Вы находитесь на странице: 1из 235

00_Preliminar:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:20 p.m.

PÆgina 1

EL SISTEMA DE
JUSTICIA PENAL MEXICANO
00_Preliminar:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:20 p.m. PÆgina 3

EL SISTEMA DE
JUSTICIA PENAL MEXICANO

México, 2009
00_Preliminar:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:20 p.m. PÆgina 4

C OORDINADOR DE L A OBR A
Eduardo de Jesús Castellanos Hernández

C OMPIL ACIÓN Y DOCUMENTACIÓN


Marco Antonio Garfias Aguilar
Ernesto Reyes Cadena
Thania Coral Salgado Ponce
Marcela Ábrego Aguirre
D ISEÑO Y FORMACIÓN EDITORIAL
José Amaya Hernández
Rocío Miranda Calixto
Carlos Papaqui Landeros

E L S ISTEMA DE
J USTICIA P ENAL M EXICANO
Primera edición, junio de 2009

© 2009
Secretaría de Gobernación
Dirección General de Compilación y
Consulta del Orden Jurídico Nacional
con la colaboración del Diario Oficial de
la Federación

http://www.gobernacion.gob.mx
http://www.ordenjuridico.gob.mx
http://www.bancosjuridicos.gob.mx
Derechos reservados conforme a la ley
ISBN: en trámite
La edición consta de 3,500 ejemplares

IMPRESO EN MÉXICO • PRINTED IN MEXICO


Bucareli No. 99, Col. Juárez
Del. Cuauhtémoc, CP 06600, México, DF.
00_Preliminar:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:20 p.m. PÆgina 5

DIRECTORIO
SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN

Fernando Francisco Gómez Mont Urueta


SECRETARIO

Gerónimo Gutiérrez Fernández


SUBSECRETARIO DE GOBIERNO

Manuel Minjares Jiménez


SUBSECRETARIO DE ENLACE LEGISLATIVO

Daniel Francisco Cabeza de Vaca Hernández


SUBSECRETARIO DE ASUNTOS JURÍDICOS Y
DERECHOS HUMANOS

Alejandro Poiré Romero


SUBSECRETARIO DE POBLACIÓN, MIGRACIÓN Y
ASUNTOS RELIGIOSOS

Irma Pía González Luna Corvera


SUBSECRETARIA DE NORMATIVIDAD DE MEDIOS

Manuel Rodríguez Arregui


OFICIAL MAYOR
01_Presentacion:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:21 p.m. PÆgina 7

PRESENTACIÓN
01_Presentacion:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:21 p.m. PÆgina 9

ENTRE LAS FUNCIONES DEL ESTADO tiene particular relevancia la de preser-


var la seguridad pública como condición para el desenvolvimiento
normal de la sociedad en sus diversas actividades y manifestaciones,
al garantizar a los ciudadanos un ambiente de confianza y certeza
tanto personal como familiar, social, patrimonial y en su relación con
la autoridad.
El Estado debe contar con los medios para proveer un entorno
seguro que atienda todos sus aspectos, como los económicos, fami-
liares, educativos, laborales, etcétera, así como una expectativa viable
de integración social para todos los miembros de la sociedad, inde-
pendientemente del origen, aptitudes, circunstancias de diverso tipo
y otras que por sí mismas no deben ser determinantes de la actua-
ción personal de cada uno.
Entre estos elementos está un sistema de prevención eficaz, que
esté complementado con otros de procuración e impartición de jus-
ticia y penitenciario que permitan evitar y en su caso, perseguir y
procesar las conductas antisociales que dañan los bienes tutelados

9
01_Presentacion:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:21 p.m. PÆgina 10

por la sociedad a través del orden jurídico, así como la reinserción


social de quienes con sus actos han infringido el orden legal y se han
hecho acreedores a una sanción corporal por ello.
Por su parte, la colaboración intergubernamental potencia esa
eficacia y le da una perspectiva sólida de funcionamiento como forma
de combate a la delincuencia y la impunidad, con mecanismos de
investigación, registro, intercambio de información y cooperación
policial, procesal y penitenciaria.
De ahí la relevancia de la iniciativa que suscribió el Ejecutivo
Federal el 9 de marzo de 2007 para reformar diversos artículos de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia
de seguridad pública y justicia penal, para establecer con ello el fun-
damento necesario y los principios constitucionales que sustenten
un nuevo sistema de justicia penal que integre elementos que contri-
buyan a la eficiencia preventiva, investigativa y procesal, así como las
bases para una mayor precisión normativa y cooperación interguber-
namental.
Con ello se constató que las circunstancias que actualmente
enfrenta el Estado mexicano en estas materias imponen una revisión
de estos mecanismos y su adecuación legal para convertirlos en
auténticos recursos al servicio de la sociedad, que salvaguarden el
derecho de todos a vivir en un medio ordenado y seguro.
Esta iniciativa, con las modificaciones incorporadas durante el
proceso legislativo correspondiente en las cámaras del Congreso de
la Unión, también retoma a nivel constitucional, las experiencias locales
pioneras en algunos campos, cuyos efectos generan amplia confianza
en su operatividad y contribuyen a fortalecer los mecanismos de

El Sistema de
10 Justicia Penal Mexicano
01_Presentacion:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:21 p.m. PÆgina 11

seguridad pública, procuración de justicia e impartición de justicia


penal en todo el país.
De ahí la importancia y oportunidad de dar la más amplia difu-
sión posible tanto al contenido de la reforma constitucional publicada
en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, a través
de su descripción por el titular de la Secretaría Técnica del Conse-
jo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia
Penal, como a dichas experiencias locales, como es el caso en este
volumen, de los estados de Chihuahua, Estado de México, Nuevo León
y Oaxaca, que tanto de manera anticipada, como en el contexto de
esta trascendental reforma, han dado una nueva dimensión a la
seguridad pública dotando al Estado mexicano de firmes instrumentos
de seguridad pública y certeza jurídica, para recuperar y mantener
la confianza de la sociedad en su integración y operación en los dis-
tintos ámbitos de competencia y órdenes de gobierno.

SUBSECRETARÍA DE ASUNTOS JURÍDICOS Y


DERECHOS HUMANOS

DIRECCIÓN GENERAL DE COMPILACIÓN Y


CONSULTA DEL ORDEN JURÍDICO NACIONAL

Presentación 11
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 13

L A REFORMA CONSTITUCIONAL AL
SISTEMA DE JUSTICIA PENAL Y
SU PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN

Licenciado Felipe Borrego Estrada


Secretario Técnico del Consejo de Coordinación para
la Implementación del Sistema de Justicia Penal
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 15

ENTRE LAS MÚLTIPLES FUNCIONES y objetivos del Estado se encuentra la de


otorgar justicia a la sociedad. A su vez, ésta debe tener la seguridad
de que todos los actores que intervienen en un proceso sean confia-
bles, preparados, honestos, transparentes.
Desde el inicio del presente régimen, se observó por parte del
Ejecutivo, que la ciudadanía tenía una percepción sobre las Institu-
ciones de Seguridad y Justicia de clara insatisfacción. A mediados del
año 2006, la percepción según encuesta era que al 81 por ciento le
parecía corrupta, al 80 por ciento ineficiente, al 72 por ciento parcial,
al 70 por ciento lenta y al 75 por ciento opaca.
Por lo mismo, la función de otorgar justicia era una asignatura
reprobada y debía transformarse radicalmente. Se requería voluntad
política, aceptación de los poderes, y cooperación de organizaciones
civiles y académicas.
En el Poder Legislativo, los propios senadores y diputados pre-
sentaron propuestas, la sociedad, por conducto de Instituciones y
Académicos asesoraron, y el Ejecutivo Federal presentó varias inicia-

15
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 16

tivas para que la Justicia Penal en México fuera otra distinta y no


una simple modificación, que se cambiara total y con la contunden-
cia necesaria para que en este país se transitara de la opacidad a la
transparencia, de la ineficiencia a la calidad, y así poder cumplir con
una de sus obligaciones de Estado.
Los resultados son positivos y así, al tener objetivos comunes y
la valentía para cambiar estructuras, cuando al lograrse consensos
y acuerdos por el bien de la nación, el presidente de la República, el
18 de junio de 2008, publica en el Diario Oficial la reforma constitu-
cional más importante y trascendente de los últimos casi 100 años
en materia de Seguridad y Justicia Penal. Ahora el reto era su imple-
mentación.
Para el efecto se crea el Consejo de Coordinación y la correspon-
diente Secretaría Técnica para operar y poner en práctica la refor-
ma, debiendo involucrar a un número de actores, que no sólo son las
tradicionales autoridades involucradas en un proceso penal, Policía,
Ministerio Público, abogado y Juez, el cambio debe darse sobre todo
con la participación activa de otros actores y, en forma principal con
la ciudadanía.
La transformación no debe verse con óptica simplista, no es sólo
un cambio de procedimientos, es una modificación cultural de y para
toda la sociedad, por lo mismo la óptica debe ser con visión en un
cambio de las estructuras del Estado, con características cualitativas
y de comprensión ciudadana a los actos de autoridad. Que sea un
verdadero servicio público con toda la dimensión y responsabilidad
que trae consigo.
El Sistema de Justicia no es un fin en sí mismo, sino un medio
para conseguir el cumplimiento de la función del Estado y realizarse

El Sistema de
16 Justicia Penal Mexicano
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 17

siempre en beneficio del ciudadano; por lo mismo el usuario de la jus-


ticia se convierte en protagonista real del sistema, antes aún que el
Juez y el resto de los profesionales del sistema.
En una sociedad democrática, las Instituciones Públicas deben
generar confianza en los ciudadanos, de tal manera que éstos se
reconozcan como titulares del poder y beneficiarios últimos de sus
actuaciones. La dimensión política de la Justicia afecta a la estruc-
tura y ejercicio del poder, y este es el reto principal y el objetivo pri-
mario en la responsabilidad de implementar en el país las reformas
constitucionales.
La Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Imple-
mentación de las Reformas Constitucionales sobre Seguridad y Justi-
cia Penal, es la institución facilitadora para lograr que en todo el país
se lleve a efecto la transformación del sistema.
El reto es del tamaño de la responsabilidad, y sólo se puede llegar
el éxito con voluntad política, con objetivos claros, con metas concre-
tas y con la participación activa no sólo de los profesionales que
actúan en un procedimiento penal, sino con el convencimiento y apoyo
de toda la sociedad.
La estructura formal de la Secretaría Técnica cuenta con cinco
Direcciones Generales con funciones específicas y coordinadas entre
sí. La de Estudios y Proyectos Normativos para asesorar en temas
de legalidad y creación o modificaciones del marco legal que debe
actualizarse a las nuevas disposiciones constitucionales.
La Dirección de Asistencia Técnica, cuya actividad se encamina
a proporcionar modelos en infraestructura física, remodelación de
instituciones, programas de sistemas de la información y la corres-
pondiente administración del nuevo sistema

La Reforma Constitucional al
Sistema de Justicia Penal y... 17
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 18

En la Dirección de Relaciones Institucionales se llevan a cabo los


contactos y relaciones con los Poderes del Estado en sus diversos
niveles, así como con organizaciones públicas y privadas, organismos no
gubernamentales, fundaciones y contactos con otros países para el
intercambio de experiencias.
Una Dirección igual de trascendente que las anteriores es la de
Capacitación y Difusión, donde entre otras funciones sustantivas se
tiene la de enseñar y actualizar a todos los que intervienen en la cade-
na de un procedimiento y lograr el conocimiento óptimo de la materia
y el éxito de la operación cotidiana de la reforma, y algo importante
es la difusión, lograr que la sociedad no sólo conozca el nuevo sistema,
sino que esté conciente de que son ellos, los ciudadanos, los benefi-
ciarios directos y tendrán por parte del Estado la Justicia que anhelan
y ahora reprueban
La Dirección de Administración y Finanzas busca tener una con-
creta organización interna de la Secretaría Técnica con transparencia
y optimización, así como ser la responsable de gestionar los recursos
financieros requeridos para llevar a cabo las reformas.
Un objetivo importante es ir construyendo la homologación de
leyes y disposiciones jurídicas en todo el territorio nacional, concien-
tes de que la estructura política del país, como una organización
federal, es un obstáculo para lograrlo al corto plazo, pero con optimis-
mo es también una ventaja. El mosaico de Instituciones y Códigos,
de organizaciones y leyes, debe verse como experiencias diversas que
pueden tomarse de cada entidad para que los éxitos de unas sean
de todos, los fracasos y debilidades de otros sean ejemplo para no
tropezar, en fin, se puede llegar a lo óptimo con la generosidad de
todos, y sobre todo buscando como fin último que este país tenga la
justicia que merece, que busca y que anhela.

El Sistema de
18 Justicia Penal Mexicano
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 19

En la implementación, algunas entidades federativas habían


adoptado el sistema desde antes de la reforma, Chihuahua, Oaxaca,
Morelos y Zacatecas, si no en todo el territorio, si en regiones deter-
minadas con programas a su próxima expansión. Otros siguieron el
camino de modificar sólo etapas del proceso, Nuevo León y Estado
de México.
Hay entidades que tienen fecha determinada y legislaciones
aprobadas para iniciar los trabajos: Durango, Baja California, Hidalgo
y Estado de México. Aparte, otros estados ya iniciaron su planeación y
han dado sus primeros actos formales: Guanajuato, Yucatán, Tlaxcala,
Jalisco, Tabasco.
El resto se encuentra en etapa de estudios para determinar
fechas probables y rutas de seguimiento.
Como se observa, las labores de implementación son variadas,
según la voluntad de las autoridades locales y de los momentos y
tiempos que sean oportunos.
Es importante respetar la voluntad y soberanía de los estados,
hay tiempos determinados para la implementación, puede existir
prisa, pero no apresuramientos, las improvisaciones y fragilidad de
la preparación puede traer fracasos de difícil rectificación, por lo
mismo, la responsabilidad en la excelente preparación es necesaria
y trascendente.
La Secretaría Técnica es la instancia oficial para dirigir las refor-
mas, y sean bienvenidas todas las organizaciones e instituciones que
trabajan con el mismo fin: la coordinación, el respeto y la comunica-
ción sobre experiencias, conceptos, deben ser recíprocos, debemos
estar concientes que buscamos los mismos objetivos, el camino es

La Reforma Constitucional al
Sistema de Justicia Penal y... 19
02_FelipeBorrego:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:22 p.m. PÆgina 20

común y la participación debe ser generosa y solidaria. Colabore-


mos unidos y lograremos el bienestar social.
Por último, es importante comentar que no caben dudas del gran
reto, pero es también una gran oportunidad: Oportunidad de que el
Estado Mexicano redefina y perfeccione su política criminal. Oportuni-
dad de rediseñar su proceso penal para que sirva de forma eficiente
a la sociedad. Oportunidad de reconstruir a las Instituciones de Procu-
ración e Impartición de Justicia. Oportunidad para fortalecer el Estado
de derecho, Oportunidad para sentar las bases de la convivencia
social del siglo XXI.
Esta oportunidad es responsabilidad de todos.
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 21

EL PROCEDIMIENTO PENAL EN
EL ESTADO DE CHIHUAHUA

Maestra María Alejandra Ramos Durán


Directora de la Escuela de Carrera Judicial del
Poder Judicial del Estado de Chihuahua.
Representante de los estados de
la zona norte de la República en la Mesa Directiva
de la Red Nacional de Escuelas Judiciales de
los Estados Unidos Mexicanos
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 23

EL 9 DE AGOSTO DEL AÑO 2006, se publicó en el Periódico Oficial del Estado


de Chihuahua un nuevo Código de Procedimientos Penales, que entró
en vigor en el distrito judicial Morelos, con cabecera en la ciudad de
Chihuahua, capital del Estado, el primero de enero de dos mil siete;
en el distrito judicial Bravos, con cabecera en Ciudad Juárez, Chihua-
hua, el 1o. de enero de 2008 y en el resto de los distritos judiciales
del Estado, el 1o. de julio de 2008.1

1
En el decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado de Chihuahua (9 de agosto de 2006),
se establecieron las siguientes disposiciones transitorias:
Artículo Primero. Inicio de Vigencia. El presente Código iniciará su vigencia el 1o. de enero del 2007,
con las modalidades que enseguida se precisan.
Artículo Segundo. Aplicación. Sus disposiciones se aplicarán a hechos que ocurran en el Distrito
Morelos, a partir de las cero horas del día mencionado; en el Distrito Bravos, a partir de las cero horas
del día 1o. de julio del año 2007 y, respecto a los delitos que se produzcan en el restante territorio del
Estado, a partir de las cero horas del 1o. de enero del año 2008.
Sin embargo, ante la necesidad de brindar mayor capacitación a quienes serían operadores del siste-
ma, mediante decreto 948/07 II P.O., publicado en el Periódico Oficial del Estado de Chihuahua, (9
de junio de 2007), se modificó el artículo segundo transitorio para quedar de la siguiente manera:
Artículo Segundo. Aplicación. Sus disposiciones se aplicarán a hechos que ocurran en el Distrito
Morelos, a partir de las cero horas del día mencionado; en el Distrito Bravos, a partir de las cero horas
del día 1o. de enero del 2008 y, respecto al resto de los distritos judiciales, se aplicarán a hechos que

23
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 24

La nueva legislación procesal penal prevé un procedimiento de


corte acusatorio-adversarial, que forma parte de la transformación
integral al Sistema de Justicia Penal, impulsada por los tres poderes
del Estado de Chihuahua, junto con un cambio estructural en la Pro-
curaduría General de Justicia del Estado; la profesionalización de la
Policía Ministerial; la creación de una Defensoría Pública, técnica e
independiente del Poder Judicial y de la Procuraduría; la instauración
de un procedimiento judicial de ejecución de penas y medidas de
seguridad; una mayor protección a las víctimas del delito; la imple-
mentación de la justicia penal alternativa y la incorporación de un
procedimiento judicial, también de corte acusatorio-adversarial, para
adolescentes infractores.2
Además, el último de los cambios en cita cumplió con la reforma
publicada en el Diario Oficial de la Federación el doce de diciembre de
dos mil cinco, que modificó sustancialmente el contenido del artícu-
lo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
con el fin de sustituir el sistema de corte eminentemente tutelarista
aplicable a los niños infractores de la ley penal, por uno que privile-
giara la garantía de legalidad y el debido proceso, a cargo de órganos
jurisdiccionales y autoridades administrativas especializadas en la

se cometan desde el día y la hora que para tal efecto acuerden los titulares de los tres Poderes del
Estado, siguiendo para tal efecto, el proceso legislativo correspondiente, sin que con ello se pueda
exceder del día 1o. de julio del 2008.
2
La ley de Justicia Especial para Adolescentes Infractores del Estado de Chihuahua, fue publicada
en el Periódico Oficial del Estado (16 de septiembre de 2006) y de acuerdo a sus disposiciones tran-
sitorias (artículos primero y segundo), entró en vigor el 1o. de julio de 2007 en el Distrito Morelos,
con cabecera en la ciudad de Chihuahua y el 1o. de julio del año 2008 en el resto del Estado, no
obstante que el artículo transitorio segundo de la citada reforma constitucional estableció la obligación
de los Estados y del Distrito Federal de crear las instituciones, órganos y leyes correspondientes, dentro del
plazo de seis meses a partir de que entró en vigor el decreto (lo que ocurrió tres meses después de
su publicación de acuerdo con el artículo primero transitorio, esto es, el 19 de marzo de 2006).

El Sistema de
24 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 25

procuración de justicia para adolescentes cuyas edades fluctuaran


entre los doce y los dieciocho años.

PRECISIONES EN TORNO AL
NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL

Con frecuencia se equipara al nuevo sistema de justicia penal con


“juicios orales”; apreciación que dista mucho de la realidad en la
medida de que, en la inmensa mayoría de los casos puestos a cono-
cimiento del Ministerio Público, la autoridad judicial no tiene ninguna
intervención y en aquellos que la tiene, sólo de manera excepcional
se llega a juicio oral. Esto se explica porque el procedimiento penal se
encuentra provisto de múltiples mecanismos ideados para evitar la
aplicación de la pena, que van desde el tradicional perdón de la víc-
tima, pasando por la aplicación del principio de oportunidad,3 hasta
los casos de solución del conflicto entre particulares, con resultados
restaurativos;4 además de que también se prevé el procedimiento
abreviado, que si bien se desarrolla oralmente, no así con inmedia-

3
El Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua establece los casos en que el Minis-
terio Público se encuentra facultado para no iniciar, o bien, para suspender, interrumpir o hacer cesar
el curso de la persecución penal; así como el derecho de la víctima u ofendido a impugnar ante el
juez de control las determinaciones que al respecto se emitan.
Expresiones del principio de oportunidad plasmadas en el Código de Procedimientos Penales del Estado
de Chihuahua son la facultad para abstenerse de investigar, el archivo temporal, el no ejercicio de
la acción penal y los criterios de oportunidad.
4
Los “modos alternativos de terminación del proceso” que prevé el Código de Procedimientos Penales
del Estado son los “acuerdos reparatorios” y la “suspensión del proceso a prueba”. Ambos, se emplean
con frecuencia, sin embargo, no existe una institución encargada de verificar que su celebración sea
producto de un proceso restaurativo, lo que les ha merecido serias críticas bajo el argumento de que
se trata de simple “justicia negociada”, carente de efectos de prevención general y especial, propi-
ciadora de reincidencia.

La El
Reforma
Procedimiento
Constitucional
Penal en
al
Sistema
el Estado
de Justicia
de Chihuahua
Penal y... 25
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 26

ción en relación a la prueba, pues la sentencia se emite con base en


los datos que se investigaron y que las partes le informaron al juez.
Bajo este panorama, el ius puniendi se convierte en la última
ratio, pues sólo se aplica pena cuando los particulares no pudieron
resolver por sí mismos la controversia o bien, cuando se trata de
casos tan graves que no permiten al Estado dejar de intervenir.
La equiparación que se ha pretendido hacer entre “juicios orales”
y el nuevo sistema de justicia penal, también habla de que se ha visto
a la oralidad como el principal cambio en la impartición de justicia;
sin embargo, la palabra escrita no desaparece,5 sólo se restringe en
la medida que la oralidad sea necesaria para servir de vehículo a los
principios de publicidad, inmediación, contradicción, concentración
y continuidad, pues el órgano jurisdiccional está obligado a resolver
en la misma audiencia y de manera oral, los planteamientos que le
realicen las partes, previo a haberlas escuchado y, en el caso de que las
solicitudes se le realicen por escrito y ameriten producción de prueba
o escuchar a la contraria, tiene el deber de citar a audiencia,6 con lo
que se evita el secreto propio de los sistemas de corte inquisitivo, al
igual que los procesos largos; intermitentes; desgastantes para los

5
Claro ejemplo es la primer fase de la etapa intermedia, denominada precisamente fase escrita, en
la que, en aras de la seguridad jurídica y de una defensa adecuada, el Ministerio Público formula su
acusación por escrito, con el fin de que la defensa (técnica y material; defensor y acusado) quede
debidamente enterada de su contenido. Esto es congruente con los artículos 8.2. c) de la Conven-
ción Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) y 14.3. b) del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que establecen que el inculpado debe contar con el
tiempo y los medios adecuados para la preparación de su defensa.
6
El primer párrafo del artículo 35 del Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua
señala que: Todas las peticiones o planteamientos de las partes que, por su naturaleza o importancia,
deban ser debatidas, requieran producción de prueba o cuando así lo disponga la ley expresamente,
se resolverán en audiencia. Cuando así lo disponga la ley, se resolverán por escrito en un plazo máximo
de tres días.

El Sistema de
26 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 27

intervinientes y para el propio Estado; de difícil comprensión, no sólo


para terceros, sino incluso, en la mayoría de los casos, para los más
interesados: el imputado y la víctima u ofendido.7

ETAPAS DEL PROCEDIMIENTO PENAL


ACUSATORIO EN CHIHUAHUA

Si bien, el Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua


ha sufrido algunas modificaciones desde la fecha de su publicación,
las etapas que prevé y la forma de desarrollarse siguen siendo las
mismas:

a) La de investigación, en la que las partes (Ministerio Público, defensor,


imputado y víctima u ofendido) se abocan a averiguar la manera en
que ocurrieron los hechos y a registrar los datos que obtienen;
b) La intermedia, en la que se prepara la audiencia de debate de juicio
oral, para lo cual, las partes ofrecen sus pruebas y el juez las depura,
actividad ésta última que también se realiza, a solicitud de las partes,
con respecto a los hechos que serán materia de discusión; y
c) La de juicio oral, en la que el tribunal recibe las pruebas, escucha a
las partes, falla y, en su caso, impone sanciones.

Así, un claro distintivo de las etapas del procedimiento penal es


que en la de investigación las partes recaban pruebas, en la intermedia

7
V. CASTRO, JUVENTINO, Los Jueces Mexicanos y su Justicia, editorial Porrúa, México, página 94,
Al respecto señala que “En lo que toca a la constitucionalización de los juicios en forma tal que ello
permita la simplificación y la abreviación de los trámites judiciales, ello se propone así porque desde
hace muchos años me he empeñado en fundamentar las razones por las cuales propongo se esta-
blezca en México un tipo de juicios o procedimientos, a los cuales normalmente se les denomina
juicios orales –opuestos a los escritos–, o juicios concentrados, o finalmente juicios que cumplen con
los requisitos de inmediación o de inmediatez”.

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 27
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 28

las ofrecen y en la de juicio oral las desahogan; lo que además expli-


ca que en las dos primeras tenga lugar la actuación de un órgano
jurisdiccional (juez de control) distinto al que interviene en la última
(tribunal de juicio oral), pues el primero funge como filtro para que
el segundo, al recibir las pruebas con las que dictará sentencia, no
tenga conocimiento de aquellas que se quedaron en el camino por
impertinentes o ilícitas, evitándose así que incidan en su opinión y
por lo tanto, que sea imparcial, con lo que se cumple de manera cabal
la garantía prevista en el artículo 17 segundo párrafo de la Constitu-
ción Política de los Estados Unidos Mexicanos, 8.1. de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa
Rica) y 14.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

ETAPA DE INVESTIGACIÓN
La etapa de investigación inicia con la noticia criminal (denuncia o
querella). A partir de ahí, el Ministerio Público y sus auxiliares (cuerpos
policíacos) comienzan a investigar objetiva y desformalizadamente,
lo que implica que se encuentran obligados a registrar tanto los datos
que perjudiquen al imputado, como los que le beneficien, pero no a
hacerlo de una manera determinada, salvo que la propia ley se los
exija, como ocurre, por sólo citar un ejemplo, en los casos de inspec-
ciones a lugares cerrados sin libre acceso, en los que se requiere
orden judicial y el levantamiento de un acta.
Una vez que el Ministerio Público considera que los datos reca-
bados permitirán al juez de control establecer que se ha cometido
un hecho que la ley señala como delito y que existe la probabilidad
de que determinada persona lo cometió o participó en su comisión,

El Sistema de
28 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 29

le solicita una audiencia a la que, por regla general, el imputado acu-


de libre, mediante simple citación.
El primer acto procesal de la audiencia es la formulación de impu-
tación, que consiste en la comunicación el Ministerio Público hace
al imputado (en todo momento asistido del defensor de su elección)
del hecho que se le atribuye, quienes se lo atribuyen y su calificación
jurídica.
El siguiente acto procesal de la audiencia, consiste en dar opor-
tunidad al imputado de rendir declaración, a manera de medio de
defensa. De manera continua, surge el debate de vinculación o no a
proceso dentro del que las partes informan al juez el contenido de
las investigaciones en que basan sus pretensiones y la defensa,
además, tiene la opción de producir pruebas.8 El debate y la resolu-
ción correspondiente tienen lugar en la misma audiencia, en las
siguientes setenta y dos horas o en las siguientes ciento cuarenta y
cuatro,9 según la elección del imputado.
Cuando se decreta la no vinculación a proceso, se dejan sin efecto
las medidas cautelares que pudieran haberse impuesto y el Ministe-
rio Público queda en aptitud de seguir investigando y formular una
nueva imputación; en caso contrario, el juez, luego de escuchar a las
partes, establece el plazo máximo en que debe quedar cerrada la
investigación, que no podrá ser mayor a dos meses, si la pena que
pudiera llegarse a imponer no es superior a dos años de prisión, o de

8
A diferencia del Código de Procedimientos Penales del Estado de México, publicado en la Gaceta
el nueve de febrero de dos mil nueve, pues de acuerdo con el artículo 296 quinto párrafo, la defensa
sólo se encuentra facultada para “anunciar los datos de prueba que a su interés convenga”.
9
El Código de Procedimientos Penales del Estado de México no prevé la renuncia del imputado a
los plazos para que se resuelva si es o no vinculado a proceso, según se desprende del artículo 296
párrafo cuarto.

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 29
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 30

seis meses, si la pena excede de ese tiempo, lo que sirve para velar la
garantía a ser juzgado en un tiempo breve consagrada en los artícu-
los 20 apartado A, fracción VIII de la Constitución Política de los Esta-
dos Unidos Mexicanos, 7.5. de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos y 9.3. del Pacto Internacional de Derechos Civiles
y Políticos; que es precisamente lo que se pretende velar con la vincu-
lación a proceso y no, como pudiera pensarse, que el juez quede a
cargo de la investigación como un órgano jurisdiccional de instrucción,
pues ello implicaría que tuviera su propia teoría del caso, contrario
a los principios de igualdad, imparcialidad y contradicción que rigen al
procedimiento.
De este modo, la diferencia entre la investigación previa y la poste-
rior al auto de vinculación a proceso consiste en que en la primera el
límite temporal para que el Ministerio Público pueda actuar radica en
la prescripción de la acción penal y en la segunda, dado el impulso
procesal que él mismo ha provocado, en el plazo de cierre de inves-
tigación; pues en ambas, el juez sólo interviene, en relación al escla-
recimiento de los hechos, para autorizar medios de investigación
que le soliciten las partes e impliquen actos de molestia y para regis-
trar pruebas anticipadas.
Una vez que ha concluido el plazo señalado para el cierre de la
investigación, el Ministerio Público debe declararla cerrada y dentro
de los diez días siguientes, de acuerdo al estado de las cosas y de
las investigaciones practicadas, decidir si:

a) Formula acusación (cuando considera que puede demostrar la exis-


tencia de una acción típica, antijurídica y culpable que amerite una
pena).

El Sistema de
30 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 31

b) Solicita el sobreseimiento de la causa (si advierte la imposibilidad de


demostrar el delito o la actualización de alguna causa de extinción
de la acción penal), o
c) Solicita la suspensión del proceso.

ETAPA INTERMEDIA
La etapa Intermedia tiene dos fases: una escrita y otra oral. La prime-
ra inicia con la presentación del escrito de acusación por parte del
Ministerio Público y termina al aperturarse la audiencia intermedia,
que en sí constituye la segunda.
Recibida la acusación, el juez de control la notifica a las partes,
citándolas a audiencia intermedia, en un plazo no inferior a veinte, ni
superior a treinta días. Por su parte, la víctima u ofendido, hasta diez
días antes de la audiencia, puede complementar por escrito la acti-
vidad del Ministerio Público. Y la defensa, por su parte, tiene la opción
de, también por escrito, previo a la celebración de la audiencia, pre-
sentar, en todo o en parte, argumentos y pruebas, sin que su omisión
implique la preclusión del derecho a hacerlo en la misma.
La audiencia intermedia es dirigida por el juez de control, en todo
momento se desarrolla oralmente y su celebración requiere la pre-
sencia ininterrumpida del Ministerio Público y del defensor.10
Al inicio de la audiencia intermedia, cada una de las partes reali-
za una exposición sintética de su postura. Luego, en caso de que se
haya promovido algún incidente de incompetencia, litispendencia,
cosa juzgada, falta de algún requisito de procedibilidad o extinción

El Código de Procedimientos Penales del Estado de México exige también la presencia del acusado
10

en el artículo 319.

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 31
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 32

de la acción penal, se resuelve previo debate. Enseguida, se debate


en relación a las pruebas ofrecidas y con base en los argumentos de
las partes, el juez decide cuáles de ellas excluye por ilícitas o dilato-
rias (sobreabundantes, impertinentes o innecesarias). Finalmente, el
Juez, con base en la solicitud de las partes y cuando lo considere justi-
ficado,11 puede dar por acreditados ciertos hechos, que no podrán ser
discutidos en el juicio, a lo que se denomina “acuerdos probatorios”.
Concluidas las intervenciones de las parte, el juez dictará el auto de
apertura de juicio oral con los datos necesarios para que el tribunal
competente pueda tramitar la tercera etapa del procedimiento: el
juicio oral.

JUICIO ORAL
Una vez que el tribunal de juicio oral radica el proceso, deberá seña-
lar la fecha en que tendrá lugar la audiencia (no antes de quince, ni
después de sesenta días naturales para su celebración) y citar a las
partes y órganos de prueba para que los primeros estén presentes
en su desarrollo y los segundos disponibles.
La audiencia de debate de juicio oral iniciará con el señalamiento,
por parte de quien presida el tribunal, de las acusaciones que serán
objeto de juicio y de los acuerdos probatorios a que hubieren llega-
do las partes; luego permitirá al Ministerio Público que realice sus
alegatos de apertura, enseguida al acusador coadyuvante (si es que

11
De acuerdo con el artículo 326 del Código de Procedimientos Penales del Estado de México, no
es necesario que las partes justifiquen al juez los acuerdos probatorios, mientras que el artículo 313
del Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua sí exige al juez que acceda a los
acuerdos probatorios sólo cuando los antecedentes de la investigación acrediten el hecho.

El Sistema de
32 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 33

lo hubiere) y finalmente a la defensa, para después dar paso a la pro-


ducción de las pruebas previamente admitidas, iniciando por las del
Ministerio Público, continuando con las del acusador coadyuvante y
finalizando con las de la defensa.
Desahogadas las pruebas, el tribunal, por conducto de su presi-
dente, dará de nueva cuenta el uso de la palabra a las partes en el
orden ya precisado a fin de que formulen sus alegatos de clausura,
otorgándoles la posibilidad de replicar y duplicar, concediendo al
final el uso de la palabra al acusado, con lo que concluirá el debate
y se dispondrá a deliberar en privado, de manera continua y aislada,
hasta emitir el fallo correspondiente, para lo cual deberá constituirse
nuevamente en la sala de audiencias.
En caso de que el fallo resulte condenatorio, dentro de los cinco
días siguientes tendrá verificativo la audiencia de individualización de
sanciones y reparación del daño, en la que, al término de la produc-
ción de prueba relativa a dichos aspectos, las partes harán sus ale-
gatos finales y después de ellos el tribunal dará lectura íntegra a la
sentencia.

MEDIDAS CAUTELARES PERSONALES


En aras del principio de presunción de inocencia, el imputado debe
encontrarse libre durante el desarrollo de todo el procedimiento
penal, sin embargo, este principio encuentra límite en el fin de evitar
la sustracción a la acción de la justicia del imputado,12 en el de evitar la

Los artículos 7.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de
12

Costa Rica) y 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, sustentan esta excepción.

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 33
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 34

obstaculización del procedimiento y en el garantizar la seguridad o


integridad de la víctima u ofendido, los testigos o la comunidad.13
Doctrinalmente, las medidas cautelares se rigen por los siguientes
principios:

• Jurisdiccionalidad. Por regla general son impuestas por la autoridad


judicial.
• Legalidad. Sólo se pueden imponer las previstas en la ley.
• Instrumentalidad. No tienen un fin por sí mismas, sirven para dar curso
normal al proceso.
• Excepcionalidad. Sólo se imponen cuando están en riesgo los fines
que con ellas se busca salvaguardar.
• Provisionalidad o temporalidad. Subsisten sólo mientras existe el
riesgo que con ellas se pretende evitar.
• Proporcionalidad. En relación a la pena que pueda llegar a imponerse
y al peligro que mediante su aplicación se pretende evitar.

La legislación chihuahuense, prevé dos supuestos en que se


pueden aplicar las medidas cautelares personales:

1. Para llevar al imputado ante el juez a fin de que el Ministerio Público


le formule imputación. Este es el caso de la detención en flagrancia,
del caso urgente y de la orden de aprehensión. Los dos primeros son
excepciones al principio de jurisdiccionalidad, pues la detención en
flagrancia puede ser verificada por cualquier persona y la de caso
urgente es ordenada por el Ministerio Público. En cuanto a la orden

13
Así quedó plasmado en la reforma al artículo 19 Constitucional, publicada en el Diario Oficial de
la Federación el dieciocho de junio de dos mil ocho.

El Sistema de
34 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 35

de aprehensión, congruente con el principio de excepcionalidad, el


Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua agrega
un requisito: el riesgo de retardo, que consiste en que, de no librarse
la orden de aprehensión, se actualice el riesgo de que el imputado
no se presente o se demore su presentación.14
Atendiendo a principio de provisionalidad o temporalidad, la deten-
ción en caso urgente, flagrante o por orden de autoridad judicial cesa
cuando:

a) El juez de control considera que la detención fue ilegal,15 o


b) Habiendo considerado legal la detención, el Ministerio Público formu-
la imputación, pues ese es el fin de las citadas medidas cautelares
y por lo tanto, al haberse cumplido, no existe razón para que subsis-
tan. Sin perjuicio de que el Ministerio Público solicite la aplicación
de otras medidas cautelares en caso de que considere que de no

14
Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua, artículo 161 primer párrafo.
15
Bajo el nuevo esquema procesal surge la posibilidad de que la defensa controvierta la legalidad de
la orden de aprehensión previo a la formulación de imputación y dentro de la misma audiencia en la
que se pretenda practicar, pero no en relación al criterio del juez, pues implicaría una invasión a
las atribuciones del órgano jurisdiccional encargado de la alzada, por parte del Juez de control que
presidiera la audiencia, sino respecto a la completitud y exactitud de la información proporcionada
por el Ministerio Público, ya que el órgano jurisdiccional que analiza la solicitud de orden de apre-
hensión que le plantee el Ministerio Público se base para resolverla en los datos que éste le informa
y que en ese momento la defensa no se encuentra en posibilidad de precisar o controvertir, dada
la propia naturaleza de dicho acto procesal; por lo tanto, la detención puede ser ilegal no por un
incorrecto criterio del juez, sino porque su consentimiento al librar la orden de aprehensión hubiese
sido viciado por una incorrecta apreciación de las investigaciones recabadas, provocada por el proce-
der del Ministerio Público.
En cuanto a la posibilidad de impugnar la determinación que califica de legal o no la detención, surge
un nuevo paradigma, ya que el agravio hecho valer por alguna de las partes mediante algún recurso
(ordinario o extraordinario) no puede dejar de estudiarse en razón del cambio de situación jurídica del
imputado respecto a su libertad personal, pues el pronunciamiento sobre la legalidad de la deten-
ción también toca, en muchos de los casos, el análisis de medios de investigación que más adelante
serán susceptibles de convertirse en pruebas, que, en caso de quedar firme, impide su posterior discu-
sión dada la inmutabilidad que por seguridad jurídica genera la cosa juzgada.

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 35
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:24 p.m. PÆgina 36

restringirse la libertad del imputado se actualizaría un riesgo de


sustracción a la acción de la justicia, de obstaculización del pro-
cedimiento o de daño a la víctima u ofendido, a los testigos o a la
comunidad (ya sea por que los datos que ha recabado así lo
demuestran o por una presunción de pleno Derecho establecida en
la ley, tratándose de ciertos delitos, como se verá más adelante).

2. Cuando el juez determina que el imputado debe permanecer restrin-


gido (total o parcialmente) de su libertad personal durante la tramita-
ción el procedimiento, por ponerse en riesgo los fines del mismo. Esto
se da, tanto en la legislación procesal penal chihuahuense, como por
disposición de la Constitución Federal, en dos casos:

a) Por una presunción del pleno Derecho, tratándose de los delitos


a que se refieren el artículo 173 segundo párrafo de la primera16
y 19 séptimo párrafo de la segunda, o
b) Cuando el juez, con base en la solicitud y en los datos que le ha
proporcionado el Ministerio Público, considera que se encuentran
en riesgo los fines del procedimiento, esto es, que existe riesgo de
sustracción a la acción de la justicia, de obstaculización del proce-
dimiento o de daño a la víctima u ofendido, a los testigos o a la
comunidad. Siendo éste segundo supuesto en el que se reúnen todos
los principios que, de acuerdo a la doctrina, rigen a las medidas
cautelares, pues el juez (principio de jurisdiccionalidad) sólo puede
imponer aquellas medidas cautelares que prevé la ley (principio
de legalidad) y que resulten estrictamente necesarias para contrarres-

16
Este párrafo fue adicionado al artículo 173 del Código de Procedimientos Penales del Estado de
Chihuahua, mediante decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado el 29 de diciembre de 2007,
sin que mediara sustento en la estadística de los casos hasta ese momento tramitados.

El Sistema de
36 Justicia Penal Mexicano
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:25 p.m. PÆgina 37

tar el riesgo que se le ha demostrado (principio de instrumentalidad


y proporcionalidad), durante el tiempo que el mismo subsista (prin-
cipio de provisionalidad o temporalidad).

FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL DEL


CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES
Es evidente que el nuevo procedimiento penal vigente en el Estado
de Chihuahua se gestó y comenzó a aplicarse en todo su territorio
previo a la reforma constitucional publicada en el Diario Oficial de la
Federación el dieciocho de junio de dos mil ocho, por lo que mucho
y por muchos se ha cuestionado su apego al marco constitucional
vigente, pero lo que no puede cuestionarse es que se ajustó al debido
proceso, tal y como se encuentra dispuesto en los artículos 7 y 8 de
la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como 9 y 14
del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, dando positi-
vidad, a diferencia del procedimiento anterior, de corte inquisitivo, a los
principios de juez o tribunal imparcial, de presunción de inocencia (y
no de inculpabilidad), de publicidad, de inmediación y de defensa
adecuada; lo que fue tan trascendente que, luego de la citada refor-
ma constitucional, los ajustes que la citada ley procesal secundaria
requería resultaron ser mínimos, indicativo de que sirvió de fuente a
aquélla y por lo tanto, de que se privilegiaron sus bondades.
También es innegable que el nuevo modelo de impartición de jus-
ticia penal inició su vigencia de manera prácticamente coetánea a la
crisis económica y social, producto de la situación que se vive a nivel
internacional y de la guerra que nuestra nación enfrenta contra el
narcotráfico; sin embargo, no debe confundirse tan lamentable situa-

El Procedimiento Penal en
el Estado de Chihuahua 37
03_AlejandraRamos:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:25 p.m. PÆgina 38

ción con los efectos del nuevo procedimiento penal, pues por una
parte sus fines no son de orden preventivo y por otra, representa un
avance en la consolidación de los principios que rigen a los Estados
sociales y democráticos de Derecho.
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 39

EL NUEVO SISTEMA DE
JUSTICIA PENAL EN EL ESTADO DE MÉXICO
Magistrado Baruch F. Delgado Carbajal
Integrante del Consejo de
la Judicatura del Estado de México
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 41

INTRODUCCIÓN
UNO DE LOS TEMAS QUE EN LOS ÚLTIMOS años ha sido un punto central en
la discusión jurídica en el foro, en la academia, en la judicatura, en el
ámbito social y de los órganos públicos, ha sido el juicio oral; de ella,
han surgido posturas a favor como en contra.
Cuando se ha planteado la oralidad en el proceso penal como
algo novedoso para el sistema procesal penal, quienes deponen en
su contra, advierten con certeza, que la oralidad en los procesos se
encuentra regulada ya en la legislación procesal vigente en nuestro
sistema, entre otras, en materias como la laboral, penal y la agraria.
Sin embargo, es dable precisar que la oralidad dentro de un siste-
ma procesal determinado, sólo es un elemento que puede adoptarse
en un sistema, pero que no identifica al mismo.
En efecto, la oralidad en el sistema acusatorio implica sólo uno
de los elementos que tradicionalmente lo identifican, pues con el
principio de inocencia, conlleva a que un procesado goce de mayores

41
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 42

derechos durante el desarrollo de un proceso, a diferencia de los


que se observan en un sistema procesal de corte inquisitivo, de ahí que
la oralidad también la podemos encontrar en un sistema de corte
inquisitivo y aún más, en un sistema mixto. En conclusión, podemos
afirmar que la oralidad por sí sola, no define al sistema procesal penal.
Si se observa a la América Latina y en particular a países como
Argentina, Costa Rica y Chile, ya se adapta el sistema procesal penal
acusatorio, donde la oralidad juega un papel central en sus diversas
etapas, desde la investigación del delito y hasta la ejecución de la pena.

