Вы находитесь на странице: 1из 52

EL SEXTO SELLO

Por William Marrion Branham

MARZO 23, 1963. JEFFERSONVILLE, INDIANA. USA.

A Inclinemos nuestras cabezas sólo por un momento ahora. Estamos de nuevo reunidos para el servicio. Y pensamos del tiempo en los días antiguos cuando todos ellos venían a Shilo por las bendiciones del Señor.

2 Y ahora en esta noche nos hemos reunido aquí para oír Tu Palabra. Y así como hemos estado estudiando en esta porción de esta Escritura, que el Cordero fue el único que podía abrir los Sellos o romperlos. Y oramos que en esta noche así como estamos bajo la consideración de este gran Sexto Sello, oramos Padre Celestial, que el Cordero nos lo abrirá esta noche—estamos nosotros aquí para entenderlo Señor. Y cuando nadie sobre la tierra o en el cielo fue suficiente, únicamente el Cordero fue encontrado suficiente. Así que pueda el Todo suficiente venir y abrirnos el Sello esta noche para que podamos sólo ver más allá de la Cortina del tiempo. Eso nos ayudaría, lo creemos, Padre, en este gran día oscuro pecaminoso en que estamos viviendo. Nos ayudaría y nos daría ánimos. Confiamos ahora que encontremos gracia en Tu vista. Nos encomendamos a la Palabra—a Ti, en el Nombre de Jesucristo. Amén.

3 Buenas noches amigos. Es un gran privilegio estar aquí esta noche, para estar en el servicio del Señor. Estoy un poco retrasado, yo sólo fui a… a una emergencia de un hombre moribundo, un miembro de esta iglesia. Su madre viene aquí, y ellos dicen que él estaba muriendo allí mismo, así que fui para ver sólo una sombra de un hombre postrado sobre una cama, muriendo—un hombre como de mi edad. Y hace un momento de tiempo, vi al hombre levantarse sobre sus pies, dando alabanzas al Señor.

4 Y así que si estamos dispuestos a confesar nuestros pecados y a hacer lo que es correcto y pedirle por misericordia—llamarle— Dios puede y está esperando concedérnoslo.

5 Y ahora, yo sé que está caluroso aquí en esta noche, (no, creo que el clima está apagado) o estamos… noté anoche u hoy, que este es mi séptimo día en un cuarto sin luz, (sólo luz eléctrica), ¿ve? Estudiando y orando para que Dios abra estos Sellos.

6 Y hubo tantas preguntas que fueron escritas en ese montón

no que fueran preguntas, sino que

anoche, fue más o menos

2

WILLIAM MARRION BRANHAM

querían tener un servicio de sanidad de alguna manera—querían permanecer un día extra para tener servicio de sanidad el lunes. Así que yo… actualmente podría hacerlo si eso fuera la voluntad de la gente que les gustaría hacerlo. Ud. puede pensarlo y hacerme saber, pero si quiere permanecer para la oración por los enfermos, porque he designado todo este tiempo completamente a estos Sellos, y sólo me mantengo alejado de todo por estos Sellos. Así que Ud. puede pensarlo y orar en ello y entonces hacérmelo saber.

7 Y si el Señor lo permite, yo puedo… mi próximo compromiso es en Alburquerque, Nuevo México, y eso será todavía en unos días, yo tengo que ir a casa para hacer algunos negocios o tener otra convención que está lista en Arizona. Así que entonces si es la voluntad del Señor, Ud. ore sobre de eso y yo haré lo mismo, entonces sabremos más acerca de eso un poquito más tarde.

8 Y yo sólo detecto ahora—Ud. ve que al hablar acerca de la enfermedad eso viene, vea. Esta dama aquí sentada, si algo no la ayuda, ella no va a permanecer aquí sino sólo un poquito. Así que sólo oraremos que Dios hará… eso es por lo que Ud. está aquí. Viene de muy lejos… así que vea, el Espíritu Santo sabe todo, pero yo he tratado de asignar este tiempo para esos Sellos porque nos preparamos para eso, vea. Pero si hay un… ¿Cuántos están enfermos? (Está aquí de todas formas para que se ore) déjeme ver sus manos—por todos lados. ¡Oh!, ¿a cuántos les gustaría pensar que eso estaría bien y que sería la voluntad del Señor permanecer y tener un… tomar el lunes por la noche y sólo orar por los enfermos, tener un servicio de sanidad el lunes por la noche? ¿Le gustaría hacer eso? ¿Podría hacerlo? Bueno, si el Señor lo permite, lo haremos entonces, tendremos un servicio de oración por los enfermos el lunes por la noche y oraremos por ellos.

9 Ahora, yo espero que eso no interrumpa ese grupo con el que voy a regresar a Arizona. El Hno. Norman. ¿Está él aquí en algún lado? ¿Interrumpe eso su programa Hno. Norman? ¿El Hno. Fred

y el resto de Uds., está bien así? Muy bien, entonces si el Señor lo permite, el lunes por la noche oramos por los enfermos. Sólo una noche apartada para eso, sólo orar por los enfermos. Ahora, no

habrá ya ninguno más de los Sellos. El Señor sólo abre Sus Sellos,

y entonces oraremos por los enfermos el lunes por la noche.

10 Ahora… yo he estado realmente gozando esto tremendamente, de servir al Señor bajo esos… ¿los ha Ud. gozado? Estamos… ahora, hablando del Quinto Sello… o del Sexto Sello, más bien, y eso toma ahora del verso 12 del capítulo 6 hasta el 17. Es uno de los Sellos más largos, contiene muchas cosas que suceden aquí.

11 Y ahora, un repasito de anoche—un tipo de respaldo un poco cada vez. Y quiero decir algo también, encontré en esa caja cuatro

EL SEXTO SELLO

3

o cinco cosas muy importantes para mí. Se me dijo que… y

ciertamente quiero disculparme (¿está prendida la grabación?)

Quiero disculparme con mis hermanos ministros y a Uds. que

están aquí. Ellos dicen que la otra noche cuando estaba hablando

de Elías que es cuando ellos estaban… que él pensó que era el

único que iba a estar en el Rapto, o el único que iba a irse para ser

salvo, y yo dije setecientos en lugar de siete mil. ¿Es eso cierto? Bueno, estoy muy apenado de eso amigos. Yo sabía mejor que eso. Eso fue simplemente un murmullo al hablar porque yo sabía que eran siete mil. Yo no dije eso correctamente. Yo le doy las gracias

si eso significa… estoy contento de que Ud. esté observando lo

que yo digo, porque son siete mil. Tengo dos o tres notas de eso. Eso dice: “Hno. Branham, yo creo que Ud. estaba equivocado.” Dice: “¿No eran siete mil en lugar de setecientos?”

12 Yo pensé: “Seguramente que yo no dije setecientos.” Y entonces Billy… la primera cosa que Ud. sabe, yo recogí una nota aquí y dice: “Hno. Branham, creo que Ud. dijo setecientos.” Y una persona dijo: “Hno. Branham, ¿fue una visión espiritual de que va a ser un tipo que Ud. está tipificándolo con los sete-…?” Eso pone

la gente en la orilla, cuando Ud. va a pensando esas cosas, y eso es

suficiente. Eso me pone a mí en una orilla.

13 Algo sucedió hoy cuando este Sello fue revelado, que tuve que caminar completamente en el patio, solo caminar afuera en el patio por un poquito. Eso es cierto, eso casi me saca el aliento. ¿Ve? Así que la tensión, Oh. Y otra cosa, Ud. confía en lo que le digo, y Dios va a hacerme responsable por lo que yo le diga. Así que debo estar absolutamente tan seguro como pueda, seguro de estas cosas porque esto es un tiempo tremendo en el que estamos viviendo.

14 Estaba pensando acerca del servicio de sanidad del lunes por la noche. ¿Eso no interferiría con Ud. Hno. Neville? Mi precioso Hno. Neville—le digo… ellos sólo hicieron uno. Yo creo que ellos perdieron el molde. El ciertamente ha sido un genuino amigo y compañero para mí, yo le digo eso.

15 El tabernáculo ahora está construido y tiene los cuartos de escuela dominical y todo lo demás listo y en orden aquí. Y algunos

de Uds. que están aquí alrededor en Jeffersonville, que quieren

venir a la iglesia, Ud. tiene un bonito lugar y un lugar para venir a

la escuela dominical, y confíe en los maestros. Y el Hno. Neville

está aquí para la clase de adultos, y él es un genuino pastor. Yo no digo eso para poner un ramo sobre de él, pero preferiría darle una rosa ahora que darle todo un ramo después de que él se haya ido.

Y el Hno. Neville, yo lo conozco desde que yo era sólo un

muchacho, y él no ha cambiado nada. El es aún Orman Neville,

justamente como él siempre lo fue.

4

WILLIAM MARRION BRANHAM

16 Yo recuerdo que al visitar… aún él tuvo gracia suficiente para pedirme este púlpito cuando él era un predicador Metodista aquí en la ciudad. Y nosotros teníamos una bonita congregación aquí en Clarksville. Yo creo que eso es llamado Howard Park… Iglesia Metodista de la avenida Harrison… Creo que eso es a donde él debió haberla encontrado allí Hna. Neville. Allí mismo, porque ella era una Metodista.

17 Yo regresé y le dije a la iglesia aquí: “El es uno de los hombres más amables, y uno de estos días yo voy a bautizarle en el Nombre del Señor Jesús. Eso sucedió. Aquí está él y ahora él es mi compañero, está junto a mi lado y es un hombre tan honorable y respetable. El siempre se paró junto a mí justamente como… tan cerca como él podía pararse. Lo que yo diga, él sólo va de acuerdo conmigo y eso va bien. Aún cuando él primero vino, él no entendía el Mensaje entonces, pero él lo creyó, y él permaneció con eso. Eso es un honor, eso es respeto. Con un hermano como ese, yo no puedo decir lo suficiente por él, y ahora el Señor que le bendiga.

18 Muy bien ahora, un repasito de anoche en el rompimiento del Quinto Sello. No iremos todo el camino hacia atrás en esta noche, sólo respaldarlo lo suficiente para obtener el Sexto Sello.

19 Ahora, encontramos que hubo el anticristo que cabalgó, y él tenía tres poderes, todos ellos fueron hacia un poder y cabalgó el caballo amarillo, muerte, y un abismo sin fondo hacia la perdición de donde eso vino. Y entonces encontramos cuando la Escritura dice que cuando el enemigo venga como una corriente, el Espíritu de Dios levantará un estandarte en contra de eso, y lo vimos perfectamente vindicado en la Palabra anoche.

20 Por que hubo cuatro bestias que respondieron a las cuatro veces que este jinete cabalgó, y él cabalgó un caballo diferente cada vez—un caballo blanco y entonces un caballo rojo y un caballo negro y entonces un caballo amarillo. Y encontramos qué eran esos colores y lo que ellos eran y lo que ellos hicieron, entonces lo llevamos de regreso hacia las Edades de la Iglesia y exactamente eso es lo que fue hecho, justamente perfecto.

21 Por lo tanto, vea, cuando la Palabra de Dios se ata y se junta, eso significa que es correcto. Vea, creo que cualquier cosa que se agarre con la Palabra de Dios es siempre ¡Amén!

22 Ahora, como alguien dijo que ellos tuvieron una visión, y dicen que eso fue… Oh, dicen que el Señor la dio porque eso vino con gran poder. La visión pudiera estar bien, pero si no está de acuerdo con la Palabra y es contrario a la Palabra, no es correcto.

23 Ahora, ellos pudieran estar presentes, algunos hermanos y hermanas Mormones, y puede ser que algunos de ellos oirán las

EL SEXTO SELLO

5

cintas, ahora, y yo no quiero decir que… algunos de ellos son la gente más buena que yo… que Ud. podía conocer, y esos serían la gente Mormona—gente de tipo muy fino, y entonces su profeta, José Smith, al que la gente Metodista mató aquí en Illinois, cuando iba a su viaje… ese fino hombre. Y la visión, yo no dudo que él tuvo la visión. Yo creo que él era un hombre sincero, pero la

visión que él tuvo fue contraria a la Escritura, por lo tanto, ellos tuvieron que tener una Biblia Mormona para respaldarla. Eso aquí

es para mí. Y yo le digo que esta es la Palabra. Eso es todo.

24 Una vez un ministro vino de un país extranjero, y yo lo vi con un… manejando en un carro (lo cual no es) con una dama. Ellos vinieron a los servicios, y encontré que ellos manejaron dos o tres

días (sólo él y ella en el servicio) para venir juntos a los servicios,

y la mujer había estado casada tres o cuatro diferentes veces. Y

este ministro caminó allí al recibidor a donde yo estaba y corrió y estrechó sus manos conmigo, yo estreché su mano y me levanté y hablé con él.

25 Yo le pregunté y le dije: “Cuando esté libre, ¿podía hablar con Ud. en mi cuarto sólo por un momento?” El dijo: “Seguro Hno. Branham.” Yo lo llevé al cuarto y le dije al ministro: “Reverendo, señor, Ud. es un extraño en esta tierra.” Y le dije: “Pero esta dama tiene un tal y tal nombre.” Yo le dije: “Ud. vino todo el camino de tal y tal lugar a este tal y tal lugar?” El dijo: “Sí señor.”

26 Y yo le dije: “¿No tiene miedo de que eso…? No dudo de Ud., pero ¿no cree que eso se reflejará en su reputación como ministro? ¿No piensa que deberíamos poner un mejor ejemplo que eso?”

27 Y él dijo: “Oh, esta dama es una santa.” Yo dije: “Yo no dudo eso, pero hermano, la cosa de eso es que todos no la miran como una santa. Ellos están mirando lo que Ud. está haciendo.” Y yo le dije: “Creo que sería mejor que tuviera cuidado, eso es sólo de un hermano a otro.” Yo le dije: “La dama ha sido casada 4 o 5 veces.”

28 El dijo: “Sí, yo sé eso.” Yo le dije: “¿Ud. no enseña eso en su iglesia en casa, o si hermano?” Dijo: “No, pero Ud. sabe, yo tuve una visión de eso Hno. Branham.” Yo dije: “Bueno, eso está bien.”

29 El dijo: “¿No le importa? Yo creo que pudiera enderezarle un poquito en su enseñanza acerca de eso.”

30 Yo dije: “Muy bien.” Y yo dije: “Estaré contento de saberlo señor.” El dijo: “bueno, Ud. sabe, en esta visión, yo estaba dormido.” Y yo dije: “Sí, (yo vi que eso era un sueño).”

31 Y él dijo: “Mi esposa, ella había estado viviendo con otro hombre y jugando conmigo.” Y dijo: “Entonces ella vino a mí y me dijo: ‘Oh querido, perdóname, perdóname’. Y dijo: ‘Siento haber hecho eso. Seré fiel de ahora en adelante’”.

6

WILLIAM MARRION BRANHAM

32 El dijo: “Por supuesto que yo la amaba tanto que yo la perdoné,

y le dije: ‘Muy bien’” Y dijo: “Entonces ¿sabe Ud. qué? Entonces

yo tuve la interpretación de esta visión.” Dijo: “Esa era la mujer, seguro que ella había estado casada todas estas veces y demás.” Y dijo: “Está bien que ella se case porque el Señor la ama tanto que ella puede casarse tantas veces como ella quiera.”

33 Yo le dije: “Su visión fue muy dulce, pero está muy lejos del camino fatigado aquí.” Yo dije: “Eso está mal, vea. Ud. no debería de hacer eso.”

34 Así que esa es…vea… pero cuando Ud. ve las Escrituras cuadrando con la Escritura, haciéndola una constante continuidad

a donde se juntan, las Escrituras, a donde esta llega aquí y la otra aquí y vienen y se atan y dibujan todo el cuadro. Como armar un rompecabezas. Ud. encuentra la pieza que encaja. No hay nada más que pueda encajar en eso. Entonces Ud. obtiene el cuadro completo. Y únicamente hay uno que puede hacer eso, y ese es el Cordero, y estamos mirándole a El.

35 Pero encontramos que cuando esos… este jinete… él era un jinete que cabalgó esos caballos, entonces lo vimos bajar y ver lo que él hizo y todo lo demás, y vimos que allá atrás en las edades de la Iglesia eso fue exactamente lo que hizo. Entonces cuando él salió en una cierta bestia y hace unas ciertas cosas, encontramos que hubo uno que fue enviado para combatir lo que él hizo.

36 Hubo uno enviado para la primera edad, un León. Eso fue la Palabra—por supuesto—Cristo. Lo próximo fue el buey, durante

el tiempo de las edades de oscurantismo, cuando la iglesia se había

organizado y había aceptado dogmas en lugar de la Palabra. Y Ud. recuerda que toda la cosa está basada en dos cosas: Una; un anticristo, la otra un Cristo.

37 Eso es aún la misma cosa hoy, no hay Cristianos a medias, no hay un hombre borracho—sobrio, ningún pájaro negro—blanco, ¡no, no! Ningún pecador santo. No, Ud. o es un pecador o un santo. No hay un intermedio. Ud. o es nacido de nuevo o no es nacido de nuevo. O Ud. está lleno con el Espíritu Santo o no está lleno con el Espíritu Santo. No importa cuantas bendiciones Ud. tuvo, si Ud. no es lleno con el Espíritu Santo Ud. no es lleno con eso. Y si Ud. ha sido llenado con ello, su vida muestra eso. Va directamente a eso, nadie tiene que decir algo acerca de eso, ellos lo ven, porque es un sello.

38 Ahora, encontramos que esas bestias, cómo es que ellas cabalgaron cada vez. Una salió en su ministerio en poderes políticos, uniendo poderes religiosos y poderes políticos juntos. Encontramos que Dios envió Sus poderes para combatirlo. Vamos

EL SEXTO SELLO

7

directamente hacia atrás y vemos lo que fue la edad de la Iglesia y miramos atrás, y allí fue exactamente de esa manera. Y entonces encontramos que vino otra edad, y el enemigo envió el anticristo bajo el Nombre de religión, bajo el Nombre de Cristo, bajo el Nombre de la iglesia. “Esa fue la genuina iglesia.” Ella dijo eso. El anticristo no es Rusia, el anticristo no es eso. El anticristo está tan cerca como el genuino cristianismo que aún dice la Biblia que engañaría todo lo que no fue predestinado.

