Вы находитесь на странице: 1из 43

VARIOS GEOBIOLOGIA Y RADIESTESIA

Boletín Informativo "IL NOTIZIARIO"


de la Asociación Italiana de Radiestesistas-
Noviembre 1997-.
Traducción del Prof. Juan Carlos RUSSO.:

RADIONICA Y EL GOLPE DE RETORNO:


Para comenzar a ocuparse seriamente de Radiónica, creo que un aspirante a operador debe
conocer muy bien que cosa es el "golpe de retorno" y cuantas de sus consecuencias pueden
ser nefastas. De este argumento se ha hablado ya tanto, pero tal vez no está todo dicho.
Quedará aclarado inmediatamente que el considerado "shock de retorno" no es otro que el
efecto "boomerang" amplificado en potencia en fase de retorno que puede chocar al
operador radiónico inexperto o mal adiestrado o malintencionado o con poco conocimiento
de las leyes de la energía sutil. No es una punición divina, solamente es una simple
consecuenda ligada a la Ley de causa-efecto. De un golpe de retorno no es posible
esquivarse o protegerse de ninguna manera! Un golpe de retorno puede ser ligero, pero aún
así es fuerte para destruir, energéticamente y psicológicamente, al operador. Veamos
entonces en detalle cual puede ser la causa de este efecto"boomerang".

BUSCAR DE PERJUDICAR A ALGUNO: Dicho rápidamente, en efecto, que no es cosa


fácil hacer el mal con la radiónica, como en cambio tantos sostienen. La capacidad de
hacer el
bien así como el mal, operando radiónicamente, es directamente proporcional al grado de
resonancia que se tiene con el bien o con el mal mismo. Mayor sea vuestra estatura moral
y
espiritual, mayor serán resultados obtenidos buscando sanar a la persona sufriente. Téngase
la
máxima fe en aquello que se hace en el conocimiento de trabajar por la evolución del
todo,
recordando siempre que la más alta forma de medicina es el amor!.

INTERFERIR EN EL KARMA AJENO: Intervenir radiónicamente su patología, sea física


o mental, cuando el origen del mal tenga un fuerte componente kármico, es
extremadamente riesgoso, tanto para el operador como para el pariente. Obstaculizar el
camino evolutivo de un alma nos carga su karma sobre nuestras espaldas. Para evitarlo es
suficiente, antes de iniciar cualquier ciclo de tratamiento radiónico, hacerse
radiestésicarnente la siguiente pregunta: ¿"Estoy autorizado para intervenir en el destino
kármico de esta persona"?. Si la respuesta fuese negativa, la radiónica deberá seguramente
ser descartada como medio terapéutico ! El deseo de omnipotencia puede llevar
inadvertidamente a infringir una ley fundamental y revelarse muy peligroso.
Recuerda un dicho del maestro Hilarión:
"Los tontos corren, en cambio los ángeles caminan en puntas de pié"

OPERAR PARA REALIZAR LOS PROPIOS DESEOS MATERIALES


(dinero, sexo, poder, etc.): Hacer radi6nica para obtener resultados ligados al provecho
personal y al deseo de los instintos más bajos, se paga en breve y se paga muy caro. Solo
operando por amor se puede limitar mucho el riesgo de la onda de retorno. Estas tres, son
seguramente, las causas más importantes que puede determinar el efecto "boomerang",
está
visto que la prudencia, trabajando con energía sutil, nunca es suficiente, entonces no es
demasiado consignar otras dos cosas:
1,- Evitar operar cuando se sienta estancado, en fase de desequilibrio energético, y de
cualquier modo cuando no se está en condición de pensar sufidentemente bien. Si esto vale
cuando se efectúa una simple investigación radiestésica, vale todavía mucho más cuando
debemos activar el instrumento radiónico.
2,- Evitar operar en domingo. El domingo es el séptimo día de la semana, es el día de
reposo que cierra un ciclo.
Observando esta simple regla, se estará seguro de cualquier onda de retorno. Dicho esto,
no
me resta, mientras tanto, más que augurarles un buen trabajo.

Prof. DUCCIO RUGGERI

********************************

Traduccion:J.C.Russo

Nota del Traductor: Consignamos estas opiniones a modo de ejemplo de aquellos


practicantes de radionica que tienen este tipo de convicciones personales, que nos merecen
respeto.- Nuestro practicidad indica que mientras algo funciona se debe intentar usarlo, sin
dejar de seguir los tratamientos regulares de los profesionales autorizados en medicina, otra
cosa seria inducir al paciente hacia actitudes que pueden perjudicar seriamente su salud y/o
equilibrio mental.- No interesa que o como se curo una persona, si esto o lo otro fue la
causa principal, lo principal es su mejoria.- La medalla al merito del logro : carece de
importancia.-

RADIESTESIA
ESQUEMA BÁSICO

PRIMEROS CONOCIMIENTOS

DESARROLLO DE LA SENSIBILIDAD

Primer ejercicio

Tomar el péndulo con los dedos pulgar e índice de la mano derecha, si es diestro, o
con la mano izquierda, si es zurdo; los brazos y las manos deben estar flojos para no
frenar los movimientos; los pies apoyados sobre el piso (no importa la clase de
suela que tengan los zapatos); sentados cómodamente sin forzar el cuerpo.
Mirar un gráfico de una espiral cuyo giro sea hacia la derecha -como el giro de las
manecillas del reloj- y, mientras se extiende la mano contraria a la que tiene el
péndulo con el dedo índice a manera de antena, esperar que el péndulo se ponga en
movimiento y con su giro siga el gráfico de la espiral. Este movimiento hacia la
derecha es POSITIVO.
Exactamente lo mismo se hace frente a un dibujo con el giro hacia la izquierda
-contrario al giro de las manecillas del reloj-: esperar que el péndulo se ponga en
movimiento y con su giro siga el gráfico de la espiral. Este movimiento ahora es
NEGATIVO.
Mirar a un tercer gráfico con dos líneas paralelas horizontales de orientación Este-
Oeste o con dos líneas verticales de orientación Norte-Sur. El péndulo oscilará
siguiendo la dirección de las líneas. Este movimiento es NEUTRO. Para conseguir
esto tuvimos que recurrir a la CONVENCIÓN MENTAL.
Qué es la CONVENCIÓN MENTAL?
Es un acuerdo que tenemos con nosotros mismos, al comenzar "Deseamos que
nuestro péndulo con su giro nos indique el movimiento de la figura que estamos
mirando", luego nos quedamos en actitud de espera. No es una orden, es
simplemente una apertura al desarrollo de la sensibilidad que está en estado latente.
Luego de adquirir cierta facilidad para captar los movimientos, se empieza a
practicar sobre una pila detectando los polos positivo y negativo, sobre frutas y
verduras, etc. La reacción sobre cada una de ellas es la POLARIDAD.
Qué es la POLARIDAD?
Es la identificación de los elementos sobre los que colocamos el péndulo sin hacer
preguntas directas (MONOPOLAR). De acuerdo al movimiento de giro dado por el
péndulo se tiene: Giro hacia la derecha: Polaridad Positiva (+), símbolo ); Giro hacia
la izquierda: Polaridad Negativa (-), símbolo (; Oscilación Este-Oeste o Norte-Sur:
Polaridad Neutra.

ORIENTACIÓN
Cada radiestesista debe buscar su orientación óptima en su sitio de operación para
hacer los trabajos de investigación, colocándose en el centro de una habitación, y
mirando hacia uno de los puntos cardinales (N, S, E, O), con el brazo extendido e
indicando con el dedo índice a modo de antena preguntando: Es ésta mi
orientación? Si da negativo se debe hacer la misma pregunta hacia los 3 lados
restantes; si no se detecta se debe hacer el mismo giro muy pausadamente y llegará
un momento en que el péndulo empiece a hacer giros anunciando la cercanía de la
orientación óptima (Puede ser Sudeste, Noroeste, etc.). Esa será la orientación
óptima para hacer todos los trabajos futuros "en laboratorio", es decir, dentro de la
casa.

RAYOS RADIESTÉSICOS
Testigo, Ocular o Visual, Digital o Nervioso, Remanencia, Capital o Mental, Similitud,
Parásito, Fundamental o Plano Dirigido o Dirección Fundamental.
VARIEDADES DE LA RADIESTESIA
La Radiestesia se puede clasificar en tres variedades:
FÍSICA
Comprende a las reacciones que producen las ondas radiestésicas emitidas por un
objeto que se tiene presente (Denominado Muestra o Testigo)
MENTAL
Rayo Capital o Mental: Resultante de concentrar la atención sobre un cuerpo o cosa
conocida o en una idea que hace las funciones de ese objeto y permite a la
sensibilidad humana captar las ondas de un campo radiante y se origina como si el
objeto estuviera presente.
TELERADIESTESIA
Radiestesia a distancia
CAMPO RADIANTE
Elementos que lo integran: La mesa de trabajo, los objetos que hay sobre la misma,
todo lo que rodea al radiestesista, ciertos objetos metálicos que lleve encima
(relojes, pulseras, etc.).
TRABAJO
Al comenzar se pregunta: Campo radiante óptimo? Si el giro fuera negativo, se va
nombrando todo lo que haya sobre la mesa o encima y si se detecta nada, se
pregunta: Hay radiaciones parásitas? En caso afirmativo se cubre la mesa con un
papel o paño blanco, que no sea de nylon.
COLOCACIÓN DE LAS MUESTRAS
La "muestra testigo" -que es el elemento representativo de lo que vamos a
investigar- puede colocarse sobre la mesa a la derecha y el péndulo sobre ella, o
colocarla a la izquierda indicando con el dedo índice de la mano contraria a la que se
sostiene el péndulo o entre los dedos de la mano del péndulo.
CONDICIONES PARA HACER UN BUEN TRABAJO

• Tener una línea de conducta


• Conocer la técnica
• Conocer el tema
• Creer en lo que se hace
• Evitar auto sugestión e ideas preconcebidas. No condicionarse.

RAYOS RADIESTÉSICOS
TESTIGO (Muestra testigo)
Es una muestra pequeña correspondiente o parte de lo que debemos investigar. Por
ejemplo, si se trata de una persona: una prenda impregnada con sangre, saliva,
orina, la firma, una fotografía (Donde la persona aparezca, preferiblemente, sola; si
aparece en conjunto se debe aislar). Cada radiestesista trabajará con la muestra que
necesite y que le resulte más cómodo hacerlo, ya que ella es el elemento
representativo de lo que habrá de estudiar. Si fuera una planta: una hoja, el tallo, la
raíz, la tierra. Si se tratara de un animal: pelo, pluma o lo mismo que al ser humano.
OCULAR O VISUAL
Fijando la mirada en el objeto y extendiendo la mano contraria a la del péndulo con
el índice indicando el objeto a estudiar, este es el RAYO DIGITAL o RAYO NERVIOSO
RAYO DE REMANENCIA
Cuando un objeto ha permanecido durante unos segundos o más en un lugar, esa
permanencia hace que se pueda detectar la naturaleza del mismo (habiéndola
quitado, exactamente igual que sobre la muestra)
RAYO CAPITAL o RAYO MENTAL
Conociendo el objeto a buscar o estudiar, teniendo el recuerdo o la naturaleza del
mismo en la mente, habiendo detectado el ambiente en que está, se procede a
efectuar la siguiente operación: Extender el brazo contrario al que sostiene el
péndulo e indicar con el índice como antena, se gira sobre sí mismo lentamente, con
el pensamiento enfocado en lo que se busca y cuando el brazo se ubica en línea
recta con el objeto, el péndulo reacciona positivamente (Esta es la base de la
teleradiestesia).
RAYO DE SIMILITUD
Entre dos objetos similares, la misma radiación los une, pasando el péndulo entre
uno y otro, reacciona como si se pasara sobre los objetos (Si fuera la misma
sustancia u objeto con diferente volumen o peso, al hacer la pregunta, por la
reacción de equilibrio y la distancia en que se produce, que es proporcional a los
pesos y volúmenes).
RAYO PARÁSITO
(ya aclarado en Campo Radiante) Cuando se busca o investiga puede suceder que
se detectan radiaciones parásitas - Cada radiestesista debe detectar cuál elemento
es el mejor para anularlas: tela blanca de hilo o algodón sin mezcla o papel blanco.
RAYO FUNDAMENTAL o PLANO DIRIGIDO o DIRECCIÓN FUNDAMENTAL
Único rayo que se detecta en forma lineal.
Cuando buscamos este rayo por ejemplo una maceta, imaginariamente la colocamos
en el centro de un cuadrante de 360 grados, la hacemos girar o buscamos con el
índice en antena, hasta que el péndulo gire positivo.
Si lo hacemos con una droga o como comparación de dos drogas, dos firmas, dos
muestras de sangre, etc. debemos buscar el grado en la circunferencia para poder
anotar y junto con los otros datos (serie, polaridad, espectro radiante) que se
necesitan, llegar a la comprobación perfecta.
ESPECTRO RADIANTE
Puede determinarse en la circunferencia, comenzando a preguntar desde el cero (0),
comienza el espectro radiante? continuar hacia la derecha repitiendo la pregunta, el
giro positivo se anotará como comienzo. De ahí en adelante se pregunta: termina el
espectro? el giro positivo indicará su fin. Ejemplo: 50° hasta 90° (40°).
DISTANCIA DE ONDA RADIANTE
Se mide en centímetros; es el alcance vibracional.
SERIES
Se puede contar el número de giros o interrogar partiendo de un número hasta
precisar, por el giro positivo final, el número de serie correspondiente.
SENSIBILIDAD
El radiestesista debe DESARROLLAR la sensibilidad radiestésica. Este desarrollo
requiere prácticas continuas realizadas con interés, voluntad y constancia, porque la
sensibilidad NO SE CREA, sino que SE DESARROLLA.
CÓMO COMPROBAR LA SENSIBILIDAD
Hay diversas maneras, una de ellas es colocar el péndulo sobre la muñeca del
interesado, quien previamente se habrá quitado el reloj, y se pregunta: Cuánta
sensibilidad radiestésica tiene en estos momentos? se va de 5% en 5%, cuando la
rotación positiva señala el porcentaje inicial se pregunta a cuánto puede llegar con
prácticas y trabajos y se hace en escala ascendente hasta que nos de 60%, 70%, etc.
Otra forma de comprobar la sensibilidad: El radiestesista coloca el péndulo en su
antebrazo, y cuando las oscilaciones de producen, pedirle al interesado que apoye
su mano sobre el hombro y ocurrirá:

• Que el movimiento continúe sin alteraciones; significa que la persona es


positiva y llegará a ser buen radietesista en poco tiempo.
• Que las oscilaciones se aceleren; sensibilidad mayor
• Que las oscilaciones disminuyan; sensibilidad menor, debe practicar
• Que el péndulo se detenga; la persona es neutralizante, no cree en la
radiestesia.

==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&==&=
=&==

Puede un lisiado de guerra o una persona que carezca de extremidades inferiores practicar
radiestesia? Si, perfectamente.

Puede un no vidente practicar radiestesia? Perfectamente, el movimiento pendular no lo


ven, pero lo sienten.

LA RADIESTESIA NO CREA CONOCIMIENTOS NI SUPLE A LA INTELIGENCIA


Como no se trata de adivinar, sino de investigar, se necesita conocer qué es lo que se desea
saber y cómo.

RECORDAR QUE...

El alumno radiestesista puede trabajar de pie o sentado, pero es condición ineludible que
ambos pies descansen en el suelo en forma normal. El cruzamiento de piernas da lugar a
movimientos del péndulo totalmente erróneos.
Si en curso de un trabajo o práctica se levanta uno de los pies, el péndulo se para
inmediatamente o cambia de movimiento.
Otra precaución que debe tomarse es quitarse todo objeto metálico que se lleve encima,
porque la influencia del metal puede alterar el campo radiante y las conclusiones del trabajo
pueden ser erróneas.
Se recomienda el trabajo silencioso, reposado y sin espectadores. El período de aprendizaje
y práctica es de fijación y comprobación.

EJERCICIOS

Colocar el péndulo sobre una lámpara encendida hasta que el mismo empiece a moverse,
hacer lo mismo sobre frutas, verduras, metales de distinta clase. Notarán que entre ellos
marcarán los tres movimientos de Positivo, Negativo y Neutro.

Hacer colocar varios papelitos con nombres de flores y uno con el de un animal, o varias
cajitas con piedras y una sola con una moneda o medalla. No olvidemos que en todos los
casos se debe tener la convención mental "Busco un animal", "busco una moneda" y
esperar.

No siempre se tiene éxito al principio, pero quizá después en cosas más importantes irán
teniendo el éxito deseado.

Este "Esquema básico" de Radiestesia tiene el solo deseo de ofrecer una manera fácil y
comprensible para conocer los principios para entrar en el mundo apasionante de la
Radiestesia. No reemplaza el cursado personal, no existen libros ni textos que sean
suficientes para la formacion de un radiestesista integral.- Se puede sacar la mejor utilidad
de los textos y el efectuar muchas practicas acercan el momemnto de entrar en contacto
con maestros más experimentados.-

Profesora Carmen Riera de Maniglia,


exPresidenta de la ASOCIACION ARGENTINA DE RADIESTESIA

LAS ONDAS SCHUMANN


UN APORTE DEL INGENIERIO
GUIDO S. BASSLER
En la década de los años 50, el Profesor Dr. O. W. Schumann de la Universidad
Tecnológica de Munich, Alemania, descubrió el efecto de resonancia del sistema tierra-
aire-ionósfera, .hoy llamado generalmente ONDAS SCHUMANN, en honor a su
descubridor.
En Física se les denomina "Ondas transversal-magnéticas". Estas ondas Schumann vibran
en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los
mamíferos en general, a saber: en 7,8 Hertz (ciclos por segundo).
Aunque la Ciencia Fisica oficial casi lo ha ignorado, las grandes potencias mundiales han
estado experimentando con estas ondas, muy reservadamente, en grandes proyectos
supersecretos.
Constituyen una de las armas militares más sofisticadas del futuro, ya que por medio de la
modulación de estas ondas procuran interferir drásticamente en la mente del supuesto
enemigo, causándole los estragos más inimaginables, que eventualmente podrian causar
consecuencias imprevisibles.
El Profesor Schumann trabajaba en ese entonces, con sus estudiames universitarios, en
cálculos de potenciales en sistemas esfero-simétricos. Un dia, les planteó el deber de
calcular el potencial de dos cáscaras semiesféricas que tienen una determinada distancia
entre si y que son ambas eléctricamente conductoras. Entonces, como si fuera una
ocurrencia del momento, dijo: "Tenemos también la tierra y la ionósfera. Tomen como
ejemplo el diámetro de la tierra y el diámetro de la capa inferior de la ionósfera, la capa
Heaviside y calculen qué frecuencia propia resulta ahí". El, naturalmente, tenia que
calcularlo también, para ver si lo que sacaban los estudiantes era correcto y entonces
obtuvo como resultado aproximadamente 10 ciclos por segundo. Publicó este resultado en
una revista de Física Técnica y casualmente un médico que se interesaba por la Física y era
suscriptor de la revista, el Dr. Ankermüller lo leyó y le llamó poderosamente la atención
este resultado, ya que 10 Hertz es el ritmo Alfa del cerebro humano, es decir una frecuencia
muy característica.Se puso enseguida en comunicación telefónica con el Dr. Schumann y le
dijo: "Es interesantisimo lo que Ud. midió, de que la tierra tiene la misma resonancia propia
como el cerebro humano. Habría que controlar si esto es realmente así". "Bueno, le
contestó el Dr. Schumann, si esto es interesante para la medicina, voy a poner a un
estudiante que justamente tiene que hacer su tesis de doctorado, para que lo verifique con
mayor precisión, pues los 10 Hertz calculados eran un valor muy aproximado". El
doctorando se llamaba Herbert König, quien fuera mas tarde yerno del célebre Dr. Ernesto
Hartmann y posteriormente fue sucesor del Profesor Schumann en la Universidad de
Munich. El Dr. König, a través de muchas mediciones, pudo determinar luego que el valor
exacto no era 10, sino 7,8 Hertz y esto hizo que el asunto sea todavía mas interesante, pues
7,8 Hertz es la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia que en todos los
mamíferos, incluyendo el hombre, es tan exactamente común. Mientras el ritmo Alfa varia
de una persona a otra y el mismo es de aproximadamente 9, 10,11 Hertz, la frecuencia de
7,8 Hertz es como ya se dijo arriba, exactamente común a todos, es una constante normal
biológica, que funciona como un marcapaso para nuestro organismo y SIN ESA
FRECUENCIA LA VIDA HUMANA NO ES POSIBLE.
Esto se comprobó mas dramáticamente con los primeros astronautas, tanto los rusos como
los americanos, pues éstos volvian de su misión espacial con muy serios problemas de
salud. Al estar volando fuera de la ionosfera les faltaba la pulsación de esa frecuencia vital
de 7,8 Hertz. Mas tarde, este problema fue subsanado por generadores de ondas Schumann
artificiales.
Los científicos de la NASA hicieron en ese tiempo muchos estudios interesantes al
respecto. Uno de ellos, el Prof Wever hizo construir un bunker subterráneo totalmente
aislado magnéticamente. Durante varias semanas hizo allí experimentos con estudiantes
voluntarios que quedaban encerrados allí. A los pocos días se producian en los mismos
serios problemas de salud: dolor de cabeza, migrañas, desvaríos, etc. Y sobre todo los
ritmos cardiacos se desarticulaban totalmente. Pero si luego se hacían ingresar a ese bunker
pulsaciones de 7,8 Hertz, por un breve tiempo, entonces las condiciones de salud de los
voluntarios se volvía a estabilizar nuevamente durante varios días.
Hay muchas personas que sufren gravemente las consecuencias, cuando por causas
meteorológicas, especialmente por las tormentas electromagnéticas, esas frecuencias de
ondas Schumann se ven interferidas. Muchos problemas cardiacos son debidos a este
hecho. La moderna terapia biomagnéticas, con ayuda de aparatos generadores de ondas
Schumann y de ondas geomagnéticas aporta hoy en día una valiosa ayuda para superar
estos problemas.

La Red Hartmann
Lo primero que se aprende al iniciarse en la radiestesia,es que todos los
cuerpos emiten unas ondas o radiaciones que el instrumento
radiestésico traduce mediante una serie de movimientos.Los
radiestesistas, en su afán por catalogar cuanto se ponía bajo su péndulo
o varilla, fueron clasificando todos los cuerpos según sus radiaciones,
llegando al extremo de afirmar que cada persona, enfermedad,
medicamento u objeto, emite ondas particulares. No es de extrañar,
entonces, que intentaran hallar la radiación de cualquier anomalía
detectada en uno u otro lugar. Así fue como percibieron reacciones con
sus instrumentos en el emplazamiento de las camas de algunos
enfermos, y comprobaron que al hacerles desplazar la misma, o cambiar
de habitación, se conseguían abundantes casos de mejoría y curación.
Las radiaciones causantes de dichas perturbaciones fueron llamadas
"ondas nocivas".

Los primeros en hablar del tema fueron los franceses; entre otros
muchos cabe señalar al abate Mermet, A. Bovis, J. Martial, Chaumery, A.
de Bélizal, L. Turenne y Enel. En Alemania, destacaron Kritzinguer y
Gotsche primero, y luego Von Pohl, cuya obra "Erdstrahlen als
Krankheitserreger" (Los rayos terrestres como causa de las
enfermedades), publicada en 1932, encontró amplio eco en todos los
países.

Las primeras observaciones científicas sobre las influencias nocivas de


los suelos de las
habitaciones, y las perturbaciones que provocan, se atribuyen a un sabio
inglés, el doctor
Haviland, quien a finales del siglo pasado presentó varios de sus trabajos
a la Sociedad de
Medicina de Londres. Apenas le hicieron caso.

En el periodo de entreguerras, un ingeniero francés apasionado por la


radiestesia, Henri Mager, percibió la existencia de un determinado tipo
de radiación en el suelo de algunos terrenos. Constató que formaban
como una "red" de mallas relativamente regulares y que su máxima
intensidad se centraba en los puntos de intersección de las líneas de la
red. Mager limitó sus investigaciones a determinados lugares: suelos
muy mineralizados, arcillosos o que presentaban excesos de agua. Fue
el doctor Peyré, un médico del municipio francés Bagnoles-de-L'Orne,
apasionado por la radiestesia, quien enunció la hipótesis según la cual
esa cuadrícula energética circundaba todo el planeta:

"Se trata de una radiación norte-sur, aparentemente magnética y causada por el


magnetismo terrestre, y una radiación este-oeste, perpendicular a la primera y de
apariencia eléctrica. Son radiaciones rectilíneas, por lo que no pueden ser debidas a
distintas influencias telúricas, como la composición del suelo o a presencia en el subsuelo
de fallas o corrientes de agua subterráneas, que son siempre sinuosas y surcan la corteza
terrestre siguiendo un recorrido variable, en función de los accidentes del suelo. (Esas
nuevas radiaciones) cubren nuestra esfera de una red que marca zonas cuadradas neutras,
compartimentando el suelo y elevándose en la atmósfera, entrecruzándose en dirección
norte-sur y este-oeste... "

Payré efectuó todas las comprobaciones necesarias, llegando incluso a


organizar un crucero, para demostrar la validez de su teoría sea cual
fuere la longitud y la latitud del lugar. En un experimento público
efectuado el 25 de abril de 1937, demostró que en los puntos de
intersección de las líneas de la red que había detectado, los vegetales se
comportaban anormalmente.

Peyré realizó idénticas constataciones en los hombres y los animales;


sospechó que hay una relación entre la radiación y el desarrollo de
ciertos tipos de cáncer. En Auteuil, fue enviado a un edificio en el que
había dos casos de cáncer, en dos viviendas diferentes del primer piso.
Dió exactamente sobre la mitad de una cama en la que había habido un
caso de cáncer abdominal, y en la cabecera de otra cama donde había
fallecido una persona afectada de una cáncer en la garganta. Para verlo,
bastó con prolongar las líneas norte-sur y oeste-este situadas en el
exterior del edificio.

El doctor Peyré hizo escuela, aunque sus sucesores fueron a veces


injustos con él. Sus
conclusiones fueron incompletas y no siempre formuló las cosas con el
adecuado vocabulario científico, no obstante puede ser consideraro uno
de los principales precursores de la geobiología moderna.

Sin embargo, el verdadero emprendedor de las investigaciones sobre


esta red de energía fue un médico alemán, el doctor Ernst Hartmann. El
Dr. Hartmann laboró por más de diez años en el estudio de las
influencias del medio ambiente en el hombre, principalmente las del
subsuelo. En 1935, tras numerosas experiencias efectuadas en la ciudad
en la que ejercía, llegó a la conclusión de que la salud física y mental de
una persona depende del lugar en el que vive, duerme y ejerce su
actividad. Junto con un equipo de físicos y médicos, y tras numerosos
experimentos, concluyó que "la tierra está recubierta por una red global de ondas
fijas que parecen ser producidas por una radiación terrestre que proviene del interior del
planeta y que se ordena en forma de retícula al atravesar las capas de la corteza
terrestre"(1). El Dr. Hartmann y su equipo midieron la resistencia del
cuerpo humano y las variaciones que ésta experimentaba al desplazarse
una persona dentro del área estudiada. Se encontraron así puntos donde
se registraban alteraciones
bruscas en las mediciones. Al marcar estos puntos sobre un plano,
vieron que estos conformaban una especie de cuadrícula o retícula, es
decir, constituían los puntos de intersección de unas hipotéticas líneas
de fuerza o energía, dispuestas en forma de malla o red. La existencia
de estas líneas ha sido corroborada por posteriores investigaciones e
investigadores (médicos y físicos como Pollak, Cody, Curry, Koenig,
Varga, el ruso Dubrov y el italiano Drigo), recibiendo el nombre Líneas
Hartmann. La malla conformada por estas líneas sobre la superficie
terrestre se ha denominado Red Hartmann o Red H.

El arquitecto Rémi Alexandre la definió como una cuadrícula de


radiaciones o zonas de
perturbaciones cosmotelúricas, como una inmensa telaraña tejida a
escala de todo el planeta.

De hecho, esa extensa red estaría compuesta de varias rejillas que se


superponen e interfieren. Podría decirse que todas forman una rejilla
global biológicamente activa. El doctor Hartmann constató que esa
"rejilla" global constituye un vasto conjunto de "paredes invisibles",
como una red o una cuadrícula de dimensiones supuestamente fijas.
Dispuesto sobre el suelo, se le encontraría elevado en toda la biosfera.

Las líneas Hartmann se pueden concebir como paredes de energía sutil


emanando del subsuelo y extendiéndose verticalmente hasta una altura
de 2,000 metros. Esta red se puede detectar en todas partes, tanto en
terreno llano como en la montaña, en el agua, en el exterior y en el
interior de las viviendas. Si éstas son de varias plantas, está
verticalmente presente en los mismos lugares de cada nivel. Estas líneas
o bandas se orientan en función de los polos geomagnéticos; corren
paralelamente en direcciones norte-sur y este-oeste. Su intensidad y
densidad son muy variables, dependiendo de innumerables factores
como son la hora del día y los cambios atmosféricos. No obstante se
establece una constante de unos 21 cm de espesor y su disposición
paralela a intervalos de 2.5 m en las orientadas norte-sur y de unos 2 m
en las orientadas este-oeste. Se les ha llamado también "Constantes
Vitales Terrestres", pues su armonía o distorciones nos muestran el
grado de equilibrio o de desequilibrio de un lugar o sus alteraciones en
un determinado momento. Por ejemplo, el espesor de las líneas puede ir
de 21 a 80 cm durante un eclipse solar o hasta 120 cm durante un
movimiento sísmico.

Tampoco hay que imaginarse la red Hartmann como una trama


geométrica que se proyecta en mallas regulares sobre la superficie del
planeta. Su trazado tiene multiples ondulaciones, contracciones,
accidentes diversos e incluso interrupciones puntuales. Con lo que se
compara mejor es con una red o una rejilla.

Esta trama delimita tres zonas de distinta irradiación:

-- Las "paredes" en longitud. Su intensidad es demasiado débil para


molestar al hombre. De todos modos, a veces la información
radiestésica pone de manifiesto una actividad nociva en su vertical,
procedente de una interferencia entre las asimetrías del subsuelo y de la
red H propiamente dicha.

-- Una zona neutra. Es la parte delimitada por las "paredes de la


cuadrícula". En su interior se encuentran más armonizadas las
constantes biológicas del individuo; se puede decir que es un área
particularmente benéfica, donde se pueden recuperar las energías
perdidas.

-- Los cruces Hartmann. Son las intersecciones de las líneas de fuerza de


la red, que forman cuadros de 21 cm de lado, donde la energía es más
intensa, se hace notoria y perjudicial.

Los geobiólogos actuales califican esos cruces Hartmann de "puntos


geopatógenos". Consideran que cuando influyen prolongadamente sobre
un organismo, ya sea vegetal, animal o humano, pueden favorecer la
aparición o evolución de enfermedades. Un cáncer o una depresión
nerviosa profunda no se generan sentándose un par de horas en un
lugar así; a veces deben pasar varios meses o años, para que se
manifiesten trastornos, enfermedades crónicas o afecciones agudas. Eso
se produce principalmente cuando el punto geopatógeno corresponde al
emplazamiento de una cama o de un puesto fijo, de un trabajo, por
ejemplo. Añadamos que los cruces Hartmann no son obligatoriamente
generadores de enfermedades o nocivos, sino que pueden serlo en
determinadas condiciones; específicamente cuando dichos cruces
coinciden con venas de agua
subterráneas, fallas geológicas o algún otro tipo de perturbación
subterránea. En estos casos, es cuando los efectos son más notorios y
perjudiciales.

Dado que la red Hartmann es una cuadrícula que se extiende sobre la


superficie habitable en rectángulos de 2 x 2.5 metros, más o menos
regulares, es inevitable que en un dormitorio haya uno o más cruces H.
Es absolutamente imprescindible evitar que la cama se encuentre en la
vertical de uno de ellos. Desde hace unos veinte años, el Instituto Suizo
de Investigaciones de Geobiología de Chardonne, dirigido por Blanche
Merz, realiza estudios médicos sobre las nocividades relacionadas con
los cruces Hartmann y otras aberraciones telúricas. Han encontrado que,
en la mayor parte de los casos, basta con desplazar la cama de los
enfermos para constatar una mejora de su estado, iniciándose un
proceso de curación.

En un cruce de líneas Hartmann, sobre una zona geopatógena debida,


por ejemplo, al paso de dos corrientes de agua subterránea que se
cruzan, se observan alteraciones en la emisión de radiación gamma e
infrarroja. Estas radiaciones de alta frecuencia se vuelven muy agresivas
para el ser humano, cuando se dan también perturbaciones
metereológicas, produciendo grandes variaciones de las constantes
vitales del individuo, que se traducen en excitación e irritación contínua
de sus células nerviosas.

Una de las hipótesis de trabajo sobre la red H establece que estas líneas
de fuerza o energía transportan o disipan de alguna manera los excesos
energéticos terrestres, ya sean éstos de origen natural o artificial (como
el caso de los transformadores y líneas de alta tensión, etc.). Las
pruebas que apoyan esta hipótesis se encuentran en las mediciones
efectuadas en presencia de fuerte contaminación electromagnética
artificial. Se observa allí que la estructura de la red H se condensa,
apareciendo con separaciones de tan sólo 1.5 m e incluso menos.

La detección de la red Hartmann requiere de cierto entrenamiento, así


como un concepto claro de lo que se busca. Como ya se explicó, estas
redes tan solo son nocivas en la medida que se superponen a otras
anomalías telúricas mucho más fácilmente detectables. Los sistemas
electrónicos empleados en el laboratorio para su detección, como los
georritmogramas, medición de radiación, receptores de onda corta
adaptados, etc., no son de fácil aplicación y su uso, aparte de su
complejidad, requiere muchas horas de trabajo. Pero el propio doctor
Hartmann ideó un sencillo instrumento que recibe el nombre de varilla
Hartmann o lóbulo antena. Con su empleo adecuado, permite una
detección clara y precisa de la red en pocos minutos.

Como escribe el arquitecto y geobiólogo J-C. Favre, además de evitar


perturbaciones nocivas de la red H, se trata también de sacar el máximo
provecho de su energía al emprender una construcción: "Ninguna
arquitectura tradicional desprecia la importancia del telurismo en una práctica
constructiva natural. La casa se asienta sobre un lugar conciliando las cualidades
energéticas y sensibles del suelo. La vivienda tradicional, orientada según los puntos
cardinales, no perturba la red. Siguiendo ese ejemplo, se intentará situar el edificio de
acuerdo con las fuerzas vivas de la Tierra. Los efectos de la red H no deben considerarse
algo irremediable, pues una práctica arquitectónica de calidad los tendrá en cuenta para
sacar el máximo provecho."

De la obra "Arte de Proyectar en Arquitectura", de Ernst Neufert, en la


sección "Biología en la Construcción", extraemos lo siguiente:

Según Palm (colaborador de Hartmann), la mencionada retícula global


de aproximadamente 2 x 2.5 m corresponde a una línea de
semidistancias. La verdadera retícula estaría formada, en tal caso, por
una retícula global con una distancia entre ejes de 4 a 5 m en dirección
Norte-Sur y de 5 a 6 m en dirección Este-Oeste, en línea recta alrededor
de todo nuestro planeta. Cada 7ma franja de la retícula, denominada de
2do orden, produce un efecto varias veces superior, o sea, con
separaciones de 28 a 35 m y 35 a 42 m. Cada 7ma franja de 2do orden,
es decir, con separaciones de 7 x 35 o 7 x 42, lo que significa
aproximadamente 250 x 300 m de distancia, se determina como zona de
perturbación aún mayor = 3er orden. También aquí los puntos de
intersección (cruces) son considerados más graves.

Según la misma fuente, en Europa se observan variaciones de la citada norma de hasta 15º
en dirección Norte-Sur y Este-Oeste. Parece ser que los americanos han detectado dichas
franjas con retículas muy sensibles tomadas desde una altura de varios miles de metros.

Además, se supone que también los diagonales formen su propia retícula global en
dirección Noreste- Suroeste y Noroeste-Sureste, igualmente en períodos de siete, con
efectos de aproximadamente el 25%...

... del mismo modo a lo que ocurre con las radiaciones, se produce una refracción en el
cambio de medio tierra-aire, es decir, en la superficie terrestre, de resultante vertical. Otras
de estas refracciones tienen lugar al atravesar los forjados en edificios de varias plantas,
como fue comprobado por Endros en sus experimentos con maquetas...
... Los perjuicios fundamentales que ocasionan tales zonas de perturbación son de carácter
desvitalizante, y van desde la astemia, trastornos cardíacos, renales, vasculares,
respiratorios, gástricos o metabólicos, hasta dolencias crónicas graves como el cáncer...

... Parece que en locales de proporción áurea no existen perturbaciones (relación: altura 3m,
anchura 4m, longitud 5m). Las casas de planta circular o hexagonal son favorables en este
sentido.

A través de los años se han descubierto otras redes de energía sutil,


pero no se han detectado influencias notorias y no han sido investigadas
con detalle, salvo las líneas Curry. Estas líneas de energía fueron
llamadas así en honor a su descubridor, el Dr. Manfred Curry. Esta red se
despliega globalmente de manera similar a la red Hartmann, pero
diagonalmente con respecto a los puntos cardinales. La separación entre
las líneas Curry de orientación Noreste-Suroeste oscila cerca de lo 8
metros; y entre las líneas Sureste-Noroeste es de 6 metros. El grosor
aproximado es de 40 cm.

Algunos especialistas sostienen la hipótesis de que esta red se forma


como consecuencia del efecto dínamo dipolar y toroidal, que se
establece por la rotación constante del planeta Tierra y la generación de
fuertes campos energéticos debidos a la fricción y resistencia entre la
corteza terrestre y el núcleo o magma del planeta.

En la práctica, la importancia de éstas líneas sobre la salud sólo se


detecta en la vertical de los cruces Curry y, sobre todo, cuando éstos se
encuentran superpuestos a alteraciones telúricas y/o cruces Hartmann.

Como nota de interés, los geobiólogos suizos y alemanes han


demostrado que la presencia de un automóvil detenido perturba
gravemente a la red H. Al formar una antena con su masa
ferromagnética, un automóvil potencia de la misma manera todas las
vibraciones procedentes del subsuelo. Por lo tanto, es aconsejable evitar
la construcción de un garage o lugar de estacionamiento sobre un cruce
Hartmann potenciado por la presencia de anomalías subterráneas como
venas de agua, fallas o alguna canalización importante en el subsuelo.
Es preferible construir el estacionamiento un poco alejado de la
vivienda. Esta precaución es aplicable a cualquier lugar donde existan
masas metálicas considerables, como el caso de los talleres. Habrá que
evitar, de ser posible, el instalar dormitorios, y mucho menos camas, en
la vertical de lugares como éstos.
(1) "Arte de Proyectar en Arquitectura" - Ernst Neufert - página 29 - Editorial Gustavo
Gili, S.A. - Barcelona 1983.

Posibilidades y limitaciones
de una prospeción
por Mariano Bueno

Los que nos dedicamos habitual o esporádicamente a realizar Prospecciones de viviendas o


diagnósticos de Biohabitabilidad, nos enfrentamos a menudo a los problemas propios de
una realidad que, en sí misma, es muy compleja.
Muchos de los casos estudiados resultan sencillos en su diagnóstico y resolución: casos de
insomnio o dolores de cabeza pertinaces que mejoran o desaparecen tras desconectar los
aparatos eléctricos (radiodespertadores, lámparas, radiocassettes...) situados en las mesitas
de noche o con la corrección de la contaminación eléctrica producida por una deficiente
instalación eléctrica empotrada en las cabeceras de la cama.
En otros casos coincide claramente el recurrente dolor de espalda o la reiterativa tensión
muscular con la presencia de un cruce de líneas Hartmann en la zona de la cama que se
corresponde con esa parte del cuerpo, por lo que tan sólo desplazándo la cama un metro o
cambiando su orientación se consigue la mejoría o incluso a menudo la desaparición
definitiva del transtorno.
Los problemas, para un experto en Geobiología aparecen cuando no podemos hallar una
relación estrecha entre las patologías padecidas por los ocupantes de una vivienda y las
alteraciones geobiológicas detectadas.
Tendremos que partir del hecho de que los transtornos de salud o las enfermedades casi
siempre son multifactoriales y entre esos múltiples factores que inciden -directa o
indirectamente- en el equilibrio o desequilibrio del organismo, podemos entrever aspectos
tan diversos como la alimentación, el ejercicio físico, la actitud psicológica o filosófica
frente a la vida, la genética o el ambiente.
Sobre la mayoría de los aspectos citados se han ido creando disciplinas y escuelas que los
investigan y dan sus recomendaciones para prevenir enfermedades o curarlas una vez
aparecidas. Pero a menudo se olvida el factor energético, tanto la energía dura
(radiactividad, radiaciones electromagnéticas...) como la sutil (frecuencias cromáticas de la
decoración de los espacios o las de forma de las construcciones o incluso de los objetos
decorativos). Todo ello conlleva que el experto en Geobiología deba poseer una amplísima
formación y experiencia personal, para poder hacer evaluaciones rigurosas y que los
resultados de sus actuaciones sean positivos.
Uno de los mayores problemas que estamos hallando es la parcialidad de los criterios
empleados por un determinado prospector. Cuando alguien posee una estructura mental
muy racionalista tiende a cargar las causas de los problemas en los aspectos más medibles
racional y científicamente (la radiactividad de los materiales o la presencia de CEM),
mientras que los que poseen una formación o una fina sensibilidad radiestésica suelen
polarizarse con facilidad en los aspectos más sutiles y difíciles de valorar objetivamente
(objetos con vibraciones extrañas, entidades desencarnadas o remanencias vibratorias de
hechos desagradables acaecidos en el lugar estudiado).
Podríamos pensar que ante estas divergencias lo realmente importante es el resultado final.
Si la persona o personas solicitantes del estudio o prospección de su vivienda hallan
solución satisfactoria a sus trastornos o problemas, poco importa la metodología o el
lenguaje usado a tal fin. El problema aparece cuando un prospector con su sistema peculiar
de diagnóstico y sus recomendaciones no acierta a dar la solución satisfactoria y el cliente
en vez de volver a consultarle o pedirle que le aclare sus dudas recurre a un segundo e
incluso a un tercer prospector, hallándose con tres diagnósticos diferentes e incluso
contradictorios el uno con el otro.
Reconozco que un diagnóstico bien hecho es dificil y requiere tanto de los conocimientos y
la experiencia como de una intuición o sexto sentido que allane el terreno, dada la
complejidad y variedad de los fenómenos estudiados por la Geobiología. Nos hallamos ante
una ciencia que posee bastante de arte. Si además sumamos las constantes variaciones de
las radiaciones cósmicas y terrestres, podemos entrever la extrema complejidad del tema
abordado, pues el diagnóstico que hagamos puede variar sustancialmente tras un seismo,
después de unos cuantos me lluvia o de cambio de presión atmosférica.
Todo ello debe cuestionarnos las posibilidades y las limitaciones de una prospección y
situarnos en una dimensión de mayor humildad, al tiempo que potenciamos los encuentros
de prospectores y profesionales vinculados con la Geobiología, esperando que redunden en
una puesta al día permanente y que permita contrastar técnicas y metodologías de trabajo a
fin de unificar criterios y ajustar nuestras sensibilidades personales. De lo contrario se
puede ir generando un justificado o injustificado descrédito que revertirá negativamente a
corto o largo plazo sobre todos los que dedicamos parte de nuestras vidas a ayudar en la
búsqueda de la salud global a nivel particular y social.
En los encuentros de prospectores ha quedado patente la necesidad de un seguimiento de
las prospecciones realizadas y de la evolución de los implicados. También sería
recomendable que las personas que hayan permanecido largos periodos en zonas con
alteración telúrica o expuestos a radiaciones nocivas realizaran un test periódico de
Kinesología, Mora (resonancia biológica) o Vegatest que les indicara si siguen padeciendo
alguna geopatía. En caso de persistir la información geopática será preciso una segunda
prospección para dilucidar las causas no detectadas con anterioridad.
Todo ello conlleva una mayor implicación tanto del interesado como del prospector, quien
no puede limitarse a hacer un simple estudio de la vivienda, entregar un plano -más o
menos bonito- y acompañarlo con un informe muy sofisticado con tal de dar apariencia de
seriedad. La seriedad profesional no la avalan ni la elocuencia verbal, ni los informes a todo
color, ni el elevado precio de una prospección; la seriedad y validez de una prospección es
algo estrechamente relacionado con el grado de implicación, la formación y la experiencia
del prospector.
Hay que tener siempre muy presente que a partir de nuestros comentarios y
recomendaciones se toman decisiones en ocasiones de suma importancia, tanto para la
salud del interesado como para su economía, ya que en ocasiones se realizan costosas
reformas o se construye en función de lo hallado en la prospección.
Evidentemente no toda la responsabilidad puede recaer sobre el prospector, sea profesional
o no, el interesado -o cliente si se prefiere- tiene que implicarse e investigar por su propia
cuenta, mucho más si tenemos presente que la mayoría de las energías y factores de riesgo
que investiga la Geobiología tienden a fluctuar o variar con el tiempo -épocas de lluvia,
seismo, actividad solar y otros fenómenos naturales- incluso las obras realizadas cerca de la
vivienda -movimientos de tierra, entubados o enterramientos de cables o la tala de árboles
de gran porte- a lo que hay que añadir las fluctuaciones de intensidad de los campos
electromagnéticos en las distintas horas del día y de la noche.
Dada la gran complejidad, queda patente que el interesado en saber si su casa es sana o no,
tendrá que implicarse cuando no halle los resultados esperados y vaya experimentando, ya
sea cambiando la ubicación u orientación de las camas en todas las zonas posibles, o
desconectando la instalación eléctrica por la noche, e incluso aprendiendo el uso de los
instrumentos de medición y detección de anomalías, para poder verificar por sí mismo los
posibles cambios o las modificaciones de las alteraciones fluctuantes.
Hace poco releía un artículo aparecido hace tiempo en una revista francesa, en la que se
mantenía una actitud crítica con la Geobiología, mostrando algunos casos de
contradicciones entre Geobiólogos y radiestesistas y enumerando alguna prospección
solicitada a varios prospectores en las que algunos diferían considerablemente en sus
conclusiones y recomendaciones. Los que nos dedicamos a la prospección de viviendas o
terrenos para edificar tenemos que implicarnos algo más de lo que lo estamos actualmente y
buscar todas las posibilidades a nuestro alcance para seguir compartiendo y aprendiendo
entre todos, descubriendo todas la posibilidades así como las limitaciones a las que tenemos
que hacer frente.
Urge -si no deseamos ahondar la brecha del descrédito- una constante y regular puesta en
común que, mediante la comunicación, aclare dudas, resuelva malentendidos y nos permita
evitar los errores que hayamos podido cometer, ya sea por el desconocimiento de algunos
factores sinérgicos o por actitudes quizas demasiado autodidactas (con todo lo positivo y
negativo que ello conlleva)
Siento que hay que movilizar el grupo de prospección y dinamizar los trabajos de
investigación geobiológica, con ello saldremos ganando todos, tanto en conocimientos y
seriedad profesional como en credibilidad.
© Asociación de Estudios Geobiológocos
Desde GEA Colombia, Capitulo Cali
para el Taller de Geobiologia y Radiestesia paralelo al
IV Congreso de Internacional de Geología GEOMIN 2001
de La Habana, Cuba
9 al 23 de marzo de 2001

Trabajo fuera de formalismos, como contribución a la difusion entre oficios de nivel medio.
INTRODUCCION A LA GEOBIOLOGIA (PARA DOCENTES DE GUARDERIAS, JARDINES DE
INFANTES, ESCUELAS PRIMARIAS Y SECUNDARIAS. ENFERMERAS DESDE NURSERÍAS A
CASA DE GERONTES, PARAMEDICOS, TECNICOS HOSPITALARIOS, MUCAMAS DE
ESTABLECIMIENTOS SANITARIOS Y TODOS AQUELLOS OFICIOS QUE DEBEN
ESTABLECER CONTACTO CON PERSONAS ESTACIONADAS EN LUGARES PATOGENOS.)

PARA QUE NOS SIRVE


LA GEOBIOLOGIA
En Geobiología, enfocamos los aspectos útiles y prácticos en nuestro hábitat diario.-
En nuestro entorno somos agredidos de muchas maneras que no conocemos (pero sí
padecemos) y bien podríamos ahorrarnos muchas molestias y padecimientos serios.

Mucho de la Geobiología se basa en antiquísimos saberes de energías que llegan del


cosmos o del interior del planeta. con influencias positivas y/o negativas sobre nuestra
salud.
Los chinos ha miles de años, al construir sus moradas, nunca prescindían del arte
geomántico o
FENG-SHUI, que recomendaba no construir sobre las "Venas del Dragón" y "Salidas de los
demonios".
Los romanos pacían ovejas sobre los lugares para fundar una ciudad. Al año sacrificaban
los animales, estudiaban sus hígados, cuyo estado les ofrecía información sobre la calidad
del terreno.

Los indios de Norteamérica dejaban pastar libremente a sus caballos, y donde ellos
descansaban y se detenian largamente a comer, instalaban sus campamentos.-.

Los Tuareg africanos se acompañan de perros, cuyo lugar elegido para descansar es
ocupado automáticamente para alzar las tiendas de campaña.-

En cambio, en zonas que hoy encontramos con un alto nivel de radiactividad natural,
hallamos lugares sagrados, zonas de culto milenario o de reposo eterno de antepasados. Las
mediciones actuales demuestran fuertes anomalías geomagnéticas, elevados niveles de
radiactividad u otras alteraciones geofísicas en esos lugares marcados por petroglifos,
menhires, pirámides u
otras construcciones que aún hoy continúan señalando la presencia de energías que
convenía tener en cuenta o temer, según el caso.
Cada cultura cultivó sus propios sistemas de observar la naturaleza y desarrolló sus
interlocutores con los diferentes poderes : Chamanes, brujos, sacerdotes, augures, pitonisas,
sabios o zahoríes de cada lugar. Recién en esta época sabemos por qué.

LOS RIESGOS GEOBIOLOGICOS

En mi profesión contacté con grandes, medianas y pequeñas empresas, corporaciones


multinacionales, oficinas gubernamentales, agencias de publicidad, fábricas de muebles,
talleres de fotografía, restaurantes y locales comerciales; muchas de estas empresas, le
dedican especial énfasis al tema de la seguridad de sus empleados.por las leyes y por las
exigencias de las Companías de seguros. - Se utilizan procedimientos , bastante elaboradas
según las normas sobre Salud Ocupacional de los Ministerios del Trabajo y de Salud o sus
equivalentes, los reglamentos de la Casa Matriz u originadora respectiva y otra serie de
entidades y gremios involucrados en el tema.
Las empresas más concientes actúan en múltiples frentes, pasando por el diseño,
implementación y divulgación de políticas y manuales de procedimientos a seguir en el
área fabril y administrativa, sistemas de atención médica y odontológica, actividades para
promover buenos hábitos de salud y deporte, brigadas de seguridad, prevención y
evacuación en casos de desastre, dotación de implementos y conocimientos adecuados para
el trabajo y para reaccionar en caso de accidentes, acondicionamiento de áreas de
manufactura y administración con diseños arquitectónicos e industriales seguros, con
implementos y oficinas diseñados ergonómicamente, adecuadamente climatizados,
cómodos, limpios, ventilados.. en fin, la lista es larga y la verdad, hoy día, bastante
estándar.

Como saben los constructores, arquitectos y diseñadores, lo aplicable en el diseño de las


empresas tiene total aplicación en el hogar. Sin embargo, cuando hablamos de la seguridad
del ser humano, toda precaución es poca. A la luz de que, gracias a los enfoques aportados
por la Geobiología, hoy se conocen una serie de aspectos que están íntimamente
relacionados con nuestra seguridad y salud y que explican una amplia gama de patologías
que, por
múltiples motivos aún no son del cabal entendimiento y dominio por parte de la mayoría de
las personas, los cuales hemos llamado con ocasión de esta breve síntesis, los Riesgos
Geobiológicos.

La intención es que compartamos aquí, así sea a un nivel muy rápido, varios aspectos que
se están difundiendo a la luz de corrientes de investigación y práctica recientes, que
examinan el hábitat del hombre y la forma en que este determina su salud, combinando una
serie de enfoques tradicionales con otros de tecnología de punta. Se trata de aportes
reunidos en la
GEOBIOLOGIA, ciencia que -aunque desconocida para muchos- no se puede tildar de
nueva, por las razones históricas apuntadas.-

Aquí voy a comentar algunos de los conceptos de mis maestros en este conocimiento, los
Profesores Mariano Bueno (España), Gustavo Garzón (Colombia) y Joachim Wohlfiel
(Alemania), muchos de los cuales pueden encontrarse en sus libros.
La Geobiología, como su nombre lo indica, es el Logos -la Ciencia- que estudia la relación
entre GEA -la Tierra-, sus energías e influencias, y el BIOS -la Vida-, los seres que la
habitan.
En resumen , la ciencia que nos enseña cómo vivir saludables y en armonía en nuestro
hábitat.

En su corta existencia ha evolucionado abarcando todos los elementos y factores del


entorno que afectan nuestra salud, aportando luces para entender y mejorar la relación con
el medio en que vivimos, lo cual involucra al planeta y al Cosmos en su conjunto.

GEOBIOLOGIA se considera hoy un término estrecho, y se ha propuesto rebautizarlo


COSMOGEOBIOLOGIA o DOMOLOGIA (de Domus, morada o vivienda) para
ponerlo más a tono con sus alcances.

Esta Ciencia derivó de varias fuentes, pero principalmente del estudio de las Viviendas y de
su relación con la salud de sus moradores. Comprende conocimientos tan antiguos como la
humanidad, pero sólo organizados de una manera técnica y científica -según cánones
occidentales - desde hace poco menos de 6 décadas. Sus principales aportantes han sido
Médicos, Biólogos, Geólogos, Arquitectos e Investigadores independientes.

La razón de su nombre obedeció a la observación inicial de que muchas enfermedades y


trastornos se asociaban con radiaciones terrestres, principalmente Radiación Gamma,
presencia de Gas Radón, Alteraciones del Campo Magnético Terrestre, acaecidas, casi
invariablemente, con la presencia de Fallas, Fisuras y Capas Freáticas o de ciertas
disposiciones o patrones energéticos especiales que fueron descubriéndose paulatinamente.

Vidas enteras se han consagrado a cimentar los pilares de esta Ciencia. Entre los principales
investigadores Europeos de estos temas podemos citar los siguientes :

En Alemania : El Dr. Ernst Hartmann, verdadero pionero de esta ciencia, el Ing. Robert
Endrós, el Físico Dr.Kining, el Prof. Arq. K. E. Lotz, el Profesor Joachim Wohlfeil. El Dr.
Robert O. Beckert y el Arq. Anton Schneider,DR. H-D Betz, D. Aschoff, L Mersmann,
H.R.MUller entre muchos otros.

En Francia destacamos al Dr. Peyre, los Arq. Remy Alexandre, Pierre Le Chapellier, J. Ch.
Fabre, el Físico Yves Rocard y el Dr. V.P.Korobkova

En Suiza, la Dra. Blanche Merz , el connotado Dr. Jenny, el Profesor Frölich, la Profesora
Kathe Bachler

En USA, el Arq. Hermann Blumme , los Dres. Ed Leeper , Nancy Wherteimer, Bill
Cook,V.Cameron,Cristopher Bird, entre muchos investigadores.
En Japón, los Dres. T. Akamine, H. Muramatsu, H.Hamada y T. Sakon, entre otros.

En Rusia podemos destacar los trabajos del Prof. S.G. Grigoriev , de Alexander Dubrov,
Boris Bondarev, V. M. Bondarienko, T.A. Burova, En Canadá, Edward G. W. Bush, Johon
Living y otros

En España, se destacan el Prof. Mariano Bueno, de GEA, quien nos estuvo visitando en
Noviembre de 1995, la Dra. Anna Kruger, el Dr. A. Madroñero de la Cal, los Profesores.
Raúl de La Rosa, J. González Hurtado, Jordi Bigás, Toni Marin, Carlos Requejo, Ismael
Caballero, Daniel Rubio y José Luis Bardasano, Darder B.,entre muchos

En Colombia tenemos al arquitecto Gustavo Garzón, al señor Julio Fries, , al Profesor


Mario Chávez y otros investigadores que se abren paso paulatinamente en nuestro medio.

En Argentina tenemos al profesor Guido Bassler, a quien tuve el privilegio de conocer en


Bogotà hace unos meses, autoridad internacional en Radiestesia y Geobiologia, la
Prof.Carmen Riera de maniglia, actuial Preasidenta de la Asociacion Argentina de
Radiestesia y al Prof. Juan Carlos Russo, destacado Secretario General de GEA Argentina
,que conocí hace poco en Buenos Aires, entre otros.

Destacados estudiosos de esta ciencia en Cuba, como el Ingeniero geofísico Leodegario


Liufriú Díaz, Manuel López ,Pablo Sierra ,etc
Imposible enumerar paises y nombres totales, discupen por ello.

Hoy la Geobiología es reconocida como una Ciencia y se estudia en varias Universidades


de Alemania, Francia, Rusia,Luxemburgo,Suiza, República Checa y España, entre otras.-
Muchos de sus postulados se abren paso en la normatividad de la Medicina y la Salud, la
Construcciòn y la Protección al medio ambiente, desde ámbitos internacionales de
instituciones como la OMS, pasando por agencias regultatorias como la EPA en los Estados
Unidos y múltiples equivalentes en los cinco continentes.

Como Ciencia, la Geobiología conlleva indudable rigor científico, pero como es un


territorio puente donde coexisten conocimientos sumamente antigüos con otros, resultado
de la más reciente investigación, requiere altas dosis de tolerancia, sensibilidad, espíritu
abierto y humildad entre quienes la practican y desarrollan. Finalmente, los Geobiólogos
tienen que tener
presente que a través de la historia, todo el saber se ha revaluado paulatinamente a la luz de
nuevos conocimientos, lo cual tambien pasará en el futuro con las "certidumbres" actuales.

La Geobiologia involucra en su investigación datos aportados por las más diversas ramas
del saber actual : Medicina, Neurología, Astrofísica, Geología, Biofísica, Biomagnetismo,
Hidrología,enfocando gran variedad de aspectos que inciden en nuestra calidad la vida,
pero centrándose cada vez más hacia campos de investigación más amplios y que tocan
fenómenos poco estudiados que hacen referencia a Energías poco conocidas aún, pero
cuyos
efectos son patentes:

ANALISIS GEOBIOLOGICO DEL ENTORNO HABITABLE

Aún hoy, habiéndose desarrollado dentro del avance de la Geobiología tantos aparatos
sofisticados de medición electrónica, la lógica aconseja NO menospreciar los
conocimientos y saberes aportados por metodologías mas antigüas y tradicionales.

La Radiestesia, por ejemplo, se considera de gran ayuda para determinar, de una forma
rápida y económica, diferentes energias y radiaciones presentes en cada lugar permitiendo
escoger los mejores sitios para ubicar nuestra vivienda y lugar de trabajo. De esto, el
Profesor Guido
Bassler, de GEA Argentina, podría profundizar "ad aeternum" basado en su vastísima
experiencia sobre el tema, otros como los Profesores Achim Wohlfeil y Gustavo Garzón
(maestros míos), defienden la medición instrumental, con un enfoque bastante más
ortodoxo y exigente sobre el control de calidad y exactitud que deben observar los
geobiòlogos modernos.

Igualmente, en nuestra casa, los animalitos domésticos como el perro y el caballo, siguen
ayudándonos a seleccionar buenos lugares para el descanso, mientras que el gato, nos
señala los nocivos.

Cada vez es más difícil hallar un buen lugar de descanso. A la contaminación sonora,
debemos añadir las influencias de radiaciones cósmicas, solares y terrestres, y otras intensas

radiaciones generadas por nosotros (electrodomesticos y afines), fruto de nuestro insensato


afán de supuesto "progreso" tecnológico.

Nos enfrentamos pues a un número creciente de factores, situaciones y elementos que


intervienen en el equilibrio o desequilibrio de nuestra salud física, mental y emocional,
examinados a la luz de su entorno y su ámbito interno:

En el Entorno señalaremos básicamente tres : El Cosmos, el Hábitat Terrestre y un factor


sumamente determinante, proveniente de éste último, la Alimentación, pues "somos lo que
ingerimos".

Estos factores externos afectan y en ciertos casos, se combinan, con elementos internos
como nuestra psiquis, con ciertos condicionantes -protectores o detonantes- hereditarios, y
con nuestros hábitos de comportamiento, resultado de la forma como nos hemos educado.

Dentro del COSMOS tenemos que examinar ante todo la influencia que tiene en
nosotros el sol, ese gran reactor de fusión nuclear, cuya inmensa actividad energética
genera un viento solar que baña todo nuestro sistema planetario con protones, electrones,
núcleos de helio, iones, oxígeno y carbono, partículas que chocan con la Tierra y son
atrapadas por
sus campos magnéticos. Afortunadamente, la Magnetosfera del Cinturón Van Allen rodea
nuestro planeta y actúa como un escudo que nos protege de estas radiaciones; el sol
también irradia energía en forma de luz visible, radiación ultravioleta, infrarroja, ó equis,
ondas de radio, microondas, etc., que inciden grandemente en nosotros. Por ejemplo,
cuando los vientos
solares son muy intensos, cuando aparecen las famosas "manchas solares", chocan con
átomos de oxígeno, dan lugar a espectaculares reacciones químicas que en algunas zonas
iluminan el cielo en forma de auroras boreales y que generan en la Ionosfera grandes
cantidades de ozono (O3) que, a pesar de los denodados esfuerzos de la industria
automotriz y la basada en los
clorofluorocarbonos, ayuda a filtrar la agresión ultravioleta.

Estas intensas radiaciones también desencadenan corrientes eléctricas que circulan por la
Ionosfera, generando grandes tormentas eléctricas que alteran el campo magnético terrestre
y que nos afectan física y psíquicamente. En algunas ocasiones llegan a enloquecer las
brújulas y los magnetómetros, produciéndose intensas corrientes inducidas en los cables de
transporte telefónico y eléctrico.

Algunas radiaciones solares se combinan con los tristes deterioros atmosféricos causados
por las comentadas industrias, tales como la destrucción de la capa de ozono, que nos hace
cada día más permeables a la peligrosa radiación Ultravioleta de tipo A, B y probablemente
C; los efectos "Invernadero" y de "Calentamiento global" causados por la excesiva
producción de dióxido de Carbono en tantos procesos industriales, de combustión y quemas
forestales , así como el desbalance en la fijación en la capa vegetal, creado por la
descontrolada e indiscriminada tala de bosques que está teniendo lugar en Colombia, la
Amazonia en general y Brasilera ,Bosques de Argentina Paraguay y tantos otros lugares del
planeta.

Hay otra serie de incidencias cósmicas menores, pero no desestimables provenientes de la


Luna y otros cuerpos celestes.

Enlazando este tema con con el segundo Factor del entorno, el hábitat, encontramos en
primer lugar los fenómenos atmosféricos que inciden directamente con nosotros, y la
contaminación atmosférica que cada día cobra nuevas perspectivas dentro del deterioro de
nuestra salud, como lo acabamos de ver.

En segundo plano, una serie de fenómenos asociados con la electricidad y el magnetismo


inherentes a nuestro planeta, fenómenos íntimamente ligados.
Recordemos que la Tierra posee un campo magnético generado en su núcleo entre 2,900 y
5000 Km de profundidad por un efecto llamado de dinamo autosostenido, cuyas líneas de
fuerza atraviesan su núcleo interior y se expanden a miles de Km de su corteza, y que varía
constantemente en intensidad y fuerza. El campo Magnético observado en la superficie
posee
fuentes situadas en el exterior del globo: Las corrientes eléctricas que circulan por la
ionosfera a unos 110 Km de altitud y más allá, en la magnetosfera, engendran la parte
externa del campo geomagnético, que presenta importantes variaciones relacionadas con las
manchas solares, la
radiación cósmica y las tormentas magnéticas y pueden durar desde un milisegundo hasta
años, con amplitudes muy variables. Contribuyen también las rocas de la corteza y del
manto superior, algunas ricas en materiales magnéticos y poseen imantación importante. Se
ha demostrado que hay importantes cambios climáticos asociados con las variaciones del
campo
magnético. Igualmente este contribuye a la navegación natural que practican muchas
especies como bacterias, aves migratorias y algunos mamíferos, entre otros.

¿ LA ELECTRICIDAD QUE TIENE QUE VER EN TODO ESTO ?

El término "magnetismo" viene de la denominación de Magnesia, ciudad de Asia Menor y


región de Macedonia del mismo nombre, de donde se extraía el óxido ferroso-férrico
(Fe2O4FE), cuyos efectos sobre la gente era ya conocido en la antigua Grecia. Los
magnetos o imanes comenzaron a usarse como brújul por los chinos en el siglo IV,
aprovechando su alineación con el norte magnético del planeta.
Desde el siglo VII a. C., el filósofo y matemático Thales de Mileto había logrado atraer
pedacitos de lana frotándolos con ámbar; lo que ocurre al hacer esto es que los electrones
de la lana pasen al ámbar, quedando éste cargado negativamente. DE la palabra griega
electron (ambar) se deriva el término "electricidad".

Dos siglos después. Otto Guericke fabricó el primer generador eléctrico por fricción
Posteriormente Von Kliest y Leyden experimentaron con acumuladores de energía
inventando el condensador eléctrico. Alessandro Volta creó en 1799 el primer condensador
no electrostástico o pila. En 1820 el físico danés Hans Christian Oersted unificó, por
casualidad, los conceptos electricidad y magnetismo, comprobando que el
electromagnetismo acompaña siempre a la corriente eléctrica, por tanto toda corriente
eléctrica lleva asociado un
campo magnético.

Para comenzar, convivimos con estos elementos, están a nuestro alrededor; en la tierra hay
radiactividad, también en el ambiente, una parte proveniente de los minerales y el subsuelo,
y otra del cosmos y el sol; la electricidad y el magnetismo se encuentran en el subsuelo, en
las diferentes capas atmosféricas y en el interior de nuestro cuerpo.

Electricidad y magnetismo van siempre unidos: a través del cuerpo circulan constantemente
minúsculas corrientes eléctricas ligadas a los influjos nerviosos y al transporte de
información de una neurona a otra; dichas corrientes parten del cerebro y circulan por el
resto del cuerpo creando campos magnéticos extremadamente débiles. El campo magnético
generado por la
actividad del corazón con ayuda de un magnetoencefalograma, es de unos 5 10-7 gauss, o
sea una millonésima parte del campo magnético terrestre, cuya media es 0,5 gauss.

El campo magnético terrestre pulsa con una periodicidad entre 8 y 20 impulsos o ciclos por
segundo; nuestro cerebro se sintoniza con ese campo pulsante y es recisamente entre 8 y 12
ciclos de actividad eléctrica y magnética cerebral donde nos hallamos en el estado de
máxima relajación, el llamado estado "alfa" cerebral.

Lo anterior pone presente que, sobre la actividad biológica y metabólica inciden cargas o
campos eléctromagnéticos y radiactivos, por pequeños que sean, de ahí que tengamos que
olvidarnos del concepto del cuerpo regido por procesos bio-químicos, teniendo en cuenta
que nuestro cuerpo se rige por una serie de complejos e intercomunicados procesos bio-
electro-magneto-químico-radioactivos, lo que complica un poco el panorama de la
explicación de su funcionamiento, pero proporciona un escenario más aproximado a lo que
en realidad explica sus comportamientos y condicionantes.

Asi el viejo modelo químico-mecánico se derrumba y se abre paso un concepto energético-


vibratorio que nos ayuda a entender cómo la vida en nuestro planeta se ha ido desarrollando
en un ambiente químico, eléctrico, magnético y radiactivo específico a lo largo de millones
de años, donde los seres vivos que lo habitan han evolucionado adaptándose a estos
elementos asi como a sus continuas fluctuaciones y cambios.

La radiactividad, la electricidad y el magnetismo terrestre, aunque variables, han


permanecido constantes desde hace varios miles de años y en apenas unas décadas de
desarrollo tecnológico desmesurado, hemos alterado altamente ese precario equilibrio al no
tener en cuenta en nuestro afán tecnificador que débiles variaciones podrían tener efectos
cruciales sobre la vida. Aunque son magnitudes relativamente débiles, por resonancia son
capaces de interactuar con todos los procesos de la vida.

GEOBIOLOGIA Y ELECTROMAGNETISMO

:
Existe un permanente flujo eléctrico o sea, de partículas llamadas electrones de carga
negativa, a nivel ambiental y que es fluctuante en toda la superficie terrestre, resultado de
procesos tan variados como la radiación cósmica y solar, a la que se añaden factores
metereológicos como
las tormentas, las bajas presiones atmosféricas, etc. Esta electricidad se relaciona con la
estructura de los suelos, la vegetación, las edificaciones y la fabricación, transporte y uso de
la electricidad artificial.

La corteza terrestre es muy conductora y suele estar cargada negativamente; La atmósfera


es semiconductora: Negativa hasta unos 50 Km (dieléctrica o conductora, según las
circunstancias) - A niveles altos, en la Ionosfera, vuelve a ser muy conductora, en este caso
con carga positiva.

Existe una diferencia de potencial entre la corteza y la ionosfera que oscila entre 300 M y
400 M. Voltios, lo cual a nivel del suelo puede traducirse a unos 130 voltios/M en tiempo
claro y calmado; puede alcanzar varios miles de Voltios durante bajas presiones
atmosféricas o estados pre-tormenta, donde se pasa de un equilibrio entre cargas
positivo/negativas a un fuerte predominio de cargas positivas que producen trastornos.
En condiciones normales, la baja y media atmósfera aislan la carga de ionespositivos
de la alta capa sobre los de carga negativa de la baja y así los intercambios iónicos se dan
pacíficamente.

Existen unas líneas equipotenciales paralelas al suelo que siguen la orografía del terreno y
comprimiéndose, creando un fuerte gradiente eléctrico en las zonas más elevadas y puntas,
que facilita las descargas.

¿Cómo nos afecta esto a nosotros? Todos hemos acusado alguna vez cierta pesadez,
malestar, fatiga o irritabilidad cuando un sol plomizo y aplastante cae sobre nosotros. Son
días de baja presión atmosférica que preceden a las tormentas. Lo que ocurre es que el aire
se está cargando de iones positivos consecuencia del exceso de radiación solar y/o del
exceso de nubes tormentosas llamadas cumulo-nimbos cuya parte inferior se carga
negativamente y crea una sobrecarga positiva en la superficie, llevando el potencial
eléctrico de sus habituales 130 V/m a entre 25-40 KV/m. En esos momentos se producen
descargas de miles de voltios, los temidos rayos que tienden a descargarse en zonas de
mayor ionización positiva, ya sea la parte superior de otra nube (relámpago), de un árbol, la
parte superior de un edificio terminado en
punta (las puntas acumulan cargas positivas) o los puntos donde hay fallas telúricas, vetas
radiactivas o corrientes subterráneas. Esos son los lugares ideales para las tomas a tierra de
pararrayos o blancos ideales para las descargas eléctricas

Hay algunos datos interesantes acerca del comportamiento eléctrico en nuestro cuerpo,
según nuestra posición corporal y la clase de vestimenta y calzado que llevemos.

En condiciones meteorológicas estables, la diferencia de potencial en la atmósfera es de


130 a 250 V. En tales condiciones , el ser humano se ve recorrido por una corriente eléctrica
que oscila entre 170-220 V, pero si nos acostamos, el equilibrio del campo eléctrico se
modifica por completo, de modo que los puntos del cuerpo se ven sometidos a una muy
débil
excitación.

Inmerso en el campo electroatmosférico el cuerpo se comporta como un circuito conductor


eléctrico, gracias a su conductividad alta, al estar descalzos o llevando calzado con suelas
conductoras, la tensión es nula.
Cuando estamos aislados por efectos del asfalto, moquetas sintéticas o llevamos calzado
aislante (suelas de plástico o goma) se produce una fuerte tensión eléctrica en la superficie,
agravada en ocasiones por la electricidad estática generada por fricción de tejidos
sintéticos.
De ahí la importancia de descalzarnos y andar sobre la hierba mojada, que lleva al
reequilibrio eléctrico al aumentar nuestra conductividad. Igualmente es más aconsejable
usar calzado con suelas conductores de cuero, cáñamo, etc.

La resistencia que ofrece el cuerpo al paso de la electricidad suele ser de unos 15 a 20 Kilo-
ohmios al estar descalzos o llevar suelas conductoras. Esta resistencia aumenta hasta 100
Kilo-ohmios al llevar suelas plásticas secas, parecidos a los que se presentan en estados de
nerviosismo y estres.
Radiación electromagnética y Campos Electromagnéticos

- La primera se puede considerar como un campo eléctrico oscilante asociado a un campo


magnético que viaja a través del espacio en ondas. Por tanto tiene comportamientos
asociados a su doble naturaleza de partícula-Onda. En la práctica, las radiaciones son
corrientes de fotones que se desplazan a una velocidad única de propagación en el vacío de
3x108 la cual varía dependiendo de cada material que atraviese.
Cuando las radiaciones electromagnéticas interaccionan con la materia, tienen lugar
procesos de absorción, transmisión y emisión asociados con intercambio de energía que
están regidos por postulados de Bohr de la Mecánica Cuántica.

Ahora bien, cualquier conductor que transporte una corriente alterna produce en el espacio
que le rodea un campo eléctrico y otro magnético, o lo que es un campo electromagnético.

Las líneas de alta tensión, los cables de alimentación de alumbrado o los motores eléctricos
son ejemplos de conductores por los que fluye la corriente eléctrica alterna; por lo tanto a
su alrededor existen estos campos, cuya intensidad depende de la cantidad de corriente que
circula por los conductores

Radiaciones Terrestres y Cáncer -

Qué tienen que ver las radiaciones terrestres con enfermedades e incluso el cáncer..?

Vamos a ver, la clasificación geobiológica de las radiaciones y sus efectos sobre nuestra
salud :

Las Radiaciones terrestres o Telúricas son fenómenos que se producen en el subsuelo e


inciden en nuestro equilibrio biológico; estas se observan desde los comienzos de la
humanidad, siendo bautizadas como "geopatógenas" si inciden negativamente en la salud.

Ellas se causan por fenómenos variados como corrientes de agua subterránea, fallas o
fisuras de los diferentes sustratos del terreno, vetas metalíferas, alteraciones del campo
magnético por presencia de metales ferromagnéticos, las famosas "Líneas Hartmann" e
incluso las llamadas "Ley inglesas" que recorren la tierra y que los antigüos posiblemente
reconocieron señalizándolas con el trazado de caminos, menhires, dólmenes, etc.; estas
anomalías son estudiadas en detalle por la Geología habiéndose demostrado que en sus
verticales se detectan alteraciones del potencial electroatmosférico.

Por algunas de estas fisuras se ha demostrado además la filtración de peligrosas


emanaciones de gases radiactivos como el radón, partículas, neutrones y radiación gamma
que pueden dañar seriamente la estructura de nuestras celulas. No es algo de tomar a la
ligera.-.
Parece que es más común la incidencia de estas fisuras en suelos silíceos, cuárcicos o
graníticos, siendo menor en los calcáreos.

Estas anomalías se pueden detectar con instrumental electrónico tal como los
magnetómetros, medidores geiger, galvanómetros, sensores piezo eléctricos o termómetros
de rayos infrarrojos.

Los detectores de gas radón son especialmente útiles, pues este letal gas es el causante de
multitud de sintomatologías, mortales en su mayoría; su presencia puede ser detectada con
una sencilla medición por parte del especialista. Igual comentario merecen los desbalances
del nivel de radioactividad, que según el Prof. Gustavo Garzón, es el fenómeno que se
puede demostrar más objetivamente y que más significativamente puede presentar un
terreno en materia de repercusiones importantes para la salud.

Muchas de las energías comentadas pueden tambien ser detectadas con sencillos
instrumentos de radiestesia tales como varillas en escuadra o " L ", péndulos y varas de
radiestesista tradicional en " Y " griega. Estos instrumentos milenarios son sencillos pero
requieren ensibilidad, cierta predisposición y mucha experiencia en su manejo, pues están
íntimamente en línea con la programación mental de la persona.

La gran desventaja del método radiestésico, según la "línea dura" de la Geobiología y que
ha causado escozor y divisiones entre la comunidad de estudiosos es que existía una gran
variabilidad entre las percepciones de los radiestesistas, por más experimentados que
estos fueran ; de hecho, no existía una manera de efectuar una validación estadística seria al
trabajo radiestésico, como ha sido muy bien demostrado en Alemania y comentado por el
Prof. Wohlfeil y otros. Hoy día los trabajos del Dr. Lufriú, del Dr. Betz, Dr.Dubrov, Ing.
Bassler y otros expertos han revalidado la metodología científica necesaria para cuantificar
la diferencia de potencial entre las manos del humano radiestesista, clarificando el
problema hasta el momento..-

Las zonas donde se presentan alteraciones del campo magnético no son aconsejables para
habitarlas, ya que desajustan nuestra polaridad interna, alterando la circulación energética,
así como la correcta polaridad celular, es el fenomeno de la despolarización.-

Para ejemplificar los efectos de estas anomalías, citaremos uno de los más célebres y mejor
documentados estudios sobre la materia, realizado por el Dr. J.Picard en la ciudad de
Moulins, Francia y que se cita en la mayoría de libros básicos de Geobiología.-
En un barrio específico de esta ciudad, donde se habían dado un número de muertes por
cáncer muy superior al estadísticamente esperado. Al realizar el estudio geobiológico de la
zona y correlacionarlo con las casas donde habían ocurrido los decesos, los resultados
fueron muy concluyentes :

El patrón de superposiciòn del plano del barrio mostrando las casas con decesos mostraba
asombrosas superposiciones con planos que señalaban presencia de radiaciones de gran
intensidad causadas por venas de agua subterránea y fallas telúricas subyacentes a las casas
de los decesos.
El estudio causó un revuelo general en la comunidad médica y científica y otorgó una
seriedad incuestionable al enfoque de la Geobiología moderna.
Hay antecedente de estudios anteriores efectuados por el alemán Gustav von Phl en los
años 30 y posteriores como el del Dr. Marçondes en la ciudad de Pato Branco, estado de
Paraná, Brasil. Con identicos resultados

Por eso es recomendable hacer el estudio geobiológico, así sea sólo con radiestesia.-

LA "RED HARTMANN"

Vamos a ver someramente un solo tema ,pero muy importante, de los interesantes que
exhibe
la Geobiología, cual es la fenomenología asociada con la Red Hartmann (RH) o Red
Global (RG)

Esta Red es un trazado de líneas de fuerza de la estructura electromagnética terrestre, y fué


estudiada y demostrada en profundidad en los años 50 por el médico y geobiólogo alemán
Dr. Ernst Hartmann e incontables investigadores posteriores.

La estructura global de estas retículas o redes energéticas es variable, aunque la medida


media de las distancias que las separan es de 2,5 metros dirección Norte-Sur y 2 metros
dirección Este-Oeste. El grosor medio de estas paredes energéticas es de 21 centímetros y
se perciben aún a varios Kilómetros de altura.

En la práctica, se debe evitar tener el sitio de descanso o de trabajo sobre un cruce de estas
líneas, ya que se ha demostrado su asociación con numerosas dolencias, y multiplicado su
efecto, en conjunto, con la de otras anomalías telúricas o eléctricas ya señaladas, como las
vetas de agua subterránea, las fisuras, radioactividad del terreno, presencia de
electrodomésticos de alta radiación incluso microndas, etc.

Lamentablemente, no existe un equipamiento SENCILLO Y ECONOMICO que permita la


medición práctica 100% confiable y reproducible de la Red Hartmann.

Radiestesistas Geobiologos y mejor GEólogos Geobiologos y Radiestesistas expertos


pueden hacer el plano o retícula en hogares u oficinas y así evitar que coincidan la cama, el
escritorio o lugares de descanso con los cruces de Líneas Hartmann, pero con las
deficiencias en el
Control de Calidad anotadas en una de nuestras entregas pasadas, ya que no todos conocen
los trabajos actuales sobre una labor metodologica y científica.-

He tenido la fortuna de haber recibido en mi casa a los profesores Mariano Bueno, Gustavo
Garzón y Joachim Wohlfeil, y quiero decirles que en mediciones tomadas en distintos años
por estas personas, coincidieron asombrosamente las retìculas trazadas por cada uno de
ellos. Eso nos ayudó a ubicar mejor nuestra cama de matrimonio, las camas de nuestros
bebés y
varios electrodomésticos de manera más apropiada para nuestra salud. Un estudio
complementario de Feng Shui adelantado por el Prof. Wohlfeil nos dejó muchas enseñanzas
adicionales y nos dio pautas para desterrar algunos materiales sintéticos de nuestra
habitación y nuestro vestuario, cambiar de sitios los espejos, y otras sutilezas

EL FENOMENO DE LA IONIZACION

Daremos un vistazo al tema del EQUILIBRIO IONICO y el fenómeno llamado la


IONIZACION, que estoy seguro nos son familiares.

Toda la electricidad atmosférica terrestre o corporal descripta


interactúa con la estructura atómica, eléctrica y molecular del aire que nos
envuelve. En su estructura existen cargas eléctricas de cuyo equilibrio
también depende la salud o enfermedad de los seres que necesitamos de este
éter vital.

Por ejemplo el viento afecta el equilibrio iónico.


Curiosamente, desde tiempos inmemoriales se conocen efectos que tienen
ciertos vientos sobre la salud física o psíquica, cuya característica
peculiar se ha establecido en un exceso de cargas eléctricas y de iones
positivos :

"No pronunciarás ninguna sentencia de muerte cuando sople el Sharav" reza el


Talmud.

Es bien sabido que cuando en Ginebra y otras ciudades del centro de Europa
sopla el Foehn o "Viento de Brujas" se aumenta el número de riñas, suicidios
y asesinatos, los accidentes de tráfico.. y hasta algunos cirujanos retrasan
sus operaciones si la previsión del tiempo anuncia el Foehn. Parecida fama
tienen los vientos Chinook en las Montañas Rocosas en USA, el Santa Ana de
California, el Siroco en Italia, el Mistral en la Costa Azul, la Tramontana
en Cataluña, el Viento Norte en Argentina y muchos otros..

La Luna afecta el equilibrio iònico.. Tambien lo hace el Sol, las


construcciones, el asfalto, la ropa que nos ponemos.

Los desequilibrios iónicos también los hallamos en el interior de las


viviendas y las oficinas. El gran número de personas que ocupan ciertos
espacios, la deficiente ventilación, el empleo masivo de aire acondicionado,
la calefacción, el humo del tabaco, la contaminación del aire, los
terminales de video o TV y demás electrodomésticos vician el aire y reducen
de forma alarmante la concentración de iones de carga -, altamente
favorables para el desarrollo de la salud.

¿Qué se entiende por IONIZACION?


En la materia, cada átomo está constituído por un núcleo complejo provisto
de cargas neutras y positivas, así como de una nube de electrones cargados
negativamente que gravita alrededor del núcleo.
Generalmente, las cargas negativas de los electrones equilibran con
exactitud la carga positiva del núcleo y el átomo resulta neutro. Dicho
estado se ve continuamente alterado al exponerse ese átomo a diferentes
dosis de energía a través de radiaciones naturales o artificiales que
terminan arrancándole uno o varios electrones, quedando el átomo cargado
positivamente y considerado un ION POSITIVO.
Consecuentemente, esos electrones libres arrancados son capturados por
átomos neutros, estos se cargarán negativamente, convirtiéndose en iones
negativos.

Cuando estos iones entran a formar parte de una molécula eléctricamente


neutra, esta a su vez se electriza y constituye un ión mayor, cuyo tamaño
variará en función de su grosor. Se ha comprobado que los iones positivos de
cualquier tamaño producen trastornos físicos de intensidad creciente cuando
aumenta su concentración, sobre todo en personas sensibles (25 a 75% de las
personas). Los iones negativos de gran tamaño no parecen tener incidencia en
la vida orgánica, mientras que los minúsculos producen una sensación de
bienestar general, cuanto mayor sea su concentración.

En la naturaleza, la energía necesaria para provocar Ionización proviene de


tormentas, lluvias, partículas de agua en suspensión, cascadas o el batir de
las olas, diferentes vientos, la vegetación, mayor número de árboles
frondosos, sustancias radiactivas en la corteza, de radiación cósmica y
solar (la ultravioleta, por ejemplo),

A esto se le suman muchos elementos creados por el hombre: centrales


nucleares, líneas de alta tensión, contaminación atmosférica, uso
indiscriminado de frecuencias energéticas, uso de materiales y fibras
sintéticos que generan cargas electrostáticas, cableados eléctricos,
electrodomésticos, uso indiscriminado de aires acondicionados, calefacción,
humo de tabaco, que ya vimos, así como utilización de ciertos elementos de
construcción (cemento, gres) que emiten partículas cargadas positivamente o
radiactividad ligeramente ionizante;

Gana aquí todos los días terreno el conocer y aplicar los principios de la
adecuada ventilación, la correcta utilización de la vegetación, conocer con
detalle el grado de humedad, la permeabilidad de las paredes de las
construcciones y desde luego, la no construcción sobre venas de agua
subterránea, alteraciones y fallas geológicas

NOTAS FINALES - LIBROS RECOMENDADOS


Como dicen, "todos los caminos llevan a Roma", pues aquí llegar a Roma
significa que finalmente, estamos asistiendo a la demostración científica de
una serie de asuntos inherentes al hecho incontroversial de que somos
energía y por lo tanto, la exposición descontrolada o al menos exagerada a
cierto tipo de frecuencias, inobjetablemente nos afecta.

Lo escrito confluye en concluir que ciencias modernas como la


Geobiología y la BioConstrucción tienen un terreno enorme por delante en
aras de mejorar la calidad de vida de la gente que las estudie y aplique;
desde luego, la jurisprudencia y la normatividad que reglamenten y aseguren
que el estado vele por la aplicación de los principios geobiológicios tiene
tambien un largo recorrido por delante. Me viene a la mente la lucha por la
erradicación de los impelentes de aerosole s y cargas de serpentinas de heladeras el CFCs
de la industria, lo que ha tomado y lo que tomará, y eso
es algo ínfimo en comparación con la multiplicidad de asuntos que hemos comentado.

Sin embargo, aspiro a que el ritmo en el que vamos entrando sea más dinámico a partir del
2001.-

Cada día se oye hablar más y más del Sindrome del "Edificio Enfermo", o de
las Casas que enferman a sus moradores y toma importancia el concepto de
querer vivir en LA CASA SANA de que tanto habló y habla el Prof.
Mariano Bueno en sus libros "Vivir en Casa Sana" (Ed.Martínez Roca, Barcelona, 1986) y
"El Gran Libro de la Casa Sana" (Ed.Martínez Roca, Barcelona, 1993) y en su próximo
Libro "El Libro Práctico de la Casa Sana" son los fundamentales de nuestro mentor para
detectar y neutralizar anoma´lías
.

Los libros del Profesor español Raúl de la Rosa, CONTAMINACION


ELECTROMAGNETICA y GEOBIOLOGIA, MEDICINA DEL HABITAT, ambas de
Therapion
(Valencia) , RADIESTESIA Y EL LUGAR Y LA VIDA de Ed.Integral,son muy didácticos
y documentados también, en ellos tambien nos basamos en algunos apartes de nuestra
reseña y son muy recomendados por el Prof. Russo de GEA Argentina.

Capítulo especial merece la obra del arquitecto colombiano Gustavo Garzón,


fundador de GEA Colombia, consultor, constructor y prestigioso catedrático
en varias instituciones re renombre en Colombia y el exterior. El Prof.
Garzón es autor del libro "La Casa y la Oficina Ecológicas" (Ed. Martinez
Roca, Bogotá, 1997), donde el lector encontrará una completa recopilación de
la normatividad geobiológica internacional en la mayoría de aspectos
relacionados con la o construccion saludable moderna.

Espero que con las ideas expuestas y las lecturas recomendadas puedan,
amigos Krónidas, tengan ya una idea general de los principales temas a los
que apunta esta apasionante ciencia que es la Geobiología.
Muchos aspectos de la Radiestesia se pueden consultar en basta bibliografía, en Argentina
el Ing. Guido S.Bassler publicó "Los Secretos de la Radiestesia" Ed. Errepar, 1996 y
"Lugares Altamente Energeticos" Ed. Kier, 1998, donde destaca los,lugares tenidos por
sagrados en la antigüedad.

Aspiro también que haya nuevas actitudes y contextos diferentes acerca de la


ubicación de la cama y los electrodomésticos en el cuarto de dormir; de las distancias
que hay que guardar con el cableado de larga tensión, los enchufes, los
transformadores de corriente, las antenas parabólicas; el teléfono celular,
los hornos microondas, las prendas de vestir sintéticas, el calzado de
caucho, los pisos altos, abrazar los árboles, caminar descalzo y desde
luego, la magia del Foehn !

Oscar Ayala Arana


Coordinador de GEA
Capítulo Cali
OSCAR AYALA ARANA ES ECONOMISTA GRADUADO, EN LA UNIVERSIDAD DE SAN BUENAVENTURA DE CALI, COLOMBIA,
TIENE 45 AÑOS, CASADO HACE 11,CON DOS HIJOS PEQUEÑOS.-
SE DESEMPEÑA COMO CONSULTOR DE EMPRESAS Y ES DELEGADO DE GEA EN EL CAPITULO CALI DE COLOMBIA

PD:Colaboró en la recopilacion de datos y problemas el prof. Juan Carlos Russo ,Secretario


de GEA Argentina y de la Asociación Argentina de Radiestesia.

Los campos electromagnéticos


Adelantándose a Alberti, el arquitecto romano Vitruvio explica en De architectura, una obra que
influyó en toda la historia de la construcción occidental, que antes de edificar una casa o una
ciudad, los romanos dejaban pastar sobre el terreno elegido un rebaño de ovejas para luego
examinar sus vísceras, especialmente el hígado.

En la actualidad, se sabe que estas prácticas de apariencia mágica poseen una base real. La
tierra, inmersa de por sí en un vasto campo de radiación natural, indispensable para el desarrollo
de la vida, produce también radiaciones: si en un enclave concreto estas radiaciones son
excesivas, afectarán al funcionamiento del hígado el cual, al regular y filtrar la sangre, es la
primera barrera que opone el cuerpo a las radiaciones telúncas.

La radiación natural

Nuestro planeta puede ser visto como un gran núcleo magnético en movimiento dentro de un
sistema más amplio, el universo. Todos los elementos del sistema, ya se trate de seres vivos o
no, mantienen una relación entre sí y dan origen a fenómenos eléctricos y magnéticos que
conforman el campo electromagnético en el que todos y cada uno de los cuerpos vibran y emiten
energía.
La irradiación natural está formada sobre todo por radiaciones procedentes de los planetas, el
Sol y el propio globo terráqueo. Del resto del universo nos llegan radiaciones en forma de
microondas, de una frecuencia muy elevada y cuyo origen es exterior a nuestra galaxia.

Se conocen como radiación de fondo extragaláctica u ondas cósmicas. Fueron descubiertas en


1903 y tienen una capacidad de penetración cien veces mayor que los rayos x.

Del Sol nos llegan radiaciones directas en forma de luz, rayos ultravioletas e infrarrojos, e
indirectas a través de la Luna.

De la diferencia de potencial, producida por las cargas negativas presentes en la superficie de la


Tierra y de las positivas contenidas en la ionosfera, se genera un campo eléctrico natural que,
junto con las corrientes telúricas, las retículas geomagnéticas y otras fuerzas, constituyen el
conjunto de las radiaciones de la Tierra.

Desde un punto de vista biofísico, el hombre puede compararse con una batería que, para
funcionar de forma correcta, debe cargarse continuamente de energía.

Como cualquier elemento que se mueve en un campo electromagnético, nuestro cuerpo también
recibe corrientes inducidas, a causa del movimiento de cargas eléctricas internas que provocan
bienestar o malestar, según el caso.

Nuestro organismo es, por tanto, sensible a una exposición anómala de radiación, ya sea por
exceso o por defecto.

Las retículas geomagnéticas

El doctor Peyré fue el primero en señalar, durante el Congreso Internacional de Prensa Científica
celebrado en 1937, la presencia sobre la Tierra de un campo electromagnético en forma de una
estructura reticular semejante a la que forman los meridianos y los paralelos geográficos. Esta
hipótesis fue retomada y reelaborada por diversos investigadores, entre los que destaca el
profesor de la Universidad de Heidelberg Ernst Hartmann, considerado uno de los pioneros de la
geobiología.

Hartmann habla de una «red global» formada por múltiples rejillas reticulares que se
superponen e interfieren recíprocamente.

Esta red global, llamada red H o retícula de Hartmann, se distribuye por toda la superficie
terrestre y asciende atravesando toda la biosfera, lo cual permite suponer una radiación
procedente del interior del globo.
La retícula electromagnética más utilizada es la de Hartmann, que envuelve nuestro
planeta y ejerce en las intersecciones una acción energética más intensa

Esta malla se estrecha hacia los polos y se ensancha hacia el ecuador, trazando sobre la
superficie una retícula similar a la que suele aparecer en los mapamundis.

Gracias a estudios posteriores, como el realizado por el doctor Palm en 1975, se ha podido saber
que esta red está formada por una malla de 2 x 2,5 m, que está inscrita a su vez en una retícula
de mallas más amplias; unos 4 m en dirección norte-sur y unos 5 m en dirección este-oeste.

Actualmente, el panorama es más complejo ya que, además de la retícula de Hartmann, se han


detectado otras mallas electromagnéticas, como es el caso de la red de Curry. De cualquier
manera, la red H sigue siendo la más estudiada.

La red está compuesta por unas franjas en forma de paredes de energía de unos 20 cm de
ancho, cuya posición es muy difícil de determinar, dada su inestabiliJad ante el cambio de
factores geofísicos y de las perturbaciones electromagnéticas naturales y artificiales.

Los franjas de la retícula se consideran negativas desde el punto de vista fisiológico,


especialmente en sus intersecciones, los llamados nudos H, ya que por lo general son más
activos.

Estos nudos son muy perniciosos cuando coinciden con otras perturbaciones debidas a fuentes
tanto naturales como artificiales: así, la existencia en el sub suelo de un curso de agua, de una
falla o de una fractura del terreno, así

Para llegar a provocar trastornos, el nudo de Hartmann debe combinarse con un curso de agua
subterráneo u otra anomalía geomagnética como la de masas magnéticas o estructuras
metálicas, puede ampliar y activar aún más un nudo H.

La presencia de la red H y sus nudos crea zonas de perturbación sobre toda la superficie
terrestre, incluyendo caminos y carreteras. Los daños principales que provoca son atonía,
debilidad, trastornos cardiacos, renales, circulatorios y respiratorios, así como estomacales y de
excreción.
El típico incidente provocado por la irradiación telúrica, como el nudo H, se produce cuando un
conductor que circula por una calle despejada a velocidad media y en un estado de tensión o de
fatiga, se duerme al volante: un organismo con las defensas bajas es más receptivo a las
variaciones negativas y el nudo H se comporta en estos casos como la gota que colma el vaso.

La ausencia de campo eléctrico natural

Los campos electromagnéticos naturales pueden ser modificados o neutralizados mediante otros
campos artificiales: cualquier máquina eléctrica genera radiaciones que influyen en ellos.

En esas jaulas metálicas que son nuestros edificios construidos con hormigón armado se puede
eliminar el campo magnético natural, fenómeno conocido como jaula de Faraday.

Michael Faraday, químico y físico inglés, observó que una estructura metálica en forma de jaula
actúa como una pantalla: los cuerpos que esta contiene se ven aislados de la acción de los
campos eléctricos externos, permaneciendo Únicamente la de los campos magnéticos.

La falta o la variabilidad anormal de los campos eléctricos provocan estados de debilidad


general. De hecho, se sabe que el campo eléctrico natural posee un papel esencial sobre el
mantenimiento de la polarización celular y la inhibición de procesos de proliferación de
microorganismos: en su ausencia, el organismo cuenta con menos defensas.

Así pues, dado que pasamos mucho tiempo dentro de edificios construidos con hormigón
armado, para permitir que el organismo goce de un mínimo de Irradiación vital, es aconsejable
estar al aire libre durante unas cuantas horas cada día.

El efecto «Jaula de Faraday», que se manifiesta en edificios de hormigón armado, se produce


cuando una estructura metálica reticular impide el paso de los campos eléctricos naturales y
aísla el interior

Los remedios para una irradiación anómala

Una irradiación anómala ejerce una gran influencia sobre los lugares en los que pasamos mucho
tiempo, como el despacho o la sala de estar, o bien cuando el cuerpo pasa horas en una misma
posición, como en el sillón o delante del televisor. Además, el dormitorio es el punto en el que
una irradiación intensa puede ejercer efectos más evidentes.

Si comprobamos que nos levantamos para sentarnos en otro sitio; si nos cuesta ir a acostarnos
y no descansamos bien, dando vueltas y más vueltas; si sufrimos calambres o se nos duermen
los brazos y las piernas, es posible que nuestras sillas o nuestra cama estén situadas sobre un
nudo H. Para eliminar este problema, basta con moverlas de la zona en cuestión. Todas las
estructuras metálicas modifican y, con frecuencia, amplifican las ondas electromagnéticas.
Asimismo, un colchón de muelles o un somier metálico pueden cargar el cuerpo de tensión.

Es preferible no colocar grandes estructuras de metal, como librerías de perfiles metálicos, en


habitaciones y espacios inferiores: una caldera o un coche aparcado en un garaje situado bajo el
dormitorio pueden ejercer un efecto amplificador.

Para neutralizar los efectos de las radiaciones telúricas en el dormitorio, se puede recurrir a
materiales con propiedades aislantes: un remedio eficaz son los hilos de cobre con toma de
tierra entretejidos en esteras y cobertores de lana virgen. La madera, el corcho, el bambú y la
lana también tienen propiedades aislantes.

La detección de las zonas geopatógenas

Se pueden detectar las zonas geopatógenas con unos aparatos especiales que permiten
cartografiar un área de una forma relativamente precisa: el galvanómetro puede medir
corrientes eléctricas muy tenues, y el geomagnetómetro detecta el magnetismo de origen
terrestre.

También se puede recurrir a la radiestesia, una facultad sensorial humana, con ayuda de unos
instrumentos muy simples.

La observación del comportamiento de los animales y vegetales puede proporcionarnos algunos


indicios. Con excepción de ciertas especies a las que parecen favorecer, los animales eluden las
zonas geopatógenas y no disponen sus madrigueras ni sus nidos en tales puntos. El perro es un
buen detector, ya que posee una antipatía instintiva hacia las áreas perturbadas; el gato, en
cambio, adora las vibraciones de los rayos telúricos de la red, y sobre todo los nudos H;

de hecho, se adapta incluso a enclaves sometidos a irradiaciones intensas. Las abejas producen
el triple de miel si el panal está situado en un nudo H, si bien desde el otoño a la primavera
tienden a apartarse de él. Las termitas y hormigas buscan las zonas de mayor irradiación para
construir sus moradas para todo el año.

Asimismo, las plantas se muestran muy sensibles a las zonas geopatógenas, las cuales dificultan
su enraizamiento y crecimiento, exponiéndolas a las enfermedades. Un seto nos puede revelar la
presencia de una zona conflicto va, puesto que en ese punto amarillea y pierde vigor.

Las especies más sensibles son el culantrillo y el perejil en maceta. Si se colocan en un punto
erróneo no se desarrollan y se marchitan rápidamente. Otras, especies, como la sandía, la
cebolla y el apio, no logran crecer en zonas de fuerte perturbación.

Los valores aconsejados para los ambientes interiores son los siguientes: 3 m de alto, 4 m de
ancho y 5 m de largo, así como una forma redonda o hexagonal.

Por otro lado, la disposición ortogonal en relación con la red, generalmente en dirección norte,
anula los influjos nocivos. Lo mismo ocurre en los espacios construidos según la proporción
áurea.
Los niños, especialmente los bebés, tienen una receptividad enorme y perciben cualquier
presencia o variación en su entorno: cuando este no resulta agradable, se alejan de él y, si aún
no pueden hacerlo, lo hacen saber de forma inequívoca.

Las flores cortadas, sobre todo la rosa, pueden indicar si el ambiente es sano, pues en las zonas
negativas se marchitan en pocos días.

Los gatos adoran la energía concentrada en un nudo H y con frecuencia se Instalan en puntos
sometidos a su irradiación; las plantas, en cambio, no suelen soportar las alteraciones
geomagnéticas y, en presencia de un nudo, se marchitan o su crecimiento las lleva a alejarse de
él

http://www.probicosl.com/html/camposelectromagneticos.htm

Fluctuaciones energéticas y zonas inestables


Escrito por Mariano Bueno

El debilitamiento o desaparición parcial de la capa de ozono, supondrá un incremento de la


radiación recibida por el planeta y por consiguiente, un mayor flujo de energía circulando por sus
canales energéticos.

Uno de los retos más grandes que se le plantea a quién practica una prospección geobiológica,
es la cuestión de si lo que está detectando, permanecerá invariable en el tiempo, o por el
contrario se verá sujeto a fluctuaciones sugeridas.

En la práctica cotidiana estas fluctuaciones las tenemos claras en cuestiones como la


contaminación electromagnética derivada de una línea de Alta Tensión o un transformador
sectorial, cuyos flujos e intensidades electromagnéticas se incrementan o decrecen a lo largo del
día, condicionados por el consumo eléctrico y en función del uso de tales instalaciones. En este
caso, sabemos que por lo general son las horas de máximo consumo(mediodía y entre las 8 y las
10 de la noche) en las que la contaminación electromagnética es más intensa. Pero tenemos
claro que no existen reglas fijas, pues algunas líneas de mediana tensión y algunos
transformadores, suministran corriente a fábricas o negocios de alto consumo energético (aire
acondicionado, cámaras frigoríficas, etc.), con lo que los momentos de mayor incidencia pueden
corresponder al horario comercial o fluctuar aleatoriamente, estando condicionados por la puesta
en marcha de las máquinas. Un problema similar pero de mayor complejidad se nos plantea al
detectar una "zona geopatógena" o zona de alteración telúrica; Ya que, dependiendo del
momento de la prospección notaremos una mayor o menor intensidad energética o alteración.

Y aunque por regla general sabemos que al mediodía (solar) y entre las 2 y las 4 de la mañana,
son las horas de máxima incidencia energética; en la práctica existen numerosos factores
incidentes que pueden conllevar variaciones energéticas aleatorias en un lugar determinado. Es
conocido por ejemplo, que en los momentos en los que se producen manchas solares y en las
horas e incluso días posteriores, toda la estructura geomagnética terrestre se ve fuertemente
alterada, produciéndose fenómenos extraños que pueden ir desde el considerable incremento
energético de una zona en concreto, hasta la desaparición momentánea de una alteración
telúrica o por ejemplo la duplicación de las líneas Hartmann.

Algo similar sucede en los días que preceden a los movimientos sísmicos de gran intensidad
(léase terremotos). Todos los que nos dedicamos a las prospecciones geobiológicas hemos
podido constatar las dificultades de localizar zonas neutras en esos periodos por aparecer casi
todo alterado. La tierra entera está en tensión e intenta descargar sus excesos energéticos
soltando la mayor cantidad de energía posible a través de sus canales de circulación preferente.
Pero llega un punto de saturación y termina por "reventar". Se producen entonces los
desafortunados temblores de tierra en alguna parte del planeta (como sucedió a principios de
año en que se sucedieron terremotos en Colombia, Asia y España). No importa mucho donde se
produce el movimiento sísmico, lo que nos interesa saber es que antes de que se produzca la
tierra está saturada de energía y resultará dificil establecer con claridad las zonas neutras.
Podemos sospechar que algo de estas características está pasando cuando constatamos el
excesivo engrose de las líneas Hartmann, las cuales pasan de sus 21 cm de espesor normal a
más de medio metro e incluso hasta pueden llegar a tener 80 o 90 cm de espesor. Eso se
aprecia especialmente por la noche. Son numerosos los casos de personas que se acuestan bien
por la noche y a las pocas horas se despiertan con sensaciones desagradables o pesadillas
debido al engrose de una línea Hartmann que pasa cercana a la cabezera de la cama.

Todo ello puede desconcertar a un principiante y le puede suponer grandes dosis de inseguridad
a la hora de realizar una prospección. Por ello hay que estar atentos a las noticias que hagan
referencias sobre tales fenómenos como por ejemplo: los eclipses, las manchas solares, los
terremotos y algo tan imprevisible hasta hace poco, como la desaparición de la capa de ozono.
De hecho la capa de ozono realiza una salvadora función de filtro de radiaciones solares duras,
como los rayos ultravioleta, por lo que su debilitamiento o desaparición parcial, supondrá un
incremento de la radiación recibida por el planeta y por consiguiente, un mayor flujo de energía
circulando por sus canales energéticos (venas de agua, fallas, zonas freáticas, líneas
magnéticas, etc.).
La fluctuación energética de un determinado lugar a lo largo del tiempo supone un gran reto
para quién haga prospecciones de cuyo veredicto derive la ubicación exacta de una cama e
incluso de una vivienda.De hecho existen terrenos y zonas bastante estables energéticamente,
en las que las sucesivas mediciones realizadas con el transcurso de los años no han mostrado
fluctuaciones notables, permaneciendo bastante invariables las zonas neutras y las zonas
alteradas.Pero por desgracia, existen otros lugares que podemos denominar "inestables", en los
que cada vez que "mides" te encuentras con sorpresas desagradables ya que las zonas alteradas
"se mueven"; quiero decir que varían de lugar de ubicación o se ensanchan (o a veces
decrecen). Ello supone un serio escollo a la hora de dar recomendaciones, pues el mejor lugar
hoy, puede estar alterado dentro de un mes (e incluso pasado mañana).

Este fenómeno es muy frecuente en "zonas freáticas", o sea, en terrenos con una capa freática
superficial en donde la presencia de agua está condicionada por épocas de lluvia, sequías o por
la cercanía del mar, de un río o de un lago. También he constatado, que el fenómeno de
inestabilidad se aprecia con mayor frecuencia, en los pisos altos de los edificios de hormigón
armado y sobre todo en los edificios con estructuras de hierro. Siendo fenómenos menos
apreciables en zonas geográficas cuya estructura geológica es compacta y estable y en los
edificios en donde se ha empleado muy poco el hierro u otros materiales ferromagnéticos, así
como en las plantas más cercanas al nivel del suelo. Todo lo expuesto nos plantea la necesidad
de profundizar en el tema, si deseamos realizar un trabajo serio y realmente válido. Para ello
debemos elegir unos cuantos lugares concretos y realizar un seguimiento regular y periódico de
sus alteraciones y de las posibles fluctuaciones. Incluso es bueno tener en casa una zona bien
delimitada y diariamente "chequearla" para conocer el estado energético global en el que nos
hallamos.

Paralelamente a todo ello, es muy importante el implicar o comprometer a los solicitantes de las
prospecciones para que desarrollen su sensibilidad radiestésica y aprendan el uso de las varillas,
de forma que puedan por sí mismos controlar las fluctuaciones pasajeras o los cambios de
ubicación de una alteración concreta. En la práctica, de no hacer esto, nos hallamos con que los
resultados de nuestro trabajo pueden verse descalificados con el paso del tiempo. Resultando
frecuente que a los 3 años de una prospección, a las personas que en un principio les fueron
muy bien nuestras recomendaciones, ya no descansen igual de bien e incluso estén padeciendo
trastornos a causa de una nueva alteración surgida con posterioridad. A menudo tales personas
no solicitan una revisión al mismo prospector, sino que recurren a otra persona, la cual en vista
de los planos del primero, deduce que éste era una mal prospector, pues el no coincide en sus
mediciones. Ello, aparte de los problemas que conlleva para todo el mundo, resulta preocupante
de cara al descrédito general que puede generarse en torno a la Geobiología y a los
profesionales de la misma.

Al respecto, reconozco que necesitamos arroparnos en la mayor de las humildades y que nadie
se crea ser "El mejor", pues todos estamos (como humanos), sujetos a las leyes de la vida,
sobre las cuales do desconocemos casi todo. Nuestro propio estado de ánimo, cansancio o los
biorritmos personales, pueden condicionar los resultados de una prospección. Por lo que una vez
más, resaltamos la importancia del seguimiento regular o periódico de los trabajos de
prospección, así como la incorporación de unos códigos referenciales que nos permitan conocer
si el día o la hora son propicios para realizar correcta y acertadamente la prospección y otros
códigos para establecer si el lugar estudiado es estable energéticamente o si su inestabilidad
obligará a los moradores del lugar a poner ruedas a las camas para ir recorriéndolas a menudo
en busca del buen sitio. Todo lo aquí planteado, lejos de resultar una limitación (en ocasiones
desesperante) debería verse como una excelente oportunidad de continuo aprendizaje y de
crecimiento personal. Por lo que, no dudéis en hacernos partícipes de vuestras constataciones al
respecto.

La prueba de la sal

Para conocer las condiciones de un lugar se puede colocar en un recipiente de plástico un


poco de agua, a la que añadiremos sal común hasta que el agua no diluya más sal. Si
después de la evaporación total la cristalización es muy uniforme, con estructuras
armónicas es que el lugar es neutro. En el caso contrario hay muchas posibilidades de que
estemos en presencia de una zonas geopatológicas.

--------------------------------------------------

Baño de Purificación
Posted on Samstag, 17 April a las 23:47:46 by Inga Veit
Disuelva 500 g de sal natural de mar (no utilice sal de mesa) y 500 g de polvos para hornear
(bicarbonato de sodio) en el agua de la tina de baño que deberá estar lo más caliente posible,
pero que se tolere al tacto.

Llene la tina de baño con agua suficiente para que su cuerpo entero quede sumergido hasta el
cuello. Salga de la tina de baño y tome una ducha en la regadera. Es importante salir de la tina
antes de que el agua que está en el interior drene, puesto que eso afecta el aura. Después del
baño usted se sentirá energizado y ligero. Tome otros tres a cinco baños de este tipo cada seis
meses, dejando un espacio de tres a cinco días entre uno y otro.

Para las personas que trabajan con una computadora diariamente y cuyo cuerpo absorbe una
cantidad relativamente elevada de radiación, este baño es útil para eliminar un poco de la
radiación. Tomar un baño de este tipo al mes le ayudará a conservar su salud.

Suplementos alimenticios que fortalecen la vitalidad y el sistema


inmunológico
Posted on Samstag, 17 April a las 23:47:09 by Inga Veit
Tome los siguientes suplementos alimenticios diariamente durante seis meses tal como se
prescribe a continuación. Posteriormente, reduzca la dosis a la mitad durante un mes más y
reduzca nuevamente la dosis a la mitad durante los siguientes tres meses.

• 30 mg de coenzima Q10 (dependiendo del fármaco, 2 cápsulas dos veces al día), en


caso de que se presenten signos de fatiga general, las últimas cápsulas se deberán
tomar antes de las 6 p.m.
• 50 - 75 mcg (microgramos) de selenio
• 1.000 U. I. de vitamina E en una base de aceite de soya
• 1.000 U. I. de vitamina A o 250 ml de jugo de zanahoria fresco con unas cuantas gotas
de aceite
• 2.000 mg de vitamina C
• 5 semillas de toronja masticadas e ingeridas
• 10-15 almendras enteras con piel, remojadas en agua durante la noche; se comen en la
mañana siguiente
• Unas cucharadas de algas, por ejemplo kelp, directamente sobre los alimentos
• 5 cucharadas de jugo de sábila (aloe vera) diluido con agua o con jugo de alguna fruta

Una persona afectada por campos geopáticamente alterados, está predispuesta a tener, por lo
general, lombrices, parásitos y hongos. En estos casos, la tintura de cáscara de nuez y las
semillas de calabaza previamente remojadas son un buen remedio desparasitante.

Nota: Favor de consultar a su médico o terapeuta naturista antes de seguir las recomendaciones
que se proporcionaron previamente y antes de tomar infusiones herbales y los suplementos
alimenticios.

Péndulo y Radiestesia: Geomancia Occidental


Posted on Samstag, 17 April a las 23:45:12 by Inga Veit
La geomancia moderna,
cuya práctica se ha
extendido ampliamente
en Europa, se asemeja en
cierto grado al Feng Shui
y también se le puede
considerar como su
complemento. La
geomancia es una técnica
de exploración que
emplea un péndulo o
instrumentos de
radiestesia,

para detectar campos


geopáticamente
alterados, líneas
Hartmann, líneas Benker
o líneas Curry, así como
campos magnéticos
perturbadores. Las
radiaciones dañinas
provenientes de la tierra
son las responsables de
la mayoría de las
enfermedades
degenerativas y
terminales.

Es sumamente
importante localizarlas y
evitarlas. Se pueden
llevar a cabo las mejores
técnicas y remedios de
Feng Shui, sin embargo,
si una persona se sienta o
duerme sobre un área
que tiene radiaciones
dañinas provenientes de
la tierra, incluso la mejor
práctica de Feng Shui es
ineficaz. El tronco de un árbol cortado resulta ser un lugar de energía
cuando se encuentran cierto tipo de plantas.

La geomancia tiene su origen en los países árabes de la antigüedad, lugar donde se desarrolló
hace miles de años. Un ejemplo es la vieja ciudad de Firusabad, actualmente Irán, que fue
construida en la primera mitad del tercer siglo A.C. en una forma geométrica, circular y
armoniosa, basada en una buena práctica de Feng Shui y geomancia.

Los comerciantes árabes trasladaron su conocimiento de la geomancia a Europa, en donde


probablemente tuvo influencia en la arquitectura de los antiguos griegos y romanos, hace 2000 a
3000 años. La arquitectura griega y romana muestra muchas formas y estructuras que
corresponden a patrones adecuados de geomancia y de Feng Shui. Durante el primer siglo A.C.,
el arquitecto romano Vitruvio aplicó un tipo de Feng Shui en sus tareas de construcción. Su
trabajo se describe en su obra "Los diez libros de la arquitectura".

La vieja fortaleza veneciana Palma Nuora construída en Italia en 1593, tiene una forma circular
con salientes que asemejan a los Ocho Trigramas chinos – un indicador de la buena armonía
entre los habitantes de entonces además de una práctica ventajosa para la defensa.

John Stilgoe describe en su libro “Typical American Landscapes 1580-1845”, a los primeros
colonizadores del Valle de Ohio, quienes construyeron sus granjas en armonía con la tierra y de
acuerdo con las trayectorias del "aliento cósmico favorable".

El objetivo del Instituto Internacional Qi-Mag de Feng


Shui
El Instituto Internacional Qi-Mag de Feng Shui fundado por el Profesor Dr. Jes T.Y. Lim
tiene como propósito comunicar y difundir información correcta y fácil de comprender sobre la
práctica del Feng Shui. Realiza el análisis detallado considerando el Feng Shui y ofrece cursos
para la práctica del Feng Shui integrando los fundamentos de la geomancia europea.
Actualmente se imparten cursos en 15 países de Europa, América del Norte y sureste de Asia.

Оценить