Вы находитесь на странице: 1из 16

TITULO III

El Estado

CAPITULO I

El Estado y su forma de gobierno

Artículo 140. Estado de Guatemala. Guatemala es un Estado libre, independiente y


soberano, organizado para garantizar a sus habitantes el goce de sus derechos y de sus
libertades.
Su sistema de Gobierno es republicano, democrático y representativo.

Artículo 141. Soberanía. La soberanía radica en el pueblo quien la delega, para su


ejercicio, en los Organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial. La subordinación entre los
mismos, es prohibida.

Artículo 142. De la soberanía y el territorio. El Estado ejerce plena soberanía, sobre:

a) El territorio nacional integrado por su suelo, subsuelo, aguas interiores, el mar territorial en
la extensión que fija la ley y el espacio aéreo que se extiende sobre los mismos;

b) La zona contigua del mar adyacente al mar territorial, para el ejercicio de determinadas
actividades reconocidas por el derecho internacional; y

c) Los recursos naturales y vivos del lecho y subsuelo marinos y los existentes en las aguas
adyacentes a las costas fuera del mar territorial, que constituyen la zona económica exclusiva,
en la extensión que fija la ley, conforme la práctica internacional.

Artículo 143. Idioma oficial. El idioma oficial de Guatemala, es el español. Las


lenguas vernáculas, forman parte del patrimonio cultural de la Nación.

CAPITULO II

Nacionalidad y ciudadanía

Artículo 144. Nacionalidad de origen. Son guatemaltecos de origen, los nacidos en


el territorio de la República de Guatemala, naves y aeronaves guatemaltecas y los hijos de
padre o madre guatemaltecos, nacidos en el extranjero. Se exceptúan los hijos de funcionarios
diplomáticos y de quienes ejerzan cargos legalmente equiparados.

A ningún guatemalteco de origen, puede privársele de su nacionalidad.

Artículo 145. Nacionalidad de centroamericanos. También se consideran


guatemaltecos de origen, a los nacionales por nacimiento, de las repúblicas que constituyeron
la Federación de Centroamérica, si adquieren domicilio en Guatemala y manifestaren ante
autoridad competente, su deseo de ser guatemaltecos. En este caso podrán conservar su
nacionalidad de origen, sin perjuicio de lo que se establezca en tratados o convenios
centroamericanos.
Artículo 146. Naturalización. Son guatemaltecos, quienes obtengan su
naturalización, de conformidad con la ley.

Los guatemaltecos naturalizados, tienen los mismos derechos que los de origen, salvo
las limitaciones que establece esta Constitución.

Artículo 147. Ciudadanía. Son ciudadanos los guatemaltecos mayores de dieciocho


años de edad. Los ciudadanos no tendrán más limitaciones, que las que establecen esta
Constitución y la ley.

Artículo 148. Suspensión, pérdida y recuperación de la ciudadanía. La ciudadanía


se suspende, se pierde y se recobra de conformidad con lo que preceptúa la ley.

CAPITULO III

Relaciones internacionales del Estado

Artículo 149. De las relaciones internacionales. Guatemala normará sus relaciones


con otros Estados, de conformidad con los principios, reglas y prácticas internacionales con el
propósito de contribuir al mantenimiento de la paz y la libertad, al respeto y defensa de los
derechos humanos, al fortalecimiento de los procesos democráticos e instituciones
internacionales que garanticen el beneficio mutuo y equitativo entre los Estados.

Artículo 150. De la comunidad centroamericana. Guatemala, como parte de la


comunidad centroamericana, mantendrá y cultivará relaciones de cooperación y solidaridad
con los demás Estados que formaron la Federación de Centroamérica; deberá adoptar las
medidas adecuadas para llevar a la práctica, en forma parcial o total, la unión política o
económica de Centroamérica. Las autoridades competentes están obligadas a fortalecer la
integración económica centroamericana sobre bases de equidad.

Artículo 151. Relaciones con Estados afines. El Estado mantendrá relaciones de


amistad, solidaridad y cooperación con aquellos Estados, cuyo desarrollo económico, social y
cultural, sea análogo al de Guatemala, con el propósito de encontrar soluciones apropiadas a
sus problemas comunes y de formular conjuntamente, políticas tendientes al progreso de las
naciones respectivas.

TITULO IV

Poder Público

CAPITULO I

Ejercicio del Poder Público

Artículo 152. Poder Público. El poder proviene del pueblo. Su ejercicio está sujeto a
las limitaciones señaladas por esta Constitución y la ley.

Ninguna persona, sector del pueblo, fuerza armada o política, puede arrogarse su
ejercicio.
Artículo 153. Imperio de la ley. El imperio de la ley se extiende a todas las personas
que se encuentren en el territorio de la República.

Artículo 154. Función pública; sujeción a la ley. Los funcionarios son depositarios
de la autoridad, responsables legalmente por su conducta oficial, sujetos a la ley y jamás
superiores a ella.
Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de partido
político alguno.