L A REFORMA PENAL
Si analizamos el proceso de reforma al sistema penal en México en
el último tercio del Siglo XX, como bien lo ha hecho notar Moisés
Moreno Hernández, no fue uniforme en cuanto a su orientación polí-
tico criminal. Al respecto, destaca lo siguiente:

a) La reforma a la legislación penal sustantiva, se caracterizó por un incre-


mento constante del catálogo de delitos y un aumento incesante de las
penas.
b) La reforma a la legislación procesal, no obstante de ser la más nece-
saria, fue la menos intensa y los diversos cambios que se le han
hecho a los Códigos de Procedimientos Penales, no afectaron el fondo
de las cosas, es decir, no transformaron al sistema procesal penal
que desde un inicio es de naturaleza mixta, por contener tanto aspec-
tos del sistema inquisitivo como del sistema acusatorio.

De ahí que no pocas veces, se ha afirmado que el sistema de justi-


cia penal ha fracasado, y ha fracasado porque no ha cumplido con los

El Sistema de
42 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 43

objetivos para los cuales ha sido diseñado; y no hay duda que son
totalmente válidas las críticas que se han formulado en torno de su
falta de funcionalidad, ya que lejos de ser un sistema eficaz que
garantice la adecuada protección de los intereses de la sociedad, se ha
convertido en un instrumento con el que frecuentemente se incurre en
abusos de poder y, por ende, en detrimento de los derechos de los
ciudadanos.

PERCEPCIÓN INTERNACIONAL
Varias convenciones internacionales que se dedican a la delimitación de
los derechos humanos, se inclinan por la oralidad de la justicia penal,
entre ellas, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el
Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, adoptado por
la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Estos instrumentos internacionales que han sido aceptados y
ratificados por nuestro país, establecen la orientación para modificar
nuestro sistema procesal penal en México, hacia un sistema acusatorio.
En 2003, la Organización de las Naciones Unidas emitió el “Diagnós-
tico sobre la situación de los derechos humanos en México”, sugiriendo
una profunda transformación en el sistema de justicia, tendente a
abandonar el enjuiciamiento penal inquisitorio y adoptar uno de tipo
acusatorio, implantar las reglas del debido proceso e impulsar la jus-
ticia penitenciaria.

SISTEMAS PROCESALES
Los sistemas procesales penales se han clasificado, atendiendo a la
distribución de roles o papeles de cada uno de los sujetos o partes

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 43
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 44

del proceso, y en este han nacido dos modelos teóricos de organiza-


ción del sistema procesal penal: El sistema acusatorio y el sistema
inquisitivo.
Se debe advertir que estos modelos teóricos no aparecen en la
práctica en estado puro, en cada momento histórico de una concre-
ta organización social, el sistema procesal penal contará con una
mezcla de elementos de uno u otro modelo, dependiendo de las
ideas político-sociales que imperen en la sociedad.
Según Ferrajoli un sistema es acusatorio cuando concibe al
Juez como un sujeto pasivo, rígidamente separado de las partes y
al juicio como a una contienda entre iguales iniciada por la acusa-
ción a la que compete la carga de la prueba enfrentada a la defensa
en un juicio contradictorio, oral y público y resuelta por el Juez según
su libre convicción.
La característica esencial del sistema acusatorio consiste en con-
cebir al proceso penal como un juicio garantista, como una contienda
entre partes situadas en un plano de igualdad, con plena contradic-
ción, ante un tercero imparcial.
En definitiva el modelo teórico del sistema acusatorio se asienta
sobre dos pilares: el derecho de defensa del imputado y la imparcia-
lidad del Juez.
Entre las ventajas, que se pueden destacar en este sistema pro-
cesal acusatorio, se encuentran en esencia las siguientes:

• En el juicio oral público y contradictorio, se tiene pleno reconocimiento


de la garantía del debido proceso;
• Justicia más cercana a la sociedad (procesos públicos);
• Contacto directo con el Tribunal. Los jueces deben conocer y resolver
personalmente todos los asuntos;

El Sistema de
44 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 45

• La etapa de investigación se desformaliza y no tiene valor probatorio


para la sentencia;
• Se introduce el principio de inocencia, esto es que toda persona impu-
tada debe ser considerada y tratada como inocente mientras no se
acredite su culpabilidad por medio de sentencia condenatoria firme;
• La promoción de los intereses de la víctima, en todas las etapas del
procedimiento penal;
• Adecuación del sistema a los derechos garantizados por la Constitu-
ción, y los Tratados Internacionales sobre derechos humanos; y
• Prohibición de delegar funciones en personal subalterno del Tribunal,
lo que significa que quien debe dictar las resoluciones y participar en
las audiencias, será el Juez.

En este tenor, Sergio Gabriel Torres señala que el juicio oral,


público, contradictorio y continuo, es el modo más natural para poder
captar y descubrir la verdad real sobre el hecho delictivo que se pre-
sume cometido. Agrega dicho autor que uno de los fines del proceso
es la investigación real o material de la verdad, el cual, se logra a
través de la realización de un debate público oral, el cual supera al
escrito y secreto. La oralidad se ajusta más al régimen republicano
de gobierno y permite obtener economía, rapidez y seguridad de un
proceso. Además, que la publicidad del juicio penal habilita la parti-
cipación del pueblo en los actos de la vida pública, como lo es la
administración de justicia.
Por su parte, será inquisitivo todo sistema procesal donde el Juez
procede de oficio a la búsqueda, recolección y valoración de las pruebas,
llegándose al juicio después de una instrucción escrita y secreta de
la que están excluidos o en cualquier caso limitados la contradicción
y los derechos de defensa. El proceso penal se desarrolla frente a

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 45
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 46

una o varias personas, que se encuentran en una situación pasiva


frente a la actividad del órgano público encargado de la persecución
del delito.
Como consecuencia de una evolución histórico-legislativa, se ha
buscado una situación de equilibrio entre ambos sistemas. Lo que dio
nacimiento a un sistema mixto, que adopta algunos rasgos de ambos
sistemas; la fase de instrucción es inquisitiva y la fase de juicio acu-
satoria.
El sistema procesal más adecuado resultará de una combinación
de elementos de ambos sistemas, manteniendo el equilibrio entre las
exigencias derivadas de los postulados del juicio justo y, por otra parte,
las necesidades derivadas de una eficacia en la represión del delito.
Por su lado, Sergio Gabriel Torres señala que este sistema se
caracteriza en especial por la desigualdad de las partes, por la per-
secución y juzgamiento poniendo ambas actividades a cargo de
funcionarios del Estado, el concepto de verdad real como objetivo
supremo a descubrir mediante el proceso para dar paso a la pena,
que es concebida como la única forma de solución del conflicto
penal, incorpora aspectos del acusatorio, sin dejar por ello de ser
inquisitivo.
Sin embargo, el sistema mixto paulatinamente degeneró en rasgos
inquisitorios, atendiendo a que la fase de instrucción es tendencial-
mente secreta y se genera un desequilibrio entre las partes, además,
la fase de juicio sólo se constituye como una mera reproducción de la
instrucción.
La tendencia que se observa en los últimos tiempos, sobre todo en
el plano teórico, se inclina por el fortalecimiento del sistema acusa-
torio, así como por la adopción del juicio oral, entre otros mecanismos
para hacer más funcional el sistema procesal penal vigente.

El Sistema de
46 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 47

EL JUICIO PREDOMINANTEMENTE
ORAL EN EL ESTADO DE MÉXICO

Por decreto 185 publicado el dieciocho de noviembre del dos mil


cinco en la “Gaceta del Gobierno”, la H. Legislatura Local adicionó un
tercer párrafo al artículo 102 de la Constitución Política del Estado
Libre y Soberano de México, en el que se prevé:

Se establecerán los Juicios Orales para delitos no graves, en los térmi-


nos propuestos y condiciones que establezcan las leyes, con base en las
modalidades de audiencia pública en presencia del juez, mediante los
principios de contradicción, concentración, inmediatez, inmediación,
oralidad del proceso y transparencia, conforme a las leyes respectivas.

Posteriormente, mediante decreto número 202 publicado en la


Gaceta del Gobierno el dos de enero del dos mil seis, se reformó y
adicionaron diversas disposiciones del Código Penal del Estado y del
Código de Procedimientos Penales para el Estado, incorporándose
el Juicio Predominantemente Oral y el Procedimiento Abreviado.
A través del juicio predominantemente oral, se tramitan los
procesos penales tratándose de delitos no graves en el Estado de
México. Dicho juicio se rige bajo los principios de contradicción, con-
centración, inmediatez, inmediación, oralidad del proceso y transpa-
rencia. De manera especial, a partir del dictado del auto de término
constitucional, en su momento se consideró que se requerían refor-
mas constitucionales para la implementación de otro sistema de justi-
cia penal, que trascendiera a la averiguación previa y el auto de
formal prisión.

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 47
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 48

Para la implementación del juicio predominantemente oral, se lle-


varon a cabo labores de capacitación al personal jurisdiccional así
como la adecuación de espacios para dar cabida a las salas de
audiencias. Asimismo, el juicio predominantemente oral permitió a
las autoridades de procuración y administración de justicia iniciarse
en el ámbito de la oralidad en el juicio.

NUEVO SISTEMA MEXICANO


DE JUSTICIA PENAL

Después del análisis a diversas iniciativas presentadas ante el Con-


greso de la Unión, el 18 de junio de 2008, se aprobaron reformas
constitucionales a los artículos 16, 17, 18, 19, 20, 21 y 22, las frac-
ciones XXI y XXII del artículo 73, la fracción VII del artículo 115 y la
fracción XIII del apartado B del artículo 123 de la Constitución Polí-
tica de los Estados Unidos Mexicanos, donde se incorpora un sistema
procesal penal acusatorio.
La reforma constitucional federal establece un sistema acusa-
torio adversarial y oral. Este es un sistema garantista, en el que se
respetan los derechos fundamentales tanto de la víctima como del
inculpado; se logra un equilibrio entre ambos, sin que el reconoci-
miento de un derecho para una parte suponga la anulación de un
derecho de la otra parte.
La acusatoriedad consiste principalmente en que el ministerio
público sea la parte acusadora y el inculpado esté en posibilidades
de defenderse, en igualdad de condiciones, siendo un juez quien
resuelve, lo cual se traduce en una verdadera igualdad procesal: el

El Sistema de
48 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 49

imputado se defiende ante un juez de las acusaciones del Ministerio


Público.
Se evita la omnipotencia del Ministerio Público, pues ahora estará
sometido a un control judicial permanente, lo que le exigirá ser más
competitivo, incluso antes del juicio, porque desde la vinculación a
proceso opera el principio de contradicción, al solicitar medidas caute-
lares, desvirtuables por el imputado, asistido de su defensor, ante
un juez.
El artículo 16 constitucional establece la obligación para que los
poderes judiciales federal y del fuero común, cuenten con jueces de
control que resuelvan en forma inmediata las solicitudes de medidas
cautelares, providencias precautorias y técnicas de investigación que
requieran control judicial garantizando los derechos de los indiciados
y de las víctimas del delito.
La oralidad facilita la fluidez en los juicios y propicia la transpa-
rencia, contribuyendo a erradicar la opacidad y combatir la corrupción.
El artículo 17 constitucional establece que las sentencias que
pongan fin a los procedimientos orales deberán ser explicadas en
audiencia pública, previa citación de las partes.
El artículo 20 constitucional precisa que el proceso penal será
acusatorio y oral y se regirá por los principios de publicidad, contra-
dicción, concentración, continuidad e inmediación.
El sistema acusatorio y oral que contempla la Constitución Fede-
ral tiene, entre otras, las siguientes características: presunción de
inocencia; mecanismos alternativos de solución de controversias;
ministerio público más competitivo; defensoría pública de calidad;
protección de víctimas, acción penal privada y reparación del daño; y
Jueces de Control.

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 49
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 50

EL NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA


PENAL PARA EL ESTADO DE MÉXICO
Con motivo de la reforma constitucional, Diputados de la LVI Legis-
latura del Estado de México, presentaron iniciativa de ley para la
expedición de un nuevo Código de Procedimientos Penales para el
Estado de México.
Asimismo, el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México,
en ejercicio de sus facultades constitucionales, presentó iniciativa de
ley para la expedición de un nuevo Código de Procedimientos Penales
para el Estado de México.
Ambas iniciativas fueron remitidas a la Comisión Legislativa de
Procuración y Administración de Justicia. Dicha Comisión las dicta-
minó de manera conjunta y elaboró un solo decreto que contiene el
nuevo Código de Procedimientos Penales para el Estado de México.
Por Decreto 266 que aparece publicado en la Gaceta del Gobier-
no del 9 de febrero de 2009, la LVI Legislatura del Estado emitió el
Código de Procedimientos Penales para el Estado de México, el cual,
entrará en vigor en los siguientes plazos y lugares.
El primero de agosto de 2009 en los distritos judiciales de Toluca,
Lerma, Tenancingo y Tenango del Valle; el primero de febrero de
2010 entrará en vigor en los distritos judiciales de Chalco, Otumba y
Texcoco; el primero de agosto de 2010 entrará en vigor en los distritos
judiciales de Nezahualcóyotl, El Oro, Ixtlahuaca, Sultepec y Temascal-
tepec; el primero de febrero de 2011 entrará en vigor en los distritos
judiciales de Tlalnepantla, Cuautitlán y Zumpango; y el primero de
agosto de 2011 entrará en vigor en los distritos judiciales de Ecatepec
de Morelos, Jilotepec y Valle de Bravo.

El Sistema de
50 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 51

NUEVO PROCESO PENAL


ACUSATORIO, ADVERSARIAL Y ORAL

El nuevo procedimiento penal tiene etapas distintas a las que se siguen


actualmente en los juzgados penales del Estado y de la mayoría de
las demás entidades federativas.
En el nuevo procedimiento penal pueden distinguirse al menos
cinco etapas: la de investigación, la de preparación del juicio oral, la
de juicio oral, la impugnativa y la de ejecución de sentencia.

ETAPA PRELIMINAR O
DE INVESTIGACIÓN

El objeto de la investigación en el nuevo procedimiento penal es deter-


minar si existe fundamento para iniciar un proceso penal, mediante la
obtención de elementos que permitan sustentar la acusación y garan-
tizar la defensa del imputado. Para lo cual, el Ministerio Público asume
con los cuerpos de policía, la investigación de los hechos delictuosos.
Se desformaliza la investigación en muchos aspectos, lo que
incluso permite dejar atrás la averiguación previa para dar paso a la
carpeta de investigación. Este expediente incluirá el registro de las
diligencias que se practiquen durante esta etapa y que puedan ser
de utilidad para fundar la imputación, acusación u otra solicitud.
La etapa de investigación puede dividirse a su vez en dos momen-
tos: uno antes de la formular la imputación y otro con posterioridad a
su formulación. En el primero, la investigación no se ha judicializado,
a diferencia del segundo.
En esta etapa, entre otros, se desarrollan los siguientes actos pro-
cesales: citación a formulación de imputación, emisión de orden de

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 51
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 52

aprehensión, la consignación de detenidos en flagrancia y caso


urgente, la formulación de imputación, la declaración del imputado,
el dictado de medidas cautelares reales y personales, la vinculación
a proceso (auto de plazo constitucional).
Un acto procesal importante para el proceso penal es el relativo
a la formulación de la imputación que consiste en la comunicación
que el Ministerio Público efectúa al indiciado en presencia del juez de
control, de que desarrolla una investigación en su contra, respecto
de su probable intervención en uno o más hechos delictuosos deter-
minados.
Los efectos que se generan por formular la imputación, son los
siguientes:

• Suspende el curso de la prescripción de la acción penal;


• Comienza a correr el plazo para el cierre de la investigación; y
• El Ministerio Público pierde la facultad de archivar provisionalmente
la investigación.

En cumplimiento al artículo 19 constitucional se dicta el auto de


plazo constitucional que era conocido como auto de formal prisión.
Puede advertirse que además del cambio de denominación por el de
auto de vinculación a proceso, este auto tiene efectos distintos al
de la formal prisión, lo que permite aseverar que se trata de una
figura procesal diferente.
Para que el juez de control decrete el auto de vinculación a pro-
ceso, se requiere que se cumplan los siguientes requisitos:

• Que se haya formulado la imputación;


• Que el imputado haya rendido su declaración o manifestado su deseo
de no hacerlo; y

El Sistema de
52 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 53

• Que de los antecedentes de la investigación realizada, se desprendan


datos suficientes que establezcan que se ha cometido un hecho deter-
minado que la ley señale como delito y que exista la probabilidad de
que el indiciado lo cometió participó en su comisión.

El auto de vinculación a proceso no concluye la etapa de inves-


tigación sino que ésta se prolonga por el tiempo que determine el
juez de control, ya sea de oficio a solicitud de parte, al resolverse
sobre la vinculación a proceso, en atención a la naturaleza de los
hechos atribuidos y la complejidad de la misma. La duración máxima
de este plazo de investigación es de 2 meses, si se trata de delitos
que tengan señalada una pena privativa de libertad que no exceda
de 2 años; en caso contrario, es de 6 meses.
Una característica novedosa del nuevo proceso penal es que dic-
tado el auto de vinculación a proceso, la investigación continua por
el plazo que haya estipulado el juez de control, es decir, la vincula-
ción a proceso no significa el inicio del juicio oral o de su preparación.
Concluido el plazo para la investigación, el Ministerio Público
deberá cerrar la investigación y podrá conforme a su resultado soli-
citar el sobreseimiento de la causa, pedir la suspensión del proceso
o formular acusación.
En caso de que el Ministerio Público formule acusación, deberá
hacerla por escrito, en el que de forma clara y precise señale:

• La individualización del acusado y de su defensor;


• La individualización de la víctima u ofendido;
• El relato circunstanciado de los hechos atribuidos, sus modalidades
y clasificación legal;
• La forma de intervención que se atribuye al imputado;

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 53
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 54

• La mención de las circunstancias modificatorias de la responsabilidad


penal que, en su caso, concurrieren;
• La expresión de los preceptos legales aplicables;
• El ofrecimiento de los medios de prueba que el Ministerio Público se
propone desahogar en el juicio;
• Las penas y medidas de seguridad que el Ministerio Público solicite,
incluyendo en su caso, el concurso de delitos;
• Los daños que, en su caso, se considere se causaron a la víctima u
ofendido y los medios de prueba que ofrezca para acreditarlos; y
• En su caso, la solicitud de que se aplique el procedimiento abreviado.

Es importante señalar que debe respetarse el principio de con-


gruencia entre el auto de vinculación y la acusación, pues sólo
podrán referirse a hechos y personas incluidos en el aquél, sin per-
juicio de que cambie su clasificación legal.

ETAPA INTERMEDIA O
DE PREPARACIÓN DE JUICIO ORAL

Esta etapa tiene por objeto el ofrecimiento y admisión de pruebas, así


como la depuración de los hechos controvertidos que serán materia
de juicio oral.
Esta fase tiene elementos escritos y de oralidad. Los primeros
se conforman con la acusación, acusación coadyuvante y la contes-
tación a ambas. Los segundos tienen lugar en el desarrollo de la
audiencia intermedia.
Es importante señalar que el acusado, previo a la celebración de la
audiencia intermedia, o en su inicio, se encuentra en aptitud de:

• Señalar los vicios formales del escrito de acusación y, si lo considera


pertinente, solicitar su corrección;

El Sistema de
54 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 55

• Deducir excepciones;
• Exponer los argumentos de defensa que considere necesarios y ofre-
cer los medios de prueba que desea se reciban en la audiencia de juicio
oral;
• Solicitar la suspensión del proceso a prueba; y
• Solicitar el procedimiento abreviado.

En la parte relativa a las excepciones que puede deducir el acusa-


do, se encuentran las siguientes:

• Incompetencia;
• Litispendencia;
• Cosa juzgada;
• Falta de algún requisito de procedibilidad; o
• Extinción de la pretensión punitiva.

En el desarrollo de la audiencia intermedia: se subsanarán los


vicios formales de la acusación; se resolverán las excepciones que
se hayan hecho valer, con el desahogo de las pruebas pertinentes a
ellas; se exhortará a la víctima u ofendido y al acusado a la conciliación
de sus intereses; se acumularán o separarán acusaciones conforme
a las condiciones de cada asunto; se tendrán por formulados los acuer-
dos probatorios; y se emitirá el auto de apertura a juicio oral.
Otro de los actos de importancia para el nuevo proceso penal, lo
constituye el auto de apertura a juicio oral, el cual indica:

• El juzgado o tribunal competente para celebrar la audiencia de juicio;


• Las acusaciones que deberán ser objeto de juicio y las correcciones
formales que se hubieren realizado en ellas;

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 55
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 56

• La pretensión sobre el pago de la reparación del daño;


• Los hechos que se tienen por acreditados; y
• Las pruebas que deberán producirse en el juicio.

En virtud de la naturaleza de esta resolución, tiene el carácter de


irrecurrible.

ETAPA DE JUICIO

El juicio es la etapa de decisión de las cuestiones esenciales del pro-


ceso, en donde se desahogan pruebas, se escuchan alegatos y se
dicta sentencia definitiva;
A fin de garantizar la imparcialidad del juzgador, se establece
que no podrán conocer de esta etapa, los jueces que en el mismo
asunto hayan intervenido en las anteriores.
El conocimiento de la etapa de juicio corresponderá a un tribunal
unitario o colegiado, de acuerdo al delito de que se trate. El tribu-
nal colegiado conocerá de los asuntos de mayor trascendencia social.
La audiencia de juicio por regla general será pública, salvo que
se actualice alguno de los siguientes supuestos: afecten el pudor, la
integridad física o la intimidad de alguna de las partes o de alguna
persona citada para participar; pueda afectarse gravemente el orden
o la seguridad pública; peligre un secreto oficial, particular, comer-
cial o industrial cuya revelación indebida sea punible; y en los demás
casos que la ley señale. En estos casos, la audiencia podrá desarro-
llarse total o parcialmente en privado.
En el desarrollo de la audiencia de juicio se seguirá el principio de
oralidad, por tanto, será oral lo relativo a los alegatos y argumentos

El Sistema de
56 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 57

de las partes así como las declaraciones, la recepción de las pruebas y,


en general, a toda intervención de quienes participen en él. Asimismo,
las resoluciones del juez serán pronunciadas verbalmente.
La audiencia se desarrollará, en esencia, de la siguiente forma:

• El juez señalará las acusaciones que serán objeto de juicio, así como
los acuerdos probatorios que se hubieren acordado.
• Las partes expondrán sus alegatos de apertura, el Ministerio Público
mencionará brevemente la acusación y el defensor la posición del
acusado sobre los cargos.
• Las pruebas se rendirán en el orden que las partes determinen. Sin
embargo, primero se desahogarán las del Ministerio Público y del acu-
sador coadyuvante y, las del acusado al final.
• Las partes expondrán sus alegatos de clausura, en este orden: Minis-
terio Público, acusador coadyuvante y al defensor. Se otorgará el dere-
cho de replica. Se otorga el uso de la palabra al acusado para que
manifieste lo que a su derecho convenga.
• El juez declarará cerrado el debate.
• El juez o tribunal procederá a emitir sentencia, y sólo en casos excep-
cionales, podrá aplazar su pronunciamiento, suspendiendo la audiencia
hasta por tres días. Los jueces del tribunal de juicio oral podrán reti-
rarse a deliberar de manera privada y continúa hasta emitir su reso-
lución, en casos de extrema complejidad.
• El tribunal de juicio oral tomará sus decisiones por unanimidad o
mayoría de votos.
• Sólo se condenará al acusado cuando se acredite plenamente el
hecho delictuoso y su responsabilidad penal. En caso de duda debe
absolverse.
• La sentencia será explicada en la audiencia.

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 57
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 58

RECURSOS O ETAPA DE IMPUGNACIÓN

En el nuevo proceso penal se podrán hacer valer los siguientes recur-


sos: Revocación, apelación y revisión extraordinaria. Algunas resolu-
ciones tienen el carácter de irrecurribles, como el auto de apertura
de juicio oral.
Serán revocables por el órgano jurisdiccional los autos que haya
dictado y contra los cuales no proceda el recurso de apelación, así
como los que se dicten en segunda instancia antes de la sentencia.
La admisibilidad de este recurso está condicionada a que no haya
precedido debate a la emisión del auto que se impugna.
El recurso de apelación tiene por objeto examinar si en la resolu-
ción impugnada se aplicó inexactamente la ley, se violaron los principios
reguladores de la valoración de la prueba o se alteraron los hechos.
La segunda instancia se abrirá a petición de parte, los agravios se
expresarán al interponerse el recurso. Se cuenta con dos plazos para
la interposición de la apelación: cinco días si se trata de autos; y de
diez días, de sentencia.
La sentencia definitiva es apelable, así como las siguientes resolu-
ciones: la que conceda o niegue el sobreseimiento; la de vinculación
a proceso y el de no vinculación a proceso; la que conceda, niegue,
modifique o deje sin efecto una medida cautelar; la que niegue la orden
de aprehensión o comparecencia; la que niegue eficacia al perdón
otorgado por el ofendido; la que suspenda el procedimiento por más
de treinta días; la que conceda, niegue o revoque la suspensión del
procedimiento a prueba; la que niegue la apertura del procedimiento
abreviado; y la que niegue la posibilidad de celebrar acuerdos repa-
ratorios.

El Sistema de
58 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 59

Las novedades que presenta la tramitación del recurso de ape-


lación son las siguientes. Se define el concepto de agravio, como la
expresión clara del perjuicio que la resolución le cause y la exposición
razonada de los motivos de inconformidad o, en su caso, las circuns-
tancias que afecten la validez de la resolución; el recurso es admitido
por la Sala, el juzgado sólo le dará trámite a su interposición; y la
resolución de la apelación será en audiencia.
Por su lado, la revisión extraordinaria de sentencia ejecutoriada
tiene por objeto: declarar la inocencia del sentenciado y anular la sen-
tencia condenatoria; resolver sobre la aplicación de una ley posterior
que le resulte favorable al sentenciado; declarar la extinción de la
potestad de ejecutar la pena, cuando al sentenciado se le otorgue el
perdón, sin más trámite que la solicitud respectiva y la ratificación
del mismo; y declarar la extinción de la potestad de ejecutar la pena.

ETAPA DE EJECUCIÓN DE SENTENCIA

La ejecución de las sanciones impuestas en sentencia será una vez


que ésta haya causado ejecutoria. El juez de Ejecución de Sentencias
dictará las disposiciones necesarias para su ejecución e, incluso,
podrá recomendar la mediación y conciliación como medio para res-
taurar las relaciones humanas y sociales afectadas por el delito.
Al juez ejecutor de sentencias le corresponde vigilar que el tra-
tamiento de reinserción social del sentenciado que aplique el Poder
Ejecutivo, se desarrolle sobre la base del trabajo, la capacitación, la
educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción
del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir y
que se observen los beneficios que para él prevé la ley.

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 59
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 60

En este orden de ideas, dicho juez tiene, entre otras atribuciones,


la de hacer cumplir, sustituir, modificar o declarar extintas las sancio-
nes, así como las condiciones de su cumplimiento.

CARACTERÍSTICAS SOBRESALIENTES
DEL NUEVO CÓDIGO PROCESAL

El nuevo Código de Procedimientos Penales se encuentra desarrollado


en 11 títulos. En los que se regulan las disposiciones generales, los
actos procesales, la acción penal, la justicia restaurativa, los suje-
tos procesales, medidas cautelares, las etapas del procedimiento, los
procedimientos especiales, medios impugnativos o recursos, la
acción privada y la etapa de ejecución de la sentencia.

ÓRGANOS JURISDICCIONALES
EN MATERIA PENAL

El nuevo procedimiento penal requiere de órganos jurisdiccionales


distintos a los que actualmente existen. El Código de Procedimientos
Penales para el Estado de México prevé que la función jurisdiccional la
ejerzan: los Jueces de Control, Jueces o Tribunales de Juicio Oral; Jueces
Ejecutores de Sentencias; y Salas del Tribunal Superior de Justicia.

ACCIÓN PENAL PRIVADA

En el nuevo proceso penal será optativo para la víctima u ofendido


presentar su querella o denuncia ante el Ministerio Público, para
que éste realice sus funciones constitucionales; constituirse como
acusador coadyuvante; o ejercitar la acción penal en forma directa.

El Sistema de
60 Justicia Penal Mexicano
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 61

El Código de Procedimientos Penales para el Estado de México


señala que procede el ejercicio de la acción privada en los siguientes
hechos delictuosos: injurias; difamación; calumnia; culposos previs-
tos en el artículo 62 del Código Penal del Estado de México; lesiones
perseguibles por querella; y robo simple, abuso de confianza, fraude
y daño en los bienes, cuando el monto del daño patrimonial no exceda
de mil días de salario mínimo del área geográfica respectiva.

NUEVO PAPEL
DEL MINISTERIO PÚBLICO

La actividad del Ministerio Público en este nuevo proceso penal se


guía, entre otros, por los principios de objetividad y deber de lealtad.
Por tanto, la investigación para preparar la acción penal debe ser
objetiva y referirse tanto a los datos de cargo como de descargo, pro-
curando recoger con prontitud los elementos probatorios y actuando
en todo momento conforme a un criterio objetivo, con el fin de deter-
minar, incluso, el sobreseimiento.
Igualmente, en la audiencia de vinculación a proceso, la audien-
cia intermedia o en la audiencia de juicio, puede concluir solicitando
el sobreseimiento, la absolución o una condena más leve que aquélla
que sugiere la acusación, cuando en esas audiencias surjan elemen-
tos que conduzcan a esa conclusión.
En la etapa de investigación, el Ministerio Público a requerimiento
del imputado o su defensor, tomará las medidas necesarias para
verificar la inexistencia de un hecho punible o la existencia de circuns-
tancias que excluyan el delito o la responsabilidad.
La lealtad comprende el deber de información veraz sobre la
investigación realizada y los conocimientos alcanzados, y al deber de no

El Nuevo Sistema de
Justicia Penal en el Estado de México 61
04_BaruchDelgado:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:26 p.m. PÆgina 62

ocultar a los intervinientes elemento alguno que, a su juicio, pudiera


resultar favorable para la posición que ellos asumen, sobre todo
cuando ha resuelto no incorporar alguno de esos elementos al proceso.
El Ministerio Público debe obrar durante todo el proceso con
absoluta lealtad para con el ofendido, aunque no asuma el papel de
acusador, con el imputado y su defensor y para los demás intervinien-
tes en el proceso.

CONCLUSIÓN
La implementación de un nuevo sistema de justicia penal es una
acción de gran importancia tanto en el aspecto jurídico como social
del Estado de México, en el que se encuentran involucrados tanto
autoridades como particulares.
La capacitación y preparación de las personas que operarán el
nuevo sistema de justicia penal, es un requisito esencial para obtener
mejores resultados.
El sistema procesal penal acusatorio al fundarse, entre otros, en
la presunción de inocencia, genera mayores garantías para aquellos
que se vean involucrados en un procedimiento penal, como indiciados,
imputados o acusados; así como una participación más directa de
la víctima u ofendido.

El Sistema de
62 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:28 p.m. PÆgina 63

EL JUICIO ORAL PENAL


EN NUEVO LEÓN

Licenciada María del Rosario Garza Alejandro


Juez Primero de Juicio Oral Penal del
Estado de Nuevo León
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 65

INTRODUCCIÓN
A MANERA DE INTRODUCCIÓN debe resaltarse la importancia y relevancia que
representa el difundir el contenido y alcance de esta reforma a toda
la sociedad, pues finalmente es a ella a quien va dirigida; Pero sobre
todo es de mayor relevancia la necesaria capacitación a sus opera-
dores en este tema, debemos enfocarnos a mostrar atinadamente
lo que significa para los operadores del sistema penal en la adminis-
tración de justicia, un juicio oral. Por ello es menester resaltar la
importante misión que tanto el juzgador como todos los actores par-
ticipantes del proceso tienen en el desarrollo de este y por ende la
imperiosa capacitación que deben tener previamente a la implemen-
tación del sistema acusatorio.

65
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 66

EL JUICIO ORAL PENAL


EN NUEVO LEÓN

En Nuevo León, las reformas iniciaron a partir del 2004 con la adecua-
ción, entre otros ordenamientos legales, de la Constitución Política
y la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado, y posteriormente los
Códigos Penal y de Procedimientos Penales que en noviembre 25 de
ese año concluyeron con la entrada en vigor de la implementación del
juicio oral penal de corte acusatorio, que se regiría por los principios
de oralidad, publicidad, inmediación, contradicción, concentración y
continuidad, que son los mismos que en todo sistema de esta natu-
raleza contemplan los países democráticos-garantistas.
Esta reforma que de manera gradual se ha venido implemen-
tando en el Estado, es la mas importante en los últimos años en la
historia jurídica y social de la entidad y por qué no decirlo, del país
en general, pues fue el primer estado que implementó este sistema
de justicia oral de corte acusatorio,1 cuyo modelo no sólo lo han
seguido otras entidades federativas que recién han empezado con
este sistema y otras muchas más están ya en el proceso de legislar
al respecto, sino que además, como hoy lo podemos constatar, ya
contamos con la reforma de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, que implica la implementación a nivel nacional,
de un sistema garantista, en el que se respeten los derechos tanto de
la víctima y ofendido, como del imputado, partiendo de la presunción
de inocencia para este último, regido por los principios ya señalados

1
Código de Procedimientos Penales del Estado de Nuevo León, Lazcano Garza editores, edición
2008, artículo 553.

El Sistema de
66 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 67

que distinguen el juicio oral, con las características de acusatoriedad


y oralidad.2 Entendiéndose por garantista todo sistema penal que
procura minimizar la violencia y maximizar la libertad, y en el plano
jurídico como un sistema de vínculos impuestos a la potestad puni-
tiva del estado en garantía de los derechos de los ciudadanos.3
Esta Iniciativa inició con una serie de consultas ciudadanas para
recabar la opinión pública de juzgadores, académicos y público en
general respecto a la urgente necesidad de legislar sobre el tema del
actual sistema de justicia nacional, y en cuya reforma destaca la ora-
lidad y el debido proceso penal; con ello se cumplió el primer paso
que todo proceso de reforma debe tener, según los estándares que
se tienen en América Latina en la realización de reformas de esta
envergadura, consultas, que también significaron el primer paso que
se realizó en Nuevo León. Pues, atendiendo la opinión del Dr. Sergio
García Ramírez,4 “Este método, que tiene virtudes desde el ángulo de
la democracia y que sustenta y fortalece —social y científicamente— las
propuestas resultantes, puede producir los mejores resultados.”5
La implementación del juicio oral en Nuevo León, fue para toda
la entidad, aunque de manera conservadora, pues inicialmente sólo
se conocían en este procedimiento de los delitos culposos no graves,
posteriormente se amplió su competencia a los culposos graves y así

2
Diaro Oficial de la Federación del pasado 18 de junio del 2008.
3
FERRAJOLI, LUIGI, Derecho y Razón, Teoría del Garantismo Penal, editorial Trotta, 2006, octava edición,
páginas 851 y 852.
4
Investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de
México. Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias Penales del Instituto Mexicano de Derecho
Procesal y del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal.
5
GARCÍA R AMÍREZ, SERGIO, Boletín Mexicano de Derecho Comparado, 2004, volúmen 37, número
111 (citado 2008-04-21), páginas 1085 a 1150, comentario a la iniciativa de reforma constitucional
en materia penal del 29 de marzo del 2006 .

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 67
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 68

en forma sucesiva y gradual6 se ha venido ampliando el catálogo de


los delitos que se conocen en este procedimiento de juicio oral hasta
llegar al día de hoy a 54 delitos, y otros 38 más ya fueron aprobados
mediante reforma que entrará en vigor a partir del próximo 1o. de
julio del año en curso.
Esta gradualidad ha demostrado a poco más de cuatro años, ser
la mejor opción y fórmula en el proceso de cambio, en este transitar
de un modelo de justicia mixto con rezagos del inquisitorio a uno
acusatorio-adversarial.
Muchos de nosotros hemos vivido lo difícil que resulta romper
paradigmas tan fuertes como son el de nuestra tradición, educación
y cultura en donde categóricamente se engloba del campo de la juris-
dicción; máxime si se trata de cambiar el criterio de operadores de
antigüedad en este ramo; como es en mi caso, sin embargo, esta
forma de iniciar conociendo en juicio oral de los delitos de menor
trascendencia hacia los de mayor relevancia jurídica y su consiguiente
impacto social, ha permitido cumplir con la indispensable capacita-
ción teórica y práctica, dotada a los jueces, agentes del Ministerio
Público y defensores, además de la adquirida por estos a través de
las vivencias directas en el desahogo de los juicios que se han venido
conociendo, lo cual ha permitido transitar hacia el sistema acusatorio
de una forma ideal, sin los temores de estos operadores que impli-
caba su participación y responsabilidad en el resultado, pues como
ya hemos dicho, al inicio de la reforma sólo se conocía de casos culpo-
sos no graves, hasta llegar a tener el discernimiento requerido para

6
”Exposición de motivos del Decreto 118”, publicado en el Periódico Oficial del Estado de Nuevo
León, (28 de julio del 2004).

El Sistema de
68 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 69

avanzar con otros delitos de mayor relevancia; es así como se ha veni-


do avanzando en la ampliación del catálogo de los delitos sometidos
al juicio oral, sin retrocesos y con la firmeza y calidad que siempre
ha distinguido a esta entidad federativa.
Cabe resaltar que este planeado transitar hacia el tratamiento
total de los delitos en este sistema, ha logrado no sólo proporcionar
confianza a sus operadores, sino ha traído consigo la posibilidad de
ir adecuando la reforma inicial de nuestra legislación a las caracte-
rísticas y necesidades propias de la entidad, depurando las primeras
ideas que a la hora de su aplicación resultaron inexactas o impropias en
el contexto de las particularidades legales del Estado, a fin de hacer-
las más acorde a los principios del sistema acusatorio, tomando
como marco de referencia el derecho comparado internacional en
este tema. Así, desde noviembre del 2004 que entró en vigor el juicio
oral, se han reformado los capítulos relativos al mismo cuatro oca-
siones más, en los meses de diciembre del 2004, abril del 2006,
junio del 2007 y enero del 2009.
Pero no sólo la indispensable capacitación se ha logrado a través
de este avance gradual de implementación del sistema, además, con
ello se pudo cumplir con un amplio programa de difusión, el cual se
realizó mediante folletos, prensa, televisión, encuentros con colegios
de abogados, organizaciones sociales y universidades, para dar a
conocer este nuevo procedimiento y sensibilizar de ello a la sociedad,
quien juega el papel más importante de la reforma, a ella va dirigida
su implementación, y es esta sociedad quien exige transparencia,
prontitud e imparcialidad en la administración de justicia.
Exigencias éstas que se cumplen cabalmente con esta nueva
forma de resolver, pues el juicio oral penal es público y permite el

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 69
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 70

acceso de los medios de comunicación y la sociedad en general para


dar a conocer las formalidades y garantías de un debido proceso; lo
que conlleva a revertir la desconfianza de la sociedad hacia las insti-
tuciones encargadas de la administración de justicia; en la medida
en que la sociedad perciba que las sanciones son aplicadas dentro
de un entorno justo, después de habérsele brindado a la persona
inculpada una verdadera oportunidad de defenderse, además de
hacer partícipe en este proceso a la víctima, quien puede asistir a
todos los actos del proceso y por supuesto, seguir de cerca su exigen-
cia en la reparación del daño, cuando así proceda; confiará sin duda
mucho más en estas instituciones y les brindará legitimidad, sin la cual
el sistema de justicia penal difícilmente puede resultar eficiente y
cumplir sus fines.
Cabe resaltar que los juicios orales facilitan cumplir con la finali-
dad de la transparencia, esta obliga a que la información más rele-
vante que generan las diversas autoridades públicas se ponga
disponible para todos, sin la limitante de que sólo se le otorga infor-
mación a parte interesada, sino que todos puedan acceder a ella por
el sólo hecho de ser información que se origina en el ejercicio de una
potestad pública. La transparencia es un deber de los funcionarios
públicos de realizar sus actuaciones de manera pública como un
mecanismo de control del poder y de legitimidad democrática de las
instituciones públicas, y es también a su vez, una garantía de los
gobernados. La transparencia es, en palabras de Bobbio “El gobierno
del poder público en público.”7
Esta nueva forma de impartir justicia, a través del juicio oral
penal público, conlleva a exponer a todos los actores, al escrutinio

7
BOBBIO, El Futuro de la Democracia, FCE, Buenos Aires, página 9.

El Sistema de
70 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 71

público, lo cual sin duda garantiza, la preparación y cuidado en su


actuación de los operadores del sistema, quienes tienen como moti-
vación fundamental para su especialización, el saberse expuestos a
la opinión pública, que muchas veces es un incentivo más fuerte y
poderoso que un mejor ingreso o un ascenso laboral. Es su prestigio
el que está en juego. Lo que no sucede en un sistema de justicia crimi-
nal de corte inquisitivo, en donde hay pocas razones para tomarse en
serio la preparación tanto de jueces como abogados, pues, el sistema
inquisitivo es por demás tolerante con la ineptitud, la ignorancia y la
falta de habilidad de abogados y jueces, quienes se valen del refugio
de su despacho y escasamente deben rendir cuenta por sus decisiones.
Aprender a trabajar en sistemas adversariales no es sencillo,
consiste, principalmente en reconocer los intereses jurídicos de las
partes y, en este sentido, humanizarlo. Por ello, una reforma tan radical
como ha sido en lo jurídico el cambio de un sistema inquisitivo por
uno adversarial, demanda también reformas en la misma medida
radicales en ámbitos como la capacitación y la gestión judicial.
Nuevo León ha cumplido cabalmente con una capacitación teóri-
ca y sobre todo práctica, mediante entrenamientos que consistían en
realizar simulaciones de juicios; práctica ésta que representa el ele-
mento mas importante en toda reforma judicial, “ésta une y da senti-
do a los principios con la praxis, es la que dota realmente de sentido
a la reforma, pues permite cerrar el círculo en la mente y las acciones
de los operadores.”8
La capacitación teórica y práctica fue impartida a los operadores de
este sistema, como son jueces, agentes del Ministerio Público y

8
BAYTELMAN, ANDRÉS y DUCE, MAURICIO, Litigación Penal, presentación de Juan Enrique Vargas,
Director Ejecutivo, Centro de Estudios de Justicia de las Américas, Santiago de Chile, septiembre
2004, página 8.

