) del apartado 1 de este artículo constituyeren una actividad habitual.

Art. 875:

1. Están exentos de pena los que hubieren ejecutado un hecho de los previstos en los incisos a), b) y c) del apartado 1, del artículo 874, a favor del cónyuge, de un pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad o el segundo de afinidad, de un amigo íntimo o de una persona a la que debieran especial gratitud.

2. Cuando se encubriere con la finalidad de obtener un beneficio económico o de asegurar el producto o el provecho del contrabando, no se aplicará la exención de pena prevista en el apartado 1 de este capítulo.

Infracciones aduaneras.

Art. 892: a los efectos de este Código, el término infracción se equipara al de contravención.

Art. 893: se consideran infracciones aduaneras los hechos, actos u omisiones que este título reprime por transgredir las disposiciones de la legislación aduanera. Las disposiciones generales de este título también se aplicarán a los supuestos que este código reprime con multas automáticas.

Art. 894: la calificación de un hecho como infracción aduanera requiere que, previamente a su realización, se encuentre previsto como tal en las disposiciones de este código.

Art. 895: en materia de infracciones aduaneras, no cabe la incriminación por analogía.

Art. 896: la norma que rige específicamente el caso desplaza a la que lo pudiera comprender en forma genérica.

ÁREAS O ZONAS FRANCAS.

Ámbito dentro del cual la mercadería no está sometida a control habitual del servicio aduanero, y su introducción y extracción no están gravadas con el pago de tributos, salvo las tasas retributivas de servicios que pudieran establecerse, ni alcanzadas por prohibiciones de carácter económico.

Tales áreas deben ser establecidas por ley nacional. Nuestro país reconoce 27 zonas francas en el territorio aduanero.

Los ingresos

y egresos

respectivamente.

de mercaderías a las áreas francas

constituyen importaciones

y exportaciones

En tales zonas, la mercadería puede ser objeto de almacenamiento, comercialización, utilización y consumo, transformación, elaboración, combinación, mezcla, reparación o cualquier otro perfeccionamiento o beneficio.

Las características de las zonas francas dan origen a los distintos tipos en que se pueden distinguir:

De almacenamiento.

Comercial.

Industrial.

Turística.

Importancia de las zonas francas para las economías regionales.

Las zonas francas comerciales contribuyen a rebajar el costo de los productos importados, al disminuir los gastos de transporte y distribución, vigilancia y almacenamiento de los mismos. Permiten la difusión de nuevos productos y tecnologías, atemperando los plazos de entrega.

Las zonas francas de carácter industrial, pueden convertirse en el vehículo eficaz para la generación de empleos y subsidiariamente para la captación de divisas.

La instalación de zonas francas en general, facilita la comercialización de las materias primas locales, como insumos de las industrias que se instalen, o mediante la concentración de la oferta en un mercado mayorista.

IMPORTACIONES

Definición.

La importación es el acto de compra efectuado por los residentes de un país a los de otro.

Estas operaciones siempre obedecen a una serie de contactos previos, como: pedido de precios, aceptación de éste y las condiciones de pago, el pedido u orden de compra en firme, etc. Es decir, una serie de formalidades y solemnidades que, regidas por las respectivas legislaciones, hay que cumplimentar.

La importación no se perfecciona hasta que el bien adquirido en el exterior no haya sido:

a. Abonado a su vendedor por intermedio del sistema bancario argentino y por alguno de los medios previstos.

b. Hasta que el bien no haya sido introducido a plaza, es decir, nacionalizado mediante el pago de tributos, lo que le otorga la condición de liberado a consumo.

Régimen.

Este tipo de operaciones se encuentra legislada en las Ordenanzas de Aduana (ley 810), Ley de Aduanas Nº 11.281 y el Código Aduanero Argentino (ley 22.415), así como en las disposiciones emergentes en materia de pagos del BCRA.

Tipo de importaciones.

a.

Comunes: cuando la compra al exterior consiste en mercaderías, bienes, objetos o servicios.

b.

Especiales: compras al exterior que ingresan al territorio aduanero sin pagar los derechos de importación normales, o bien con rebajas sustanciales en los mismos, de acuerdo a leyes especiales de promoción y/o reequipamiento industrial, que otorga el poder ejecutivo nacional mediante disposiciones especiales y para cada caso en particular.

1.

Temporales: su ingreso al país se realiza por un período limitado (180 días), el que luego, por solicitud de parte interesada, puede ser renovado por un período igual o menor, según lo considere la ANA, que es quien otorga el ingreso temporal. Finalizado el período, el bien puede ser reembarcado a su país de origen, habiendo o no sufrido modificaciones, siempre y cuando se trate del mismo bien que ingresó originariamente. Si se optare por la compra definitiva, habrá que declararlo "a consumo", pagar los derechos y proceder a su nacionalización y despacho a plaza. Este tipo de operación se usa cuando ingresan al país máquinas, herramientas, objetos, etc., para ser probados en determinados campos de producción, o bien que, habiendo sido fabricados en el país, hubieren sido exportados y vuelven para efectuarles un service o reparaciones, previstos en el respectivo contrato de venta. Todas estas consideraciones deberán hacerse constar en el correspondiente despacho de importación temporal.

2.

Definitivas: trámite normal de introducción al territorio aduanero de bienes que ingresan definitivamente, nacionalizándose definitivamente mediante el pago de los gravámenes correspondientes.

Documentación necesaria.

1. Conocimiento de embarque o guía aérea, o guía de ferrocarril, o conocimiento rodoviario.

Documento que emite la empresa transportista (marítima, aérea o terrestre) al recibir las mercancías para su transporte.

Se libra en tres ejemplares o más. El original sirve para efectuar el despacho aduanero, debidamente endosado por el importador/exportador e intervenido mediante firma y sello por la autoridad bancaria autorizada a operar en cambios que tuvo a su cargo la negociación de las divisas, mediante carta de crédito, cobranza u orden de pago.

El endoso que hace el importador y el despachante de aduana al dorso del mismo, es simplemente la transmisión de los derechos de propiedad, simbolizándolos en este documento, a favor de la aduana respectiva, por si ocurriera que el importador no pudiera pagar los derechos, y a efectos de que la aduana pueda rematar los bienes y cobrar la acreencia fiscal.

Una vez que la mercadería ha llegado a puerto y antes de ser despachada a plaza, puede ser vendida con el solo endoso del conocimiento de embarque, que es lo mismo que transferir la nuda propiedad de los bienes.

2. Factura comercial.

Es el documento representativo de la venta. En ella, el exportador deberá detallar técnicamente los efectos vendidos, con indicación de cantidad, especie, calidad y precios unitarios y totales.

Esta factura debe estar firmada por el exportador y su firma autenticada por la Cámara de Comercio del país exportador, aunque las autoridades aduaneras pasan por alto exigir esta modalidad.

Las facturas comerciales deberán ser intervenidas en origen, ya sea por SGS (empresa americana) o Bureau Veritas (francesa). El costo del tal operación será a cargo del importador, que oscilará entre el 0,75% y el 1,00% sobre el FOB, estimándose que de esta forma será menor el perjuicio fiscal por subfacturación, a la vez que las mercancías serán preverificadas (por ciudadanos extranjeros) antes de su ingreso al territorio aduanero argentino, quedando la verificación final a cargo del servicio aduanero nacional.

3. Certificado de origen.

Se exige en forma explícita para determinados tipos de bienes. En la mayoría de los casos, en la misma factura se declara el origen de la mercadería, lo que no obsta para que también se solicite el certificado.