La función pública no es delegable, excepto en los casos señalados por la ley, y no


podrá ejercerse sin prestar previamente juramento de fidelidad a la Constitución.

Artículo 155. Responsabilidad por infracción a la ley. Cuando un dignatario,


funcionario o trabajador del Estado, en el ejercicio de su cargo, infrinja la ley en perjuicio de
particulares, el Estado o la institución estatal a quien sirva, será solidariamente responsable
por los daños y perjuicios que se causaren.

La responsabilidad civil de los funcionarios y empleados públicos, podrá deducirse


mientras no se hubiere consumado la prescripción, cuyo término será de veinte años.

La responsabilidad criminal se extingue, en este caso, por el transcurso del doble del
tiempo señalado por la ley para la prescripción de la pena.

Ni los guatemaltecos ni los extranjeros, podrán reclamar al Estado, indemnización por


daños o perjuicios causados por movimientos armados o disturbios civiles.

Artículo 156. No obligatoriedad de órdenes ilegales. Ningún funcionario o


empleado público, civil o militar, está obligado a cumplir órdenes manifiestamente ilegales o
que impliquen la comisión de un delito.

CAPITULO II

Organismo Legislativo

SECCION PRIMERA

Congreso

Artículo 157. Potestad legislativa e integración del Congreso de la República. La


potestad legislativa corresponde al Congreso de la República, compuesto por diputados
electos directamente por el pueblo en sufragio universal y secreto, por el sistema de distritos
electorales y lista nacional, para un período de cuatro años, pudiendo ser reelectos.

Cada uno de los departamentos de la República, constituye un distrito electoral. El


Municipio de Guatemala forma el distrito central y los otros municipios del departamento de
Guatemala constituyen el distrito de Guatemala. Por cada distrito electoral deberá elegirse
como mínimo un diputado. La ley establece el número de diputados que corresponda a cada
distrito de acuerdo a su población. Un número equivalente al veinticinco por ciento de
diputados distritales será electo directamente como diputados por lista nacional.

En caso de falta definitiva de un diputado se declarará vacante el cargo. Las vacantes


se llenarán, según el caso, llamando al postulado que aparezca en la respectiva nómina
distrital o lista nacional a continuación del último cargo adjudicado.
Artículo 158. Sesiones del Congreso. El período anual de sesiones del Congreso se
inicia el catorce de enero de cada año sin necesidad de convocatoria. El Congreso se reunirá
en sesiones ordinarias del catorce de enero al quince de mayo y del uno de agosto al treinta
de noviembre de cada año. Se reunirá en sesiones extraordinarias cuando sea convocado por
la Comisión Permanente o por el Organismo Ejecutivo para conocer los asuntos que
motivaron la convocatoria. Podrá conocer de otras materias con el voto favorable de la
mayoría absoluta del total de diputados que lo integran. El veinticinco por ciento de diputados
o más tiene derecho de pedir a la Comisión Permanente la convocatoria del Congreso por
razones suficientes de necesidad y conveniencia públicas. Si la solicitare por lo menos la
mitad más uno del total de diputados, la Comisión Permanente deberá proceder
inmediatamente a la convocatoria.

Artículo 159. Mayoría para resoluciones. Las resoluciones del Congreso, deben
tomarse con el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros que lo integran, salvo
los casos en que la ley exija un número especial.

Artículo 160. Autorización a diputados para desempeñar otro cargo. Los


diputados pueden desempeñar el cargo de ministro o funcionario de Estado o de cualquier
otra entidad descentralizada o autónoma. En estos casos deberá concedérseles permiso por
el tiempo que duren en sus funciones ejecutivas. En su ausencia temporal, se procederá de
conformidad con el último párrafo del artículo 157.

Artículo 161. Prerrogativas de los diputados. Los diputados son representantes del
pueblo y dignatarios de la Nación; como garantía para el ejercicio de sus funciones gozarán,
desde el día que se les declare electos, de las siguientes prerrogativas:

a) Inmunidad personal para no ser detenidos ni juzgados, si la Corte Suprema de


Justicia no declara previamente que ha lugar a formación de causa, después de
conocer el informe del juez pesquisidor que deberá nombrar para el efecto. Se
exceptúa el caso de flagrante delito en que el diputado sindicado deberá ser puesto
inmediatamente a disposición de la Junta Directiva o Comisión Permanente del
Congreso para los efectos del antejuicio correspondiente.

b) Irresponsabilidad por sus opiniones, por su iniciativa y por la manera de tratar los
negocios públicos, en el desempeño de su cargo.

Todas las dependencias del Estado tienen la obligación de guardar a los diputados las
consideraciones derivadas de su alta investidura. Estas prerrogativas no autorizan
arbitrariedad, exceso de iniciativa personal o cualquier orden de maniobra tendientes a
vulnerar el principio de no reelección para el ejercicio de la Presidencia de la República. Sólo
el Congreso será competente para juzgar y calificar si ha habido arbitrariedad o exceso y para
imponer las sanciones disciplinarias pertinentes.

