Вы находитесь на странице: 1из 110

PROCESO 1708

PROCESO 1708

Índice NARCOTRÁFICO Washington informa… México no actúa /J. Jesús Esquivel LA GUERRA DE CALDERÓN Frente michoacano: la élite y los de abajo /Jorge Carrasco Araizaga y Francisco Castellanos El decretazo promilitar /Jorge Carrasco Araizaga CORRUPCIÓN Desde Pemex y la Sener, millonarios contratos para amigos panistas /Jesusa Cervantes Una historia documentada de abusos y negligencia /Marcela Turati La SCT “quiere matar a Aviacsa” /Jenaro Villamil La Lotería… al revés /José Gil Olmos El burlador del Ajusco /Jenaro Villamil INTERNACIONAL /HONDURAS Una guerra inminente /Homero Campa INTERNACIONAL /COLOMBIA-ECUADOR Grabación envenenada /Édgar Téllez INTERNACIONAL /ESTADOS UNIDOS Mexicanos al grito de ¡justicia! /Emilio Godoy ENSAYO La defensa del patrimonio cultural mexicano /Jorge Sánchez Cordero POR MI MADRE BOHEMIOS ANÁLISIS Vulnerabilidad en derechos humanos /Olga Pellicer La gran batalla /Naranjo La izquierda ciega /Javier Sicilia Interés Público /Tunda a los conservadores panistas /Miguel Ángel Granados Chapa Garantes de la impunidad /Ernesto Villanueva RELIGIÓN Marcial Maciel: la verdad es peligrosa /Rodrigo Vera CIENCIA El Gran Telescopio Canarias, obra de científicos europeos… y mexicanos /Alejandro Gutiérrez CULTURA Agotadas, las políticas culturales /Judith Amador Tello El Cuate, dueño del Granma /Armando Ponce Arte: (sic) /Blanca González Rosas Música: Hoja de plata /Eduardo Soto Millán Teatro: El continente negro /Estela Leñero Franco Cine: Cine alternativo en Tlatelolco /Javier Betancourt Televisión: Viaje a la Luna /Florence Toussaint

Libros: Síntesis insulsa /Jorge Munguía Espitia ESPECTÁCULOS Premio Rosete Aranda a La Trouppe /Columba Vértiz de la Fuente DEPORTES Futbol: rating en picada /Beatriz Pereyra Con respaldo oficial /Raúl Ochoa

Palabra de Lector Mono Sapiens /La pastelería de Chucho y Marianita /Helguera y Hernández

Narcotráfico*.*

Washington informa… México no actúa*.*

J. Jesús Esquivel*.*

Durante largos períodos, autoridades estadunidenses proporcionaron al gobierno de Vicente Fox, y ahora al de Felipe Calderón, información de inteligencia amplia y detallada que recabaron en torno a las actividades y puntos de ubicación de 19 líderes de Los Zetas y del cártel del Golfo. Hoy, esta información sirve de base en Washington para uno de los mayores procesos judiciales emprendidos en contra del narcotráfico internacional. Sin embargo, los dos gobiernos panistas no hicieron nada para detener a esos capos, quienes siguen moviéndose libremente en México.

WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos se lanzó con todo contra Los Zetas mediante procesos

judiciales a sus principales líderes, por quienes ofrece millonarias recompensas. Al hacerlo exhibió la ineficacia

y la falta de voluntad del gobierno mexicano para desarticular y capturar a los integrantes de este grupo de sicarios que aterroriza a la población de amplias zonas del territorio nacional.

La causa número 08-057 contra 19 presuntos líderes de Los Zetas y del cártel del Golfo, abierta el 15 de mayo pasado en la Corte Federal del Distrito de Columbia, en esta capital, evidencia que los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón no hicieron nada concreto para detener a esos criminales, pese a que las autoridades estadunidenses les informaron con detalle sobre las actividades ilícitas que realizan y los lugares donde se ubican al momento de llevarlas a cabo.

La información contenida en la causa “en su momento se compartió con las autoridades de México”, asegura a Proceso un funcionario del Departamento de Justicia que forma parte del grupo de expertos encargado de recabar datos en torno a los jefes de Los Zetas para integrar los cargos contra los también llamados sicarios del cártel del Golfo.

“A nosotros no nos toca hacer juicios sobre el gobierno de México, el cual consideramos que está haciendo todo lo necesario y lo que puede para desmantelar a los grupos del narcotráfico, como Los Zetas. Aunque debo

decir que al gobierno mexicano se le entregó a tiempo, y en su momento, toda la información recabada”, aclara

el mismo funcionario, quien optó por el anonimato.

Con base en la causa judicial aprobada por un Gran Jurado ante la corte federal de la capital estadunidense –a cargo de los fiscales Paul M. O’Brien, Patrick H. Hearn y John M. Gillies–, se inició un proceso por delitos relacionados con la producción, tráfico y distribución de drogas contra 19 presuntos integrantes de los círculos de mando de Los Zetas y del cártel del Golfo.

Los acusados son: Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta; Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Cos, Doble X o Dos Equis; Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca o El Licenciado; Miguel Ángel Treviño Morales, Zeta-40 o Cuarenta; Jaime González Durán, El Hummer; Samuel Flores Borrego, Tres o Metro Tres; Mario Ramírez Treviño, Mario Pelón o X-20; Alfredo Rangel Buendía, Chicles, y otra persona identificada solamente por el alias Lino.

Las autoridades estadunidenses también van contra Gilberto Barragán Balderas, Tocayo; Juan Reyes Mejía Morales, R-1, Kike o Reyes; Omar Treviño Morales, 42; Jesús Enrique Rejón Aguilar, Manito, o Caballero; Alfonso Lam Liu, Gordo Lam; Eleazar Medina Rojas, Chelelo; Aurelio Cano Rojas, Yankee o Yeyo; Carlos Cerda González, Puma o Carlitos; Víctor Hugo López Valdez, Chiri o Chiriquas, y Sigifredo Nájera Talamantes, conocido con los sobrenombres de Canicón, Chito, Chito Can, Chito Canico o Chito Canicón.

De manera destacada, la causa judicial iniciada en la Corte Federal del Distrito de Columbia identifica a Heriberto Lazcano Lazcano, Miguel Treviño Morales y Jorge Eduardo Costilla Sánchez como el “triunvirato de mando” de Los Zetas.

El Departamento de Justicia señala a los 19 capos como responsables de producir, traficar, importar y distribuir mariguana, cocaína, heroína y drogas sintéticas, así como de lavar dinero procedente del trasiego de narcóticos en territorio estadunidense y mexicano.

“Los acusados son integrantes de las organizaciones de tráfico de narcóticos con sede en México conocidas como el cártel del Golfo y Los Zetas, que juntas operan bajo el nombre de La Compañía”, enfatiza el expediente de 27 páginas, cuya copia tiene Proceso.

Con la excepción de Nájera Talamantes, Lino, López Valdez, Cerda González, Medina Rojas, Lam Liu, Omar Treviño Morales, Rangel Buendía y González Durán, el Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta 50 millones de dólares a quien entregue información que conduzca al arresto de los otros 10 presuntos líderes de Los Zetas y del cártel del Golfo.

Los tentáculos

“Nunca en la historia de la lucha internacional contra el narcotráfico se había lanzado una operación legal como ésta en contra de los principales capos de una organización del crimen organizado de México tan peligrosa como Los Zetas”, asegura el funcionario del Departamento de Justicia.

El documento explica la extensión de poder y dominio territorial de las dos organizaciones criminales, así como los modernos y avanzados métodos tecnológicos que usan para el transporte de drogas, el cobro de derecho de piso en sus plazas y la eliminación de sus enemigos.

“La Compañía controla miles de kilómetros del territorio mexicano a lo largo de la frontera con Estados Unidos”, dividió sus zonas de influencia en áreas conocidas como “plazas” y asignó cada una de éstas a sus líderes.

Cárdenas Guillén, Costilla y Lazcano “son los encargados de dirigir el transporte de la cocaína y mariguana que le pertenece a La Compañía y que se mueve desde Colombia, Venezuela y Guatemala a varias ciudades y plazas de México. Para el transporte se utilizan barcos, lanchas rápidas, aviones y automóviles”, destaca el expediente judicial.

Una vez en las plazas del cártel del Golfo y de Los Zetas en territorio mexicano, la droga se transporta en automóvil a varios puntos del estado de Texas, agrega la denuncia.

Ahí mismo se describe cómo “los acusados y otros miembros de La Compañía organizan, dirigen y llevan a cabo varios actos de violencia contra los oficiales de la ley del gobierno de México y contra traficantes de droga de grupos rivales, y actúan violentamente para intimidar a cualquier individuo que interfiera o que se perciba como problema potencial para sus actividades de tráfico de cocaína y de mariguana”.

En cuanto a los métodos de comunicación de La Compañía, el Departamento de Justicia sostiene que los acusados utilizan teléfonos Nextel con capacidad de conexión celular y de radio para frecuencia UHF/VHF, mediante los que supervisan los envíos de la droga.

“Mantienen una base de datos muy sofisticada por medio de programas en computadoras portátiles y aparatos de memoria USB, en los cuales almacenan la información concerniente a las cantidades de cocaína y mariguana que importan y exportan, las identidades de los jefes de plaza y su ubicación, la nómina de pagos con los nombres de los funcionarios y agentes de la ley a los que sobornan, y los montos de los ingresos y egresos por la venta y trasiego de las drogas”. Si llegan a comunicarse por teléfono, lo hacen por medio de códigos propios.

Seis páginas de la causa judicial están dedicadas a explicar el rango y responsabilidad de cada uno de los 19 integrantes del círculo de poder y mando del cártel del Golfo y de Los Zetas.

Por ejemplo, Costilla Sánchez, Lazcano Lazcano, Miguel Treviño Morales y Cárdenas Guillén están a cargo de coordinar los envíos de cocaína y mariguana a Estados Unidos y de recibir en México el dinero procedente de la venta de los narcóticos. El Z-40, además, supervisa las plazas en el estado de Veracruz y en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Samuel Flores Borrego controla Reynosa y Miguel Alemán, pero además es el encargado de obtener y proveer información sobre las operaciones del gobierno mexicano en contra del cártel del Golfo y Los Zetas.

Lino, el acusado identificado únicamente por su apodo, recibe en Nuevo Laredo el dinero que proviene de Estados Unidos por el tráfico de cocaína y mariguana.

Destaca Gilberto Barragán Balderas como coordinador de las “actividades de la aplicación de la ley” de La Compañía: ejecuciones, secuestros, torturas y desapariciones. Juan Reyes Mejía Morales localiza a proveedores de cocaína en Centro y Sudamérica, y Omar Treviño Morales y Jesús Enrique Rejón Aguilar son los supervisores y encargados de las operaciones en el estado de Coahuila.

Alfonso Lam Liu es jefe de la plaza de Río Bravo, Cano Flores es el responsable de la producción de heroína, y El Puma controla Tampico y también coordina “la aplicación de la ley”.

El Chiriquas es una especie de secretario particular de Lazcano Lazcano y en él recae la responsabilidad de hacer y recibir llamadas de los otros miembros de la organización criminal, mientras que Sigifredo Nájera Talamantes es jefe de plaza en Monterrey, Nuevo León.

“Toda esta información –y más– ha sido compartida con las autoridades de México”, comenta el funcionario del Departamento de Justicia, quien evade comentar por qué el gobierno mexicano no ha detenido a los integrantes del triunvirato de La Compañía si conoce información detallada de sus actividades y puntos de ubicación.

“A nosotros no nos corresponde responder a esa pregunta”, indica el funcionario. Tras una breve pausa, suelta:

“¿Sabe usted…? Es una buena pregunta que los mexicanos deben hacer a sus autoridades”, e inmediatamente da por terminada la conversación telefónica con Proceso.

Datos puntuales

De la página 13 a la 27, el expediente judicial contra los 19 narcotraficantes mexicanos, preparado por los fiscales O’Brien, Hearn y Gillies, expone el tipo de información, “confidencial y de inteligencia”, que compartieron las agencias federales estadunidenses con sus contrapartes de México durante la administración de Fox y lo que va del sexenio de Calderón, lo cual, sin embargo, no se ha traducido en el desmantelamiento de las líneas de mando del cártel del Golfo ni de Los Zetas.

El trabajo de infiltración en México de las redes de operación y mando de los dos grupos criminales mexicanos por parte de varias agencias federales estadunidense detalla el tipo de actividades realizadas por La Compañía, específicamente a partir de los últimos meses del sexenio foxista.

“En una conversación telefónica ocurrida el 21 de octubre de 2006 o por esa fecha, Miguel Treviño Morales le dijo a González Durán que los bonos para los jefes de plaza se pagarían ese año de acuerdo con la antigüedad de cada uno. Los jefes de plaza recibieron bonos por un promedio de 10 mil dólares”, señala el expediente.

En otra conversación telefónica interceptada y grabada por las agencias estadunidenses, “González Durán le preguntó a Treviño Morales si tenía algún cargamento de mariguana. Miguel Treviño Morales ofreció 200 mil kilos de mariguana a González Durán y éste le dijo que sólo necesitaba mil kilos”.

Alrededor del 6 de febrero de 2007, dos meses después de que el presidente Felipe Calderón tomara posesión de la Presidencia, y unos días después de lanzar su guerra militarizada contra el narcotráfico, “en una comunicación telefónica Costilla Sánchez y Flores Borrego hablaron del éxito de La Compañía en la recepción de mil 300 kilos de cocaína que fue enviada a Ramírez Treviño en Reynosa, Tamaulipas”.

Ese mismo día, también en una conversación telefónica, “Lino y Flores Borrego hablaron del arribo de 192 kilos de cocaína y de la pérdida de otros 400 kilos de la misma droga”.

El 10 de febrero de 2007, Costilla Sánchez y Flores Borrego “hablaron sobre la imposición de una cuota semanal de 20 mil dólares por cada persona que transportara mariguana por Reynosa, zona a la cual Flores Borrego le dijo a Costilla Sánchez: es tu plaza”.

Otra de las conversaciones telefónicas entre miembros de Los Zetas y del cártel del Golfo interceptadas por las autoridades estadunidenses y compartidas en su momento con las mexicanas, con fecha del 1 de marzo de 2007, apunta que Costilla Sánchez y Flores Borrego “hablaron sobre la información de un contacto para la compra de cocaína en Colombia con el propósito de que tuvieran un mejor acceso a múltiples cantidades de cocaína. Costilla Sánchez le dijo a Flores Borrego que, desde 1996, él había trabajado en Chiapas”.

El 26 de marzo de 2007, “Flores Borrego comunicó a Treviño Morales que la tarifa de La Compañía por el transporte de mariguana era de 20 dólares por kilogramo. Morales Treviño ordenó a Flores Borrego que consiguiera algunos camiones para el transporte y le dejó en claro que él tenía el control de la Policía Municipal de todo el estado de Veracruz”.

El contenido de las conversaciones telefónicas transcritas en la causa judicial contra los 19 capos mexicanos abarca varias de las actividades ilícitas de La Compañía, como los arreglos para el envío de cargamentos de mariguana y cocaína de México a Estados Unidos; los planes para formar caravanas de automóviles para mover droga en varios estados del norte de México; la confiscación de cargamentos en México y en Estados Unidos; la captación de dinero en efectivo procedente de la venta de los narcóticos en territorio estadunidense; los cobros entre los narcotraficantes por el transporte y venta de droga en distintas plazas; los pagos a funcionarios y policías mexicanos, y los métodos para esconder la droga en distintos tipos de transporte.

“Mario Ramírez Treviño y Flores Borrego, en una conversación interceptada el 8 de mayo de 2007 o por esa fecha, con un lenguaje codificado, hablaron sobre la aprobación y arreglos para el pago de un soborno por 2 millones de dólares a funcionarios del gobierno de México”, subraya el proceso fincado en la Corte Federal del Distrito de Columbia.

El expediente alude también a la manera tan sencilla como los capos del cártel del Golfo y Los Zetas consiguen la libertad de sus operadores cuando alguno de ellos es detenido transportando droga: simplemente sobornan a las autoridades mexicanas.

En lo que respecta a asesinatos, desaparición de personas o secuestros que realizan Los Zetas, el expediente sólo hace referencia a una conversación telefónica ocurrida el 12 de octubre de 2007, en la cual “Mejía González dijo a Flores Borrego, en un lenguaje codificado, que dijera a todo mundo que los inversionistas en el cargamento de cocaína que había sido recientemente confiscada en la ciudad de Altamira, Tamaulipas, tenían un plazo de 72 horas para pagar el costo de la droga o de lo contrario serían asesinados”.

La conversación telefónica más reciente y detallada está fechada el 4 de marzo de 2008 y establece que “Barragán Balderas y Flores Borrego hablaron sobre la distribución de 5 mil kilos de mariguana a cuatro individuos, incluyendo mil kilos para González Durán. Barragán Balderas y Flores Borrego hablaron también de que le pedirían a Mejía González y a otra persona su apoyo para almacenar la mariguana”.

Los cargos dos y tres de la demanda que interpuso el Departamento de Justicia contra los 19 capos mexicanos señala que todos los acusados conspiraron para traficar droga a varios puntos de Estados Unidos desde Panamá, Colombia, Centroamérica y México, y para lavar dinero y llevarlo del territorio estadunidense al mexicano.

De ser declarados culpables de los tres delitos que se les imputa en la Corte Federal del Distrito de Columbia, los 19 dirigentes de Los Zetas y del cártel del Golfo podrían recibir sentencias mínimas de 10 años de cárcel o hasta cadena perpetua, sin libertad condicional, por medio de una fianza.

Narcotráfico*.*

Z-40, “el más sanguinario”*.*

J. Jesús Esquivel*.*

WASHINGTON.– Ante la cada vez más evidente presencia en Estados Unidos de operadores del cártel de Los Zetas, el Departamento de Justicia abrió dos causas judiciales –una en la Corte Federal del Distrito de Columbia, en esta capital, y otra en la Corte Federal del Distrito Este del estado de Nueva York– en contra del que considera “líder principal” de esa organización criminal por delitos relacionados con el tráfico de drogas, lavado de dinero “y otras actividades delictivas”.

“El acusado, Miguel Ángel Treviño Morales, también conocido como Z-40, L-40 y Toño, es el líder principal de Los Zetas”, sostiene el proceso abierto en la Corte Federal de Nueva York el pasado 19 julio, y registrado con la clave 2009R01080/OCDETF/NYNYE-613.

Los Zetas “tienen la responsabilidad de garantizar el cruce seguro de cargamentos de narcóticos procedentes de México y destinados a varios puntos de Estados Unidos, y han incurrido en numerosos actos de violencia, como asesinatos, secuestros y torturas”, para cobrar adeudos relacionados con el trasiego de drogas, anota la acusación radicada en la corte neoyorquina, que le imputa 11 cargos a Treviño Morales.

En el proceso abierto el 19 de mayo pasado en la Corte Federal del Distrito de Columbia, Treviño Morales y otros 18 integrantes de Los Zetas o del cártel del Golfo son señalados por el Departamento de Justicia como partícipes de delitos asociados al tráfico de enervantes, lavado de dinero y “otras actividades criminales”.

El expediente de Treviño Morales, a cargo del fiscal federal del Distrito Este de Nueva York, Benton J. Campbell, identifica a Los Zetas como una agrupación de sicarios al servicio del cártel del Golfo, pero también como un cártel del narcotráfico independiente, tal y como lo reportó este semanario en su número 1646, del 18 de mayo de 2008.

“Los Zetas son un grupo criminal desalmado que, además de traficar con drogas, se dedica al asesinato, secuestro y tortura de personas tanto en México como en Estados Unidos, aunque en menor escala en nuestro país”, comenta a Proceso un funcionario del Departamento de Justicia.

“Miguel Ángel Treviño Morales es tal vez el criminal más sanguinario y desalmado de México, y por eso se abrió una causa judicial especial contra él en Nueva York. En los estados de Texas y California están en marcha otros procedimientos en su contra”, subraya el funcionario del Departamento de Justicia, quien habló con Proceso bajo la condición del anonimato por tratarse de un caso criminal a nivel federal que está en pleno proceso.

La semana pasada Treviño Morales, Ezequiel Cárdenas Guillén, Jorge Eduardo Costilla Sánchez y Heriberto Mariano Lazcano Lazcano fueron colocados en la lista de los 20 criminales más buscados por el gobierno estadunidense.

El Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta 5 millones de dólares por la cabeza de cada uno de ellos o por datos que lleven a su detención en cualquier parte del mundo. Estos criminales también fueron nombrados como los “narcotraficantes más significativos” por el Departamento del Tesoro.

“Creemos que con estas acciones judiciales lanzadas contra Los Zetas, y en especial contra Morales Treviño, lograremos desmantelar a la cúpula de mando de esta red criminal. El gobierno de Estados Unidos ya tiene lista la solicitud de extradición contra el Z-40 y algunos de sus secuaces en caso de que sean detenidos en México o en cualquier otro país”, revela el funcionario del Departamento de Justicia.

Golpe a las ganancias

La Corte de Nueva York busca que las autoridades estadunidenses confisquen toda propiedad, dinero y bienes que Treviño Morales haya adquirido por medio de sus actividades criminales.

Investigaciones realizadas por la Administración Federal Antidrogas (DEA), el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y los departamentos de Estado, del Tesoro y de Justicia calculan en mil millones de dólares las ganancias del Z-40 por el trasiego de drogas destinadas únicamente a la zona que está bajo la jurisdicción de la corte federal neoyorquina.

Al margen de esto, los 11 cargos imputados a Morales Treviño en Nueva York se agrupan por categorías: uno por manejo de una empresa criminal, cinco por conspiración para la distribución internacional de cocaína y cinco más por el uso de armas de fuego. Las “otras actividades criminales” son delitos relacionados con asesinatos y desapariciones de personas, aunque el documento no los detalla.

“El Z-40 ha dejado una estela muy larga de asesinatos en toda la franja norte de Tamaulipas y en varios puntos de la zona de Laredo, Texas, así como en otros estados del país que no puedo mencionar. Si llega a ser detenido, le van a llover los cargos por asesinatos”, advierte el funcionario del Departamento de Justicia.

La primera causa contra Treviño Morales en la corte neoyorquina, por manejo de una empresa criminal, indica que el Z-40 y sus cómplices –a los que no identifica– “con conocimiento de causa y de manera intencional se encargaron de supervisar y orquestar la importación y distribución de más de 150 kilogramos de cocaína que le redituaron ingresos por unos 10 millones de dólares”. Las fechas aproximadas del trasiego serían entre el 1 y 30 de junio de 2006, el 1 y 30 de abril y el 1 y 31 de agosto de 2007.

El segundo cargo contra el Z-40, conspiración para la distribución internacional de cocaína, lo señala como responsable de introducir cinco kilogramos de esta droga a Estados Unidos entre el 1 de septiembre de 2004 y el 19 de junio de 2009.

Por “uso de armas de fuego”, la causa número tres indica que, entre el 1 de septiembre de 2004 y el 19 de junio de 2009, “el Z-40 y otros portaron armas de fuego de manera intencional durante varias actividades de tráfico de drogas destinadas a la jurisdicción del Distrito Este de Nueva York”.

Entre el 1 y el 31 de julio de 2005, Morales Treviño y otros sujetos “se encargaron de una operación para exportar a Nueva York cinco kilogramos o más de cocaína”, dice el cargo número cuatro.

El resto de las acusaciones son por delitos idénticos: portación de armas de fuego de manera intencional durante la operación criminal de exportación de cocaína de México a Estados Unidos entre el 1 y 31 de julio de 2005, entre el 1 y 30 de junio de 2006, entre el 1 y 30 de abril de 2007, y entre el 1 y 30 de agosto de 2007.

De ser detenido y extraditado a Estados Unidos, procesado judicialmente y sentenciado culpable en el Distrito Este de Nueva York, el Z-40 podría ser sentenciado a cadena perpetua, sin derecho de apelación ni de libertad condicional, además de recibir una multa de varios cientos de millones de dólares. l

La Guerra de Calderón*.*

Frente michoacano: la élite y los de abajo*.*

Jorge Carrasco Araizaga y Francisco Castellanos*.*

En su primera semana, el nuevo despliegue militar en Michoacán sólo tuvo efectos propagandísticos, igual que las bravuconerías del secretario de Gobernación. En un recorrido por varios municipios, este semanario comprobó que las fuerzas federales no han retomado el control del estado. Son notorias las fallas de coordinación entre el Ejército, la Marina y la Policía Federal y, sobre todo, la diferencia de cómo viven los miembros de cada corporación en “el frente de batalla”. También ahí existen los de arriba y los de abajo

El despliegue fue espectacular: mil soldados en formación, pertrechados con fusiles y bazucas, en el patio de

base de la XXI Zona Militar en Morelia, para enmarcar el reto que horas después lanzó en la Ciudad de México

el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, a La Familia michoacana: “Los estamos esperando”.

La madrugada del lunes 20, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) movilizó a la prensa de la capital del país a Morelia para que diera cuenta del arribo, esa mañana, de los últimos mil de un total de 2 mil 500 efectivos que envió a Michoacán como respuesta a los ataques de la organización delictiva, que entre el sábado 11 y el miércoles 15 mató a 20 policías federales e hirió a 18.

Pero la exhibición de armas, vehículos artillados y efectivos de Infantería, Artillería y Operaciones Especiales,

el discurso sobre el respeto a los derechos humanos y los sobrevuelos de helicópteros con periodistas en la

capital michoacana, se quedaron en actos de propaganda, al menos en la primera semana del operativo reforzado.

En un recorrido de más de mil kilómetros, realizado por Proceso entre el lunes 20 y el viernes 24 por Tierra Caliente y la Costa –zonas bajo control de La Familia– no se encontró ni un retén o convoy militar.

Al día siguiente del escenográfico despliegue militar, Gómez Mont se reunió con el gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, en la Secretaría de Gobernación. Después salió a retar a los narcos:

“En su lógica primaria no estaba enfrentar al Estado, lo están haciendo directamente: señores, los estamos esperando. Métanse con la autoridad y no con los ciudadanos. Los estamos esperando, esa es una invitación que les hacemos.”

Y cuatro días después del despliegue, la Sedena admitió la falta de coordinación. El viernes 24, el periódico

Reforma informó que los mandos territoriales de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y la Secretaría de Seguridad Pública federal definieron horas antes sus áreas de vigilancia: el Ejército, la sierra, pueblos y

ciudades; la Marina, costas y montañas cercanas al mar; y la Policía Federal, zonas urbanas cercanas a las carreteras y autopistas.

Proceso comprobó que sólo en Morelia esas fuerzas realizan vigilancia conjunta, pues cada una llegó a Michoacán con su propia estrategia.

La única que se conoce es precisamente el envío de los 2 mil 500 efectivos para reforzar a los mil que ya estaban en el estado.

Al frente del operativo está la comandancia de la XII Región Militar, con base en Irapuato y que abarca Guanajuato, Michoacán y Querétaro. La encabeza el general de brigada Rafael de Jesús Ballesteros Topete, que

en 1968 obtuvo un reconocimiento por sus “actos de guerra” del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.

Esa estrategia incluye el establecimiento de 25 bases de operación para crear un cinturón de seguridad en Morelia, así como 67 bases de operaciones motorizadas de patrullaje y nueve de operaciones mixtas con la Policía Federal. Sin embargo, después de las imágenes difundidas por la prensa, los michoacanos no han vuelto a ver al Ejército.

En el recorrido por Morelia, Nueva Italia, Cuatro Caminos, Gabriel Zamora, Las Cañas, Arteaga, Lázaro Cárdenas, Tumbiscatío, Tepalcatepec, Coalcomán, Buena Vista, Apatzingán y Uruapan, este semanario no encontró ni un solo retén del Ejército, sólo filtros de la Policía Federal y un puesto de revisión de la Zona Naval poco antes de llegar al puerto de Lázaro Cárdenas.

Abusos y rechazo

Un jefe militar explicó a Reforma la situación de los primeros días del operativo: “Nos encontrábamos de frente militares y policías sin coordinación. En la costa vimos volar helicópteros de la Marina, sin saber para qué; en Pátzcuaro habíamos militares y federales en un solo lugar, pero sin comunicarnos… Había un despliegue de fuerza, pero sin idea”.

En Apatzingán, base del 47 Batallón de Infantería y municipio de fuerte presencia de La Familia, Proceso comprobó que la Policía Federal guardó sus vehículos en las instalaciones, pero los agentes permanecían parados en la calle.

Más delicado fue el motín de elementos de las secciones 2 y 3 del Décimo Segundo Agrupamiento de la Policía Federal, registrado el martes 21 en Lázaro Cárdenas. Los uniformados se negaron incluso a hacer recorridos y rondines, pues acusan a la SSP, encabezada por Genaro García Luna, de retención de salarios, bajas injustificadas y malos tratos.

En una carta con fotografías enviada a la Redacción de Proceso, los inconformes comunicaron que ese día, después de la formación, se negaron a realizar operativos. Fue su forma de protestar por el trato “indigno” que les da la corporación y, sobre todo, porque la SSP les debe tres meses de sueldo.

Añadieron que mientras ellos se quedan afuera del cuartel de la Policía Federal ametrallado la semana antepasada por La Familia, el Agrupamiento Vigésimo Segundo está resguardado en un hotel, protegido con camiones blindados conocidos como “rinocerontes”.

Dicen que también están en situación vulnerable sus compañeros destacados en Nueva Italia: “Ahí, de cuatro a cinco compañeros apiñados comen y duermen” en casas de campaña.

Por si fuera poco, aseguran, la SSP “está corriendo a todos los elementos de la generación de octubre y noviembre de 2008. Desde (el operativo) de Ciudad Juárez comenzaron las bajas. A la fecha, han sido mil 200 elementos, de los 2 mil 400 de esa generación. Los que escribimos somos los que quedan de esa generación y tenemos temor de que nos corran”.

Explican: “Nos pagan tres meses y nos detienen un mes y medio el pago. Todos somos de fuera y durante ese tiempo no enviamos dinero a nuestras familias. Entramos a la Policía Federal para conseguir un mejor nivel de vida y miren lo que nos hacen; nos corren y luego nadie nos contrata”.

Pero ellos no son los únicos que padecen esas anomalías: “Eso pasa no sólo en los agrupamientos que estamos en Michoacán, sino en todo el país”.

Suponen que las bajas tienen por objeto que ellos no generen antigüedad ni prestaciones: “Cada rato nos realizan exámenes de control de confianza y después de seis meses vamos para afuera. Trabajamos por contrato. En las primeras bajas corrieron a 600 compañeros de los distintos agrupamientos. Luego siguieron otros 600 de la Unidad de Rescate y Orden Público (UROP)”.

Ahora, sostienen, “nos salieron con que nuestros expedientes se extraviaron. Con eso, el procedimiento de ingreso se viene abajo”. Encima, “es claro que si nos quejamos, nos llaman para hacernos pruebas de control de confianza y nos dan de baja”.

Y rematan en su carta: “A muchos compañeros los obligan a que se cambien de bando, pues ya están

capacitados por el gobierno para el manejo de armas, tácticas y estrategias, trabajos de inteligencia, y al no

encontrar trabajo pues (…) se van con los del otro bando”.

Entrevistado el jueves 23, el comandante Pedro Manuel García Trujillo, inspector del Agrupamiento Décimo Segundo, acepta que se suspendieron los pagos “por cuestión de cierres fiscales. Ellos (los elementos) no entienden; ni nosotros, sólo los administrativos de la secretaría”.

Sobre el amotinamiento, advirtió que esa infracción al reglamento de la SSP se castiga con la baja y que “ya viene en camino personal de asuntos internos para investigar los hechos”.

El descontento de los policías federales le da vigencia a la denuncia que en marzo de 2008 hizo a Proceso

(edición 1637) el entonces coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva –hoy Policía Federal– Javier Herrera Valles, sobre la ineficacia del Operativo Conjunto Michoacán por la falta de coordinación entre la SSP y la Sedena.

Sometido a proceso judicial y encarcelado tras esas declaraciones por tener supuestos vínculos con el narcotráfico, Herrera Valles aseguró entonces que las fuerzas federales fueron enviadas “a la guerra sin información, con pocas armas y sin soporte de inteligencia. Andábamos haciendo el ridículo por todos lados, confundidos con las órdenes y las contraórdenes que nos giraban nuestros jefes”.

Pero el malestar ya se generalizó. Los dueños de los hoteles ya no quieren tener de huéspedes a los policías federales. En Apatzingán, las propietarias del hotel Posada del Sol decidieron sacarlos luego de que La Familia los atacó ahí el sábado 11.

“No queremos problemas con los huéspedes, por lo que decidimos cerrar dos días el hotel. Además, el gobierno federal no pagó un solo centavo en reparación de daños, pese a que aquí estaban las tropas federales. Por eso dijimos: no señor, ya no los queremos.”

En Lázaro Cárdenas opinan lo mismo. Como dice un hotelero: “Son un imán para la delincuencia organizada, y

luego se van y no pagan el daño ocasionado cuando los atacan”. l

La

Guerra de Calderón*.*

El

decretazo premilitar*.*

Jorge Carrasco Araizaga*.*

Después de que en el sexenio de Calderón el Ejército ha recibido más de 50% de las recomendaciones que la CNDH le ha girado desde 1990, y cuando se analiza la iniciativa de ley para que las Fuerzas Armadas puedan establecer estados de excepción en algunas regiones del país, el presidente de la República se lava las manos de los actos que en adelante puedan cometer los militares que él comanda en su guerra contra el narcotráfico.

El presidente Felipe Calderón se deslinda de las acusaciones contra su principal aliado, el Ejército, al darle más facultades al procurador general de Justicia Militar para enfrentar al Congreso o a gobiernos estatales y municipales en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin que la Presidencia de la República asuma las responsabilidades que le correspondan.

El miércoles 22, el presidente Calderón publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto por el que deja sola a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en los juicios o acciones legales que se emprendan contra los militares.

El decreto, que está en vigor desde el jueves 23, reformó el Reglamento Interior de la Sedena para que sea el propio Ejército, a través de la Procuraduría General de Justicia Militar (PGJM), el que haga frente a cualquier acción legal que se enderece en contra del Ejecutivo por actos imputables a la actuación de los militares.

El presidente de la República, quien de acuerdo con la Ley Orgánica del Ejército es su comandante supremo, evitará de esta manera asumir directamente los juicios que se lleguen a presentar contra el Ejecutivo por la participación de esa fuerza armada en el combate a la delincuencia organizada, en especial por violaciones a los derechos humanos, o en caso de que se alegue invasión de jurisdicción.

El decreto también está encaminado a las facultades que Calderón quiere dar a las Fuerzas Armadas para que asuman el control de la seguridad interior en donde les ordene el propio presidente, lo que podría incluir la adopción de medidas como el estado de excepción (Proceso 1707).

El decreto reforma los artículos 10 y 80 y adiciona dos fracciones al mismo artículo 80 del Reglamento Interior del Ejército para que toda acción legal contra el Ejecutivo en esta materia recaiga en el titular de la Sedena y, en particular, en la PGJM.

La modificación al artículo 10, en su fracción IX, amplía las atribuciones y responsabilidades del secretario de la Defensa Nacional para que éste sea el responsable de representar al presidente en controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad que se presenten en la Suprema Corte.

Hasta el pasado martes, esa representación se limitaba a los juicios en materia de amparo.

La nueva disposición establece la obligación del secretario de “representar al presidente de la República en las controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad a que se refiere la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los casos en que lo determine el titular del Ejecutivo federal”.

Aunque el mismo artículo 10 del reglamento se refiere a las “facultades indelegables” del general secretario, la reforma dice que el titular de la Sedena podrá ser reemplazado en esta representación, de conformidad con el artículo 81 del mismo ordenamiento, que se refiere a las suplencias de los servidores públicos de la dependencia.

La reforma al artículo 80 es la que amplía las atribuciones del procurador de Justicia Militar. Ese artículo establece las atribuciones que tiene como consultor jurídico de la secretaría, pero la modificación le confiere el papel de representar al presidente de la República.

El decreto añade la fracción IV bis para asignar al titular de la PGJM la obligación de “representar al presidente de la República en todos los trámites establecidos por la Ley de Amparo, Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política (…) en aquellos asuntos que corresponda a la Sedena representar al titular del Ejecutivo federal”.

También crea la fracción IV ter para que el procurador intervenga en las controversias y acciones de inconstitucionalidad en las que el secretario de la Defensa Nacional represente al presidente de la República.

En la fracción V precisa que el procurador militar deberá representar al general secretario, al subsecretario de la Defensa Nacional, al oficial mayor y a cualquier otro servidor público de los órganos administrativos, con

residencia en la Ciudad de México y zona metropolitana del Valle de México, en los juicios de amparo en los que sean parte.

El decreto no menciona la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política, relacionada con las controversias y acciones de inconstitucionalidad que debe conocer la Suprema Corte.

El artículo 11 de dicha ley establece, en su párrafo tercero, que en estos dos recursos de protección constitucional el presidente de la República será representado por el secretario de Estado, por el jefe del departamento administrativo o por el consejero jurídico del gobierno, conforme lo determine el propio titular del Ejecutivo.

El diputado Alfonso Suárez del Real, integrante de la Comisión de Defensa de la saliente LX Legislatura, ve en el reglamento un abandono, por parte de Calderón, de quienes han sido sus principales aliados en el gobierno.

