Вы находитесь на странице: 1из 1

UN PENSAMIENTO.

Cada belleza y cada grandeza de este mundo es creada por una sola
emoción, o por un solo pensamiento en el interior del hombre.

Cada cosa que vemos hoy, realizada por pasadas generaciones, fue,
antes de adquirir su apariencia, antes de aparecer, un solo
pensamiento en la mente de un hombre, o un solo impulso en el
corazón de una mujer.

Las revoluciones, que han derramado tanta sangre, y que han


transformado las mentes humanas para orientarlas hacia la libertad,
fueron la idea de un hombre, que vivió entre miles de hombres.

Las devastadoras guerras que han destruido imperios fueron un


pensamiento que existió en la mente de un individuo.

Las supremas enseñanzas que han cambiado el destino de la


humanidad fueron inicialmente la idea de un hombre cuyo genio lo
distinguió de su medio.

Un solo pensamiento hizo que se construyeran Pirámides, un solo


pensamiento fundó la gloria del Islam, y un solo pensamiento causó el
incendio de la biblioteca de Alejandría.

Un solo pensamiento acudirá en la noche a la mente del hombre, y ese


pensamiento puede elevarlo hasta la gloria o llevarlo a la locura. Una
sola mirada de mujer puede hacer del hombre el más feliz del mundo.

Una sola palabra de un hombre puede hacernos ricos o pobres.

Una sola palabra pronunciada por Selma en aquella noche serena, me


suspendió entre mi pasado y mi futuro, como un barco anclado en
medio del océano. Aquella palabra significativa me despertó del sueño
de la juventud, del sueño de la soledad, y condujo mis días por un
nuevo sendero hacia el mundo del amor, donde se reúnen la vida y la
muerte.

Gibran Jalil Gibran.