Вы находитесь на странице: 1из 4

Rev Bras Anestesiol ARTÍCULO DIVERSO

2009; 59: 5: 354-357

Bougie *
Leonardo de Andrade Reis , Guilherme Frederico Ferreira dos Reis, TSA 2, Milton Roberto Marchi de Oliveira 1,
1

Leandro El Bredy Ingarano 1

RESUMEN INTRODUCCIÓN
Reis LA, Reis GFF, Oliveira MRM, Ingarano LEB - Bougie
El bougie , que también se le conoce como Frova y Gum
JUSTIFICATIVA Y OBJETIVOS: Las situaciones de vía aérea difí-
cil obligan al anestesiólogo a actuar rápidamente, muchas veces
Elastic Bougie, consiste en un dispositivo auxiliar para la
necesitando dispositivos complementarios para garantizar la intubación traqueal tipo introductor, muy utilizado en Europa
permeabilidad de esas vías. Sin embargo, muchos de esos dispo- por ser barato, sencillo, de fácil utilización 1 y muy versátil,
sitivos son caros y necesitan un entrenamiento para su uso. Aquí con una serie de usos que serán descritos en este artícu-
presentamos un dispositivo sencillo, desechable y que puede ser lo. Es una alternativa valiosa en los casos de vía aérea difí-
confeccionado por el mismo anestesiólogo, convirtiéndolo así en cil inesperada, siendo la primera elección por parte de los
una herramienta de bajo coste: el bougie.
anestesiólogos del Reino Unido 2,3. Actualmente, diversas
CONTENIDO: El bougie es un introductor que insertado en la directrices de vías aéreas sugieren su uso 4-6. El término
tráquea, ayuda a orientar la inserción de la cánula traqueal. Por ser bougie en inglés significa bujía o vela, dispositivo usado
una herramienta muy sencilla, de fácil manejo y de bajo coste, es para la dilatación de estructuras, lo que no corresponde con
muy útil en las situaciones de vía aérea difícil inesperada. el uso de esa herramienta. Incluso el material no es elásti-
co como sugiere el término elastic, ni tampoco está hecho
CONCLUSIONES: El bougie fue una valiosa herramienta en el ar-
de resinas como sugiere el término gum 7.
senal anestesiológico, siendo muy bien indicada en una amplia
gama de situaciones. El primer uso del bougie para auxiliar en la intubación tra-
queal, fue descrito por Macintosh en 1949 8, con la utilización
Descriptores: ANESTESIA, General; INTUBACIÓN, Traqueal. de un catéter de dilatación uretral 9, siendo usado desde
entonces para diversos fines. En 1970, el introductor fue
modificado por Venn 7 con el ángulo de la extremidad distal
entre 35 y 40º (formato conocido como coudé) 9,10, creando
así una conformación característica que se mantiene hasta
los días de hoy.
Actualmente varios tipos de introductores se les llama
bougie , destacamos aquí el desechable ( single-use ), el
reutilizable (multiple-use) y el casero. El bougie reutilizable
se hace con un material más flexible, tiene una punta re-
donda en forma de globo, y puede ser utilizado hasta cinco
veces 10,11. Ya el dispositivo desechable, se hace con un ma-
terial más rígido, con una recta y posee un canal central que
puede ser usado para la aspiración o para el suministro de
oxígeno. El introductor casero puede ser hecho con un
pedazo de aproximadamente 60 cm de largura de un
pasador de cable, material que se encuentra en ferreterías,
muy similar al cable de energía eléctrica, pero que no lleva
metal dentro. Hecho básicamente de nylon, puede ser cor-
tado y lijado en su extremidad para hacerlo menos traumá-
tico.
* Recibido del CET/SBA del Casa de Saúde Campinas, SP Para usar el dispositivo casero o reutilizar el multiuso, es
importante seguir las normas de desinfección. El material
1. Instructor Invitado del CET/SBA Centro de Salud Campinas
2. Responsable del CET/SBA Centro de Salud Campinas debe ser lavado en una solución acuosa de jabón neutro
para remover todos los residuos, incluyendo la secreción
Presentado el 31 de enero de 2009 y la sangre. A continuación se le debe sumergir en un líqui-
Aceptado para publicación el 20 de mayo de 2009
do desinfectante o enviarlo a esterilización. El almacenaje
Dirección para correspondencia: debe ser hecho en el embalaje original protegido de la luz.
Dr. Leonardo de Andrade Reis
Cupitt demostró una significativa incidencia de contami-
Rua Ferreira Penteado, 1338/94
13010-907 Campinas, SP nación en los bougies almacenados sin los cuidados pre-
E-mail: reis.leo@gmail.com conizados 10.

