Вы находитесь на странице: 1из 198

Elementos de diseño para acueductos y alcantarillados

Primera edición: febrero de 1995 Primera reimpresión: agosto de 1996 Segunda reimpresión: julio de 1997 Tercera reimpresión: abril de 1998 Cuarta reimprerión: febrero de 1999 Quinta reimpresión: febrero de 2000

@ Ricardo Alfredo López Cualla, 1995 Escuela Colombiana de Ingeniería Avenida 13 No 205-59 (Autopista Norte kilómetro 13, costado occidental) Fax: 6762340 Santafé de Bogotá

Dirección editorial

:

Centro Editorial, Escuela Colombiana de Ingeniería,

 

Telefax: 6762655 e-mail: editor@escuelaing.edu.co

Diseño de portada

:

María Clemencia Afanador Caycedo

Armada electrónica

:

Grupo Editorial 87

Fotomecánica

:

Fotolito Villalobos

ISBN 958-95742-0-3

Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio, sin autorización escrita de la Escuela Colombiana de Ingeniería.

Impreso por Quebecor Impreandes Impreso en Colombia - Pnnted in Colombia

Para la ESCUELA COLOMBIANA DE INGENIERIA constituye mo-- tivo de gran satisficción que uno de sus egresados, convertido a la docen- cia uni'~ersitaria,haga entrega a la sociedad de una obra cuidadosamente escrita, minuciosamente elaborada y con el propósito de que los estudian- tes de ingeniería civil dispongan de un texto de estudio y los colegas de un libro de consulta. Al presentar este libro sobre "Acueductos y Alcantarillados", escrito por el ingeniero Ricardo López Cualla, profesor de la asignatum del mismo nombre en la ESCUELA COLOMBIANA DE INGENIERIA, no sola- mente cumpliócon la generosa petición del autor sino también con el deseo

perso-ial de enaltecer la producción

el compromiso en la formación de las nuevas geneuuciones. Felicitaciones

muy sinceras al ingeniero López y enhorabuena al gremio colombiano dc zngcnzeros.

editorial universitaria, pues ella refleja

Santafé de Bogotá, febero 199fi.

Ing. Eduardo Silva Sánchcz Rector

A mis profesores y alumnos

1.1

Generalidades

1.2

Enfermedades hídricas

1.3

Abastecimiento de agua

1.3.1

Esquema conveiicional de abastecimiento

1.3.2Fuentes de abastecimiento

 

1.3.2.1 Sistemas primarios

1.3.2.2 Sistemas principales

1.4

Volumen de agua

2.1

Factores determinantes

2.2

Períodos típicos de algunas obras

3.1

Métodos de estimación de la población futura

3.1.1 Método de comparación gráfica

3.1.2 Crecimiento lineal

3.1.3 Crecimiento geométrico

3.1.4 Crecimiento logarítniico

3.1.5 Métodos estadísticos

3.2

Ejemplo de proyección de población

4. CONSUMO DE AGUA

4.1 Factores determinantes del consumo

47

10

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

4.3 Consumo futuro

4.4 Caudal de diseño

4.5 Variación de los factores de mayoración del caudal máximo diario para la obtención del caudal máximo horario

4.6 Ejemplo de cálculo de caudal

5. FUENTES DE ABASTECIMIENTO DE AGUA

5.1 Evaluación de la cantidad de agua

5.1.1 Medidor Parshall

5.1.2 Vertederos

5.1.2.1 Vertederos rectangulares

5.1.2.2 Vertederos triangulares

5.1.3 Velocidad superficial

5.1.4 Correntómetros o n~olinetes

7.1.5 Estaciones de aforo con limnímetro

5.1.6 Trazadores químicos

5.2 Evaluación de la calidad del agua

6. OBRAS DE CAPTACIÓN

6.1 Captación de agua superficial

6.1.1 Tipos de bocatomas

6.1.1.1 Toma lateral con muro transversal

6.1.1.2 Bocatoma de fondo

6.1.1.3 Bocatoma lateral con bombeo

6.1.1.4 Bocatonla lateral por gravedad

6.1.I.5 Toma mediante estabilización del lecho

57

60

60

64

64

66

67

67

70

70

72

73

CONTENIDO

7. BOMBAS Y ESTACIONES DE BOMBEO

7.1 Clasificación de las máquinas hidráulicas

7.1.1 Máquinas de desplazamiento positivo

7.1.2 Turbomáquinas

7.1.3 Máquinas gravimétricas

7.1.3.1 Ariete hidráulico

7.1.3.2 Ejemplo de aplicación del ariete hidráulico

7.2 Bombas centrífugas

7.2.1 Elementos constitutivos de las bombas centrífugas

7.2.1.1 Número específico de revoluciones

7.2.1.2

Cavitación

7.3 Diseño de estaciones de bombeo

7.3.1 Ubicación de la estación

7.3.2 Elementos de la estación de bombeo

7.4 Diseño del bombeo

7.5 Ejemplo de diseño

8. CONDUCCIONES

8.1 Conductos cerrados a superficie libre

8.1.1 Conductos prefabricados

8.1.2 Conductos construidos en el sitio

8.2 Especificaciones de diseño: bocatoma-desarenador

8.3 Ejemplo de diseño

9. DESARENADOR

11

113

6.1.1.6 Toma en en~balscso lagos

9.1

Generalidades

6.1.1.7 Estaciones de bombeo flotantes y deslizantes

9.2

Especificaciones de diseño

6.1.2 Bocatonia de fondo

9.3

Teoría de la sedimentación

6.1.2.1

Diseño de la bocatonla de fondo

9.4

Ejemplo de diseño del desarenador

6.1.3 Ejen~plode diseiío

 

6.2 Abastecimiento de agua subterránea

10.

CONDUCCI~N:

6.2.1 E1 agua subterránea como recurso natural

DESARENADOR - TANQUE DE ALMACENAMIENTO

6.2.2 Exploración

6.2.3 Evaluación

10.1

Características hidráulicas de la conducción

6.2.3.1 Hidráulica de aguas subterráneas

10.1.1 Tubería por debajo de la línea piezométrica

6.2.3.2 Pruebas de equilibrio

(conducción forzada)

6.2.4 Explotación

1O. 1.2 Lámina de agua coincidente con la línea piezométrica

6.2.5 Ejemplo de cálculo

 

(conducción libre)

6.2.6 Pozos dc bombeo e11 aguas subterráneas

10.1.3 Tubería por encima de la línea piezométrica

6.2.6.1 Pozos excavados

1O.1.4 Tubería por encima del plano piezon~étricoestático

6.2.6.2 Pozos barrenados o taladrados

10.1.5Tubería por encima de1plano estático de presión absoluta

6.2.6.3 Pozos hincados

10.2

Características físicas y accesorios de la conducción forzada

6.2.6.4 Pozos ~erforados

10.2.1Válvula de purga

10.2.2Ventosas

10.2.3Válvulas de control

12

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

10.2.4 Materiales y presiones de trabajo

10.3 Cálculo de la línea de conducción

10.3.1 Coeficiente de rugosidad, C

10.3.2 Pérdida de carga unitaria, J

 

10.3.2.1

Pérdidas de carga localizadas

10.4

Anclajes

10.4.1 Empuje de la tubería

10.4.2 Cálculo del anclaje

10.4.3 Tipos de anclajes

10.4.3.1 Codo en el sentido horizontal

10.4.3.2 Codo en el sentido vertical inferior

10.4.3.3 Codo en el sentido vertical superior

10.5 Dimensiones de las zanjas

10.6 Golpe de ariete

10.6.1 Mecanismo del golpe de ariete

10.6.2 Cálculo de la sobrepresión

10.6.3 Medidas contra el golpe de ariete

10.7

Ejemplo de diseño

11.1

Medios de desinfección

11.2

Caseta de cloración

11.3

Dosificación del cloro

11.3.1 Cloro gaseoso en solución acuosa

11.3.2 Aplicación directa del cloro gaseoso

11.3.3 Aplicación del cloro sólido o líquido

11.3.4 Empleo de tanque con orificios frotantes

11.4

Ejemplo de dosificación

12.

TANQUE REGULADOR

209

12.1

Generalidades

12.2

Tipos de tanques 12.2.1Tanque de distribución

12.2.2 Tanque de compensación

12.3 Disposición de accesorios en los tanques reguladores

12.3.1 Tanque superficial

12.3.2 Tanque elevado

12.4 Capacidad del tanque de distribución

12.4.1 Método de la curva integral

12.4.2 Cálculo de la capacidad del tanque alimentado por gravedad

12.4.3 Cálculo de la capacidad del tanque elevado (alimentación por bombeo,

12.4.4 Volunlen adicional para incendios

12.4.5Volunien adicional para emergencias

12.4.6 Diniensionamiento del tanque superficial

12.5 Ejemplo de cálculo

CONTENIDO

13

13.

RED DE DISTRIBUCIÓN

2'33

13.1

Generalidades

13.2

Trazado de la red

13.3

Especificaciones de diseño

13.3.1

Caudal de diseíio

13.3.2

Presiones de servicio

13.3.3Válvulas

 

13.3.4

Otras especificaciones

13.4

Cálculo hidráulico de la red en malla

 

13.4.1 Método de Hardy-Cross

13.4.2 Método de longitudes equivalentes

13.4.3 Distribución de caudales iniciales

13.4.4

Trazado de la red principal

13.5

Conexiones domiciliarias

 

13.6

Ejemplo de diseño

13.6.1 Cálculo de las mallas por el método de Hardy-Cross

13.6.2 Cálculo de las mallas por el método de longitudes equivalentes

14. ALCANTARILLADOS

14.1 Sistemas de alcantarillados

14.1.1 Clasificación de las tuberías

14.1.2 Disposición de la red del alcantarillado

14.2 Otros eleinentos del alcantarillado

14.2.1 Cambios de dirección en colectores

14.2.2 Caída o cambio de pendiente

14.3 Normas generales de diseño

263

14.3.1 Localización de los colectores

14.3.2 Convenciones

14.3.3 Profundidad míninia a la clave de los colectores

14.3.4 Cálculo hidráulico de tos colectores

14.3.5 Unión de los colectores

14.3.5.1 Empate por cota clave

14.3.5.2Empate por la línea de energía para flujo subcrítico

14.3.5.3 Enipate por la línea de energía para flujo supercrítico

15. ALCANTARILLADO SANITARIO

15.1 Caudal de diseño

15.1.1 Caudal de aguas residuales doniésticas

15.1.1.1 Coeficiente de retorno

15.1.1.2 Consunio de agua potable

15.1.1.3 Densidad de población

15.1.4.4 Area de drenaje

15.1.2 Caudal industrial

15.1.3 Caudal coniercial

15.1.4 Caudal institucional

291

14

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

15.1.5 Caudal medio diario de aguas rcsiduales

15.1.6Caudal máximo horario de aguas residuales

15.1.7Caudal de infiltración

15.1-8 Caudal de conexiones erradas

15.1.9 Caudal de diseño

15.2

Otras especificaciones de diseño

 

15.2.1

Velocidad

15.2.2Diámetro mínimo 15.2.3Diámetro de diseño

 

15.3

Ejemplo de diseño

16.