39 La Biblia dice que en los últimos días, todo lo que no fue predestinado—elegido dice que el elegido… y cualquiera que tome la Palabra y vaya allá atrás en su referencia y vea lo que eso significa. Eso dice el elegido—predestinado. Eso engañará a todos aquellos cuyos nombres no están en el Libro de la Vida del Cordero desde la fundación del mundo. Cuando el Cordero fue inmolado los nombres fueron puestos sobre el Libro. El está parado en Su Lugar Santo en esta noche en gloria como un Intercesor, haciendo intercesiones por cada una de esas almas cuyos nombres están en ese Libro. Y nadie conoce ese nombre sino El. El es el que tiene el Libro en Su mano. Y El sabe que cuando ese último entré, entonces Sus días de intercesión terminan. El sale entonces a reclamar por lo que El ha intercedido. El está haciendo la obra de Pariente Redentor ahora, y viene a recibir lo Suyo.

40 ¡Oh! eso debería de poner a cada Cristiano a escudriñarse a sí mismo y alzar sus manos ante Dios y decir: “Límpiame, oh Señor, mira dentro de mi vida y déjame ver dónde está mi parte mala, y déjame quitarlo del camino rápidamente.” Porque si el justo con dificultad se salva, ¿a dónde aparecerá el pecador y el impío? Es el tiempo de examinarse.

41 Y si Ud. lo colocara, y quisiera darle a esta Palabra… (ahora, yo no quiero que Ud. me haga una pregunta sobre de esto, porque me llevaría profundamente sobre otra… quiero decir al hacer sus preguntas. Yo creo que la pregunta es hecha de alguna manera) Este es el tiempo de investigación de juicio. Eso es cierto. Ahora, entraremos a eso en las Trompetas cuando vengamos a eso, cuando el Señor lo provea, o las Copas. Y encontraremos esa investigación de juicio, justo antes de que los “Ayes” salieran, y vemos que esa es la verdad. Y los tres ángeles que golpearon la tierra clamando: “Ay, Ay, Ay, a los moradores de la tierra.”

42 Y nosotros estamos viviendo en un tiempo terrorífico. El tiempo que… Ud. vea, esas cosas en las que estamos ahora, las que estamos estudiando ahora mismo, es después de que la Iglesia se ha ido. Esas cosas son el período de la tribulación. Y yo creo que eso debería verdaderamente asentarse en cada corazón del

8

WILLIAM MARRION BRANHAM

creyente que esta iglesia nunca entra al período de la tribulación. Ud. no puede poner en ningún lado a la Iglesia en la tribulación. Ud. puede poner la iglesia allá, pero no la Novia. La Novia se ha ido, porque vea, ella no tiene ningún pecado—ninguna cosa en contra de ella. La gracia de Dios la ha cubierto, y el blanqueador ha quitado cada pecado arrojándolo tan lejos, no hay aún una remembranza de eso. Ni una cosa sino pureza—perfecto—en la Presencia de Dios. Oh, eso debería de hacer que la Novia se arrodillara y clamara a Dios.

43 Pienso de una pequeña historia, y si no estoy tomando mucho de su tiempo en esto preliminarmente. Hago esto por un propósito, hasta que sienta el Espíritu justo antes de comenzar. Esta es una cosa sagrada. Vea, ¿quién sabe esas cosas aquí? Nadie sino Dios, y ellas no están supuestas a ser reveladas, y probadas por la Biblia de que no serían reveladas hasta este día. Eso es exactamente correcto. Ellos anduvieron adivinando, pero ahora estamos supuestos a obtener exactamente la verdad—la verdad vindicada.

44 Note ahora, había una niñita en el Oeste que se enamoró de un hombre que se enamoró de ella. El era un comprador de ganado, vino allí trabajando para la compañía Armour, y ellos tenían un gran… el jefe vino un día (el hijo del jefe de Chicago) y por supuesto, ellos se vistieron una ropa “estilo Oeste fronterizo”. Las niñas allí, ellas se vistieron así. Cada una de ellas iba de seguro a atrapar a este muchacho, Ud. sabe. El era el hijo del hombre principal. Así que ellas se vistieron en su estilo Oeste de la frontera (ellos hacen esto en el Oeste).

45 Ellos apenas pasaron por estos episodios, y al Hno. Maguire (creo que él está aquí ahora) lo detuvieron en el centro de la ciudad (Tucson) sin su vestimenta del Oeste puesta y lo pusieron en la cárcel y lo llevaron a la corte y lo hicieron pagar por eso, y entonces lo hicieron ir y comprar ropa estilo Oeste. Y vi al resto de ellos caminar alrededor con pistolas, así de ese largo, colgando de ellos. Ellos sólo son nativos de allí y están tratando de vivir de alguna manera en los días pasados.

46 Y entonces en Kentucky Uds. están tratando de vivir aquí en los días pasados del Este. Regresar al Renfro Valley y cosas así. A Uds. les gusta regresar a los días antiguos, hay algo causando eso, pero cuando eso viene a regresar al Evangelio en lo original, Uds. no quieren hacer eso. Uds. quieren algo moderno.

47 ¿Qué hace a un hombre hacer lo malo? ¿Qué es lo que lo hace a él beber y escandalizar, o una mujer hacer lo equivocado? Es por que ella está tratando de… hay algo en él de sed—algo en ella con sed, algo en ella que está sediento. Y ellos están tratando de apagar esa santa sed con las cosas del mundo, cuando Dios debería de ser

EL SEXTO SELLO

9

Eso que llena. El le hizo a Ud. de esa manera para tener sed. Es la razón que Ud. tiene sed por algo. Dios le hizo así para que pudiera tornar esa santa sed a El. Pero cuando trata de apagar esa sed… ¡cómo se atreve alguien a hacer eso! Ud. no tiene ningún derecho de hacer eso; tratar de apagar esa santa sed que Ud. tiene por algo. Entonces lo torna hacia el mundo—trata de satisfacerlo con el mundo. Ud. no puede hacerlo. Solamente hay una cosa que llenará eso, y eso es Dios. Y El le hizo a Ud. de esa manera.

48 Así que esas jovencitas se vistieron en una manera regular del Oeste se “adornaron” para cuando este muchacho viniera. Y cada una de ellas estaba segura de que iba a atrapar a este muchacho.

49 Y había una pequeña prima en el rancho, y ella era una huérfana, y ella hacía todo el trabajo para ellas porque ellas tenían que tener sus uñas arregladas, Ud. sabe, y no podían lavar los trastes con sus manos y cosas, así que ella hacia todo el trabajo realmente duro. Y entonces finalmente cuando vino el joven, ellas salieron y lo envolvieron en el viejo estilo del Oeste… La carreta,

y ellos vinieron disparando sus pistolas y haciendo escándalo con

eso, Ud. sabe, y sobre actuando.

50 Esa noche ellos tenían un gran baile allí, un viejo baile a la antigua, y todos los rancheros alrededor de allí viniendo con sus ropas de bailar y demás. Y la primera cosa que Ud. sabe, es que esto prosiguió, este jubileo por dos o tres días.

51 Entonces una noche este muchacho salió del lugar sólo para descansar un poquito del baile y alejarse de esas muchachas, y sucedió que él miró al ir hacia el corral, y allí iba una niñita con tipo de apariencia andrajosa. Y ella tenía un balde lleno de agua. Ella había lavado los trastes. Y él pensó: “Yo nunca la vi antes, yo me pregunto ¿de dónde viene?”. Ella sólo arrojó eso allí a un lado para irse por el costado de la casa, e irse allí y regresar por el lado del corral y encontrarla.

52 Ella estaba descalza, se detuvo, y tenía su cabeza agachada. Ella había visto quién era él, y estaba muy apenada por esta gran persona. Ella era sólo una prima de esas otras muchachas. Su padre era el capataz en esta gran compañía. Así que ellos… ella se mantuvo mirando hacia abajo. Ella estaba avergonzada de estar descalza. El dijo: “¿Cómo te llamas?” Dijo: “¿Por qué no estás allí como el resto?” Ella como que hizo algunas excusas.

53 Y así que en la próxima noche él vigiló para volverla a ver.

Finalmente él estaba sentado allí afuera y ellos tenían todo el ruido

y todo lo demás, y él se sentó sobre la barda del corral y vigiló que

ella viniera a tirar el agua. Y él la observó, y le dijo: “¿Sabes tú mi propósito real de estar aquí?” Ella dijo: “No señor, no lo sé.”

10

WILLIAM MARRION BRANHAM

54 El dijo: “Mi propósito de estar aquí es para buscar una esposa.” El dijo: “Yo encuentro en ti un carácter que ellas no tienen.” (Yo estaba pensando de mi iglesia) Dijo: “¿Te casarías conmigo?”

55 Ella dijo: “¿Yo? ¿Yo? No, yo no puedo pensar de tal cosa. ¿Yo?” Vea, ese era el hijo del jefe principal. El poseía todas las compañías y ranchos por todo el país, y todo lo demás. Vea.

56 Dijo: “Sí, yo no pude encontrar una en Chicago, yo quiero una genuina esposa. Quiero una esposa con carácter. Y las cosas que yo estoy buscando las veo en ti.” Dijo: “¿Te casarías conmigo?” Ella dijo: “Bueno…” (eso la sorprendió) Ella dijo: “Sí.”

57 Y él dijo: “Bueno.” (Le dijo que él regresaría) Dijo: “Ahora, tú sólo prepárate, y yo regresaré en un año a partir de hoy y te tomaré y te llevaré lejos de aquí. No tendrás que trabajar así ya más. Yo te llevaré, e iré a Chicago, y te construiré un hogar como nunca lo haz visto antes.”

58 Ella dijo: “Nunca he tenido una, soy huérfana. El dijo, “Yo te construiré una, una genuina” Dijo: “Yo regresaré” Ella se mantuvo trabajando en eso durante el tiempo del año. Ella trabajó en lo que podía para ahorrar suficiente dinero, ganando un dólar al día o lo que fuera para comprar su vestido de boda—un perfecto tipo de la iglesia. Ella preparó sus vestiduras. Ud. sabe, cuando ella mostró este vestido de bodas, sus primas dijeron: “Bueno, pobre niña tonta, ¿piensas que un hombre como ese tendría que ver algo contigo?”

59 Ella dijo: “Pero él lo prometió y yo creo su palabra.”

60 “Oh, él sólo estaba haciéndote tonta.” Dijo: “Si él hubiera querido a alguien, hubiera escogido a alguna de las otras.” Ella dijo: “Pero él me lo prometió, yo estoy esperando por él.” (Yo también lo estoy).

61 Así que eso se siguió haciendo más tarde y más tarde, y finalmente arribó el día, una cierta hora en que él tenía que estar allí, así que ella se puso su vestido de novia. Y ella ni aún había oído de él, pero sabía que él estaría allí. Así que ella se puso su vestido de boda y alistó las cosas. Así que entonces ellos realmente se rieron, porque el jefe principal había estado con el capataz, y ninguna de las muchachas habían oído acerca de eso, así que todo eso era sólo una cosa misteriosa para ellos. Esto lo es también, seguro que lo es. Pero esta joven sólo basó todo eso sobre la base de su palabra, que él regresaría por ella. Así que ellas se empezaron a reír, y pusieron sus manos alrededor una de la otra, y danzaron y dijeron: “Ahhh, ahhh,” (riéndose así, Ud. sabe) y decían: “Pobre niña tonta.”

62 Y ella sólo permaneció allí—sin nada de pena. Ella estaba

EL SEXTO SELLO

11

agarrando sus flores y su vestido de bodas todo preparado. Ella estaba resistiendo, Ud. sabe. (Su Novia se ha preparado) Ella se mantuvo sosteniendo sus flores, esperando. Ellas decían: “Ahora, te dije que eso estaba errado. Ve, él no viene.”

63 Ella dijo: “Tengo cinco minutos más.” Dijo: “El estará aquí.” Oh, ellas sólo se rieron. Y casi al tiempo en que el viejo reloj marcó los cinco minutos, ellos escucharon los caballos galopando

y la arena rodando debajo de las ruedas. La vieja carreta se detuvo. Ella brincó de entre ellas y salió por la puerta, y él brincó del carruaje, y ella cayó en sus brazos, y él dijo: “Todo ha terminado ahora querida.” Dejó a sus viejas primitas (denominaciones) sentadas allí mirando, y se fue a Chicago a su hogar.

64 Yo también sé de otra gran promesa como esa. “Yo tengo que preparar un hogar para vosotros, y vendré de nuevo a recibirles.” Ellos pudieran estar diciendo que estamos locos, pero hermano, para mí ahora mismo y esos Sellos rompiéndose así bajo esta cosa supernatural, yo casi puedo oír el sonido de ese reloj de tiempo marcando hacia la eternidad allí.

65 Yo casi puedo ver a ese ángel parado allí diciendo al final de ese Mensaje del séptimo ángel: “El tiempo no será más”. Esa pequeña novia fiel volará hacia los brazos de Jesús uno de estos días cuando El la lleve a la casa de Su Padre. Pensemos de esas cosas así como proseguimos ahora.

66 Noten el ministerio del León, la Palabra, el Buey, la labor de sacrificio, la astucia de los reformadores, entonces la edad del Águila viniendo en eso para revelar y recoger esas cosas y mostrarlas.

67 Ahora, encontramos en el servicio de anoche también, el gran

misterio abierto con este Sello, el cual fue absolutamente contrario

a mi entendimiento primario—sólo presumiendo de que eso era

correcto. Yo siempre creí que esas almas debajo del altar eran los mártires de la iglesia primitiva, pero encontramos anoche cuando el Señor rompió ese Sello para nosotros, que es absolutamente imposible, no eran ellos. Ellos se habían ido a la gloria, directamente al otro lado. Y allí estaban ellos…

68 Y vimos que ellos eran Judíos que vendrían durante el tiempo donde… el llamamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil a los cuales entraremos en esta noche y mañana entre el Sexto y el Séptimo Sello, los ciento cuarenta y cuatro mil son llamados. Y entonces encontramos que ellos fueron mártires que han sido matados, y aún no se les había dado… tenían vestiduras blancas puestas, pero sus nombres habían estado en el Libro de la Vida del Cordero, y a ellos se les fueron dadas vestiduras blancas, a cada

12

WILLIAM MARRION BRANHAM

una de ellas.

69 Y tomamos eso, y no creo que haya nada en el mundo, sino ese montón de los Judíos que pasaron por un período de pre- tribulación. Cuando durante el tiempo de esta última guerra ellos fueron… ellos tuvieron que ser odiados por todos. Y Eichman mató millones de ellos en Alemania, (Ud. ha oído del juicio) millones de gente inocente inmolados. Judíos, sólo porque ellos eran Judíos, no había otra razón.

70 La Biblia dice aquí que ellos fueron matados por el testimonio de… por la Palabra de Dios y el testimonio que ellos tenía. Ahora, encontramos que la Novia fue la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Ellos no tenían testimonio de Jesucristo.

71 Y vimos que la Biblia dice que todo Israel, el Israel predestinado será salvo. (Romanos 11) Ahora, sabemos eso, y allí vimos a esas almas. Ahora mire qué cerca, ¿por qué no podía esto ser antes? Por que eso no había sucedido todavía. Ahora Ud. puede verlo. ¿Ve? ¿Ve el gran Espíritu Santo viendo esas cosas venir a través de las edades y tiempos?, y ahora eso está siendo revelado, y entonces Ud. mira allí y ve que esa es la verdad. Allí es a donde está eso.

72 Ahora, fueron los mártires en la tribulación de la pre- tribulación de Eichman. Ahora, ellos únicamente tipifican los mártires de los ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales estaban entre el Sexto y el Séptimo Sello; y el Séptimo Sello es sólo una cosa, eso es todo—y eso fue silencio en el cielo por el espacio de una media hora. Y ahora sólo Dios puede revelar eso. Eso ni aún está simbolizado en ningún lado. (Eso será mañana por la noche, ore por mí).

73 Notamos ahora así como vamos hacia el Sexto Sello… ahora, pudiera el Padre Celestial ayudarnos así como nos asentamos ahora para este Sexto Sello. Ahora, el verso 12 del capítulo 6:

Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fue hecho un

gran terremoto: y el sol se puso negro como un saco de silicio, y la luna se puso toda como sangre. Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera echa sus higos cuando es movida de gran viento. Y el cielo se apartó como

un libro que es envuelto, y todo monte y las islas fueron movidas de sus lugares.

Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los

capitanes, y los fuertes, y todo siervo, y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes;

74 Note allí. Mire a esos hombres poderosos. ¿Qué han hecho? Ellos habían recibido el vino de la ira de las fornicaciones de la

EL SEXTO SELLO

13

ramera. Eso es exactamente la misma clase de bebida de su vino. Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros y escondednos de la cara de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero. Porque el gran día de su ira es venido; y ¿quién podrá estar firme?

75 Que introducción a… vea a los jinetes ahora—los jinetes, la bestia, y la respuesta que salieron para hacerle frente habían cesado. Entonces hemos sido levantados. Vemos a los mártires bajo el trono. Ahora, este… del tiempo… esos mártires son los verdaderos Judíos Ortodoxos que murieron en la fe Cristiana… en la fe religiosa, porque ellos no podían ser Cristianos.

76 Recuerde, Dios cegó sus ojos. Y ellos van a ser cegados por un largo tiempo hasta que la Iglesia gentil sea sacada del camino. Porque Dios no lidia con esos dos pueblos a la misma vez, porque es muy contrario a Su Palabra.

77 Recuerde, El lidia con Israel siempre como una nación. Es la nación de Israel. Los gentiles como individuos—la gente tomada de los gentiles. Y eso tuvo que… los gentiles tenían que ser formados de todas gentes del mundo, así que ahora y entonces algún Judío entró hacia eso, vea. Así como Árabe, Irlandés, e Indios y cuando más. Es toda la gente del mundo la que forma este ramo de flores, la Novia.

78 Pero ahora cuando viene a lidiar con Israel, en esta última parte de las Setenta Semanas, El lidia con ellos como una nación. Los gentiles están terminados. La hora pronto arribará, (y quizá en esta misma noche) que Dios completamente se tornará de los gentiles. ¡Exactamente! ¡El así lo dijo! “Y Jerusalén será hollada de las gentes, hasta que los tiempos de los gentiles sean terminados.” Los tiempos se terminan. ¡Si señor! “Y entonces, el que es sucio, ensúciese más todavía, y el que es justo sea todavía justificado.” No hay más sangre en el asiento de la… en el Santuario completamente. No hay más sangre sobre el altar. El sacrificio ha sido quitado, y no hay nada sino humo y relámpagos y juicio allí.

79 ¡Y eso es exactamente lo que es derramado aquí en esta noche! El Cordero ha terminado Su obra de mediación. La obra de mediación ha sido terminada de sobre el trono, y el sacrificio había estado haciendo grandes cosas, como sanando al enfermo y abriendo los ojos del ciego y haciendo grandes obras, pero encontramos aquí que esa naturaleza sufrió un cambio. Sí, toda la naturaleza.

