Вы находитесь на странице: 1из 118

INTRODUCCIÓN

El algarrobo es un tipo de madera explotada principalmente en los países de México, Argentina, Honduras, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Antillas y dentro de Colombia en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Córdoba, Chocó, Meta, Guajira, Magdalena, Antioquia, Huila, Tolima y Valle del Cauca principalmente.

Debido a sus propiedades mecánicas, el algarrobo es altamente comercial para cualquier necesidad que requiera gran capacidad de carga o altos esfuerzos, razón por la cual existe una demanda significativa de madera, que hace que quienes la producen practiquen técnicas no recomendadas en el corte de la madera como abatir los árboles en época de verano donde la vida vegetativa no está amortiguada y la circulación de la savia en el tronco es máxima, lo que ocasiona el desarrollo de insectos, parásitos y agentes que la atacan, causando a la vez una pérdida significativa de sus propiedades mecánicas.

Los cultivadores influyen en las propiedades físico - mecánicas del algarrobo ya que no se percatan de aspectos importantes como la edad del árbol, el tipo de corte que le realizan, el porcentaje de humedad al que se debe secar óptimamente, así como no llevar presente algún seguimiento de cómo se debe tratar el producto al momento de realizar su proceso industrial antes de comercializar la madera y tampoco utilizan alguna norma que les indique el proceso adecuado para tratar la madera.

También en sus propiedades influyen dos aspectos de menor importancia que utilizan los cultivadores, el color de la madera que seleccionan y la buena disposición de las fibras. Dichos aspectos se podrían mejorar también, teniendo en cuenta el tipo de suelo en que se cultiva y conociendo la humedad del terreno y sus alrededores.

Pero existe un aspecto aun más importante y que ayudaría mucho para mejorar las propiedades físico-mecánicas que se pueden obtener de la madera

estructural. Se trata del estudio del contenido de humedad, una variable que por no existir un profundo conocimiento sobre la influencia en las propiedades físico- mecánicas, hace que se pierdan usos potenciales a nivel industrial y comercial. [1] [3] [6]

La explotación del algarrobo es alta y las inadecuadas prácticas de su procesamiento se reflejan negativamente en los usuarios cuando se generan fallas, daño del material, o accidentes donde se involucre personal humano que inevitablemente generan pérdidas económicas. Por lo anterior es de vital importancia conocer el mejor aprovechamiento técnico de la madera.

Vale la pena destacar que por el poco conocimiento que tienen los productores y proveedores respecto a las propiedades físico-mecánicas del algarrobo con los diferentes contenidos de humedad, se podría creer que la están utilizando sin conocer bien las características de la especie en los diferentes ambientes y no se está tratando con el valor que verdaderamente le puede otorgar el campo de la Ingeniería Mecánica.

Colombia por ser un país de clima tropical presenta grandes posibilidades de explotación de diferentes maderas, en especial el algarrobo que por sus propiedades físico-mecánicas la hacen ver como una excelente opción para la fabricación de diferentes artículos tales como implementos deportivos, partes de botes, mangos de herramientas, canoas, muebles, chapas decorativas, artesanías, carpintería en general, etc.

Su principal uso radica en la fabricación de parquets (sección de pisos en madera) pero falta impulsarla mucho más a usos potenciales tales como obras civiles, hidráulicas, carrocerías, vigas, durmientes para ferrocarril entre otros, que aunque sí se utiliza en estos aspectos es bajo el porcentaje y la confiabilidad que se le tiene y demuestra la falta de conocimiento y poca importancia que la

sociedad le presta a dicho material por el escaso estudio que se tiene al respecto.

Por eso se pretende tomar muestras de la madera y someterlas a un proceso de climatizado para lograr un equilibrio higroscópico del contenido de humedad, con el fin de realizar los ensayos de resistencia de materiales y caracterizar las principales propiedades físico-mecánicas con la ayuda de los laboratorios de la Facultad de Ambiental e Ingeniería Mecánica de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Así la industria puede encontrar un ahorro muy significativo, tal caso puede ser en el diseño de estructuras que por la falta de estudio y conocimiento en sus propiedades mecánicas se abstienen de utilizar maderas estructurales y prefieren invertir grandes sumas de dinero en materiales metálicos que a la final cumplen el mismo tipo de trabajo que la madera podría llegar hacer.

De esta manera, al estudiar a fondo las propiedades físico-mecánicas y su contenido de humedad hará que su calidad sea mejor y con la información del estudio incentivará en los productores de la madera que presenta la región del eje cafetero a generar mejores cultivos, evitando la deforestación de bosques y ayudando en el medio ambiente el cual es un tema que no se debe omitir en diferentes estudios, menos en este que implica la flora del planeta.

El contenido de humedad es el factor más importante en las características que adquiera la madera, por eso se encontrará en las respectivas pruebas a realizar las variaciones que se tengan en sus propiedades físico-mecánicas.

El estudio promovido por la Universidad Tecnológica de Pereira arrojará resultados finales que se pretende, sean reflejados principalmente en la sociedad que encontrará productos de mejor calidad, en la industria por el crecimiento que pueden generar y en la contribución a tener un mejor medio ambiente. Otro aspecto importante en la Universidad es el despertar del campo investigativo referente al tema de maderas estructurales y que puede representar grandes contribuciones para el nombre de la institución.

Este proyecto también promueve el trabajo interdisciplinario entre Facultades al interior de la Universidad, al hacer parte de un proceso investigativo entre el Nodo de Producción más Limpia y el Grupo de Investigación de Materiales Avanzados GIMAV-UTP de la Facultad de Ingeniería Mecánica. [1] [3] [6] [9]

1. OBJETIVOS

1.1 Objetivo General

Caracterizar las propiedades físico-mecánicas de la madera estructural Algarrobo (Hymenea. courbaril) variando el contenido de humedad y temperatura por medio de climatización.

1.2 Objetivos Específicos

Conocer las generalidades y los aspectos más importantes de la madera estructural algarrobo.

más importantes de la madera estructural algarrobo. Realizar un proceso de climatizado de la madera en

Realizar un proceso de climatizado de la madera en un ambiente normal (65 % / 20 °C) y húmedo (85 % / 20 °C).más importantes de la madera estructural algarrobo. Determinar la propiedad física, peso específico aparente

ambiente normal (65 % / 20 °C) y húmedo (85 % / 20 °C). Determinar la

Determinar la propiedad física, peso específico aparente de la madera climatizada bajo ambiente normal (65 % / 20 °C) y húmedo (85 % / 20 °C). Norma NTC 290 y NTC 206.

20 °C) y húmedo (85 % / 20 °C). Norma NTC 290 y NTC 206. Determinar

Determinar las propiedades mecánicas de la madera algarrobo climatizada en ambiente normal (65 % / 20 °C) y húmedo (85 % / 20 °C).

o

Tracción paralela al grano. Norma NTC 994.

o

Resistencia a la cizalladura paralela al grano. Norma NTC 775.

o

Compresión axial o paralela al grano. NTC 784.

o

Compresión perpendicular al grano. NTC 785.

o

Determinación de la dureza. DIN EN 1534.

NTC 785. o Determinación de la dureza. DIN EN 1534. o Resistencia a la flexión estática.

o Resistencia a la flexión estática. NTC 663. Analizar comparativamente los resultados obtenidos.

2.1 ESTADO DEL ARTE

2. MARCO REFERENCIAL

La madera Algarrobo es destacada por sus excelentes propiedades físico- mecánicas que pueden ser aprovechadas ampliamente en la construcción. Sin embargo, su lento crecimiento y deforestación lo han llevado a formar parte de la lista de especies forestales en peligro de extinción

El nombre científico de la especie es Hymenea. courbaril y pertenece a la familia Caesalpinaceae. Se localiza de forma natural en las regiones cálidas con alturas entre 0 y 1.300 msnm; más frecuentemente en México, Guyana, Las Antillas, Brasil, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia; mientras que en Colombia, se halla en los departamentos de Antioquia, Bolívar, Atlántico, Córdoba, Meta, Guajira, Magdalena, Chocó, Huila, Tolima, Sucre y Valle del Cauca.

Esta es una especie de escasa reproducción natural que crece tanto en suelos profundos como en degradados, aunque prefiere tierras húmedas y fértiles debido a que sus semillas suelen ser fácilmente atacadas por termitas y a que la propagación de éstas la realizan principalmente animales mamíferos, monos y murciélagos que, en muchas oportunidades también son los que destruyen las plántulas cuando apenas salen a la superficie de la tierra.

Además, hace parte del grupo llamado maderas duras las cuales tienen por lo general, un crecimiento lento pues en contados casos alcanzan máximo un metro por año y llegan a su pleno desarrollo entre los 50 y 60 años; edad a partir de la cual es aprovechable como madera para aserrar. Su prolongado ciclo de crecimiento, así como la falta de manejo silvicultural, el ritmo actual de la tala y la poca existencia de árboles en los bosques naturales explica su escasez y rápido deterioro, y sitúa al Algarrobo en un peligro de extinción

Sin embargo, sus excelentes propiedades físicas, mecánicas y usos potenciales han volcado hacia ella el interés comercial, estableciéndose en distintas partes del mundo cultivos de estudio y adaptabilidad en terrenos diferentes a los de su

hábitat para disminuir el tiempo de crecimiento de los árboles a la mitad a fin que su madera pueda ser aprovechada.

Países como Costa Rica y Brasil sentaron hace algunos años, cultivos de estudio con extensiones aproximadas a dos hectáreas y en Colombia, la Oficina de Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito Unodc, inició en el 2007, estudios sobre la especie en las plantaciones ubicadas en la región de RioSucio (Antioquia), en unos pocos bosques primarios en pie donde se han encontrado árboles con más de 100 años de edad.

El árbol de Algarrobo tiene características anatómicas muy particulares que lo diferencian de las demás especies de la familia Caesalpiniaceae: fuste recto y cilíndrico promediado entre los 20 y 40 metros de altura y de 1 a 2 m de diámetro, base en forma de pata de elefante con aristados, y corteza externa de color café claro grisáceo con una apariencia finamente fisurada, aristada con lenticelas grandes, abundantes y de distribución irregular.

Su albura es de color marrón muy pálido, con transición abrupta a duramen de tono rojo amarillento; la madera tiene brillo y textura mediana, de grano recto a entrecruzado y veteado en arcos superpuestos. Su sistema radical es superficial, fuerte, bien desarrollado y profundo a medida que los árboles envejecen. Las raíces a menudo exudan una abundante goma resinosa utilizada para la elaboración de barnices.

El árbol también se distingue por tener copa aparasolada, follaje denso por el envés, hojas bifoliadas, brillantes y con foliolos inequiláteros. En estado de florecimiento, el árbol se cubre de pequeñas flores de color blanco cremoso que tienden a tornarse rosadas. Los frutos, que inician su crecimiento en las temporadas secas, son legumbres planas con cáscara de apariencias leñosas y muy difíciles de abrir; cada vaina contiene de tres a cuatro semillas recubiertas por un polvillo dulce de color amarillo y de olor fétido pero comestible.

En Colombia, un estudio realizado por el Programa Colombia Forestal 2005, ha identificado temporadas específicas de desarrollo de la especie: en la región del

Amazonas se observó fructificación en los meses de octubre y noviembre y en la región del Chocó, florecimiento durante la estación seca hasta principios de la lluviosa (octubre a marzo) y gran cosecha de frutos también en la estación lluviosa (marzo, junio y julio).

El ser un árbol de lento crecimiento no puede ser visto sólo como una desventaja para la especie, en realidad esta característica es su principal fortaleza en la medida que ofrece una madera con un alto grado de densidad y, por consiguiente, muy resistente a las inclemencias del medio ambiente incluso cuando no ha sido inmunizada.

Gracias a su nivel de densidad, también ofrece como ventaja frente a otras, una madera estable con respecto a la humedad del medio ambiente, incluso luego de estar seca, aunque debido a su compactación también es moderadamente difícil de secar al aire libre (presenta endurecimiento superficial, agrietamientos y deformaciones) siendo necesario el uso de hornos para este procedimiento. En el caso de utilizarse un proceso convencional, se recomienda un programa de secado lento.

De otro lado y como importantes ventajas, el Algarrobo no sufre problemas serios en cuanto a enfermedades o ataques de insectos, su durabilidad natural es muy larga, con alta resistencia a la humedad y la pudrición, en especial cuando se utiliza el duramen. En algunos países tropicales como Java, la especie ha sido comparada con la Teca (Tectona grandis), empleada para acabados interiores de embarcaciones y sustituyendo en este uso a la Caoba (Swietenia macrophylla).

Respecto a la preservación es posible proteger la albura con el método vacío- presión y por inmersión-difusión, ya que esta sección presenta buena absorción y retención, mientras que el duramen tiene una absorción moderada y una retención baja, motivo por el que se recomienda el método de inmersión-difusión.