ALCANTARILLADO PLUVIAL

309

16.1

Descripción del sistema

16.2

Evaluación del caudal de diseño

16.2.1

El método racional 16.2.1.1 Area de drenaje 16.2.1'2 Intensidad de la lluvia

 

16.2.1.3Coeficiente de escorrentía

16.3

Normas de diseño

 

16.3.1

Velocidad

16.3.2Diámetro mínimo 16.3.3Borde libre en los colectores

 

16.3.4Tiempo de concentración

16.4

Ejemplo de diseño del alcantarillado pluvial

16.5

Sumideros de aguas lluvias

16.5.1

Clasificación de 10s sunlideros

16.6

Canales de aguas lluvias

 

16.6.1 Sección hidráulica del canal

16.6.2 Diseño hidráulico del canal 16.6.2.1Análisis dimensional 16.6.2.2Velocidades máxinias y mínimas

 

16.6.2.3Pendiente de los taludes

16.6.2.4Curvatura

16.6.2.5Transiciones

16.7

Ejemplo de diseño del canal de aguas lluvias

 

17. SIFÓN INVERTIDO

17.1 Generalidades

17.2 Ejemplo de diseño del sifón invertido

ÍNDICE DE TABLAS

371

Como resultado de la consulta de diferentes fuentes y de las experiencias en diseño del autor, se presenta este trabajo que constituye un cornpen- dio de los apuntes de clase del Curso de Pregrado de Acueductos y Alcanta- rillados ofrecido por la ESCUELA COLOMBIANA DE INGENIERIA. Las normas de diserio utilizadas no son las únicas existentes, por lo que el criterio del ingeniero es fundamental para su selección y aplicación. En los primeros capítulos se introducen algunos conceptos generales, re- lativos al diseño de acueductos y alcantarillados, los cuales, debido al al- cance del libro, no son tratados en profundidad. A partir del capítulo 6 se presenta el diseño de acueductos, siguiendo un desarrollo secuencia1 de las diferentes estructuras hidráulicas necesarias para llevar el agua desde la fuente de abastecimiento hasta el usuario. A partir del capítulo 14 se presenta el diseño de alcantarillados y algunas estructuras anexas. Los diseños están orientados a poblacio~lesrurales, en donde ha de con- centrarse el mayor esfuerzo posible del ingeniero para dar solucio~~es adecuadas a la problemática del saneamiento ambiental. Quiero agradecer a la ESCUELA COLOMBIANA DE INGENIERIA su colaboración para hacer posible la publicación de este libro, y a todos los colegas que participaron con su orientación y consejo en la edición.

Ing. Ricardo A. López C.

entro de la problemática del "saneamiento básico" de comunida-

des tienen enorme importancia el suministro de agua potable y la recolección de las aguas residuales. Cualquier población, por pequeña que ésta sea, debería contar como mínimo con los servicios de acueducto y alcantarillado, si se espera de ella un desarrollo social y eco- nómico y, ante todo, la reducción de las altas tasas de morbilidad y mor- talidad en especial de la población infantil. El trabajo que deben desarrollar los ingenieros hoy en día no es tanto el diseño y ampliación de redes en grandes ciudades, sino la creación de la infraestructura necesaria en poblaciones pequeñas, en términos de solu- ciones adecuadas y acordes con una limitada inversión de capital. Es por esto que los diseños y normas que se incluyen en estas notas son orienta- dos a una solución básica de los servicios referidos. Con el objeto de suministrar agua potable a una comunidad, es necesaria

la construcción de una serie de obras hidráulicas para la captación, el sis-

tema de purificación del agua, la conducción, el almacenamiento y la distri- bución. Igualmente, para la recolección de las aguas servidas, es necesario proyectar una red de colectores y obras complementarias que conduzcan el agua residual a una planta de tratamiento, y luego las viertan a un cuerpo de agua receptor. En la figura 1.1 se esquematiza este proceso.

Son causadas por elementos patógenos, perjudiciales para la salud huina- na, que utilizan como vectores el agua y otros agentes como moscas, ratas

y alimentos. Generalniente son originadas por descargas intestinales o

'

/

Tratamiento

/ aguas residuales

Particular

Distribución'

Industria

" aguas servidas

Captación y

tratamiento

articular

Figura 1.1 Esquema del manejo de agua en una comunidad

por contagio. En general, las medidas preventivas son las mismas para to- das las enfermedades:

1. Suministro de agua potable con una calidad química y bacteriológica aceptable (acuedk;).

2. Adecuada disposición de excretas (alcantarillado).

3. Adecuada disposición de los residuos sólidos (relleno sanitario).

4. Limpieza de alimentos y pasteurización de la leche,

5. Control permanente de la calidad del agua. 6. Educación del público en los aspectos de higiene personal. saneamien- to ambiental básico y jornadas de vacunación. Las enfermedades hídricas son causadas por virus, bacterias, protozoos o helmintos. Estas enfermedades pueden ser de tipo endémico o esporádicas.

Tabla 1.1

Enfermedades hídricas

Enfermedad

Agente etiológico

Fiebre tifsidea

Bacilo de Eberth

Fiebre paratifoidea

Salmonella paratyphi-A

Disentería bacilar

Género shigella

Cólera

Vibrio cornrna

Parálisis infantil

Virus

Parasitismo intestinal

Virus

Gastroenteritis

Microorganismo

Hepatitis infecciosa

Virus

Disenteria amibiana

Enfarnoeba hisrolytica

Cólera

Es producida por la bacteria Vibrio Comma, de 1 a 4 micrones de largo y 0.2 a 0.4 micrones de diámetro, Gram-negativa, no esporosa. Posee una gran resistencia a los agentes desinfectantes o al secado. Su período de vida en aguas residuales es muy corto, pero en aguas naturales, no conta- minadas, es de 1 a 2 semanas y puede llegar hasta 1 mes según sea la cali- dad del agua. Ésta es una enfermedad infecto-contagiosa, por lo común endémica, y es adquirida por la ingestión del Vibrzo Comma a través de la comida o el agua; tiene un período de incubación típico de 3 días.

Disentería amibiana

También llamada amibiasis o colitis amibiana, es causada por el protozoo unicelular Entamoeba Histolytica, el cual agrupado en quistes es inuy resistente. Se adquiere al ingerir agua o alimentos contarninados y su pe- ríodo de incubación es de 2 ó 3 días pero puede llegar hasta 4 semanas. Cuando estos diminutos-animales se encuentran en bajas proporciones, el tratamiento convencional (coagulación, filtración y cloración) ha proba- do ser efectivo en la mayoría de los casos. Si se encuentran en proporcio- nes abundantes (situación endémica), se recomienda la supercloración y posteriorn~entela decloración seguida de la poscloración.

Parálisis infantil

Llarnada también poliomielitis, es causada por el virus de la poliomielitis, del cual se han identificado tres tipos diferentes. Este tipo de virus es bas- tante resistente pero puede ser inactivado con una dosis de 0.05 mg/L de cloro libre (en ausencia de materia orgánica). El virus ataca el sistema nervioso central y causa la parálisis de las extre- midades inferiores. Generalmente ataca a la población infantil (de 1 a 16 ai7os) aunque en ocasiones puede afectar a adultos jóvenes. El período de incubación es de 1 a 2 semanas, pero la persona afectada puede ser porta- dora del virus por varios meses.

1.3.1 Esquema convencional de abastecimiento

Cualquier sistema de abastecimiento de agua a una comunidad, por rudi- mentario que sea, consta de los siguientes elementos:

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

1. Fuente de abastecimiento.

en un tanque durante los períodos en los que la demanda es menor que el

2. Obras de captación.

suministro y utilizarla en los períodos en que la comunidad demanda

3.

Obras de conducción.

gran cantidad del líquido.

4.

Tratamiento del agua.

5.

Almacenamiento.

6. Distribución

6. Distribución.

1. Fuente de abastecimiento

La fuente de abastecimiento de agua puede ser superficial, como en los casos de ríos, lagos, embalses o incluso aguas lluvias, o de aguas subterrá- neas superficiales o profundas. La elección del tipo de abastecimiento de- pende de factores tales como localización, caIidad y cantidad.

2. Obras de captación

El tipo de estructura utilizada para la captación del agua depende en pri- mer lugar del tipo de fuente de abastecimiento'utilizado. En general, en los casos de captación de agua superficial se habla de "bocatoinas", mientras que la captación de aguas subterráneas se hace por medio de "pozos".

3. Obras de conducción

En un proyecto existen numerosas conducciones de agua entre diferentes puntos, como por ejemplo bocatoina-desarenador, desarenador-tanque de almacenamiento y línea matriz. Hidráulicamente estas conducciones pueden ser de diferentes formas, dependiendo'de la topografía y la lon- gitud de las mismas. Estas conducciones son generalmente por tubería a presión o por gravedad, por canales rectangulares o trapeciales abiertos o cerrados.

4. Tratamiento del agua

En la actualidad ningún agua en su estado natural es apta para el consu- mo humano; además, siempre se requerirá un tratamiento mínimo de clo- ración con el fin de prevenir la contaminación con organismos patógenos durante la conducción del agua.

5. Almacenamiento

Dado que el caudal de captación no es siempre constante y que el caudal demandado por la comunidad tampoco lo es, es necesario almacenar agua

La distribución de agua a la comunidad puede hacerse desde la manera más simple que sería un suministro único por medio de una pileta de agua, hasta su forma más compleja por medio de una serie de tuberías o redes de distribución que llevan el agua a cada domicilio.

1.3.2 Fuentes de abastecimiento

Según sean las características del proyecto, tales como disponibilidad de fuentes de agua, tamaño de la población, caudal requerido y recursos econó- micos, se puede adoptar un sistema de captación primario o principal.

1.3.2.1 Sistemas primarios

Por su bajo costo, sencillez de construcción y manejo, estos sistemas son más adecuados para comunidades muy pequeñas o soluciones individua- les de agua.