80 Mire lo que acontece—el terremoto, el sol tornándose negro, y la luna no daría su luz, y las estrellas estremeciéndose y cayendo; bueno, toda cosa sucediendo (¿Ve?) Allí mismo en el tiempo de la

14

WILLIAM MARRION BRANHAM

apertura de este Sexto Sello. Eso es cuando eso acontece:

Inmediatamente después del anuncio de estos mártires, los mártires habían terminado.

81 Ahora, Ud. vea que estamos muy cerca ahora de esa hora. Pudiera ser en cualquier tiempo, porque la Iglesia casi está lista para tomar su vuelo. Pero recuerde, cuando esas cosas sucedan, la Novia no estará aquí. Sólo recuerde, la Novia se habrá ido. ¡Ella no tiene que pasar por todo eso! Este es el tiempo de tribulación de purificación de la iglesia. Es puesto sobre de ella para que pase por eso. ¡No la Novia!; El toma a Su amada y la saca de aquí. ¡Si señor! El la ha redimido, es como… esa es Su propia selección, Su propio escogimiento. Como algún hombre que toma a su novia.

82 El terremoto… comparemos las Escrituras ahora. Yo quiero… ¿tiene lápiz y papel con Uds.? quiero que Ud. haga algo por mí. Si quiere escribirlo, escriba esto porque es… al menos que Ud. vaya a grabar la cinta. Ahora, quiero que lea conmigo así como lo hace, compare las Escrituras de este gran evento que veremos que este gran misterio que está bajo el Sexto Sello del Libro de Redención. Ahora recuerde, esos son misterios escondidos. Y el Sexto Sello es enteramente un gran Libro—sólo seis pergaminos enrollados juntos; y eso desenreda todo el Libro de Redención. Eso es como la tierra entera fue redimida.

83 Esa es la razón que Juan lloró, porque si nadie podía tomar ese Libro—toda la creación, todo estaba perdido. Ella sólo regresaría a los átomos y moléculas y luces cósmicas y demás, y ni aún ser creación—la persona, nada más. Porque Adán perdió los derechos de ese Libro. A él se le quitó eso cuando escuchó a su esposa y ella escuchó los razonamientos de Satán en lugar de la Palabra de Dios.

84 Eso fue confiscado, entonces eso no podía regresar hacia las manos sucias de Satán quien la tentó y la sacó fuera del camino, así que por lo tanto eso regresó a su Dueño original como un Título abstracto haría—regresar de nuevo a su Dueño original, y Ese era Dios el Creador quien lo hizo y El lo tiene.

85 Y allí había un precio, y ese es redención. Había algún precio por redención y no había nadie que pudiera hacerlo. Así que El dijo… hizo Sus propia leyes—Sus propias Leyes de un Pariente Redentor, entonces ellos no podían encontrar a nadie.

86 Cada hombre fue nacido de sexo—nacido tras deseo sexual. El estuvo en el pecado original: Satán y Eva, así que él no podía hacerlo. No hay nada en él, ningún santo Papa, sacerdote, doctor en divinidad, o lo que pudiera ser, él no era nadie digno. Y él no podía ser un Ángel porque tenía que ser un pariente cercano. El tenía que ser un hombre. Entonces Dios Mismo se convirtió en un

EL SEXTO SELLO

15

pariente cercano al tomar carne humana y venir a través del nacimiento por la virgen, y El regó Su Sangre.

87 Esa no era la sangre de un Judío, esa no era la sangre de un gentil. Esa era la Sangre de Dios. La Biblia dice que nosotros somos salvos a través de la Sangre de Dios. El hijo toma la sangre de su padre. Sabemos eso. Cualquier cosa en el macho produce la hemoglobina. Así como la gallina pone el huevo—ella puede poner un huevo, pero si el gallo, el macho, no ha estado con ella, eso no empollará. No es fértil. La mujer es únicamente una incubadora que carga el huevo, pero el huevo… el germen viene del macho, ¡y en este caso el varón era Dios Mismo!

88 Así es como yo digo que arriba es abajo y grande es pequeño. Dios fue tan grande que El se convirtió… aún se formó en Sí Mismo en una cosa tan pequeña a un pequeño germen en la matriz de una virgen. Y alrededor de eso desarrolló las células y la sangre, y nació y fue criado en la tierra y a partir de ese tipo de comienzo—sin adulteración, sin ningún deseo sexual del todo.

89 Y entonces El dio esa Sangre porque se convirtió en un Pariente cercano a nosotros, y ¡El era el Pariente Redentor! Y El regó esa Sangre libremente. El no tenía que hacerlo, El la dio libremente para redimir. Entonces El va sobre el Altar de Dios, y espera allí, mientras Dios sostiene el Libro de Redención en Su mano, y el Cordero Sangrante permanece sobre el Altar de sacrificio. Allí está el Cordero haciendo intercesión.

90 Entonces, ¿cómo se atreve alguien a decir que María o José o algún otro mortal podría ser un intercesor? ¡Ud. no puede interceder al menos que haya sangre allí!, hay un mediador entre Dios y el hombre, y Ese es Cristo Jesús. Eso es lo que dice la Escritura, allí permanece El hasta que la última alma haya sido redimida, y entonces El sale para reclamar lo que El ha redimido.

91 Oh, qué gran Padre es El, ahora recuerde… ahora, yo siempre pensé: “En la boca de dos o tres testigos, cada palabra sea establecida”, y las Escrituras… Ud. no puede tomar una Escritura y probar nada al menos que haya algo más que vaya con eso. Vea. Yo puedo tomar una Escritura y decir: “Judas fue y él mismo se colgó.” Y tomar otra y decir: “Vaya y haga lo mismo.” Pero vea, eso no concordará con el resto de eso.

92 Y yo pensaba que debajo de este Sexto Sello, cuando el Espíritu Santo lo rompió, entonces vi lo que eso era, entonces pensé que sería una buena cosa dar a la clase algo diferente esta noche, porque pudiera cansarles sólo escucharme hablar de eso todo el tiempo. Así que pensé que haríamos algo diferente.

93 Ahora note. Este gran evento estaba sellado bajo el Libro del

16

WILLIAM MARRION BRANHAM

misterio de la redención. Ahora, el Cordero lo tiene en Su mano y va a romperlo.

94 Ahora, miremos Mateo el capítulo 24, el Cordero mismo hablando. Ahora, cualquiera sabe que Cristo es el Autor de todo el Libro así como sabemos, pero este es Su discurso aquí o Su sermón a la gente, a los Judíos.

95 Ahora, quiero que abra su libro así: Mateo 24 y Revelación 6, de esta manera, y comparemos algo aquí sólo por un momento. Así que observe esto ahora y Ud. puede encontrar cómo es eso. Vea, lo que el Cordero aquí está mostrando exactamente en símbolos es lo que El dijo acá en palabra—obrando exactamente. Así que eso lo hace ser correcto. Esto es todo lo que hay de eso. Aquí les está hablando acerca de eso, y acá está lo que sucede. Esto es una perfecta vindicación.

96 Ahora, tomemos el capítulo 24 de Mateo y Revelación 6 y comparemos el capítulo 24 de Mateo. Sabemos que eso fue el capítulo que cada maestro toma, a lo cual cada persona va, para hablar acerca del período de la tribulación. Eso viene del capítulo 24 de Mateo. Y ahora, leamos… Si eso es tan… ahora… porque sabemos que este Sexto Sello es el Sello de juicio. Es el Sello de juicio—eso es exactamente. Ahora, yo creo… tuvimos el cabalgar del anticristo, vimos la iglesia ir—ahora eso está terminado, ha subido. Entonces vemos a los mártires de esos Judíos allá atrás bajo el altar. Ahora, aquí está el rompimiento del juicio sobre la gente quienes están allí afuera en este juicio de esta tribulación— de allí vendrán ciento cuarenta y cuatro mil Judíos redimidos. Yo les probaré que ellos son Judíos y no Gentiles. Ellos no tienen nada que hacer con la Novia, nada. La Novia… nosotros vimos a la Novia irse. Ud. no puede colocar eso en ningún otro lado. No regresa de nuevo hasta el capítulo 19 del Libro de los Hechos.

97 Ahora note, este Sexto Sello es el Sello del juicio de la Palabra. Ahora aquí, comencemos ahora y leamos en San Mateo capítulo 24. Ahora, me gustaría darles algo aquí que yo estuve buscando para encontrar. Ahora, San Mateo del 1 al 3, bueno, es a donde vamos a leer primero. Y salido Jesús, íbase del templo, y se llegaron sus discípulos, para mostrarle los edificios del templo. Y respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no será dejada aquí piedra sobre piedra, que no sea destruida. Y sentándose él en el Monte de las Olivas, se llegaron a él los discípulos, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?

98 Ahora, detengámonos aquí. Estos tres versos, eso aconteció

EL SEXTO SELLO

17

actualmente el martes por la tarde de abril 4, del año 30 A. de C. Y los primeros dos versos acontecieron en la tarde de abril 4 del año 30 A. de C., y el tercer verso aconteció el martes en la noche del mismo día. Ellos vinieron al templo y le preguntaron de esas cosas: “¿Qué acerca de esto, y qué acerca de esto otro? Mira este gran templo, ¿no es eso maravilloso?”.

99 El dijo: “No quedará piedra sobre piedra.”

100 Entonces fue sobre el monte y se sentó (Eso que comienza allí es en la tarde) y entonces cuando lo hicieron, ellos le preguntaron allí diciendo: “Queremos saber algunas de estas cosas.”

101 Ahora note, allí hay tres preguntas hechas por los Judíos, Sus discípulos. Tres preguntas son hechas. Y observe: Primero, “¿Cuándo serán estas cosas?” (Cuando no quedará piedra sobre piedra) “¿Cuál será la señal de Tu venida?” (Segunda pregunta) “¿Y el fin del mundo?” ¿Ve?

102 Allí hay tres preguntas, y allí es a donde muchos cometen el error. Ellos aplican esas cosas aquí a alguna edad, cuando vea que El está contestando tres preguntas. Vea ahora qué hermoso es eso.

103 En el tercer verso ahora, la última frase allí del tercer verso, “Y qué será…” Primero ellos lo llamaron al Monte de las Olivas privadamente: “Dinos, ¿cuando serán estas cosas?” (Pregunta número uno) “… ¿cuál será la señal de Tu venida?” (Pregunta número dos) “… ¿Y el fin del mundo?”. (Pregunta número tres) Vea, allí hay tres diferentes preguntas hechas.

104 Ahora, quiero que voltee y observe cómo Jesús aquí les dice acerca de esas cosas. ¡Oh, eso es tan maravilloso! Eso sólo me hace… yo entro a… ¿cuál fue la palabra que usamos la otra noche? ¡El estímulo de la revelación!

105 Note, volteemos al Primer Sello de los Sellos de este Libro y comparemos este primer Sello con esta primer pregunta y cada pregunta—compararla bien y ver si eso no corre mano a mano justamente como lo hemos hecho en las otras aperturas a las edades de la iglesia y todo lo demás, exactamente igual. Entonces allí está el Sello perfectamente abierto.

106 Note, ahora así como

“Entonces El les contestó…” Y entonces El va a comenzar a contestarles ahora, y queremos compararlo con los Sellos. Ahora vea, el Primer Sello es Revelación 6:1-2; ahora leamos en 6:1-2.

vamos a leer lo primero para la…

Y miré cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro animales diciendo como con una voz de trueno: Ven y ve. Y miré y he aquí un caballo blanco: Y el que estaba sentado encima de él, tenía un arco, y le fue dada una corona, y salió victorioso, para que también venciese.

18

WILLIAM MARRION BRANHAM

107 ¿A quien encontramos que era este individuo?—el anticristo. Mateo 24 ahora. (Mateo 24:4-5)

Y respondiendo Jesús les dijo: Mirad que nadie os engañe.

Porque vendrán muchos en mi nombre diciendo: Yo soy el cristo y a muchos engañarán.

108 ¿Lo ve?—el anticristo. Allí está su sello. El lo ha hablado aquí,

y aquí ellos abren en Sello, y aquí El estaba justamente tan

perfecto. Ahora, el segundo Sello: Mateo 24:6, Revelación 6:3 y 4. Ahora observe. (Mateo 24:6) Ahora, déjeme ver qué es lo que eso

dice.

Y oiréis guerras, y rumores de guerras; mirad que no os

turbéis; porque es menester que todo esto acontezca; más aún no es el fin.

109 Muy bien. Tomemos el Segundo Sello (Revelación 6:3-4) Observe lo que él dice:

Y cuando él abrió el segundo sello, oí al segundo animal,

que decía: Ven y ve. Y salió otro caballo bermejo: y el que estaba sentado sobre de él, le fue dado poder de quitar la paz de la tierra, y que se maten unos a otros: Y fuele dada una grande espada.

110 Perfectamente—sólo tan perfectamente. Oh, me gustaría hacer que la Escritura se contestara por sí misma, ¿a Ud. no? El Espíritu Santo escribió eso todo, pero El puede revelarlo, ahora notemos el Tercer Sello. Ahora, esto es una hambruna. Ahora, Mateo 24:7 y 8. Tomemos el 7 y el 8. Mateo…

Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares .Y todas estas cosas principios de dolores.

111 Vea, eso está viniendo aquí ahora. Revelación 6 y vamos a abrir el Tercer Sello. Se encuentra eso en Revelación 5 y 6.

Y cuando él abrió el tercer sello, oí al tercer animal, que

decía: Ven y ve. Y miré, y he aquí un caballo negro: Y el que estaba sentado encima de él tenía un peso en su mano, y oí una voz en medio de los cuatro animales, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario: Y no hagas daño al vino ni al aceite.

112 Hambruna, ¿ve? ¡Exactamente el mismo Sello! La misma cosa que Jesús dijo. Muy bien, el Cuarto Sello—pestilencia y muerte.

Note, Mateo 24, leeremos en el verso 8; 7 y 8, creo que eso está en

el Cuarto Sello, yo lo tengo allí. Muy bien. Ahora… ¿qué? ¿qué

fue lo que leí acá atrás? ¿Leí algo equivocado? Sí, yo tenía eso marcado. Sí, allí estamos ahora. Ahora, vamos a seguir. Comencemos aquí en el verso 7 del Cuarto Sello, y en el 6 y 7 y 8

EL SEXTO SELLO

19

del otro, en Revelación. Ahora, veamos el 7:8 de Mateo 24. Muy bien. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares. Y todas estas cosas principios de dolores.

113 Ahora, el Cuarto Sello, así como lo vimos aquí fue… el Cuarto Sello fue… comenzando el 7 y 8 en esto otro ahora. Y cuando él abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto animal que decía: Ven y ve. Y miré. Y he aquí un caballo amarillo.

114 Ahora, espere, tengo esto aquí escrito equivocadamente. Sólo un minuto—7 y 8, ahora, veamos eso. Mateo 24: 7 y 8. Ahora veamos. Obtendremos eso. Esa es la tercera apertura, ¿o no lo es? Mateo 24: 7 y 8. Lo siento, ahora eso abre la lluvia… o la hambruna, abre la hambruna. Muy bien, ahora, la pestilencia y muerte… si señor, ahora vamos a eso; 7 y 8, ahora, eso sería el cuarto Sello. Veamos a donde obtenemos el Cuarto Sello. “Y cuando fue abierto el cuarto sello…” Sí, ese es el jinete del caballo amarillo, muerte, ¿ve?

Y miré y he aquí un caballo amarillo: y el que estaba

sentado sobre de él tenía por nombre muerte; y el infierno le seguía: Y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre y con mortandad, y con las bestias de la tierra.

115 Ahora vea, ¡eso fue muerte! Ahora, el quinto Sello—Mateo 24:

9-13. Veamos si tengo esto ahora de nuevo, vea. Entonces os entregarán para ser afligidos, y os matarán, (¡Allí está eso!)… y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Y muchos entonces serán

escandalizados: y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos. Y por haberse multiplicado la maldad

la caridad de muchos se resfriará.

Más el que perseverare hasta el fin éste será salvo.

116 Ahora, estamos en el quinto Sello ahora, y eso fue la última noche. ¿Ve? Ellos le entregarían a Ud.—le traicionarían, se entregarían unos a otros y demás. Ahora, observe aquí en el sexto Sello, (6-9 al 11) ahora, obtengamos eso: Revelación 6:9 al 11.

Y cuando él abrió el quinto sello, vi debajo del altar las

almas de los que habían sido muertos por la palabra de Dios y por el testimonio que ellos tenían.

Y clamaban en alta voz diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor,

santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre de los que moran en la tierra?

20

WILLIAM MARRION BRANHAM

Y les fueron dadas sendas ropas blancas, y fuéles dicho que

reposasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completaran sus consiervos, y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 117 Ahora vea, bajo el quinto Sello encontramos aquí un martirologio. [Lista de mártires.—Traductor] Y bajo el 24:9 al 13, encontramos también que eso fue los mártires—“…os entregarán para ser afligidos.” Y demás—vea, el mismo Sello siendo abierto. 118 Ahora, en el Sexto Sello es al que estamos viniendo ahora. Mateo 24: 29y 30—24 y leamos el verso 29 y 30. Ahora, vamos a leer también Revelación 6:12-17. Eso es exactamente lo que apenas leímos. 119 Ahora escuche a esto. Ahora, eso es lo que Jesús dijo en Mateo 24: 29 y 30.

Y después de la aflicción de aquellos días (que… es

tribulación de este… tribulación amateur—por la cual ellos pasaron aquí, vea.)… y el sol se oscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas. Y entonces se mostrará la señal del hijo del hombre en el cielo; entonces se lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria. 120 Ahora, leamos de nuevo aquí en Revelación, el sexto Sello en el que estamos ahora.

Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fue hecho un

gran terremoto; y el sol se puso negro como un saco de silicio, y la luna se puso toda como sangre;

Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la

higuera echa sus higos cuando es movida de gran viento.

Y el cielo se apartó como un libro que es envuelto; y todo el

monte y las islas fueron movidas de sus lugares.

Y los reyes de la tierra, y los príncipes, y los ricos, y los

capitanes, y los fuertes, y todo libre y todo libre, se escondieron entre las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero: Porque el gran día de su ira es venida, ¿Y quien podrá estar firme? Está perfectamente. Voltee de nuevo y vea lo que Jesús dijo aquí en Mateo 24:29. Escuche: (Después de este asunto de Eichman y demás)

Y luego, después de la aflicción de aquellos días, el sol se

EL SEXTO SELLO

21

obscurecerá, y la luna no dará su lumbre, y las estrellas caerán del cielo, y las virtudes de los cielos serán conmovidas; (Ahora, note.)