354 Revista Brasileira de Anestesiologia


Vol. 59, No 5, Septiembre-Octubre, 2009
BOUGIE

USOS Y TÉCNICAS

Múltiples usos del bougie han sido descritos en la literatu-


ra, entre ellos destacamos la intubación en vía aérea difícil
inesperada 12-14 , el cambio de cánulas traqueales, la
orientación de broncoscopio rígido 15 , la ayuda en la
colocación de las cánulas traqueales de doble lumen 16,17 y
auxiliar en la colocación de máscara laríngea 18,19. Cuando
se le compara con el fibroscopio para la intubación en pa-
ciente consabidamente con vía aérea difícil, quedó demos-
trado que era menos eficaz2. Frente a la vía aérea difícil
inesperada, superó el estilete luminoso 3 por ser de más
Figura 1. Bougie Introducido a través de Broncoscopio Rígido.
fácil manipulación y exigir menos entrenamiento 20, a pesar
de presentar una mayor incidencia de falla de intubación2.
En 1999, Hammarskjöld 21 describió la introducción con
broncofibroscopio revestido por el bougie. Una vez dentro de queal, a pesar de existir la versión propia para ese fin,
la traquea, el fibroscopio se retiró, permaneciendo el conocida como “cambiador de cánula”. En ese caso, el dis-
introductor dentro de la vía aérea para guiar la introducción positivo se introduce a través de la cánula traqueal a ser
de la cánula traqueal. cambiada, se retira la anterior, y con la ayuda de la larin-
En la vía aérea difícil inesperada, en pacientes Cormack 2 goscopia, se procede a la introducción de la nueva cánula
a 4, el bougie puede ser introducido directamente en la de acuerdo con la técnica descrita.
traquea bajo laringoscopia. En caso de que no se vean las Varias descripciones del uso del bougie como auxiliar en la
cuerdas vocales, con visualización parcial de la epiglotis, introducción de máscara laríngea aparecen en la literatura,
puede ser usado para “sondear” la abertura traqueal por siendo insertado a través de máscaras convencionales o a
debajo de la epiglotis. Al ser colocado dentro de la tráquea, través de máscara tipo ProSealT. Durante la intubación difí-
se le debe introducir hasta llegar a las vías aéreas, de cil en que el bougie se introduce repetidamente en el esó-
manera suave para que no ocurran traumatismos. En el fago, puede ser usado como guía para la introducción de la
momento de su paso por la tráquea, el anestesiólogo de- máscara laríngea 25 . Lopez-Gil 20 describe también la
berá sentir los “ clicks ” característicos provenientes del introducción intencional del dispositivo en el esófago bajo
deslizamiento de su extremidad que entra en contacto con laringoscopia para orientar la introducción de la máscara
los anillos traqueales. En caso de que esas señales no se laríngea. No ha quedado claro en este artículo, cuál sería la
den, se debe considerar la hipótesis de la introducción ventaja en proceder a la laringoscopia para introducir el
esofágica 22. Una vez en la tráquea, manteniendo la larin- bougie y a continuación la máscara laríngea al revés de
goscopia y preferentemente con la ayuda de un auxiliar, la realizarse la intubación traqueal. La asociación de ese dis-
cánula traqueal deberá ser introducida a través del bougie, positivo con la máscara laríngea, también se describe en la
ejecutando rotación antihoraria de 90º para evitar que su literatura durante las fallas de intubación, cuando el
punta biselada se agarre a las aritenoides 23, y a continua- anestesista introduce la máscara laríngea para ventilar al
ción se retira el bougie. Weisenberg 13 describió el uso de paciente y a continuación la usa para introducir el bougie en
espejo colocado en la laringe para ayudar a la visualización la vía aérea 19,26,27.
del dispositivo siendo introducido. El autor encontró una Durante la broncoscopia rígida, algunos pacientes presen-
menor incidencia de fallas de colocación cuando utilizó la tan una significativa dificultad para la introducción del apa-
laringoscopia indirecta. rato. También pueden ser necesarios múltiples accesos a
No existe un consenso entre los anestesiólogos en cuanto la vía aérea, debido a loa varios cambios de aparato, a la
a la mejor forma para sostener el bougie . Hodzovic 24 dilatación traqueal y a la intubación final del procedimiento.
comparó la facilidad para introducirlo cuando era seguro a El sangramiento y el edema dificultan las sucesivas intuba-
20 ó 30 cm de la extremidad, y llegó a la conclusión de que ciones. En esos casos, el uso del bougie arrojó eficacia 15, 16
sostenerlo a 20 cm posibilitaba una mayor sensación de (Figura 1).
control e introducción más rápida, pero la presión ejercida
en la pared de las vías aéreas era considerablemente COMPLICACIONES
mayor, aumentando la probabilidad de que ocurriesen
lesiones. También existe una controversia en cuanto a la A pesar de ser ampliamente usado en Europa 1, pocas
compresión del cartílago cricoides. Tal maniobra, parece fa- complicaciones aparecen en la literatura médica, dándole
cilitar la introducción del dispositivo 24, pero durante la pro- una aparente noción de seguridad. Las complicaciones
gresión de la cánula traqueal el efecto puede ser el inverso. pueden ser divididas en tres grupos: fallas del material, trau-
El bougie puede ser usado para el cambio de cánula tra- máticas y biológicas.