Pozos superficiales

Debido a la naturaleza de las formaciones geológicas y de la hidráulica subterránea, estos pozos pueden ser excavados manualmente o mediante la utilización de barreno manual. Su profundidad por lo general no es mayor de 20 metros en el caso de perforaciones con barreno manual. Dependiendo de las características del nivel piezométrico y de las condi- ciones hidráulicas del depósito de agua, puede darse el caso de un acuífe- ro artesiano (el agua mana a la superficie sin necesidad de la utilización de bombas), o de un acuífero que es recargado por la infiltración superficial, en cuyo caso hay necesidad de utilizar el bombeo, en general mediante bombas sumergibles.

Manantial

Un manantial es un afloramieilto superficial de agua subterránea, el cual puede ser por gravedad pasando a través de una capa superficial perinea- ble, o bien puede ser un manantial artesiano si el estrato permeable se ha- lla confinado entre dos estratos impermeables y se encuentra a presión debido a la cota piezctnétrica del depósito de agua.

24

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

Nivel piezom6trico --,,

1 Estrato impermeable

Pozo excavado

/

\%

Figura 1.2 Pozos superficiales.

I

Los manantiales artesianos son por lo general perennes y no dependen de la época del año, mientras que los manantiales por gravedad suelen ser periódicos y relacionados con la época del año Los manantiales están sujetos a la contaminación superficial del agua, por lo que se les debe dar una protección adecuada. Por otra parte, no deben insta- larse pozos sépticos o letrinas en cercanías del afloramiento. El esquema de la obra de captación del agua de un manantial se ilustra en la figura 1.4.

Agua

Figura 1.3 Tipos de manantiales.

Agua subterrknea

Estrato impermeable

INTRODUCCIÓN

f / y protección

Cerca de

k/1,

Zanja de

drenaje

Muro de contención perimetral

Figura 1.4 Captación de agua en un manantial.

Cisterna

25

Las cisternas son sistemas de recolección y almacenamiento de aguas Ilu- vias. Ésta es una solución viable en zonas rurales donde no se dispone fá- cilmente de otras fuentes de agua. Para obtener agua potable se debe por lo menos filtrar y clorar. La cali- dad física y química del agua al comienzo de la lluvia no es aceptable, ya

Filtro \

Tanque de

almacenamiento

--+

\

Figura 1.5 Sistema de recolección de agua lluvia.

la bomba

26

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

que inicialmente arrastra y adsorbe partículas de polvo y otros contami- nantes atmosféricos y de los tejados. Por la razón anterior, este sistema no debe ser utilizado en zonas donde haya un desarrollo industrial importante; la contaminación del aire pro- duce graves problemas como, por ejemplo, el fenómeno de lluvia ácida (S02 ?+H20 * HzS04)

Nacimiento en ciénagas

Las ciénagas son terrenos pantanosos donde por efectos del nivel freático el agua se mantiene muy superficial. En este caso se abren zanjas en for- ma de espina de pescado rellenas de gravilla y se les da una pendiente ha- cia un colector central con unión a junta perdida (campana y espigo separados) como se indica en la figura 1.6.

Galería de infiltración

La galería de infiltración es un sistema de intercepción de agua subterrá- nea que fluye hacia un río o un lago. Puede ser superficial o profunda, se- gún la naturaleza de la hidr~-~eolo~íadel sector. La galería tipo zanja cubierta es similar al sistema utilizado para la captación de aguas en cié- nagas, mientras que la galería tipo "conducto" se muestra en la figura 1.7.

L

Zania

Figura 1.6 Captación en ciénagas.

Grava

//L\\

I Tipo Zanja

Figura 1.7 Tipos de galerías de infiltración

Tipo Conducto

I

Estas galerías son construidas paralelas al río o al contorno del lago y con- ducen el agua a un tanque de almacenamiento de donde es bombeada.

1.3.2.2 Sistemas principales

Los sistemas principales son utilizados para poblaciones pequeñas pero estructuradas (municipios). Estos sistemas de abastecimiento se clasifican según se indica en la tabla 1.2, y se ilustran en las figuras 1.8 a 1.10.

/'apma

Conducción a

superficie libre

almacenamiento

I

Red de

distribución

I

Figura 1.8 Captación por gravedad y conducción por gravedad

28

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

Desarenador

Conducción +

Cloración

almacenamiento

Red de

Figura 1.9 Captación por gravedad y conducción forzada.

i / Desarenador '

, Tanque de succión

Figura 1.10 Captación por gravedad y conducción forzada con bombeo.

Tabla 1.2

Tipos de captación y conducción en sistemas principales

Captación

Tipo de flujo

Gravedad

-

Flujo en conducción a superficie libre.

-

Flujo en conducción forzada.

Bombeo

-

Flujo en conducción a superficie libre.

-

Flujo en conducción forzada.

-

La deter~ninaciónde la cantidad de agua que debe ser suministrada por el acueducto es la base del diseño de éste. Debido al hecho de que los sistemas de acueductos y alcantarillados están constituidos por estruc- turas relativamente grandes, tales como presas, plantas de tratamiento, con- ducciones, etc., los diseños deberán satisfacer las necesidades de la población durante un período suficientemente grande. Para cumplir con lo dicho anteriormente se requiere estudiar factores ta- les como:

1. Período de diseño. 2. Población de diseño. 3. Área de diseño. 4. Hidrología de diseño. 5. Usos del agua. 6. Inversión de capital.

entiende por período de diseño, en cualquier obra de la ingenie- ría civil, el número de años durante los cuales una obra determina- da ha de prestar con eficiencia el servicio para el cual fue diseñada.

Los factores que intervienen en la selección del período de diseño son:

1. Vida útil de las estructuras y equipo tomados en cuenta obsolescencia, desgaste y daños.

2. Ampliaciones futuras y planeación de las etapas de construcción del proyecto.

3. Cambios en el desarrollo social y económico de la población.

4. Comportamiento hidráulico de las obras cuando éstas no estén funcio- nando a su plena capacidad.

A continuación se dan algunas guías de ~eríodosde dise50 utilizados a menudo en estructuras hidráulicas.

- Presas y grandes conducciones: 25 a 50 años.

- Pozos, sistemas de distribución, plantas de purificación de aguas y plantas de tratamiento de aguas residuales:

Crecimiento bajo: 20 a 25 años Crecimiento alto: 10 a 15 años.

- Tuberías con diámetros mayores de 12 pulgadas: 20 a 25 años.

- Alcantarillados: 40 a 50 años.

rfa determinación del número de habitantes para los cuales ha de di- r #@señarse el acueducto es un parámetro básico en el cálculo del cau-

gr&&gg

bwme da1 de diseño para la comunidad. Con el fin de poder estimar la población futura es necesario estudiar las características sociales, cultura- les y económicas de sus habitantes en el pasado y e11el presente, y I-iacer predicciones sobre su futuro desarrollo, especialmente en lo coilceriliente a turismo y desarrollo industrial y comercial. Una ciudad, pueblo o aldea, es un ente dinámico y su i~úmerode habitan- tes crece por nacimientos e inmigraciones y decrece por muertes y emi- graciones. También puede crecer por anexión de otras conceiltraciones humanas más pequeñas. El elemento más importante y menos previsible en el desarrollo de la comunidad es el crecimiento industrial y comercial, el cual depende de manera importante de las políticas a nivel inacroecorió- mico del país, que pueden cambiar según los planes de gobierno. Sin tener en cuenta el factor industrial y comercial, la población presentará un crecimieilto vegetativo, es decir, con espacio y oportunidad económica limitados. En este caso, la curva de crecimiento de la población tiene forina de S y presenta tres etapas de crecimiento según se indica en la figura 3.1, en donde:

AB = Crecimiento temprano con índice creciente. Crecimiento geométrico. BC = Crecimiento intermedio con índice constante. Crecimiento lineal. CD = Crecimiento tardío con índice decreciente. Crecimieilto logarítrnico.

D = Población de saturación.

La base de cualquier tipo de proyección de población son los censos. En Colombia se dispone actualmente de los censos realizados en los arios de

Tiempo

Figura 3.1 Curva S de crecimiento vegetativo

1938, 1951, 1964, 1973, 1986 y 1993. Esta recopilación de datos se eri-

cuentra en el

(DANE) pero pueden existir otras entidades locales que dispongan de censos de fechas diferentes. Existen varias metodologías para la proyección de población; sin einbar- go, se hará una presentacióii de los métodos cuya aplicación es más gene- ralizada. Inicialmente se hace la descripcióil de cada uno de ellos y posteriormente se desarrolla un ejemplo comparativo.

Departamento Adn~inistrativo Nacional de Estadística

3.1.1 Método de comparación gráfica

El método de comparación gráfica consiste en hacer una comparación de manera gráfica de la población en estudio y de otras 3 poblaciones del país con determinadas características. El método supone que la población en cuestión tendrá una tendencia de crecinliento similar al promedio del crecimiento de las otras tres, después de que se haya sobrepasado el Iírni- te de la población base (último censo de la población estudiada). Se trabaja entonces con poblaciones de las siguientes características:

Población A: Ciudad estudiada.

Población B: Ciudad de la misma región, similar en desarrollo, clima y tamaño. Población C: Ciudad de la misma región, similar en desarrollo y cliin~ pero de un número relativamente iilayor de habitantes que la población A. Población D: Ciudad de otra región del país pero de nlayor población

que la población A. No se deben tomar en cuenta ciudades que, por sus características especiales, no sean representativas del crecimiento de la re- gión en donde se encuentra la población A. El procedimiento es el siguiente:

a) Se desplazan paralelamente, hasta el último censo de la población A, cada una de las curvas de crecimiento de las poblaciones B, C y D que sobrepasen la población base.

b) De ser necesario, se prolonga hasta el año correspondiente al período de diseño la última tendencia de crecimiento de las poblaciones B, C y

D.

c) Se adopta como población de la ciudad A el promedio de los valores de población de las 3 curvas desplazadas y prolongadas, para cada uno de los años de interés.

3.1.2 Crecimiento lineal

Si el aumento de la población es constante e independiente del tamaño de ésta, el crecimiento es lineal. Si P es la población y T es el tiempo, entonces:

integrando entre los límites de último censo (uc) y censo inicial (ci) se tie- ne:

en donde:

k,

Pu,

Tu,

P,,

T,,

Pendiente de la recta = Población de último censo = Año del último censo = Población del censo inicial = Año del censo inicial

=

Podrá tonlarse un valor de k, promedio entre los censos o un k, entre el primer censo y el último censo disponible. Por lo tanto la ecuación de proyección de población será:

en donde:

Pf

= Población proyectada

donde el subíndice cp corresponde al censo posterior y el subíndice ca al

Ti

= Año de la proyección

censo anterior.