Igual que el documento anterior, debe estar certificado por la Cámara de Comercio Exterior.

El certificado de origen es imprescindible para las importaciones provenientes del Mercosur, ya que nuestra aduana no acepta la liberación a consumo de los despachos de importación si no son acompañados de este documento en original y copia.

Según instrucciones del Comité Mercosur, debe ser cuidadosamente confeccionado desde su texto, posición arancelaria y el detalle exhaustivo de las mercaderías según la factura comercial, no admitiendo ninguno de ellos enmiendas ni raspaduras.

4. Packing list o nota de empaque.

En ella se detallarán la totalidad de los bultos que constituyen el embarque, atendiendo a la necesidad de que el contenido de cada uno de ellos se encuentre debidamente identificado en sus mínimos detalles técnicos.

La totalidad de los pesos brutos y netos debe coincidir con la totalidad de iguales pesos declarados en el conocimiento de embarque.

5. Certificado de análisis.

En determinados casos, y por tratarse de mercaderías que para su declaración a consumo es menester que se conozca la composición de los elementos que la integran (medicamentos, drogas, comestibles, lubricantes, insumos industriales), el ente aduanero suele exigir que el exportador presente junto con la documentación mencionada anteriormente, el certificado de análisis debidamente autenticado.

6. Otros certificados especiales.

En el caso de importaciones de animales y vegetales que por su especie y calidad deben demostrar condiciones de pureza y calidad, se exige este tipo de certificados, expedidos por autoridades sanitarias y genéticas oficiales.

Despachos.

Clases.

El importador es la persona que aparece ante la aduana disponiendo o decidiendo la introducción de una mercadería al territorio aduanero, no resultando relevante para calificar a una persona de importador el hecho de realizar o cumplir con actos materiales de introducción de bienes al mencionado territorio.

De acuerdo con la definición del Consejo de Cooperación Aduanera de Bruselas, el territorio aduanero es aquel en el cual las disposiciones de la legislación aduanera de un estado son plenamente aplicables. En regla general, el territorio nacional argentino comprende el espacio terrestre, marítimo y aéreo, aunque encontramos ciertas partes del territorio nacional excluidas del territorio aduanero, como los puertos francos.

El importador, al ingresar un bien al territorio aduanero, se valdrá del despachante de aduana al que entregará endosada la documentación probatoria de la titularidad (documento de transporte) y demás constancias (facturas, certificados). Este auxiliar comenzará así con su función, que iniciará con la declaración ante la aduana de los bienes a importar.

En nuestro país rige el principio de la declaración comprometida inalterable, lo que significa que el documentante de una mercadería debe manifestar, entre otros requisitos, los aspectos fundamentales (especie, cantidad, calidad y valor de los artículos contenidos en cada bulto).

Además, esta declaración debe formalizarse con mención de los ocho dígitos y designación con que figura en la nomenclatura (NMC), sin perjuicio de consignar los elementos necesarios para su individualización, tales como naturaleza, características técnicas, pureza, grado de elaboración, dimensiones, procedencia y otros que sean suficientes para identificar el bien, clasificarlo y evaluarlo.

La declaración debe contener dos grupos de datos:

1.

A los fines de la identificación del bulto a ser verificado, comprende las informaciones emergentes del documento de transporte: marca, número y envase.

2. A los fines de la clasificación arancelaria y la determinación del monto de impuesto que corresponde tributar, compuesto por la especie y calidad. Las normas argentinas disponen que debe expresarse en guarismos y letras, con arreglo al sistema métrico decimal.

Modos de despachar la mercadería de importación:

Directo forzoso (directo a plaza).

Es la operación de descarga de mercadería de importación directamente desde el medio transportador internacional (buque, avión) al vehículo de traslado interno (camión, vagón), a fin de proceder a su despacho inmediato a plaza, sin entrada a depósito fiscal.

Las mercaderías que utilizan este tipo de despacho son exclusivamente las inflamables, explosivas, altamente perecederas, corrosivas, peligrosas, perjudiciales, oxidantes, a granel, y con carácter optativo aquellas que, no teniendo las características mencionadas, son de fácil verificación, más difícil manipulación, gran volumen y aquellas libres de derechos. Esta medida se amplió a toda clase de mercaderías, según el decreto 2284/91.

Directo.

Constituye el trámite normal de despacho de mercaderías a consumo.

Depósito de almacenamiento.

Se constituye en un contrato de depósito de mercaderías con el fisco, asumiendo éste determinadas obligaciones. Sobre eta copia se pueden girar varios despachos para consumo, es decir, se puede ir retirando la mercadería en forma parcializada (cumpliendo determinadas condiciones.

También sirve para efectuar transferencias de estos bienes antes de su nacionalización, o bien para girarse reembarcos para devolver mercaderías al exterior.

Si el importador no conociera el contenido exacto de los bultos recibidos, y no quiere correr el riesgo de efectuar una falsa manifestación, podrá documentar el embarque por despacho directo a la "copia de factura a depósito" con la cláusula de "ignorando contenido", con lo cual podrá tomar contenido de los bultos y proceder a su posterior manifestación.

Si el importador no procediera a verificar la mercadería presentada como "ignorando contenido" dentro de los plazos que fijan las normas vigentes, la aduana podrá proceder a verificar de oficio la mercadería, tomando contenido oficial de la misma.

Documentación complementaria.

Junto con la documentación que elevará el importador (despachante) a la aduana, se deberá presentar la documentación probatoria del embarque, su descripción y valor, así como documentos adicionales, como:

Carátula.

Documento original de transporte debidamente endosado. Con respecto al endoso, el mismo debe estar expresamente aclarado que se realiza al efecto de formalizar el despacho, y deberá consignarse el nombre y apellido del endosante, nombre del titular del documento, y su número de inscripción en la aduana. Esta firma será certificada por el despachante de aduana actuante, con indicación de su nombre y apellido y número de registro, datos que finalmente certificará la ANA.

Factura original y la cantidad de copias habituales.

Lista de empaque (packing list), cuando por la naturaleza de la mercadería sea requerido.

Recibo de pago del flete, si es abonado en destino.

Certificados de origen, sanitarios o cualquier otro que fuera exigible.

Autorizaciones o licencias especiales para mercaderías a ser introducidas bajo régimen especial o extraordinario.

Folletos técnicos y/o listas de precios si la mercadería así lo requiriese.

Comprobación de destino.

Cuando el estado promueve determinadas áreas (sector industrial, minero, agrario) a nivel de mercado exterior, lo hace mediante decretos especiales en los que favorece la adquisición de bienes y equipos para las empresas que se hallan comprendidas en esos sectores.

Una de las formas de efectuar la promoción sectorial es exceptuando de uno, varios o determinados derechos de importación que correspondería tributar por la introducción de esos bienes.

Como contrapartida, el estado exige el cumplimiento de determinados requisitos:

sistema previsional.

Estar al día con el sistema impositivo.

Presentación de estados contables.

Compromiso escrito de que no se violará la disposición legal, en el sentido de que los bienes importados no serán comercializados por un lapso de cinco años y con previo aviso a la ANA.

La comprobación de destino es la facultad emergente de la ley que se reserva el estado nacional, en su carácter de administrador, para verificar que los bienes importados con franquicia, tengan el uso directo y debido para el que fueron introducidos al país, con la prevención del pago de menores o de ningún derecho.

