Вы находитесь на странице: 1из 5

POR QUE NOS CUESTA TANTO ORAR

(Notas de Juan Ballistreri)


1 Reyes 8.12
12 Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad. 13Yo he
edificado casa por morada para ti, sitio en que tú habites para siempre. 14Y volviendo
el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de
Israel estaba de pie. 15Y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de Israel, que habló a David
mi padre lo que con su mano ha cumplido, diciendo: 16Desde el día que saqué de
Egipto a mi pueblo Israel, no he escogido ciudad de todas las tribus de Israel para
edificar casa en la cual estuviese mi nombre, aunque escogí a David para que
presidiese en mi pueblo Israel. 17Y David mi padre tuvo en su corazón edificar casa al
nombre de Jehová Dios de Israel. 18Pero Jehová dijo a David mi padre: Cuanto a
haber tenido en tu corazón edificar casa a mi nombre, bien has hecho en tener tal
deseo. 19Pero tú no edificarás la casa, sino tu hijo que saldrá de tus lomos, él edificará
casa a mi nombre. 20Y Jehová ha cumplido su palabra que había dicho; porque yo me
he levantado en lugar de David mi padre, y me he sentado en el trono de Israel, como
Jehová había dicho, y he edificado la casa al nombre de Jehová Dios de Israel. 21Y he
puesto en ella lugar para el arca, en la cual está el pacto de Jehová que él hizo con
nuestros padres cuando los sacó de la tierra de Egipto.
22Luego se puso Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la
congregación de Israel, y extendiendo sus manos al cielo, 23dijo: Jehová Dios de
Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra, que guardas el
pacto y la misericordia a tus siervos, los que andan delante de ti con todo su corazón;
24que has cumplido a tu siervo David mi padre lo que le prometiste; lo dijiste con tu
boca, y con tu mano lo has cumplido, como sucede en este día. 25Ahora, pues, Jehová
Dios de Israel, cumple a tu siervo David mi padre lo que le prometiste, diciendo: No te
faltará varón delante de mí, que se siente en el trono de Israel, con tal que tus hijos
guarden mi camino y anden delante de mí como tú has andado delante de mí.g
26Ahora, pues, oh Jehová Dios de Israel, cúmplase la palabra que dijiste a tu siervo
David mi padre.
27Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos
de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?
28Con todo, tú atenderás a la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios
mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti; 29que estén tus
ojos abiertos de noche y de día sobre esta casa, sobre este lugar del cual has dicho: Mi
nombre estará allí;i que oigas la oración que tu siervo haga en este lugar. 30Oye,
pues, la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también
tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona.
31Si alguno pecare contra su prójimo, y le tomaren juramento haciéndole jurar, y
viniere el juramento delante de tu altar en esta casa; 32tú oirás desde el cielo y
actuarás, y juzgarás a tus siervos, condenando al impío y haciendo recaer su proceder
sobre su cabeza, y justificando al justo para darle conforme a su justicia.
33Si tu pueblo Israel fuere derrotado delante de sus enemigos por haber pecado contra
ti, y se volvieren a ti y confesaren tu nombre, y oraren y te rogaren y suplicaren en esta
casa, 34tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tu pueblo Israel, y los volverás
a la tierra que diste a sus padres.
35Si el cielo se cerrare y no lloviere, por haber ellos pecado contra ti, y te rogaren en
este lugar y confesaren tu nombre, y se volvieren del pecado, cuando los afligieres,
36tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado de tus siervos y de tu pueblo Israel,
enseñándoles el buen camino en que anden; y darás lluvias sobre tu tierra, la cual diste
a tu pueblo por heredad.
37 Si en la tierra hubiere hambre, pestilencia, tizoncillo, añublo, langosta o pulgón; si
