Вы находитесь на странице: 1из 17

DETERMINACIÓN DE MOMENTOS FLECTORES2

El problema de dimensionado, atendiendo exclusivamente a la flexión, exige


el conocimiento de los valores que adopta el momento flector en cada sección de
la viga. Vamos, por tanto, a determinar los momentos flectores insistiendo
especialmente en su valor máximo, en diversos casos isostáticos de sustentación y
carga.

Como norma general, la determinación de momentos implica el conocimiento


de todas las fuerzas que actúan sobre el sistema: en los casos que vamos a
considerar se conocen directamente las cargas exteriores y hay que calcular las
equilibrantes. Estas últimas, se hallarán imponiendo las condiciones del equilibrio
estático. Trataremos, a modo de ejemplo, los siguientes casos de sustentación:

A) Viga simplemente apoyada.


B) Viga en voladizo.

A) Viga simplemente apoyada

En todos los casos que se estudian a continuación se supone el peso propio


de la viga despreciable respecto a las cargas que actúan sobre la misma.

a) Carga centrada y concentrada

Determinación de las reacciones:


Condición de componente vertical nula:

RA+ RB-P =0

Tomando momentos respecto del punto medio:

R A ·(l/2)-R B ·(l/2)=0

2
RESISTENCIA DE MATERIALES. Ortiz Berrocal
1
de donde :
P
RA = R B =
2
Leyes de momentos flectores:

P l
M x1 = R A x = x válida en 0≤ x≤
2 2

l P l
M x2 = R A x − P ( x − ) = (l − x ) para ≤x ≤l
2 2 2
El momento flector máximo se presentara en el punto medio de la viga (obsérvese que se trata de
un máximo absoluto y, por tanto, la primera derivada no es nula). Su valor se obtendrá haciendo x= l/2
en las dos ecuaciones anteriores

Pl
M max =
4

b) Carga descentrada y concentrada .

Determinación de las reacciones:

Condición de que la suma de cargas verticales sea nula: R A + RB − P = 0


Tomando momentos respecto del extremo B: R A · l − P · b = 0
de donde:

P ·b P·a
RA = ; RB =
l l

Leyes de momentos flectores:

P· b
M x1 = R A x = x válida en 0≤ x≤a
l

P·a
M x2 = R A x − P ( x − a ) = (l − x ) para a≤x ≤l
l
El momento flector máximo tendrá lugar en la sección en la que esta aplicada la carga y su valor
se obtiene haciendo x = a en cualquiera de las ecuaciones de momentos:

2
P · a ·b
M max =
l
c) Carga uniformemente repartida

Representaremos por p la carga por unidad de longitud. Suele expresarse en tonelada por metro
lineal (t / m).

La determinación de las reacciones es muy simple, ya que por simetría:

P ·l
R A = RB =
2

En este caso rige una sola ecuación de momentos para toda la viga:

x P ·l P · x2
M x2 = R A x − P x = x− para 0≤x ≤l
2 2 2
Ecuación de una parábola, por lo que el diagrama de momentos flectores será un arco de este tipo
de cónica.

Para hallar el momento flector máximo igualaremos a cero la primera derivada, en virtud de la
continuidad de la función en toda la viga:

d M P·l l
= − px = 0 ⇒ x=
dx 2 2

valor que sustituido en la ley de momentos nos da:

P ·l 2
M max =
8
d) Carga triangular

Supondremos variable la carga por unidad de longitud, aumentando linealmente desde 0 en al


apoyo A hasta el valor Pmax en el B.

Las cargas pdx sobre cada elemento diferencial de viga constituyen un sistema de vectores
paralelos cuya resultante, la carga total P, es:

3
P ·l
p = max
2
2
y tiene por línea de acción la recta x = l . Las condiciones generales del equilibrio nos
3
proporcionan las ecuaciones.


⎪R A + R B = P


⎪ l
⎪R A · l = P ·
⎩ 3

de donde:

P P max · l 2 · P P max · l
RA = = ; RB = =
3 6 3 3

La ecuación de momentos será única y tendrá validez en 0 ≤ x ≤ l

x P P · x3
M = R A x − P( x ) = x−
3 3 3· l 2
l
Derivando e igualando a cero, se obtiene x = por lo que :
3
P ·l P l3 2 · P ·l
M max = − · =
2
3 3 3·l 3 3 9 3

B) Viga en voladizo.
Vamos a suponerla perfectamente empotrada en un extremo (imposibilidad de giro en el), en todos
los casos que se estudian a continuación.

a) Carga concentrada en el extremo libre.

La ecuación de momentos puede escribirse directamente por cuanto conocemos las fuerzas que
actúan a la izquierda de cualquier sección.