Y entonces se mostrará la señal del hijo del hombre en el

cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al hijo del hombre que vendrá sobre las nubes del cielo, con grande poder y gloria.

Y enviarán sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán

sus escogidos de los cuatro vientos, de un cabo del cielo hasta el otro.

121 Vea, exactamente comparándolo con lo que Jesús dijo en Mateo 24, y lo que el revelador aquí abrió en el Sexto Sello, eso es exacto—Y Jesús estaba hablando del período de tribulación. ¿Ve?

122 Primero ellos le preguntaron cuándo esas cosas serían, cuándo el templo sería quitado, El les contestó eso. La próxima cosa que le preguntaron: Cuándo vendría el tiempo— vendría el tiempo de los mártires; y cuando esto sería, y cuándo se levantaría el anticristo, y cuándo el anticristo quitaría el templo. Daniel—cómo es que regresamos allí y vimos a Daniel, cuando él dijo que este príncipe vendría… Uds. leyeron eso. Y ¿qué haría? El quitaría el sacrificio diario y todo lo que acontecería durante ese tiempo.

123 Jesús ahora hablando aquí se refirió a eso y dijo: “Por tanto cuando viereis la abominación del asolamiento, que fue dicho por el profeta Daniel, que estará en el Lugar Santo”… ¿Qué es eso? La Mezquita de Omar fue puesta en ese lugar del Templo cuando ellos lo quemaron. Dijo: “Los que están en Judea, huyan a los montes; y el que está sobre el terrado, no descienda a tomar algo de su casa; y el que está en el campo, no vuelva, porque será un tiempo de aflicción.” ¿Ve? Y todas esas cosas acontecerían—se moverían hacia acá ahora y serían vindicadas, aquí atrás a esta apertura de este Sexto Sello.

124 Ahora, quiero que note, Jesús… (acerca de esto mañana por la noche) Jesús omitió la enseñanza del Séptimo Sello. No está aquí. Observe. El prosigue con las parábolas después de eso. Y Juan omitió el Séptimo Sello—las últimas siete… el Séptimo Sello. Eso va a ser una gran cosa. Eso ni aún está escrito—omitió este Séptimo Sello, ambos de ellos lo hicieron. Y el revelador cuando… Dios sólo dijo… Juan dijo: “…hubo silencio en el cielo.” Jesús nunca dijo una palabra acerca de eso.

125 Note ahora, regresando al verso 12. Note, ninguna bestia—ese es el verso 12 comenzando en nuestro sello para verlo abierto. No hay bestia- como criatura viva que fuera representada tampoco aquí, como lo fue en el Quinto Sello. ¿Por qué? Esto sucedió en el

22

WILLIAM MARRION BRANHAM

otro lado de la edad del Evangelio, en el período de la tribulación.

126 Este Sexto Sello es el período de la tribulación. Eso es lo que acontece. ¡La Novia se ha ido! ¿Ve? No hay criatura viviente ni nada para anunciar…El sólo… ahora, Dios no está lidiando con la Iglesia ya más. Ella se ha ido. El está lidiando con Israel. Este es el otro lado. Este es cuando Israel recibe el Mensaje del Reino por los dos profetas de Revelación 11.

127 Recuerde, Israel es una nación—la nación siendo de Dios. Y cuando Israel sea traído, será un asunto nacional. Israel, la edad del Reino, es a donde David… el Hijo de David se sienta sobre el trono. Esa es la razón que la mujer clamó: “Tú Hijo de David.” Y David es el… el Hijo de David, Dios juró por El, a David que levantaría a su Hijo y tomaría su trono y eso sería un trono duradero. Eso no tendría fin. Salomón lo puso en tipo en el templo.

128 Y Jesús sólo les dijo aquí a ellos, de que no habría una piedra dejada una sobre la otra, pero ¿qué está tratando de decirles? Que El está regresando de nuevo. “¿Cuándo vas a regresar?” “Esas cosas acontecerán antes de que yo regrese.” ¡Y aquí están ellas!

129 Ahora, fue en el tiempo de la tribulación. Recuerde, cuando el Reino es puesto sobre la tierra… ahora, esto pudiera ser un poquito estremecedor, y si hubiera una pregunta, Ud. puede preguntarme si Ud. quiere hacer la pregunta, eso es porqué yo sólo toqué eso, si Ud. no lo sabe, en el tiempo del Milenio, es Israel la que es una nación. Las doce tribus son una nación, pero la Novia está en el palacio. Ella es una reina ahora. Ella está casada. Todos los de la tierra deberán venir a esta ciudad, Jerusalén, y traer la gloria de eso allí. Y las puertas no serán cerradas de noche porque no habrá noche. Las puertas siempre estarán abiertas; y los reyes de la tierra (Revelación 22) traen su honor y gloria hacia esta ciudad, pero la Novia está allí con el Cordero.

130 ¡Oh! ¿No ve eso? No es la Novia, no, ella no va a estar afuera trabajando en los viñedos. ¡No señor! ¡Ella es la Novia! Ella es la Reina del Rey. Son los otros los que trabajan allí fuera—la nación, no la Novia. Amén.

131 Muy bien, note estos mensajeros ahora… estos mensajeros de Revelación 11, estos dos profetas van a predicar: “¡El Reino está a la mano!” El Reino de los cielos va a ser establecido. El tiempo de los tres años y medio de las Setenta Semanas de Daniel prometida a los Judíos, a Su pueblo.

132 Recuerde ahora que para probar eso, que esta es la última parte de las Setenta Semanas de Daniel… yo tengo una pregunta sobre de eso para mañana. Ahora, Setenta Semanas fueron prometidas, lo cual son siete años. Y a la mitad de las siete semanas el Mesías

EL SEXTO SELLO

23

iba a ser cortado para ser un sacrificio. El profetizaría tres años y medio, y entonces sería cortado para un sacrificio por la gente, y aún hay una determinación de que tres años y medio aún están determinados para Israel.

133 Entonces cuando el Mesías fue cortado, los Judíos fueron cegados para que así no pudieran ver que El era el Mesías. Y entonces cuando el Mesías fue cortado, entonces el Evangelio y la edad de la gracia vino a los gentiles. Y ellos vinieron, y Dios jaló uno de aquí, y allá y acá y allá, y los puso allí bajo los mensajeros, y El envió el primer mensajero, y él predicó y la trompeta sonó (Así como lo veremos en un rato más) y entonces la trompeta estaba declarando guerra.

134 La trompeta siempre denota guerra. El mensajero, el ángel, viene a la tierra—el mensajero de esta hora, así como Lutero, como cualquiera de los mensajeros de los que hemos hablado. ¿Qué es lo que él hace? El arriba y un Sello es abierto, revelado, una trompeta suena, y guerra es declarada, y ellos se alejan. Y entonces el mensajero muere. El sella a este grupo que entró ¡y una plaga cae sobre esos que rechazaron! Entonces eso prosigue, entonces ellos se organizan y consiguen otra organización (apenas pasamos por eso).

135 Entonces aquí ellos vienen con otro poder—otro poder, otra edad de la iglesia, y otro ministerio. Entonces cuando él hace eso, viene Dios con Su ministerio, cuando el anticristo viene con el suyo, vea, anti es en contra. Ellos corren muy cerca.

136 Quiero que note un poquito algo, sólo acerca del tiempo en que Caín vino a la tierra, Abel vino a la tierra. Quiero que note que justamente al tiempo que Cristo vino a la tierra, Judas también vino a la tierra. Al tiempo que Cristo se fue de la tierra, Judas se fue de la tierra. Justo al tiempo que el Espíritu cayó, el espíritu anticristo cayó. Justo antes de que el tiempo esté revelándose aquí en los últimos días, el anticristo está mostrando sus colores, viniendo a través de esas políticas y cosas, y justamente casi al tiempo de que el anticristo se mueve completamente en la escena, Dios se mueve completamente para redimirnos—sólo eso va juntamente corriendo, y ambos de ellos están juntos.

137 Caín y Abel, el cuervo y la paloma en el arca, Judas y Jesús, y sólo sigue eso hacia delante, Ud. puede tomarlo y sólo… aquí estaba Moab e Israel, ambos de ellos. Moab no era una nación pagana. ¡No señor! Ellos ofrecieron el mismo sacrificio que Israel estaba ofreciendo. Ellos oraron al mismo Dios. ¡Exactamente! Moab era… uno de las hijas de Lot que durmió con su padre y tuvo un hijo, y ese hijo fue llamado Moab y de él surgió la raza de Moab, el país de Moab. Y cuando ellos vieron a Israel, su hermano

24

WILLIAM MARRION BRANHAM

redimido, vino… ellos eran fundamentalistas. Ellos tenían una gran denominación, Israel no tenía denominación, ellos sólo moraban en tiendas y a donde ellos pudieran ir. Pero Moab tenía los dignatarios, reyes, y demás. Y ellos tenían a Balaam allí, un falso profeta. Ellos tenían todo esto, y entonces ellos vienen allí a maldecir a su pequeño hermano que estaba en su camino a la Tierra Prometida, yendo a su promesa.

138 Y él fue y les pidió: “¿Puedo pasar por su tierra? Si mis vacas beben agua, pagaré por eso. Si comen pasto, pagaremos por eso.” El dijo: “No, tú no vas a tener ningún avivamiento como ese aquí.” Eso es cierto. “No tendrás alguna cosa como esa por aquí.”

139 Y entonces observe lo que él hizo. El vino de regreso en la forma de Jezabel, vino a través de ese falso profeta y causó que los hijos de Israel erraran, y casó a las mujeres Moabitas con Israel, causó adulterio. Y él hizo la misma cosa en esta misma edad en el viaje en el camino a la Tierra Prometida a donde vamos.

140 ¿Qué hizo? El falso profeta vino y llamó a la iglesia protestante

y causó denominaciones—exactamente lo que hicieron allá atrás. Pero el pequeño Israel se movió justamente igual. Y anduvo en el desierto por un largo tiempo, y todos esos viejos pleitistas tuvieron que morir, pero ella entró a la Tierra Prometida. Sí, obsérvelos a todos darse la mano justamente antes de que cruzaran el Jordán. Ya estamos viniendo a la edad aquí ahora.

141 Note ahora, encontramos que la última vez… yo dije tres años

y medio de las Setenta Semanas de Daniel. Déjeme explicarles un poquito más cerca, porque veo a alguien aquí que siempre ha observado eso, y quiero tratar de ser claro—él es un maestro. Note, cuando las Setenta Semanas entran… cuando Daniel vio la visión del tiempo viniendo y la terminación de los Judíos… pero él dijo que habían setenta semanas determinadas (esos son siete años) en

la mitad de eso, el Mesías estaría aquí, y sería cortado como

sacrificio.

142 Ahora, eso es exactamente lo que aconteció. Entonces Dios

lidió con los gentiles hasta que El tomó un pueblo para Su nombre.

Y tan pronto como la iglesia gentil sea sacada, El levanta la

Iglesia. Y cuando El lo hizo, la virgen durmiente, la iglesia en sí

misma, la Novia subió, y la iglesia en sí misma fue echada a la oscuridad, a donde había el lloro y crujir de dientes, a la misma vez la tribulación cae sobre esa gente.

143 Y mientras la tribulación está cayendo, allí vienen esos dos profetas de Revelación 11 a predicar el Evangelio a ellos y predican mil doscientos sesenta días. ¿Ve? Véalo, eso es exactamente, con treinta días en el mes, como el genuino

EL SEXTO SELLO

25

calendario lo tiene, es exactamente tres años y medio. Esa es la setenta de Daniel… la última parte de la semana setenta.

144 Vea, Dios no lidia con Israel aquí. ¡No señor! Un hermano me preguntó no hace mucho: “Debería yo ir a…” Un hermano aquí en la iglesia, un precioso querido hermano dijo: “Quiero ir a Israel, creo que hay un despertamiento.”

145 Alguien me dijo: “Hno. Branham, Ud. debería de ir a Israel ahora mismo. Ellos lo ven.” Vea, Ud. no puede hacerlo. Yo permanecí allí mismo, y yo pensé… esos Judíos diciendo: “Si este es Jesús aquí… si es el Mesías,” dijeron: “Bueno déjenos verle a él obrar la señal del profeta. Nosotros creeremos a nuestro profeta.”—(porque eso es lo que ellos están supuestos a hacer) “Qué cosa puesta allí—”. Yo pensé: “Aquí voy.” Cuando llegué allí, muy cerca a ese… yo estaba… bueno, yo estaba en el Cairo, y tenía mi boleto en mi mano para Israel. Y yo dije: “Iré y a ver si ellos piden eso, si ellos quieren ver una señal de un profeta; veremos si ellos aceptarán a Cristo.”

146 Lewi Pethrus de la iglesia de Estocolmo les envió un millón de Biblias, y esos Judíos al venir allí—Ud. ve la película; yo la tengo aquí ahora: “Tres minutos hasta la media noche”. Y esos Judíos vienen allí de todo el mundo, de todos lados, comenzando a reunirse allí.

147 Después de que Inglaterra había entrado allí durante el tiempo del general Allenby al fin de la guerra mundial, la segunda, creo que está en el segundo volumen, y ellos se rindieron—los Turcos se rindieron. Y entonces ellos regresaron eso a Israel, y ella ha estado creciendo como nación. Ahora ella es una perfecta nación—con su propio dinero, moneda, su bandera, ejército, y todo lo demás.

148 Y esos Judíos regresando a su tierra, ellos fueron… lo primero, es que cuando ellos fueron a Irán para recogerlos, ellos les preguntaron… ellos decían que querían llevarlos de regreso a Israel para darles allí… regresarlos a su tierra, Palestina, a donde suponían estar. Y recuerde, mientras Israel esté fuera de esa tierra, ella está fuera de la voluntad de Dios. Como Abraham, a quien eso se le fue dado. Y ellos no querían subirse a ese avión, ellos nunca habían visto algo como eso. Y un viejo Rabí se paró allí y dijo:

“Nuestro profeta nos dijo que cuando Israel se fuera a casa, sería sobre las alas de un águila.”—Se subieron al avión para irse a casa.

149 Allí está ella ahora, construyendo, la higuera restaurando, ¡Amén! la vieja bandera de seis puntas de David ondeando. “Los días de los gentiles numerados con horrores cargados…”

150 El período de la tribulación está a la mano, parado aquí mismo,

26

WILLIAM MARRION BRANHAM

y los Sellos siendo abiertos, y la iglesia lista para tomar su vuelo en el aire, y la tribulación entrando. Entonces Dios viene y saca a los ciento cuarenta y cuatro mil de allí. ¡Amén!

151 ¡Oh es perfecto! Vea a dónde los Sellos sacan eso, ahora—lo abrieron. Ahora, esto es los últimos 3 años y medio para la gente. También, si Ud. nota es el tiempo en que Dios llamará a los ciento cuarenta y cuatro mil Judíos en estos últimos tres años y medio.

152 Vea, El no lidia del todo con ellos. Ellos no habían tenido un profeta. Ellos no creerán nada sino a un profeta. Ud. no los puede hacer tontos. Así que, ellos van a oír a un profeta, ¡sí señor!, eso es todo. Dios les dijo eso allá en al principio, y ellos han permanecido exactamente con eso. El dijo: “El Señor vuestro Dios levantará un profeta de entre ustedes como Yo.” Moisés dijo eso, dijo: “Y a él oiréis, y todo aquel que no le oyere, será quitado de entre vosotros.” Eso es cierto. Y vea, sus ojos tenían que ser cegados o ellos lo hubieran reconocido. En lugar de eso siendo cegados, para dejar que Satán viniera sobre ellos, y ellos dijeron: “El es un adivino—Belcebú. Que Su sangre sea sobre nosotros, sabemos que no hay nada en El.” Vea. ¿Ve? Y la pobre gente fue cegada.

153 Esa es la razón que el grupo de Eichman y todo ese grupo que fue matado acá atrás, ellos tenían un derecho para entrar—su propio Padre había cegado sus ojos para que El pudiera tomarnos. Esa es la cosa más patética que hay en la Escritura. Sólo piense de allí, los Judíos estaban llamando o pidiendo la sangre de su propio Padre—¡su propio Dios colgando allí sangrando!

154 Mire, “Allí ellos lo crucificaron,” La Biblia dice. Esas son cuatro de las más grandes palabras… mire. Allí, Jerusalén, la ciudad más santa del mundo—ellos, la gente más santa en el mundo. Crucificaron, la muerte más brutal en el mundo. El, la Persona más importante en el mundo. ¿Por qué? La gente religiosa, la religión más grande en el mundo—la única y verdadera religión en el mundo estaba parada allí crucificando al Mismo Dios que su Biblia dice que vendría. ¿Por qué ellos no lo vieron? La Biblia nos dice que Dios los cegó para que así ellos no pudieran verle.

155 El dijo: “¿Quién de ustedes me puede acusar de pecado?” En otras palabras: “Si no hubiera hecho exactamente lo que fue predicho que hiciera, entonces díganme.” Pecado es incredulidad. El hizo exactamente lo que Dios le dijo, pero ellos no podían ver eso.

156 Ahora, cuando Ud. le habla a la gente, es como derramar agua sobre la espalda de un pato. ¿Ve lo que quiero decir? Es una lástima, cuando Ud. ve esta nación y la gente en la manera en que

EL SEXTO SELLO

27

ellos obran, están almidonados y religiosos… pero, ¿qué no nos dice el Espíritu Santo que ellos serán traidores, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios, sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno. “Teniendo apariencia de piedad pero negando el poder del Evangelio.” Dijo: “Y a éstos evítales.”

157 Y aquí vemos a esas denominaciones torciéndolo. Ellos toman toda la gloria y poder y lo colocan allá atrás con los apóstoles y el resto de eso allá en el Milenio. Es como un hombre, yo siempre lo dije antes, un hombre que siempre está dándole alabanza a Dios por lo que El ha hecho, mirando hacia adelante para ver que hará, e ignorando lo que El está haciendo ahora mismo. Eso es exactamente. El hombre aún es la misma cosa.

