Вы находитесь на странице: 1из 11

Vocabulario Sub-terra

Baldomero Lillo

Autores: Camilo Flores, Sebastián Aguilera, Matías Fontealba

Editor (Gran cosa ¬¬): Eduardo Riveros

Los inválidos:

Dócil: Suave, apacible, que recibe fácilmente la enseñanza.

Sinuosas: Que tiene senos, ondulaciones o recodos.

Infundir: Causar en el ánimo un impulso moral o afectivo

Estéril: Que no da fruto, o no produce nada.

Tétrico: Triste, demasiadamente serio, grave y melancólico.

Desnudo: Falto de recursos, sin bienes de fortuna

Sutil: Delgado, delicado, tenue.

Ávido: Ansioso, codicioso.

Esparaván: Tumor en la parte interna e inferior del corvejón de los solípedos, que si
llega a endurecerse produce una cojera incurable.

Brioso: Que posee Espíritu, valor, resolución.

Ignominias: Afrentas publicas

Jamelgo: Caballo flaco y desgarbado, por hambriento.

Hueste: Conjunto de los seguidores o partidarios de una persona o de una causa.

Caduco: decrépito (sumamente viejo).

Lontananza: solo hablando de cosas que, por estar muy lejanas, apenas se pueden
distinguir.

Seculares: Que dura un siglo, o desde hace siglos.


Famélicas: Muy delgado, con aspecto de pasar hambre.

Tremolando: Enarbolar los pendones, las banderas o los estandartes, y, por ext., otras
cosas, batiéndolos o moviéndolos en el aire.

Exterminio: Acabar del todo con algo.

Inicuas: Malvado, injusto.

Simiente: Semilla

Germinará: Brotará

Febril: Ardoroso, desasosegado, inquieto

Andrajo: Prenda de vestir vieja, rota o sucia.

Voraces: Dicho de un animal: Muy comedor.

Imperceptibles: Que no se puede percibir.

Flácido: Flaco, flojo, sin consistencia.

Estío: Estación del año que astronómicamente principia en el solsticio de verano y


termina en el equinoccio de otoño.

Belfos Cada uno de los dos labios del caballo y de otros animales.

Rocín Caballo de trabajo, a distinción del de regalo

Exánime Sin señal de vida o sin vida.

Ocaso: Puesta del Sol, o de otro astro, al transponer el horizonte.

Opalinos: De color entre blanco y azulado con reflejos irisados.

Purpúreos: Perteneciente o relativo a la púrpura.

La compuerta numero 12

Vertiginoso: Que causa vértigo.

Trepidación: Acción de temblar fuertemente.


Erguir: Levantarse o ponerse derecho.

Candil: Utensilio para alumbrar, dotado de un recipiente de aceite y torcida y una


varilla con gancho para colgarlo.

Macilento: Flaco y descolorido.

Cripta: Lugar subterráneo en que se acostumbraba enterrar a los muertos.

Medroso: Temeroso, pusilánime, que de cualquier cosa tiene miedo. U. t. c. s.

Ademán: Movimiento o actitud del cuerpo o de alguna parte suya, con que se
manifiesta un afecto del ánimo.

Lindero: Límite o linde de terrenos o el fin antes del vacío.

Aguijón: Punta o extremo puntiagudo del palo con que se aguija.

Carcoma: Cuidado grave y continuo que mortifica y consume a quien lo tiene.

Persona o cosa que poco a poco va gastando y consumiendo la hacienda.

Absorto: Admirado, pasmado.

Execración: Condenar y maldecir con autoridad sacerdotal o en nombre de cosas


sagradas.

Acerbo: Cruel, riguroso, desapacible.

Jovialidad: Alegría y apacibilidad de genio.

Zalamería: Demostración de cariño afectada y empalagosa.

Súbito: Improvisto, repentino.

Avasallador: Que avasalla.

Avasallar: Sujetarse, someterse por impotencia o debilidad a quien tiene poder o


valimiento.

Exhausto: Enteramente agotado o falto de lo que necesita tener para hallarse en buen
estado.
Paria: Persona excluida de las ventajas de que gozan las demás, e incluso de su trato,
por ser considerada inferior.

Estoicismo: Fortaleza o dominio sobre la propia sensibilidad.

Insensato: Falto de sensatez, tonto, fatuo. U. t. c. s.

Quimera: Aquello que se propone a la imaginación como posible o verdadero, no


siéndolo.

Emponzoñar: Inficionar, echar a perder, dañar. Algo echado a perder.

