You are on page 1of 9
El Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF), es el instrumento regulador encargado de optimizar y racionalizar el uso del espectro radioeléctrico con el fin de satisfacer las necesidades de frecuencias que se requieran, tanto para los actuales servicios de radiocomunicaciones como para los servicios de radiocomunicaciones que puedan surgir en el futuro. Cada país tiene el deber de registrar ante los organismos competentes de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la asignación que hayan planificado para las frecuencias a nivel nacional. El Reglamento de Radiocomunicaciones de la UIT traza las pautas para la asignación de las frecuencias a nivel internacional. Estas pautas son recomendaciones que hace la ITU para la implementación de frecuencias a x servicios, pero no necesariamente el país debe adaptarse a las mismas sin embargo las normas adoptadas en el referido plan no deben de ser contrarias a las pautas trazadas por la ITU. A la Republica Dominicana por su ubicación geográfica le corresponde la Región 2 que es una de las tres regiones en las que la UIT ha dividido el mundo para los fines de la atribución de las bandas de frecuencias, la misma está conformada principalmente por el territorio continental e insular de América, incluida Groenlandia. Este Plan Nacional se aplica a todos los sistemas, equipos o dispositivos que emitan o reciban ondas radioeléctricas y que operen en la geografía nacional. Para llevar a cabo este proceso se toma en cuenta las opiniones de los diferentes entes relacionados al área de las telecomunicaciones, para lo cual se hace una consulta pública relativa a este mismo proyecto donde empresas relacionadas depositan sus respectivas opiniones, comentarios y observaciones también se considera el informe rendido por la Gerencia de Políticas Regulatorias, elaborado durante el proceso de revisión de los comentarios y observaciones, luego de reunirse con las gerencias de Concesiones y Licencias, Radiodifusión e Inspección y la Ley General de las Telecomunicaciones, número 153-98, del 27 de mayo de 1998, en sus disposiciones citadas. De igual manera este proceso se lleva a cabo tomando en cuenta el surgimiento y avance de nuevas tecnologías tratando de respaldar el crecimiento en el uso de los diferentes servicios como el internet y servicios de telefonía. Los servicios se han clasificados en: servicios primarios y servicios secundarios Los servicios secundarios no deben causar interferencia perjudicial a las estaciones de un servicio primario, no pueden reclamar protección contra interferencias perjudiciales, causadas por estaciones de un servicio primario a las, tienen derecho a la protección contra interferencias perjudiciales causadas por estaciones del mismo servicio o de otros servicios secundarios. El inicio del proceso de consulta pública para la modificación del Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF) del 2011 implico, entre otras acciones, la atribución de más espectro para la prestación de servicios móviles y de banda ancha. No sólo revoluciono la reasignación del espectro radioeléctrico sino que, además, contribuyo a atraer nuevas inversiones al sector telecomunicaciones del país. El objetivo primordial del PNAF 2011 aprobado el 26 de julio del 2011 fue la de facilitar el despliegue de nuevas tecnologías y el alcance y cobertura de los servicios de banda ancha a nivel nacional. Este nuevo plan se realizó debido a los análisis y estudios realizados por un grupo de expertos, consultores y técnicos, nacionales y extranjeros, que determinaron que el PNAF del 2002 no estaba acorde con los últimos desarrollos tecnológicos y que tampoco respondía a las actuales necesidades que demanda el mercado de las telecomunicaciones en el país. Los elementos particulares que conllevaron a la nueva propuesta de modificación del PNAF fueron:  El proceso de transición y migración de las transmisiones de radiodifusión televisiva de formato analógico al digital, advanced television system committee (ATSC). Esto conllevo a la liberación del segmento de frecuencia comprendido entre los 698-806MHz lo que significó que la introducción de la tecnología digital a la transmisión de televisión terrestre permitió una mayor eficiencia en el uso del espectro radioeléctrico  El índice de crecimiento de la telefonía móvil en la República Dominicana desde la entrada en vigencia del PNAF del 2002 fue vertiginoso, lográndose una teledensidad total superior al ciento por ciento (100%), lo que, unido al despliegue de tecnologías de acceso de banda ancha móvil, han contribuido a reducir la brecha de acceso existente en el país, gracias a su rápido despliegue y menores costos relativos de implementación, per ha aumentado