El método de proyección lineal es un tnétodo coinpletamente teórico y rara vez se da el caso de que una población presente este tipo de creci- miento.

La aplicación de este método requiere el conociniiento de por lo tiletios tres censos, ya que al evaluar un kgpromedio se requiere de un rnínirno de dos valores de kg. Haciendo una integración abierta de la ecuación (3.7) se obtiene:

3.1.3 Crecimiento geométrico

El crecimiento será geométrico si el aumento de población es proporcio- nal al tamaño de ésta. En este caso el patrón de creciiniento es el inisino que el de interés compuesto, el cual se expresa así:

en donde r es la tasa de crecimiento anual. Tomando logaritnios a ambos lados de la ecuación se obtiene la ecuación de proyeccióil de población:

Log Pj = Log P,,

+ ( 7j-Tu,) Log ( 1 + r)

(3.5)

Por otra parte, reemplazando los valores del último censo y del censo ini- cial en la ecuación anterior se obtiene la tasa de crecimiento anual:

-

Tu, - T,,

Este último valor es reemplazado en la ecuación (3.5) para hacer la pro- yección de población.

3.1.4 Crecimiento logarítmico

Si el crecimiento de la es de tipo exponencial, la población se proyecta a partir de la siguiente ecuación:

Integrando !a ecuación (3.7) entre dos períodos de tiempo cualesquiera se tiene:

k, =

Ln PLp-LnP,,

Tcp- Tm

-

LnP+ C= kgT

paraT=O

=>

P= P,,

Reemplazando el valor promedio de k, obtenido de la ecuación (3.9) en la ecuación (3.10), la ecuación de proyección de población será:

Ln Pf =

Ln P,,

-

+ k, (7j-T,,)

3.1.5 Métodos estadísticos

Además de los métodos de proyección anteriores, pueden ernplearse mé- todos estadísticos para ajustar los valores llistóricos a la ecuación de re- gresión para una curva lineal, exponencial, potencial o iogarítinica que se indican a continuación.

1.

Línea recta (regresión lineal):

y

=

a + bx

(3.12)

2. Curva exponencial (a > 0):

y

bx

= ae

(3.13)

3.

Curva

logarítmica:

y = a + b ln (x)

(3.14)

4.

Curva potencial (a > 0):

y=m b

(3.15)

En las ecuaciones anteriores el término y corresponde a la población, el térini- no x corresponde al tiempo en años y los coeficientes de regresión a y b se en- cuentran resolviendo el siguiente sistema de ecuaciones simultáneas, teniendo en cuenta la relación de variables indicada en la tabla 3.1:

siendo n el número de parejas (x,,y,) disponibles (número de censos dis- ponibles). El coeficiente de correlación para el ajuste seleccionado está dado por:

Es importante anotar que por lo general los ajustes lineal y logarítrnico no dan buenos resultados, ya que rara vez se presentan estas tendencias de crecimiento en una comunidad y, por el contrario, los ajustes a una curva exponencial (ecuación 3.13) generalmente dan mayores coeficientes de correlación.

Tabla 3.1

Relación de variables para las regresiones estadísticas

Lineal

a

b

xi

Yi

Exponencial

ln a

b

xi

In yi

Logarítmica

a

b

In XI

yi

Potencial

In a

b

In xi

In yi

A continuación se desarrolla un ejemplo de proyección de población uti- lizando los cuatro tnétodos vistos anteriormente. La proyección de po- blación se hace para 20 años a partir de la fecha actual (1992), y se prevén dos etapas en el diseño, de 10 años cada una. Los censos disponibles son los siguientes:

Año

Poblacibn

1. Método de comparación gráfica

-

Año

Población (miles de habitantes)

A

B

C

D

La población A es la población del proyecto cuya base es de 3500 habi- tantes. Cualquier tendencia de las otras tres poblaciones es trasladada pa- ralelamente al nuevo origen: X = 1986, Y = 3.5.

2. Método lineal

3. Método geométrico

4, Método logarítmico

-

Ln Pf = Ln P,, + k, (Tf-T,;)

1938

1O00

1951

1500

k,, = 0.03119

k,, = 0.03650

1964

1800

1973

2500

1986

3500

Población (miles de habitantes)

Años

1

Figura 3.2 Gráfica de comparación de crecimiento entre varias ciudades.

Los resultados obtenidos de las proyecciones de población se indican a continuación.

Año

1 Población (en miles de habitantes)
1

I

Lineal

Geométrico

Logarítmico

En la siguiente figura se indican los resultados de los cuatro métodos an- teriores. La proyección definitiva se hace tomando el promedio aritméti- co de 10s 4 valores.

Años

Figura 3.3 Comparación gráfica de los resultados obtenidos por los cuatro métodos.

La población definitiva para cada etapa es la siguiente:

Año

Gráfico

Población (habitantes)

Geométrico

Lineal

Logarítmico

Promedio

1992

41 O0

3813

4093

4274

4070

2002

5200

4333

5314

5593

5110

2012

61O0

4854

6899

7320

6293

De acuerdo con las tendencias de crecimiento de la población indicadas en la figura 3.3, es posible pensar en descartar la proyección lineal, ya que ésta no obedece a la del crecimiento histórico de la población estudiada. Sin embargo, para efectos del presente diseño y teniendo en cuenta que la magnitud de la población obtenida por el método lineal no difiere mucho con respecto a la de los otros métodos de proyección, se opta por toinar conlo población de diseño los valores obtenidos del promedio de todos los métodos de proyección utilizados en el presente ejemplo.

1 compleinento necesario para establecer el caudal de diseño de un acueducto es la determinación del consumo de agua. El consumo es el volumen de agua utilizado por ui-ia persona en un día y se expresa por lo general en litros por habitante y por día (L1hab.d). La determinación del consumo se debe hacer con base en datos estadísti- cos del consumo pasado y presente de la población (en el caso de que se disponga de esta información) o, si no, basándose en estos mismos datos de otras poblaciones vecinas.

Los factores incidentes en el consumo de una pob1aciól-i son los siguien- tes:

1. Temperatura

Debido a las condiciones propias de la actividad del ser humai-io, entre mayor sea la temperatura, mayor será el consumo de agua. Por ejen-i- plo, se beberá más agua, el aseo personal será más frecuente, se em- plean sistemas de aire acondicionado y el riego de jardines será inás intensivo.

2. Calidad del agua

Por razones lógicas, el consumo de agua será mayor e11 la medida en que las personas tengan la seguridad de una buena calidad del agua. Lo ante- rior es válido para el sector doméstico y el industrial.

50

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

3. Características socioeconómicas

El consumo de agua depende también en buena parte del nivel de educa- ción y del nivel de ingresos de la población. Por esta razón en ciudades desarrolladas, como las capitales de departamentos, el consumo de agua es mayor que en pueblos pequeños o caseríos.

4. Servicio de alcantarillado

El hecho de disponer de una red de alcantarillado incrementa notable- mente el consumo de agua potable, en cornparación con sistemas de evacuación de excretas primarios como letrinas, o donde no existe nin- gún sistema y la disposicióil se hace al aire libre. En estos casos extre- mos el consumo puede variar desde 300 L/hab.d para grandes metrópolis hasta 40 L/hab.d. para poblaciones sin servicios de alcanta- rillado.

5. Presión en la red de distribución de agua

Si se tienen altas presiones en la red, se presentarán mayores desperdicios en el consumo doméstico al abrir las llaves de los lavamanos, regaderas y otros elementos. Igualmente, se puede presentar un inayor núinero de rupturas de tubos dentro del domicilio o en la rnisma red de distribucióil, aumentando así el volumeil de agua perdida.

6. Administración

Una admiilistración eficiente controlará mejor el consumo de agua redu- ciendo las fugas y desperdicios, y vigilando las conexiones clandestinas. Para realizar la labor anterior se debe contar con equipos especializados, como amplificadores electrónicos de sonido o trazadores radioactivos débiles y de corta vida, los cuales son inuy costosos y no están al alcance de la capacidad de adquisición de todos los inunicipios.

7. Medidores y tarifas

Al instalar un sistema nuevo de acueducto, puede ser que en un principio no se instalen inedidores y tampoco se cobre por el uso del agua. Con el tiempo el consumo se incrementa y se instalan medidores, lo cual causa un impacto psicológico sobre los co~isumidores,por lo que el consu~no disminuye. Posteriormente el consumo auinenta y es entonces necesaria la implantación de un sistema de tarifas para racionalizar el consuino de agua.

Tradicionalmente se ha clasificado el consumo coino: 1) don~éstico,2) in-

S dustrial y comercial, 3) público y 4) pérdidas y desperdicios. En la tabla 4.1 se presentan, como guía, valores típicos estadísticos del consumo para cada uno de los sectores definidos.

Tabla 4.1

Consumos típicos de los sectores doméstico, industrial, comercial, público y pérdidas

Consumo

Doméstico

--

ltem

Aseo personal Descarga de sanitarios Lavado de ropa Cocina Riego de jardines Lavado de pisos

Total consumo doméstico

--

Industrial y comercial

Lecherías

Fábricas de

bebidas

Fábricas de

hielo

Curtiembres

Edificios industriales

Almacenes

Total consumo ind. y com.

Público

Lavado de calles Mataderos Hospitales Riego de parques Lavado de alcantarillado

Total público

Subtotal

Perdidas y desperdicios

-

% del subtotal anterior. Se puede adoptar un 17%*

Consumo total para el caudal de diseño

Consumo (Uhab.d)

135 O

0.8

0.,2

1.O

0.5

10.0

3.5

16.0

9.0

3.0

21 .O

172.0

28.0

200.0

* El porcentaje de pérdidas y desperdicios depende en gran parte de la infraestructuradel municipio necesaria para controlar estos factores. Puede ser de un 45% para poblaciones con poca capacidad técnica hasta un 5% en poblaciones con un alto grado de desarrollotécnico y administrativo.

Es importante hacer algunas aclaraciones respecto de estas guías.

