You are on page 1of 2

21/10/2009 Visiones del mundo : Ramiro Villapad…

Re gistro | Hem e roteca | Sevilla | Bole tín | Edición Im pre sa | Ayuda Introduzca texto

ACTUALIDAD OPINIÓN AL MINUTO GENTE&OCIO PARTICIPACIÓN EDICIONES en ABC .es

Fer ia del Libr o de Fr ankf ur t


Ar t ícu lo s m ás le id o s
Domingo V illar: " El 1.- Alicia Kir ch n e r s u f r e "e n car n e p r o p ia" la

c rimen es un juego"
cr is is d e lo s d o ce n t e s
por Car men De Car los
2.- El m ó vil e r an las m u je r e s
por Ra m ir o Villa pa die r na de s de Be r lín por Ramir o V illapadier na
3.- T r as d e l o lo r d e l m alo
por Ramir o V illapadier na
La nov e la ne gra galle ga amplía fronte ras 4.- Sin n o t as n o h ay p ar aís o
Ram ir o V illap ad ie r n a des de
Be r lín e n la Fe ria de Fráncfort de la mano de por Ramir o V illapadier na
292 ar tíc ulos 5.- Ar t e s an o s Po r t u g al s e p o n e al d ía
V er per f il | Contac tar
e ste "criminólogo" sorpre nde nte me nte por Belén Rodr igo

Diván Es t e - Oe s t e
tranquilo y su te naz inspe ctor Le o Caldas.
Blog por Ramir o V illapadier na Una e ntre v ista de bida con e l jov e n autor
Ir al bl og
v igué s Domingo Villar
Co m e n t a e l ar t ícu lo
L e e o t ro s co m e n t a ri o s y a ñ a d e t u
opinión

Ar t ícu lo s an t e r io r e s
< o ct u b r e d e 2009 >
lu ma mi ju vi sá do
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Ar t ícu lo s m ás co m e n t ad o s
Ot r as vis io n e s d e l m u n d o 1.- Ae r o s t r ip y e l b aile d e l cañ o , lo s n u e vo s
r it m o s ar g e n t in o s
Ramiro Villapadierna - Berlín
por Car men De Car los
2.- Un p e r r o at aca a Bjö r n Bo r g
por Car men V illar - Mir
3.- L o s p ais e s n ó r d ico s d e n u n cian e l "t o n g o "
RA MIRO V ILLA P A DIE RNA - r u s o e n e l Po lo
por Car men V illar - Mir
4.- El V at ican o an u la e l m at r im o n io cat ó lico d e
FRA NCFORT. La humedad que c ala las his t orias de Domingo V illar remit e a es e es c enario V ice n t e Fo x
por Manuel M. Cas c ante
de “mar o de lluvia al que vuelvo c ada vez que puedo”, és a Galic ia de s us t ramas .
5.- Bat alla s in cu ar t e l e n t r e Cr is t in a Kir ch n e r y
Tras t errado, la lit erat ura es el modo hallado “para es t ar de vuelt a en s us c alles , de oler el e l cam p o
por Car men De Car los
mar aunque fís ic ament e es t é a muc ha dis t anc ia”.

E l fenómeno del ins pec t or Leo Caldas ha vendido y a diez edic iones de “Ojos de A gua” y
c inc o de s u nueva “La play a de los ahogados ”, s iendo fulminant ement e t raduc ido a media
doc ena de lenguas . A dmit e s in ambages un origen imit ador, “s iempre he dis frut ado muc ho
ley endo novela negra; y lo hago ahora es c ribiéndola, porque no s ólo es un juego para el
lec t or, s ino que nos ot ros jugamos t ambién mient ras es c ribimos ” un c rimen. La ambic ión de
“mant ener la at enc ión del lec t or”, de “que quieran c onoc er qué va a s uc eder en la página
s iguient e" hac e prec is ament e de una inves t igac ión es " una ex c us a ideal para lograrlo”.

La at rac t iva normalidad de Leo Caldas es y a c onoc ida de miles en E s paña y , mient ras
c ruz a front eras y lenguas c on s us nuevas edic iones ex t ranjeras en la Feria del Libro de
Fránc frot , en s u nueva ent rega el ins pec t or c rec e t ambién en dimens ión: s i en “Ojos de
agua” era s ólo “el medio que y o ut iliz aba para des ent rañar la muert e de un mús ic o. La
novela es t aba des hojada de t odo aquello ajeno a la inves t igac ión. P ero pens aba que, s i
enc ont raba lec t ores , t endría t iempo de ahondar en la pers onalidad de Caldas . A s í s uc ede

abc.es/…/domingo-villar-el-crimen-59… 1/3
21/10/2009 Visiones del mundo : Ramiro Villapad…
en “La play a de los ahogados ”, donde la vida de quienes inves t igan es y a t an import ant e
c omo lade la víc t ima”.