“Calderón se está deslindando de una eventual embestida institucional si se agrava el problema de las violaciones a los derechos humanos, pero sobre todo en caso de que el Ejército ejerza las nuevas atribuciones que el propio Ejecutivo le quiere dar en materia de seguridad interior”, dice el diputado del PRD por el Distrito Federal.

Calderón, en efecto, presentó al Senado de la República, en abril pasado, una iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Nacional para que las Fuerzas Armadas puedan asumir el control en aquellos lugares donde el propio presidente considere que está en peligro la seguridad interior.

De acuerdo con el diputado, “Calderón se está lavando las manos de las consecuencias que puedan tener los actos del Ejército. Es algo que ni siquiera hizo Gustavo Díaz Ordaz, pues asumió toda la responsabilidad sobre los hechos del 2 de octubre de 1968”.

Añade: “Es un mensaje muy perverso porque, por un lado, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, reta a La Familia michoacana y a la delincuencia organizada, en general, a enfrentarse con las fuerzas federales, y por otro Calderón le dice al Ejército que se defienda solo”.

Suárez del Real asegura que hasta ahora la PGJM había colaborado con la Presidencia en los actos jurídicos emprendidos contra la Sedena, pero que carece de un equipo para enfrentar a otro poder –el Congreso– en el caso de las controversias constitucionales, o a diferentes instancias de gobierno en las acciones de inconstitucionalidad.

Explica que el ámbito de la PGJM es el de la aplicación del fuero militar hacia el interior del Ejército, por lo que su actuación no debe extenderse más allá de la institución. En la práctica, considera, el decreto representa una ampliación del fuero constitucional en relación con el mundo civil.

“Es la respuesta que da Calderón a las demandas internacionales para que en México se acote el fuero militar”, añade.

El decreto reformó el Reglamento Interior de la Sedena que apenas había sido publicado el 29 de diciembre del año pasado, en el que se incorporó la creación de la Dirección General de los Derechos Humanos ante el incremento de las violaciones cometidas por el Ejército como resultado de los operativos contra el narcotráfico.

El pasado miércoles, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) confirmó que la Sedena es la institución gubernamental con el mayor número de quejas por violar las garantías individuales.

Según la CNDH, de 2 mil 956 quejas que recibió en el primer semestre del año, 559 fueron contra el Ejército. Al día siguiente, el director general de los Derechos Humanos del Ejército, el general de brigada Jaime López Portillo Robles Gil, desestimó los señalamientos contra el Ejército y negó que se proteja a los militares implicados en ese tipo de violaciones.

Informó que 12 militares han sido sentenciados y 53 más están procesados por diversos delitos, entre ellos homicidio, tortura y secuestro.

Dijo que esas cifras se deben a la participación del Ejército en el combate al narcotráfico y “al incremento de su presencia en las calles, lo que fomenta de forma proporcional el contacto con la población”.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer por la propia Sedena, desde la creación de la CNDH en 1990, el Ejército ha recibido 67 recomendaciones, de un total de 5 mil 937 quejas.

De esas recomendaciones, 35 –más de 50% del total– se han registrado en apenas dos años y medio del sexenio de Calderón, en el que se han levantado 2 mil 461 quejas contra el Ejército.

Corrupción*.*

Desde Pemex y la Sener, millonarios contratos para amigos panistas*.*

Jesusa Cervantes*.*

El diputado federal electo César Nava, candidato oficial a dirigir el Partido Acción Nacional, compartió la cuestionada trayectoria de Felipe Calderón en el sector energético. Como consta en la relación de contratos que se asignaron cuando él encabezó las áreas jurídicas de Pemex y de la Secretaría de Energía, Nava favoreció a bufetes y litigantes afines a la élite panista para que realizaran trabajos que le correspondía hacer al área que él mismo encabezaba.

Desde los altos cargos que tuvo en el sector energético, César Nava Vázquez, quien ahora pretende reencauzar al panismo nacional, autorizó adjudicaciones directas de contratos y facilitó asignaciones por invitación restringida a despachos de abogados simpatizantes del PAN o bien a proveedores ligados a Vicente Fox y a Felipe Calderón, como Transportes Especializados Ivancar, propiedad de la familia de quien fue secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.

Así lo muestra una serie de documentos –de los cuales Proceso tiene copia–, entre ellos 26 contratos asignados por Nava a diversos despachos, primero cuando fungió como abogado general de Petróleos Mexicanos (Pemex) de octubre de 2001 al mismo mes de 2003, y después cuando encabezó la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Energía (Sener) de octubre de 2003 a mayo de 2005, cuando el titular de la dependencia era Felipe Calderón.

Esos 26 contratos autorizados por Nava ascendieron en conjunto a 249 millones 318 mil 919 pesos y ninguno se sujetó al procedimiento de licitación pública, es decir, los entregó de manera directa o invitando a tan sólo tres concursantes.

Para ello, Nava se respaldó en la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que en su capítulo tercero, “De las excepciones de la licitación pública”, artículo 41, párrafo I, permite asignar contratos de manera directa cuando “existan circunstancias que puedan provocar pérdidas o costos adicionales importantes, debidamente justificados”.

En siete de esos casos, Nava se respaldó en la fracción X del mismo artículo, la cual indica que cuando se trate de servicios de consultorías, asesorías, estudios, investigaciones o capacitación, se puede realizar la licitación con invitación a tres proveedores, entre los que deberá incluirse a instituciones educativas.

Sin embargo, quienes finalmente se quedaron con estos contratos y cobraron sumas millonarias por ellos no tienen nada que ver con centros de estudio, sino con despachos de abogados cercanos al PAN.

Estos juicios, encargados a bufetes privados, los debió enfrentar orgánicamente el equipo de Nava, primero como abogado general de Pemex y luego como titular del área jurídica de la Sener, donde conservaba la obligación de supervisar todos los contratos del sector.

La función del panista era lograr que Pemex (y en su momento la Sener) contaran “con seguridad y certeza jurídica en sus operaciones”, como él mismo lo estableció en su Plan estratégico de la función jurídica 2002- 2006, que dio a conocer el 12 de diciembre de 2002, cuando era abogado general de la paraestatal.

El hecho de que, en ambos cargos, Nava haya transferido sus obligaciones y responsabilidades a la iniciativa

privada tuvo un costo adicional de casi 250 millones de pesos para el erario federal.

De los 26 casos entregados a la iniciativa privada, 11 correspondieron a juicios por incumplimiento de contrato correspondientes a la subsidiaria Pemex-Refinación, ya que a partir de 2002 los organismos subsidiarios trasladaron sus unidades jurídicas a las del abogado general de Pemex.

El 12 de diciembre de 2002, el entonces director de Pemex, Raúl Muñoz Leos, destacó la labor de César Nava como abogado general y dijo que al concentrarse todos los asuntos en su oficina Pemex estaría “en la vanguardia en materia jurídica al contar con herramientas para el funcionamiento de un área jurídica institucional que garantice la prestación de un servicio jurídico de excelencia”.

Los contratos entregados a despachos de abogados particulares muestran que no ocurrió así. Por ejemplo, para

resolver el pleito que la empresa Conproca entabló contra Pemex-Refinación por incumplimiento de contrato en

la reconfiguración de la refinería de Cadereyta, en 2003, el panista autorizó un pago de 75 millones 520 mil 19

pesos a un despacho particular, que además perdió el litigio, por lo que Pemex quedó obligado a pagar 700 millones de dólares a la demandante.

Esta práctica de trasladar las obligaciones del área jurídica de una dependencia a despachos privados fue cuestionada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) el 9 de agosto de 2005, cuando exhortó a Pemex- Refinación a evitar la contratación de abogados para su defensa, toda vez “que se incurre en duplicidad de funciones y genera (con ello) un alto costo económico”.

Amigos de Fox y de Calderón

Nava asumió la dirección jurídica de Pemex en octubre de 2001. Para marzo de 2002, el poderoso dirigente del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps, ya enfrentaba acusaciones del gobierno federal por haber desviado mil 500 millones de pesos de la paraestatal hacia la campaña presidencial del PRI en 2000.

Y en lugar de que Pemex, que entregó el dinero a Romero Deschamps, colaborara con el Ministerio Público

federal en la investigación del llamado Pemexgate, César Nava asignó de manera directa un contrato de 31 millones 500 mil pesos al despacho MYT Penalistas, S.C., para que hiciera el trabajo que le correspondía a su

área.

En ese entonces el propio César Nava, en sus oficinas, no quiso dar una entrevista pero aceptó ante esta reportera que no entraría a ese asunto (la denuncia por el desvío de recursos) “por temor a Romero Deschamps”.

El 15 de marzo de 2002, el abogado general firmó el contrato SC-20-140/2002 a favor de MYT Penalistas, S.C., que en nueve meses cobró los 31.5 millones de pesos por “coadyuvar al Ministerio Público en la integración de las averiguaciones previas y apoyo en la defensa de asuntos litigiosos en materia penal”, según consta en la relación de los trabajos delegados por Nava.

Como relató el reportero Álvaro Delgado en Proceso 1560, Nava dictaminó que las tareas de coadyuvancia con

la Procuraduría General de la República “no se pueden realizar con el personal y recursos técnicos disponibles”

y por eso Pemex contrató al mencionado despacho, cuyo “socio administrador” es Marco Antonio del Toro Carazo, un abogado costarricense radicado en México, que fue asesor de Vicente Fox en su campaña presidencial de 2000 y después formó parte de su equipo de transición.

En entrevista con Delgado, Nava pretendió negar su responsabilidad en esa contratación: “No es un contrato adjudicado por mí ni firmado por mí”. Cuando el reportero insistió, tuvo que admitir: “Lo conocí, por supuesto, habida cuenta de que la coadyuvancia era necesaria”. El documento lleva la firma de dos colaboradores de Nava.

Del Toro Carazo se ha mantenido cerca del PAN y del actual presidente de la República: el 1 de agosto de 2006 apareció como responsable de la publicación de un desplegado en el que “la comunidad jurídica” demandaba al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que validara el triunfo de Felipe Calderón en la elección presidencial.

Aunque Nava no quiso colaborar directamente con la PGR para investigar el desvío de fondos hacia el PRI, sí

contrató por un mes al despacho estadunidense Wine & Maney para que supervisara el juicio entre el sindicato

y la empresa Arriba Limited, creada por el exlíder sindical Joaquín Hernández Galicia y que demandaba al

Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) por incumplimiento en la entrega de cientos de barriles de petróleo. El costo de este servicio fue de 1 millón 9 mil 400 pesos.

Otro despacho beneficiado por Nava con una adjudicación directa fue González Calvillo, S.C. Su titular, Enrique González Calvillo, fungió como “secretario” de la agrupación Amigos de Fox, a través de la cual Lino Korrodi recaudó fondos para la campaña foxista del año 2000.

En entrevista con esta reportera (Proceso 1335, del 2 junio de 2002), Enrique González comentó sobre su papel en Amigos de Fox: “Nunca hice acciones propias de un secretario, sólo le ayudé a Lino a constituir la agrupación porque necesitaban un abogado y yo soy su amigo. Acudí a petición de él, y a Vicente Fox lo conocí

el día en que informamos de la constitución (del grupo)”.

Tres años después de que Fox llegó a la Presidencia, al despacho González Calvillo, S.C. se le asignó el contrato SC-50-715/2003, por 5 millones de pesos, por invitación restringida, y con duración del 17 de octubre

al 31 de diciembre de 2003, para suministrar “asesoría en la revisión, análisis y estudios del estado actual que guardan los derechos de propiedad intelectual de Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios en México

y España, y en su caso la realización de todos los actos necesarios para la defensa de los mismos derechos”.

Al año siguiente, 2004, el mismo despacho recibió su segundo contrato –esta vez por adjudicación directa– con vigencia del 24 de noviembre al 31 de diciembre de 2004 y por 10 millones de pesos, es decir por la mitad de tiempo de trabajo y el doble de honorarios. El concepto fue el mismo, como consta en el contrato SC-95- 901/2004: “Servicios profesionales para la asesoría y defensa de los derechos de propiedad industrial e intelectual de Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios”.

Despachos consentidos

Entre 2003 y 2005, Pemex asignó de manera directa tres contratos al despacho Jáuregui, Navarrete, Nader y Rojas, S.C., por un total de 75 millones 520 mil 19 pesos (aunque extraoficialmente se informó que la firma recibió uno más, con lo que el monto total sería de 85.5 millones).

Estos contratos tuvieron como objeto la defensa de la paraestatal durante 15 meses en el juicio que interpuso en su contra el consorcio Conproca, S.A. de C.V., encargado de reconfigurar la refinería de Cadereyta.

En los contratos SC-85-371/2003, por 28 millones 750 mil pesos; SC-95-576/2004 por 29 millones 770 mil 019.93, y el SC-95-356/2005 por 27 millones de pesos, se establece que se adquieren “servicios para continuar

con la defensa de Pemex-Refinación en el juicio 11760/KGA seguido por Conproca, S.A de C.V., en contra de Pemex-Refinación ante la Corte Internacional de Arbitraje, Cámara de Comercio Internacional”.

A pesar de las altas sumas pagadas al despacho Jáuregui, Navarrete, Nader y Rojas, S.C. por un trabajo que

debió realizar el abogado general de Pemex, se perdió el litigio por cerca de 700 millones de dólares.

Así mismo, en enero de 2002 Pemex-Refinación decidió revisar un contrato que tenía con Mexicana de Lubricantes (Mexlub) e Impulsora Jalisciense para ver la posibilidad de darlo por terminado.

Para ello, César Nava adjudicó de manera directa a Alfonso López Melih un contrato por 450 mil pesos. Cuando las empresas afectadas entablaron un juicio, López Melih contó con la ayuda del despacho Quijano, Cortina, López y De la Torre, en el que trabajó anteriormente y al que Pemex le pagó 15 millones de pesos por tres meses de trabajo.

Finalmente, en 2003 la paraestatal le entregó 17 millones de pesos a Alfonso López Melih y a Javier Quijano Baz a cambio de un mes de trabajo. Así, Nava les adjudicó de manera directa contratos por un total de 32 millones 450 mil pesos.

Otro despacho beneficiado de esta forma fue el de Creel, García-Cuéllar y Müggenburg, S.C., del que era socio Santiago Creel Miranda, que obtuvo un contrato por 1 millón 100 mil pesos por una “consultoría para el desarrollo del proyecto denominado Estudio jurídico sobre la implementación de una flota petrolera para el servicio a Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios”, según consta en el contrato SC-10-070/2003.

Otro caso de “duplicidad de funciones” y “alto costo económico” –consecuencias de esta práctica, según la SFP– fue el de los contratos SC-10-421/2004, SC-10-422/2004, SC-10-423/2004 y SC-10-424/2004, que juntos suman 18 millones de pesos y se asignaron a cuatro firmas distintas: Lic. Miguel Ángel Pino Sánchez, Marcos Chávez y Abogados S.C., Lic. Ricardo Manuel Terán González, y Lic. Rodrigo Roel Olvera.

Estos despachos prestaron en 2004 servicios de “abatimiento de juicios laborales en contra de Pemex”, que son atribución directa del abogado general de la paraestatal. No obstante, César Nava –que en ese entonces era titular de Asuntos Jurídicos de la Sener y tuvo que conocer estos contratos– prefirió delegar las responsabilidades en la iniciativa privada, beneficiando a esas firmas con la adjudicación directa.

En ese mismo año, el director de Pemex-Refinación, Juan Bueno Torio, decidió cancelar el convenio que la subsidiaria tenía desde 1993 con la Cámara Nacional de Autotransportes de Carga y la Asociación de Transportistas al Servicio de Pemex y Empresas Sustitutas, A.C. Su intención era integrar en el padrón de proveedores a nuevos empresarios del ramo, como Autotransportes Flensa, de la que es socio Javier Fox, hermano de Vicente Fox Quesada.

La anulación de este contrato le costó a Pemex 9 millones 439 mil 500 pesos, que fue el pago al abogado Abelardo Antonio Ayala García para que hiciera frente a los exproveedores inconformes.

A Ayala García se le entregaron los contratos SC-85-765/2004, vigente del 11 de octubre al 31 de diciembre de

2004, y el SC-95-670/2005, de octubre a diciembre de 2005, cada uno por 4 millones 719 mil 750 pesos, con el objeto de brindar asesoría “en los procesos instrumentados y, en sus caso, aquellos que pudieran instrumentarse por transportistas en contra de Pemex-Refinación por virtud de la terminación del convenio de prestación de servicios de transporte terrestre por autotanque”.

El paso de César Nava Vázquez por el sector energético no sólo benefició a la iniciativa privada con cerca de

250 millones de pesos, sino que además –según publicó la reportera Ana Lilia Pérez en la revista Contralínea de

la segunda quincena de febrero de 2008– este panista cercano a Felipe Calderón dio por terminado un litigio

donde presuntamente se incurrió en prevaricato, y en 2003 ordenó a sus abogados que negociaran el adeudo con

el municipio de Coatzacoalcos. Pemex pagó 241 millones de pesos.

Cuando todavía estaba vigente el litigio, Marcelo Montiel, en ese entonces presidente del municipio veracruzano, comentó a la prensa local que destinaría el dinero a la construcción de un túnel subterráneo, obra

promovida por Emilio Baños Urquijo, entonces suegro de César Nava y actual esposo de la comisionada del Instituto Nacional de Migración, la también panista Cecilia Romero.

A Nava también le tocó autorizar, como abogado general de Pemex, la adjudicación directa de dos contratos a

la empresa de Transportes Especializados Ivancar, S.A. de C.V., propiedad de la familia de Juan Camilo

Mouriño, que siempre formó parte del grupo compacto de Felipe Calderón.

El primer contrato (GTT-0142-01/2002), por 7 millones 859 mil 627 pesos, se le asignó a Ivancar el 20 de diciembre de 2001 para transportar hidrocarburos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2002.

Antes de que concluyera ese período, el 20 de diciembre, se le entregó a dicha empresa otro contrato por 16 millones 600 mil pesos y con vigencia del 1 de enero al 31 de diciembre de 2003. Posteriormente se le autorizó un pago de 8 millones 300 mil pesos para que cubriera nuevas rutas de distribución.

Una vez fuera de Pemex, Nava pasó a ser el director de la Unidad del Área Jurídica de la Sener, de octubre de 2003 a mayo de 2005. Durante ese lapso, Ivancar recibió otros dos contratos (GTT-00142-01/204 y GTT- 00142-01/2005) por 18 millones de pesos, de los cuales tuvo que estar enterado el exsecretario particular de Felipe Calderón. l

Corrupción*.*

Persisten los ilícitos*.*

Jesusa Cervantes*.*

Aunque César Nava ya no es el abogado general de Pemex, persisten las anomalías en los concursos de licitación de obras promovidos por la paraestatal a través de la Compañía Mexicana de Exploraciones, S.A. (Comesa), según se quejan algunos de los participantes afectados.

Un ejemplo, dicen, es el de la licitación número 18200002-016-09, actualmente en curso, para la “contratación

y administración de personal” que realizará estudios sismológicos en Veracruz, Puebla, Tabasco, Chiapas, Campeche, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila.

Uno de los entrevistados, quien pide omitir su identidad por temor a que la dependencia lo retire de la lista de empresas concursantes en las futuras licitaciones, explica que todo se originó el año pasado cuando se lanzó la licitación 18200002-01-08, mediante la cual se contrató a obreros y profesionistas para el período comprendido entre el 25 de febrero y el 31 de diciembre.

Según el entrevistado, en ese proceso hubo “un manejo faccioso” de las bases para beneficiar a un proveedor:

Quality Laboral Services, S.A. de C.V. Inconforme con el resultado, la firma Proyección y Administración Empresarial de México, una de las perdedoras, solicitó ante el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), un copia de la documentación de Comesa sobre la propuesta técnica y económica del contrato firmado con Quality por un monto de 399 millones de pesos.

Sin embargo, Comesa lanzó otra licitación –la 18200002-006-09– en marzo pasado para sustituir, según arguyó, el convenio 18200002-01-08, pese a que debió haberlo hecho antes de que terminara el anterior, el 31 de diciembre de 2008. Según los organizadores, el nuevo contrato tendría una vigencia del 15 de abril al 31 de diciembre de 2011.

Ante ese retraso de por lo menos tres meses, atribuible a la empresa convocante (Comesa), el acuerdo con Quality –que originalmente era de 399 millones de pesos y debió concluir el 31 de diciembre de 2008– se

amplió. Hasta la fecha, esa compañía ha cobrado 750 millones de pesos, casi el doble de lo acordado al principio, según los entrevistados.

El 30 de marzo último, fecha en que debió ocurrir el fallo, Comesa canceló la licitación; alegó que la empresa contratada para realizar el estudio técnico y económico se equivocó en sus cálculos y se negó a dar el nombre de la compañía.

El argumento, según el acta de esa sesión de presentación y apertura de proposiciones, fue que “por un error se expresaron en algunos casos referencias de niveles y conceptos en forma equivocada, lo cual se traduce en considerar para determinados niveles de puestos, salarios mayores de los que realmente deben ser de acuerdo al nivel del puesto, propiciando con ello que el licitante incremente sus costos y como consecuencia representaría para la entidad un daño o perjuicio”.

En abril se realizó una segunda junta de aclaraciones de la licitación 1820000-006-09, en la que se informó que el monto del contrato alcanzará mil 988 millones 358 mil 469 pesos. En esa ocasión la empresa Proyección y Administración Empresarial de México se lanzó de nuevo contra Comesa, a la que acusó de favorecer a Quality.

Además, según los entrevistados, Comesa modificó las bases de licitación. Durante siete años, sostienen, únicamente solicitaba un respaldo económico de 40 millones de pesos. Ahora, agregan, en el punto 8.8 demanda 134 millones de pesos –¡más del triple!–; pero lo más curioso es que no sólo exige a los participantes la acreditación con estados financieros del último ejercicio fiscal, “sino mediante una carta expedida por una institución financiera”.

En esa junta de abril, el representante de Proyección y Administración empresarial preguntó: “¿Por qué se pide acreditar la capacidad financiera mediante una carta expedida por una institución financiera autorizada por Hacienda y no sobre estados financieros dictaminados de las empresas licitantes?” No hubo respuesta.

Los “errores” persistieron, insisten los inconformes, y una vez más se canceló la licitación. Pese a ello, aceptaron presentarse a una siguiente convocatoria, que se inició el lunes 6 de julio y continuó el miércoles 15, fecha en que los participantes entregaron sus propuestas económicas.

El último aplazamiento

El miércoles 15, Proceso estuvo presente en el acto de apertura de propuestas. Uno de los concursantes cuestionó el procedimiento y las facilidades que, arguyó, Comesa ha dado a Quality desde 2008; incluso mencionó que es posible que la nueva licitación fuera entregada a otra empresa, Excel Technical Services de México, que, según él, puede ser “pantalla de la misma Quality”.

Así mismo, presentó un escrito en el que detalla el “inadecuado actuar” del jefe de Departamento de Adquisiciones y Obras Públicas de Comesa, Juan Fernando Meza Zavala, durante las juntas de aclaraciones precedentes. El documento alude también a las “claras preferencias (de Comesa) hacia Quality”; además, demanda una revisión y una auditoría a los contratos firmados con anterioridad así como al cumplimento de obligaciones fiscales y laborales por parte de dicha empresa.

Ello se debe a que, de acuerdo con las bases de la licitación para entregar el contrato que hoy tiene Quality (el 13200002-01-08), que empezó a operar el 24 de febrero de 2008 y debió concluir el 31 de diciembre de ese mismo año, los concursantes debían acreditar experiencia en el manejo de por lo menos 500 empleados en un mismo ejercicio fiscal y comprobarlo mediante el alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El documento del IMSS denominado Consulta numérica de patrones, fechado el 24 de septiembre de 2008, cuya copia tiene Proceso, establece que Quality sólo cuenta con 293 empleados, por lo que incumplió con el clausulado del contrato firmado con Comesa.

Meza Zavala impidió que se diera lectura al documento del participante inconforme. Contrariado por la actuación del funcionario, el autor del escrito solicitó la intervención del representante del Órgano de Control Interno (OIC) de Comesa, Arturo González Abud.

“Me están limitando mis derechos constitucionales”, dijo. Pero González Abud no respondió; los otros

funcionarios incluso lo reprendieron porque, según ellos, ese no era el lugar adecuado para su reclamo; además,

le

dijeron que no había las condiciones para realizar la lectura.

Y

cuando el representante del OIC se enteró de la presencia de la reportera de Proceso, prometió una entrevista

para aclarar las dudas. Sin embargo, al término del encuentro, que duró cinco horas, se excusó y dijo que no estaba autorizado para declarar sobre ese tema.

Durante ese tiempo González Abud, el jefe de Departamento de Administración de Personal de Comesa, Héctor Díaz Pascual, y cuatro funcionarios más, cuya tarea era dar fe y soporte técnico sobre la aceptación o no de la información entregada por las empresas concursantes, nunca se acercaron a verificar la documentación que Quality y las otras empresas presentaron.

Los empleados de Comesa, por su parte, no restringieron la entrada, incluso permitieron que los participantes tomaran fotos con sus celulares, lo cual está prohibido en ese tipo de eventos, mientras que ellos videogrababan

a los asistentes. Sólo el representante de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Alejandro Frank Díaz, estuvo atento a la apertura de cada propuesta.

Al término del encuentro, Comesa informó que el fallo se daría a conocer el miércoles 22, sin embargo, luego del enfrentamiento entre los concursantes y representantes de esa compañía, Carlos Morales Gil, director de Pemex Exploración y Producción, para la cual trabaja Comesa, debió presentar un informe sobre el largo y accidentado proceso de licitación a los directivos de la paraestatal.

Después de que Morales Gil entregó el documento en las oficinas corporativas de Pemex –Proceso tuvo acceso a la lectura de una copia–, Comesa optó por diferir el fallo para el miércoles 29. Según la compañía, se realizó “la sexta mesa de asesoramiento… y como no se ha concluido la evaluación técnica”, se aplazó el fallo una semana más de lo programado.

En tanto, el autor del escrito que provocó la tensión en el encuentro del miércoles 15, presentó una denuncia ante la SFP el jueves 16, contra los funcionarios de Comesa por las irregularidades cometidas en el proceso de licitación. l

Corrupción*.*

Una historia documentada deabusos y negligencia*.*

Marcela Turati*.*

Documentos rescatados de la guardería ABC de Hermosillo, los cuales se hallan en manos de las autoridades de Sonora, revelan que los empleados de esa estancia eran sometidos a condiciones leoninas de trabajo; que se ofrecían pésimos servicios a los niños; que el IMSS detectó ahí numerosas anomalías y exigió corregirlas – incluyendo modificaciones en el techo que finalmente propició la tragedia–, pero no vigiló que sus

disposiciones fueran atendidas. Socios de la guardería tienen otras estancias infantiles, que siguen operando y les dejan jugosas ganancias

HERMOSILLO, Son.- Apiladas en un cuarto de la Procuraduría de Justicia de Sonora se hallan 13 cajas que contienen fotografías de chiquillos sonrientes de la guardería ABC, libretas con anotaciones sobre sus últimas horas de vida y expedientes manchados de hollín que permiten reconstruir parte de la historia de la estancia infantil antes del incendio que mató a 48 niños y dejó 75 lesionados.

Dichos documentos, rescatados por el Ministerio Público, exhiben las condiciones laborales leoninas a las que eran sometidas las trabajadoras y la pésima calidad del servicio que ofrecían, además de aportar información sobre la forma en que los dueños del local hicieron de esa y otras guarderías subrogadas por el IMSS, que aún operan, su modus vivendi.

En una foto publicada en marzo de 2004 por el diario Cambio, a las trabajadoras de la guardería ABC se les ve cabizbajas en la sala de espera de la Dirección del Trabajo.

El 1 de marzo habían bloqueado con una bandera rojinegra la puerta de la guardería para protestar por sus condiciones laborales y porque tres compañeras habían sido despedidas. A las 7:00 de la mañana llegó Marcelo Meouchi, el representante legal de la estancia, a pedirles que volvieran a trabajar y les dio su palabra de que no habría represalias contra ninguna. Ellas aceptaron y regresaron a sus labores.

Él incumplió su palabra: ese mismo día Meouchi, quien dijo tener 35 años de edad y vivir en el lujoso barrio Centenario, interpuso denuncias penales y civiles contra 22 trabajadoras y su líder sindical por el delito de “despojo”.

Luego despidió a 13, de las cuales seis lograron ser reinstaladas y siete aceptaron renunciar a cambio de que la empresa “les retirara la orden de aprehensión”, según consta en los diarios.

El depósito de nómina del 16 al 30 de mayo pasado, que fue salvado de los escombros, evidencia que se pagaron 65 mil 82 pesos de salario a 43 empleados. En promedio, su sueldo era de mil 513 pesos a la quincena. La mayoría de las trabajadoras eran jóvenes con preparatoria o mamás de niños que asistían a la ABC.

Cada empleada tenía un expediente donde aparecían cartas de amonestación (por cada tres acumuladas se les descontaba un día de sueldo).

Una agenda encontrada entre los restos del inmueble se usaba para registrar las causas de los descuentos. El día fatal quedó escrito: “Dulce, vacaciones 2/ Mary va a llegar tarde, deberá tiempo, pidió permiso para Dr. y banco/ Bibiana faltó”.

Las empleadas con hijos inscritos debían firmar el “Reglamento de la Madre Trabajadora”, en el que aceptaban que el día que faltaran (así fuera “por incapacidad, visita al médico o permiso”) no tenían derecho a dejar a su niño en la guardería; que si sus hijos se enfermaban durante horas de trabajo alguien más tendría que llevárselos, y en caso de que por ese motivo debieran ausentarse se les descontaría de su salario dicha falta.

En el expediente amarillo de Alejandra Moreno se lee que entró cuando era soltera, tenía 19 años y no estaba embarazada. Un examen de orina extendido por un laboratorio lo ratifica.

Como otras, ella firmó un contrato temporal en el que se lee: “Es contratada para realizar actividades de Asistente Educativo”, y “por la naturaleza del puesto sólo se le requiere por un período de 28 días”. Se especificaba también que su salario sería de 95.90 pesos diarios y que por tres suspensiones acumuladas se quedaría cuatro días sin sueldo.

Como todas, tuvo que firmar la siguiente cláusula: “Queda estrictamente prohibido tratar asuntos sindicales dentro del horario laboral, así como también dentro y fuera de las instalaciones de la guardería”.

Desde la huelga frustrada, los dueños de la ABC se unieron con los propietarios de otras guarderías de Hermosillo para obtener la representación de una abogada que hizo contratos donde las futuras trabajadoras

renunciaban de antemano a sus derechos. Difundieron entre empresarios una “lista negra” con el nombre de 24 mujeres recomendando no contratarlas porque habían participado en cuestiones sindicales.

“Debido al problema suscitado en una guardería local del esquema vecinal donde el sindicato llevó a sus empleadas a realizar un paro laboral, para llevar a cabo un pliego petitorio irracional (…) sería necesario unirnos para hacer frente a esta problemática antes de que pudiera llegar a afectarnos a nosotros también”, se lee en la carta distribuida el 27 de noviembre de 2002.

Mas los problemas en ABC siguieron. El 26 de septiembre de 2005 el IMSS negó a la representante Sandra Téllez su solicitud para ampliar el cupo de niños con el argumento de que “cuenta con dos casos en proceso de juicio laboral relativo a sus trabajadoras”.

A raíz del conflicto mencionado, los empresarios formaron la Asociación de Guarderías de Sonora y, según los

documentos, presionaron en bloque al IMSS para que aumentara la cuota por niño atendido, permitiera ampliar

el cupo antes de licitar nuevas guarderías y disminuyera sus exigencias.

En un escrito enviado a la aún coordinadora nacional de Guarderías, Carla Rochín –quien presentó su renuncia

el pasado 18 de julio–, señalaron que, gracias al esfuerzo desarrollado por la Asociación, el IMSS dejó de

exigirles “la contratación del médico epidemiológico, colación reforzada vespertina, menús tan costosos, perfiles de personal con alta escolaridad, con la finalidad de que al bajarnos la cuota de $2,019 a $1,951 bajáramos nuestro costo de operación y lográramos seguir operando”.

Se oponían al requisito de contratar personal de escolaridad elevada con el siguiente argumento: “El título profesional no garantiza la calidad humana necesaria para el trato y atención requeridos por el menor (…) la contratación de estas dos personas (asesor nutricio y jefe de fomento a la salud) nos significaría un gasto extra de entre 80 mil y 120 mil pesos anual”.

Por cada niño a su cargo recibían 2 mil 309 pesos mensuales y, en el momento del incendio, tenían 221 inscritos. En el mismo período, erogaban 130 mil pesos en sueldos y 41 mil en la renta de la bodega.

“Tenían capacitad autorizada para atender a 196 niños, pero ese mes sumaban 221, de los cuales 48 fallecieron, 75 resultaron con lesiones de distintos grados, y 98 quedaron supuestamente ilesos. Había 25 niños de más y no suficiente personal”, dijo a Proceso el abogado de los padres de las víctimas, Lorenzo Ramos.

Los oficios del IMSS

Algunas de las anomalías que el IMSS encontró en inspecciones realizadas a la guardería ABC se registraron como sigue y, en ciertos casos, adoptaron la forma de prohibiciones o recomendaciones:

“Se detectó mal olor en los sanitarios infantiles (…) queda prohibido sustituir carne con espagueti (…) los

alimentos no se congelan para dárselos a los niños cuando vuelva a tocar el menú (…) no debe agregársele agua

al jugo de naranja (…) se detectó a niños acostados sobre las colchonetas porque no alcanzaron las sábanas…”

Los papeles encontrados dan cuenta de la relación amor-odio que había entre los representantes de la guardería y el Seguro Social. A veces llegaban a amenazarse con romper relaciones, después se reconciliaban y al final se abrazaban.

Uno de los primeros oficios del instituto describía a la estancia ABC como una guardería sucia, con telarañas, sin lugar específico para lavarse las manos, con alimentos refrigerados sin etiquetas, con olor a drenaje, sin enfermeras ni médicos, sin salida de emergencia y con ácidos desinfectantes en la cocina. Sin embargo, siguió operando.

El 28 de febrero de 2005, el IMSS reclamó a la guardería no respetar la capacidad establecida para 196 lugares

e ignorar el plano de distribución que presentó originalmente.

El 18 de abril le reprochó que las educadoras no reunieran el perfil laboral, y el 23 de agosto el jefe de Prestaciones Económicas y Sociales envió a Marcelo Meouchi un oficio donde le exigía cubrir la deuda de 59 mil 685 pesos por cuotas obrero-patronales no cubiertas en 2002 y 2003, y le recordaba que el instituto no tiene que cargar con las obligaciones de ABC para con sus trabajadores.

El

26 de mayo de 2006, el reclamo fue por falta de personal capacitado y desapego a la calidad del servicio que

el

IMSS les contrató. En junio, se subrayó la falta de alimentos y de productos Gerber, y para septiembre la

crítica se enfocó a las instalaciones: iluminación insuficiente, mal olor sanitario, huellas de filtración de agua.

En enero de 2008, las inspecciones del IMSS advirtieron la falta de sábanas y las paredes humedecidas y con hoyos, así como el mal olor y la rotura de muebles.

En el expediente consta la queja de una señora por el hecho de que su hija aspiraba solventes en el área de descanso recién pintada.

Pero ya desde el 26 de julio de 2005 se había hecho llegar a la guardería un oficio que, de haber sido atendido, podría haber salvado la vida de los menores quemados en 2009.

Dicho oficio señalaba a Sandra Téllez que era necesario ampliar las puertas principales, instalar puertas de seguridad abatibles hacia el exterior, sustituir plafones por material no inflamable (“tienen un plafón a base de lona plástica tipo carpa y es altamente combustible”), aislar el techo y arreglar ductos.

Los

cumplimiento.

los inspectores no insistieron en exigir su

empresarios

ignoraron

las

adaptaciones

señaladas

y

Los otros negocios

En otro de los galerones-guarderías que siguen funcionando en esta ciudad, que se denomina EDI y pertenece a uno de los socios prófugos de la ABC, Gildardo Urquides, un joven que por las tardes cuida el establecimiento explica a los padres que llegan en busca de un lugar para sus niños:

“Puede traer a su hijo, aquí hay muchas medidas de seguridad, ya hasta quitamos los tambos de gas que teníamos en la entrada, ya pusimos cableado nuevo y este techo no se quema.”

Lo mismo ocurre en la guardería Pasitos Adelante –ubicada en Ocotillo Business Park, un complejo de talleres industriales–, propiedad de Sandra Téllez, donde hace unos días los albañiles reparaban las instalaciones. “Ya tiene cableado eléctrico, más extinguidores, detectores de humo y puerta de pánico que pusimos como plus”, explicaba la psicóloga que atendía en la entrada un día antes de la reinauguración.

En la Guardería Norte, otra bodega que forma parte de un parque industrial y anuncia cupo para 250 niños, una simpática recepcionista explica: “Lo cerramos durante dos semanas para hacer modificaciones. Al techo le quitamos el poliuretano y le pusimos otro que no se quema”.

A Pequeños Gigantes, una guardería que comparte pared con una fábrica de aluminio, le cambiaron el techo de

lámina por uno de fibra que, según la recepcionista, “tarda hora y media en consumirse”.