Si se establece un plan de consumo racional del agua por efectos de un ra-

cionamiento, dentro del consumo doméstico el aseo personal y la descar-

ga de sanitarios tienen un peso muy importante. Lo anterior ha llevado al

diseño de sanitarios de bajo volumen de descarga y de adaptadores para

lavamanos y regaderas. Las guías del consumo industrial, comercial y público deben usarse con criterio acertado ya que, por una parte, los valores pueden cambiar de in- dustria a industria de acuerdo con los procesos que en ellas se desarrollen

y con la tecnología utilizada y, de otra parte, estos valores son inde-

pendientes del número de habitantes de la población. Por la razón ante- rior, es más recomendable determinar el consumo de las industrias en la localidad por medio de encuestas directas. En la tabla 4.2 se incluyen al- gunos valores diferentes de consumo para entidades.

Como se mencionó anteriormente, el consumo de agua es función de la temperatura y del desarrollo socioeconómico. En la tabla 4.3 se muestran algunos valores de consumo en función de estos dos parámetros.

Tabla 4.2 Valores típicos del consumo en diferentes entidades industriales y comerciales

Entidad

Hoteles (por habitación)

Escuelas <20 alumnos

>20 alumnos

Industrias (por persona empleada)

Depósito de materiales

Farmacias o graneros de 50 m2

100

200

m'

m2

- >200 m2 (por m2)

Fuentes de soda y heladerías de 20 m2

50 m2

>50 m2

Restaurantes de

50 m2

>50 m*

Oficina (por empleado y por 10 m2)

Hospitales (por cama)

Consumo (Ud)

500

80

40

90

80

400

Tabla 4.3 Consumo total en función de la temperatura y del desarrollo socioeconómico

Zona rural

Condiciones

Temperatura menor de 20°C Poco desarrollo Ind. y Com.

Temperatura mayor de 20°C Poco desarrollo Ind. y Com.

Desarrollo industrial y comercial importante

Consumo (Uhab.d)

100-150

250-300

El consumo estimado por cualquiera de los métodos anteriores es un consumo actual, pero éste se puede incrementar de acuerdo con la evolu- ción de los factores que afectan el consumo. Los métodos para proyectar el consumo, en función de la población, son:

1. Fórmula de Planeación Nacional

en donde:

P = Población actual o futura

2. Por otra parte, los análisis estadísticos para comunidades en Estados Unidos muestran que el consumo se incrementa en un 10% del incre- mento de población.

Con el fin de diseñar las estructuras del acueducto, es necesario calcular el caudal apropiado, el cual debe combinar las necesidades de la de diseño y los costos de la construcción de un acueducto para un caudal ex- cesivo. Normalmente se trabaja con tres tipos de caudales, a saber:

1. Caudal medio 2. Caudal máximo diario 3. Caudal máximo horario

1. Caudal medio

Es el caudal promedio obteiiido de un aíio de registi-os y es la base para la estimación del caudal miximo diario y del máximo horario. Este caudal expresado en litrós por segundo se obtiene así:

2. Caudal máximo diario

Es la denianda máxima que se presenta en un día del aiio. En otras pala- bras, representa el día de mayor consumo en el aíio y se calcula según la sigiiiente expresiói1:

Qwuí.xiJno ~ii~~ri~Ee 1.2 x Q/)r~~ri~,ijio

3. Caudal máximo horario

(4.3)

Corresponde a la demanda niixima que se presenta en un,i hora ciuraiite un año corripleto, y en general se determina como:

Los picos del caudal horario dependen del tamaiio de la población. En

ciudades grandes, las costuii~hresson muy heterogéneas, por lo que los períodos de máximo consunio son inás largos y el pico del l~iclro~raina sei-i ineiios acentuado. Esto es contrario a lo que sucede en poblacioi~es pequefias en donde se tienen unos pico, Iiorarior niayores debido a que las costumbres son más homogfrieas. Por eyta razón, los factores de nia-

yoración del caudal rndxinin diario para la obtenci6n del LC, qudal máximo horario (coeficieiite riuinérico de la ecuación 4.5) varían así:

Tabla 4.4 Comparación de factores de mayoración, según estudios realizados en Colombia y en África

Población (habitantes)

En Colombia:

En África:

Factor de mavoración

Aldeas

Pueblos

Ciudades

1.50

~ -.

CUando se dispone de un sistema de regulación de caudal, las estructuras del acueducto se diseñan con el caudal máximo diario. En caso contrario, se debe diseñar todo el acueducto con el caudal máximo horario. La red de distribución se diseña teniendo en cuenta el caudal máximo horario.

Continuando con el mismo ejemplo utilizado para la proyección de po- blación y adoptando los valores promedios, se tiene la siguiente proyec- ción de población:

Año

Población (habitantes)

Habida cuenta de que se trata de una población rural, puede adoptarse un consunio típico actual de 130 L/hab.d de acuerdo con la tabla 4.3. Adicionalmente, puede verificarse y proyectarse el valor anterior me- diante la utilización de los criterios de Planeación Nacional y del 10% del incremento de la población.

56

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

Cálculo del consumo futuro

- Método de Planeación Nacional (ecuación 4.1):

Consumo ( L/hab.d) =

Log P- 1.8

0.014

Los resultados de la aplicación de la fórmula son:

Año

Población

Consumo

(habitantes)

(Uhab.d)

- Método del 10% de aumento de población

A partir de un consumo actual de 130 L1hab.d según lo indicado en la ta- bla 4.3 para poblaciones rurales:

Año

Población

Incremento

Incremento

Consumo

{Habitantes)

Población

Consumo

IUhab.d)

Se adopta entonces, con un criterio conservador, el consumo para cada año indicado en la siguiente tabla. El cálculo de los caudales ináximo dia- rio y máximo horario se establece teniendo en cuenta un factor de mayo- ración de 1.2 para el caudal máximo diario y un factor de inayoración para el caudal rnáxiino horario según lo indicado en la tabla 4.4.

Ano

Pob. (hab.)

Consumo

Qprom.

Q,,.

da.

Factor

Qmax

hor.

 

fUhab.d)

IUs)

tus)

mavoración

fUsf

a elección de la fuente de abastecimiento de agua, ya sea superfi- cial, subterránea o de aguas lluvias, debe cumplir requisitos míni- mos de cantidad, calidad y localización.

1. Cantidad

En el caso de una fuente de abastecimiento no regulada, ésta debe terier un caudal superior al caudal de diseño en cualquier época del año, de manera que se pueda garantizar un suministro continuo. Se debe, enton- ces, realizar estudios hidrológicos que permitan establecer las curvas de duración de caudales para corrientes superficiales, o pruebas de equili- brio para fuentes subterráneas.

2. Calidad

En la naturaleza no se encuentra por lo general agua con una calidad aceptable para el consumo humano y se hace necesario su tratamiento. Se debe procurar que la calidad física, química y bacteriológica del agua cru- da permitan un tratamiento relativamente económico.

3. Localización

La fuente debe estar ubicada en un punto tal que su captación y conduc- ción resulten técnica y económicamente factibles. Adicionalmente se debe tener en cuenta para su localización los dos factores anteriores.

Para evaluar el caudal de una corriente superficial, se debe acudir a los regis- tros hidrométricos de la cuenca o hacer mediciones directas en el cainpo. En el caso de aguas subterráneas se deben hacer pozos de prueba y pruebas de bombeo y equilibrio para determinar la capacidad del acuífero y del pozo. Para la realización de mediciones directas en corrientes superficiales se utiliza cualquiera de los métodos citados a continuación que se ajuste a las características de la corriente:

1. Medidor Parshall

2. Vertederos

3. Velocidad superficial

4. Correntómetros

5. Estaciones de aforo

6. Trazadores químicos

5.1.1 Medidor Parshall

Este dispositivo permite la medición de caudales principalmente en cana- les. Es un sistema muy práctico debido a su sencillez de construcción y de operación, ya que se trata de un elemento de proporciones estandari- zadas; con una o dos lecturas de niveles es posible obtener el caudal. Por otra parte, debido a su diseño, no es posible la acumulación de sedi- mentos en ningún punto del medidor que puedan obstaculizar o alterar las mediciones, lo cual lo hace ideal para el caso de aguas con mucho rna- terial sedimentable. Existe una gran variedad de materiales de construcción del medidor Parshall como, por ejemplo, concreto, nlampostería, acrílico y mate- riales sintéticos. Coino se observa en la figura 5.1, el medidor Parshall consiste en una reducción padual de la sección hasta llegar a la gar- ganta, en donde se debe desarrollar el flujo crítico; posteriormente hay una ampliación gradual hasta llegar al ancho original del canal. El flujo a través del medidor puede ser en descarga libre o en descarga su- mergida. En el primer caso, la lámina vertiente es independiente de las condiciones aguas abajo del canal y basta tomar una sola lectura (Hi) para obtener el caudal. La descarga sumergida se presenta cuando el nivel aguas abajo del medi- dor es lo suficienteinente alto para afectar el flujo a través de éste. Se pre- senta entonces un flujo ahogado que causa que la medida inicial (Ht) no esté controlada por la canaleta y sea mayor que la real. Es necesario en- tonces hacer una corrección del caudal por medio de una segunda lectura (H2) corno se indica en las figuras 5.1 y 5.2.

PLANTA

PERFIL

------ Descarga libre Descarga sumergida

Figura 5.1 Medidor Parshall en descarga libre y sumergida. Planta y corte

La sumergencia está dada por la relación entre los niveles, H*/Hi, y la coli- dición de descarga libre se determina según el ancho de la garganta (W) así:

Descarga libre:

W< 9" (23 cm) y W > l'(30cn:)y

HrIHi < 60%

H21Hi < 70%

La condición de descarga ideal es la de descarga libre pero en ilingún caso se debe operar con sumergencias mayores de 95%. Las dimensiones del medidor son dadas en función del ancho de la gal-- garita y se encuentran tabuladas en la mayoría de los libros y mai~ualescle hidráulica. La selección del tnedidor niás adecuado se hace teniendo en cuent'i el caudal y el ancho del canal. Es recomendable en general tomar el ancllo de la garganta coriio 113 a 112 del ancho del canal. El iiltervalo de medi- ción de caudales para cada canaleta está dado en la tabla 5.1. La siguiente es la ecuación de calibración de un medidor Parshall cuyas constantes K y n están dadas en la tabla 5.2.

Medidores Ahogados

Reducción del Caudal, W = 1 pie = 0.30 m

1 Carga. H (m)

Reducción de Caudal (L/s)

1

I

Figura 5.2 Reducción del caudal para medidores ahogados.

Para los medidores cuyo ancho de garganta sea diferente de 1 pie, se debe multiplicar el caudal de corrección obtenido de la gráfica anterior por el factor correspondiente indicado en la siguiente tabla.

