Вы находитесь на странице: 1из 28

c 

 

 c  c 


  

c c  c  
   c   c
 c         
   
 
      
  
 

En los siguientes párrafos encontramos un breve recorrido por las formas de


contaminación ambiental, sus causantes y efectos que producen sobre la tierra y
los seres vivos que habitan el planeta, esto ya que consideramos de gran
importancia dejar claros algunos conceptos como el de contaminación ambiental y
causantes de la contaminación para poder abordar el tema de la contaminación
radioactiva, comprendiendo que es sólo una pequeña parte de un problema de
inmensas magnitudes. Por ello, en este texto abordaremos el tema que tiene
buscando soluciones a todos los ambientalistas a nivel mundial, la contaminación
del medio ambiente; pero no se tratara de desarrollar esta temática en su totalidad
ya que como acabamos de mencionar es un tema demasiado amplio, es por eso
que basaremos este breve ensayo sólo en uno de sus causantes físicos, es decir
      

El aumento continuo de la población, su concentración progresiva en grandes


centros urbanos y el desarrollo industrial ocasionan, día a día, más problemas al
medio ambiente conocidos como !"#$%&"$ &'" $%(&)"#$*. Ésta consiste en la
presencia de sustancias (basura, pesticidas, aguas sucias) extrañas de origen
humano en el medio ambiente, ocasionando alteraciones en la estructura y el
funcionamiento de los ecosistemas.

 +) #!, -) *$ !"#$%&"$ &'" Los efectos se manifiestan por las
alteraciones en los ecosistemas; en la generación y propagación de enfermedades
en los seres vivos, muerte masiva y, en casos extremos, la desaparición de
especies animales y vegetales; inhibición de sistemas productivos y, en general,
degradación de la calidad de vida (salud, aire puro, agua limpia, recreación,
disfrute de la naturaleza, etc.).


.  $/,$"#),-)*$ !"#$%&"$ &'" Los causantes o contaminantes pueden
ser químicos, físicos y biológicos.


$0 !, !"#$%&"$"#),1/2%& !, se refieren a compuestos provenientes de la
industria química. Pueden ser de efectos perjudiciales muy marcados, como los
productos tóxicos minerales (compuestos de hierro, cobre, zinc, mercurio, plomo,
cadmio), ácidos (sulfúrico, nítrico, clorhídrico), los álcalis (potasa, soda cáustica),
disolventes orgánicos (acetona), detergentes, plásticos, los derivados del petróleo
(gasolina, aceites, colorantes, diesel), pesticidas (insecticidas, fungicidas,
herbicidas), detergentes y abonos sintéticos (nitratos, fosfatos), entre otros.

(0 !, !"#$%&"$"#), +2,& !, se refieren a perturbaciones originadas por
radioactividad, calor, ruido, efectos mecánicos, etc.
0 !, !"#$%&"$"#), (&!*'3& !, son los desechos orgánicos, que al
descomponerse fermentan y causan contaminación. A este grupo pertenecen los
excrementos, la sangre, desechos de fábricas de cerveza, de papel, aserrín de la
industria forestal, desagües, etc.


!4%$, -) !"#$%&"$ &'" Se manifiesta de diversas formas:

$0 $ !"#$%&"$ &'" -)* $&4) ! $#%!,+54& $ se produce por los humos
(vehículos e industrias), aerosoles, polvo, ruidos, malos olores, radiación atómica,
etc. Es la perturbación de la calidad y composición de la atmósfera por sustancias
extrañas a su constitución normal.

(0 $ !"#$%&"$ &'" -)* $3/$ es causada por el vertimiento de aguas


servidas o negras (urbanos e industriales), de relaves mineros, de petróleo, de
abonos, de pesticidas (insecticidas, herbicidas y similares), de detergentes y otros
productos.

0 $ !"#$%&"$ &'" -)* ,/)*! es causada por los pesticidas, los abonos
sintéticos, el petróleo y sus derivados, las basuras, etc.

-0 $ !"#$%&"$ &'"-)*!,$*&%)"#!, afecta a los alimentos y es originada


por productos químicos (pesticidas y otros) o biológicos (agentes patógenos).
Consiste en la presencia en los alimentos de sustancias riesgosas o tóxicas para
la salud de los consumidores y es ocasionada durante la producción, el manipuleo,
el transporte, la industrialización y el consumo.

)0 $ !"#$%&"$ &'" $342 !*$ es originada por desechos sólidos, líquidos o
gaseosos de las actividades agropecuarias. Pertenecen a este grupo los
plaguicidas, los fertilizantes' los desechos de establos, la erosión, el polvo del
arado, el estiércol, los cadáveres y otros.

+0 $ !"#$%&"$ &'")*) #4!%$3"5#& $ es originada por la emisión de ondas


de radiofrecuencia y de microondas por la tecnología moderna, como radares,
televisión, radioemisoras, redes eléctricas de alta tensión y las
telecomunicaciones. Se conoce también como contaminación ergomagnética.

30 $ !"#$%&"$ &'" '6#& $ se refiere a todos los aspectos visuales que
afectan la complacencia de la mirada. Se produce por la minería abierta, la
deforestación incontrolado, la basura, los anuncios, el tendido eléctrico
enmarañado, el mal aspecto de edificios, los estilos y los colores chocantes, la
proliferación de ambulantes, etc.

&0 $ !"#$%&"$ &'" 6/(*& &#$4&$ es originada por la publicidad, que ejerce
presiones exteriores y distorsiona la conciencia y el comportamiento del ser
humano para que adquiera determinados productos o servicios, propiciando
ideologías, variaciones en la estructura socioeconómica, cambios en la cultura, la
educación, las costumbres e, incluso, en los sentimientos religiosos.

70 $ !"#$%&"$ &'" 4$-&$ #&8$ es la resultante de la operación de plantas
de energía nuclear, accidentes nucleares y el uso de armas de este tipo. También
se la conoce como !"#$%&"$ &'" ")/#4'"& $, por ser originada por los
neutrones, y es muy peligrosa por los daños que produce en los tejidos de los
seres vivos.

90 $ !"#$%&"$ &'" ,)",!4&$* es la agresión a los sentidos por los ruidos,
las vibraciones, los malos olores, la alteración del paisaje y el deslumbramiento
por luces intensas. La !"#$%&"$ &'",'"& $ se refiere a la producción intensiva
de sonidos en determinada zona habitada y que es causa de una serie de
molestias (falta de concentración, perturbaciones del trabajo, del descanso, del
sueño).

0 $ !"#$%&"$ &'" /*#/4$* es la introducción indeseable de costumbres y
manifestaciones ajenas a una cultura por parte de personas y medios de
comunicación, y que son origen de pérdida de valores culturales. Esta conduce a
la pérdida de tradiciones y a serios problemas en los valores de los grupos
étnicos, que pueden entrar en crisis de identidad.
.      
: !" )6#!,0


La contaminación radioactiva es la contaminación producida por el uso de
sustancias radioactivas de origen natural o artificial, sustancias derivadas de la
energía nuclear y centrales termonucleares que afecta el aire, el suelo o el agua.
Este es sin duda, uno de los factores contaminantes más alarmantes, ya que llega
a todos los sitios, sobre todo en emisiones a la atmosfera, desde donde las
partículas son llevadas por el viento, el agua y llegan hasta el suelo; estas
partículas radioactivas contaminan cosechas, deterioran ecosistemas y van
ocasionando en el hombre y algunas especies animales degeneraciones genéticas
o enfermedades incurables.
Creemos que es de absoluta conveniencia aclarar algunos conceptos claves para
la comprensión de ésta problemática generada por la radioactividad, ya que en
éste campo hayamos algunos términos que no son muy familiares con las ciencias
sociales.

