Вы находитесь на странице: 1из 2

Jean Baptiste Grenouille, nacido en el palmo más pestilente del planeta, entre

pescados putrefactos y gente sarnosa. Jean Baptiste, nacido con un propósito


en la vida, encontrar la esencia perfecta.

La Francia del siglo XVIII enmarca esta historia de búsqueda y


necesidad. El ser descuidado por prioridades supremas que rebasan
la comprensión.

El perfume no es la historia de un asesino, como lo sugiere el título (en


el sentido estricto lo es), es la cruzada de un creyente por lograr la
perfección, en ello, se excluyen los conceptos del bien y el mal por
una necesidad que raya en lo espiritual, es llevar una conquista a sus
máximas consecuencias, es la historia de un hombre socialmente
insensato e inadaptado que vivió para sí, que hizo de cada respiro una
necesidad vital. Tras él, desapercibida, dejó una estela de muerte que
hacía la visita de manera fortuita sin distingos de gente querida o
indeseada.

Su motivación, quizá, fue alcanzar la felicidad sublimando su habilidad


innata; Su móvil, la mujer con su olor a mar, su sexualidad reprimida,
ignorada, secundaria en su haber, donde los elementos que toca nos
sugieren afinidades, semen convertido en grasa, cuerpos momificados
diseñados en respeto a la historia que Baldini (Dustin Hoffman) le
platicó de la esencia percibida en una tumba Egipcia preservada miles
de años. Cubre de grasa el cuerpo de las víctimas en un ritual sensual
y respetuoso, sexual, religioso, y se las quita con la sumisión de un
sacerdote en la comunión; Con un instrumento perturbador en
apariencia pero manejado con amor.

Lo que percibimos es una conducta atroz que descalificamos por no


estar en el inventario de lo correcto. ¿Dónde está el pecado en la
mente de un creyente? ¿Cuantos han matado en nombre de lo que
creen justo o necesario? ¿En nombre de Dios?

No hay contradicción, Jean Baptiste, como todo creador


extraordinario, dedica su existencia a lograr lo excelso, algo único e
irrepetible, que por consecuencia secundaria, haga que los hombres
se rindan ante sus efectos extraordinarios. Dedicó su vida en cuerpo y
alma a coger lo inalcanzable, comprendido o no, justificado o no. Creó
su presencia en el mundo, dio olor y color a su transparente
existencia. Rompió vidas pero respetó sus cuerpos y regresó a su
origen para entregar su vida pues en su mundo, no había más que
hacer, su misión estaba cumplida.
INTRODUCCION
Lo primero que me llamó la atención fue que el autor comenzaba narrando la historia como si fuera un
hecho real, es decir, como si hablara de alguien que realmente existió. Al principio pensé que esto era
para introducirte en la historia, pero me equivocaba...

Por ello, este trabajo lo pienso desarrollar desde varios puntos de vista. Uno de ellos es el de los sentidos:
Puesto que hay varios sentidos, no todos son igual de importantes, aunque la perdida de alguno de ellos
nos sea perjudicial. Si poseyéramos un sentido mas desarrollado que los otros, este cambiaría nuestra
“realidad”, de tal manera, y en tal grado que nosotros mismos cambiaríamos nuestra forma de ser, aparte
de ver las cosas de diferente manera.

Otro de los puntos es el del comportamiento humano como tal, porqué reaccionamos de una manera u
otra dependiendo de la persona con la que tratemos, y porqué reaccionamos, es decir, que nos impulsa a
cometer esas acciones algunas veces descontroladas y sin sentido.

También me ha parecido bien hablar de la naturaleza humana, desde los dos puntos de vista, el científico
y el filosófico, los cuales creo que son compatibles.

Otro punto que comento son los complejos; cómo personas aparentemente “normales”, por circunstancias
ajenas a ellas, son diferentes en algún sentido, ya sea una diferencia física o mental (referido a la
mentalidad o forma de pensar), interiormente son una tormenta de pensamientos, la mayoría de ellos
referidos a otras personas, ya que son los otros los que nos dan la personalidad.

Dependiendo de cómo nos vean los otros, somos de una forma u otra, aunque independientemente
tengamos una personalidad, o un alma, siempre estaremos influidos por los demás, como si fuéramos
una personalidad social.

Y por último he hablado de los sueños y como estos repercuten en nuestra vida, aunque nuestra parte
inconsciente a veces trate de controlarlos, ayudándonos de una forma inconsciente.

Похожие интересы