You are on page 1of 1

Cien aos de soledad: Al cabo de varias semanas, cuando el temor de visitacin pareca aplicada, Jos Arcadio Buenda se encontr

una noche dando vueltas en la cama sin poder dormir. rsula que tambin haba despertado, le pregunto qu le pasaba, y le contesto: Estoy pensando otra vez en Prudencio Aguilar. No durmieron un minuto, pero al da siguiente s e sentan tan descansados que se olvidaron de la mala noche. Aureliano comento asombrado a hora de almuerzo que se senta muy bien a pesar de que haba pasado toda la noche en el laboratorio dorando un prendedor que pensaba regalarle a rsula el da de su cumpleaos. No se alarmaron hasta el tercer da, cuando a la hora de acostarse se sintieron si sueo, y cayeron el cuenta de que llevaban ms de cincuenta horas sin dormir, los nios tambin estn despiertos dijo la india con su conviccin fatalista. Una vez que entra en la casa, nadie escapa a la peste .Haban contrado, en efecto la enfermedad del insomnio

Cien aos de soledad: al cabo de varias semanas, cuando el temor de visitacin pareca aplicada, jos Arcadio buenda se encontr una noche dando vueltas en la cama sin poder dormir. Ursula que tambin haba despertado, le pregunto qu le pasaba, y le contesto: Estoy pensando otra vez en prudencio Aguilar

cien aos de soledad: al cabo de varias semanas, cuando el temor de visitacin pareca aplicada, jos arcadio buenda se encontr una noche dando vueltas en la cama sin poder dormir. rsula que tambin haba despertado, le pregunto qu le pasaba, y le contesto estoy pensando otra vez en prudencio aguilar. no durmieron un minuto, pero al da sigu

cien aos de soledad: al cabo de varias semanas, cuando el temor de visitacin pareca aplicada, jos arcadio buenda se encontr una noche dando vueltas en la cama sin poder dormir. rsula que tambin haba despertado, le pregunto qu le pasaba, y le contesto