Hecha la declaratoria a que se refiere el inciso a) de este artículo, los acusados


quedan sujetos a la jurisdicción de juez competente. Si se les decretare prisión
provisional quedan suspensos en sus funciones en tanto no se revoque el auto de
prisión.

En caso de sentencia condenatoria firme, el cargo quedará vacante.

Artículo 162. Requisitos para el cargo de diputado. Para ser electo diputado se
requiere ser guatemalteco de origen y estar en el ejercicio de sus derechos ciudadanos.
Artículo 163. Junta Directiva y Comisión Permanente. El Congreso elegirá, cada
año, su Junta Directiva. Antes de clausurar su período de sesiones ordinarias elegirá la
Comisión Permanente, presidida por el Presidente del Congreso, la cual funcionará mientras
el Congreso no esté reunido.

La integración y las atribuciones de la Junta Directiva y de la Comisión Permanente


serán fijadas en la Ley de Régimen Interior.

Artículo 164. Prohibiciones y compatibilidades. No pueden ser diputados:

a) Los funcionarios y empleados de los Organismos Ejecutivo, Judicial y del Tribunal y


Contraloría de Cuentas, así como los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral y
el Director del Registro de Ciudadanos;

b) Quienes desempeñen funciones docentes y los profesionales al servicio de


establecimientos de asistencia social, están exceptuados de la prohibición anterior;

a) Los contratistas de obras o empresas públicas que se costeen con fondos del Estado
o del municipio, sus fiadores y los que de resultas de tales obras o empresas, tengan
pendiente reclamaciones de interés propio;

b) Los parientes del Presidente de la República y los del Vicepresidente dentro del
cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad;

c) Los que habiendo sido condenados en juicio de cuentas por sentencia firme, no
hubieren solventado sus responsabilidades;

d) Quienes representen los intereses de compañías o personas individuales que


exploten servicios públicos; y

e) Los militares en servicio activo.

Si al tiempo de su elección, o posteriormente, el electo resultare incluido en cualquiera


de las prohibiciones contenidas en este artículo, se declarará vacante su puesto. Es nula la
elección de diputado que recaiga en funcionario que ejerza jurisdicción en el distrito electoral
que lo postule, o que la hubiere ejercido tres meses antes de la fecha en que se haya
convocado a la elección.

El cargo de diputado es compatible con el desempeño de misiones diplomáticas


temporales o especiales y con la representación de Guatemala en congresos internacionales.

SECCION SEGUNDA

Atribuciones del Congreso

Artículo 165. Atribuciones. Corresponde al Congreso de la República:

a) Abrir y cerrar sus períodos de sesiones;

b) Recibir el juramento de ley al Presidente y Vicepresidente de la República, al


Presidente del Organismo Judicial y darles posesión de sus cargos;
c) Aceptar o no la renuncia del Presidente o del Vicepresidente de la República. El
Congreso comprobará la autenticidad de la renuncia respectiva;

d) Dar posesión de la Presidencia de la República, al Vicepresidente en caso de


ausencia absoluta o temporal del Presidente;

e) Conocer con anticipación, para los efectos de la sucesión temporal, de la ausencia


del territorio nacional del Presidente y Vicepresidente de la República. En ningún
caso podrán ausentarse simultáneamente el Presidente y Vicepresidente.

f) Elegir a los funcionarios que, de conformidad con la Constitución y la ley, deban ser
designados por el Congreso; aceptarles o no la renuncia y elegir a las personas que
han de sustituirlos;

g) Desconocer al Presidente de la República si, habiendo vencido su período


constitucional, continúa en el ejercicio del cargo. En tal caso, el Ejército pasará
automáticamente a depender del Congreso;

h) Declarar si ha lugar o no a formación de causa contra el Presidente y Vicepresidente


de la República, Presidente y Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del
Tribunal Supremo Electoral y de la Corte de Constitucionalidad, Ministros,
Viceministros de Estado cuando estén encargados del despacho, Secretarios de la
Presidencia de la República, Subsecretarios que los sustituyan, Procurador de los
Derechos Humanos, Fiscal General y Procurador General de la Nación.

Toda resolución sobre esta materia ha de tomarse con el voto favorable de las dos
terceras partes del número total de diputados que integran el Congreso;

i) Declarar, con el voto de las dos terceras partes del número total de diputados que
integran el Congreso, la incapacidad física o mental del Presidente de la República
para el ejercicio del cargo. La declaratoria debe fundarse en dictamen previo de una
comisión de cinco médicos, designados por la Junta Directiva del Colegio respectivo
a solicitud del Congreso;

j) Interpelar a los ministros de Estado; y

j) bis) Conceder condecoraciones propias del Congreso de la República, a guatemaltecos y


extranjeros.

k) Todas las demás atribuciones que le asigne la Constitución y otras leyes.

Artículo 166. Interpelaciones a ministros. Los ministros de Estado, tienen la


obligación de presentarse al Congreso, a fin de contestar las interpelaciones que se les
formulen por uno o más diputados. Se exceptúan aquéllas que se refieran a asuntos
diplomáticos u operaciones militares pendientes.

Las preguntas básicas deben comunicarse al ministro o ministros interpelados, con


cuarenta y ocho horas de anticipación. Ni el Congreso en pleno, ni autoridad alguna, podrá
limitar a los diputados al Congreso el derecho de interpelar, calificar las preguntas o
restringirlas.

Cualquier diputado puede hacer las preguntas adicionales que estime pertinentes
relacionadas con el asunto o asuntos que motiven la interpelación y de ésta podrá derivarse el
planteamiento de un voto de falta de confianza que deberá ser solicitado por cuatro diputados,
por lo menos, y tramitado sin demora, en la misma sesión o en una de las dos inmediatas
siguientes.

Artículo 167. Efectos de la interpelación. Cuando se planteare la interpelación de un


ministro, éste no podrá ausentarse del país, ni excusarse de responder en forma alguna.

Si se emitiere voto de falta de confianza a un ministro, aprobado por no menos de la


mayoría absoluta del total de diputados al Congreso, el ministro presentará inmediatamente su
dimisión. El Presidente de la República podrá aceptarla, pero si considera en Consejo de
Ministros, que el acto o actos censurables al ministro se ajustan a la conveniencia nacional y a
la política del gobierno, el interpelado podrá recurrir ante el Congreso dentro de los ocho días
a partir de la fecha del voto de falta de confianza. Si no lo hiciere, se le tendrá por separado de
su cargo e inhábil para ejercer el cargo de ministro de Estado por un período no menor de seis
meses.

Si el ministro afectado hubiese recurrido ante el Congreso, después de oídas las


explicaciones presentadas y discutido el asunto y ampliada la interpelación, se votará sobre la
ratificación de la falta de confianza, cuya aprobación requerirá el voto afirmativo de las dos
terceras partes que integran el total de diputados al Congreso. Si se ratificara el voto de falta
de confianza, se tendrá al ministro por separado de su cargo de inmediato.

En igual forma, se procederá cuando el voto de falta de confianza se emitiere contra


varios ministros y el número no puede exceder de cuatro en cada caso.

Artículo 168. Asistencia de Ministros al Congreso. Cuando para el efecto sean invitados,
los Ministros de Estado están obligados a asistir a las sesiones del Congreso, de las
comisiones y de los bloques legislativos. No obstante, en toda caso podrán asistir y participar
con voz en toda discusión atinente a materias de su competencia. Podrán hacerse representar
por los Viceministros.

Todos los funcionarios y empleados públicos están obligados a acudir e informar al


Congreso, cuanto éste, sus comisiones o bloques legislativos lo consideren necesario.

Artículo 169. Convocatoria a elecciones por el Congreso. Es obligación del


Congreso, o en su defecto de la Comisión Permanente, convocar sin demora a elecciones
generales cuando en la fecha indicada por la Ley, el Tribunal Supremo Electoral no lo hubiere
hecho.

Artículo 170. Atribuciones específicas. Son atribuciones específicas del Congreso:

a) Calificar las credenciales que extenderá el Tribunal Supremo Electoral a los diputados
electos;

b) Nombrar y remover a su personal administrativo. Las relaciones del Organismo


Legislativo con su personal administrativo, técnico y de servicios, será regulado por una
ley específica, la cual establecerá el régimen de clasificación, de sueldos, disciplinario y
de despidos;

Las ventajas laborales del personal del Organismo Legislativo, que se hubieren obtenido
por ley, acuerdo interno, resolución o por costumbre, no podrán ser disminuidas o
tergiversadas;
c) Aceptar o no las renuncias que presentaren sus miembros;

d) Llamar a los diputados suplentes en caso de muerte, renuncia, nulidad de elección,


permiso temporal o imposibilidad de concurrir de los propietarios; y

e) Elaborar y aprobar su presupuesto, para ser incluido en el del Estado.

Artículo 171. Otras atribuciones del Congreso. Corresponde también al Congreso:

a) Decretar, reformar y derogar las leyes;

b) Aprobar, modificar o improbar, a más tardar treinta días antes de entrar en vigencia, el
Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado. El Ejecutivo deberá enviar el proyecto de
presupuesto al Congreso con ciento veinte días de anticipación a la fecha en que principiará el
ejercicio fiscal. Si al momento de iniciarse el año fiscal el presupuesto no hubiere sido
aprobado por el Congreso, regirá de nuevo el presupuesto en vigencia en el ejercicio anterior,
el cual podrá ser modificado o ajustado por el Congreso;

c) Decretar impuestos ordinarios y extraordinarios conforme a las necesidades del Estado y


determinar las bases de su recaudación;

d) Aprobar o improbar anualmente, en todo o en parte, y previo informe de la Contraloría de