sus enemigos los sitiaren en la tierra en donde habiten; cualquier plaga o enfermedad
que sea; 38toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo
Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta
casa, 39tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y actuarás, y
darás a cada uno conforme a sus caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú
conoces el corazón de todos los hijos de los hombres); 40para que te teman todos los
días que vivan sobre la faz de la tierra que tú diste a nuestros padres.
41 Asimismo el extranjero, que no es de tu pueblo Israel, que viniere de lejanas tierras
a causa de tu nombre 42(pues oirán de tu gran nombre, de tu mano fuerte y de tu brazo
extendido), y viniere a orar a esta casa, 43tú oirás en los cielos, en el lugar de tu
morada, y harás conforme a todo aquello por lo cual el extranjero hubiere clamado a
ti, para que todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre y te teman, como tu
pueblo Israel, y entiendan que tu nombre es invocado sobre esta casa que yo edifiqué.
44 Si tu pueblo saliere en batalla contra sus enemigos por el camino que tú les mandes,
y oraren a Jehová con el rostro hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que yo
edifiqué a tu nombre, 45tú oirás en los cielos su oración y su súplica, y les harás
justicia.
46 Si pecaren contra ti (porque no hay hombre que no peque), y estuvieres airado
contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautive y lleve a tierra
enemiga, sea lejos o cerca, 47y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos;
si se convirtieren, y oraren a ti en la tierra de los que los cautivaron, y dijeren:
Pecamos, hemos hecho lo malo, hemos cometido impiedad; 48y si se convirtieren a ti
de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren
llevado cautivos, y oraren a ti con el rostro hacia su tierra que tú diste a sus padres, y
hacia la ciudad que tú elegiste y la casa que yo he edificado a tu nombre, 49tú oirás en
los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia. 50Y
perdonarás a tu pueblo que había pecado contra ti, y todas sus infracciones con que se
hayan rebelado contra ti, y harás que tengan de ellos misericordia los que los hubieren
llevado cautivos; 51porque ellos son tu pueblo y tu heredad, el cual tú sacaste de
Egipto, de en medio del horno de hierro. 52Estén, pues, atentos tus ojos a la oración de
tu siervo y a la plegaria de tu pueblo Israel, para oírlos en todo aquello por lo cual te
invocaren; 53porque tú los apartaste para ti como heredad tuya de entre todos los
pueblos de la tierra, como lo dijiste por medio de Moisés tu siervo, cuando sacaste a
nuestros padres de Egipto, oh Señor Jehová.
54 Cuando acabó Salomón de hacer a Jehová toda esta oración y súplica, se levantó de
estar de rodillas delante del altar de Jehová con sus manos extendidas al cielo; 55y
puesto en pie, bendijo a toda la congregación de Israel, diciendo en voz alta: 56Bendito
sea Jehová, que ha dado paz a su pueblo Israel, conforme a todo lo que él había dicho;
ninguna palabra de todas sus promesas que expresó por Moisés su siervo, ha faltado.j
57Esté con nosotros Jehová nuestro Dios, como estuvo con nuestros padres, y no nos
desampare ni nos deje. 58Incline nuestro corazón hacia él, para que andemos en todos
sus caminos, y guardemos sus mandamientos y sus estatutos y sus decretos, los cuales
mandó a nuestros padres. 59Y estas mis palabras con que he orado delante de Jehová,
estén cerca de Jehová nuestro Dios de día y de noche, para que él proteja la causa de
su siervo y de su pueblo Israel, cada cosa en su tiempo; 60 a fin de que todos los
pueblos de la tierra sepan que Jehová es Dios, y que no hay otro. 61Sea, pues,
perfecto vuestro corazón para con Jehová nuestro Dios, andando en sus estatutos y
guardando sus mandamientos, como en el día de hoy.