4
M = −Px válida en 0≤ x ≤ l
El momento flector máximo se dará en el empotramiento y
valdrá:

M max = − P ·l

y según se comprende fácilmente se trata de un máximo


absoluto.

b) Carga uniformemente repartida.

Sea P la carga por unidad de longitud:

La ecuación de momentos sea:

x P · x2
M = −Px =− válida en 0≤ x ≤l
2 2
El momento flector máximo se dará en el empotramiento y
valdrá:

P ·l 2
M max = −
2
c) Carga triangular.

La ecuación de momentos será:

P· x2 x P· x 3
M = − Pmax · · =−
2l 3 3l 2

ecuación valida en 0 ≤ x ≤ l .

El momento flector máximo se dará en el


empotramiento y valdrá:

Pmax · l 2 P ·l 2
M max = − =−
6 3

DETERMINACION DE ESFUERZOS CORTENTES. 3


Prescindamos por ahora de la posible relación existente entre esfuerzo cortante y momento flector.
Hallaremos el esfuerzo cortante como la proyección sobre la sección que se considere de la resultante
de las fuerzas situadas a un lado de la misma, adoptando el convenio de signos que se ha establecido
anteriormente.

a) Carga centrada y concentrada sobre viga simplemente apoyada.

Para una sección mn el valor del esfuerzo cortante será la suma geométrica de las fuerzas que
actúan sobre la viga a uno de sus lados (consideraremos las fuerzas situadas a la izquierda).

3
RESISTENCIA DE MATERIALES. Ortiz Berrocal
5
Así tendremos:

P l
Tx1 = R A = válida para 0≤ x ≤
2 2
P l
Tx 2 = R A − P = − = − RB Válida para ≤x≤l
2 2

b) Carga descentrada y concentrada sobre viga simplemente apoyada.

Conforme a lo establecido, tendremos en este caso:

P ·b
Tx1 = R A = Válida para 0 ≤ x≤a
l
P·a
Tx 2 = R A − P = − = − RB Para 0 ≤ x ≤l
2

b) Carga uniformemente repartida sobre viga simplemente apoyada.

La ley de esfuerzos cortantes será:

P ·l
T = RA − P x = −Px
2
ecuación valida para cualquier sección de la viga.

l
Si se hace T =0, resulta x = , es decir, el esfuerzo cortante se anula en el punto medio de una
2
viga simplemente apoyada con carga uniforme.

6
d) Carga triangular sobre viga simplemente apoyada.

También tenemos en este caso una función única para la ley de esfuerzos cortantes.

P · x2
P P· x2
T = RA − = −
l2 3 l2
ecuación valida en cualquier sección de la viga.

El esfuerzo cortante se anula en una sola sección: la abscisa.

l
x=
3

e) Viga en voladizo con carga concentrada en el extremo libre.

El esfuerzo cortante es constante en todas las secciones de la viga.

T = −P para 0≤ x ≤ l

7
f) Viga en voladizo con carga uniformemente repartida.

La ley de esfuerzos cortante es:

T = −Px para 0≤ x ≤ l

ecuación valida para cualquier sección de la viga. El valor máximo corresponde a la sección de
empotramiento.

Haciendo x = l en la ecuación (4.4 - 9 ), se obtiene :

Tmax = − P l = − p

que como se ve se trata de un máximo absoluto.

g) Viga en voladizo con carga triangular.


1
En este caso, como fácilmente se deduce de la figura 4.23, si P = Pmax · l es la carga total, se
2
tiene:

P · x2 P · x2
T=− = − max
l2 2l

El diagrama de esfuerzos cortantes es una parábola de tangente horizontal en el punto


correspondiente al extremo libre. El valor máximo (máximo absoluto) se presenta en la sección de

8
empotramiento. Haciendo x = l en la ecuación (4.4 – 11) se obtiene:

P ·l 2
T max = − =−P
l2

RELACIONES ENTRE EL ESFUERZO CORTANTE, EL MOMENTO FLECTOR


Y LA CARGA

Hasta aquí hemos estudiado independientemente momentos flectores y esfuerzos cortantes de


una viga sometida a flexión simple, sin tener en cuenta las relaciones que existen entre ambas
magnitudes. Veamos cuáles son estas relaciones que nos serán de gran utilidad.

Antes de seguir adelante conviene quede clara la inexistencia de fuerzas concentradas, ya que
al actuar sobre una superficie de área nula engendrarían tensiones unitarias infinitas que sólo
podrían resistir los sólidos rígidos que, como sabernos, no se dan en la Naturaleza. En rigor, las
llamadas fuerzas concentradas son fuerzas uniformemente repartidas que actúan en superficies
muy pequeñas o, lo que es lo mismo, dan valores de p (carga por unidad de longitud) muy grandes.