Desde 2001, a la socialité hermosillense le entró la fiebre por el negocio de cuidar niños, y en bodegas techadas con láminas y decoradas con algunos motivos infantiles instalaron, además de ABC, las guarderías Pasito Adelante, Del Norte, EDI, Sonrisitas, Del Río, entre otras que siguen activas.

Entre los escombros de la ABC se encontraron también papeles de Pasito Adelante y planos de la guardería Dynatech, así como correos electrónicos y documentos donde aparece la firma de los dueños como representantes o asistentes a distintas reuniones del ramo.

“Los dueños (de ABC) son tres, pero a quien únicamente conocíamos fue a Sandra Téllez”, declaró ante el MP

la educadora Marina Flores después del incendio. “Únicamente conozco a una señora que se llama Sandra, y

también a un señor que conozco únicamente como Tony”, dijo a su vez la cocinera Guadalupe Torres.

Los papeles localizados en la guardería incendiada permiten reconstruir parte de su historia.

Todo inició el 8 de mayo 2001, cuando un notario público solicitó el permiso de constitución de una sociedad para cinco guarderías: ABC, Picolino, Crece Conmigo, Mundo de Juguetes y Mundo Feliz. La idea no prosperó

y sólo se constituyó la “Sociedad ABC”.

Los jóvenes empresarios Marcelo Meouchi y Antonio Salido, junto con sus esposas Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo y María Fernanda Camou, entonces treintañeras, formaron la “Sociedad Civil ABC”. Ellas aparecían como únicas socias, en tanto que ellos figuraban en calidad de miembros del Consejo de Administración.

Se hicieron asesorar por Gildardo Urquides, quien acababa de instalar EDI y dos años después abrió otra guardería en Nogales. El tío de Gildardo, José Manuel Matiella Urquides, les rentó la bodega que adaptaron como la guardería ABC.

El contratista Martín Celaya declaró que cuando lo contrataron para los trabajos de remodelación pensó que la

vieja fábrica tenía aval para operar porque vio a funcionarios del Seguro Social paseando con los dueños y sabía

que contaban con la aprobación del Ayuntamiento.

Sin embargo, existe una notificación del 25 de junio de 2001 donde el Ayuntamiento les pide suspender los trabajos por falta de permisos. Aparentemente así se hizo pero, ese mismo año, reanudaron las obras e inauguraron con el aval del entonces delegado del IMSS, Ernesto Rivera, quien aprobó el contrato con ABC y con las demás guarderías de la socialité, a las que renovó el permiso para el año siguiente.

E inclusive, con el fin de empujar la solicitud de ABC, el dueño de la bodega, José Manuel Matiella Urquides,

escribió una carta al IMSS en la que señalaba: “La techumbre formada por estructuras metálicas sobre las cuales descansa una cubierta de lámina galvanizada con aislamiento térmico se hizo cumpliendo con las

normas… la construcción tiene edad aproximada de 17 años, durante los que no se ha encontrado ni la más mínima falla”.

Pero la bodega siempre tuvo material de poliuretano en el techo, que ardió en segundos, expulsó un humo altamente tóxico que asfixió a los niños y goteó sobre ellos hirviente. Esto aceleró la combustión de la lona de plástico que se había puesto para tapar el techo.

En 2004, ABC se convirtió al esquema vecinal y aprobó nuevas revisiones del Seguro.

Para 2005, Gildardo Urquides –quien durante el incendio era director de Finanzas del Comité Estatal del PRI de Sonora– y Sandra Téllez, esposa del subsecretario de Ganadería Alfonso Cristóbal Escalante Hoeffer, así como cuñada de Urquides, se convirtieron en socios capitalistas de la Sociedad ABC. Camou, la esposa de Meouchi – familiar de los propietarios de Sonrisitas– les vendió su parte.

El negocio de la ABC parecía redondo: el tío de Gildardo Urquides les rentaba por 40 mil pesos la bodega, un

precio 10 veces menor al que rentaba el terreno contiguo como almacén al gobierno estatal, por el que cobraba

medio millón de pesos y donde se inició el incendio.

A partir del 5 de junio de 2009, los socios de ABC, habitantes de las exclusivas colonias Centenario,

Residencial Capistrano y Alta California, pasaron de las páginas de sociales, de los diarios locales, a las de nota

roja.

Según las declaraciones del funcionario Escalante Hoeffer, su esposa Sandra había acudido a la guardería el mismo día del siniestro, aunque ninguno de los testigos del caso refiere haberla visto.

Al día siguiente Antonio Salido, esposo de Marcia Gómez del Campo, acudió a la procuraduría, declaró que la

sociedad estaba “ofendida” por el incendio y levantó una denuncia contra quien resultara responsable. La

bodega estaba asegurada por AXA.

Ahora, el abogado de las víctimas, Lorenzo Ramos, apunta:

“El 6 de junio, cuando habían muerto ya 30 niños y los papás todavía andaban batallando para que les entregaran los cuerpos y más de 10 niños agonizaban, Antonio Salido se presentó ante el MP para interponer una formal denuncia contra quien resulte responsable por el delito del incendio y los que resulten. ¡Estaba reclamando daños a su propiedad! Eso revela su bajeza moral. Él fue a reclamar lo suyo”.

A los tres días de la tragedia, los implicados ofrecieron una conferencia con rostros compungidos y ojos

llorosos. Se dijeron inocentes. En declaraciones posteriores responsabilizaron a la directora de la guardería, Diana Jaime Peralta, quien aún convalece en el hospital con el cuerpo quemado al 80% por haber tratado de

sacar niños del fuego.

Mas la muerte de 48 infantes y las lesiones que sufrieron otros 75 no han impedido a los dueños de ABC seguir “embodegando” hijos de trabajadores afiliados al Seguro Social en sus otros negocios.

Siguen recibiendo ganancias del “ramo” aunque, hasta el cierre de esta edición, se hallaban en calidad de prófugos.

Corrupción*.*

Inculpado por decreto*.*

Patricia Dávila*.*

Prófugo de la justicia desde el 7 de junio pasado, Arturo César Leyva Lizárraga, exdelegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, rompe el silencio desde la clandestinidad:

“El director del IMSS, Daniel Karam, ordenó mi cese. Cuando lo hizo, seguramente me señaló como autor de algún crimen y automáticamente giraron la orden de aprehensión en mi contra. Si yo soy culpable, con mayor razón lo es Juan Francisco Molinar Horcasitas, quien, como director, el 29 de marzo de 2006, firmó la contratación de la guardería ABC, y el mismo Karam, porque antes de ocupar este cargo fue director de Finanzas del instituto. Él les pagaba a las guarderías.”

El abogado del exfuncionario, Víctor Raúl Montes Martínez, sostiene: “El único responsable de homicidio

culposo por la muerte de los 48 niños en la guardería ABC es el gobierno del estado de Sonora, es el gobernador Eduardo Bours. Él y sus funcionarios de la Secretaría de Finanzas no midieron las consecuencias del incendio que provocaron. Ellos sí son responsables directos. Estaban ahí, ellos sí se salvaron. ¡A nadie se le ocurrió avisar a la guardería para que sacaran a los niños!”

Leyva Lizárraga se enteró por la prensa de que había una orden de aprehensión en su contra por los presuntos delitos de homicidio culposo, daño en propiedad ajena y ejercicio indebido de la función pública. Por el mismo medio conoció su cese como delegado del IMSS el pasado 10 de junio.

Arturo César Leyva ocupó la delegación del IMSS en Obregón, Sonora, a partir del 6 de abril de 2006, una semana después de que Molinar Horcasitas y Sandra Lucía Téllez Nieves, propietaria de la guardería, firmaran el contrato para la prestación de servicios que seguía vigente cuando ocurrió el incendio.

–¿Cuándo recibió Leyva Lizárraga el primer informe sobre la guardería ABC? –se le pregunta al abogado.

–En el acta de entrega recepción del 6 de abril ningún apartado se refiere de manera particular a la guardería ABC. El punto IX, sobre el informe de los asuntos a cargo del delegado y del estado que guardan, hace referencia al anexo 20, en el que se destacan los asuntos, acciones y compromisos que requieren atención especial y, en su caso, los que es necesario atender de manera inmediata.

“Referente a guarderías, sólo menciona que derivado de la desincorporación de inmuebles, la delegación cuenta con 11, ocupados por asociaciones civiles que prestan el servicio de subrogación. Cinco ya cuentan con el avalúo, especifica. Y señala que únicamente se autorizó un expediente que corresponde a la asociación civil Din-Don. Además, establece que los representantes legales no reconocen el adeudo por uso del inmueble desde

el ejercicio 2002”.

El contrato para la prestación de servicios, explica el abogado, señala al dueño de la guardería como responsable de obtener y mantener actualizadas las licencias, permisos y autorizaciones gubernamentales. La guardería presentó ante la Coordinación de Guarderías toda la documentación necesaria para otorgar el servicio a los derechohabientes del IMSS.

Proceso tiene copia de los documentos en que las oficinas de Prevención de Incendios y Seguridad Civil, la de Bomberos y la Unidad de Protección Civil, así como de Desarrollo Urbano y Obras públicas, todas del ayuntamiento de Hermosillo, avalan el funcionamiento de la guardería:

Además la Secretaría de Salud estatal le otorgó la licencia sanitaria 09000014053, y la aseguradora ING le vendió una póliza que excluye incendio en el edificio y sólo cubre el “incendio en contenidos” por 250 mil pesos, rotura de cristales por 2 mil y responsabilidad civil por 3 millones.

De acuerdo con la cláusula vigésima sexta, supervisarán los servicios la jefa del Departamento de Guarderías, en este caso Dora García Kobeth, y la coordinadora zonal, Delia Irene Botello Amante.

Pero “aunque (ambas funcionarias) informaban al delegado de sus actividades, no es él quien dirige la operación que desempeñan, sino la Coordinación de Guarderías y la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales, ambas con sede en oficinas centrales, en la Ciudad de México”, argumenta el abogado.

Bours y su gente, los responsables

El litigante Víctor Raúl Montes señala que no le corresponde al delegado del IMSS, sino a la Dirección de Prestaciones Económicas, emitir el procedimiento de Seguridad e Higiene de las guarderías del Sistema Vecinal Comunitario.

El numeral 3.2 de dicho procedimiento señala que la directora de la guardería es la responsable de verificar y de participar en un programa de protección civil de la localidad y del IMSS, así como de coordinar la evacuación de las instalaciones cuando sea necesario.

“La directora tiene una clara responsabilidad”, afirma el defensor del exdelegado, y agrega que el procedimiento de seguridad obliga a que la puerta de acceso permanezca cerrada con llave y pasador, y éste debe estar fuera del alcance de los niños. “Esto pudo haber obstaculizado la salida de los niños”, dice.

–¿La responsable es siempre la directora?

–Yo creo que estamos en una cacería de brujas, buscando responsables en donde no existen. Hay un accidente

y hubo omisiones en la gente que tenía que haber actuado de inmediato para salvar a los niños. Estamos

hablando de la directora; debió de poner en marcha su plan de protección pero, en lugar de eso, la mayoría de

los empleados corrieron.

–¿En que delito incurren los empleados de la guardería?

–Puede ser por omisión de ayuda a los menores.

–Si el delegado del IMSS tiene orden de aprehensión en su contra, ¿Molinar Horcasitas y Karam deberían de tener la suya?

–¡Por supuesto! Pero no la hay porque el hilo se revienta siempre por lo más delgado. Deberían de responsabilizarlos de los mismos delitos por los que acusan a Leyva Lizárraga. Karam hoy es el responsable de

lo que pasa en el instituto.

“Por ejemplo (Leyva) no ha rendido informes falsos porque él ni siquiera rendía informes de guarderías. No administraba ni coordinaba, ni supervisaba ni vigilaba nada al respecto. ¿Qué pasa? Están viendo cómo lo vinculan”, afirma el abogado Montes Martínez.

“Luego lo acusan de homicidio culposo de 48 niños –prosigue–.¡Qué irresponsable imputación! Yo no encuentro ningún vínculo entre la conducta del delegado y el fallecimiento de los niños”.

En cuanto al homicidio, argumenta: “¿De qué manera el señor Leyva privó de manera culposa (sin dolo) de la vida a los niños? ¡Él no provocó el incendio! ¡Él no estaba en el lugar! No omitió ayudarlos”.

–¿Esta inculpación fue maquinada por el gobierno federal?

–Obviamente. Hoy la incompetencia la manejamos así.

–¿Cuál es la responsabilidad del gobierno de Eduardo Bours?

–Es el único responsable. El incendio se generó en la Secretaría de Finanzas, y al igual que la guardería tenía la obligación de contar con normas de protección civil. Pero no. No tenían extinguidores ni las medidas mínimas de seguridad para poder controlar un incendio. Ellos fueron los que, con su incendio, provocaron que la guardería se incendiara. No la gente de la guardería. Todos ellos fueron víctimas.

–¿Habla de un incendio premeditado?

–Esto es lo que se dice en Sonora, que hace seis años pasó lo mismo. Hoy, casualmente, sucede antes de las elecciones, cuando el gobernador sabía que le llevaba ventaja el PAN.

En efecto, el 29 de noviembre de 2002, cuando aún era gobernador Armando López Nogales, la Secretaría de Finanzas estatal sufrió un incendio. Perdió más de 40 toneladas de documentos, entre los que se encontraban copias de pagos de 1980 en adelante.

“Estoy claro de que no hay intención de nadie de privar de la vida a niños. Tengo claro que no midieron las consecuencias del incendio en sus instalaciones. Los responsables de homicidio culposo, por supuesto, son ellos. Ellos sí son responsables directos, porque estaban ahí y no lo atendieron a tiempo. Y con no avisarle a estos niños, ellos sí provocaron de forma culposa su muerte”, señala el abogado.

Y añade: “La gente de la Secretaría de Finanzas y el gobernador del estado, ya que finalmente, él, como

mandatario, tiene la obligación de hacer que las instituciones a su cargo cumplan la normatividad”.

–¿En este caso estaban incumpliéndola?

–Sí, y la prueba está en que no tuvieron cómo controlarlo (el incendio). No había extinguidores, no había nada. Ellos sí lograron salir. Hasta donde tengo entendido, ahí no hay muertos. ¡Qué a gusto! Sí, nosotros nos

hacemos a un lado

–¿Por qué el gobierno federal responsabilizó al delegado y no a los funcionarios estatales?

–No lo sé. Pero tengo claro que aquí hay un solo responsable, y es quien generó el incendio.

¿y los niños?

Mientras tanto, Arturo Leyva sigue reflexionando, “¿por qué fui condenado sin ser escuchado? Qué manera de manejar la justicia en el Seguro Social. Me preocupa lo que pueda seguir”.

El viernes 24, el exdelegado del IMSS en Sonora fue notificado de que el Juzgado Segundo de Distrito de Amparo en materia penal en el Distrito Federal resolvió a su favor el juicio que interpuso para dejar sin efecto

la orden de aprehensión. l

Corrupción*.*

La SCT “quiere matar a Aviacsa”*.*

Jenaro Villamil*.*

Hace dos años que la SCT comenzó el hostigamiento sistemático contra Aviacsa, pero en los últimos dos meses los embates se intensificaron, en contravención incluso de un amparo emitido a favor de la aerolínea el 23 de abril pasado. Mermada por la suspensión de sus vuelos, lo que le acarrea pérdidas millonarias y ha dejado sin empleo a pilotos y personal administrativo, la representante legal de la compañía, Haydeé Córdoba, denuncia:

se trata de una lucha desigual y mediática, falta de ética y despiadada. Y sostiene que el hostigamiento tiene como propósito“matar a la compañía”.

En un hecho calificado por abogados, pilotos y sindicalistas como de “hostigamiento insólito”, durante los últimos 60 días la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha determinado en dos ocasiones la

suspensión de actividades de la línea aérea Aviacsa, y lo ha hecho con argumentos que podrían aplicarse a otras aerolíneas, pero que en este caso representan “una forma de asfixia que puede matarnos”, expone la abogada de

la empresa, Haydeé Córdoba.

Desde finales del año pasado, la dependencia amenazó con suspender a Aviacsa por adeudos con Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam). Y aun cuando la aerolínea obtuvo el amparo definitivo el 23 de abril último, el 2 de junio, por razones de seguridad decretadas por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), se suspendieron temporalmente los servicios de la compañía.

En esa ocasión, el juez quinto de Distrito en Ciudad Valles determinó que sólo 20 de las 25 aeronaves de la compañía cumplían con las condiciones necesarias para volar; y el pasado lunes 6, nuevamente la SCT determinó la suspensión de los vuelos por falta de pago de derechos a Seneam.

A pesar de no ser la única aerolínea que tiene adeudos con Seneam y de que el caso aún está en litigio en

tribunales, el titular de Asuntos Jurídicos de la SCT, Gerardo Sánchez Henkel, determinó que por un total de 292 millones 650 mil pesos Aviacsa debía suspender “el uso, goce o aprovechamiento del espacio aéreo mexicano, de conformidad con el artículo 291 fracción I de la Ley Federal de Derechos.

Desde entonces se han perdido 3 mil 500 empleos directos, así como 134 plazas de piloto; además, la empresa pierde 1 millón de pesos por cada mil pasajeros que deja de transportar. Los únicos ganadores de este conflicto han sido las otras aerolíneas, en especial Mexicana, Aeroméxico, así como Interjet y Volaris, cuyas tarifas son más económicas, aunque el costo del pasaje se ha incrementado en las rutas que antes sólo cubría Aviacsa, como Tapachula.

Para el capitán Fernando Perfecto, secretario general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASPA), organismo que agrupa a los 2 mil 530 pilotos mexicanos, “desde los ochenta nunca había sucedido algo parecido. Si en realidad hubieran existido argumentos técnicos y de seguridad era imposible que Aviacsa volviera a volar”.

Perfecto aclara que el personal de Aviacsa no está afiliado a ASPA y advierte que junto con esta aerolínea “otras debían servicios a Seneam y no se les suspendieron”.

La crisis que viene

Sin embargo, el dirigente de ASPA asegura que la crisis de Aviacsa se enmarca en un contexto muy difícil para la aviación comercial. Existe la amenaza de despedir a 150 de los 800 pilotos que trabajan en Aeroméxico, por lo que la compañía y el sindicato se pronunciarán el miércoles 29 por que no haya un solo despido; en Mexicana se ha planteado el cese de 84 de sus 840 pilotos y, dicen sus representantes, “negociamos algunas alternativas”, dice Perfecto.

“No entendemos por qué de manera inmediatista se pretende olvidar la causa real de la crisis en el sector de la aviación comercial en México. La causa reside en el otorgamiento tan liberal y discrecional, tan mercantilista, de concesiones a modelos de bajo costo, como son los casos de Interjet y Volaris. Es un error craso que refleja un enorme desconocimiento del sector”, sentencia el capitán Perfecto.

Así mismo, advierte que no existe “una rectoría adecuada, fuerte, imparcial” del gobierno mexicano sobre el sector. “No es función de un gobierno decir qué concesionarios deben sobrevivir y cuáles no”.

“Es ilógico e inaceptable que los destinos sean determinados por sólo uno o dos actores. La aviación trabaja con base en concesiones. Esta es una institución que se origina por la necesidad del Estado de concesionar un servicio de interés público. Por eso, éste debe ser consensuado por todos los actores interesados.

“Si tanto le urge al gobierno ordenar un sector, debería incluir a todos”, advierte Perfecto, quien aclara que actualmente ASPA tiene una buena interlocución con el titular de la SCT, Juan Molinar Horcasitas, pero “aún no hemos concluido nuestro planteamiento”.

Por lo pronto, la Comisión Permanente pospuso, hasta el 4 de agosto, la comparecencia de Molinar Horcasitas para que explique las decisiones adoptadas por la dependencia en el caso de Aviacsa, así como la crisis del sector.

Argumentos falaces

El capitán Manuel Bustamante Rosas, quien desde hace seis años administra la seguridad en Aviacsa y tiene un récord de 15 mil horas de vuelo desde que se inició en este trabajo hace 25 años, rechaza tajantemente los argumentos del director general de Aeronáutica Civil, Héctor González Weeks, para ordenar, el 2 de junio, la suspensión de 25 aeronaves de Aviacsa por supuestas razones de inseguridad.

“Nosotros cuestionamos la capacidad del propio González Weeks, quien tiene sólo unos meses en su posición y sin ninguna experiencia técnica relacionada a las operaciones aéreas, verificaciones aeronáuticas y mucho menos seguridad aérea. Su única experiencia fue en el área administrativa en líneas aéreas y, sobre todo, relaciones y compromisos políticos que le permitieron acceder a la dependencia que por ley debe promover el desarrollo de la aviación”, argumenta Bustamante Rosas.

En entrevista con Proceso, el capitán, que trabaja como instructor en el Colegio de Pilotos, explica que ninguno de los 17 puntos que detalló González Weeks en el expediente 1909/2009 sobre medidas de seguridad de Aviacsa afecta la aeronavegabilidad.

“Todas son fallas o errores cosméticos y ninguna afecta la Lista de Equipo Mínimo (MEL, por sus siglas en inglés). El MEL es publicado por la empresa a partir del MMEL, elaborado por la propia empresa fabricante de los aviones, que es Boeing”, afirma Bustamante Rosas.

Uno de los argumentos más socorridos por las autoridades de la SCT es la edad promedio de los aviones de Aviacsa, que rebasa los 15 años. Bustamante afirma que “en ningún caso la antigüedad de las aeronaves determina mayor o menor riesgo de accidentes, siempre y cuando se mantengan altos los estándares de mantenimiento y seguridad”. Incluso advierte que los aviones de la Fuerza Aérea Mexicana, de la Policía Federal Preventiva y de otras dependencias gubernamentales son modelos similares al de Aviacsa y rebasan los 20 años promedio de vida.

“Existen 900 equipos 737 de la serie 200 de Boeing, como los de Aviacsa, volando en todo el mundo y la flota del gobierno está conformada, en su mayoría, por equipos 727 serie 200, también de Boeing, que es más antigua que los aviones de Aviacsa”, afirma el experto en seguridad.

Documentos obtenidos por Proceso revelan que la aerolínea obtuvo tres certificados de aeronavegabilidad por organismos internacionales como la Airworthiness Consultant Services. El último certificado se expidió el 30 de mayo de 2009, tres días antes de que la SCT ordenara la primera suspensión de vuelos por razones de inseguridad. El responsable de la evaluación fue Ramón Barrera, inspector de aeronavegabilidad de la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos.

Para el capitán Guillermo Rivas Flores, quien representa a los pilotos de Aviacsa, existe también un “operativo mediático” para desacreditar a esa compañía. Según él, Televisa, consorcio que tiene acciones en Volaris, difundió en sus noticiarios un accidente de un avión de la compañía y la propia SCT envió un comunicado, el jueves 2, en el que se habló de “la pinchadura” de una llanta.

El reporte del viernes 3 del jefe de Inspección, Abel Martínez Vázquez, afirma que “durante el aterrizaje en

México se poncharon dos llantas del tren principal izquierdo, aparentemente por aquaplaneo”, es decir, por la operación de frenos ante la pista encharcada de la Ciudad de México.

Al revisar la inspección en el hangar no se encontraron daños y consideró que el equipo sí era “aeronavegable”.

Para la abogada Haydeé Córdoba, el “acoso judicial” contra Aviacsa inició desde hace dos años. Los primeros litigios fueron por adeudos en el pago de derechos, posteriormente por la orden de incrementar el número de inspectores, después por inseguridad de las aeronaves y, finalmente, la SCT demandó a la aerolínea por el pago

de adeudos a Seneam.

Córdoba asegura que el titular de Seneam, Agustín Arellano, violó la suspensión definitiva girada por un juez en San Luis Potosí. La revocación dictada por el Segundo Tribunal Colegiado de San Luis Potosí sólo tenía efectos para la autoridad que apeló, es decir, la SCT.

La abogada insiste en que Aviacsa demandará ante el Tribunal Fiscal de la Federación el pago de alrededor de 350 millones de pesos que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) adeuda a la compañía. Con esos recursos se podrían saldar las cuentas con Seneam, pero el proceso jurídico será lento, asegura.

Y remata: “Aquí se trata de un hostigamiento hasta matar a la compañía. Se trata de una lucha desigual,

mediática, falta de ética y sin piedad.” l

Corrupción*.*

La

José Gil Olmos*.*

Lotería

al revés*.*

En manos de Vicente Fox (léase Marta Sahagún) y de Felipe Calderón (léase Elba Esther Gordillo), la Lotería Nacional ha caído en desgracia: no sólo han bajado 40% sus ventas y los billeteros tienen deudas multimillonarias, sino que los escándalos por desvíos de recursos a organismos privados y a fines políticos del

panismo han dañado su imagen. Tanto, que se mantiene la idea de privatizarla. Y apuntado está para entrarle al negocio, por supuesto, entre otros, Olegario Vázquez Raña…DD

añada su imagen por los casos de corrupción del foxismo y el calderonismo, principalmente por el desvío de recursos a la Fundación Vamos México de Marta Sahagún y a la campaña del candidato del PAN a la gubernatura de Campeche, la Lotería Nacional vive hoy una de sus peores crisis desde que, hace 238 años, fue creada esa institución “para la asistencia pública”.

En las últimas dos administraciones panistas, las ventas de la Lotería Nacional han disminuido hasta en 40%, y los billeteros se enfrentan a una deuda de 500 millones de pesos, además de que la administración de Vicente Fox heredó pérdidas por más de 3 mil millones de pesos.

Pese a lo anterior, la Lotería Nacional sigue siendo un negocio atractivo. Según estimaciones extraoficiales, en

la última década ha generado 55 mil millones de pesos, que supuestamente han ido a parar a las arcas de la

Secretaría de Hacienda, aunque sin un destino claro.

Es por ello que se mantienen las intenciones de poner la Lotería Nacional a la venta, y entre los interesados se escuchan los nombres de Olegario Vázquez Raña y Carlos Slim, así como en algún momento estuvieron los de los hijos de Marta Sahagún de Fox.

Los trabajadores sindicalizados y los vendedores de billetes sostienen que la crisis por la que atraviesa la Lotería no es financiera, sino que ha sido originada por el manejo administrativo y político al que ha sido sometida durante los gobiernos panistas.

Recuerdan que mientras Vicente Fox puso al frente a gente inexperta como Laura Valdés, quien favoreció a la Fundación Vamos México, Felipe Calderón la ha venido utilizando para “pagar favores” a la maestra Elba Esther Gordillo.

Mario Montes Aguilera, dirigente de los 20 mil billeteros que existen en el país, advierte que la Lotería Nacional ha tenido etapas muy difíciles a lo largo de su historia, pero nunca tan críticas como las experimentadas en las dos últimas administraciones panistas. Y esto, sentencia, no sólo se debe a la crisis

económica, sino también al desinterés gubernamental para actualizarla y a la intención de privatizarla y quitarle

su función asistencial.

“Se ha vivido una situación muy severa. Por eso se requiere de una voluntad política para mantener la función

de asistencia pública de la Lotería, que es también una obligación del Estado para poder ayudar a los que menos

tienen. Por eso creemos que dejarla en manos privadas no es lo más adecuado, pues nosotros consideramos que mientras la Lotería siga siendo para la asistencia pública, bajo la tutela del Estado, seguramente va a seguir funcionando muchos años más”, señala Montes Aguilera.

A su juicio, es necesario que el gobierno invierta en la modernización de la institución para competir con otros

juegos y, sobre todo, que destaque los beneficios que ha generado durante décadas, como la construcción de carreteras, hospitales y escuelas, así como la donación de ambulancias y estaciones de bomberos, los cuales han

sido opacados por escándalos de desvío de recursos para fines particulares y partidistas.

“Entendemos que lo más crítico ha ocurrido en los dos últimos gobiernos, que han dejado imágenes negativas de la Lotería Nacional, bajo las administraciones de Laura Valdés y de Miguel Ángel Jiménez Godínez. Esos

casos dañaron la imagen de toda la institución. La gente decía que se estaban desviando los recursos, como fue

el caso de Transforma México, y se denunció que se estaba usando dinero para las campañas.”

Montes Aguilera manifiesta lo anterior en referencia a la denuncia de que el anterior director de la Lotería, Miguel Ángel Jiménez, desvió recursos de la institución para apoyar la campaña electoral del candidato del PAN al gobierno de Campeche.

En la calle, continúa el dirigente nacional de los billeteros, es donde se ve el efecto negativo de esos casos. “Cuando hablan mal de la institución, nuestras ventas se deterioran y nosotros lo sentimos más, porque somos los que damos la cara al comprador”, precisa.

A su vez, Víctor Manuel Verges, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Lotería Nacional,

asegura que la suerte de la institución comenzó a cambiar precisamente con la llegada del PAN a Los Pinos.

El “cambio”

Cuando el 5 de enero de 2001 Vicente Fox asistió a la celebración del sorteo de la Lotería, muchos de los billeteros pensaron que llegarían tiempos mejores, pues era la primera vez que un presidente de la República tenía ese gesto en más de dos siglos. Pero en los hechos las decisiones del jefe del Ejecutivo comenzaron a pintar de negro el horizonte.

Hacia octubre de ese año, la Lotería Nacional para la Asistencia Pública formalizó un fideicomiso con Nacional Financiera para que se administraran e invirtieran los recursos del patrimonio con el fin de destinarlos a programas de asistencia pública, pero a través de la Secretaría de Hacienda y no de las autoridades de Salubridad o de Salud, como se venía haciendo desde 1960.

Y aunque durante dos años –de enero de 2002 a junio de 2004– la Lotería Nacional entregó, a través de ese

fideicomiso, 206 millones 220 mil 512 pesos a 87 organismos de beneficencia –destinados a apoyar 90 proyectos de asistencia social–, la institución comenzó a manejar los recursos de manera discrecional a favor de Marta Sahagún mediante el fideicomiso Transforma México.

En octubre de 2001, Laura Valdés, directora de la Lotería Nacional, creó ese fideicomiso, un mes antes de que naciera Vamos México, y en febrero de 2002, según la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, ya había ordenado que se destinaran a la fundación de Marta Sahagún 110 millones de pesos de las arcas de la Lotería y otros 100 millones de Pronósticos Deportivos, sin enterar de esto a la SHCP.

Sin embargo, dentro de la propia Lotería Nacional se asegura extraoficialmente que Marta Sahagún se llevó más dinero, aproximadamente 740 millones de pesos, que no fueron detectados en las investigaciones de la Auditoría Superior de la Federación.

De esa manera, si antes las ganancias de la Lotería eran destinadas a obras públicas por medio de las instituciones de Salubridad o Salud, con el foxismo, a través de Vamos México, comenzaron a canalizarse a organizaciones privadas como Provida y a fundaciones de instituciones bancarias como Banamex que, con recursos federales, presumían de realizar obras sociales. Era caridad privada con dinero público.

Durante un año, Transforma México operó sigilosamente en favor de Vamos México, hasta que, en 2003, estalló el escándalo por tráfico de influencias y uso político de los recursos públicos atribuido a Marta Sahagún, quien entonces no ocultaba su proyecto político de ser candidata a la Presidencia de la República.

Fue justamente en ese año cuando el gobierno federal comenzó a trabajar el proyecto de vender la Lotería Nacional.

A

finales de 2003, cuando Fox mandó al Congreso de la Unión la propuesta de presupuesto para 2004, presentó

la

iniciativa de desincorporar 16 entidades, entre ellas la agencia de noticias Notimex, Pronósticos Deportivos y

la

Lotería Nacional.

Según información de exfuncionarios de la Lotería, la intención de Fox al vender esta institución era dejarla en manos de los hijos de Marta Sahagún, que veían en ella la oportunidad de meterse al negocio de los juegos y casinos.

Pero fue tal el escándalo político generado que el 22 de julio de 2004 se suspendió el funcionamiento de Transforma México mediante un acuerdo de su propio Comité Técnico (número CTF1a./09/04-S), y por ello actualmente se encuentra en proceso de extinción.

Además, el Congreso de la Unión ordenó que la Auditoría Superior de la Federación investigara el otorgamiento de recursos a diversas instituciones privadas por medio de Transforma México, y al cabo de un año, al entregar los reportes, se confirmaron diversas irregularidades en la Lotería Nacional que manejaba Laura Valdés.

Se descubrió un quebranto de 71 millones de pesos contra la Lotería Nacional al propiciar la triangulación de recursos a 57 instituciones privadas y públicas, como la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación, el Comité Nacional Provida, la Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural, la Asociación Programa Lazos, Hogar de la Misericordia, Alternativas Pacíficas, Escuela Libre de Homeopatía de México, Instituto Mexicano de la Audición del Lenguaje, Grupo de Recuperación Total Reto, Grupo Altia y la Asociación Mexicana de Diabetes en Guanajuato.

Así mismo, fueron confirmadas las deudas que durante el foxismo se adquirieron y que hoy siguen afectando el desarrollo de la institución: 3 mil millones de pesos de gastos sin comprobar y una cartera vencida de los billeteros por mil 500 millones de pesos.

El daño patrimonial ocasionado por Laura Valdés derivó en que ella tuviera que renunciar a su puesto en julio de 2004. Entonces, el presidente Fox puso en su lugar a Tomás Ruiz, quien estuvo vinculado a la maestra Elba Esther Gordillo.

Víctor Manuel Verges Ferreiro, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Lotería Nacional, señala que

el caso de la empresaria metida a la Lotería “fue la gota que derramó el agua”, pues a partir de ese desfalco la

institución entró en una crisis financiera y perdió el edificio Prisma –construido en 1968 con recursos propios–,

20 vehículos, un tráiler, un autobús y bodegas, además de que fueron despedidos 2 mil 200 empleados.

Y

el líder de los billeteros, Montes Aguilera, asegura que la sola sospecha de que la Lotería Nacional dio dinero

al

proyecto de Marta Sahagún causó bajas en las ventas.

“Fue un daño severo porque muchos de nuestros clientes llegaron a decirnos que no iban a darle nada a fundaciones que eran ricas, como las de Banamex y el Tecnológico de Monterrey, a las que Marta Sahagún les canalizaba los recursos de Transforma México. Esto repercutió en los ingresos de la institución, pero también afectó a las 20 mil familias que nos dedicamos a la venta de productos de la Lotería”, expresa en la entrevista Montes Aguilera.

La caja chica

Desde la época de los gobiernos del PRI, los recursos de la Lotería Nacional fueron utilizados con fines muy ajenos a la beneficencia pública.

Por ejemplo, al inicio de la administración de Carlos Salinas, luego de que el guanajuatense Ramón Aguirre fue designado director de la Lotería, se inició con gran éxito el sorteo de los “raspaditos”, pero una parte de las ganancias se utilizaron para su proyecto político: la gubernatura de Guanajuato, según denunció entonces Vicente Fox, con quien Aguirre compitió en 1991.

El también exregente de la Ciudad de México ganó en una elección repleta de irregularidades, y ante las fuertes

denuncias y protestas por fraude electoral, Salinas lo obligó a rechazar el cargo de gobernador. Ante esa situación, el Congreso de Guanajuato designó gobernador provisional del estado al alcalde del PAN en León,

Carlos Medina Plascencia, en medio de cuestionamientos en el sentido de que Salinas había “concertacesionado” esta designación.

Otro caso de desvío de recursos se presentó con Carlos Salomón Cámara, quien el 12 de noviembre de 2001 fue denunciado por la Secretaría de la Contraloría ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el desvío de 63.3 millones de pesos de la Lotería a favor de cinco empresas de expendedoras de billetes, las cuales estaban a cargo de Domingo Mugirá Revuelta, tío de su esposa.

Sin embargo, la Lotería Nacional no ha experimentado tantos cambios en su dirección y tantos escándalos por sospechas y acusaciones de desvío de recursos como en el gobierno de Felipe Calderón, lo cual ha provocado que las ventas de billetes bajaran hasta en 40%, que cerraran 20% de los expendios y que los agentes de ventas disminuyeran de 200 a 160 en todo el país.

Al principio de la actual administración federal, el encargado de las finanzas de la maestra Elba Esther Gordillo, Francisco Yáñez, fue designado por Felipe Calderón nuevo director de la Lotería Nacional. Pero en julio de 2008, Yáñez fue acusado de usar sus influencias para la liberación de su cuñada, Beatriz Enríquez Valles, quien había sido detenida en un operativo militar de marzo de ese año realizado en Chihuahua, en el cual la aprehendieron junto con otras cuatro personas que, en un par de camionetas, transportaban 600 kilos de mariguana.

Antes, en marzo de 2008, el hombre cercano a la maestra Gordillo tuvo que enfrentar una movilización de los trabajadores sindicalizados de la Lotería que se quejaron de un cambio en los servicios hospitalarios. Resulta que en un proceso de licitación oscuro, Yáñez le dio a la clínica Londres, propiedad de Jorge Kahwagi, un contrato millonario para el manejo del servicio médico destinado a más de mil trabajadores. Esto provocó una fuerte protesta sindical y el cierre de avenidas hasta que, después de un año, lograron recuperar el servicio en el hospital Mocel y en el sanatorio Durango.

Francisco Yáñez fue destituido en enero de 2009, cuando ya se le investigaba su enorme riqueza en Chihuahua y en el Estado de México, donde tiene casas, ranchos y autos de colección. Sin embargo, luego fue designado por la Secretaría de Hacienda representante de la banca de desarrollo en Washington.