Asir: Tomar o coger con la mano, y, en general, tomar, coger, prender.

Iniquidad. : Maldad, injusticia grande.

El grisú

Salobre: Que tiene sabor de alguna sal.

Emanación: Acción y efecto de emanar.

Omisión: Falta por haber dejado de hacer algo necesario o conveniente en la ejecución
de una cosa o por no haberla ejecutado.

Demandar: Hacer cargo de algo.

Sibarítico: Aficionado al regalo o al placer.

Receloso: Que tiene recelo.

Tortuoso: Que tiene vueltas y rodeos.

Presentir: Adivinar algo antes que suceda, por algunos indicios o señales que lo
preceden.

Subordinado, da: Dicho de una persona: Sujeta a otra o dependiente de ella. U. m. c. s.

Servilismo: Ciega y baja adhesión a la autoridad de alguien.

Negligencia: Descuido, falta de cuidado.


Lóbrego, ga: Oscuro, tenebroso.

Inapelable: Dicho de una sentencia o de un fallo: Que no se puede apelar.

Escéptico, ca: Que no cree o afecta no creer.

Haz: Conjunto de partículas o rayos luminosos de un mismo origen, que se propagan sin
dispersión.

Mutismo: Silencio voluntario o impuesto.

Hato: Junta o compañía de gente malvada o despreciable. Un hato de pícaros, de


tontos.

Ardid: Mañoso, astuto, sagaz. || Valiente || Artificio, medio empleado hábil y


mañosamente para el logro de algún intento.

Inerte: Sin vida.

Anonadar: Causar gran sorpresa o dejar muy desconcertado a alguien.

Acritud: Acrimonia.

Cerciorar: Asegurar a alguien la verdad de algo.

Indómito: Que no se puede o no se deja domar.

Difícil de sujetar o reprimir.

Exánime: Sin señal de vida o sin vida.

Avidez: Ansia, codicia.

Peripecia: En el drama o en cualquier otra composición análoga, mudanza repentina de


situación debida a un accidente imprevisto que cambia el estado de las cosas ||
Accidente de esta misma clase en la vida real.

Cabria: Máquina para levantar pesos, cuya armazón consiste en dos vigas ensambladas
en ángulo agudo, mantenidas por otra que forma trípode con ellas, o bien por una o
varias amarras. Un torno colocado entre las dos vigas y una polea suspendida del
vértice reciben la cuerda con que se maniobra el peso.
Disuadir: Inducir, mover a alguien con razones a mudar de dictamen o a desistir de un
propósito. Le disuadimos DE que aceptara aquel empleo.

Cauteloso: Que obra con cautela.

Pavesa: Partecilla ligera que salta de una materia inflamada y acaba por convertirse en
ceniza.

El chiflón del diablo

Filípica: Invectiva, censura acre.

Escaramuza: Riña, disputa o contienda de poca importancia.

Inexorable: Que no se puede evitar.

Yermo: Terreno inhabitado.

Mustio,: Melancólico, triste.

Exhausto: Enteramente agotado o falto de lo que necesita tener para hallarse en buen
estado.

Iniquidad: Maldad, injusticia grande.

Promiscuidad: Mezcla, confusión. Convivencia con personas de distinto sexo.

Fausto: Grande ornato y pompa exterior, lujo extraordinario. Feliz, afortunado.

Perpetuo: Que dura y permanece para siempre.

Zozobra: Inquietud, aflicción y congoja del ánimo, que no deja sosegar, o por el riesgo
que amenaza, o por el mal que ya se padece.

Cavilación: Acción y efecto de cavilar.

Pensar con intención o profundidad en algo.

Circundar: Cercar, rodear.

Despavorido: Lleno de pavor.


Temor: con espanto o sobresalto.

Presagiar: Anunciar o prever algo, induciéndolo de presagios o conjeturándolo.

Plañidero: Lloroso y lastimero.

Férvido: Ardorosa, furiosa, febril.

Irradiación: Acción y efecto de irradiar. Dicho de un cuerpo: Despedir rayos de luz,


calor u otra energía.

Yerto: Tieso, rígido o áspero.

Fustigadas: Azotadas, golpeadas

Hosco: Ceñudo, áspero e intratable.

Imprecación: Acción de imprecar.

Proferir palabras con que se expresa el vivo deseo de que alguien sufra mal o daño.

Inexorable: Que no se puede evitar.

Escrutador: Escudriñador o examinador cuidadoso de alguien o algo.

Alimaña: Persona mala, despreciable, de bajos sentimientos.

Ahíto: Cansado o fastidiado de alguien o algo. Saciado, harto.