Las personas físicas o jurídicas que gozan de este régimen, tienen la obligación legal de presentar antes del 31 de enero de cada año, en un formulario habilitado por la ANA al efecto y por triplicado, el "estado de comprobación de destino" de los materiales importados, así como de los consumidos, para conocer el saldo que falta consumir al 31 de diciembre del otro año. Este saldo será el de apertura para el próximo ejercicio, el cual deberá coincidir con el del inventario general de la firma al 31 de diciembre para el rubro "materiales importados con comprobación de destino". Cualquiera sea la fecha de cierre de ejercicio de la firma, deberán respetarse estos plazos.

Derechos.

Se denomina derechos, tanto a la importación o exportación, a la tasa que fija el estado para el ingreso o egreso de mercaderías, bienes o servicios, y que están fijados en cada uno de los casos por las nomenclaturas arancelarias respectivas.

Fijar tales derechos es facultad exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional, facultad que le ha sido delegada por el Congreso, en oportunidad de la aprobación de las respectivas nomenclaturas, de conformidad con la NAB. Esta fijación de derechos está a cargo del Ministerio de Economía, conforme a políticas de gravación o desgravación, de acuerdo a las necesidades de proteger la industria nacional o controlar el precio de los productos del mercado interno.

Menores derechos.

Los que son fijados por disposiciones especiales del Poder Ejecutivo, conforme a políticas arancelarias fijadas en promociones de líneas de producción. Es decir, el estado puede otorgar una exención parcial.

Impuestos internos.

Corresponde aplicarlos cuando se trata de importación de cubiertas en general, alcoholes, azúcares, etc., de acuerdo a la ley respectiva.

IVA.

Funciona con una tasa actual del 21%, aplicable sobre la base imponible resultante de la adición de los valores CIF más todas las tasas, derechos e impuestos de una nacionalización. La percepción de este impuesto está a cargo de la ANA.

La resolución 3431/91 dispone un adelanto del 8% sobre base IVA para los contribuyentes inscriptos (deducible de la posición mensual); para los no inscriptos se fijaba una alícuota del 9%, no deducible. Posteriormente, las resoluciones 3955/95 y 3964/95 modifican las alícuotas de los anticipos aplicables a las importaciones al 9% (para inscriptos) y 10% (para no inscriptos). Esta misma resolución exceptúa del anticipo del IVA a los bienes que revistan para el importador el carácter de bien de uso (tanto para empresas como para particulares).

Impuesto a las Ganancias.

La resolución 3543/92 disponía que en todas las importaciones, los titulares de las mismas deberán anticipar un 3% sobre la base IVA en concepto de anticipo de este impuesto (bienes de reventa).

Las resoluciones 3955/95 y 3964/95 modifican este régimen disponiendo que, de tratarse de importaciones definitivas de bienes que tengan como destino el consumo particular del importador, se aplicará una alícuota del 11% como anticipo del impuesto. Quedan exceptuados de este pago los bienes que revistan para el importador el carácter de bien de uso.

Documentación faltante.

Frente a la carencia de documentación original, el importador puede despachar a plaza (es decir, retirar la mercadería del depósito fiscal) por medio del despacho directo a plaza (forzoso), acompañando a la declaración comprometida un fax producido en origen de la factura comercial, firmado por el importador. Este fax debe cumplir las condiciones establecidas por la resolución 156/96 de la ANA respecto de la documentación complementaria necesaria para efectuar un despacho de importación.

El único documento válido es la factura comercial. Si bien, por razones de urgencia, puede anticiparse vía fax, es necesario el original de la misma a efectos de la posterior valoración aduanera de la mercadería.

En cuanto a la falta del conocimiento de embarque, pueden plantearse las siguientes situaciones:

Si el embarque es por vía aérea, bastará presentar un fax librado en origen del conocimiento, firmado por el importador, y estableciendo en el cuerpo de la declaración comprometida, que el original se presentará al arribo del medio transportador.

Si el arribo es por camión, se aplica idéntico procedimiento.

Si el arribo se produce por vía marítima, para efectuar el tránsito terrestre desde Buenos Aires (puerto de ingreso) hacia el interior (cualquier aduana), es imprescindible el conocimiento original.

Si la mercadería es negociada en las listas de preferencias porcentuales argentinas otorgadas a países miembros de la ex ALADI o del MERCOSUR, la falta del certificado de origen implica que habrá de garantizarse su falta, por el monto de la diferencia de derechos (entre lo pagado y el porcentual de desgravación que tuviere la mercadería de acuerdo a tal negociación).

La ANA otorga un plazo de 30 días para la presentación en regla, caso contrario, ejecuta la garantía.

Gravámenes a la importación.

Derechos:

gravan

indeterminado.

la

importación

para

consumo,

es

decir,

ingresada

al

territorio

aduanero

por

tiempo

Hecho imponible: la importación para consumo.

Sujeto imponible: el importador.

Momento imponible: al determinar este momento, se fijará el arancel, gravamen, régimen tributario, prohibiciones económicas, base imponible, tipo de cambio y demás condiciones a la fecha de:

a. Entrada del medio transportador, en el caso del despacho forzoso presentado con hasta cinco días de anticipación a dicha fecha y debidamente autorizado.

b. Fecha de registro de la solicitud de destinación de importación definitiva para consumo.

Clasificación de los derechos de importación.

Según la constitución de la base imponible.

Ad valorem: el importe se obtiene mediante la aplicación de un porcentual sobre el valor en aduana o sobre el precio oficial CIF, si éste existiere y fuere superior.

Específico: aplicación de una suma fija por cada unidad de medida.

Valor normal en aduana.

Es el precio normal, es decir, el precio que se estima pudiera fijarse para la mercadería en el momento en que se destina a consumo y como consecuencia de una venta al contado efectuada en condiciones de libre competencia, entre un comprador y un vendedor, independientes uno de otro.

Se determinará suponiendo que:

a. La mercadería es entregada al comprador en el lugar de introducción al país.

b. Todos los gastos hasta el puerto o lugar de introducción se incluyen en el precio normal.

c. El comprador soporta los derechos y demás tributos exigibles en el país, por lo que estos tributos se excluyen o no forman parte del precio normal.

Depósito provisorio de importación.

Una vez arribada la mercadería, descargada y recibida en el lugar de depósito fiscal (y hasta tanto se autorice o se designe de oficio alguna destinación aduanera) queda sometida al régimen de depósito provisorio de importación.

Es una figura jurídica mediante la cual queda suspendido el usufructo de la cosa (mercadería importada), sin afectar la nuda propiedad de la misma. Esta suspensión sucede hasta tanto se hubiera procedido a su destinación definitiva de importación para consumo (o nacionalización de los efectos).

Las "destinaciones suspensivas" autorizadas, no permiten la libre disponibilidad de las mercaderías, sino a cumplir con los fines expresamente permitidos al momento de autorizarse tales destinaciones suspensivas.

Destinaciones de importación.

Se debe solicitar una "destinación de importación" dentro de los 15 días hábiles a contar desde el arribo del medio transportador (o hacerlo hasta 5 días de anticipación a dicho arribo en el caso de despacho directo a plaza o forzoso).

De no presentar dentro de ese plazo la solicitud de destinación aduanera (con la respectiva documentación), el importador se hará pasible de una multa equivalente al 1% del valor en aduana de la mercadería.

Si no se contara con la documentación pertinente (conocimiento de embarque, factura comercial, certificado de origen), deberá procederse a garantizar los importes de las multas y otros conceptos que determine la ANA dentro del régimen de garantías.