Entre dos secciones indefinidamente próximas podemos considerar que actúa una carga
uniformemente repartida p que será función de la distancia x, incluso en el caso de fuerzas
concentradas, o, por el contrario, que no actúa carga alguna (ver figura).

En el primer caso, tomando momentos respecto al centro de gravedad de la sección situada a


la derecha, tendremos:

M+Tdx=M + dM + pdx (dx/2)

de donde, despreciando infinitésimos de segundo orden, se tiene:

Tdx = dM T=(dM/dx) (VI.5.1)

En esta expresión, como se ve, no interviene la carga. Por tanto, esta expresión será aplicable
tanto al caso en que sobre el elemento de viga exista carga repartida como si no.

Se puede afirmar pues: "El esfuerzo cortante en una sección de una viga sometida a flexión
simple coincide con la derivada de la función momento flector en dicha sección". Geométricamente,
el esfuerzo cortante en una sección viene medido por el valor de la tangente trigonométrica del
ángulo que forma con el eje x (eje de la viga) la tangente al diagrama de momentos flectores en el
punto de abscisa de la sección dada.

9
Ç

Basándonos en esta propiedad podríamos obtener el diagrama de esfuerzos cortantes por


derivación del de momentos flectores. Inversamente, dado el diagrama de esfuerzos cortantes se
obtendría, por integración, el de momentos flectores.

Veamos ahora que el esfuerzo cortante T y la función de carga p, funciones ambas de x, están
relacionadas entre sí. En efecto, el esfuerzo cortante en una sección de abscisa x (ver la figura
anterior) será:

x
T = RA + ∫
0
pdx

de donde derivando miembro a miembro:

dT
=p
dx

que podemos a su vez relacionar con M mediante la ecuación (VI.5.1) y poner:

dT d 2 M
p= =
dx dx 2

es decir, la pendiente de la curva de esfuerzos cortantes coincide en cada sección con el valor de la
carga unitaria.

Téngase en cuenta que p se ha considerado positiva, cuando tenga sentido ascendente por lo
que para cargas usuales habrá que considerarla negativa.

De lo anterior se deduce que si la carga distribuida varía según una función algebraica, las
funciones del esfuerzo cortante y del momento flector serán también algebraicas de uno y dos
órdenes superiores respectivamente.

10
EJEMPLO 1.
Determinar las leyes de esfuerzos, dibujar los diagramas de esfuerzos y la deformada resultantes
en la viga de la figura.

Como recordatorio, se dibuja un diagrama del convenio de signos adoptado.

Se descomponen las cargas inclinadas en sus componentes horizontal y vertical.

11
Carga repartida = 6 x 4 = 24 kN

E RA x 12 – 24 x 9 + 192 -24 x 12 = 0;

De donde RA = 6 kN

RE - 24 -24 + RA = 0; de donde RE = 42 kN

(1) Se dibuja el diagrama de esfuerzos cortantes, comenzando en A.

S AB = + R A = + 6 kN
S BC = 6 − 24 = − 18 kN
SCD = S BC
S E = − 18 − 24 = − 42 kN (es decir, − R E )

La variación entre D y E, bajo la carga uniformemente repartida es lineal.

(4) Se dibuja el diagrama de momentos flectores, primeramente a la izquierda de C, considerando


el cuerpo libre de la izquierda.

MA = 0
B M B − 6 x 3 = 0; de donde M B = + 18 kNm
C M C − 6 x 6 + 24 x 3 = 0;
de donde : M C = − 36 kNm

Se continúa a la derecha de C y se considera el cuerpo libre de la derecha:

12
ME = 0
D M D − 42 x 4 + 24 x 2 = 0 0;
de donde : M D = + 120 kNm
C M C − 42 x 6 + 24 x 4 = 0 ;
de donde : M C = 156 kNm

Vemos, que aparecen dos valores de MC:

MC (izquierda) = -36 kNm

MC (derecha) = + 156 kNm

Es decir, una diferencia entre ambos valores de 192 kNm, que es, precisamente, el momento del
par.

El diagrama de momentos flectores es parabólico entre D y E y la recta entre C y D, es tangente a


la parábola en D. La razón de ello es que al ser

dM
Q=
dx

el esfuerzo cortante es igual a la pendiente del diagrama de momentos flectores y puesto que, el
esfuerzo cortante tiene un valor unico en D, la línea recta y la parábola deben tener la misma pendiente.