158 Allí están esos Judíos parados diciendo: “Gloria a Dios.” Bueno, así como el capítulo 6 de San Juan dice: “Nuestros padres comieron maná en el desierto.” Y Jesús les dijo: “Todos ellos están muertos.” Ellos bebieron agua de la roca del desierto y entonces El dijo: “Yo Soy esa Roca.” El dijo: “Pero Yo Soy el Pan de Vida el que viene del cielo—Ese Árbol de Vida que no fue comido allá atrás. Si un hombre come este pan él no morirá. Yo me levantaré de nuevo en los últimos días.” Eso es cierto. El Mismo Mesías parado allí hablando las mismas palabras de sus corazones, y cosas como esa, mostrando que El era Mesías, justamente lo que el Mesías suponía hacer. Y esos que estaban allí parados con sus manos detrás de ellos diciendo: “No, no, eso no puede ser, no, no. El no vino en la forma correcta. Vea, El vino de allí de Belén, y El no es nada sino Hijo ilegítimo, y ese es el diablo obrando en El. Sabemos que está demente. El está loco, y El tiene un demonio.”

159 Vea, sus ojos fueron cegados a eso. Ahora, pero ellos están buscando por el profeta; y ellos van a recibir eso—van a recibir a dos de ellos. Eso es cierto.

160 Ahora, note de nuevo. Ahora, también cuando esos Judíos… les daré otro pequeño símbolo para que así Ud. pueda saber que son Judíos acá de este lado del Rapto. Observe lo que acontece. Eso también es simbolizado, (no tomaremos tiempo para hacerlo porque se nos acaba)… también fue simbolizado en lo que fue llamado como la angustia de Jacob.

161 Ahora, mire esos Judíos aquí han… note ¡Oh!, voy a tomar un poquito de tiempo aquí, eso me pone nervioso cuando eso comienza a venir así, vea. Note. Quiero que lo vea. Bueno, Dios se lo mostrará, estoy seguro. ¡Mire! Jacob tenía la primogenitura. ¿Es eso cierto? Pero seguro que él era un poquito sin escrúpulos con eso. ¿Ve? El fue y engañó a su papá, engañó a su hermano, él hizo todo, pero aún así legalmente él lo tenía; porque Esaú lo vendió.

28

WILLIAM MARRION BRANHAM

162 Pero entonces él va allí a trabajar para su suegro, y él puso esas varas de álamo en el agua para que ese ganado preñado y demás trajeran crías salpicadas, Ud. sabe todo lo que él hizo, sólo para obtener dinero. Ahora observe, él fue arrojado de su gente, es un tipo de los Judíos ahora, es un arrebatador de dinero. No me interesa cómo él lo obtenga, él lo obtendrá. El le quitará a Ud. la piel vivo para obtenerlo. Bueno, Ud. sabe eso. El es un poquito sin escrúpulos, eso es todo. Muchacho, no haga tratos con él, él lo agarrará, ¡Sí señor! ¿Por qué? El tiene que ser así. Ese es el tipo de espíritu que lo está dominando.

163 Justamente como esos reformadores no podían entender esta Palabra, porque ese era el espíritu del hombre enviado a ellos. Es el águila la que recibe la Palabra, y la revelación. Todos los que entienden eso levanten sus manos para que así yo pueda… eso está bien. Está bien.

164 Ahora, si Ud. puede regresar aquí bajo esos Sellos, si ellos aún consiguen… cuando ellos son abiertos, Ud. puede ver exactamente lo que Dios está haciendo, lo que El ha hecho, y lo que el va a hacer. Aquí está eso exactamente, y esa es la razón que el hombre actúa en la manera en que lo hace porque ese es el espíritu que está predicho para esa edad para que eso esté en ellos. Ellos no podían hacer nada más. Nada podía…

165 Juan, Pablo, y ellos—el Espíritu del León, L-e-ó-n parado allí. La Palabra misma. Pablo permaneció allí con esa Palabra y dijo:

“Yo sé esto, que habrá falsos hermanos levantándose entre ustedes yendo alrededor y harán denominaciones y todo lo demás entre ustedes. Y lo que harán es que seguirán así hasta los últimos días y serán tiempos horribles.” ¿Por qué? El era un profeta. Allí estaba esa Palabra en él, supo como terminaría todo aquí. Se levantarán entre ustedes hombres falsos hablando cosas que alejarán a los hermanos que son discípulos. Eso es exactamente el anticristo. El hizo eso exactamente.

166 Note, después de que eso entró hacia las edades de oscurantismo, las tribulaciones, ¿qué era eso? No había nada que pudiera hacerlo. Roma lo poseía—él tenía el poder religioso y el poder político. No había nada que ellos pudieran hacer sino obrar y permanecer vivos y darse a sí mismos como sacrificio. Eso era un Buey. Eso era todo lo que podían hacer. Es el tipo de espíritu que ellos tenía. El Espíritu de Dios—el buey.

167 Y entonces aquí vinieron los reformadores, la cabeza de un hombre, astuto, sabio—Martín Lutero, Juan Wesley, Calvino, Finney, Knox, y el resto de ellos. Y aquí vinieron ellos y cuando lo hicieron, ellos eran reformadores. Vinieron reformando—sacando a la gente. Y se tornaron de nuevo para ser exactamente lo que

EL SEXTO SELLO

29

hicieron allá atrás y se casaron nuevamente con ella de nuevo en el sistema denominacional. Eso es exactamente. La Biblia lo dice. Ella era una ramera, y ella tenía hijas rameras. Exactamente.

168 Y Dios dijo: “Yo le he dado tiempo para arrepentirse y no lo ha hecho. Voy a tomarla a ella y a su prole y a lanzarla a donde

pertenece.” Eso es exactamente. Y eso es

Sello—bajo el Sello. Ahora, allí estaba ella, encontramos que El hizo eso y El lo hará. Y todos ellos son dirigidos en esa dirección,

pero la… todos los que tienen sus nombres en ese Libro de Vida, Dios llamará y ellos oirán. “Mis ovejas oyen Mi voz,” Jesús dijo. Sólo la única cosa que tiene que hacer es hacer un llamado de oveja. ¡Las ovejas no lo sabrán! Note. Pero Ud. vea el llamado de oveja: “Mis ovejas oyen Mi voz.” ¿Por qué? ¿Qué es una voz? Quiero decirle lo que es una voz: Una voz es una señal espiritual.

169 El le dijo a Moisés: “Si ellos no oyen la voz de la primera señal, oirán la voz de la segunda señal. Mis ovejas oyen Mi voz.” Cuando esas cosas están supuestas a acontecer en los últimos días. Las ovejas de Dios reconocen eso. Ellos lo reconocen. ”Mis ovejas me reconocen” ¿Ve? “Y aun extraño no seguirán.” Ellos no seguirán a esos extraños, tiene que ser una señal del día vindicada, y ellos la ven.

170 Ahora note, Jacob, así como venimos aquí, lo primero que Ud. sabe es que ¿a dónde tenía un anhelo de ir?- regresar a su tierra. Oh, eso es exactamente lo que Israel hizo! Eso es Israel. Jacob es Israel. El sólo tuvo su nombre cambiado. Ud. sabe. ¿Ve? Y él salió allí y obtuvo todo el dinero que podía conseguir—lo tomó en cualquier forma que pudiera, de sus parientes cercanos, o de alguien más. Vea, engañando y robando, mintiendo y de cualquier forma que el pudiera hacerlo, él lo obtuvo, ¿ve? él lo hizo.

171 Y entonces cuando él comienza a regresar al hogar, tuvo que tener un sentimiento de nostalgia en su corazón. Pero al comenzar a regresar, en su camino de regreso se encontró con Dios. Entonces su nombre fue cambiado. Pero en ese tiempo estaba tan preocupado porque tenía miedo de que Esaú viniera tras de él—y observe el dinero, la propuesta de dinero. Así como los Judíos tratarán de hacer este pacto con Roma y su propuesta de dinero.

172 Nótelo. Entonces Esaú no necesitaba su dinero, tampoco Roma, ella tiene las riquezas del mundo en sus manos, ¿ve? pero eso no obró. Pero encontramos ahora que Israel en el tiempo de angustia cuando él era Jacob, luchó con el… se agarró de algo que fue real.

173 Allí hubo un hombre que vino. Jacob se agarró de sus brazos alrededor de él permaneció allí. Y el individuo dijo: “Debo de irme ahora, ya está amaneciendo.” ¡Oh, ese rompimiento del día!, “está

Dios dijo eso bajo el

30

preparándose para amanecer.”

174 Pero Jacob dijo: “No voy a dejarte. No puedes irte, voy a permanecer contigo. Quiero cosas cambiadas aquí”. Esos son los ciento cuarenta y cuatro mil, ese montón de maquinadores de dinero y cosas como esas. Cuando ellos vean la cosa genuina y verdadera de donde agarrarse, allí se para Moisés, y allí se para Elías. ¡Amén!

175 Ellos lucharán con Dios hasta que los ciento cuarenta y cuatro mil de las tribus de Israel sean llamadas fuera ahí mismo.

176 Eso es justo antes del periodo de la tribulación. ¡Oh, qué maravilloso!, también la angustia de Jacob. Aquí es cuando los ciento cuarenta y cuatro mil son llamados fuera, ellos, los predicadores, esos dos profetas, ellos predican como Juan el Bautista: “El Reino de los cielos está a la mano, arrepiéntanse Israel”. ¿Arrepentirse de qué? Arrepentirse de sus pecados, su incredulidad, y regresarse a Dios.

177 Ahora, recordemos algo aquí, estos grandes acontecimientos, en la naturaleza han sucedido antes. En el verso 12 aquí, ¿ve? “El sol se torna tan negro como un saco de silicio”. Ahora recuerde, eso no sucede en los gentiles. ¡Es Israel!

178 Déjeme mostrarle, ahora recuerde, yo dije que es un llamamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil. ¿Ve? Ese tiempo ahora es cuando el… tribulaciones las cuales serán hechas. Y esto está diciendo lo que sucede en esta tribulación.

179 Ahora volteemos a Exodo 10:21-23, y observe aquí, éxodo es cuando por supuesto, Israel estaba saliendo -iba a ser sacado. Hechos del capítulo 10:21-23. Estoy tan agitado y grito cuando escribo estas notas que a veces las pudiera revolver. Muy bien, Exodo 10:21-23. Muy bien, aquí vamos -21 y 23. Y Jehová dijo a Moisés, extiende tu mano hacia el cielo para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tales que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas tres días por toda la tierra de Egipto. Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; Más todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones.

180 Note, exactamente como… ahora, venga aquí. “… y el sol se tornó tan negro como un saco de silicio…”¿ve? la misma cosa - esos acontecimientos de la naturaleza. ¿Qué fue eso? Cuando en la naturaleza sucede algo así, ¿qué ha sido? -Dios llamando a Israel. Estaba por liberar a Israel allá, (muy bien) traerlos fuera de las manos de su enemigo, el cual era Egipto en ese tiempo. Aquí El está sacándolos ahora de las manos romanas, a donde ellos habían

WILLIAM MARRION BRANHAM

EL SEXTO SELLO

31

hecho su pacto.

181 La misma cosa sucedió. Esas son las plagas. El tiempo que esas plagas caerán, eso caerá en este grupo de gentiles. Si tuviéramos tiempo, me gustaría mostrar cómo va a suceder a esa iglesia gentil. La Biblia dice que el dragón como Satán, estaba enojado (ese enojo) con la mujer (los Judíos, Israel) y salió agua de su boca (muchedumbres y multitudes de gente) que salió a hacer guerra contra el remanente de la simiente de la mujer. (Revelación 13) Ahora, ¿ve eso? Nosotros tenemos eso. Y eso es cuando Roma envía sus ejércitos tras el remanente, el remanente de la simiente de la mujer.

182 Ahora observe. La primera vez que ellos están en Sus manos, cuando El es liberado cuando El los está liberando, el sol se torna negro como un saco de silicio, esta es la segunda vez, el fin del periodo de la tribulación.

183 Ahora en Daniel 12, si tuviéramos tiempo podríamos leerlo. En Daniel capítulo 12, Daniel dijo: “Más en aquél tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro”. Ahora recuerde, Daniel estaba hablando de este periodo, cuando esta cosa está supuesta a suceder, cuando Israel va a ser liberado, cuando al fin de la semana setenta… y eso es cuando ellos están supuestos a ser liberados. Ahora, vayamos a Daniel 12 aquí sólo por un minuto.

Y en aquél tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que

está por los hijos de tu pueblo (esos son Judíos)…y será el punto de angustia, cual nunca fue después de que hubo gente hasta entonces… (Ahora, compare eso exactamente con lo que Jesús dijo en Mateo 24. Que habrá un tiempo de angustia que nunca había sido desde que ellos fueron una nación. Mire al Sexto Sello. ¿Ve? es la misma cosa, un tiempo de angustia. Note)… Mas en aquél tiempo (en esta última parte del año setenta)…será libertado tu pueblo, todos los que se hallaren escritos en el libro. (El predestinado, vea, que está escrito en el libro de la vida del Cordero, será liberado en este tiempo).

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán

despertados, unos para vida eterna, y unos para vergüenza y confusión perpetua. Y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento, y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

184 Entonces El le dijo a Daniel que cerrara el Libro, porque él estaría descansando en su lugar hasta este tiempo. Ahora, vea, eso

32

WILLIAM MARRION BRANHAM

no hace ninguna diferencia si Ud. vive o muere, Ud. vendrá de alguna manera. ¿Ve? Morir no es nada para un cristiano, él no muere de alguna manera. ¿Ve? Ahora, Daniel 12 dice que todos lo que fueron hallados escritos en el Libro serían liberados, aquí Dios está casi para liberar a Su segundo hijo, Israel, eso es después de la tribulación. Vea, la segunda vez que Israel… Israel es Su hijo, Ud. sabe eso, Israel es el hijo de Dios. Así que El va a liberarlos aquí en el periodo de la tribulación justamente en la manera que lo hizo allá en Egipto.

185 Ahora, detengámonos aquí de nuevo y consigamos algo a donde El los está trayendo al Hogar. Ahora, observe aquí a esos dos profetas. Mire cómo ellos lo van a hacer ahora—justamente como Moisés y ellos lo hicieron allá. “Y se me fue dada una vara…” (El tercer verso del capítulo 11) (Revelación 11:3-5).

Y daré mis dos testigos, y ellos profetizarán por mil

doscientos sesenta días, vestidos de sacos. Estas son las dos olivas… (Ud. recuerda que Zorobabel y los demás

reconstruirían el templo)… y los dos candeleros que están delante del Dios de la tierra. Y si alguno les quisiere dañar, sale fuego de la boca de ellos… (Ud. recuerda. De la Boca de Cristo sale la Palabra—la Palabra)… y devora a sus enemigos: Y si alguno

les quisiere hacer daño, es necesario que él sea así muerto.

186 Ahora, sabemos que el fuego en el capítulo 19, de la venida de Cristo, procede una espada de Su boca, la cual era la Palabra. ¿Fue eso correcto?- La Palabra. Oh, si Ud. junta este material ahora para ese Sello mañana por la noche. La Palabra es la cosa con la que Dios mata a Su enemigo.

187 Ahora, mire aquí. Cuando esos profetas están profetizando, si alguien les hace daño, fuego procede de su boca, el fuego del Espíritu Santo—la Palabra. La Palabra es Dios. La Palabra es fuego, la Palabra es el Espíritu. “Procede de la boca”.

188 Mire a Moisés. Veamos lo que viene de su boca. Israel fue a…como ellos estaban obrando allí… quiero decir Egipto. Ellos estaban maltratando a esos Judíos. Moisés… ellos no los dejaban ir, faraón no los dejaba. Dios puso las palabras en la boca de Moisés. Es los pensamientos de Dios yendo hacia el corazón de Moisés, él fue allí ahora a expresar eso, y entonces eso se tornó allí en la Palabra. Estiró su mano hacia delante y dijo: “¡Que haya moscas!” y vinieron las moscas. Mire aquí: “Si alguno les dañare, sale fuego de su boca y devora a sus enemigos.” Allí está eso. Ellos pueden hablar lo que quieran, y eso sucede. ¡Amén.! Y si alguno les quisiere hacer daño, es necesario que sea muerto.

EL SEXTO SELLO

33

189 Hermano, Dios viene a la escena aquí. Ellos tienen poder para cerrar los cielos para que no llueva en los días de su profecía- ¡Elías! ¡El sabe cómo hacerlo, él lo ha hecho antes! ¡Amén! Moisés sabe como hacerlo, él lo ha hecho antes. Esa es la razón que ellos fueron conservados allá atrás. ¡Amén! Yo podría decir alguna cosa tremenda aquí mismo, pero creo que será mejor que lo guarde para mañana por la noche. ¿Ve? Muy bien. Y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre y herir la tierra con plagas tan seguido como ellos quieran. ¿Qué es eso? ¿Qué puede traer esas cosas siendo la Palabra? Ellos pueden hacer a la naturaleza en la manera que ellos quieran.

190 Aquí está eso. Ellos son los que traen hacia delante este Sexto Sello. Ellos lo descubren y lo abren. Es el poder de Dios—para interrumpir la naturaleza. Vea, el Sexto Sello es completamente una interrupción de la naturaleza. Vea.

191 ¿Lo entiende ahora? Allí está su Sello. ¿Quién lo hace? Son los profetas al otro lado del Rapto. Con el poder de Dios, la Palabra de Dios, ellos sólo condenan a la naturaleza, ellos pueden enviar terremotos, tornar la luna en sangre, el sol puede bajar o cualquier cosa a su demanda. ¡Amén!

192 Allí está eso. Allí está eso, vea. ¿Ve cómo los Sellos se abrieron allá en las edades de la iglesia? ¿Cómo eso mostró a los mártires? Y ahora aquí están estos dos profetas parados aquí con la Palabra de Dios para hacer cualquier cosa que ellos quieran en la naturaleza, y ellos estremecen la tierra. Eso muestra exactamente quién hace eso, son Moisés y Elías porque es su ministerio re- personificado de nuevo—ambos hombres. ¿Lo ve ahora? ¿Ve lo que es el Sexto Sello? Son esos profetas.

193 Ahora note. No deje que esto les estremezca, pero observe lo que abrió ese Sello—Profetas. ¡Amén! Allí está eso. ¡Oh, estamos viviendo en la edad del águila aquí! ¡Y está entre nosotros ahora! Ellos abrieron ese Sexto Sello. ¡Ellos tienen poder para hacerlo! ¡Amén! Allí está su Sexto Sello siendo abierto. ¿Ve?