Ignorando contenido.

Dentro de los primeros diez días de llegado el medio transportador, el importador puede declarar que ignora todas o algunas características de las mercaderías arribadas. La "toma de contenido" y la solicitud de destinación aduanera correspondiente, debe efectuarse dentro de los 25 días contados a partir del arribo del medio transportador.

Si se presentara una solicitud de destinación suspensiva de depósito de almacenamiento (conocida como "copia de depósito"), e ignorando contenido, debe presentarla dentro de los 10 días de arribada la mercadería al depósito fiscal, la toma de contenido hacerla dentro de los 25 días contados a partir del mismo arribo, y la "segunda destinación" (suspensiva o definitiva) realizarla dentro de los términos de la copia de depósito.

Destinación definitiva de importación para consumo.

Es aquella por la cual la mercadería importada puede permanecer por tiempo indeterminado dentro del territorio aduanero.

La ANA establece los requisitos con que deberá comprometerse la declaración a consumo, la que además de la destinación solicitada debe mencionar la posición arancelaria de la mercadería, la naturaleza, especie, calidad, estado, peso, cantidad, precio, origen, y toda otra circunstancia que permita su correcta clasificación y valoración. La declaración comprometida debe ser escrita.

Puede efectuarse mediante:

Despacho de importación directa.

Despacho de importación forzoso.

Despacho de importación con garantía.

Despacho de importación directo de copia.

Estas solicitudes de destinación pueden desistirse hasta antes de abonar o garantizar los tributos que graven la importación, o cuando los mismos se hicieren exigibles por mora. Si no estuviere gravada con tributo alguno, se podrá desistir hasta tanto se hubiere procedido a liberar la mercadería a consumo.

Desistida una solicitud de importación para consumo, no se permitirá una nueva destinación de importación para consumo. Se evita así el juego del importador de buscar beneficiarse con las fluctuaciones de cambio y/o aranceles aduaneros.

Destinación suspensiva de depósito de almacenamiento de importación o copia de depósito.

Es aquella por la cual la mercadería importada puede quedar almacenada bajo control aduanero por un plazo determinado, para ser sometida a otra destinación autorizada.

La solicitud debe ser escrita y contener la mención de la nomenclatura arancelaria, naturaleza, especie, calidad, estado, peso, cantidad, precio, origen, procedencia y toda otra circunstancia que permita la correcta clasificación y valoración de la mercadería de que se trate.

La mercadería no está sujeta a la imposición de tributos, pero sí a tasa retributiva de servicios.

La mercadería puede ser re-embarcada.

Los plazos determinados son:

Marítimo o fluvial: 3 meses.

Aéreo o terrestre: 1 mes.

La ANA podrá conceder (con carácter de excepción) una prórroga de plazos, que no podrá exceder los originarios.

Si, vencido el plazo determinado, no se hubiere destinado la mercadería, la ANA procederá a su venta.

Puede transferirse el derecho a disponer de la mercadería, previo consentimiento de la ANA.

Destinación suspensiva de importación temporal.

La mercadería importada puede permanecer con una finalidad y por un plazo determinado dentro del territorio aduanero, con la obligación de ser re - exportada para consumo con anterioridad al vencimiento del mencionado plazo.

La mercadería puede permanecer en el mismo estado en que fue importada, o ser objeto de transformación, elaboración, reparación o cualquier otro perfeccionamiento o beneficio.

La solicitud de destinación deberá hacerse por escrito, debiendo contener los mismos requisitos mínimos exigidos para cualquier destinación.

Se debe otorgar una garantía a favor de la ANA, para asegurar el fiel cumplimiento de las obligaciones que el régimen impone.

No está sujeta a imposición de tributos, pero sí a tasa retributiva de servicios.

Plazos.

Deben ser fijados por la ANA para cada caso, los que no podrán exceder de:

3 años: para bienes de capital a ser utilizados en un proceso económico.

8 meses: para mercaderías que habrán de exponerse en ferias y exposiciones, muestras comerciales, máquinas para ensayos, mercaderías a ser utilizadas por el viajero o turista (automóviles, instrumentos), envases y embalajes, contenedores.

1 año: para decoración y/o vestuario de compañías de teatro o circo, animales y accesorios para las mismas.

2 años: mercadería que vaya a ser objeto de cualquier perfeccionamiento o beneficio.

Destinación suspensiva de tránsito de importación.

Aquella por la cual la mercadería (que carece de libre circulación en el territorio aduanero) puede ser transportada desde una aduana hasta otra, a los efectos de ser destinada a una nueva destinación aduanera.

Clasificación:

a.

De tránsito directo: el realizado desde una aduana de entrada hasta una aduana de salida, a fin de ser exportada.

b.

De tránsito hacia el interior: realizado desde una aduana de entrada hasta otra aduana (llamada interior) para ser destinada a una importación temporal o definitiva.

La solicitud debe ser escrita y describir la mercadería, posición arancelaria, estado, peso, precio, cantidad, origen, etc.

Debe otorgarse a favor de la ANA una garantía por el monto de los eventuales gravámenes, en el caso de tránsito terrestre.

En caso de accidente o deterioro del medio transportador, la ANA autorizará su trasbordo a otro medio transportador.

En caso de faltante de mercadería a la descarga del medio transportador, se entenderá (a los efectos tributarios) que la misma ha sido importada para consumo.

Plazo máximo para efectuar el transporte: un mes prorrogable por 15 días más.

Sistema informático MARÍA - incorporación de la unidad técnica de valoración y verificación (UTVV).

La resolución 1166/92 de la ANA considera conveniente fijar un sistema transitorio de verificación física y control documental selectivo de carácter general, basado en claves de azar y/o inteligentes. Dicho control será realizado por un único agente aduanero, que asumirá la total responsabilidad de la aprobación o no del despacho de importación, para lo que contará con la supervisión y apoyo de sus superiores.

La aduana pretende con este sistema agilizar el trámite de despacho a plaza de las mercaderías, así como su control fuera de la zona primaria. Cuando la mercadería sale de la zona primaria despachada conforme (es decir, sin impedimentos) no puede ni debe ser contra - verificada.

Se pretende, de acuerdo a la recomendación del Consejo de Cooperación Aduanera, en su manual sobre los controles de la valoración en aduana, realizar un posterior control sobre los bienes declarados por el importador en la declaración comprometida, lo que, si son aprobados antes de la salida de la mercadería de la zona primaria, luego no pueden ser observados, a menos que se trate de mercaderías sobre las cuales ya pesa un proceso de investigación.

Este control se lleva a cabo por la UTVV, que realiza un control somero del valor declarado en el despacho, para verificar si es compatible con el valor de mercaderías similares.

De esta manera, el control UTVV, tiene como fines:

Verificar la especie, calidad y cantidad de las mercaderías, con el objeto de determinar su clasificación arancelaria y su valor, ajustándose a la documentación presentada a fin de evitar declaraciones inexactas.

Ejecutar esa fiscalización para un mínimo de operaciones seleccionadas (en base a una clave diaria), a fin de comprobar las correctas declaraciones.

El lugar de la verificación debe permitir la correcta fiscalización de las mercaderías, a los efectos de asegurar a la ANA la fidelidad de las declaraciones efectuadas, así como que de tal verificación no surgiere un perjuicio fiscal.

Comprobados fehacientemente los datos del despacho declarado, con la calidad, cantidad y valor de las mercaderías, la UTVV dispondrá el libramiento a plaza de las mismas.