en gran grado la demanda  A las recomendaciones emanadas y los por la Unión Internacional de las de Telecomunicaciones (UIT), demás organismos internacionales telecomunicaciones de los que la República Dominicana es miembro, las cuales exhortan a los países a liberar espectro radioeléctrico a los fines de atribuir más bandas de frecuencias al servicio móvil. Listado de las frecuencias que fueron cambiadas en el PNAF 2011. Como mencionamos antes a raíz de las modificaciones del Decreto 518-02 (PNAF 2002) surge el Decreto 520-11 (PNAF 2011), estos cambios reflejados en el PNAF 2011 van en conjunto al deseo y necesidad de ampliar el mercado de las telecomunicaciones. Ampliaciones que se fundamentaron en buscar la incursión de nuevas tecnologías en los servicios móviles, contribuyendo a la ampliación de la cobertura de los servicios de banda ancha y su penetración dentro del mercado dominicano. Todo esto lleva a discusión de un pliego de condiciones de la licitación pública internacional INDOTEL-LPI-003-2011 para poder designar un comité evaluador y llamar a convocatoria de la licitación, bajo la resolución No. 109-11 del INDOTEL se convoca a la licitación (INDOTEL/LPI-003-2011) ya con el pliego de condiciones de licitación aprobado en todas sus partes. Donde una licitación antes mencionada no es más que: “es el procedimiento administrativo para la adquisición de suministros, realización de servicios o ejecución de obras que celebren los entes, organismos y entidades que forman parte del Sector Público”(Referencia: Wikipedia.org), en este caso el estado a través del organismo gestor (INDOTEL) invita a las entidades, empresas e/o interesados a presentar propuestas para utilizar o explotar las bandas del espectro radioeléctrico de 941-960 MHz y 1710-1755 MHz/ 2110 - 2155 MHz dentro del territorio nacional. La resolución No. 109-11 se encarga de seis resoluciones importantes frente a la licitación aprobada: aprobar la misma, designar el comité evaluador, disponer la publicación de la presente tanto por periódicos de circulación nacional como la web del INDOTEL y el portal de Development Business, Autorizar la participación de inversionistas extranjeros según la Ley General de las Telecomunicaciones 153-98 (mandato en el literal “e”), declarar que la resolución es de obligado cumplimiento (Art. 99 Ley General de las Telecomunicaciones 15398) y ordenar a la directora ejecutiva del INDOTEL suministrar copia de la resolución a los observadores del proceso designados. El proceso de licitación depende de cada institución u organismos del estado, ya que estas poseen sus procedimientos determinados por una norma. El INDOTEL se aseguró que los licitantes sigan una serie de pasos para poder completar correctamente el procedimiento al licitar, auxiliándose de lo dictado por la resolución No. 129-04 (Reglamento para concesiones, inscripciones en registros especiales y licencias para prestar servicios de telecomunicaciones en la República Dominicana). Si el candidato o persona jurídica (empresa, entidad, institución u organismo sin fines de lucro) posee las cualidades, características y requisitos expuestos en la resolución artículo 19 sobre aspectos básicos de concesión. Debe cumplir con los requisitos de solicitud de concesión que presenta el artículo 20, donde establece que toda solicitud debe contener como mínimo las informaciones generales, informaciones técnicas e informaciones legales necesarias según el documento. Estas concesiones se realizan para obtener la licencia para operar en las bandas de frecuencias que el INDOTEL ha licitado en concepto de concurso público, luego de depositada la información pasa a la mesa de la comisión evaluadora designada según las resolución No. 109-11. El deber de la mesa es intervenir en el procedimiento, este comité tiene a su cargo analizar y evaluar las ofertas tanto en la etapa de calificación como en la fase de apreciación de las propuestas económicas, además asesora y prepara la documentación: circulares, enmiendas y documentos con los resultados como instrumentos de sustento para las decisiones del Consejo Directivo. En la etapa de calificación es aquella donde se evalúan los perfiles de cada postulante a la licitación para determinar si poseen los requerimientos dentro del pliego de condiciones de la licitación, los que superan esta etapa pasan a la de propuestas económicas que es donde a modo de subasta cada licitante ofrece una suma de dinero por la licencia de operar dentro de las bandas de frecuencias que están siendo licitadas. Como mencionamos la publicación de la LPI-003-2011 buscaba la presencia de nuevas tecnologías móviles en el país para la ampliación del mercado de las telecomunicaciones, Orange (Orange Dominicana, S.A.), Claro (Compañía Dominicana de Teléfonos, S.A.) y VIVA (Trilogy Dominicana, S.A.) fueron las entidades licitantes que completaron el registro para la licitación respondiendo al llamado público del INDOTEL, el resultado de esa etapa de clasificación fue dado en la resolución de la Dirección Ejecutiva del INDOTEL 003-2012 donde da validación a la documentación presentada por los oferentes y después de haber sido evaluada, los cataloga como aptos para presentar Oferta Económica dentro del margen del proceso de licitación. Se procedió a informar a los observadores activos del proceso pertenecientes a Participación Ciudadana y FINJUS (Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc.), a los concesionarios y a la prensa escrita. Anterior a la calificación de las entidades mencionadas como oferentes de la LPI-003-2012, surgen un grupo de empresas contrarrestando la licitación alegando que poseen título de asignaciones dentro de los rangos que están siendo ofertados por el INDOTEL. Todo eso se detalla en la resolución de consejo directivo 023-12, donde se resalta que el Grupo Telemicro y Servicios Amplios de Teléfonos, C. POR A. (SATEL), Corporación Dominicana de Radio y Televisión, C. POR A. (Color Visión) y Circuito Arcoíris de Televisión, Canal 49 UHF poseían título o asignaciones de frecuencias dentro de los rangos ofrecidos. Telemicro (SATEL): 941 – 945 MHz, 956 – 960 MHz y 2110 – 2120 MHz; Color Visión: 2150 – 2198 MHz; y Circuito Arcoíris: 2130 – 2166 MHz, las anteriores eras las frecuencias de las que alegaban titularidad las empresas ya mencionadas. En respuesta a la oposición de licitación del Circuito Arcoíris, el Consejo Directivo dictó la resolución No. 124 – 11 donde declaro que esta no poseía la calidad ni el derecho para participar en dicho proceso. Más tarde a las empresas opositoras se le suma Grupo Supercanal que dice titular en las frecuencias de 2150 – 2162 MHz, donde Teléfonos del Caribe, S. A. (TELCA) pretende operar. Aun dentro de toda la confusión y disputa las demandantes de la LPI-003-2012 presentaron sus Ofertas Técnicas, días después Trilogy Dominicana (VIVA) pide a INDOTEL aclaración y solución de conflictos con las entidades en desacuerdo o titulares de bandas que están siendo licitadas, todo esto antes de que se entregue el sobre B con la Oferta Económica. Bajo ese mismo tono los presidentes y/o representantes de CLARO y ORANGE se unieron al presidente de VIVA y depositaron ante el Consejo Directivo, la necesidad de que INDOTEL arreglara los conflictos encontrados con las empresas afectadas por la licitación. INDOTEL emite la resolución No. 124-11 para suspender provisionalmente el proceso de licitación convocado a través de la resolución No. 109-11, debido a los conflictos con empresas que poseen titularidad ante bandas de frecuencias ofrecidas en licitación por el organismo gestor, el INDOTEL deja claramente entendido en este documento que ha suspendido el proceso bajo definición de provisionalidad y sin prejuzgar los reclamos y solicitudes presentes en torno a la Licitación Pública Internacional 003-2011. La provisionalidad de la suspensión del proceso es considerando asegurar la integridad del objeto litigioso (suspensión en via de recurso) o a garantizar la imposición del INDOTEL como órgano superior (suspensión como medida de tutela o control). Los conflictos habidos por esta licitación tienen fuertes razones, pues dentro de estas bandas a ofertar se puede desarrollar la tecnología LTE o 4G (comercialmente) la cual es el siguiente paso que ya han dado muchas comunicadoras y fabricantes de equipos alrededor del mundo. La batalla de Claro contra Orange, sobre los servicios de 4ta generación prestado por Orange Dominicana para muchos no estuvo clara, ya que ambas mantenían argumentos que podían interpretarse de formas diferentes. En especial las declaraciones argumentadas por Orange quien utilizo información que podría resultar un poco ambigua, pudiendo llegar a crear gran confusión a sus usuarios. El 2 de julio Orange dio a conocer que brindaría este servicio, también afirmaba que ofrecería servicios de 4G a cinco (5) localidades de santo domingo, y que esto lo haría a través de la frecuencia 1800 MHz la cual fue legalmente adquirida por estos en el año 2004. Posteriormente a esto Claro abogo para que el INDOTEL tomara medidas para verificar que esta prestación de servicio se estuviera haciendo respetando las regulaciones y lo dispuesto en la resolución 037-11. Dentro del PNAF del 2011 se dispone en la nota DOM47 que las bandas 1720-1730 MHz pareada con 1815-1825 MHz pareada (banda que Orange utilizaba para brindar dicho servicio de 4G) están atribuidas al servicio móvil, lo que llevo a acusar a Orange de un posible uso irregular del espectro