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 71
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 72

defensores, por expertos mexicanos y con el apoyo de especialistas


provenientes de Colombia, Chile, Costa Rica y Estados Unidos, la que
inició inmediatamente después de aprobada la reforma legal, pero
antes de la entrada en vigor de ésta, y ha consistido en la imparti-
ción de múltiples cursos como Reformas en Materia Penal y Proceso
Penal, La Perspectiva del Juez en la Transición del Sistema Tradicio-
nal Inquisitivo al Acusatorio Oral, La Función del Juez en el Sistema
Acusatorio Oral, Litigación en Juicios Orales Penales, El Juicio Oral
Penal, Destrezas de Litigación en Juicio Oral y Nuevo Proceso Penal, y
Principios y Prácticas Especializadas, entre otros. Capacitación que
no ha cesado, pues sigue proporcionándose a los operadores de esta
reforma judicial.
Las universidades, colegios de abogados y demás instituciones
han hecho lo propio, pues se han encargado de organizar y ofrecer
a sus integrantes y público en general diversos cursos, diplomados,
seminarios y conferencias sobre el tema.
En este rubro de la capacitación es relevante señalar que una
segunda finalidad de la misma era la redefinición de los roles de
cada uno de estos operadores del sistema, es decir, la estricta sepa-
ración de esos roles, lo que significa en un juicio, hacerse cargo de su
función específica y de los distintos intereses, poderes y actividades
que concurren en cada uno de ellos.
Iniciaremos con la actividad o función del juez, de la cual destaca en
primer término, la imparcialidad, concepto que debemos entender
en el sentido más preciso con la siguiente premisa: “Los jueces sólo
pueden actuar a petición de parte”, en un sistema acusatorio la
imparcialidad de los jueces está definida ubicando a éste como un
tercero ajeno al conflicto que solo acude a su solución cuando es con-

El Sistema de
72 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 73

vocado por las partes involucradas en el mismo, lo que significa que


se le impide cualquier iniciativa en el conocimiento del asunto y se
le otorgan mayormente poderes negativos, esto es de control, no
acción, excluye, rechaza e invalida. Se le da el carácter de soluciona-
dor neutral de conflictos, agregando el deber de proteger los derechos
fundamentales que es connatural al ejercicio de la función jurisdic-
cional.
Otro principio que caracteriza el rol del juez, es el de la objetividad,
es decir, el juez sólo puede establecer la verdad y la justicia con obje-
tividad, esto es, impone a los jueces la prohibición permanente de
decretar diligencias de oficio, entre las que se incluyen obviamente
las que se ordenan para mejor proveer, pues, la verdad y la justicia
sólo es objetiva cuando el juez no asuma ninguna pretensión, ni se
involucre en el conflicto, y se mantenga ajeno a él, para realizar su
tarea que no es otra que solucionarlo.
Por su parte, la función del Ministerio Público es adelantar una
investigación objetiva, es decir, sujeta a la ubicación, identificación,
análisis y procesamiento de los medios de prueba a través de méto-
dos objetivos, sean técnicos o científicos; aplicando los procedimientos
que aseguren la autenticidad del objeto. Su perfil debe ser el de un
especialista tanto en la investigación de campo, para establecer los
hechos y ubicar y recolectar los medios de prueba, como en la inves-
tigación técnica y científica. Debe tener como finalidad intervenir en
procura del debido proceso, del respeto a los derechos y garantías,
y en defensa de los intereses de la sociedad.
Por otra parte, el perfil del defensor es el de un sujeto que en cada
paso debe estratégicamente definir qué es lo que mejor conviene a los
intereses de su cliente y prepararse para actuar en consecuencia.

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 73
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 74

Garante de los derechos fundamentales de su cliente y buscar la


mejor opción o estrategia de defensa.
Y todos ellos además deben contar con la capacidad para deba-
tir, argumentar, refutar y dialogar. Trabajar por lograr que la contien-
da judicial sea leal, transparente, efectiva y vigorosa, pero a la vez
respetuosa de los derechos de todos los que en ella intervienen.
Ahora bien, en cuanto a las particularidades que tiene este siste-
ma en Nuevo León, debo decir que el procedimiento oral se tramita
ante dos jueces, el juez de preparación que conoce de la causa desde
la ratificación de la legal detención en caso de tratarse de reo pre-
sente, resuelve la situación jurídica de éste y la admisión o desecha-
miento de las pruebas ofertadas, luego de lo cual se inhibe del
conocimiento de la causa y la remite al juez de juicio oral. Es decir,
viene a ser un filtro y a la vez una forma de preparación del juicio princi-
pal que se sigue ante el juez de juicio oral. A diferencia de otros países
y de los estados de Chihuahua y Oaxaca, este juez no tiene aún facul-
tades de control como las tiene el juez de garantía sobre la actividad
del órgano investigador.
En este apartado hay que decir que el juez de preparación lleva a
cabo su quehacer judicial exactamente igual al del juez de juicio, es
decir, con las mismas exigencias, en audiencias públicas, en forma
oral y con la inmediación obligada del juez en ellas. Este juez conser-
va el expediente original que se llegó a formar con la averiguación
previa que sigue siendo en forma escrita y lo desahogado en esa pri-
mera parte de preparación, pues al juez de juicio oral solamente le
remite el auto de apertura en el que se hace constar el tipo de proce-
so, la individualización del inculpado, las circunstancias de tiempo,
modo y lugar del hecho materia del auto de formal prisión o sujeción

El Sistema de
74 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 75

a proceso y las pruebas admitidas, esto en forma enunciativa, las per-


sonas que deben ser citadas para el desahogo de esas pruebas, y
en su caso, el monto de los gastos erogados para cuantificar la repa-
ración del daño para el caso de que al juez de juicio oral se le solicite
la libertad caucional del inculpado.
Por su parte, el juez de juicio oral, tiene como función principal
desahogar en audiencia pública las pruebas admitidas, escuchar a
las partes desde su alegato inicial hasta sus conclusiones y dictar la
sentencia definitiva apoyada únicamente en las pruebas desahogadas
y controvertidas ante él. La razón de esta separación de funciones
está por demás justificada, ello asegura una plena imparcialidad de
las actuaciones y decisiones del juez de preparación y las del juez
de juicio, pues éste último cuando tiene la causa en su competencia,
no tiene un criterio preestablecido sobre lo actuado en aquella prime-
ra etapa, principalmente en el criterio que se siguió al decidir la situación
jurídica del inculpado. Lo que significa que no conoce nada sobre los
antecedentes del caso, solo el tipo del delito, las circunstancia de
tiempo, modo y lugar de los hechos materia de la causa, pero no el
contenido de los elementos de prueba que fueron tomados en cuenta
por el juez de preparación para resolver dicha situación jurídica, ni
siquiera las razones que tuvo para admitir o desechar las pruebas
ofertadas por las partes.
Es decir, no tiene que continuar sobre la misma línea que el juez
de preparación tuvo al resolver la situación jurídica, y al no tener
injerencia en la decisión de la admisión o desechamiento de las
pruebas que ofrecieron las partes, se garantiza una sentencia pronun-
ciada por un juez imparcial.
No podemos pasar por alto en este renglón, la circunstancia de que
a diferencia de las tendencias que prevalecen en el sistema acusa-

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 75
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 76

torio en el que, el tribunal que resuelve en definitiva es colegiado, en


Nuevo León sigue prevaleciendo el juez unitario. Pero ello tiene la
misma razón que se señaló al explicar la manera conservadora de
implementar este sistema al inicio de la reforma, pues se debía tran-
sitar al mismo con cautela, con operadores capacitados y convencidos
de la generosidad del sistema, y dicho sea de paso, no éramos ni
muchos, ni tan convencidos de tales ventajas. Pero, en realidad, no
es tan criticable esta circunstancia, pues en otros países también
se contempla la figura del juez de juicio único, como es el caso de
Colombia.9
El procedimiento penal en este estado, se define como prepon-
derantemente oral, pues requiere fundamentalmente que el modo de
expresión que se use en él sea la palabra hablada, pero no reniega en
forma absoluta de la escritura, aunque en ella encuentre solamente
un complemento del que se sirve para instrumentar ciertos actos que
cumple el órgano jurisdiccional o que se realizan ante él, pues las reso-
luciones que implican molestia como lo son la orden de aprehensión,
la situación jurídica, el sobreseimiento en su caso, y la sentencia
definitiva, deben constar por escrito, con la obligación de darlas a
conocer oralmente en audiencia pública.
Esta novedosa forma del procedimiento penal envuelve además
una serie de formalidades y solemnidades que realzan no sólo la
imagen del juez que preside, sino la de los agentes del Ministerio
Público y los defensores, pues todos demuestran sus conocimientos

9
Código de Procedimiento Penal Colombiano y Actualizado, producto del seguimiento de líneas juris-
prudenciales de Tribunales y Altas Cortes. Dirección Nacional de Defensoría Pública. Programa de
Fortalecimiento y Acceso a la Justicia de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Inter-
nacional USAID. Artículos 40, 43 y 366.

El Sistema de
76 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 77

y capacidad en el tema y asumen su papel con la responsabilidad


que implica el hecho de que serán vistos y quedarán sus actuacio-
nes video-grabadas, aparte de estar sujetos no sólo al escrutinio de
todo el público que asista a estas audiencias, sino principalmente al
de los medios de comunicación.
Además incluye mecanismos apropiados para cumplir cabalmente
con un sistema acusatorio en el que se privilegia la igualdad de opor-
tunidad a las partes en su actuación ante el juez, y consiste principal-
mente en que el juez de juicio no puede intervenir en el interrogatorio
que se realiza a testigos, peritos, víctima u ofendido, solo podrá
hacerlo cuando se trate del acusado, y obviamente este podrá aco-
gerse al beneficio de no declarar y abstenerse de contestar a las
preguntas que el juez le formule, con lo que se cumple con el principio
de objetividad que debe prevalecer en el juzgador.
Uno de estos mecanismos son los acuerdos probatorios, mediante
los cuales las partes podrán acordar que se den por acreditados
ciertos hechos que no podrán ser discutidos ante el Juez de juicio oral,
es decir, cuando ambas partes de un proceso aceptan como válido el
contenido de alguna prueba desahogada en la averiguación o ante
el juez de preparación, no tiene que controvertirse ese contenido en
juicio, basta darlo a conocer al juez para que sea tomado en cuenta
por él como prueba plena. Ello privilegia la economía procesal.
Uno más de estos elementos lo constituye la prueba anticipada
cuyo desahogo se hará a solicitud del Ministerio Público o del defen-
sor del inculpado, cuando el testigo o perito manifestare la imposi-
bilidad de concurrir a la audiencia del juicio oral por tener que
ausentarse a distancia o por motivo que a juicio del juez le imposibi-
lite asistir a dicha audiencia; vivir en el extranjero o exista motivo que

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 77
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 78

hiciere temer su muerte, su incapacidad física o mental que le impi-


diese declarar; o alguna otra situación extraordinaria a juicio del juez;
y su desahogo puede plantearse desde la presentación de la denuncia
o querella hasta antes de la celebración de la audiencia del juicio oral.
Aquí es importante destacar que si la prueba anticipada se desaho-
ga antes de resolverse la situación jurídica del inculpado, no podrá
tomarse en cuenta si es en perjuicio de éste; su desahogo se lleva-
rá a cabo con las mismas formalidades de cualesquier prueba en
juicio, y será exhibida en éste, sólo si continúa la imposibilidad del
testigo o perito que la emitió.
Otra distinción más son las reglas de la actividad probatoria, y
consisten en que cada parte determinará el orden en que rendirá sus
pruebas. Es decir, el juez no decide sobre el orden del desahogo de
estas, sólo se establece que se recibirán primero las ofrecidas para
acreditar los hechos y peticiones del Ministerio Público y luego las
pruebas ofrecidas por el acusado y su defensor. Esto permite que el
oferente de la prueba decida el orden de su desahogo atendiendo
el grado de relevancia de cada una de ellas o de su estrategia para
plantear el caso ante el juez.
No se dará lectura a las declaraciones de testigos hechas con
anterioridad ya que deberán manifestarse oralmente en la audiencia;
a diferencia del procedimiento tradicional en el que generalmente los
testigos y peritos sólo van a ratificar lo expuesto por ellos en la averi-
guación previa o ante el juez de preparación, en el juicio oral la decla-
ración de los testigos y peritos se sujetará al interrogatorio de las
partes, serán realizados en primer lugar por la parte oferente y luego
la contraparte podrá contra-interrogar.
En esta actividad, sólo por objeción fundada de parte, manifes-
tada oralmente, el juez podrá desechar las preguntas impertinentes

El Sistema de
78 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 79

o inconducentes, las no claras o que ofusquen la razón, las que


encierran diferentes significados, capciosas o sugestivas siempre
que sean planteadas por el oferente de la prueba y no haya sido
autorizado por el juez a utilizarlas, las que contienen más de un
hecho y las ya contestadas; y antes de resolver sobre la objeción
planteada, el juez escuchará a la parte que formula la pregunta y
determinará en ese momento si es fundada o infundada; la omisión
se entenderá como renuncia al derecho de objetar la formulación de
una pregunta.
Las declaraciones del acusado o un testigo, rendidas ante el
órgano investigador o ante el juez de preparación, sólo se usarán en
el juicio oral, para auxiliar la memoria, superar o demostrar contra-
dicciones evidenciadas en el desarrollo de la audiencia, y con el mismo
objetivo se podrá leer durante la declaración de un perito, parte del
informe que él hubiere elaborado.
Otra característica más de este procedimiento, es la prueba nueva;
y consiste en que cuando las partes, Ministerio Público o la defensa
ofrezcan una testimonial o pericial no desahogada en la averiguación
previa o ante el juez de preparación, deberá en su escrito de hechos
y ofrecimiento de pruebas señalar lo que pretende acreditar con esa
prueba o en el caso de un testigo, los hechos sobre los que versará su
declaración en el juicio oral, indicará su nombre, apellidos, profesión,
arte u oficio y domicilio o residencia. Esto es así porque ahora se exige
dar a conocer todos los elementos de prueba de los que se valdrán
las partes en el juicio, ponerlas sobre la mesa sin sorpresas para
nadie, y así cumplir con el principio de contradicción, es decir poder
controvertirlas en juicio.
Finalmente, otra distinción de gran relevancia es la libre valora-
ción de la prueba para el dictado de la sentencia definitiva en el juicio

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 79
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 80

oral penal, en la que las pruebas serán valoradas libremente por el


juez según la sana crítica, sin contradecir reglas de la lógica, los
conocimientos científicos y las máximas de la experiencia, porque
sólo así es posible garantizar que el análisis probatorio sea objetivo,
verificable y controlable.
Implica un regreso a las libertades en la valoración de la prueba,
trasladando ese aspecto del legislador al juez, quien en cada caso
concreto analiza los elementos de prueba y le asigna un determinado
valor para sustentar sus conclusiones.
Conforme a este sistema, el juez debe justificar por escrito adecua-
damente sus conclusiones, y es preciso se respete cuando menos
ciertos principios vinculados a una verdadera administración de jus-
ticia y que pueden sintetizarse en el derecho a la congruencia de la
sentencia, que es la correlación entre acusación, prueba y sentencia,
en virtud de que esta tiene que fundamentarse en los hechos discu-
tidos y pruebas recibidas en el proceso.
En otro apartado, debe destacarse que la reforma integral del
sistema de administración de justicia penal en el Estado de Nuevo
León, no solo comprende la implementación del juicio oral penal,
además, incluyó sustancialmente las salidas alternas a la sentencia,
tales como la suspensión del procedimiento de preparación de la
acción penal, el procedimiento abreviado, la suspensión del proce-
dimiento a prueba del procesado y los medios alternos que permiten
la solución pacífica de los conflictos.
En forma resumida podemos decir que estos mecanismos consti-
tuyen la piedra angular para mantener el procedimiento oral por
audiencias con la presencia indiscutible del juzgador, y la pronta
solución de los conflictos; y es la fórmula que permite que sólo deter-

El Sistema de
80 Justicia Penal Mexicano
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 81

minados casos lleguen a juicio oral, que realmente son un mínimo


porcentaje en relación a los que recibe el órgano Investigador.
Estas diversas formas de solucionar los conflictos legales antes y
durante el proceso, son medidas sumamente recomendables, pues
significan no estigmatizar a inculpados primarios de delitos menores, que
de ser procesados finalmente obtendrían algún beneficio sustituible
o convertible a su sentencia, pero principalmente, estos mecanismos
conllevan a una pronta acción reparadora a la víctima del delito,
pues este es un requisito indispensable para poder acceder a este
tipo de beneficios. Propician la solución anticipada de los delitos
materia de juicio penal, una readaptación social efectiva, anticipada
y aceptada plenamente por el responsable del delito, y lo más impor-
tante, el empleo eficiente de los recursos humanos y materiales para
investigar delitos de alto impacto.
Estos mecanismos han permitido superar en gran medida el
reclamo social de administrar justicia en forma rápida y expedita.
Por otra parte, es preciso mencionar que a fin de continuar avan-
zando este sistema de oralidad y debido proceso, es recomendable:

• Involucrar a la sociedad en general, académicos, ministerios públicos,


defensores y juzgadores para difundir las bondades de este sistema de
justicia, y aplicar en su integridad las reglas que ahora se privilegian
en este procedimiento acusatorio adversarial,
• Cuidar que se cumpla con una debida oralidad y no una actuación
teatral de las partes, realizando lecturas integras de las pruebas o
argumentos iniciales y de conclusión ante el juez, y;
• Continuar con la permanente capacitación a juzgadores, defensores
y ministerios públicos para otorgarles las destrezas y habilidades
necesarias para que apliquen el nuevo sistema, como son los talle-

El Juicio Oral Penal


en Nuevo León 81
05_MaRosarioGarza:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:29 p.m. PÆgina 82

res de ejercicios práctico y de discusión, y la simulación de juicios. La


constancia y solidez en este esfuerzo es también determinante para
el éxito de la reforma.

Finalmente, podemos concluir que la implementación del Juicio


Oral en Nuevo León, ha sido un acierto y ha arrojado buenos resul-
tados, por ello debemos seguir luchando en un afán de cumplir cabal-
mente las reglas que lo rigen.
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 83

EL NUEVO PROCESO PENAL EN OAXACA


Magistrado Gerardo A. Carmona Castillo
Profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de
la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca
Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del
Estado de Oaxaca
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 85

“El Proceso Penal de una nación es el termómetro de


los elementos democráticos o autocráticos de su Constitución”
James Goldschmidt

L AS RAZONES DE LA REFORMA
PROCESAL PENAL EN OAXACA

QUE EL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL MEXICANO está en crisis, pese a los esfuer-
zos legislativos que en las últimas décadas se han hecho, es un afir-
mación que seguramente pocos se atreverían a cuestionar. Crisis que
se debe, entre otros factores, por el casi nulo respeto y la escasa con-
gruencia existente entre los postulados constitucionales —y ahora en
los tratados internacionales de derechos humanos suscritos por
México— y la legislación ordinaria, cuya manifestación más evidente se
hace patente, precisamente, en el sistema de enjuiciamiento penal
adoptado y desarrollado por los Códigos de procedimientos penales
actualmente vigentes en el país.
Esta situación, que también es propia del estado de Oaxaca,
requería urgentemente de una transformación del sistema procesal
penal aplicable en la entidad, en la que, por una parte, se retomara
y concretara, como se dice en la exposición de motivos del nuevo

85
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 86

Código Procesal Penal, la revolución procesal anunciada por don


Venustiano Carranza en 1916, y por otra, se adecuara dicho sistema a
los principios consagrados en la Constitución Federal y en los tratados
internacionales de derechos humanos que inciden en el proceso
penal.
Estas razones, a las que cabría agregar la cada vez mayor des-
confianza ciudadana en las instituciones de la procuración e impar-
tición de justicia,1 motivaron que en el 2003 el Pleno del Tribunal
Superior de Justicia del Estado de Oaxaca decidiera formar una comi-
sión2 de magistrados y jueces con el fin de que se avocara al estudio
y revisión de la normativa penal local y propusiera la solución o solu-
ciones más viables para contrarrestar o subsanar los graves problemas
que hoy día enfrenta la justicia penal estatal.
Como en otra ocasión ya lo pusimos de manifiesto,3 en junio del
2005 la comisión nombrada no sólo propuso la introducción de la
oralidad en los juicios penales, como la mejor vía para dar transpa-
rencia a esta clase de juicios y para recuperar la confianza ciudadana
en las instituciones de la procuración e impartición de la justicia en

1
Así lo confirma el reciente diagnóstico realizado sobre el particular por el doctor VASCONCELOS
MÉNDEZ, RUBÉN, Reporte Oaxaca. Estudios sobre reformas penales comparadas, CIDAC, México, 2007.
2
Esta comisión estuvo integrada por los magistrados Crescencio M. Martínez Geminiano (coordina-
dor), Gerardo A. Carmona Castillo y Arturo L. León de la Vega, y los jueces René Hernández
Reyes, Violeta M. Sarmiento Sanginés y Ana Mireya Santos López, así como por el licenciado José
Doménico Lozano Woolrich, jefe del departamento de Boletín Judicial del Tribunal Superior de Jus-
ticia del Estado, y se contó, además, con la asesoría, primero de la doctora Mary Beloff, profesora
de la Universidad de Buenos Aires, y después del doctor Daniel González Álvarez, coordinador técni-
co de PRODERECHO, y del maestro Carlos Ríos Espinosa, consultor de PRODERECHO (Gaceta Informativa
del H. Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, número 2, junio de 2005).
3
CARMONA CASTILLO, GERARDO A., “La presunción de inocencia en el nuevo Código Procesal Penal
para el estado de Oaxaca”, en Jus Semper Loquitur, Revista del Tribunal Superior de Justicia del
Estado de Oaxaca, número 50, abril-junio del 2006, Vid, página 12 y siguientes.

El Sistema de
86 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 87

la entidad, sino también elaboró, contando con el apoyo de USAID


(Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) y
PRODERECHO (Programa de Apoyo para el Estado de Derecho en México),

un anteproyecto de Código Procesal Penal que adopta el sistema


acusatorio adversarial y respeta la normativa constitucional y los tra-
tados internacionales de derechos humanos suscritos por México,
principalmente el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
de 1966 y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, mejor
conocida como Pacto de San José.
Dicho anteproyecto, que por cierto sirvió de modelo al Código de
Procedimientos Penales de Chihuahua y al recién aprobado Código Pro-
cesal Penal de Zacatecas, lo sigue siendo de otras entidades federa-
tivas que tienen interés en reformar sus sistemas procesales
penales, en la segunda mitad del 2005 y en los primeros meses del
2006, fue sometido a una minuciosa revisión por una comisión
interinstitucional integrada por aquellos que lo habían elaborado,
por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado y por
asesores del Ejecutivo Estatal, quienes finalmente, con algunas
modificaciones, decidieron someterlo a la consideración del gober-
nador del Estado, el que, a su vez, para cumplir con los compromisos
asumidos en su Plan Estatal de Desarrollo Sustentable,4 con fecha
27 de julio del 2006 lo envió, como iniciativa, a la Legislatura Local.
El nuevo Código Procesal Penal para el estado de Oaxaca, que
fue aprobado por el Congreso Local en su sesión celebrada con fecha

4
En el rubro dedicado a la administración de justicia del Plan Estatal de Desarrollo Sustentable 2004-
2010, se establece expresamente como uno de los proyectos prioritarios la “Revisión integral de la
legislación civil y penal para la simplificación de los procesos jurisdiccionales, reducir tiempos y costos
para los justiciables e introducir la oralidad como un sistema que permita hacer más sencillo el acceso
a la justicia”.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 87


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 88

seis de septiembre del año 2006, consta de 478 artículos y ocho


transitorios, divididos en doce títulos.
El título primero se refiere, como disposiciones generales, a los
principios, derechos y garantías que informan el proceso penal que
se propone, en tanto que el título segundo se dedica a los actos pro-
cesales, incluyendo los casos en que procede la nulidad de éstos. Las
acciones (penal y para obtener la reparación del daño) es el conte-
nido del título tercero, como la jurisdicción penal lo es del título cuarto.
El título quinto se destina a los sujetos procesales, como lo son el
Ministerio Público, la víctima, el imputado y los defensores y repre-
sentantes legales; el título sexto a las medidas de coerción tanto
personales como de carácter real, y el título séptimo a los modos sim-
plificados de terminación del proceso (conciliación, criterios de opor-
tunidad y suspensión del proceso a prueba). Las etapas de que
consta el proceso (preeliminar o de investigación, intermedia o de
preparación del juicio oral y de juicio oral) integran el título octavo, y
los juicios especiales, como el procedimiento abreviado, el juicio para
la aplicación exclusiva de medidas de seguridad a inimputables, la
acción civil y lo relacionado con las comunidades y pueblos indígenas,
constituyen el contenido del título noveno. El título décimo trata sobre
los recursos que se prevén (revocación, apelación y casación); el título
undécimo se destina a la revisión de la sentencia, en donde se incluye
el reconocimiento de inocencia, la anulación de la sentencia y los
casos de reposición del juicio, y el último título, o sea el duodécimo,
aborda la etapa de la ejecución de la sentencia.
En lo que sigue, trataremos de describir, aunque sea en forma
breve y esquemática, las principales instituciones que contempla el
nuevo Código Procesal Penal para el estado de Oaxaca, como son los

El Sistema de
88 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 89

principios que lo rigen, las etapas de que consta el proceso, las salidas
alternas que se prevén, las medidas de coerción que se establecen
y el sistema de recursos que se adopta.

LOS PRINCIPIOS RECTORES DEL


NUEVO PROCESO PENAL

Precisamente en aras de alcanzar plenamente los ideales políticos y


filosóficos que inspiraron al constituyente de 1917, y en congruencia
con el sistema acusatorio adoptado y con los pactos internacionales
suscritos sobre la materia por México, los principios rectores que
rigen al nuevo proceso penal son, entre otros muchos, la presunción de
inocencia, la oralidad, la publicidad, la inmediación, la contradicción, la
concentración y la continuidad y la libre valoración de la prueba, reco-
gidos en el capítulo único del título primero, bajo el rubro Principios,
derechos y garantías, ya que con ello se estima que se garantiza, o
por lo menos se crean las condiciones necesarias para el pleno y
absoluto respeto a los derechos humanos de los implicados en el
drama penal.
Esto es así porque la presunción de inocencia al consignar que
toda persona se presume inocente hasta en tanto no se demuestre
su culpabilidad, impone la carga de la prueba al órgano acusador y
reduce considerablemente la procedencia de la prisión preventiva;
la publicidad, a la vez que asegura el control, tanto interno como
externo, de la actividad jurisdiccional y de todos los intervinientes en
el proceso penal, permite la transparencia en la administración de
justicia; la oralidad, como condición necesaria para hacer efectiva la
publicidad, excluye al mínimo la forma escrita de las actuaciones

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 89


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 90

procesales; la inmediación, al exigir que todos los actos procesales,


principalmente la producción de las pruebas, sean presenciados por el
juez que va a resolver, impide la delegación de las funciones jurisdiccio-
nales; la contradicción, al autorizar que todos los sujetos procesales
tengan plenas facultades de intervención, sobre todo en la recepción
de pruebas y contrapruebas, eleva la calidad de la información que
los jueces utilizan para la toma de decisiones y posibilita una efectiva
defensa del imputado; la concentración y continuidad, al demandar
que los actos procesales se lleven a cabo, por lo general en una sola
audiencia y sin interrupciones, garantiza que la administración de
justicia sea pronta y expedita, y la libre valoración de las pruebas, al
otorgarle al juez la facultad de valorar el acervo probatorio según la
sana crítica y conforme a las reglas de la lógica, los conocimientos
científicos y las máximas de experiencia, refrenda el carácter cogni-
tivo-racional de la actividad jurisdiccional y excluye el régimen de la
prueba legal o tasada.

L AS ETAPAS DEL PROCESO


(PRELIMINAR, INTERMEDIA Y DE JUICIO ORAL)
Las etapas de que consta el nuevo proceso penal, básicamente, son
tres:5

1. Preliminar (o de investigación);
2. Intermedia (o de preparación del juicio oral) y
3. De juicio oral (o de debate).

5
También se contempla, aunque no como etapas en sentido estricto, la impugnación y la ejecución
de las sentencias.

El Sistema de
90 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 91

ETAPA PRELIMINAR (O DE INVESTIGACIÓN)

La etapa preliminar, también llamada de investigación, está a cargo


del Ministerio Público, y tiene por objeto determinar, según lo indica
el artículo 206 (Finalidad), si existe fundamento para abrir un juicio
penal contra una o varias personas, mediante la recolección de los
elementos que permitan fundar la acusación y garantizar el derecho
de defensa del imputado.
Esta etapa, a la que también se le conoce como de investigación
porque en ella el Ministerio Público investiga los hechos que pueden
ser constitutivos de un delito y los datos que hagan probable la res-
ponsabilidad penal del imputado en su comisión, comprende, a su
vez, dos fases: la primera, en la que el Ministerio Público obtiene los
elementos suficientes para el ejercicio de la acción penal y el dictado
del auto de sujeción a proceso, y otra, posterior a dicho auto, en la
que el propio Ministerio Público se allega de los elementos que le van
a permitir sustentar su acusación ante el tribunal de juicio oral, sin
variar los hechos que quedaron precisados en el citado auto.
Como en el proceso que se adopta, uno de los principios funda-
mentales es la inmediación, la cual exige que la producción o desaho-
go de las pruebas se haga en presencia de los jueces que van a
fallar,6 las pruebas recabadas por el Ministerio Público durante la
etapa preliminar carecen de valor por sí mismas para fundar una sen-
tencia, sin perjuicio de que pueden ser invocadas y sirvan de base
para dictar el auto de sujeción a proceso y las medidas de coerción
que se lleguen a imponer (artículo 280: valor probatorio).

6
Un caso de excepción al principio de inmediación lo constituye la prueba anticipada prevista en los
artículos 263 a 268 del Código Procesal Penal.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 91


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 92

Una vez que el Ministerio Público considere que ha reunido los


elementos probatorios suficientes para sujetar a una persona a pro-
ceso y con el fin de asegurar los derechos y garantías procesales del
imputado, formulará, ante el juez de control de legalidad (o de garan-
tías), la llamada “imputación inicial”, la cual contendrá, además de
los datos que acrediten el cuerpo del delito y que hagan probable la
responsabilidad penal del imputado, los siguientes requisitos:

I. El nombre del imputado;


II. El nombre de la víctima y del denunciante (o querellante);
III. Una breve descripción de los hechos y su posible calificación jurídica;
IV. Los elementos de convicción que hasta que ese momento arroje la
investigación, y
V. Lo relacionado con la reparación del daño.

Aquí pueden presentarse dos situaciones que inciden en el desarro-


llo de las audiencias previstas para esta etapa por el Código Procesal
que se analiza. Si la persona fue detenida en flagrancia, con la formu-
lación de la imputación inicial comienza a correr el término a que se
refiere el artículo 19 constitucional, y, por ello, el juez debe proceder
a verificar, por mandato constitucional (artículo 16 constitucional), la
legalidad de la detención y a ratificarla, en la audiencia respectiva,
si concurren los presupuestos previstos en la Constitución Federal y
en el artículo 167 (Flagrancia)7 del citado ordenamiento procesal;8 en

7
El artículo 167 establece que se hay flagrancia cuando: “I. La persona es sorprendida en el momento
de estarlo cometiendo; II. Inmediatamente después de cometerlo, es perseguido materialmente; e III.
Inmediatamente después de cometerlo, la persona es señalada por la víctima, algún testigo presencial
de los hechos o quien hubiere intervenido con ella en la comisión del delito, y se le encuentren objetos
o indicios que hagan presumir fundadamente que acaba de intervenir en un delito”.
8
Sobre el particular, el artículo 276 establece que “Si el imputado hubiere sido detenido en flagrancia,
el Ministerio Público podrá retenerlo por un término de hasta cuarenta y ocho horas, vencido el cual

El Sistema de
92 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 93

cambio, cuando la persona no se encuentra privada de su libertad,


dicho término comenzará a transcurrir hasta en tanto el imputado se
presente ante el juez de garantías, ya sea por comparecencia o en
forma voluntaria o sea puesto a su disposición en cumplimiento a
una orden de aprehensión (artículo 168). En uno u otro caso, el juez
debe convocar, dentro de las cuarenta y ocho horas, a una audiencia
en la que, previa exposición del Ministerio Público sobre lo que se le
atribuye al imputado y la verificación por parte del juez de que el
imputado efectivamente conoce los derechos que a su favor consa-
gra el apartado A del artículo 20 constitucional, se le recibirá su
declaración preparatoria si es que en ese momento desea hacerlo.
Si bien otros principios que inspiran al nuevo modelo de enjuicia-
miento penal, lo constituyen la continuidad y la concentración, que
exigen que las audiencias por lo general no deben interrumpirse ni
suspenderse, como el término constitucional es un derecho consa-
grado a favor del imputado, éste puede solicitar la suspensión de la
audiencia que se está analizando, con el fin de aportar, en la audiencia
de sujeción a proceso (o de término constitucional), los medios de
prueba que considere necesarios para su defensa. En caso de que,
por cuestiones de estrategia, no lo considere pertinente, antes de
concluir la propia audiencia de declaración preparatoria, el juez debe
resolver, previo el uso de la palabra que se le conceda al Ministerio

formulará, en su caso, la imputación inicial ante el juez, quien procederá a verificar la legalidad de
la detención en la audiencia respectiva y a ratificarla si concurren los presupuestos previstos en la
ley, inmediatamente después de recabar la información a la que se refiere 375 (Declaración del impu-
tado). En ese mismo acto, el juez deberá proceder de conformidad con el artículo siguiente (Comu-
nicación de la imputación). El Ministerio Público oficiosamente dispondrá la libertad del imputado
cuando no tenga previsto solicitar la medida de coerción de prisión preventiva, sin perjuicio de que
acuerde la libertad a solicitud del imputado. En ningún caso se otorgará caución ante el Ministerio
Público”.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 93


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 94

Público para que precise, en forma fundada y motivada, sus preten-


siones, y al defensor y al imputado para que manifiesten lo que a sus
intereses convenga, la situación jurídica de éste último, ya sea suje-
tándolo a proceso, si se satisfacen los requisitos constitucionales
(artículo 19 constitucional) e imponiéndole las medidas de coerción9
solicitadas por el representante social y que se juzguen procedentes,
o decretando a su favor auto de no sujeción a proceso.
Mas si el imputado ha solicitado la suspensión de la citada
audiencia, entonces el juez celebrará la audiencia de término consti-
tucional en un plazo no mayor a setenta y dos horas, o a ciento cuaren-
ta y cuatro si se ha solicitado su ampliación, contadas a partir de que
aquél le fue puesto a su disposición, con el fin de que, previo el desaho-
go de las pruebas ofrecidas, resuelva la situación jurídica del imputado
y todo lo relacionado con las medidas de coerción solicitadas.
El auto de sujeción a proceso, tiene como efectos, según reza el
artículo 279 (Efectos de la sujeción a proceso), los siguientes:

I. Interrumpe el curso de la prescripción de la acción penal;


II. Comienza a correr el plazo para que el Ministerio Público cierre su
investigación, y
III. El Ministerio Público pierde la facultad de archivar temporalmente el
proceso.

Debido a tales efectos, sobre todo por el segundo, en la misma


audiencia en la que se dictó dicho auto, el juez, de oficio o a petición
de parte, le fijará al Ministerio Público un plazo para que cierre su

9
Las medidas de coerción personal que se pueden imponer, se encuentran previstas en el artículo
169 (Medidas) del nuevo Código Procesal Penal.

El Sistema de
94 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 95

investigación, tomando en cuenta la naturaleza de los hechos atribui-


dos y la complejidad de la propia investigación, el cual no podrá ser
mayor de dos meses si el delito de que se trate tiene asignada una pena
que no excede de dos años de prisión, o de seis si la pena excede de
ese tiempo (artículo 281: plazo judicial para el cierre de la investiga-
ción). Concluido dicho plazo, el representante social debe declarar
cerrada la investigación (artículo 284: plazo para declarar el cierre
de la investigación)10 y dentro de los diez días siguientes, podrá,
según lo estipula el artículo 285 (Cierre de la investigación):

I. Formular la acusación;
II. Solicitar la aplicación del procedimiento abreviado;
III. Solicitar la suspensión del proceso a prueba;
Solicitar el sobreseimiento de la causa;
Solicitar la conciliación, y
VI. Solicitar la aplicación de un criterio de oportunidad.

ETAPA INTERMEDIA
(O DE PREPARACIÓN DEL JUICIO ORAL)
Si el Ministerio Público decide, también por cuestiones estratégicas,
formular la acusación,11 el juez de control de la legalidad, previa noti-
ficación a todas las partes y de entregarle al acusado una copia de

10
Si el Ministerio Público no declara, en dicho plazo, cerrada la investigación, el imputado o la víctima
tienen derecho de solicitarle al juez que lo aperciba para que lo haga. Si a pesar de ello, el Ministerio
Público no lo hace, el juez declarará extinguida la acción penal y decretará el sobreseimiento, sin
perjuicio de la responsabilidad personal del omiso (artículo 284).
11
El escrito de acusación debe contener los siguientes requisitos (artículo 292): I. La individualiza-
ción del acusado y de su defensor; II. La individualización de la víctima, salvo que esto sea imposi-
ble; III. El relato circunstanciado de los hechos atribuidos y de sus modalidades, así como su
calificación jurídica; IV. La mención de las circunstancias modificatorias de la responsabilidad penal
que concurrieren, aun subsidiariamente de la petición principal; V. La autoría o participación que se

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 95


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 96

la acusación y hacerle saber que puede consultar los antecedentes


acumulados durante la investigación y que aún se encuentran en
poder del Ministerio Público, debe citar, dentro de las cuarenta y ocho
horas siguientes de presentada aquella, a la audiencia intermedia o
de preparación del juicio oral, que tendrá lugar en un plazo no inferior
a veinte días ni mayor a treinta, contados a partir de la notificación
respectiva (artículo 294: citación a la audiencia intermedia).
Hasta quince días antes de la fecha señalada para la citada
audiencia, la víctima puede constituirse en parte coadyuvante y con
tal carácter por escrito podrá:

I. Señalar los vicios materiales y formales del escrito de acusación y


requerir su corrección;
II. Ofrecer las pruebas que estime necesaria para complementar la
acusación del Ministerio Público, y
III. Concretar sus pretensiones, ofrecer pruebas para juicio y cuantificar
el monto de los daños y perjuicios cuando hubiere ejercido la acción
civil resarcitoria

Asimismo, el imputado, antes del inicio de la audiencia, por escrito,


o en la misma audiencia, en forma oral, puede, según se lo concede
el artículo 298 (Facultades del imputado):

I. Señalarle al juez los errores formales del escrito de acusación y, si


éste lo considera pertinente, solicitar su corrección al Ministerio
Público, quien podrá subsanarlos si conviene a sus intereses;

atribuye al imputado; VI. La expresión de los preceptos legales aplicables; VII. Los medios de prueba
que el Ministerio Público se propone producir en el juicio; VIII. La pena que el Ministerio Público
solicite; IX. Lo relativo a la reparación del daño; y X. En su caso, la solicitud de que se aplique el
procedimiento abreviado.

El Sistema de
96 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 97

II. Deducir excepciones de previo y especial pronunciamiento;12


III. Exponer los argumentos de defensa que considere necesarios y
señalar los medios de prueba que se producirán en la audiencia de
debate, en los mismos términos previstos en el artículo 292 (Conte-
nido de la acusación); y
IV. Proponer a las partes la suspensión del proceso a prueba, el proce-
dimiento abreviado o la conciliación.