Verificación selectiva.

Este sistema permite determinar diariamente la verificación y contralor por canales de selección:

Verde: sin verificación de mercaderías; entrega directa al importador dejando en el despacho de importación constancia del lugar en que se encontrará depositada la misma, a efectos de que la aduana pudiere ordenar una contra - verificación.

Naranja: únicamente control documental y entrega al importador.

Rojo: control documental y verificación físico - ocular, dejando constancia en el despacho de importación de cualquier divergencia que se suscitare de acuerdo a la declaración comprometida, que fuere observada por la UTVV interviniente. Si esto sucediere, la UTVV abrirá las actuaciones sumariales.

Control de valoración.

La UTVV debe dejar sentado en el cuerpo del despacho de importación, si el valor personalmente controlado y verificado, a su juicio y única responsabilidad, se considera observado o conforme. Para el primero de los casos, esto será motivo de un procedimiento sumarial.

LA TEORÍA DE LA DEPENDENCIA

Para los defensores de la teoría de la dependencia, el origen del subdesarrollo se encuentra en el tipo de relaciones comerciales que se establecen entre los países desarrollados y los subdesarrollados.

Desde esta perspectiva, la explicación del subdesarrollo se fundamenta en el intercambio comercial entre los países desarrollados (centro) y los países en vías de desarrollo (periferia). Los primeros son exportadores de bienes industriales y los segundos de materias primas y productos agrícolas. El mecanismo que acrecienta la pobreza de la `periferia actúa basándose principalmente en dos elementos:

1. El grado de competencia en el sector exportador de unos países y otros. En el sector exportador de los países desarrollados prevalecen poderes monopolísticos que trasladan los incrementos de productividad a los precios (mayores salarios conseguidos por los sindicatos); en cambio, en el sector exportador de los países subdesarrollados tales incrementos de la productividad repercuten en una disminución de los precios, pues existe una mayor competencia. Al realizarse el intercambio, estos últimos países han de pagar precios más altos en sus compras, recibiendo precios más bajos por sus ventas. Esto tiene como consecuencia una pérdida por parte de la periferia de la capacidad de importación de los países del centro.

2. Los aumentos de la cantidad demandada, conforme se incrementa el ingreso, son mayores para los productos industriales que para los bienes primarios. Por consiguiente, ante los incrementos de los ingresos, la periferia aumentará sus compras a los países industrializados en una medida relativamente mayor que el aumento de sus ventas a los mismos. Esto significa que un proceso de crecimiento del ingreso mundial (en el centro y en la periferia) desencadena dos fuerzas que actúan en la misma dirección y cuyo resultado es un empeoramiento de la balanza de pagos de los países subdesarrollados.

La teoría de la dependencia establece que el subdesarrollo de ciertos países se debe al tipo de relaciones comerciales (dependientes y desequilibradas) que se establecen entre unos países y otros.

Si a los dos elementos anteriores se le une la sustitución cada vez más generalizada en los patrones de consumo de los bienes primarios por productos más elaborados, y la reducción de la importación de estos últimos en los procesos productivos avanzados de los países ya desarrollados, se refuerza la hegemonía de estos países en las relaciones comerciales con el mundo menos desarrollado.

LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR

Ordenamiento y notas a cargo del

INSTITUTO ARGENTINO DE DERECHO DEL CONSUMIDOR

LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR

( 24.240 )

TEXTO ORDENADO*

CON LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS POR LA LEYES 24.568, 24.787 Y 24.999

Ley 24.240; sancionada el 22.9.93; promulgada parcialmente el 13.10.93; publicada en el B.O. el 15.10.93

Ley 24.568; sancionada el 27.9.95; promulgada de hecho el 26.10.95; publicada en el B.O. el 31.10.95

Ley 24.787; sancionada el 5.3.97; promulgada parcialmente el 26.3.97; publicada en el B.O. el 2.4.97

Ley 24.999; sancionada el 1.7.98; promulgada de hecho el 24.7.98; publicada en el B.O. el 30.7.98

TITULO I

NORMAS DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DE LOS CONSUMIDORES

CAPITULO I

Disposiciones Generales

Artículo 1: OBJETO: La presente ley tiene por objeto la defensa de los consumidores o usuarios. Se consideran consumidores o usuarios, las personas físicas o jurídicas que contratan a título oneroso para su consumo final o beneficio propio o de su grupo familiar o social:

(a)

la adquisición o locación de cosas muebles;

(b)

la prestación de servicios;

(c)

la adquisición de inmuebles nuevos destinados a vivienda. Incluso los lotes de terreno adquiridos con el mismo

fin, cuando la oferta sea pública y dirigida a persona indeterminada.-

Artículo 2: PROVEEDORES DE COSAS O SERVICIOS: Quedan obligados al cumplimiento de esta ley todas las personas físicas o jurídicas, de naturaleza pública o privada que, en forma profesional, aún ocasionalmente, produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios a consumidores o usuarios. Se excluyen del ámbito de esta ley los contratos realizados entre consumidores cuyo objeto sean cosas usadas.

No tendrán el carácter de consumidores o usuarios, quienes adquieran, almacenen, utilicen o consuman bienes o servicios para integrarlos en procesos de producción, transformación, comercialización o prestación a terceros. No están comprendidos en esta ley los servicios de profesionales liberales que requieran para su ejercicio título universitario y matrícula otorgada por colegios profesionales reconocidos oficialmente o autoridad facultada para ello, pero sí la publicidad que se haga de su ofrecimiento.

Artículo 3: INTERPRETACIÓN: Las disposiciones de esta ley se integran con las normas generales y especiales aplicables a las relaciones jurídicas antes definidas, en particular las de defensa de la competencia y de lealtad comercial. En caso de duda, se estará siempre a la interpretación más favorable para el consumidor.

CAPITULO II

Información al consumidor y protección de su salud

Artículo 4: INFORMACIÓN: Quienes produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios, deben suministrar a los consumidores o usuarios, en forma cierta y objetiva, información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los mismos.

Artículo 5: PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR: Las cosas y servicios deben ser suministrados o prestados en forma tal que, utilizados en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios.

Artículo 6: COSAS Y SERVICIOS RIESGOSOS: Las cosas y servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, cuya utilización pueda suponer un riesgo para la salud o la integridad física de los consumidores o usuarios, deben comercializarse observando los mecanismos, instrucciones y normas establecidas o razonables para garantizar la seguridad de los mismos.

En tales casos debe entregarse un manual en idioma nacional sobre el uso, la instalación y mantenimiento de la cosa o servicio de que se trate y brindarle adecuado asesoramiento. Igual obligación regirá en todos los casos en que se trate de artículos importados, siendo los sujetos enunciados en el artículo 4º responsables del contenido de la traducción.

CAPITULO III

Condiciones de la oferta y venta.

Artículo 7: OFERTA: La oferta dirigida a consumidores potenciales indeterminados, obliga a quien la emite durante el tiempo en que se realice, debiendo contener la fecha precisa de comienzo y de finalización, así como también sus modalidades, condiciones o limitaciones.

La revocación de la oferta hecha pública es eficaz una vez que haya sido difundida por medios similares a los empleados para hacerla conocer.

Artículo 8: EFECTOS DE LA PUBLICIDAD: Las precisiones formuladas en la publicidad o en anuncios, prospectos, circulares u otros medios de difusión obligan al oferente y se tienen por incluidas en el contrato con el consumidor.