Revista Brasileira de Anestesiologia 355


Vol. 59, No 5, Septiembre-Octubre, 2009
REIS, REIS, OLIVEIRA Y COL.

Entre las complicaciones relacionadas con el material, la li- 03. Gataure PS, Vaughan RS, Latto IP - Simulated difficult intubation:
teratura revela relatos de rotura del bougie con o sin la comparison of the gum elastic bougie and the stylet. Anaesthesia,
1996;51:935-938.
pérdida de fragmentos en la vía aérea. En 2002, Gardner 28
04. S.I.A.A.R.T.I Linee Guida On-Line - Per l´intubazione difficile e la
describió la desconexión de la extremidad distal durante difficolta´ di controllo delle vie aeree, 1998. Disponível em <http:/
la maniobra de intubación, siendo necesaria la realización /147.163.1.67/linee/intubframe.htm>
de broncoscopia para retirar el fragmento de la vía aérea. 05. Braun U, Goldmann K, Hempel V et al. - Practice guideline: airway
Un hecho similar ya había ocurrido en 1999 11 y 1995 29, management. Anästh Intensivmed, 2004;45:302-306.
06. Henderson JJ, Popat MT, Latto IP et al. - Difficult Airway Society
indicando la necesidad de una inspección del material, prin-
guidelines for management of the unanticipated difficult
cipalmente del dispositivo multiuso, antes de usarlo. El in- intubation. Anaestesia, 2004;59:675-694.
troductor reutilizable debe ser usado apenas cinco veces 07. Henderson JJ - Development of the “gum elastic bougie”.
debido al resecamiento del material que puede conllevar a Anaesthesia, 2003;58:103-104.
su debilitamiento y a la posibilidad de fracturas. 08. Macintosh RR - An aid to oral intubation. BMJ, 1949;1:28.
09. El-Orbany MI, Salem MR, Joseph NJ - The Eschmann tracheal
Entre las complicaciones traumáticas merece destaque el tube introducer is not gum, elastic, or a bougie. Anesthesiology,
aparecimiento de sangramiento intenso en la vía aérea 30,31 2004;101:1240.
después del uso del bougie. Más graves sin embargo, son 10. Cupitt JM - Microbial contamination of gum elastic bougies.
los relatos de perforación de la faringe 32, laceraciones de Anaesthesia, 2000;55:466-468.
11. Latto P - Fracture of the outer varnish layer of a gum elastic
esófago y pulmón con neumotórax 33,34. Durante la confec-
bougie. Anaesthesia, 1999;54:497-498.
ción del dispositivo casero, su extremidad puede presen- 12. Morton G, Chileshe B, Baxter P - Gum elastic bougie in the hole
tarse áspera y con protuberancias, potenciales causantes technique. Anaesthesia, 2002;57:1037-1038.
de traumatismos. Por tanto, a pesar de ser sencillo, su uso 13. Weisenberg M, Warters RD, Medalion B et al. - Endotracheal
debe ser hecho con sumo criterio. El dispositivo desechable intubation with a gum-elastic bougie in unanticipated difficult
direct laryngoscopy: a comparison of a blind technique versus
también parece ser potencialmente más dañino 25 y menos
indirect laryngoscopy with a laryngeal mirror. Anesth Analg,
efectivo 35,36 que el reutilizable por no presentar la punta re- 2002;95:1090-1093.
donda y por ejercer más presión en las paredes de las vías 14. Orelup CM, Mort T - Airway rescue with the bougie in the difficult
aéreas. emergent airway. Crit Care Med, 2004,32:A118
La transmisión de enfermedades e infecciones se descri- 15. Nekhendzy V, Simmonds PK - Rigid bronchoscope-assisted
endotracheal intubation: yet another use of the gum elastic
ben, principalmente, con el uso de introductores reutilizables,
bougie. Anesth Analg, 2004;98:545-547.
suscitando cuidados adecuados en cuanto al almacenaje y 16. Baraka A - Gum elastic bougie for difficult double-lumen intu-
la desinfección 10. bation. Anaesthesia, 1997;52:929.
17. Weller RM - Gum elastic bougie for difficult double-lumen intu-
CONCLUSIÓN bation. Anaesthesia, 1998;53:311.
18. Gajraj NM - Tracheal intubation through the laryngeal mask using
a gum elastic bougie. Anaesthesia, 1996;51:796.
El bougie es un instrumento barato, de fácil utilización y que 19. Lopez-Gil M, Brimacombe J, Barragan L et al. - Bougie-guided
ha tenido gran éxito durante la vía aérea difícil inesperada. insertion of the ProSealtm laryngeal mask airway has a higher
Esa herramienta sencilla, debe formar parte del arsenal first attempt success rate than the digital technique in children.
anestésico básico, y estar a disposición en todas las salas Br J Anaesth, 2006;96:238-241.
20. Evans A, Morris S, Petterson J et al. - A comparison of Seeing
de cirugía. Durante las situaciones de emergencia, quedó
Optical Stylet and the gum elastic bougie in simulated difficult
demostrado que el bougie fue capaz de ayudar en la rápida intubation: a manikin study. Anaesthesia, 2006;61:478-481.
intubación y garantizar la vía aérea, superando a los equipos 21. Hammarskjöld F, Lindskog G, Blomqvist P - An alternative method
más sofisticados como el estilete luminoso y el bron- to intubate with laryngeal mask and see-through-bougie. Acta
cofibroscopio. Sin embargo, para su uso, el anestesiólogo Anaesthesiol Scand, 1999;43:634-636.
22. Dagg LE, Jefferson P, Ball DR - “Hold up” and the gum elastic
debe cerciorarse de la correcta desinfección. La introducción
bougie. Anaesthesia, 2003;58:103.
debe ser suave, disminuyendo los riesgos de rotura del 23. McNelis U, Syndercombe A, Harper I et al. - The effect of cricoid
material o traumatismos de la vía aérea. La participación de pressure on intubation facilitated by the gum elastic bougie.
un auxiliar durante la intubación, es necesaria, porque el Anaesthesia, 2007;62:456-459.
anestesiólogo debe mantener la laringoscopia durante la 24. Hodzovic I, Wilkes AR, Latto IP - Bougie -assisted difficult airway
management in a manikin - the effect of position held on place-
introducción del bougie y de la cánula traqueal.
ment and force exerted by the tip. Anaesthesia, 2004;59:38-43.
25. Brimacombe J, Howath A, Keller C - A more “failsafe” approach
REFERENCIAS to difficult intubation with the gum elastic bougie. Anaesthesia,
2002;57:292.
01. Latto IP, Stacey M, Mecklenburgh J et al. - Survey of the gum 26. Murdoch JAC - Emergency tracheal intubation using a gum
elastic bougie in clinical practice. Anaesthesia, 2002;57:379-384. elastic bougie through a laryngeal mask airway. Anaesthesia,
02. Hames KC, Pandit JJ, Marfin AG et al. - Use of the bougie in 2005;60:626-627.
simulated difficult intubation. 1. Comparison of the single-use 27. Sarma J - Intubating using an LMA and gum elastic bougie. Anesth
bougie with the fibrescope. Anaesthesia, 2003:58:846-851. Analg, 2006;102:975.

