Вы находитесь на странице: 1из 5

Educación Artística

La apreciación del arte


en la escuela
Elizabeth Ivaldi | Inspectora de Zona de Educación Inicial. Docente-Tallerista de Educación Artística.

«[…] La apreciación es el eje que se rela- Esta realidad exige que la educación asuma
ciona con el desarrollo de una mirada y una es- el desarrollo de las capacidades específicas para
cucha curiosa y atenta, integrando capacidades que los seres humanos puedan disfrutar de los
perceptuales y reflexivas con la sensibilidad y entornos visuales que conforman su hábitat.
la emotividad. Se enseñará a mirar y reflexio-
nar para poder interpretar diferentes tipos de
La cultura visual, en tanto aspecto esencial
obras, significándolas y valorándolas desde cri-
de la cultura, se relaciona estrechamente
terios personales.
con la educación. Es necesario que las ins-
[…] En la construcción metodológica el
tituciones educativas y sus programas de
maestro manifiesta su intencionalidad pedagó- formación incluyan los elementos y valo-
gica, selecciona consignas como para proponer res propios de las artes visuales, apuntan-
problemáticas o desafíos propios del arte, ya do a la formación integral de las personas.
sea para el debate de ideas o la búsqueda de La gran facilidad que existe actualmente
soluciones por medio de la producción y/o la para generar y reproducir imágenes por
apreciación.[…]» medios tecnológicos dejará, entonces, de
Área de Conocimiento Artístico actuar como amenaza, para convertirse en
Programa de Educación Inicial y Primaria un aliado de los docentes al abordar conte-
CEP (2009) nidos de la cultura visual en las escuelas.

Estamos inmersos en una sociedad visuali-


zada, invadidos de imágenes que llegan a no- Estas afirmaciones que para muchos docen-
sotros, incluso, de forma exagerada. El avance tes no son nuevas, se explicitan con facilidad en
de los medios tecnológicos, la proliferación de forma teórica, pero aún subsisten las dificulta-
pantallas (TV, DVD, computadoras, videojue- des para su concreción práctica. El desarrollo
gos, telefonía celular, fotografías digitales, etc.) de la cultura visual en las escuelas continúa en
generan una peligrosa sobreexposición a las un lugar relegado.
imágenes, contaminación visual, sensaciones Debemos cuestionarnos los “¿por qué?”
de saturación en una generación que algunos de este estado de cosas. Hay quienes sostie-
denominan de “homo videns”. nen que en la educación existe una desvalo-
Existe una significativa distancia entre la ri- rización de lo perceptivo por sobre lo cogni-
queza visual de la sociedad contemporánea, pla- tivo. No se trata de contraponer valores, sino
gada de imágenes, y la capacidad de los seres de considerar la estrecha relación que existe
humanos para analizarlas y comprenderlas. entre ambos procesos.

86 / QUEHACER EDUCATIVO / Febrero 2009


EXPERIENCIA ESTÉTICA
«Si yo no me emocionara frente a la naturaleza no sería un pintor, ya que todo arte, en su etapa inmediata,
comienza a partir de la emoción que el artista siente frente a la naturaleza.»
Piet Mondrian (1872-1944)

NATURALEZA ARTE

CONTEMPLAR APRECIAR

DESARROLLO DE CAPACIDADES

SENSOPERCEPTIVAS: incremento de la capacidad de percibir sensorialmente, de captar intuitivamente. Desarrollo de


la agudeza y del pensamiento visual; de la posibilidad de sentir. Desarrollo de la CREATIVIDAD: explorar, descubrir,
imaginar, desarrollar una manera propia para ver, conocer y producir imágenes, crear universos visuales propios.

COGNITIVAS: observar, analizar, comparar, relacionar, inferir, clasificar, interpretar, valorar, evaluar, elaborar juicios
críticos, comprender, negociar, reflexionar, pensar, generar ideas, buscar, investigar, diferenciar cualidades, adquirir
claves para descifrar códigos.
Competencias LINGÜÍSTICAS: hablar de las imágenes y sobre las imágenes, comunicar, debatir, opinar, exponer,
describir, explicar, justificar, argumentar.

PROCESOS DE APRENDIZAJE PERMANENTES

Además de comprender las estrechas rela-


La apreciación es un proceso en el que intervienen
ciones entre el conocimiento artístico y los otros
muchos factores, de orden psicológico, social, perso-
tipos de conocimiento, es necesario visualizar
nal y colectivo. Intervienen las capacidades percepti-
los aportes genuinos que resultan de incorporar
vas más simples como, por ejemplo, la percepción del
y/o profundizar las experiencias de apreciación
color, la forma, la relación figura-fondo, pero tam-
artística en la escuela. bién intervienen otras capacidades más complejas
En primer lugar, la experiencia estética nos tales como la memoria visual, las emociones y los re-
permite acceder a zonas a las que las otras expe- cuerdos que en ella habitan. Durante la apreciación
riencias escolares no pueden acceder. La apre- de una obra de arte influyen factores externos como
ciación de obras de arte influye positivamente el contexto en el que se presenta la obra y factores
en el desarrollo emocional, cognitivo, personal internos como el nivel de distanciamiento o acerca-
y social de los niños y las niñas. Favorece las miento emocional con el objeto observado, el conoci-
capacidades de expresión creativa y el desarro- miento previo acerca de lo que vemos y las expectati-
llo del gusto estético. vas con las cuales nos acercamos a ese objeto.
En segundo lugar, la apreciación de obras de
arte es fundamental para la formación artística
de los alumnos. Mediante la comprensión de los Es necesario jerarquizar, en la escuela, el lugar para lo
códigos visibles se llegan a comprender los có- visual como un espacio en el que se construyen significa-
digos invisibles, lo que potencia las capacidades dos que se comunican y que es preciso aprender a leer.
para apreciar obras de arte durante toda la vida.
De lo que se trata es de promover experien- Arte: degustación para los sentidos
cias en las que sea necesario “ver”, “leer”, pero Aunque no existen métodos, recetas o caminos infalibles
también “sentir” una obra de arte. De esta forma y predeterminados, cuando miramos un cuadro lo más pro-
estaremos dotando a nuestros alumnos de herra- bable es que lo primero que llame nuestra atención sea su
mientas para comprender el arte como un sis- color o sus colores, y los efectos de luz que ellos provocan.
tema de comunicación no verbal, desarrollando Después, posiblemente, nos detendremos en el dibujo de las
sus capacidades para apreciar y para respetar la formas, asociándolas con las imágenes que guardamos en
forma en que otros seres humanos se expresan. la memoria, buscando el recuerdo de representaciones que

Febrero 2009 / QUEHACER EDUCATIVO / 87


nos ayuden a identificar el mensaje. Al final de Realizadas estas salvedades, acercamos al-
este breve trayecto, la mayoría de las personas gunas precisiones de términos que pueden re-
se limita a manifestar su adhesión o su rechazo sultar de utilidad para comprender algunos as-
hacia la obra que tiene frente a sus ojos. pectos referidos a las actividades relacionadas
Muchas de las cosas que se pueden ver y ana- con la cultura visual.
lizar al mirar un cuadro, pasan desapercibidas. Percepción sensorial: organización cognos-
citiva de las sensaciones corporales producidas
por la toma de conciencia de la presencia de un
Cuando nos contactamos con una obra de arte vemos
objeto exterior que desencadena una respuesta
algunas cosas y otras no las vemos. De los aspectos o
del organismo.
características que vemos, algunos los podemos defi-
nir, y otros no sabemos cómo. Los que podemos definir Lenguaje visual: lenguaje no verbal en el
los podemos transmitir, los otros nos resultará impo- que los signos de la naturaleza sonora, propios
sible. De las características que podemos transmitir, del lenguaje natural y articulado, se sustituyen
unas serán comprendidas por nuestros interlocutores por gestos o imágenes.
y otras no. Es necesario enseñar a mirar en la com- Comunicación visual: transmisión de signi-
plejidad del hecho artístico, porque resulta imposible ficados por medio de mensajes visuales.
omitir algún aspecto cuando se contempla una obra. Alfabetización visual: enseñar a percibir,
leer, desentrañando el mensaje visual a partir de
los signos y su disposición en la imagen. Es una
Aunque en el arte existan elementos que acción intencionada que proporciona elementos
son explicables, es un error pensar que esa in- para el análisis iconográfico.
formación, dirigida a los aspectos racionales Alfabeto plástico: conjunto de elementos
que se disparan al apreciar una obra de arte, (punto, línea, superficie, volumen, color, textu-
constituye la esencia de la pintura. El hecho ra, etc.) que permiten configurar formas y figu-
de que se deban conocer, no significa que el ras en el lenguaje plástico.
arte se reduzca a ellos; así como el hecho de Sintaxis plástica: conjunto de elementos
comprenderlos no implica que se comprenda que se utilizan para organizar espacialmen-
el arte. te las formas o figuras en una obra plástica,
El conocimiento de aspectos inherentes al al- como la proporción, el contraste, la simetría,
fabeto visual nos provee de mayores elementos la perspectiva. Otros de los elementos a tener
para el análisis, la comparación y la reflexión, en cuenta son: la composición, que es la co-
pero la apreciación de una obra de arte es un locación o distribución de los elementos en la
acto de comunicación estética único entre la superficie del soporte; las técnicas, que son los
obra y cada uno de sus espectadores. materiales utilizados para realizar el cuadro
(óleo, acuarela, témpera, ceras, etc.); el esti-
El arte no está destinado a ser entendido por la ra- lo, que es la forma o manera en que se suel-
zón, sino a ser degustado por los sentidos. Llega a ta la pintura u otros elementos en el soporte;
cada ser humano desde el lenguaje directo de su el ritmo, que es la forma en la cual se unen y
creador. Por eso es esencial promover experiencias se relacionan líneas, masas y tonos, llevando
directas, vivencias que se disparan solamente al en- la mirada del espectador por el camino que el
trar en contacto con las obras de arte. La frecuenta- autor desea.
ción y secuenciación de estas experiencias promue-
ven el desarrollo del gusto estético. Las actividades Planificando la intervención docente
de apreciación deben ser consideradas como parte de Llamamos “Pedagogía de la mirada” al de-
un proceso de educación de la mirada. Entre otras sarrollo del pensamiento visual a través de la
cosas, porque los conocimientos de los cuales el es- toma de conciencia de nuestras propias capaci-
pectador se apropia al mirar, pueden ser transferidos dades de observación, percepción, apreciación,
a la contemplación de otras obras, de otras imágenes. interpretación y disfrute de las imágenes.
El gusto estético se educa por medio del ejercicio de
la facultad de ver, es por ello que hay que practicar el
arte de ver, hay que mirar y volver a mirar…