En cuanto a los procesos de transformación, la madera es moderadamente difícil de trabajar debido a su alta densidad, dureza y tipo de grano, lo que exige al momento del corte cuchillas bien afiladas o sierras estelitadas además de unos patrones de corte.

Ante el torneado, moldeado, taladrado, escopleado y cepillado tiene buen comportamiento, aunque no ocurre lo mismo con la retención de clavos a pesar de permitir su entrada; por lo que la unión de las piezas de Algarrobo se realiza por lo general, a través de encolado con pegantes polivinílicos. También, responde de manera satisfactoria al curvado con vapor debido a su alto coeficiente de fluencia.

Otra de las particularidades de la madera es que ofrece excelentes acabados, alto pulimento, bajo lustre y excelente apariencia al recibir lacas de alto brillo, producto con el cual toma una tonalidad semi-mate, muy apreciada.

Aunque el uso potencial del Algarrobo es amplio, este tipo de madera es utilizada comúnmente para obtener elementos sometidos a grandes esfuerzos estructurales (vigas, columnas, carrocerías, durmientes para ferrocarril) para carpintería, mangos de herramientas e implementos agrícolas y deportivos.

También se emplea en la fabricación de muebles, chapas decorativas y utensilios decorativos aunque, para estos propósitos, la dureza de la madera y los tiempos prolongados de preparación de la superficie para dar acabado final, han limitado el uso.

En materia de usos, se destaca también la producción de enchapes de pared, torneados y en especial los pisos de parquet, producto en el cual se aprovecha del árbol el reducido diámetro de su fuste y con el cual se obtienen los pequeños tablones de máximo 30 centímetros. Una investigación realizada por la Organización Internacional de las Maderas Tropicales OIMT, demuestra que del 17 por ciento de fabricantes de parquet alemanes que trabajan especies latinoamericanas, el 41 por ciento prefiere el Algarrobo como la mejor opción.

La madera de Algarrobo también permite desenrollar las trozas para la producción de chapas en productos laminados, aunque éstos presentan texturas gruesas debido a las fibras de la madera.

El Algarrobo puede considerarse una de aquellas especies de las que ninguna de sus partes se pierde, debido a que aunque se aprovecha principalmente su

madera, sus frutos, corteza y resina también se emplean con alta rentabilidad en el campo de la medicina, la artesanía y la industria.

En Brasil, además del comercio de su madera, se da también la venta de sus semillas, corteza y resina. Allí, las semillas de alto valor proteínico y exótico sabor son comestibles y se emplean en la preparación de postres y bebidas, en artesanías y cuando están secas, en la industria de alimentos, farmacéutica, cosméticos y papel, pues contienen un 40 por ciento de polisacárido xyloglucan, compuesto esencial en estos campos.

De la corteza interna del Algarrobo se extrae el “té jatoba”, una bebida muy popular entre los madereros de Brasil, que actúa como una fuente energética natural de alto valor proteínico y nutricional, que se industrializó a partir de 1930 y que se vende en todo el país como “vino de jatoba”.

La corteza también se utiliza como astringente, antiséptico, antiinflamatorio, cicatrizante y para tratar infecciones respiratorias, infecciones fúngicas (producidas por hongos), parásitos intestinales y trastornos renales. De hecho en Panamá, el árbol es considerado una de las plantas medicinales más importantes por este concepto.

El Algarrobo también extiende sus beneficios a la industria de barnices y lacas ya que la resina de aspecto blanquecino, brillante y de sabor parecido a la trementina que exuda el árbol en pie es destilada y usada para este propósito, mientras los indígenas la emplean como incienso, pegante y en la medicina tradicional.

La comercialización de su madera presenta poca rotación pero gran aceptación, se estima que en México anualmente, se comercializan 27.500 Kg de madera de Algarrobo por valor de 90 mil dólares; en Costa Rica se mueve cerca de

por hectárea al año de trozas de Algarrobo provenientes de bosques

naturales y en España según la Asociación de Investigación Técnica de la Madera y el Corcho de Madrid Aitim existen cerca de 40 compañías madereras que suministran productos e insumos de madera de Algarrobo.

1

suministran productos e insumos de madera de Algarrobo. 1 En Colombia, aunque no existe un registro

En Colombia, aunque no existe un registro preciso de los volúmenes de madera que se comercializa debido a la informalidad del negocio, Corantioquia registró

hacia el año 2005, un total de 9.200 jurisdicción.

hacia el año 2005, un total de 9.200 jurisdicción. de madera de Algarrobo movilizados en su

de madera de Algarrobo movilizados en su

Algunos de los grandes aportes del Algarrobo en materia ecológica, es su capacidad para recuperar zonas deforestadas, conservar la humedad del suelo en áreas forestales en buenas condiciones y recuperar cuencas hidrográficas.

En la región neotropical, la especie ha demostrado responder ejemplarmente al cambio climático del planeta, ya que incrementa su fotosíntesis en un 60 por ciento y la celulosa en un 30 por ciento, específicamente cuando crece bajo concentraciones atmosféricas de inferiores a 720 ppm, nivel esperado para el año 2100.

de inferiores a 720 ppm, nivel esperado para el año 2100. A pesar de este potencial,

A pesar de este potencial, las autoridades del mundo aún no sientan un

precedente legal que incentive el cultivo programado de la Hymenaea courbaril, ni que impulse investigaciones para darle un mejor tratamiento comercial y productivo, pues su escasa concentración de cultivos no es suficiente para establecer mercados, por el contrario, la falta de regeneración está propagando su extinción.

De acuerdo con investigaciones el Algarrobo hace parte de una de las 31 especies

con amenaza de extinción. De la misma forma, en Brasil la especie forma parte de

las diez especies de uso medicinal reportadas como comercializadas en peligro de

extinción.

A ello se suma que hoy se destruyan en la zona amazónica, para la siembra de cultivos ilícitos, cuatro hectáreas de selva húmeda tropical, lo que está originando por ende, el perecimiento de seis especies forestales, entre ellas el Hymenaea courbaril.

Estas situaciones son una alarma para que las autoridades ambientales, las universidades y las empresas madereras propicien investigaciones para proteger

la especie y creen su Paquete Tecnológico Forestal a fin de promover su

conocimiento y regular manejo, aprovechamiento y comercio. [1]

2.2 MARCO TEÓRICO

2.2.1 Ficha Técnica de la especie

Nombre Común: El Algarrobo

Nombre Científico: Hymenea courbaril

División: Magnoliophyta

Familia: Caesalpinaceae

Género: Hymenaea

Especie: Hymenea. Courbaril

Sinónimos: Hymenea candolleana H. B. K.; Inga megacarpa M.E. Jones

Figura 1.Corte longitudinal de algarrobo

M.E. Jones Figura 1.Corte longitudinal de algarrobo Fuente: Manual para la identificación de las maderas que

Fuente: Manual para la identificación de las maderas que se comercializan en el departamento del Tolima. Pág. 10. [23]

2.2.2 Otros nombres comunes. Algarrobo, Jutahi, Guapinal, Nazareno, Quenuque, Guanano, Tn-ka (Col); Algarrobo, Corobore (Ven.); Catobá, Jatai (Brasil); Guapinol (Mexico y Nicaragua.); Surikra, Tema, Tsi-Tsi-ñau (Costa Rica);

Copal, Algarrobo (Ecuador); Azúcar Huayo, Courbaril (Perú);Courbaril (Inglaterra y Francia); Imeneo (Italia); Imeneo (Italia); Estoraque (Panamá); Locust(Trinidad y Guyana); Rode Lokus (Surin); Courbaril, Guapinol, Algarrobo(Puerto Rico y Estados Unidos)

2.2.3 Distribución geográfica. Desde el sur de México, a lo largo de América

Central, hasta Perú, Bolivia, Brasil y Guayana Francesa. En las Antillas, desde Cuba y Jamaica hasta Trinidad y Tobago. Plantada a nivel experimental en Honduras y Costa Rica.

En Colombia se encuentra en la Costa Atlántica, en las riberas de los ríos Cauca y Magdalena y en los Llanos Orientales; en el departamento de Cundinamarca se observa en el Valle del río Magdalena en los municipios localizados entre Girardot y Puerto Salgar.

Figura 2. Área de distribución del Algarrobo

Salgar. Figura 2. Área de distribución del Algarrobo Fuente:

2.2.4 Descripción del árbol. Árbol muy robusto que secreta una gomorresina

(Copal) y que alcanza alturas de 40 m y diámetros de 1 m. Presenta raíces superficiales muy corpulentas, fuste recto y cilíndrico. Hojas alternas compuestas, bifoliadas de haz más brillante que el envés, con foliolos inequiláteros. Flores

grandes de color blanco y agrupadas en panículas terminales. Los frutos son

legumbres leñosas indehiscentes, comestibles y contienen semillas de color rojo. Crece en el bosque seco tropical con las especies: Soroga (Vochysia sp); Calocarpum sp. Y Sangregao (Pterocarpus sp)

Figura 3. Árbol de algarrobo

Y Sangregao (Pterocarpus sp) Figura 3. Árbol de algarrobo Fuente:

2.2.5 Fisiología de la planta. Desde el punto de vista de la biología floral, la

planta de algarrobo se clasifica como entomofilia protógina. Las flores aunque no muy vistosas son nectaríferas y atraen a un gran número de abejas y otros himenópteros, dípteros, etc. Parece que el tiempo caluroso y seco durante la

floración es esencial para una buena polinización.

2.2.6 Características externas de la madera. La albura es de color marrón

muy pálido, con transición abrupta a duramen de color rojo amarillento. Olor y sabor ausentes o no distintivos. Brillo y textura medianos. Grano de recto a entrecruzado y veteado en arcos superpuestos, satinado en bandas longitudinales oscuras y claras alternativamente lustrosas y opacas en la sección radial.

Anillos de crecimiento claramente visibles a simple vista, indicados por bandas concéntricas de parénquima terminal; porosidad difusa, poros claramente visibles a simple vista, solitarios radiales de 2 ó 3 poros y en agrupaciones racemiformes, escasos (12 a 30 poros por 10 ) y de distribución y tamaño bastante uniforme, algunos ocluidos por depósitos de goma de color rojo oscuro. Parénquima claramente visible a simple vista, terminal en líneas o bandas, aliforme de alas cortas, obtusas y confluentes. Radios no distintivos a simple vista. Conductos gomíferos ausentes. Estratificación ausente.

Conductos gomíferos ausentes. Estratificación ausente. 2.2.7 Condiciones de propagación y crecimiento. La

2.2.7 Condiciones de propagación y crecimiento. La plantación puede realizarse con plantas en bolsa o con plantones a raíz desnuda, pero este último sistema se practica raramente porque ha mostrado mayor mortalidad. Debido a que la especie presenta lento crecimiento inicial, es indispensable un estricto control de malezas durante los primeros años. El uso de plantas grandes de 1 m o más de altura, puede reducir el periodo crítico de control de malezas y aumentar la sobrevivencia. Las plantaciones de enriquecimiento bajo en dosel no han dado buenos resultados, a menos que se abran claros suficientemente grandes ya que para un buen desarrollo la planta requiere plena exposición solar. En Puerto Rico se probó siembra directa en el campo con pobres resultados, debido a que los ratones se comían los cotiledones y además, no hubo un adecuado control de malezas, indispensable para el éxito de este sistema.

2.2.8 Clima. El algarrobo es uno de los escasos árboles que se desarrollan en forma natural en zonas tropicales áridas con pocas precipitaciones, lo cual nos indica que esta especie no es exigente en condiciones ecológicas para su desarrollo pero si es necesario señalar algunas limitaciones básicas para el desarrollo de la planta. El algarrobo no acepta cambios bruscos de temperatura, los elementos que más lo perjudican son las bajas temperaturas, niebla, humedad y sequía extrema, siendo el frío de todos ellos el más perjudicial por tener la hoja persistente. Las

temperaturas inferiores a 5 grados centígrados provocan la paralización de la savia debido a la congelación, originando la muerte del árbol.

2.2.9 Temperatura. En general, le son adversas las temperaturas como los fríos

intensos o los grandes calores. Se puede señalar como temperatura adecuada para el buen desarrollo de la planta una media anual entre 24 y 29 °C.

2.2.10 Precipitación. La precipitación anual en las áreas de distribución natural

varía desde 2400 mm o más hasta unos escasos 1200 mm. El algarrobo crece mejor en áreas donde la precipitación promedia entre 1900mm y 2150 mm por año. La precipitación puede ser distribuida de manera uniforme a través de todo el

año.