Como la etapa intermedia tiene por objeto depurar y precisar, en la


medida de lo posible, todas aquellas cuestiones que luego serán obje-
to de debate en el juicio oral, sobre todo los hechos que serán materia
de prueba y la determinación de las pruebas que deberán producirse,
a esta etapa también se le ha denominado “de preparación del juicio
oral”. De ahí deriva la importancia que, en la práctica, adquiere la
audiencia intermedia, y la necesidad de que en su desahogo se
observen primordialmente los principios de oralidad e inmediación;
de que todas las argumentaciones y promociones que hagan las partes
nunca sean por escrito y de que se exija, como condición indispen-
sable para su validez, la presencia ininterrumpida durante la misma
del juez, del Ministerio Público y del defensor.
Del capítulo respectivo13 del nuevo Código Procesal Penal, se
advierte que el desarrollo de la audiencia intermedia comienza con la
exposición sintética que de sus pretensiones hace cada parte (artícu-
lo 302: resumen de las presentaciones de las partes). Si el imputado

12
Las excepciones de previo y especial pronunciamiento previstas por el Código Procesal Penal
(artículo 299), son las siguientes: I. Incompetencia; II. Litispendencia; III. Cosa Juzgada; IV. Falta de
autorización para proceder penalmente contra una persona, cuando la Constitución o la ley así lo
exigen, y V. Extinción de la responsabilidad penal.
13
Sección 2: Desarrollo de la audiencia intermedia; Capítulo II, Título octavo, Etapas del proceso.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 97


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 98

planteó, antes por escrito, o en ese momento en forma oral, alguna


excepción de previo y especial pronunciamiento, el juez permitirá, según
lo estipula el artículo 305 (Resolución de excepciones en la audiencia
intermedia), un debate sobre la cuestión y si lo estima pertinente la pre-
sentación de aquellas pruebas que considere relevantes para la decisión
de la o las excepciones planteadas. Si se trata de las excepciones de
incompetencia, litispendencia y falta de autorización para proce-
der, debe resolverlas de inmediato, más si se trata de las excepcio-
nes de cosa juzgada y extinción de la responsabilidad penal, también
puede resolverlas en el acto si se encuentra debidamente justificado,
en los antecedentes de la investigación, el fundamento que las sus-
tente, o bien, de no ser así, dejar la cuestión planteada para que sea
resuelta en la audiencia de debate.
De no haberse opuesto excepciones de previo y especial pronun-
ciamiento, o de haberse resuelto improcedentes las opuestas, el juez
procederá a examinar las pruebas ofrecidas por las partes y que
deberán desahogarse en la audiencia de juicio oral. Para esto, previo
examen de las ofrecidas y de un debate sobre el particular, excluirá
fundadamente aquellas pruebas manifiestamente impertinentes o que
tengan por objeto acreditar hechos públicos y notorios y aquellas
otras que provengan de actuaciones o diligencias declaradas nulas o
que hayan sido obtenidas con inobservancia de las garantías indivi-
duales (pruebas ilícitas), e incluso, puede solicitarle a algunas de
las partes, si lo estima prudente, que reduzca el número de testigos
o de los documentos que haya ofrecido, si ello únicamente producirá
efectos dilatorios en la audiencia de debate.
También se prevé la posibilidad de que las partes, durante la
audiencia, puedan solicitarle conjuntamente al juez que dé por acre-

El Sistema de
98 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 99

ditados ciertos hechos con la finalidad de que éstos, de no haber


objeción alguna, ya no puedan ser discutidos en el juicio, los que,
como veremos enseguida, deberán indicarse claramente en el auto
de apertura al juicio (artículo 309: acuerdos probatorios).
Por otra parte, si como hemos visto, la etapa intermedia tiene por
objeto depurar, en la medida de lo posible, los hechos que serán
materia de discusión en el juicio oral, es necesario, entonces, para el
éxito del propio proceso, que en el caso de que el Ministerio Público
formule diversas acusaciones, se prevea la posibilidad, como así lo
hace el nuevo Código Procesal Penal, de la unión o separación de
éstas. Si el juez considera que en estos casos no se perjudica el
derecho de defensa, podrá unirlas y decretar la apertura de un solo
juicio, si las acusaciones están íntimamente vinculadas por referirse
a un mismo hecho; a un mismo acusado o porque deben ser exami-
nadas las mismas pruebas; de no ser así, o sea cuando las acusa-
ciones, de ser conocidas en una sola audiencia de debate, pudiera
provocar graves dificultades en su organización o desarrollo o afectar
el derecho de defensa, el juez puede, o mejor dicho debe separar-
las, siempre que ello no implique la posibilidad de que se dicten
resoluciones contradictorias (artículo 308: unión y separación de
acusaciones).
Una vez concluida la audiencia, se dicta, por el juez competente,
según lo previene el artículo 311, el llamado “auto de apertura del
juicio oral”, en el que se indicará:

I. El tribunal competente para celebrar la audiencia de debate;


II. La o las acusaciones que deberán ser objeto del juicio y las correc-
ciones de errores formales que se hubieren realizado en ellas;
III. Lo relativo a la reparación del daño y a la demanda civil, en su caso;

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 99


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 100

IV. Los hechos que se dieren por acreditados, de conformidad con lo


dispuesto en el artículo 309 (Acuerdos probatorios) de este Código;
V. Las pruebas que deberán producirse en el juicio, de acuerdo a lo pre-
visto en el artículo anterior (Exclusión de pruebas para la audiencia
de debate); y
VI. La individualización de quienes deban ser citados a la audiencia de
debate, con mención de los testigos a los que deba pagarse antici-
padamente sus gastos de traslado y habitación y los montos respec-
tivos.

ETAPA DE JUICIO ORAL (O DE DEBATE)


Con el dictado, por el juez de control de la legalidad o de garantías,
del auto o resolución de apertura del juicio oral culmina la etapa
intermedia o de preparación del juicio oral y comienza la última fase
del proceso ordinario, comúnmente conocida como “Etapa de juicio
oral o de debate”. Esta etapa, que es la esencial del nuevo proceso
penal, se realiza sobre la base de la acusación, y asegura, como en
ninguna otra, la concreción de los principios que sustentan a todo el
sistema, como lo son la oralidad, la inmediación, la publicidad, la con-
tradicción, la concentración y la continuidad.
A diferencia de las fases anteriores (preliminar e intermedia), en la
del juicio intervienen tres jueces profesionales, quienes, para asegurar
su objetividad e imparcialidad, no deben haber actuado en las etapas
anteriores (artículo 315: restricción judicial), so pena de nulidad de
aquél.
Como cuestiones previas, el juez que presida el tribunal, una vez
radicado el auto de apertura del juicio, fijará el día y la hora para el
desahogo de la audiencia de debate, la que deberá celebrarse no

El Sistema de
100 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 101

antes de quince ni después de sesenta días de la notificación del citado


auto de apertura; indicará el nombre de los jueces que integrarán el
tribunal y ordenará que se cite a todos aquellos obligados a asistir a la
audiencia (Ministerio Público, acusado, defensor, parte coadyuvante,
testigos, peritos, etcétera) según sea el caso.
Al igual como sucede con la audiencia intermedia (o de prepara-
ción del juicio oral), la de debate también se encuentra claramente
regulada en el nuevo Código Procesal Penal. Esta principia con la veri-
ficación que hace el presidente del tribunal, de la presencia de los
otros jueces, de las partes y de los testigos, peritos o intérpretes que
deben participar en el debate, así como de la existencia de las cosas
que deben exhibirse en él. Luego, debe advertirles al acusado y al
público, usando un lenguaje claro, sencillo y comprensible, acerca de
la importancia y el significado del juicio, como también debe indicarle
al acusado que preste atención sobre lo que va a escuchar.
Hecho lo anterior, como lo indica el artículo 362 (Apertura), se
declara abierto el debate y el presidente del tribunal le concede la
palabra, en primer término, al Ministerio Público y a la parte coad-
yuvante, si la hubiere, para que expongan en forma breve, clara y
sumaria, las posiciones planteadas en la acusación (alegatos de
apertura), o sea, para que el Ministerio Público presente su “teoría del
caso”, y después al defensor para que, si lo desea, indique en forma sin-
tética la posición de la defensa respecto de los cargos formulados
(alegatos de apertura), esto es, presente también su “teoría del caso”.
Las cuestiones incidentales serán planteadas inmediatamente
después de los alegatos de apertura, en cuyo caso se concederá la
palabra por única vez a quien lo haga y a las demás partes para que
aleguen lo que a sus intereses convenga; estas incidencias pueden

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 101


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 102

tratarse en un solo acto o sucesivamente, o bien diferirse alguna


para la sentencia, si así conviene para el debate (artículo 363: inci-
dentes). Si la naturaleza de los incidentes promovidos lo permite, se
resolverán en ese instante por el tribunal; en caso contrario, la
audiencia puede suspenderse para tal fin hasta por diez días como
máximo (artículo 323: continuidad y suspensión).
Cuando la acusación verse sobre varios hechos punibles atribui-
dos a uno o más acusados, se le concede al tribunal la facultad de
disponer, incluso a petición de parte, que los debates se lleven a cabo
separadamente, pero en forma continua, es decir, sin suspender la
audiencia, como acontece lo mismo cuando se estime conveniente,
para una mejor defensa del acusado, que primero se debata sobre la
culpabilidad, y luego, si resulta procedente, sobre la pena a imponer
(cesura del debate),14 en cuyo caso las pruebas sobre éste último
aspecto, se recibirán, por cuestiones lógicas, después de haberse
declarado culpable al acusado (artículo 365: culpabilidad, y artículo
366: individualización de la pena).
Expuestos los alegatos de apertura, se procede a recibir las
pruebas en el orden que indiquen las partes. Primero, las ofrecidas
por el Ministerio Público y por la parte coadyuvante (en relación con
la demanda civil) y posteriormente las de la defensa (artículo 371:
recepción de pruebas).
En relación con las pruebas, se establece la posibilidad de que
el tribunal puede ordenar, a solicitud de alguna de las partes, la pro-
ducción de nuevas pruebas (pruebas supervenientes), es decir, dife-

14
La división del debate será obligatoria para el tribunal cuando la pena máxima que pudiera impo-
nerse exceda de diez años de prisión (artículo 364: división del debate único).

El Sistema de
102 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 103

rentes a las anunciadas en el auto de apertura del juicio, si en el


transcurso del debate se advierte que resultan indispensables o
manifiestamente útiles para el esclarecimiento de los hechos, siempre
y cuando el solicitante justifique que no tenía conocimiento de su
existencia o que no le fue posible prever su necesidad (artículo 381:
nuevas pruebas).
Concluida la recepción de las pruebas, continúan los alegatos
finales o de clausura. Para ello, el presidente le concede la palabra al
Ministerio Público, a la parte coadyuvante, al actor civil y al tercero
civilmente demandado, si los hay, y al defensor del imputado, para
que, en ese orden, expongan sus alegatos finales.
Es importante resaltar que el nuevo Código Procesal Penal, le
concede al imputado la facultad de que, en cualquier momento de
la audiencia, haga uso de la palabra para exponer todas aquellas pre-
cisiones y argumentaciones que considere pertinentes, aún en el
caso de que antes se hubiere negado a declarar, sin más limitación
que dichas intervenciones se refieran al objeto del debate, incluso,
antes de que se declare cerrado éste, se le debe conceder la palabra
por si desea agregar alguna cuestión más sobre el particular (artículo
367: facultades del imputado durante el debate; artículo 382: discu-
sión y cierre del debate).
Clausurado el debate, el tribunal deliberará en sesión privada,
cuya actividad no podrá durar más de veinticuatro horas ni suspen-
derse, excepto por enfermedad grave de alguno de los jueces.15 Si el
asunto y la hora lo permiten, redactada la sentencia será leída ante los

15
En este último caso, el artículo 384 (Deliberación), señala que “la suspensión de la deliberación
no podrá ampliarse por más de diez días, luego de los cuales se deberá reemplazar al juez y realizar
el juicio nuevamente”.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 103


06_GerardoCarmona1:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:34 p.m. PÆgina 104

presentes, una vez constituido el tribunal en la sala de audiencia; en


caso contrario, sólo será leída la parte resolutiva con sus respectiva
motivación y fundamentación y quien presidió la audiencia señalará
día y hora para la lectura integra del documento que la contiene,
dentro de los cinco días posteriores al pronunciamiento de la parte
resolutiva (artículo 389: pronunciamiento).16
En razón del principio de congruencia, la sentencia que se dicte
no puede sobrepasar el hecho punible descrito (incluyendo sus circuns-
tancias) en el auto de sujeción a proceso, en la acusación y en la
resolución de apertura del juicio, o, en su caso, en la ampliación de
la acusación,17 y contendrá, como requisitos, los siguientes:

I. La mención del tribunal, el nombre de los jueces que lo integran y


la fecha en que se dicta; el nombre y apellido del acusado y los
demás datos que sirvan para determinar su identidad, y el nombre de
las otras partes;

16
Si la sentencia no se lee durante ese plazo, se produce la nulidad del juicio, a menos que la decisión
sea absolutoria (artículo 389: pronunciamiento).
17
La posibilidad de la ampliación de la acusación se encuentra prevista en el artículo 368 (Amplia-
ción de la acusación), que reza: “Durante el debate, el Ministerio Público podrá ampliar la acusación,
en los supuestos del artículo 323, fracción VI, (Continuidad y suspensión), cuando ellos no hubieren
sido mencionados en la acusación y en la resolución de apertura. En tal caso, con relación a las circuns-
tancias atribuidas, el presidente dará al acusado inmediatamente oportunidad de expresarse al res-
pecto, en la forma prevista para su declaración preparatoria, e informará a todas las partes sobre su
derecho a pedir la suspensión del debate para ofrecer nuevas pruebas o preparar su intervención.
Cuando este derecho sea ejercido, el tribunal suspenderá el debate por un plazo que en ningún caso
podrá ser superior al establecido para la suspensión del debate previsto por este Código, conforme
a la gravedad y complejidad de los nuevos elementos y a la necesidad de la defensa. Las circunstan-
cias sobre las cuales verse la ampliación quedarán comprendidas en la imputación y serán detalladas
en el acta del debate”.

El Sistema de
104 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 105

II. La enunciación de los hechos y de las circunstancias o elementos


que hayan sido objeto de la acusación o de su ampliación, y de la
resolución de apertura;
III. Una breve y sucinta descripción del contenido de la prueba oral,
antes de proceder a su valoración;
IV. El voto de los jueces, con la exposición concisa de sus fundamentos
de hecho y de derecho;
V. La determinación precisa y circunstanciada del hecho que el tribunal
estime acreditado;
VI. La parte resolutiva, con mención de las disposiciones legales apli-
cadas; y
VII. La firma de los jueces; pero si uno de los miembros del tribunal no
pudiere suscribir la sentencia por impedimento ulterior a la delibe-
ración y votación, ello se hará constar, con resumen de la opinión
del juez impedido en caso de no coincidir con las emitidas, y la sen-
tencia valdrá sin esa firma.

Finalmente cabe señalar que, por imperativo constitucional (artícu-


los 14 y 16 constitucionales), la sentencia que se dicte debe estar, como
todo acto de autoridad, fundada y motivada,18 principalmente en la
parte valorativa de las pruebas producidas, en donde rige el principio

18
Tan importante es esta actividad en el sistema acusatorio adversarial, que el artículo 20 (fundamen-
tación y motivación de las decisiones) expresamente establece lo siguiente: “Los jueces están obligados
a fundar y motivar sus decisiones en los términos de las constituciones federal y local. La simple rela-
ción de las pruebas, la mención de los requerimientos, argumentos o pretensiones de las partes o de
afirmaciones dogmáticas o fórmulas genéricas o rituales no constituyen en caso alguno fundamenta-
ción ni motivación. El incumplimiento de esta garantía es motivo de impugnación de la decisión,
conforme a lo previsto en este Código, sin perjuicio de las demás sanciones a que hubiere lugar. No
existe motivación cuando se haya inobservado las reglas de la sana crítica, con respecto a medios o
elementos probatorios de valor decisivo. Los autos y las sentencias sin fundamentación o motivación
serán nulos”.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 105


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 106

de la libre valoración o de la sana crítica (artículo 22: libre valoración de


la prueba), sin más limitaciones que en tal actividad no se contrarí-
en las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y las máxima
de la experiencia (artículo 336: valoración; artículo 384: deliberación)
o que se hayan valorado aquellas obtenidas por un medio ilícito
(prueba ilícita) o que fueron incorporadas al proceso violando las
reglas marcadas por el propio código (artículo 21 y 333: legalidad de
la prueba).

LOS MODOS SIMPLIFICADOS DE


TERMINACIÓN DEL PROCESO
(CONCILIACIÓN, CRITERIOS DE
OPORTUNIDAD Y SUSPENSIÓN
DEL PROCESO A PRUEBA)

El nuevo Código Procesal Penal contempla, como modos simplifica-


dos de terminación del proceso, salidas alternas o formas anticipadas
de culminación del proceso, es decir, como instituciones que permiten
que no todos los casos lleguen a la última etapa del proceso ordinario
(de juicio oral o de debate), a la conciliación, los criterios o principios
de oportunidad y la suspensión del proceso a prueba.19
Estas instituciones, adoptadas para no saturar el sistema y por
cuestiones de política criminal,20 se encuentran reguladas en el Título

19
Otra forma de evitar que todo asunto llegue a la etapa de juicio, lo representa el “procedimiento
abreviado o simplificado”, que como juicio especial se encuentra regulado en los artículos 395 a 397
del Código Procesal Penal.
20
Sobre ello, el artículo del licenciado HERNÁNDEZ REYES, RENÉ, “Breves comentarios sobre las salidas
alternas al conflicto penal en el nuevo Código Procesal Penal”, Vid, Jus Semper Loquitur, Revista del
Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca.

El Sistema de
106 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 107

Séptimo (Modos simplificados de terminación del proceso), del cita-


do ordenamiento adjetivo; proceden hasta el dictado del auto de aper-
tura del juicio (artículo 283: periodo para el dictado de formas
anticipadas) y tienen por efecto la extinción de la acción penal (artícu-
los 87, IV, VIII y X; 195, 199 y 205) y, como consecuencia, el sobre-
seimiento de la causa (artículo 286, fracción V).

CONCILIACIÓN
La conciliación, que se rige por los principios de voluntariedad de las
partes, confidencialidad, flexibilidad, neutralidad, imparcialidad, equi-
dad, legalidad y honestidad (artículo 192: principios), es procedente,
como así lo indica el artículo 191, entre víctima21 e imputado, cuando
se trate de delitos culposos, aquellos perseguibles por querella, los
de contenido patrimonial que se hubieren cometido sin violencia a
las personas y los que admitan presumiblemente la sustitución de las
sanciones22 o la condena condicional.23
No obstante ello, el propio Código establece que la conciliación
no es viable cuando se trate de homicidios culposos, delitos come-

21
El artículo 126, señala que “Se considerará víctima: I. Al directamente afectado por el delito; II. Al
cónyuge, concubina o concubinario, parientes consanguíneos o civiles dentro del tercer grado o
dentro del segundo, si es de afinidad, y al heredero declarado judicialmente, en los delitos cuyo resul-
tado sea la muerte del ofendido; III. A la persona que hubiere vivido de forma permanente con el
ofendido durante por lo menos dos años anteriores al hecho; IV. A los socios, asociados o miembros,
respecto de su parte alícuota, tratándose de los delitos que afectan a una persona jurídica; V. A las
asociaciones, fundaciones y otros entes, en los delitos que afectan intereses colectivos o difusos,
siempre que el objeto de la agrupación se vincule directamente con esos intereses; y VI. A las comu-
nidades indígenas, en los hechos punibles que impliquen discriminación o genocidio respecto de los
miembros de la etnia o generen regresión demográfica, depredación de su hábitat, contaminación
ambiental, explotación económica o alienación cultural”.
22
Código Penal del Estado, artículo 80, Vid.
23
Código Penal del Estado, artículo 83, Vid.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 107


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 108

tidos por servidores públicos en el ejercicio de sus funciones o con


motivo de ellas y los cometidos en asociación delictuosa de acuerdo
con lo que establece el Código Penal del Estado, pero sí lo es en los
delitos de carácter sexual, los cometidos en perjuicio de menores de
edad y de violencia intrafamiliar, si así lo solicitan en forma expresa
la víctima o sus representantes legales.
Si bien la conciliación es una facultad que se le otorga a la víctima
y al imputado, también se prevé la posibilidad de que la pueda pro-
poner el Ministerio Público en el momento en que declare cerrada su
investigación (artículo 285, fracción V), como la obligación para el
juez, en caso de que las partes no la hayan propuesto, de hacerles
saber que cuentan con esta forma de culminar el proceso, procu-
rando que indiquen cuáles serían las condiciones en que la aceptarían
(artículo 191: conciliación), así como de no aprobarla cuando tenga
fundados motivos para estimar que alguno de los interesados no
está en condiciones de igualdad para negociar o lo ha hecho bajo
coacción o amenaza.
Si tiene éxito la conciliación, cuyos términos se discuten en una
audiencia convocada por el juzgador (artículo 193: trámite), se levanta
una acta que tendrá fuerza vinculante.
Los efectos de la conciliación son, además de la extinción de la
acción penal, la suspensión del proceso y la prescripción de la acción
penal, durante el plazo fijado para el cumplimiento de las obligaciones
pactadas (artículo 195: efectos).
Al igual como acontece con la suspensión del proceso a prueba
y el procedimiento abreviado, lo sucedido en el trámite de esta forma
alternativa de solución al conflicto penal, no podrá invocarse, dar
lectura, ni incorporarse como medio de prueba, en la audiencia de

El Sistema de
108 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 109

debate (artículos 193 y 380: prohibición de incorporación de ante-


cedentes vinculados con formas anticipadas o abreviadas).

CRITERIOS DE OPORTUNIDAD

Si bien el nuevo ordenamiento procesal penal oaxaqueño, conserva,


por imperativo constitucional (artículo 21 constitucional), el principio de
oficiosidad o de legalidad de la persecución penal, también incluye,
en concordancia con las modernas tendencias procesales, el princi-
pio de oportunidad, esto es, la facultad que se le concede al Ministerio
Público de solicitar que se prescinda, total o parcialmente de la perse-
cución penal, de que ésta se limite a alguno o a varios hechos o a
alguna de las personas que participaron en su realización, cuando:

I. Se trate de un hecho insignificante, de mínima culpabilidad del autor


o del partícipe o exigua contribución de éste, salvo que afecte grave-
mente un interés público o lo haya cometido un servidor público en
el ejercicio de su cargo o con motivo de él;
II. El imputado haya sufrido, a consecuencia del hecho, daño físico o
psíquico grave que torne desproporcionada la aplicación de una
pena, o cuando en ocasión de una infracción culposa haya sufrido
un daño moral de difícil superación; o
III. La pena o medida de seguridad que pueda imponerse por el hecho
de cuya persecución se prescinde, carezca de importancia en con-
sideración a la pena o medida de seguridad ya impuesta, o a la que
se debe esperar por los restantes hechos, o la que se le impuso o se
le impondría en un proceso tramitado en otro Estado.24

24
Principios de legalidad procesal y oportunidad, artículo 196.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 109


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 110

Estas facultades ministeriales, taxativas y regladas, deben apli-


carse en cada caso particular de forma objetiva, sin discriminación
alguna y conforme a las pautas generales que al efecto se hayan dis-
puesto para la procuración de justicia, y a diferencia de otras legisla-
ciones se encuentran sometidas al control judicial, ya que su
aplicación o negativa, pueden ser impugnadas, dentro de los tres días,
por la víctima o el imputado ante el juez de garantías, quien ante ello
convocará a una audiencia en la que resolverá lo procedente (artícu-
lo 198: impugnación, y artículo 220: control judicial).
Si se aplica un criterio de oportunidad, nos indica el artículo 199
(efectos del criterio de oportunidad) se extinguirá la acción penal
(artículo 187, fracción IV) respecto al autor o partícipe en cuyo bene-
ficio se dispuso, extendiéndose tales efectos a todos los que reúnan
las mismas condiciones, cuando se trate de la insignificancia del
hecho.
En el caso de la fracción II del artículo 196, el ejercicio de la
acción penal se suspende en relación con los hechos o las personas
en cuyo favor se aplicó, la cual surtirá efectos quince días naturales
después de firmada la sentencia respectiva, momento en el que, el
juez, a solicitud del Ministerio Público, resolverá en definitiva sobre
el cese de esa persecución.

SUSPENSIÓN DEL PROCESO A PRUEBA


Al tenor del artículo 200 (Procedencia), la suspensión del proceso a
prueba es pertinente cuando:

a) El delito de que se trate esté sancionado con pena máxima de hasta


cinco años de prisión;

El Sistema de
110 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 111

b) El imputado no haya sido condenado por delito doloso, o se encuen-


tre gozando de éste beneficio en diverso proceso;
c) Lo solicite el imputado o el Ministerio Público,25 y
d) El imputado admita el hecho que se le atribuye y existan datos de
la investigación que permitan corroborar la existencia de tal hecho.

Además, también se exige que a la solicitud respectiva se acom-


pañe un plan de la reparación del daño causado por el delito, que
podrá consistir en una indemnización equivalente al monto de ésta o
en una reparación simbólica, inmediata o a plazos, y las condiciones
que el imputado estaría dispuesto a cumplir durante la suspensión,
como lo podrían ser (artículo 201: condiciones por cumplir durante
el período de suspensión del proceso a prueba):

I. Residir en un lugar determinado;


II. Frecuentar o dejar de frecuentar determinados lugares o personas;
III. Abstenerse de consumir drogas o estupefacientes o de abusar de
las bebidas alcohólicas;
IV. Participar en programas especiales para la prevención y tratamiento
de adicciones;
V. Comenzar o finalizar la escolaridad básica si no la ha cumplido,
aprender una profesión u oficio o seguir cursos de capacitación en
el lugar o la institución que determine el juez;
VI. Prestar servicio social a favor del Estado o de instituciones de
beneficencia pública;
VII. Someterse a tratamiento médico o psicológico, de preferencia en
instituciones públicas, si es necesario;

25
Facultad otorgada al Ministerio Público también en el artículo 285, fracción III, y al imputado en
el artículo 298, fracción IV.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 111


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 112

VIII. Permanecer en un trabajo o empleo, o adquirir, en el plazo que el


juez determine, un oficio, arte, industria o profesión, si no tiene
medios propios de subsistencia;
IX. Someterse a la vigilancia que determine el juez;
X. No poseer o portar armas;
XI. No conducir vehículos;
XII. Abstenerse de viajar al extranjero, y
XIII. Cumplir con los deberes de deudor alimentario.

La petición sobre la suspensión condicional del proceso, como


todo acto procesal, se discute y analiza en una audiencia, en la que
el juez, antes de resolver, debe oír al Ministerio Público, a la víctima
de domicilio conocido y al imputado. Si se admite, en la resolución
que se dicte se fijarán las condiciones bajo las cuales se suspende
el proceso, que no podrán ser más gravosas de las solicitadas por el
Ministerio Público; se aprobará o modificará, conforme a criterios
razonables, el plan reparatorio propuesto por el imputado, y se deter-
minará el plazo de la suspensión, que no será inferior a un año ni
superior a tres.
Si el beneficiado no cumple con las condiciones impuestas, el
órgano jurisdiccional, a excitativa del Ministerio Público, convocará a
una audiencia con el fin de discutir sobre la revocatoria planteada.
Si ésta es procedente, se reanudará la persecución penal, otorgán-
dosele al juez la facultad de que, en lugar de decretarla, amplíe el
plazo, por única vez, de la suspensión por dos años más (artículo 203
revocación de la suspensión)
Al igual que en la conciliación, los efectos de la suspensión del
proceso a prueba son, además de la suspensión de la prescripción de
la acción penal, la extinción de ésta cuando aquélla no fue revocada,

El Sistema de
112 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 113

cuyo sobreseimiento lo debe dictar de oficio el juez, o a petición de


parte (artículo 205: efectos de la suspensión del proceso a prueba).
Sólo resta recalcar que en el caso de que esta forma alternativa
se revoque, no podrán invocarse, dar lectura, ni incorporarse como
medio de prueba, en la audiencia de debate (artículos 193 y 380:
prohibición de incorporación de antecedentes vinculados con formas
anticipadas o abreviadas), los antecedentes relacionados con ella,
como tampoco que esta situación impida el pronunciamiento de una
sentencia absolutoria ni la concesión de alguna medida sustitutiva
de la prisión cuando fuere procedente (artículo 204: cesación provi-
sional de los efectos de la suspensión del proceso a prueba).

L AS MEDIDAS DE COERCIÓN
Si se parte de la afirmación de que, en la actualidad, para que el Esta-
do pueda imponerle legítimamente a una persona, alguna pena por
un hecho considerado en la ley como delito (principio de legalidad),
se requiere de un juicio previo en el que se asegure el ejercicio de
todas las garantías que se derivan del derecho al debido proceso
(principio de jurisdiccionalidad) y de que toda persona se considera
inocente hasta en tanto no se demuestre su culpabilidad (principio
de inocencia), entonces ello conlleva a admitir que las medidas de
coerción tienen carácter excepcional por cuanto que su finalidad
tiende, estrictamente, a asegurar la presencia del imputado en el pro-
ceso y la ejecución de la sentencia que en el caso se llegare a dictar.
Por ello, el carácter excepcional de las medidas de coerción, se
encuentra expresamente reconocido en el Código Procesal Penal
que se comenta, específicamente en los artículos 9 (Medidas de

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 113


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 114

coerción) y 163 (principio general), el primero ubicado en el capítulo


dedicado a los principios, derechos y garantías, y el segundo en el
capítulo destinado a las normas generales de las medidas coercitivas.
Lo mismo acontece con otros principios que sustentan la adop-
ción, en un sistema democrático de enjuiciamiento penal, de estas
medidas que importan, principalmente, la restricción o privación del
derecho a la libertad personal, como el principio de jurisdiccionalidad
(artículo 163), que indica que sólo las puede decretar el órgano juris-
diccional; el de proporcionalidad (artículos 9 y 164: proporcionali-
dad), que señala que su imposición debe ser proporcional con las
circunstancias de comisión del hecho atribuido y la sanción probable
(artículo 163) y el de instrumentalidad (artículo 163), que prevé que
deben imponerse únicamente por el tiempo estrictamente indispen-
sable para asegurar los fines del procedimiento.
El Código Procesal Penal distingue, atendiendo a su objeto, entre
medidas de coerción personal (aquellas que limitan o restringen el
derecho a la libertad personal) y medidas de coerción real (aquellas
que limitan la libre disposición de los bienes del imputado).
Entre las de carácter personal, que únicamente las puede solici-
tar el Ministerio Público, se agrupa, en primer término, a la orden de
comparecencia y de aprehensión (artículo 168: órdenes de aprehen-
sión, comparecencia y restricción para preservación de prueba), y, en
segundo término, a las siguientes (artículo 169: medidas):

I. La presentación de una garantía económica;


III. La obligación de someterse al cuidado o vigilancia de una persona
o institución determinada, que informe regularmente al juez;
IV. La obligación de presentarse periódicamente ante el juez o ante la
autoridad que él designe;

El Sistema de
114 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 115

V. La colocación de localizadores electrónicos, sin que pueda mediar


violencia o lesión a la dignidad o integridad física del imputado;
VI. El arraigo domiciliario, en su propio domicilio o en custodia de otra
persona, o en centro médico o geriátrico;
VII. La prohibición de concurrir a determinadas reuniones o de visitar
ciertos lugares;
VIII. La prohibición de convivir o comunicarse con personas determina-
das, siempre que no se afecte el derecho de defensa;
IX. La separación inmediata del domicilio cuando se trate de agresiones
a mujeres y niños o delitos sexuales y cuando la víctima conviva
con el imputado;
X. La suspensión provisional en el ejercicio del cargo, profesión u oficio,
cuando se atribuya un delito cometido con motivo de éstos, siempre
y cuando aquel establezca como pena la inhabilitación, destitución
o suspensión;
XII. La prohibición de salir sin autorización del país, de la localidad en
la cual reside o del ámbito territorial que fije el juez;
XI. La prisión preventiva, si el delito de que se trate, está sancionado
con pena privativa de libertad.26

Entre las medidas de carácter real, que las puede solicitar el Minis-
terio Público o la víctima, se encuentra, principalmente, el embargo,
así como otras medidas precautorias previstas por la ley procesal civil
(artículo 190: embargo y otras medidas conservatorias).
Para que proceda la aplicación de cualquiera de las medidas de
coerción personal se requiere, como así lo indica el artículo 170

Sobre el trato que a la prisión preventiva se le da en el nuevo sistema procesal penal, CARMONA
26

CASTILLO, GERARDO A., La presunción de inocencia en el nuevo Código Procesal Penal para el estado
de Oaxaca, Vid, página 17 y siguientes.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 115


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 116

(procedencia), además de que la solicite el Ministerio Público, que


concurran los siguientes requisitos:

I. Existan datos que acrediten el cuerpo del delito y hagan probable la


responsabilidad del imputado; y
II. Exista una presunción razonable, por apreciación de las circunstan-
cias del caso particular, de que el imputado podría no someterse al
proceso, obstaculizaría la averiguación de la verdad o que su conducta
represente un riesgo para la víctima o para la sociedad27

Y la resolución que las imponga, amén de estar, como todo acto


de autoridad, fundada y motivada, debe contener:

I. Los datos personales del imputado y los que sirvan para identificarlo;
II. La enunciación del hecho o hechos que se le atribuyen y su preliminar
calificación jurídica;
III. La indicación de la medida y las razones por las cuales el juez estima
que los presupuestos que la motivan concurren en el caso; y
IV. La fecha en que vence el plazo máximo de vigencia de la medida.

Debido al carácter excepcional de las medidas coercitivas, también


se prevé la posibilidad, aún de oficio para el juez, de que en cualquier
momento del proceso se revisen, sustituyan, modifiquen o cancelen,

27
La propia ley procesal penal, contempla en los artículos 172 (peligro de fuga), 273 (peligro de obstacu-
lización) y 174 (riesgo para la víctima o para la sociedad), las circunstancias que el juez debe tomar
en consideración para decidir si, en el caso concreto, se satisfacen tales requisitos.
Para la aplicación de la prisión preventiva es necesario, además, que tales circunstancias no puedan
evitarse razonablemente mediante la imposición de una o varias de aquellas que resulten menos
gravosas para el imputado, en cuyo caso el delito será considerado como grave (artículo 179: restric-
ciones a la prisión preventiva).

El Sistema de
116 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 117

cuando hubieren variado las condiciones que justificaron su imposi-


ción (artículo 185: revisión, sustitución, modificación y cancelación
de las medidas).
Lo propio se establece para la prisión preventiva, con la única
diferencia de que dicha revisión la pueden solicitar el imputado y su
defensor, sin perjuicio de que de oficio lo haga el juez, por lo menos
cada tres meses (artículo 186: revisión de la prisión preventiva y de
la internación).
Sólo nos queda resaltar cuatro cuestiones de suma importancia.
Primero, que en el sistema procesal penal adoptado, se faculta al
juez, reintegrándole con ello la potestad y la responsabilidad de
garante de los derechos humanos que histórica, política y paulatina-
mente se le han quitado, que en cualquier caso pueda prescindir de
toda medida de coerción, incluso de la prisión preventiva, cuando la
promesa del imputado de someterse a proceso sea suficiente para
descartar los motivos que autorizarían su imposición (artículo 169 in
fine); segundo, que el juez puede imponer una sola de las medidas o
combinar varias de ellas, excepto con la prisión preventiva (artículo
171: imposición); tercero, que, atendiendo a un sentido de solidari-
dad social y humana, la prisión preventiva nunca procederá si se trata
de una persona mayor de setenta años, de mujeres embarazadas, de
madres durante la lactancia y de personas afectadas por una enfer-
medad grave y terminal (artículo 179), y, finalmente, que dada la
trascendencia que estas medidas llevan aparejadas para el dere-
cho a la libertad personal, las partes pueden ofrecer pruebas, en la
audiencia respectiva, con el fin de sustentar la imposición, revisión,
sustitución, modificación o cese de tales medidas.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 117


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 118

LOS RECURSOS
(REVOCACIÓN, APELACIÓN Y CASACIÓN)
Otro de los cambios paradigmáticos en el nuevo modelo de enjuicia-
miento penal, lo constituye, sin duda alguna, el régimen de los recursos
que se adopta, porque tales medios dejan de ser, por la propia natu-
raleza del juicio oral, un mecanismo de control jerárquico, y pasan a
ser, por el contrario, un instrumento a disposición de las partes,
sobre todo del imputado, con el fin de que el tribunal competente
para ello verifique si en el desarrollo del proceso se respetaron todas
las garantías que se derivan del derecho al debido proceso, es decir, la
legitimación, aún más, de las resoluciones judiciales en materia
penal.
Los recursos adoptados en el Código Procesal Penal, básicamente
son tres: la revocación; la apelación, y la casación (artículo 415: normas
generales).
En el capítulo I (Normas generales), del Título Décimo (recursos),
se indican los rasgos comunes del nuevo régimen recursivo. El dere-
cho a recurrir le corresponde tan sólo a quien le sea expresamente
otorgado (artículo 415: reglas generales) y el presupuesto necesario
para que se actualice tal derecho, radica en que la resolución impug-
nada les cause algún agravio, siempre que no haya contribuido a
provocarlo (artículo 417: agravio), salvo cuando se trate del imputado,
quien a pesar de ello, esto es de haberlo provocado, podrá hacerlo en
los casos en que se lesionen disposiciones constitucionales o legales
sobre su intervención, asistencia y representación (artículo 417: agravio).
Los recursos deben interponerse en el tiempo y la forma previstos
por la ley para cada uno de ellos, indicando específicamente la parte
de la resolución impugnada (artículo 416: condiciones de interposi-

El Sistema de
118 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 119

ción) y se sustentarán en el reproche de los defectos que causen el


agravio (artículo 417: agravio).
Se prevé la adhesión al recurso (artículo 420: adhesión); el efecto
extensivo de estos, cuando se trate de coimputados (artículo 423;
efecto extensivo); la prohibición de la reformatio in peius (artículo
427: prohibición de la reforma en perjuicio) y la suplencia de la queja
únicamente cuando se trate del imputado (artículo 429: estricto
derecho y suplencia de la queja), entre otras cuestiones.

REVOCACIÓN
La revocación procede, según manifestación expresa del artículo 430
(Procedencia), únicamente contra aquellas resoluciones que resuel-
van, sin sustanciación, un trámite del proceso, con el fin de que quien
la dictó examine nuevamente la cuestión y decida lo que corresponda.
Si el recurso es interpuesto en alguna audiencia, debe resolverse
de inmediato (artículo 422: recurso durante las audiencias); si lo es
por escrito, es decir, fuera de alguna audiencia, deberá interponerse
dentro de los tres días siguientes a la notificación, y en el mismo plazo,
previo traslado a los interesados, el juez tendrá que resolverlo (artícu-
lo 431: trámite).
La resolución que se dicte en relación con la revocación inter-
puesta, será ejecutada, a menos que se haya interpuesto concomi-
tantemente con el de la apelación subsidiaria y ésta se encuentre
debidamente sustanciada (artículo 432: efecto).

APELACIÓN
El recurso de apelación debe interponerse por escrito ante el juez que
dictó la resolución impugnada, dentro del término de tres días, salvo

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 119


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 120

que para ello se señale otro plazo (artículo 434: interposición), y es


procedente, además de los casos expresamente previstos en el Códi-
go,28 contra las resoluciones dictadas en las etapas preliminar e inter-
media, cuando: a) causen un agravio irreparable, y b) pongan fina a
la acción o impidan que ésta continúe (artículo 433: resoluciones
apelables).
Previo emplazamiento a las partes, el juez enviará las actuacio-
nes pertinentes (copia o legajo especial) al tribunal competente,
quien, dentro de los diez días siguientes de haberlas recibido, citará
a una audiencia en la que decidirá sobre la admisibilidad del recur-
so y la procedencia o no de las cuestiones planteadas, inmediata-
mente después de concluida la misma (artículo 436: trámite).
La audiencia de apelación se celebrará con las partes que con-
curran, quienes, por una sola vez, podrán hacer uso de la palabra, y
dejar, en la propia diligencia, breves notas sobre los planteamientos
que hagan, pudiendo ser interrogados los recurrentes sobre las cues-
tiones alegadas en el recurso (artículo 437. celebración).
Si el imputado asiste a la audiencia, se le concederá la palabra
en último término

28
Entre las resoluciones apelables, se encuentran los siguientes: 1. Todas las decisiones judiciales
relativas a las medidas de coerción (artículo 165: impugnación); 2. La negativa de la suspensión del
proceso a prueba (artículo 201 in fine); 3. La procedencia de la suspensión del proceso a prueba,
cuando el imputado considere que las reglas fijadas resultan manifiestamente excesivas o que el juez
se excedió en sus facultades (artículo 201 in fine); 4. La resolución que recaiga en el incidente sobre
devolución de objetos (artículo 248: devolución de objetos); 5. El sobreseimiento (artículo 286 in
fine); 6. Las resoluciones recaías en los incidentes de ejecución de las penas o medidas de seguri-
dad (artículo 459: incidentes de ejecución), y 7. La resolución que revoca la libertad preparatoria
(artículo 467: revocación de la libertad preparatoria).

El Sistema de
120 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 121

CASACIÓN

Además de las finalidades tradicionalmente asignadas a la casación


penal, en la que sólo se examinaban cuestiones de derecho (sustan-
tivas y procesales), en el recurso de casación regulado por el Código
Procesal Penal también se admite la posibilidad, ajustándose a los
criterios sustentados por la Corte Interamericana de Derecho Huma-
nos sobre el derecho a recurrir, de que el tribunal competente revise
cuestiones fácticas, cuando ello resulte necesario para el análisis del
agravio planteado la actualización de los supuestos de procedencia
del reconocimiento de inocencia.
Por ello, el artículo 438 (Motivos) expresamente determina que
el recurso de casación procede cuando en la resolución impugnada
no se observó o se aplicó erróneamente un precepto legal, ya sea en
la sentencia o en el sobreseimiento29 dictados por el tribunal de juicio
oral.
Se interpondrá por escrito ante el tribunal que dictó la resolución,
dentro de los diez días de haberse notificado, debiéndose citar, con
claridad, las disposiciones legales que se consideran inobservadas
o erróneamente aplicadas, así como cuales son las pretensiones
que con el recurso se busca, amén de que también debe indicarse,
por separado, cada motivo con sus respectivo fundamento (artículo
440: interposición).
Si se declara admisible el recurso y el tribunal no estima prove-
chosa la celebración de una audiencia o alguno de los interesados
considera innecesario exponer oralmente sus argumentos, en la misma

El sobreseimiento es apelable sino se dicta en el debate (artículos 331: sobreseimiento en la etapa


29

de juicio y 286 in fine) y es casable si se dicta en el debate (artículo 439: resoluciones recurribles).

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 121


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 122

resolución se dictará la sentencia que corresponda (artículo 442:


trámite). En caso contrario, la audiencia se celebrará dentro de los
quince días de haberse recibido las actuaciones, en cuyo desarrollo se
observarán las reglas previstas para el recurso de apelación (artículo
443: audiencia oral).
Podrá ofrecerse prueba cuando el recurso se fundamenta en un
defecto del proceso y se pone en entredicho la forma en que se llevo
a cabo un acto del debate, en contraposición a lo señalado en las actua-
ciones, en el acta o en los registros del debate, o en la propia sen-
tencia, como también es admisible la propuesta por el imputado, o
en su favor, incluso sobre los hechos controvertidos, cuando ello sea
indispensable para sustentar el agravio formulado, o se actualicen los
supuestos del procedimiento de reconocimiento de inocencia (artícu-
lo 444: prueba).
Para apreciar la procedencia de los reclamos invocados en el
recurso de casación, el tribunal examinará las actuaciones y los regis-
tros de la audiencia de debate, con el fin de que pueda valorar la forma
en que los jueces de juicio apreciaron la prueba y fundamentaron
su decisión, incluso, se permite la reproducción oral de alguna prueba
desahogada en el juicio, si no se tuvieren registros suficientes para
ello y el tribunal de casación lo considere necesario para analizar
la procedencia del reclamo (artículo 445: examen del tribunal que
conoce del recurso de casación).
En la resolución que se dicte, podrá anularse, total o parcialmente,
la impugnada. Si se casa totalmente la sentencia, se ordena la repo-
sición del juicio o la resolución impugnada; si la anulación es parcial
se indicará el objeto concreto del nuevo juicio o de la resolución
(reenvío). Fuera de estos casos, el tribunal de casación subsanará el
vicio y resolverá lo que corresponda (artículo 446: resolución).

El Sistema de
122 Justicia Penal Mexicano
06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 123

Finalmente, como restricciones judiciales, se prohíbe que en la


reposición del juicio, intervengan los mismos jueces que lo hicieron
en el primigenio debate, como también quedan inhabilitados los que
así lo ordenaron, para conocer de la casación que se interponga con-
tra la nueva sentencia (artículo 447: reposición del juicio).