En su lugar llegó a la Lotería otro allegado de la maestra Gordillo, el expresidente del Partido Nueva Alianza, Miguel Ángel Jiménez Godínez, quien sólo duró dos meses y medio en el cargo. La causa: su intento de soborno al Diario de Yucatán para generar publicidad a favor del candidato del PAN a la gubernatura de Campeche, Mario Alberto Ávila Lizarraga. En su lugar llegó a la Lotería el senador Benjamín González Roaro, otro de los incondicionales de la lideresa del SNTE.

Este nuevo escándalo le restó credibilidad a la Lotería Nacional, admite Mario Montes Aguilera, dirigente de los billeteros.

“La sospecha de que tuvo algo qué ver con el apoyo de campañas electorales nos perjudicó mucho porque la Lotería es una institución para la asistencia pública, es decir, la recaudación de fondos es para los que menos tienen y no para asuntos políticos”, dice.

–¿La crisis les ha pegado?

–Por supuesto que la crisis nos ha pegado muy fuerte. Vemos que la gente no trae tanto dinero y está pensando en llevar comida a sus hijos; no desvía su dinero, a pesar de que sabe que en la Lotería tiene las mejores oportunidades para ganar.

A pesar de esta situación adversa, los vendedores de billetes, muchos de ellos provenientes de familias que se han dedicado a lo mismo por generaciones, tienen fe en que con una buena inversión se podrá modernizar la Lotería, mejorar sustancialmente su imagen y detener los intentos de dejarla en manos de la iniciativa privada.

Y aunque no ven un propósito claro en el gobierno de Calderón, el líder nacional de los billeteros espera un milagro:

“Los mexicanos –explica– durante mucho tiempo han creído en dos cosas: en la Virgen de Guadalupe y en la Lotería Nacional. Queremos que esa situación nuevamente se dé con una buena imagen; que se apaguen los escándalos y se vean mejor las virtudes de un buen producto.” l

Corrupción*.*

El burlador del Ajusco*.*

Jenaro Villamil*.*

Empeñado en evadir la sanción más alta en la historia contra un medio de comunicación (38 millones de pesos), el dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, recurre a todo tipo de presiones para desacreditar una resolución del IFE que califica de “gravedad especial” los desafíos del concesionario durante la campaña electoral federal.

Decididos a frenar el proyecto de resolución del Instituto Federal Electoral que propone sancionarlos con 38 millones de pesos, los ejecutivos y representantes de Televisión Azteca, en particular el senador Jorge Mendoza, han desafiado en los últimos días a los consejeros y al secretario ejecutivo del IFE, Edmundo Jacobo Molina, con tal de evitar la multa más alta que el organismo electoral haya impuesto contra un medio de comunicación concesionado.

El anteproyecto de resolución, cuya copia obtuvo Proceso, establece que del pasado 6 al 24 de mayo la televisora de Ricardo Salinas Pliego dejó de incluir un total de mil 892 spots de la autoridad electoral y de todos los partidos políticos en la retransmisión de su señal a los servicios de televisión restringida en Cablevisión y en Sky. Estos promocionales formaban parte de la pauta de transmisión de los tiempos de Estado que administró el IFE durante el período electoral.

El anteproyecto SCG/PE/CG/308/2009 advierte que “sí existió por parte de Televisión Azteca, S.A. de C.V., concesionaria de XHDF-TV, canal 13, y XHIMT-TV, canal 7, la intención de infringir lo previsto en el artículo 75 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en relación con lo dispuesto en el artículo 350, párrafo 1, incisos c) y e) del mismo ordenamiento”.

El documento establece que “del análisis de los elementos que obran en autos, se advierte que Televisión Azteca, S.A. de C.V., estuvo enterada de las pautas a las que debía ajustarse en la transmisión de los promocionales de la autoridad electoral y de los partidos políticos, y no obstante que ya tenía pleno conocimiento del pautado correspondiente se abstuvo de incluirlos en los canales de los servicios de televisión restringida, Sky y Cablevisión, sin causa justificada”.

Por si fuera poco, subraya que la conducta infractora de Televisión Azteca “se cometió de manera reiterada” y califica esa conducta “con una gravedad especial”. Además, el IFE considera “reincidente” a la televisora, ya que “habiendo sido responsable del incumplimiento de alguna de las obligaciones que se encuentran previstas en el código federal electoral incurre nuevamente en la misma conducta infractora”.

En efecto, no es la primera vez que el IFE sanciona a Televisión Azteca ni tampoco que los ejecutivos, legisladores y abogados de esta empresa desafían abiertamente las reglas del “nuevo modelo de comunicación política” que quedó establecido en la Constitución y en el Cofipe, a raíz de la reforma electoral del 2008.

La televisora del Ajusco ya ha sido sancionada por un total de 6 millones de pesos. El 24 de marzo, el IFE le impuso una multa de 2 millones de pesos por incumplir con la obligación de difundir los mensajes de los partidos políticos y de la autoridad electoral, al inicio de la campaña electoral. El 29 de marzo recibió otra pena

igual por no transmitir los spots. El 20 de abril, en sesión extraordinaria del Consejo General, de nuevo fue condenada a pagar 2 millones de pesos por las mismas razones.

En esas tres ocasiones, Televisión Azteca apeló ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, pero este organismo confirmó las sanciones impuestas por el IFE.

Ahora, el IFE considera que la conducta de Televisión Azteca “se ha calificado con una gravedad especial” y “lo procedente es imponer una multa” de 693 mil 430.6 días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, equivalentes a 38 millones de pesos.

El mismo anteproyecto advierte que Televisión Azteca “omitió cumplir con más de la mitad de la totalidad del pautado que debía difundirse durante el desarrollo de las campañas electorales” y le acusa de no transmitir los mensajes correspondientes a las señales de televisión restringida de Sky y Cablevisión durante 19 días, entre el 6 al 24 de mayo de 2009.

Los recursos de TV Azteca

Las presiones de Ricardo Salinas Pliego y de sus abogados y cabilderos lograron, primero, que la multa original –que rebasaba los 40 millones de pesos– disminuyera a 38 millones y también frenaron la discusión de la sanción en el seno del Consejo General el pasado martes 21 de julio (el mismo día que se discutieron nuevos correctivos para el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), para TV y Novelas y para Televisa). El secretario ejecutivo Edmundo Jacobo Molina la pospuso y es probable que ahora se discuta hasta el 28 o el 30 de julio.

Información del interior del IFE prevé que la sanción disminuya aún más, ya que el número original de spots no transmitidos puede ser menor. Al parecer, hubo errores en el monitoreo del instituto y son menos los impactos no transmitidos. Cabe recordar que el IFE firmó un contrato por 25 millones 745 mil dólares con la empresa Grupo Tecnológico Cibernético, S.A. de C.V., justamente para que realizara un monitoreo exhaustivo de todos los promocionales transmitidos durante la campaña electoral.

De este supuesto error se han valido los representantes de Televisión Azteca para aumentar la presión. Pero además argumentaron que el procedimiento debió instaurarse en contra de TV Azteca, S.A. de C.V., no de Televisión Azteca, S.A. de C.V., en virtud de que la primera “es la titular de los derechos de autor sobre la programación que transmite la segunda”.

Para la autoridad electoral, esta argumentación es “inatendible” ya que “Televisión Azteca, S.A. de C.V., es un concesionario de televisión que se encuentra obligado a cumplir con las obligaciones inherentes al título jurídico de concesionario que le fue otorgado en términos de ley para explotar o usar comercialmente canales de televisión abierta”.

El IFE establece que aun cuando Televisión Azteca haya celebrado un contrato con TV Azteca, “dicha relación contractual no la exime de cumplir con sus obligaciones que tiene como concesionaria, en virtud de que una relación particular no puede alterar la función pública y social que le fue encomendada al otorgarle la concesión de la que es titular”.

Este argumento ya lo había utilizado Televisión Azteca en las anteriores sanciones que le impuso el IFE y fue desechado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la sentencia dictada en el expediente

SUP-RAP-073/2009.

También es muy similar al alegato de los abogados de Televisa para desentenderse de la publicidad integrada que difundieron del PVEM a través de la revista TV y Novelas. Argumentaron que esta empresa pertenece a

Editorial Televisa, S.A. de C.V., y que los canales 2, 5 y 9 forman parte de la concesionaria Televimex, S.A. de C.V.

Por esta razón, en la sesión del 21 de julio, a Televimex sólo le impusieron una sanción de 425 mil 248 pesos por los promocionales del PVEM difundidos entre el 12 y el 15 de junio. Al partido le aplicaron una multa de un millón 206 mil pesos (que se suma a la anterior de 4 millones de pesos por los spots transmitidos en las ediciones 22 y 24 de TV y Novelas). A Editorial Televisa le correspondía pagar 4 millones de pesos, pero disminuyeron la pena a un millón 206 mil pesos.

Los abogados de Televisión Azteca también se están valiendo de estos criterios establecidos con el caso del PVEM, Editorial Televisa y Televimex para intentar reducir la sanción en su contra.

Retos desde la pantalla

El más reciente capítulo de una serie de desafíos que tanto Televisión Azteca como Televisa han protagonizado en contra de la reforma electoral y de la autoridad electoral tiene un objetivo evidente: modificar el “nuevo modelo de comunicación política” que prohíbe la compra-venta de tiempo aire para la promoción electoral, lo que según ambas televisoras “viola la libertad de expresión”.

Televisión Azteca fue aun más explícita: en dos portadas de la revista Vértigo, propiedad también del mismo grupo, criticaron al IFE y demandaron el cambio de los consejeros. “IFE: de árbitro ciudadano a órgano censor”, rezaba el título de su edición posterior a los comicios del 5 de julio.

Pocos días antes de las elecciones federales, Vértigo y Televisión Azteca protagonizaron otro desacato a la normatividad electoral. Los días 29 y 30 de junio y 1 de julio, los canales 13 y 7 de Televisión Azteca y 40 de Televisora del Valle de México difundieron un spot relativo a la última edición de la revista. En la portada se promocionaba la lucha del presidente Felipe Calderón en contra del narcotráfico.

Los partidos opositores PRI, PRD, Convergencia y PT demandaron un procedimiento especial sancionador contra el PAN y las empresas de Ricardo Salinas Pliego por considerar que violaba la prohibición de difundir todo tipo de contenido político-electoral una semana antes de los comicios federales.

El 2 de julio, el secretario ejecutivo del IFE, Edmundo Jacobo Molina, les solicitó a los secretarios de Gobernación, Fernando Gómez Mont, y de Comunicaciones y Transportes, Juan Francisco Molinar Horcasitas, que ordenaran el retiro de esos spots. La televisora siguió transmitiéndolos con la leyenda “censurado por el IFE”.

Doblegado ante las presiones de TV Azteca y la inacción de las autoridades federales, el 8 de julio el secretario ejecutivo Edmundo Jacobo Molina declaró “infundado” el procedimiento especial.

“No existen elementos que permitan llegar a la convicción de que el promocional buscaba que el televidente vinculara la figura del presidente de la República con el Partido Acción Nacional o con alguno de sus candidatos”, estableció el proyecto de resolución.

Para el consejero electoral Alfredo Figueroa existe una evidente “complicidad” entre las empresas editoriales pertenecientes a las televisoras.

Promotor sistemático de sancionar a Televisa y a Televisión Azteca por utilizar mecanismos de “publicidad integrada” o “publicidad encubierta” para promover en la pantalla lo mismo al PVEM que al gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto o para criticar el IFE, Figueroa sostiene:

“La publicidad integrada tiene la característica y la particularidad de no hacerse visibles. Por cierto, legislar en torno a este tipo de publicidad es una discusión que está fuera de la agenda de los medios de comunicación y fuera de la agenda pública.”

Corupción*.*

Televisa-Peña Nieto: El escándalo de Estambul*.*

Jenaro Villamil*.*.

Los días 17 y 18 de marzo, en los noticiarios de Televisa se transmitieron dos notas (de 1 minuto 43 segundos y 1 minuto 50 segundos, respectivamente) sobre el Foro Mundial del Agua, realizado en Estambul, Turquía. La primera era una entrevista realizada por José María Siles al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y la segunda fue la entrega del premio “Compromiso” al mandatario estatal. Las protestas realizadas en las calles de la ciudad turca, las opiniones de organizaciones civiles y las numerosas intervenciones en el foro fueron minimizadas o simplemente ignoradas.

Lo prioritario era cubrir a Peña Nieto porque “estamos hablando del próximo presidente de México”. Así le dijo José Luis Arévalo, director de Información Internacional de Televisa, a José María Siles, corresponsal español de la agencia ANews que fue contratado como free lance por Televisa para que cubriera la cumbre del agua de Estambul.

A pesar de esta orden, Siles envió un total de nueve notas y crónicas a la redacción de Noticieros de Televisa, pero sólo se transmitieron cuatro, en las cuales aparecía Peña Nieto. Ni siquiera la intervención de José Luis Luege Tamargo, director de Conagua, le interesó a la televisora. Mucho menos las protestas o los puntos de vista de representantes de organizaciones no gubernamentales que criticaron la política pública en México sobre este tema.

Cuatro meses después de que Siles fue contratado verbalmente por Televisa ofreciéndole 650 dólares por nota y mil dólares por día, incluyendo viáticos y gastos de desplazamiento técnico, la empresa ha negado pagarle al exreportero de Televisión Española (TVE) el monto total de la factura, que asciende a 9 mil 200 euros por siete días de cobertura. Sólo le reconocen las notas en las cuales aparece Peña Nieto en la pantalla.

Ante la insistencia de Siles, el director de Comunicación Social del Gobierno del Estado de México, David López, le planteó una solución que escandalizó al reportero europeo: que el erario mexiquense pague los servicios profesionales. La propuesta se la hicieron por teléfono el 25 de junio pasado.

En su respuesta a David López, por correo electrónico, Siles le señaló lo siguiente:

“El ofrecimiento que nos ha hecho llegar de que el Estado de México pagaría nuestros servicios profesionales en Estambul no es aceptable para nosotros.

“La factura debe pagarla Televisa, como servicio profesional… porque estamos hablando de un servicio profesional que, por nuestra parte, estuvo siempre precedido por los principios periodísticos que siempre he practicado.”

Entrevistado vía telefónica por Proceso, José María Siles admite que Televisa lo envió a Estambul “sólo porque iba Peña Nieto”, y el gobernador mexiquense acudió a esa ciudad “porque le dijeron que las cámaras de Televisa iban a estar cubriéndolo”.

Siles ha negociado durante estos meses con Leonardo Kourchenko, vicepresidente de Información Internacional

de Televisa, el adeudo de la empresa con los servicios de ANews. En el intercambio epistolar entre Kourchenko

y Siles, el funcionario de Televisa niega que haya incumplimiento.

“Aquí y en cualquier medio del mundo, se paga por trabajo realizado, publicado, difundido y transmitido. No por lo que se suponía iba a cubrirse, reportearse o transmitirse, sino por lo que de hecho se transmitió”, le respondió Kourchenko.

En el intercambio epistolar, que se encuentra en el blog josemariasiles.wordpress.com, el corresponsal europeo

le responde a Kourchenko:

“Si se hicieron menos crónicas es porque no había noticia, dicen ustedes. Bien, razonable, pero Televisa tenía un equipo contratado y desplazado en Estambul; no basta con pagar el hotel, no somos turistas, hay una obligación ‘contractual’, aunque se tratara de un pacto verbal. ANews estaba allí porque ustedes nos

mandaron…

“No entro, evidentemente, en el tema de cuándo dejó de haber noticia. Porque es curioso que Televisa nos envíe nueve días al Foro del Agua, una cobertura anormalmente larga, y no les intereses ninguna crónica de la polémica final, cuando quedó en evidencia la impotencia de las fuerzas políticas y sociales representadas para firmar un pacto del agua.

“Don Enrique Peña Nieto había terminado para entonces su visita al foro de Estambul, pero no creo que eso influenciara en la decisión de noticieros Televisa de no querer crónicas, aunque sus enviados especiales siguieran allí, trabajando para ustedes.”

La respuesta de Televisa, semanas después, fue endosarle el pago faltante al gobierno del Estado de México.

El escándalo se conoció en México el mismo día que el Instituto Federal Electoral decidió perdonar a Enrique

Peña Nieto por presunto proselitismo durante la cobertura de su participación en el mitin de Antorcha Campesina, en la transmisión especial del Día del Padre y en actos de los candidatos priistas, ampliamente difundidos por Televisa.

La resolución del secretario ejecutivo, Edmundo Jacob Molina, sostuvo que en la queja presentada por el PAN “no se acreditó el uso de recursos públicos en los actos denunciados; no se acreditó la compra de tiempo en radio y televisión; su presencia, junto con la de otros gobernadores y políticos, fue a invitación de la empresa”.

El único consejero que votó en contra de esa resolución, Alfredo Figueroa, insistió en que el caso de Peña Nieto

entra en la categoría de “publicidad integrada” o “publicidad encubierta” que aún niegan el gobierno del Estado

de México y Televisa.

l

Internacional /Honduras*.*

Una guerra inminente*.*

Homero Campa*.*

A

pesar de que el regreso a Honduras del presidente Zelaya entraña el riesgo de que lo encarcelen, muera

o

incluso ocurra un baño de sangre, su presencia en ese país tendría un fuerte carácter simbólico: canalizaría la

indignación popular en contra del golpe de Estado. En entrevista con Proceso, Rodolfo Pastor, ministro de Cultura de Honduras, analiza la crisis política de su patria y advierte del peligro de una inminente guerra civil.

Después de cuatro semanas de repudio internacional al golpe de Estado en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya y de continuas movilizaciones internas, ese país centroamericano “vive las peores horas, y la

sangre y la guerra civil están a la vista”, afirma Rodolfo Pastor Fasquelle, ministro de Cultura, Artes y Deporte del gobierno de Zelaya.

“Hay una tragedia en ciernes”, afirma. Y señala al principal factor que le hace ser “pesimista” sobre el futuro inmediato de su patria: existe una polarización social y política extrema, no vista en la historia contemporánea de Honduras, que sugiere el estallido de la violencia.

Doctor en historia por El Colegio de México, excoordinador del Gabinete Social del gobierno de Zelaya, Pastor recibe a Proceso en un departamento que le prestaron “unos amigos” en la Ciudad de México, donde se encuentra exiliado después de huir de su país a causa de la represión desatada por los golpistas contra los principales miembros del gobierno del depuesto presidente.

La entrevista se realizó el miércoles 22, justo cuando fracasó el plan del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, para restituir en el poder a Zelaya por medio de una negociación política. Ese mismo día, el mandatario hondureño reiteró desde Managua su propósito de ingresar a su país entre el jueves 23 y el sábado 25. Según sus allegados, lo haría a través de la frontera con Nicaragua.

Los riesgos del retorno

¿Existen condiciones reales para que el presidente Zelaya regrese a Honduras?, se le pregunta a Pastor.

El ministro contesta de inmediato: “No existen condiciones para que el presidente regrese a Tegucigalpa y retome su cargo de manera inmediata. El país está militarizado y la policía está dispuesta a impedirlo”.

Y agrega: “Zelaya sabe eso y no se hace ilusiones. Pero su retorno a Honduras es necesario debido a su carácter

simbólico: encabezar la indignación popular en contra del golpe de Estado y del gobierno usurpador.

“Estoy en contacto continuo con muchos de mis compatriotas. Sé que prevalece un fuerte sentimiento de indignación entre la población de mi país. Ese sentimiento necesita canalizarse y encontrar formas efectivas de organización. La presencia de Zelaya ayudará a ello.”

–Reconoce usted que no hay condiciones para el regreso del presidente Zelaya. ¿Cómo regresará entonces?

–Él entraría por alguna frontera hondureña acompañado de su gente. Conforme avanza hacia Tegucigalpa –

porque en Honduras todos los caminos conducen a la capital, sede de las instituciones públicas–, la población

se iría agregando a la caravana. Este acompañamiento de la gente le va a servir de protección, de escudo. La

idea es realizar una gran manifestación pacífica encabezada por Zelaya que haga entender a los golpistas que no puede reprimir el reclamo popular del retorno del presidente legítimo.

“Claro –advierte el entrevistado–, Zelaya conoce y asume los riesgos que implica una acción de este tipo”.

–¿Esos riesgos incluyen su encarcelamiento o incluso su muerte? ¿Ha contemplado que puede provocar un baño de sangre?

–El presidente Zelaya ha contemplado su propio sacrificio en este asunto.

–¿Hay un carácter de martirologio?

–Conozco a Zelaya desde hace muchos años y sé que no tiene vocación de mártir. Pero existe la siguiente circunstancia: el presidente ha llamado al pueblo hondureño a que se exponga al peligro que implica manifestarse de manera pública, lo ha convocado a la desobediencia civil y aún a la insurrección… Una insurrección desarmada, pero insurrección al fin. Cuando el presidente asume este liderazgo y lanza este tipo de

convocatoria no puede quedarse en un lugar seguro fuera del país. Está obligado a poner la cara y el cuerpo donde corresponde (…)

–Pongamos que Zelaya regresa a Honduras. ¿Existen condiciones para que pueda gobernar? ¿Lo podrá hacer cuando no tiene el apoyo de los poderes públicos –el Legislativo y el Judicial– y cuando están en su contra los poderes fácticos: los empresarios, la iglesia, el ejército…?

Pastor sonríe. Se acaricia la barba cana y rala. Y señala que es relativo el presunto rechazo de los poderes mencionados en contra de Zelaya. “Perdone que se lo diga con franqueza: eso que dice es producto de la campaña mediática implementada por los golpistas”, expresa.

Según él, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada –órgano de la cúpula empresarial– representa a la oligarquía, pero no a los medianos y pequeños empresarios, cuya inmensa mayoría, afirma, no está con los golpistas. Sostiene que en el ejército existen fracturas, aunque de momento éstas no se manifiesten.

Dice tambienque el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez –quien pidió a Zelaya no regresar– no representa a todos los párrocos y fieles; incluso recuerda que uno de sus obispos rechazó el golpe y que los jesuitas y dominicos de su país se niegan a aceptar la línea del cardenal. Además, comenta, 20 de los 100 diputados –cuatro del partido Unidad Democrática y 12 “rebeldes” del Partido Liberal– manifiestan de manera abierta su apoyo a Zelaya, quien pudo gobernar a pesar del enfrentamiento que mantuvo con el Congreso desde

su segundo año de gobierno.

Así, dice, “no es imposible que el jefe del Ejecutivo pueda administrar de manera cotidiana el aparato del Estado”, pues ya lo hizo pese a los problemas y enfrentamientos con los mencionados poderes.

Pastor insiste en que Zelaya cuenta con un amplio apoyo de la población, la cual mantiene una movilización nunca vista en Honduras. “Me ha tocado vivir tres golpes de Estado en mi país. En los dos anteriores, la población no opuso resistencia alguna. Al día siguiente, la normalidad era absoluta. Ahora es distinto: han pasado más de tres semanas y las protestas y los tumultos continúan”.

El reportero comenta a Pastor que reportes independientes expresan dudas sobre el apoyo real de la población a

Zelaya. El ministro de Cultura dice que la historia de Honduras no registra manifestaciones como la ocurrida el domingo 5 cuando, dice, más de 200 mil personas acudieron al aeropuerto internacional Toncontín para recibir

al presidente y miles se enfrentaron a la policía.

Luego llama la atención sobre un hecho: “Es iluso suponer que se requiere a la mayoría de la población para que exista una insurrección de cualquier tipo. Lo que se necesita es la participación de suficiente gente comprometida y organizada. Y esa la tenemos”.

Barruntos de violencia

A Pastor se le pregunta qué opciones quedan después del fracaso de la mediación del presidente de Costa Rica,

Óscar Arias. Señala que “de manera sutil, pero clara” se puede escalar en las sanciones hacia el gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti.

Indica que el congelamiento de transferencias de fondos internacionales –del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo, de la Unión Europea, etcétera– significa la pérdida del 70% de la inversión pública y un 20% en el gasto corriente del gobierno de facto.

“Cuidado –advierte Pastor–, estas medidas no implican la asfixia del gobierno golpista. Éste puede simplemente restringir al mínimo las actividades del aparato del Estado y mantener una atonía, una parálisis perfecta que le permita resistir durante meses la falta de financiamiento externo. Esto supone que los golpistas podrían resistir hasta fines de noviembre”, cuando realizarían elecciones de las cuales surja un nuevo gobierno.

Ello, reconoce, sería un intento de limpiar el golpe de Estado.

Considera, sin embargo, que un hipotético gobierno que surja de este tipo de elecciones no sería legal ni legítimo. Primero, porque Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos no podrían avalar unos comicios convocados por un gobierno que no reconocen; y segundo “porque la gente no va a acudir a las elecciones y los golpistas van a tener que inventarse los votos”.

Pastor también advierte que existe “el riesgo de que se resquebraje el consenso que ha mostrado la comunidad internacional” para condenar el golpe y pedir la restitución de Zelaya. Señala un ejemplo inquietante: los gobiernos de Panamá y Colombia se muestran proclives a reconocer al gobierno de Micheletti; al mismo tiempo que Venezuela, Cuba y Nicaragua “condenaron a Zelaya por aceptar la mediación del presidente Arias”.

“Entonces tenemos tendencias y presiones por ambos lados –por la derecha y por la izquierda– que pueden fraccionar esa unidad internacional en torno a la situación en Honduras”.

–Por lo visto usted prevé que el conflicto se empantane y se prolongue…

–Desgraciadamente soy más pesimista: veo el riesgo de una guerra civil en mi país.

Explica: “Honduras es el único país que no sufrió una guerra civil. Hubo una pequeña guerrilla que duró menos de un mes porque no tuvo apoyo social. Por razones culturales e históricas, los hondureños son renuentes a la guerra. Pero eso ha desaparecido a causa de la polarización social y la radicalización de las posturas ideológicas provocadas por el golpe de Estado del pasado 28 de junio”.

Abunda: “Honduras es el cuarto país más pobre del continente y el segundo más desigual. Casi la tercera parte de la población vive en la pobreza extrema y el 31% de los niños sufren desnutrición. Zelaya aplicó políticas de justicia social para redistribuir el ingreso. Estos sectores de la población vieron a un gobierno comprometido en atenderlos y ahora se movilizan para no dejarlo ir…

“Al mismo tiempo existen otros sectores sociales que se han beneficiado de 20 años de crecimiento económico. Una franja de la clase media y clase media baja muy mediatizadas, embobadas con el consumismo o con el fundamentalismo ideológico que le sirve de compensación a su mala conciencia. Estos sectores están con los golpistas. Son minoritarios, pero están ahí.

“En las circunstancias actuales, las posiciones sociales e ideológicas se han radicalizados. Los moderados nos vamos quedando solos en el centro. Esta polarización extrema es propicia para el estallido de la violencia”, advierte.

El ministro hondureño señala otros factores que abonan el conflicto. Uno de ellos: la presencia de armas ligeras, cuya portación es vista con normalidad en las zonas rurales. “Por tradición todo ranchero trae su arma para defender a su ganado del abigeo”, comenta. Además, “por extraño que parezca para la comunidad internacional,

el ejército hondureño, por pertrechado que se encuentre, es relativamente pequeño –unos 12 mil efectivos– para

enfrentar una insurrección” en una población de 7 millones 326 mil habitantes.

“Concesiones dolorosas”

Pastor recuerda que Zelaya aceptó el plan del presidente Arias en aras de resolver la crisis institucional en Honduras. Este plan implicaba “concesiones dolorosas”. La primera de ellas consistía en que Zelaya renunciara

a su principal propuesta política: la formación de una Asamblea Constituyente. En segundo lugar, estuvo de acuerdo con crear un “gobierno de unidad nacional”. Ello significaba compartir el Poder Ejecutivo con personajes que fueran garantes de los golpistas.

“En realidad –dice Pastor– podía haber negociación en todos los puntos, pero en el principal –el retorno al poder del presidente Zelaya– no podía haber marcha atrás, sobre todo después de que los países integrantes de la OEA condenaron el golpe y se negaron a reconocer al gobierno golpista y le aplicaron sanciones diplomáticas y económicas”.

El ministro reconoce que Washington juega un papel clave en el conflicto debido a la alta dependencia económica de Honduras respecto a Estados Unidos: éste es el principal socio comercial del país centroamericano; de él vienen las dos terceras partes de los flujos de capital y el 95% de las remesas, por ejemplo.

Considera positiva la posición del gobierno de Barack Obama, el cual condenó el golpe de Estado y sólo reconoce como legítimo al gobierno de Zelaya. Además, congeló fondos de financiamiento para el gobierno de Micheletti. Pastor señala, sin embargo, que Washington puede hacer más, como negar visas a los involucrados en el golpe y a sus familias o congelarles sus cuentas bancarias y bienes que poseen en territorio estadunidense.

Dice: “Estas medidas serían efectivas para ablandar al núcleo duro de los golpistas. Creo que el gobierno de Obama está dispuesto a aplicarlas si continúa la intransigencia del gobierno de facto. Hay que entender el procedimiento diplomático de la gradualidad de las acciones”.

Además, señala, existe otro punto fundamental que preocupa a los estadunidenses: la violación a los derechos humanos y a la libertad de expresión que se presenta en el país centroamericano.

–En contraparte, el presidente venezolano Hugo Chávez ha declarado que, de ser necesario, habría que realizar una intervención armada para restituir en el poder a Zelaya –le comenta el reportero.

–Como gobierno legítimo de Honduras no podemos ser ingratos con quien nos tendió la mano, pero tampoco podemos alinearnos a posiciones que no compartimos. Ahora bien, creo que se han malinterpretado las declaraciones de Chávez. Hay que ubicarlas correctamente. Él se refiere a una eventual resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que autorice el uso de la fuerza para reestablecer la democracia y evitar un baño de sangre.

“Ello sería humillante. Significaría que Honduras es un Estado fallido que no tiene capacidad para resolver su crisis interna”.

Sin embargo, no descarta que tal medida “pueda ser necesaria” si con ello se salvan vidas y se garantizan las libertades y derechos humanos de sus compatriotas. l

Internacional / Colombia-Ecuador*.*

Grabación envenenada*.*

Édgar Téllez*.*

El presidente Rafael Correa “está en la mira de los organismos y de los tribunales internacionales”, dice el fiscal colombiano, tras confirmar que tienen en su poder el testamento político de Tirofijo, líder histórico de las FARC, en el que menciona un supuesto financiamiento a la campaña del mandatario ecuatoriano. La OEA recibe una copia a la que le faltan 45 minutos de grabación y exige al gobierno de Álvaro Uribe que le entregue la cinta original, sin editar.

Bogotá.- En la madrugada del pasado 30 de mayo, un grupo especial antiterrorista de la policía de Colombia allanó una humilde vivienda del barrio Nueva Tibabuyes, en el extremo noroeste de esta capital, y capturó a Adela Pérez Aguirre, de 34 años.

Horas más tarde, el coronel César Pinzón, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, convocó a los periodistas para dar detalles de la operación. Después, la noticia se apagó por completo, hasta que un video filtrado a la agencia de noticias AP reveló su verdadera dimensión: entre el material incautado apareció una grabación del jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) leyendo un mensaje de Pedro Antonio Marín, Manuel Marulanda Vélez o Tirofijo, comandante máximo de las FARC, escrito el 21 de marzo de 2008, cinco días antes de morir. Era su testamento político.

El arresto de Adela Pérez Aguirre obedeció al cumplimiento de una orden expedida el día anterior por un fiscal de la Unidad Antiterrorismo, que la señaló como miembro de la columna móvil “Antonio Nariño” de las FARC, una especie de cuerpo élite que, según las autoridades, ejecuta ataques por instrucción directa del secretariado del grupo rebelde.

Según el coronel Pinzón, la mujer ingresó a las FARC en 1990, donde era conocida con los alias de Patricia, Camila o Marcela; que fue mensajera de los frentes 42, 51 y 53 de las FARC, y que posteriormente se convirtió en pieza importante de la columna “Antonio Nariño”, donde ocupaba el cuarto lugar en la línea de mando.

El oficial también dijo que la fiscalía dispone de evidencias sólidas que señalan a la detenida como coautora de varios atentados, entre ellos el asesinato del general del ejército Carlos Julio Gil Coronado, cometido en Apiay, Meta, en 1994; la fuga masiva de guerrilleros de la cárcel La Picota en 2001, y los ataques con cilindros bomba al aeropuerto El Dorado, la Escuela Militar de Cadetes y la Escuela de Artillería.

Sin ofrecer mayores detalles, el coronel Pinzón dijo que la policía decomisó en la casa allanada tres computadoras portátiles, una cámara de video y otra fotográfica y unos lentes de visión nocturna, que fueron entregados a la fiscalía.

La captura de la presunta guerrillera fue registrada por todos los medios de comunicación del país y el caso pasó rápidamente al olvido. Pero cobró actualidad nuevamente el viernes 17, cuando la agencia AP envió a sus abonados un revelador video de 15 minutos que poco después la fiscalía colombiana confirmó que fue hallado en una de las computadoras decomisadas a Adela Pérez Aguirre.

La filtración del video se convirtió en una bomba periodística porque en la imagen aparece el Mono Jojoy, jefe militar de las FARC, rodeado de un centenar de guerrilleros, leyendo lo que se convertiría en el testamento político de Tirofijo, líder histórico de las FARC, muerto cinco días después de haber escrito ese texto.

El video muestra al Mono Jojoy visiblemente delgado, muy lejos del hombre pasado de kilos de antaño. Está sentado frente a un improvisado escritorio de madera, lee el texto en una moderna computadora portátil, al tiempo que sus palabras quedan registradas en una pequeña grabadora. El auditorio que lo escucha se compone de al menos 50 guerrilleros uniformados y armados, quienes lucen apesadumbrados, tal vez porque el mensaje que escuchan es pronunciado por el Mono Jojoy el 28 de marzo de 2008, es decir, dos días después del fallecimiento de Tirofijo.

En el segundo de los ocho puntos que lee Jojoy se refiere de manera explícita a un supuesto financiamiento por parte de las FARC a la campaña que llevó a Rafael Correa a la presidencia de Ecuador. Textualmente dice:

“ayuda en dólares a la campaña de Correa y posteriores conversaciones con sus emisarios, incluidos algunos acuerdos según documento en poder de todos nosotros, los cuales resultan muy comprometedores en nuestros nexos con los amigos”.

Ante el silencio del gobierno colombiano, que ordenó a sus funcionarios y a las fuerzas armadas no comentar el contenido del video, los periodistas se volcaron a la sede de la Fiscalía General de la Nación, donde lograron finalmente hablar con su titular, Mario Iguarán Arana, quien confirmó la autenticidad de la cinta.

Parco, Iguarán dijo que “el presidente Correa está en la mira de los organismos y de los tribunales internacionales”. Agregó que “la fiscalía estará muy atenta a los requerimientos que pueda hacer autoridad judicial de cualquier otro país, que incluye a las autoridades judiciales ecuatorianas, como también autoridades supranacionales”. Y sentenció que “los presidentes tienen inmunidad”, pero que ello “no significa impunidad”.

Un día después de la revelación del video, el sábado 18, el presidente Correa fue abordado por los periodistas en la localidad andina de Chinchi, donde presentó su informe semanal de labores. Allí reiteró que no conoce a nadie de las FARC e informó que ordenaría la creación de un grupo especial para investigar el asunto. Sobre el video, simplemente dijo que “son cantinfladas, barbaridades”.

El miércoles 22, justo cuando recibió las credenciales de la corte electoral para gobernar hasta 2013, Correa rechazó de nueva cuenta las imputaciones colombianas. Sostuvo que “las pruebas” presentadas por el gobierno de Uribe “son las mismas que viene urdiendo desde que somos gobierno: supuestas declaraciones a través de videos, acusaciones falsas, testimonios apócrifos, en suma –dijo– un tinglado para hacerle daño a la política soberana de Ecuador”.

El testamento

El domingo 19, la cancillería colombiana informó sobre el envío del video de Jojoy, a la Organización de Estados Americanos (OEA) lo que fue confirmado ese mismo día por el secretario general José Miguel Insulza.

Después de observar el contenido del documento, Insulza dijo a los periodistas que la grabación era bastante clara pero que le pidió al gobierno colombiano que la enviara completa porque estaba editada.

En efecto, al material entregado a AP le faltan al menos 45 minutos de duración porque el texto leído por el Mono Jojoy, es decir, el testamento que escribió Tirofijo poco antes de morir, es idéntico a un archivo contenido en una computadora portátil decomisada por la policía y el ejército en octubre de 2008, en una operación contra un campamento del frente 38 de las FARC en la localidad de Puerto Asís, departamento de Putumayo, muy cerca de la frontera con Ecuador.

Luego de imprimir el documento de 10 páginas, los organismos de inteligencia descubrieron que se trataba de lo que después denominarían “el testamento de Manuel Marulanda”, pero decidieron guardarlo para continuar las investigaciones. Un aparte de ese archivo fue revelado en enero de 2009 por la revista Cambio de Colombia, pero no contenía la parte alusiva a financiamiento de la campaña de Correa en Ecuador.

Durante meses, las autoridades policiacas colombianas utilizaron el documento escrito por Tirofijo para descifrar secretos de las FARC, pero se convirtió en un asunto de seguridad nacional cuando la policía capturó a Adela Pérez Aguirre en el norte de Bogotá y le incautó el video de Jojoy.