En los casos en que las ofertas de bienes y servicios se realicen mediante el sistema de compras telefónicas, por catálogos o por correos, publicados por cualquier medio de comunicación, deberá figurar el nombre, domicilio y número de CUIT del oferente. [Párrafo agregado por la ley 24.787]

Artículo 9: COSAS DEFICIENTES USADAS O RECONSTITUIDAS: Cuando se ofrezca en forma pública a consumidores potenciales indeterminados cosas que presenten alguna deficiencia, que sean usadas o reconstituidas debe indicarse la circunstancia en forma precisa y notoria.

Artículo 10: CONTENIDO DEL DOCUMENTO DE VENTA: En el documento que se extienda por la venta de cosas muebles, sin perjuicio de la información exigida por otras leyes o normas, deberá constar:

(a)

la descripción y especificación de la cosa;

(b)

el nombre y domicilio del vendedor;

(c)

[Inciso vetado por el Decreto 2089/93]

(d)

la mención de las características de la garantía conforme a lo establecido en esta ley;

(e)

los plazos y condiciones de entrega;

(f) el precio y las condiciones de pago.

La redacción debe ser hecha en idioma nacional, ser completa, clara y fácilmente legible, sin reenvíos a textos o documentos que no se entreguen previa o simultáneamente. Un ejemplar debe ser entregado al consumidor. Cuando se incluyan cláusulas adicionales a las aquí indicadas o exigibles en virtud de lo previsto en esta ley, aquéllas deberán ser escritas en letra destacada y suscriptas por ambas partes.

La reglamentación establecerá modalidades más simples cuando la índole de la cosa objeto de la contratación así lo determine, siempre que asegure la finalidad perseguida por esta ley.

Artículo 10 BIS: INCUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN:

[Artículo incorporado por la Ley 24.787]

El incumplimiento de la oferta o del contrato por el proveedor, salvo caso fortuito o fuerza mayor, faculta al consumidor, a su libre elección a:

(a)

exigir el cumplimiento forzado de la obligación, siempre que ello fuera posible;

(b)

aceptar otro producto o prestación de servicio equivalente;

(c) rescindir el contrato con derecho a la restitución de lo pagado, sin perjuicio de los efectos producidos, considerando la integridad del contrato.

Todo ello sin perjuicio de las acciones de daños y perjuicios que correspondan.

CAPITULO IV

Cosas muebles no consumibles.

Artículo 11: GARANTÍAS:[Artículo modificado por la ley 24.999]

Cuando se comercialicen cosas muebles no consumibles, artículo 2.325 del Código Civil, el consumidor y los sucesivos adquirentes gozarán de garantía legal por los defectos o vicios de cualquier índole, aunque hayan sido ostensibles o manifiestos al tiempo del contrato, cuando afecten la identidad entre lo ofrecido y lo entregado y su correcto funcionamiento.

La garantía legal tendrá vigencia por tres (3) meses a partir de la entrega, pudiendo las partes convenir un plazo mayor. En caso en que la cosa deba trasladarse a la fábrica o taller habilitado, el transporte será realizado por el responsable de la garantía y serán a su cargo los gastos de flete y seguros y cualquier otro que deba realizarse para la ejecución del mismo.

Artículo 12: SERVICIO TÉCNICO: Los fabricantes, importadores y vendedores de las cosas mencionadas en el artículo anterior, deben asegurar un servicio técnico adecuado y el suministro de partes y repuestos.

Artículo 13: RESPONSABILIDAD: [Artículo incorporado por la ley 24.999]

Son solidariamente responsables del otorgamiento y cumplimiento de la garantía legal, los productores, importadores, distribuidores y vendedores de las cosas comprendidas en el artículo 11.

Artículo 14: CERTIFICADO DE GARANTÍA: [Artículo modificado por la ley 24.999]

El certificado de garantía deberá constar por escrito en idioma nacional, con redacción de fácil comprensión en letra legible, y contendrá como mínimo:

a) La identificación del vendedor, fabricante, importador o distribuidor;

b) La identificación de la cosa con las especificaciones técnicas necesarias para su correcta individualización;

c) Las condiciones de uso, instalación y mantenimiento necesarias para su funcionamiento;

d) Las condiciones de validez de la garantía y su plazo de extensión;

e) Las condiciones de reparación de la cosa con especificación del lugar donde se hará efectiva.

En caso de ser necesaria la notificación al fabricante o importador de la entrada en vigencia de la garantía, dicho acto estará a cargo del vendedor. La falta de notificación no libera al fabricante o importador de la responsabilidad solidaria establecida en el artículo 13.

Cualquier cláusula cuya redacción o interpretación contraríen las normas del presente artículo es nula y se tendrá por no escrita.

Artículo 15: CONSTANCIA DE REPARACIÓN: Cuando la cosa hubiese sido reparada bajo los términos de una garantía legal, el garante estará obligado a entregar al consumidor una constancia de reparación en donde se indique:

(a)

la naturaleza de la reparación;

(b)

las piezas reemplazadas o reparadas;

(c)

la fecha en que el consumidor le hizo entrega de la cosa;

(d)

la fecha de devolución de la cosa al consumidor.

Artículo 16: PROLONGACIÓN DEL PLAZO DE GARANTÍA: El tiempo durante el cual el consumidor está privado del uso de la cosa en garantía, por cualquier causa relacionada con su reparación, debe computarse como prolongación del plazo de garantía legal.

Artículo 17: REPARACIÓN NO SATISFACTORIA: En los supuestos en que la reparación efectuada no resulte satisfactoria por no reunir la cosa reparada, las condiciones óptimas para cumplir con el uso al que está destinada, el consumidor puede:

(a) pedir la sustitución de la cosa adquirida por otra de idénticas características. En tal caso el plazo de la garantía

legal se computa a partir de la fecha de la entrega de la nueva cosa;

(b) devolver la cosa en el estado en que se encuentre a cambio de recibir el importe equivalente a las sumas

pagadas, conforme el precio actual en plaza de la cosa, al momento de abonarse dicha suma o parte proporcional, si hubiere efectuado pagos parciales;

(c) obtener una quita proporcional del precio.

En todos los casos, la opción por parte del consumidor no impide la reclamación de los eventuales daños y perjuicios que pudieren corresponder.

Artículo 18: VICIOS REDHIBITORIOS: La aplicación de las disposiciones precedentes, no obsta a la subsistencia de la garantía legal por vicios redhibitorios. En caso de vicio redhibitorio:

(a)

a instancia del consumidor se aplicará de pleno derecho el artículo 2176 del Código Civil;

(b)

el artículo 2170 del Código Civil no podrá ser opuesto al consumidor.

CAPITULO V

De la prestación de los servicios.

Artículo 19: MODALIDADES DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS: Quienes presten servicios de cualquier naturaleza están obligados a respetar los términos, plazos, condiciones, modalidades, reservas y demás circunstancias conforme a las cuales hayan sido ofrecidos, publicitados o convenidos.

Artículo 20: MATERIALES A UTILIZAR EN LA REPARACIÓN: En los contratos de prestación de servicios cuyo objeto sea la reparación, mantenimiento, acondicionamiento, limpieza o cualquier otro similar, se entiende implícita la obligación a cargo del prestador del servicio de emplear materiales o productos nuevos o adecuados a la cosa de que se trate, salvo pacto escrito en contrario.