REFLEXIONES FINALES
Los tiempos actuales requieren de un cambio en todos los ámbitos,
que satisfaga las expectativas sociales, entre las que se encuentra, por
supuesto, una mejor y más transparente procuración y administración
de justicia. El H. Tribunal Superior de Justicia del Estado, ha contri-
buido a este cambio, que será, como lo exige el artículo 39 constitu-
cional, en beneficio del pueblo, al proponer un nuevo sistema de
enjuiciamiento penal respetuoso de los derechos humanos y de todas
garantías que se derivan del derecho a un debido y justo proceso,
como seguramente la elocuencia de los hechos lo demostrará en el
futuro. Estamos seguros que el Código procesal penal hoy día vigen-
te en la región del Istmo, y que paulatinamente regirá en todo el
estado de Oaxaca,30 satisface los reclamos sociales y los postulados
propios de un Estado democrático y de Derecho.

30
El artículo primero transitorio (Entrada en vigor) del nuevo Código procesal penal, al respecto señala
que “entrará en vigor doce meses después de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno
del Estado, sucesivamente, en las siete regiones que componen el Estado de Oaxaca. Se implemen-
tará primero en los Distrito Judiciales de la región del Istmo; un año después en los de la Mixteca
y así consecutivamente en los distritos de las regiones de la Costa, Cuenca y Valles Centrales. Final-
mente se implementará simultáneamente en las regiones de la Cañada y de la Sierra (Norte y Sur). En
caso de que las partidas presupuestales lo permitan, los períodos de la implementación escalonada
podrán reducirse”.

El Nuevo Proceso Penal en Oaxaca 123


06_GerardoCarmona2:Maquetaci n 1 10/09/2009 02:42 p.m. PÆgina 124

Se abre así, una nueva etapa en la procuración y administración


de justicia penal oaxaqueña, que requiere, o mejor dicho exige para
su correcta operatividad, de un cambio de actitud de todos los servi-
dores públicos involucrados en el tema y de un cambio cultural de la
sociedad en general. Sólo así, se podrá recuperar la confianza ciuda-
dana en los órganos encargados de ambas funciones, mediante la
aplicación de una justicia penal transparente, eficaz, pronta y expedita.
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 125

ANEXO
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 127

L A REFORMA CONSTITUCIONAL
EN MATERIA PENAL DE 2008

ESTA ES UNA DE LAS MÁS TRASCENDENTALES reformas al sistema de procura-


ción e impartición de justicia penal emprendida a nivel constitucional
en México, enfocada tanto a las garantías en el proceso penal como en
la seguridad pública.
Con la reforma a los artículos 16; 17; 18; 19; 20; 21; 22; 73, frac-
ciones XXI y XXIII; 115, fracción VII, y 123, Apartado B, fracción XIII de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada en
el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, se estable-
cen y precisan el sistema penal acusatorio, los derechos de los impu-
tados y de las víctimas, el régimen de reinserción y de modificación
y duración de penas, y el Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Esta reforma, construida a partir de la iniciativa presentada por
el titular del Poder Ejecutivo Federal a la Cámara de Senadores del
H. Congreso de la Unión el 9 de marzo de 2007, elabora, en su forma
final aprobada por el Congreso de la Unión y la mayoría de los Con-
gresos locales, un nuevo régimen de justicia penal a partir de los prin-
cipios constitucionales existentes, dándoles mayor eficiencia y

127
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 128

reforzando la protección de las garantías individuales en la materia,


así como acotando la discrecionalidad de las autoridades compe-
tentes.
En general, pueden destacarse los siguientes aspectos de dicha
reforma.

SISTEMA PENAL ACUSATORIO


• Se establece la oralidad en los juicios penales.
• Principios de publicidad, contradicción, concentración, continuidad e
inmediación.
• Se asegura la reparación del daño.
• Vigilancia de la actuación del Ministerio Público por un Juez de Control.
• Prórroga para dictar auto de sujeción a proceso sólo a petición del
indiciado.
• Ejercicio de la acción penal, excepcionalmente y en términos de ley,
por los particulares.
• Actuación personal y continua del juez en las causas de su conoci-
miento.
• Desahogo de pruebas en juicio y no en la fase de averiguación.
• Inviolabilidad de las comunicaciones privadas y su valoración como
prueba sólo si son aportadas voluntariamente por alguna de las partes
que intervengan en ellas.
• La violación a los derechos fundamentales en la obtención de pruebas
las anula.
• En términos de ley, el Ministerio Público podrá solicitar el arraigo domi-
ciliario del indiciado por delitos graves en tanto entra en vigor este
sistema, para el éxito de la investigación, protección de personas o
bienes jurídicos o el inculpado pueda darse a la fuga.

El Sistema de
128 Justicia Penal Mexicano
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 129

• La ley preverá beneficios al inculpado en caso de aceptar su respon-


sabilidad.
• La imposición de penas, su modificación y duración son atribución
exclusiva de la autoridad judicial
• El sistema penitenciario buscará la reinserción del sentenciado y se
organizará sobre la base del trabajo, la capacitación, la educación, la
salud y el deporte.
• Se establece un sistema integral de justicia para personas entre 12
y menos de 18 años. Los menores de 12 años serán sujetos a reha-
bilitación y asistencia social.

DERECHOS DE LOS IMPUTADOS


• Presunción de inocencia.
• Declarar o guardar silencio sin perjuicio, y se excluye como prueba la
confesión sin asistencia del defensor.
• Los inculpados deber ser juzgados antes de cuatro meses si la pena
máxima del delito del que se les acusa no excede de dos años de prisión,
y antes de un año si excede de ese tiempo.
• La prisión preventiva no podrá exceder de dos años, salvo por el ejer-
cicio de la defensa del inculpado.
• Servicio de defensoría pública de calidad (defensa por abogados
exclusivamente).

DERECHOS DE
LAS VÍCTIMAS U OFENDIDOS

• Asistencia jurídica e información completa del procedimiento.


• Coadyuvancia activa con el Ministerio Público.
• Atención médica y psicológica urgente.

Anexo
La reforma constitucional en... 129
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 130

• Reparación del daño.


• El Ministerio Público está obligado a proteger a las víctimas u ofendidos
y a los testigos.
• Impugnar ante el juez las omisiones del Ministerio Público y las reso-
luciones de reserva, no ejercicio, desistimiento de la acción penal o
suspensión del procedimiento si no está satisfecha la reparación del
daño.

SISTEMA NACIONAL DE
SEGURIDAD PÚBLICA:
• La seguridad pública comprende la prevención de los delitos, la inves-
tigación y persecución de los mismos, y las sanciones a las infracciones
administrativas.
• Principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honra-
dez y respeto a los derechos humanos.
• Se define constitucionalmente a la delincuencia organizada (organiza-
ción de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma
permanente o reiterada).
• La retención de un indiciado por el Ministerio Público no podrá exceder
de 48 horas, y del doble en caso de delincuencia organizada.
• La reclusión preventiva y el cumplimiento de sentencias en caso de
delincuencia organizada se hará en centros especiales.
• El Ministerio Público sólo podrá solicitar la prisión preventiva del incul-
pado para garantizar la investigación, la comparecencia del inculpado,
la protección de la víctima, testigos o la comunidad o sea procesado
o sentenciado previamente por delito doloso.
• De oficio, el juez decretará prisión preventiva por delincuencia organi-
zada, homicidio doloso, violación, secuestro, delitos cometidos violen-
tamente (por ejemplo, con armas o explosivos) o delitos graves contra la

El Sistema de
130 Justicia Penal Mexicano
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 131

seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad o contra


la salud.
• Atribución del Congreso de la Unión para legislar en materia de delin-
cuencia organizada.
• Atribución de los gobernadores para mandar a la policía municipal en
casos de fuerza mayor o alteración grave del orden.
• El Estado no estará obligado a reincorporar a agentes del Ministerio
Público, peritos o elementos policíacos en caso de terminación del
servicio por cualquier causa.
• El Estado proporcionará servicios complementarios de seguridad
social para personal del Ministerio Público, policías y servicios periciales.

La entrada en vigor del sistema acusatorio previsto, la legislación


secundaria lo establecerá sin exceder de 8 años a partir del día
siguiente (19 de junio de 2008) del de la publicación del decreto de
reforma (18 de junio de 2008), para lo cual la Federación y las enti-
dades federativas deben realizar las adecuaciones normativas nece-
sarias, pudiendo adoptar un sistema penal acusatorio regional o por
tipo de delito, excepto en las entidades que ya lo tengan previsto en
su legislación, para las que entrará en vigor al día siguiente de la
publicación del decreto.
En cuanto al sistema de reinserción, y el régimen de modificación
y duración de las penas entrará en vigor, a su vez, en términos de la
legislación secundaria, sin exceder de tres años a partir del día
siguiente del de la publicación del decreto de reforma.
En el aspecto legislativo, las leyes sobre delincuencia organizada
de las entidades federativas estarán en vigor hasta que el Congreso de
la Unión legisle en la materia. Asimismo, se prevén seis meses para
que éste expida la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Anexo
La reforma constitucional en... 131
07_Anexo_Reforma:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:02 p.m. PÆgina 132

Mientras tanto, operará una instancia de coordinación con represen-


tantes de los poderes federales, del sector académico, la sociedad
civil, conferencias de seguridad pública, procuración de justicia y de
presidentes de tribunales, que tendrá una secretaría técnica para
apoyo a autoridades federales o locales, y que contará con fondos
especiales federales para financiar sus actividades.

SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN

DIRECCIÓN GENERAL DE COMPILACIÓN Y


CONSULTA DEL ORDEN JURÍDICO NACIONAL
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 133

INICIATIVA DE DECRETO POR EL QUE


SE REFORMAN DIVERSOS ARTÍCULOS DE
LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE
LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
9 DE MARZO DE 2007

CIUDADANO PRESIDENTE DE LA CÁMARA de Senadores del Honorable Congreso


de la Unión, PRESENTE.

A medida que un Estado democrático de Derecho avanza en su desarro-


llo político y económico, algunas variables se ven afectadas de
modos diversos. Tal es el caso de la incidencia delictiva. Es por eso
que en el mundo se reconoce que deben adecuarse las estructuras
constitucionales y legales para dar respuesta a este fenómeno social con
mayor efectividad pero con absoluto respeto a la legalidad.
México no es la excepción; nuestro sistema de justicia penal ha sido
objeto recurrente de críticas y llamados a su modernización, tanto por
la sociedad en general como por organismos públicos y privados,
nacionales e internacionales.
En nuestro país, los niveles de impunidad y de inseguridad pública
se han incrementado en los últimos años. Es claro que esta situación
dificulta el desarrollo de México, ya que aleja las inversiones, da lugar
a una percepción de temor generalizado en la sociedad, provoca

133
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 134

desconfianza en las instituciones públicas y obstaculiza el desarro-


llo personal de los individuos y de toda nuestra comunidad.
Es imperativo revertir los índices de inseguridad pública e imprescin-
dible que la sociedad recupere la confianza en sus instituciones; que
sienta la certeza de que, ante la comisión de un delito, por menor
que éste sea, se impondrá una sanción proporcional a la conducta
y que la víctima tendrá a su alcance los elementos y medios eficaces
para ser restituida en el agravio ocasionado. No podemos permitir
que nuestros hijos se acostumbren a vivir en medio de la violencia,
a que vean como natural la impune comisión de los delitos. Es nece-
sario generar un ambiente de paz pública que devuelva la tranquilidad
a nuestras familias y sea uno de los elementos esenciales para el
desarrollo de cada individuo y de la sociedad, en un marco de libertad
y justicia.
El actual sistema de justicia fue concebido en una época distin-
ta a la que vivimos. Hoy, la globalización y las nuevas tecnologías han
modificado no solo las necesidades y los intereses de los distintos
grupos que conforman la sociedad, sino sus valores y costumbres.
Esto exige una revisión a fondo, una modernización que permita
hacer frente a las formas que la delincuencia ha adoptado.
Nuestro sistema de justicia ha colocado la figura del Ministerio
Público, a lo largo de nuestra historia postrevolucionaria, como la
autoridad a cargo de la investigación de los delitos, con el auxilio de
una policía bajo su autoridad y mando inmediato que, sin autonomía
funcional y administrativa, ha visto limitada su capacidad de inves-
tigación.
El Ministerio Público fue concebido por el Constituyente de 1917
como la autoridad a la que correspondía, en conjunto con la policía,

El Sistema de
134 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 135

mas no a ésta como un auxiliar de aquél, la persecución del delito,


reservando la acción penal al órgano jurídico que presentase el caso
ante los tribunales. Fue hasta la reforma constitucional de 1996,
cuando la palabra “investigación” se incorporó al texto del artículo 21
y se dejó por completo esta función y la persecutora al Ministerio
Público, convirtiendo a la policía en un órgano auxiliar que sólo puede
investigar bajo las directrices estrictas del primero. Esta reforma
constitucional, que fue producto de la tradición de la legislación proce-
sal secundaria, hizo que el Ministerio Público fuera rebasado por la
realidad social.
Actualmente, el Ministerio Público no realiza la investigación por
sí mismo sino que, tradicionalmente, la ha delegado en la policía y
ésta, al no ser constitucionalmente la autoridad responsable de la
investigación, se constriñe al cumplimiento de las instrucciones que
recibe, limitando así sus habilidades e impidiendo su profesionaliza-
ción al no asumirse como actor principal de la investigación.
Es indispensable redefinir a la policía como un órgano corres
ponsable de la investigación penal y devolverle las facultades que poco
a poco fue perdiendo en la práctica y en las legislaciones secunda-
rias. El objetivo es que, como sucede en otros países, se fortalezca
la profesionalización policial para que ésta pueda recibir denuncias,
recabar evidencias físicas y datos relacionados con los hechos
posiblemente delictuosos, sin la camisa de fuerza que significa una
innecesaria subordinación jerárquica y operativa al Ministerio Públi-
co, sino únicamente contando con su conducción jurídica para cons-
truir los elementos probatorios que permitan llevar los asuntos ante
los tribunales.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 135
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 136

Asimismo, redistribuir las facultades de investigación entre los


órganos responsables (policía y Ministerio Público) permitirá una
investigación más científica, objetiva y profesional, con la consecuente
solidez en el ejercicio de la acción penal.
También se propone promover mecanismos alternos de solución
de controversias que, en muchas ocasiones, resultan más apropiados
para los fines de la justicia que la imposición de una pena de prisión,
al restituir al agraviado en el pleno goce de sus derechos y recons-
truir el orden social quebrantado por medio de la restitución y no de
la represión.
La existencia de estos mecanismos alternos de solución de contro-
versias permite que el Estado mexicano centre sus capacidades insti-
tucionales en la investigación y persecución de los delitos que dañan
la estructura social, el orden y la paz públicos. A su vez, es una forma
de despresurizar el sistema judicial y lograr justicia pronta, comple-
ta e imparcial en tiempos breves, lo que generará satisfacción a la
sociedad y a las víctimas.
La reestructuración del sistema de justicia penal que se propone
se sustenta en la experiencia internacional y, además, en los esfuerzos
realizados por diversas entidades federativas que han abordado la
problemática con responsabilidad y sensatez, tales como Chihuahua,
Estado de México, Nuevo León y Oaxaca, en las que se han concreta-
do reformas legislativas para agilizar los procedimientos penales y
facilitar la restitución de los derechos a las víctimas u ofendidos.
El Ejecutivo Federal a mi cargo reconoce profundamente los
esfuerzos y el trabajo realizado para alcanzar la meta de una justi-
cia pronta y expedita y considera de la mayor importancia sentar las
bases constitucionales para aplicar un nuevo modelo de justicia

El Sistema de
136 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 137

penal en todo el país. La Federación y las entidades federativas, bajo


criterios uniformes y sistemáticos, podrán coordinar los esfuerzos y
obtener la colaboración de todos los actores en el abatimiento de la
impunidad y la recuperación de la seguridad y la justicia.
La unificación penal ha sido una tendencia cada vez más fuerte
de las repúblicas que han elegido como modelo de organización el
sistema federal.
Por otra parte, es preciso reconocer la necesidad de articular el
modelo de justicia con los instrumentos internacionales de los que
México es parte y que preceptúan diversos derechos de las víctimas
y los imputados. En efecto, un modelo eficaz, ante el incremento de
la delincuencia, no puede estar sustentado de manera exclusiva en
mayores facultades para las autoridades policiales sin control alguno;
sino que, en todo caso, debe contar con los equilibrios propios e
indispensables que exige la justicia y, en general, un Estado demo-
crático de derecho.
Es de advertir que la presente iniciativa parte de un tratamiento
diferenciado entre los delitos graves y aquéllos considerados como
de delincuencia organizada. En estos últimos, se propone conceder al
Ministerio Público mayores herramientas de investigación que puedan
ser implementadas con la premura que estos casos requieren. El
gobierno de México es enfático en reiterar su compromiso de enfren-
tar al crimen organizado con todas las fortalezas del Estado, con
permanencia y efectividad. Esta reforma es fundamental para lograr
ese objetivo.
Para elevar la capacidad de investigación y estar a la altura de
las nuevas facultades constitucionales, así como para fortalecer las
tareas de prevención policial, se propone un Sistema Nacional de
Desarrollo Policial que regulará el ingreso, selección, permanencia,

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 137
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 138

profesionalización, promoción, remoción, separación, sanción y reco-


nocimiento a sus miembros. Es imperativo para el Estado mexicano
blindar a sus policías de la corrupción y conceder a sus integrantes
un proyecto de vida, y dignificar así su papel ante la sociedad.
Como se hizo evidente en los párrafos anteriores, el principal
problema que aflige a la sociedad mexicana es el de la inseguridad.
Éste ha mermado la calidad de vida de los ciudadanos así como sus
relaciones familiares, laborales y comunitarias. México no puede
esperar más.
La reforma que aquí se propone tiene como objetivo el abati-
miento de este problema por medio de una reestructuración de fondo
de nuestro sistema de justicia que se traduzca en mayor tranquilidad
y seguridad jurídica para nuestras familias.
A través de la presente Iniciativa, el Ejecutivo Federal a mi cargo
hace un enérgico llamado a todas las fuerzas políticas para que
sumemos esfuerzos en un proyecto de unidad que tiene como fin
último el único interés y objetivo que, como servidores públicos,
debemos tener en consideración: México.
Bajo las premisas antes descritas, someto a la consideración de
ese honorable cuerpo colegiado, reformas a los artículos 16, 17, 18,
20, 21, 22, 73, 122, Y 123, Apartado B, fracción XIII, de la Constitu-
ción Política de los Estados Unidos Mexicanos, mismas que se deta-
llan a continuación:

Artículo 16

Se propone la adición de un segundo párrafo al artículo 16 constitu-


cional a efecto de establecer, al más alto nivel normativo, la existencia
de medidas cautelares en los asuntos del orden penal.

El Sistema de
138 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 139

Estas medidas constituyen actos de autoridad que tienden a pro-


teger o restituir los derechos de las víctimas, a salvaguardar el interés
social y a garantizar la continuación de los procedimientos sin nece-
sidad de concluir todo el proceso penal para llevar una restitución a
la sociedad.
Tal y como lo ha establecido la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, son dos los principios que inspiran a estas medidas: el peli-
gro en la demora y la apariencia del buen derecho.
La sociedad mexicana requiere respuestas oportunas. Resulta
incomprensible, por ejemplo, que una víctima de violencia intrafa-
miliar no pueda ser protegida de su victimario con la prohibición de
acercamiento sino hasta que se dicte sentencia definitiva; o que el
propietario de un inmueble objeto de despojo, aún ante la clara
apariencia del buen derecho, no reciba su bien sino hasta el pronuncia-
miento final de un juez sobre la existencia del delito y la responsabi-
lidad penal. Queda claro, como lo ha demostrado, por ejemplo, la
suspensión en el juicio de amparo, que una medida cautelar puede
proteger a la sociedad y evitarle un perjuicio mayor al ya sufrido.
No obstante lo evidente de la benevolencia de las medidas caute-
la res, dentro del proceso penal actual existen muy pocas, lo que ha
hecho que la sociedad no se sienta satisfecha del sistema de justi-
cia o, en casos más graves, que la investigación y persecución de los
delitos se trunque o se dilate por la ausencia de esta figura proce-
sal. Hoy en día, existen algunas de estas medidas, como lo vemos en
el arraigo, en la prohibición de salir de una demarcación territorial o
en el aseguramiento de bienes; sin embargo, es claro que es indis-
pensable ampliarlas y, dado su carácter de restricción de derechos
fundamentales, deben ser incorporadas a nivel constitucional.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 139
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 140

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la acción de


inconstitucionalidad 20/2003, se pronunció en el sentido de que
las medidas que restrinjan la libertad personal tienen que estar en
el texto constitucional; por ello, para dar pie a un número importante
de medidas cautela res, al adicionar el párrafo segundo al artículo
16 que se propone, se da sustento constitucional a las mismas y se
prevén los fines de éstas, dejando a la legislación secundaria la facul-
tad de definirlas expresamente.
De aprobarse la reforma, el legislador podría señalar como medidas
cautela res impuestas por el juez durante la investigación de los delitos:

a) El arraigo;
b) La prohibición de salir de una demarcación territorial;
c) La prohibición de acercarse a una o varias personas;
d) La restitución provisional de los derechos de las víctimas u ofendidos;
e) La vigilancia a cargo de determinadas personas o instituciones;
f) El aseguramiento de instrumentos, objetos y productos del delito;
g) La protección de la integridad física y moral de las víctimas u ofendidos;
h) Los actos para garantizar la reparación del daño, e
i) La caución para garantizar los derechos de las víctimas.

Por otra parte, las medidas impuestas por el Ministerio Público


serían las mismas que las del juez, con excepción del arraigo que
implica una altísima afectación a la libertad personal. Las otorgadas
por el Ministerio Público siempre serían revisadas, dentro de un plazo
corto que establezca la ley secundaria y mediante un recurso judicial
expedito.
La idea de que las medidas cautela res sean concurrentes tiene
su fundamento en la propuesta de reforma al artículo 20, apartado b),

El Sistema de
140 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 141

fracción VI, de la Constitución que autoriza a la víctima u ofendido a


solicitarlas, lo cual podría hacer —a su elección— ante el Ministerio
Público o ante el juez, sin necesidad de formalismos que hoy limitan
mucho los derechos y la intervención de los sujetos pasivos del delito.
La intención de la existencia del control judicial de diversos actos
durante la investigación es que sean revisados en cuanto a su lega-
lidad por un órgano jurisdiccional, cuyas características principales
son la independencia, la legalidad, la imparcialidad y la objetividad
de sus decisiones.
Lo anterior permite un equilibrio entre las nuevas medidas cau-
telares en la investigación, restrictivas de los derechos fundamenta-
les, con la necesidad de proteger a la sociedad, a las víctimas u
ofendidos, al posibilitar una investigación expedita, pero siempre en
un marco de estricta legalidad.
El actual segundo párrafo del artículo 16 constitucional, se reu-
bica como párrafo tercero del mismo precepto y se agrega un cuarto
párrafo para establecer los lineamientos que habrá de seguir el legis-
lador secundario al establecer su catálogo de delitos graves.
En la reforma constitucional de 1993 se incorporó la distinción
entre delitos graves y no graves para la regulación de la libertad pro-
visional. Sin embargo, algunos códigos procesales, alejándose del
espíritu de la Constitución, establecieron como graves muchos deli-
tos que no lesionaban seriamente a la sociedad mexicana.
En aquel entonces, el Constituyente expuso que los delitos graves
tendrían que contenerse en un catálogo limitativo de conductas, y que
el legislador secundario debía escogerlas con extrema prudencia, lo
que significaba que fuesen graves sólo aquellos delitos que afectaran
seriamente la tranquilidad y la paz públicas, Incluso, el Código Federal

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 141
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 142

de Procedimientos Penales establece que son graves los delitos con-


tenidos en el artículo 194 porque lesionan valores fundamentales de
la sociedad.
Para evitar que el legislador secundario incurra nuevamente en
los excesos de tipificar como graves conductas que no lo son, y con
ello, afectar el compromiso internacional de que la prisión preventiva
sea la excepción y no la regla, tal y como lo prevé el numeral 9.3 del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, se propone la
adición de un cuarto párrafo al artículo 16 constitucional.
Asimismo, se propone la adición de un décimo párrafo al artícu-
lo 16 para regular constitucionalmente el arraigo. Al considerar la
resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la acción
de inconstitucionalidad 20/2003, y en virtud de que el arraigo es un
acto restrictivo de la libertad personal, debe estar inmerso en el texto
constitucional.
En relación con el arraigo y a fin de evitar abusos, se propone lo
siguiente:

a) Sólo lo puede dictar el juez, quién determinará la modalidad de su


ejecución, salvo en el caso de delincuencia organizada en que podrá
dictarse por el Ministerio Público con posterior revisión de la autoridad
judicial.
b) Se establece con precisión el tiempo máximo de duración.
c) Por primera vez, se prevén los fines del arraigo, de forma que así se
evita la arbitrariedad al permitirse únicamente cuando se compruebe
la necesidad de la medida para proteger a las personas o bienes jurí-
dicos, para la continuación de la investigación o si existen datos de
riesgo fundado de sustracción del inculpado a la acción de la justicia.
d) Se limita al caso de delitos graves, con duplicidad para delincuencia
organizada.

El Sistema de
142 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 143

El actual octavo párrafo se convierte en décimo primero y se adi-


ciona un décimo segundo que establece la facultad de la policía de
allanar domicilios en caso de flagrancia, siendo congruentes con el
reciente criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esta
adición da certidumbre a las finalidades del allanamiento hoy permi-
tido por la jurisprudencia.
El párrafo noveno actual se convierte en párrafo décimo tercero y
se adiciona un párrafo décimo cuarto que prevé como herramientas
especiales en materia de investigación de la delincuencia organizada
las órdenes de arraigo, cateos e intervenciones de comunicaciones
privadas, que durante la investigación podrán ser autorizadas por el
Ministerio Público. La intención es que estas medidas de investigación
sean oportunas, pues derivado de la operación de la delincuencia
organizada, resulta evidente que, en varios casos, se tienen datos
que señalan la necesidad de intervenir comunicaciones de forma
inmediata. En ocasiones acudir a la autoridad judicial dificulta o
imposibilita la investigación; lo mismo acontece con los cateos, pues
los elementos que se recaben durante su práctica pueden servir
para detener o dirigir una investigación contra la delincuencia orga-
nizada.
Al involucrar bienes de tan alta jerarquía se establece un mecanis-
mo de control posterior para que sea el juez quien, de manera oficiosa,
revise la legalidad de las intervenciones y los cateos.

Artículo 17

Se adiciona un último párrafo para que los mecanismos alternativos


de solución de controversias sean eje toral del sistema de justicia en
general y, por supuesto, del penal. Esto implica la adopción de la

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 143
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 144

justicia restaurativa sobre la represiva a efecto de que la capacidad


del Estado en la investigación, persecución y sanción de los delitos,
se centre en lo que realmente afecta a la sociedad mexicana.

Artículo 18

Se propone la reforma al artículo 18 párrafo tercero de la Constitu-


ción, toda vez que el actual permite que los sentenciados del orden
común compurguen sus penas en centros federales, pero no a la
inversa, lo que claramente no es una prohibición sino una regulación
constitucional incompleta. Ahora, se prevé que los convenios se cele-
bren para que los sentenciados compurguen sus penas en centros
penitenciarios de otro fuero, con lo que se perfecciona el texto cons-
titucional.
Por su parte, se sugiere una adición a la última parte al párrafo
final del numeral 18 citado, para que en caso de delincuencia orga-
nizada se excepcione la garantía individual consistente en solicitar
que la pena se compurgue cerca del domicilio del reo, lo que responde
a la obvia razón de que los miembros de la delincuencia organizada
compurguen sus penas en centros penitenciarios que cuenten con
la seguridad y las instalaciones necesarias para la protección de su
integridad, disminuyendo los riesgos de fuga o violencia interna.

Artículo 20

Se proponen realizar modificaciones tendientes a equilibrar los dere-


chos de los inculpados y los referentes a la protección y restitución de
los de la víctima; estableciendo además un régimen de eliminación

El Sistema de
144 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 145

de etapas procesales ante el reconocimiento expreso por parte del


inculpado respecto de su participación en el delito.

Fracción III

En dicha fracción se propone establecer la reserva de los datos de las


personas que denuncian hechos relacionadas con el crimen organi-
zado; lo anterior tiene como finalidad lograr la protección de quienes,
arriesgando su integridad, informan a la autoridad la participación de
determinadas personas en organizaciones delictivas, lo que consti-
tuirá una herramienta eficaz en el combate al crimen organizado.
Lo anterior no conculca en ningún momento el derecho de defensa
a la que toda persona tiene derecho, pues todo inculpado habrá de
conocer los hechos que se le atribuyen y las pruebas de los que se
desprende, sin que exista necesidad lógica de hacerle saber la forma
en que, inicialmente, la autoridad conoció su membresía delictiva.
Además, se adiciona un párrafo segundo a esta fracción III, con
el fin de que la ley secundaria, con base en una visión integral de la
política criminológica del Estado Mexicano, promueva la cultura de
la verdad y la agilidad de los procesos penales.
La intención de esta iniciativa es que la confesión, al ser un acto
de la mayor relevancia, se rinda con toda la información sobre sus
consecuencias, de manera libre y ante una autoridad judicial que
Garantice el respeto pleno de los derechos fundamentales.
Si esto sucede, la lógica del derecho constitucional que se pro-
pone, es la existencia de un examen judicial sobre la veracidad del
reconocimiento de la responsabilidad, a la luz de los demás elementos
de convicción, para determinar si es factible evitar etapas procesales
para una conclusión prácticamente anunciada.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 145
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 146

Esta adición contempla dos aspectos:

a) La ley establecerá beneficios ante el sometimiento y constricción a


la norma, mediante el reconocimiento expreso, en atención a una
política criminológica coherente, y
b) Que ante la confesión, apoyada por otros elementos de convicción,
se hace innecesario el dictado de un formal procesamiento, por lo
cual se cita inmediatamente a sentencia para su dictado y, sea en
la misma audiencia o en una audiencia de individualización, se cuan-
tificará la pena.

Ello promueve la cultura de la verdad y no de la mentira, el cons-


treñimiento a la ley, y agiliza el proceso, con la consecuente satisfac-
ción de la sociedad por la inmediata imposición de la sanción a la
conducta que quebranta el orden legal.
Lo anterior se plasma en el texto constitucional al adicionar el
segundo párrafo de la fracción que se explica en virtud de que, ordi-
nariamente, sería en la audiencia de declaración preparatoria el
momento idóneo para producir el efecto de citar a audiencia de sen-
tencia al existir el reconocimiento de responsabilidad. Sin embargo,
la ley puede establecer consecuencias similares a la confesión ren-
dida antes de la celebración del juicio.

Fracción VIII

En congruencia con la división de delitos graves y no graves, la misma


se recoge en la fracción VIII, con la finalidad que los primeros tengan
un máximo de juzgamiento de un año, y los segundos de cuatro
meses.

El Sistema de
146 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 147

Permanece la garantía de que, si lo solicita el inculpado, se le dé


más tiempo para su defensa, por ser un principio reconocido por
México en tratados internacionales, pero también, porque en ocasio-
nes la preparación de las pruebas puede implicar complicaciones
importantes, como sucede en cualquier sistema de justicia.

Fracción IX

Es de suma importancia que el inculpado cuente con una defensa


adecuada. Ello es una garantía que no puede ser soslayada o limi-
tada bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, en materia penal,
nuestra Constitución permite al inculpado escoger como su defensor
a una persona de su confianza, sin exigir que ésta sea un perito en
derecho. Si bien esto tiene su justificación, ya que estamos hablan-
do de la defensa de bienes fundamentales como la libertad o la vida,
se estima necesario que siempre exista una asesoría por parte de un
licenciado en derecho. En esa virtud, si el inculpado no puede o no
quiere nombrar un abogado, se establece la obligación del juez de
designar uno de oficio, quien auxilie a la persona de confianza.

Artículo 20, apartado 8


Fracción II

Se modifica la figura de la coadyuvancia, ya que actualmente la vícti-


ma u ofendido sólo puede tener contacto con el Ministerio Público.
Ante la redistribución de competencias y la obligación compartida del
Ministerio Público y de la policía como dos entes diversos, se hace
indispensable relacionar la coadyuvancia con la investigación en
general, conservando el derecho de aportar pruebas, evidencias o datos.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 147
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 148

Se considera necesario dar voz a la víctima como parte interesa-


da dentro del proceso, otorgándole la facultad de intervenir en el
mismo e interponer recursos en los términos que prevea la ley.
La eliminación del párrafo segundo de la fracción II actual, es
congruente con el nuevo derecho previsto en la fracción VII, pues en
ésta se le otorga un medio de control judicial expedito para impug-
nar las omisiones en la averiguación previa.

Fracción IV

En esta fracción se propone otorgar a la víctima u ofendido la facul-


tad de solicitar directamente al juez la reparación del daño causado
por el delito, lo cual fortalece su participación en el proceso.

Fracción V

Tratándose de los delitos de violación o secuestro, se propone que


cualquier víctima u ofendido, independientemente de su edad, no se
encuentre obligado a carearse o estar presente en el mismo lugar
que inculpado cuando se desarrolle el juicio. Esto no implica, por
supuesto, que estén exentos de declarar, pues resulta evidente que
el sujeto pasivo del delito tiene mucho que aportar al conocimiento
de la verdad histórica, ni que el inculpado quede en estado de inde-
fensión, sino que obliga a la legislación secundaria a prever un meca-
nismo para que se desahoguen estas testimoniales, ubicando en
diferentes lugares a la víctima y al victimario.
Asimismo, se aumenta la protección de los menores de edad al
no obligarlos a carearse o confrontar al inculpado, en ningún caso,
independientemente del delito de que se trate.

El Sistema de
148 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 149

Fracción VI

Como se explicó al abordar la propuesta del párrafo segundo del


artículo 16 constitucional, en el nuevo sistema se plantean medidas
cautelares amplias que protejan los derechos de las víctimas u ofen-
didos, atendiendo a los principios de la apariencia del buen derecho
y al peligro en la demora.
Al efecto, se faculta a la víctima para solicitar al Ministerio Público
o al juez, en los términos que prevea la ley, medidas cautelares para
la protección y restitución de sus derechos.
Lo anterior permite una acción expedita por parte de la autoridad
para proteger los derechos de las víctimas u ofendidos, sin necesi-
dad de esperar el final del juicio.

Fracción VII

La sociedad se duele “de que, en ocasiones, el Ministerio Público o la


policía incumplen las altas funciones de investigar y perseguir los
delitos.
La intención de adicionar esta nueva fracción al artículo citado,
es permitir que en la legislación secundaria se prevea un procedi-
miento ágil, para que la autoridad judicial vigile que la investigación
se desarrolle con puntualidad, certidumbre y eficacia.
El medio de impugnación o control que permitiría esta fracción
sería más expedito y estaría exento de formalidades. En la actualidad,
el único medio que existe para controvertir judicialmente las omisiones
del Ministerio Público, así como las resoluciones de no ejercicio y desis-
timiento de la acción penal, es el juicio de amparo. Sin embargo, dicho
juicio requiere de ciertas formalidades que exigen la intervención de

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 149
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 150

un abogado. Esto, en muchas ocasiones, impide a la víctima u ofen-


dido acudir ante la autoridad judicial.

Artículo 22

Se propone conservar la primera parte del párrafo tercero del artícu-


lo 22 constitucional, que prevé la figura del abandono, la cual ya se
encuentra regulada en el Código Federal de Procedimientos Penales.
Sin embargo, se plantea eliminar la segunda parte del párrafo
tercero, para sustituirla con una figura más novedosa y menos com-
plicada en su aplicación.
En efecto, se propone establecer la posibilidad del Estado de
aplicar a su favor, bienes respecto de los cuales existan datos sufi-
cientes para considerar que son instrumento, objeto o producto de
actividades de la delincuencia organizada.
En la actualidad, la suerte de los bienes depende, en primer térmi-
no de que exista un aseguramiento. Adicionalmente a ello, es nece-
sario esperar la declaratoria de responsabilidad penal plena de una
o varias personas.
Sin embargo, en ocasiones los bienes pueden no tener una rela-
ción directa o visible con los procesados, aún cuando si hay elementos
de prueba suficientes para considerar que son instrumento, producto
u objeto de un delito de delincuencia organizada.
Un caso evidente es aquél inmueble que se encuentra a nombre
de una persona en donde se siembran grandes cantidades de droga.
Resulta notorio que el inmueble es instrumento del crimen organizado,
pero no puede demostrarse que sea producto de las actividades de
la delincuencia organizada, sino que es usado por dicha delincuencia

El Sistema de
150 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 151

para la comisión de sus ilícitos. Hoy, la legislación prohíbe la aplica-


ción de ese inmueble en favor del Estado, no obstante que es obvio
que sin ese tipo de bienes se dificulta la operación del narcotráfico.
En consecuencia, se propone un cuarto párrafo al artículo 22
para establecer un procedimiento judicial independiente, distinto al
que se siga contra los inculpados de delitos de delincuencias orga-
nizada, en donde lo que se juzgue es si el bien fue objeto, instrumento
o producto de la delincuencia organizada y, si ello es así, se proceda
a la aplicación de dichos bienes en favor del Estado.
Por supuesto, la nueva norma establece expresamente que no
procede la aplicación a favor del Estado de los bienes propiedad o
poseídos por personas de buena fe, con el objeto de que no se incurra
en arbitrariedades.
La idea es perseguir los bienes de la delincuencia organizada,
independientemente de donde se encuentren o de su situación jurí-
dica, con el fin de minar sus estructuras financieras, lo que permitirá
un mayor combate al crimen organizado.
Con la reforma al artículo 22 constitucional, se propone que se
apliquen bienes a favor del Estado, bajo los siguientes lineamientos:

a) Que sólo lo realice la autoridad judicial, lo que concatenado con el


artículo 14, párrafo segundo, implica un procedimiento en donde se
respete plenamente la garantía de audiencia;
b) Que existan datos suficientes para considerar que los bienes son
instrumento, producto u objeto de actividades de la delincuencia
organizada;
c) Que la aplicación de los bienes en ningún caso afecte derechos de
propietarios o poseedores de buena fe.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 151
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 152

Artículos 21 y 73,
fracción XXIII y 123, fracción XIII

La reingeniería de las instituciones encargadas del combate a la


delincuencia requiere la reforma normativa que permita recuperar
la naturaleza de los órganos investigadores y acusadores; es decir,
otorgar a la policía la facultad de realizar investigaciones que permitan
identificar a las personas que cometen delitos y, al mismo tiempo,
que generen los elementos necesarios para que el Ministerio Público
pueda presentar ante los órganos jurisdiccionales posiciones de acu-
sación suficientemente soportadas, logrando un doble fin: menor
impunidad y mayor certeza en el procedimiento.
En este sentido, se propone reformar el artículo 21 de la Consti-
tución para establecer claramente que la investigación de los delitos
corresponde al Ministerio Público y a la policía, la cual actuará bajo
la conducción jurídica de aquél en el ejercicio de esta función. La
intención es que la investigación siga a cargo, jurídicamente, del
Ministerio Público, pero que en ella la policía actúe con la autonomía
técnica y funcional necesaria y propia de su naturaleza, con faculta-
des y atribuciones que, sin lesionar o molestar derechos sustantivos,
permitan el conocimiento de los hechos aparentemente delictivos y
la identificación del probable autor o partícipe.
De esta manera se abandona el concepto tradicional de que la
policía se encuentra bajo la autoridad y mando inmediato del Minis-
terio Público, sin que ello implique la falta de control, toda vez que la
autoridad ministerial continúa siendo la conductora, jurídicamente,
de la investigación.
En efecto, la policía debe asumir la responsabilidad en la investi-
gación técnica y científica de los delitos. Para ello, no basta otorgarle

El Sistema de
152 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 153

autonomía bajo la conducción jurídica del Ministerio Público, sino que


es imprescindible contar con herramientas complementarias y, por ello,
la presente iniciativa, en el artículo 73, fracción XXIII, propone crear el
Sistema Nacional de Desarrollo Policial, cuyo propósito es lograr
cuerpos policiales altamente capacitados y con sólidas bases profe-
sionales para el reto que significa el abatimiento de la impunidad.
En este sentido, la profesionalización de los servidores públicos
dedicados a la procuración de justicia y a la investigación de los deli-
tos, así como la depuración de los malos elementos que incurren en
actos ilícitos en el desempeño de sus funciones, significan una parte
fundamental del éxito de esta estrategia, toda vez que si no contamos
con agentes ministeriales y policial es eficientes, honestos y confiables,
cualquier esfuerzo para enfrentar a la delincuencia será inviable.
Cabe recordar que la necesidad de depurar las instituciones poli-
ciales fue plasmada en la reforma constitucional de 1999, en la cual
se estableció, entre otras cosas, que si tales elementos no cumplían
con los requisitos de permanencia fijados en la ley, podrían ser removi-
dos sin que procediera su reinstalación, cualquiera que sea el juicio o
medio de defensa para combatir la remoción y, en su caso, sólo proce-
dería la indemnización.
La intención del Constituyente fue establecer un enérgico meca-
nismo para expulsar a los miembros de las instituciones policiales que
hubieran incumplido los principios de legalidad, honradez, lealtad,
imparcialidad y eficiencia, negándoles, en términos absolutos, la
reinstalación en sus cargos, cualquiera que haya sido la resolución
jurisdiccional respecto del juicio o medio de defensa promovido, pues
aunque aquélla hubiera sido favorable para los quejosos, sólo proce-
de su indemnización.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 153
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 154

Con posterioridad a la reforma constitucional citada, en el ámbito


federal se implementó un amplio esquema de evaluaciones a los
agentes policiales, el cual tuvo resultados buenos, pues se consiguió
separar a los elementos que no cumplían con los requisitos de perma-
nencia, que no cubrían el perfil requerido para sus funciones, o en
el caso de que su integridad laboral era ampliamente cuestionable.
Sin embargo, la interpretación judicial fue en el sentido de que
la reinstalación era viable cuando el interesado obtuviera resolución
favorable, aún y cuando fuera para efectos.
Como consecuencia, los agentes policiales que por tecnicismos
probatorios o criterios en extremo protectores, han obtenido senten-
cias favorables en contra de su remoción, han logrado su reinstalación
en las instituciones de seguridad pública, no obstante que existen
claros indicios que demuestran su deficiente desempeño como servi-
dores públicos o, incluso, la ruptura del orden legal.
Por tales razones, someto a consideración de esa soberanía, la
reforma al artículo 123, Apartado B, fracción XIII, párrafo tercero, de
la Constitución, a fin de señalar, en forma expresa, que la remoción
de los agentes del Ministerio Público y de los miembros de las institu-
ciones policiales de los municipios, entidades federativas y federación
se efectuará libremente, en los términos que señalen las leyes. Adicio-
nalmente, se reitera —con mayor precisión en el texto propuesto— que
bajo ninguna circunstancia procederá la reinstalación o restitución
de tales servidores públicos. De esta manera, en caso de que Ilegare
a prosperar algún medio de defensa, el Estado deberá cubrir una
indemnización, pero se insiste, no estará obligado a reintegrarlo a sus
funciones.