Los investigadores confirmaron entonces que el archivo de texto de la computadora portátil decomisado en Putumayo en octubre de 2008 era idéntico al que leía el Mono Jojoy en el video interceptado en mayo de 2009:

el testamento de Marulanda.

Un oficial de la policía que participó en el hallazgo del video dijo a Proceso que la comprobación de la autenticidad de los dos documentos que estaban en sus manos cambió el rumbo de la investigación porque el documento de 10 páginas escrito por Tirofijo y el video leído por Jojoy reflejaban en realidad lo que ocurría en el seno de las FARC hasta marzo de 2008. “Por eso –dijo la fuente– confirmamos que las muertes de Raúl Reyes e Iván Ríos, integrantes del secretariado de las FARC, fueron golpes muy fuertes para la cúpula dirigente de esa organización”.

En efecto, el segundo párrafo del testamento de Tirofijo expresa “nuestros sentidos pésames, condolencias y solidaridad a las FARC, familiares y amigos, por la muerte de los comandantes Raúl Reyes e Iván Ríos, caídos en la confrontación por la defensa de la soberanía nacional y definitiva independencia de Colombia”.

Tras este saludo a los comandantes caídos, Tirofijo hizo un amplio análisis de las causas y consecuencias de los golpes recibidos por las FARC durante los cinco años de gobierno del presidente Álvaro Uribe y se dolió de

que el Ejército hubiera decomisado el documento con las conclusiones de una cumbre de comandantes en Caquetá, al sur del país.

“Los secretos de las FARC se han perdido totalmente por la incautación por el gobierno de los computadores del camarada Raúl, con documentos secretos y conclusiones de la Novena Conferencia, los cuales han sido mostrados a la opinión pública como trofeo de guerra”, dice el guerrillero.

Estas reflexiones de Tirofijo aparecen contenidas en los primeros 10 puntos del testamento, pero no están en el video entregado a AP. En otro aparte del escrito, y luego de examinar las causas del desastre, el líder guerrillero hizo un llamado a la inmediata reorganización de los frentes y bloques de las FARC con el fin de corregir las fallas.

Más adelante, en la última página del documento, Tirofijo se despidió de sus hombres “con un fuerte abrazo revolucionario y bolivariano, a la espera de que podamos responder con éxito al clamor nacional en campos y centros urbanos, en la lucha por la paz con justicia social y soberanía, utilizando la acción de masas en sus diversas modalidades”. l

Internacional /Estados Unidos*.*

Mexicanos al grito de ¡justicia!*.*

Emilio Godoy*.*

Desprotegidos por sus propias autoridades, inversionistas mexicanos que fueron esquilmados por la firma Stanford emprendieron una demanda en Estados Unidos contra las aseguradoras que abrieron la puerta en México a los fraudes de Robert Allen Stanford. Este magnate texano succionó de bolsillos mexicanos alrededor de mil millones de dólares en poco más de una década y los transfirió de manera fraudulenta a Antigua.

A traídas por los altos rendimientos y por la aparente solidez del Stanford International Bank (SIB), Paula Gilly Flores y su madre invirtieron la herencia legada por la abuela en certificados de depósito de este banco. Pero en febrero pasado, ambas mujeres, radicadas en Puebla, se quedaron con las manos vacías cuando la empresa dueña del banco, Stanford Group Company, propiedad del magnate texano Robert Allen Stanford, fue intervenida por la Comisión de Seguridad y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Ellas no fueron las únicas. Desprotegidos por las autoridades financieras mexicanas, Gilly, sus paisanos Samuel Troice, Martha Díaz y la empresa panameña Punga Punga Financial Ltd., decidieron demandar ante una corte federal de Texas a las empresas aseguradoras Willis Group Holdings Ltd., y a su ejecutiva Amy S. Baranoucky;

a Willis of Colorado Inc., y a su ejecutivo Robert S. Winter, así como a la firma Bowen, Miclette & Brito Inc.,

a las cuales acusan de ser cómplices de estafa.

De acuerdo con el expediente presentado el jueves 2 ante una corte federal de Texas, marcado con la clave 3:2009cv01274, al que accedió Proceso, esas compañías aseguradoras sirvieron de cubierta a Stanford para captar unos mil millones de dólares provenientes de alrededor de 3 mil inversionistas mexicanos.

La demanda de 56 páginas sostiene que las aseguradoras se extralimitaron en sus funciones y actuaron “como agentes de ventas a favor de Stanford Financial”. Así, dicen, escribieron cartas que validaban las inversiones de esa empresa, la cuales a su vez eran usadas para atraer nuevos clientes, además de conferirle reconocimiento y credibilidad entre los clientes de Stanford, unos 30 mil en todo el mundo.

Willis of Colorado Inc., tiene su sede en el estado de Colorado y operaciones en Texas; Willis Group Holdings Ltd., la tercera aseguradora más grande del mundo, está localizada en Bermuda y su mayor centro de operaciones es Gran Bretaña; mientras que Bowen, Miclette & Brito, Inc., está ubicada en el estado de Texas.

Cartas correspondientes a 1996, 1998, 1999, 2001, 2002 y 2004, firmadas por Robert S. Winter, y documentos similares de Willis Group de 2005, 2006 y 2008, prácticamente respaldaban la supuesta solidez de los certificados de depósito de SIB.

Los afectados se han sentido perjudicados por la inacción de los reguladores financieros de México, Estados Unidos y Antigua. Se sienten desprotegidos por la autoridad, dice a Proceso el abogado David Cibrián, del despacho texano Strasburger & Price que representa a los acusadores junto con la firma Castillo Snyder

Las aseguradoras enfrentan cargos por violaciones a la Ley de Valores de Texas, fraude y engaño negligente; los demandantes solicitan 900 millones de dólares. “Calculamos ese monto por el valor aproximado de la cartera mexicana invertida en (el SIB) en Antigua”, explicó Cibrián.

Los inversionistas mexicanos optaron por llevar a juicio a las aseguradoras, pues no pueden demandar a Stanford en virtud de una prohibición impuesta por un juez federal para no acumular demanda sobre demanda.

Robert Allen Stanford era dueño de Stanford Group Company, Stanford Capital Management LLC, Stanford International Bank y Stanford Trust, estas últimas con sedes en el estado de Lousiana y la isla caribeña de Antigua, respectivamente.

El 17 de febrero último, la SEC entabló la primera acción legal contra Stanford ante una corte distrital de Texas

por violaciones a las leyes del mercado de valores. El financiero fue aprehendido el 18 de junio pasado y está

preso en una cárcel federal en Houston, a la espera del inicio de su juicio programado para el 25 de agosto próximo en el que será acusado de 21 cargos, incluyendo un fraude por unos 8 mil millones de dólares.

Consultada por Proceso, Willis Group prefirió no emitir comentarios al respecto.

Los acusados deben responder a la querella. “Nos asignan un juez y habrá una audiencia después del emplazamiento, en dos o tres meses”, explicó Cibrián.

Ilusiones financieras

El expediente relata cómo los inversionistas mexicanos entraron en contacto con el director general de Stanford

Financial en México, David Nanes, y sus colaboradores.

Samuel Troice, director de la empresa Pinturas Acuario, localizada en Tlalnepantla, Estado de México, empezó a invertir en Stanford México en 1997. Sus tratos fueron directamente con Nanes, quien le informó de las operaciones de Stanford y de la cobertura que éstas tenían.

A lo largo de los años, Troice mantuvo una relación excelente con Nanes, lo consideró un amigo y lo vio

regularmente. En 2008, con los mercados financieros en crisis, le preguntó sobre la fortaleza de SIB y Nanes le respondió que el banco se encontraba en excelentes condiciones pues, al no ser un banco comercial, era capaz

de seguir pagando altas tasas de interés.

El mismo 17 de febrero pasado, cuando la SEC intervino a la empresa matriz, el inversionista se reunió temprano con Nanes, quien le aseguró que el banco era sólido. Pero el ejecutivo conocía muy bien la realidad del banco, el cual enfrentaba serios problemas de liquidez, había dejado de transferir fondos a sus clientes y se encontraba bajo investigación de la SEC.

La historia de Martha Díaz es semejante. Ella y su esposo Homero invirtieron en Stanford Financial a través de la oficina en México desde 1996. Su contacto directo era Nanes, quien los convenció en sus reuniones de seguir invirtiendo en los certificados de depósito.

En agosto de 2008, Díaz y su hijo se reunieron con Nanes, pues sus inversiones a plazo fijo estaban por vencer. El ejecutivo la convenció de cambiar los documentos a plazo variable, para luego volver a convertirlos a plazo fijo el 9 de septiembre. Díaz le preguntó qué jurisdicción intervendría en caso de cualquier problema con el SIB, a lo cual el ejecutivo contestó que sería Estados Unidos porque la sede corporativa de Stanford Financial se localizaba en Houston.

Paula Gilly Flores y su madre colocaron la herencia dejada por su abuela en Stanford Financial. Sus fondos estaban invertidos en el Chase Bank en Houston y durante un tiempo fueron manejados por Miguel Valdez, quien luego se convirtió en ejecutivo de Stanford Group. Él las convenció de trasladar los fondos a la empresa de Stanford el 9 de octubre de 2007.

Punga Punga Financial Ltd., es una corporación panameña propiedad de mexicanos y con operaciones en la Ciudad de México. Su director conoció a Nanes en 1998 a través de un amigo. Un año después, Nanes lo convenció de invertir en certificados de depósito.

Con el paso de los años, el director de Punga se convirtió en amigo de Nanes. Incluso, el director de Stanford en México lo invitó a viajar a Miami en un jet privado de Financial Stanford.

Esa inversión expiraba en enero de 2009 y su dueño había decidido no proseguir con esa relación de negocios. Pero Nanes le ofreció una tasa de interés preferencial, ante lo cual decidió revalidar la inversión dos semanas antes de la intervención de la SEC.

Los inversionistas defraudados optaron por hablar a través de su abogado David Cibrián. “La relación comercial empieza por la labor de ventas de Stanford Group, los clientes fueron contactados por recomendación de otros clientes”, dijo éste, pero se negó a especificar los montos invertidos por sus clientes mexicanos, alegando motivos de seguridad. “Son inversiones importantes”, comentó.

La telaraña

En México, Stanford Financial operó con los nombres de Stanford Group México, S.A. de C.V., y Stanford Fondos, S.A. de C.V., dirigidos por David Nanes.

El negocio principal era la venta de certificados de depósito de un banco off shore en Antigua, propiedad de Stanford International Bank.

Stanford abrió su primera compañía en el país, Stanford Group México, en enero de 1995 como una subsidiaria de Stanford Group en Houston. Con oficinas en Monterrey y Puebla, fue creada específicamente para ser una oficina de representación no registrada de Stanford Financial en el país y para transar certificados de depósito de Stanford International Bank, con lo cual quebrantaban las leyes financieras mexicanas. Bajo la dirección de Nanes, la empresa creció rápidamente mediante la caza de asesores financieros y de clientes que habían invertido en otras corporaciones. Una década después, en 2005, surgió Stanford Fondos con el mismo propósito.

David Nanes fue un alto ejecutivo del grupo desde 1997 hasta 2009. Según el pliego, a lo largo de su extensa carrera en varias afiliadas a Stanford Financial, el funcionario tenía conocimiento de la red de las operaciones globales de la compañía.

“En la medida en que la operación mexicana era diseñada y dirigida desde Houston, Nanes estaba a cargo de todas las actividades”, cita la demanda. De hecho, empleados llegados de Houston estaban a cargo del entrenamiento del personal en México.

El paradero de Nanes es desconocido, abandonó el país el pasado 17 de febrero, cuando la SEC presentó la primera queja en contra de su jefe. “No sabemos qué pasó con él. Ha habido muchos rumores, pero no tenemos información concreta”, indicó Cibrián.

Según el abogado, muchos inversionistas mexicanos nunca entendieron que habían invertido en certificados de depósito emitidos por un banco antigüeño, ellos suponían que su dinero estaba invertido en Houston.

Los empleados de Stanford Group o Stanford México les hacían creer a sus clientes que los documentos bancarios estaban asegurados por la firma inglesa Lloyd’s y que, por lo tanto, eran más seguros que los depósitos en bancos estadunidenses.

“El SIB no estaba regulado por el gobierno de Estados Unidos, la inversión de los acusadores no estaba asegurada; el SIB estaba operando ilegalmente como un fondo de inversión no registrado que vendía valores no registrados desde y por medio de Houston, y no estaba invirtiendo en instrumentos líquidos y seguros”, señala el expediente judicial.

El legajo reproduce las revelaciones hechas por el periodista argentino Gabriel Bauduco en su libro Imperio de papel sobre el funcionamiento de Stanford en México. Casi una vez al mes, Nanes y su equipo movían millones de dólares en cheques y efectivo para transportarlas vía aérea desde el aeropuerto de Toluca hacia Houston o Antigua. Este procedimiento –creado, autorizado y ejecutado por Nanes– violó la ley mexicana. En 2005, la directora de recursos humanos de Stanford México, Verónica Spíndola, fue detenida en el aeropuerto de Toluca en posesión de unos 5 millones de dólares en cheques dirigidos a SIB. Luego de pasar 90 días detenida, fue reconocida con un premio a la excelencia por Stanford Financial en 2006.

Los vendedores recibían una comisión de 1% por los montos colocados y un porcentaje similar durante la validez de los certificados.

Al parecer, las primeras dificultades financieras en Stanford México empezaron en diciembre de 2008, cuando Stanford International Bank ya no pudo realizar transferencias de fondos.

El 6 de febrero de este año, el holandés Frans Vingerhoedt, viejo amigo de Stanford, le envió un correo electrónico, con copia a Nanes, en el cual le dice: “Las cosas están empezando a desenmarañarse en nuestro lado del Caribe y Latinoamérica (…) necesitamos aplicar una estrategia para dar preferencia a ciertas transferencias de gente influyente en determinados países, si no veremos la semana próxima una corrida en el banco (…) todos sabemos lo que eso significa. Hay balas de verdad allá afuera con mi nombre, con el de David (Nanes) y con el de muchos otros, y son muy reales”.

Pirata

Como lo bautizó la revista estadunidense Vanity Fair, Robert Allen Stanford era un “pirata del Caribe”. Su primer negocio, una cadena de gimnasios en la localidad texana de Waco llamada Total Fitness, quebró en 1982. Dos años después, se declaró en bancarrota personal, pero fue absuelto sin tener que pagar 13.6 millones de dólares en obligaciones financieras. Entonces se trasladó a las Islas Caimán, donde se convirtió en instructor de buceo. Ahí conoció al holandés Vingerhoedt, quien lo introdujo en el mundo de la banca off shore.

En 1985, Stanford abrió su primer banco, el Guardian International Bank, en la isla caribeña de Montserrat, conocida entonces por sus laxas regulaciones bancarias.

En diciembre de 1990, Stanford registró el Guardian en Antigua y en mayo del año siguiente Montserrat le revocó la licencia. Por ello, movió sus operaciones bancarias hacia Antigua, y en 1994 cambió el nombre de la institución a Stanford International Bank. Con los años, el tejano entabló una muy buena relación con las autoridades antigüeñas, al grado de redactar él mismo la ley financiera de la isla, siempre en su beneficio.

Tras el derrumbe del imperio financiero que construyó, Stanford, a quien la reina Isabel II de Inglaterra le concedió el título honorario de “Sir”, se enfrenta a pasar el resto de sus días tras las rejas. El precedente inmediato es el de su colega Bernard Madoff.

Una corte federal de Nueva York condenó a Madoff el pasado 29 de junio a 150 años de cárcel por la estafa de unos 65 mil millones de dólares, por el mayor fraude financiero cometido en Estados Unidos.

“En opinión nuestra, el caso Stanford es diferente al de Madoff, pues es más complejo, aunque los montos defraudados por Madoff son mayores. Madoff nunca tuvo el apoyo de un gobierno extranjero, como sí ocurrió con Stanford y el gobierno de Antigua”, dijo Cibrián, quien anticipó más demandas de inversionistas defraudados “en contra de otros actores en el caso Stanford”.

Ensayo*.*

La defensa del patrimonio cultural mexicano*.*

Jorge Sánchez Cordero **.*

Hoy en día, la preservación, protección y defensa del patrimonio cultural de los mexicanos –aquel que ha sido objeto de un saqueo tan permanente como impune– requiere de un entramado constitucional eficaz que afirme esas garantías, considera Jorge Sánchez Cordero, doctor en derecho por la Universidad Panthéon-Assas y miembro del Comité Cultural de la International Law Association. En el marco del LIII Congreso Internacional de Americanistas, que se realizó del 19 al 24 de julio y tuvo como sede la Universidad Iberoamericana, el autor del texto, que presentamos aquí en forma resumida, hizo hincapié en la importancia de que el análisis en torno de ese patrimonio se efectúe a la luz de la reciente reforma en materia de derecho de acceso a la cultura.

Dar cuenta de la defensa del patrimonio cultural mexicano no es una tarea sencilla. Sería más que un grave error tratar de acotar su análisis a la legislación interna. El tráfico ilícito se provoca precisamente cuando los bienes culturales mexicanos migran del territorio nacional e ingresan al mercado internacional del arte. La defensa del patrimonio cultural en ocasiones se asemeja a las tareas hercúleas. El combate que hubo de librarse en contra de la organización criminal Medici, que involucró a museos tan respetables como el J. Paul Getty Museum en Malibú, California, o el Metropolitan Museum de la Ciudad de Nueva York, es por sí mismo lo suficientemente elocuente como para mostrar la gravedad del tráfico ilícito de bienes culturales en el ámbito internacional.

El análisis del patrimonio cultural mexicano debe necesariamente considerar nuevos elementos con motivo de

la reforma constitucional recientemente aprobada, en términos de la cual se aprobaron adiciones al artículo 4 y

a la fracción XXV del artículo 73 y se agregó la fracción XXIX-Ñ a este último precepto constitucional. Esta reforma es la culminación de un largo proceso iniciado desde el siglo XIX, que asegura el acceso a la cultura y explica con mayor contundencia la distribución competencial legislativa.

A partir de ella los derechos culturales deben ser objeto de un intenso debate para vertebrarlos en la legislación

reglamentaria del artículo cuarto constitucional. El patrimonio cultural material, conforme a nuestra tradición, permanece como facultad exclusiva del Congreso General, lo que posibilita el desarrollo de un modelo

uniforme de su protección; la eficiencia de esta protección asegura la preservación del conocimiento universal.

El régimen de legalidad del patrimonio cultural inmaterial queda adscrito a las bases que disponga el Congreso

General sobre las cuales la Federación, las entidades federativas, los municipios y el Distrito Federal, junto con

la participación activa de la sociedad civil, puedan diseñar los mecanismos propios para su protección. Su consecuencia es clara: un fortalecimiento cultural sin precedente en el sistema federal mexicano.

En el ánimo de tener una mejor perspectiva, es necesario considerar los bienes culturales como palimpsestos visuales sujetos a las vicisitudes del tiempo y analizar la trasmutación de los milieux de memoire a los lieux de memoire en el proceso de la creación de la memoria pública ante la pérdida de nuestras tradiciones con una narrativa oral.

El análisis del patrimonio cultural material tiene como referencia obligada el pensamiento de Víctor Hugo, quien sostenía que, abstracción hecha de los derechos de propiedad que le asisten a los dueños de los monumentos, su destrucción no debe formar parte de sus prerrogativas; éstos se han convertido en meros “especuladores innobles” cuyo interés patrimonial ha obnubilado su espíritu. Existen dos elementos que pueden ser apreciados fácilmente en un monumento, sostenía Víctor Hugo: su uso y su belleza. Su uso le pertenece al propietario; su belleza, a la sociedad. De ahí que resulte por lo tanto conveniente neutralizar los efectos deletéreos del derecho de propiedad y evitar la destrucción del monumento.

El siglo XX fue testigo de los esfuerzos realizados por el Estado mexicano destinados a reafirmar y extender la propiedad pública de los bienes precolombinos. Las leyes de 1930, 1934, 1970 y 1972 dan buena cuenta de las diversas fórmulas propuestas para alcanzar este objetivo.

El derecho interno mexicano desarrolló paulatinamente mecanismos legales de protección de los bienes culturales, que tienen diferentes fundamentos en el siglo XIX y en el siglo XX, con un común denominador, que es el fortalecimiento de la identidad nacional. A inicios del siglo XX, el primer acto soberano del Estado mexicano en materia de bienes culturales fue el concerniente a la ejecución de un acuerdo que preveía que éstos fueran considerados de utilidad pública y ordenaba la adquisición de los bienes inmuebles ubicados en la zona arqueológica de Teotihuacán. El Estado reconocía su obligación de inspeccionar y conservar los monumentos arqueológicos, por lo que resolvió adquirir los terrenos ubicados ahí.

Con este convenio se pretendió conciliar, por lo menos en apariencia, los derechos de los propietarios insertos en el régimen de propiedad privada con el nuevo régimen legal de los bienes culturales.

Una de las principales dificultades que surgió en el desarrollo del régimen de legalidad de bienes culturales fue justamente originada por el régimen federal mexicano. El planteamiento inicial consistía en determinar la autoridad competente en esta materia. Había que decidir quién estaba a cargo de la administración del régimen legal de los bienes precolombinos mexicanos: la Federación o las entidades federativas. El problema era, empero, mucho más complejo: había que determinar qué autoridad debía tener la guarda y custodia de la memoria colectiva mexicana. Respecto del patrimonio cultural inmaterial, se determinó que la Federación debía constituirse en la heredera de este legado cultural material.

La colisión entre el régimen de propiedad privada y el régimen emergente de bienes culturales era inevitable y persistiría durante gran parte del siglo XX, hasta la consecución de una metamorfosis del concepto de derecho de propiedad y la consolidación del patrimonio cultural ex lege del Estado.

La tensión entre los fundamentos ortodoxos del derecho de propiedad y el régimen de bienes culturales puede fácilmente ser percibido en el sureste mexicano. Hacia finales del siglo XIX e inicios del siglo XX la sociedad mexicana no tenía acceso a los grandes sitios arqueológicos, como Uxmal y Chichén Itzá, entre otros, porque se encontraban dentro de los límites de grandes haciendas de propiedad privada.

Una cause célébre fue la de Edward Thompson, quien actuaba como cónsul de Estados Unidos en Yucatán. Arqueólogo, recomendado por la Sociedad Americana de Anticuarios y por el Museo Peabody de la Universidad de Harvard, adquirió la hacienda colindante con el centro ceremonial de Chichén Itzá y se adjudicó el Cenote Sagrado. Sylvanus G. Morley dragó en este último sitio por instrucciones de Thompson. La falta de técnica observada en las excavaciones truncó para siempre el acceso a información muy valiosa sobre la cultura maya, en perjuicio del conocimiento universal, de su historia y su trascendencia en el mundo actual. Las piezas mayas que fueron encontradas se exhiben actualmente en el Museo Peabody de la Universidad de Harvard y en

el Museo Field de Historia Natural de Chicago. Thompson fue acusado penalmente por el gobierno de México por robo y exportación ilícita de monumentos muebles arqueológicos, para posteriormente desistirse. Thompson jamás fue recluido en prisión. México pudo recuperar sólo parte de ese patrimonio cultural gracias a los escritos de la editorialista Alma Reed publicados en el magazine de The New York Times. Thompson confió a Alma Reed que había sustraído los tesoros arqueológicos a través de las valijas diplomáticas de la Embajada de Estados Unidos. Alma Reed no dudó en denunciarlo en sus artículos periodísticos.

Estas experiencias que se han reproducido en incontables ocasiones constituyen un verdadero desafío para la imaginación y cuestionan seriamente la aplicación efectiva de la legislación sobre bienes culturales en México.

La reforma constitucional de 1965 terminó por “federalizar” el régimen de legalidad del patrimonio cultural material mexicano. Dentro de este ámbito fue aprobada la ley de 1972.

Uno de los principios más relevantes de la ley de 1972 es el carácter hegemónico de la declaratoria que ésta prevé; en ella el Estado es el que conserva, como un acto soberano cultural propio, la determinación y alcance del patrimonio cultural mexicano. En el clímax del modelo nacionalista es el Estado finalmente el que determina qué es lo culturalmente valioso; más aún, qué bienes culturales ameritan ser protegidos.

Puede resultar de una gran obviedad sostener que las leyes domésticas encuentran su límite en sus fronteras nacionales; no lo es si se considera que, para que la protección sea viable, debe obtenerse la aquiescencia en el ámbito internacional de tribunales extranjeros o de otros Estados nacionales que posibiliten la restitución de objetos culturales a los Estados de origen. Las normas de protección internacional de bienes culturales en tiempos de paz están orientadas a hacer eficaz la protección nacional de los bienes culturales en el ámbito del derecho internacional, especialmente las que se refieren al tráfico ilegal, derivado fundamentalmente del robo o de la exportación ilícita.

Una de las grandes carencias en los análisis del patrimonio cultural ha sido precisamente la falta de determinación de la extensión de las obligaciones internacionales que le asisten al Estado mexicano por la ratificación de las diferentes Convenciones que se produjeron en el último cuarto del siglo XX e inicios del siglo XXI. En esa forma, la Convención de la UNESCO de 1970 postula el “nacionalismo cultural” basado en la relación existente entre la propiedad cultural y la definición de “culturalidad”. Los pueblos, para encontrar su identidad, necesitan tener una conciencia histórica, la cual tiene su representación en los bienes culturales. Estos bienes son importantes para definir la “culturalidad” y significan un elemento de cohesión; los bienes culturales son los vehículos de comunicación cultural que les expresan a los pueblos quiénes son y de dónde provienen. Al preservar la identidad de una cultura específica coadyuvan a salvaguardar la diversidad cultural. Los bienes culturales enriquecen y civilizan la vida; estimulan su investigación y conocimiento. Un pueblo desprovisto de sus bienes culturales se empobrece irremediablemente.

La migración de objetos culturales ya sea por robo o por exportación ilícita ha afectado fundamentalmente a los países en desarrollo. Se ha provocado una migración importante de objetos culturales de Estados nacionales con una gran riqueza cultural, pero con graves limitaciones económicas, a centros de alto poder adquisitivo. Es por ello que un número significativo de Estados nacionales ha intentado evitar la migración de sus objetos culturales mediante normas prohibitivas de exportación de ese tipo de bienes, ya sea a través de prohibiciones específicas en legislaciones permisivas o bien mediante autorizaciones en legislaciones prohibitivas. Ambas fórmulas encuentran su límite en la frontera nacional de cada Estado nacional; esta acotación restringe seriamente la protección de objetos culturales en tanto los Estados nacionales de destino no se encuentren vinculados por estas normas y, en consecuencia, no las observen ni en su administración ni en sus tribunales. Es necesario, por lo tanto, fomentar y articular la cooperación internacional para lograr una protección integral de objetos culturales. A este propósito está destinada la Convención de 1970.

La formulación en la comunidad internacional de la noción de “patrimonio común de la humanidad” a la que sin duda pertenece la cultura es uno de los puntos de referencia iniciales que deben considerarse en la redacción de la Convención de 1972. En el año de 1960 la UNESCO lideró las acciones de rescate de los templos de Abu Simbel en el Alto Egipto, amenazados con ser anegados a raíz de la construcción de la presa de Asuán; de la

misma forma la UNESCO intervino en forma decisiva en el rescate de los bienes culturales de la ciudades de Venecia y de Florencia a consecuencia de las graves inundaciones que se registraron en 1966.

Precisamente la amenaza de estos monumentos y objetos culturales en Estados nacionales ricos en cultura, pero con graves carencias financieras y técnicas para preservar su patrimonio cultural y natural, indujo a crear un sistema de cooperación y asistencia internacional que se contiene en la Convención de 1972. Esta Convención y su noción de protección incluye dos nociones básicas: patrimonio cultural y patrimonio natural.

La suscripción del Tratado de Cooperación entre México y Estados Unidos en materia de restitución de bienes culturales estuvo precedida por uno de los pillajes más escandalosos de los que se haya tenido noticia en las culturas precolombinas. Uno de los argumentos más importantes para el combate del tráfico ilícito es el de la “descontextualización” de los bienes culturales. Para el arqueólogo, el etnógrafo, el historiador, un bien cultural obtiene toda su significación en su contexto, ya que es éste el que provee el significado al bien cultural; el significado de un bien cultural se entiende mediante su asociación con el tiempo, con el espacio y con su contexto. Así, en una imagen que ha hecho fortuna, si al bien cultural se le remueve de su contexto se convierte literalmente en un “huérfano cultural”, y el monumento desprovisto de él, en un monumento “amputado”.

La remoción ilícita de bienes culturales precolombinos en nuestra época no se ha circunscrito a meros objetos de cerámica, sino a bienes culturales provenientes de sitios arqueológicos ampliamente conocidos, incluso algunos considerados como monumentos nacionales. Para hacer factible este pillaje, se recurrió al “adelgazamiento” de la estela o a su franca fragmentación para posibilitar su desplazamiento. Este “adelgazamiento” tenía como consecuencia la pérdida irremediable de la información, ya que se ignoraba posteriormente su fuente y su localización, cuando para su lectura es determinante incluso el lugar preciso en donde ésta se encontraba. En la década de los sesenta se intensificó este pillaje en la zona precolombina maya y muchos de esos bienes culturales son exhibidos en la actualidad en museos tan respetables como el Cleveland Museum of Arts, el Houston Museum of Fine Arts, el Minnea-polis Institute of Art, el Brooklyn Museum, el Nelson Rockefeller Museum of Primitive Art, el Saint Louis City Art Museum; otras piezas se encuentran en colecciones particulares y museos europeos. Este pillaje fue tan escandaloso y las estelas mayas ilícitamente removidas tan valiosas que se llegó a afirmar que para el especialista de la cultura precolombina las compras hechas por estos museos equivalían a la compra del Arco de Tito en Roma.

El modelo nacionalista ha comenzado a mostrar síntomas de fatiga. Ante la reconcepción de la soberanía del Estado, y por consecuencia de la soberanía cultural, en tiempos recientes es posible identificar la emergencia de la “cultura de la memoria”, que pretende dar satisfacción a una de las preocupaciones actuales de las sociedades, entre las que se encuentra desde luego la mexicana, y como una reacción a los fenómenos de globalización económica. El efecto inverso de este proceso es la “globalización de la memoria”, que se caracteriza por la proliferación de las representaciones y de las influencias e interacciones culturales universales.

La reforma constitucional recientemente aprobada, junto con las obligaciones internacionales previstas en la Convención de la UNESCO de 2003, constituyen sin duda una de las metamorfosis más profundas de la concepción cultural del Estado mexicano; con ello termina la dominancia del modelo de “cultura nacional”. La mutación conlleva una forma distinta de concebir a la sociedad mexicana, la emergencia de modelos culturales convergentes y la adopción de una “ciudadanía cultural o multicultural”. La fortaleza de México se encuentra precisamente en los grupos y comunidades culturales.

* Activista en el 68, abogado de profesión, notario público.

*.*

Por mi madre, BOHEMIOS*.*

Carlos Monsivais*.*

Para homenajear nuestro optimismo

Sección “Hay declaraciones que crecen por su cuenta, van a la escuela, hacen el postgrado y vuelven

Convertidas

en

conjunto

escultórico.

Ésta

es

una

de

ellas”

1

.

TAMPOCO TENEMOS ELEMENTOS QUE NOS INDIQUEN QUE ESTAMOS GOBERNANDO.

 

“No tenemos elementos que indiquen que haya un riesgo de problema social; no hay evidencias de que el tejido social se haya reblandecido (es más, complementa la R., es casi seguro que los fines de semana los altos funcionarios no tienen que lavar autos en el Eje Central, lo que prueba que el tejido social está más vigoroso que nunca)… El análisis del Coneval es un indicador de ingreso, no de política social, no es un reflejo de la realidad…Vamos por el camino correcto”. (La realidad sólo se refleja en los discursos de nuestro primer mandatario, fuera de allí tiende a languidecer y a tirarse a la vera del camino como tejido social que no encuentra admiradores. Por otra parte, el camino correcto es el que nos lleva a…)

Ernesto Cordero, secretario de Desarrollo Social, al hablar sobre el incremento de la pobreza en los gobiernos del PAN. Nota de Angélica Enciso, La Jornada, 21 de julio de 2009.

Sección “Los retos a los enemigos de buena puntería pero en la sombra, si se hacen a cara descubierta, se vuelven con los años la expresión del valor mesiánico. Sin embargo, por lo pronto no se entienden”

2

. QUÉ ACTITUD TAN CORTÉS PARA DECIR: “NOS VEMOS A LA SALIDA PERO NO LLEVEN

PUÑAL”.

“En su lógica primaria (del crimen organizado) no estaba enfrentar al Estado, lo están haciendo directamente; señores, los estamos esperando, métanse con la autoridad y no con los ciudadanos, los estamos esperando, eso es una invitación que les hacemos”.

Fernando Gómez Mont, secretario de los retos, al desafiar al cártel de La Familia. Nota de Ariadna García,

2009.

Reforma,

22

de

julio

de

Sección “Cristo si dialogó con el Maligno, pero éste no pudo convencerlo de que aceptara una aduana en Nuevo Laredo”

3

.

ES QUE LO PRIMERO QUE HACEN ESTOS CRIMINALES ES OFRECERLES UN DEBATE SOBRE

TEOLOGÍA, Y ESO NO TIENE QUE VER CON LA NATURALEZA DEL DELITO.

“Hasta ahora, nada han logrado estos criminales en relación con los prelados, pero sí lo han hecho con muchos gobernantes municipales, corporaciones policiacas y pequeños y medianos empresarios, quienes prefieren ceder

a la extorsión antes que ver amenazada la seguridad de sus negocios o familias… Con el maligno no se dialoga.

Lo mismo debe aplicar el gobierno federal. Con la gente que delinque, hace el mal y destruye, no se puede dialogar (Sólo se aceptan sus limosnas, la R. pragmática), se les tiene que aplicar la ley sin ninguna concesión”.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, al afirmar que La Familia amenazó con extorsionar a obispos de Michoacán. Nota de Gabriel León y Melina Gil, La Jornada, 20 de julio de 2009.

Sección “Si sus Ilustrísimas no se ponen de acuerdo puede deberse a que el Maligno siembra pistas falsas, que

por

lo

visto

ya

es

lo

único

que

se

siembra

en

el

campo”

4

.

Y A LA VERDAD NO LA ARRAIGA LA PGR POR CUARENTA DÍAS.

 

“Que lo demuestre, que diga quiénes son y quién los amenazó. Mientras tanto, hay que reclamarle por hablar sin fundamento. Hay que decírselo: está mal, no puede decir afirmar cosas sin soporte, y yo no tengo ninguna información de este tipo”.

Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, al responder a la acusación de Hugo Valdemar. Nota de La Jornada, 20 de julio de 2009.

Sección “Lo único que es motivo de alarma es la alarma misma, como se debió pensar antes de salvar a la

humanidad

desde

un

rincón

de

México

por

los

rumbos

del Bosque de Chapultepec”

5

. ASÍ QUE NO NOS DEBE ALARMAR EL CONTAGIARNOS DE INFLUENZA, HABERLO DICHO ANTES DE QUE SE PERDIERAN MILES DE MILLONES DE PESOS EN ASPAVIENTOS.

“El contagiarse de influenza no es lo que nos debe alarmar; eso es algo inevitable (Como un estornudo, un beso

o los desechos tóxicos de una granja avícola o porcícola, la R. epidemióloga). Lo que sí debemos de cuidar es tener bien nuestras defensas para que no haya complicaciones”.

Juan Sabines, gobernador de Chiapas, al ofrecer una nueva solución contra el virus de la influenza humana. Nota de Margarita Vega, Reforma, 21 de julio de 2009.

Sección “La venta de garaje debe hacerse precisamente en un garaje, para que los autos no se sientan

en

territorio

ajeno”

6

. EL AUTO YA NO SÓLO ES UNA NECESIDAD, SINO QUE SE HA VUELTO TAN PARTE DE LA FAMILIA QUE YA PENDE DEL ÁRBOL GENEALÓGICO.

“El gobierno federal está poniendo de su parte, y a partir de ahora se darán 15 mil pesos a cada persona por un auto viejo, con tal de que camine y los pueda llevar a su distribuidora de automóviles favorita. Yo podría llevar el coche que tengo, que es, como he dicho, un Golf 93. No lo voy a hacer porque está en muy buenas

condiciones todavía (Es un símbolo del sexenio, la R. automotorizada), pero pudiera hacerlo para adquirir un vehículo nuevo. (Decídase ahora, el vehículo nuevo todavía está en muy buenas condiciones, luego a lo mejor se deja influir por la situación nacional. La R.) Además, hay vehículos de Volkswagen que entran perfectamente en este Programa de Renovación Vehicular. Ojalá se aproveche… Todas estas medidas, amigas y amigos, ayudan a la liquidez de las empresas. El Programa de Financiamiento, el Programa de Renovación Vehicular, el freno a la importación de vehículos chatarra, el Programa de Paros Técnicos (Y los que no sean técnicos son paros laborales, la R. ocurrente), desde luego, y de Preservación del Empleo, son muestras de que en este gobierno estamos enfrentando la crisis con decisión… Por ejemplo, la caída de la economía. Se estima que en el primer semestre del año pudo haber sido de nueve por ciento o más, a tasa anual; nueve por ciento de recesión en México en los primeros seis meses del año. Sin embargo, la variación que hemos registrado en el empleo formal en el año ha sido de tres por ciento (El 6 por ciento restante se convirtió en taxista con sus vochos viejos porque no alcanzaron a llegar a la casa automotriz, la R. radiotaxi); lo cual implica que, verdaderamente, hemos podido contener los impactos recesivos, hasta cierto límite, lo que era esperable”.