2.2.11

Heliofania. A partir de estudios realizados en Perú en las zonas de cultivo

de algarrobo se ha determinado que esta especie prospera en zonas donde el brillo solar se presenta durante 8 horas diarias, especialmente durante los meses de floración, fructificación y cosecha. En el periodo de semi-reposo de la plata es suficiente 5 horas diarias de insolación.

2.2.12 Nubosidad. Durante la época en que el algarrobo brota sus flores

necesita una mayor cantidad de calorías, atmósfera seca y exenta de nieblas y humedad porque estos factores en el momento crítico de la floración pueden hidratar el polen, lo que anula el poder de recepción de esta parte del estigma.

2.2.13 Vientos. Este cultivo soporta vientos que pueden alcanzar hasta una

velocidad de 19 Km/h, como sucede en las zonas algarrobales en el Perú donde los vientos soplan plenamente casi todo el año a velocidades que fluctúan entre 15 y 19 Km/h.

2.2.14 Secado. Moderadamente difícil para secar al aire libre, presentando

algunos agrietamientos, deformaciones y endurecimiento superficial. Se puede realizar de varias maneras ya sea naturalmente con la utilización de humo al aire, por medios artificiales como la utilización de hornos siendo altamente costoso.

2.2.15

Durabilidad Natural. La madera es considerada de durable a muy durable

en contacto con el suelo. Resistente al ataque de hogos, termites y poco resistente al ataque de perforadores marinos.

2.2.16 Trabajabilidad. Es moderadamente difícil de trabajar debido a su alta

densidad, pero se comporta bien al cepillado y encolado; ofrece un buen acabado (alto pulimiento). No posee una buena retención de clavos, rajándose fácilmente. Apropiado para piezas dobladas al vapor.

2.2.17 Preservación de la humedad. La albura al talarla con inmunizantes posee

una buena absorción y retención mientras que el duramen tiene una absorción moderada y retención baja. En el proceso de baño en frío y caliente la albura presenta absorción alta (159 kg/ ) con penetración total a penetración irregular.

kg / ) con penetración total a penetración irregular. 2.2.18 Usos actuales. En la fabricación de

2.2.18 Usos actuales. En la fabricación de implementos deportivos, partes de

botes, telares, ruedas de carretas, construcción de pianos, mangos de herramientas, canoas, muebles, parquet, partes de maquinaria en ingenios azucareros, chapas decorativas, artesanías, tornería, gabinetes y carpintería en general.

2.2.19 Usos potenciales. En construcciones civiles e hidráulicas, carrocerías,

vigas, durmientes para ferrocarril, pisos, piezas curvadas al vapor, entre otros

2.2.20 Estructura microscópica. La madera está constituida por células en

general alargadas y dispuestas en mayor cantidad, en la dirección del eje del árbol

y sin contenido protoplasmático. Solo un pequeño porcentaje de células tienen formas casi rectangulares y están orientadas transversalmente al eje del árbol en una dirección radial y tienen contenido protoplasmático.

Las células de traqueida orientadas en sentido longitudinal (presentes en el 90 % de las coníferas) no tienen contenido protoplasmático, tiene forma de tubo acabadas en punta denominada de pico de flauta, de 1 a 4 mm de longitud y de sección de entre 40 m las de primavera y de 10 m las de verano.

de pico de flauta, de 1 a 4 mm de longitud y de sección de entre
de pico de flauta, de 1 a 4 mm de longitud y de sección de entre

La comunicación entre células se hace a través de punteaduras areoladas de gran tamaño oscilando entre 6 y 30 um que son determinantes tanto en la facilidad de impregnación de la madera como en su secado.

Figura 4 .Corte transversal de algarrobo a 10X

en su secado. Figura 4 .Corte transversal de algarrobo a 10X Fuente: Manual para la identificación

Fuente: Manual para la identificación de las maderas que se comercializan en el departamento del Tolima. Pág. 10.

El resto de las células que conforman la madera de coníferas son las células de parénquima y las células secretoras de los canales resiníferos.

Las células de parénquima tienen funciones de almacenamiento. Su forma es rectangular dispuesta fundamentalmente en el eje transversal radial (asociadas con frecuencia a traqueidas transversales), formando radios leñosos y menores en el longitudinal. Su contenido protoplasmático permanece durante varios años después de su formación.

Las células secretoras ceden resina al canal resinífero, cuya función en el árbol es muy compleja pero fundamentalmente es de defensa y protección contra agentes patógenos. La forma de estas células, al igual que las del parénquima es prismática, con orientaciones tanto axiales como transversales. Estas células rodean orificios llenos de resinas, con ligera presión (1, 2 atmosferas, aproximadamente).

Figura 5. Aspecto microscópico de la madera

aproximadamente). Figura 5. Aspecto microscópico de la madera Fuente: La madera y su anatomía. Pág. 52

Fuente: La madera y su anatomía. Pág. 52 [21]

2.2.21 Estructura macroscópica. [2] [4] [19] [20] [21]

Figura 6. Tronco de Algarrobo

[2] [4] [19] [20] [21] Figura 6. Tronco de Algarrobo Fuente: Revista M & M .

Fuente: Revista M & M. Pág. 12 [1]

2.2.21.1 Médula. Parte central del árbol constituida por tejido flojo y poroso que

tiene un diámetro muy pequeño. Es una madera vieja normalmente agrietada que se suele desechar en los procesos de elaboración de la madera.

2.2.21.2 Duramen. Madera de la parte interior del tronco constituido por tejidos

que han llegado a su máximo desarrollo y resistencia. De coloración a veces más oscura que la exterior. Es una madera adulta, compacta y aprovechable. La duraminización (transformación de albura a duramen) de la madera se caracteriza por una serie de modificaciones anatómicas y químicas, oscurecimiento, aumento de densidad y mayor resistencia frente a los ataques de los insectos.

2.2.21.3 Albura. Se encuentra en la parte externa del tronco bajo la corteza,

constituida por tejidos jóvenes en período de crecimiento. Contiene mucha savia y materias orgánicas. De coloración más clara que el duramen, más porosa y más ligera, con mayor riesgo frente a los ataques bióticos.

2.2.21.4

Cambium. Es una capa prácticamente inapreciable a simple vista,

formada por células con funciones reproductoras, formando xilema hacia adentro y floema hacia afuera.

2.2.21.5 Líber o Floema. Es una capa relativamente delgada de apariencia

similar a la corteza, más blanda, cuyas funciones en el árbol es la de conducción

de savia elaborada.

2.2.21.6 Corteza: Es la parte más externa, formada por materia muerta de

aspecto resquebrajado, debido a que el árbol sigue creciendo en el espesor, mientras que la corteza no.

2.2.21.7 Anillos anuales. Cada anillo corresponde al crecimiento anual. Cada

anillo se forma por el crecimiento de una nueva capa de xilema, fenómeno que ocurre en los cambios de estación en las zonas geográficas en que éstos existen. La madera dura tiene los anillos más próximos entre sí que la madera blanda. Si los anillos están muy juntos, esto puede indicar un periodo de sequía, en la cual el xilema no ha crecer mucho. Recíprocamente, si ha llovido mucho, entonces los anillos estarán más separados.

2.2.21.8 Radios leñosos. La mayoría de las células de la madera tienen una

orientación axial, quedando una pequeña proporción de células en dirección transversal-radial, es decir con origen en la médula de la madera, hacia el exterior. Cuando los radios leñosos están formados por varias células en anchura y altura, resulta posible su observación a simple vista.

2.2.21.9 El parénquima. En algunas especies de madera, las células de

parénquima se agrupan haciéndose visibles a simple vista. La manera como se agrupa el parénquima es característico de cada especie, unas veces es de forma aleatoria en pequeños grupos de células (parénquima apotraqueal), otras veces está relacionada con la situación de los vasos (parénquima paratraqueal), otras

veces la agrupación es continua, recta o formando olas u otro tipo de figura estando o no relacionada con los vasos (parénquima metatraqueal). La apariencia de este parénquima depende de la forma de la agrupación.

2.2.21.10 Canales resiníferos y oleosos. En algunas ocasiones estos canales

son perceptibles a simple vista, fácilmente en los cortes longitudinales y con cierta dificultad en los transversales, siendo característico de cada especie su situación dentro de la madera, su tamaño, su color y la forma como se agrupan.

2.2.21.11 Disposición de la fibra. La mayoría de las especies presentan células

fibrosas que se orientan según el eje axial. En ocasiones para algunas especies, la fibra se presenta como una ligera inclinación a derechas o a izquierdas respecto del eje. Pero también existen especies en donde la orientación de las fibras es inclinada alternadamente a izquierdas y derechas según periodos meteorológicos, determinando un aspecto característico en los cortes longitudinales de la madera en donde la madera forma bandas alternadamente claras y oscuras de algunos centímetros de espesor denominado fibra entrelazada.

2.2.22 Propiedades físicas [2] [4] [20] [21]

2.2.22.1 Anisotropía. La madera no es un material homogéneo sino un material muy diferente según el plano o la dirección que se considere. Como resultado de esa desigual configuración, presenta un desigual comportamiento. Sirva como ejemplo el comportamiento mecánico de la madera según las diferentes direcciones: la madera resiste entre 20 a 200 veces más en el sentido del eje del árbol que en el sentido transversal del árbol. [2] Este comportamiento tan desigual de la madera, hace obligado a denominar de forma diferente los planos y direcciones que se consideren. La resistencia mecánica de la madera no se comporta igual en todas las direcciones de sus

fibras, por eso es más fácil cepillar longitudinalmente en el sentido de las fibras que transversalmente e inversamente ocurre al serruchar.

2.2.22.2 Contenido de Humedad. Se dice que la madera tiene un contenido

humedad (%) cuando

agua es

la madera pesa

tiene un contenido humedad (%) cuando agua es la madera pesa al estar seca. El peso

al estar seca.

El peso del

(%) cuando agua es la madera pesa al estar seca. El peso del pudiéndose expresar de

pudiéndose expresar de la siguiente manera

El peso del pudiéndose expresar de la siguiente manera Siendo el peso anhidro totalmente seco de

Siendo

el peso anhidro totalmente seco de la madera

manera Siendo el peso anhidro totalmente seco de la madera el peso de la madera húmeda

el peso de la madera húmeda y

totalmente seco de la madera el peso de la madera húmeda y (1) El estudio tecnológico

(1)

El estudio tecnológico de las relaciones entre agua y madera es seguramente el más importante de todos los que dependen de este material dado que afecta a la mayoría de los procesos de transformación de la madera. Aún es más, las características de comportamiento de la madera están muy influenciadas por el contenido de humedad de la madera.

Así la humedad de la madera influye de forma determinante en la concepción de procesos tales como el aserrado, el desenrollo, el cepillado, el encolado, el barnizando, etc. Respecto al comportamiento, la humedad es un factor determinante en su durabilidad, en su resistencia, peso y sobre todo en sus dimensiones, es decir que la madera varía sus dimensiones con el contenido de humedad, hinchándose cuando gana humedad y mermando cuando la pierde.

2.2.22.3 Humedad de equilibrio higroscópico. La relación entre el agua y la

madera funciona de la siguiente forma: Sea un árbol recién apeado e introducido en un patio de secado u oreado. En el primer instante, la madera posee un alto contenido de humedad dado que el agua es imprescindible para la vida del árbol, pudiendo contener entre el 60 % y el 150 % de humedad (cuanto más joven sea el

árbol, más humedad y menor densidad tendrá su madera. Incluso depende de la estación del año en que se haya cortado). En ese momento el agua llena todos los huecos entre las fibras elementales, entre las micro fibrillas, entre las fibras, e incluso gran parte del limen celular contiene agua. [2]

El aire del patio oreado, como consecuencia de la fuerza desecante que tiene, absorbe agua de la superficie de la madera, dejando la primera capa de células casi sin agua. Esta capa superficial, al estar más seca que la segunda capa, le absorbe parte de agua que contiene de forma a igualar su humedad. La segunda capa lo absorberá de la tercera y así sucesivamente hasta llegar al interior de la madera, en un proceso muy lento que puede durar años, hasta igualar la fuerza desecante del aire con la fuerza de absorción de humedad de la madera.

Se denomina Humedad de Equilibrio Higroscópico (HEH) a aquella humedad de la madera en la que se equilibran la fuerza de absorción de humedad de la madera con la fuerza desecante del aire. También se puede definir como el porcentaje de humedad que alcanzaría una madera a lo largo del tiempo, sometida a unas ciertas condiciones de humedad y temperatura del medio ambiente. Como el aire cambia de condiciones climáticas constantemente, este punto de equilibrio HEH, también cambia constantemente, tomando agua la madera cuando disminuye la fuerza desecante del aire o cediendo agua la madera cuando aumenta la fuerza desecante del aire.

Como los cambios climáticos del aire se suceden continuamente, del día a la noche, según las estaciones, hace que la humedad de la madera también cambie continuamente, si bien en valores muy pequeños.