$ *;#!%!

Actualmente, sabemos que el átomo está formado por un


pequeño núcleo, cargado positivamente, rodeado de
electrones. El núcleo, que contiene la mayor parte de la
masa del átomo, está compuesto a su vez de neutrones y
protones, unidos por fuerzas nucleares muy intensas,
mucho mayores que las fuerzas eléctricas que ligan los
electrones al núcleo; respecto al tamaño y masa del
átomo, por ejemplo, tenemos que el hidrógeno (el más
ligero de todos), tiene un diámetro de aproximadamente 10-10 m (0,0000000001
m) y una masa alrededor de 1.7 × 10-27 kg (la fracción de un kilogramo
representada por 17 precedido de 26 ceros y un punto decimal). Un átomo es tan
pequeño que una sola gota de agua contiene más de mil trillones de átomos.

( !, &,!#!6!, Los isótopos son átomos de un mismo elemento, pero que
tienen diferente peso atómico, esto se debe a que por lo general poseen
uno o más neutrones, sin embargo muchos de estos átomos son inestables
y con un corto tiempo de vida, muchos isótopos son aprovechados por sus
propiedades radioactivas.

 $-&!$ #&8&-$- $#/4$*

La Radioactividad Natural: es el fenómeno por el cual determinados materiales,


como por ejemplo, las sales de uranio, emiten radiaciones espontáneamente.
Las radiaciones emitidas son de tres tipos: Las radiaciones alfa (a); son poco
penetrantes ya que son detenidas por una hoja de papel y se desvían en
presencia de campos magnéticos y eléctricos intensos. Más tarde se comprobó
que son núcleos de helio. Las radiaciones beta (b); son más penetrante que las a ,
aunque son detenidas por una lámina metálica. En realidad consisten en un flujo
de electrones. Las radiaciones (g); son muy penetrantes, para detenerlas se
precisa una pared gruesa de plomo o cemento. Son radiaciones electromagnéticas
de alta frecuencia y por lo tanto, muy energéticas.

-
/)4<$, / *)$4),

La teoría nuclear moderna se basa en la idea de que los núcleos están formados
por neutrones y protones que se mantienen unidos por fuerzas "nucleares"
extremadamente poderosas. Estas fuerzas son de atracción, y mucho más
intensas que las fuerzas eléctricas.
Las fuerzas nucleares son de corto alcance, ya que se anulan cuando las
distancias son superiores a unos pocos femtómetros (1 femtómetro = 10-15
metros). A partir de esta distancia predominarán las fuerzas eléctricas, que
tenderán a separar a los protones.

) ,#$(&*&-$- / *)$4

Según la proporción entre protones y neutrones de un núcleo, éste es estable o


no. Actualmente se conocen más de 300 núcleos estables. La radiactividad tiene
su origen en la estabilidad nuclear. Si el núcleo es estable el elemento no es
radiactivo; pero cuando la reacción entre los componentes del núcleo no es la
adecuada, éste emite partículas y radiaciones electromagnéticas hasta alcanzar la
estabilidad.
Se llama isótopos radiactivos o radioisótopos todos aquellos isótopos que emiten
radiaciones.
Muchos elementos químicos tienen isótopos radiactivos cuyos núcleos emiten
radiaciones y partículas de forma espontánea, a la vez que se transforman en
núcleos de otros elementos.

+ $-&$ #&8&-$-4#&+& &$*

Se produce cuando los átomos estables de un elemento son bombardeados


adecuadamente con partículas nucleares o rayos. El núcleo se desestabiliza y se
vuelve radiactivo para recuperar su estabilidad.

3 ")432$ / *)$4

Energía de enlace nuclear:


Albert Einstein desarrolló la ecuación que relaciona la masa y la energía:
E=m.c2
Esta ecuación afirma que una masa determinada (m) está asociada con una
cantidad de energía (E) igual a la masa multiplicada por el cuadrado de la
velocidad de la luz (c). Una cantidad muy pequeña de masa equivale a una
cantidad enorme de energía. Como más del 99% de la masa del átomo reside en
su núcleo, cualquier liberación de grandes cantidades de energía atómica debe
provenir del núcleo.
Hay dos procesos nucleares que tienen gran importancia práctica porque
proporcionan cantidades enormes de energía: la fisión nuclear y la fusión nuclear.

=
&,&'""/ *)$4
Es la escisión de un núcleo pesado en núcleos más ligeros.
Por ejemplo. el núcleo de Uranio-235, se rompe en dos núcleos intermedios
cuando se lo bombardea con neutrones. En este proceso también se emiten otras
partículas además de radiación y una gran cantidad de energía.
De la fisión de un núcleo de uranio-235 sumada con la masa del neutrón es
ligeramente superior a la suma de las masas del núcleo de bario-142, un átomo de
criptón-91, 3 neutrones y una energía liberada de 210 MeV que se desprende en
forma de calor. La ecuación que describe el proceso es la siguiente:
235
U + 1n Ù 142 Ba + 91 Kr + 31n + 210 MeV
La masa del núcleo de Uranio-235 sumada con la masa del neutrón es
ligeramente superior a la suma de las masas del núcleo de bario-142, el núcleo de
criptón-91 y los tres neutrones. Este pequeño defecto de masa se ha transformado
en energía.
Los neutrones que se obtienen de la fisión de un níclio de uranio-235 pueden
utilizarse para bombardear otros nícleos de este esótopo y provocar nuevas
fisiones que a su vez producirán nuevos neutrones, y así sucesivamente. Se
origina de este modo una reacción en cadena mediante la cual, en un tiempo muy
breve, se consigue la fisión de un gran número de núcleos y se libera una enorme
cantidad de radiación y de energía.

&
/,&'""/ *)$4
Es un proceso según el cual se unen núcleos ligeros o intermedios (a
temperaturas extremadamente altas) para formar núcleos más pesados,
obteniéndose energía.
La fusión de un núcleo de deuterio, 2H con un núcleo de tritio, 3H, da lugar a la
formación de un núcleo de helio-4, He, además de un neutrón y una energía de
17,6 MeV, que se desprende en forma de calor. Ésta es una de las reacciones
mediante las que el Sol produce energía. La ecuación que describe el proceso es
la siguiente.
2
H + 3H Ù 4He + 1n + 17,6 MeV

7 $, )"#4$*),"/ *)$4),

La generación de electricidad es el empleo más importante de la energía liberada


en una fisión nuclear. Para ello es necesario controlar la reacción de fisión en
cadena; hace falta un sistema que impida que el número de fisiones por unidad de
tiempo sobrepase ciertos límites. Esto se logra mediante el reactor nuclear.
Un reactor nuclear consiste básicamente en un
recipiente en cuyo interior se encuentra el
combustible nuclear (uranio o plutonio). Dicho
combustible se suele introducir en forma de pastillas
encapsuladas en una serie de vainas metálicas,
rodeadas por un material moderador, que forman el
interior del reactor. Para el control del reactor existen
unas barras deslizantes, compuestas de un material
capaz de absorber neutrones (boro o grafito). Según
se introduzcan más o menos barras de control en el
interior del reactor, el número de neutrones
absorbidos será mayor o menor, de este modo se
puede controlar el número de fisiones que ocurren
por unidad de tiempo. Si las barras se introducen
totalmente la reacción se detiene. Todo el conjunto
del reactor se halla encerrado por el blindaje biológico, que es una envoltura de
metal y hormigón cuya finalidad es impedir el paso de la radiación o gases
contaminantes o radiactivos al medioambiente.
          

El estudio de la contaminación radioactiva del medio tiene su importancia muy


definida, fundamentalmente por razones independientes de su peligrosidad en sí.
La contaminación radioactiva es esencialmente distinta de la que producen otros
agentes químicos, puesto que su toxicidad está intrínsecamente ligada al átomo,
partícula básica constituyente de un elemento de materia definida, y por tanto la
toxicidad radioactiva obedece a leyes que por ahora están fuera del alcance del
hombre. El peligro radioactivo subsiste en tanto existe el isótopo activado, hasta
que no haya decaído en un elemento inerte no radioactivo. El factor de
radiotoxicidad está íntimamente ligado con el período de permanencia del
elemento radioactivo en las estructuras orgánicas, el cual se denomina período
biológico efectivo. Otra característica diferencial de la contaminación radioactiva
es su carácter insidioso. El hombre no posee medios de referencia o sentidos que
le adviertan de la presencia de la radioactividad y para detectarla se ve
invariablemente obligado a recurrir a los aparatos de medida. Esta sutilidad de la
radioactividad se hace extensiva a su penetración en el organismo, ya que su
incorporación a los alimentos, bebidas y objetos de consumo pasa totalmente
inadvertida, y análogamente en lo que se refiere a su persistencia en el ser vivo.
Otro aspecto de la contaminación radioactiva que debe valorarse, aunque éste no
difiere en mucho de otros factores contaminantes, es su persistencia en el medio
ambiente. La presencia continuada de un radioisótopo condiciona la posibilidad de
un aporte reiterado y constante en sus valores de actividad. Por lo tanto, un factor
decisivo para su acción biológica es su período biológico efectivo, tanto o más que
el período de semidesintegración del isótopo. Aparte de la contaminación natural
inevitable representada por el continuo bombardeo de la atmósfera por
radiaciones cósmicas y las radiaciones emitidas por los elementos radioactivos
naturales, existen en la actualidad toda una serie de factores de contaminación
radioactiva debidos a la actuación del hombre.
V
V
V  V
V V
 V  
 VV
V
  
V
V
Son éstos los que presentan el problema más serio desde nuestro enjuiciamiento.
La mayor parte de la radiación residual procede de los productos de fisión, del
material fisionable no utilizado y de los materiales de activación. En un principio se
halla en estado gaseoso, y tras el progresivo enfriamiento que sigue a la
expansión, los fragmentos de fisión y demás materiales radioactivos se
transforman en partículas que son transportadas hacia las capas atmosféricas
superiores y vuelven a caer muy lentamente sobre la tierra. El desprendimiento
está formado por las sustancias radioactivas precipitadas que aparecen como
productos secundarios de la bomba, que se extienden por grandes superficies y
descienden lentamente en forma diluida o menos activa. El fenómeno del
desprendimiento aparece mucho tiempo después de la explosión, dependiendo de
las características de aquélla y de las condiciones atmosféricas. El depósito lejano
está constituido por las partículas radioactivas transportadas a través de la
atmósfera, cubriendo extensiones de miles de kilómetros cuadrados. Según el
punto de origen, la extensión de este depósito se hace no sólo en superficie sino
en altura. Poco a poco el depósito tiende a reintegrarse también a la tierra y, con
preferencia en los cambios estacionales, llega a la troposfera donde las
turbulencias climáticas lo proyectan en todas direcciones, permitiendo su depósito
en el suelo. Es en estas condiciones que los isótopos de vida más larga pueden
llegar a ser contaminantes, manteniendo un grado permanente en el caso de que
las experiencias nucleares continuasen indefinidamente. La actividad de estos
radionúclidos va aminorándose con el paso del tiempo, de acuerdo con su
decaimiento físico.
De todos los radionúclidos que se producen en la explosión los que realmente
merecen nuestro interés son los que por sus propiedades químicas poseen
semejanza con los elementos que normalmente entran en el ciclo de
mantenimiento de los seres vivos, pues su presencia en el medio ambiente
permite que el hombre los incorpore fácilmente a su economía, bien por inhalación
o ingesta, así como le expone a los efectos de la irradiación externa. La
peligrosidad de estos radionúclidos está también en función del tipo de radiación
emitido, así, los emisores alfa de poca energía no tienen gran importancia si no
penetran en los tejidos vivos, fundamentalmente los huesos; los emisores beta si
son de energía elevada presentan peligro por irradiación externa, y finalmente los
emisores gamma son los responsables de las zonas de niveles de irradiación
externa que pueden alcanzar a largas distancias. De todos los radioisótopos de
esta procedencia, merecen atención primordial como factores efectivos de
contaminación e1 1311, e1 90Sr y el 137Cs. De estos tres, el 1311 es el menos
importante ya que su período de semidesintegración es de 8 días. En cambio los
otros dos isótopos plantean problemas más serios, puesto que su período de
semidesintegración se halla próximo a los 30 años, y ambos son susceptibles de
incorporarse al ciclo vital del hombre a través de las materias alimenticias.

Los tres isótopos que fundamentalmente pueden contaminar el medio ambiente


son el tritio, los gases nobles (sobre todo el kripton) y el . El tritio y el yodo
entran en el ciclo vital del hombre incorporándose a los alimentos o al agua, en
tanto que el kripton sólo preocupa por las posibilidades de inhalación. Las
perspectivas de futuro de los reactores de fusión, en la actualidad todavía en fase
experimental, son mucho mejores en cuanto al problema de la contaminación
radioactiva del ambiente, sin embargo sus voluminosos residuos crearán otro no
menos grave por la activación neutrónica de los componentes de los sistemas de
contención. Uno de los problemas más serios de la industria nuclear es la
eliminación de los residuos considerados ya irrecuperables, es decir, no
aprovechables para nuevas operaciones. Aquí el riesgo es patente, pues los
residuos líquidos se vierten a los ríos y al mar, y los sólidos almacenados son
potenciales focos de contaminación. Todo ello, unido al volumen cada vez
creciente de residuos a almacenar, plantea un problema para el que se aportan
muchas posibles soluciones sin que ninguna pueda calificarse de satisfactoria, por
lo que se requiere todavía un estudio arduo y costoso.
En lo que concierne a los residuos vertidos al mar o los que accidentalmente
pudieran alcanzarlo, no puede asegurarse que la contaminación de los fondos
marinos no aflore a la superficie por los movimientos de masas de agua y difusión
de sustancias en suspensión. Por otra parte, la captación de los radionúclidos por
diversos organismos marinos vegetales o animales (plancton, algas, moluscos,
etc.) aún no está perfectamente estudiada, pero indudablemente influiría en la
contaminación de los animales y del hombre. Recientemente se ha propuesto una
solución audaz para la eliminación de los residuos radioactivos, consistente en su
almacenaje aprovechando las fallas geológicas del terreno. Esta posibilidad se
halla todavía en estudio, pudiendo aducirse numerosos argumentos a favor y en
contra. Las variadas aplicaciones de los radioisótopos (investigación, biología,
industria, aeronáutica, medicina, trazadores, esterilización de productos, etc.)
ofrecen múltiples posibilidades de contaminación de muy diverso valor. En general
son las fuentes abiertas las más problemáticas, aunque también puede producirse
la rotura accidental de la protección de una fuente encapsulada. Aunque
generalmente se emplean los isótopos menos peligrosos, en caso de accidentes,
roturas u otras causas,

En 1966 los investigadores CHIPMAN y POLIKARPOeVfe realizaron un estudio


sobre los factores de concentración en las aguas marinas y terrestres y de los
organismos animales y vegetales que en ellas se encuentran, referidos a los
principales radioelementos contaminantes procedentes de la industria nuclear,
tales como 137C~6, 4C~ ,9 0Sr, 65Zn, 144Ce, 95Zr, 95Nb, 32P, Wr , 9 9M~2,
10P~2, 10Pb, 54Mn, 1311, 55Fe, 59Fe, 'joco, lo3Ru y lo6Ru. Para determinados
radioelementos dispersos en un ecosistema acuático existen algunos organismos
que actúan como verdaderos concentradores biológicos. La identificación y
cuantificación de las vías de incorporación metabólica de los distintos
radionúclidos puede darnos una orientación efectiva en cuanto a las medidas
protectoras ante su posible asimilación por el organismo humano. En la vecindad
de los reactores nucleares se requiere una estricta vigilancia ambiental y un
control de los distintos factores de concentración de radioelementos en las aguas
residuales. No debemos olvidar también que tanto como los factores de
concentración radioactiva influyen los hábitos de vida de la población y las dietas
habituales en las áreas presuntamente contaminables.

La salud y la enfermedad dependen de un medio interno (constitución genética)


que puede modificarse, y de un medio externo, entorno o medio ambiente, en el
que podemos individualizar esquemáticamente cuatro factores: 1. Polución del
suelo y de las aguas. 2. Polución atmosférica. 3. Transformación de la flora y de la
fauna. 4. Transformación de la geomorfología a través de la industrialización,
urbanización y crecimiento demográfico.

Estos cuatro factores vienen a representar el tributo casi obligado que el hombre
debe pagar por la civilización, y se hallan profundamente interrelacionados en la
progresiva degradación del medio. Somos conscientes de que la aplicación
pacífica de la energía atómica ha propiciado notables adelantos científicos en
todos los órdenes y ha puesto a nuestro alcance unas posibilidades energéticas
hasta ahora insospechadas. Somos conscientes así mismo del enorme poder
destructivo que encierra una posible confrontación atómica, por lo que parece
estar muy claro para todos que debe evitarse a toda costa su aplicación práctica
en la guerra. Pero en cambio quizá no somos tan conscientes de que el tecnicismo
y el progreso en este campo de acción tan amplio de la energía atómica puede ser
causa de daños irremediables, que ya empezamos a tocar en el presente, pero
que sin duda se harán patentes con toda su crudeza en un futuro próximo. A
continuación presentaremos algunas tragedias causadas por el almacenamiento y
transporte de materiales radioactivos que han generado conmoción a nivel
mundial y que han dejado miles de víctimas humanas directas e indirectas, así
como un grave daño sobre el medio ambiente y los ecosistemas.

 4$3)-&$,)"*%$ )"$%&)"#!,

a) En septiembre de 1987, los habitantes de Goianía, una ciudad brasileña,


encontraron una máquina desconocida abandonada en un vertedero. La abrieron y
hallaron en su interior un polvillo azul. La tradición de la pintura corporal debió
marcar el comportamiento de los brasileños, pues muchos de ellos se
embadurnaron con él. Un mes después se empezaron a producir las primeras
muertes. Aquel polvillo era Cesio 137, un material altamente radiactivo que
debería haber estado almacenado bajo estrecha vigilancia. El Gobierno brasileño
se vio obligado a poner a toda la población bajo control radiológico. Casi 300
personas se vieron afectadas. Los que murieron a causa de la radiación fueron
enterrados en ataúdes de plomo de 608 kilos bajo varias capas de cemento.

b) Al menos tres cementerios de residuos de baja actividad de los Estados


Unidos y el de Carísbad (Nuevo Méjico) para deshechos altamente
radioactivos han sufrido fugas y problemas geológicos.

c) En los almacenes radioactivos rusos también se han producido accidentes


muy graves. El vertido de residuos al río Tetcha, durante el periodo 1948-
1951, supuso la contaminación de 124.000 personas, y la evacuación de
otras 7.500, que ocupaban suelos altamente contaminados.

d) El accidente más grave se produjo el 29 de septiembre de 1957, en la


planta de almacenamiento de Kishtim, cuando al explotar un contenedor
con 160 m3 de residuos, contaminó con unos 2 millones de curios una
superficie de 1.000 km2. El accidente obligó a la evacuación inmediata de
10.700 personas. El secreto oficial ha impedido conocer el número de
víctimas del accidente (16). Los materiales radiactivos acumulados en el
lago Karachai se dispersaron con la sequía de 1967; como consecuencia,
1.800 km2 resultaron contaminados. Todavía en 1991, permanecer una
hora en esta zona suponía recibir una dosis radiactiva mortal.

e) En abril de 1973, el tanque 106 T contenía residuos radiactivos de alta


actividad procedentes de la planta de reprocesado de combustible Purex
con alrededor de 1,5 millones de litros, principalmente en forma líquida.
Entre el 20 de abril y el 8 de junio, el tanque 106 T dejó escapar al suelo,
más o menos 435.000 litros de líquido absolutamente radiactivo
conteniendo aproximadamente 40.000 curios de cesio-137, 14.000 curios
de estroncio-90 y 4 curios de plutonio.

La fuga era la decimoprimera registrada en Hanford, no sería la última.

f) En noviembre de 1978 el biólogo disidente soviético Jaurés Medvedev


informó de una supuesta catástrofe producida en la región soviética de
Cheliabinsk, en los Urales del Sur, como consecuencia de haberse
producido criticidad en una planta de tratamiento o almacenamiento de
residuos radiactivos. La catástrofe habría tenido lugar a finales de 1957 o
principios de 1958, habría producido la muerte de centenares de personas y
habría contaminado una extensa área. .

La lista de accidentes en depósitos de residuos radiactivos se incrementa


peligrosamente. Las estimaciones de sus consecuencias son
sobrecogedoras: 450.000 personas contaminadas, de las cuales más de
50.000 habrían recibido dosis considerables de partículas radioactivas.

. 4$3)-&$,)")* 4$",6!4#)

A pesar de las precauciones tomadas, aviones de la Fuerza Aérea, misiles y


satélites de los Estados Unidos, con material radioactivo, han sufrido múltiples
accidentes, demostrando que no hay transportes seguros. Un considerable
número de colisiones produjeron víctimas y contaminación radiactiva.

a) Sucesos graves acaecieron en marzo de 1956, cuando se hundió un avión


B- 47, que se dirigía a Florida, con dos cabezas nucleares "Florida".
b) En enero de 1961, un bombardero B- 52 se estrella, cargado con dos
bombas nucleares de 24 megatones, mil veces más potentes que la de
Hiroshima, en Carolina del Norte.
c) En junio de 1962, fracasaron dos ensayos con misiles nucleares, que
dispersaron parte de su carga en la Isla Johnston del Pacífico; cuatro
meses después, colisionaba un bombardero B- 52 con un avión nodriza KC-
135, dejando caer otras dos bombas atómicas de 24 megatones sobre
Kentucky.
d) En abril de 1964, al dispersar plutonio un satélite norteamericano.