194 Ahora, regresamos hacia allá atrás y Jesús habló de eso que acontecería, muy allá atrás en el Antiguo Testamento, allá atrás en Ezequiel, allá atrás en los antiguos profetas, ellos hablaron de que eso acontecería. Y aquí el Sexto Sello siendo abierto y decir:

“Bueno, eso es una cosa misteriosa. ¿Qué hizo eso?” Aquí está el secreto de eso—los profetas, porque la Biblia así lo dice aquí. Ellos pueden abrirlo en cualquier tiempo que ellos… ellos pueden hacer cualquier cosa que ellos quieran a la naturaleza. Y ellos hacen la misma cosa que hicieron, porque saben cómo hacerlo. ¡Amén! ¡Gloria! Cuando yo oí eso, yo sólo me levanté de la silla y comencé a caminar para arriba y para abajo en el piso. Yo pensé:

34

WILLIAM MARRION BRANHAM

“Señor, cómo te agradezco, Padre Celestial.” Allí está eso. Eso es. Ellos abrieron ese Sexto Sello. ¡Amén!

195 Obsérvelos. Si alguien les daña, fuego procede de su boca—la Palabra. El Espíritu Santo vino sobre los apóstoles, vea. Fuego procedía de su boca.

196 Ahora note aquí en Revelación 19, vemos la misma cosa, y una grande espada procede de Su boca—la Palabra. ¿Lo ve? Cristo viniendo, matando a Sus enemigos con eso. ¿Es eso cierto? Ahora, El está en camino. Obsérvelo ahora. Muy bien.

197 Esos tienen poder para cerrar los cielos que no llueva en los días de su profecía. ¡Muchacho, eso es interrumpiendo la naturaleza! Ahora, ¿por cuánto tiempo este hombre, Elías cerró los cielos? [La congregación contesta: “Tres años y medio”.—Editor] Allí está eso, ¡exactamente! ¿Cuánto tiempo hay en la Semana setentava, en la última parte de las Setenta Semanas? [La congregación contesta: “Tres años y medio”.—Editor] ¡Allí está eso!

198 ¿Qué fue lo que hizo Moisés? El convirtió las aguas en sangre e hizo todo tipo de milagros, exactamente lo que está predicho aquí bajo este Sexto Sello. ¡Y aquí ellos están en Revelación 11 haciendo la misma cosa! ¡Amén! Hay tres diferentes lugares en la Escritura allí mismo atando esa cosa. Eso es la apertura del Sexto Sello. Allí mismo está eso. ¡Amén! ¡Gloria! Ahora note, esos tienen poder para cerrar los cielos en los días de su profecía para que no llueva, y poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, para herir la tierra con plagas tan seguido como ellos quieran. ¡Oh! Allí está eso, ahora, volteé aquí mismo a las plagas. Toda la naturaleza es interrumpida en esta sexta plaga… o…Sexto Sello abierto. Eso es exactamente lo que sucedió.

199 Ahora mire. Vea, aquí Dios está listo para libertar a Su hijo, Israel, después, en la misma manera de las tribulaciones que hizo Él allá. El envió a Moisés allí y libertó a Israel. ¿Es eso cierto? El hizo esas mismas cosas.

200 El envió a Elías a Acab, y siete mil salieron. ¿Es eso cierto? El los envía de regreso aquí de nuevo en el tiempo de la tribulación y llaman a los ciento cuarenta y cuatro mil. Ahora vea, note, entre el Sexto Sello y el Séptimo Sello, el séptimo capítulo de Revelación colocado matemáticamente correcto.

201 Así como América es el número trece—trece estados con los que comenzó, trece estrellas en la bandera, trece colonias, trece franjas—toda cosa, trece, trece, y aparece allí mismo en el capítulo 13 de Revelación. Eso es cierto. Ella es trece y es una mujer.

202 Ahora, cuando El estaba casi para liberar a Su Hijo Unigénito.

EL SEXTO SELLO

Jacob es Su hijo pero Este es Su único Hijo Unigénito.

35

203 Mateo 27, veamos lo que El hizo allí. Mateo el capítulo 27. Ahora recuerde, Su Hijo había sido golpeado y había estado en problemas, y ellos se habían burlado de El, y el estaba ahora colgando sobre la cruz a las tres de la tarde del viernes santo— justamente casi para acontecer. Mateo el capítulo 27 y el verso 45, creo que es eso.

Y desde la hora de sexta fueron tinieblas sobre toda la tierra

hasta la hora de nona.

204 Ahora note, note exactamente cómo El hizo aquí atrás ahora en esto. (Revelación 6:12).

Y miré cuando él abrió el sexto sello, y he aquí fue hecho un

gran terremoto, y el sol se puso negro como un saco de silicio, y la luna se puso toda como sangre.

205 Negrura, oscuridad; Egipto—negrura oscuridad. Dios libertando a Jesús en la cruz justamente antes de que El lo levantara en la resurrección. Primero, oscuridad—el sol se ocultó a la mitad del día, y las estrellas no brillaron. Dos días a partir de entonces, El iba a levantarlo con un triunfo poderoso. Después de que el sol, la luna, las estrellas y todo lo demás en Egipto—todo eso aconteciendo, El libertó a Israel para llevarlo a la Tierra Prometida.

206 Aquí está en el periodo de la tribulación, y aquí se paran esos profetas que tienen el control de la Palabra que Dios les da. Ellos pueden hablar únicamente así como Dios les da la Palabra.

207 Ahora, ellos no son dioses. Temporalmente… ellos son de una manera amateur, porque Jesús dijo que ellos lo eran. Dijo: “Uds. llaman dioses a quienes la Palabra de Dios viene.” Bueno, mire. Esos son a los que Dios trae la Palabra. Y cuando El habla eso, eso sucede. Eso es todo.

208 Y aquí está él con una comisión de Dios para herir la tierra

cuando ellos quieran. ¡Oh! Detener los cielos, y él lo hace. ¿Qué es

lo

que sucede? El está preparándose para tomar los ciento cuarenta

y

cuatro mil para redención, del Libro de Redención. Y eso está

debajo del Sello de Redención, en el Sexto Sello. Eso es, mis queridos amigos. Ese Sexto Sello que ha sido tan misterioso.

209 Sólo tomemos… tenemos diez minutos más, sólo tomemos un poquito más. Tengo dos o tres páginas. Bueno, yo tengo… Ud. vea. Bueno, creo que eso es como… en esa, yo creo que tenía como quince páginas aún a donde podía llegar.

210 Oh, hay tanto de eso. Bueno, Ud. podía sólo seguir de lugar a lugar, pero tengo temor de confundirles cuando hablo mucho de eso. Y yo no… y no puedo conservar todo eso junto como debiera.

36

WILLIAM MARRION BRANHAM

211 En Isaías, tomemos esto, Isaías el profeta, vio este Sexto Sello abierto, y habló de eso. Y eso si es importante o no, vea. Bueno, todo el plan de redención está bajo esos Sellos—el Libro completo.

212 Ahora recuerde, nosotros vimos que Jesús lo vio. ¿Es eso cierto? ¿Ve? Jesús lo vio. Y ahora encontramos que otros lo habían visto. Vemos que eso fue tipificado en Jacob, lo encontramos en tipos allí en Egipto. Lo vemos tipificado en la cruz.

213 Ahora, regresemos a Isaías, tengo muchos más profetas aquí escritos también. Sólo vayamos… me gusta este de Isaías. Regresemos allá atrás a Isaías capítulo 13 y me gustaría… Isaías en sí mismo es un libro completo, Ud. sabe. ¿Sabía Ud. eso? ¿Ve? Isaías comenzó con la creación, y a la mitad del libro él trae a Juan, y al final él trae el Milenio. Y hay 66 Libros en la Biblia, y 66 capítulos en Isaías. En sí mismo es una enciclopedia completa.

214 Note, el capítulo 13 ahora, de Isaías. Comencemos aquí en el sexto verso. Aullad, porque cerca está el día de Jehová: Vendrá como asolamiento del poderoso.

215 Observe este Sexto Sello abrirse ahora aquí—setecientos años allá atrás antes de que Cristo viniera. El ha estado dos mil años; eso sería dos mil setecientos años atrás cuando Isaías vio este Sello colgando aquí. Muy bien. Por tanto, se enervarán todas las manos, y desleiráse todo corazón de hombre.

216 Lo que Jesús dijo: “Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se resfriará…, y los corazones de los hombres desmayarán por el miedo.” El mar rugiendo, ¿ve? los corazones de los hombres desmayando.

Y se llenarán de terror; angustias y dolores los

comprenderán; tendrán dolores como mujer de parto; pasmarasen cada cual al mirar a su compañero; sus rostros,

rostros de llamas.

He aquí el día de Jehová viene, crudo y de saña, y ardor de

ira, para tornar la tierra en soledad, y raer de ella sus pecadores. (El Cordero—eso es todo eso. ¿Ve? Note) Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no derramarán su lumbre; y el sol se oscurecerá naciendo, y la luna no echará su resplandor. Y visitaré la maldad sobre el mundo, y sobre los impíos su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.

EL SEXTO SELLO

37

217 Vea allí, sólo justamente, Isaías vio la misma cosa de la que Jesús habló, de los Siete Sellos revelados, cuando El está limpiando la tierra con tribulaciones. Ese es el periodo de tribulación—este Sexto Sello. Sí, él era un profeta y la Palabra de Dios fue hecha conocida a él. Eso es hace dos mil setecientos años.

218 Quiero decir verdaderamente esto: Todo el mundo así como Isaías aquí… como una mujer con dolores de parto, toda la creación está de dolores de parto. ¿Qué es todo este gemir y dolores de parto?- ¿cómo una mujer que va a ser madre, la tierra en sí misma—la naturaleza?

219 Porque esta ciudad aquí… tomemos a nuestra propia ciudad cuando las cantinas y la prostitución y pecado y escoria—como cualquier otra ciudad. Bueno, yo creo que Dios estaría mirando mejor en la manera en que El lo tenía hace mil años. Cuando el Río Ohio pasaba aquí abajo, ellos no tenían aguas turbulentas e inundaciones. No había pecado en el valle. El búfalo rondaba aquí,

y los viejos Cherokes lo cazaban e hacían una vida decente. No

había nada de problemas. Pero el hombre entró allí y el pecado entró. Cuando el hombre comenzó a multiplicarse sobre la faz de la tierra, entonces el pecado y la violencia se asentaron. Eso es cierto, siempre el hombre. Bueno, creo que es una desgracia.

220 Yo estaba el otro día parado en lo que ahora es mi hogar allá en

Arizona, y cuando yo era un niño leí acerca de Jerónimo y Cochise

y esos viejos apaches, porque yo les prediqué a ellos allí. Gente

muy fina—y alguna de la gente más buena que Ud. quiere conocer son esos indios apaches. Y entonces yo fui allí a Tombstone, a donde ellos tienen todo tipo de reliquias y cosas de la guerra. Y yo miré… ellos siempre… Ud. sabe que ellos clasifican a Jerónimo como un renegado. Para mí él fue un Americano de sangre roja. ¡Absolutamente! El sólo estaba peleando por sus derechos como

cualquiera lo haría. El no quería esa contaminación en su tierra, y mire lo que eso es ahora—tornando a sus hijos e hijas en prostitutas y todo lo demás y el hombre blanco viniendo allí. ¡El hombre blanco es un bribón!

221 Los indios eran muy conservadores. Eran conservacionistas. Ellos podían ir y matar un búfalo y toda la tribu comía todo lo que era dejado de ellos. Ellos usaban la piel para ropa y carpas y todo lo demás. Y el hombre blanco vino y le disparó usándolo como blanco. Bueno, ¡es una gran desgracia! Yo leí un artículo en donde en África, ese gran lugar lleno de caza salvaje, ellos fueron allí, esos hombres, Arthur Godfrey y ellos, y fueron allí disparándole a esos elefantes desde helicópteros y cosas así. Había una fotografía de una vieja elefanta tratando de morir, y las lágrimas resbalándose de su rostro y dos grandes machos tratando de

38

WILLIAM MARRION BRANHAM

sostenerla para conservarla… bueno, ¡eso es un pecado! ¡Eso no es un deporte!

222 Cuando estoy parado allí en el campo, y cuando cazo y cosas como esas, y veo a donde esos cazadores blancos salen y disparan a esos venados y cortan sólo una pierna de ellos y a veces matan ocho o diez hembras y las dejan allí, y sus venaditos corren alrededor tratando de encontrar a su mami, ¿Y Ud. quiere decirme que eso es deporte? ¡Eso es un asesinato cruel en mi libro!

223 Yo espero que Canadá nunca haga ningún camino mientras yo viva, para que esos renegados americanos no lleguen allí, eso es cierto. Ellos son los peores cazadores que yo jamás he visto en mi vida. Ahora, no todos ellos, hay algunos genuinos hombres, pero hay sólo uno de un millar que Ud. pueda encontrar. Le disparan a cualquier cosa que vean, de cualquier manera que quieren. Eso es cierto—eso es un crimen. No tienen corazón, ellos disparan fuera de temporada.

224 Mientras yo estaba allá en Alaska, estuve allí con uno de esos guías. El dijo: “Yo recogí… yo voy allí ahora y encuentro un hato completo de esos grandes alces… o no son alces, sino mosas tiradas allí con balas de ametralladora calibre 50 metidas en sus cuernos a donde esos pilotos americanos allí en Alaska los ametrallaron desde ese avión, un hato de mosas. ¡Eso es puro asesinato!

225 Ellos sabían bien que si mataran el búfalo podían hacer que los indios se murieran de hambre. Esa es la razón que Cochise tuvo que rendirse—y todos sus príncipes y el resto de ellos, sus hijos, y todo su pueblo estaban muertos de hambre. Ellos fueron allí con unas grandes cargas de ellos, Búfalo Bill y esos hombres mataban todos esos búfalos—40 o 50 sólo en una tarde. Ellos sabían que al deshacerse de ellos, ellos también se desharían de los indios. Oh, es una mancha en la manera en que ellos trataron esos indios. Allí está eso. Pero recuerde, la Biblia dice: “La hora viene en que Dios destruirá a aquellos que destruyen la tierra,” y todo el mundo…

226 Mire esos valles, yo estaba parado allí el otro día mirando hacia el valle en Phoenix. Yo subí a la montaña del Sur, mi esposa y yo estábamos sentados allí mirando hacia Phoenix, y yo dije: “¿No es eso terrible?” Ella dijo: “¿Terrible?, ¿qué quieres decir?”

227 Yo dije: “El pecado, ¿cuánto adulterio y bebida y maldiciones y el Nombre del Señor está siendo usado en vano en ese valle allí, allí, cerca de ciento cuarenta mil o ciento cincuenta mil o quizá doscientas mil personas, allí en ese valle?” Y yo dije: “Hace cuatrocientos años o mil años no había nada sino cactus, mezquites, y el viejo coyote corriendo para arriba y para abajo del

EL SEXTO SELLO

39

río allí.” Y yo dije: “Esa es la manera en que Dios lo hizo, pero el hombre vino ¿y qué hizo? saturó la tierra con pecado. Las calles están llenas de malicia, los desagües y los ríos están contaminados con pecado.” Ellos no podrían… oh, será mejor que no beba ya más de esa agua. Ud. encontraría cualquier cosa allí.

228 Mire eso. No sólo aquí sino todo el mundo. La cosa está contaminada, y el mundo, la naturaleza… ¡Dios tenga misericordia! Todo el mundo en sus dolores de parto. El mundo está gimiendo, está de dolores de parto, Isaías dijo. ¿Qué es lo que sucede? Ella está tratando de traer un nuevo mundo para el milenio a donde todo el pecado es purgado, tratando de dar a luz un nuevo mundo para una gente nueva que no pecará y la contaminará. Eso es cierto. Ella está en angustias.

229 Esa es la razón que nosotros estamos en dolores de parto— Cristo para traer la Novia. Todo está de dolores de parto, gimiendo. Hay algo preparándose a acontecer. ¡Y esta sexta plaga lo deja salir! Hermano, los terremotos estallando y las estrellas estremeciéndose, los volcanes saliendo, y la tierra se renovara a sí mismo. Nueva lava vendrá del centro de la tierra y se regará alrededor y alrededor y alrededor cuando esté girando allá lejos.

230 Le diré que una mañana cuando Jesús y Su Novia vengan de regreso a la tierra, eso será un paraíso de Dios allí que… ¡Oh! Esos viejos guerreros en la batalla caminarán allí con sus amigos y amados, los cantos llenarán el aire con huestes angelicales. “Oh, bien hecho mi buen y fiel siervo, entra a los gozos del Señor que han sido preparados para ti como deberías haber tenido allá atrás antes de que Eva comenzara a rodar la pelota en pecado.” ¡Amén! Sí, el Sexto Sello va a hacer algo. ¡Sí! Verdaderamente todo el mundo está gimiendo y ansiando por la edad milenial.

231 Ahora, el mundo que está ahora está inundado con pecado. Así como prediqué aquí no hace mucho—creo que prediqué aquí en el tabernáculo, “El mundo cayéndose en pedazos”. Eso es exactamente. Mire cómo está el mundo cayendo en pedazos. Todo se está partiéndose. Ciertamente lo está. Tiene que partirse en pedazos. Sí señor, mire su armazón. Déjeme mostrarles la razón que el mundo tiene que hacerlo, el armazón de este mundo, el hierro y el bronce y los materiales de esta tierra han sido extraídos de su corteza para la guerra y la industria dado que eso está casi… bueno, nosotros nunca habíamos tenido un terremoto hasta el otro día en esta parte del país, sólo el otro día aquí, vea—en San Luis y los demás lugares aquí. Ella está adelgazándose tanto, ellos han extraído todo de ella. ¿Ve? Sus políticas están tan contaminadas que difícilmente hay una persona honesta entre ellos—su sistema. Sus morales están tan bajas que ellos sencillamente no tienen

40

WILLIAM MARRION BRANHAM

ninguna. Eso es todo. Su religión está carcomida. Sí.

232 Es tiempo para que el Sexto Sello muy pronto sea abierto, y cuando lo haga, oh, ¡Será el fin! La Novia se habrá ido. La reina se habrá ido a tomar su lugar. Ella estará siendo casada ahora con el Rey, mientras esto ha estado aconteciendo. Y el remanente de Israel es sellado y listo para irse, y entonces la naturaleza empieza. ¡Oh, qué tiempo! Note, el último verso de este Sexto Sello abierto. Estos quienes se han reído a la predicación de la Palabra—la Palabra vindicada del Dios vivo. Cuando esos profetas están allí y obran milagros y cierran el sol, y toda cosa más, y todo eso a través de la edad, ellos claman para que las rocas y las montañas los esconda—los esconda de la Palabra, de la que ellos se han reído, porque ellos pueden verle venir. “Escondédnos de la ira del Cordero”—El es la Palabra, vea.