Felipe Calderón Hinojosa, presidente de los changarros y los vochos (pero no del empleo), durante el anuncio de la planta Volkswagen de México. Versión estenográfica, 20 de julio de 2009.

Sección

“En

estos

tiempos

la

gente

ya

no

se

muere,

simplemente

cambia

de

nómina”

7

.

SE VAN DE LA LEALTAD AL PARTIDO PERO SE QUEDAN AFERRADOS A LA LEALTAD A LAS

QUINCENAS,

 

QUE

A

 

LO

MEJOR

ES

COMO

SEGUIR

LEALES

AL

PARTIDO.

QUE

NO

NOS SORPRENDA.

“A lo mejor suena fuerte la palabra, pero sería importante que salga toda la pus que quizás se había acumulado (Pus, qué agradable es la metáfora, la R. a la que ya sólo le alarman las palabras, no la influenza), y que la gente que tenía otros intereses muy ajenos a lo que es la finalidad de Acción Nacional, quizás la vamos a ver pronto en alguna nómina gubernamental ajena a Acción Nacional. Que no nos sorprenda”.

Jorge Salinas Osornio, candidato perdedor del PAN a la alcaldía de Guadalajara, al convocar a resolver el problema de su partido “de forma civilizada”. Entrevista con Julio Alejandro Ríos y Alberto Osorio, Proceso Jalisco 245.

Sección

“Declaras

y

te

quedas”

8

. EN REALIDAD, EL DECLARANTE ACTÚA PARA PROMOVER SU HOTEL, QUE, NOS ASEGURA, TIENE VISTA AL MAR COMO TODOS LOS PAISAJES DE GUANAJUATO.

“No tengo grupo dentro del Partido Acción Nacional (Ni fuera de él, la R.), y mucho menos estoy haciendo grilla dentro de él”.

Vicente Fox, expresidente de otra galaxia, al aclarar que no participa en el relevo de la dirigencia del PAN. Nota de Milenio Diario, 22 de julio de 2009.

Sección “A ver, no le saquen, rífensela, juéguensela con los puños que es la conciencia ideológica de los

machos,

éntrenle”

no

le

sacateen,

9

. DEL RECREO LE VAMOS A DECIR “VIEJA EL ÚLTIMO”.

“Si ustedes tienen tanta fuerza, por qué no uno de ustedes se postula, este es el proceso interno que ya está convocado de acuerdo con los estatutos, postúlese alguien y contienda en esta elección”.

HORA

Y

AL

QUE

NO

CONTIENDA

QUE

ACEPTE

QUE

A

LA

Mensaje de los panistas que apoyan a César Nava al grupo de consejeros y opositores a la designación del exsecretario particular de Calderón. Nota de Horacio Jiménez, El Universal, 23 de julio de 2009.

Sección

“Y

no

nos

asusta

porque

la

decisión

ya

está

tomada

y

la

discusión

es

póstuma”

10

. AL GARROTE PORQUE EL GARROTE NO TIENE DE SU LADO A POPEYE (ESTO SUENA INFANTIL PERO LA PROPUESTA ES DEL DECLARANTE).

“No nos asusta la discusión ni la diferencia de opiniones (No asusta lo que se ignora, la R. filosófica); el PAN lleva 70 años procesando sus diferencias y ésta no será la excepción. La decisión no está en manos de uno ni de seis, sino del Consejo Nacional (Que despacha en Los Pinos y en manos de uno, la R. lógica). Me pongo en manos del Consejo Nacional y estoy absolutamente tranquilo. El PAN tiene estatutos y reglas de elección; en el partido no dirimimos nuestras diferencias a sombrerazos ni tampoco con la ley de la zanahoria y el garrote (Pero sí con las costumbres western de Gómez Mont, la R. Picapiedra). En Acción Nacional las dirimimos con apego a nuestras reglas, que nosotros nos hemos dado”.

César Nava, candidato oficial a la dirigencia nacional del PAN, al responder al grupo de críticos. Nota de La Jornada, 22 de julio de 2009.

ZANAHORIA SIEMPRE HA NOQUEADO

EN

EL

PAN

LA

Sección

“Al

que

lo

fueron

de

Iztapalapa

le

perdieron

la

palapa”

11

. ¡QUÉ VALIENTE! ASÍ DA GUSTO OÍR HABLAR A LOS PERDEDORES.

“Si alguien dice que no se hace (el procedimiento en contra de López Obrador) porque no hay una denuncia formal, la pregunta es: ¿si la hubiera entonces sí van a hacerlo? Porque lo de menos es presentar la denuncia. El problema es si políticamente existe voluntad o no, y si no, que digan por qué”.

René Arce, senador de lo que queda del PRD, aliado a Los Chuchos, al plantear la expulsión de Andrés Manuel López Obrador. Nota de Francisco Reséndiz, El Universal, 23 de julio de 2009.

Sección “Y lo siguiente va a ser la expulsión de todos los que consideran que con Jesús Ortega no nació el carisma”

. Y SI VAN A VOLVER, APRESÚRENSE PORQUE NECESITAMOS QUÓRUM.

“El partido se encuentra en el proceso de confrontar el padrón de militantes con las distintas listas de quienes fueron candidatos (Que, como van las cosas, será mayor a la lista de votantes, la R.)… Pero (los expulsados) si así lo consideran, podrán solicitar su reingreso, conforme se establece en el artículo 3 numeral 2 de nuestro Estatuto”.

Comunicado del órgano directivo del PRD para explicar el proceso de expulsiones. Nota de Horacio Jiménez, El Universal, 21 de julio de 2009.

Se expulsan a sí mismos para ya no leer declaraciones: CM y JV

Análisis*.*

Vulnerabilidad en derechos humanos*.*

Olga Pellicer*.*

Los derechos humanos están de nuevo en la agenda internacional de México. No se trata, como en épocas pasadas, de reclamos por la falta de democracia o por la persecución a las comunidades zapatistas. Ahora son acusaciones por violación de los derechos humanos en que incurren sectores militares que participan en la lucha contra el crimen organizado.

Es desafortunado que se abra ese flanco de vulnerabilidad en la política exterior de México. Si algo ocurrió en dicha política, a partir de 2001, fue el giro en materia de derechos humanos. México ratificó entonces convenciones y protocolos que se había negado a suscribir durante la época del PRI. Aceptó, también, que organismos internacionales monitorearan la situación de los derechos humanos en México y la instalación de una oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en nuestro país.

Tales medidas fueron significativas aunque obviamente insuficientes. Como tantos otros intentos panistas, el deseo de diferenciarse del PRI fue más cosmético que de fondo. La política en materia de derechos humanos es buen ejemplo de lo limitado y titubeante del gran cambio que se esperaba de un partido que había batallado en nombre de los derechos humanos. Se firmaron instrumentos internacionales, lo cual es encomiable, pero no se aplicó en contrapartida la acción interna necesaria para cumplir los compromisos adquiridos.

La primera limitación ha sido el descuido de los grupos más vulnerables ante la violación de los derechos humanos, como son las comunidades indígenas. Los acontecimientos que han tenido lugar recientemente en la sierra de Guerrero, ampliamente documentados por organizaciones muy respetadas, defensoras de los derechos humanos, como Fundar, no dejan lugar a dudas sobre la ola represiva que ha caído sobre dichas comunidades. Es sólo un botón de muestra del desamparo ante acciones autoritarias y violentas provenientes de las autoridades, tanto civiles como militares, en que se encuentran los grupos indígenas.

La segunda gran limitación fue no haber emprendido las modificaciones constitucionales requeridas para eliminar el fuero militar, cuando están de por medio delitos cometidos contra grupos civiles. Las disposiciones sobre el fuero militar son el origen de las reservas que México mantiene ante algunos instrumentos internacionales de derechos humanos, reservas vivamente criticadas por la mayoría de los países democráticos en los que no existe esa situación de excepción a favor de los militares.

El problema venía siendo una piedra en el zapato para la imagen internacional de México en materia de derechos humanos, y se ha convertido en un obstáculo insuperable a partir de la serie de acusaciones que han surgido a lo largo del país respecto a la actuación de los militares frente a grupos civiles sospechosos, con o sin razón, de favorecer o participar en el narcotráfico.

Para nadie es una sorpresa que la ampliación de funciones del Ejército hacia campos que corresponden a tareas de policía iba a tener un costo en materia de derechos humanos. Por algo hubo muchos que no compartimos la alegría presidencial cuando inició su sexenio agarrado fuertemente de la mano del Ejército. Hay suficiente evidencia histórica para confirmar que los militares no son, ni por formación ni por responsabilidades, los mejores defensores de los derechos humanos.

Lo que sí fue una sorpresa fue la vinculación que se estableció entre la cooperación con Estados Unidos en materia de lucha contra el narcotráfico y el respeto de los derechos humanos en México. Resulta que un porcentaje (15%) de la ayuda para México dentro de la Iniciativa Mérida está condicionado al informe que el Departamento de Estado proporcione al Congreso estadunidense sobre la situación existente en México respecto a tales derechos. Se internacionalizan, así, los ocasionales o frecuentes desmanes castrenses contra la ciudadanía y nos encontramos de nuevo con un gobierno obligado a disimular en el exterior las deficiencias internas para garantizar el respeto a los derechos humanos.

Cierto que las dimensiones alcanzadas por el enfrentamiento con el crimen organizado son de tal magnitud que no es el momento de pedir un retiro de las atribuciones del Ejército. Este ha sido el último recurso para recuperar el control sobre el territorio en algunas ciudades o regiones. Sin embargo, no es posible ocultar los peligros que esto conlleva para los derechos humanos.

La imagen de México no se puede remediar pidiendo a los funcionarios gubernamentales que salgan al mundo afirmando que no hay en México una política de Estado violadora de los derechos humanos. Para enfrentar los peligros en que éstos se encuentran, debido a la ampliación de atribuciones del Ejército, es necesario ir más lejos y, con la misma energía y decisión con que se combate al narcotráfico, poner en pie un programa masivo de promoción de los derechos humanos. Los caminos pueden ser variados, desde cursos intensivos sobre el tema a los grupos castrenses, hasta acciones rápidas y convincentes que ilustren la decisión de consignar y castigar a quienes son acusados de no respetar tales derechos.

Ahora bien, la piedra de toque es el mantenimiento o no del fuero militar. No se puede afirmar que se profundiza el compromiso con los derechos humanos en México si no se modifican las disposiciones constitucionales que, al mantener una situación de excepción para los militares, les dan una forma de impunidad que no allana el camino para la consolidación del estado de derecho. Si queremos estar en el mundo como país democrático, la defensa de los derechos humanos debe ocupar un lugar central en la visión y proyección que se tenga de la seguridad nacional. l

Análisis*.*

La izquierda ciega*.*

Javier Sicilia*.*

La crisis por la que atraviesa la izquierda mexicana no es nueva. Es un sino que la ha acompañado siempre. No bien logra unificarse cuando inmediatamente se fractura para recaer en toda suerte de pleitos internos, contradicciones y contrasentidos. Del PMT –para hablar de articulaciones que fueron esperanzadoras– al PRD, pasando por el PSUM, la vida de la izquierda ha sido la historia de su incapacidad para permanecer unida. Como una especie de condena de Sísifo, a sus mayores triunfos suceden siempre fracasos que vuelven a colocarla al pie de la montaña.

Sin embargo, mientras a Sísifo lo castigan los dioses por querer robarse la inmortalidad, la izquierda mexicana se castiga a sí misma. Aunque los poderes del mundo neoliberal hacen siempre lo posible por arrojarla al pie de la montaña, su verdadero fracaso radica en su incapacidad para mantener un proyecto. Unificada, en sus mejores momentos, alrededor de una figura carismática –Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, el Subcomandante Marcos–, los equívocos de sus líderes o sus empecinamientos la decepcionan y fracturan. Aunque el proyecto exista y sea sólido –pienso en el zapatismo y su lenta construcción antes de ocupar la palestra y pelearse con sus interlocutores naturales–, la izquierda no se unifica allí. Un fracaso, un trastabilleo, una crítica bastan para que lo pierda de vista.

La razón es que la mayor parte de la izquierda es incapaz de soportar la frustración, de mantenerse fiel a un proyecto y vivir seriamente la autocrítica para reorientarlo. El todo o la fractura han sido su destino.

Lo que esta actitud deja entrever es que la izquierda nunca ha logrado pensar bien lo que quiere. Con la única intuición de que hay que acabar con el capitalismo, su lucha oscila entre domesticar al capital mediante el poder, lo que sabemos es imposible –por ese camino sólo se llega a la dictadura o, como sucede con las izquierdas europeas, a la sumisión bovina al capital–, o, en un gesto romántico y anacrónico, hacerle la guerra por todos los medios para instaurar otro poder que se convertirá en dictadura. Entre uno y otro extremo, la izquierda se desespera y se atomiza.

En estas actitudes veo lo que Marx llamó la mitificación –la falsificación– que quiere creer y hacernos creer que una política de poder puede, por el simple hecho de que la encabeza una verdad de izquierda, traernos una sociedad mejor en la que por fin se realice la liberación social. Pero una política de poder sólo significa la preparación para la guerra, y en esa guerra, porque la izquierda quiere el todo o la nada, termina, cuando no obtiene todo, por volverse contra sí misma y dividirse en facciones. Esto es absurdo y, sin embargo, ahí están sus reiteradas crisis para mostrarlo.

Si yo fuera marxista, habría sacado de la gran noción de mitificación la idea de que las mejores intenciones pueden ser mitificadas. Lo que olvida la izquierda, ciega ante el dogma de que sólo desde el poder se puede transformar el mundo, es que en Marx había, además de la radicalidad, la modestia del hombre atento: la sumisión a la realidad y la humildad ante la experiencia. Esas características lo habrían llevado sin duda a revisar algunos puntos de vista con respecto al poder, la industrialización y la repartición de las riquezas que sus discípulos de hoy quieren mantener en la esclerosis del dogma. Creo que Marx, ante el nefasto poder de la técnica, de la dictadura totalitaria de los regímenes nacidos del sovietismo, de las consecuencias catastróficas del arrasamiento del campo, de los campesinos y de la globalización, habría reconocido que los datos objetivos para la liberación social habían cambiado y que era preciso pensar en luchas libertarias que, negándose al poder y al faccionalismo, fueran construyendo para el hombre una verdadera libertad social. Pero Marx amaba a los hombres reales, y la izquierda ama la abstracción y el dogma. Prefiere sacrificar la libertad de los otros en nombre de abstracciones políticas que ponerse al servicio de su libertad.

Al igual que en el pasado los estalinistas satanizaban a los trotskistas, a los maoístas, a los revisionistas, y viceversa, hoy, en forma más degradada, los “chuchos”, después del fracaso de López Obrador, satanizan a los lopezobradoristas, ven con desdén a Cárdenas, desprecian a los zapatistas y al EPR, le dan la espalda a movimientos de resistencia social ajenos a sus intereses, y viceversa. A pesar de sus discursos, la izquierda no

se abre a una búsqueda real de la justicia. Lo que busca es lo mismo que los liberales: el mito prodigioso del

poder que repartirá la riqueza a los hombres. Pero en la medida en que no es su objetivo real, sino mitificado, fracasa. Si la izquierda quiere realmente servir al hombre, debe volver la vista no hacia Marcos, sino hacia el zapatismo, es decir, hacia la renuncia al poder y a la construcción de espacios donde la gente le pone límites y,

a partir de sus propias experiencias, construye procesos autónomos, libres y de cooperación. Pero para ello

tendría que renunciar al poder, a los dogmas, a las mitificaciones y a las trampas, y ponerse al servicio de una

justicia que tiene mil rostros. Si no lo hace, la veremos siempre ascender y regresar, como un Sísifo, a las profundidades, para inútilmente volver a subir la inmensa piedra de la justicia.

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del Cerro de San Pedro, liberar a los presos de Atenco y de la APPO, y hacer que Ulises Ruiz salga de Oaxaca. l

Análisis*.*

Tunda a los conservadores panistas*.*

Miguel Ángel Granados Chapa*.*

Los gobernadores panistas caracterizados por su conservadurismo cerril, su ubicación a la derecha del militante promedio de Acción Nacional, sufrieron reveses electorales muy significativos, que probablemente muestran el hartazgo ciudadano por su forma de ejercer el Poder Ejecutivo. Se trata de Juan Manuel Oliva, de Guanajuato; Emilio González Márquez, de Jalisco, y Marco Antonio Adame, de Morelos.

Si bien Acción Nacional conservó el 5 de julio el ayuntamiento de León, la ciudad que gobierna desde la década de los ochenta, y ganó la mayoría en la legislatura local y casi todos los distritos federales, el resultado general en Guanajuato le fue adverso, al punto de que esa fue la nota que los diarios locales subrayaron el 6 de julio: “Pierde PAN votos”, fue la cabeza principal del diario más profesional del estado. Otro fue más directamente burlón: “¿Guanajuato… qué? El PAN noqueado”.

A la hora en que los lectores de ese periódico se imponían de su contenido, el autor de la frase aludida en ese

titular dejaba de ser jefe nacional del partido. Germán Martínez anunció que renunciaría al liderazgo panista y,

por consecuencia, a su intento de “guanajuatizar a México”. Y es que la votación panista disminuyó en más de 300 mil sufragios en tres años. Si bien las elecciones que incluyen la renovación de los poderes ejecutivos federal y local, como la de 2006, además del voto por diputados federales y locales, y alcaldes, no son estrictamente comparables con las que sólo incluyen estos últimos cargos, la pérdida es muy efectiva, porque se reflejó en derrotas municipales. En 2006 el PAN ganó 36 ayuntamientos, y se quedó esta vez en 25, incluyendo

el de la capital, que se había convertido en parte del patrimonio político blanquiazul.

Para que este último resultado tuviera lugar fue necesaria la alianza (que adoptó la forma de candidatura común) del PRI y del PRD. No debió ser fácil para las dos partes unirse, sobre todo porque el priismo guanajuatense es muy afín a los modos sociales del panismo, lo que se percibió al tener como candidato a Nicéforo Guerrero Reynoso, un miembro de la estructura de gobierno priista de tiempo atrás que no vaciló en formar parte del gabinete de Vicente Fox, como subsecretario de Energía.

Aparte el reproche al gobierno por su mal desempeño, en la disminución de votos del PAN seguramente influyó

la división interna que se percibe en no pocas ciudades guanajuatenses, especialmente en León. Allí contienden

desde hace mucho tiempo panistas demócratas o tradicionales con los miembros de El Yunque. Ricardo Sheffield, el nuevo alcalde leonés, quizá no fue votado por los yunquistas, que deploraron su candidatura.

El gobernador Oliva, que si no es miembro de El Yunque merecería serlo, no fue derrotado del todo. Su hermano Javier será diputado federal.

En Jalisco ni un consuelo semejante suavizó el pesar del gobernador por la derrota de su partido, aunque está en posibilidad de atribuir a sus adversarios la causa de la fractura histórica que para el panismo significó la pérdida de Guadalajara y otras ciudades que el PAN había gobernado en los trienios recientes. En efecto, el aspirante a presidente municipal de la capital tapatía, Jorge Salinas, forma parte del grupo cercano a Francisco Ramírez Acuña, el exgobernador abiertamente enfrentado a quien lo sucedió en el cargo, Emilio González Márquez.

Aunque ya no se inscribe por entero en esa línea, pues se ha corrido también a la derecha, Ramírez Acuña llegó

a la presidencia municipal de Guadalajara primero y a la gubernatura de Jalisco después en nombre de la

tradición demócrata del panismo de ese estado, que en su hora fue representada por Efraín González Luna, a quien la extrema derecha de la entidad consideró algo así como representante personal del demonio. Fue una decisión elocuente que su hijo Efraín González Morfín, el reputado ideólogo y dirigente panista, propulsor del solidarismo derivado de la doctrina social cristiana, aceptara ser secretario de Educación Pública en el gobierno de Ramírez Acuña.

En las oscilaciones del panismo jalisciense, las corrientes que lo forman pierden o ganan alternativamente. Gabriel Jiménez Remus, de la línea cristiana, fue derrotado en 1995 por la ultraderecha que llevó como candidato a Alberto Cárdenas. Ramírez Acuña, discípulo cercano de Jiménez Remus, el embajador mexicano en Cuba de quien algunos esperaban que se registrara como candidato a encabezar el PAN, venció a los conservadores pero no pudo impulsar a un candidato de su misma corriente, sino que lo reemplazó González Márquez, un antiguo sinarquista, miembro del Partido Demócrata Mexicano, que ha resultado un gobernador insolente, mal gastador de los recursos públicos (los emplea para asegurarse su porvenir terrestre y celestial, pues los otorga a Televisa y a la Iglesia católica) y cabeza notoria del ultraderechismo nacional.

Títulos semejantes podría reclamar para sí Marco Antonio Adame, el gobernador de Morelos, cuya situación es peor. Su derrota electoral fue contundente. A manos del PRI, su partido perdió las alcaldías de Cuernavaca, Cuautla y Jiutepec, por sólo enumerar algunas. El tricolor halló en Morelos tierra propicia para abultar su amplia victoria nacional: ganó la mitad de los ayuntamientos (16 de 33) y un número semejante de las diputaciones locales: 15 de las 30 que estaban en disputa en distritos que se ganan por mayoría.

La crisis electoral padecida por el PAN y su gobernador es síntesis de otras de mayores dimensiones que ensombrecen la vida de los morelenses. La ingobernabilidad se cierne sobre el estado. Aquí y allá proliferan los conflictos locales, generados las más de las veces por un crecimiento urbano desordenado que en provecho de desarrolladores voraces expolia los recursos naturales en cuya defensa se afanan los pobladores comunes. No se resolvió del todo el problema del magisterio alzado en rebelión a causa de la Alianza por la Calidad de la Educación, y es de suponerse que se reencienda cuando de nuevo se abran a concurso las plazas docentes y se inicie el curso 2009-2010.

La crisis de inseguridad afecta a toda la entidad y se agrava por la complicidad de la delincuencia y las agencias gubernamentales encargadas de enfrentarla y la del gobierno federal con el local. A diferencia del trato asestado

a Michoacán y a su gobernador Leonel Godoy, las afinidades políticas e ideológicas de Adame y Calderón

aseguraron al morelense que el combate a la infiltración delincuencial en las policías fuera casi subrepticio. El procurador de Justicia de Michoacán se presentó voluntariamente ante las fuerzas federales que practicaron en la entidad una redada el 26 de mayo, y fue aprehendido. En cambio, pocos días antes el de Morelos simplemente renunció, no obstante que un comandante de la policía ministerial a sus órdenes está ahora bajo proceso. Al secretario de Seguridad Pública de Adame, Luis Ángel Cabeza de Vaca, se le dio también la ocasión de dimitir, y sólo cuando estaba fuera del gobierno se le detuvo para arraigarlo. El 16 de julio –11 días después de las elecciones– cambió su condición jurídica, pues se expidió en su contra orden de aprehensión por sus relaciones con el narcotráfico. Lo mismo se hizo con Francisco Sánchez González, secretario de Seguridad Pública del municipio de Cuernavaca. A los dos se les señala por su cercanía con los hermanos Beltrán Leyva,

cercanía en sentido estricto. Nunca se preocuparon por el hecho de que miembros de esa banda radicaran en una casa situada a no más de 100 metros del palacio de gobierno.

Si bien no le concierne directamente, el gobernador no es ajeno (ni puede serlo) al conflicto entre la legislatura local y el Poder Judicial, que amenazó a la impartición de justicia en el estado. Eliminada la inamovilidad de los magistrados del Tribunal Superior por los diputados, aquellos juzgadores se defendieron para mantenerse en sus cargos, que finalmente perdieron cuando la Suprema Corte de Justicia dio la razón al Congreso en la controversia constitucional promovida por los afectados, que tuvieron que jubilarse y dar paso a la designación de sus sucesores.

Digamos en fin que en la derrota panista y de Adame algún efecto habrá tenido la disensión de miembros del PAN que siguieron a Sergio Estrada Cajigal, quien comenzó oponiéndose desde dentro a Adame y concluyó yéndose del partido que lo hizo alcalde de Cuernavaca y gobernador del estado. Aunque no fue un ejemplo de gobernante y su militancia panista fue desde siempre frágil, más convenenciera que surgida de una convicción, el exgobernador no ocultó sus diferencias con Adame, que resultaron en perjuicio de éste. Esperemos que también las padezca la corriente a que pertenece. l

Análisis*.*

Garantes de la impunidad*.*

Ernesto Villanueva*.*

El diseño institucional del Estado mexicano está confeccionado para que la corrupción sea impune y para dejar sin sanción conductas que deben ser objeto de castigo. Este principio hace que las campañas para el combate a la corrupción, incluida la retórica figura de los testigos sociales de las licitaciones y compras de los distintos órdenes y niveles de gobierno, cumplan sólo un cometido testimonial para dejar las cosas como están. De la cúspide a la base puede documentarse cómo el sistema legal genera incentivos perversos para que México sea “un país sin consecuencias”.

Primero. Las leyes de transparencia han sido un logro para ejercer mayores espacios de escrutinio público que en el pasado inmediato. También, sin embargo, han dado vida al cinismo de la autoridad que, frente a las pruebas de que varias cosas andan mal, no hace absolutamente nada. Muchas denuncias públicas debidamente documentadas que en un país medianamente democrático generarían estupor, indignación y la aplicación de la ley, en México sólo generan simulación, apostando a la falta de memoria de la comunidad. Peor todavía, los órganos internos de control y las contralorías internas funcionan más para intentar dejar sin rastros el uso indebido de recursos públicos que para ser efectivamente garantes del combate a la corrupción. El único pecado que no se perdona es la falta de complicidad, dice el adagio de la política mexicana que se aplica –ese sí– con puntualidad.

Segundo. Los órganos de control operan inadecuadamente porque han sido creados precisamente para que cumplan sus funciones de manera acotada. Los ejemplos saltan a la vista. De entrada, la Auditoría Superior de la Federación carece de autonomía legal. Se trata de una entidad que forma parte de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, y una de las causales de revocación del titular que nombra la Cámara de Diputados es “obtener una evaluación del desempeño poco satisfactoria sin justificación, a juicio de la Comisión (de Vigilancia de la Auditoría de la propia Cámara), durante dos ejercicios consecutivos”, según el artículo 92, fracción VII de la “vanguardista” Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

En las entidades federativas las cosas están igual y en muchas de ellas peor. En el Distrito Federal, por ejemplo, la Asamblea Legislativa del DF se autoasignó atribuciones que ofenden la inteligencia de las personas. Y es que tiene facultades para ordenar a la Contaduría Mayor de Hacienda dónde puede realizar visitas o auditorías. Ello

se presta, por supuesto, a negociaciones políticas para castigar o premiar a los regulados, según los vaivenes de la política.

Tercero. Los órganos internos de control de los distintos niveles y órdenes de gobierno están todavía peor. Se trata de entidades donde los responsables son nombrados y removidos libremente por superiores a los que debe vigilar. ¿Se imagina alguien que el titular del órgano interno de control o auditor interno va a sancionar a quien le debe el cargo y lo puede despedir en cualquier momento?

En el gobierno federal, el titular de la Secretaría de la Función Pública es designado de forma discrecional por el presidente para que el Poder Ejecutivo se vigile a sí mismo. Ese absurdo sólo lo aceptamos porque siempre han prevalecido este tipo de fórmulas y creemos que así deben continuar. El sistema está diseñado para realizar la tomadura de pelo perfecta. El órgano interno de control prepara, arregla y sistematiza la información susceptible de ser auditada para que el órgano superior de fiscalización dé su visto bueno o advierta errores menores para guardar un poco las formas.

Cuarto. Para evitar comparaciones con los países más desarrollados, lo hago con aquellos que están en el lado opuesto. En términos generales se puede señalar que en esta materia se han dado muchos pasos adelante en relación con México. Baste mencionar algunos ejemplos para acreditar mis palabras.

En Guatemala, la Contraloría General de Cuentas es un órgano autónomo constitucional, y en la designación de su titular intervienen, por mandato de la Constitución, universidades y colegios académicos. En El Salvador, la Corte de Cuentas de la República tiene participación de la Corte Suprema de Justicia, pero deja fuera al Legislativo y al Ejecutivo. En Nicaragua, la Contraloría General de la República es “un organismo independiente sometido solamente al cumplimiento de la Constitución y las leyes”, según el artículo 156 de su Constitución. En Nigeria, el auditor general de la Federación es un órgano autónomo constitucional nombrado por el presidente de una terna enviada por el Consejo Ciudadano del Servicio Civil de Carrera y aprobado por el Senado. Y en Haití, la Corte Superior de Auditoría es también un órgano autónomo constitucional.

En México el camino para una efectiva rendición de cuentas pasa necesariamente por un nuevo entramado legal que genere incentivos para que la transparencia, el combate a la corrupción y el fin de la impunidad puedan nacer.

Lo demás es pura demagogia. l

evillanueva99@yahoo.com

Religión*.*

Marcial Maciel: la verdad es peligrosa*.*

Rodrigo Vera*.*

Para el psicoanalista e investigador de la UNAM Fernando M. González, autor del libro La Iglesia del silencio:

de mártires y pederastas, los pactos tácitos de la jerarquía católica y entre sus órdenes impedirán que la comisión nombrada por el Papa Benedicto XVI llegue al fondo de las transgresiones cometidas por el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. Entre los riesgos que evitarán está, por ejemplo, el de involucrar al entonces cardenal Joseph Ratzinger en la protección de que gozó Marcial Maciel durante el papado de Juan Pablo II.

La cúpula de los Legionarios de Cristo, encabezada por el sacerdote mexicano Álvaro Corcuera, corre el riesgo de ser completamente destituida por el Papa Benedicto XVI cuando concluya la auditoría que realiza el Vaticano a esa congregación debido, entre otras razones, a las acusaciones en su contra por proteger a una red de sacerdotes pederastas.

A esta conclusión llega el investigador Fernando M. González, autor del libro La Iglesia del silencio: de

mártires y pederastas, en el que aborda la embestida papal contra la congregación fundada por Marcial Maciel.

“Lo más probable es que, al concluir la investigación, el Vaticano destituya a la cúpula dirigente de los Legionarios para que la nueva dirigencia se encargue de ir limpiando lentamente la institución”, asegura González.

–La cúpula actual es encabezada por mexicanos. ¿Es conveniente que siga siendo mexicana?

–Lo más adecuado es que empiece a variar, y entre gente más fresca, menos cómplice del pasado. Por ejemplo, cuando se abrieron los archivos de la KGB, el pasado de la Unión Soviética quedó totalmente incierto. Igual sucede aquí; con la actual condena a Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios, el pasado de la congregación también queda totalmente incierto, ya no digamos su futuro. De manera que, si quiere sobrevivir esa institución, hay cosas que no deben seguir ocurriendo en ella.

El investigador considera “cómplices” de Maciel a Álvaro Corcuera, el actual director general de la Legión; a

Luis Garza Medina, su vicario general, y a Cristóforo Fernández, procurador general, todos ellos mexicanos y

puestos por Maciel en la dirigencia de la congregación.

Agrega Fernando M. González: “En las pesquisas seguramente saldrán a relucir sus complicidades con Maciel.

El Vaticano bien podría decirles a los tres: ‘Van para afuera, porque ustedes sabían sobre las redes de pederastia

y sin embargo callaron’. Cristóforo, por ejemplo, fue efebo de Maciel y además le conseguía menores de edad para que abusara de ellos. Y sin embargo ahí sigue, como tercero en la jerarquía”.

De Álvaro Corcuera, descendiente de una conservadora familia tapatía, se dice que sufrió abuso sexual de Maciel, quien luego, en enero de 2005, lo designó sucesor suyo (Proceso 1474).

En su discurso de aceptación del cargo, pronunciado el 23 de enero de ese año, Corcuera lo dejó claro: “Quiero manifestar mi deseo de proseguir en la misma estrecha fidelidad al carisma de la congregación y a la persona del fundador. Y continuar la obra por él iniciada al servicio de la Iglesia”.

Pese a que en ese tiempo Maciel llevaba ya años de ser acusado de pederastia y adicción a las drogas, nadie imaginaba entonces que Benedicto XVI lo castigaría a él y a su congregación.

La estrategia papal se inició en mayo de 2006, cuando condenó al ostracismo a Marcial Maciel, y continuó en

2007, al quitarle a los miembros de la orden los llamados “votos privados” que les prohibían criticar los actos

de su fundador, quien murió en enero de 2008.

En febrero pasado, el Vaticano obligó a los Legionarios de Cristo a que revelaran públicamente que Maciel tuvo una hija y llevaba una “doble vida”. Y tres meses después, en mayo, se anunció que los Legionarios serían investigados por una comisión de cinco visitadores apostólicos. Estas auditorías son intervenciones pontificias que se realizan cuando hay fallas o situaciones anómalas en una orden.

Dicha comisión está integrada por el mexicano Ricardo Watty, obispo de Tepic y miembro de la congregación

de los Misioneros del Espíritu Santo; Charles Joseph Chaput, arzobispo de Denver, Estados Unidos; Giuseppe

Versaldi, obispo de Alejandría, Italia; Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo de Concepción, Chile, y Ricardo Blázquez Pérez, obispo de Bilbao, España.

La comisión empezó a trabajar el pasado miércoles 15. Cada uno de sus miembros se ocupa de auscultar a las

instituciones de la Legión por zonas geográficas. Al mexicano Watty le tocó México y Centroamérica. Revisan

los estatutos y las reglas de la congregación, sus desviaciones de los principios elementales de la fe, la administración de sus recursos económicos.

Psicoanalista e investigador titular del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Fernando M. González, comenta:

“La comisión tiene muchas posibilidades de avanzar en sus pesquisas, muchísimas y por varios lados. Pero lo sustancial no es el nombramiento de la comisión, sino hasta dónde está dispuesta a llegar. En este momento es difícil predecirlo, pues va a depender de varias negociaciones.”

–¿Cómo cuáles?

–Bueno, pongo el caso del único mexicano en la comisión, monseñor Ricardo Watty. Aparte de obispo, él es un religioso que pertenece a la congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. Y no olvidemos que todas las congregaciones, al igual que los Legionarios, tienen a sus pederastas, a sus religiosos con mujer y a sus homosexuales con sus parejas. Por ese motivo, hay entre ellas una especie de Omertá: “Yo te cubro a tus pederastas y tú me cubres a los míos”. Hay pactos entre ellas. Así opera la estructura eclesiástica.

“¿Se atreverá monseñor Watty a denunciar las redes de pederastas de la Legión de Cristo, que es mucho más poderosa que su congregación? Ese es el punto. Watty la tiene muy difícil, pues los Legionarios también pueden denunciar las desviaciones de los Misioneros del Espíritu Santo. Watty y los otros miembros de la comisión tendrán que llegar a las negociaciones para luego saber qué van a decir y qué van a callar. Ese es el problema de las famosas comisiones.”

La verdad negociada

Entrevistado en las oficinas de Tusquets Editores, que acaba de publicar su libro La Iglesia del silencio –en el que analiza el contraste entre el ocultamiento de la pederastia y la exaltación del martirio dentro de la Iglesia católica mexicana–, González sostiene que la red de complicidades se extiende hasta la curia romana:

“Para poder serlo, un sacerdote pederasta depende siempre de una relación social. Y Marcial Maciel durante más de 50 años estuvo protegido por tres instancias vaticanas: la Sagrada Congregación de Religiosos, la Sagrada Congregación de la Fe y la Secretaría de Estado. Hasta el Papa Juan Pablo II lo protegió. Tuvo cómplices. Y las investigaciones deberían incluir a los cómplices.”

–Pero el actual Papa, su acusador, estuvo a cargo de la Congregación de la Fe durante el pontificado de Juan Pablo II.

–Sí, pero en ese tiempo Joseph Ratzinger también protegió a Maciel, bloqueando las denuncias en su contra que le llegaban a la Congregación de la Fe, bajo el argumento de que Maciel aportaba muchos bienes a la Iglesia. Eso dijo cuando se le entregó una carta en la que el padre Alberto Athié denunció a Maciel. ¿Por qué cambió ahora Ratzinger? ¿Qué pasó ahí? No lo sé.

“Lo cierto es que, en su estrategia actual, Ratzinger convertido en Papa empezó por eliminar primero a Maciel como se elimina a un tumor canceroso que se quita del resto del cuerpo. Esa fue su sentencia de 2006. Viene hoy el corte quirúrgico a la Legión. Un corte perfecto del cirujano Ratzinger. Eso sí, sin implicar para nada a las congregaciones vaticanas, como diciendo: ‘Nosotros nada tuvimos que ver, no somos cómplices de nada’, cuando fueron cómplices de todo.”