El Sistema de
154 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 155

Artículo 73, fracción XXI

La presente iniciativa recoge las propuestas presentadas por varios


sectores sociales en el sentido de crear un solo ordenamiento en
materia penal y procedimental penal. Este es un concepto que ha
permeado en los últimos años en razón de otorgar una mayor certeza
a todos los habitantes del país y, al mismo tiempo, generar una coordi-
nación de esfuerzos en la batalla contra la impunidad.
Cabe señalar que una legislación uniforme en determinada mate-
ria no es ajena a nuestro sistema constitucional, tal como acontece con
la Ley Federal del Trabajo, la cual corresponde emitirla al Congreso
de la Unión, pero es aplicada por la Federación y las entidades fede-
rativas, en sus respectivos ámbitos de competencia, los cuales están
señalados en la propia ley.
Mientras los países integrantes de la Unión Europea avanzan en la
integración de su legislación penal para crear un código único, en Méxi-
co tenemos un Código Penal y un Código Procesal Penal por cada
entidad federativa, más el Código Penal Federal, el Código Federal
de Procedimientos Penales y el Código de Justicia Militar.
Otro ejemplo de la diversidad legislativa en materia penal lo cons-
tituye el tratamiento que diferentes legislaturas estatales otorgan
al tema de la delincuencia organizada. Es claro que este fenómeno
trasciende los ámbitos competenciales de las entidades federativas
y exige la acción clara y enérgica del Estado en su conjunto. De ahí la
necesidad de que este fenómeno quede regulado en un solo cuerpo
normativo, en el ámbito federal, en cuyo combate colaboren todas las
autoridades de manera coordinada.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 155
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 156

Es necesaria la unificación legislativa, tanto en la definición de


las conductas delictivas y sus penas, como en el diseño para su ejecu-
ción, persecución e investigación. En efecto, la comisión de un delito
en un estado de la República debe tener una sanción equivalente si
se comete en otro, a la vez que el mecanismo de su persecución
debe ser idéntico. La unificación legislativa conlleva un doble signi-
ficado: por un lado, la certidumbre jurídica mediante la adopción de
reglas claras que permitan delimitar competencias y, por el otro, la
certeza jurídica mediante la adopción de figuras delictivas únicas
para todo el territorio nacional, sus respectivas consecuencias jurídi-
cas y la sustanciación de los procedimientos. Esto implica establecer,
por ejemplo, un criterio de igualdad en la consideración de cuales
son los delitos graves, así como los plazos, términos, formas de noti-
ficación y reglas de valoración de pruebas, entre otros.
Lo anterior no invade de ninguna forma la soberanía de los esta-
dos que componen la Federación, pues en todo caso, la ley habrá de
determinar las competencias correspondientes y se deja, en todo
momento, la facultad a las entidades de organizar en los términos
que consideren pertinente sus instituciones de procuración y admi-
nistración de justicia.
Así, la justicia será similar en todo el territorio nacional y por
ende, el desarrollo del sistema beneficiará a todos, bajo un esquema
de certeza y seguridad jurídicas que la uniformidad legislativa propor-
ciona.
Por lo antes expuesto y con fundamento en el artículo 71, fracción I,
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por su
digno conducto, someto a la consideración de esa soberanía, la
siguiente iniciativa.

El Sistema de
156 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 157

DECRETO POR EL QUE


SE REFORMAN DIVERSOS ARTÍCULOS DE
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE
LA
LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

Articulo Único. Se reforman los artículos 16, actual párrafo quinto;


18, párrafos tercero y último; 20, apartado A, fracciones III, VIII y IX, y
el apartado B, fracciones II, IV, primer párrafo, V y VI; 21, primer
párrafo; 22, párrafo tercero; 73, fracciones XXI, primer párrafo, y XXIII;
122, párrafo sexto, apartado C, base primera, fracción V, inciso h),
y 123, párrafo segundo, apartado B, fracción XIII, tercer párrafo; se
adicionan cinco nuevos párrafos, para pasar a ser los párrafos segun-
do, cuarto, décimo, décimo segundo y décimo cuarto, del artículo 16,
recorriéndose los demás en su orden; un último párrafo al artículo
17; una fracción VII al apartado B del artículo 20; tres nuevos párrafos,
para pasar a ser segundo, tercero y cuarto, del artículo 21, recorrién-
dose los demás en su orden; un último párrafo al artículo 22, y se
deroga el actual párrafo cuarto del artículo 21 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

“Artículo 16. ...


En los asuntos del orden penal la autoridad judicial, o el Ministerio
Público, con posterior revisión de aquélla, podrán imponer medidas
cautelares para garantizar la continuación de los procedimientos, pro-
teger o restituir los derechos de la víctima u ofendido, o salvaguardar
el interés social, en los términos que establezca la ley.
...
La ley establecerá como delitos graves aquéllos que afecten seriamen-
te la tranquilidad y la paz públicas. Los delitos considerados como de
delincuencia organizada siempre serán graves.

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 157
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 158

...
Sólo en casos urgentes, cuando se trate de delito grave, ante el riesgo
fundado de que el indiciado pueda sustraerse a la acción de la justicia,
el Ministerio Público podrá, bajo su responsabilidad, ordenar su deten-
ción, fundando y expresando los indicios que motiven su proceder.
...
La autoridad judicial, a petición del Ministerio Público y tratándose de
delitos graves, podrá decretar el arraigo de una persona con las moda-
lidades de lugar y tiempo que el juez acuerde, sin que pueda exceder
de treinta días, siempre que sea necesario para la investigación, la pro-
tección de personas o bienes jurídicos o cuando exista riesgo fundado
que el inculpado se sustraiga a la acción de la justicia. Este plazo podrá
duplicarse tratándose de delincuencia organizada.
...
La policía sólo podrá ingresar a un domicilio particular sin orden de
cateo en caso de delito flagrante, con el único propósito de evitar la con-
sumación de delitos o proteger la integridad de las personas.
...
Tratándose de delitos considerados como de delincuencia organizada,
el Ministerio Público podrá ordenar la realización de arraigos, cateos e
intervención de comunicaciones privadas, cuya validez estará sujeta a
revisión judicial posterior en los términos que determine la ley.
...
Artículo 17. ...
...
Las leyes regularán la aplicación de mecanismos alternativos de reso-
lución de controversias.
Artículo 18. ...
La Federación, los Estados y el Distrito Federal podrán celebrar convenios
para que los sentenciados por delitos del ámbito de su competencia

El Sistema de
158 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 159

extingan sus penas en establecimientos penitenciarios dependientes


de un fuero diverso.
...
Los sentenciados, en los casos y condiciones que establezca la ley,
podrán compurgar sus penas en los centros penitenciarios más cercanos
a su domicilio, a fin de propiciar su reintegración a la comunidad como
forma de readaptación social. Esta disposición no aplicará en caso de
delincuencia organizada.
Artículo 20. ...

a) ...

l. y II. ...
III. Se le hará saber en audiencia publica, y dentro de las cuaren-
ta y ocho horas siguientes a su consignación a la justicia, el
nombre de su acusador, y la naturaleza y causa de la acu-
sación, a fin de que conozca bien el hecho punible que se
le atribuye y pueda contestar el cargo, rindiendo en este
acto su declaración preparatoria. En caso de delincuencia
organizada, la autoridad judicial podrá autorizar que se man-
tenga en reserva el nombre y datos personales del acusador.
En el supuesto de que el inculpado reconozca ante la auto-
ridad judicial su participación en el delito y la confesión se
encuentre sustentada en datos suficientes para considerarla
cierta, el juez lo citará para audiencia de sentencia. La ley
establecerá los beneficios que se podrán otorgar al inculpado
cuando acepte su responsabilidad;
IV. a VII. ...
VIII. Será juzgado antes de cuatro meses si se tratare de delitos
no graves y de un año en caso de delitos graves, salvo que
solicite mayor plazo para su defensa;

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 159
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 160

IX. Desde el inicio de su proceso será informado de los derechos que


en su favor consigna esta Constitución y tendrá derecho a una
defensa adecuada, por sí, por abogado, o por persona de su con-
fianza. Si no quiere o no puede nombrar un abogado, el juez le
designará uno de oficio, quien se hará cargo de su defensa o, en su
caso, de auxiliar al responsable de ésta. También tendrá derecho
a que su defensor comparezca en todos los actos del proceso
y éste tendrá obligación de hacerlo cuantas veces se le requiera; y,
X. ...

b) ...

l. ...
II. Coadyuvar en la averiguación previa; a que se le reciban todos los
datos o elementos de prueba con los que cuente, tanto en la ave-
riguación previa como en el proceso; a que se desahoguen las
diligencias correspondientes, y a intervenir en el juicio e interpo-
ner los recursos en los términos que prevea la ley;
III. ...
IV. Que se le repare el daño. En los casos en que sea procedente, el
Ministerio Público estará obligado a solicitar la reparación del daño,
sin menoscabo de que la víctima o el ofendido lo puedan solici-
tar directamente, y el juzgador no podrá absolver al sentenciado
de dicha reparación si ha emitido una sentencia condenatoria.
....
V. Cuando la víctima o el ofendido sean menores de edad, o bien,
tratándose de delitos de violación o secuestro, no estarán obli-
gados a carearse con el inculpado, ni a estar presentes en el
mismo lugar que el inculpado durante el juicio;

El Sistema de
160 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 161

VI. Solicitar las medidas cautelares y providencias necesarias para


la protección y restitución de sus derechos, y
VII. Impugnar ante la autoridad judicial las omisiones del Ministerio
Público en la investigación de los delitos, así como las resoluciones
de no ejercicio, desistimiento e interrupción de la acción penal.

Artículo 21. La imposición de las penas es propia y exclusiva de la auto-


ridad judicial. La investigación de los delitos corresponde al Ministerio
Público y a la policía, la cual actuará bajo la conducción jurídica de
aquél en el ejercicio de esta función.
El ejercicio de la acción penal y la persecución de los delitos ante los
tribunales corresponden al Ministerio Público. La ley señalará los casos
excepcionales en que el ofendido podrá ejercer la acción penal ante la
autoridad judicial.
Compete a la autoridad administrativa la aplicación de sanciones por
las infracciones de los reglamentos gubernativos y de policía, las que
únicamente consistirán en multa, o arresto hasta por treinta y seis
horas; pero si el infractor no pagare la multa que se le hubiese impuesto,
se permutará ésta por el arresto correspondiente, que no excederá en
ningún caso de treinta y seis horas.
...
Se deroga.
...
Artículo 22. ...
No se considerará confiscación la aplicación a favor del Estado de bien-
es asegurados que causen abandono en los términos de las disposicio-
nes aplicables. La ley establecerá el procedimiento mediante el cual la
autoridad judicial podrá resolver la aplicación a favor del Estado de los
bienes respecto de los cuales existan datos suficientes para considerar
que son instrumento, objeto o producto de actividades de la delincuencia

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 161
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 162

organizada. En ningún caso se podrán afectar derechos de propietarios


o poseedores de buena fe.
Artículo 73. ...

l. a XX. ...
XXI. Para expedir leyes en materia penal, procesal penal y eje-
cución de sentencias, las que serán aplicadas en toda la
República por las autoridades de la Federación, los Estados
y el Distrito Federal, así como determinar la competencia
de cada una de ellas;
...
XXII. ...
XXIII. Para expedir leyes que establezcan las bases de coordi-
nación del Sistema Nacional de Seguridad Pública y del
Sistema Nacional de Desarrollo Policial que regulará el ingre-
so, selección, permanencia, profesionalización, promoción,
remoción o separación, sanción y reconocimiento de los
integrantes de las instituciones policiales de la Federación,
los Estados, el Distrito Federal y los Municipios;
XXIV. a XXX. …

Artículo 122....
...

a) y b) ...
c) ...

Base Primera ...

I. a IV. ...
V. ...

El Sistema de
162 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:53 p.m. PÆgina 163

a) a g) ...
h) Legislar en materia civil; normar el organismo protector de los
derechos humanos, participación ciudadana, defensoría de oficio,
notariado y registro público de la propiedad y de comercio;
i) a o) ...

Base Segunda a Base Quinta ...

d) a h) ...

Artículo 123. ...


...

a) ...
b) ...

l. a XII. ...
XIII. ...
...

Los agentes del Ministerio Público y los miembros de las instituciones


policiales de los municipios, de las entidades federativas, del Distrito
Federal y de la Federación, serán removidos libremente de sus cargos,
en los términos que señalen las leyes, sin que proceda su reinstalación
o restitución y, en su caso, el Estado sólo estará obligado a pagar una
indemnización. La separación de los demás servidores públicos a que
se refiere la presente fracción, se regirá por lo que dispongan los pre-
ceptos legales aplicables.
XIII bis. y XIV. ...”

Anexo
Iniciativa de Decreto por el que... 163
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:54 p.m. PÆgina 164

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su


publicación en el Diario Oficial de la Federación, salvo lo dispuesto
en el artículo transitorio siguiente.
Segundo. El artículo 122, párrafo sexto, apartado C, base primera,
fracción V, inciso h), que se reforman por virtud de este Decreto,
entrará en vigor en la misma fecha en que inicien su vigencia las
leyes a que se refiere la fracción XXI del artículo 73.
Tercero. El Congreso de la Unión expedirá los ordenamientos
legales a que se refiere la fracción XXI del artículo 73 que se reforma
por virtud de este Decreto, dentro del año siguiente a la fecha de su
publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Cuarto. El Congreso de la Unión, a más tardar dentro de seis
meses a partir de la publicación de este Decreto, expedirá la ley que
establezca el Sistema Nacional de Desarrollo Policial.
Quinto. Los ordenamientos en materia penal, procesal penal,
ejecución de sentencias y de desarrollo policial que hayan sido expe-
didos por las legislaturas de las entidades federativas, quedarán
abrogados a la entrada en vigor de las leyes a que se refieren las
fracciones XXI y XXIII del artículo 73 que se reforman por virtud del
presente ordenamiento.
Sexto. En tanto se expiden las disposiciones legales a que se
refieren los preceptos constitucionales modificados por este Decreto,
seguirán aplicándose las vigentes a la entrada en vigor del mismo,
en lo que no se opongan a éstas, sin perjuicio de que puedan ser
reformadas por los órganos legislativos correspondientes.

El Sistema de
164 Justicia Penal Mexicano
08_Anexo_Proyecto:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:54 p.m. PÆgina 165

Séptimo. El Ejecutivo Federal realizará las transferencias presu-


puestarias que sean necesarias para la operación y funcionamiento
de la Policía Federal.

Reitero a usted, ciudadano Presidente de la Cámara de Senadores,


las seguridades de mi consideración atenta y distinguida.

Palacio Nacional, a los nueve días del


mes de marzo de dos mil siete.

EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS


09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:51 p.m. PÆgina 167

DICTAMEN DE LAS COMISIONES UNIDAS


DE PUNTOS CONSTITUCIONALES, Y
DE JUSTICIA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS DEL
H. CONGRESO DE LA UNIÓN, CON PROYECTO
DE DECRETO QUE REFORMA Y ADICIONA DIVERSAS
DISPOSICIONES DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE
LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
19 DE FEBRERO DE 20081

APROBADO en la Cámara de Diputados con 462 votos en pro, 6 en


contra y 2 abstenciones, el 26 de febrero de 2008
DEVUELTO a la Cámara de Senadores para los efectos de lo dispuesto
en el artículo 72, inciso e) de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos
APROBADO en la Cámara de Senadores con 73 votos en pro y 25 en
contra, el 6 de marzo de 2008
PUBLICADO en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de
2008

HONORABLE ASAMBLEA:
A LAS COMISIONES UNIDAS de Puntos Constitucionales y de Justicia, se
turnó para su estudio, análisis y dictamen, la Minuta con Proyecto de
Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Consti-
tución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

1
Gaceta Parlamentaria (año XI), número 2450-IV, jueves 21 de febrero de 2008.

167
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:51 p.m. PÆgina 168

Estas Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Justicia,


de conformidad con lo dispuesto en los artículos 71, 72 y 73 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 39, 45 nume-
ral 6 incisos f) y g), de la Ley Orgánica del Congreso General de los
Estados Unidos Mexicanos; y 55, 56, 60 y 88, del Reglamento para
el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos
Mexicanos, someten a la consideración de los integrantes de esta
Honorable Asamblea el presente Dictamen, basándose en los
siguientes:

ANTECEDENTES

Primero. En sesión celebrada por la Cámara de Diputados del Hono-


rable Congreso de la Unión en fecha 12 de diciembre de 2007, se
aprobó el dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucio-
nales y de Justicia con Proyecto de Decreto que reforma disposiciones
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, turnán-
dose al Senado de la República.
Segundo. En fecha 13 de diciembre de 2007, la Mesa Directiva
del Senado de la República turnó a las Comisiones Unidas de Puntos
Constitucionales, de Justicia, de Gobernación, de Seguridad Pública
y de Estudios Legislativos, Segunda, para su estudio, análisis y dic-
tamen.
Tercero. El 1o. de febrero de 2008 se recibió en Cámara de Diputa-
dos del H. Congreso de la Unión la minuta remitida, que fue turnada
mediante oficio número D.G.P.L. 60-II-3-1328 a las Comisiones Unidas
de Puntos Constitucionales y de Justicia para el estudio y análisis de
las modificaciones hechas por la colegisladora.

El Sistema de
168 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:51 p.m. PÆgina 169

CONTENIDO DE LA MINUTA

La minuta en estudio, remitida por el Senado en su carácter de


Cámara revisora, coincide en términos generales con la propuesta
de reforma constitucional al sistema de justicia penal realizada por
esta Cámara de Diputados, en el sentido de implantar un sistema
garantista, en el que se respeten los derechos tanto de la víctima y
ofendido, como del imputado, partiendo de la presunción de inocencia
para este último, regido por los principios de publicidad, contradic-
ción, concentración, continuidad e inmediación, con las características
de acusatoriedad y oralidad; la primera, para asegurar una trilogía
procesal en la que el ministerio público sea la parte acusadora, el
inculpado esté en posibilidades de defenderse y que al final, sea un
juez quien determine lo conducente; la segunda, que abonará a
fomentar la transparencia, garantizando al mismo tiempo una relación
directa entre el juez y las partes, propiciando que los procedimien-
tos penales sean más ágiles y sencillos.
Todo ello respetando los fundamentales principios y caracterís-
ticas de los sistemas acusatorios, y adaptado al mismo tiempo a las
necesidades inminentes de nuestro país de combatir eficientemente
los altos índices de delincuencia que aquejan a la ciudadanía y a la
naturaleza de nuestras instituciones, permitiendo con ello su conso-
lidación de manera gradual a la cultura y tradición jurídica mexicana.
Hay coincidencias en cuanto a la inclusión de un juez de control
que resuelva, en forma inmediata, y por cualquier medio, las solici-
tudes de medidas cautelares, providencias precautorias y técnicas
de investigación de la autoridad, que así lo requieran, cuidando se
respeten las garantías de las partes y que la actuación de la parte

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 169
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:51 p.m. PÆgina 170

acusadora sea apegada a derecho. El juez de control se hará cargo


del asunto una vez vinculado a proceso el indiciado, hasta el auto de
apertura a juicio. Un juez o tribunal que no haya tenido contacto con
la causa, llevará a cabo el juicio oral, y un juez ejecutor vigilará y
controlará la ejecución de la pena.
En cuanto a la prisión preventiva, ambas Cámaras están de
acuerdo en que sólo pueda aplicarse cuando otras medidas cautela-
res no sean suficientes para garantizar la comparecencia del imputado
en el juicio, el desarrollo de la investigación, la protección de la vícti-
ma, de los testigos o de la comunidad, o cuando el imputado esté
siendo procesado o haya sido sentenciado previamente por la comisión
de un delito doloso. Para los casos de delincuencia organizada, homi-
cidio doloso, violación, secuestro, delitos cometidos con medios
violentos como armas y explosivos, así como delitos graves que deter-
mine la ley en contra de la seguridad de la nación, en contra del libre
desarrollo de la personalidad y en contra de la salud, la prisión pre-
ventiva se sugiere que se aplique en todos los casos.
También se estima necesario que se prevean mecanismos alter-
nativos de solución de controversias, que por mandato constitucional
expreso, procuren asegurar la reparación del daño, sujetas a super-
visión judicial en los términos que la legislación secundaria lo juzgue
conveniente. Tal medida generará economía procesal, además de
alcanzar un objetivo fundamental, como es el de lograr que la víctima
de un delito esté cobijada y que el inculpado se responsabilice de sus
acciones, reparando, en lo posible, el daño causado.
Respecto a la defensa del imputado, se propone eliminar la “per-
sona de confianza” y garantizar el derecho a una defensa adecuada
por abogado. Para consolidar tal objetivo y que exista igualdad de

El Sistema de
170 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:51 p.m. PÆgina 171

condiciones, se prevé asegurar un servicio de defensoría pública de


calidad para la población y asegurar las condiciones para un servicio
profesional de carrera para los defensores, estableciendo que sus
emolumentos no podrán ser inferiores a los que correspondan a los
agentes del ministerio público.
En cuanto a delincuencia organizada, dada la complejidad que
requiere dicho tema por el daño que causa a la sociedad, se propone
un régimen especial desde su legislación, haciendo tal tarea facultad
exclusiva del Congreso de la Unión y definiéndola a nivel constitucio-
nal como una organización de hecho de tres o más personas, para
cometer en forma permanente o reiterada delitos en los términos de
la ley de la materia. Para estos casos, se autoriza decretar arraigo a
una persona por parte del juez de control y a solicitud del ministerio
público, con las modalidades de lugar y tiempo que la ley señale,
siempre y cuando sea necesario para el éxito de la investigación, la
protección de personas o bienes jurídicos, o cuando exista riesgo
fundado de que el inculpado se sustraiga a la acción de la justicia.
No podrá exceder de cuarenta días, plazo prorrogable únicamente
cuando el ministerio público acredite que subsisten las causas que
le dieron origen, y en ningún caso podrá exceder los ochenta días.
Es importante precisar que las disposiciones excepcionales que
se establecen para delincuencia organizada, están dirigidas exclusi-
vamente al combate de este tipo de criminalidad, y de ninguna manera
podrán utilizarse para otras conductas, lo que impedirá a la autori-
dad competente el ejercicio abusivo de las facultades conferidas, en
contra de luchadores sociales o a aquellas personas que se opongan o
critiquen a un régimen determinado.
Ahora bien, es importante precisar que el párrafo cuarto del artícu-
lo 21 constitucional vigente señala que las resoluciones del Ministerio

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 171
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 172

Público sobre el no ejercicio y desistimiento de la acción penal,


podrán ser impugnadas por vía jurisdiccional en los términos que
establezca la ley. Con la reforma que nos ocupa, tal disposición se
mantiene, aunque se traslada al artículo 20, concretamente al creado
apartado C, fracción VII, para dar congruencia a la nueva estructura
de dicho numeral, y hacer que los derechos de la víctima u ofendido
se contemplen en la Constitución de manera ordenada y concentrada.
En el artículo segundo transitorio del proyecto de decreto, se
dispone que el sistema procesal penal acusatorio previsto en los
artículos relativos, entre ellos el 20, entrará en vigor cuando lo esta-
blezca la legislación secundaria correspondiente, sin exceder el plazo
de ocho años.
Dado que el derecho de la víctima u ofendido no forma parte del
sistema procesal penal acusatorio por instrumentar, este Constitu-
yente Permanente mantiene su convicción de que el precepto aludido
debe seguir en vigor, pues, además de tratarse de una prerrogativa
que actualmente tienen los agraviados de los delitos, su reubicación
obedece únicamente a las razones aludidas en párrafos precedentes,
sin que ello, desde luego, conlleve la intención de modificar tal dere-
cho o condicionar su ejercicio a la adopción del sistema procesal
penal acusatorio. Esto sería un contrasentido.
A mayor abundamiento, resulta fundamental destacar que múl-
tiples instrumentos de carácter internacional que nuestro país ha
suscrito —como la Convención Americana de Derechos Humanos, el
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Declaración
sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de
Delitos y del Abuso de Poder de la Organización de las Naciones Unidas,
entre otros— prevén el derecho a una tutela judicial efectiva, siendo

El Sistema de
172 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 173

uno de los requisitos indispensables para ello, que toda persona


esté en posibilidad de impugnar ante un juez, determinaciones de
alguna autoridad que viole sus derechos fundamentales. Ello cobra
vital importancia, pues de conformidad con el artículo 133 constitu-
cional, los tratados internacionales celebrados y que se celebren por
el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la
Ley Suprema de toda la Unión, siempre y cuando estén de acuerdo
con la misma. En este orden de ideas, debe decirse que en el caso
de México, la incorporación de tratados internacionales al orden jurí-
dico es ipso iure, por el solo hecho de satisfacer las condiciones que
el artículo 133 establece.
Además, la mayoría de los ordenamientos procesales penales
de las entidades federativas y el federal prevén medios de impugna-
ción para combatir el no ejercicio o desistimiento de la acción penal,
y no obstante que esto no fuera así, en todos los casos procede el
juicio de garantías, de conformidad con la fracción VII del artículo 114
de la Ley de Amparo. Por ello, es correcto que persista inalterado
este derecho en el texto constitucional y que la legislación secundaria
sea congruente con el mismo, solidificando, enriqueciendo y perfec-
cionando los derechos de las víctimas u ofendidos para impugnar por
vía jurisdiccional las resoluciones del ministerio público que determi-
nen el no ejercicio o el desistimiento de la acción penal.
En suma, se insiste en que es voluntad de este Constituyente Per-
manente que el derecho de las víctimas u ofendidos establecido en
el párrafo cuarto del artículo 21, que se traslada a la fracción VII del
apartado C del artículo 20 que se propone, no se modifique un ápice
y mantenga absolutamente su vigor.

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 173
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 174

MODIFICACIONES
HECHAS POR EL SENADO

La colegisladora consideró procedente realizar las siguientes modi-


ficaciones a la minuta remitida por esta Cámara de Diputados:

a) El artículo 16, párrafo décimo, establecía:

“En los casos de delincuencia organizada, el Ministerio Público de la


Federación, autorizado en cada caso por el Procurador General de
la República tendrá acceso directo a la documentación fiscal, finan-
ciera, fiduciaria, bursátil, electoral y aquélla que por ley tenga carác-
ter reservado o confidencial, cuando se encuentre relacionada con
la investigación del delito.”

Al respecto, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales,


de Justicia, de Gobernación, de Seguridad Pública y de Estudios
Legislativos, Segunda, de la Cámara de Senadores, consideraron
que a fin de no lesionar los derechos de las personas en ese tipo de
documentación y en aras de hacer congruente tal disposición con el
sistema procesal penal acusatorio, propusieron que el ejercicio de la
facultad otorgada al Procurador General de la República estuviera
sujeta a autorización judicial previa al hecho.
Sin embargo, en el Pleno de dicha Cámara se propuso la supre-
sión del párrafo en su totalidad, por lo que estas Comisiones Unidas
coinciden con la mencionada supresión. Además, debe decirse que
el control judicial para este y otro tipo de solicitudes, en su caso, ya
se encuentra contemplado en el ahora párrafo catorceavo del artícu-
lo en estudio.

El Sistema de
174 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 175

b) El artículo 16, párrafo duodécimo, señalaba:

“La policía podrá ingresar sin orden judicial a un domicilio cuando


exista información o conocimiento de una amenaza actual o inminente
a la vida o a la integridad corporal de las personas, así como en el
caso de flagrancia cuando se esté persiguiendo materialmente al
inculpado, en los términos del párrafo cuarto de este artículo, debien-
do informar de inmediato a la autoridad competente.”

El Senado modificó dicho párrafo eliminando las palabras “infor-


mación o conocimiento de”, con lo cual coinciden estas Comisiones
Unidas que hoy dictaminan.
Por lo anteriormente expuesto y fundado, las Comisiones Unidas de
Puntos Constitucionales y de Justicia, aprueban las modificaciones
realizadas por el Senado de la República, y para los efectos del artícu-
lo 135 constitucional, someten a consideración de esta Asamblea, el
siguiente:

PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE


SE REFORMAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE
LA
LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

Único. Se reforman los artículos 16, 17, 18, 19, 20, 21 y 22; las frac-
ciones XXI y XXIII del artículo 73; la fracción VII del artículo 115 y la
fracción XIII del apartado B del artículo 123, todos de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domi-


cilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 175
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 176

de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del


procedimiento.
No podrá librarse orden de aprehensión sino por la autoridad
judicial y sin que preceda denuncia o querella de un hecho que la ley
señale como delito, sancionado con pena privativa de libertad y obren
datos que establezcan que se ha cometido ese hecho y que exista
la probabilidad de que el indiciado lo cometió o participó en su
comisión.
La autoridad que ejecute una orden judicial de aprehensión,
deberá poner al inculpado a disposición del juez, sin dilación alguna y
bajo su más estricta responsabilidad. La contravención a lo anterior
será sancionada por la ley penal.
Cualquier persona puede detener al indiciado en el momento en
que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo
cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad más
cercana y ésta con la misma prontitud, a la del Ministerio Público.
Existirá un registro inmediato de la detención.
Sólo en casos urgentes, cuando se trate de delito grave así califi-
cado por la ley y ante el riesgo fundado de que el indiciado pueda sus-
traerse a la acción de la justicia, siempre y cuando no se pueda
ocurrir ante la autoridad judicial por razón de la hora, lugar o circuns-
tancia, el Ministerio Público podrá, bajo su responsabilidad, ordenar
su detención, fundando y expresando los indicios que motiven su
proceder.
En casos de urgencia o flagrancia, el juez que reciba la consig-
nación del detenido deberá inmediatamente ratificar la detención o
decretar la libertad con las reservas de ley.
La autoridad judicial, a petición del Ministerio Público y tratándose
de delitos de delincuencia organizada, podrá decretar el arraigo de

El Sistema de
176 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 177

una persona, con las modalidades de lugar y tiempo que la ley


señale, sin que pueda exceder de cuarenta días, siempre que sea
necesario para el éxito de la investigación, la protección de personas
o bienes jurídicos, o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado
se sustraiga a la acción de la justicia. Este plazo podrá prorrogarse,
siempre y cuando el Ministerio Público acredite que subsisten las
causas que le dieron origen. En todo caso, la duración total del arraigo
no podrá exceder los ochenta días.
Por delincuencia organizada se entiende una organización de
hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma per-
manente o reiterada, en los términos de la ley de la materia.
Ningún indiciado podrá ser retenido por el Ministerio Público por
más de cuarenta y ocho horas, plazo en que deberá ordenarse su
libertad o ponérsele a disposición de la autoridad judicial; este plazo
podrá duplicarse en aquellos casos que la ley prevea como delin-
cuencia organizada. Todo abuso a lo anteriormente dispuesto será
sancionado por la ley penal.
En toda orden de cateo, que sólo la autoridad judicial podrá expe-
dir, a solicitud del Ministerio Público, se expresará el lugar que ha de
inspeccionarse, la persona o personas que hayan de aprehenderse y
los objetos que se buscan, a lo que únicamente debe limitarse la
diligencia, levantándose al concluirla, un acta circunstanciada, en
presencia de dos testigos propuestos por el ocupante del lugar
cateado o en su ausencia o negativa, por la autoridad que practique
la diligencia.
La policía podrá ingresar sin orden judicial a un domicilio cuando
exista una amenaza actual o inminente a la vida o a la integridad
corporal de las personas, así como en el caso de flagrancia cuando

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 177
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 178

se esté persiguiendo materialmente al inculpado, en los términos del


párrafo cuarto de este artículo, debiendo informar de inmediato a la
autoridad competente.
Las comunicaciones privadas son inviolables. La ley sancionará
penalmente cualquier acto que atente contra la libertad y privacía de
las mismas, excepto cuando sean aportadas de forma voluntaria por
alguno de los particulares que participen en ellas. El juez valorará
el alcance de éstas, siempre y cuando contengan información relacio-
nada con la comisión de un delito. En ningún caso se admitirán
comunicaciones que violen el deber de confidencialidad que esta-
blezca la ley.
Exclusivamente la autoridad judicial federal, a petición de la auto-
ridad federal que faculte la ley o del titular del Ministerio Público de
la entidad federativa correspondiente, podrá autorizar la intervención
de cualquier comunicación privada. Para ello, la autoridad compe-
tente deberá fundar y motivar las causas legales de la solicitud,
expresando además, el tipo de intervención, los sujetos de la misma
y su duración. La autoridad judicial federal no podrá otorgar estas
autorizaciones cuando se trate de materias de carácter electoral,
fiscal, mercantil, civil, laboral o administrativo, ni en el caso de las
comunicaciones del detenido con su defensor.
Los Poderes Judiciales contarán con jueces de control que resol-
verán, en forma inmediata, y por cualquier medio, las solicitudes de
medidas cautelares, providencias precautorias y técnicas de investi-
gación de la autoridad, que requieran control judicial, garantizando
los derechos de los indiciados y de las víctimas u ofendidos. Deberá
existir un registro fehaciente de todas las comunicaciones entre jueces
y Ministerio Público y demás autoridades competentes.

El Sistema de
178 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 179

Las intervenciones autorizadas se ajustarán a los requisitos y


límites previstos en las leyes. Los resultados de las intervenciones
que no cumplan con éstos, carecerán de todo valor probatorio.
La autoridad administrativa podrá practicar visitas domiciliarias
únicamente para cerciorarse de que se han cumplido los reglamen-
tos sanitarios y de policía; y exigir la exhibición de los libros y papeles
indispensables para comprobar que se han acatado las disposicio-
nes fiscales, sujetándose en estos casos, a las leyes respectivas y a
las formalidades prescritas para los cateos.
La correspondencia que bajo cubierta circule por las estafetas
estará libre de todo registro, y su violación será penada por la ley.
En tiempo de paz ningún miembro del Ejército podrá alojarse en
casa particular contra la voluntad del dueño, ni imponer prestación
alguna. En tiempo de guerra los militares podrán exigir alojamiento,
bagajes, alimentos y otras prestaciones, en los términos que esta-
blezca la ley marcial correspondiente.
Artículo 17. Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma,
ni ejercer violencia para reclamar su derecho.
Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por
tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y tér-
minos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera
pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando, en
consecuencia, prohibidas las costas judiciales.
Las leyes preverán mecanismos alternativos de solución de con-
troversias. En la materia penal regularán su aplicación, asegurarán
la reparación del daño y establecerán los casos en los que se reque-
rirá supervisión judicial.
Las sentencias que pongan fin a los procedimientos orales debe-
rán ser explicadas en audiencia pública previa citación de las partes.

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 179
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 180

Las leyes federales y locales establecerán los medios necesarios


para que se garantice la independencia de los tribunales y la plena
ejecución de sus resoluciones.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal garantizarán la exis-
tencia de un servicio de defensoría pública de calidad para la pobla-
ción y asegurarán las condiciones para un servicio profesional de
carrera para los defensores. Las percepciones de los defensores no
podrán ser inferiores a las que correspondan a los agentes del Minis-
terio Público.
Nadie puede ser aprisionado por deudas de carácter puramente
civil.
Artículo 18. Sólo por delito que merezca pena privativa de liber-
tad habrá lugar a prisión preventiva. El sitio de ésta será distinto del
que se destinare para la extinción de las penas y estarán completa-
mente separados.
El sistema penitenciario se organizará sobre la base del trabajo,
la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte
como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la socie-
dad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los beneficios
que para él prevé la ley. Las mujeres compurgarán sus penas en
lugares separados de los destinados a los hombres para tal efecto.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal podrán celebrar
convenios para que los sentenciados por delitos del ámbito de su com-
petencia extingan las penas en establecimientos penitenciarios
dependientes de una jurisdicción diversa.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal establecerán, en
el ámbito de sus respectivas competencias, un sistema integral de
justicia que será aplicable a quienes se atribuya la realización de una

El Sistema de
180 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 181

conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre
doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, en el que
se garanticen los derechos fundamentales que reconoce esta Consti-
tución para todo individuo, así como aquellos derechos específicos
que por su condición de personas en desarrollo les han sido reconoci-
dos. Las personas menores de doce años que hayan realizado una
conducta prevista como delito en la ley, solo serán sujetos a rehabi-
litación y asistencia social.
La operación del sistema en cada orden de gobierno estará a
cargo de instituciones, tribunales y autoridades especializados en la
procuración e impartición de justicia para adolescentes. Se podrán
aplicar las medidas de orientación, protección y tratamiento que
amerite cada caso, atendiendo a la protección integral y el interés
superior del adolescente.
Las formas alternativas de justicia deberán observarse en la apli-
cación de este sistema, siempre que resulte procedente. En todos los
procedimientos seguidos a los adolescentes se observará la garantía
del debido proceso legal, así como la independencia entre las auto-
ridades que efectúen la remisión y las que impongan las medidas.
Éstas deberán ser proporcionales a la conducta realizada y tendrán
como fin la reintegración social y familiar del adolescente, así como
el pleno desarrollo de su persona y capacidades. El internamiento se
utilizará solo como medida extrema y por el tiempo más breve que
proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores
de catorce años de edad, por la comisión de conductas antisociales cali-
ficadas como graves.
Los sentenciados de nacionalidad mexicana que se encuentren
compurgando penas en países extranjeros, podrán ser trasladados a

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 181
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 182

la República para que cumplan sus condenas con base en los siste-
mas de reinserción social previstos en este artículo, y los sentenciados
de nacionalidad extranjera por delitos del orden federal o del fuero
común, podrán ser trasladados al país de su origen o residencia,
sujetándose a los Tratados Internacionales que se hayan celebrado
para ese efecto. El traslado de los reclusos sólo podrá efectuarse con
su consentimiento expreso.
Los sentenciados, en los casos y condiciones que establezca la
ley, podrán compurgar sus penas en los centros penitenciarios más
cercanos a su domicilio, a fin de propiciar su reintegración a la comu-
nidad como forma de reinserción social. Esta disposición no aplicará
en caso de delincuencia organizada y respecto de otros internos que
requieran medidas especiales de seguridad.
Para la reclusión preventiva y la ejecución de sentencias en
materia de delincuencia organizada se destinarán centros especiales.
Las autoridades competentes podrán restringir las comunicaciones
de los inculpados y sentenciados por delincuencia organizada con
terceros, salvo el acceso a su defensor, e imponer medidas de vigi-
lancia especial a quienes se encuentren internos en estos estableci-
mientos. Lo anterior podrá aplicarse a otros internos que requieran
medidas especiales de seguridad, en términos de la ley.
Artículo 19. Ninguna detención ante autoridad judicial podrá
exceder del plazo de setenta y dos horas, a partir de que el indiciado
sea puesto a su disposición, sin que se justifique con un auto de vincu-
lación a proceso en el que se expresará: el delito que se impute al
acusado; el lugar, tiempo y circunstancias de ejecución, así como los
datos que establezcan que se ha cometido un hecho que la ley seña-
le como delito y que exista la probabilidad de que el indiciado lo
cometió o participó en su comisión.

El Sistema de
182 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 183

El Ministerio Público sólo podrá solicitar al juez la prisión preven-


tiva cuando otras medidas cautelares no sean suficientes para
garantizar la comparecencia del imputado en el juicio, el desarrollo
de la investigación, la protección de la víctima, de los testigos o de
la comunidad, así como cuando el imputado esté siendo procesado
o haya sido sentenciado previamente por la comisión de un delito
doloso. El juez ordenará la prisión preventiva, oficiosamente, en los
casos de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación,
secuestro, delitos cometidos con medios violentos como armas y
explosivos, así como delitos graves que determine la ley en contra de
la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la
salud.
La ley determinará los casos en los cuales el juez podrá revocar
la libertad de los individuos vinculados a proceso.
El plazo para dictar el auto de vinculación a proceso podrá prorro-
garse únicamente a petición del indiciado, en la forma que señale la
ley. La prolongación de la detención en su perjuicio será sancionada
por la ley penal. La autoridad responsable del establecimiento en el
que se encuentre internado el indiciado, que dentro del plazo antes
señalado no reciba copia autorizada del auto de vinculación a proce-
so y del que decrete la prisión preventiva, o de la solicitud de prórroga
del plazo constitucional, deberá llamar la atención del juez sobre
dicho particular en el acto mismo de concluir el plazo y, si no recibe la
constancia mencionada dentro de las tres horas siguientes, pondrá
al indiciado en libertad.
Todo proceso se seguirá forzosamente por el hecho o hechos
delictivos señalados en el auto de vinculación a proceso. Si en la
secuela de un proceso apareciere que se ha cometido un delito distin-

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 183
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 184

to del que se persigue, deberá ser objeto de investigación separada,


sin perjuicio de que después pueda decretarse la acumulación, si
fuere conducente.
Si con posterioridad a la emisión del auto de vinculación a pro-
ceso por delincuencia organizada el inculpado evade la acción de la
justicia o es puesto a disposición de otro juez que lo reclame en el
extranjero, se suspenderá el proceso junto con los plazos para la
prescripción de la acción penal.
Todo mal tratamiento en la aprehensión o en las prisiones, toda
molestia que se infiera sin motivo legal, toda gabela o contribución,
en las cárceles, son abusos que serán corregidos por las leyes y
reprimidos por las autoridades.
Artículo 20. El proceso penal será acusatorio y oral. Se regirá por
los principios de publicidad, contradicción, concentración, continui-
dad e inmediación.

a) De los principios generales:

I. El proceso penal tendrá por objeto el esclarecimiento de los


hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede
impune y que los daños causados por el delito se reparen;
II. Toda audiencia se desarrollará en presencia del juez, sin que pueda
delegar en ninguna persona el desahogo y la valoración de las
pruebas, la cual deberá realizarse de manera libre y lógica.
III. Para los efectos de la sentencia sólo se considerarán como prueba
aquellas que hayan sido desahogadas en la audiencia de juicio.
La ley establecerá las excepciones y los requisitos para admitir en
juicio la prueba anticipada, que por su naturaleza requiera desaho-
go previo.