233 Ellos se habían reído de la Palabra, y aquí la Palabra estaba encarnada; y ellos hicieron mofa de eso, se rieron de ellos, hicieron burla de ellos, y la Palabra encarnada había venido. ¿Por qué no se arrepintieron? Ellos no podían—era muy tarde entonces. Así que ellos sabían que el castigo… ellos oyeron eso. Ellos se sentaron en servicios como este y sabían de eso, y sabían que las cosas que esos profetas habían predicho estaban mirándoles directamente en su rostro.

234 La cosa que ellos habían rechazado, es que habían despreciado la misericordia por última vez. Y cuando Ud. desprecia la misericordia, no hay nada sino juicio. Cuando Ud. desprecia la misericordia—sólo piense de eso. Y allí estaban, no tenían lugar para ir, no tenían donde esconderse. Y la Biblia dice aquí: “Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos de la cara de aquel que está sentado sobre el trono y de la ira del Cordero.” Ellos trataron de arrepentirse, pero el Cordero había venido a reclamar lo Suyo. Y clamaron a las rocas y a las montañas—oraron, pero sus oraciones fueron muy tarde.

235 Mis hermanos, hermanas, la bondad y misericordia de Dios se extienden a la gente. Mientras Israel fue cegado por esto—por esto aquí, por casi dos mil años, para darnos una oportunidad para arrepentirnos. ¿Ha rechazado Ud. esa misericordia? ¿Ha rechazado ese…? ¿Quién es Ud. de todas maneras? ¿De dónde vino y a dónde va? Ud. no podía preguntarle al doctor, Ud. no podía preguntarle a nadie más en el mundo, y no hay libro que Ud. pudiera leer que pudiera decirle a Ud. quién es Ud. y de dónde viene y a dónde va sino solamente este Libro.

236 Ahora Ud. sabe que si… Ud. tiene la sangre del Cordero para actuar en su lugar, Vea a dónde Ud. es guiado. Así que si Dios hizo eso por Ud., la última cosa que podíamos hacer es aceptar lo

EL SEXTO SELLO

41

que El hizo. Eso es todo lo que El nos pidió hacer. Y en las bases de esto… si sigo más adelante, tendré que venir directamente hacia esa plaga—eso es en el servicio de mañana por la noche. Y no puedo hacerlo. Yo no puedo seguir más adelante. Yo tengo eso marcado aquí, una cruz para detenerme. Así que entonces, tengo que esperar hasta mañana.

237 Ahora, inclinemos nuestras cabezas por un minuto. Si Ud. no lo ha hecho mi precioso amigo, que no ha aceptado el amor de Este Dios del cual le estoy hablando…si Ud. ha… (escuche a esto muy cerca ahora.) si Ud. no lo ha aceptado en Su amor y su misericordia, Ud. tendrá que encarar Su juicio e ira.

238 Ahora, Ud. en esta noche, está en el mismo lugar en que Adán

Eva estuvieron en el Jardín del Edén. Ud. tiene un derecho; Ud.

tiene un libre albedrío. Puede ir al Árbol de la Vida o puede tomar el plan del juicio. Pero hoy, mientras Uds. son sensibles en su mente cabal, y están lo suficientemente sanos para levantarse y aceptarlo, ¿porqué no hace eso si Ud. no lo ha hecho?

239 ¿Hay aquí algunas personas que no lo han hecho, aunque El hizo eso? Si así fuera, ¿levantaría su mano y diría: “Ore por mí Hno. Branham, quiero hacerlo. Yo no quiero que esto venga.”

240 Ahora recuerden amigos… Dios les bendiga, (eso esta bien) que estás no son mis ideas de eso, esto no es lo que yo he estado pensando. Esto está enteramente fuera de mí. El Espíritu Santo sabe esto.

241 Y Ud. espere, si el Señor lo permite, yo quiero mostrarle mañana por la noche un misterio que ha estado yendo todo el tiempo aquí mismo en este servicio. Yo dudo mucho si Ud. lo ha visto o no, de eso que ha acontecido. Eso ha sido algo que está puesto aquí mismo ante Uds., y yo he observado todas las noches para que eso se levante—para que alguien diga: “Yo lo veo.” No lo rechace, por favor.

242 Yo le pido que si Ud. no es un Cristiano, si no está bajo la Sangre, si no ha nacido de nuevo, lleno con el Espíritu Santo, si Ud. nunca ha hecho una confesión pública de Jesucristo al ser bautizado en Su Nombre para testificar Su muerte, entierro y resurrección de que Ud. lo ha aceptado, el agua está lista. Ellos lo están esperando. Hay aquí vestimentas listas, y todo está listo. Cristo está listo con Sus brazos extendidos para recibirle.

243 A partir de una hora, esa misericordia pudiera no ser extendida

a Uds., Ud. pudiera rechazarla por última vez, y eso nunca tocaría

su corazón de nuevo. Mientras Ud. pueda, ¿por qué no lo hace? Ahora mientras… yo sé que la costumbre regular es traer gente al altar. Nosotros hacemos eso, y eso está perfectamente bien. Esta

y

42

WILLIAM MARRION BRANHAM

vez estamos tan llenos aquí, y alrededor del altar, que no podría ser eso, pero me gustaría decir esto: En los días Apostólicos dicen que “los que recibieron Su Palabra fueron bautizados.” Solamente si Ud. puede realmente en su corazón… aquí está todo lo que es, eso

no es emoción, a pesar de que las emociones acompañan eso.

Justamente como dije: “Fumar y beber no es pecado, es el atributo

del pecado. Eso muestra que Ud. no cree. Pero cuando Ud. verdaderamente cree en su corazón, y Ud. sabe que… en las bases adonde Ud. está atado allí que Ud. lo acepte con todo su corazón, algo va a acontecer allí mismo, eso va a acontecer. Entonces Ud. puede pararse como un testigo de eso, de que algo sucedió.

244 Entonces caminar al agua y decir: “Yo quiero mostrarle a la congregación, quiero probar, quiero dar mi testimonio de que yo tomaré mi lugar con la Novia. Yo me paro aquí ahora para ser bautizado.”

245 Yo sé que hay muchas mujeres en el mundo esta noche. Buenas mujeres, pero yo estoy terriblemente solitario para ver una. Hay

una de ellas que es mi esposa. Ella va a casa conmigo, ella no era

mi esposa antes, pero ahora ella se ha convertido en mi esposa—

ella tomó mi nombre. El está viniendo, y hay muchas mujeres— iglesias en el mundo, pero El viene por Su esposa. Ella es llamada por Su Nombre. Dios traerá con El a esos que están en Cristo, ¿cómo entramos a eso? “Por un Espíritu todos somos bautizados en un cuerpo”.

ore también dentro de Uds. Hay

grandes grupos de gentes en los cuartos, parados allá afuera, afuera

en las calles, pero ahora mientras Ud. está… no podemos llamarlo

a este altar, pero en su corazón hágalo el altar. Y allí mismo en su

246 Ahora mientras oramos, Ud

corazón diga: “Señor Jesús, yo creo esto, yo he permanecido aquí en esta noche fresca y he estado sujetado en este pequeño cuarto, y

yo estoy sentado aquí entre esta gente. Yo no quiero ser… no

quiero fallar, no puedo perderlo.”

247 Todo, así como le dije anoche, así que el Señor sabe que les digo la verdad. Así como Pablo dijo: “No miento.” La visión o lo que haya sido, yo estuve allí y miré y palpé esas personas que ya habían partido. Eso es tan real como estoy parado aquí mismo.

248 No lo falle mi pobre hermano y hermana, no lo haga. Yo sé que Ud. ha oído predicaciones, Ud. ha oído esto, aquello, e historias— todo eso, pero sólo escuche esto de mí. ¡Yo sé que es la verdad! Ud. sólo… yo no lo puedo hablar más claramente, ¡No falle esto!

Es todo suyo. Ahora, oremos.

249 Señor Jesús, ante mí aquí está una caja de pañuelos que representa a la gente enferma. Así como oro sobre de ellos,

EL SEXTO SELLO

43

poniendo las manos sobre de ellos, así como dice la Biblia: “Ellos tomaron del cuerpo de Pablo pañuelos y sudarios, y las enfermedades huían y los espíritus malos salían de la gente, y grandes señales eran hechas porque ellos veían a Pablo, pero ellos sabían que el Espíritu de Dios estaba en él. Ellos sabían que él era extraño, que las cosas que él hablaba al predicar la Palabra… él había ido a tomar la vieja palabra Hebrea, de la iglesia Hebrea y traer eso a vida y colocarlo en Cristo. Ellos sabían que Dios estaba en el hombre. Ellos vieron a Dios obrando extrañas y poderosas obras por él, prediciendo cosas y esas acontecían de esa manera, ellos sabían que él era el siervo de Dios.

250 Señor, yo oro que Tú honrarás a esta gente por sus respetos de la Palabra, y sánalos para la gloria de Jesús. Y aquí afuera en la audiencia Señor, hay gente sentada, así como aquellos que escucharon al apóstol Pedro en el día de Pentecostés, cómo es que él regresó a la Palabra y tomó la Palabra y dijo: “Joel dijo que en estos últimos días estas cosas acontecerían, y esto es eso.” Y tres mil creyeron y fueron bautizados.

251 Y Padre, hoy nos paramos aquí por Tu gracia, y no es por que estos sean una gente especial, sino porque… así como día de León, o buey, o el hombre, es la edad del águila. Es el ungimiento de la hora—es el tiempo en que estamos viviendo. Es la obra del Espíritu Santo para este tiempo en particular y para probar que Jesús no está muerto—las cosas que él dijo que El haría justamente antes de que las luces del atardecer salieran.

252 Y hemos estado viéndote aquí hacer eso durante el camino. Lo vemos venir en la investigación científica y su fotografía fue tomada, el Gran Pilar de Fuego, quien dirigió a los hijos de Israel, quien encontró a Pablo en el camino a… y sabemos que este mismo Pilar de Fuego que dirigió a Moisés allí en el desierto, por ese mismo Pilar de Fuego que él escribió esos varios libros de la Biblia, porque él estaba ungido con la Palabra.

253 Este mismo Pilar de Fuego viniendo sobre Pablo en el camino a Damasco—él escribió muchos libros de la Biblia, llamada la Palabra de Dios, y ahora, Señor ese mismo Pilar de Fuego por la evidencia de la prueba de la Palabra y por investigación científica, lo vemos aquí revelando la Palabra del Señor.

254 Dios, deja que la gente sea rápidamente despertada Señor, ¡rápidamente! Aquellos que tienen sus nombres puestos en el Libro de la vida, cuando esto alumbre su sendero, que puedan ver como aquella mujercita de mala fama en el pozo en aquel día. Ella reconoció rápidamente, y ella supo que eso era la Escritura.

255 Y ahora Padre, oro que todos aquellos que Te reciban esta vez

44

WILLIAM MARRION BRANHAM

en sus corazones, se establezcan por siempre en esta hora en que ellos están acabados con el pecado, de que se levantarán y harán preparaciones ahora para una confesión pública del bautismo en el Nombre de Jesucristo, para la remisión de sus pecados, para mostrar que ellos creen que Dios les ha perdonado, y que ellos toman el Nombre de Jesucristo.

256 Entonces Padre, derrama el Espíritu Santo de aceite sobre de ellos, para que ellos puedan ser colocados en el servicio del Señor Dios, que ellos puedan ser obreros en estos últimos días. Porque nos damos cuenta que tenemos un tiempo corto y que la iglesia pudiera irse en cualquier tiempo.

257 El Cordero pudiera en cualquier tiempo dejar el Santuario allá arriba en el trono de sacrificio, venir del trono de Dios a donde está el sacrificio, y entonces eso está terminado. No hay más esperanzas para el mundo, ella está terminada. Entonces entra hacia frustraciones de grandes espasmos de terremotos y grandes sacudimientos como fue en la resurrección.

258 Y así como Cristo se levantó de la tumba, cuando los santos se levanten, y la misma cosa acontecerá. Señor, eso pudiera ser en cualquier minuto. Estamos observando que arribe ese día alegre. Toma Tus hijos bajo Tu brazo Padre, ahora, dirige a Tus corderitos a Tu pecho. Permítelo, y aliméntalos en la Palabra hasta que ellos tengan fuerzas para servicio.

259 Te los encomendamos a Ti ahora Señor. Contesta esta oración. Tú dijiste aquí en Marcos capítulo 11: “Todo lo que orando pidiereis, creed que lo recibiréis, y os vendrá. “ Y con todo mi corazón a El que ha estado revelando estas cosas a través de los años y estos Sellos aquí en esta última semana, yo te creo Señor Dios, de que es la hora, muy cerca ahora, más cerca de lo que estamos pensando acerca de tu venida.

260 Por favor deja que mi oración sea contestada y permite que cada hijo de Dios llamado que está oyendo lejos de aquí o que lo escuche por la cinta, que pueda en aquel tiempo reclamarlos para

el Reino de Dios, sobre las bases de saber que esta es la Verdad

que ha sido revelada. Deja que las luces del atardecer brillen Padre, yo los encomiendo a Ti en el Nombre de Jesús. Amén.

261 Ahora, todos los que crean, ya sea por dentro o por fuera y que nunca han hecho su conversión pública de que Ud. ha terminado con el pecado, y quiere la misericordia de Dios y Ud. la ha

aceptado en Jesucristo, la piscina… ellos están listos para bautizar

a cualquiera que quiera ser bautizado, (hoy o mañana o ahora

mismo) cuando fuera.

262 ¿Gozó el Sexto Sello? ¿Ve a dónde está abierto ahora? ¿Lo ha

EL SEXTO SELLO

45

creído? Isaías dice: “¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová? Si Ud. cree el anuncio, entonces el brazo del Señor es revelado—el brazo—la Palabra de Dios es revelada.

263

Si el Señor lo permite ahora, mañana por la mañana, trataré en

lo

mejor de mí mismo de contestarle las preguntas. Usaré el resto

de

la noche probablemente o la mayor parte de ella en oración por

ellas. Estoy durmiendo como de una a tres horas cada noche—y no fui a la cama anoche hasta que la una de la mañana, a las tres ya

estaba en el estudio, vea, voy a tener que responder por esto. Eso

es cierto. Estamos tan cerca de alguna cosa, cualquier tontería o alguna cosa presumiendo o a medias. Yo tengo que verlo primero

y entonces cuando lo veo, eso tiene que estar en la Palabra

también. Y así que por la gracia de Dios ellos perfectamente… yo tomé todo eso desde el principio, Ud. sabe eso, y eso sólo se ha entrelazado junto correctamente.

264 Y tiene que ser, “ASÍ DICE EL SEÑOR” porque no sólo soy

yo diciéndolo, sabiéndolo de mí mismo, sino que la Palabra de Dios es: “ASI DICE EL SEÑOR,” Y aquí está la Palabra tomando

lo que El me ha dado y entrelazándolo junto y mostrándolo, así

que Ud. mismo sabrá que es: “ASI DICE EL SEÑOR”. La Palabra aquí así lo dice, y entonces la revelación que El me da, lo cual es contrario a la manera en que alguno de nosotros ha pensado, bueno, es contrario a lo que yo pensaba, porque nunca entré hacia eso así. Pero ahora, encontramos que eso se desliza y viene junto, y ¿qué es eso? es: “ASI DICE EL SEÑOR”. Eso es exactamente. Ha sido un lugar abierto, esperando hasta esta hora, entonces el Señor viene y lo empuja directamente así. Vea, allí está eso. Es el Señor. Oh yo le amo. Yo le amo con todo mi corazón.

265 Ahora recuerde Ud., no podríamos llegar al altar (muchos tienen sus manos alzadas) ahora vea, es un asunto individual con Ud. Lo que Ud. quiera hacer. La hora está tan cerca a la mano, Ud. debería estar presionando tan arduamente así como pueda—no teniendo que ser jalado. Sólo presionando, tratando de entrar. “Señor, no me dejes afuera. No me dejes afuera Señor. Las puertas están cerrándose. Si yo sólo puedo entrar…”

266 Dios cerrará la puerta un día, El lo hizo en el día de Noé, y ellos tocaron la puerta. ¿Es eso cierto? Ahora recuerde, la Biblia dice que en la séptima vigilia. ¿Es eso cierto? algunos durmieron en la primera vigilia, segunda, tercera, cuarta, quinta, sexta, séptima; pero en la séptima vigilia vino una aclamación—un clamor: “El esposo viene, salgan a recibirle.” La virgen durmiente dijo: “Me gustaría tener ese aceite ahora.”

267 La novia dijo: “Yo sólo tengo suficiente para mí misma, sólo

46

WILLIAM MARRION BRANHAM

tengo suficiente. Si Uds. quieren, vayan y oren.” ¿No ve a la virgen durmiente ahora? Mire a los Episcopales, Presbiterianos, Luteranos, y todos tratando de… el problema de eso es que en lugar de tratar de obtener el Espíritu Santo, están tratando de hablar en lenguas. Y muchos de ellos hablan en lenguas y se avergüenzan de venir a esta iglesia y que se ore por ellos—quieren que yo vaya a sus casas y ore por ellos. ¿Y Ud. llama a eso el Espíritu Santo? Eso es hablar en lenguas sin el Espíritu Santo.

268 Ahora, yo creo que el Espíritu Santo habla en lenguas, Ud. sabe que yo creo eso, vea, pero hay una cosa falsa en eso, también. ¡Si señor! Los frutos del Espíritu son los que prueban lo que eso es. Los frutos de un árbol prueban qué tipo de árbol es ese. No la corteza, sino el fruto.

269 Ahora note, entonces cuando ellos vienen, en esa última hora, ellos salieron y dijeron: “Bueno, creo que lo tengo ahora, creo que lo tengo. Sí, estamos obteniéndolo.”

270 Será mejor que no diga esto, porque esto pudiera causar una confusión. Cuando yo dije el otro día del Rapto, cómo eso vendría… ahora, si Ud. dice que lo tomará, muy bien. Muy bien, eso está de parte suya. Cuando las vírgenes durmientes que pensaron que estaban listas para regresar… la Novia ya se había ido. Ella se fue y no lo supieron—como un ladrón en la noche. Entonces ellos comenzaron a tocar la puerta, y ¿qué sucedió? ¿Qué aconteció? Ellas fueron lanzadas al período de la tribulación. La Biblia dice: “Habrá el lloro y crujir de dientes.” ¿Es eso cierto?

271 ¿Cuándo va a ser eso hermano y hermana? Yo no lo sé. Pero… Eso pudiera ser sólo yo aquí, ahora vea. Este es mi pensamiento. ¿Ve? Creo que está tan cerca… cada día que quiero… sólo estoy tratando de caminar tan suavemente como pueda. Cuando…Y Ud. sabe, hubo algo sucediendo hoy, y vi algo venir. Yo sólo… casi no podía respirar. Allí estaba El parado allí y esa Luz estando allí, y aquí vino eso. Yo sé que es la Verdad.