Tabla 5.3 Factor rnultiplicador para corrección de caudales en rnedidores mayores de 1 pie, 0.30 centímetros

ANCHO GARGANTA, W.

Pies

Centímetros

FACTOR -

5.1.2 Vertederos

Un vertedero es una simple abertura sobre la cual fluye un líquido. Los vertederos pueden clasificarse de diferentes maneras según su forma, el espesor de la pared, el tipo de descarga y el número de contracciones late- rales. A continuación se ilustran los diferentes tipos de vertederos según su fornia geométrica (figura 5.3). Los vertederos más utilizados por su facilidad de construcción y calibra- ción son los rectangulares y los triangulares. Los vertederos pueden ser de pared gruesa o delgada; el más comíin para mediciones en corrientes superficiales es el de pared delgada. Pueden tra- bajar en descarga libre o parcialmente sumergida, pero es preferible la condición de descarga libre. Puede darse el caso de que el vertedero no tenga ninguna contraccióia la- teral, que tenga sólo una o que tenga dos contracciones laterales, como se indica en la figura 5.4.

5.1.2.1 Vertederos rectangulares

Los vertederos rectangulares, en general, se utilizan para caudales entre 200 y 1600 L/s. EII la figura 5.5 se muestra un vertedero rectangular de pared delgada y con contracciones laterales, en donde L es el anclio o longitud del vertedero y H es la carga sobre la cresta del niismo.

Triangular

Parabólico

Circular

Semicúbico

Figura 5.3 Tipos de vertederos según su forma

Sin contracción

Con contracción

Con contracción

lateral

lateral sencilla

lateral doble

Figura 5.4 Contracción lateral en vertederos

Debido a la depresión de la lámina vertiente sobre la cresta del vertedero, la carga debe ser medida aguas arriba a una distancia aproxir-nada de 5H, donde la superficie libre es prácticamente horizontal. La ecuación general de calibración de un vertedero rectai~gulat-es deduci- da planteando la ecuación de Bernoulli entre un punto aguas arriba a la cresta del vertedero y la cresta misma. De esta ecuación se obtiene:

en donde:

Q

=

Caudal (m3/s)

L

= Longitud del vertedero (m)

H

= Carga sobre la cresta del vertedero (m)

y

= Coeficiente de descarga.

Figura 5.5 Vertedero rectangular con contracciones. Corte y perfil

66

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

Para un vertedero rectangular sin contracciones laterales el coeficiente de descarga, 11, es aproximadamente 0.60 y la ecuación 5.3 se convierte en:

Efecto de las contracciones laterales

Cuando no es posible, en primera instancia, calibrar un vertedero con contracciones laterales, se debe proceder a hacer una corrección en la lon- gitud vertiente. Como se muestra en la figura 5.5, el efecto de las contrac- ciones laterales es el de reducir la longitud de la lámina vertiente. Esta situación se corrige teniendo en cuenta un valor de L' en la ecuación an- terior así:

en donde n es el número de contracciones laterales (ver la figura 5.4) y H la carga sobre la cresta del vertedero.

5.1.2.2 Vertederos triangulares

Son utilizados para caudales menores de 30 L/s y cargas hidráulicas coni- prendidas entre 6 y 60 centímetros. Su sensibilidad es mejor que la de los vertederos rectangulares para caudales comprendidos entre 40 y 300 L/s.

J

Figura 5.6 Vertedero triangular.

En la práctica, generalmente se usan los triángulos isósceles; do es el de 90c). La ecuación general de los vertederos triangulares es:

el más usa-

en donde:

Q

= caudal (m3/s)

0

= ángulo central

H

= carga (m)

C'

= coeficiente de correccióli por pérdidas y contracciones

Para vertederos triangulares con 8 = 90" y C' = 0.60, la ecuación 5.6 se transforma en:

5.1.3 Velocidad superficial

Este método puede ser empleado en canales o corrientes superficiales de sección más o menos constante y en un tramo recto, donde es posible su- poner un flujo uniforme. Al soltar el flotador en la sección 1 indicada en la figura 5.7 (a) y medir el tiempo necesario para llegar a la sección 2, se puede calcular la velocidad superficial mediante la siguiente expresión:

La velocidad media se encuentra por debajo de la superficie libre (ver fi- gura 5.7 (b)), y vale aproximadamente el 80% de la velocidad superficial.

Conocida la sección hidráulica del canal, se calcula el caudal a partir de la ecuación de continuidad. Este método está sujeto a errores debido a la velocidad del viento y a secciones no uniformes de la corriente.

5.1.4 Correntómetros o molinetes

Son equipos utilizados para medir la velocidad de la corriente en diferen- tes puntos de la sección y a diferentes profundidades.

I (a) PUNTA

(b) PERFIL

1

Figura 5.7 (a) Medición de la velocidad superficial (b) Distribución de ve- locidades en la vertical.

l

I

El correntómetro mide el número de revoluciones por minuto; mediante tina ecuación de calibración del aparato se determina la velocidad en el punto. Como se indica en la figura 5.8, existen correntóinetros de copas o de hé- lice. Cuando se tiene11velocidades altas es preferible la utilizacióil de los molinetes de hélice. La velocidad promedio en la vertical se encuentra en general a O.GH, sien- do H la profundidad del agua medida desde la superficie libre, como se indica en la figura 5.9.

Figura 5.8 Tipos de correntómetros. (a) Correntómetro de copas. B) Correntóme- tro de hélice.

El procedimiento para medir el caudal es el siguiente:

1. Medir velocidades a diferentes profundidades en la vertical para obtener una velocidad media. Se pueden tomar velocidades a 0.2H y 0.8H (siendo H la profundidad total de la vertical); la velocidad media será entonces:

o tornar velocidades a 0.2H, 0.8H y 0.6H, en cuyo caso la velocidad media será:

2. Calcular la velocidad media en la sección A; (indicada en la figura 5.9(b)) con el promedio de las velocidades medias (obtenidas de la ecu;ición 5.10 ó 5.11) de las dos verticales que delimitan dicha sección, según se muestra en la siguiente ecuación:

3. Calcular el caudal entre las dos secciones verticales coino el producto de la velocidad media anterior (ecuación 5.12) y el área medida entre dichas secciones. 4. Obtener el caudal total de la sección mediante la suma de los caudales individuales en cada una de las diferentes secciones.

Qreccrón

= I:Vs, A,

(5.13)

Figura 5.9 (a) Perfil de velocidades en la vertical (b) Distrtbución de puntos de medición en una sección

4

5.1.5

Estaciones de aforo con limnímetro

Son secciones fijas de un no, en las cuales se Ilet-a un registro continuo de cau dales medidos mediante molinetes y niveles medidos con mira, de tal maner que con el nivel de la sección se obtiene el caudal a través de una curva d calibración de la sección. Esta curva debe ser verificada periódicamente.

Figura 5.10 Sección con lirnnímetros.

5.1.6 Trazadores químicos

Limnímetro

o Mira

Se hace la inyección de una sustancia química inerte, que no reaccione con el agua, y se registra su concentración en una sección aguas abajo. La inyección del trazador puede hacerse por cochada (impulso) o de una manera contiiiua; los registros de concentraciones en el río serán diferen- tes según se observa en las figuras 5.11 y 5.12. Al hacer el aforo por el método de cochada, el cálculo del caudal es seme- jante al del inétodo de medición de la velocidad superficial. En este caso se determina el tiempo que tarda en presentarse el pico de concentración entre las dos secciones indicadas en la figura 5.11 y la distancia entre las dos secciones. Si la dosificación se hace de manera continua, según se indica en la figura 5.12, el cálculo del caudal se realiza estableciendo un balance de masas en la sección de control. La [nasa que entra debe ser igual a la masa que sale, es decir:

en donde:

Q,

Q,

=

Caudal afluente

= Caudal del trazador

Q,

= Caudal efluente

C,

= Concentración del trazador afluente

C,

= Concentración inyectada del trazador

C, = Concentración del trazador efluente

y despejando de la ecuación (5.14) el término del caudal afluerite, se tiene:

La expresión final dei caudal afluente será entonces:

Figura 5.1 1 Aforo con trazadores químicos por sochada (a) Trayectoria del trarador (hi Reg~s tro de concentrac~onesen las secciones

,
I

I

1

%

>f&%%sq

r%

4 @&;$$$&#

,2 ,

,

;ggq~j1 término genérico utilizado para las obras de captación, deriva-

ción o toma en ríos es "bocatoma". Por medio de esta estructura

se puede derivar el caudal de diseño que por lo general correspon- de al caudal máximo diario. Las obras de captación deben localizarse en zonas donde el suelo sea es- table y resistente a la erosión, procurando que la captación se haga en un

sector recto del cauce. En caso de ser necesaria la captación en una curva, aquélla debe ubicarse en la parte exterior de la curva, tomando las debidas medidas de protección de la obra, como, por ejemplo, muros de conten- ción aguas arriba y aguas abajo de la bocatoma, tal coino se ilustra en la fi~ura6.l. D Al colocar la bocatoma en la parte interior de la curva, se colmataría con

de verano podría

el material allí dep quedar en seco.

6.1.1 Tipos de bocatomas

Existen diferentes tipos de bocatomas; los factores determinantes para la selecciói-i de la bocatoma más adecuada son la naturaleza del cauce y la topografía general del proyecto. A continuación se ilustran los diferentes tipos de bocatomas.

6.1.1.1 Torna lat

uro transversal

Es utilizada en ríos relativamente pequeños o quebradas, en donde la profundidad del cauce no es muy grande.

Figura 6.1 Captación en corrientes superficiales. Bocatomas en recta y en curva.

Como se indica en la figura 6.2, un muro transversal a manera de pr eleva la lámina de agua y ésta es captada lateralmente a través de una r Ila colocada en uno de los muros laterales.

6.1.1.2 Bocatoma de fondo

Es utilizada en condiciones semejantes a las de la bocatoma con mu transversal. Su diseño se verá en detalle en el numeral 6.1.2.

6.1.1.3 Bocatoma lateral con bombeo

Son empleadas para ríos con caudales grandes y de una sección relati mente ancha. Como se muestra en la figura 6.3, el número mínimo

6.1.1.4 Bocatoma lateral por gravedad

OBRAS DE

1

Planta

Cámara de

recolección

Figura 6.2 Bocatoma con muro transversal

transversal

-

Corte Longitudinal

similar a la toma con muro transversal, reemplazando el muro por com- puertas y la rejilla por otra de mayores dimensiones. En este caso se puede hacer el tratamiento primario de desarenador de manera inmediata,

l

PLANTA

Tubería de

CORTE TRANSVERSAL

I

Figura 6.3 Bocatoma lateral con bombeo, en planta y corte

como se muestra en la figura 6.4. Las compuertas pueden ser de sector o de tablero.