Se conoce como Madera Verde Aquella que tiene contenidos de humedad comprendidos entre el 30 % (punto de saturación de la pared celular) hasta la humedad del árbol vivo (del 70 al 150 % según la especie) y Madera Húmeda

cuando el contenido de humedad está comprendido entre el 20 y el 30 %. Para que la madera adquiera más humedad que la correspondiente al PSF, es necesario sumergirla en agua y llenar los espacios existentes en el lúmen celular.

2.2.22.4 Hinchamiento y contracción. La madera cambia de dimensiones,

aumentando (hinchamiento) o disminuyendo (contracción) cuando tome o ceda agua por debajo del punto de saturación de la pared celular (PSF). Ello es debido a que el espacio existente entre las micro fibrillas disminuye cuando disminuye el contenido de agua o aumenta cuando aumenta el contenido de agua de la madera. Al variar el tamaño de este espacio, también varía el tamaño de la pared celular y el de la célula y con ello el de la madera.

2.2.22.5 Peso específico. Esta propiedad está definida según el contenido de

agua y el tipo de árbol. A su vez controla las propiedades mecánicas. Varía entre

todas las maderas según el grado de humedad, sitio del árbol y cantidad de agua contenida. La madera de los árboles cortados en invierno tiene mayor peso que en verano dentro de una misma especie. El valor típico de las maderas duras corresponde (0,7 < PE < 1,1) g/

las maderas duras corresponde (0,7 < PE < 1,1) g/ 2.2.22.6 Peso Específico (aparente). Corresponde a

2.2.22.6 Peso Específico (aparente). Corresponde a la relación entre el peso y el

volumen de la madera sin vacíos, es decir si se pulverizara la madera se obtendría aproximadamente el mismo valor para todas las especies. La mejor madera es la que tiene la mejor resistencia con menor peso específico. La madera

la mejor resistencia con menor peso específico. La madera pulverizada tiene un PE de 1,5 g/

pulverizada tiene un PE de 1,5 g/ . [2] [4] [20] [21]

2.2.23 Propiedades mecánicas. La orientación de las fibras que componen la madera da lugar a la anisotropía de su estructura, por lo que a la hora de definir sus propiedades mecánicas hay que distinguir siempre la dirección perpendicular y la dirección paralela a la fibra. En este hecho radica la principal diferencia de comportamiento frente a otros materiales utilizados en estructuras como el acero y

el hormigón. Las resistencias y módulos de elasticidad en la dirección paralela a la

fibra son mucho más elevados que en la dirección perpendicular.

A modo de introducción podemos ver que los árboles están diseñados por la

naturaleza para resistir con eficacia los esfuerzos a los que va a estar sometido en

su vida; principalmente los esfuerzos producidos por las acciones gravitatorias.

Sobre la madera como material, se han realizado muchos estudios e investigaciones mediante ensayos realizados sobre probetas pequeñas libres de defectos o madera limpia, pero la madera estructural comprende piezas de grandes escuadrías en las que aparecen numerosos defectos o particularidades como nudos, gemas, etc. Por eso la tendencia actual es la de estudiar e investigar

piezas de madera comerciales o reales que permitan evaluar mejor la presencia e influencia de dichas particularidades. En los productos estructurales de la madera

es importante tener en cuenta que se trata de productos que han sido clasificados

de otra manera, por ejemplo la madera aserrada no se puede utilizar o

correlacionar con las clasificaciones decorativas o las estructurales, ni utilizar valores obtenidos con probetas pequeñas. Para referirse a las propiedades mecánicas en madera estructural se suelen dar

los valores característicos, que se definen como aquellos que son seguros con un

95% de probabilidad, y los que se emplean, por ejemplo para comprobar la resistencia. Los valores medios son seguros con una probabilidad del 50 %.

A continuación

propiedades mecánicas de la madera estructural.

se

recogen

las

características

más

significativas

de

las

2.2.23.1 Dureza. Es base para clasificarlas ya sean blandas (rápido crecimiento)

o duras (crecimiento lento). Esta propiedad es indicio para apreciar resistencia y homogeneidad de fibras.

La dureza como todas las propiedades de la madera, varía con la dirección de la fibra en que actúa. La clasificación por dureza se refiere a dureza perpendicular a la fibra. La dureza axial o paralela a la fibra es generalmente 1,5 a 2,5 veces la de la dirección perpendicular a la fibra. No existe mucha diferencia entre la dureza paralela tangencial y la radial.

Es posible afirmar que la dureza de la madera se encuentra en relación directa con el peso específico, pudiendo ser considerada como un factor de identificación constante, al margen de la variabilidad por razones de estación.

La madera, en relación con otros materiales (acero y hormigón), se puede definir como material blando, lo que en algunos aspectos puede considerarse como un defecto (facilidad de rayado y por tanto de pérdida de apariencia de la superficie) pero en otros aspectos es una gran ventaja, por la facilidad de trabajo que presenta. [2] [16] [20] [21]

2.2.23.2 Tracción paralela a la fibra. La resistencia a tracción paralela a la fibra

es elevada. Como ejemplo de piezas solicitadas a este esfuerzo se encuentran, principalmente los tirantes y pendones de las cerchas. No se encuentran estudios que definan claramente los rangos de resistencia ante esta propiedad para nuestro tipo de madera.

2.2.23.3 Compresión paralela a la fibra. Su resistencia a compresión paralela a

la fibra es elevada, según datos encontrados, alcanza valores característicos de 482 a 886 kg/ En el cálculo de los elementos comprimidos se ha de realizar la comprobación de la inestabilidad de la pieza (pandeo), en el que influye decisivamente el módulo de elasticidad. El valor relativamente bajo de este módulo reduce en la práctica la resistencia a la compresión en piezas esbeltas.

El valor relativamente bajo de este módulo reduce en la práctica la resistencia a la compresión

Esta propiedad resulta importante en una gran cantidad de tipos de piezas, como pilares, montantes de muros entramados, pared de cubierta, etc.

2.2.23.4 Flexión. Su resistencia a flexión es muy elevada, sobre todo comparada con su densidad. Los valores característicos del MOE (Módulo de Elasticidad) existentes para estructuras están alrededor de 1500 . En madera es preciso hablar de una resistencia a la flexión, aunque esté formada por la combinación de una a tracción y una a compresión, ya que el comportamiento mecánico de estas dos propiedades es diferente y por tanto resulta más práctico referirse al efecto conjunto de ambas en el caso de flexión.

al efecto conjunto de ambas en el caso de flexión. 2.2.23.5 Compresión perpendicular a la fibra.

2.2.23.5 Compresión perpendicular a la fibra. Su resistencia a la compresión perpendicular a la fibra es muy inferior a la dirección paralela. Los valores característicos del MOE varían entre 80 y 117 kg/ , lo que representa la cuarta parte de la resistencia en dirección paralela a la fibra.

parte de la resistencia en dirección paralela a la fibra. Este tipo de esfuerzo es característico

Este tipo de esfuerzo es característico de las zonas de apoyo de las vigas, donde se concentra toda la carga en pequeñas superficies que deben ser capaces de transmitir la reacción sin sufrir deformaciones importantes o aplastamiento.

2.2.23.6 Cizalladura o Cortante. El esfuerzo cortante origina tensiones tangenciales que actúan sobre las fibras de la madera según diversos modos. Tensiones tangenciales de cortadura: las fibras son cortadas transversalmente por el esfuerzo. El fallo se produce por aplastamiento. Tensiones tangenciales de deslizamiento: el fallo se produce por el deslizamiento de unas fibras con respecto a otras en la dirección longitudinal Tensiones tangenciales de rodadura: el fallo se produce por rodadura de unas fibras sobre otras.

longitudinal Tensiones tangenciales de rodadura: el fallo se produce por rodadura de unas fibras sobre otras.
longitudinal Tensiones tangenciales de rodadura: el fallo se produce por rodadura de unas fibras sobre otras.
longitudinal Tensiones tangenciales de rodadura: el fallo se produce por rodadura de unas fibras sobre otras.

En las piezas sometidas a flexión y a cortante las tensiones que intervienen son conjuntamente la de cortadura y deslizamiento. Sus valores característicos (por deslizamiento) varían entre 109 y 210 kg/ . Según el sentido de aplicación del esfuerzo ya sea radial o tangencial. Las tensiones tangenciales por rodadura de fibras solo se producen en casos muy concretos, como lo son las uniones encoladas entre el alma y el ala de una vigueta con la sección en doble T. El valor de la resistencia por rodadura es del orden del 20 al 30 % de la resistencia por deslizamiento.

en doble T. El valor de la resistencia por rodadura es del orden del 20 al

3. DISEÑO METODOLÓGICO

Para la realización de la investigación teórico-experimental sobre las propiedades físico-mecánicas de la madera algarrobo variando el contenido de humedad se inicia con una revisión bibliográfica y obtención de normatividad. Se elaboran las probetas para los diferentes ensayos a realizar. Se clasifican cuatro estados:

madera verde, madera seca al aire, madera climatizada con 85 % de humedad relativa (HR) a 20 °C y madera climatizada con 65 % de HR a 20 °C. Se realizan los ensayos de resistencia de materiales apoyados en las normas NTC, ASTM y DIN para dureza. Los datos obtenidos se clasifican y realizan los respectivos cálculos que permitan caracterizar las propiedades físico-mecánicas de la madera Algarrobo.

3.1 PROBETAS

Para la caracterización de las propiedades físicas y mecánicas se construyen diferentes tipos de probetas con la madera algarrobo, las cuales se rigen con la norma existente del ensayo.

Para garantizar una buena calidad de las probetas es necesario tener un buen acondicionamiento que consiste en: protección contra hongos e insectos, protección contra grietas, acondicionamiento de la madera para ensayos en verde, la cual para mantenerse con el contenido de humedad adecuado se sumerge en una pila con agua hasta el momento de hacer el ensayo.

3.1.1 Probetas para determinación de contenido de humedad. Las probetas que se someten a medición de contenido de humedad son cada una de las elaboradas para los diferentes ensayos mecánicos. Se utiliza madera en estado verde, seca al aire y climatizada con dos condiciones diferentes de humedad relativa.

3.1.2

Probetas para determinación de la densidad. Son probetas en forma de

prisma recto de 3 cm x 3 cm de sección transversal y 10 cm de longitud.

Figura 7. Probetas según la norma NTC 290 /1974-01-18

Figura 7. Probetas según la norma NTC 290 /1974-01-18 Fuente: Los autores. 3.1.3 Probetas para ensayo

Fuente: Los autores.

3.1.3 Probetas para ensayo de tracción paralela al grano. Son adecuadas

para ser sujetadas por las mordazas de tracción del laboratorio de resistencia de materiales y con la reducción del área como establece la norma.

Figura 8. Probetas según norma NTC 944/1975-05-15

reducción del área como establece la norma. Figura 8. Probetas según norma NTC 944/1975-05-15 Fuente: Los

Fuente: Los autores.

3.1.4

Probetas para ensayo de compresión paralela al grano. Probetas en

forma de prismas rectos de 3 cm x 3 cm y longitud equivalente a cuatro veces el ancho (12 cm).

Figura 9. Probetas según norma NTC 784/1974-0417

(12 cm). Figura 9. Probetas según norma NTC 784/1974-0417 Fuente: Los autores. 3.1.5 Probetas para ensayo

Fuente: Los autores.

3.1.5 Probetas para ensayo de compresión perpendicular al grano. Probetas

con medidas 5 cm x 5 cm x 15 cm, caras longitudinales paralelas al grano y caras opuestos con cortes radiales y tangenciales.

Figura10. Probetas según norma NTC 785/1974-04-17

opuestos con cortes radiales y tangenciales. Figura10. Probetas según norma NTC 785/1974-04-17 Fuente: Los autores. 50

Fuente: Los autores.

3.1.6

Probetas para ensayo de flexión. Probetas de sección cuadrada de

3 cm x 3 cm y longitud mínima de 18 veces su ancho (58 cm), con el grano en

dirección paralelo al eje longitudinal de la probeta.

Figura 11. Probetas según norma NTC 663/1973-04-25

probeta. Figura 11. Probetas según norma NTC 663/1973-04-25 Fuente: Los autores . Probetas de 5 cm

Fuente: Los autores.

Probetas de

5 cm x 5 cm x 6.5 cm. Los cortes del plano de falla se deben hacer de manera

radial y tangente a los anillos de crecimiento para igual número de probetas.

3.1.7 Probetas para ensayo de cizalladura paralela al grano.

Figura 12. Probeta según norma NTC 775/1974-03-27

para ensayo de cizalladura paralela al grano. Figura 12. Probeta según norma NTC 775/1974-03-27 Fuente: Los

Fuente: Los autores.