272 Yo pensé: “Dios yo no podría decir eso, no puedo decirlo. No puedo.” Yo sólo caminé fuera del cuarto y salí y caminé para arriba y para abajo. Yo pensé:

273 “¿Qué puedo hacer?” Yo tengo que ir a pescar o algo así… Señor, Tú… ¡no puedo decírselos! Hemos tenido un buen tiempo ¿o no? ¡Alabado el Señor! ¡Amén! ¡Estamos en un tiempo tremendo porque mi corazón está derramándose con felicidad y gozo! Pero cuando yo pienso de este mundo y los millares que yo sé que están perdidos—sombras negras, entonces el corazón sólo sangra. ¿Qué puede Ud. hacer? ¿Qué puede Ud. ir…?

274 Ud. puede sentir el Espíritu Santo clamando en su corazón.

EL SEXTO SELLO

47

Cómo eso debió haber sido cuando nuestro Señor miró allí en Jerusalén, Su propio pueblo, y él dijo: “Jerusalén, Jerusalén, ¿cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste.” Ud. siente el Espíritu Santo decir: “Cuántas veces os quise juntar, pero no quisisteis.”

275 Estamos aquí en algo amigo. Lo que sea, Dios lo sabe. Nadie, nadie sabe cuando eso va a acontecer. Eso es un secreto. Nadie sabe cuando eso va a acontecer, pero Jesús nos dijo: “Cuando vean esas cosas…” (Todas estas cosas) Justamente como eso salió, comparándolo con el Sexto Sello a lo que El dijo en Mateo 24. Ahora recuerde que El dijo: “Cuando vean estas cosas comenzar a acontecer, entonces el tiempo está a la mano.”

276 Observe el próximo verso—el 30 y 31 así como eso prosiguió—el verso 32 y 33. El dijo: “Y enviará sus ángeles a las cuatro esquinas de los cielos, los cuatro vientos, para reunir sus elegidos.” ¿Es eso cierto? Dijo: “Ahora aprended…” Ahora recuerde, El se detuvo allí mismo. El nunca prosiguió adelante después de ese Sexto Sello. El nunca dijo alguna cosa acerca del séptimo. El habló del primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, y sexto, pero El se detuvo allí—nunca mencionó nada acerca de… observe la próxima cosa que El dijo: “Ahora aprended una parábola.” ¿Ve? Entonces El comienza en las parábolas. El dijo:

“Esas cosas serán.” El está contestándoles tres preguntas: “¿Qué serán estas señales, y cuál será la señal de Tu venida, qué será la señal del fin del mundo?”. Y la sexta allí fue el fin del mundo. Y al sonido de la trompeta del séptimo ángel levantó las manos y juró por el que vive para siempre jamás que el tiempo no será más.

277 La tierra está dando a luz a una nueva. Está terminada. Y aquí mismo estamos a la puerta. ¡Oh, yo tiemblo! ¿Y qué debo hacer Señor? ¿Qué más puedo hacer? Y entonces, sólo piense de ver ese lugar y esa gente preciosa.

278 Yo estuve allí mirándome a mí mismo, yo pensé: “Oh Dios, que… ellos no pueden fallar esto. Yo debería de empujarlos, yo debería de sólo llegar a la audiencia y llegar con ellos y empujarlos.” ¡Pero Ud. no puede hacer eso! “Nadie puede venir si el Padre no lo trae primero.” Pero aquí hay una consolación que tenemos: “Todo lo que el Padre me ha dado, vendrá a mí.” Pero el resto de ellos están dependiendo en esas organizaciones como esos, vea, les dice: “Y él engañó a todos los que moran en la tierra, cuyos nombres no están escritos en el Libro de la Vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo.”

279 Así que vea, es una cosa triste, y la única cosa que Ud. puede hacer es sólo permanecer con la Palabra y observar sólo lo que El diga que haga y entonces hacer eso. Lo que El diga que haga,

48

WILLIAM MARRION BRANHAM

hacerlo, y mire allí y diga: “¡Oh!” Ellos hacen esto y entonces… oh, eso es sólo… ¡Ud. sólo preste atención!

280 Ahora, quiero decir esto. Yo supongo que las cintas están paradas. Mucha gente dice: “Hno. Branham, con un ministerio de ese tipo…” Yo tengo que observar, porque la gente sólo coge esas cintas y tratan de cortarla en pedazos, Ud. sabe. Así que cuando ellos dicen: “Hno. Branham, desearía tener un ministerio…” Ud. no sabe lo que está diciendo. Honestamente Ud. no sabe lo que eso va con ello, hermanos y hermanas. Oh, y la responsabilidad, cuando Ud. tiene gente agarrándose de lo que Ud. dice.

281 Recuerde, si Ud. les dice equivocadamente, Dios le requerirá Su sangre de sus manos. Entonces piense de eso. Es una cosa terrífica; así que sea amoroso. Ame a Jesús con todo su corazón, sólo sea sencillo, no trate de calcular cualquier cosa, sólo sea sencillo ante Dios, porque lo más que Ud. trate de calcularlo, será lo más que Ud. se aleje de El. Sólo crea en El.

282 Dice: “Ahora, ¿cuándo vendrá El? ¿Y si él viene hoy?, muy bien, si El viene en veinte años a partir de ahora, eso aún estará bien. Yo voy a ir en la manera en que voy ahora. Siguiéndole a El. Señor, si Tú puedes usarme en algún lado, aquí estoy Señor. Si eso es en cien años a partir de hoy, si los nietos de los nietos de mis nietos son los que vivirán o aún viven para verle a El venir Señor, yo no sé cuando eso va a ser, pero sólo déjame caminar hoy contigo. Yo no… porque yo me levantaré en aquel día justamente igual como si hubiera tomado una pequeña siesta en algún lado.

283 Viniendo hacia abajo allí, en ese glorioso palacio más allá, ese Reino de Dios allí, donde todo lo viejo será joven, adonde las vestiduras blancas están preparadas, los hombres y las mujeres han cambiado en la belleza, las mismas facciones de un hombre guapo y una mujer amorosa paradas allí en toda la belleza y estatura de una mujer joven y un hombre joven, parados allí, para nunca envejecer, nunca pueden ser pecaminosos, nunca puede haber alguna cosa de celos, u odio o cualquier cosa.

284 ¡Oh! Creo que las cintas están apagadas ahora y sólo tengo 3 o 4 minutos que quiero hablarles ¿es eso cierto? Ahora, eso es sólo personal, vea. Porque mañana—eso va a estar tremendo. Creo que será mejor que lo diga ahora, lo que voy a decir. Esto es sólo para nosotros ahora. Yo sólo estaba… Ud. sabe que yo tengo una esposa a la cual amo y ella es Meda. Y yo aún ni me hubiera casado con ella a causa de mi amor de mi primera esposa. Y no importando cuanto yo me interesara por ella, yo no me hubiera casado con ella si no hubiera sido Dios que me dijo que lo hiciera.

285 Y Ud. conoce la historia de eso, cómo es que ella fue y oró y yo

EL SEXTO SELLO

49

también lo hice, y entonces El me dijo exactamente qué hacer, e ir

y casarme con ella y fijar la fecha para hacerlo. Ella es una mujer

amorosa, y está orando por mí cada noche. Y así que ahora son las ocho de la noche en casa, y ella probablemente está orando por mí.

286 Ahora note, un día ella me dijo: “Bill, sólo quiero hacerte una pregunta acerca del cielo.” Y yo le dije: “Muy bien Meda, ¿qué es eso?” Ella dijo: “Tú sabes que yo te amo.” Yo le dije: “Sí”. Eso fue inmediatamente después de que eso sucedió aquí arriba. Ella dijo: “Tú sabes que también Hope te amó.” Yo le dije: “Sí”

287 Ella dijo: “Ahora, no creo que yo debería de estar celosa, pero Hope lo era.” Y ella dijo: “Ahora, cuando lleguemos al cielo… y tú dijiste que la viste allí.”

288 Yo dije: “Ella estaba allí, yo la vi. Yo la vi dos veces allí. Ella está allí, y ella está esperando por mí para que venga, también está Sharon, yo la vi igual como te estoy mirando a ti. Yo la vi allí.” Y

yo

va

ninguna, aún así ambas lo serán.” Dijo: “No puedo entenderlo.”

a ser tu esposa?” Y yo dije: “Ambas de Uds. Allí no habrá

dije… Ella dijo: “Bueno, ahora cuando lleguemos allá, ¿quién

289 Y yo dije: “Ahora querida, siéntate y déjame explicarte algo.”

Yo dije: “Ahora, yo sé que tú me amas, y tú sabes cuanto te amo,

con respeto y honor. Ahora por ejemplo, qué si yo me arreglara y

fuera al centro de la ciudad y alguna prostituta muy bonita viniera

y

me abrazara y dijera: ‘Oh Hno. Branham yo seguro que le amo.’

Y

pusiera sus brazos alrededor mío y me abrazara. ¿Qué

pensarías?” Ella dijo: “No creo que me gustaría eso muy bien.”

290 Y yo dije: “Quiero preguntarte algo: ¿A quién amas más, si eso tuviera que ser un reto—a mí o al Señor Jesús?” (Ahora, eso era una plática entre familia). Y ella dijo: “Al Señor Jesús.” Dijo: “Sí Billy, aunque te amo mucho, antes de que yo lo dejara a El, te dejaría a ti.”

291 Yo le dije: “Gracias querida, estoy contento de oír que tú dices eso ahora.” Y dije: “¿Qué si esa misma mujercita viniera a Jesús y arrojara sus brazos al lado de El y dijera: ‘Jesús, yo te amo.’ ¿Qué pensarías de eso?”. Ella dijo: “Yo me gozaría con eso.”

292 Vea, eso cambia del amor Phileo al amor Agape. Ese es un amor más alto, y allí no hay tal cosa como esposa y esposo para crear hijos, todo eso se ha acabado. Las glándulas sexuales del hombre y la mujer están todas… ellas son todas iguales. No hay más de ellas ya. No hay glándulas sexuales del todo—nada. Ud. sólo… sólo piense de sí mismo sin una glándula sexual. La razón que ellas fueron puestas en nosotros fue para poblar la tierra, vea. Pero allá no habrá nada de eso. No habrá glándulas masculinas o femeninas. Todo se habrá terminado. Pero la estatura del arte de

50

WILLIAM MARRION BRANHAM

Dios estará allí. Eso es exactamente correcto. Pero nosotros seremos genuinos verdaderamente. No habrá amor Phileo del todo, sino Agape.

293 Por lo tanto, una esposa no sería ya más sino una cosa amorosa que es de Ud. y ella… Uds. se pertenecen uno al otro. Allí no hay tal cosa como esposo y… no, eso ni aún… Vea, la parte del amor Phileo ni aún está allí para nada, no puede haber alguna cosa como celos, no habrá nada de qué encelarse. No habrá tal cosa allí. Ud. nunca ha conocido una cosa como esa—sólo será un hombre joven

y una mujer joven para vivir.

294 Y entonces después de eso, ella dijo: “Lo veo ahora Bill.” Yo dije: “Sí.”

295 Quiero contarles una cosita que sucedió. Esto fue un sueño, yo estaba dormido. Y nunca había dicho esto públicamente antes, se lo dije a una pareja, pero nunca públicamente antes, por lo que sé.

296 Yo hace como un mes después de que estaba parado un día observando el gran tiempo que… no el juicio ahora, yo no creo que la Iglesia aun venga al… quiero decir la Novia vaya al juicio. Pero yo estaba allí cuando las coronas estaban siendo puestas.

297 Y el gran Trono se puso allí, y Jesús y el ángel registrador y todos estaban parados allí. Y había unos escalones—como descendiendo de esta dirección de marfil blanco (corriendo en un círculo y haciendo una cosa panorámica como esto y saliendo), para que todas estas grandes huestes paradas allí pudieran ver lo que estaba sucediendo.

298 Yo estaba parado allá atrás, muy atrás, a un costado. Yo estaba sólo parado allí, no tenía una idea nunca de que iba a caminar por esos escalones. Yo estaba parado allí, y veía a un ángel registrador llamando un cierto nombre, y supe—reconocí ese nombre. Miré y allá atrás vino el hermano caminando, y la hermana caminando allí así, y el ángel registrador parado allí al lado de Cristo—eso era sólo un sueño—y yo estaba observando y sus nombres estaban escritos allí. Y eso fue encontrado en el Libro de la Vida; y El los miraba y decía: “Bien hecho, Mi buen y fiel siervo. Ahora entra.”

299 Yo miré allá atrás a donde ellos iban, y había un nuevo mundo

y los gozos. Dijo: “Entra a los gozos del Señor que han sido para ti… tuyos desde antes de la fundación del mundo.”

300 Y pensé: “Ellos entran por allí, se encuentran uno al otro, y sólo están regocijándose y subiendo montes y lugares tan hermosos”. Pensé: “¡Cuán hermoso! ¡Gloria! ¡Aleluya!” Y yo estaba saltando de puro gozo.

301 Luego oía que llamaban otro nombre y yo decía: “Yo lo

conozco, lo conozco

“Entra en el gozo de tu

allá va.” Viéndolo

EL SEXTO SELLO

51

Señor, buen siervo y fiel

Sólo como si dijeran: “Orman Neville.” Es nuestro viejo Hno. Neville, allí está.” El salió de entre la multitud para subir, y le oí decir: “Entra en el gozo del Señor que ha sido preparado para ti desde antes de la fundación del mundo. Entra.” Y el Hno. Neville comenzó a cambiar y entró a ese lugar gritando y alabando a Dios.

Y yo estaba también gozoso y gritando y dije: “¡Gloria a Dios!”. Y

estaba así a un lado regocijándome al ver a cada hermano entrar. Entonces este Ángel del Libro se paró y dijo: “William Branham.”

302 Nunca pensé que me tocaría a caminar eso. Y en eso me asusté,

y pensé: “¿En verdad tendré que hacer esto?” Y comencé a

caminar allí. Y todos me palmeaban la espalda, y me decían:

“Hola, Hno. Branham. Dios le bendiga Hno. Branham.” Estaba pasando por una multitud de gente y todos ellos estirándose y palmeándome así: “Dios le bendiga, hermano, Dios le bendiga, hermano.” Y yo iba diciendo: “Muchas gracias. Muchas gracias, Dios les bendiga.” Era como cuando salgo de algún servicio, Ud. sabe, y tenía que caminar esos grandes escalones de marfil.

303 Y comencé a caminar allí y al dar el primer paso me detuve y

pensé

manos así y sentí algo deslizándose por mi brazo así. Era el brazo de otra persona. Me volví para ver, y allí estaba Hope con sus ojos

oscuros y su cabello largo y negro que le caía por toda la espalda, con una vestidura blanca puesta, mirándome así.

304 Dije: “¡Hope!” Y en eso sentí algo que me tomó mi otro brazo; me volví y allí estaba Meda con esos ojos oscuros y su cabello tan largo y negro cayéndole por la espalda, y también estaba vestida de blanco. Dije: “¡Meda!” Ellas entonces se miraron la una a la otra, Ud. sabe, así. Las tenía en mis brazos, y nos fuimos caminando juntos.

“Quiero verlo bien desde aquí.” Me detuve, tenía mis

Dije: “¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios!”

305 Entonces desperté; me levanté y me senté en la silla, y lloré. Pensé: “Oh Dios, espero que eso suceda así.” Ambas tuvieron que ver conmigo en esta vida y tuvimos hijos, y ahora allí estábamos entrando juntos al muevo mundo donde solamente existirá la

Va a ser una cosa maravillosa.

perfección y todo lo demás. Nada

No se le vaya a escapar; no se le escape. Por la gracia de Dios haga todo lo posible y luego Dios se encargará de lo demás. Entonces:

Yo le amo, yo le amo, Porque El primero me amó, Y me compró la salvación, Allá en la cruz.

306 Cantemos de nuevo con todo el corazón. Levanten las manos a Dios.

52

WILLIAM MARRION BRANHAM

Yo le amo, yo le amo, Porque El primero me amó,

Y me compró mi salvación

Allá en la cruz. Yo le amo, yo le amo, Porque El primero me amó,

Y me compró mi salvación,

Allá en la cruz. [El Hno. Branham deja la plataforma para orar por una mujer en una silla de ruedas] Muy bien, esta hermana no tenía esperanzas de

que viviera hasta el final de este culto. Y ahora ella está con las dos manos alzadas alabando a Dios. Por eso yo estaba esperando aquí un rato. Le diré lo que hacía. Estaba hablando de Meda y

ellas. Y estaba vigilando para ver que

me mantuve notando esa

Luz dando vueltas para atrás y delante y que luego se posó sobre la dama. Dije: “Allí está.” Oh, hermanos, ¿no es Él maravilloso?

Yo le amo, yo le amo, Porque El primero me amó,

Y me compró mi salvación

Allá en la cruz. 307 Ahora, con todo nuestro corazón. [El Hno. Branham tararea:

“Yo le amo”.—Editor] Piensen en Su bondad y misericordia,

¡Amén! Sólo piense, Él le sanó. La gracia de Dios le ha aparecido.

¡Oh, gloria a Dios! Muy bien, su pastor.

B

El Sexto Sello Este mensaje es una predicación directa del Hno. William Marrion Branham y fue grabada inicialmente en cinta con la voz del Profeta de esta Edad, y de allí traducida al español por Fondo para Alcance Misionero, lo más fiel posible a la cinta original, y apegándose lo mejor posible a nuestro idioma, y a la forma de expresarse del Mensajero. Cualquier error en la impresión no es intencional. Esta obra de traducción es sólo para ayudar a que el Mensaje de este día final sea traducido e impreso lo más posible, y llegue a la simiente predestinada.

Estos Mensajes están siendo impresos gracias al esfuerzo de algunos creyentes de este Mensaje.

Si alguno desea reimprimir o copiar estos mensajes, por favor no quite estos datos, ya que somos responsables de esta traducción. Le agradeceremos nos comunique, y de ser posible le enviaremos el master original. Traducido y Editado en México por:

FONDO PARA ALCANCE MISIONERO TABERNACULO EL OLIVO Hno. Julián Córdova Cervantes Capulín Nº27 Col. El Olivo. Tlalnepantla, Edo. De México. C.P.54110. MEXICO. En Internet HomePage: www.branham.com.mx Correo Electrónico: infomensaje@prodigy.net.mx