Artículo 21: PRESUPUESTO: En los supuestos contemplados en el artículo anterior, el prestador del servicio debe extender un presupuesto que contenga como mínimo los siguientes datos:

(a)

nombre, domicilio y otros datos de identificación del prestador del servicio;

(b)

la descripción del trabajo a realizar;

(c)

una descripción detallada de los materiales a emplear;

(d)

los precios de éstos y la mano de obra;

(e)

el tiempo en que se realizará el trabajo;

(f) si otorga o no garantía y en su caso, el alcance y duración de ésta;

(g)

el plazo para la aceptación del presupuesto;

(h)

los números de inscripción en la Dirección General Impositiva y en el sistema previsional.

Artículo 22: SUPUESTOS NO INCLUIDOS EN EL PRESUPUESTO: Todo servicio, tarea o empleo material o costo adicional, que se evidencie como necesario durante la prestación del servicio y que por su naturaleza o características no pudo ser incluido en el presupuesto original, deberá ser comunicado al consumidor antes de su realización o utilización. Queda exceptuado de esta obligación el prestador del servicio que, por la naturaleza del mismo, no pueda interrumpirlo sin afectar su calidad o sin daño para las cosas del consumidor.

Artículo 23: DEFICIENCIAS EN LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO: Salvo previsión expresa y por escrito en contrario, si dentro de los treinta (30) días siguientes a la fecha en que concluyó el servicio se evidenciaren deficiencias o defectos en el trabajo realizado, el prestador del servicio estará obligado a corregir todas las deficiencias o defectos o a reformar o a reemplazar los materiales y productos utilizados sin costo adicional de ningún tipo para el consumidor.

Artículo 24: GARANTÍA: La garantía sobre un contrato de prestación de servicios deberá documentarse por escrito haciendo constar:

(a)

la correcta individualización del trabajo realizado;

(b)

el tiempo de vigencia de la garantía, la fecha de iniciación de dicho período y las condiciones de validez de la

misma;

(c) la correcta individualización de la persona, empresa o entidad que la hará efectiva.

CAPITULO VI

Usuarios de servicios públicos domiciliarios.

Artículo 25: CONSTANCIA ESCRITA. INFORMACIÓN AL USUARIO: Las empresas prestadoras de servicios públicos a domicilio deben entregar al usuario constancia escrita de las condiciones de la prestación de los derechos y obligaciones de ambas partes contratantes. Sin perjuicios de ello, deben mantener tal información a disposición de los usuarios en todas las oficinas de atención al público.

Las empresas prestatarias de servicios públicos domiciliarios deberán colocar en toda facturación que se extienda al usuario y en las oficinas de atención al público carteles con la leyenda "Usted tiene derecho a reclamar una indemnización si le facturamos sumas o conceptos indebidos o reclamamos el pago de facturas ya abonadas. Ley 24.240". [Párrafo agregado por la ley 24.787]

Los servicios públicos domiciliarios con legislación específica y cuya actuación sea controlada por los organismos que ella contempla, serán regidos por esas normas, aplicándose la presente ley supletoriamente.

Artículo 26: RECIPROCIDAD EN EL TRATO: La empresas indicadas en el artículo anterior deben otorgar a los usuarios reciprocidad de trato, aplicando para los reintegros o devoluciones los mismo criterios que establezcan para los cargos por mora.

Artículo 27: REGISTRO DE RECLAMOS: Las empresas prestadoras deben habilitar un registro de reclamos, en donde quedarán asentadas las presentaciones de los usuarios. Dichos reclamos deben ser satisfechos en plazos perentorios conforme la reglamentación de la presente ley.

Artículo 28: SEGURIDAD DE LAS INSTALACIONES. INFORMACIÓN: Los usuarios de servicios públicos que se prestan a domicilio y requieren instalaciones específicas, deben ser convenientemente informados sobre las condiciones de seguridad de las instalaciones y de los artefactos.

Artículo 29: INSTRUMENTOS Y UNIDADES DE MEDICIÓN: La autoridad competente queda facultada para intervenir en la verificación del buen funcionamiento de los instrumentos de medición de energía, combustibles, comunicaciones, agua potable o cualquier otro similar, cuando existan dudas sobre las lecturas efectuadas por las empresas prestadoras de los respectivos servicios.

Tanto los instrumentos como las unidades de medición, deberán ser los reconocidos y legalmente autorizados. Las empresas prestatarias garantizarán a los usuarios el control individual de los consumos. Las facturas deberán ser entregadas al usuario con no menos de diez (10) días de anticipación a la fecha de su vencimiento.

Artículo 30: INTERRUPCIÓN DE LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO: Cuando la prestación del servicio público domiciliario se interrumpa o sufra alteraciones, se presume que es por causa imputable a la empresa prestadora. Efectuado el reclamo por el usuario, la empresa dispone de un plazo máximo de treinta (30) días para demostrar que la interrupción o alteración no le es imputable. En caso contrario, la empresa deberá reintegrar el importe total del servicio no prestado dentro del plazo establecido precedentemente. Esta disposición no es aplicable cuando el valor del servicio no prestado sea deducido de la factura correspondiente. El usuario puede interponer el reclamo desde la interrupción o alteración del servicio y hasta los quince (15) días posteriores al vencimiento de la factura.

Artículo 30 BIS: [Artículo incorporado por la Ley 24.787] Las constancias que las empresas prestatarias de servicios públicos, entreguen a sus usuarios para el cobro de los servicios prestados, deberán expresar si existen períodos u otras deudas pendientes, en su caso fechas, concepto e intereses si correspondiera, todo ello escrito en forma clara y con caracteres destacados. En caso que no existan deudas pendientes se expresará: "no existen deudas pendientes".

La falta de esta manifestación hace presumir que el usuario se encuentra al día con sus pagos y que no mantiene deudas con la prestataria.

En caso que existan deudas y a los efectos del pago, los conceptos reclamados deben facturarse por documento separado, con el detalle consignado en este artículo.

[Párrafos cuarto y quinto vetados por el Decreto 270/97]

Artículo 31: [Texto según Ley 24.568] Cuando una empresa de servicio publico domiciliario, con variaciones regulares estaciónales, facture en un período consumos que exceden en un setenta y cinco por ciento (75%) el promedio de los consumos correspondientes al mismo período de los dos años anteriores se presume que existe error en la facturación. Para el caso de servicios de consumos no estacionales se tomará en cuenta el consumo promedio de los últimos doce (12) meses anteriores a la facturación. En ambos casos, el usuario abonará únicamente el valor de dicho consumo promedio.

A los efectos de ejercer este derecho, el usuario deberá presentar hasta quince (15) días después del vencimiento

de la factura en cuestión, las correspondientes a los períodos que corresponda tomar en cuenta a fin de determinar el consumo promedio.

Si el usuario no presentare la documentación respaldatoria dentro del tiempo establecido, el reclamo caerá de pleno derecho y se entenderá que desiste del mismo y se allana al monto facturado. En ese supuesto deberá abonar el total adeudado con más los intereses y punitorios por el tiempo transcurrido.

La empresa prestataria dispondrá de un plazo de treinta (30) días, a partir del reclamo del usuario, para acreditar en forma fehaciente que el consumo facturado fue efectivamente realizado, en tal caso tendrá derecho a reclamar

el pago de la diferencia adeudada, con más los intereses y punitorios correspondientes. En caso contrario, el pago

efectuado tendrá efecto cancelatorio.

