You are on page 1of 2

REFLEXION

Los trastornos delirantes antes se catalogaban en un desorden denominado como paranoia de manera errnea. Esta enfermedad psictica incluye mantener una o ms ideas delirantes, pero no hay ninguna otra patologa relevante concomitante con sta, o que pueda tener una denominacin diferente. Este tipo de pacientes no cumple con los criterios para clasificado dentro del grupo de los esquizofrnicos, y sus alucinaciones no son marcadas, aunque pueden tener estos pacientes alucinaciones tctiles u olfativas, que pueden relacionarse con los delirios. A pesar de todas estas implicaciones, una persona que padezca de este trastorno puede ser bastante funcional, y no tiende a mostrar un comportamiento extrao, excepto slo como resultado de una idea delirante. Con el tiempo, con el progreso de la enfermedad, y el deterioro debido a sta, pueden exacerbarse ciertos cuadros, pero de muchos de estos pacientes se ignora que tienen una patologa, pues, ante ausencia de circunstancias estresantes, su personalidad se ve inalterada. Las personas del comn podran definir a estos pacientes como simples personas asociales, excntricas o fanticas. Los pacientes que padecen de esta patologa construyen sus ideas por racionalizacin, un sistema cuya lgica formal no est alterada, pero que parte de premisas absurdas aunque concebibles en la vida real. No hay introspeccin, y la contradiccin del delirio es asumida con rabia y desdeo, reflejando algn grado de grandiosidad en muchos casos. Slo algunos de estos casos puede haber compromiso del desempeo en diferentes reas de funcionamiento como el trabajo, aunque la vida social y marital puede estar ms comprometida que el funcionamiento intelectual y ocupacional.

MARY ALEJANDRA MANCILLA GUTIERREZ

Cod. 8062006