Cuentas, el detalle y justificación de todos los ingresos y egresos de las finanzas públicas, que
le presente el Ejecutivo sobre el ejercicio fiscal anterior;

e) Decretar honores públicos por grandes servicios prestados a la Nación. En ningún caso
podrán ser otorgados al Presidente o Vicepresidente de la República, en el período de su
gobierno, ni a ningún otro funcionario en el ejercicio de su cargo;

f) Declarar la guerra y aprobar o improbar los tratados de paz;

g) Decretar amnistía por delitos políticos y comunes conexos cuando lo exija la conveniencia
pública;

h) Fijar las características de la moneda, con opinión de la Junta Monetaria.

i) Contraer, convertir, consolidar o efectuar otras operaciones relativas a la deuda pública


interna o externa. En todos los casos deberá oírse previamente las opiniones del Ejecutivo y
de la Junta Monetaria;

Para que el Ejecutivo, la Banca Central o cualquier otra entidad estatal pueda concluir
negociaciones de empréstitos u otras formas de deudas, en el interior o en el exterior, será
necesaria la aprobación previa del Congreso, así como para emitir obligaciones de toda clase;

j) Aprobar o improbar los proyectos de ley que sobre reclamaciones al Estado, por créditos no
reconocidos, sean sometidos a su conocimiento por el Ejecutivo y señalar asignaciones
especiales para su pago o amortización. Velar porque sean debidamente pagados los créditos
contra el Estado y sus instituciones derivados de condenas de los tribunales;

k) Decretar, a solicitud del Organismo Ejecutivo, reparaciones o indemnizaciones en caso de


reclamación internacional, cuando no se haya recurrido a arbitraje o a juicio internacional;
l) Aprobar, antes de su ratificación, los tratados, convenios o cualquier arreglo internacional
cuando:
1) Afecten a leyes vigentes para las que esta Constitución requiera la misma mayoría de
votos.

2) Afecten el dominio de la Nación, establezcan la unión económica o política de


Centroamérica, ya sea parcial o total, o atribuyan o transfieran competencias a organismos,
instituciones o mecanismos creados, dentro de un ordenamiento jurídico comunitario
concentrado para realizar objetivos regionales y comunes en el ámbito centroamericano.

3) Obliguen financieramente al Estado, en proporción que exceda al uno por ciento del
Presupuesto de Ingresos Ordinarios o cuando el monto de la obligación sea indeterminado.

4) Constituyan compromiso para someter cualquier asunto a decisión judicial o arbitraje


internacionales.

5) Contengan cláusula general de arbitraje o de sometimiento a jurisdicción internacional; y

m) Nombrar comisiones de investigación en asuntos específicos de la administración pública,


que planteen problemas de interés nacional.

Artículo 172 Mayoría calificada. Aprobar antes de su ratificación, con el voto de las
dos terceras partes del total de diputados que integran el Congreso, los tratados, convenios o
cualquier arreglo internacional, cuando:

a) Se refieran al paso de ejércitos extranjeros por el territorio nacional o al establecimiento


temporal de bases militares extranjeras; y

b) Afecten o puedan afectar la seguridad del Estado o pongan fin a un estado de guerra.

Artículo 173. Procedimiento Consultivo. Las decisiones políticas de especial


trascendencia deberán ser sometidas a procedimiento consultivo de todos los ciudadanos.

La consulta será convocada por el Tribunal Supremo Electoral a iniciativa del


Presidente de la República o del Congreso de la República, que fijarán con precisión la o las
preguntas que se someterán a los ciudadanos.

La Ley Constitucional Electoral regulará lo relativo a esta institución.

SECCION TERCERA

Formación y Sanción de la Ley

Artículo 174. Iniciativa de ley. Para la formación de las leyes tienen iniciativa los
diputados al Congreso, el Organismo Ejecutivo, la Corte Suprema de Justicia, la Universidad
de San Carlos de Guatemala a y el Tribunal Supremo Electoral.

Artículo 175. Jerarquía constitucional. Ninguna ley podrá contrariar las


disposiciones de la Constitución. Las leyes que violen o tergiversen los mandatos
constitucionales son nulas ipso jure.

Las leyes calificadas como constitucionales requieren, para su reforma, el voto de las
dos terceras partes del total de diputados que integran el Congreso, previo dictamen favorable
de la Corte de Constitucionalidad.
Artículo 176. Presentación y discusión. Presentado para su trámite un proyecto de
ley, se observará el procedimiento que prescribe la Ley Orgánica y de Régimen Interior del
Organismo Legislativo. Se pondrá a discusión en tres sesiones celebradas en distintos días y
no podrá votarse hasta que se tenga por suficientemente discutido en la tercera sesión. Se
exceptúan aquellos casos que el Congreso declare de urgencia nacional con el voto favorable
de las dos terceras partes del número total de diputados que lo integran.

Artículo 177. Aprobación, sanción y promulgación. Aprobado un proyecto de ley, la


Junta Directiva del Congreso de la República, en un plazo no mayor de diez días, lo enviará al
Ejecutivo para su sanción, promulgación y publicación.