(5) La distancia x desde B hasta el punto en que se anula el momento vendrá dada por:

x 18
= ;
3 ( 18 + 36 )

(por semejanza de triángulos), de donde x = 1 m.

EJEMPLO 2. ESTRUCTURA CON BARRA INCLINADA

Determinar las leyes de esfuerzos, dibujar los diagramas de esfuerzos resultantes y la deformada
de la estructura de la figura, que está simplemente apoyada en A y D. Los elementos AC y BD, están
empotrados entre sí en B.

13
Se calcular las reacciones y se dibuja el diagrama de cargas. Puesto que la superficie del apoyo
móvil en D, es horizontal, RD será horizontal; y puesto que no existen fuerzas horizontales, RA debe ser
también vertical. El criterio de signos adoptado es el siguiente:

Resultante de la carga total sobre ABC 10 • 8= 80 kN.

Tomando momentos con respecto a D y a A, se obtiene:

RA= RD= 80 • (4/8)= 40 kN

La ley de esfuerzos cortantes en ABC, comenzando por C

QCA= -10x

( )
que toma los valores en los extremos QC (en x= 0)= 0 y QB (en x= 4)= -10 • 4= -40 kN ↑ ↓

Si ahora comenzamos por A:


QAB= 40 – 10x

( )
que toma los valores en los extremos QA (en x= 0)= 40 ↑ ↓ y QB (en x= 4)= 40 -10 • 4= 0

Para el tramo BD se comienza descomponiendo RD en sus componentes axil y transversal. Se


tiene entonces:

BD= 5 m., cosϑ= 4/5, senϑ= 3/5

Componente axil = 40 senϑ= 24 kN (→ ← )


( )
Cortante = 40 cosϑ= 32 kN ↓ ↑

Para determinar la ley de momentos flectores, en primer lugar tenemos los valores conocidos en
A, C y D, que son nulos al tener una articulación, el extremo libre de una barra en ménsula y un apoyo,
respectivamente (MA= MC= MD= 0).

Considerando la barra BC como barra en voladizo empotrada e B, se tiene

MB= -10x • (x/2) , siendo en este caso x el ancho de la carga uniforme y x/2 la distancia desde el
punto de aplicación de la resultante de dicha carga hasta la sección que se estudia, y resultando la ley
una ecuación de segundo grado, o sea, una parábola. Con ello los valores en los extremos resultan ser
MC= 0, MB= -10 • 4 • (4/2)= -80 kN m.

En el caso del tramo AB, las cargas que en él se encuentran aplicadas, son la reacción en A y la
carga uniforme 10 kN/m, con lo que la ley resultante es MAB= Ra • x – 10 • x • (x/2), que también resulta
ser la ecuación de una parábola, con valores extremos MA= 0 Y MB= 40 • 4 - 10 • (4/2)= 80 kN m.

Es conveniente hacer notar que aunque en los dos tramos anteriores las ecuaciones obtenidas
son las de una parábola, no hay en este caso máximos o mínimos relativos como se puede comprobar
en la ley de cortantes (que solo se anula en los extremos).

Para determinar la ley de flectores en el tramo BD consideramos la longitud x en horizontal, con lo


que ahora no es necesario descomponer la reacción del extremo D. Con esto nos queda la ecuación
14
siguiente comenzando por D MDB= RD • x, con valores en los extremos D y B (para x= 0 y x= 4 m) MD=0
y MB= 80 kN m

DIAGRAMA DE ESFUERZOS CORTANTES

DIAGRAMA DE MOMENTOS FLECTORES

DIAGRAMA DE AXILES

DEFORMADA

15
CRITERIOS PARA REPRESENTAR LOS DIAGRAMAS DE ESFUERZOS

16
4. Diagramas de momentos concentrados

5. Se deberá señalar en primer lugar los criterios de signos seguidos en los


cálculos.

6. El diagrama de cortantes, deberá empezar y terminar con el valor de las


reacciones o cargas que pueda haber en ¡os extremos.

7. El diagrama de flectores, deberá empezar y terminar con el valor de los


momentos de empotramiento o momentos concentrados que pueda haber en los
extremos.

8.- Donde haya cargas puntuales se producirá un salto en el diagrama de


cortantes de igual valor a esta.

9.- Donde haya momentos concentrado se producirá un salto en el diagrama de


momentos flectores cíe igual valor a este.

10. Teniendo en cuenta que dM(x)= Q(x):


• La pendiente del diagrama de cortantes en un punto, dependerá de! valor de
la densidad de carga en el mismo.

• La pendiente del diagrama de flectores en un punto, dependerá del valor del


cortante en dicho punto.

17