6.1.1.5 Toma mediante estabilización del lecho

Cuando el ancho del río es muy grande y el lecho no es nauy estable, se hace una canalización de éste; la toma puede ser lateral o de fondo.

6.1.1.6 Toma en embalses o lagos

Torre de captación

Por rnedio de una torre con orificios a diferentes alturas, se puede captar el agua sin importar el nivel al cual se encuentre; postei-iorinente se con- duce el agua a un pozo de succión (figura 6.5).

Sifón

Si las cot~diciotiestopográficas lo permiten, se puede hacer un sifón que conduzca el agua a un canal al otro lado del jarillón. Se requiere una bomba para cebar el sifón y una válvula reguladora del caudal, ya que la cabeza es variable.

1

Desarenador

i\ Excesos

Compuertas

Desarenador

1

CORTE TRANSVERSAL

Figura 6.4 Bocatoma lateral por gravedad, en planta y corte

Orificios de

captación

Figura 6.5 Torre de captación

Toma de fondo

- /

Puente de

acceso

Tubería de

captación

Es utilizada en ríos de gran caudal y poca velocidad o en lagos. En el caso de ríos, éstos debcii ser de baja turbiedad con el fin de no colinatar inuy rápida- tilente el filtro de grava. Se debe disponer de un sistema de retrolavado del filtro.

N. Máx.

-

.(

-

,(;:A&/'

Bomba de vacío

 

Válvula de

N. Mín

regulación

v

-

Figura 6.6 Captación por sifonamiento

N. Mín.

S----

Figura 6.7 Toma de fondo en ríos o lagos

6.1.1.7 Estaciones de bombeo flotantes y deslizantes

Son utilizadas para la captación de agua en ríos o enibalses en los que la fluctuación de niveles es muy grande. En el caso de la estación flotante (figura 6.8), la bomba se coloca sobre un planchón el cual se desliza verticalmeiite sobre unos rieles según el nivel

Manguera

u

Figura 6.8 Estación de bombeo flotante.

del agua. La estación de bombeo deslizante (figura 6.9) es montada sobre dos rieles y se sube o se baja operando un malacate colocado en tierra firme. En cualquiera de los dos casos la estación está conectada a la tubería de conducción por medio de una manguera flexible.

Figura 6.9 Estación de bombeo deslizante

6.1.2 Bocatoma de fondo

Malacate -.;?i

El agua es captada a través de una rejilla colocada en la parte superior de una presa, que a su vez es direccionada en sentido normal de la corriente. El ancho de esta presa puede ser igual o menor que el ancho del río. En las figuras 6.10, 6.11 y 6.12 se ilustran los elementos más importantes de este tipo de bocatoma. La bocatoma de fondo indicada en estas figuras consta de:

Presa

Su cota superior está al mismo nivel de la cota del fondo del río. Cons- truida generalmenta en concreto ciclópeo, dentro de ella se encuentra el canal de aducción.

/ Rejilla

Tapa de

acceso

/1

--'

de excesos

\,

+

Gamara de

recolección

LiCorte B-B

Figura 6.12 Bocatoma de fondo (cortetransversal)

Solados o enrocado superior e inferior

Ubicados aguas arriba y aguas abajo de la presa, tienen por objeto prote- gerla de la erosión. Pueden ser construidos en concreto o enrocado.

Muros laterales

Encauzan el agua hacia la rejilla y protegen los taludes. El ancho de estos muros depende de la estabilidad estructural. Siendo en concreto ciclópeo, el ancho de los muros puede ser de 60 centímetros o inenos; esto depende del estudio de estabilidad de los mismos muros.

Rejilla

Ésta es colocada sobre el canal de aducción que se encuentra dentro de la presa. La longitud de la rejilla, y por lo tanto la del canal de aducción, puede ser menor que la longitud de la presa o el ancho de ia garganta, se- gún las necesidades del caudal que se ha de captar. El ancho mínimo es de 40 centímetros y el largo mínimo de 70 centímetros, dados para facilitar la operación de limpieza y mantenimiento. Los barrotes y el marco pue-

den ser de hierro, con separación entre barrotes de 5 a 10 centímetros diámetro de los barrotes de '/2", 3/4" 6 1 ".

Canal de aducción

Recibe el agua a través de la rejilla y entrega el agua captada a la cámar de recolección. Tiene una pendiente entre el 1% y el 4% con el fin de da una velocidad mínima adecuada y que sea segura para realizar las labore de mantenimiento. La sección de este canal puede ser rectangular o semi circular. Aun cuando la sección semicircular es la más eficiente desde e punto de vista del funcionamiento hidráulico, la sección rectangular e más fácil de construir.

Cámara de recolección

Generalmente es cuadrada o rectangular, con muros en concreto refor zado cuyo espesor puede ser de 30 centímetros y su altura igual a la d los muros laterales. En su interior se encuentra un vertedero de exceso lateral que entrega el agua a una tubería de excesos que regresa el agua a cauce. Se debe dejar una tapa en la placa superior y una escalera para e acceso del personal de mantenimiento.

6.1.2.1 Diseño de la bocatoma de fondo

Diseño de la presa

El primer paso para el diseño de la bocatoma es verificar que el caudal de diseño, caudal máximo diario, sea inferior al caudal mínimo del río en el sitio de captación. Con el fin de obtener el caudal mínimo del río se pue- de recurrir a datos de medición de caudal en la cuenca, a mediciones de caudal directas o al estudio hidrológico de la cuenca. La presa y la garganta de la bocatoma se diseñan como un vertedero rec- tangular con doble contracción cuya ecuación corresponde a (ver ecua- ción 5.4, sección 5.1.2.2):

Q= 1.84 LH"~

(6.1)

Para determinar el valor de la lámina de agua para las condiciones de di-

y para las condiciones máximas y mínimas de1 río, se des-

seño (Q,,,axdiario)

peja el valor de H de la ecuación 6.1:

Debido a la existencia de las contracciones laterales, se debe hacer la co- rrespondiente corrección de la longitud de vertimiento, según lo indicado por la ecuación 5.5:

en donde n es el número de contracciones laterales. La velocidad del agua

al

pasar sobre la rejilla será de:

y

debe estar conlprendida entre 0.3 m/s y 3 ni/s de manera que puedan

ser aplicables las ecuaciones del alcance del chorro presentadas a conti-

nuación (ecuaciones 6.5 y 6.6) para la determinacióil del ancho del canal de aduccióil.

Diseño de la rejilla y el canal de aducción

Ancho del canal de aducción:

en

donde:

X,

= alcance filo superior (m)

=

 

X;

alcance filo inferior (m)

V,

= velocidad del río (m/s)

H

= profundidad de la lámina de agua sobre la presa (m)

B

= ancho del canal de aducción (m)

Rejilla

Si se utiliza una rejilla con barrotes en la dirección del flujo, el área neta de la rejilla se determina según la siguiente expresión:

A,,,

= a B N

(6.8)

siendo:

A,,

=

área neta de la rejilla (m2)

a

= separación entre barrotes (m)

N

= número de orificios entre barrotes

OBRAS DE CAPTACI~N

87

Figura 6.13 Captación a través de la rejilla al canal de aducción

Siendo b el diámetro de cada barrote, la superficie total de rejilla es apro- ximadamente:

Haciendo la relación entre área neta y área total se obtiene:

y reemplazando el área total e11 función de la longitud de la rejilla, L,.:

a

A,,', = -

a+b

B Lr

por otra parte, el caudal a través de la rejilla es:

en donde:

K

Vh

0.9 para flujo paralelo a la sección = velocidad entre barrotes (máxima de 0.2 mls)

=

Figura 6.14 Rejilla de captación

Cámara de

recolecci6n

Niveles en el canal de aducción

Asumiendo que todo el volunlen de agua es captado al inicio del canal iil- dicado en la figura 6.15, el nivel de la lámina aguas arriba es obtenido por medio del análisis de cantidad de movimiento en el canal:

Para que la entrega a la cámara de recolección se haga en descarga libre, se debe cumplir que:

en donde:

h,

= profundidad aguas arriba (m)

h,

= profundidad aguas abajo (m)

h,

= profundidad crítica (m)

i

=

pendiente del fondo del canal

g

= aceleración de la gravedad (9.81 ni/s2)

y se debe dejar un borde libre (indicado en la figura 6.15) de 15 centíme- tros. Para que las ecuaciones de dimensionamiento de la cámara (ecuaciones 6.15 a 6.17) sean válidas, la velocidad, a la entrega de la cámara de recolec- ción, Ve, debe ser mayor de 0,3 m/s y menor de 3,O m/s.

Diseño de la cámara de recolección

Nuevamente, se aplican las ecuaciones del alcance de un chorro de agua (ecuaciones 6.5 y 6.6) reemplazando los términos por los de la condición de entrada a la cámara indicados en la figura 6.17.

- 2

1

X = 0.36 V: i 0.60 hj

1

3

X,= 0.18 ve7i 0.74 hf

L = X,+ 0.30

Se debe tener en cuenta que, aunque los cálculos hidráulicos son necesa- rios para establecer las condiciones mínimas de la cámara de recolección, es importante que las dimensiones de la cámara sean las mínimas necesa- rias para realizar un adecuado mantenimiento de ésta. La profundidad, H, de la figura 6.17 debe ser tal que cubra las pérdidas por entrada y fricción de la tubería de conducción entre bocatoma y de- sarenador. Como este diseño no se ha hecho hasta el momento, se supone un valor de 0,60 m.

Figura 6.15 Perfil del canal de aducción.

OBRASDE CAPTACI&N

Figura 6.16 Cortes transversales en el canal de aducción.