88 / QUEHACER EDUCATIVO / Febrero 2009


En este, como en otros temas, no existen re-
Existe una real dificultad para separar los cetas ni etapas fijas a seguir.
procesos de percepción y de creación, por-
que no se crea de la nada. Las imágenes
internas que nos llevan a crear algo sur- Las propuestas de enseñanza se deben es-
gen de nuestras percepciones. Podemos, tructurar en base a la creación de situacio-
entonces, hablar de creaciones propias, nes didácticas mediatizadas por el docente.
cruzadas naturalmente con las produccio- Es el docente quien debe promover la ma-
nes contempladas. Debemos tener extremo yor cantidad de experiencias senso-percep-
cuidado en no proponer, de forma sistemá- tivas, tanto dentro como fuera del aula.
tica, procesos de creación en sucesión de
inmediatez temporal con los procesos de
apreciación artística, porque se puede lle- Más allá de las paredes de la escuela, encon-
gar a caer en la copia de modelos. Apreciar tramos los museos como lugares para visitar y
y producir son dos procesos complementa- donde es posible enseñar y aprender. Para obte-
rios pero, también, independientes. ner mejores resultados es necesario ser selecti-
vos en la elección de la propuesta, preparar la
visita, conocer las colecciones que encontrare-
Asumamos, entonces, que la adquisición de mos, interactuar con los encargados de los De-
competencias propias del lenguaje visual es una partamentos Educativos.
tarea imperiosa de la escuela. ¿Cómo planificar Nada iguala a la contemplación directa de
nuestra intervención docente? Esta pregunta no las obras de arte, pero no todo termina en el mu-
admite una única respuesta, pero resulta posible seo. También resulta válida la relación directa
establecer algunas premisas que deberíamos te- con artistas y artesanos, que viven o trabajan en
ner en cuenta. el entorno escolar, para visitar sus talleres, co-
Ampliar las referencias visuales de nuestros nocer sus obras, dialogar. Es importante que las
alumnos, elaborando y aplicando criterios instituciones educativas establezcan vínculos
para la selección de imágenes. con los centros culturales de su entorno inme-
Concebir a la escuela como un espacio para diato y promuevan el acercamiento responsable
que los niños descubran imágenes diferen- a las producciones artísticas de todos los inte-
tes, diversas, que les comuniquen aspectos grantes de la comunidad educativa. El docente
de la cultura local, regional, universal, clási- debe planificar su intervención en esta área del
ca, contemporánea. conocimiento en función de la oferta artística
Educar visualmente desde la complejidad, que encuentra en el entorno.
en contraposición a la monotonía, la simpli- Adentro de las paredes de la escuela también
cidad, la masificación de las imágenes. es posible trabajar la apreciación, utilizando
Incorporar la estética en las actitudes cotidia- reproducciones de obras de arte, organizando
nas tanto en la observación y en el cuidado de itinerarios con fines didácticos, utilizando re-
uno mismo como del entorno inmediato y del cursos que nos ofrece el lenguaje multimedial
ambiente escolar. Acordar, impulsar, cuidar (videos, películas, fotografías, etc.). También
una estética propia de la escuela y del aula. resulta posible incentivar la apreciación estética
Vivir en diálogo con la naturaleza que nos al presentar libros con ilustraciones, al observar
rodea cotidianamente, mientras nosotros la las producciones propias y las de los compañe-
dejamos de “mirar” y de “apreciar”. ros, ejercitando la empatía y la tolerancia.
Tener en cuenta las características de los El desarrollo del gusto estético del grupo de-
destinatarios de nuestras propuestas, reali- berá verse reflejado en la ambientación del aula,
zando diagnósticos certeros, investigando siendo los propios niños los que elaboren los
sus conocimientos y sus ideas previas. criterios para organizar exposiciones, decorar
Acudir, en primer lugar, a los recursos que las paredes, distribuir el mobiliario, etc.
nos proporciona el entorno artístico, artesa- Respecto al abordaje disciplinar o multi-
nal, cultural de la comunidad en la que está disciplinar de la Educación Artística desde la
inserta la escuela. planificación docente, considero que es posible