En los casos que una empresa prestataria de servicios público facturase sumas o conceptos indebidos o reclamare el pago de facturas ya abonadas por el usuario, deberá devolver las sumas incorrectamente percibidas con más de los intereses y punitorios que cobra por mora en el pago de facturas, e indemnizar al usuario con un

crédito equivalente al veinticinco por ciento (25%) del importe cobrado o reclamado indebidamente. La devolución y/o indemnización se hará efectiva en la factura inmediata siguiente.

La tasa de interés y punitorios por mora en facturas de servicios públicos pagadas fuera de término, no podrá exceder en más de un cincuenta por ciento (50%) la tasa activa para descuento de documentos comerciales a treinta (30) días del Banco de la Nación Argentina del último día del mes anterior a la efectivización del pago.

CAPITULO VII

De la venta domiciliaria, por correspondencia y otras.

Artículo 32: VENTA DOMICILIARIA: Es aquella propuesta de venta de una cosa o prestación de un servicio efectuada al consumidor en el lugar donde reside, en forma permanente o transitoria o en su lugar de trabajo. En ella el contrato debe ser celebrado por escrito y con las precisiones del artículo 10.

Lo dispuesto precedentemente no es aplicable a la compraventa de bienes perecederos recibidos por el consumidor y abonados al contado.

Artículo 33: VENTA POR CORRESPONDENCIA Y OTRAS: Es aquella en que la propuesta se efectúa por medio postal, telecomunicaciones, electrónico o similar y la respuesta a la misma se realiza por iguales medios.

No se permitirá la publicación del número postal como domicilio.

Artículo 34: REVOCACIÓN DE ACEPTACIÓN: En los casos de los arts. 32 y 33, el consumidor tiene derecho a revocar la aceptación durante el plazo de cinco (5) días corridos, contados a partir de la fecha en que se entregue la cosa o se celebre el contrato, lo último que ocurra, sin responsabilidad alguna. Esa facultad no puede ser dispensada ni renunciada.

El vendedor debe informar por escrito al consumidor de esta facultad de revocación en todo documento que, con motivo de venta le sea presentado al consumidor.

Tal información debe ser incluida en forma clara y notoria.

El consumidor debe poner la cosa a disposición del vendedor y los gastos de devolución son por cuenta de este último.

Artículo 35: PROHIBICIÓN: Queda prohibida la realización de propuestas al consumidor, por cualquier tipo de medio, sobre una cosa o servicio que no haya sido requerido previamente y que genere un cargo automático en cualquier sistema de débito, que obligue al consumidor a manifestarse por la negativa para que dicho cargo no se efectivice.

Si con la oferta se envió una cosa, el receptor no está obligado a conservarla ni a restituirla al remitente aunque la restitución pueda ser realizada libre de gastos.

CAPITULO VIII

De las operaciones de venta de crédito

Artículo 36: REQUISITOS: En las operaciones de crédito para la adquisición de cosas o servicios deberá consignarse, bajo pena de nulidad: el precio de contado, el saldo de deuda, el total de los intereses a pagar, la tasa de interés efectiva anual, la forma de amortización de los intereses, otros gastos si los hubiere, cantidad de pagos a realizar y su periodicidad, gastos extras o adicionales si los hubiera y monto total financiado a pagar.

El Banco Central de la República Argentina adoptará las medidas conducentes para que las entidades sometidas a su jurisdicción cumplan, en las operaciones de crédito para consumo, con lo indicado en esta ley.

CAPITULO IX

De los términos abusivos y cláusulas ineficaces

Artículo 37: INTERPRETACIÓN: Sin perjuicios de la validez del contrato, se tendrán por no convenidas:

(a)

las cláusulas que desnaturalicen las obligaciones o limiten la responsabilidad por daños;

(b)

las cláusulas que importen renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplíen los derechos de la

otra parte;

(c) las cláusulas que contengan cualquier precepto que imponga la inversión de la carga de la prueba en perjuicio

del consumidor.

La interpretación del contrato se hará en el sentido más favorable para el consumidor. Cuando existan dudas sobre los alcances de su obligación, se estará a la que sea menos gravosa.

En caso en que el oferente viole el deber de buena fe en la etapa previa a la conclusión del contrato o en su

celebración o transgreda el deber de información o la legislación de defensa de la competencia o de lealtad comercial, el consumidor tendrá derecho a demandar la nulidad del contrato o la de una o más cláusulas. Cuando

el juez declare la nulidad parcial, simultáneamente integrará el contrato, si ello fuera necesario.

Artículo 38: CONTRATO DE ADHESIÓN. CONTRATOS EN FORMULARIOS: La autoridad de aplicación vigilará que los contratos de adhesión o similares, no contengan cláusulas de las previstas en el artículo anterior. La misma atribución se ejercerá respecto de las cláusulas uniformes, generales o estandarizadas de los contratos hechos en formularios, reproducidos en serie y en general, cuando dichas cláusulas hayan sido redactadas unilateralmente por el proveedor de la cosa o servicio, sin que la contraparte tuviere posibilidades de discutir su contenido.

Artículo 39: MODIFICACIÓN CONTRATOS TIPO: Cuando los contratos a los que se refiere el artículo anterior requieran la aprobación de otra autoridad nacional o provincial, ésta tomará las medidas necesarias para la modificación del contrato tipo a pedido de la autoridad de aplicación.

CAPITULO X

Responsabilidad por daños

Artículo 40: RESPONSABILIDAD: [Artículo incorporado por ley 24.999]

Si el daño al consumidor resulta del vicio o riesgo de la cosa o de la prestación del servicio, responderán el productor, el fabricante, el importador, el distribuidor, el proveedor, el vendedor y quien haya puesto su marca en la cosa o servicio. El transportista responderá por los daños ocasionados a la cosa con motivo o en ocasión del servicio.

La responsabilidad es solidaria, sin perjuicio de las acciones de repetición que correspondan. Sólo se liberará total

o parcialmente quien demuestre que la causa del daño le ha sido ajena.

TITULO II

AUTORIDAD DE APLICACIÓN. PROCEDIMIENTO Y SANCIONES.

CAPITULO XI

Autoridad de aplicación

Artículo 41: APLICACIÓN NACIONAL Y LOCAL: La Secretaría de Industria y Comercio será la autoridad nacional de aplicación de la presente ley. Los gobiernos provinciales y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires actuarán como autoridades locales de aplicación ejerciendo el control y vigilancia sobre el cumplimiento de la presente ley y sus normas reglamentarias respecto a los hechos sometidos a su jurisdicción. Las provincias, en ejercicio de sus atribuciones, podrán delegar sus funciones en organismos de su dependencia o en los gobiernos municipales.

Artículo 42: FUNCIONES CONCURRENTES: La autoridad nacional de aplicación, sin perjuicio de las funciones que se encomiendan a las autoridades locales de aplicación en el artículo 41 de la presente ley, podrá actuar concurrentemente en la vigilancia, contralor y juzgamiento de la misma, aunque las presuntas infracciones ocurran exclusivamente en el ámbito de las provincias o de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

Artículo 43: FACULTADES Y ATRIBUCIONES: La Secretaría de Industria y Comercio, sin perjuicio de las funciones específicas, en su carácter de autoridad de aplicación de la presente ley tendrá las siguientes facultades

y atribuciones:

(a) proponer el dictado de la reglamentación de esta ley y elaborar políticas tendientes a la defensa del consumidor e intervenir en su instrumentación mediante el dictado de las resoluciones pertinentes;

(b)

mantener un registro nacional de asociaciones de consumidores;

(c)