El investigador hace notar que, hasta el momento, los Legionarios no han admitido la pederastia ni la fuerte adicción a las drogas de su fundador, por lo que la comisión podría indagar ambas conductas:

“Los Legionarios siguen sin admitir la pederastia y la toxicomanía de Marcial Maciel. Esas dos facetas se dieron a intramuros de la congregación durante muchos años y con la complicidad de muchos legionarios, de manera que eso no puede demostrarse más que con testimonios de las víctimas. Y es testimonio contra testimonio. De ahí que sigan como si nada hubiera pasado.

“En cambio, se vieron obligados a aceptar que, por lo menos, Maciel tuvo una hija, dejando abierta la posibilidad de que tuvo más hijos. Y eso porque, según versiones, la hija y la madre se presentaron

directamente en la Secretaría de Estado y presionaron para que se hiciera pública su situación. A la Legión no le quedó otra salida que admitir lo que ya no podía ocultar: que tiene una hija radicada en Madrid, España, producto de sus amoríos, se dice, con una mujer mexicana.”

Y aunque trataron de aparentar que no se habían enterado, porque esa relación se desarrolló fuera de las

instalaciones de la orden, enfatiza el investigador, los dirigentes de los legionarios la conocían y la ocultaron por años. Si ahora admiten sólo el caso de la hija es porque adoptan lo que él llama “la estrategia de la vacuna:

saco esto para no sacar lo otro, acepto una de las partes para poder silenciar la más contundente”, la pederastia.

“Lo último que están dispuestos a aceptar –reitera– es la pederastia, pues si lo hacen tendrán que admitir la existencia de toda la red de pederastas dentro de la institución, y también en sus escuelas, en complicidad con los laicos. Por ahí puede avanzar la comisión investigadora.

“Lo mismo puede avanzar por el lado de la toxicomanía de Maciel. Sobre este punto hay denuncias que desde 1952 están en el Archivo Secreto Vaticano. Existen testimonios de un Marcial Maciel que caía en el hospital totalmente drogado, está el informe de un farmacéutico enviado a la Congregación de Religiosos, entre otros casos.”

–Algunos exlegionarios suponen incluso que Maciel era un narcotraficante en los años cincuenta, que con el dinero de la droga impulsó a la Legión.

–Sí, hay esas especulaciones, sobre todo la versión de que por entonces solía viajar con aquel famoso maletín

de piel de cocodrilo que tenía doble fondo. Se dice que ahí transportaba un polvo blanco. Cuando llegaba al

aeropuerto de Nueva York les decía a sus jóvenes acompañantes: “Muchachos, carguen mi maletín, yo los espero afuera”. Está la anécdota de que, en una ocasión, en el aeropuerto se abrió el maletín y el polvo blanco

se desparramó. Marcial intervino diciendo: “Es polvo de yeso para fabricar santos”. Y la libró gracias a que lo

vieron vestido de sotana. Pero estos testimonios no comprueban que traficaba droga. No sabemos si la comisión

aclare el asunto.

–¿Entonces la comisión no está obligada a tocar fondo?

–Solamente en teoría. Las negociaciones pueden neutralizarla en buena medida. Después, cada uno de sus cinco miembros elaborará su informe secreto. Lo entregarán directamente a la Secretaría de Estado y a la Congregación de Religiosos, y éstas a su vez evaluarán conjuntamente qué decir y qué callar, ya que, en su estructura, la Iglesia está marcada por el silencio y el secreto. Por eso el título de mi libro es La Iglesia del silencio.

–Pero aquí cuenta mucho la disposición papal. ¿Cuál es su actual actitud ante los Legionarios como institución?

–Tiene a la Legión en la mira, pero no creo que se aviente el boleto de eliminarla sin más, pues le aporta muchas ventajas económicas y políticas. Los Legionarios mandan dinerales al Vaticano. Al crear esta comisión,

el

Papa intenta más bien lanzar un mensaje simbólico a las demás congregaciones para decirles que su política

es

de tolerancia cero. Eso sí, castigará en cierta medida a los Legionarios, pero será un castigo muy acotado. No

llegará al fondo de las complicidades con Maciel, porque él mismo saldría involucrado.

–¿Qué podrá hacer para dar la impresión de que fueron efectivas las pesquisas de su comisión investigadora?

–Insisto: quitar a la cúpula de los Legionarios, acusarla de complicidad con Maciel. Será otro de sus cercenamientos de cirujano. Principalmente, irán para afuera Álvaro Corcuera, Luis Garza y Cristóforo Fernández, las tres cabezas centrales impuestas por Maciel. Con este solo acto Benedicto XVI se cubrirá de gloria sin llegar al fondo del problema.

Fernando M. González señala que esta medida no le será tan difícil al pontífice, comparada con el golpe que le asestó a la figura de Marcial Maciel:

“En el plano simbólico, ese sí fue un golpe brutal para los Legionarios de Cristo, ya que la figura de su fundador quedó vituperada y denostada, siendo que ellos hasta querían hacerlo santo, puesto que, en la bolsa de valores de las congregaciones, todas aspiran a que sus fundadores sean llevados al altar. Las que no lo logran pasan a una especie de segunda clase.”

–¿No hay manera de compensar esa desventaja?

–No veo ninguna. La Legión está configurada como una secta, donde su caudillo y su líder carismático es Maciel. De su figura depende todo el mensaje y el orden simbólico. A diferencia de los partidos políticos, aquí

no se puede hacer un cambio de líder. ¡No se puede!

Religión*.*

La boda truculenta*.*

Verónica Espinosa*.*

LEÓN, GTO.- Vicente Fox y Marta Sahagún “sorprendieron” a las autoridades de la arquidiócesis de esta ciudad para obtener, en “condiciones especiales”, el permiso para la celebración del enlace religioso del jueves 9 en la casa de la familia Fox Quesada.

Y si bien la instancia eclesiástica intentó evitar el escándalo, el asedio de los medios y hasta la incomodidad que

una boda pública pudiera causar a las anteriores parejas de Fox y Sahagún: Lillian de la Concha y Manuel

Bribiesca Godoy, Marta se encargó de buscar los reflectores.

Carlos Muñoz Hernández, vicario local y responsable de otorgar el permiso al sacerdote Alejandro Latapí para que impartiera el sacramento a los Fox-Sahagún en ausencia del arzobispo, responde a un cuestionario entregado por Proceso sobre el enlace nupcial tramitado “en dos horas”.

“Hay fieles que, tan asediados son por los medios, que parecen ratones que quieren esconderse”, afirma. Y se pregunta: “¿Cuál fue el problema de Diana de Inglaterra y otra gente famosa, que llegan a fastidiar tanto que hacen que la gente tenga que recurrir a estas premuras y a esto?

“Al dar ese permiso –explica–, nosotros hicimos este razonamiento y por eso se justificaron las excepciones que ellos (Fox-Sahagún) nos pedían, sin saber que ellos mismos avisarían al periódico a.m. y a la revista Hola!”

Y enseguida, una frase que suena a reproche: “Sin duda, de haberlo sabido, nuestra decisión habría sido

diferente”.

Para la arquidiócesis el propósito era, sobre todo, cumplir con la disposición de la Rota Romana de que la pareja celebrara una boda discreta y en secreto, y atender a la condición de exjefe de Estado de Fox.

No obstante, fue la propia Marta Sahagún quien se encargó de abrir –nuevamente– las puertas de su vida íntima

a los medios, primero para avisar a un diario local sobre la boda (Proceso 1706) y posteriormente para dar pelos

y señales en un programa televisivo y a una revista del corazón, a los que incluso entregó fotografías de la ceremonia.

Ni siquiera la petición expresa del nuncio del Vaticano para que la pareja cumpliera con la condición impuesta

por la Rota Romana impidió los afanes de la pareja del expresidente Fox por lucir públicamente el vestido

adquirido en España, las zapatillas bordadas o sus prisas por divulgar los detalles del enlace.

Fue Marta quien habló a los medios de la visita del nuncio del Vaticano para entregar el documento a ella y a

Fox que avala la nulidad del matrimonio del exmandatario con Lillian de la Concha (Proceso 1599); también les comunicó las disposiciones del tribunal eclesiástico. Y lo hizo en la exclusiva que dio a la revista Hola! en

la edición que circuló a la semana siguiente de la boda:

“Vino aquí el nuncio apostólico en total privacidad a entregarle (a Fox) el documento de la nulidad que había expedido la Rota Romana con una solicitud expresa: cuando ustedes contraigan matrimonio, háganlo por favor de la manera más prudente, más privada y más íntima posible… Entonces, para casarnos no sólo cumplimos con aquella solicitud, sino también con todos los requisitos que pide la Iglesia católica a cualquier pareja que desee contraer matrimonio.”

Esta fue la principal “condición especial” considerada por el vicario Muñoz Hernández para otorgar el permiso.

Y

la arquidiócesis lo confirmó en el editorial del semanario Gaudium, que comenzó a circular el viernes 24, en

el

que ratifica la validación que concedió a la boda oficiada por el sacerdote Alejandro Latapí, “las verdaderas

nupcias” de Fox y Sahagún, dada la nulidad de sus matrimonios anteriores.

“Vicente Fox y Marta Sahagún… hicieron los trámites necesarios para la validez de su matrimonio, evitando así ser asediados por los medios de comunicación. Siguiendo, además, la recomendación que hacía la Rota

Romana, que se celebrara con discreción por las circunstancias especiales de ser un exjefe de Estado, por lo que

el trato ha sido especial por su condición, y no privilegiado, como lo pudieran pensar algunos, pues si hubieran

sido otras las circunstancias, no hubiera sido necesario este proceso, y se ceñirían al común de las personas…”, sostiene el editorial en su último párrafo.

En la entrevista que dio a Hola!, Marta Sahagún afirma que luego de consultar “al cardenal (Norberto Rivera)”, ella y Fox hablaron con el arzobispo Martín Rábago, quien “a través de su vicario general, Carlos Muñoz Hernández, nos dijo: adelante”.

En realidad el prelado se enteró al día siguiente al leer la noticia en el periódico, como lo confirmó a Proceso su vocero Jorge Raúl Villegas; tampoco coinciden las versiones en el tiempo del “trámite” del permiso para la boda. Martín Rábago declaró a los medios que fueron “unas dos horas”; Sahagún declaró a la referida revista que “no pasaron más de 45 minutos” entre el momento en que supuestamente Fox le preguntó al padre Latapí si los casaba, y éste respondió con un “ahorita”.

El engaño

Las preguntas que este semanario hizo llegar a la arquidiócesis iban dirigidas inicialmente al arzobispo Martín Rábago, pero el religioso se negó a contestarlas. Finalmente, fue el vicario Muñoz Hernández quien atendió la petición.

En cinco páginas, el vicario detalla las consideraciones asumidas para hacer las excepciones en casos como el de Fox-Sahagún: la rapidez con la que se otorgó la autorización; el permiso para un sacerdote que no era el párroco de San Cristóbal; la celebración en una propiedad privada y no en un templo o sitio de culto católico, y que la pareja no se hubiera presentado previamente a la iglesia ni corrieran las amonestaciones.

Fueron los dos contrayentes los que solicitaron el permiso, afirma en una de sus respuestas el vicario. Apoyado en el derecho canónico, Muñoz Hernández explica, de acuerdo con el canon 1066, que todo matrimonio debe ir antecedido de una investigación para constatar que nada se opone a la celebración válida y lícita.

Aclara que la presentación de una pareja en una parroquia con testigos y la publicación del aviso de matrimonio con sus fotografías es “el medio ordinario y común para que los fieles puedan acceder al sacramento del matrimonio, a la celebración válida y lícita (de éste)”.

Pero matiza: “El mismo derecho canónico habilita para que la autoridad (el párroco) haga todas las investigaciones”, y si a él le consta que nada se opone al matrimonio, “podrían dispensarse totalmente estos otros medios”; es decir, si el párroco “investiga” y le consta que no hay obstáculos para impartir el sacramento, puede pedir y obtener la autorización del obispo o del vicario.

Así mismo, sostiene que “las leyes eclesiásticas o las normas que se refieren a la forma de investigar el matrimonio son normas dispensables de tal manera que si en un momento dado no se observan, no se va a incurrir en una invalidez, precisamente porque son normas que se pueden dispensar de acuerdo a algunas circunstancias en las cuales se encuentran algunos fieles…”.

Es el caso de Vicente Fox y Marta Sahagún:

“En el caso de estas personas, se pensó el pedirles todo, todo lo que requiere el derecho común, pues como a todos se les pide, también a ellos se les debería pedir”, afirma el vicario. Y agrega: “Al platicar con los contrayentes y con algunos testigos del momento no faltaba nada”.

Y aun cuando admite que la premura no habría estado justificada, “porque a todo mundo se le debe tratar igual,

sin embargo por tener todo listo ya, y quizás por significar todo esto algo incómodo para las personas, se procedió a conceder el permiso”.

E insiste en que “la premura no la consideramos tanto; simplemente se consideró que hubo el tiempo suficiente

para constar y constatar que nada se oponía”.

El vicario también reflexiona sobre la “situación comprometedora” o difícil que afrontan “ciertos fieles” ante el

hecho de presentarse públicamente, “porque son muy asediados por los medios”.

Según él, aunque la pareja había obtenido la nulidad de sus anteriores matrimonios –que para la Iglesia se

declaran inexistentes–, “no es que a sus anchas se les permita el matrimonio, que lo realicen con toda pompa y

el cinismo que implicaría herir susceptibilidades, hacer enojar más, enardecer y escarnecer el escándalo por las

personas afectadas” (en este caso la exesposa de Vicente Fox y el exmarido de Marta Sahagún, como precisa el propio Muñoz Hernández).

Por ejemplo, “De la Concha y Bribiesca no estarían tan contentos de que este matrimonio se realizara”, agrega

el

vicario.

El

canónigo reconoce a la expareja presidencial el derecho “de excluirse o retirarse a un lugar más discreto por

la

molestia que a veces esto les provoca”, en referencia al “asedio de los medios”. Pero también abunda en la

situación que afrontarían las parejas anteriores de ambos:

“Por tratarse de una pareja que había tenido ya dos uniones, las cuales se declararon nulas, había también un cierto daño, una cierta molestia, no sólo de personas Bribiesca, no sólo de los De la Concha, sino de muchas otras personas, porque públicamente se supo de estas dos nulidades (y) estarían un tanto molestos de que a toda pompa y con toda la desfachatez se realizara este matrimonio”, explica.

Y aclara que no existía “ningún impedimento para que el sacerdote Latapí oficiara la ceremonia, aunque no es

ya el párroco de la zona a la que pertenece la comunidad de San Cristóbal, así como de que aquélla cumplió con todos los pasos y ritos del sacramento… Se le está dando toda la confianza para que celebre todos los ritos y

todo lo que se debe realizar”.

–En las páginas electrónicas de los diarios locales, numerosos católicos cuestionan los privilegios concedidos al expresidente y su esposa. ¿Qué opina de estas reacciones?

–Esto no se hizo con la intención de discriminar a nadie, aceptando el riesgo de que alguien se sienta discriminado. Invito a los fieles que se enteraron (del enlace entre Fox y Sahagún) a prestar obsequio de respeto a los motivos por los que la autoridad ha accedido a esta excepción. l

Ciencia*.*

El Gran Telescopio Canarias, obra de científicos europeos

Alejandro Gutiérrez*.*

y mexicanos*.*

Científicos del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México; del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de Santa María Tonantzintla, Puebla, y del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial de Querétaro contribuyeron al desarrollo del Gran Telescopio Canarias, el más grande y avanzado del mundo, capaz incluso de escudriñar los orígenes del universo. Los científicos mexicanos que toman parte en este proyecto parecen tener mayor reconocimiento de gobiernos europeos que del suyo propio

Santa Cruz de la Palma, Islas Canarias.- En la cima de la sinuosa formación montañosa de esta isla, donde se ubica el Observatorio del Roque de los Muchachos, a más de 2 mil 400 metros de altura, sitio al que los aborígenes palmeros daban un carácter sagrado propicio para la observación estelar, hoy sobresale una estructura metálica de aspecto futurista. Se trata de una mole de 40 toneladas, provista de la más avanzada tecnología en astrofísica, que servirá para dar un salto cualitativo en el estudio del universo.

Es el Gran Telescopio Canarias (Grantecan), el más grande del mundo, que a esa altitud sobresale por sobre una

alfombra de nubes cerradas, poéticamente conocida aquí como “mar de nubes”, que se forman entre los mil 200

y mil 600 metros de altura.

Es un proyecto que involucró a tres instituciones mexicanas, tanto en la apuesta científica como en el desarrollo

de nuevas tecnologías: el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (IA- UNAM); el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) de Santa María Tonantzintla, Puebla, y el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial de Querétaro (Cidesi), adscrito al Consejo Nacional de

Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), que financió parcialmente la iniciativa liderada por el Instituto de Astrofísica de Canarias.

“Con este telescopio óptico-infrarrojo veremos el mismo origen del universo”, sentencia José Franco, director del IA-UNAM, entrevistado por Proceso. “Su poder de captación de luz, mayor al de cualquier otro telescopio, nos permitirá observar los objetos celestes más lejanos y de débil luminosidad, hasta ahora desconocidos en la evolución del universo, y una nueva mirada a los hasta ahora estudiados”.

Es tan alta la sensibilidad del equipo con la que cuentan estas nuevas instalaciones, inauguradas por los reyes de

España el viernes 24, que su espejo equivale a tener agrupadas 4 millones de pupilas humanas y su alcance es

60 millones de veces mayor que el ojo humano. Podrá captar la luz de objetos celestes ubicados a 13 mil 800 millones de años luz.

Una de las investigadoras del proyecto ejemplificó: “Si pudiéramos dirigir el telescopio a Australia o al otro lado del planeta, veríamos todo el detalle de unos faros de un coche u obtendríamos la temperatura de un plato

de

sopa caliente”.

Y

el valor agregado del proyecto, dice el doctor Franco, es que “es la primera vez que se desarrolla en

castellano un avance científico y tecnológico de tal envergadura en la comunidad astrofísica internacional”.

El rector de la UNAM, José Narro, destacó que “la astronomía forma parte de nuestra cultura. Somos descendientes de observadores del cielo, acuciosos y metódicos. Por eso, participar en el proyecto del más grande y avanzado de los telescopios coloca a los científicos de la institución en una posición de primer orden, porque demuestra que pueden participar en proyectos internacionales”.

El proyecto nació cuando Francisco Sánchez –un obstinado astrofísico español y hoy director general del

Observatorio de Roque de los Muchachos– visitó México a mediados de los noventa para proponer la idea de

construir este telescopio en Canarias. Aquí se entrevistó con Guillermo Haro y Arcadio Poveda, dos autoridades en el campo, “y ahí empezó la relación entre México y España para impulsar el proyecto”, recuerda el doctor José S. Guichard, director general de INAOE. “Interesó mucho, porque México no era parte de ningún proyecto de gran envergadura, y nos estábamos quedando a la zaga en materia científica”, secunda Franco.

El titular del IA-UNAM recuerda que la firma del proyecto entre ambos países se vio frustrada por la huelga universitaria de 1999, pero finalmente se concretó el 31 de julio de 2001. A partir de ese momento, se desarrollaron las distintas etapas, en una relación de cooperación y muchas coincidencias. El telescópio costó 130 millones de euros. México aporto 5% (2.5% la UNAM y 2.5% el INAOE), la Universidad de florida otro 5% y el 90% restante lo sufragó el Estado español.

“México buscó que su participación fuera más allá de la contribución monetaria y que incluyera el desarrollo tecnológico e instrumentación”, dice Guichard.

“Para nosotros fue una grata sorpresa no sólo que estas instituciones mexicanas se involucraran en forma tan decidida, sino que su aportación tecnológica ayudara a tener este avance, aunque entendible porque México ha tenido siempre una tradición en la astronomía”, dice Pedro Álvarez, director del Grantecan, durante un recorrido por la bóveda interna del telescopio.

Aunque ya opera al 100%, aún faltan instrumentos nuevos que serán añadidos, pero podrán ser utilizados en forma individual o coordinada por científicos de México, España y Estados Unidos, ya que se ha involucrado la Universidad de Florida.

En el caso del desarrollo científico, dice Franco, el IA-UNAM seguirá trabajando en el estudio de la formación de las estrellas, las galaxias activas, la física del medio interestelar, la evolución de las galaxias, la estructura a gran escala del universo y un nuevo campo de estudio: las características de la materia oscura del universo.

Franco explica que Canarias es uno de los cuatro sitios más privilegiados del planeta para la observación sideral. Los otros son Hawai, el desierto del norte de Chile y San Pedro Mártir, en la península de Baja California.

Santa Cruz de la Palma, una de las seis islas Canarias, la más alejada de la costa africana –distante 100 kilómetros de la Gran Canaria–, tiene una superficie de 708 kilómetros cuadrados, cuya vocación es el turismo, actividades portuarias y cultivo de plátano.

La isla alcanza una elevación de 2 mil 400 metros a unos 40 kilómetros al interior de su territorio, por lo cual a este observatorio de Roque de los Muchachos le llaman “un balcón sideral por encima de las nubes”, que además sirven de escudo a la contaminación lumínica de los núcleos urbanos.

Próximo a la línea del ecuador, tiene 80% de noches de excelente calidad para la observación estelar, la atmósfera es estable y transparente. Esta es la razón para que la isla fuera amparada por la llamada “Ley del Cielo”, una normativa pionera vigente desde 1988 que protege la extraordinaria calidad astronómica de sus cumbres al frenar la contaminación lumínica, radioeléctrica y atmosférica, así como el tráfico aéreo.

“Frida” y Osiris

El Grantecan es el telescopio más grande y avanzado del mundo. Es como un gran ojo mirando al cielo compuesto por un rompecabezas de 36 segmentos en forma hexagonal, cada uno con una medida de dos metros entre sus vértices, con ocho centímetros de grosor, que juntos forman una superficie única en forma de cuenco muy abierto. Completo, forma un espejo de 10.4 metros de diámetro y un peso de 17 toneladas, que “sería imposible construir como pieza monolítica, porque se rompería”, dice Franco.

Para la compleja alineación del llamado espejo primario se lanzó una licitación internacional, concurso que

ganó la UNAM, dejando atrás a empresas especializadas estadunidenses y europeas. Así, se diseñó y construyó

la Cámara de Verificación, en colaboración con el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial de Querétaro.

Esta Cámara de Verificación calcula la posición y la alineación de los 36 segmentos del Grantecan, así como la posición del espejo secundario respecto del primario. Es un avanzado sistema de sensores que envían una señal que los alinea con tal perfección que hace del principal espejo una sola pieza de altísima sensibilidad.

El otro desarrollo que aportó la UNAM es el Sistema Óptico para Imagen y Espectroscopia Integrada de Baja

Resolución (Osiris, por sus siglas en inglés), un instrumento de precisión que permite obtener imágenes de gran campo de excelente calidad, además de realizar espectroscopia de baja y mediana resolución, que es el análisis

de la descomposición de la luz en longitudes de onda muy precisa de los objetos observados.

“Este instrumento permite obtener información de las galaxias, su temperatura, la dinámica de su velocidad y la composición química”, dice Franco.

A su vez, el INAOE participó en la fabricación de diversos componentes del sistema Elmer, un instrumento de

múltiples procesos que es complementario al telescopio primario. Para ello construyeron una lente de campo, pulieron dos espejos de doblado, fabricaron cinco prismas y desarrollaron las ventanas para los prismas.

Y la UNAM fue líder en un equipo que desarrolla una Cámara Infrarroja con Unidad de Campo Integral para el

Sistema de Óptica Adaptativa, llamada Frida en honor a la célebre pintora mexicana, dice el director del Grantecan, Pedro Álvarez.

Este sistema de “segunda generación”, aún en etapa de diseño, tendrá la función de tomar la imagen de un objeto en el universo, hacerle cortes cual rebanadas y pasarla por la rendija de un espectrógrafo para descomponer la luz en sus diferentes longitudes de onda, lo que permitirá entender los procesos físicos que están ocurriendo en el objeto observado.

En el desarrollo de este equipo colaboran el Instituto Astrofísico de Canarias, el Cidesi, el Laboratorio de Astrofísica del Observatorio Midi-Pyrénées de Francia y las universidades de Florida, la Complutense de Madrid y la de Marsella.

Entrevistados por separado, tanto Franco como Guichard subrayan el valor de la inversión en la ciencia para la derrama tecnológica, campo que México ha abandonado. El director del IA-UNAM recordó el salto que España dio en sólo tres décadas después del atraso científico durante el franquismo. “De ser un puñado de astrónomos, ahora son más de 400 y el Observatorio de Las Canarias es una referencia mundial”, dice.

“Por eso, si en México tenemos esa gema en bruto en la zona de San Pedro Mártir, en Baja California, para el

desarrollo de proyectos astronómicos, estamos obligados a invertir ahí; el Estado mexicano no puede hacerse a un lado. Aquí vemos un ejemplo de cómo el Estado español ha tenido confianza en sus científicos, mientras que

el Estado mexicano no ha logrado darle apoyo ni a la ciencia ni a la tecnología ni a la educación superior.

Desafortunadamente tenemos unos presupuestos muy magros invertidos para la importancia de la economía

mexicana.”

Franco resalta la contradicción entre ser la economía número 14 del mundo, pero la 70 en competitividad. La inversión productiva en México “no sólo es muy pequeña, ha sido desalentada por los últimos gobiernos; se ha facilitado sólo la inversión especulativa, y eso es un error”.

Incluso señaló que el gobierno mexicano debe poner en perspectiva a la UNAM, a la que “no le da la importancia que sí le otorgan los gobiernos europeos”. Los últimos gobiernos mexicanos “no han sabido apreciar a instituciones fuertes como la UNAM, que ha sabido proyectarse a pesar de la falta de recursos”, reclama Franco.

José S. Guichard sostiene que la importancia de estos proyectos no sólo es la aportación a la comunidad científica de manera directa, sino la enorme derrama tecnológica que deja en el campo de la informática y la

electrónica, así como en el desarrollo de nuevas tecnologías. En particular, este proyecto fue muy útil a la economía española, porque 70% del telescopio canario fue hecho por empresas nacionales “que antes desconocían esto y hoy obtuvieron el conocimiento, lo que les permitirá una expansión global”.

Un ejemplo, dijo, es el Gran Telescopio Milimétrico que desarrollan el INAOE y la Universidad de Massachussets. “Pensamos en principio una participación de 15% de empresas mexicanas, pero ha crecido a 85%, por eso en México se deben valorar como proyectos detonadores de una derrama tecnológica”. l

Ciencia*.*

Una reflexión necesaria*.*

*.*

Mirar al cielo, reflexionar sobre el paso del tiempo, reparar en el lapso que media entre el rayo y el trueno, pueden ser pretextos para el despliegue de la curiosidad que da origen a la ciencia o al arte, pero existe un gran paso entre este impulso y el desarrollo efectivo de la indagación, la investigación metódica y la aplicación del conocimiento obtenido.

En todas estas fases tienen una importancia capital la divulgación y la enseñanza formal de la ciencia, ya que si bien algunas de las disciplinas que conforman ese campo intelectual fueron cultivadas primero en templos o lugares consagrados y luego en el enrarecido ambiente de los laboratorios, sólo hacen saltar las ideas y las formas de vida anquilosadas cuando arraigan en la sociedad.

Por eso la investigación científica especializada ocupa un lugar tan importante en las sociedades actuales, y junto con la inversión pública y privada figura entre las condiciones fundamentales para el desarrollo socioeconómico.

En el libro Breve historia de la ciencia en México (Monterrey, Cecytenl, 2009) unen sus esfuerzos el doctor Luis Eugenio Todd, que fue rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y actualmente es director del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (Cecytenl); la escritora Carla González Canseco y el cineasta Carlos González Morantes, con el fin de relatar, en un texto claro, actualizado y libre de prejuicios –en ello congruente con su materia–, cómo la evolución de aquellas disciplinas que ahora se reconocen como científicas se entrevera con los hitos socioculturales y políticos.

Comienza, desde luego, por el principio: “Y era sólo un punto con una densidad infinita

”. Porque la historia

de la ciencia es una de las formas en que el hombre se plantea el conocimiento de su pasado y de su presente, e indaga a fondo en su propia naturaleza.

Si bien el conocimiento no tiene nacionalidad, el desarrollo tecnológico sí está sujeto al vaivén de las condiciones materiales, y por eso en varios capítulos de este volumen los autores se aseguran de mostrar cómo las principales fuentes culturales que constituyen México chocaron o se amalgamaron en distintos momentos.

De hecho, algunos capítulos se dedican a describir el contexto histórico, y otros a la narración casi épica de los conflictos ideológicos y la renovación de las ideas, desde el amoldamiento de la avanzada herbolaria mesoamericana a las categorías de la medicina europea y la desaparición de los amplios dominios astronómicos de las antiguas culturas originarias, pasando por la progresiva liberalización del conocimiento durante la Ilustración y el siglo XIX, hasta las aportaciones de los científicos mexicanos en décadas recientes.

Los autores no son menos exactos al describir la situación actual de la ciencia en el país: “No ha tenido un lugar especial en el pensamiento político circunstancial de nuestros gobernantes. Esto se ratifica por el bajo presupuesto que el gobierno de la República aporta para el desarrollo de la investigación científica y

tecnológica, que ocupa en la actualidad, en forma increíble, los últimos lugares de América Latina y representa sólo 0.4% del Producto Interno Bruto”.

Otra virtud de este libro es su oportuna bibliografía especializada, la cual podrá consultar el lector, que aparte de mirar al cielo y enterarse de las maravillas implícitas en la construcción del Gran Telescopio Canarias, quiera enterarse de todos los lazos que unen al pensamiento científico mexicano y español. (Cuauhtémoc Arista) l

Cultura*.*

Agotadas, las políticas culturales*.*

Judith Amador Tello*.*

El reconocimiento a la economía cultural es la propuesta de un conjunto de 13 destacados estudiosos del medio,

para enfrentar con seriedad y sin falsos romanticismos la captación y asignación de recursos. Sin duda alguna, los resultados del análisis del grupo provocarán polémica, a decir de dos de sus integrantes, Eduardo Cruz Vázquez y Rafael Campos Sánchez, quienes exigen un cambio de actitud institucional y una cuidadosa revisión del papel de la iniciativa privada y del concepto de turismo cultural.

Con planteamientos que generarán debate, confrontarán visiones sociales y de mercado, y quizá hasta enciendan mecha entre trabajadores, investigadores y analistas del sector cultural, se creó en el seno de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco (UAM-X) el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura.

Y es que mientras algunas voces se niegan a considerar a la cultura como un producto comercializable, este

grupo, coordinado por Eduardo Cruz Vázquez e integrado por Rafael Campos Sánchez, Héctor Garay, Carlos García de Alba, Federico González Compeán, Alejandro González Hernández, Jorge Gutiérrez Vázquez, Carlos Madrid Varela, Antonio Mier Hughes, Alejandro Ordorica Saavedra, Jorge Pantoja, Enrique Perret Erhad y Jorge Ruiz Dueñas, busca el reconocimiento a la economía cultural.

Cruz Vázquez, asesor de la Rectoría de la UAM-X, exagregado cultural en las embajadas de México en Chile y Colombia, así como gestor cultural, y Campos Sánchez, coordinador general del proyecto Red Mexicana para la Cooperación y profesor del Colegio de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, explican en entrevista con Proceso los propósitos de este grupo de trabajo y el contexto en el cual surge:

“Las políticas culturales están agotadas –sentencia Cruz Vázquez. Nos hemos pasado décadas y décadas deliberando desde una visión fundamentalmente antropológica sobre qué hacer con las políticas culturales. Y el problema que vive el sector tiene un componente económico muy importante: Hay que hacerlo viable.”

Expone que se trata de resolver cómo generar empleos, particularmente en estos momentos de crisis económica, donde muchos trabajadores del sector cultural no los tienen o los están perdiendo (sobre todo después de la contingencia sanitaria debida a la influenza), no sólo para atender el rezago de años ya existente, sino también para garantizar a las futuras generaciones una forma de vida en la profesión que eligieron, “que tiene que ver con la cultura”.

Es claro para él que muchos de los empleos requeridos no podrán ser generados desde las esferas de la inversión pública y, por tanto, tendrá que ser desde la inversión privada, “aunque esto les reviente los oídos a muchos de nuestros antropólogos que siguen considerándose los únicos líderes del debate sobre las políticas culturales: Los empleos necesarios los están generando y los van a tener que generar los propios trabajadores del sector cultural, porque el Estado ya no tiene la capacidad”.

Remite a una encuesta difundida en la prensa, según la cual 63% de los profesionales no trabaja en el área para la cual se preparó en las universidades, sino que se emplea en ventas o en el comercio informal, e indica que existe la misma situación en el campo cultural, y añade que el sector no está definido científicamente.

Para empezar, mientras en otros países se reconoce la economía cultural, aquí no se le considera como una disciplina de las ciencias económicas. Y no hay la estructura académica formal para su estudio. Esta es una de las razones que motivaron la integración del grupo. La segunda es la situación del país que, dice, amerita que se reconozca que el sector cultural, “fuertemente intervenido por el Estado, tiene también micro, pequeñas y medianas empresas”.

El grupo tiene como propósito reflexionar acerca de estos temas y poner sus trabajos a disposición de la opinión pública, así como de quienes toman las decisiones de la política económica en los ámbitos público y privado. Campos Sánchez añade que se tratará también de apuntar hacia la solución de problemas y de dar respuesta a necesidades específicas como la generación de empleos o el desarrollo económico:

“Un punto fundamental, básico en el desarrollo de este país, es precisamente el uso de la cultura, de sus diferentes componentes como patrimonio para el desarrollo del país, para un desarrollo sustentable, que permita marcar rumbos muy específicos más integrales e incluyentes. En un país que, lamentablemente, se caracteriza – como decía Daniel Cosío Villegas– por que la iniciativa privada está privada de iniciativa.”

En ese sentido, indica que hace falta fomentar la iniciativa de esos sectores, sobre todo de los llamados intermedios, que en términos económicos “son los que más empleo dan al país”.

Amor al arte

Aunque los entrevistados señalan que es la primera vez que un grupo de esta naturaleza abordará tales temas, existen antecedentes, como los libros ¿Cuánto vale la cultura?, del economista Ernesto Piedras; Cultura ¿para qué?, del escritor Jorge Ruiz Dueñas; estudios de los antropólogos Néstor García Canclini o Eduardo Nivón, y en el ámbito internacional de Paul Tolila o George Yudice. Y se ha señalado que aunque en el medio cultural se admite su aportación económica, en el ámbito económico no se reconoce a la cultura.

Cruz Vázquez comenta que de unos años para acá hay varias aportaciones, como los libros de Piedras o de Ruiz Dueñas, pero agrega que falta una visión más integral de lo que significa la economía cultural para los procesos de desarrollo del país. Por ello, el grupo tratará de incidir en la instrumentación de medidas que permitan reactivar la planta productiva relacionada con bienes y servicios culturales.

“Nos enteramos cotidianamente de numerosas líneas de crédito, apoyos económicos del gobierno a través de Nafinsa, Bancomext o la propia banca privada. Sobre todo a grandes consorcios, como ahora ese bono de 15 mil pesos para los automóviles. Yo pregunto: ¿cuántos programas están atendiendo los problemas, los cierres que están sufriendo, por ejemplo, la pequeña industria editorial, las empresas discográficas, la cantidad de grupos independientes que no están obteniendo contratos suficientes para funciones de teatro, de danza, todo lo que tiene que ver con la intermediación en cadenas productivas que generan los impresos, las artes gráficas. No existen.”

La razón de ello es, a su juicio, la ponderación del valor simbólico de la cultura sobre el valor económico. Y juzga que hay “fuertes rasgos fundamentalistas en la noción de la cultura nacional”. Para él no se puede pedir a los creadores trabajar “por amor al arte” y desconocer el valor económico de los procesos, porque entonces no habrá mercado del arte:

“Por eso la industria editorial no vende libros suficientes, las salas de conciertos siguen estando semivacías o medio llenas, las fundaciones y asociaciones civiles se mueren de hambre, porque todo lo quieren resolver a punta de mecenazgo, de gratuidad y de subsidio. ¡Pues no! Se ha demostrado que a las empresas y consorcios

de entretenimiento también debemos considerarlas como culturales. Y han evidenciado que pueden hacer negocio y que hay sectores sociales que pueden pagar ciertos bienes y servicios.

“Lo que quiero decir es que hay indicadores claros de que la economía cultural es una realidad y, por tanto, necesita ser más reconocida en sus aportaciones. Se requiere una visión integral para su comprensión, y en consecuencia para pensar en políticas públicas y privadas que incentiven una planta productiva que existe – hago una distinción entre empresas e industrias culturales–, y lo que está en juego es cómo se van a generar empleos. De qué va a vivir la gente si eligió una profesión, un oficio, una forma de quehacer, de vida relacionada con procesos de generación de conocimiento o creativos.”

Reconoce el grupo que debe definirse, entre lo primero por hacer, qué es el trabajo cultural, el sector y a los trabajadores de la cultura, pues ni siquiera hay un censo que caracterice al empleo cultural:

“Aquí no tenemos ningún andamiaje ni teórico ni de política pública que reconozca las especificidades del sector, en este alegato Cuauhtémoc Velasco (Proceso 1707) tiene razón: cultura es educación. Está subsectorizado el sector Educación, pero en esencia México tiene las condiciones para contar con un pleno sistema económico cultural, y se necesita investigar.”