Febrero 2009 / QUEHACER EDUCATIVO / 89


trabajar desde ambas concepciones. La palabra Se requiere un cambio de actitud
y la imagen no deberían contraponerse, sino La Educación Artística se encuentra inmersa
sumarse en una combinación positiva para que en un proceso de revalorización en los ámbitos
escuchar y ver se fusionaran en una relación educativos. La importancia de la Educación Ar-
armoniosa. tística en la educación y en las escuelas es hoy
La Educación Artística es un área de co- reivindicada por artistas plásticos, escritores,
nocimiento ideal para trabajar con contenidos músicos, docentes, psicólogos. Está comproba-
globalizadores y por metodología de proyec- do que, al adquirir los valores del goce estético,
tos. El fenómeno artístico es una manifesta- aumenta la sensibilidad de las personas frente
ción cultural que involucra múltiples aspectos a todo lo que las rodea y sus capacidades para
de la experiencia humana. La obra de arte no sentir y vivir plenamente.
se produce aisladamente y, por lo tanto, es ne- ¿Cómo empezar a caminar de nuevo por un
cesario verla en el contexto del cual surge y camino que, por muchos años, dejamos de reco-
que la explica. rrer o recorrimos a medias?
Pero la obra de arte también nos conduce a
profundizar conocimientos de la propia discipli-
na, porque el artista no trabaja aislado, pertene- Revalorizar la Educación Artística, otor-
ce a una escuela, a una corriente que integra o gándole el lugar que le corresponde en
lidera. las escuelas, requiere de docentes que en
todos los niveles, grados y jerarquías sean
El contacto con la obra de arte despierta capaces de asumir un cambio de actitud:
el interés del espectador por conocer da- modificando y/o fortaleciendo sus prác-
tos no solo de su contexto histórico, sino ticas para propiciar que los alumnos y
también de su autor, su biografía, su obra. alumnas utilicen los lenguajes artísticos
Brinda posibilidades para situar esa obra como forma de comunicar y compren-
con respecto a otras: las que se le parecen, der ideas y sentimientos, propios y de
las que difieren, las otras obras del mismo otras personas;
autor, las de la misma época. Para recono- poniendo en juego su propia sensibilidad,
cer los elementos distintivos de una obra es su iniciativa, su curiosidad y su imagina-
necesario que puedan verse sus similitudes ción para promover la apreciación y la
y diferencias con otras obras. Al profun- creación artística entre sus alumnos y
dizar en el conocimiento del autor nos en- alumnas, aprovechando las oportunida-
contraremos con que, tal vez, haya dejado des que les brinda el entorno;
escritas sus ideas, sus teorías en relación tomando conciencia de las posibilida-
al arte. des que ellos mismos tienen como per-
sonas y como docentes para acercarse
al arte y disfrutarlo.

Bibliografía
AGRA, Ma. Jesús; BALADA, Marta y otros (2007): La educación artística en la escuela. Barcelona: Ed. Graó. Colección Claves para la
innovación educativa Nº 42.
ARNHEIM, Rudolf (1986): El pensamiento visual. Barcelona: Ed. Paidós.
AUGUSTOWSKY, Gabriela (2005): Las paredes del aula. Buenos Aires: Amorrortu editores.
EISNER, Elliot W. (1972): Educar la visión artística. Barcelona: Ed. Paidós.
GISPERT, Carlos (2004): Manual de Educación. Barcelona: Ed. Océano.
SQUIRRU, Rafael (1988): Hacia la pintura. Buenos Aires: Ed. Atlántida.

90 / QUEHACER EDUCATIVO / Febrero 2009