Figura 13. Esquema para probeta de cizalladura paralela al grano.

a) Corte radial

probeta de cizalladura paralela al grano. a) Corte radial Fuente: Los autores. b) Corte tangencial 3.1.8

Fuente: Los autores.

b) Corte tangencial

a) Corte radial Fuente: Los autores. b) Corte tangencial 3.1.8 Probetas para determinación de la dureza

3.1.8 Probetas para determinación de la dureza (BRINELL). Probetas con medidas de 5 cm x 5 cm x 15 cm. Números iguales de probetas con caras paralelas al grano y paralelas a los anillos de crecimiento.

Figura 14. Probetas según norma DIN EN 1534/2004

grano y paralelas a los anillos de crecimiento. Figura 14. Probetas según norma DIN EN 1534/2004

Fuente: Los autores.

3.2

CLIMATIZACIÓN DE MADERA

Debido a que se requiere que la madera tenga contenidos de humedad diferentes al cual se establece cuando se seca en el medio ambiente, es necesario adecuar un ambiente climatizado para las probetas que requieran permanecer en condiciones de 65 % y 85 % de humedad relativa a 20 °C. Posterior al climatizado de la madera se realizan los ensayos físico-mecánicos y mediciones del contenido de humedad a las probetas para verificar los diferentes porcentajes.

3.3 ENSAYOS FÍSICO-MECÁNICOS

La realización de los ensayos se lleva a cabo en dos etapas. Para madera seca al aire y en estado verde se utiliza la máquina universal de ensayos del laboratorio de resistencia de materiales de la Universidad Tecnológica de Pereira. El proceso de climatización de la madera requirió la construcción de un aparato que permitiera mantener las condiciones de humedad relativa y temperatura deseada para realizar los ensayos a las probetas climatizadas a 65 y 85 % HR. Se llevan a cabo los ensayos de acuerdo a lo publicado en las diferentes normas, pues cada prueba exige un adecuado montaje de la probeta, velocidades de aplicación de la carga y unas rigurosas sugerencias y recomendaciones para la calidad de los ensayos. La toma de datos se realiza manualmente y se le otorga a cada probeta un formato respectivo el cual se diligencia adecuadamente.

El equipo del laboratorio tiene un elemento indicador de deformación que facilita la elaboración de los ensayos y no hace necesario el uso de equipos extensómetros y medidores de deformación excepto en la prueba de flexión en donde si se utiliza un aparato comparador.

3.4 EQUIPOS UTILIZADOS

3.4.1 Máquina universal de ensayos WPM ZD 4

Este equipo perteneciente a la Universidad Tecnológica de Pereira es utilizado para la realización de los ensayos mecánicos. En la máquina WPM ZD 40 se pueden realizar ensayos de tracción, compresión, cizallamiento y flexión, con el objeto de determinar las propiedades de muchos materiales. La máquina trabaja hidráulicamente y es accionada por un motor eléctrico para la aplicación de la carga a las probetas; para la parte de medición, la máquina de ensayos está equipada de una celda de carga para medición de fuerza y de un LVDT (Transformador Diferencial Variable Lineal) para la medición de desplazamientos.

[25].

Figura 15. Máquina universal de ensayos WPM ZD 4

para la medición de desplazamientos. [25]. Figura 15. Máquina universal de ensayos WPM ZD 4 Fuente:

Fuente: Los autores.

3.4.2

Máquina universal de ensayos IBERTEST-STIB

Pertenece al laboratorio de materiales de la facultad de Ingeniería Civil de la Universidad del Quindío. Ofrece capacidad máxima de 200 kN. Permite realizar los ensayos de tracción, compresión, flexión, y cizallamiento con el acople de un dispositivo especial. Ofrece control total por computador, velocidad programable tanto en carga como en desplazamiento y obtención automática de resultados y cálculos.

Figura 16. Máquina universal de ensayos IBERTEST-STIB

automática de resultados y cálculos. Figura 16. Máquina universal de ensayos IBERTEST-STIB Fuente: Los autores. 55

Fuente: Los autores.

3.4.3

Escleroscopio HP-250- Wekstoffprüfmaschinen: Máquina perteneciente

al Laboratorio de Resistencia de Materiales de la Universidad tecnológica de Pereira que permite realizar ensayo de dureza (BRINELL). Aplica cargas hasta de

250 kg. Posee incorporado un microscopio de medición, el cual posee una resolución de 0,001 mm.

Figura 17. Escleroscopio para ensayo de Dureza Brinell

mm. Figura 17. Escleroscopio para ensayo de Dureza Brinell Fuente: Los autores. 3.4.4 Dispositivo de Cizallamiento:

Fuente: Los autores.

3.4.4 Dispositivo de Cizallamiento: Es un accesorio perteneciente a la Escuela

de Tecnología Mecánica de la Universidad Tecnológica de Pereira. Consiste en un mecanismo que permite sujetar la probeta a cizallar y aplicar sobre una de sus superficies la carga cortante que aplica la máquina universal de ensayos utilizada.

Ver figura 18.

Figura 18. Dispositivo de Cizallamiento

Figura 18. Dispositivo de Cizallamiento Fuente: Los autores. 3.4.5 Comparador de carátula : Permite realizar mediciones

Fuente: Los autores.

3.4.5 Comparador de carátula: Permite realizar mediciones de desplazamientos con precisión de 0,01 mm. Se utiliza en el ensayo de flexión. La aguja de indicación da una vuelta por cada 100 kg. Se requiere sujetar de un elemento (magneto) y ajustar con el plano de referencia en donde se encuentra la probeta a flexionar.

Figura 19. Comparador de carátula

de referencia en donde se encuentra la probeta a flexionar. Figura 19. Comparador de carátula Fuente:

Fuente: Los autores.

3.4.6

Cámara de climatizado: Adecuada en una nevera tipo industrial con panel

frontal en vidrio. Tiene adecuado un controlador de humedad y temperatura marca FULLGAUGE referencia MT530 SUPER. El sistema de humidificación activa un atomizador que recibe por una parte agua de una manguera de 3 mm de diámetro y aire de un compresor. El accionamiento de este elemento lo realiza una electroválvula manejada por un controlador que según las indicaciones del sensor acciona el sistema de humidificación con el rociador de humedad. La temperatura la controla directamente desde el sistema de enfriamiento propio de la nevera.

Figura 20. Cámara de climatizado

propio de la nevera. Figura 20. Cámara de climatizado Fuente: Los autores. 3.4.7 Controlador Full Gauge

Fuente: Los autores.

3.4.7 Controlador Full Gauge MT530 SUPER: Indica y controla la temperatura

del medio ambiente y humedad. Posee tres salidas, una para el control de temperatura, otra para el control de humedad y la tercera para servicios auxiliares que puede funcionar como un tercer control de temperatura. Si la variable controlada no está en el valor configurado produce una alarma sonora (pitido). Opera en el rango de 0 a 100 % de humedad relativa y 10 a 70 °C de Temperatura. Ver figura 21.

Figura 21.Controlador y Sensor Full Gauge MT530 SUPER:

Figura 21.Controlador y Sensor Full Gauge MT530 SUPER: Fuente: Los autores 3.4.8 Estufa SELECTA - DIGIHEAT:

Fuente: Los autores

y Sensor Full Gauge MT530 SUPER: Fuente: Los autores 3.4.8 Estufa SELECTA - DIGIHEAT: Perteneciente al

3.4.8 Estufa SELECTA - DIGIHEAT: Perteneciente al Laboratorio de Química Ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira. Ofrece una regulación y lectura digital de temperatura y tiempo. Opera a temperaturas regulables desde ambiente hasta 250 °C. Ofrece una resolución de 1 °C.

Figura 22.Estufa de secado.

Ofrece una resolución de 1 °C. Figura 22.Estufa de secado. Fuente: Los autores. 3.4.9 Balanza Sartorius

Fuente: Los autores.

3.4.9 Balanza Sartorius BP 2100: Pertenece al Laboratorio de Química Ambiental de la Universidad Tecnológica. La balanza ofrece lectura digital así como calibración automática. Ver figura 23.

Figura 23.Balanza de precisión Sartorius BP 2100.

Figura 23.Balanza de precisión Sartorius BP 2100. Fuente: Los autores. 3.4.10 Balanza SCOUT PRO 400: Es

Fuente: Los autores.

3.4.10 Balanza SCOUT PRO 400: Es una balanza portátil de precisión perteneciente al Laboratorio de Materiales de la Universidad del Quindío. Ofrece buena resolución y con capacidad máxima de 400 g.

Figura 24.Balanza de precisión Scout Pro 400.

resolución y con capacidad máxima de 400 g. Figura 24.Balanza de precisión Scout Pro 400. Fuente:

Fuente: Los autores.

4. DESARROLLO EXPERIMENTAL

En la primera parte de la investigación se realizaron los ensayos en el Laboratorio de Resistencia de Materiales de la Universidad Tecnológica de Pereira. Las primeras probetas a las cuales se le hicieron las pruebas cumplieron la característica de encontrarse en estado verde y seca al aire libre en las condiciones climáticas de Pereira.

La segunda fase se realizó con las probetas climatizadas en condiciones permanentes de 65 y 85 % HR a una temperatura de 20 °C en el Laboratorio de Materiales de la Universidad del Quindío. De acuerdo a las recomendaciones, el traslado desde la ciudad de Pereira hacia Armenia para la madera climatizada 7 días, se hizo en cajas aislantes de icopor el mismo día que se le realizaron los ensayos lo que garantiza mantener el contenido de humedad de la madera constante.

4.1 MADERA EN ESTADO VERDE Y SECA AL AIRE LIBRE

La madera en estado verde cumple la característica de tener un alto contenido de humedad mayor o igual al 30 %, por lo cual se hizo necesario realizar los ensayos el día siguiente al que se elaboraron las probetas. Para evitar posibles pérdidas en el contenido de humedad desde el día anterior al ensayo se mantuvieron en una pileta con agua tal como lo recomienda la norma NTC 790 sobre acondicionamiento de probetas para ensayos físico-mecánicos.

Las probetas secas al aire fueron elaboradas y expuestas alrededor de 3 semanas en el ambiente de Pereira. Durante este tiempo las condiciones meteorológicas predominantes arrojaron humedades relativas entre el 73 y 78 %. El ensayo de medición de contenido de humedad de la madera estuvo alrededor del 15 % lo

cual según las tablas de equilibrio presentadas en el anexo B, la humedad relativa fue del 76 %. Se realizaron las siguientes pruebas en los Laboratorios de Química Ambiental y Resistencia de Materiales de la Universidad Tecnológica de Pereira los cuales cumplen con los requerimientos de equipos que exigen las normas de cada ensayo.

4.1.1 Medición del contenido de humedad de la madera: Para obtener el contenido de humedad de la madera es necesario obtener el peso en gramos de la probeta o de una porción de ella en una balanza de precisión. Se utilizó la balanza sartorius BP 2100. Se realiza una toma de estos datos y posteriormente se lleva las probetas a un horno que opera a 103 °C durante 24 horas, eliminando totalmente el contenido de humedad. Después de sacar las probetas, a las cuales se les denomina probetas en estado anhidro, se les registra nuevamente su peso final y con estos datos es posible realizar los cálculos que permiten obtener el contenido de humedad.

Figura 25. Procedimiento de medición del contenido de humedad de la madera

b) Balanza de Precisión

medición del contenido de humedad de la madera b) Balanza de Precisión Fuente: Los autores. b)

Fuente: Los autores.

b) Estufa en operación

medición del contenido de humedad de la madera b) Balanza de Precisión Fuente: Los autores. b)

4.1.2 Determinación de la densidad: Se utiliza la balanza de precisión Sartorius, un micrómetro y el horno que opera a temperatura de 103 °C. Es necesario obtener los siguientes datos:

- Peso en gramos antes de eliminar el contenido de humedad en el horno.

- Peso de la probeta en estado anhidro.

- : Volumen de cada una de las probetas.

en estado anhidro. - : Volumen de cada una de las probetas. 4.1.3 Determinación de la
en estado anhidro. - : Volumen de cada una de las probetas. 4.1.3 Determinación de la
en estado anhidro. - : Volumen de cada una de las probetas. 4.1.3 Determinación de la

4.1.3 Determinación de la dureza (BRINELL). El ensayo se realiza en el escleroscopio del Laboratorio de Resistencia de la Universidad Tecnológica de Pereira. La bola del indentador ejerce presión contra la probeta con una fuerza controlada de 150 kg. Esta se mantiene por un tiempo entre 10 s y 15 s. Después se retira la fuerza y probeta para proceder a medir la huella dejada por el indentador utilizando un método óptico para tener una buena precisión.

Figura 26. Aplicación del indentador para medir dureza BRINELL

26. Aplicación del indentador para medir dureza BRINELL Fuente: Los autores. 4.1.4 Ensayo de resistencia a

Fuente: Los autores.

4.1.4 Ensayo de resistencia a la tracción: El procedimiento consiste en adecuar las mordazas en la máquina y sujetar la madera aplicando una leve carga de 20 kg para un ajuste inicial en los extremos de la probeta. Se aplica posteriormente la

carga en forma continua y a velocidad constante, el alargamiento se registra en incrementos iguales de carga.

Se identifica el tipo de falla de la probeta y después del ensayo se corta parte de la probeta, para realizar la prueba de contenido de humedad en el momento del ensayo.

Figura 27. Ensayo de resistencia a la tracción

del ensayo. Figura 27. Ensayo de resistencia a la tracción Fuente: Los autores. 4.1.5 Ensayo de

Fuente: Los autores.

4.1.5 Ensayo de compresión paralela al grano: La máquina universal de ensayos consta de una cruceta fija y otra móvil provistas ambas de un cabezal con articulación esférica que permite distribución uniforme de la carga. El procedimiento consiste en colocar la probeta sobre el cabezal y aplicar la carga en forma continua y a velocidad constante, el acortamiento se registra a intervalos de cargas iguales, tomando en cuenta un mínimo de 20 lecturas, de las cuales por lo menos 10 son antes del límite proporcional.

Después del ensayo se corta una parte de la probeta, para determinar el contenido de humedad de la probeta.

Figura 28. Ensayo de compresión paralela al grano

probeta. Figura 28. Ensayo de compresión paralela al grano Fuente: Los autores. 4.1.6 Ensayo de compresión

Fuente: Los autores.

4.1.6 Ensayo de compresión perpendicular al grano. Se realiza el montaje en la máquina universal de ensayos. Es necesario el cabezal con articulación esférica que permite igualmente una distribución uniforme de la carga. A la prensa se le acopla el accesorio de compresión perpendicular sobre la base fija. Se apoyan las probetas sobre la base del accesorio de manera que la carga sea aplicada sobre una cara radial. Se acciona la prensa haciendo que una de las crucetas toque la pieza de presión levemente y se ajusta el indicador a ceros. Se realiza el ensayo a velocidad constante hasta alcanzar una deformación del 5 % del espesor de la probeta (2,5 mm). Se anotan los datos en los formatos respectivos y se determina el contenido de humedad y la densidad básica de la probeta completa.

Figura 29. Ensayo de compresión perpendicular al grano

Figura 29. Ensayo de compresión perpendicular al grano Fuente: Los autores. 4.1.7 Ensayo de resistencia a

Fuente: Los autores.

4.1.7 Ensayo de resistencia a la flexión estática. El método consiste en colocar el cabezal adecuado para flexión, fijar los apoyos respectivos para este ensayo y colocar unas placas de acero con rodillos entre la probeta y cada apoyo. Se fija un deflectómetro (comparador de carátula variable el cual va acoplado a un magneto para su sujeción) y se ajusta el indicador a cero. La carga es aplicada de forma continua en la cara tangencial, coincidiendo el eje del cabezal con el centro de la luz de la probeta. Se registran las deflexiones en intervalos convenientes de 20 kg hasta que se produzca la rotura de la probeta, tomando un mínimo de 10 lecturas antes del límite de proporcionalidad.

Se registra e identifica el tipo de falla e inmediatamente después del ensayo se corta una parte de la probeta cerca de la zona de falla para determinar el contenido de humedad y densidad básica de la probeta al momento del ensayo.

Figura 30. Ensayo de flexión

Figura 30. Ensayo de flexión Fuente: Los autores. 4.1.8 Ensayo de resistencia al cizallamiento paralelo al

Fuente: Los autores.

4.1.8 Ensayo de resistencia al cizallamiento paralelo al grano. El ensayo se realiza con la máquina universal de ensayos y un dispositivo de cizalladura el cual consta de una platina en donde se sujeta la probeta y se ajusta con dos tornillos de manera que quede completamente segura y libre de deslizamiento.

Una superficie de la probeta recibe la presión de la cizalla, se aplica la carga en forma continua y se registra la carga máxima. Después del ensayo se determina el contenido de humedad y densidad básica en la porción de la probeta que fue separada por el cizallamiento. Ver figura 31.

Figura 31. Ensayo de cizallamiento paralelo al grano.

Figura 31. Ensayo de cizallamiento paralelo al grano. Fuente: Los autores. 4.2 ADECUACIÓN DE CLIMATIZADOR DE

Fuente: Los autores.

4.2 ADECUACIÓN DE CLIMATIZADOR DE MADERA

Para cumplir las condiciones de humedad relativa, temperatura deseada y lograr que las probetas permanezcan durante el tiempo necesario para adquirir el contenido de humedad de equilibrio higroscópico, se hizo necesario encontrar una manera de controlar la temperatura y humedad relativa del ambiente.

Se estableció preparar una cámara de climatizado a partir de una nevera tipo industrial en donde se hacía necesario la instalación de un controlador de las variables deseadas.

Fue necesario adquirir un controlador referencia Full Gauge MT530 SUPER el cual lleva adecuado un dispositivo que sensa y muestra lecturas digitales de las condiciones de temperatura y humedad relativa presentes. Este dispositivo auxiliar se instala en la parte superior de la nevera (Figura 32), permitiendo supervisar

constantemente los valores indicados. El sensor de temperatura que va conectado al controlador debe ir al interior de la nevera y de manera cercana a donde se ubica la madera, por lo cual fue necesario realizar una pequeña perforación en la parte trasera que permitió colocar el dispositivo en el interior de la nevera.

Figura 32. Controlador Full Gauge MT530 instalado en la nevera.

32. Controlador Full Gauge MT530 instalado en la nevera . Fuente: Los autores. El controlador después

Fuente: Los autores.

El controlador después de sensar la temperatura, por medio de señales eléctricas activa o desactiva el sistema de enfriamiento de la nevera que va conectada por dos líneas de voltaje al motor de la nevera ubicado en su parte trasera. De esta manera se controla la temperatura y la establece en el Set-point requerido (20 °C).

El control de humedad relativa se montó con una conexión desde el controlador a una electroválvula. Cuando las lecturas del sensor están por debajo del valor requerido, entra en funcionamiento un compresor de aire que activa un atomizador, el cual también tiene conectado una manguera de 3 mm e inyecta agua desde un recipiente. La acción del aire proveniente del compresor en el atomizador crea un efecto vénturi que succiona el agua por la manguera y de esta manera inyecta humedad en la cámara. En el momento que se sense un lectura correcta, se cierra la electroválvula por acción del controlador terminando la humidificación. Ver figura 33.

Figura 33. Sistema de humidificación

a) Electroválvula

Figura 33. Sistema de humidificación a) Electroválvula Fuente: Los autores. b) Instalación del atomizador La puesta

Fuente: Los autores.

b) Instalación del atomizador

Fuente: Los autores. b) Instalación del atomizador La puesta a punto del equipo se llevó a

La puesta a punto del equipo se llevó a cabo inicialmente para 85 %HR. Fue necesario variar parámetros de configuración del controlador como histéresis en temperatura y humedad, tiempo de humidificación y desconexión del ventilador de la nevera para evitar un enfriamiento muy severo que ocasione cambios bruscos en la temperatura. Durante semanas se pudo verificar monitoreando permanentemente y sin cortes de energía que las indicaciones no se salían de los valores requeridos. La puesta a punto para 65 %HR fue más sencilla, aunque requirió 3 días de permanentes cambios en los parámetros mencionados anteriormente. Ver figura 34.

Figura 34. Esquema del equipo climatizador de madera

Figura 34. Esquema del equipo climatizador de madera Fuente: Los autores. 1) Cámara de climatizado 2)

Fuente: Los autores.

1)

Cámara de climatizado

2)

Compresor de Aire

3)

Controlador

4)

Electroválvula

5)

Atomizador

6)

Sensor

7)

Depósito de Agua

8)

Motor de la nevera

4.3 MADERA CLIMATIZADA EN 65 %HR Y 85 %HR A 20 °C.

Para el apilamiento de la madera es necesario tener en cuenta las dimensiones y distribución del espacio. Se forman pilas con paquetes de madera de dimensiones regulares y uniformes que faciliten su ubicación. Es necesario poder ubicarlas dentro de la cámara de climatizado de forma que se aproveche su capacidad evitando la presencia de huecos por donde circula el aire.

Se utiliza unos rastreles que permiten obtener los espacios horizontales libres. A mayor espesor de la madera, mayor espesor del rastrel y mayor separación entre éstos. Los rastreles se colocan alineados verticalmente y distribuidos en fila en relación con el espesor de la madera.

Los rastreles igualmente deben ser madera de buena calidad, libres de defectos y de deformaciones. Las pilas se colocan perpendiculares al flujo del aire, de esta manera se pone en contacto la mayor superficie posible de madera con el aire seco.

En el caso de tener que climatizar madera de distinta longitud, la ubicación más adecuada es utilizando un sistema denominado “Box-piling”. En este sistema, las filas de madera se forman colocando tablas de la longitud final en los extremos, rellenando el centro con tablas de menor dimensión. De esta forma, se consiguen pilas de madera con las dimensiones adecuadas, reduciendo el número de rastreles utilizados, optimizando la superficie útil de la cámara de secado y favoreciendo la circulación uniforme del aire. En el caso de necesitar climatizar lotes de madera de distintas especies, se disponen de forma que las pilas de una columna en profundidad sean siempre de la misma especie de madera. El mismo procedimiento se puede aplicar en el caso de climatizar madera con distintos espesores. De esta manera se recomienda alinear las columnas en profundidad

por espesores, permitiendo una correcta distribución del aire al coincidir el hueco de los rastreles. [25]

Figura 35. Apilamiento incorrecto y correcto de madera

[25] Figura 35. Apilamiento incorrecto y correcto de madera Fuente

Las probetas de la especie algarrobo se apilan de acuerdo a las recomendaciones de secado de madera, separadas de otras especies y con espacios libres para la circulación de aire que permitan obtener en la totalidad de la madera, un equilibrio higroscópico de su humedad.

Figura 36. Apilamiento de madera algarrobo

la madera, un equilibrio higroscópico de su humedad. Figura 36. Apilamiento de madera algarrobo Fuente: Los

Fuente: Los autores.

Las probetas permanecen climatizándose en cada condición de ambiente durante 7 días. Para retirar las probetas se realiza la medición de su contenido de humedad y se comprueba que corresponde al presentado en las tablas (Anexo B) e inmediatamente se trasladan al Laboratorio de Materiales de la Universidad del Quindío para realizar los ensayos mecánicos respectivos.

Se realizó el traslado de la madera en cajas de icopor aislante para mantener su contenido de humedad hasta la ciudad de Armenia en donde se realizaron las pruebas.

Figura 37. Caja aislante de icopor

realizaron las pruebas. Figura 37. Caja aislante de icopor Fuente: Los autores. 4.3.1 Medición del contenido

Fuente: Los autores.

4.3.1 Medición del contenido de humedad de las maderas: Para obtener el contenido de humedad de la madera al igual que en la primera fase, es necesario obtener el peso en gramos de la probeta o de una porción de ella en una balanza de precisión. Se utilizó la balanza Scout Pro 400 de la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad del Quindío. Se realiza una toma de estos datos y posteriormente se lleva las probetas a un horno que opera a 103 °C durante 24 horas. Así se elimina totalmente el contenido de humedad. Después de sacar las probetas en estado anhidro, se les mide nuevamente su peso final y con estos

datos es posible realizar los cálculos que permiten obtener el contenido de humedad.

4.3.2 Determinación de la densidad: Se utiliza la balanza de precisión Scout Pro 400, micrómetro, horno para operación a temperatura de 103 °C. Es necesario obtener los siguientes datos:

- Peso en gramos antes de eliminar el contenido de humedad en el horno.

- : Volumen de cada una de las probetas.

en el horno. - : Volumen de cada una de las probetas. Figura 38. Balanza Scout
en el horno. - : Volumen de cada una de las probetas. Figura 38. Balanza Scout

Figura 38. Balanza Scout Pro 400

cada una de las probetas. Figura 38. Balanza Scout Pro 400 Fuente: Los autores. 4.3.3 Determinación

Fuente: Los autores.

4.3.3 Determinación de la dureza (BRINELL). El ensayo se realiza en el escleroscopio. La bola del indentador ejerce presión contra la probeta con una fuerza controlada de 150 kg. Esta se mantiene por un tiempo entre 10 s y 15 s. Después se retira la fuerza y la probeta para proceder a medir la huella dejada por el indentador utilizando un método óptico para tener una buena precisión.