Cubil: Sitio donde los animales, principalmente las fieras, se recogen para dormir.

El Pago:

Incisión: Hendidura que se hace en algunos cuerpos con instrumento cortante.

Circa: Termino barretero empleado para referirse a las hendiduras donde se extraía
el mineral.

Ahínco: Eficacia, empeño o diligencia grande con que se hace o solicita algo.

Brío: Espíritu, valor, resolución.


Obsesión: Idea que con tenaz persistencia asalta la mente.

Escozor: Sensación dolorosa, como la que produce una quemadura.

Abrasar: Calentar demasiado.

Cejar: Retroceder, andar hacia atrás.

Tenaz: Que opone mucha resistencia a romperse o deformarse.

Furtivas: Que se hace a escondidas.

Transido: Fatigado, acongojado o consumido de alguna penalidad, angustia o necesidad

Efímera: Pasajero, de corta duración.

Abigarrada: De varios colores, mal combinados.

Macilento: Flaco y descolorido.

Exhausto: Enteramente agotado o falto de lo que necesita tener para hallarse en buen
estado.

Beodo: Embriagado o borracho

Hálito: Soplo suave y apacible del aire.

Mascullar: Hablar entre dientes, o pronunciar mal las palabras, hasta el punto de que
con dificultad puedan entenderse.

Laxo: Flojo, que no tiene la tensión que naturalmente debe tener.

Áureo: Parecido al oro o dorado.

Son: Ritmo.

Voluptuosa: Que inclina a la voluptuosidad, la inspira o la hace sentir.

Osamenta: Esqueleto del hombre y de los animales.

El pozo
Sigilosamente: Con sigilo.

Imberbe : Dicho de un joven: Que todavía no tiene barba.

Postigo: Puerta que está fabricada en una pieza sin tener división ni más de una hoja,
la cual se asegura con llave, cerrojo, picaporte, etc.

Proferir: Pronunciar, decir, articular palabras o sonidos.

Trémulo: Que tiembla.

Improperio: Injuria grave de palabra, y especialmente la que se emplea para echar a


alguien en cara algo.

Cenit o Cénit: Intersección de la vertical de un lugar con la esfera celeste, por encima
de la cabeza del observador.

Atisbar: Mirar, observar con cuidado, recatadamente.

Malhadado, da: Infeliz, desgraciado, desventurado.

Beldad: Belleza o hermosura, y más particularmente la de la mujer.

Exuberante: Muy abundante y copioso.

Evasivo, va: Efugio o medio para eludir una dificultad.

Repulsión: Repugnancia, aversión.

Incisivo, va: Punzante, mordaz.

Zalamero: Que demuestra cariño exageradamente.

Sorna: Disimulo y bellaquería con que se hace o se dice algo con alguna tardanza
voluntaria.

Síntoma: Señal, indicio de algo que está sucediendo o va a suceder.

Desairado, da: Que no queda airoso en lo que pretende o en lo que tiene a su cargo.

Sinfonía: Pieza de música instrumental, que precede, por lo común, a las óperas y otras
obras teatrales.

Ósculo: Beso de respeto o afecto.


Fogoso: Ardiente, demasiado vivo.

Implacable: Que no se puede aplacar.

Ahínco: Eficacia, empeño o diligencia grande con que se hace o solicita algo.

Torvo, va: Dicho especialmente de la mirada: Fiera, espantosa, airada y terrible a la


vista.

Paroxismo: Exaltación extrema de los afectos y pasiones.

Azorado: sobresaltado

Estratagema: Astucia, fingimiento y engaño artificioso.

Pugnar: Porfiar con tesón, instar por el logro de algo.

Juan Fariña:

Hacinar: Amontonar, acumular, juntar sin orden.

Pasmosa: Que causa admiración y asombro.

Sagacidad: Astuto y prudente, que prevé y previene las cosas.

Fuego fatuo: Fenómeno consistente en la inflamación de ciertas materias -fósforo,


principalmente- que se elevan de las sustancias animales o vegetales en putrefacción, y
forman pequeñas llamas que se ven andar por el aire a poca distancia de la superficie,
especialmente en los lugares pantanosos y en los cementerios

Taciturno: Callado, silencioso, que le molesta hablar.

Proscrito: Desterrado.

Vestigios: Ruina, señal o resto que queda de algo material o inmaterial.

Presagio: Señal que indica, previene y anuncia un suceso.


Brocal: Antepecho alrededor de la boca de un pozo, para evitar el peligro de caer en
él.

Похожие интересы