radioeléctrico, sumándole a esto que según la resolución 109-11 donde se aprueba el pliego de condiciones y se convocó a la licitación pública internacional INDOTEL/LPI-003-2011 para la explotación de frecuencias radioeléctricas en las bandas 941960 MHz y 1710-1755 MHz / 2110-2155 MHz, en todo el territorio nacional, es decir, que Orange estaba prestando este servicio dentro de una frecuencia que está llamada a ser licitada y por lo cual el hecho de utilizarla se considera penable. Orange dominicana como prestadora de servicios, ofrecía a los usuarios lo siguiente: El cliente adquiere un servicio de Internet 3G de 25 GB, la prestadora le facilita dos dispositivos de conexión USB (3G y el 4G-LTE). El servicio 3G tiene una capacidad que supera a los 25 GB, cuando se agota la misma el servicio sufre una degradación a 250 kbps de velocidad. El 4G-LTE funciona inmediatamente el usuario recibe el USB referido anteriormente, a modo de prueba por un periodo de 6 meses, con una velocidad promedio de 30 Mbps. Después de concluir dicho periodo de prueba y siempre que los planes 4G ya estén vigentes, el usuario sería contactado por un representante de la concesionaria, informándole que ya la plataforma 3G no estará disponible y tendría la opción de escoger el plan de su conveniencia para contratar el servicio 4G. El servicio en sí que se ofrecía no era 4G sin embargo la página web de Orange declaraba como 4G a cualquier servicio que permita alcanzar velocidades entre 21 y 42.2 Mbps, al tiempo que anuncian que el modem USB3G+ permite velocidades de hasta 42Mbps. De seguir esta lógica, la empresa podría decir que sus servicio de internet móvil 3G+ es a su vez un servicio 4G, ambigüedad que podría terminar perjudicando al usuario que al contratar 4G, tenga la expectativa de recibir un servicio de mayor calidad al que actualmente se encuentra disponible. Orange omitió mucha información que confundía y perjudicaban al usuario ya que no se les proveían todas las condiciones que aplicaban para la oferta de 4G LTE. En este sentido toda práctica tendiente a perjudicar o eliminar a los competidores y/o confundir al usuario y/o a procurarse una ventaja ilícita, está clasificada según la Ley General de Telecomunicaciones, No. 153-98 como una práctica desleal. En base a esto el Consejo Directivo, considero suficiente lo dicho anteriormente para aplicar la Solicitud de Medidas Cautelares promovida por CLARO, conforme las disposiciones constitucionales y legales vigentes. Por lo que se le ordeno a Orange eliminar toda publicidad concerniente al servicio 4G/LTE salvo algunos tipos de medios de comunicación como las vallas. Orange nunca desmintió este argumento, sin embargo solicito que se rechace la solicitud de medidas cautelares de Claro por el mal uso del espectro electromagnético, de manera íntegra, por estar mal fundada, carecer de toda base legal y probatoria, por incorrecta e impropia formulación de calificaciones jurídicas, así como escasear de fundabilidad de hecho y derecho, pertinencia procesal y seriedad; siendo por tanto improcedente. Finalmente se acogió parcialmente las conclusiones presentadas por Claro y se declaró que existen indicios de un posible uso irregular del espectro radioeléctrico, así como una probable amenaza o vulneración a los derechos de los usuarios que consumen el producto denominado de “Cuarta Generación” o “4G LTE” prestado por Orange Dominicana, S.A. La resolución 113-12 toca este conflicto entre Orange y el INDOTEL, al final la primera debió rendirle cuentas no solo al organismo gestor del estado sino a sus usuarios que habían contratado dicho servicio. Orange Dominicana, S.A. arremate contra esta resolución emitiendo un documento dirigido al Consejo Ejecutivo del INDOTEL bajo el concepto de reconsiderando, donde emitía su opinión sobre las medidas tomadas por el INDOTEL ante las acciones de la compañía. INDOTEL dicta la resolución 149-12 donde le da el visto de bueno y valido al reconsiderando de Orange pero sigue manteniendo su postura ante la suspensión de servicio, además de revoca la posibilidad de vulneración pero que se mantendrá en pie las sanciones por mal uso del espectro radioeléctrico. En conclusión podemos hacer denotar que la administración, mantenimiento y asignación del espectro radioeléctrico es una tarea que conlleva una complejidad más allá de lo técnico y conceptos del área de telecomunicaciones, tocando muy a fondo términos legales y relacionados al admito jurídico. El PNAF tiene como fin ser ese documento guía, mandatorio y reglamentario para regir el mundo de las radiofrecuencias. La importancia que exhibe este para las telecomunicaciones dentro del territorio dominicano es muy grande, lo cual lo constituye como una pieza clave dentro de la industria.