También, muchos navíos y submarinos, con reactores o misiles atómicos, se han


hundido, tanto de la flota americana, como en la soviética.

e) En 1959, la marina norteamericana hundió en el Atlántico los elementos del


reactor del submarino USS Seawolf (SSN- 575) a 120 millas de Maryland.
f) En abril de 1963, el submarino nuclear Thresher (SSN- 593) se hunde a
100 millas de Massachusetts, con 129 personas a bordo.
g) En mayo de 1968, el submarino USS Scorpion (SSN- 589), con una
tripulación de 99 personas, se hunde, con dos torpedos nucleares Astor, a
400 millas de las Azores.
h) También la flota submarina nuclear soviética ha padecido más de 25
accidentes graves.
i) Uno de los accidentes más graves:El 17 de enero de 1966 se produjo la
colisión en vuelo de un bombardero B- 52 de la base de Symour Johnson,
con cuatro bombas atómicas de 1,5 megatones a bordo, y un avión nodriza
KC- 135 procedente de la base de Morón, sobre el pueblo de Palomares
(Almería). El accidente se produce a 9.000 metros de altura y los restos se
dispersan en una zona de 260 km2. Afortunadamente la explosión atómica,
que hubiera sido equivalente a 6.000 bombas como la lanzada sobre
Hiroshima, no se produce. Los detonadores de dos bombas explotaron en
la caída, dispersando sobre los campos de Palomares contaminación de
plutonio. Los informes oficiales reconocían que ciudadanos de la zona
habían quedado contaminados por Plutonio.

Además de las catástrofes militares, también se han producido accidentes


"civiles".

j) El Gobierno británico autorizó el transporte clandestino, en vuelos


regulares, de residuos radioactivos, en cajas que viajaban como "valija
diplomática".
k) El propio Consejo de Seguridad Nuclear español reconoce que "una
remesa de material radioactivo se vio envuelta en un accidente serio de
aviación".
l) El 25 de agosto de 1984, en el Canal de la Mancha, colisionaron el
transbordador alemán Olau Britannia, con 935 pasajeros a bordo, y el
carguero francés Mont Louis, propiedad de la Compagnie Géneral des
Matiéres Nucléaires (COGEMA) y de la sociedad eléctrica belga Synatom,
cargado con 375 toneladas de hexafluoruro de uranio, repartido en 60
contenedores. La alarma cundió en el Canal. Los trabajos de recuperación
de los depósitos del carguero zozobrado duraron hasta el 4 de octubre.
m) Un ejemplo más de lo arriesgado de los transportes radioactivos lo
proporciona la "odisea" del Akatsuki Maru, que entre noviembre y diciembre
de 1992, transportó tonelada y media de plutonio desde Cherbourg
(Francia) hasta Tokai (Japón). Una singladura de 25.000 km sin escalas
porque numerosos países cerraron sus fronteras al que se denominó
"Chernobil flotante", incluso países con centrales nucleares, como Brasil,
Argentina o África del Sur.
Los desechos radiactivos son los materiales radiactivos que se forman durante el
proceso de producción o utilización de combustibles nucleares o cuya
radiactividad se haya originado por la exposición a las radiaciones inherentes a
dicho proceso.

Además sabemos que las consecuencias de la exposición a una radioactividad


elevada son fatales para el ser humano. Está comprobado que puede causar la
muerte, y en dosis más bajas, provoca cánceres, enfermedades y trastornos
genéticos que alteran muy seriamente la descendencia del afectado.

Teniendo en cuenta esto y los diversos problemas ocasionados por los materiales
radioactivos reflejados en parte en las notas periodísticas de problemas nucleares
y en la sección elegida del almanaque de accidentes del mismo rubro, vemos
necesaria una urgente toma de conciencia y precaución por parte de los distintos
sectores de la sociedad, ya sea el dictamen de leyes seguras por parte del
gobierno y la aplicación de éstas en las industrias con el fin de preservar el medio
ambiente y la seguridad de sus trabajadores. Esta supuesta ³toma de conciencia´
la presentaremos más adelante manifestada en los tratados internacionales de
medio ambiente, que aunque no se han cumplido con exactitud, hay quienes
siguen en su defensa con vehemencia.

De todos modos pensamos que la mejor forma de minimizar el problema de los


residuos nucleares es dejar de producirlos.

El primer paso que hay que dar para solucionar el problema de los residuos
radiactivos es dejar de agravarlo, es decir, cesar de producir indefinida e
ilimitadamente más y más residuos radiactivos. No existe solución técnica
adecuada para este problema. La única respuesta es no producir más residuos.
De este modo se lograría minimizarlo. Debe tenerse claro que esa es la única
aproximación responsable y lógica al respecto, incluso antes de ponerse a discutir
cómo debe ser la gestión de los ya generados.

. !,-$>!, $/,$-!,$*%)-&!$%(&)"#)6!4*$,$4%$,"/ *)$4),

Las actividades militares siempre han tenido graves repercusiones sobre el medio
ambiente. Anteriormente, el daño ambiental por estas actividades se limitaba
solamente al campo de batalla, aunque los efectos indirectos podían abarcar
zonas más grandes. Asimismo, como parte de los conflictos bélicos se encontraba
la destrucción intencional del medio ambiente a través de la inundación por medio
de la destrucción de diques y presas, la defoliación de bosques por agentes
químicos diseñados para tal fin, o la contaminación del aire por incendios
producidos en combates o de pozos de petróleo tal y como ocurrió en Kuwait.

Sin embargo, al hablar de armas nucleares, los efectos serían absolutamente


devastadores, puesto que los daños causados por la precipitación radioactiva
sobre extensas zonas, el agotamiento del ozono por los óxidos nitrosos de las
explosiones nucleares y los cambios climáticos producidos por el humo de
grandes y prolongados incendios afectaría gravemente a la mayor parte del
planeta.

Incluso en tiempo de paz, las actividades militares - especialmente aquellas que


envuelven armas nucleares - afectan al medio ambiente, puesto que se continua
con la producción y ensayo de armamentos , la instrucción de combate y las
maniobras, la construcción de bases e instalaciones militares y el mantenimiento
de estados de alerta y de preparación para el combate, así como los accidentes.
Además el desarme nuclear también implica problemas ecológicos.

Las Naciones Unidas han realizado esfuerzos ininterrumpidos para prohibir el uso
de las armas nucleares desde los primeros años de sus existencia. La Asamblea
general ha abordado el tema del desarme nuclear con relación al medio ambiente
desde 1980, a través de su resolución 35/8 del 30 de octubre de 1980 sobre la
responsabilidad histórica de los Estados para preservar la naturaleza para las
generaciones presentes y futuras. Asimismo, en el Principio 26 de la Declaración
de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humanos
(Estocolmo 5-16 junio de 1972) proclama que el hombre y su medio ambiente
deben ser protegidos de los efectos de las armas nucleares y otras todas aquellas
formas de destrucción masiva y que los Estados deben buscar la completa
destrucción de tales armas.
3      
 c   

Hoy en día en la atmósfera existen muchos tipos de contaminantes. Entre ellos


están las sustancias radiactivas procedentes de los residuos producidos por la
minería y el refinado de uranio y el torio, las centrales nucleares y el uso industrial,
medico y científico de materiales radiactivos.

La contaminación radiactiva representa un gran peligro debido a la extrema


longevidad de los contaminantes cuya vida puede ser de hasta cientos de años.

Se denomina radiactividad a la emisión de partículas y radiaciones procedentes de


los átomos de algunos elementos radiactivos, los cuales tienen un gran número de
protones y neutrones que en ocasiones se presentan en modalidades que emiten
radiaciones. Los átomos de un solo elemento son de diferentes clases cuyo
comportamiento es químicamente similar, aunque tengan pesos ligeramente
diferentes. Estas variedades se llaman isótopos. Los átomos de Isótopos estables
no son radioactivos, pero los de isótopos inestables o sustancias radioactivas
emiten porciones de ellos mismos y se regeneran dentro de otros isótopos en el
proceso. Existen dos tipos de radiación: radiación natural y radiación artificial.

El radón, yodo, cesio, estroncio y plutonio son algunos de los ejemplos de


sustancias radiactivas emitidas a la atmósfera como gases o partículas en
suspensión. Estas sustancias en concentraciones relativamente altas pueden
tener graves efectos en la salud.