Artículo 178. Veto. Dentro de los quince días de recibido el decreto y previo acuerdo
tomado en Consejo de Ministros, el Presidente de la República podrá devolverlo al Congreso
con las observaciones que estime pertinentes, en ejercicio de su derecho de veto. Las leyes
no podrán ser vetadas parcialmente.

Si el Ejecutivo no devolviere el decreto dentro de los quince días siguientes a la fecha


de su recepción, se tendrá por sancionado y el Congreso lo deberá promulgar como ley dentro
de los ocho días siguientes. En caso de que el Congreso clausurare sus sesiones antes de
que expire el plazo en que puede ejercitarse el veto, el Ejecutivo deberá devolver el decreto
dentro de los primeros ocho días del siguiente periodo de sesiones ordinarias.

Artículo 179. Primacía legislativa. Devuelto el decreto al Congreso, la Junta Directiva


lo deberá poner en conocimiento del Pleno en la siguiente sesión, y el Congreso, en un plazo
no mayor de treinta días, podrá reconsiderarlo o rechazarlo. Si no fueren aceptadas las
razones del veto y el Congreso rechazare el veto por las dos terceras partes del total de sus
miembros, el Ejecutivo deberá, obligadamente sancionar y promulgar el decreto dentro de los
ocho días siguientes de haberlo recibido. Si el Ejecutivo no lo hiciere, la Junta Directiva del
Congreso ordenará su publicación en un plazo que no excederá de tres días, para que surta
efectos como ley de la República.

Artículo 180. Vigencia. La ley empieza a regir en todo el territorio nacional, ocho días
después de su publicación íntegra en el Diario Oficial, a menos que la misma ley amplíe o
restrinja dicho plazo o su ámbito territorial de aplicación.

Artículo 181. Disposiciones del Congreso. No necesitan de sanción del Ejecutivo


las disposiciones del Congreso relativas a su Régimen Interior y las contenidas en los artículos
165 y 170 de esta Constitución.
CAPITULO III

Organismo Ejecutivo

SECCION PRIMERA

Presidente de la República

Artículo 182. Presidencia de la República e integración del Organismo Ejecutivo.


El Presidente de la República es el Jefe del Estado de Guatemala y ejerce las funciones del
Organismo Ejecutivo por mandato del pueblo.

El Presidente de la República actuará siempre con los Ministros, en Consejo o


separadamente con uno o más de ellos; es el Comandante General del Ejército, representa la
unidad nacional y deberá velar por los intereses de toda la población de la República.

El Presidente de la República juntamente con el Vicepresidente, los Ministros,


Viceministros y demás funcionarios dependientes integran el Organismo Ejecutivo y tienen
vedado favorecer a partido político alguno.

Artículo 183. Funciones del Presidente de la República. Son funciones del


Presidente de la República:

a) Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes;

b) Proveer a la defensa y a la seguridad de la Nación, así como a la conservación del


orden público;

c) Ejercer el mando de las Fuerzas Armadas de la Nación con todas las funciones y
atribuciones respectivas.

d) Ejercer el mando de toda la fuerza pública;

e) Sancionar, promulgar, ejecutar y hacer que se ejecuten las leyes, dictar los decretos
para los que estuviere facultado por la Constitución, así como los acuerdos, reglamentos
y órdenes para el estricto cumplimiento de las leyes, sin alterar su espíritu;

f) Dictar las disposiciones que sean necesarias en los casos de emergencia grave o de
calamidad pública, debiendo dar cuenta al Congreso en sus sesiones inmediatas;

g) Presentar iniciativas de ley al Congreso de la República;

h) Ejercer el derecho de veto con respecto a las leyes emitidas por el Congreso, salvo los
casos en que no sea necesaria la sanción del Ejecutivo de conformidad con la
Constitución;

i) Presentar anualmente al Congreso de la República, al iniciarse su período de sesiones,


informe escrito de la situación general de la República y de los negocios de su
administración realizados durante el año anterior;

j) Someter anualmente al Congreso, para su aprobación, con no menos de ciento veinte


días de anticipación a la fecha en que principiará el ejercicio fiscal por medio del
ministerio respectivo, el proyecto de presupuesto que contenga en forma programática,
el detalle de los ingresos y egresos del Estado. Si el Congreso no estuviere reunido
deberá celebrar sesiones extraordinarias para conocer el proyecto;

k) Someter a la consideración del Congreso para su aprobación, y antes de su ratificación,


los tratados y convenios de carácter internacional y los contratos y concesiones sobre
servicios públicos;

l) Convocar al Organismo Legislativo a sesiones extraordinarias cuando los intereses de la


República lo demanden;

m) Coordinar en Consejo de Ministros, la política de desarrollo de la Nación;

n) Presidir el Consejo de Ministros y ejercer la función de superior jerárquico de los


funcionarios y empleados del Organismo Ejecutivo;

