Вы находитесь на странице: 1из 707

Capitulo 1

Introducci6n

I. Introducci6n

1

2.

La funcion del ttcnico en reduccion de contaminantes de las aguas

2

3. Niveles de tratamiento de aguas residuales y normas de calidad de las aguas

8

4. Fuentes de aguas residuales

10

5. Aspectos econ6micos del tratamiento de aguas residuales

 

y balance economico para la reutilizacion de las aguas

10

6.

Efectos de la contaminaci6n del agua en el medio ambiente y en la biota

15

7. Eutrofizaci6n

23

8.

Tipos de abastecimiento de aguas y clasificaci6n de sus contaminantes

24

Referencias

26

Puede decirse que solamente a partir de la dtcada de 10s 60, ttrminos tales como con- taminacibn del aire y del agua, protecci6n del medio ambiente, ecologia pasaron a ser palabras de uso comlin. Antes de estas fechas estos ttrminos o bien pasaron desapercibi- dos para el ciudadano medio, o a todo lo mas eran base para ideas confusas. Desde enton- ces, el gtnero humano ha sido bombardeado continuamente por 10s medios de comunica- ci6n (peribdicos, radio, TV) con la terrible idea de que la humanidad estaba trabajando efectivamente para su autodestruccion, a travts de procesos sistematicos de contamina- ci6n del medio ambiente, con el fin de conseguir un progreso material. En algunos casos la gente ha sido arrastrada hasta casi un estado de histeria de masas. Aunque la contaminaci6n es un problema serio y es por supuesto deseable que el ciuda- dano sea consciente de ello, es dudoso que la histeria de masas sea en cualquier caso justi- ficable. El instinto de conservacibn de las especies es una motivation basica para la huma- nidad, y el hombre esti equipado para corregir el deterioro del medio ambiente antes de que sea demasiado tarde. De hecho, la correcci6n de la contaminaci6n no es un problema ttcnico de gran dificultad comparado con otros, mucho mas complejos, resueltos con Cxi- to en esta dkcada, tal como la exploraci6n de la luna por el hombre. Esencialmente, el cono- cimiento tkcnico bkico requerido para resolver el problema de la contaminaci6n esti ya a disposici6n del hombre y, en la medida en que quiera pagar un precio razonable por conse- guirlo, la pesadilla de la destrucci6n a travks de la contaminaci6n nunca se hari realidad.