0

Figura 6.17 Corte de la cámara de recolección.

al desarenador

I

89

Desagüe del caudal de excesos

El caudal de excesos se determina teniendo en cuenta que sobre la rej de la bocatoma pasará un caudal mayor que el caudal de diseño. Se pr ducirá entonces una lámina de agua superior a la de diseño, que se pue evaluar según la ecuación 6.2, reemplazando en ella el caudal correspo diente al caudal máximo o promedio del río. La capacidad máxima captación de la rejilla se puede aproximar al caudal a través de un ori cio, cuya ecuación es:

en donde:

QtaPtalio = Cd Anctdq

QCapt,do = Caudal a través de la rejilla (m3/s)

Cd

A,,,,

H = Altura de la lámina de agua sobre la rejilla (m)

= Coeficiente de descarga = 0.3 = Area neta de la rejilla (m2)

Este caudal llega a la cámara de recolección a través del canal en don como se indica en la figura 6.18, se coloca un vertedero sin contracci laterales que servirá para separar el caudal de diseño del caudal de sos. Para curnplir con lo anterior, la cota de la cresta del vertedero coincidir con el nivel del agua necesario para conducir el caudal de dis al desarenador. Como no se ha hecho el diseño de esta tubería, se asu en este momento un valor tentativo de 0.60 m, valor que debe ser corr do una vez se haya hecho el diseño correspondiente de la tubería de c ducción entre la bocatoma y el desarenador (Capítulo 8). En resumen, el caudal de excesos será la diferencia entre el caudal capta a través de la rejilla y el caudal de diseño.

Posteriorniente se debe ubicar el vertedero de excesos a una dista adecuada de la pared de la cámara de recolección. Para esto se apli nuevamente las ecuaciones 6.2, 6.4, 6.5 y 6.7 aplicadas a las condicio de excesos determinadas anteriormente. El diseño de la tubería de excesos, cuyo diámetro mínimo es de 6" cm), debe contemplar la pendiente disponible entre el fondo de la cá y el punto escogido para la descarga de excesos. Este punto debe est 15 cm por encima del nivel máximo del río, según lo indicado en la figu 6.18. El diseño de esta tubería puede hacerse siguiendo el procedimien indicado en el Capítulo 10.

I al desarenador

Cabezal de

descarga

/

1

Figura 6.18 Vertedero de excesos en la cámara de recoleccion y cabezal de des- carga.

6.1.3 Ejemplo de diseno

Información previa

Períodos de diseño: Tratándose de la captación, se debe disecar en una sola etapa, es decir para 20 años a partir de la fecha. Población de diseño: De acuerdo con la proyección de población realizada anteriormente, se tiene que la población para el año 2012 es de 6293 ha- bitantes. Caudal de diseño: El caudal máximo diario para la misma fecha anterior fue calculado en 13 L/s. Aforo del río: EI caudal del río en tiempo seco es de 50 L/s. El caudal lile- dio del río es de 0.2 m3/s. El caudal máximo del río es de 1 m3/s. Ancho del rio: El ancho del río en el lugar de captacióii es de 1.5 m.

OBRAS DE CAPTACIÓN

93

Diseño de la presa

El ancho de la presa se supone de 1.0 m La lámina de agua en las condiciones de diseño es de:

La corrección por las dos contracciones laterales es:

L' = L - 0.2H=1.00 - 0.2x 0.04= 0.99 m

Velocidad del río sobre la presa:

L' H

0.99x 0.04

,

0.3m/S < 0.36m/S < 3.0m/S =j 0.K.

Diseño de la rejilla y el canal de aducción

El ancho del canal de aducción será:

B = X, +0.10= 0.27+0.10

B = 0.37m-0.40m

La longitud de la rejilla y el número de orificios será:

Se adoptan barrotes de l/2" (0.0127m) y separación entre ellos de 5 centí- metros. Por otra parte se supone la velocidad entre barrotes igual a 0.10 m/s.

Se adopta 0.70 m de longitud de rejilla.

El número de orificios es de:

Se adoptan 12 orificios separados 5 cm entre sí, con lo cual se tienen las siguientes condiciones finales:

0.240 (0.05+ 0.0127)

L,

=

--

0.05x0.4

- 0.75m

Los niveles de agua en el canal de aducción son:

- aguas abajo

- aguas arriba

L, = L, + espesor del muro = 0.75 + 0.3 = 1.05 m se adopta i = 3%

Ho=h,+B.L.=0.06+0.15=0.21 m

He = h, + (h,- h,) + iL, + B.L.

H,=0.05 +(0.06-0.05)+0.03~1.05+0.15=0.24m

La velocidad del agua al final del canal será:

Q

ve = -

B x he

=

0.013

0.40 x 0.05

0.3 m/,

<

0.69 m/S

< 3,O m/s

= 0.69 m/s

=&

0.K.

Diseño de la cámara de recolección

X5= 0.40 m

X,= 0.22 m

B,al,,,

= X,+ 0.30 = 0.40 +0.30

B,,,,,

= 0.70 m

Por facilidad de acceso y mantenimiento, se adopta una cámara cuadrada de recolección de 1.5 in de lado.

El

cámara estará a 75 centímetros por debajo de la cota del fondo del canal de aducción a la entrega (suyoniendo una cabeza de 0.60 m que debe ser verificada una vez realizado el diseño de la conducción al desarenador).

borde libre de la cámara es de 15 centímetros, por lo que el fondo de la

Cálculo de la altura de los muros de contención

Tomando el caudal máximo del río de 1 m3/s, se tiene:

Dejándole un borde libre de 33 cm, entonces la altura de los muros será de 1.00 m.

Cálculo de cotas

Lámina sobre la presa:

Diseño:

=

100.00 + 0.04

= 100.04

Máxima:

=

100.00 + 0.67

= 100.67

Promedio:

=

100.00 + 0.23

= 100.23

Corona de los muros de contención Canal de aducción:

=

100.00 + 1.00

= 101.00

Fondo aguas

arriba:

= 100.00

-

0.2 1

=

99.79

Fondo aguas

abajo:

=

=

=

100.00 - 0.24

= 99.76

Lámina

aguas

arriba:

99.79 + 0.06

= 99.85

Lámina

aguas

abajo:

99.76 + 0.05

= 99.81

Cámara de recolección:

 

Cresta del vertedero de excesos:

=

99.76 - 0.15

= 99.61

Fondo:

= 99.61 - 0.60

= 99.01

Se adopta en esta etapa del diseño un valor de 60 cm correspondientes a las pérdidas en la conducción de la bocatoma al desarenador.

Tubería de excesos:

Cota de entrada:

=

99.01

Cota del río en la entrega:

=

97-65::

Cota de salida:

= 97.65 + 0.30

= 97.95

La cota del río en el punto de descarga corresponde a la cota máxima del río, 50 metros aguas abajo de la captación.

96

ELEMENTOSDE DISENOPARA ACUEDUCTOSY ALCANTARILLADOS

Cálculo del caudal de excesos

Dentro de las condiciones iniciales del diseño, se ha supuesto un caudal medio del río de:

QproPn rio = 0.2 rn2/ S

Q

ff = ---- (1.84 L)

f

0.20

2

3

-

= (1.84 x 1.0)

=

m

QcGpr8,,o= Cd Anctd tl2-gFi= 0.3 x 0.24 x d2~9.81~0.23

QCapta,~,= 0.152 m31s

Qexceros

= Qcapti?do

- Qdiseño

= 0.152 - 0.013

Qexcesos= 0.139 nz'/ S

He,.

Q

2

= -

0.139

2

-

(1.84Lr = (1.84 x 1.5)

= 0.14 m

vexc.

=

QC.YC

ex. x a

2

X,= 0.36 x (0.68)"

--

0.14 x 1.5

4

= 0.68 m3/ s

0.60 x (0.14)' = 0.47 m

El vertedero de excesos estarácolocado a 0.80 m de lapared de la cámara de recolección.

Cálculo de la tubería de excesos

2

. 99.01 - 97.95 x 100 = 2.12%

=

50

J = 0.02 12 m/'

Q

= 0.2785 C D2.63]0.5'

i

= (0.2785 C/aS4

D=0.29m=11.57"

=>

0. 139

(0.2785 x 100 x (0.0212)~,~~

D=12"

0

OBRAS DE CAPTACIÓN

Nota: Todas las dimensiones en metros. Dibujo sin escala.

Figura 6.19 Resultados del diseño. Planta.

0.6

101.DO

1.O

Nota: Todas las dimensiones en metros. Dibujo sin escala.

Figura 6.20 Resultados del diseño. Corte 8-8.

0.3

1.5

0.3

97

Nota: Todas las dimenskones en metros. Dibujo sin escala.

Figura 6.21 Resultados del diseño. Corte A-A.

Nota: Todas las dimensiones en metros Dibujo sin escala.

Figura 6.22 Resultados del diseño. Detalle del canal.

I

El estudio del abastecimiento cuando se utiliza como fuente el agua sub- terránea, requiere el conocimiento tanto del suelo como de La liidráulica del agua subterránea.

E1 agua subterránea es más que una simple solución del proble~nade abastecimiento de agua, es un elemento vital en el balance del ciclo hidro- lógico y como tal debe tratarse con cuidado para no dañarlo o alterarlo de manera radical. Su importancia es tal que ocupa el segundo lugar en la distribución de los voiíí~nenesde agua sobre la tierra con un 2%, mientras el priiner lugar es para los océanos y mares con un 94%.

6.2.1 El agua subterránea como recurso natural

El agua subterránea es el recurso natural que tradicionalmente ha intere- sado al hombre con el fin de explotarlo para el abastecimiento de agua a una comunidad, cuando por las características físicas de la región no se dispone de agua superficial de utilización factible.

Sin embargo, debido al constante desarrollo de la humanidad, la contami- nación de los cuerpos de agua ha aumentado rápidamente y con ella la contaminación de las aguas subterráneas. Paradójicamente, técnicas de tratamiento de aguas residuales tales como la inyección de aguas residua- les mediante pozos, lagunas de estabilización, rellenos sariitarios y otros, pueden llegar a contaminar los depósitos de agua subterránea. El desarrollo de los recursos de agua subterránea para su utilización en el abasteciiniento a una comunidad se cumple en tres etapas, a saber:

- Exploración.

- Evaluación.

- ~xplotación.

6.2.2 Exploración

Esta etapa coiisiste en la localización del depósito de agua mediante di- versos niétodos. Al depósito de agua se le suele llamar "acuífero" y se define coino una formación geológica capaz de proporcionar agua en cantidad y calidad suficientes para las necesidades del hombre a un costo razonable. Estas formacioiies deben ser porosas, permeables y saturadas; las más cornunes son arenas no consolidadas, gravas de origen aluvial, glacial o lacustre, rocas sedirnentarias corno limos, dolomitas o co~lglonleradosy rocas vol- cánicas fracturadas. Los niétodos de exploración pueden ser geológicos o geofísicos, y cada uno de ellos puede ser superficial o profundo. Métodos gcológzcos: Se recurre a métodos tales corno la interpretación de mapas, fotograinetría y fotointerpretación y perforacioiies en el caiiipo. Métodos geofiszcos: