Вы находитесь на странице: 1из 46

La música alejándose

(Reloaded) Luis Eduardo García

POESÍA

SOY EL DRAGÓN BLANCO DEL MUNDO

1 Así, con un verso de una tersura glacial, termina Luis Eduardo García su libro La música

alejándose. Pareciera que la imagen del dragón tuviera o quisiera tener múltiples lecturas. Un dragón blanco, la simple imagen que viene de ello a la memoria está muy cercana a “la caspa del diablo” mencionada por Francisco Hernández, a esa metáfora violenta sobre ese polvo que llena de blanco el mundo. 2 Pero quizá sin importar sus posibles lecturas, estén

o no relacionadas con la coca, la imagen de ese dragón blanco es el que alienta las páginas

escritas por García. Ya que hay en cada poema un afán por volver casi de hielo la escritura. 3 Debería explicarme: los poemas de La música alejándose tienen un particular destello:

podrían tener la blancura de un rostro de cualquier cuadro prerrafaelista: una blancura

glacial que casi hiere. 4 Voy de un texto a otro, buscando en los intersticios las claves para intentar entender esa aparente melancolía que va y viene en cada poema. 5 A veces me parece encontrar una serie de máscaras o, mejor dicho, un travestismo del autor en las breves historias que se cuentan, dicen y que se va fluyendo como mantras a lo largo de estas páginas. 6 Voy hacia el pasado. Voy hacia algo más tangible. 7 Conocí a Luis Eduardo García hace tiempo: llegó adolescente –quizá tenía quince años, no lo recuerdo–

al taller que coordinaba yo por ese entonces en la librería José Luis Martínez del Fondo de

Cultura Económica. (Circa, año 2000). Era, desde luego, el más joven de todos los alumnos. El grupo, las imágenes vienen precisas, era vario pinto: había una anciana de ochenta años que encontraba en todos los versos, así fueran los más inocentes, oscuras relaciones que la dirigían siempre a hablar de sexo; un policía al que le gustaba firmar sus poemas “románticos” con un seudónimo cursi; otra anciana que buscaba respuestas para escribir novelas; un hombre que llegaba con guardaespaldas que tenía más talento que él; tres mujeres jóvenes aficionadas a Paz; una ilustradora de cuentos infantiles; una poeta habituada a los silencios y al budismo zen; algunos lectores y un adolescente tímido aficionado a extraños grupos musicales. Esos eran algunos de los alumnos del taller. 8 Siempre me llamó la atención el adolescente terco que era García, quien escuchaba los comentarios de sus poemas, a veces con un mordaz estoicismo y otras, con un enorme ímpetu para discutir las cosas con las que no estaba de acuerdo. 9 Podía estar equivocado pero defendía una y otra vez sus textos. 10 Ya en esos primeros poemas, el mundo que se evidenciaba en cada verso era un mundo enrarecido poblado de “golfas” –una de las palabras preferidas por el autor–, de sitios distantes en el tiempo y el espacio geográfico, de referencias a lo leído y escuchado pero pocas veces a lo vivido. 11 Había en ese jovencísimo autor unas ganas por desafiar los convencionalismos poéticos y, entre el marasmo y a la ingenuidad de esos poemas, de pronto surgían versos sorprendentes. 12 Ahora, el paso de los años, las nuevas lecturas y lo vivido, han hecho que Luis Eduardo García, ese adolescente talentoso, sea ahora un joven poeta con un futuro prometedor en las letras mexicanas. 13 Cada vez es más evidente la construcción de una voz particularísima en los poemas que ha ido publicando García. 14 Con La música alejándose lo comprueba y nosotros, sus lectores, lo agradecemos. 15 “soy el dragón blanco del mundo”, escribe el poeta. Me quedo con la imagen. Cierro aquí; y como escribiera en la línea final de su novela Marta Riquelme el escritor argentino Ezequiel Martínez Estrada: todo lo que sigue es sencillamente estupendo.

León Plascencia Ñol Primavera 2009

LLUVIA

Lluvia de polen sobre la ciudad

¿estaremos vivos

o será un ave de paso la que nos forma con sus alas?

MI AMIGO ANDREW WYETH

Andrew Wyeth se apareció anoche en mi puerta

(lucía más triste que la última vez);

lo invité a la sala y tomamos galletas con brandy

—necesitaba iluminarse—

***

Salimos a dar un paseo por las calles y hablamos de estética.

Regresamos con un par de tipas de 110 kilos que olían a desagüe

—gimieron con gusto hasta el amanecer—

***

Andrew Wyeth corrió a puntapiés a las golfas y preparó huevos

—esa mañana pintó como nunca—.

ESTRELLAS

Dicen

(algunos)

que vamos al matadero

con los ojos grandes

y torpes

de las vacas

comunes.

Caminamos quebrándonos

de frío y yo me rehúso

a creer que sólo somos

masas orgánicas pensantes

que se extinguen

sin mística

como estúpidas estrellas.

HOROWITZ

Cuando toco el piano soy casi Horowitz.

No suelo hacerlo, cada iraquí o palestino que estalla me arruina una nota.

Aquella vez de la ola gigante toqué mal por semanas

y cuando los niño rusos fueron secuestrados

vomité sobre el piano

qué desastre.

Horowitz era un cerdo insensible.

BALTHASAR KLOSSOWSKI TENÍA ALAS DE MARIPOSA

Hay que ser extraño

para preferir los ángeles

a las doncellas de 15 a 20 años;

los ángeles son asexuados

y lucen terribles en lencería.

Balthasar Klossowski tenía alas de mariposa;

sólo las abría mientras pintaba.

Él prefería los ángeles

pero siempre estuvo muy lejos.

EDVARD

Edvard ignoraba la naturaleza de los ángeles.

Alguna vez intentó fornicar con uno durante horas

y no hubo manera;

no es que sean muy puritanos, me consta

pero realmente no tienen fisuras.

CORAZÓN

¿Qué tiene de bello entregar el corazón

si es un trozo de carne

particularmente horrible?

DEMASIADOS COMERCIALES DE PRESERVATIVOS

La gente horrible no se ama.

El amor sólo puede habitar entre cuerpos macizos

y dientes sin caries

nunca lo hará entre oscuros bichos mórbidos

con cabello reseco

ni en lisiados. Todos saben que se alimenta de estilo

y de abdómenes bellos.

En los ancianos no.

En los enfermos no.

Las personas de baja estatura no aman nunca.

El amor es exclusivo de individuos con ritmo y ojos claros

para la gente horrible existe el odio.

INTENTO NO. 1 DE POEMA ÉPICO

Y helo aquí al poema épico

(sin épica)

en el que lo mataron

de un tajo

tiro

shuriken envenenado

desde el momento en que decidió vengar la muerte de su padre

(que ni siquiera era su padre)

para que luego un rubio infame se adueñara de la historia en el segundo 0:17

(muchacha de ojos verdes incluida).

Suena música triste

un flashback con los momentos más bellos

y fin de toda esta basura.

TODOS HABLAMOS ÁRABE

Todos hablamos árabe

y rezamos al Dios del AK-47

(que es el mismo realmente

que el destructor de ciudades

sólo que uno es bien parecido y hace trucos de magia).

Oh sí, sí que rezamos

para que nos ame como a nadie

y atine una 7.62 en la cabeza de liebre del prójimo

que me debe diez monedas y quiere montar a mi esposa.

POLVO

Estamos de suerte

ahí está la niña de las estrellas fugaces

ya no busca a su madre

sino un buen polvo para saciar su apetito

hola, somos nosotros:

el cuarteto de cuerdas de la nada

te hemos amado desde el principio.

HIPERVENTILACIÓN

Suavemente

cubre tu nariz con una bolsa de papel

respira dentro

como si la bolsa fuera el sexo de una egipcia voluptuosa

tu expiración un falo

aspira ex

pira

no entres en pánico

olvida los poemas de Anne Sexton.

CANTO

Y la chica con el rimel quebradizo

canta enrarecida canta

desnuda con mil hombres siniestros

canta

con el esfínter deshecho

canta hasta saciarse

canta

porque no basta un poco

de amor de dos billetes

hay que cantar

para salir de la hipotermia.

HAY MUCHOS COLORES EN ESTE ESPACIO QUE DEBE SER BLANCO

A veces despierto

con una princesa a mi lado y un cigarrillo entre los dedos

bebo un par de toros rojos y escribo poesía.

A veces la princesa es una golfa entre mis sábanas

siempre digo lo mismo:

“hay muchos colores en este espacio que debe ser blanco”

ella toma su vestido verde pálido y sale de mi vista.

Jamás tomo en cuenta si ha venido de muy lejos.

INVIERNO

Somos

de pronto

como amantes siberianos envueltos en fiebre…

Cuando llegue el invierno

ya estaremos demasiado lejos.

MALA SUERTE

Una vez me abrí las venas

y en vez de sangre

había abejas africanas.

VIAJES

Caminamos

por las calles siempre grises

con la fiebre rasgándonos

y un escorpión bajo la piel

no hay nada.

Somos el mar rompiéndose en alguna parte del mundo.

MESA DE LECTURA

Por enésima vez

no sé qué es la poesía.

Pero debido a su insistencia

les diré que es un pony carnívoro

una actriz porno

sin piernas

un velociraptor con tutú.

Claro que también puede ser

naturaleza muerta

en una mesita kitsch. Cualquier respuesta es válida.

Por eso, pequeños bastardos

les sugiero que pasemos a la siguiente pregunta.

Ah, bastante original.

Escribo porque cualquier otro oficio

me provoca ganas de matarme.

1009 COSAS PARA SOBREVIVIR EN UNA ISLA DESIERTA

Una joven morena y flexible

una radio

cualquier disco de tool

mil baterías, una cimitarra

las Elegías de Duino

un frasco de litio, una pluma

un amuleto

una foto del invierno en Riga.

LOS OBESOS NO VAN AL PARAÍSO

Hoy quiero juguetear con unos senos del tamaño de Neptuno

y beber cola de dieta

quiero enroscarme con diez doncellas de uranio mientras mariposas se clavan a mi espalda

y beber cola de dieta

quiero enamorarme de cientos de bellas finlandesas que me congelen los labios

con sus manos y sí

beber cola de dieta con una canción vigorizante

al fondo

¡sí!

¡Sí!

hemos llegado al punto.

ÁNGELUS

Hoy rezamos el ángelus sobre la hierba

pero es uno de esos días

en que las plegarias son más pesadas que el aire.

CUATRO FORMAS DE ENCONTRAR A DIOS

1. Al encender un camel después de tener sexo con una trigueña.

2. Al mirar un cuadro de Pollock después de tener sexo con una trigueña.

3. Al escuchar a Portishead después de tener sexo con una trigueña.

4. Al beber una coca-cola.

OLAS DE MUTILACIÓN

Quisiera haber ido a la guerra;

una guerra cualquiera, no importa:

silbar a los Pixies montado en un tanque

cargarme felizmente a un montón de orientales

volver victorioso

dormir abrazando mi M-22

soñar con ángeles.

MOVIMIENTO

Los surcos despreciables junto al párpado

la música alejándose

la ruptura en el dedo dolorosa

los pechos con gravedad de otro planeta

la visión de la amadísima y sutil golfa arrojándose al capullo de otro ingenuo

la sensación de haber estado

la explosión a siete mil doscientos cincuenta y dos kilómetros de aquí

la vigorosa lluvia

la fuerte

la última vez que respiramos.

ARTE

Un niño albino

tira

un escupitajo celeste

a la madre de Yves Klein.

VERDAD

Y aquel fariseo sabio

que encontré con el hachís entrelazado

me contó el secreto del mundo

(me habló de los campos de exterminio

me habló de Dios y del deseo

me habló de mi madre sola

de mi madre en camisa de fuerza esperando

siempre esperando).

Y aquel fariseo amable

me contó el secreto del mundo

y quise tanto golpearlo y tomar sus monedas

pero fue como si de pronto una dulce puta

confesara que te ama.

CLARIDAD

He estado buscándote

de noche

bajo la cama

en las cajas vacías de zapatos

entre poemas de Cummings

y

frascos a medias

de Zoloft

de Zoloft

D vitamina y estoy frío

y ya no tengo aire y

sólo necesito

claridad

sólo

¿Por qué tan solo?

ELECCIÓN

Es difícil escoger

al protagonista del poema.

He pensado varias veces en los pechos de Eva Herzigova

pero me arrepiento a última hora

(las historias de gemelas suelen ser estúpidas).

También imaginé a una joven vietnamita tirada en la hierba

mientras agente naranja era rociado

sobre sus cabellos.

Pero algo no funciona.

Es más fácil buscar al villano:

el

horno de Sylvia

o

la bufanda de Isadora bastarían.

TRISTE

¿Recuerdas la noche en que te diste cuenta que ibas a morir

y no volverías

nunca más nunca más nunca más

nunca más?

dijo el cuervo y/o la bala en camino:

“no hay nada peor que morir sobrio”

mal momento (sudor y ansiedad aparte)

todo parece más triste.

?

Por qué hacerle un poema al lenguaje habiendo tantas plantas, chinos, locos, sida, hongos,

labios, instrumentos de viento, tsunamis, películas viejas, katanas, chicas ardientes, éxtasis,

vino espumoso, armaduras, tipos de esporas, aludes, riffs explosivos, eclipses,

kamikazes.

AVES

A veces metralla

A veces ráfagas

A veces litio

A veces muros

A veces trenes

A veces manos

A veces luz

A veces aves

A veces aves

A veces aves

A veces aves.

GOURMET

Señor

¿quiere usted aguardiente

o napalm en su copa?

Napalm está bien

(el aguardiente es terrible con mi úlcera).

Bien, ¿dije

o no he dicho que he viajado?

He compartido mesa con todo tipo

de filántropos, artistas locos, actrices

disculpe ¿quiere más hierro en su plato

o un poco de espárragos?

Bromuro de metilo por favor.

Una vez en Camboya vi una chica perfecta

(le faltaba un brazo pero era increíble su gracia);

aún estaba tibia y quise llevármela

pero entendí que no llegaría a amarme nunca.

Pato en salsa de rosas o…

Sólo rosas buen hombre

el pato suele indigestarme.

BIG BANG

Quisiera exhumarme

desaparecer fugazmente como un big bang invertido.

Me arrepiento

de no haber devorado a mi madre desde el útero.

Soy materia podrida y espero el cielo.

Soy un reptil

tan bello como un ángel.

I

Un alce hundiéndose en la nieve

II

Un soldado hundiéndose en la nieve

III

Un fakir hundiéndose en la nieve

IV

Una motosierra hundiéndose en la nieve

V

Un niño inválido hundiéndose en la nieve

VI

Una avioneta hundiéndose en la nieve

VII

La novena sinfonía inexplicablemente hundiéndose en la nieve

VIII

Las esperanzas de 14, 724,323 feligreses hundiéndose en la nieve

I-a

***

Dos alces hundiéndose en la nieve…

AMOR

Dentro de poco

seremos muy felices

el amor vendrá en cápsulas

de 500 miligramos

y podrá tomarlo quien sea

(excepto embarazadas y alérgicos

tal vez)

habrá inyecciones de efecto inmediato

y supositorios de uso rudo

cada uno llevará un poco a cada viaje

a donde sea

lovecicilina de Bayer o amoril de Pfizer

estaremos tan monumentalmente bien

que ya no necesitaremos de nadie.

BÚSQUEDA A CIEGAS DE AMOR FULGURANTE (MÚSICA POR FANTASTIC PLASTIC MACHINE)

I

Un performance de gorriones amaestrados volando sobre un joven (ciego)

II

La novia (ciega) del joven buscándolo histérica por toda la sala

III

Encuentro y cópula furiosa sobre el sillón minimalista

IV

El padre (ciego) de la joven entrando en escena con un lanzallamas

V

Los gorriones amaestrados defecando sobre el amor fulgurante

(hasta aquí la música).

PRUEBA

Esta vida es una prueba

afirman muchos.

Ya entiendo

somos carnes frías en las charolas

de algún Wal-Mart divino.

ENLACE

Equivocado y doloroso

como escalpelo en las partes más suaves

así de simple

anoche éramos amantes fase-beta y hoy un montón de cartílagos

ingenuos y

un enlace amoroso duele más que una estocada

ahora lo sabes

porque claro, el enlace es ruptura

oleaje:

la bailarina que danza con sierras en sus manos

en sus piernas

el corte, la amputación

todo encalla en ese sitio.

MISIL

Si alguna vez Dios

a K. V.

se encontrara en algún punto localizable del mundo

iraníes o coreanos deberían arrojarle un misil.

Que de Él no queden ni los dientes.

TIEMPO

Buscamos espacio oxígeno

un poco de tiempo

más suave

más dócil

no asfixiarnos

tan fugaces

alejarnos del polvo tan ligero.

DESPIERTA

Despierta vaquero

el iris de tu padre no aparece

(siempre se esfuma para evitar la hora del té).

Despierta, tienes que cuidar de la abuela;

la última vez intentó atragantarse con un poco de risotto.

No fue muy elegante, lejos quedaron los tiempos de alta burguesía…

Cordelia desnuda sobre la mesa

tu padre fumando metralla días enteros

y tu madre

ah, tu madre

tenía un abrigo hermoso hecho de niños libaneses.

Qué tiempos.

Cordelia aún lubricaba y no tenía el peso de una orca.

SOLES

Hay que rociarnos todos

con diesel y fuego

y fingir que somos astros.

Soles extinguiéndose

sin temor alguno.

LAS MUSAS NO TOMAN ANFETAMINAS

Son las 4:30 y ya no escucho las voces.

Estoy de pronto

desnudo en un desierto inmenso.

La pluma y la luz

son ya un coito interrumpido.

ELEVACIÓN

Nunca más polvo ni fango.

Estoy a 3 metros de la luz.

No seré más la estructura dolorosa que camina sofocándose:

soy el dragón blanco del mundo.

Оценить