4.3.4 Ensayo de resistencia a la tracción: Se realizó en la máquina universal de ensayos IBERTEST-STIB de la facultad de materiales de la Universidad del Quindío. El procedimiento consiste en instalar las mordazas en la máquina y sujetar la madera aplicando una leve carga para su ajuste inicial en los extremos de la probeta. Se aplica posteriormente la carga en forma continua y a velocidad constante. Todo el proceso de aplicación de carga y registro de fuerzas es controlado por medio de un ordenador conectado directamente a la máquina lo que facilita el procedimiento.

Figura 39. Ensayo de Tracción

facilita el procedimiento. Figura 39. Ensayo de Tracción Fuente: Los autores. Después de cada ensayo de

Fuente: Los autores.

Después de cada ensayo de tracción se identifica el tipo de falla de la probeta y se corta parte de la probeta para realizar la prueba de contenido de humedad en el momento del ensayo. Ver figura 40.

Figura 40. Medición de peso a probeta de tracción.

Figura 40. Medición de peso a probeta de tracción. Fuente: Los autores. 4.3.5 Ensayo de compresión

Fuente: Los autores.

4.3.5 Ensayo de compresión paralela al grano: Se realiza en la máquina universal de ensayos. La máquina consta de dos crucetas móviles provistas ambas de cabezal con articulación esférica que permite distribución uniforme de la carga.

El procedimiento consiste en colocar la probeta sobre el cabezal y ordenar al equipo, aplicar la carga en forma continua y a velocidad constante. Desde el acortamiento se registran intervalos de cargas iguales manualmente con un comparador de carátula instalado y tomando en cuenta un número de lecturas representativo.

Se identifica el tipo de falla e inmediatamente después del ensayo se corta una parte de la probeta para determinar su contenido de humedad. Ver figura 41.

Figura 41. Ensayo de compresión paralela al grano.

Figura 41. Ensayo de compresión paralela al grano. Fuente: Los autores. 4.3.6 Ensayo de compresión perpendicular

Fuente: Los autores.

4.3.6 Ensayo de compresión perpendicular al grano. Se realiza en la máquina universal de ensayos. Es necesario el cabezal con articulación esférica que permite una distribución uniforme de la carga. A la prensa se le acopla el accesorio de compresión perpendicular sobre la base fija. Se apoyan las probetas sobre la base del accesorio de manera que la carga sea aplicada sobre una cara radial.

Se acciona la prensa haciendo que una de las crucetas toque la pieza de presión levemente y se ajusta el indicador de deformación a ceros. Se realiza el ensayo a velocidad constante hasta alcanzar una deformación del 5 % del espesor de la probeta (2,5 mm). Los registros de fuerzas se guardan automáticamente, excepto la deformación que se mide con un comparador de carátula. Se determina el contenido de humedad y la densidad básica de la probeta completa. Ver figura 42.

Figura 42. Ensayo de compresión perpendicular al grano.

Figura 42. Ensayo de compresión perpendicular al grano. Fuente: Los autores. 4.3.7 Ensayo de resistencia a

Fuente: Los autores.

4.3.7 Ensayo de resistencia a la flexión estática. El método utilizado consiste en ubicar un apoyo adecuado para flexión, fijar los soportes respectivos para este ensayo y colocar placas de acero con rodillos, entre la probeta y cada apoyo.

Se fija el comparador de carátula y se ajusta el indicador a cero. La carga es aplicada de forma continua en la cara tangencial, coincidiendo el eje del cabezal con el centro de la luz de la probeta. Se registran las deflexiones en intervalos de tiempos iguales, hasta que se produzca la rotura de la probeta.

Se registra y se identifica el tipo de falla e inmediatamente después del ensayo se corta una parte de la probeta cerca de la zona de falla para determinar el contenido de humedad. Ver figura 43.

Figura 43. Ensayo de flexión.

Figura 43. Ensayo de flexión. Fuente: Los autores. 4.3.8 Ensayo de resistencia al cizallamiento paralelo al

Fuente: Los autores.

4.3.8 Ensayo de resistencia al cizallamiento paralelo al grano. El ensayo se realiza con la máquina universal del Laboratorio de Materiales de la Universidad del Quindío y un dispositivo de cizalladura adecuado para este tipo de pruebas perteneciente a la Escuela de Tecnología Mecánica de la Universidad Tecnológica de Pereira.

Una superficie de la probeta recibe la presión de la cizalla. Se aplica la carga en forma continua y se registra la carga máxima. Después del ensayo se determina el contenido de humedad y la densidad básica en la porción de la probeta que fue separada por el cizallamiento. Ver figura 44.

Figura 44. Ensayo de cizallamiento paralelo al grano.

Figura 44. Ensayo de cizallamiento paralelo al grano. Fuente: Los autores. Los datos obtenidos en los

Fuente: Los autores.

Los datos obtenidos en los ensayos físico-mecánicos requieren ser sometidos a cálculos. A continuación se presentan las fórmulas utilizadas para cada una de las variables estudiadas.

Las abreviaciones utilizadas son:

CH: Contenido de humedad; De: Densidad: MOR: Módulo de ruptura o Esfuerzo

: Carga de

rotura de la probeta ( ); : Carga en el límite proporcional (k ); : Área de la

Último; ELP: Esfuerzo en el límite proporcional; HB: Dureza Brinell;

Esfuerzo en el límite proporcional; HB: Dureza Brinell; superficie de aplicación de la carga ( );
Esfuerzo en el límite proporcional; HB: Dureza Brinell; superficie de aplicación de la carga ( );
Esfuerzo en el límite proporcional; HB: Dureza Brinell; superficie de aplicación de la carga ( );

superficie de aplicación de la carga ( ); : Área del plano de cizallamiento ( );

Altura

de la probeta en dirección tangencial. ; : Fuerza constante sobre el material (kg);

Luz entre los soportes :

constante sobre el material (kg); Luz entre los soportes : Ancho de la probeta en dirección
constante sobre el material (kg); Luz entre los soportes : Ancho de la probeta en dirección
constante sobre el material (kg); Luz entre los soportes : Ancho de la probeta en dirección

Ancho de la probeta en dirección radial.

los soportes : Ancho de la probeta en dirección radial. ; : Diámetro de la bola
;
;
los soportes : Ancho de la probeta en dirección radial. ; : Diámetro de la bola

: Diámetro de la bola (mm) ;

los soportes : Ancho de la probeta en dirección radial. ; : Diámetro de la bola

=Diámetro de la huella (mm)

4.4 FÓRMULAS PARA CÁLCULOS

Tabla 1. Propiedades físicas.

Contenido de humedad

Densidad

Contenido de humedad Densidad
Contenido de humedad Densidad

Fuente: Los autores.

Tabla 2. Propiedades mecánicas.

   

Dureza Brinell

 
 
 
 

Tracción

Compresión

Compresión

Flexión

Cizallamiento

paralela al

perpendicular al

grano

grano

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fuente: Los autores.

5. RESULTADOS

Los datos tomados en el laboratorio en los ensayos físicos corresponden a peso en gramos (g), dimensiones en milímetros (mm), los ensayos mecánicos fuerza en kilogramos (kg) y las deformaciones de la probeta en centésimas de milímetro.

Para realizar los cálculos correspondientes es necesario digitar los datos en Microsoft Excel que facilita el desarrollo de ellos y las conversiones necesarias.

Los procedimientos utilizados en los ensayos se rigieron según lo publicado en la respectiva norma. Las consideraciones importantes se anotan en el formato respectivo de cada probeta.

Tabla 3. Ensayos físico-mecánicos.

Tipo de Ensayo

Número de ensayos

Normas

Contenido de Humedad

160

NTC 206/1974-02-16

Densidad

20

NTC 290/1974-01-18

Dureza

20

DIN EN 1534/2004

Tracción

20

NTC 944/1975-05-14

Compresión paralela

20

NTC 784/1974-04-17

Compresión perpendicular

20

NTC 785/1947-04-17

Flexión

20

NTC 663/1973-04-25

Cizallamiento paralelo radial

20

NTC 775/1947-03-27

Cizallamiento paralelo tangencial

20

NTC 775/1947-03-27

Fuente: Los autores.

Los resultados obtenidos en cada una de las pruebas se presentan a continuación.

5.1 RESULTADOS DENSIDAD

Tabla 4. Densidad estado verde.

 

Contenido

Dimensiones

Peso

Peso

Densidad

Densidad

de

(cm)

(g)

Anhidro

(g

/

de (cm) (g) Anhidro (g / ) Anhidra

)

Anhidra

humedad

(g)

 

(g

/

humedad (g)   (g / )

)

Probeta 1

31,68

9,86 X 3,20 X 3,10

79,52

59,44

 

0,81

   

0,60

 

Probeta 2

33,89

10,12 X 3,01 X 3,09

82,53

81,13

 

0,87

   

0,64

 

Probeta 3

32,56

9,95 X 3,11 X 2,96

81,41

61,83

 

0,90

   

0,68

 

Probeta 4

28,11

10,18 X 3,08 X 2,99

83,22

63,74

 

0,89

   

0,68

 

Probeta 5

32,93

10,06 X 3,07 X 3,03

82,14

61,28

 

0,88

   

0,66

 

Probeta 6

30,05

10,03 X 3,12 X 2,89

81,10

61,85

 

0,89

   

0,65

 

Promedio

32,66

   

0,87

   

0,66

 

Promedio: 0.87 Mínimo: 0,81: Máximo: 0,90 Desv. Estándar: 0,03 Coeficiente de variación: 3,74

 

Fuente: Los autores.

Tabla 5. Densidad seca al aire.

 

Contenido

Dimensiones

Peso

Peso

Densidad

Densidad

de

(cm)

(g)

Anhidro

(g

/

de (cm) (g) Anhidro (g / ) Anhidra

)

Anhidra

humedad

(g)

 

(g

/

humedad (g)   (g / )

)

Probeta 1

15,59

10,60 X 3,01 X 2,9

68,98

60,54

 

0,77

   

0,66

 

Probeta 2

15,54

10,23 X 3,15 X 2,87

71,80

62,14

 

0,77

   

0,67

 

Probeta 3

15,33

9,95 X 3,11 X 2,96

68,96

59,79

 

0,75

   

0,65

 

Probeta 4

15,28

10,18 X 3,08 X 2,99

72,9

63,24

 

0,77

   

0,67

 

Probeta 5

15,81

10,06 X 3,07 X 3,03

72,85

62,85

 

0,77

   

0,67

 

Probeta 6

15,27

10,03 X 3,12 X 2,89

73,89

64.10

 

0,81

   

0,70

 

Promedio

15,48

   

0.77

   

0.67

 

Promedio: 0.77 Mínimo: 0,75: Máximo: 0,81 Desv. Estándar: 0,02 Coeficiente de variación: 2,54

 

Fuente: Los autores.

Tabla 6. Densidad 85 % HR.

 

Contenido

Dimensiones

Peso

Peso

Densidad

Densidad

de

(cm)

(g)

Anhidro

(g

/

de (cm) (g) Anhidro (g / ) Anhidra

)

Anhidra

humedad

(g)

 

(g

/

humedad (g)   (g / )

)

Probeta 1

19,93

9,89 X 3,25 X 2,79

72,50

60,45

 

0,80

   

0,67

 

Probeta 2

18,28

10,15 X 3,12 X 3,05

74,00

62,56

 

0,80

   

0,64

 

Probeta 3

17,39

10,23 X 3,13 X 2,86

74,10

63,12

 

0,79

   

0,68

 

Probeta 4

18,37

10,08 X 3,14 X 2,90

77,90

65,81

 

0,79

   

0,71

 

Promedio

18,49

   

0,80

   

0,68

 

Promedio: 0.80 Mínimo: 0,79: Máximo: 0,80 Desv. Estándar: 0,00 Coeficiente de variación: 0,73

 

Fuente: Los autores.

Tabla 7. Densidad 65 % HR.

 

Contenido

Dimensiones

Peso

Peso

Densidad

Densidad

de

(cm)

(g)

Anhidro

(g

/

de (cm) (g) Anhidro (g / ) Anhidra

)

Anhidra

humedad

(g)

 

(g

/

humedad (g)   (g / )

)

Probeta 1

13,15

10,06 X 3,11 X 2,89

66,14

58,45

 

0,73

   

0,64

 

Probeta 2

13,45

10,13 X 3,05 X 2,87

68,71

60,56

 

0,77

   

0,68

 

Probeta 3

13,57

10,05 X 3,14 X 2,86

69,42

61,12

 

0,76

   

0,67

 

Probeta 4

12,09

10,13 X 3,12 X 2,97

71,53

63,81

 

0,76

   

0,67

 

Promedio

13,07

   

0,76

   

0,67

 

Promedio: 0,76 Mínimo: 0,73: Máximo: 0,77 Desv. Estándar: 0,02 Coeficiente de variación: 2,29

 

Fuente: Los autores.

5.2.1

RESULTADOS DUREZA

Diámetro del balín: 10 mm Carga aplicada: 150kg

Tabla 8. Dureza estado verde.