La sustancia radiactiva que más preocupa en la actualidad es el radón por sus


efectos nocivos que pueden poner en peligro la salud del hombre. El radón es un
subproducto de la desintegración radiactiva de minerales de uranio contenidos en
ciertos tipos de roca sobre las que se han construido casas, donde el radón se
filtra por los sótanos. Existen estudios que confirman que debido a esta radiación
se han producido muertes por cáncer de pulmón.

Las minas de uranio, son las que generan mayor cantidad de radón. Por ello, en
países como Suecia, antes de que comenzara la industria miera de uranio, se
comprobó que era necesario imponer normas de seguridad para evitar que los
trabajadores de las minas recibieran exceso de radiación emitida por los hijos del
radón.

Además del radón, existen fenómenos como las erupciones volcánicas que
pueden arrastrar hacia la atmósfera grandes cantidades de gases radiactivos,
provenientes del magma. Los gases se incorporan a la atmósfera y se dispersan
en mayor o menor grado dependiendo de las condiciones meteorológicas
imperantes; al difundirse en el aire el material radiactivo se desintegra y origina
una serie de hijos, en muchas ocasiones también radiactivos, que se fijan en
partículas suspendidas en la atmósfera.
La contaminación atmosférica por sustancias radiactivas ha disminuido
parcialmente gracias a un tratado firmado en el año 1963 en el cual se prohíben

La cantidad de radiactividad desprendida en la


catástrofe de la central nuclear de Chernóbil
fue el equivalente a 200 veces la que se liberó
durante los bombardeos atómicos de
Hiroshima y Nagasaki. pruebas atmosféricas
de armas nucleares en un gran grupo de
naciones las cuales estuvieron de acuerdo en
acatar estas prohibiciones

El día 26 de abril de 1986 ocurrió una gran catástrofe en el cual se lanzaron varias
toneladas de material radiactivo a la atmósfera. Estos hechos ocurrieron en la
central nuclear de Chernóbil, Ucrania. El reactor nº4 de la central nuclear sufría un
grave accidente con fusión del núcleo, lo que provocó el lanzamiento de este
material radiactivo. Los elementos radiactivos expulsados a la atmósfera crearon
nubes radiactivas que fueron arrastradas por la atmósfera esparciendo su
radiactividad por gran parte de Europa.
5V VVV !V

En Colombia solo hay un reactor nuclear de baja potencia, pero no está exento de
los peligros que conlleva el mal manejo de los desechos radioactivos.

Industrias, centros hospitalarios, odontológicos y de medicina nuclear usan


diariamente material radioactivo. Según el I.N.E.A. (Instituto de Asuntos
Nucleares y energías alternativas), no existen medidas estrictas para el control de
los desechos radioactivos y algunos centros se deshacen de ellos en forma
inadecuada.

El Instituto vigila y controla dicho material, por medio de la expedición de licencias


de manejo, necesarias para que los centros hospitalarios y similares obtengan
licencias de funcionamiento del Ministerio de Salud.

Igualmente hacen inspecciones periódicas a centros autorizados para manejar


material radioactivo, verificando que se cumplan las normas de manejo de
desechos, pero no descarta que éstos se arrojen al medio ambiente.

INEA ha adecuado un sitio especial para depositar los residuos radioactivos por
un período de 50 años. Se hace necesario que existan estrictas medidas y leyes
nucleares para el control de estos materiales y sus efectos nocivos sobre la salud
y el medio ambiente.

La contaminación ambiental ha causado un severo deterioro de la biosfera, lo


cual se evidencia en el progresivo sobrecalentamiento de la tierra, la desaparición
de ecosistemas completos, la pérdida del espacio vital y muy especialmente por
la reducción de fuentes de agua y de aire puros, constituyendo una amenaza
potencial para la salud. Otras fuentes de contaminación ambiental la constituyen
los malos olores por manejo inadecuado de los residuos y las basuras, la
iluminación deficiente y la humedad, las que favorecen el crecimiento de los
ácaros y de los hongos que producen alergias.
           
 

Cada vez más, la decisión de invertir en la energía nuclear es política. Los


vínculos entre la energía nuclear y el desarrollo de las armas, siempre han sido
prominentes en el debate público, particularmente en el caso de los países que
desarrollan la capacidad de realizar todo el ciclo del combustible. La industria de la
energía nuclear niega este vinculó, sosteniendo que los combustibles que se
producen con los reactores modernos no son adecuados para producir armas. Sin
embargo, no se puede negar el vínculo entre las tecnologías.

Fue la intención del Tratado de No Proliferación Nuclear resolver este problema.


Los signatarios se comprometen a no transferir armas nucleares, ni recibirlas de
ninguna parte. Los Estados que no disponen de armas nucleares se comprometen
a no fabricar, ni adquirirlas, y se prohíbe toda prestación de ayuda a este respecto.
La Autoridad Internacional de la Energía Atómica (IAEA) administra un sistema de
salvaguardas para verificar el cumplimiento del Tratado. A cambio de este
compromiso de parte de las naciones que no poseen las armas, el Tratado
garantiza la "libre transferencia de la tecnología nuclear para los propósitos
pacíficos, sin discriminación."

Algunos proveedores (p.ej., Canadá) insisten que quienes reciben la tecnología


nuclear sean signatarios del Tratado. No todos los países en desarrollo son
signatarios y algunos, notablemente, Argentina y Brasil, le han vuelto un tema
político, a su negativa de firmar; sin embargo, esto no ha impedido que reciban la
tecnología necesaria.

Hoy en día, 441 reactores nucleares generan casi el 16% de la electricidad


mundial. En 9 países, más del 40 % de la energía proviene de fuentes nucleares.
El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), organización internacional
del sistena de las Naciones Unidas, fomenta la utilización sin riesgo y con fines
pacíficos de las energía atómica y desempeña un papel prominente en las
iniciativas internacionales encaminadas a lograr que la tecnología nuclear se use
para promover el desarrollo sostenible. En el marco del debate actual sobre las
opciones energéticas que permitan reducir las emisiones de dióxido de carbono
que contribuyen al calentamiento del planeta, el OIEA ha insistido en las ventajas
de la energía nuclear como fuente libre de emisiones de gases de efecto
invernadero y otros gases tóxicos.

El OIEA es el principal foro intergubernamental para la cooperación científica y


técnica en la esfera nuclear y coordina el intercambio de información y la
formulación de directrices y normas de seguridad nuclear. A petición de los
gobiernos, el OIEA los asesora sobre la manera de mejorar la seguridad de los
reactores y evitar el riesgo de accidentes.
La responsabilidad del Organismo en el ámbito de la seguridad nuclear ha
aumentado a medida que se han ido ampliando los programas de energía nuclear
y el público ha centrado su atención en la cuestión de la seguridad. El OIEA
formula normas básicas de protección contra las radiaciones y publica
reglamentos y códigos de actuación para distintos tipos de operaciones, incluida la
seguridad en el transporte de materiales radiactivos. El Organismo también presta
asistencia de emergencia a los estados Miembros en caso de accidentes por
radiación, de conformidad con la ›  
        
  
 
 
  (1986) y la › 
 
 
      
 (1986). Otros tratados internacionales de los
que el OIEA es depositario son la ›  
   
     
 
  
 (1987), la ›     

    

   
 (1963), la ›  
 
  
(1994) y la
›     
 
                


      
    (1997).