El Sistema de
184 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 185

IV. El juicio se celebrará ante un juez que no haya conocido del caso
previamente. La presentación de los argumentos y los elementos
probatorios se desarrollará de manera pública, contradictoria y oral;
V. La carga de la prueba para demostrar la culpabilidad corresponde
a la parte acusadora, conforme lo establezca el tipo penal. Las
partes tendrán igualdad procesal para sostener la acusación o
la defensa, respectivamente.
VI. Ningún juzgador podrá tratar asuntos que estén sujetos a proceso
con cualquiera de las partes sin que esté presente la otra, respe-
tando en todo momento el principio de contradicción, salvo las
excepciones que establece esta Constitución;
VII. Una vez iniciado el proceso penal, siempre y cuando no exista
oposición del inculpado, se podrá decretar su terminación anti-
cipada en los supuestos y bajo las modalidades que determine la
ley. Si el imputado reconoce ante la autoridad judicial, voluntaria-
mente y con conocimiento de las consecuencias, su participación
en el delito y existen medios de convicción suficientes para corro-
borar la imputación, el juez citará a audiencia de sentencia. La
ley establecerá los beneficios que se podrán otorgar al inculpado
cuando acepte su responsabilidad.
VIII. El juez sólo condenará cuando exista convicción de la culpabilidad
del procesado;
IX. Cualquier prueba obtenida con violación de derechos fundamen-
tales será nula; y
X. Los principios previstos en este artículo, se observarán también
en las audiencias preliminares al juicio.

b) De los derechos de toda persona imputada:

I. A que se presuma su inocencia mientras no se declare su respon-


sabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa.

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 185
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 186

II. A declarar o a guardar silencio. Desde el momento de su deten-


ción se le harán saber los motivos de la misma y su derecho a
guardar silencio, el cual no podrá ser utilizado en su perjuicio.
Queda prohibida y será sancionada por la ley penal, toda inco-
municación, intimidación o tortura. La confesión rendida sin la
asistencia del defensor carecerá de todo valor probatorio.
III. A que se le informe, tanto en el momento de su detención como
en su comparecencia ante el Ministerio Público o el juez, los hechos
que se le imputan y los derechos que le asisten. Tratándose de
delincuencia organizada, la autoridad judicial podrá autorizar
que se mantenga en reserva el nombre y datos del acusador.
La ley establecerá beneficios a favor del inculpado, procesado o
sentenciado que preste ayuda eficaz para la investigación y
persecución de delitos en materia de delincuencia organizada;
IV. Se le recibirán los testigos y demás pruebas pertinentes que
ofrezca, concediéndosele el tiempo que la ley estime necesario
al efecto y auxiliándosele para obtener la comparecencia de las
personas cuyo testimonio solicite, en los términos que señale la ley;
V. Será juzgado en audiencia pública por un juez o tribunal. La
publicidad sólo podrá restringirse en los casos de excepción que
determine la ley, por razones de seguridad nacional, seguridad
pública, protección de las víctimas, testigos y menores, cuando
se ponga en riesgo la revelación de datos legalmente protegidos,
o cuando el tribunal estime que existen razones fundadas para
justificarlo.
En delincuencia organizada, las actuaciones realizadas en la
fase de investigación podrán tener valor probatorio, cuando no
puedan ser reproducidas en juicio o exista riesgo para testigos
o víctimas. Lo anterior sin perjuicio del derecho del inculpado de
objetarlas o impugnarlas y aportar pruebas en contra.

El Sistema de
186 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 187

VI. Le serán facilitados todos los datos que solicite para su defensa
y que consten en el proceso.
El imputado y su defensor tendrán acceso a los registros de la
investigación cuando el primero se encuentre detenido y cuando
pretenda recibírsele declaración o entrevistarlo. Asimismo, antes
de su primera comparecencia ante juez podrán consultar dichos
registros, con la oportunidad debida para preparar la defensa.
A partir de este momento no podrán mantenerse en reserva las
actuaciones de la investigación, salvo los casos excepcionales
expresamente señalados en la ley cuando ello sea imprescindi-
ble para salvaguardar el éxito de la investigación y siempre que
sean oportunamente revelados para no afectar el derecho de
defensa;
VII. Será juzgado antes de cuatro meses si se tratare de delitos cuya
pena máxima no exceda de dos años de prisión, y antes de un
año si la pena excediere de ese tiempo, salvo que solicite mayor
plazo para su defensa;
VIII. Tendrá derecho a una defensa adecuada por abogado, al cual
elegirá libremente incluso desde el momento de su detención. Si
no quiere o no puede nombrar un abogado, después de haber
sido requerido para hacerlo, el juez le designará un defensor
público. También tendrá derecho a que su defensor comparezca
en todos los actos del proceso y éste tendrá obligación de hacerlo
cuantas veces se le requiera, y
IX. En ningún caso podrá prolongarse la prisión o detención, por
falta de pago de honorarios de defensores o por cualquiera otra
prestación de dinero, por causa de responsabilidad civil o algún
otro motivo análogo.
La prisión preventiva no podrá exceder del tiempo que como
máximo de pena fije la ley al delito que motivare el proceso y en

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 187
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 188

ningún caso será superior a dos años, salvo que su prolongación


se deba al ejercicio del derecho de defensa del imputado. Si
cumplido este término no se ha pronunciado sentencia, el impu-
tado será puesto en libertad de inmediato mientras se sigue el
proceso, sin que ello obste para imponer otras medidas caute-
lares.
En toda pena de prisión que imponga una sentencia, se compu-
tará el tiempo de la detención.

c) De los derechos de la víctima o del ofendido:

I. Recibir asesoría jurídica; ser informado de los derechos que en


su favor establece la Constitución y, cuando lo solicite, ser infor-
mado del desarrollo del procedimiento penal;
II. Coadyuvar con el Ministerio Público; a que se le reciban todos
los datos o elementos de prueba con los que cuente, tanto en la
investigación como en el proceso, a que se desahoguen las dili-
gencias correspondientes, y a intervenir en el juicio e interponer
los recursos en los términos que prevea la ley.
Cuando el Ministerio Público considere que no es necesario el
desahogo de la diligencia, deberá fundar y motivar su negativa;
III. Recibir, desde la comisión del delito, atención médica y psicoló-
gica de urgencia;
IV. Que se le repare el daño. En los casos en que sea procedente,
el Ministerio Público estará obligado a solicitar la reparación del
daño, sin menoscabo de que la víctima u ofendido lo pueda
solicitar directamente, y el juzgador no podrá absolver al senten-
ciado de dicha reparación si ha emitido una sentencia condena-
toria.
La ley fijará procedimientos ágiles para ejecutar las sentencias
en materia de reparación del daño;

El Sistema de
188 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 189

V. Al resguardo de su identidad y otros datos personales en los


siguientes casos: cuando sean menores de edad; cuando se trate
de delitos de violación, secuestro o delincuencia organizada; y
cuando a juicio del juzgador sea necesario para su protección,
salvaguardando en todo caso los derechos de la defensa.
El Ministerio Público deberá garantizar la protección de víctimas,
ofendidos, testigos y en general todas los sujetos que interven-
gan en el proceso. Los jueces deberán vigilar el buen cumpli-
miento de esta obligación;
VI. Solicitar las medidas cautelares y providencias necesarias para
la protección y restitución de sus derechos;
VII. Impugnar ante autoridad judicial las omisiones del Ministerio
Público en la investigación de los delitos, así como las resolucio-
nes de reserva, no ejercicio, desistimiento de la acción penal o
suspensión del procedimiento cuando no esté satisfecha la repa-
ración del daño.

Artículo 21. La investigación de los delitos corresponde al Minis-


terio Público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción
y mando de aquél en el ejercicio de esta función.
El ejercicio de la acción penal ante los tribunales corresponde al
Ministerio Público. La ley determinará los casos en que los particu-
lares podrán ejercer la acción penal ante la autoridad judicial.
La imposición de las penas, su modificación y duración son propias
y exclusivas de la autoridad judicial.
Compete a la autoridad administrativa la aplicación de sanciones
por las infracciones de los reglamentos gubernativos y de policía,
las que únicamente consistirán en multa, arresto hasta por treinta y
seis horas o en trabajo a favor de la comunidad; pero si el infractor

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 189
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 190

no pagaré la multa que se le hubiese impuesto, se permutará esta


por el arresto correspondiente, que no excederá en ningún caso de
treinta y seis horas.
Si el infractor de los reglamentos gubernativos y de policía fuese
jornalero, obrero o trabajador, no podrá ser sancionado con multa
mayor del importe de su jornal o salario de un día.
Tratándose de trabajadores no asalariados, la multa que se
imponga por infracción de los reglamentos gubernativos y de policía,
no excederá del equivalente a un día de su ingreso.
El Ministerio Público podrá considerar criterios de oportunidad
para el ejercicio de la acción penal, en los supuestos y condiciones
que fije la ley.
El Ejecutivo Federal podrá, con la aprobación del Senado en cada
caso, reconocer la jurisdicción de la Corte Penal Internacional.
La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el
Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que comprende la pre-
vención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla
efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en
los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta
Constitución señala. La actuación de las instituciones de seguridad
pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficien-
cia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos
reconocidos en esta Constitución.
Las instituciones de seguridad pública serán de carácter civil,
disciplinado y profesional. El Ministerio Público y las instituciones
policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre
sí para cumplir los objetivos de la seguridad pública y conformarán

El Sistema de
190 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 191

el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que estará sujeto a las


siguientes bases mínimas:

a) La regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, eva-


luación, reconocimiento y certificación de los integrantes de las insti-
tuciones de seguridad pública. La operación y desarrollo de estas
acciones será competencia de la Federación, el Distrito Federal, los Esta-
dos y los municipios en el ámbito de sus respectivas atribuciones.
b) El establecimiento de las bases de datos criminalísticos y de perso-
nal para las instituciones de seguridad pública. Ninguna persona
podrá ingresar a las instituciones de seguridad pública si no ha sido
debidamente certificado y registrado en el sistema.
c) La formulación de políticas públicas tendientes a prevenir la comi-
sión de delitos.
d) Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará,
entre otros, en los procesos de evaluación de las políticas de preven-
ción del delito así como de las instituciones de seguridad pública.
e) Los fondos de ayuda federal para la seguridad pública, a nivel nacio-
nal serán aportados a las entidades federativas y municipios para
ser destinados exclusivamente a estos fines.

Artículo 22. Quedan prohibidas las penas de muerte, de mutila-


ción, de infamia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier
especie, la multa excesiva, la confiscación de bienes y cualesquiera
otras penas inusitadas y trascendentales. Toda pena deberá ser pro-
porcional al delito que sancione y al bien jurídico afectado.
No se considerará confiscación la aplicación de bienes de una
persona cuando sea decretada para el pago de multas o impuestos, ni
cuando la decrete una autoridad judicial para el pago de responsa-

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 191
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 192

bilidad civil derivada de la comisión de un delito. Tampoco se conside-


rará confiscación el decomiso que ordene la autoridad judicial de los
bienes en caso de enriquecimiento ilícito en los términos del artícu-
lo 109, la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que
causen abandono en los términos de las disposiciones aplicables, ni
la de aquellos bienes cuyo dominio se declare extinto en sentencia.
En el caso de extinción de dominio se establecerá un procedimiento
que se regirá por las siguientes reglas:

I. Será jurisdiccional y autónomo del de materia penal.


II. Procederá en los casos de delincuencia organizada, delitos contra
la salud, secuestro, robo de vehículos y trata de personas, respecto
de los bienes siguientes:

a) Aquellos que sean instrumento, objeto o producto del delito, aún


cuando no se haya dictado la sentencia que determine la respon-
sabilidad penal, pero existan elementos suficientes para determinar
que el hecho ilícito sucedió.
b) Aquellos que no sean instrumento, objeto o producto del delito,
pero que hayan sido utilizados o destinados a ocultar o mezclar
bienes producto del delito, siempre y cuando se reúnan los extre-
mos del inciso anterior.
c) Aquellos que estén siendo utilizados para la comisión de delitos por
un tercero, si su dueño tuvo conocimiento de ello y no lo notificó
a la autoridad o hizo algo para impedirlo.
d) Aquellos que estén intitulados a nombre de terceros, pero existan
suficientes elementos para determinar que son producto de delitos
patrimoniales o de delincuencia organizada, y el acusado por
estos delitos se comporte como dueño.

El Sistema de
192 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 193

III. Toda persona que se considere afectada podrá interponer


los recursos respectivos para demostrar la procedencia
lícita de los bienes y su actuación de buena fe, así como
que estaba impedida para conocer la utilización ilícita de
sus bienes.

Artículo 73. El Congreso tiene facultad:

I. a XX. ...
XXI. Para establecer los delitos y faltas contra la Federación y
fijar los castigos que por ellos deban imponerse, así como
legislar en materia de delincuencia organizada.
...
XXII. ...
XXIII. Para expedir leyes que establezcan las bases de coordina-
ción entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y
los Municipios, así como para establecer y organizar a las
instituciones de seguridad pública en materia federal, de
conformidad con lo establecido en el artículo 21 de esta
Constitución.
XXIV. a XXX. ...

Artículo 115. Los estados adoptarán...

I. a VI. ...
VII. La policía preventiva estará al mando del presidente munici-
pal en los términos de la Ley de Seguridad Pública del Esta-
do. Aquélla acatará las órdenes que el Gobernador del
Estado le transmita en aquellos casos que éste juzgue
como de fuerza mayor o alteración grave del orden público.

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 193
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 194

...
VIII. ...

Artículo 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y


socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos
y la organización social de trabajo, conforme a la ley.
El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes
deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán:

Apartado A. ...

Apartado B. ...

I. a XII. ...
XIII. Los militares, marinos, personal del servicio exterior, agentes del
Ministerio Público, peritos y los miembros de las instituciones
policiales, se regirán por sus propias leyes.
Los agentes del Ministerio Público, los peritos y los miembros
de las instituciones policiales de la Federación, el Distrito Federal,
los Estados y los Municipios, podrán ser separados de sus cargos
si no cumplen con los requisitos que las leyes vigentes en el
momento del acto señalen para permanecer en dichas institu-
ciones, o removidos por incurrir en responsabilidad en el desem-
peño de sus funciones. Si la autoridad jurisdiccional resolviere
que la separación, remoción, baja, cese o cualquier otra forma de
terminación del servicio fue injustificada, el Estado sólo estará
obligado a pagar la indemnización y demás prestaciones a que
tenga derecho, sin que en ningún caso proceda su reincorpora-
ción al servicio, cualquiera que sea el resultado del juicio o
medio de defensa que se hubiere promovido.

El Sistema de
194 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 195

Las autoridades del orden federal, estatal, del Distrito


Federal y municipal, a fin de propiciar el fortalecimiento del
sistema de seguridad social del personal del Ministerio
Público, de las corporaciones policiales y de los servicios
periciales, de sus familias y dependientes, instrumenta-
rán sistemas complementarios de seguridad social.
El Estado proporcionará a los miembros en el activo del
Ejército, Fuerza Aérea y Armada, las prestaciones a que
se refiere el inciso f) de la fracción XI de este apartado,
en términos similares y a través del organismo encargado
de la seguridad social de los componentes de dichas ins-
tituciones.
XIII bis. a XIV. ...

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su


publicación en el Diario Oficial de la Federación, con excepción de lo
dispuesto en los artículos transitorios siguientes.
Segundo. El sistema procesal penal acusatorio previsto en los
artículos 16, párrafos segundo y decimocuarto; 17, párrafos tercero,
cuarto y sexto; 19; 20 y 21, párrafo séptimo, de la Constitución, entrará
en vigor cuando lo establezca la legislación secundaria correspon-
diente, sin exceder el plazo de ocho años, contado a partir del día
siguiente de la publicación de este Decreto.
En consecuencia, la Federación, los Estados y el Distrito Federal,
en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán expedir y
poner en vigor las modificaciones u ordenamientos legales que sean
necesarios a fin de incorporar el sistema procesal penal acusatorio.

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 195
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 196

La Federación, los Estados y el Distrito Federal adoptarán el sistema


penal acusatorio en la modalidad que determinen, sea regional o
por tipo de delito.
En el momento en que se publiquen los ordenamientos legales
a que se refiere el párrafo anterior, los poderes u órgano legislativos
competentes deberán emitir, asimismo, una declaratoria que se
publicará en los órganos de difusión oficiales, en la que señale expre-
samente que el sistema procesal penal acusatorio ha sido incorpo-
rado en dichos ordenamientos y, en consecuencia, que las garantías
que consagra esta Constitución empezarán a regular la forma y térmi-
nos en que se substanciarán los procedimientos penales.
Tercero. No obstante lo previsto en el artículo transitorio segundo,
el sistema procesal penal acusatorio previsto en los artículos 16,
párrafos segundo y decimocuarto; 17, párrafos tercero, cuarto y
sexto; 19, 20 y 21, párrafo séptimo, de la Constitución, entrará en
vigor al día siguiente de la publicación del presente Decreto en el
Diario Oficial de la Federación, en las entidades federativas que ya lo
hubieren incorporado en sus ordenamientos legales vigentes, siendo
plenamente válidas las actuaciones procesales que se hubieren
practicado con fundamento en tales ordenamientos, independiente-
mente de la fecha en que éstos entraron en vigor. Para tal efecto,
deberán hacer la declaratoria prevista en el artículo transitorio segundo.
Cuarto. Los procedimientos penales iniciados con anterioridad a
la entrada en vigor del nuevo sistema procesal penal acusatorio
previsto en los artículos 16, párrafos segundo y decimocuarto; 17,
párrafos tercero, cuarto y sexto; 19; 20 y 21, párrafo séptimo, de la
Constitución, serán concluidos conforme a las disposiciones vigen-
tes con anterioridad a dicho acto.

El Sistema de
196 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 197

Quinto. El nuevo sistema de reinserción previsto en el párrafo segun-


do del artículo 18, así como el régimen de modificación y duración de
penas establecido en el párrafo tercero del artículo 21, entrarán en
vigor cuando lo establezca la legislación secundaria correspondiente,
sin que pueda exceder el plazo de tres años, contados a partir del día
siguiente de la publicación de este Decreto.
Sexto. Las legislaciones en materia de delincuencia organizada
de las entidades federativas, continuarán en vigor hasta en tanto el
Congreso de la Unión ejerza la facultad conferida en el artículo 73,
fracción XXI, de esta Constitución. Los procesos penales iniciados
con fundamento en dichas legislaciones, así como las sentencias
emitidas con base en las mismas, no serán afectados por la entra-
da en vigor de la legislación federal. Por lo tanto, deberán concluirse
y ejecutarse, respectivamente, conforme a las disposiciones vigentes
antes de la entrada en vigor de esta última.
Séptimo. El Congreso de la Unión, a más tardar dentro de seis
meses a partir de la publicación de este Decreto, expedirá la ley que
establezca el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Las entidades
federativas expedirán a más tardar en un año, a partir de la entrada
en vigor del presente Decreto, las leyes en esta materia.
Octavo. El Congreso de la Unión, las Legislaturas de los estados
y el órgano legislativo del Distrito Federal, deberán destinar los recur-
sos necesarios para la reforma del sistema de justicia penal. Las
partidas presupuestales deberán señalarse en el presupuesto inme-
diato siguiente a la entrada en vigor del presente decreto y en los pre-
supuestos sucesivos. Este presupuesto deberá destinarse al diseño
de las reformas legales, los cambios organizacionales, la construc-

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 197
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 198

ción y operación de la infraestructura, y la capacitación necesarias


para jueces, agentes del Ministerio Público, policías, defensores,
peritos y abogados.
Noveno. Dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigor
del presente Decreto se creará una instancia de coordinación inte-
grada por representantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judi-
cial, además del sector académico y la sociedad civil, así como de las
Conferencias de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y de
Presidentes de Tribunales, la cual contará con una secretaría técnica,
que coadyuvará y apoyará a las autoridades locales y federales, cuando
así se lo soliciten.
Décimo. La federación creará un fondo especial para el financia-
miento de las actividades de la secretaría técnica a que se refiere
el artículo transitorio octavo. Los fondos se otorgarán en función del
cumplimiento de las obligaciones y de los fines que se establezcan
en la Ley.
Décimo Primero. En tanto entra en vigor el sistema procesal
acusatorio, los agentes del Ministerio Público que determine la ley
podrán solicitar al juez el arraigo domiciliario del indiciado tratándose
de delitos graves y hasta por un máximo de cuarenta días.
Esta medida será procedente siempre que sea necesaria para el
éxito de la investigación, la protección de personas o bienes jurídicos,
o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado se sustraiga a la
acción de la justicia.

Palacio Legislativo de San Lázaro,


a 19 de febrero de 2008

El Sistema de
198 Justicia Penal Mexicano
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 199

L A COMISIÓN DE
PUNTOS CONSTITUCIONALES
DIPUTADOS: RAYMUNDO CÁRDENAS HERNÁNDEZ, presidente; JOSÉ GILDARDO
GUERRERO TORRES (rúbrica), secretario; DORA ALICIA MARTÍNEZ VALERO
(rúbrica), secretaria; MÓNICA FERNÁNDEZ BALBOA (rúbrica en contra),
secretaria; CARLOS ARMANDO BIEBRICH TORRES (rúbrica), secretario; JOSÉ
JESÚS REYNA GARCÍA, secretario; PATRICIA CASTILLO ROMERO (rúbrica en contra),
secretaria; ARELY MADRID TOVILLA, LIZBETH EVELIA MEDINA RODRÍGUEZ, VICTORIO
RUBÉN MONTALVO ROJAS (rúbrica en contra), MARÍA DEL PILAR ORTEGA MAR-
TÍNEZ (rúbrica), ROSARIO IGNACIA ORTIZ MAGALLÓN (rúbrica en contra), VÍCTOR

SAMUEL PALMA CÉSAR (rúbrica), CRUZ PÉREZ CUÉLLAR (rúbrica), JUAN FRAN-
CISCO RIVERA BEDOYA (rúbrica), JUAN JOSÉ RODRÍGUEZ PRATS (rúbrica), SALVADOR

RUIZ SÁNCHEZ (rúbrica en contra), YADHIRA YVETTE TAMAYO HERRERA, SILVANO


GARAY ULLOA (rúbrica en contra), EDUARDO SERGIO DE LA TORRE JARAMILLO
(rúbrica), FELIPE BORREGO ESTRADA (rúbrica), ROGELIO CARBAJAL TEJADA (rúbri-
ca), RAÚL CERVANTES ANDRADE (rúbrica), LETICIA DÍAZ DE LEÓN TORRES (rúbrica),
JAIME ESPEJEL LAZCANO (rúbrica en contra), JOSÉ LUIS ESPINOSA PIÑA
(rúbrica), JUAN NICASIO GUERRA OCHOA, FRANCISCO ELIZONDO GARRIDO (rúbri-
ca), ANDRÉS LOZANO LOZANO (rúbrica en contra).

L A COMISIÓN DE JUSTICIA
DIPUTADOS: CÉSAR CAMACHO QUIROZ (rúbrica), presidente; FELIPE BORREGO
ESTRADA (rúbrica), VIOLETA DEL PILAR LAGUNES VIVEROS (rúbrica), CARLOS
ALBERTO NAVARRO SUGICH (rúbrica), MIGUEL ÁNGEL ARELLANO PULIDO, JORGE
MARIO LESCIEUR TALAVERA (rúbrica), FERNANDO QUETZALCÓATL MOCTEZUMA
PEREDA (rúbrica), FAUSTINO JAVIER ESTRADA González (rúbrica), secreta-
rios; MÓNICA ARRIOLA, ALLIET MARIANA BAUTISTA BRAVO, LUIS ENRIQUE BENÍTEZ
OJEDA (rúbrica), LILIANA CARBAJAL MÉNDEZ (rúbrica), ROGELIO CARBAJAL TEJADA

Anexo
Dictamen de las Comisiones Unidas... 199
09_Anexo_Dictamen:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:52 p.m. PÆgina 200

(rúbrica), RAÚL CERVANTES ANDRADE (rúbrica), JESÚS DE LEÓN TELLO (rúbri-


ca), JOSÉ MANUEL DEL RÍO VIRGEN (rúbrica), ANTONIO DE JESÚS DÍAZ ATHIÉ
(rúbrica), RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, ARTURO FLORES GRANDE (rúbri-
ca), SILVANO GARAY ULLOA, OMEHEIRA LÓPEZ REYNA (rúbrica), ANDRÉS LOZANO
LOZANO (rúbrica en contra), VICTORIO RUBÉN MONTALVO ROJAS (rúbrica en
contra), MARIO EDUARDO MORENO ÁLVAREZ (rúbrica), SILVIA OLIVA FRAGOSO,
MARÍA DEL PILAR ORTEGA MARTÍNEZ (rúbrica), LUIS GUSTAVO PARRA NORIEGA
(rúbrica), ALFREDO ADOLFO RÍOS CAMARENA (rúbrica), YADHIRA YVETTE TAMAYO
HERRERA (rúbrica).
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 201

DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN Y


ADICIONAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE
LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS
ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
DOF 18 DE JUNIO DE 2008

AL MARGEN UN SELLO CON EL ESCUDO NACIONAL, que dice: Estados Unidos


Mexicanos.- Presidencia de la República.

FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos


Mexicanos, a sus habitantes sabed:

Que la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la


Unión, se ha servido dirigirme el siguiente

DECRETO
La Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión, en uso
de la facultad que le confiere el artículo 135 constitucional y previa la
aprobación de las Cámaras de Diputados y de Senadores del Congre-
so General de los Estados Unidos Mexicanos, así como la mayoría de
las legislaturas de los estados.

201
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 202

DECRETA:
SE REFORMAN Y ADICIONAN DIVERSAS
DISPOSICIONES DE LA CONSTITUCIÓN
POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS
Único. Se reforman los artículos 16, 17, 18, 19, 20, 21 y 22; las frac-
ciones XXI y XXIII del artículo 73; la fracción VII del artículo 115 y la
fracción XIII del apartado B del artículo 123, todos de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Artículo 16. Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domi-


cilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito
de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del
procedimiento.
No podrá librarse orden de aprehensión sino por la autoridad
judicial y sin que preceda denuncia o querella de un hecho que la
ley señale como delito, sancionado con pena privativa de libertad y
obren datos que establezcan que se ha cometido ese hecho y que
exista la probabilidad de que el indiciado lo cometió o participó en
su comisión.
La autoridad que ejecute una orden judicial de aprehensión,
deberá poner al inculpado a disposición del juez, sin dilación alguna y
bajo su más estricta responsabilidad. La contravención a lo anterior
será sancionada por la ley penal.
Cualquier persona puede detener al indiciado en el momento en
que esté cometiendo un delito o inmediatamente después de haberlo
cometido, poniéndolo sin demora a disposición de la autoridad más

El Sistema de
202 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 203

cercana y ésta con la misma prontitud, a la del Ministerio Público.


Existirá un registro inmediato de la detención.
Sólo en casos urgentes, cuando se trate de delito grave así califi-
cado por la ley y ante el riesgo fundado de que el indiciado pueda sus-
traerse a la acción de la justicia, siempre y cuando no se pueda
ocurrir ante la autoridad judicial por razón de la hora, lugar o circuns-
tancia, el Ministerio Público podrá, bajo su responsabilidad, ordenar
su detención, fundando y expresando los indicios que motiven su
proceder.
En casos de urgencia o flagrancia, el juez que reciba la consig-
nación del detenido deberá inmediatamente ratificar la detención o
decretar la libertad con las reservas de ley.
La autoridad judicial, a petición del Ministerio Público y tratán-
dose de delitos de delincuencia organizada, podrá decretar el arraigo
de una persona, con las modalidades de lugar y tiempo que la ley
señale, sin que pueda exceder de cuarenta días, siempre que sea
necesario para el éxito de la investigación, la protección de personas
o bienes jurídicos, o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado
se sustraiga a la acción de la justicia. Este plazo podrá prorrogarse,
siempre y cuando el Ministerio Público acredite que subsisten las
causas que le dieron origen. En todo caso, la duración total del arraigo
no podrá exceder los ochenta días.
Por delincuencia organizada se entiende una organización de
hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma perma-
nente o reiterada, en los términos de la ley de la materia.
Ningún indiciado podrá ser retenido por el Ministerio Público por
más de cuarenta y ocho horas, plazo en que deberá ordenarse su
libertad o ponérsele a disposición de la autoridad judicial; este plazo

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 203
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 204

podrá duplicarse en aquellos casos que la ley prevea como delin-


cuencia organizada. Todo abuso a lo anteriormente dispuesto será
sancionado por la ley penal.
En toda orden de cateo, que sólo la autoridad judicial podrá expedir,
a solicitud del Ministerio Público, se expresará el lugar que ha de ins-
peccionarse, la persona o personas que hayan de aprehenderse y los
objetos que se buscan, a lo que únicamente debe limitarse la diligen-
cia, levantándose al concluirla, un acta circunstanciada, en presencia
de dos testigos propuestos por el ocupante del lugar cateado o en su
ausencia o negativa, por la autoridad que practique la diligencia.
Las comunicaciones privadas son inviolables. La ley sancionará
penalmente cualquier acto que atente contra la libertad y privacía de
las mismas, excepto cuando sean aportadas de forma voluntaria por
alguno de los particulares que participen en ellas. El juez valorará
el alcance de éstas, siempre y cuando contengan información rela-
cionada con la comisión de un delito. En ningún caso se admitirán
comunicaciones que violen el deber de confidencialidad que esta-
blezca la ley.
Exclusivamente la autoridad judicial federal, a petición de la auto-
ridad federal que faculte la ley o del titular del Ministerio Público de
la entidad federativa correspondiente, podrá autorizar la intervención
de cualquier comunicación privada. Para ello, la autoridad compe-
tente deberá fundar y motivar las causas legales de la solicitud,
expresando además, el tipo de intervención, los sujetos de la misma
y su duración. La autoridad judicial federal no podrá otorgar estas
autorizaciones cuando se trate de materias de carácter electoral, fiscal,
mercantil, civil, laboral o administrativo, ni en el caso de las comuni-
caciones del detenido con su defensor.

El Sistema de
204 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 205

Los Poderes Judiciales contarán con jueces de control que resol-


verán, en forma inmediata, y por cualquier medio, las solicitudes de
medidas cautelares, providencias precautorias y técnicas de investi-
gación de la autoridad, que requieran control judicial, garantizando
los derechos de los indiciados y de las víctimas u ofendidos. Deberá
existir un registro fehaciente de todas las comunicaciones entre jueces
y Ministerio Público y demás autoridades competentes.
Las intervenciones autorizadas se ajustarán a los requisitos y
límites previstos en las leyes. Los resultados de las intervenciones
que no cumplan con éstos, carecerán de todo valor probatorio.
La autoridad administrativa podrá practicar visitas domiciliarias
únicamente para cerciorarse de que se han cumplido los reglamen-
tos sanitarios y de policía; y exigir la exhibición de los libros y papeles
indispensables para comprobar que se han acatado las disposicio-
nes fiscales, sujetándose en estos casos, a las leyes respectivas y a
las formalidades prescritas para los cateos.
La correspondencia que bajo cubierta circule por las estafetas
estará libre de todo registro, y su violación será penada por la ley.
En tiempo de paz ningún miembro del Ejército podrá alojarse en
casa particular contra la voluntad del dueño, ni imponer prestación
alguna. En tiempo de guerra los militares podrán exigir alojamiento,
bagajes, alimentos y otras prestaciones, en los términos que esta-
blezca la ley marcial correspondiente.
Artículo 17. Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma,
ni ejercer violencia para reclamar su derecho.
Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por
tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y
términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 205
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 206

pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando, en


consecuencia, prohibidas las costas judiciales.
Las leyes preverán mecanismos alternativos de solución de con-
troversias. En la materia penal regularán su aplicación, asegurarán
la reparación del daño y establecerán los casos en los que se reque-
rirá supervisión judicial.
Las sentencias que pongan fin a los procedimientos orales debe-
rán ser explicadas en audiencia pública previa citación de las partes.
Las leyes federales y locales establecerán los medios necesarios
para que se garantice la independencia de los tribunales y la plena
ejecución de sus resoluciones.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal garantizarán la exis-
tencia de un servicio de defensoría pública de calidad para la pobla-
ción y asegurarán las condiciones para un servicio profesional de
carrera para los defensores. Las percepciones de los defensores no
podrán ser inferiores a las que correspondan a los agentes del Minis-
terio Público.
Nadie puede ser aprisionado por deudas de carácter puramente
civil.
Artículo 18. Sólo por delito que merezca pena privativa de liber-
tad habrá lugar a prisión preventiva. El sitio de ésta será distinto del
que se destinare para la extinción de las penas y estarán completa-
mente separados.
El sistema penitenciario se organizará sobre la base del trabajo,
la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte
como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la socie-
dad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los beneficios
que para él prevé la ley. Las mujeres compurgarán sus penas en
lugares separados de los destinados a los hombres para tal efecto.

El Sistema de
206 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 207

La Federación, los Estados y el Distrito Federal podrán celebrar


convenios para que los sentenciados por delitos del ámbito de su com-
petencia extingan las penas en establecimientos penitenciarios
dependientes de una jurisdicción diversa.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal establecerán, en
el ámbito de sus respectivas competencias, un sistema integral de
justicia que será aplicable a quienes se atribuya la realización de una
conducta tipificada como delito por las leyes penales y tengan entre
doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, en el que
se garanticen los derechos fundamentales que reconoce esta Cons-
titución para todo individuo, así como aquellos derechos específicos
que por su condición de personas en desarrollo les han sido reconoci-
dos. Las personas menores de doce años que hayan realizado una
conducta prevista como delito en la ley, solo serán sujetos a rehabi-
litación y asistencia social.
La operación del sistema en cada orden de gobierno estará a
cargo de instituciones, tribunales y autoridades especializados en la
procuración e impartición de justicia para adolescentes. Se podrán
aplicar las medidas de orientación, protección y tratamiento que
amerite cada caso, atendiendo a la protección integral y el interés
superior del adolescente.
Las formas alternativas de justicia deberán observarse en la apli-
cación de este sistema, siempre que resulte procedente. En todos los
procedimientos seguidos a los adolescentes se observará la garantía
del debido proceso legal, así como la independencia entre las auto-
ridades que efectúen la remisión y las que impongan las medidas.
Éstas deberán ser proporcionales a la conducta realizada y tendrán
como fin la reintegración social y familiar del adolescente, así como

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 207
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 208

el pleno desarrollo de su persona y capacidades. El internamiento


se utilizará solo como medida extrema y por el tiempo más breve que
proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores de
catorce años de edad, por la comisión de conductas antisociales cali-
ficadas como graves.
Los sentenciados de nacionalidad mexicana que se encuentren
compurgando penas en países extranjeros, podrán ser trasladados a
la República para que cumplan sus condenas con base en los siste-
mas de reinserción social previstos en este artículo, y los sentenciados
de nacionalidad extranjera por delitos del orden federal o del fuero
común, podrán ser trasladados al país de su origen o residencia,
sujetándose a los Tratados Internacionales que se hayan celebrado
para ese efecto. El traslado de los reclusos sólo podrá efectuarse con
su consentimiento expreso.
Los sentenciados, en los casos y condiciones que establezca la
ley, podrán compurgar sus penas en los centros penitenciarios más
cercanos a su domicilio, a fin de propiciar su reintegración a la comu-
nidad como forma de reinserción social. Esta disposición no aplicará
en caso de delincuencia organizada y respecto de otros internos que
requieran medidas especiales de seguridad.
Para la reclusión preventiva y la ejecución de sentencias en mate-
ria de delincuencia organizada se destinarán centros especiales. Las
autoridades competentes podrán restringir las comunicaciones de
los inculpados y sentenciados por delincuencia organizada con terce-
ros, salvo el acceso a su defensor, e imponer medidas de vigilancia
especial a quienes se encuentren internos en estos establecimientos.
Lo anterior podrá aplicarse a otros internos que requieran medidas
especiales de seguridad, en términos de la ley.

El Sistema de
208 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 209

Artículo 19. Ninguna detención ante autoridad judicial podrá


exceder del plazo de setenta y dos horas, a partir de que el indiciado
sea puesto a su disposición, sin que se justifique con un auto de vincu-
lación a proceso en el que se expresará: el delito que se impute al
acusado; el lugar, tiempo y circunstancias de ejecución, así como los
datos que establezcan que se ha cometido un hecho que la ley señale
como delito y que exista la probabilidad de que el indiciado lo come-
tió o participó en su comisión.
El Ministerio Público sólo podrá solicitar al juez la prisión preven-
tiva cuando otras medidas cautelares no sean suficientes para garanti-
zar la comparecencia del imputado en el juicio, el desarrollo de la
investigación, la protección de la víctima, de los testigos o de la comu-
nidad, así como cuando el imputado esté siendo procesado o haya
sido sentenciado previamente por la comisión de un delito doloso. El
juez ordenará la prisión preventiva, oficiosamente, en los casos de
delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, deli-
tos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, así como
delitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la
nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la salud.
La ley determinará los casos en los cuales el juez podrá revocar
la libertad de los individuos vinculados a proceso.
El plazo para dictar el auto de vinculación a proceso podrá prorro-
garse únicamente a petición del indiciado, en la forma que señale la
ley. La prolongación de la detención en su perjuicio será sancionada
por la ley penal. La autoridad responsable del establecimiento en el
que se encuentre internado el indiciado, que dentro del plazo antes
señalado no reciba copia autorizada del auto de vinculación a proce-
so y del que decrete la prisión preventiva, o de la solicitud de prórroga

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 209
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 210

del plazo constitucional, deberá llamar la atención del juez sobre


dicho particular en el acto mismo de concluir el plazo y, si no recibe la
constancia mencionada dentro de las tres horas siguientes, pondrá
al indiciado en libertad.
Todo proceso se seguirá forzosamente por el hecho o hechos
delictivos señalados en el auto de vinculación a proceso. Si en la
secuela de un proceso apareciere que se ha cometido un delito distin-
to del que se persigue, deberá ser objeto de investigación separada,
sin perjuicio de que después pueda decretarse la acumulación, si
fuere conducente.
Si con posterioridad a la emisión del auto de vinculación a pro-
ceso por delincuencia organizada el inculpado evade la acción de la
justicia o es puesto a disposición de otro juez que lo reclame en el
extranjero, se suspenderá el proceso junto con los plazos para la
prescripción de la acción penal.
Todo mal tratamiento en la aprehensión o en las prisiones, toda
molestia que se infiera sin motivo legal, toda gabela o contribución,
en las cárceles, son abusos que serán corregidos por las leyes y
reprimidos por las autoridades.
Artículo 20. El proceso penal será acusatorio y oral. Se regirá
por los principios de publicidad, contradicción, concentración, conti-
nuidad e inmediación.

a) De los principios generales:

I. El proceso penal tendrá por objeto el esclarecimiento de los


hechos, proteger al inocente, procurar que el culpable no quede
impune y que los daños causados por el delito se reparen;

El Sistema de
210 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 211

II. Toda audiencia se desarrollará en presencia del juez, sin que


pueda delegar en ninguna persona el desahogo y la valoración
de las pruebas, la cual deberá realizarse de manera libre y lógica;
III. Para los efectos de la sentencia sólo se considerarán como prueba
aquellas que hayan sido desahogadas en la audiencia de juicio.
La ley establecerá las excepciones y los requisitos para admitir
en juicio la prueba anticipada, que por su naturaleza requiera
desahogo previo;
IV. El juicio se celebrará ante un juez que no haya conocido del
caso previamente. La presentación de los argumentos y los
elementos probatorios se desarrollará de manera pública, con-
tradictoria y oral;
V. La carga de la prueba para demostrar la culpabilidad corresponde
a la parte acusadora, conforme lo establezca el tipo penal. Las
partes tendrán igualdad procesal para sostener la acusación o
la defensa, respectivamente;
VI. Ningún juzgador podrá tratar asuntos que estén sujetos a pro-
ceso con cualquiera de las partes sin que esté presente la otra,
respetando en todo momento el principio de contradicción, salvo
las excepciones que establece esta Constitución;
VII. Una vez iniciado el proceso penal, siempre y cuando no exista
oposición del inculpado, se podrá decretar su terminación anti-
cipada en los supuestos y bajo las modalidades que determine
la ley. Si el imputado reconoce ante la autoridad judicial, volun-
tariamente y con conocimiento de las consecuencias, su parti-
cipación en el delito y existen medios de convicción suficientes
para corroborar la imputación, el juez citará a audiencia de sen-
tencia. La ley establecerá los beneficios que se podrán otorgar
al inculpado cuando acepte su responsabilidad;
VIII. El juez sólo condenará cuando exista convicción de la culpabi-
lidad del procesado;

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 211
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 212

IX. Cualquier prueba obtenida con violación de derechos fundamen-


tales será nula, y
X. Los principios previstos en este artículo, se observarán también
en las audiencias preliminares al juicio.

b) De los derechos de toda persona imputada:

I. A que se presuma su inocencia mientras no se declare su respon-


sabilidad mediante sentencia emitida por el juez de la causa;
II. A declarar o a guardar silencio. Desde el momento de su deten-
ción se le harán saber los motivos de la misma y su derecho a
guardar silencio, el cual no podrá ser utilizado en su perjuicio.
Queda prohibida y será sancionada por la ley penal, toda incomu-
nicación, intimidación o tortura. La confesión rendida sin la asis-
tencia del defensor carecerá de todo valor probatorio;
III. A que se le informe, tanto en el momento de su detención como
en su comparecencia ante el Ministerio Público o el juez, los
hechos que se le imputan y los derechos que le asisten. Tratán-
dose de delincuencia organizada, la autoridad judicial podrá auto-
rizar que se mantenga en reserva el nombre y datos del acusador.
La ley establecerá beneficios a favor del inculpado, procesado o
sentenciado que preste ayuda eficaz para la investigación y perse-
cución de delitos en materia de delincuencia organizada;
IV. Se le recibirán los testigos y demás pruebas pertinentes que ofrezca,
concediéndosele el tiempo que la ley estime necesario al efecto
y auxiliándosele para obtener la comparecencia de las personas
cuyo testimonio solicite, en los términos que señale la ley;
V. Será juzgado en audiencia pública por un juez o tribunal. La publi-
cidad sólo podrá restringirse en los casos de excepción que
determine la ley, por razones de seguridad nacional, seguridad

El Sistema de
212 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 213

pública, protección de las víctimas, testigos y menores, cuando


se ponga en riesgo la revelación de datos legalmente protegidos,
o cuando el tribunal estime que existen razones fundadas para
justificarlo.
En delincuencia organizada, las actuaciones realizadas en la fase
de investigación podrán tener valor probatorio, cuando no puedan
ser reproducidas en juicio o exista riesgo para testigos o víctimas.
Lo anterior sin perjuicio del derecho del inculpado de objetarlas
o impugnarlas y aportar pruebas en contra;
VI. Le serán facilitados todos los datos que solicite para su defensa
y que consten en el proceso.
El imputado y su defensor tendrán acceso a los registros de la
investigación cuando el primero se encuentre detenido y cuando
pretenda recibírsele declaración o entrevistarlo. Asimismo, antes
de su primera comparecencia ante juez podrán consultar dichos
registros, con la oportunidad debida para preparar la defensa. A
partir de este momento no podrán mantenerse en reserva las
actuaciones de la investigación, salvo los casos excepcionales
expresamente señalados en la ley cuando ello sea imprescindible
para salvaguardar el éxito de la investigación y siempre que sean
oportunamente revelados para no afectar el derecho de defensa;
VII. Será juzgado antes de cuatro meses si se tratare de delitos cuya
pena máxima no exceda de dos años de prisión, y antes de un año
si la pena excediere de ese tiempo, salvo que solicite mayor plazo
para su defensa;
VIII. Tendrá derecho a una defensa adecuada por abogado, al cual
elegirá libremente incluso desde el momento de su detención. Si
no quiere o no puede nombrar un abogado, después de haber sido
requerido para hacerlo, el juez le designará un defensor público.
También tendrá derecho a que su defensor comparezca en todos

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 213
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 214

los actos del proceso y éste tendrá obligación de hacerlo cuantas


veces se le requiera, y
IX. En ningún caso podrá prolongarse la prisión o detención, por falta
de pago de honorarios de defensores o por cualquiera otra pres-
tación de dinero, por causa de responsabilidad civil o algún otro
motivo análogo.

