You are on page 1of 1

EL ORIGEN DEL LOS INDICADORES SOCIALES

Se denomina indicador a una observación empírica que sistematiza


aspectos de un fenómeno que resultan importantes para uno o más
propósitos analíticos y prácticos. Si bien el término indicador puede aludir a
cualquier característica observable de un fenómeno, suele aplicarse a
aquellas que son susceptibles de expresión numérica.
En este punto cabe señalar que existe una polémica en torno a la
medición de datos cualitativos y su tratamiento numérico. Algunas posiciones
destacan que la medición sólo remite a la asignación de números a objetos o
acontecimientos, considerando inapropiado hablar de medición cuando no se
dispone de unidades de medida o números: en estos casos el paso de la
propiedad a la variable consiste en una operación distinta a la medición que,
según los casos, consiste en una clasificación o en un cómputo. No obstante,
desde otra posición, se señala que la medición de las unidades es un
proceso con dos etapas: primero el valor, luego el número. De esta manera,
las variables cualitativas son susceptibles de medición en un nivel nominal y
ordinal mientras que, las cuantitativas pueden ser también medidas en nivel
intervalar y de razón. Así, la medición de una variable consistiría en el
proceso de asignar valores o categorías a las distintas características que
conforman el objeto de estudio.
A fines de la década del 90 y, especialmente, en los últimos años se
consolida el paradigma de desarrollo rural desde el enfoque territorial. Este
enfoque plantea un desafío a las instituciones que actúan en el medio rural
ya que deben incorporar conocimientos y metodologías no sólo sobre
aspectos técnico-productivos y económicos sino también sociales, culturales
y ambientales que se caracterizan por presentar conceptos de elevado nivel
de abstracción.