ñ) Mantener la integridad territorial y la dignidad de la Nación;

o) Dirigir la política exterior y las relaciones internacionales; celebrar, ratificar y denunciar


tratados y convenios de conformidad con la Constitución;

p) Recibir a los representantes diplomáticos, así como expedir y retirar el exequátur a los
cónsules;

q) Administrar la hacienda pública con arreglo a la ley;

r) Exonerar de multas y recargos a los contribuyentes que hubieren incurrido en ellas por
no cubrir los impuestos dentro de los términos legales o por actos u omisiones en el
orden administrativo;

s) Nombrar y remover a los Ministros de Estado, Viceministros, Secretarios y


Subsecretarios de la Presidencia, embajadores y demás funcionarios que le
corresponda conforme a la ley;

t) Conceder jubilaciones, pensiones y montepíos de conformidad con la ley;

u) Conceder condecoraciones a guatemaltecos y extranjeros; y

v) Dentro de los quince días siguientes de concluido, informar al Congreso de la República


sobre el propósito de cualquier viaje que hubiere realizado fuera del territorio nacional y
acerca de los resultados del mismo.

w) Someter cada cuatro meses al Congreso de la República, por medio del ministerio
respectivo, un informe analítico de la ejecución presupuestaria, para su conocimiento y
control.

x) Todas las demás funciones que le asigne esta Constitución o la ley.

Artículo 184. Elección del Presidente y Vicepresidente de la República. El


Presidente y Vicepresidente de la República serán electos por el pueblo para un periodo
improrrogable de cuatro años, mediante sufragio universal y secreto.
Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta se procederá a segunda
elección dentro de un plazo no mayor de sesenta ni menor de cuarenta y cinco días, contados
a partir de la primera y en día domingo, entre los candidatos que hayan obtenido las dos más
altas mayorías relativas.

Artículo 185. Requisitos para optar a los cargos de Presidente o Vicepresidente


de la
República. Podrán optar a cargo de Presidente o Vicepresidente de la República, los
guatemaltecos de origen que sean ciudadanos en ejercicio y mayores de cuarenta años.

Artículo 186. Prohibiciones para optar a los cargos de Presidente o


Vicepresidente de la República. No podrán optar al cargo de Presidente o Vicepresidente de
la República:

a) El caudillo ni los jefes de un golpe de Estado, revolución armada o movimiento


similar, que haya alterado el orden constitucional, ni quienes como consecuencia de
tales hechos asuman la Jefatura de Gobierno;

b) La persona que ejerza la Presidencia o Vicepresidencia de la República cuando se


haga la elección para dicho cargo, o que la hubiere ejercido durante cualquier tiempo
dentro del período presidencial en que se celebren las elecciones;

c) Los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del
Presidente o Vicepresidente de la República, cuando este último se encuentre
ejerciendo la Presidencia, y los de las personas a que se refiere el inciso primero de
este artículo;

d) El que hubiese sido ministro de Estado, durante cualquier tiempo en los seis meses
anteriores a la elección;

e) Los miembros del Ejército, salvo que estén de baja o en situación de retiro por lo
menos cinco años antes de la fecha de convocatoria;

f) Los ministros de cualquier religión o culto; y

g) Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral.

Artículo 187. Prohibición de reelección. La persona que haya desempeñado durante


cualquier tiempo el cargo de Presidente de la República por elección popular, o quien la haya
ejercido por más de dos años en situación de titular, no podrá volver a desempeñarlo en
ningún caso.

La reelección o la prolongación del período presidencial por cualquier medio, son


punibles de conformidad con la ley. El mandato que se pretenda ejercer será nulo.

Artículo 188. Convocatoria a elecciones y toma de posesión. La convocatoria a


elecciones y la toma de posesión del Presidente y del Vicepresidente de la República, se
regirán por lo establecido en la Ley Electoral y de Partidos Políticos.
Artículo 189. Falta temporal o absoluta del Presidente de la República. En caso de
falta temporal o absoluta del Presidente de la República, lo sustituirá el Vicepresidente. Si la
falta fuere absoluta el Vicepresidente desempeñará la Presidencia hasta la terminación del
período constitucional; y en caso de falta permanente de ambos, completará dicho período la
persona que designe el Congreso de la República, con el voto favorable de las dos terceras
partes del total de diputados.

SECCION SEGUNDA

Vicepresidente de la República

Artículo 190. Vicepresidente de la República. El Vicepresidente de la República ejercerá las


funciones del Presidente de la República en los casos y forma que establece la Constitución.

Será electo en la misma planilla con el Presidente de la República, en idéntica forma y


para igual período. El Vicepresidente deberá reunir las mismas calidades que el Presidente de
la República, gozará de iguales inmunidades y tiene en el orden jerárquico del Estado, el
grado inmediato inferior al de dicho funcionario.