¿Por Qué Nos Cuesta Tanto Orar?


Texto. Mateo 18:18-20
Introducción:
1.- ¿Por qué nos cuesta orar como cristianos?
- Hay un sentir de menosprecio por la oración.
- Porque confiamos en talentos y habilidades personales, o en otras personas.
- Porque cuando se comete pecado, la primera reacción es huir de Dios.
2.- ¿Por qué tanta insistencia para que oremos?
- Porque la oración de fe te prepara para reinar.
- Porque la oración de fe te hace mas lúcido para ejercer el poder y autoridad impartida.
- Porque la oración de fe te despierta la capacidad productiva y de crecimiento.
- Porque la oración de fe es una experiencia transformadora (2 Cor. 3:16-18).
I.- AFINÁNDONOS PARA UN MAYOR NIVEL DE INTERCESIÓN.
1.- Usted no puede comer del Señor antes de llegar a su mesa. Usted tiene el
corazón lleno de cosas que están lejos de ser buenas y gloriosas (Sal. 34:8).
1.1.- Es hora de que saquemos de nuestra vida todo lo que el Señor no puso allí (Mar.
7:15-20).
1.2.- Si deseamos que el derrame más de su Espíritu y fluya su gracia, necesitamos
vaciarnos de todo aquello que él no nos ha dado (Jer. 2:12-18).
2.- Usted debe entender que un verdadero encuentro con el Señor es un golpe
profundamente transformador (Éx. 3:1-5; Heb. 12:20-21; Hech. 9:1-6).
2.1.- Un verdadero encuentro produce crisis y gozo, Ej.: Pablo (Hech. 9:1-12).
2.2.- Un verdadero encuentro es desgarrador, porque te desnuda los pecados ocultos (2ª
Cor. 7:10).
2.3.- Un verdadero encuentro te demanda que seas sincero en tu oración.
- Porque no puedes decir “Venga tu Reino” a menos que estés dispuesto a que se vaya el
tuyo.
- Todo lo que sueltes de tu vida que no sea del Señor, puede parecerte pérdida, pero esa
acción es tú mayor ganancia (Ej.: Negocios y relaciones ilícitas, inmoralidad, mentiras).
3.- Si usted no ora, no es un buscador del Señor; y si usted ora, usted busca al
Señor y no serás avergonzado.
3.1.- Sal. 34:1-10.
3.2.- Al Señor le place inmensamente cuando buscamos su rostro.
3.3.- Estoy orando para un encuentro que sea un choque fenomenal. Todo seamos
transformados de verdad.
II.- VEAMOS EL INMENSO GOBIERNO DE LA ORACIÓN DE ACUERDO.
1.- La oración de acuerdo tiene que ver con legalidad y justicia (v.18, Is. 59:15-17).
1.1.- Para eso es vital que entendamos que Dios delegó la esfera terrestre a los hijos de
los hombres (Sal. 115:16).
1.2.- Adán en el huerto cometió alta traición al delegar su esfera de autoridad a las
tinieblas (Mt. 4:8-9).
- Por eso la proclama (Mt. 4:17; 12:25-28).
- Por eso Ef. 1:3; 2.6; 3:10-12.
1.3.- Tenemos que conocer la voluntad de Dios para la tierra (Mt. 6:9-13).
1.4.- Todo lo que no sea del Reino tienes que declararlo ilegal en la tierra (V.18).
“Verdaderamente les digo, que todo lo que prohíban y declaren impropio e ilícito en la
tierra, debe ya haber sido prohibido en el cielo; y todo lo que permiten y declaren
correcto, lícito en la tierra, debe ya haber sido permitido en el cielo”. Versión libre.
2.- La oración de acuerdo tiene que ver con tener la revelación del Espíritu Santo
al leer las escrituras (Prov. 28:9; Ef. 1:15-23).
2.1.- Porque atar y desatar son términos legales; es legislar en la corte del cielo (Heb.
2:1-4).
2.2.- Declarar ilegal todo aquello que daña el convivir en piedad y honestidad en el país
(1 Tim. 2:1-5).
2.3.- Declarar ilegal todo aquello que daña el ambiente en la iglesia (Judas 12:16, v.17-
25).
2.4.- Declarar ilegal todo aquello que daña el ambiente de la casa y la familia (Sal. 127-
128).
2.5.- Declarar ilegal la enfermedad, la miseria, las perdidas, la tristeza. (Is. 53: 3-5; 3 Jn.
2; Is. 61: 1-4).
3.- La oración de acuerdo tiene que ver con haber llegado a estar en armonía plena
y total (V.19-20).
3.1.- Sumphoneo (4856)
- Sum: junto. Phoneo: sonar.
- SUMPHONEO, significa:
- Sonar simultáneamente.
- Sonar en acuerdo.
- Sonar en armonía. (Como una orquesta).
- Orar al unísono (Un mismo propósito, un mismo deseo, una misma petición).
3.2.- Por esto se nos manda:
- Orar al unísono en el matrimonio (1 Ped. 3:7; Deut. 32:30).
3.3.- Por eso se nos dice en Mt. 18:19-20; Filp. 2:1-2. (favor leerlos).
- Por eso ocurrió algo extraordinario en Pentecostés (Hech. 2:1-13; Sal. 133).
3.4.- Por eso el ministerio más importante es la oración de fe en el poder del acuerdo
(v.18-20).
- Con la oración intercesora en el poder del acuerdo te expandes a un mundo nuevo en
el Espíritu.
III.- LOS RESULTADOS DE LA ORACIÓN DEL ACUERDO (Mt. 6:9-10).
1.- Comenzará a manifestarse salvación en gran escala (1 Ped. 3:9; 1 Tim. 2:5-8;
Hech. 2:21).
2.- El ambiente en el hogar comenzará a cambiar (1 Ped. 3:7).
3.- El ambiente en la Iglesia comenzará a cambiar por la atmósfera del Reino de
cielos (Mt. 18:21-22; Hech. 5:12-16).
4.- Comenzará a verse la restitución; el fluir de la prosperidad y la abundancia
(Apoc. 5:12).
4.1.- Job 8:5-7; 11:13-19.
4.2.- Tendrás abundancia y corazón generoso para traer ofrendas de amor al Rey. (Hech.
2:41-47; 4:32-37).
4.3.- Ingresarás a otro nivel en la comunión con el Espíritu Santo. (Gál. 5:16-17).
5.- Dedique tiempo para ministrarle a la gente:
- Orar por Salvación.
- Orar por Sanidad y Milagros.
- Imponer manos.