El programa de cooperación técnica del OIEA, mediante proyectos nacionales,


expertos y capacitación en la aplicación de técnicas nucleares con fines pacíficos,
presta asistencia a los países en esferas fundamentales como los recursos
hídricos, la salud, la nutrición, la medicina y la producción de alimentos. Un buen
ejemplo de estas actividades es la labor relacionada con la fitotecnia por mutación,
gracias a la cual se han conseguido casi 2 000 variedades nuevas de cultivos
utilizando tecnologías basadas en la radiación, lo que ha permitido mejorar la
producción de alimentos. Otro ejemplo es el uso de la hidrología isotópica para
cartografiar los acuíferos subterráneos, gestionar las aguas subterráneas y
superficiales, detectar y controlar la contaminación y vigilar las filtraciones y las
seguridad de los embalses, fomentando así el acceso a fuentes limpias de agua
potable. Un último ejemplo es el de los tratamientos médicos, ámbito en el cual el
Organismo suministra equipo de radioterapia y capacita al personal sanitario para
tratar de forma segura a pacientes de cáncer de unos 80 países en desarrollo que
son miembros del OIEA.

El OIEA recopila y divulga información sobre prácticamente todos los aspectos de


la ciencia y la tecnología nucleares a través de su sistema Internacional de
documentación Nuclear (INIS), con sede en Viena. Además, administra junto con
la UNESCO el Centro Internacional de Física Teórica de Trieste (Italia) y mantiene
tres laboratorios. El OIEA colabora con la FAO en investigaciones relacionadas
con la utilización de la energía atómica en la alimentación y la agricultura, y con la
OMS en la utilización de radiaciones en medicina y biología.

El OIEA trabaja en conjunto con diversos organismos de las Naciones Unidas,


tales como:

$0 UNESCO: con el que administra el Centro Internacional de Física Teórica


de Trieste (Italia) y tres laboratorios de investigaciones relativas al uso de la
energía atómica
(0 FAO: realiza con el OIEA investigaciones relacionadas con el uso de la
energía atómica en la alimentación y la agricultura
0 OMS: colabora en la aplicación de la energía atómica en la medicina y
biología
-0 PNUMA: colabora con el OIEA y la UNESCO en la investigación de la
contaminación marina a escala mundial

El Laboratorio del OIEA para el Medio Ambiente Marino (Mónaco) realiza estudios
sobre la contaminación marina a escala mundial junto con el PNUMA y la
UNESCO.

El Comité Científico de las Naciones Unidas para el estudio de los efectos de las
radiaciones atómicas, órgano independiente establecido en 1955, evalúa los
niveles y efectos de la exposición a la radiación ionizante e informa sobre ellos.
Diversos gobiernos y organizaicones de todo el mundo utilizan sus estimaciones
como base científica para evaluar el riesgo de radiación, establecer normas de
seguridad y protección frente a las radiaciones y reglamentar las fuentes de
radiación.

En el seno de las Naciones Unidas se han creado establecido algunos tratados


con el fin de erradicar las armas nucleares y para evitar las pruebas de las
mismas, tales como:

)0 Tratado por el que se prohiben los ensayos con armas nucleares en la
atmósfera, el espacio ultraterrestre y debajo del agua (1963)
+0 Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares: TNP (1968)
30 Tratado sobre prohibición de emplazar armas nucleares y otras armas de
destrucción en masa en los fondos marinos y oceánicos y su subsuelo:
Tratado sobre los fondos marinos (1971)
=0 Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares: TPCE (1996)
que establece la Comisión Preparatoria de la Organización del Tratado de
Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE).
&0 Diversos tratados de creación de zonas libres de armas nucleares

La situación planetaria empeora cada día más. Entre los grandes problemas
ambientales, se encuentra el calentamiento global, el deterioro de la capa de
ozono, la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la generación de residuos, la
contaminación de las aguas. A estos fenómenos hay que adicionarle los factores
de presión como los niveles de consumo, el desarrollo de las tecnologías, el
crecimiento de la población.

En el ámbito internacional, se dieron pasos importantes en el reconocimiento de la


problemática medioambiental. Cabe destacar, el principio 1 de la Declaración de
Estocolmo de 1972 que afirma, " 
  
     
 
                      
 

         
  
! También, el principio 1 de la
Declaración de Río se pronuncia en términos similares: ""  
   
     
    
   
       

 
     # 
           
   
      
 
 ".

El escenario internacional ha ido evolucionando de lo regional a lo universal, al


decir de Alexandre Kiss. Ejemplo de ello, el cambio climático con un alarmante
diagnóstico para el mundo y para nuestra región. Se dice que en el año 2050 la
región perdería el 50% de las tierras cultivables. Según informe de la Organización
de Naciones Unidas, sucederán graves inundaciones en el estuario del Río de la
Plata, aproximadamente unos 150 millones de personas sin agua potable, se
retirarán los glaciares de la Cordillera de los Andes. Es por ello, más que nunca,
se deben hacer efectivos los principios de derecho ambiental internacional.

Entre los principios internacionales sobre protección ambiental, figuran:

El principio de cooperación internacional para la protección del medio ambiente, el


principio de soberanía de los Estados para el establecimiento de su política
ambiental y de desarrollo, el principio de obligatoriedad de intervención estatal, el
principio precautorio, el de previsión y prevención, el de prevención del daño
ambiental transfronterizo, el de evaluación de impacto ambiental, el de
responsabilidad y reparación de daños ambientales, el contaminador pagador, el
de información y comunicación ambiental, el de educación ambiental, el de
participación ciudadana, al que se han ido agregando el de modificación de las
pautas insostenibles de producción y consumo, el del establecimiento de una
política demográfica adecuada.

También se hacen presentes otros protocolos internacionales del medio ambiente


tales como:

70 ³Tratado por el que se prohíben los Ensayos con Armas Nucleares en la
?tmósfera, el espacioUl tr aterr est re y debajo del Agua´, de 1963.
Ratificado el 6 deoct. de 1965.(E)

90 ³Protocolo para la Protección del Pacífico Sudeste Contra la Contaminación


Radioactiva´, D.S. 720 de 1995.(E)

*0 ³Convención sobre Seguridad Nuclear´,


D.S. 272 de 1997. (N)

%0 C o nvenci ó n para la protección de laFa una, la Flora y la BellezaEscénicas


Naturales de América´, enWa s h in g to n, de 1940.
D.S. 531 de 1967.(E)

Desde 1945, cuando las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagazaki


anunciaron al mundo la opción tecnológica de la fusión nuclear, la humanidad fue
obligada a vivir con la posibilidad concreta de destrucción deliberada de la vida en
la Tierra. Las noticias se desplazan más rápidamente que el conocimiento humano
y los beligerantes países industriales fabricaron millares de misiles con cargas
atómicas capaces de destruir varias veces al planeta. Todas las tentativas de
limitar estas armas han sido insuficientes.

Las poblaciones del Pacífico sufrieron bombardeos nucleares para la realización


de pruebas atómicas, que comprometieron seriamente sus vidas, así como la vida
de las futuras generaciones. Poblaciones indígenas de Estados Unidos y otras
poblaciones de las zonas de pruebas de la ex- URSS tienen problemas
semejantes.

Las ONGs preocupadas por la cuestión nuclear, reunidas en Río de Janeiro


durante la ECO 92, participantes del Foro Internacional de ONGs y Movimientos
Sociales, presentan las siguientes alternativas frente a la amenaza nuclear con el
cual son obligadas a convivir todas las formas de vida que viven en nuestro
Planeta.

1) Inmediata paralización de las pruebas atómicas e indemnización por todos los


daños provocados a las poblaciones y al medio ambiente en el pasado, con la
supervisión del estado y descontaminación y asistencia a todas las víctimas.

