You are on page 1of 2

AL MAESTRO

Mi madre me da la vida, mi padre me da el sustento, y el maestro de la escuela, cultiva mi entendimiento. A mi maestro querido, que me da su ciencia, su cario y su cuidado, con infinita paciencia. Le ofrezco mi gratitud y mi cario sin cuento, por que llena de belleza, a mi pobre conocimiento.

A LA MAESTRA

Es en la escuela otra madre que orienta con sus consejos; es experta sembradora de nobles conocimientos; es mano suave que gua y es luz que alumbra senderos. Es, en suma, la maestra, manojo clido y tierno de bondadosa paciencia y de maternal afecto.

MAESTRO

Eres el que vela por nuestro futuro, eres el que trata de hacernos brillar, eres el que nos saca de ese capullo que muchas veces no queremos abandonar. Eres t, maestro, nuestro gua, eres t el que nos das aliento para salir mejor, y aunque no lo aparentamos velamos por ti noche y da porque es por ti que hacemos un mundo mejor. No siempre te tratamos como se merece, nos vemos un poco orgullosos, pero eso no significa que nuestro amor no crece al demostrarnos el cario que sientes por nosotros. Eres maestro, el que nos regaa en algunas ocasiones, eres nuestro padre tratando de corregirnos, pero no importa cuntas veces nos regaes; nosotros siempre seremos tus hijos. Eres la persona que le ensea al mundo, eres generoso al brindarnos de tu sabidura y aunque somos nosotros los que recibimos los aplausos, siempre sers el faro que ilumine nuestra Vida.