Artículo 191. Funciones del Vicepresidente. Son funciones del Vicepresidente de la


República:

a) Participar en las deliberaciones del Consejo de Ministros con voz y voto;

b) Por designación del Presidente de la República, representarlo con todas las


preeminencias que al mismo correspondan, en actos oficiales y protocolarios o en
otras funciones;

c) Coadyuvar, con el Presidente de la República, en la dirección de la política general


del gobierno;

d) Participar, conjuntamente con el Presidente de la República, en la formulación de la


política exterior y las relaciones internacionales, así como desempeñar misiones
diplomáticas o de otra naturaleza en el exterior;

e) Presidir el Consejo de ministros en ausencia del Presidente de la República;

f) Presidir los órganos de asesoría del Ejecutivo que establezcan las leyes;

g) Coordinar la labor de los ministros de Estado; y

h) Ejercer las demás atribuciones que le señalen la Constitución y las leyes.

Artículo 192. Falta del Vicepresidente En caso de falta absoluta del Vicepresidente
de la República o renuncia del mismo, será sustituido por la persona que designe el Congreso
de la República, escogiéndola de una terna propuesta por el Presidente de la República; en
tales casos el sustituto fungirá hasta terminar el período con iguales funciones y
preeminencias.
SECCION TERCERA

Ministros de Estado

Artículo 193. Ministerios. Para el despacho de los negocios del Organismo Ejecutivo,
habrá los ministerios que la ley establezca, con las atribuciones y la competencia que la
misma señale.

Artículo 194. Funciones del ministro. Cada ministerio estará a cargo de un ministro
de Estado, quien tendrá las siguientes funciones:

a) Ejercer jurisdicción sobre todas las dependencias de su ministerio;

b) Nombrar y remover a los funcionarios y empleados de su ramo, cuando le


corresponda hacerlo conforme a la ley;

c) Refrendar los decretos, acuerdos y reglamentos dictados por el Presidente de la


República, relacionados con su despacho para que tengan validez;

d) Presentar al Presidente de la República el plan de trabajo de su ramo y anualmente


una memoria de las labores desarrolladas;

e) Presentar anualmente al Presidente de la República, en su oportunidad, el proyecto de


presupuesto de su ministerio.

f) Dirigir, tramitar, resolver e inspeccionar todos los negocios relacionados con su


ministerio;

g) Participar en las deliberaciones del Consejo de Ministros y suscribir los decretos y


acuerdos que el mismo emita;

h) (SUPRIMIDO POR ARTICULO 20, REFORMA CONSTITUCIONAL)

i) Velar por el estricto cumplimiento de las leyes, la probidad administrativa y la correcta


inversión de los fondos públicos en los negocios confiados a su cargo.

Artículo 195. Consejo de Ministros y su responsabilidad El Presidente, el


Vicepresidente de la República y los ministros de Estado, reunidos en sesión, constituyen el
Consejo de Ministros el cual conoce de los asuntos sometidos a su consideración por el
Presidente de la República, quien lo convoca y preside.

Los ministros son responsables de sus actos, de conformidad con esta Constitución y
las leyes, aún en el caso de que obren por orden expresa del Presidente. De las decisiones
del Consejo de Ministros serán solidariamente responsables los ministros que hubieren
concurrido, salvo aquellos que hayan hecho constar su voto adverso.

Artículo 196. Requisitos para ser ministro de Estado. Para ser ministro de Estado
se requiere:

a) Ser guatemalteco;

b) Hallarse en el goce de los derechos de ciudadanos; y


c) Ser mayor de treinta años.

Artículo 197. Prohibiciones para ser ministro de Estado. No pueden ser ministros
de
Estado:

a) Los parientes del Presidente o Vicepresidente de la República, así como los de otro
ministro de Estado, dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad;

b) Los que habiendo sido condenados en juicio de cuentas no hubieren solventado sus
responsabilidades;

c) Los contratistas de obras o empresas que se costeen con fondos del Estado, de sus
entidades descentralizadas, autónomas o semiautónomas o del municipio, sus
fiadores y quienes tengan reclamaciones pendientes por dichos negocios;

d) Quienes representen o defiendan intereses de personas individuales o jurídicas que


exploten servicios públicos; y

e) Los ministros de cualquier religión o culto.

En ningún caso pueden los ministros actuar como apoderados de personas individuales o
jurídicas, ni gestionar en forma alguna negocios de particulares.

Artículo 198. Memoria de actividades de los ministerios. Los ministros están


obligados a presentar anualmente al Congreso, en los primeros diez días del mes de febrero
de cada año, la memoria de las actividades de sus respectivos ramos, que deberá contener
además la ejecución presupuestaria de su ministerio.

Artículo 199. Comparecencia obligatoria a interpelaciones. Los ministros tienen la


obligación de presentarse ante el Congreso, con el objeto de contestar las interpelaciones que
se les formule.

Artículo 200. Viceministros de Estado. En cada Ministerio de Estado habrá un


viceministro. Para ser viceministro se requieren las mismas calidades que para ser ministro.

Para la creación de plazas adicionales de viceministros será necesaria la opinión


favorable del Consejo de Ministros.

Artículo 201. Responsabilidad de los ministros y viceministros.

Los ministros y viceministros de Estado son responsables de sus actos, de acuerdo con lo
que prescribe el artículo 195 de esta Constitución y lo que determina la Ley de
Responsabilidades.