 

Contenido de

Diámetro de

 

HB

Humedad

la huella

(kg /

Humedad la huella (kg / )

)

(mm)

 

Probeta 1

30,15

7,36

 

2,95

Probeta 2

31,40

7,41

 

2,90

Probeta 3

27,49

7,49

 

2,83

Probeta 4

31,43

7,43

 

2,88

Probeta 5

36,32

7,36

 

2,95

Probeta 6

35,62

7,48

 

2,83

Media

32,07

7,42

 

2,9

Promedio: 2,89 Mínimo: 2,83: Máximo: 2,95 Desv. Estándar: 0,05 Coeficiente de variación: 1,87

Fuente: Los autores

Tabla 9. Dureza seca al aire.

 

Contenido de

Diámetro de

 

HB

Humedad

la huella

(kg /

Humedad la huella (kg / )

)

(mm)

 

Probeta 1

16,70

5,68

5,39

 

Probeta 2

14,22

5,71

5,33

 

Probeta 3

14,45

5,76

5,23

 

Probeta 4

14,46

5,64

5,48

 

Probeta 5

17,57

5,78

5,19

 

Probeta 6

14,41

5,79

5,17

 

Media

15,30

5.72

 

5,3

Promedio: 5,3 Mínimo: 5,17: Máximo: 5,48 Desv. Estándar: 0,02 Coeficiente de variación: 2,32

 

Fuente: Los autores

Tabla 10. Dureza 85 % HR.

 

Contenido de

Diámetro de

 

HB

Humedad

la huella

(kg /

Humedad la huella (kg / )

)

(mm)

 

Probeta 1

17,64

7,64

4,04

 

Probeta 2

17,73

7,74

4,22

 

Probeta 3

18,62

7,83

4,40

 

Probeta 4

18,12

7,71

4,18

 

Media

18,03

7,73

 

4,2

Promedio: 4,21 Mínimo: 4,04: Máximo: 4,40 Desv. Estándar: 0,15 Coeficiente de variación: 3,52

Fuente: Los autores

Tabla 11. Dureza 65 % HR.

 

Contenido de

Diámetro de

 

HB

Humedad

la huella

(kg /

Humedad la huella (kg / )

)

(mm)

 

Probeta 1

12,81

5,43

5,95

 

Probeta 2

12,04

5,62

5,52

 

Probeta 3

12,76

5,59

5,52

 

Probeta 4

12,72

5,51

5,77

 

Media

12,58

5,4

 

5,7

Promedio: 5,7 Mínimo: 5,52: Máximo: 5,95 Desv. Estándar: 0,21 Coeficiente de variación: 3,68

 

Fuente: Los autores

5.2.2

RESULTADOS TRACCIÓN

Tabla 12. Tracción estado verde.

 

Contenido de

Fuerza de

MOR

 

Humedad

Ruptura

(kg /

Humedad Ruptura (kg / )

)

(kg)

 

Probeta 1

31,45

620

765,43

 

Probeta 2

29,52

590

728,39

 

Probeta 3

29,14

540

666,66

 

Probeta 4

30,12

610

753,08

 

Probeta 5

31,32

710

876,54

 

Probeta 6

30,04

650

802,46

 

Media

30,27

620

765,43

 

Promedio: 765,43 Mínimo: 666,66: Máximo: 876,54 Desv. Estándar: 70,71 Coeficiente de variación: 9,24

 

Fuente: Los autores.

Gráfica 1. Tracción probeta 1 estado verde.

800 600 400 200 0 0 0,005 0,01 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
800
600
400
200
0
0
0,005
0,01
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 2. Tracción probeta 2 estado verde.

800 600 400 200 0 0 0,005 0,01 0,015 Esfuerzo (kg/cm^2)
800
600
400
200
0
0
0,005
0,01
0,015
Esfuerzo
(kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 3. Tracción probeta 3 estado verde

800 600 400 200 0 0 0,005 0,01 Esfuerzo (kg/cm^2)
800
600
400
200
0
0
0,005
0,01
Esfuerzo
(kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 4. Tracción probeta 4 estado verde

800 600 400 200 0 0 0,005 0,01 0,015 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
800
600
400
200
0
0
0,005
0,01
0,015
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 5. Tracción probeta 5 estado verde.

1000 800 600 400 200 0 0 0,005 0,01 0,015 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
1000
800
600
400
200
0
0
0,005
0,01
0,015
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 6. Tracción probeta 6 estado verde

800 600 400 200 0 0 0,002 0,004 0,006 Esfuerzo (kg/cm^2)
800
600
400
200
0
0
0,002
0,004
0,006
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Tabla 13. Tracción seca al aire.

 

Contenido de

Fuerza de

MOR

 

Humedad

Ruptura

(kg /

Humedad Ruptura (kg / )

)

(kg)

 

Probeta 1

14,46

1020

1259,25

 

Probeta 2

15,20

1110

1370,37

 

Probeta 3

15,21

1280

1580,24

 

Probeta 4

14,72

1210

1493,82

 

Probeta 5

14,96

1050

1296,29

 

Probeta 6

14,50

1050

1296,29

 

Media

14,84

1120

1382,71

 

Promedio: 1382,71 Mínimo: 1259,25: Máximo: 1580,24 Desv. Estándar: 127,82 Coeficiente de variación: 9,24

 

Fuente: Los autores.

Gráfica 7. Tracción probeta 1 seca al aire.

1500 1000 500 0 0 0,01 0,02 0,03 Esfuerzo (kg/cm^2)
1500
1000
500
0
0
0,01
0,02
0,03
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 8. Tracción probeta 2 seca al aire

1500 1000 500 0 0 0,005 0,01 0,015 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
1500
1000
500
0
0
0,005
0,01
0,015
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 9. Tracción probeta 3 seca al aire.

1500 1000 500 0 0 0,01 0,02 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
1500
1000
500
0
0
0,01
0,02
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 10. Tracción probeta 4 seca al aire

1500 1000 500 0 0 0,005 0,01 0,015 Esfuerzo (kg/cm^2)
1500
1000
500
0
0
0,005
0,01
0,015
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 11. Tracción probeta 5 seca al aire

1500 1000 500 0 0 0,01 0,02 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
1500
1000
500
0
0
0,01
0,02
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 12. Tracción probeta 6 seca al aire.

1200 1000 800 600 400 200 0 0 0,01 0,02 0,03 Esfuerzo (kg/cm^2)
1200
1000
800
600
400
200
0
0
0,01
0,02
0,03
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Tabla 14. Tracción 85 % HR

 

Contenido de

Fuerza de

MOR

 

Humedad

Ruptura(kg)

(kg /

Humedad Ruptura(kg) (kg / )

)

Probeta 1

18,59

774,71

956,44

 

Probeta 2

17,56

911,31

1012,57

 

Probeta 3

18,19

850,15

1049,57

 

Probeta 4

17,90

866,46

1069,70

 

Media

18,06

850,66

1022,07

 

Promedio: 1022,07 Mínimo: 956,44: Máximo: 1069,70 Desv. Estándar: 49,74 Coeficiente de variación: 4,87

 

Fuente: Los autores.

Tabla 15. Tracción 65 % HR

 

Contenido de

Fuerza de

MOR

 

Humedad

Ruptura(kg)

(kg /

Humedad Ruptura(kg) (kg / )

)

Probeta 1

12,88

968,39

1040,17

 

Probeta 2

11,39

1220,18

1506,39

 

Probeta 3

12,18

1233,45

1779,84

 

Probeta 4

11,79

1142,71

1415,12

 

Media

12,06

1141,18

1435,38

 

Promedio: 1435,38 Mínimo: 1040,17: Máximo: 1779,84 Desv. Estándar: 305,67 Coeficiente de variación: 21,30

 

Fuente. Los autores

5.4 RESULTADOS COMPRESIÓN PARALELA

Tabla 16. Compresión estado verde.

 

Contenido

Fuerza

Fuerza de

ELP

 

MOR

 

de Humedad

Proporcional

Ruptura

(kg /

de Humedad Proporcional Ruptura (kg / ) (kg / )

)

(kg /

de Humedad Proporcional Ruptura (kg / ) (kg / )

)

(kg)

(kg)

   

Probeta 1

32,96

2800

3100

311,11

 

344,44

 

Probeta 2

30,99

2600

3190

288.88

 

354,44

 

Probeta 3

27,83

2800

3320

333.33

 

368,88

 

Probeta 4

33,15

3000

2940

300.00

 

326,66

 

Probeta 5

30,16

2800

3130

311,11

 

347,77

 

Probeta 6

36,22

2800

3170

311.11

 

352,22

 

Media

31,885

2800

3141,66

311,11

 

349,06

 
 

Promedio: 349,06 Mínimo: 326,66: Máximo: 368,88 Desv. Estándar: 13,83 Coeficiente de variación: 3,96

 

Fuente: Los autores.

Gráfica 13. Compresión paralela al grano probeta 1 estado verde.

400 300 200 100 0 0 0,005 0,01 0,015 0,02 Esfuerzo ( kg/(cm^2)
400
300
200
100
0
0
0,005
0,01
0,015
0,02
Esfuerzo ( kg/(cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 14. Compresión paralela al grano probeta 2 estado verde.

400 300 200 100 0 0 0,005 0,01 0,015 0,02 Esfuerzo (kg/cm^2)
400
300
200
100
0
0
0,005
0,01
0,015
0,02
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 15. Compresión paralela al grano probeta 3 estado verde.

400 300 200 100 0 0 0,005 0,01 0,015 0,02 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
400
300
200
100
0
0
0,005
0,01
0,015
0,02
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 16. Compresión paralela al grano probeta 4 estado verde.

400 300 200 100 0 0 0,01 0,02 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
400
300
200
100
0
0
0,01
0,02
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 17. Compresión paralela al grano probeta 5 estado verde.

400 300 200 100 0 0 0,01 0,02 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
400
300
200
100
0
0
0,01
0,02
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 18. Compresión paralela al grano probeta 6 estado verde.

300 200 100 0 0 0,01 0,02 Esfuerzo (kg/cm^2)
300
200
100
0
0
0,01
0,02
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Tabla 17. Compresión paralela seca al aire.

 

Contenido

Fuerza

Fuerza de

ELP

 

MOR

 

de Humedad

Proporcional

Ruptura

(kg /

de Humedad Proporcional Ruptura (kg / ) (kg / )

)

(kg /

de Humedad Proporcional Ruptura (kg / ) (kg / )

)

(kg)

(kg)

   

Probeta 1

14,63

4400

4860

488,88

 

540,00

 

Probeta 2

16,41

4200

5090

466,66

 

565,55

 

Probeta 3

15,15

4200

4480

466,66

 

497,77

 

Probeta 4

13,14

4000

4730

444,44

 

525,55

 

Probeta 5

14,13

4600

4600

511,11

 

511,11

 

Probeta 6

14,35

4000

4330

444,44

 

481,11

 

Media

14,64

4233.33

4681.66

470,37

 

520.18

 
 

Promedio: 520,18 Mínimo: 481,11: Máximo: 565,55 Desv. Estándar: 30,30 Coeficiente de variación: 5,83

 

Fuente: Los autores.

Gráfica 19. Compresión paralela probeta 1 seca al aire.

600 400 200 0 0 0,02 0,04 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
600
400
200
0
0
0,02
0,04
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 20. Compresión paralela probeta 2 seca al aire.

600 400 200 0 0 0,005 0,01 0,015 0,02 Esfuerzo (kg/cm^2)
600
400
200
0
0
0,005
0,01
0,015
0,02
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 21. Compresión paralela probeta 3 seca al aire.

600 500 400 300 200 100 0 0 0,005 0,01 0,015 0,02 Esfuerzo (kg/cm^2)
600
500
400
300
200
100
0
0
0,005
0,01
0,015
0,02
Esfuerzo (kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 22. Compresión paralela probeta 4 seca al aire.

600 400 200 0 0 0,02 0,04 Deformación Unitaria (ε) Esfuerzo (kg/cm^2)
600
400
200
0
0
0,02
0,04
Deformación Unitaria (ε)
Esfuerzo (kg/cm^2)

Fuente: Los autores.

Gráfica 23. Compresión paralela probeta 5 seca al aire.

600 400 200 0 0 0,01 0,02 0,03 0,04 Esfuerzo (Kg/cm^2)
600
400
200
0
0
0,01
0,02
0,03
0,04
Esfuerzo (Kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)

Fuente: Los autores.

Gráfica 24. Compresión paralela probeta 6 seca al aire.

600 400 200 0 0 0,01 0,02 0,03 0,04 Esfuerzo (Kg/cm^2)
600
400
200
0
0
0,01
0,02
0,03
0,04
Esfuerzo (Kg/cm^2)

Deformación Unitaria (ε)