2) Desmantelamiento de las armas existentes y paralización de su fabricación a


nivel mundial, así como el desestímulo a la nuclearización de los ejércitos de todos
los países del mundo.

3) Prohibición de la exportación de productos y tecnologías nucleares que puedan


ser empleados para uso militar.

4) Prohibición del uso de buques a propulsión nuclear y de energía nuclear para


satélites militares.

5) Abandono inmediato del ciclo del Plutonio, o cualquier manipulación de ese


elemento con fines energéticos o militares.

6) Abandono de los actuales programas de suministro de energía nuclear y ayuda


internacional a las naciones que dependen de esta fuente de energía, a través de
una reestructura de los programas de consumo energético.

7) Reestructura de las industrias e instalaciones nucleares, con el consiguiente

 de sus puestos de trabajo para actividades socialmente útiles y de


importancia, con el aprovechamiento del potencial de sus empleados.

8) Control de todas las actividades nucleares, entre ellas las financieras, normas
de seguridad y control de las radiaciones.
9) Participación comunitaria en el control de los materiales radiactivos médicos e
industriales, así como en cualquier material radioactivo presente en la comunidad.

10) Establecimiento de normas más exigentes contra la exposición de la población


a las radiaciones ionizantes, considerando nociva cualquier contacto que supere
los niveles naturales de radiación del ambiente.

11) Asistencia especial a las víctimas de radiación, exigiendo que las industrias
nucleares cubran todos los costos de seguridad, tratamiento médico y equipos.

12) Adopción de medidas legales internacionales que permitan la indemnización


total por los daños causados por instalaciones nucleares, así como la abolición de
la Ley Price - Anderson que aún rige en todos los países.

13) Establecimiento de un fondo internacional de asistencia a las víctimas de


radiación, tomando en cuenta el carácter trasnacional de los efectos de las
radiaciones.

14) Prohibición definitiva del vertido de detritos radiactivos en los océanos.

15) Obligatoriedad de tratamiento y almacenamiento de detritos radiactivos en los


países que los producen.

16) Prohibición de la extracción minera de elementos con potencial radiactivo.

17) Sustitución de la AIEA por un organismo internacional de control que permita


el libre acceso a las comunidades interesadas.

18) Creación de un organismo internacional de energía renovable.

19) Inclusión en los programas educativos a todo nivel de informaciones sobre las
precauciones y peligros de la radiación.

20) Prohibición de la irradiación de alimentos.

21) Estímulo a la creación de zonas no nuclearizadas en el Planeta.

22) Desestímulo a las investigaciones sobre fusión nuclear por su alto costo y por
la función que desempeñan en la creación y mayor concentración de las industrias
productoras de energía, que redunda en el elevado consumo de energía de las
sociedades industrializadas.
*3/"$,-)*$,$ &!"),64!6/),#$,6$4$*$64!#) &'"-)*%)-&!$%(&)"#)
,!"*$,,&3/&)"#),

1. Reconocer y apoyar los esfuerzos de las ONGs, movimientos sociales y


asociaciones de víctimas de radiaciones que contribuyen en la concientización
mundial sobre los peligros de la fusión nuclear.

2. Crear una red de ONGs que militan en la cuestión nuclear a fin hacer más
eficaces sus esfuerzos.

3. Construir un banco de datos internacional sobre los actuales programas


nucleares, las nuevas tecnologías de protección radiológica, administración de
riesgos, conversión de puestos de trabajo en la industria nuclear a actividades
relacionadas con las necesidades de la sociedad y a la atención de las víctimas de
radiaciones ionizantes.

4. Organizar fechas- símbolos de conmemoración para la creación de grandes


campañas contra los programas de fusión nuclear y apoyar iniciativas de ONGs
japonesas a través del pedido de HIROSHIMA y NAGASAKI con el fin de
conseguir mil millones de firmas para la eliminación de las armas nucleares.

5. Planificar reuniones internacionales principalmente en los países que más


invierten en los programas de fusión nuclear para fortalecer las luchas de las
ONGs y movimientos sociales contra las plantas y las armas nucleares.

En Colombia, la ley 1252 de 2008 (noviembre 27 2008). El congreso de la


república decreta en su capítulo I; principios, prohibición, trafico e infraestructura.
ARTÍCULO 4o.  ›  lueda prohibida la introducción, importación o
tráfico de residuos o desechos peligrosos al territorio nacional por parte de
cualquier persona natural o jurídica, de carácter público o privado. De igual forma,
será prohibida la disposición o recepción final de residuos peligrosos en rellenos
sanitarios que no cumplan con la capacidad o condiciones físicas y técnicas
adecuadas para tal fin. En el artículo II y III se aclaran las responsabilidades y
otras disposiciones.


 


?  c 




? En efecto, la energía atómica es el arma de degradación del medio más


poderoso con que debemos enfrentarnos, puesto que afecta
simultáneamente a aquellos cuatro factores que definíamos anteriormente
como representación esquemática de nuestro entorno. Por tanto no serán
nunca excesivas las precauciones que se aconsejen en el manejo de esta
colosal fuente de energía, ni serán baldíos todos los esfuerzos que se
inviertan, por costosos que sean, en medios de seguridad y protección. Es
por tanto de desear que los gobiernos, como gerentes máximos de la
seguridad de las respectivas sociedades humanas que representan,
supervisen activa y meticulosamente todas las actividades relacionadas con
el uso de la energía atómica, evitando que su desarrollo sea regido por la
especulación, pendiente solamente del rendimiento y el beneficio, y que las
normas de seguridad nacionales e internacionales que se van dictando
sean aplicadas con el máximo rigor y seriedad.


?. El problema que provocan los residuos radiactivos fue la causa de que
diversos países adoptaran una política energética no nuclear. Sin embargo,
no es imposible que se descubra algún día el modo de eliminar la
radiactividad, aunque las investigaciones van muy despacio, incluso puede
encontrarse el modo de reutilizar el combustible gastado - una opción no
tan lejana, ya que en Japón está empezando a investigarse -, o bien hallar
alguna nueva fórmula para aprovechar los residuos.

? Es de gran importancia el cumplimiento de los tratados internacionales por


el medio ambiente, pero es de mayor importancia que los tratados
realmente sean cumplidos y que se genere una verdadera conciencia de
manejo nuclear y/o atómico que preserve el bienestar de toda la humanidad
y no el bienestar PRESENTE de unos pocos que cuentan con recursos
económicos y científicos.

?3 A pesar de hayan tratados que buscan controlar el tratamiento de


elementos radioactivos y de que hay quienes se unen a muchas acciones
para minimizar los efectos sobre el medio ambiente y la humanidad,
seguimos pensando que la solución no está en minimizar los daños, sino en
dejar de producirlo.
  c   

 British Medical Research Council: "los riesgos para el hombre de las
radiaciones nucleares y aliadas". Londres, 1960

. Cohen, I.B.: ³La eliminación de los residuos radioactivos´ Cap. Y Ciencia,
11:6, 1977

 KAHN, B. y cols.: "Aspectos ambientales de las centrales nucleares".


International Atomic Agencia de la energía. Wien, 1971

3 Ramos, E. 1973. ³radiaciones ionizantes y contaminación ambiental´.


Medicamenta, 08:143.

@ Gómez, Mónica M. 2007:´Educación psico-social ambiental: el sonido de la


ignorancia´, Argentina, espacio editorial, 99 paginas

 Radioactividad: bendición o peligro mortal? Pentagrama: Revista


internacional de la Rosacruz de Oro, Lectorium Rosicrucianum. Volumen 25
numero 5,2003.