La prisión preventiva no podrá exceder del tiempo que como máxi-


mo de pena fije la ley al delito que motivare el proceso y en ningún
caso será superior a dos años, salvo que su prolongación se deba
al ejercicio del derecho de defensa del imputado. Si cumplido este
término no se ha pronunciado sentencia, el imputado será puesto
en libertad de inmediato mientras se sigue el proceso, sin que ello
obste para imponer otras medidas cautelares.
En toda pena de prisión que imponga una sentencia, se compu-
tará el tiempo de la detención.

c) De los derechos de la víctima o del ofendido:

I. Recibir asesoría jurídica; ser informado de los derechos que en su


favor establece la Constitución y, cuando lo solicite, ser informado
del desarrollo del procedimiento penal;
II. Coadyuvar con el Ministerio Público; a que se le reciban todos los
datos o elementos de prueba con los que cuente, tanto en la inves-
tigación como en el proceso, a que se desahoguen las diligencias
correspondientes, y a intervenir en el juicio e interponer los recursos
en los términos que prevea la ley.
Cuando el Ministerio Público considere que no es necesario el
desahogo de la diligencia, deberá fundar y motivar su negativa;
III. Recibir, desde la comisión del delito, atención médica y psicológica
de urgencia;

El Sistema de
214 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 215

IV. Que se le repare el daño. En los casos en que sea procedente,


el Ministerio Público estará obligado a solicitar la reparación
del daño, sin menoscabo de que la víctima u ofendido lo pueda
solicitar directamente, y el juzgador no podrá absolver al
sentenciado de dicha reparación si ha emitido una sentencia
condenatoria.
La ley fijará procedimientos ágiles para ejecutar las sentencias
en materia de reparación del daño;
V. Al resguardo de su identidad y otros datos personales en los
siguientes casos: cuando sean menores de edad; cuando se
trate de delitos de violación, secuestro o delincuencia organi-
zada; y cuando a juicio del juzgador sea necesario para su
protección, salvaguardando en todo caso los derechos de la
defensa.
El Ministerio Público deberá garantizar la protección de vícti-
mas, ofendidos, testigos y en general todas los sujetos que
intervengan en el proceso. Los jueces deberán vigilar el buen
cumplimiento de esta obligación;
VI. Solicitar las medidas cautelares y providencias necesarias
para la protección y restitución de sus derechos, y
VII. Impugnar ante autoridad judicial las omisiones del Ministerio
Público en la investigación de los delitos, así como las resolu-
ciones de reserva, no ejercicio, desistimiento de la acción
penal o suspensión del procedimiento cuando no esté satis-
fecha la reparación del daño.

Artículo 21. La investigación de los delitos corresponde al Minis-


terio Público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción
y mando de aquél en el ejercicio de esta función.

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 215
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 216

El ejercicio de la acción penal ante los tribunales corresponde al


Ministerio Público. La ley determinará los casos en que los particu-
lares podrán ejercer la acción penal ante la autoridad judicial.
La imposición de las penas, su modificación y duración son propias
y exclusivas de la autoridad judicial.
Compete a la autoridad administrativa la aplicación de sanciones
por las infracciones de los reglamentos gubernativos y de policía,
las que únicamente consistirán en multa, arresto hasta por treinta y
seis horas o en trabajo a favor de la comunidad; pero si el infractor
no pagare la multa que se le hubiese impuesto, se permutará esta
por el arresto correspondiente, que no excederá en ningún caso de
treinta y seis horas.
Si el infractor de los reglamentos gubernativos y de policía fuese
jornalero, obrero o trabajador, no podrá ser sancionado con multa
mayor del importe de su jornal o salario de un día.
Tratándose de trabajadores no asalariados, la multa que se
imponga por infracción de los reglamentos gubernativos y de policía,
no excederá del equivalente a un día de su ingreso.
El Ministerio Público podrá considerar criterios de oportunidad
para el ejercicio de la acción penal, en los supuestos y condiciones
que fije la ley.
El Ejecutivo Federal podrá, con la aprobación del Senado en cada
caso, reconocer la jurisdicción de la Corte Penal Internacional.
La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el
Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que comprende la pre-
vención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla
efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en
los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta
Constitución señala. La actuación de las instituciones de seguridad

El Sistema de
216 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 217

pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficien-


cia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos
reconocidos en esta Constitución.
Las instituciones de seguridad pública serán de carácter civil,
disciplinado y profesional. El Ministerio Público y las instituciones
policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre
sí para cumplir los objetivos de la seguridad pública y conformarán
el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que estará sujeto a las
siguientes bases mínimas:

a) La regulación de la selección, ingreso, formación, permanencia, eva-


luación, reconocimiento y certificación de los integrantes de las institu-
ciones de seguridad pública. La operación y desarrollo de estas
acciones será competencia de la Federación, el Distrito Federal, los Esta-
dos y los municipios en el ámbito de sus respectivas atribuciones.
b) El establecimiento de las bases de datos criminalísticos y de personal
para las instituciones de seguridad pública. Ninguna persona podrá
ingresar a las instituciones de seguridad pública si no ha sido debi-
damente certificado y registrado en el sistema.
c) La formulación de políticas públicas tendientes a prevenir la comisión
de delitos.
d) Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará,
entre otros, en los procesos de evaluación de las políticas de prevención
del delito así como de las instituciones de seguridad pública.
e) Los fondos de ayuda federal para la seguridad pública, a nivel nacio-
nal serán aportados a las entidades federativas y municipios para ser
destinados exclusivamente a estos fines.

Artículo 22. Quedan prohibidas las penas de muerte, de mutila-


ción, de infamia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 217
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 218

especie, la multa excesiva, la confiscación de bienes y cualesquiera


otras penas inusitadas y trascendentales. Toda pena deberá ser propor-
cional al delito que sancione y al bien jurídico afectado.
No se considerará confiscación la aplicación de bienes de una
persona cuando sea decretada para el pago de multas o impuestos,
ni cuando la decrete una autoridad judicial para el pago de respon-
sabilidad civil derivada de la comisión de un delito. Tampoco se
considerará confiscación el decomiso que ordene la autoridad judicial
de los bienes en caso de enriquecimiento ilícito en los términos del
artículo 109, la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados
que causen abandono en los términos de las disposiciones aplica-
bles, ni la de aquellos bienes cuyo dominio se declare extinto en sen-
tencia. En el caso de extinción de dominio se establecerá un
procedimiento que se regirá por las siguientes reglas:

I. Será jurisdiccional y autónomo del de materia penal;


II. Procederá en los casos de delincuencia organizada, delitos contra la
salud, secuestro, robo de vehículos y trata de personas, respecto de
los bienes siguientes:

a) Aquellos que sean instrumento, objeto o producto del delito, aún


cuando no se haya dictado la sentencia que determine la respon-
sabilidad penal, pero existan elementos suficientes para determinar
que el hecho ilícito sucedió.
b) Aquellos que no sean instrumento, objeto o producto del delito,
pero que hayan sido utilizados o destinados a ocultar o mezclar
bienes producto del delito, siempre y cuando se reúnan los extremos
del inciso anterior.
c) Aquellos que estén siendo utilizados para la comisión de delitos por
un tercero, si su dueño tuvo conocimiento de ello y no lo notificó a
la autoridad o hizo algo para impedirlo.

El Sistema de
218 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 219

d) Aquellos que estén intitulados a nombre de terceros,


pero existan suficientes elementos para determinar que
son producto de delitos patrimoniales o de delincuencia
organizada, y el acusado por estos delitos se comporte
como dueño.

III. Toda persona que se considere afectada podrá interponer


los recursos respectivos para demostrar la procedencia lícita
de los bienes y su actuación de buena fe, así como que
estaba impedida para conocer la utilización ilícita de sus
bienes.

Artículo 73. El Congreso tiene facultad:

I. a XX. ...
XXI. Para establecer los delitos y faltas contra la Federación y
fijar los castigos que por ellos deban imponerse, así como
legislar en materia de delincuencia organizada.
...
XXII. ...
XXIII. Para expedir leyes que establezcan las bases de coordina-
ción entre la Federación, el Distrito Federal, los Estados y
los Municipios, así como para establecer y organizar a las
instituciones de seguridad pública en materia federal, de
conformidad con lo establecido en el artículo 21 de esta
Constitución.
XXIV. a XXX. ...

Artículo 115. ...

I. a VI. ...

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 219
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 220

VII. La policía preventiva estará al mando del presidente


municipal en los términos de la Ley de Seguridad Pública
del Estado. Aquélla acatará las órdenes que el Goberna-
dor del Estado le transmita en aquellos casos que éste
juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden
público.
...
VIII. ...
IX. y X. ...

Artículo 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y social-


mente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la orga-
nización social de trabajo, conforme a la ley.
El Congreso de la Unión, sin contravenir a las bases siguientes
deberá expedir leyes sobre el trabajo, las cuales regirán:

Apartado A. ...

Apartado B. ...

I. a XII. ...
XIII. Los militares, marinos, personal del servicio exterior,
agentes del Ministerio Público, peritos y los miembros de
las instituciones policiales, se regirán por sus propias leyes.
Los agentes del Ministerio Público, los peritos y los miembros
de las instituciones policiales de la Federación, el Distrito
Federal, los Estados y los Municipios, podrán ser separa-
dos de sus cargos si no cumplen con los requisitos que
las leyes vigentes en el momento del acto señalen para
permanecer en dichas instituciones, o removidos por

El Sistema de
220 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 221

incurrir en responsabilidad en el desempeño de sus fun-


ciones. Si la autoridad jurisdiccional resolviere que la
separación, remoción, baja, cese o cualquier otra forma
de terminación del servicio fue injustificada, el Estado
sólo estará obligado a pagar la indemnización y demás
prestaciones a que tenga derecho, sin que en ningún
caso proceda su reincorporación al servicio, cualquiera
que sea el resultado del juicio o medio de defensa que se
hubiere promovido.
Las autoridades del orden federal, estatal, del Distrito Fede-
ral y municipal, a fin de propiciar el fortalecimiento del sis-
tema de seguridad social del personal del Ministerio
Público, de las corporaciones policiales y de los servicios
periciales, de sus familias y dependientes, instrumentarán
sistemas complementarios de seguridad social.
El Estado proporcionará a los miembros en el activo del
Ejército, Fuerza Aérea y Armada, las prestaciones a que
se refiere el inciso f) de la fracción XI de este apartado,
en términos similares y a través del organismo encargado
de la seguridad social de los componentes de dichas insti-
tuciones.
XIII bis. y XIV. ...

TRANSITORIOS
Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su
publicación en el Diario Oficial de la Federación, con excepción de
lo dispuesto en los artículos transitorios siguientes.
Segundo. El sistema procesal penal acusatorio previsto en los
artículos 16, párrafos segundo y decimotercero; 17, párrafos tercero,

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 221
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 222

cuarto y sexto; 19; 20 y 21, párrafo séptimo, de la Constitución, entrará


en vigor cuando lo establezca la legislación secundaria correspon-
diente, sin exceder el plazo de ocho años, contado a partir del día
siguiente de la publicación de este Decreto.
En consecuencia, la Federación, los Estados y el Distrito Federal,
en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán expedir y
poner en vigor las modificaciones u ordenamientos legales que sean
necesarios a fin de incorporar el sistema procesal penal acusatorio.
La Federación, los Estados y el Distrito Federal adoptarán el sistema
penal acusatorio en la modalidad que determinen, sea regional o
por tipo de delito.
En el momento en que se publiquen los ordenamientos legales
a que se refiere el párrafo anterior, los poderes u órgano legislativos
competentes deberán emitir, asimismo, una declaratoria que se
publicará en los órganos de difusión oficiales, en la que señale expre-
samente que el sistema procesal penal acusatorio ha sido incorpo-
rado en dichos ordenamientos y, en consecuencia, que las garantías
que consagra esta Constitución empezarán a regular la forma y tér-
minos en que se substanciarán los procedimientos penales.
Tercero. No obstante lo previsto en el artículo transitorio segundo,
el sistema procesal penal acusatorio previsto en los artículos 16,
párrafos segundo y decimotercero; 17, párrafos tercero, cuarto y
sexto; 19, 20 y 21, párrafo séptimo, de la Constitución, entrará en vigor
al día siguiente de la publicación del presente Decreto en el Diario
Oficial de la Federación, en las entidades federativas que ya lo hubieren
incorporado en sus ordenamientos legales vigentes, siendo plena-
mente válidas las actuaciones procesales que se hubieren practicado
con fundamento en tales ordenamientos, independientemente de la

El Sistema de
222 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 223

fecha en que éstos entraron en vigor. Para tal efecto, deberán hacer
la declaratoria prevista en el artículo transitorio Segundo.
Cuarto. Los procedimientos penales iniciados con anterioridad a
la entrada en vigor del nuevo sistema procesal penal acusatorio
previsto en los artículos 16, párrafos segundo y decimotercero; 17,
párrafos tercero, cuarto y sexto; 19; 20 y 21, párrafo séptimo, de la
Constitución, serán concluidos conforme a las disposiciones vigentes
con anterioridad a dicho acto.
Quinto. El nuevo sistema de reinserción previsto en el párrafo
segundo del artículo 18, así como el régimen de modificación y dura-
ción de penas establecido en el párrafo tercero del artículo 21, entrarán
en vigor cuando lo establezca la legislación secundaria correspon-
diente, sin que pueda exceder el plazo de tres años, contados a partir
del día siguiente de la publicación de este Decreto.
Sexto. Las legislaciones en materia de delincuencia organizada
de las entidades federativas, continuarán en vigor hasta en tanto el
Congreso de la Unión ejerza la facultad conferida en el artículo 73,
fracción XXI, de esta Constitución. Los procesos penales iniciados
con fundamento en dichas legislaciones, así como las sentencias
emitidas con base en las mismas, no serán afectados por la entra-
da en vigor de la legislación federal. Por lo tanto, deberán concluirse
y ejecutarse, respectivamente, conforme a las disposiciones vigen-
tes antes de la entrada en vigor de esta última.
Séptimo. El Congreso de la Unión, a más tardar dentro de seis
meses a partir de la publicación de este Decreto, expedirá la ley que
establezca el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Las entidades
federativas expedirán a más tardar en un año, a partir de la entrada
en vigor del presente Decreto, las leyes en esta materia.

Anexo
Decreto por el que se reforman y... 223
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 224

Octavo. El Congreso de la Unión, las Legislaturas de los estados


y el órgano legislativo del Distrito Federal, deberán destinar los recur-
sos necesarios para la reforma del sistema de justicia penal. Las
partidas presupuestales deberán señalarse en el presupuesto inme-
diato siguiente a la entrada en vigor del presente decreto y en los
presupuestos sucesivos. Este presupuesto deberá destinarse al diseño
de las reformas legales, los cambios organizacionales, la construc-
ción y operación de la infraestructura, y la capacitación necesarias
para jueces, agentes del Ministerio Público, policías, defensores,
peritos y abogados.
Noveno. Dentro de los dos meses siguientes a la entrada en vigor
del presente Decreto se creará una instancia de coordinación inte-
grada por representantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judi-
cial, además del sector académico y la sociedad civil, así como de las
Conferencias de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y de
Presidentes de Tribunales, la cual contará con una secretaría técnica,
que coadyuvará y apoyará a las autoridades locales y federales, cuando
así se lo soliciten.
Décimo. La Federación creará un fondo especial para el financia-
miento de las actividades de la secretaría técnica a que se refiere
el artículo transitorio octavo. Los fondos se otorgarán en función del
cumplimiento de las obligaciones y de los fines que se establezcan
en la Ley.
Décimo Primero. En tanto entra en vigor el sistema procesal acu-
satorio, los agentes del Ministerio Público que determine la ley
podrán solicitar al juez el arraigo domiciliario del indiciado tratándose
de delitos graves y hasta por un máximo de cuarenta días.

El Sistema de
224 Justicia Penal Mexicano
10_Anexo_Decretojunio:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:50 p.m. PÆgina 225

Esta medida será procedente siempre que sea necesaria para el


éxito de la investigación, la protección de personas o bienes jurídicos,
o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado se sustraiga a la
acción de la justicia.

México, Distrito Federal, a 28 de mayo de 2008.- SEN. SANTIAGO CREEL


MIRANDA, Presidente.- DIP. SUSANA MONREAL ÁVILA, Secretaria.- Rúbricas.

En cumplimiento de lo dispuesto por la fracción I del Artículo 89


de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para
su debida publicación y observancia, expido el presente Decreto en
la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México,
Distrito Federal, a diecisiete de junio de dos mil ocho.- FELIPE DE JESÚS
CALDERÓN HINOJOSA.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación, JUAN CAMILO
MOURIÑO TERRAZO.- Rúbrica.
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 227

DECRETO POR EL QUE SE CREA EL CONSEJO


DEL COORDINACIÓN PARA LA IMPLEMENTACIÓN
DEL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL COMO
UNA INSTANCIA DE COORDINACIÓN
DOF 13 DE OCTUBRE DE 2008

AL MARGEN UN SELLO CON EL ESCUDO NACIONAL, que dice: Estados Unidos


Mexicanos.- Presidencia de la República.

FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos


Mexicanos, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo
89, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexi-
canos, y con fundamento en lo dispuesto por los artículos noveno
transitorio del Decreto por el que se reforman y adicionan diversas
disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexi-
canos, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio
de 2008, 3, fracciones I y III, 5, 6, fracción II, 9 y 27 de la Ley de Segu-
ridad Nacional; 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública
Federal, y

CONSIDERANDO
Que se ha vuelto impostergable atender la preocupación y el reclamo
permanente de la sociedad mexicana para que el Estado —federación,

227
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 228

entidades federativas y municipios— asuma su obligación de garan-


tizar la seguridad y la justicia en todo el país;
Que una de las preocupaciones primordiales de la presente admi-
nistración ha sido generar acciones de gobierno tendentes a garanti-
zar cabalmente la seguridad de las personas y de sus bienes, por lo
que el Ejecutivo Federal a mi cargo presentó ante el Poder Legislati-
vo una iniciativa de reformas a la Constitución cuyo objetivo esencial
fue proponer la reestructuración de fondo del sistema de justicia
penal;
Que como resultado de lo anterior, de las iniciativas y aportaciones
de los legisladores, así como de la participación de los especialistas
y estudiosos en los foros de debate, el pasado 18 de junio se publicó
en el Diario Oficial de la Federación el Decreto de reformas a la Consti-
tución cuyo objeto fundamental, entre otros, fue transformar el siste-
ma de seguridad y justicia penal, de uno mixto a uno adversarial, que
dé vigencia plena a las garantías individuales y derechos humanos
que consagra la Constitución, así como brindar la seguridad jurídica
debida a las personas y a su patrimonio;
Que se requiere de una instancia para llevar a cabo la coordinación
nacional para implementar la reforma constitucional, con absoluto
respeto a la soberanía de las entidades federativas, la autonomía
municipal, así como de las atribuciones de las instituciones y auto-
ridades que intervengan en dicha implementación;
Que mediante las acciones a cargo de esta instancia de Coordi-
nación, se diseñarán y realizarán estrategias encaminadas a la mate-
rialización de la multicitada reforma, con el propósito de que su
operación y funcionamiento sean integrales, congruentes y eficaces,
en todo el país, respetando los principios establecidos en la reforma
constitucional;

El Sistema de
228 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 229

Que en atención a la reforma constitucional, la instancia de Coor-


dinación debe contar con una Secretaría Técnica, la cual se crea a
través del presente instrumento como un órgano administrativo des-
concentrado de la Secretaría de Gobernación, con el carácter de
instancia de seguridad nacional, para ejecutar los acuerdos y demás
determinaciones de la propia instancia, así como apoyar y coadyuvar
con las autoridades federales y locales cuando así se lo soliciten, con
absoluto respeto a las atribuciones y soberanía de dichas autorida-
des, para el diseño de reformas legales, cambios organizacionales,
construcción y operación de infraestructura, y capacitación para
jueces, agentes del Ministerio Público, policías, defensores, peritos
y abogados, entre otras acciones que se requieran para la imple-
mentación de la reforma mencionada, y
Que atendiendo a la necesidad de que los Poderes de la Unión
y todos los órdenes de gobierno coordinen sus esfuerzos para imple-
mentar la reforma constitucional al sistema de justicia penal que
garantice la seguridad y los derechos de las personas, he tenido a
bien expedir el siguiente

DECRETO
Artículo 1. Se crea el Consejo de Coordinación para la Implementa-
ción del Sistema de Justicia Penal como una instancia de coordinación
que tiene por objeto establecer la política y la coordinación naciona-
les necesarias para implementar, en los tres órdenes de gobierno, el
Sistema de Justicia Penal en los términos previstos en la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Las acciones de coordinación, materia del presente Decreto, se
llevarán a cabo con pleno respeto a las atribuciones de los poderes

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 229
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 230

federales, la soberanía de las entidades federativas y la autonomía


municipal, así como de las instituciones y autoridades que intervengan
en la instancia de coordinación.
Artículo 2. Para efectos del presente Decreto, se entenderá por:

I. Consejo de Coordinación: Consejo de Coordinación para la Imple-


mentación del Sistema de Justicia Penal;
II. Sistema de Justicia Penal: Sistema de Justicia Penal previsto en los
artículos 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 73, 115 y 123 de la Constitu-
ción Política de los Estados Unidos Mexicanos, y
III. Secretaría Técnica: Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación.

Artículo 3. El Consejo de Coordinación se integra por:

I. Poder Ejecutivo Federal:

a) El Secretario de Gobernación;
b) El Secretario de Seguridad Pública, y
c) El Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal.
Las ausencias de éstos serán suplidas por los servidores públicos
que ellos designen, con un nivel jerárquico inmediato inferior.

II. Poder Legislativo Federal:

a) Un Senador del Congreso de la Unión, y


b) Un Diputado del Congreso de la Unión.
Las ausencias de éstos serán suplidas por los legisladores que
designe el Presidente de la Cámara respectiva del Congreso de
la Unión.

El Sistema de
230 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 231

III. Poder Judicial de la Federación:


Dos representantes del Poder Judicial, designados por la Suprema
Corte de Justicia de la Nación.
Las ausencias de éstos serán suplidas por los representantes, que
para tal efecto designe el Presidente de la Suprema Corte de Justi-
cia de la Nación.
IV. El Procurador General de la República;
Las ausencias de éste serán suplidas por el servidor público que
él designe con un nivel jerárquico inmediato inferior.
V. Un representante de la Conferencia Nacional de Secretarios de
Seguridad Pública;
VI. Un representante de la Conferencia Nacional de Procuración de
Justicia;
VII. Un representante de la Conferencia de Presidentes de Tribunales
Superiores de Justicia;
VIII. Un representante de organizaciones académicas, proveniente de
las áreas de investigación especializada en materia penal, proce-
sal penal y política criminal, legalmente constituidas; nombrado
por el Consejo de Coordinación a propuesta de cualquiera de los
miembros a que se refieren las fracciones I a IV de presente
artículo, y
IX. Un representante de organizaciones civiles reconocidas y que
estén especializadas en la materia penal, legalmente constituidas e
inscritas en el Registro Federal de Organizaciones; nombrado por el
Consejo de Coordinación a propuesta de cualquiera de los miembros
a que se refieren las fracciones I a IV del presente artículo.
Los miembros del Consejo de Coordinación no recibirán remune-
ración alguna por su participación en el mismo.

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 231
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 232

Artículo 4. Los representantes de las organizaciones académicas


y civiles, referidos en las fracciones VIII y IX del artículo anterior,
deberán cubrir los requisitos siguientes:

I. Tener más de 30 años de edad al día de la designación;


II. Contar por lo menos con un grado académico de licenciatura, debida-
mente registrado con una antigüedad de cinco años como mínimo;
III. Gozar de buena reputación, y
IV. Tener reconocida capacidad y experiencia en áreas de justicia penal
o seguridad pública.

Artículo 5. En las sesiones del Consejo de Coordinación, a pro-


puesta de la Secretaría Técnica, podrán participar como invitados
para efectos consultivos, representantes de las organizaciones de la
sociedad civil, legalmente constituidas e inscritas en el Registro Fede-
ral de Organizaciones, que sean expertos en los temas del orden del
día de la sesión que corresponda, así como representantes de los
poderes Ejecutivo Legislativo y Judicial de los tres órdenes de gobierno.
Artículo 6. El Consejo de Coordinación sesionará de manera ordi-
naria por lo menos dos veces al año y de manera extraordinaria las
veces que sean necesarias para el cumplimiento de sus fines.
El Consejo de Coordinación para sesionar válidamente deberá
contar por lo menos con la presencia de 7 de sus integrantes; sus
decisiones se tomarán por mayoría de votos, en caso de empate, el
Presidente tendrá voto de calidad.
Artículo 7. El Consejo de Coordinación será presidido por el
Secretario de Gobernación.

El Sistema de
232 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 233

Artículo 8. El Consejo de Coordinación, con el propósito de hacer


operable y a fin de lograr la implementación del Sistema de Justicia
Penal tiene las atribuciones siguientes:

I. Emitir los acuerdos, lineamientos, normas, procedimientos y


demás instrumentos normativos necesarios para el debido cumpli-
miento de su objeto, vinculatorios para sus integrantes;
II. Elaborar las políticas, programas y mecanismos necesarios para
instrumentar, en los tres órdenes de gobierno, una estrategia nacional
para la implementación del Sistema de Justicia Penal, que con-
temple la programación de compromisos y etapas de desarrollo;
III. Diseñar criterios para las reformas constitucionales y legales nece-
sarias para cumplir con su objeto;
IV. Proponer a las instancias correspondientes los cambios organiza-
cionales, la construcción y operación de la infraestructura que se
requieran;
V. Emitir los lineamientos para la evaluación y seguimiento de las
acciones que se deriven de las políticas, programas y mecanismos
señaladas en la fracción II de este artículo;
VI. Aprobar los programas de capacitación y difusión sobre el Sistema
de Justicia Penal dirigidos a jueces, agentes del Ministerio Público,
policías, defensores, peritos, abogados, así como a la sociedad en
general;
VII. Coadyuvar con el Congreso de la Unión y las Legislaturas de las
Entidades Federativas, en el seguimiento y evaluación de los recur-
sos presupuestales ejercidos en la implementación y operación
del Sistema de Justicia Penal.
VIII. Elaborar los criterios para la suscripción de convenios de colabo-
ración interinstitucional; así como los acuerdos de coordinación con
los gobiernos de las entidades federativas y de cooperación inter-
nacional;

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 233
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 234

IX. Analizar los informes que le remita la Secretaría Técnica sobre los
avances de sus actividades;
X. Interpretar las disposiciones del presente instrumento y el alcance
jurídico de éstas, así como desahogar las dudas que se susciten
con motivo de su aplicación, y
XI. Las demás que requiera para el cumplimiento de su objeto.

Artículo 9. El Presidente del Consejo de Coordinación tiene las


facultades siguientes:

I. Presidir las sesiones;


II. Proponer el proyecto de orden del día de las sesiones;
III. Convocar la celebración de las sesiones ordinarias o extraordinarias;
IV. Representar al Consejo de Coordinación;
V. Instruir a la Secretaría Técnica, la organización y logística de las
sesiones del Consejo de Coordinación, y
VI. Las demás que se especifiquen en las Reglas de funcionamiento del
Consejo de Coordinación.

Artículo 10. Los miembros del Consejo de Coordinación tienen las


obligaciones y funciones siguientes:

I. Asistir a las sesiones;


II. Proponer los temas de las sesiones del Consejo de Coordinación;
III. Votar los acuerdos, dictámenes y demás asuntos que conozca el
Consejo de Coordinación;
IV. Presentar la documentación correspondiente a los temas a tratar en
las sesiones del Consejo de Coordinación;
V. Dar cumplimiento a los acuerdos tomados por el Consejo de Coordi-
nación, en el ámbito de sus respectivas facultades y competencia;

El Sistema de
234 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 235

VI. Proporcionar el apoyo requerido para cumplimentar el objeto del


Consejo de Coordinación;
VII. Promover, en el ámbito de sus respectivas competencias, la coor-
dinación e implementación de las acciones que sean necesarias
para el cumplimiento de los acuerdos tomados por el Consejo de
Coordinación, y
VIII. Realizar las demás funciones que el Consejo de Coordinación
acuerde.

Artículo 11. La Secretaría Técnica, es un Órgano Administrativo


Desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, con el carácter de
instancia de seguridad nacional, con autonomía administrativa, creada
para operar y ejecutar los acuerdos y determinaciones del Consejo
de Coordinación; así como para coadyuvar y brindar apoyo a las auto-
ridades locales y federales en la implementación del Sistema de Jus-
ticia Penal, cuando lo soliciten.
La Secretaría Técnica, estará a cargo de un servidor público
con nivel de subsecretario, nombrado y, en su caso, removido por el
Presidente de la República por conducto del Secretario de Goberna-
ción. Durante las ausencias temporales del Titular de la Secretaría
Técnica, el despacho de los asuntos estarán a cargo del Director
General de Estudios y Proyectos Normativos.
La Secretaría Técnica contará, por lo menos, con las siguientes
Direcciones Generales: de Estudios y Proyectos Normativos; de Asis-
tencia Técnica; de Coordinación Interinstitucional; de Planeación,
Capacitación y Difusión, y de Administración y Finanzas, auxiliadas
por las direcciones generales adjuntas, direcciones, subdirecciones
de área, jefaturas de departamento o sus similares y personal de

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 235
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 236

apoyo suficientes para cubrir las necesidades de servicio y que figuren


en su plantilla autorizada, conforme a las disposiciones normativas
aplicables.
Artículo 12. Son requisitos para ser nombrado Secretario Técnico,
los siguientes:

I. Ser ciudadano mexicano;


II. Tener más de treinta y cinco años de edad cumplidos el día de la
designación;
III. Contar con título de licenciatura debidamente registrado, con una
antigüedad de cinco años como mínimo;
IV. Gozar de buena reputación, y no haber sido condenado por delito
doloso, y
V. Tener reconocida capacidad y experiencia en áreas de justicia penal,
seguridad y administración pública.

Artículo 13. La Secretaría Técnica, para la implementación, opera-


ción y ejecución del Sistema de Justicia Penal, tiene las atribuciones
siguientes:

I. Auxiliar al Consejo de Coordinación en la elaboración de políticas,


programas y mecanismos necesarios para instrumentar en los tres
órdenes de gobierno una estrategia nacional para la implementación
del Sistema de Justicia Penal;
II. Coadyuvar y apoyar a las autoridades locales y federales en la
implementación de la Sistema de Justicia Penal, cuando así se lo
soliciten;
III. Analizar, evaluar y dar seguimiento a los programas de coordinación
elaborados por el Consejo de Coordinación;

El Sistema de
236 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 237

IV. Proponer y operar con las instancias correspondientes los proyectos


de reformas constitucionales y legales necesarias para la consecu-
ción del Sistema de Justicia Penal, de conformidad con los criterios
diseñados por el Consejo de Coordinación;
V. Coadyuvar con las instancias de seguridad nacional conducentes,
para proponer las reformas legales y reglamentaria necesarias a fin
de hacer frente a las amenazas y riesgos que enfrente el país en
materia de justicia penal;
VI. Coordinar sus acciones con las instancias del Sistema de Justicia
Penal y de seguridad pública, responsables de mantener el orden
constitucional;
VII. Ejecutar las acciones necesarias para el cumplimiento de los acuer-
dos, lineamientos, normas, procedimientos y demás instrumentos
normativos emitidos por el Consejo de Coordinación;
VIII. Coadyuvar ante las instancias correspondientes para la ejecución
de los cambios organizacionales, construcción y operación de la
infraestructura propuesta por el Consejo de Coordinación;
IX. Elaborar los programas de capacitación sobre el Sistema de Justicia
Penal dirigidos a jueces, agentes del Ministerio Público, policías,
defensores, peritos, abogados, así como a la sociedad en general.
X. Apoyar las acciones para la ejecución de los programas de capaci-
tación sobre el Sistema de Justicia Penal dirigidos a jueces, agentes
del Ministerio Público, policías, defensores, peritos, abogados, así
como a la sociedad en general;
XI. Realizar los programas de difusión sobre el Sistema de Justicia
Penal aprobados por el Consejo de Coordinación;
XII. Suscribir los convenios de colaboración interinstitucional; así como
los acuerdos de coordinación con los gobiernos de las entidades
federativas y de cooperación internacional;

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 237
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 238

XIII. Coordinar la operación y ejecución de los convenios y acuerdos


indicados en la fracción anterior, en lo que competa al Consejo de
Coordinación;
XIV. Elaborar y someter a consideración del Consejo de Coordinación
el informe correspondiente sobre los avances de sus actividades;
XV. Dar seguimiento a los Acuerdos y resoluciones del Consejo de
Coordinación;
XVI. Resguardar la información y el libro de Acuerdos del Consejo de
Coordinación;
XVII. Recabar la información que se requiera para el cumplimiento del
objeto del Consejo de Coordinación;
XVIII. Crear Comités y Grupos de Trabajo, así como coordinar sus acti-
vidades;
XIX. Contratar consultorías cuando se requieran para el apoyo en las
funciones del Consejo de Coordinación;
XX. Realizar estudios especializados sobre asuntos o temas que sean
necesarios para el cumplimiento del objeto del Consejo de Coor-
dinación;
XXI. Elaborar y publicar informes de actividades del Consejo de Coor-
dinación;
XXII. Coadyuvar con el Consejo de Coordinación en la interpretación de
las disposiciones del presente instrumento y el alcance jurídico
de éstas, así como en el desahogo de las dudas que se susciten
con motivo de su aplicación;
XXIII. Planear, programar, organizar, dirigir, controlar y evaluar el desarro-
llo de las acciones encomendadas a las Unidades que la conforman;
XXIV. Designar y remover libremente a los servidores públicos de la
Secretaría Técnica;
XXV. Formular los proyectos de manuales de organización, procedi-
mientos y servicios de las diversas áreas de la Secretaría Técnica, y

El Sistema de
238 Justicia Penal Mexicano
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 239

XXVI. Las demás que le atribuya el Consejo de Coordinación y las previs-


tas en las Reglas de Funcionamiento del mismo.

Artículo 14. El Consejo de Coordinación y la Secretaría Técnica


se regirán bajo los principios de legalidad, honradez, lealtad, impar-
cialidad y eficiencia.

TRANSITORIOS

Primero. El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su


publicación en el Diario Oficial de la Federación y tendrá una vigencia
no mayor a ocho años.
Segundo. El Consejo de Coordinación deberá instalarse en un
plazo no mayor de treinta días de la entrada en vigor del presente
Decreto con sus integrantes previstos en el artículo 3, con excepción
de los referidos en las fracciones VIII y IX.
Tercero. En la sesión de instalación, el Consejo de Coordinación
instruirá a la Secretaría Técnica a que efectúe los trámites conducen-
tes para elegir a los integrantes previstos en el artículo 3, fracciones
VIII y IX, del presente Decreto.
Cuarto. El Consejo de Coordinación, en un plazo no mayor de 60
días hábiles contados a partir de su instalación, deberá expedir sus
reglas de funcionamiento.
Quinto. La Secretaría Técnica presentará su proyecto de presu-
puesto a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por conducto
de la Secretaría de Gobernación.
Sexto. La Secretaría Técnica operará durante el año 2008 con los
recursos humanos, financieros y materiales que, en los términos de

Anexo
Decreto por el que se crea el Consejo... 239
11_Anexo_Decretooctubre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:49 p.m. PÆgina 240

las disposiciones aplicables, le sean reasignados. Los fondos para la


operación de la Secretaría Técnica en los subsecuentes ejercicios
fiscales se sujetará a los montos aprobados para tal efecto en el
Presupuesto de Egresos de la Federación.
La contratación del personal que se requiera, se hará en forma
eventual sin que se exceda del período de vigencia del presente
decreto.

Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad


de México, Distrito Federal, a los nueve días del mes de octubre de dos
mil ocho.- FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA.- Rúbrica.- El Secretario de
Gobernación, JUAN CAMILO MOURIÑO TERRAZO.- Rúbrica.
12_Anexo_Decretonoviembre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:47 p.m. PÆgina 241

DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN


LOS ARTÍCULOS 11, PÁRRAFO SEGUNDO,
Y 12, FRACCIÓN II DEL DECRETO POR EL
QUE SE CREA EL CONSEJO DE COORDINACIÓN
PARA LA IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA
DE JUSTICIA PENAL COMO UNA INSTANCIA
DE COORDINACIÓN
DOF 14 DE NOVIEMBRE DE 2008

AL MARGEN UN SELLO CON EL ESCUDO NACIONAL, que dice: Estados Unidos


Mexicanos.- Presidencia de la República.

FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos


Mexicanos, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 89,
fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
y con fundamento en lo dispuesto por los artículos noveno transitorio del
Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicado
en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2008, 3, fraccio-
nes I y III, 5, 6, fracción II, 9 y 27 de la Ley de Seguridad Nacional; 27
de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, y

241
12_Anexo_Decretonoviembre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:47 p.m. PÆgina 242

CONSIDERANDO
Que el pasado 18 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federa-
ción el Decreto de reformas a la Constitución cuyo objeto fundamental,
entre otros, fue transformar el sistema de seguridad y justicia penal, de
uno mixto a uno adversarial, que dé vigencia plena a las garantías
individuales y derechos humanos que consagra la Constitución;
Que el día 13 de octubre de 2008, se publicó en el Diario Oficial
de la Federación el Decreto por el que se crea el Consejo de Coordi-
nación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal como
una instancia de coordinación;
Que el Decreto citado en el párrafo anterior prevé, para el apoyo
del Consejo de Coordinación, a una Secretaría Técnica como un órga-
no administrativo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación,
cuyo titular, entre otros requisitos, debe contar con más de treinta y
cinco años de edad el día de la designación quien además deberá
tener el nivel de subsecretario, y
Que los aspectos señalados en el considerando anterior restrin-
gen las posibilidades para designar al Secretario Técnico de dicho
órgano desconcentrado, sin que ello se encuentre plenamente jus-
tificado, por lo que resulta necesario modificarlos, a fin de estar en
posibilidad de nombrar a servidores públicos cuya honradez, lealtad,
imparcialidad y eficiencia sea probada para desempeñar un cargo de
esta naturaleza, he tenido a bien expedir el siguiente

DECRETO
Artículo Único. Se reforman los artículos 11, párrafo segundo, y 12,
fracción II del Decreto por el que se crea el Consejo de Coordinación

El Sistema de
242 Justicia Penal Mexicano
12_Anexo_Decretonoviembre:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:47 p.m. PÆgina 243

para la Implementación del Sistema de Justicia Penal como una ins-


tancia de coordinación, para quedar como sigue:

“Artículo 11. …
La Secretaría Técnica, estará a cargo de un servidor público nombrado
y, en su caso, removido por el Presidente de la República, por conducto
del Secretario de Gobernación. Durante las ausencias del Titular de la
Secretaría Técnica, el despacho de los asuntos estará a cargo del Direc-
tor General de Estudios y Proyectos Normativos.

Artículo 12. …

I. …
II. Tener más de treinta años de edad cumplidos el día de la desig-
nación;
III. a V. …”

TRANSITORIO

Único. El presente Decreto entrará en vigor el día de su publicación


en el Diario Oficial de la Federación.

Dado en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad


de México, Distrito Federal, a trece de noviembre de dos mil ocho.-
FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA.- Rúbrica.- El Secretario de Gobernación,
FERNANDO FRANCISCO GÓMEZ MONT URUETA.- Rúbrica.

Anexo
Decreto por el que se reforman los... 243
13_Indice:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:46 p.m. PÆgina 245

ÍNDICE
13_Indice:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:46 p.m. PÆgina 247

PRESENTACIÓN .....................................................................................7

L A REFORMA CONSTITUCIONAL AL
SISTEMA DE JUSTICIA PENAL Y
SU PROCESO DE IMPLEMENTACIÓN
LICENCIADO FELIPE
BORREGO ESTRADA ....................................................................................13

EL PROCEDIMIENTO PENAL EN
ELESTADO DE CHIHUAHUA
MAESTRA MARÍA ALEJANDRA
R AMOS DURÁN ..........................................................................................21

EL NUEVO SISTEMA DE
JUSTICIA PENAL EN EL ESTADO DE MÉXICO
MAGISTRADO BARUCH F.
DELGADO CARBAJAL...................................................................................39

EL JUICIO ORAL PENAL EN NUEVO LEÓN


LICENCIADA MARÍA DEL ROSARIO
GARZA ALEJANDRO ....................................................................................63
13_Indice:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:46 p.m. PÆgina 248

EL NUEVO PROCESO PENAL EN OAXACA


MAGISTRADO GERARDO A.
CARMONA CASTILLO .................................................................................83

ANEXO ............................................................................................125
La reforma constitucional en
materia penal de 2008 ................................................................127
Iniciativa de Decreto
por el que se Reforman Diversos
Artículos de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos ...............................................133
Dictamen de las Comisiones
Unidas de Puntos Constitucionales,
y de Justicia de la Cámara de
Diputados de H. Congreso de la Unión,
con Proyecto de Decreto que Reforma y
Adiciona diversas disposiciones de
la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos ......................................................................167
Decreto por el que se reforman y
adicionan diversas disposiciones de
la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos ......................................................................201
Decreto por el que se crea el Consejo
de Coordinación para la Implementación
del Sistema de Justicia Penal como
una instancia de coordinación.....................................................227
Decreto por el que se reforman
los artículos 11, párrafo segundo,
y 12, fracción II del Decreto por el que
se crea el Consejo de Coordinación para
la Implementación del Sistema de Justicia
Penal como una instancia de coordinación ..................................241
13_Indice:Maquetaci n 1 10/09/2009 01:46 p.m. PÆgina 250

EL SISTEMA DE
JUSTICIA PENAL MEXICANO
se terminó el mes de junio de 2009
en Talleres Gráficos de México,
Canal del Norte No. 80, Col. Felipe Pescador,
CP 06280, México, DF, consta de 3,500
ejemplares y estuvo al cuidado de
la Dirección General de Compilación y
Consulta del Orden Jurídico Nacional.

ISBN: en trámite