La nec es idad de V illar de at ender al c arac t er de Caldas , apunt a s ut iles t rans ferenc ias :
“Los pers onajes pos een c arga genét ic a y Caldas t iene algunos de mis vic ios : c olabora en
radio, frec uent a mis vinos y t abernas de V igo, inc lus o t enemos amigos c omunes ”, pero
t ambién t iene más los pies en la t ierra que el es c rit or. E s t aría “hec ho de ret ales : as í unos
s on míos , ot ros de mis anhelos y , ot ros , c omplet ament e s uy os ”. Un polic ía aragonés le da
el c ont rapunt o, “demas iado direc t o para s us nuevos vec inos gallegos ” y a V illar le permit e
“mirar a mi t ierra c on ojos de rec iénllegado” y , res pondiendo a s us pregunt as , “c ont ar c ómo
s on nues t ras c os t umbres ”.

P ero los pers onajes s e des pegan c ada t ant o del plan de viaje y el es c rit or afirma haber
“oído s us prot es t as , c uando los diálogos no enc ajan c on s u pers onalidad" . A penas el aut or
" da el primer empujón, pero des pués s on ellos quienes t oman el t imón”. Y , luego, hay
lic enc ias c lás ic as c omo el valor lit erario del amor en t érminos polic iales , s iempre
des enc ajado por una vida impredec ible.

S us vívidas des c ripc iones que as ombran inc lus o a algunos vigues es s on “de
memoria: adorno c on rec uerdos que, la may or part e de las vec es , mient en; pero mient en
para bien”. E s a Galic ia que añora s ería “c omo las novias de verano que idealiz as durant e
mes es y luego c ompruebas que no eranex ac t ament e” t al c ual. Y no puede obviar un feís mo
loc al y la des t ruc c ión grat uit a del pat rimonio: “no es jus t o que dejemos un mundo más feo
a los que vienen” y propone que “junt o a c ada edific io anodino figure la fot ografía de la c as a
modernis t a que derribaron ant es ”.

Des c ript or s ugerent e del det alle, dis frut a más narrando que planific ando
argument os , “ s é que la robus t ez polic íac a viene de una t rama que es el t ronc o del libro,
pero a mí me gus t a más dec orarlo, c ubrirlo de hojas ”. Igualment e des c ript ivo es el humor,
“que oc uparía muc has páginas en un es t udio ant ropológic o de los gallegos ” y que
s omerament e adjet iva c omo “s oc arrón, agudo, import a t ant o lo que s e dic e c omo lo que
s ec alla”.

V illar es c ribe en gallego pero no s ólo, “voy t raduc iéndome al c as t ellano a medida que
es c ribo y regres ando al gallego ot ra vez ”; un t rabajo lent o, de pulir ex pres iones , que le
obliga y a la vez permit e “bajar al s us t rat o del t ex t o y det ec t ar mat ic es ” que finalment e “el
libro agradec e”. No es una t rama nervios a la s uy a, al es t ilo de ot ras polic íac as : “Caldas
inves t iga la muert e de un marinero de bajura y la c adenc ia t iene algo que ver c on la del
mar, que nec es it a t iempo para levant ar las olas ant es de que rompan”.

E l es c rit or rec onoc e que no s abía que Caldas s ería una s erie has t a el éx it o de s u
rec epc ión ac t ual. “E s t oy t rabajando en uno nuevo, as í que s erá una s erie de, por lo menos ,
t res " . E n t odo c as o hac e el c amino des pac io, pues " No veo que pris a y lit erat ura s ean
amigas ”.

Biografía de l autor:

Domingo V illar, gallego emigrado a Madrid, ha ejerc ido c omo guionis t a de c ine y t elevis ión.
Ligado des de niño al mundo del vino, des de hac e años es c rít ic o gas t ronómic o en una
emis ora de radio nac ional y c olaborador habit ual en divers as public ac iones es c rit as .
Obt uvo c on s u primera novela " Ojos de agua" , el I P remio S int agma, el P remio B rigada 21 y
el P remio Frei Mart ín S armient o, y fue finalis t a en dos c at egorías de los CrimeThiller
A wards en Reino Unido. Has t a la fec ha ha s ido t raduc ido a s eis idiomas .

S u obra publ i ca da :

- La playa de los ahogados (S iruela)

- Ojos de A gua (S iruela)

Co m e n t ar io s s o b r e e s t e ar t ícu lo

In s e r t a t u co m e n t ar io

abc.es/…/domingo-villar-el-crimen-59… 2/3