356 Revista Brasileira de Anestesiologia


Vol. 59, No 5, Septiembre-Octubre, 2009
BOUGIE

28. Gardner M, Janokwski S - Detachment of the tip of a gum-elastic 33. Hodzovic I, Latto IP, Henderson JJ - Bougie trauma - what trau-
bougie. Anaesthesia, 2002;57:88-89. ma? Anaesthesia, 2003;58:192-193.
29. Robbins PM, Hack H - Critical incident with gum elastic bougie. 34. Lima LG, Bishop MJ - Lung laceration after tracheal extubation
Anaesth Intensive Care, 1995;23:654. over a plastic tube changer. Anesth Analg, 1991;73:350-351.
30. Prabhu A, Pradhan P, Sanaka R et al. - Bougie trauma: it is still 35. Marfin AG, Pandit JJ, Hames KC et al. - Use of the bougie in
possible. Anaesthesia, 2003;58:811-813. simulated difficult intubation. 2. Comparison of single-use bougie
31. Heidemann BH, Clark VA - Tracheal trauma secondary to the use with multiple-use bougie. Anaesthesia, 2003;58:852-855.
of a Portex single-use bougie. Anaesthesia, 2004;59:1043-1044. 36. Annamaneni R, Hodzovic I, Wilkes AR et al. - Comparison of
32. Kadry M, Popat M - Pharyngeal wall perforation: an unusual simulated difficult intubation with multiple-use and singe-use
complication of blind intubation with a gum elastic bougie. Anaes- bougies in manikin. Anaesthesia, 2003;58:45-49.
thesia, 1999;54:404-405.

Revista Brasileira de Anestesiologia 357


Vol. 59, No 5, Septiembre-Octubre, 2009