Añade Campos Sánchez que se debera discutir, entre otros tópicos, el del uso social de la cultura y del patrimonio, que en esencia es un bien público. Anticipa que muchos opinarán que se pretende privatizar la cultura cuando en los hechos muchos servidores públicos se han servido de ella.

Creatividad vs turismo

Existe una discusión entre lo que puede y no considerarse como producto cultural. Algunos antropólogos reconocen el valor económico del patrimonio, pero defienden, ante todo, su carácter inalienable, por ser propiedad de la nación. En cambio, admiten que hay bienes que pueden comercializarse, como las artesanías, el arte, la producción musical, en fin, lo que es producto de la creatividad contemporánea.

Sin embargo, cuando este semanario preguntó al anterior presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Sergio Vela, cuáles eran los mecanismos para hacer del sector cultural un factor de desarrollo económico para el país, simplemente se refirió al turismo cultural, nunca al factor creativo. La nueva titular del Consejo, Consuelo Sáizar, ha señalado en sus discursos que México es una “potencia cultural”, sin precisar a qué se refiere, y no se ha pronunciado sobre los temas de economía, así como el Programa Nacional de Cultura presentado por Vela, que pondera al turismo cultural, no se ha modificado.

Coinciden los entrevistados en que debe haber una reflexión muy cuidadosa sobre la cuestión del turismo cultural, pues es un hecho que “hasta los cubanos” le están sacando provecho, pero cuidando de su patrimonio:

“Colombia aprobó una ley que permite que los particulares administren y conserven los espacios bajo una legislación muy clara que impide que lo conviertan en un Fru Fru.”

Aclaran que no se trata de privatizar, sino de generar formas de participación social que detonen el desarrollo regional. Y así como muchos cuestionan que en determinados casos sean los grandes consorcios turísticos los beneficiarios de la explotación comercial, ellos preguntan también a dónde van los recursos captados en zonas arqueológicas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, “que no tienen impacto en el desarrollo regional”.

Lo que ya no puede ser, a su juicio, es que entre 65% y 70% de los casi 10 mil millones de pesos que el Conaculta tiene como presupuesto, se gaste en operación, nómina, prestaciones sociales, celulares de funcionarios, automóviles:

“En algunas instancias públicas hay una visión muy limitada. Y el patrimonio es utilizado solamente por quienes se toman el derecho; cuando nosotros hablamos de patrimonio social es porque tienen que estar

reconocidos los actores, todo aquel involucrado en la parte creativa o en la de gestión. Si no hacemos un trabajo articulado, tendremos trabajos aislados sin ninguna cohesión, desaprovechando recursos humanos y materiales, y no llegaremos a ningún lado. Y la situación económica se pone cada vez más compleja.”

Para muestra hablan del recorte presupuestal a las instituciones de educación superior y al hecho de que las universidades fueron “invitadas a reducir presupuestos, cosa que rechazamos desde luego. ¿Qué va a pasar con los proyectos culturales? Lo mismo”.

Su propuesta es “cambiar de actitud”. Y trabajar para forzar a los funcionarios a establecer las medidas que estimulen la creatividad e incentiven a los “emprendedores culturales” con mecanismos fiscales, líneas de créditos, incorporación al padrón de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), pero no revueltos con zapaterías, farmacias o maquiladoras, sino con un tratamiento específico para la cultura.

“Impulsar que la Secretaría de Economía le dé especificidad y atención particular a lo que comprendemos como sector cultural.”

–¿Qué papel juega el Estado?

Su respuesta es que, contrario a lo que se pensaría en el sentido de que su intervención sea cada vez menor, se ha visto en el caso de la crisis en Estados Unidos que su participación es fundamental. Su tarea aquí sería identificar los problemas, reconocer a los actores y sujetos (entendidos como los entes creativos), y marcar las reglas de operación. Dice Cruz Vázquez:

“El Estado tiene que reconocer la especificidad de este sector, permitir que se trabaje desde la academia, por eso el papel de la UAM, en este caso, es contribuir a conformar el mapa, tiene que definir políticas económicas para este sector. No es un asunto de políticas culturales, eso me queda clarísimo.

“Si Consuelo Sáizar no dice nada sobre estos temas es porque ella se dedica a administrar subsidio con algunas empresas que han sido exitosas, o peor, que han sido exitosas gracias a los subsidios: Fondo de Cultura Económica, Impresora y Encuadernadora Progreso. ¿Y qué otra empresa paraestatal del Estado, en cultura, es exitosa? ¿Imcine? (Instituto Mexicano de Cinematografía)

–¿El Estado mantendría la obligación de destinar presupuesto a la cultura?

–¡Claro! Es función del Estado.

“Si retiras al Estado, con el escaso dinero que tiene para generar empleo, mandas más gente a la calle. El Estado debe tener una función en ese sentido porque le toca, pero tiene que abrir cancha para que los demás le entren.”

Y reitera que así como el sector automotriz, entre otros, recibe apoyo gubernamental, debe haberlo para la

cultura:

“El gobierno está ayudando por todos lados, y a este sector no le cae un clavo y se están perdiendo miles de empleos también. Lo que necesita Sáizar es reducir, en efecto, la dimensión del aparato y liberar recursos para que la gente trabaje, que no quiere decir renunciar a la vocación del Estado. Tiene que ser responsable, pero también eficiente y abierto.”

Y redondea en la labor del grupo:

“El grupo trata de ser una instancia mediadora, reflexiva, que diga: ‘Señores, desde la UAM estamos diciendo

que hay que entrarle a esto porque lo que está de por medio es que mucha gente está en la calle, y va a seguir en

la calle si no creamos condiciones para que puedan vivir.” l

Cultura*.*

Atentado patrimonial en el Parque Hundido*.*

Niza Rivera*.*

Dentro del parque Luis G. Urbina, emblemático espacio del sur de la ciudad mejor conocido como Parque Hundido, se levanta el Park Living Millet, un edificio de lujo que anuncia la venta de 24 “boutiques apartments” de 136 a 159 m2 de dos a tres habitaciones, snack bar, bbq (barbecue) área, spa, alta seguridad y estacionamientos independientes, entre otros servicios.

Ahí se encontraba una casona catalogada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) como inmueble artístico, de acuerdo con la Gaceta Oficial del Distrito Federal del 6 de mayo de 2005, “La casa del frontón”, que databa de los años cincuenta y estaba en Millet 72 –estrecha calle lateral del parque que desemboca a Insurgentes, junto a los juegos infantiles –, fue demolida el año pasado.

Es por eso que los residentes de la colonia Extremadura se agruparon en la asociación de Vecinos del Parque Hundido, A.C., representada por Héctor Reyes Pruneda, para manifestarse contra el inmueble, cuyo precio promedio por departamento es de 400 mil dólares.

La asociación, que en varias ocasiones dirigió escritos a las autoridades de la delegación Benito Juárez sin obtener respuesta, ha realizado a la fecha denuncias ante otras instancias gubernamentales, como la queja en proceso ante la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal –DHDF/III122/BJ/09/D3650 –, la denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) – FSCAPO/ZO/T3/105/09-04 – y la más reciente fechada el 21 de julio y enviada a Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF, con un anexo de 230 firmas de vecinos de las colonias Extremadura, Del Valle y Nochebuena (de la cual Proceso tiene copia), en Mixcoac.

En este último documento se pide, en primera instancia, la suspensión de las obras y posteriormente el decreto

de “por causa de utilidad pública, con la finalidad de proteger este Espacio Abierto Monumental que es el histórico Parque Hundido, para beneficio de la comunidad de la colonia, y en general para todos los habitantes

de la ciudad y del país”.

A principios de abril del presente año se logró una clausura ciudadana, e incluso Alfredo Vinalay y Rosaura

Denegre, diputados panistas de la mencionada delegación, presentaron una denuncia de hechos ante la Fiscalía

de

delitos ambientales de la PGJDF contra Ely Sitt Sasson; sin embargo, el 13 de julio se reanudaron las labores

de

construcción del Park Living.

En referencia a cuál es el siguiente paso como asociación, Reyes Pruneda dijo:

“Buscar a como dé lugar que se recupere el Parque Hundido, proteger la zona con los medios que tengamos disponibles. Desgraciadamente esto no es una cuestión de legalidad, tiene que arreglarse en la calle con los medios, con los vecinos, es una tristeza que se tengan que defender las leyes así.”

Y sobre cuál cree que ha sido el motivo por el que las autoridades no han detenido la construcción, comentó:

“Seguro que sí tienen conocimiento por la prensa y diversos medios, saben del problema, pero no ha habido una autoridad que voltee a ver esto y que actúe para salvar un parque que es de todos.”

Ubicado entre la avenida Insurgentes Sur y las calles Porfirio Díaz, Corot y Millet, en lo que es hoy el área jardinada, estuvo en el siglo XIX la Compañía Ladrillera de la Noche Buena, y fue la extracción de arcilla lo que originó el desnivel del terreno. En 1893 fueron plantados gran cantidad de árboles y al pequeño bosque se

le llamó Noche Buena. Ya en el siglo XX, se le conoció, primero, como Parque Escondido, luego Parque

Hundido, y bajo el gobierno de Luis Echeverría Álvarez se le denominó Luis G. Urbina, tras ser transformado en parque ecológico, con una ruta arqueológica de réplicas de piezas prehispánicas. Tiene además un reloj

floral, una terraza de la cual desciende una fuente en cascada hasta formar un espejo de agua, y un asta bandera monumental, que fue colocada en el sexenio de Ernesto Zedillo.

Es uno de los 20 parques urbanos del Distrito Federal.

“Lo que resta es seguir haciendo labor de concientización entre la gente del lugar y conseguir más apoyo. Es un lugar de todos, en donde se tiene un recuerdo, desde un cumpleaños o una salida al parque con los niños, hasta

la declaración de amor.”

La página electrónica de la asociación Vecinos del Parque Hundido A.C. es: www.parquehundido.org. l

Cultura*.*

“El Cuate”, dueño del “Granma”*.*

Armando Ponce*.*

Las tardes de los días 27, 28, 29 y 30, Antonio del Conde contará sus memorias públicamente en la Glorieta de los Insurgentes, dentro del ciclo Insurgencia latinoamericana. En esta conversación con él narra los detalles de

la

extraordinaria historia que lo ligó para siempre a la Revolución Cubana, que este domingo 26 festeja el asalto

al

cuartel Moncada.

Se llama Antonio del Conde, pero Fidel Castro lo bautizó como El Cuate. Nació un poco por azar en Nueva York, pero sus padres fueron mexicanos y llegó a la Ciudad de México a los siete meses. Un día de julio de 1955, el futuro líder de la Revolución Cubana entró a su armería ubicada en el Centro Histórico, y desde entonces El Cuate ha sido fiel al movimiento de aquel que entonces se le presentó bajo el nombre de Alejandro.

–¿Tiene usted acciones de mecanismos belgas? –fue la pregunta que le hizo.

Relata Del Conde en su libro de memorias Yate Granma (edición de autor, 2004), que tres veces pidió a Alejandro repetir la pregunta, y éste lo hizo en los mismos términos. Escribe:

“Y contraviniendo toda regla de vendedor, que en definitiva en ese momento eso era, un vendedor, no le contesté su pregunta, aunque pensé antes de contestar que sí me entendería y me creería, que lo podía ayudar, que conocía el ramo y tenía experiencia, además me respaldaba un negocio establecido desde el año de 1932, acreditado y muy conocido, pues me anunciaba en los diarios del país hasta tres veces a la semana.

“Repito, no le contesté su pregunta, sólo le dije:

“–Mire usted señor

“Indudablemente que no pensé ni remotamente me imaginé lo que implicaba haberle ofrecido ayuda, pero a través del tiempo siempre tuve presente ese compromiso de que yo le ayudaría y lo cumplí hasta el último momento, y sigo cumpliendo hoy en día y seguiré cumpliendo, al igual que él también cumplió y sigue cumpliendo.”

Un año y medio después, Antonio del Conde, tras conseguir un barco abandonado y averiado, comprarlo y repararlo, se lo entregaría para que se fuera con 79 soldados, un médico (el Che Guevara) y un capitán a los que había ayudado a preparar y a armar para zarpar desde Tuxpan, Veracruz, hacia Cuba e intentar la revolución. Era el yate Granma.

“Si usted me arregla este barco, en ese barco me voy a Cuba”, le había dicho Fidel.

Y también sentenció:

yo no sé quién es usted ni me interesa

pero si usted quiere, yo le ayudo.

“Si El Cuate no me falla, salgo

compromiso de ser “Héroe o mártir”, como anunció en una carta de despedida de Cuba en ese 1955: “De viajes como éste no se regresa, o se regresa con la tiranía descabezada a los pies”, según se reproduce en Yate Granma.

Hoy tiene 83 años, se transporta en motocicleta, toda la vida ha tenido un gimnasio en su casa y acaba de regresar de una doble operación en La Habana y de un viaje de 8 mil kilómetros (para descansar de la cirugía) por el norte del país y el sur de Estados Unidos. Parece incansable. Es serio y jovial. Atento. Afable. Parece nunca enojarse. Sólo en algún momento suelta una palabrota.

En el estudio de su casa de Chimalistac tiene por todos lados imágenes del Granma: fotos, pinturas, maquetas. Del original antes de ser reparado; del que está en una burbuja climatizada, contra plagas, frente al Museo de la Revolución de La Habana (que el próximo diciembre cumple 50 años de haberse inaugurado por órdenes de Raúl Castro), con una lámpara perenne y vigilancia física las 24 horas; del cascarón que cada 26 de julio, como hoy, marcha por las calles de La Habana en el desfile conmemorativo del Asalto al Cuartel Moncada; y del de la réplica que Fidel Castro repuso a Tuxpan, Veracruz, y que, informa, ha desaparecido:

“Dicen que se lo llevó la corriente del río, pero que no chinguen

Se lo robaron. Fidel les repuso el original, lo

Si llego y duro 72 horas, triunfo”, de acuerdo con su

Si salgo, llego

tenía la flota de Tuxpan. Primero lo pusieron en la escuela de Marina, lo abandonaron. Ya tenía agua adentro, pero no me dejaron inspeccionarlo. ‘Se va a hundir’, le dije a la embajada, de donde hablaron a la escuela y lo llevaron al Museo Casa de la Amistad México-Cuba, pero en lugar de ponerlo en la bodega lo colocaron a la orilla del río. Les dije que en cinco años se iba a destruir. Y un buen día dicen que se lo llevó la corriente. Mis huevos también, cabrones, me consta que le robaron cosas del interior, pues su estructura era aprovechable. Vete tú a saber dónde fue a parar.”

Rememora aquel primer encuentro extraño con Alejandro:

“Identificaba a la gente a través de las armas. Cuando le pregunté si me repetía su pregunta, la mía era una pregunta técnica: quería que me dijera más. Pensé: ‘Sabe algo, pero no sabe en qué se va a meter’.”

–¿Por qué le creyó usted a Fidel?

Responde así a Proceso:

“Por su sinceridad, su honradez y su interés por su país. Eso aquí en México no se entiende, porque trabajas para tu santo. El no, él iba a ser ‘héroe o mártir. Y te da gusto tratar a una gente que vea por los demás. Estuve cerca de él y colaboré con él. Y 50 años después renuncia, no obstante que falta mucho en Cuba. Se sacrifica. Recuerda que el poder no lo dejas, y él lo deja y ya no aspira a nada. Porque sabe que ya no puede ser 100% eficiente. Ese es el Fidel Castro al que seguí en 1955 y lo sigo aún. Siempre me consideró de su movimiento.”

–Pero según cuenta en sus memorias, no lo dejó ir en el Granma.

–El creía que era más útil aquí que en la sierra. Además era una orden, a una persona como Fidel no se le hacen preguntas. Te dan una orden porque saben de antemano que la puedes cumplir. Son personas distintas a nosotros, ya saben para qué sirves. Tienen una capacidad y una sensibilidad superior. ¿Te acuerdas de Sor Juana? Desde niña se instruyó. No es sólo que fuera inteligente, conocía tanto que ya sabía.

“Pero si matizas la pregunta, hay que decir que yo estaba entrenado físicamente, pero políticamente no. El me dio la disculpa de ser más útil aquí. De momento no la analicé, estaba tan involucrado, tan embobado, tan apendejado con el barco, pues no lo entendía yo y sólo cumplí la orden de no ir.”

–¿Le afectó?

–Sí, y como que me obligó más. Me hizo más responsable, me hizo cumplir más a cabalidad.

–¿Estaba dispuesto a morir?

–La edad es un factor preponderante. Con esa edad y ese tren de actividades, todo por liberar a Cuba, no piensas que te vas a morir, sino a triunfar. Y sobre todo él te motivaba: aseguraba que ya tenía ganada la guerra con 12 compañeros y siete fusiles contra un ejército en forma, y eso que todo se perdió en el desembarco. ¿Sabes qué pasa? Aparte de que yo tengo 50 años en esto, dicen que no todas las revoluciones triunfan, y ésta triunfó. Costó trabajo, mucha gente se fue, murió, pero él salió triunfante.

“Tienes que estar de acuerdo en que el pueblo de Cuba lo apoyó 100%. Actualmente, 93% lo apoya. En las elecciones, votó 97%. ¿En qué país vota 97%?”

–Los contrarios a la revolución dirán que es por miedo.

–No. Todo el pueblo en Cuba está organizado de una u otra manera. No por miedo, por conveniencia propia. A lo mejor no siempre estás en la organización que te gusta, pero con alguna comulgas. No es como en la

dictadura, que en cualquier calle mataban a cualquiera. Como quiera que sea, Fidel ha revolucionado la vida de

Cuba, es un hecho. Que tiene fallas, que tiene carencias

imagínate nada más aquí en México, carencias de

millones. Además tienes que ser honrado, que no es fácil. México es un país riquísimo comparado con Cuba, que es un país pobre hasta la pared de enfrente, y aquí cada sexenio salen puñados de millonarios. Aquí cada

quien para su santo.

uuu

En sus memorias El Cuate narra todas las peripecias para conseguir las armas de contrabando desde Estados Unidos con el hombre encargado de acompañarlo, Chuchú –“un guagüero fiel, bicho (sagaz), común y corriente, para vigilarme y comprobar lo que Fidel ya sabía, que yo era de confianza”–, con quien compartió la prisión y por quien llegó a sentir un verdadero afecto. Por Fidel, El Cuate enfrentó a su familia y fue expulsado de la Iglesia católica.

La versión del Yate Granma fue avalada por Cuba (a donde mandó tres juegos), y a menudo Antonio del Conde relata en la isla la historia de ese barco que compró por 50 mil pesos a un matrimonio estadudinense; la pareja lo había abandonado tierra adentro de las márgenes del río Tuxpan tras sufrir un asalto que la decidió a vender todas sus propiedades y regresar a su país:

“Yo tenía varias lanchas por lo de la cacería. Y quería una grande, como complemento. Vi esa y me pareció buena porque es de 50 toneladas, que era para navegación costera y no necesitas permisos para traerla por ahí. No la pensaba como negocio ni para travesías grandes. El yate, al que los gringos le habían puesto Granma por lo de Gran Mother, se veía muy bonito en medio del monte.”

En el libro El Cuate incluye toda la documentación de compraventa y los permisos que, a veces con dificultad, pudo conseguir para ir probando la lancha. El peor momento fue cuando Fidel había decidido partir al amanecer del 25 de noviembre de 1956 y el capitán de puerto no quería otorgar el pasavante a Del Conde porque estaba nublado. La tarde se alargó hasta la noche, y entre copas y negativa del almirante, pudo finalmente convencerlo con el ardid de que ya habían llegado sus “amigas” para ir a darles la vuelta por la costa.

Cuando El Cuate llegó al yate, la noche entrada, aquello era un desorden. Los hombres estaban dentro y fuera del yate, fumaban, charlaban. De inmediato acomodó a los 80 en el barco (sin contar al capitán y a Fidel), sentados, juntos (apenas cabían), y les exigió silencio y nada de fumar. El viaje peligraba. Cuando el Granma zarpó sin él, tuvo que irlo ribereando a lo largo del Golfo de México y hasta la Península de Yucatán, por si algún problema obstaculizaba la travesía. Su misión no estaría completa si no llegaba a salvo a Cuba.

Sólo un poco antes de partir se enteró de que entre los combatientes ya había un médico. Se llamaba Ernesto Guevara, y los cubanos le habían puesto, como a él, un apodo. Al triunfo de la revolución, El Cuate fue asesor del Che durante dos años:

“Me dijeron que ya tenían médico para la expedición. Así que él se fue como médico en el Granma, pero en la sierra se volvió comandante. Lo analizo muy fácil: era asmático, lo peor que le puede pasar a alguien. De ahí su entereza de carácter, y como médico era un señor de una autodisciplina tremenda, capacidad de trabajo absoluta, entereza ejemplar. Nos enseñó a ser puntuales, a cumplir con el trabajo. Le demostró a Fidel que la impuntualidad le costaba millones de dólares (o pesos) a Cuba. Enseñó el trabajo voluntario, la organización. Estaba políticamente muy claro.”

Al repasar los distintos logros del Che en los cargos que tuvo en Cuba, señala que fundó el Ministerio de la Industria “a base de trabajo y cumplimiento y siempre bajo la supervisión de Fidel, de plano te lo digo a ti y se

lo digo a cualquiera”. Y es que Fidel, dice, es de esos hombres que te encuadra, que interpreta tu idea y te la

desarrolla: “Son señores distintos”, recalca.

“Pero no me gusta hablar del Che, a pesar de que fui su asesor. Está perfectamente claro que yo fui gente de Fidel, pero sí creo que el comandante (yo al Che le llamo comandante), por su trayectoria, no nada más por la Revolución Cubana, sino por su trayectoria de hombre, no merecía que lo hubieran asesinado en la forma en que lo hicieron, bajo ninguna circunstancia. Siento no haber estado más con él, pero no podía distraer mi acercamiento a Fidel. Me afecta íntimamente, tremendamente hablar del comandante Guevara. No puedo hablar fríamente de él sin tener una afectación personal. El ejemplo que me dio en su comportamiento y lo que me demostró con su fidelidad a Fidel, era digna de mi admiración.”

–¿Y Raúl Castro?

–Es muy amigo, sin protocolo y sin nada. Totalmente distinto a Fidel. Fidel es Fidel, Raúl es amigo, claro, y Fidel es tu amigo, pero no puedes decir que es tu amigo.

El prólogo de El Cuate a su libro comienza así:

“Estas memorias a las que he llamado MEMORIAS DEL YATE GRANMA, son un yo acuso no al país que me vio nacer, al fin y al cabo no nací en México, es un acuso a la desmedida, a la globalizada (la parte del globo que le toca a la República Mexicana) y exasperante corrupción mexicana.”

Y como Colofón, la Fe de Erratas que dice:

“No se fije y no se notan.”

Cultura*.*

Los insurgentes de la glorieta*.*

*.*

Se llama Ciudad Educadora, es un amplio programa de actividades de todo tipo para vincular a la población con temas de actualidad, y abre este lunes 27 en un espacio ex profeso para ello: La Glorieta de los Insurgentes.

Pero como se acerca el Bicentenario de la Independencia, se han invertido los términos, y como en el lugar se reúnen tribus urbanas (emos, darketos, etcétera) que en el pasado han tenido confrontaciones (Proceso 1640), se invita ahora al evento Los insurgentes de la glorieta. El componente vertebral que atravesará este programa a lo largo del resto del año es un taller por la paz y la no violencia dirigido a jóvenes.

Marilina Barona, responsable de Ciudad Educadora y del Conocimiento (su nombre completo), implementada por la Secretaría de Educación del Gobierno del Distrito Federal, señala que el programa se propone, en principio, “transformar el espacio público en experiencia de aprendizaje, más allá de las aulas y de los métodos no tradicionales”.

No es aprendizaje de aula, señala, sino “de diálogo, con participación ciudadana para recuperar los espacios públicos”. De invitación, sostiene, “a relacionarte de otra manera con tu ciudad, con la cara educadora de la ciudad”. Y entrega el escrito en el cual se resume el interés por la Glorieta de los Insurgentes:

“Es punto de encuentros de todo tipo, laberinto existencial, ombligo de los jóvenes y patria potestad de todos. En este sitio vamos a convocar a los insurgentes. Aquellos que lucharon por diversos medios contra la opresión de los pueblos. Esos seres, hombres y mujeres que en defensa de la libertad y de los intereses colectivos le dieron nombre a esta glorieta.”

Ciudad Educadora agrupa en una red a 10 secretarías del gobierno (Cultura, sobre todo, Salud, Desarrollo Rural, Procuraduría Social, Trabajo, entre otras) en una primera etapa para este año, donde se ha constituido un programa mes por mes, a través de teatro, música, pintura, literatura, filosofía, ciencias, historia, danza, cine.

Julio (27, 28, 29 y 30) estará dedicado a la Insurgencia latinoamericana. Este lunes, a las 15 horas, se abrirá un Taller de Grabado con el maestro Joel Rendón; a las 17 horas Antonio Del Conde, El Cuate, un mexicano que al igual que el Che Guevara argentino participó en la Revolución Cubana, inaugurará el programa hablando de su experiencia en el movimiento de Fidel Castro (fue él quien consiguió y preparó el ya histórico yate Granma en el que éste desembarcó en Cuba para hacer la revolución). Tocarán luego grupos musicales cubanos.

Agosto (24, 25, 26 y 27) se enfoca a la Insurgencia pacífica. Se hablará de Mahatma Gandhi, Nelson Mandela, Salvador Allende.

Septiembre (21, 22, 23 y 24) es para las Mujeres insurgentes.

Octubre (2, 26, 27 y 28) se entrega a ¡Que vivan los estudiantes!

Noviembre (23, 24, 25 y 26) cierra el año con Insurgentes y Revolución. (AP) l

Arte*.*

“(sic)”*.*

Blanca González Rosas*.*

Para enfrentar el nerviosismo e inestabilidad que ha provocado la crisis económica en el mercado internacional del arte contemporáneo, algunos galeristas, de presencia global, han recurrido a estrategias destinadas a fortalecer el valor simbólico –artístico y legitimatorio–, tanto de los artistas que promueven, como de la propia marca de las galerías.

Destinadas a mantener la cotización y mercado de los artistas, estas estrategias cuentan, entre sus acciones, con la publicación de catálogos o libros monográficos de distribución internacional, la participación en exposiciones de instituciones privadas o museos gubernamentales de prestigio y la organización de muestras galerísticas realizadas con base en curadurías temáticas que permiten congregar diferentes trayectorias.

Este último recurso, el curatorial, es uno de los más recientes e incide en valores indispensables para la autolegitimación artística y comercial del arte contemporáneo: conocimiento especializado; innovación –en las obras o, muchas veces, únicamente en la interpretación–; convivencia entre artistas de trayectorias consagradas, medias y emergentes –recurso eficiente para construir y fortalecer legitimaciones–; competitividad en el mainstream.

Cada vez más común entre los comercios que comparten los principales circuitos artísticos feriales o citadinos, la organización de muestras temáticas en galerías ha llegado a la Ciudad de México y, actualmente, tanto la Kurimanzutto como la OMR presentan este tipo de proyectos.

Centrada en una propuesta curatorial descriptiva en la que se aborda la relación entre el texto y la imagen, la OMR exhibe una colectiva de 22 autores, propios y ajenos a la galería, nacidos en su mayoría entre los años sesenta y setenta del siglo XX. Titulada (sic) –adverbio utilizado en textos escritos, proveniente de latín, para indicar que la palabra o frase que lo precede es literal aunque parezca o sea incorrecta–, la muestra no cuestiona, problematiza o hace parecer como incorrecto ningún aspecto de las aproximadamente 50 piezas que la conforman.

Integrado por sólo 12 piezas de reciente creación (2008-2009) y más de 30 realizadas entre 1994 y 2007, el conjunto, aun cuando contiene algunos lenguajes fotográficos, pictóricos y gráficos, se concentra principalmente en discursos conceptuales. Dispareja notoriamente en la calidad de las propuestas, la exhibición demuestra la debilidad en la que han derivado estas poéticas a través de obras como las de Iñaki Bonillas, Jorge Méndez Blake, José Arnaud, Pía Camil, Félix Curto y Aldo Chaparro. Ya sea como grafías autónomas, representación de conceptos o poéticas visuales, las palabras y los textos son elementos que deben contener un sentido y visualidad que rebase la ocurrencia y/o la repetitividad estética.

En este contexto, además de los sensuales e irónicos collages realizados por Cisco Jiménez entre 1999 y 2005, en los que la organicidad y la agresividad sirven de vehículo para la reflexión crítica, y de las transgresoras cartas que se autoenvía Michael Hernández de Luna con estampillas falsas que critican severamente al sistema político y social contemporáneo, en la exposición sobresale especialmente la participación de Gabriel de la Mora.

Agudo y romántico en su creación, De la Mora participa con una propuesta expandida en la que la acción, el dibujo, la escultura y el concepto se fusionan en una pequeña instalación de fuerte contenido estético. Construida a partir de la acción de escribir con lápiz y borrar, durante cinco horas –de 10 a.m. a 15 p.m.–, secretos que nunca se ha atrevido a compartir, la pieza consiste en un pequeño cubo modelado con los residuos que dejó la goma al desaparecer los secretos del artista. Instalado sobre la hoja borrada en la que todavía se perciben las huellas de los pensamientos desaparecidos, el cubo mantiene la tensión de todo residuo en el que, si bien hay algo destruido, también hay algo que todavía queda en la memoria.

Si bien al contemplar esa pieza es inevitable recordar el famoso dibujo de Willem de Kooning que borró Robert Rauschenberg en 1953, también es inevitable aceptar la audacia creativa y reflexiva que en esa y otras piezas ha desarrollado en los últimos tiempos Gabriel de la Mora.

En conclusión, una muestra de escasos contenidos, que descubre los gustos e intereses legitimatorios de los dueños de la galería, quienes fungieron como curadores. l

Música*.*

Hoja de plata**.*

Eduardo Soto Millán*.*

El sector artístico de la población sigue siendo, en general, uno de los más vulnerables y desprotegidos en nuestro país.

Mientras los diputados contemplan, por ejemplo, instrumentar lo necesario para tratar de proveer de casa a las sexoservidoras (otro de los sectores desamparados), los trabajadores del arte de los sonidos y los silencios carecen de servicio médico, entre otras prestaciones.

Así mismo, difícil es hacer escuchar su música, ya que los espacios para tal efecto son pocos en proporción con

la enorme cantidad de obras nuevas que día a día se generan, por lo que la oscuridad del silencio (no musical)

las mantiene muchas veces por un tiempo guardadas.

El problema mayor se localiza cuando se trata de música sinfónica, puesto que con frecuencia son los directores de las orquestas quienes optan por la seguridad de la música de repertorio, invirtiendo preferentemente en materiales extranjeros, a pesar de que casi siempre las orquestas existen gracias a presupuestos derivados, a fin de cuentas, de nuestros impuestos.

Es por eso que resulta aberrante el costo de un ensamble musical de tal magnitud cuando éste no responde o responde parcialmente a las necedades de la población a la que atiende o debiera atender.

Ante dicho escenario, desde hace dos décadas, aproximadamente, la producción de discos y su correspondiente distribución arribó a un boom que ha venido fortaleciéndose. La razón de esto es que al día de hoy el disco sigue siendo, digamos, la mejor y más noble tarjeta de presentación, siempre y cuando, precisamente, se planifique y lleve a cabo su adecuada distribución.

Es en este contexto que se sustenta la relevancia de Compositores mexicanos (SACM, CAMMC, Conaculta- INBA, Fonca, Ediciones Mexicanas de Música, S.C., Elevación por el Arte, Noise Kontrol Distribution, s/n de serie, México, 2009), superproducción originalmente de cinco proyectos discográficos –uno doble– de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) que ahora vuelven a aparecer pero reunidos en una sola caja, misma que este 29 de julio habrá de ser presentada a las 13:30 horas en la Casa Principal de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Con la iniciativa y trabajo –diseño, selección de autores y obras, así como realización– de Héctor Quintanar (1936), el compositor y director aprovechó la coyuntura de su desempeño al frente de la OSUG durante 1992- 1996 para realizar este plan discográfico que originalmente produjera la universidad guanajuatense.

Compositores mexicanos obedece al planteamiento de “… mantener en la memoria colectiva las creaciones de autores trascendentes que representan diversos estilos y épocas en el devenir artístico mexicano de la última centuria” (Quintanar), y buena parte de las 32 obras incluidas de 23 compositores son grabaciones únicas (en su momento, todas eran inéditas).

Si bien es aún hoy prematuro discernir sobre la trascendencia de algunos de los compositores, la valía de esta producción se halla también en el inusitado atrevimiento institucional por apostar a un magno y loable proyecto exclusivamente de música de concierto mexicana.

En general, el trabajo de grabación, edición y masterización es aceptable –la Fanfarria II de Guillermo Pinto Reyes (1922-1997) padece picos de audio– y la batuta de Quintanar no se quedó atrás.

Algunas de las obras son: Colorines y Fanfarria para las fuerzas leales (Revueltas, 1899-1940); Tres piezas para orquesta y Amatzinac (Moncayo, 1912-1958); Apocalipsis 21.2 (Villaseñor, 1936); Concierto en do para piano

y orquesta (Jiménez Mabarak, 1916-1994), entre otras, y apelando a que “al que parte y comparte le toca la mayor parte”, cinco obras de Quintanar, entre ellas sus brillantes Canto breve y la Pequeña obertura.

Así, con Compositores mexicanos tenemos una valiosa hoja de plata. l

* Título homónimo de la obra de Luis Sandi (1905-1996), también incluida.

Teatro*.*

“El continente negro”*.*

Estela Leñero Franco*.*

El continente negro era para Sigmund Freud el mundo inexplorado y misterioso de la vida sexual de la mujer; y aunque África ha sido alumbrada en nuestros tiempos, sigue siendo una tierra saqueada y explotada igual que el paisaje femenino.

La metáfora de Freud es retomada por el dramaturgo y psiquiatra chileno Marco Antonio de la Parra para incursionar en ese universo femenino y mostrar lo diferente e incomprensible que es ante su contraparte sexual. Las relaciones amorosas se presentan no tanto en su desigualdad, sino en su distanciamiento. Los barcos que van y vienen de un continente a otro naufragan en el camino y sólo pequeñas luces indican la ubicación del otro.

La obra de teatro El continente negro, que se presenta en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque bajo la dirección de Zaide Silvia Gutiérrez, aborda relaciones comunes que, más que explicar, exponen a un hombre ausente al que su enamorada deja insistentes mensajes en la contestadora; un maestro y una alumna frente a un amor prohibido; una actriz, su exmarido y encuentro incidental; un hombre al que su mujer lo ha dejado; una ama de casa que sospecha la infidelidad de su esposo, y un hombre que se ha enamorado de su cuñada. Todas las relaciones se enmarcan dentro de la convencionalidad, dentro de los parámetros permitidos y prohibidos por la sociedad sin la posibilidad de inventar formas nuevas y propias, según las características de cada pareja.

Este estrecho statu quo contrapuntea con la apertura conceptual de la dramaturgia de Marco Antonio de la Parra –que este año celebra sus 30 años de actividad teatral–, al que México le regala cuatro montajes simultáneos de sus obras Infieles, Monogamia, El sofá y la que se reseña.

Las posibilidades que el autor proporciona a los personajes y a las historias de El continente negro son infinitas. Unos cuantos actores interpretan todos los personajes y las escenas se entrecruzan, se fragmentan, no existe la linealidad y es posible ser varios y uno al mismo tiempo; puede ser una historia o muchas, o tres, o los sueños de los personajes o la proyección de su inconsciente. La propuesta del autor es sugerente y plantea que tres actores o más interpreten los personajes; la directora y actriz Zaide Silvia Gutiérrez lo hace exitosamente con cuatro intérpretes. El espacio escénico de Marco Antonio es un edificio derruido (como metáfora de personajes desechos), y el de la directora y escenógrafa Xóchitl González resalta el aspecto laberíntico de la obra, construido con paneles semitransparentes que entrelazan, muestran y ocultan diversos ámbitos.

La estética y la iluminación de Xóchitl González convierten un espacio sórdido en atractivamente bello. Elementos en rojo, como el refrigerador –que al ser abierto ilumina con luz fría al personaje–, una pasarela- pasillo, un sofá, un teléfono de los ochenta, un micrófono colgante, y no mucho más, ambientan la vida de los personajes y mantienen la ambigüedad del texto. La directora realiza un interesante trabajo en el trazo escénico, en la dirección de actores y en el uso de elementos no realistas (como la mujer que dobla una sábana infinita). La directora teje con inteligencia los fragmentos y trabaja en la profundidad de los personajes. Ana Karina Guevara y Mariana Gajá hacen un trabajo espléndido, aunque la insistencia de dirigirse al público en los comentarios de la alumna lo vuelve un tanto esquemático y emborrona la propuesta del autor de introducir al narrador cinematográfico en el teatro. Las acompañan en el escenario la buena actuación de Ángel Cerlo e Irineo Álvarez (que en una divertida escena interpreta fársicamente a un macho que no puede ver a la que tiene enfrente, pero el actor falla al final cuando con un remate de fortaleza convierte en falsas sus últimas lágrimas que darían un interesante giro al personaje).

El continente negro es una propuesta interesante para el trabajo actoral –en la que se puede investigar con lo multifacético de la realidad–; para la dirección es